Anda di halaman 1dari 19

Generalidades

Las estructuras de las albañilerías armadas empleando bloques de hormigón


han demostrado, además, una buena capacidad de resistencia sísmica,
especialmente si se adoptan, buenos procedimientos constructivos. Una
comprobación de estos hechos lo constituyen las conclusiones obtenidas en el
sismo de 1985.

Debe señalarse, además, su menor costo frente a la albañilería de ladrillos,


derivada de sus características de peso y dimensiones, que permiten un uso
significativamente menor de mano de obra para su manipulación y de mortero
de pega por unidad de superficie de muro.

En contraposición, su empleo requiere de técnicas simples, pero más


cuidadosas para su recepción, mantenimiento y empleo en obras

Por otra parte, el empleo de los bloques de hormigón puede adaptarse a todas
las formas constructivas que requieren la participación de la albañilería, sea
ésta simple, armada o reforzada, entendiéndose como tales las que
corresponden a las siguientes definiciones:
- albañilería simple: es la constituida mediante bloques de hormigón
adheridos entre si mediante un mortero denominado de junta. Puede ser
resistente o no, de acuerdo a su espesor
- albañilería armada: es la formada básicamente por una albañilería simple
de calidad resistente, la cuál lleva insertas armaduras en alguno de los
huecos de los bloques, embebidas en un mortero u hormigón de relleno de
esos huecos
- albañilería reforzada: es la formada por una albañilería simple confinada por
elementos de hormigón armado.
Dimensiones de los bloques

Las dimensiones básicas de los bloques huecos deben atenerse a las siguientes
pautas:

medida Dimensiones Tolerancias (mm)


(mm)
Largo 390 3mm
Alto 190 3mm
Ancho 240 190 140 3mm
Espesor cáscara 38 32 25
Espesor tabiques 29 25 25
Dimensiones huecos Min 50

La norma establece, además, otras condiciones de medidas para los bloques


constituidos por cáscaras compuestas, las cuales no se incluyen por tratarse de
elementos no empleados en nuestro pais

Resistencia
La resistencia mínima a compresión de los bloques empleados en la albañilería
armada debe ser de 5.0 MPa (aproximadamente 50kg/cm.). La norma
establece para ella una fracción defectuosa de 4%, valor que debe ser
ratificado por el proyectista.
Absorción y humedad

La absorción de los bloques no debe excederse de 240 kg/ de hormigón. La


norma NCh 1928 define que para la albañilería armada esta valor es valido
cuando la densidad del hormigón del bloque esta comprendida entre 1700 y
2000 kg/m, pudiendo aumentarse a 290 kg/m de hormigón si la densidad de
este ultimo es inferior a 1700 kg/m y debiendo reducirse a 210kg/m si su
densidad es mayor que 2000kg/m.

Estos limites de absorción y humedad son importantes desde el punto de vista


del control de la contracción de los bloques producidas por variaciones de
humedad una vez colocados estos en la albañilería

Por este motivo, la norma NCh 1928 señala que cuando en un proyecta deban
exigir limitaciones especiales de la retracción lineal, la humedad de be cumplir
las condiciones especificadas en la norma ASTM C 90. Esta norma
estableceque, de acuerdo al valor de retracción lineal que estime necesario
exigir el proyectista y a las condiciones de humedad del sitio de la obra, la
humedad máxima de los bloques no debe exceder de los valores que se
tabulan a continuación:

Porcentaje máximo de humedad (promedio de 3 bloques)

Condiciones de humedad del sitio de la obra


Retracción lineal Humedad Media Seca
establecida (HR> 75%) (HR> 50 < 75%) HR<50%
(u/m)
450 - 650 45 40 35
300 – 450 40 35 30
< 300 35 30 25

A titulo informativo se incluye en forma resumida las condiciones exigidas para


los ladrillos cerámicos que se utilicen en las albañilerías armadas, en la tabla
siguiente:

Requisitos geométricos para los ladrillos y bloques


Aptos para albañilerías armadas
Bloques y área neta :mayor que 50% del área bruta
Ladrillos huecos para armadura :-área : mayor de 22cm.
- dimensión min. :5 cm.
Ladrillos cascaras : espesor mínimo : 19 Mm.
Tabiques : espesor mínimo : 13 Mm.

Otras características no normalizadas.

- aislacion térmica: la aislacion térmica de un material determinado puede


medirse por medio de sus coeficientes de transmisibilidad U y resistencia
termina R.
El primero mide la cantidad de calor que es capaz de circular por unidad de
superficie, de tiempo y de diferencia de temperatura entre las caras calientes y
frías del elemento.

La resistencia térmica se calcula como valor reciproco de la transmisibilidad.


Presenta con respecto a ésta la ventaja de que en elementos compuestos de
materiales distintos, la resistencia total puede calcularse como la suma de las
resistencias individuales de los componentes.

Valores de resistencia termica

Valor de R (ºC, h, m/kg-cal)

Ancho bloque bloques bloques Relleno


(mm) hormigón hormigón hormigón
convencional liviano liviano
90 0.237 0.420 0.390
140 0.260 0.456 0.600
190 0.295 0.466 0.768
240 0.330 0.608 0.930

Loa valores indicados para el bloque de hormigón convencional son similares a


los posibles de obtener con un muro de ladrillo del mismo espesor, con la
ventaja adicional para el bloque de aumentar significativamente su capacidad
aislante mediante un relleno de material liviano.

-aislamiento acústica: la determinación de la calidad de aislamiento acústica


de un material se relaciona con su capacidad de absorción de energía y de
intensidad de las ondas acústicas

la perdida de intensidad de las ondas acústicas se miden a través de la


variación de su presión, expresada en decibeles, entre las caras opuestas de la
pared desde el punto de emisión y el de recepción.

Para los muros de bloques de hormigón convencionales, de espesor de


alrededor de 20 cm, estos parámetros tienen los valores aproximados que se
indican a continuación:

- coeficiente de absorción de energía acústica: 0.27 (aprox. 1.5db)


- coeficiente de pérdida de intensidad acústica: 50db

en lo que concerniente a los valores señalados para la absorción acustica, aun


cuando son relativamente bajos, pueden señalarse que son equivalentes a los
otros materiales empleados con fines similares a la construcción ( ladrillos,
cerámicos, maderas)
Resistencia al fuego

La resistencia al fuego de un material se determina mediante un ensayo que


consiste en someter una muestra a un ciclo normalizado de temperaturas, con
un máximo de 1200ºC, en un horno de temperatura controlada.

Se evalúa a través del tiempo necesario para el cumplimiento de cualquiera de


las tres condiciones siguientes:

- falla estructural bajo la carga de diseño


- elevación máxima de temperatura producida por la transmisión de calor,
considerándose como máximo aceptable una elevación media de 121ºC o
una local de 163ºC
- paso de llamas o gases calientes

Con fines comparativos entre distintos tipos de materiales, se acostumbra


expresar su resistencia al fuego en función de un factor denominado espesor
equivalente. Esta se define como el espesor de material sólido existente en el
camino del flujo calórico, necesario para quese produzca la elevación máxima
de temperatura aceptada en el ensayo de resistencia al fuego en un lapso de
tiempo.

El espesor equivalente para muros construidos con bloques de hormigón puede


estimarse a partir de los valores que se indican en la siguiente tabla:

Resistencia 1 2 3 4
al fuego (hr)
Espesor 8 10 13 17
equivalente

Considerando el espesor sólido de los tabiques que constituyen un bloque,


estas cifras indican que la resistencia al fuego de un muro simple de albañilería
de bloques alcanza valores similares a uno hora.
Los valores indicados pueden aumentarse significativamente si se procede a
rellenar los espacios huecos de los bloques, caso en el cual su resistencia al
fuego puede estimarse que aumentara a los siguientes valores:

Ancho del 240 190 140


bloque (hr)
Resistencia al 5 4 3
fuego(h)

Mortero de junta
Los bloques constituyentes de una albañilería se adhieren entre si mediante un
mortero de cemento.este mortero debe desempeñarse adecuadamente las
funciones que le corresponden y que, en líneas generales son las siguientes:

- producir la adherencia entre bloques a fin de que trabajen en forma


monolítica
- sellar las juntas entre bloques
- compensar las diferencias de dimensiones existentes entre bloques.
Para obtener estas propiedades del mortero debe poseer ciertas condiciones
mínimas de trabajabilidad, adherencia y resistencia, que deben ser estudiadas
convenientemente, para lo cual existen ciertas reglas y principios mínimos, que
se resumirán en los párrafos que siguen

Trabajabilidad: el mortero debe tener una trabajabilidad tal q se extienda con


facilidad y cubra la superficie de los bloques que se van a adherir entre si, sin
escurrir excesivamente al ser presionado por estos durante la colocación. Lo
anterior implica una fluidez y consistencia apropiada para este objeto, la que
deben ser obtenidas mediante una cantidad conveniente de agua y una
granulometría apropiada de los materiales sólidos (arena, cemento y
eventualmente adiciones)

Adherencia: la adherencia del mortero esta destinada a producir la ligazón


mecánica entre los bloques componentes de la albañilería. La adherencia del
mortero debe ser estudiada tanto a través de sus propiedades en estado
fresco como endurecido

Cuando se encuentra en estado fresco, la adherencia se relaciona con la


retentividad de agua del mortero. Esta influye en dos formas, primero,
precaviendo la rigidizacion de la mezcla, derivada de la absorción de agua por
parte del bloque inferior, y por otra , reduciendo la exudación, que conduce a
una junta débil entre el mortero y el bloque superior.
En el estado endurecido, la adherencia esta directamente relacionada con la
resistencia mecánica del mortero, que puede medirse a través de su resistencia
a la compresión

Resistencia: la resistencia del mortero de junta es necesaria tanto del punto de


vista de la adherencia, como para asegurar que la albañilería de la que forma
parte tenga la resistencia prevista

Condiciones de los componentes del mortero


Cemento: para la confección de los morteros de junta puede utilizarse
cualquiera de los tipos de cemento nacionales existentes en el mercado. Sin
embargo, son generalmente preferibles los cementos del tipo corriente sobre
los de alta resistencia, ya que su menos costo unen las características de ser
de fraguado mas lento, lo cual permite un mayor tiempo de empleo en obra sin
perder la trabajabilidad de la mezcla en estado fresco.

Áridos: la practica habitual en nuestro país es utilizar un solo árido, de


grunolometria fina (arena9. esta árido deberá cumplir los mismos requisitos
generales establecidas para los áridos para hormigones en la norma NCh 163,
las cuales pueden resumirse como se indican:

i) contenido máximo en peso de material fino interior a 0.080 Mm.: 3%


ii) contenido de impurezas orgánicas inferior al correspondiente al color
limite amarillo claro del patrón Standard definido en NCh 167
iii) contenidos de sales solubles sulfatos: inferior a 600g/m de mortero
Sulfuros: inferior a 1800g/m de mortero
iv) pérdida de peso por desintegración por sulfato de sodio (magnesio):
10% (15%)
v) contenido máximo en peso de carbón y lignito: 1 %
vi) absorción máxima de agua en peso: 3%

En lo que concierne a su granulometría, la norma NCh 1928 recomienda


que ella quede comprendida en la banda definida por los siguientes limites:

Granulometría de la arena para mortero de junta

Tamaño (Mm.) Porcentaje que pasa en peso


5 100
2.5 95 - 100
1.25 70 - 100
0.63 40 - 75
0.315 10 - 35
0.160 2 - 15
Es conveniente observar que las granulometrías extremas de las bandas
conducen a módulos de finuras comprendidos entre 1.75 y 2.83, es decir
más finas que lo habitual para la confección de hormigones

Agua: el agua para los morteros de junta debe cumplir las mismas
condiciones establecidas para el agua empleada en la confección de
hormigones, las cuales están definidas en la norma NCh 1498 y pueden
resumirse en la forma que se indica a continuación:
- el empleo de agua potable es aceptable sin análisis de verificación.
- No pueden emplearse aguas con contenidos de azucares (sacarosas o
glucosas)
- Las aguas desconocidas deben ser sometidas a análisis químicos,
debiendo cumplir los siguientes requisitos mínimos:
· ph comprendido entre 6 y 9.2
· contenido de sólidos en suspensión inferior a 2000 mg/l
· contenido de sólido disueltos inferior a 15000 mg/l
· Si el contenido de sólidos disueltos es superior a 5000 mg/l, el
contenido de sulfato, expresado como So2 debe ser inferior a 600 g/l de
mortero
· Contenido de materias orgánicas inferior a 5 MG/l

Aditivos y adiciones: se consideran como aditivos a aquellos productos que


añadidos en pequeñas proporciones en el mortero modifica algunas de sus
características. Su gama es muy variada, incluyendo entre otros los
plastificadotes, acelera dores, retardadores, incorporadotes de aire,
impermeabilizantes, expansores etc.
Su empleo debe considerarse solo en casos especiales, ya que normalmente el
mortero puede cumplir satisfactoriamente las condiciones previas sin utilizarlos.
En el caso de recurrir a su uso, es conveniente solicitar información al
proveedor respecto de sus características y de los ensayos de laboratorio
efectuados para verificarlas y para determinar sus proporciones de uso o en
caso de no existir esos antecedentes, someterlos a ensayos para determinar su
aplicabilidad. Debe señalarse que un aditivo cuyo uso puede resultar
conveniente para mejorar la consistencia del mortero es el incorporador de aire.
Sin embargo, debe recordarse que su empleo produce una reducción de la
resistencia, la que debe ser compensada aumentando la dosis del cemento.

El material mayormente utilizado por este objeto es el cal hidratada en sus


formas hidráulicas o aéreas, cuyas especificaciones químicas y físicas
aparecen detalladas en NCh 1928. de estas estipulaciones conviene destacar
las siguientes, por permitir apreciar en un caso particular la calidad de la cal a
utilizar:
- porcentaje máximo de material de tamaño superior a 0.080 Mm.
· Cal aérea: 10% · Cal hidráulica: 15%
_ retentividad según ASTM C 91:
· Cal aérea: 85% · Cal hidráulica: 75%

Dosificación de los morteros de junta

El mortero de junta debe dosificarse para cumplir principalmente las


condiciones de trabajabilidad y resistencia previstas. Una propiedad
dosificación que contemplé dichos factores permite adicionalmente obtener una
retentividad y durabilidad adecuada, ya que estos últimos están fuertemente
relacionados con los primeros.

La trabajabilidad debe determinarse de manera que el mortero cumpla las


siguientes condiciones:
- capacidad de sustentación en superficies verticales
- fluidez adecuada para un fácil esparcido, pero sin que escurra al colar las
hiladas sucesivas sobre el

Como elementos de medir la trabajabilidad se ha utilizado normalmente la


mesa de sacudidas según ASTM C 230, estableciéndose para este patrón
de medida un valor de 130% como aceptable para la fluidez de un mortero
de junta. Paralelamente, también se ha empleado el asentamiento en el
cono de abrams para este mismo objeto, indicándose en este caso valores
de 5 a 7 cm como aceptables.

En base al criterio expuesto es posible definir en forma estimativa la


dosificación de un mortero de junta, con una fluidez aproximada en 5 cm de
asentamiento de cono, de acuerdo a la tabla que se inserta a continuación:

Dosificacion del mortero para R28= 150 kg/cm


(Cantidad en kg/m )

Cemento Cal Agua Arena


420 420 290 860
360 180 285 1220
375 0 280 1500
Morteros y hormigones de rellenos
Los huecos de los bloques en que van colocadas las armaduras deben ser
rellenadas mediante hormigón o mortero. Este relleno permite, además de
aumentar su resistencia, mejorar otras propiedades, tales como su aislamiento
térmico y acústico, su resistencia al fuego, etc.
Para lograr su objetivo el material de relleno debe tener las condiciones de
trabajabilidad y resistencia compatibles con la obtención del relleno total de los
espacios en que va colocado y con el rol estructural de la albañilería de que
forma parte.

Condiciones de los componentes de los morteros y hormigones de relleno

Cemento: las condiciones que debe cumplir el cemento son similares a las
indicadas en los componentes del mortero, sin embargo, en algunos casos
particulares puede resultar convenientes el empleo de cementos de alta
resistencia, aspectos que deberán evaluarse de acuerdo al programa de
construcción previsto y las exigencias del proyecto estructural.

Áridos: debe agregarse a lo allí señalado las pertinentes al árido grueso, en


caso de preverse su utilización, y modificar las condiciones de granulometría
señaladas para el árido fino estas condiciones señaladas o modificadas pueden
resumirse como sigue:

- requisitos generales del árido grueso:


· Contenidos máximos en el peso de material fino inferior a 0.080 Mm.: 1.0%
· Pérdida de peso por desintegración mediante sultato de sodio(magnesio):
12% (18%)
·absorcion maxima de agua en peso: 2%
- requisitos de granulometría:
La granulometría de los áridos deberá quedar comprendida dentro de la
siguiente banda:

Granulometría áridos mortero u hormigón relleno


Porcentajes que pasan
Abertura tamiz (Mm.) Arena gravilla
12.5
10.0 100 100
5.0 95 - 100 90 - 100
2.5 80 - 100 10 - 30
1.25 50 - 85 0 - 10
0.63 25 - 60 0 - 5
0.215 10 - 30
0.160 2 - 10

Agua: el agua para los morteros y hormigones de relleno deberán cumplir las
mismas condiciones señaladas en las condiciones de los componentes del
mortero

Aditivos: para el empleo de aditivos en los morteros y hormigones de relleno


se pueden seguir las mismas pautas señaladas en las condiciones de los
componentes del mortero
Dosificación de los morteros y hormigones de relleno
Los morteros y hormigón de relleno cumplen una función específica y
totalmente diferente de la del mortero de junta, por lo tanto estos últimos no
deben ser utilizados en reemplazo de los primeros.

Los morteros y hormigones de relleno deben dosificarse de manera que tenga


una adecuada trabajabilidad para su colocación en los espacios generalmente
pequeños que quedan en el interior e las albañilerías e bloques y para que
puedan ser adecuadamente compactados en su sitio de colocación, ya sea en
forma manual o mediante vibraciones de inmersión de pequeño diámetro

Por las razones anteriores, el tamaño máximo del árido mas grueso debe ser
adecuado a la menor dimensión de los espacios huecos que quedan en el
interior de las albañilerías. Este aspecto no ha sido hasta la fecha totalmente
reglamentado, estimándose que dicho tamaño máximo debería limitarse un
valor comprendido entre 1/3 y 1/5 de la menor dimensión del espacio libre a
rellenar.

Adicionalmente, para lograr un buen llenado de los huecos es conveniente que


el material de relleno tenga una fluidez apropiada a la dimensión de los
espacios a rellenar. Dado que esta es habitualmente pequeña y de acceso
relativamente difícil, es conveniente que dicha fluidez sea alta, estimándose
apropiados unos 13 a 18 cm cuando se utiliza varillado para este objeto.

Esta alta fluidez no debe ser obstáculo para que el material de relleno tenga la
resistencia previa, la cual para albañilería armadas han sido establecida en un
mínimo de 17.5 MPa (175 kg/cm) medida a 28 días en cubo de 20 cm de arista.

Para determinar la dosificación de los morteros pueden utilizarse en primera


aproximación las cantidades que se indican en la tabla siguiente, estimadas
para un mortero de razón cemento/arena 1/· en peso, que se considera
apropiada para los morteros de relleno:

Dosificación mortero u hormigón relleno

Proporciones cemento/arena = 1/3 en peso


Fluidez C F A r
s(cm)
15 490 1470 305 265
18 480 1450 315 245
20 475 1425 325 230

Nomenclatura:
s : fluidez medida mediante el asentamiento de cono
C: dosis de cemento en kg/m
F: dosis de arena en kg/m
A: dosis de agua en l/m
R: resistencia estimada a 28 días en cubo de 20 cm de arista para obtener la
resistencia especificada
Armaduras: las barras de acero utilizadas en conexión con las albañilería de
bloques huecos de hormigón son fundamentalmente de tres tipos:
Barras de acero estructural: estan constituidas por barras que cumplen la
norma NCH 204, LAS CUALES SON USADAS PARA LAS SIGUIENTES
FUNCIONES.
- ARMADURAS RESISTENTES, CUYA CUANTIA Y DISTRIBUCION SE
DETERMINA MEDIANTE CALCULO
- ARMADURA DE REPARACION, PARA LA ABSORCION DE EFECTOS
SECUNDARIOS, PRINCIPALMENTE LA RETRACCION HIDRAULICA Y
TERMICA
- ARMADURAS HORIZONTALES PARA ABSORCION DEL ESFUERZO DE
CORTE EN FORMA DE ESCALERILLAS
- ARMADURA LOCALES PARA ABSOCION DE EFECTOS
CONCENTRADOS EN PUNTOS SINGULARES (HUECOS DE VENTANA Y
PUERTAS)

MALLAS PREFORMADAS. SON AQUELLAS QUE CUMPLEN LA NORMA


ncH 218, Y SE UTILIZAN PRINCIPALMENTE COMO ARMADURAS
HORIZONTALES PARA LA ABSORCION DEL ESFUERZO DE CORTE EN
FORMA DE ESCALERILLA Y COMO ARMADURA DE LIGAZON.

Pletinas. Están constituidas por láminas metálicas de acero estructural, que


se emplean como armaduras de ligazón.

Fachadas
Carpeta
De
Albañilería

Integrantes
- José Luis Argandoña
- carolina Porcile
- Cristian Cuadra
- Maria José Salazar
Conceptos generales

Para el diseño de las estructuras de albañilería armada a base de bloques de


hormigón son aplicables los conceptos generales de diseño estructural, pero
tomando en consideración las particularidades que presentan los bloques en
cuanto a sus características físicas.

Determinación de las cargas actuantes sobre la estructura

Las cargas actuantes sobre una estructura son normalmente de los siguientes
tipos:
- peso propio de los elementos constituyentes.
Para el cálculo del peso propio de los elementos constituidos mediante
bloques de hormigón con relleno parcial, como es el caso de las albañilerías
armadas puede considerarse en primera aproximación de densidad de
1000kg/m
- sobre cargas de uso.
En edificios deben utilizarse los valores establecidos en NCh 1537. Para otras
estructuras debe recurrirse a la información técnica específica existente.
- cargas de viento, nieve y sísmicas.

Determinación de las solicitaciones

En base a las tensiones máximas determinadas para cada elemento y a las


tensiones admisibles del material constituyente se determina sus dimensiones
y armaduras.

Para las dimensionamiento es necesario conocer la calidad resistente de los


materiales componentes de la estructura, los cuales para los elementos
construidos a base de albañilería armada están establecidas en NCh 1928, la
cuál fija como pauta básica para esta diseño las siguientes:
- el cálculo debe efectuarse de acuerdo al método elástico, ya que las
tensiones admisibles definidas en la norma son validas para este
procedimiento de cálculo.
- La rotura debe producirse en forma dúctil, motivo por el cual deben
respetarse estrictamente las disposiciones relativas a tensiones admisibles
y cuantías mínimas.
- Debe considerarse una estructuración racional, utilizando una educada
cantidad y distribución de muros resisten, de manera de evitar sobre
tensiones en algunos elementos y torsiones en planta causadas por las
solicitaciones sísmicas.

La norma establece además una significativa deferencia entre las tensiones


admisibles de acuerdo a la calidad de la supervisión existente durante la
construcción, reconociendo así la especial importancia de la calidad de
ejecución. Para este objeto se define como inspección especializada la
presencia permanente en obra de un inspector experimentado, aprobado por el
proyectista, aceptándose en este caso tensiones admisibles iguales al doble de
las validas para el caso de inexistencia de dicha inspección

Finalmente debe indicarse que las tensiones admisibles son definidas en


función de la resistencia prismática de la albañilería, la cual se mide en forma
establecida en la misma norma NC 1928, reproduciendo un trozo de albañilería
mediante un prisma formado con los bloques, en la forma indicada en la figura

Ensayo de resistencia prismática

A continuación se tabula los aspectos principales incluidos en NCh 1928 en


relación con las tensiones admisibles. Para el calculo de los valores señalados
en esta tabla es conveniente efectuar ensayos con los elementos que empleara
para la construcción de la obra, pero en una primera aproximación pueden
considerarse como probables las resistencias prismáticas controladas en una
investigación piloto desarrollada en 1982 en los laboratorios de IDIEM y
DICTUC, bajo el auspicio del ministerio de la vivienda, los que indicaron los
siguientes resultados:

Valores de resistencia prismatica (MPa) obtenidos experimentalmente


Para bloques huecos de hormigón de 19x19x39 cm

Condición de los huecos Promedio r. caracteristicas


(frac. Defect. 10%)
Sin relleno de hormigón 4.5 3.8
Con relleno de hormigón 12.5 11.0
Albañilería tensiones admisibles (MPa) según NCh 1928

Tipo de esfuerzo con inspección Sin inspección espec.


especialisada
Compresión axial en 0.2 fm [1 – (h/40t) ] Bajar a 50%
muros
Compresión axial en (0.18fm + 0.65pgfs)[1- Bajar a 50%
columnas (h/40t)]
Compresión- flexion 0.33 fm con un max. De Bajar a 50%
6.3
Esfuerzo de corte
- sin armadura de
corte
-- elementos en flexion 0.09

Nomenclatura:
Fm: resistencia prismática
PG: cuantía de la armadura
V: esfuerzo de corte solicitante
Fs: tensión admisible armadura
H: altura, longitud de pandeo, distancia libre
M: momento flector
D: altura útil de una viga o columna, longitud de un muro
T: espesor de un muro, menor dimensión de una columna

Por su parte, en lo que concierne a modulo de elasticidad, la norma NCh 1929


establece los valores siguientes:

Albañilería:
- para calculo de propiedades dinámicas y distribución de carga sísmica E =
1000 fm (MPa)
- para diseño elástico de albañilería sin relleno E = 700fm (MPa)
- para diseño elástico de albañilería con relleno E = 800 fm (MPa)

Armaduras:
E = 2.1x10 MPa
Además de los valores señalados para las tensiones admisibles, la norma
establece una serie de condiciones que deben respetarse para el
dimensionamiento de los distintos elementos estructurales.
Las condiciones generales mencionadas en la norma se resumen en la figura,
debiendo tenerse presente que algunos puntos indicados en ella son cumplidos
de por si por las albañilerías formadas a base de bloques huecos de hormigón.
En cuanto a las condiciones especificas de cada tipo de elemento estructural,
por si naturaleza, escapan del alcance del presente texto, debiendo ser
consultadas en la mencionad norma o en los textos especializados sobre la
materia
Otras solicitaciones. Junta de contracción

Además de las solicitaciones provenientes del peso propio y las cargas


actuales, en toda estructura deben considerarse las solicitaciones producidas
por las condiciones ambientales prevalecientes en la zona donde esta ubicada,
y que son principalmente las provocadas por las variaciones de humedad y
temperatura, y las derivadas de la retracción hidráulica del hormigón de los
bloques y de los morteros de junta y de relleno

Cuando estas variaciones se traducen en contracciones del muro de


albañilería, según sea el grado de confinamientos a que este sometido, se
producirán tensiones de tracción de mayor o menor longitud, las cuales deben
determinarse en forma coordinada entre si.

Desde el punto de vista de la ubicación de las juntas de tracción en la


estructuras de la albañilería armada, se considera valido el criterio general que
la distancia máxima entre ellas no debe exceder de 15 cm., ni de 7.5m. De las
esquinas extremas de las obra. Este criterio, si bien es aplicable en las
situaciones normales de temperaturas y humedades, debe ser examinado con
detención en condiciones ambientales que se aparten sensiblemente de las
condiciones medias, casos en los cuales deben considerarse reducciones de
dichas hasta en un 50%, además de los antecedentes expuestos en 2.1c sobre
humedad de los bloques para limitar se retracción hidráulica propia

Igualmente, la disposición de juntas de contracción debe concordarse con su


ubicación obligada en algunos puntos singulares de las estructuras,
principalmente en los siguientes:

- cambios de sección en altura


- cambios de espesor
- en la continuación de junta de fundación, cielo y pisos
- en los extremos de los vanos
- a una distancia máxima de esquina y cruces de muros igual a 0.5 veces la
distancia calculada entre juntas

Para una adecuada aplicación de estos criterios deben considerarse


paralelamente las exigencias de armaduras mínimas para las obras de
albañilería armada que se señalan posteriormente en el párrafo designado
disposiciones constructivas

Elementos no estructurales

Se consideran como elementos no estructurales aquellos que, forman parte de


la obra, no están destinados a recibir cargas verticales ni traspaso de cargas
provenientes de los elementos principales. Los elementos no estructurales
deben también cumplir ciertas condiciones mínimas, que pueden resumirse en
la siguiente forma:

- espesor mínimo: 9 cm. o 1/36 de la menor distancia entre apoyos


- armadura mínima: 0.04% de la sección bruta medida perpendicularmente a
la armadura
- deformación lateral máxima: 1/500 de la distancia entre apoyos laterales
verticales u horizontales
Detalles constructivos

Adicionalmente a las condiciones establecidas por el dimensionamiento de las


estructuras de albañilería armada, en su diseño es necesario respetar algunas
disposiciones constructivas que son de aplicación general en obras de
albañilería armada. A pesar de que los esquemas que se presentan se han
dibujado para estructuras correspondientes a viviendas, ellos son también
validos para otros tipos de estructuras, con las adaptaciones que correspondan
a su forma geométrica

Para una mayor claridad, se presentan en forma grafica en las figuras que se
incluyen anexas, y correspondientes a los casos que se describen a
continuación:

Disposición típica de una estructura de vivienda.


Esta figura muestra en forma esquemática la disposición que debe darse a las
armaduras de una estructura de albañilería ramada a base de bloques de
hormigón. En particular, se hace notar la disposición que debe adoptarse en los
encuentros de muros y en los vanos. En estos últimos, además, pueden
observarse el empleo de bloques de formas especiales, para la ubicaron de
elementos accesorios, como son en este caso puertas y ventanas

Conceptos para el diseño estructural

Armadura típica de un muro de albañilería armada.


Esta figura es complementaria de la anterior y nuestra en elevación una
disposición típica de armaduras en un muro de albañilería armada. Se
observan aquí igualmente las armaduras dispuestas en los cruces de muros y
en los costados verticales y horizontales de los vanos, cuya disposición debe
cumplir las cláusulas de NCh 1928 que se indican demás de las cuantías que
determine el cálculo para las armaduras estructurales

En relación con las armaduras, además es necesario respetar ciertas reglas


relativas a cuantías mínimas y disposición, las que pueden resumirse como se
señala a continuación:

- cuantías mínimas, expresadas como porcentaje de la selección bruta del


muro:
· Armaduras verticales y horizontales individualmente : 0.06%
· Suma de las armaduras verticales y horizontales : 0.15%
- separación máxima entre armaduras verticales y horizontales (adoptar la
(Adoptar la menor):
· 6 veces el espesor del muro
· 1.2 m
- diámetro mínimo:
· Armadura vertical: 8mm
- recubrimiento mínimo de las armaduras horizontales:
· Muros expuestos a la intemperie 16mm
· Muros no expuestos a la intemperie 12mm

Esta figura muestra disposiciones adecuadas para el empalme de las


armaduras horizontales en zonas de encuentro de muros de albañilería
armada: se consideran dos alternativas de enlace: una empleando bloques
especiales con un rebaje para dejar pasó a las armaduras y otra con las
armaduras embebidas en el mortero de junta.
De estas disposiciones la primera debe ser preferida, por ser
estructuralmente mas adecuada. Sin embargo, para edificios de baja altura,
igual o inferior a dos pisos, pueden estimarse que la segunda proporciona
suficiente seguridad, siempre que las armaduras queden debidamente
embebidas y centradas en el mortero de junta.

Armaduras de vigas y cadenas


En esta figura se señalan disposiciones de armaduras para la formación de
vigas y cadenas en estructuras de albañilería armada, incluyendo su enlace
con una losa de hormigón armado. También las disposiciones señaladas
requieren de bloques de dimensiones especiales o, en su defecto, de
bloques preparados en obra por medio de recortes con disco

Detalles constructivos de junta de contracción


Esta figura señala algunas disposiciones utilizadas en la juntas de
contracción de obras de albañilería. Ellas deben ubicarse en la posición
establecida en el proyecto, en general cumplimiento las condiciones
analizadas para este objeto en el párrafo de conceptos generales. Para su
empleo es conveniente considerar que algunas de ellas necesitan e bloques
de formas especiales que, al no estar disponibles, deben ser separados en
obras haciendo cortes con discos. La figura indicada además una
disposición adecuada para obtener continuidad en las armaduras
horizontales que atraviesan la junta.
Disposición constructiva para muros no estructurales ( panderetes)
En esta figura aparece una disposición constructiva para muros no
estructurales de una obra, que asegura una buena estabilidad sísmica del
muro, mediante una ligazón adecuada con los elementos estructurales
adyacentes. Se hace nota las condiciones de dimensiones mínimas
señaladas en la figura