Anda di halaman 1dari 3

La Precesión de los Equinoccios

ó la Retrogradación del punto Aries

La Precesión es un fenómeno muy dificil de explicar y muy dificil de entender. Pero creemos que
es imprescindible hablar de el,para después comprender todo el problema que vamos a analizar
de las constelaciones que el Sol recorre a lo largo del año y el porque están cambiadas respecto
de las que ocupaban hace ahora 2000 años

Lo descubrió Hiparco en el siglo ll a.C., al comparar observaciones realizadas por él, con otras
anteriores de los caldeos (700 años a.C.) y dedujo un cierto valor para esa variación. El
descubrimiento de Hiparco, se debió en parte a la observación de las distintas duraciones del año
trópico y sidéreo

Definimos como año trópico, el tiempo que transcurre entre dos pasos del Sol por el punto Aries y
el sidéreo, el intervalo tomando como referencia una estrella. Aunque después definiremos este
punto Aries que también se denomina "punto vernal" o "equinoccio de primavera" podemos decir
que es la intersección del plano del Ecuador y de la Eclíptica. Observó que ambos años eran
distintos, lo que le hizo pensar en ese movimiento del punto Aries, en sentido contrario al del Sol. y
que es la causa de la precesión. Sabemos que el movimiento de la Tierra alrededor del Sol, se
realiza por un plano que se llama Eclíptica, y que también es el plano por el que el Sol se mueve
aparentemente alrededor de laTierra.

Hiparco, en el año 141 a.C., hizo observaciones de una gran precisión que se utilizaron muchos
siglos después. En efecto, dejó calculada la longitud de la estrella "alfa" de la constelación de
Virgo, cuyo valor L1 (longitud eclíptica) = 174o 7' 30", aprovechó Maskeline astrónomo inglés en
1802 para deducir en función de la longitud de la misma estrella calculada por él L2= 201o 4' 41",
la variación anual de dicha coordenada. Es decir, si dividimos 26o 57' 11", por el número de años
transcurridos 1943, obtenemos un valor muy próximo a 50", que representa el desplazamiento
anual del punto Aries en sentido retrógrado sobre la Eclíptica.

Se demuestra que la perturbación debida al Sol y conocida como precesión solar, es de unos 16"
y la de la Luna de unos 34". Por tanto la precesión general luni-solar, vale unos 50". Es fácil ver,
que a razón de 50" por año, el tiempo que tardará el polo P, en recorrer la circunferencia completa
alrededor del polo de la Eclíptica, será de 26.000 años.

A pesar de que Hiparco, no dedujo un valor correcto para la Precesión, no por ello hemos de
admirar menos a aquellos hombres que, con los elementos de que disponían, descubrieron un
fenómeno de tan pequeña magnitud.

El problema de la "Precesión", entra dentro de la Mecánica celeste y es de una gran dificultad. Es


un problema que se estudia bajo el nombre de "movimiento o efecto giroscópico", el cual origina
un par perturbador que se manifiesta por una aceleración complementaria perpendicular al plano
determinado por la fuerza de atracción y el eje del mundo. Este problema se sale totalmente del
nivel que pretendemos dar a estas notas.

Quizás, la consecuencia más interesante de la precesión, es el cambio de los signos del Zodíaco.
Definimos como Zodíaco, una zona limitada por dos planos paralelos a la Eclíptica de latitudes
respectivas ±8o, zona en la cual están las órbitas de los planetas más importantes. Todos excepto
Plutón.

Pues bien, desde que en la época de Hiparco se eligen estas constelaciones y se las hace
corresponder a cada uno de los meses del año, han transcurrido más o menos 2.140 años que
multiplicados por la variación anual debido a la precesión que es de 50,4" resultan
aproximadamente 30o. Por tanto, desde aquella época, se ha desplazado el punto Aries una
constelación prácticamente y cuando el Sol se encuentra en el Equinoccio de primavera, o sea,
coincide con el Ecuador, la constelación sobre la que se proyecta no es la de Aries, sino la de
Piscis.

En la figura apreciamos cómo en la antigüedad, el polo estaba en Pl y el Ecuador en la posición


indicada, y actualmente, el polo ha pasado a P2, y el Ecuador ha bajado, por lo que la intersección
de este plano con la Eclíptica que es el Equinoccio de Primavera, ha pasado de estar dentro de
Aries a estar dentro de Piscis. Cuando el Sol se encuentra en ese punto, lo que ocurre hacia el 21
de marzo, empieza en nuestro hemisferio la primavera y en el otro hemisferio, el otoño. Como
complemento a lo dicho, será bueno dar algunas ideas:

1.- Primero vemos la Tierra, en el centro de la figura, en que hemos resaltado su forma elipsoidal,
(siempre hemos estudiado que es achatada por los polos). Precisamente ese abultamiento
ecuatorial es el que hace que al actuar sobre él, la atracción del Sol y la Luna, el polo se vaya
moviendo (como se mueve una peonza, cuando la lanzamos sobre el suelo), dando lugar a la
Precesión.

2.- Como el eje del mundo (recta PP'), es siempre perpendicular al plano del Ecuador, al pasar el
polo de P1 a P2, el Ecuador pasa de la posición que ocupaba hace ahora 2.000 años (la
superior,en rojo), a la que actualmente ocupa (posición inferior en verde).

3.- Como consecuencia y dado que el "punto Aries" o "Equinoccio de Primavera", siempre es la
intersección de la Eclíptica con el Ecuador, si hace 2.000 años estaba en la constelación de Aries,
ahora, estará en la constelación de Piscis.

Con esta figura, podríamos hablar del movimiento de rotación de la Tierra, que realiza alrededor
de su eje y que da lugar a los días. También del movimiento de traslación (aparente) del Sol
respecto a la Tierra, que da lugar al año. También hemos creído conveniente indicar, que todas las
constelaciones del cielo están definidas por la Unión Astronómica Internacional, desde hace más
de 70 años, (concretamente en el añ o 1927) y sus bordes son meridianos y paralelos celestes.
Por tanto, se conoce con total precisión, el momento en que el Sol en su caminar, (aparente) por
la Eclíptica alrededor de la Tierra, va entrando y saliendo en cada una de las constelaciones del
Zodíaco. Podemos decir, aunque después lo iremos desgajando en cada una de las trece
constelaciones zodiacales, esas fechas y los días en que el Sol se encuentra dentro de cada una:

Piscis, del 11 de marzo al 18 de abril (39 días).


Aries, 18 de abril al 13 de mayo (25 días).
Tauro, 13 de mayo al 20 de junio (38 días).
Gemini, 20 junio al 19 de julio (29 días).
Cancer, 19 julio al 9 agosto (21 días).
Leo, 9 agosto al 15 septiembre (37 días).
Virgo, 15 septiembre al 30 de octubre (45 días).
Libra, 30 octubre al 22 noviembre (22 días).
Scorpio, 22 noviembre al 29 noviembre (8 días).
Ophiuchus, 29 noviembre al 15 diciembre (17 días).
Sagitario, 15 diciembre al 19 enero (36 días).
Capricornio, 19 enero al 16 febrero (29 días).
Acuario, 16 febrero al 11 marzo (23 días).
.
Es claro que en unas constelaciones el Sol se encuentra muchos dias y en otras pocos, Es esto
debido a que cada constelación tiene unas dimensiones diferentes por la forma en que se
definieron sus bordes, como hemos dicho, por la Unión Astronómica Internacional. Y ya vamos a
comenzar a describir cada una de las trece constelaciones que configuran el Zodíaco, empezando
por Piscis