Anda di halaman 1dari 21

UNIVERSIDAD DE PANAMÁ

VICE RECTORIA DE INVESTIGACIÓN YPOST GRADO


CENTRO REGIONALUNIVERSITARIO DE PANAMÁ OESTE
POST GRADO EN DOCENCIA SUPERIOR

MODALIDAD SEMI PRESENCIAL

COMUNICACIÓN Y TECNOLOGÍA EDUCATIVA


EDS605

TEMA: PRINCIPIOS QUE DEBE ASUMIR EL EDUCADOR DEL SIGLO XXI

ESTUDIANTES: AROSEMENA, MIRIAM CÉD.2-119-383


DE LEON, ITZANIA CED.4-713-1701
VÁSQUEZ, ROGELIO CED.8-160-254

MGTER BERTHA AYALA DE MEDRANO

FECHA DE ENTREGA
30 de Abril de 2010
INDICE GENERAL

Pag.
INTRODUCCIÓN…………………………………………………………….. 2

I. EL EDUCADOR DEL SIGLO XXI…………………………………..… 4

1. Elementos fundamentales del educador del siglo xxi… 4


2. El educador del siglo xxi debe ser una persona resilente…. 6
3. El educador del siglo xxi tiene control de las emociones…. 8
4. El educador del siglo xxi es un profesional con vocación… 9
5. ¿Cuál es el principio de un buen educador?...................... 11

II. Ocho hábitos extremadamente efectivos para los profesores


del siglo xxi…………………………………………………………. 14

1. Adaptarse
2. Ser visionario
3. Colaborar
4. Asumir riesgos
5. Aprender
6. Comunicar
7. Modelar el comportamiento
8. Liderar

Conclusión
Bibliografía

1
INTRODUCCIÓN

Iniciaremos nuestra intervención definiendo el vocablo educación, el cual


etimológicamente procede del latín “educatio”, que quiere decir acto de criar y por
extensión formación del espíritu, instrucción.

El Diccionario de la Real Academia de la lengua la define como: crianza,


enseñanza y doctrina que se da a los niños y jóvenes y como instrucción por
medio de la acción docente.

Antiguamente la enseñanza era solo de transmitir conocimiento, hoy en día no es


así, se enseña a tener procesos cognitivos, estimulando al participante que se
reflexivo y crítico proviniéndoles herramientas para la solución de problemas. Es
por esto que la educación tiene un carácter práctico, puesto que pretende producir
ciertos efectos sobre la realidad, también tiene una dimensión especulativa teórica
y es normativa, porque reflexiona sobre lo que debe ser.

Este trabajo va dirigido más que todo a la preparación de los futuros profesionales
de la educación con la finalidad primordial de ofrecer, entre otras, nociones
generales de cómo deben ser los principios que debe asumir el educador del siglo
XXI.

El Educador del siglo XXI debe ser un docente capacitado para ofrecer una
educación de calidad, entendiendo por educación de calidad aquella que responde
mejor a las necesidades del educando y de la sociedad.

Este educador debe estar bien preparado en su materia, además debe poseer un
amplio conocimiento general, debe comprender el papel de la escuela en la
sociedad y debe tener un concepto adecuado de si mismo y ser capaz de
gobernar adecuadamente su clase. Todo educador conoce los principios básicos
del aprendizaje y aplica técnicas efectivas de instrucción; Es un coordinador y
promotor de la creatividad y su enseñanza va más allá de una transmisión de
contenidos. Es un verdadero formador que compromete su ética a través de sus
actitudes, y a la vez, sirve como mediador entre actitudes estimulantes y el
individuo. Es un educador que sabe identificar el material educativo adecuado y lo

2
trasmite a través de las herramientas y recursos que mejor respondan a las
necesidades e intereses de los estudiantes. Es capaz de comprender e identificar
las necesidades educativas de sus estudiantes y a la vez organizar las
experiencias de aprendizaje que las satisfagan, así como de evaluar su eficiencia.

En este trabajo, le explicaremos los elementos fundamentales del educador del


siglo XXI, como lograr las normas y como ser mejor controlando las emociones.

El educador tiene que tener vocación y ser un profesional, dentro del contexto del
trabajo estaremos explicando sobre los principios de un buen educador y los
ochos hábitos efectivos en los profesores del siglo XXI.

3
I. EL EDUCADOR DEL SIGLO XXI

1. Elementos fundamentales del EDUCADOR DEL SIGLO XXI:

El educador del siglo XXI debe ser un líder potencialmente positivo

El líder se caracteriza por tener una visión claro de hasta dónde quiere que su
grupo llegue y de cómo puede alcanzar dicha meta. Posee un gran sentido de
responsabilidad y facilidad para la toma de decisiones. Es una persona que da
confianza, cree en el valor de sus objetivos y en la capacidad de los niños para
alcanzarlos y, además, asume la responsabilidad de que lo logren. Debe estar
convencido de que el proceso para lograr los objetivos será muy satisfactorio. El
papel del educador como líder consiste en facilitar el proceso para que los
estudiantes produzcan los objetivos por sí mismos. El es capaz de definir
claramente cuál es la responsabilidad y el rol o papel de cada uno en el proceso:
los padres, los estudiantes, la institución y el educador

El educador, tiene la responsabilidad de tratar a los estudiantes con respeto y


permitir que su dignidad se mantenga intacta, aún en periodos de conflicto.

1. Debe estar convencido de la necesidad de monitorear el progreso de sus


estudiantes.

4
2. Debe usar la acción correctiva en situaciones de conflicto, apreciar a sus
estudiantes en público y los reprime en privado.

3. El educador líder consigue que sus estudiantes hagan lo que él desea y


además logra que lo realicen bien.

4. El educador siente que ningún esfuerzo es en vano, hace partícipes a los sus
estudiantes, con iniciativas, cree en el criterio de que el éxito no sólo significa
hacer las cosas bien sino disfrutar del proceso.

5. El buen líder logra que sus estudiantes realicen su objetivo por motivación y no
por reprensión.

6. El educador líder tiene la responsabilidad de ganarse el respeto de sus


estudiantes a través de su conducta

¿Cómo lograrlo?

Cumpliendo con las siguientes normas:

• Ser responsable al cumplir con los deberes que le correspondan.

• Creer en lo que se desea lograr y estar convencido de la importancia de los


resultados que se quieren alcanzar.

• Lograr que los alumnos produzcan.

• Asignar responsabilidades a cada uno.

• Tratar con respeto y dignidad.

• Utilizar acciones correctivas.

• Apreciar en público y reprender en privado.

• Incentivar la iniciativa en los estudiantes.

• Evaluar el progreso de los estudiantes.

• Poner todo su esfuerzo para ser un ejemplo positivo para los alumnos.

• Presidir con imparcialidad.

5
• Mantener un alto grado de motivación en cada uno de sus estudiantes.

• Incluir a sus estudiantes en el planeamiento de los proyectos.

• Tener un buen carácter, vivir bajo la norma de la integridad, es decir, conducirse


con honestidad y hablar con la verdad.

• Pedirle a sus estudiantes lo que él o ella también esté dispuesto a Hacer.

2. El educador del siglo XXI debe ser una persona RESILENTE

Carlos es un educador de una escuela pública. Él tuvo una infancia muy difícil, su
maestra constantemente lo regañaba y lo hacía ver como un perdedor, reprobó su
tercer grado y su padre los abandonó cuando él tenía 10 años. Su situación
familiar fue muy penosa. Pese a ello, desde joven Carlos fue muy responsable y
trabajador, le gustaba ayudar a los niños que tenían dificultad en la escuela.
Actualmente, es muy buen esposo y padre.

Su trabajo en la escuela es muy arduo, no recibe un buen salario, no cuenta con


muchos recursos para trabajar, la mayoría de niños que asisten a su salón vienen
de hogares con problemas socioeconómicos muy complejos.

Como educador es muy responsable, los niños lo aprecian mucho y sus


estudiantes están muy motivados. Su grupo siempre es el más disciplinado y él
logra que sus estudiantes aprendan. El maestro Carlos es una persona
RESILENTE.

Resilencía es una palabra que se relaciona con elasticidad; es la capacidad de


recuperaci6n a pesar de la adversidad.

6
Ej. #2: Descripción de un niño sobre la maestra perfecta.

Un educador resilente es capaz de adoptar una actitud positiva y emprendedora


ante los desafíos que se le presentan en la formación de sus estudiantes.

Ej. #3: Nota de una maestra a su alumna.

¿Cómo lograr ser mejor?

Tenga un alto sentido de responsabilidad frente a los desafíos que se le


presentan.

Tenga un propósito y encamine esfuerzos para alcanzarlo. En este proceso,


diríjalo a ayudar a los demás.

Esfuércese por aprender de sus errores y de las malas experiencias o vivencias


en su vida.

7
Involúcrese con gente positiva, tenga amigos que lo apoyen y ayuden, aléjese de
la gente que le hace daño.

Hable consigo mismo en una forma positiva. Sea consciente de sus reacciones y
trate de no proceder ante las situaciones sin antes tomarse el tiempo para
evaluarlas.

3. El Educador del Siglo XXI tiene control de las emociones

Lo emoción es lo que nos mueve y junto


con los sentimientos nos da energía para
poner la mente a funcionar. Las
emociones intensas perjudican la
capacidad de percibir y pensar con
lucidez y se convierten en un obstáculo
para la resolución de problemas,
interfiriendo en la capacidad de
reaccionar adecuadamente.
Ej. #4: Dibujo de su maestra realizado por un niño de III grado.

Es importante enfrentar y aceptar los sentimientos, buscar las alternativas de


ayuda y la causa de las emociones. Los problemas son inevitables en la vida de
una persona. Por eso, es muy importante encontrar formas adecuadas de
enfrentarlos.

Tomar conciencia y aceptar tanto los sentimientos que nos dominan como
los que nos permiten tener mayor control de las emociones.

¿Cómo lograrlo?

• Desarrolle la habilidad de controlarse frente al enojo. Deténgase y planee cómo


enfrentar el conflicto.

8
• En la resolución de un problema nadie tiene que sentir que pierde. Aprenda una
forma efectiva y práctica de solucionar problemas, identificando el problema y las
posibles soluciones.

• Aprenda a escuchar el punto de vista del otro.

• Identifique las diferentes formas en que las personas expresan el enojo.

• Maneje el conflicto usando la calma y analizando las necesidades del otro, sin
necesidad de agredir física o verbalmente a los demás.

• Si aprende a resolver conflictos de manera efectiva, puede llegar a establecer


mejores relaciones interpersonales y tener más posibilidades de experiencias de
logro.

• Esto le dará mayor seguridad y como resultado, su estima se fortalecerá.

4. El Educador del Siglo XXI es un profesional con vocación

Como profesional, este educador está bien preparado


en su asignatura. Tiene amplia educación general,
comprende el papel de la escuela en la sociedad,
mantiene un concepto adecuado de sí mismo,
gobierna eficazmente su salón de clase, comprende
los aspectos básicos del proceso de aprendizaje y
pone en práctica técnicas efectivas de instrucci6n.

Es un formador, pues no sólo se centra en trasmitir


información, sino que también asesora y guía, pues
comprende su ética a través de sus actitudes. El
educador se convierte en un mediador entre el
individuo y la información, de manera que no sólo trasmite la información, sino que
la suministra de forma que responda a las necesidades e intereses de los
estudiantes y de la sociedad. Por eso, es necesario que el educador esté en
condiciones de comprender e identificar las necesidades educativas de sus

9
alumnos, de organizar sus experiencias de aprendizaje y de evaluar su
efectividad.

El enojo es una reacción emocional natural que por sí sola no es dañina, lo


malo es cómo se maneja el propio comportamiento cuando se está enojado.

Un profesional de la educación sabe cómo valorar y aprovechar cada


experiencia o situación para el aprendizaje.

La maestra María les explicó a los niños


el concepto de lo que era una montaña y
les solicitó que copiaran el concepto del
tablero e hicieran un dibujo de una
montaña. María, una de sus alumnas,
cuidadosamente dibujó una montaña
usando su regla. Su maestra enojada le
llamó la atención y le criticó su dibujo, diciendo que las montañas no eran
triángulos.
E1. #5. Dibu1o de una montaña hecha par una niña de III grado.

¿Cómo lograrlo?
• Mantenerse en un aprendizaje continuo.
• Leer a menudo y actualizarse.
• Utilizar su conocimiento y creatividad cotidianamente para alcanzar sus objetivos.
• Aprender cada día de sus experiencias de trabajo.
• Mantener la ética profesional en todo momento.
• Reconocer debilidades y buscar ayuda.
• No involucrar sus situaciones personales con sus tareas y responsabilidades
profesionales.
• Realizar sus tareas por convicción y no por obligación.
• Planificar su trabajo con tiempo.
• Ser organizado con su tiempo y trabajo.

10
• Resolver con objetividad y eficiencia los problemas cotidianos.
• Experimentar la realización personal en la labor profesional.
• Tener una actitud de determinación para enfrentar los retos.
• Establecer una buena comunicación con los estudiantes, compañeros de trabajo
y padres
de familia.
• Saber trabajar en equipo.
• Saber delegar funciones y responsabilidades.
• Presentar nítidamente los trabajos, por pequeño que sean.

El maestro del siglo XXI posee vocación, disfruta de lo que hace y además tiene la
habilidad de convertir el proceso de aprendizaje en una experiencia positiva.

Recientes investigaciones, indican que la motivación de los estudiantes para el


aprendizaje se fundamenta en dos factores importantes, que influyen en la
habilidad del estudiante para

triunfar en sus estudios:

• La autoestima y
• La adecuación de la enseñanza escolar a la capacidad de aprendizaje.

5. Cuál es el principio de un buen educador?

El principio o idea básica que ha de tener un buen educador que se


considere como tal es que está tratando con seres humanos, y explícitamente
con niños y adolescentes lo cual conlleva una serie de condiciones que se han de
tener en cuenta:

11
1. Dejar de lado la antigua idea de educación basada en la transmisión de
unos conocimientos obligatorios para cada edad, y centrarse más en la
dimensión humana de los alumnos, estimulando de esta manera su
capacidad de razonar, las técnicas para aprender, las expectativas de los
alumnos, solucionando su preocupaciones, explicándoles lo que van a
encontrar en la vida.
2. Creación de un currículo personal, es decir, una planificación de cómo
actuar en cada estudiante teniendo en cuenta diversos aspectos como su
situación personal, la capacidad u estilo de aprendizaje, capacidad de
concentración. De esta manera se ha de procurar planificaran los
contenidos que se le han de administrar y efectuar una evaluación personal
de tal individuo.
3. Dimensiones del adolescente que se han de tener en cuenta: 1. Dimensión
individual, ya que en todo momento hay que tener en cuenta que son
personas, y jamás debemos codificarlos. Se han de tener en cuenta sus
sentimientos, emociones, expectativas y ayudarlo a construir su
personalidad.2. Dimensión social del alumno en todos los sentidos, desde
la integración de este en un colectivo social como los valores sociales y
culturales que el adolescente debe aprender para desarrollarse en esta
sociedad.
4. Recordar que cada niño es diferente del resto, y por tanto existe una
diversidad de alumnos, todos ellos con capacidades, dificultades,
motivaciones diferentes. No es aconsejable tomar decisiones por sí mismo,
sino que es bueno consultar con otros educadores sobre como orientar la
educación de esta persona, qué técnicas utilizar, por lo que se ha de dar un
trabajo en equipo a nivel interdisciplinario. A veces es bueno tener dudas
sobre cómo actuar ante una determinada situación, ya que mostramos
nuestra preocupación por guiar lo mejor posible a esta persona.
5. El educador ha de tener unas técnicas adecuadas para tratar con
estudiantes de todas las edades, técnicas para educar, técnicas para
fomentar su estudio, es decir, debe poseer una formación técnica necesaria

12
para la educación, no limitándose y conformándose únicamente al título
universitario correspondiente.
6. El alumno no debe ver al profesorado como una figura de poder, a la cual
respetar, obedecer, y del mismo modo el profesor no ha de considerar al
alumno como “uno más” al qué evaluar. Dicho en otras palabras, no debe
existir mucha distancia entre ambos, sino que el profesor ha de conectar
con sus alumnos, hacerles ver que pueden contar con él para lo que
quieran. Se ha de producir un acercamiento por las dos partes para que la
educación del alumno sea más fructífera.
7. No cabe duda que el profesor tiene la obligación de educar al niño, con el
cual pasa bastante horas al cabo de la semana, pero no olvidemos que las
otras figuras por excelencia encargadas de la educación de los niños son
los padres, por lo tanto es necesario que padres y profesores estén en
contacto, para comentar, evaluar y deliberar sobre el aprendizaje y
crecimiento personal que esté realizando el adolescente.
8. Parece difícil de creer todavía en los tiempos actuales, que el contexto
social no considere con la suficiente importancia el papel fundamental que
juega la escuela en el desarrollo personal de los adolescentes. Parece
que a veces olvidamos los factores de maduración personal, adquisición de
una identidad, adquisición de un razonamiento que se dan en la educación
escolar, y en algunas ocasiones, todavía prevalecen las calificaciones como
un objetivo escolar.

13
II. Ocho Hábitos Extremadamente Efectivos Para Los Profesores Del
Siglo XXI

EL EDUCADOR DEL
SIGLO XXI

LAS CARACTERISTICAS

ADAPTARSE LIDERAR

MODELAR EL
COMPORTAMIENTO

COLABORAR COMUNICAR

ASUMIR APRENDER
RIESGOS

14
¿Cuáles son las características que se esperaran ver en un educador de éxito
en el siglo XXI?

Estas son las siguientes:

1. Adaptarse

Los educadores también deben ser capaces de adaptarse a una experiencia en la


enseñanza dinámica.

Cuando todo va mal en una clase, cuando las tecnologías fallan, el espectáculo
debe continuar.

2. Ser Visionario

La imaginación es un componente crucial del educador de hoy y de mañana.

Los educadores deben ver a través de las disciplinas y a través de los planes de
estudio, sino que hay que ver el potencial de las herramientas emergentes y las
tecnologías web, abordar todas estas y manipularlas para servir a sus
necesidades.

Si nos fijamos en las tecnologías emergentes que actualmente vemos, ¿cuántas


se han desarrollado para la educación?

15
El profesor visionario puede mirar a las ideas de otros y contemplar cómo
usarlas en su clase.

3. Colaborar

- como educadores debemos ser capaces para aprovechar estas herramientas de


colaboración para mejorar y cautivar a nuestros estudiantes.

Los educadores también deben ser colaboradores:

• Compartir,
• Contribuir,
• Adaptarse
• Inventar.

4. Asumir Riesgos

Hay tanto que aprender. ¿Cómo puedes, como educador, saber todas estas
cosas?

• Debes asumir riesgos y, a veces entregarte a los conocimientos de los


alumnos.
• Tener una visión de lo que quieres y lo que esta tecnología puede lograr,
• Identificar las metas y facilitar el aprendizaje,
• Utilizar los puntos fuertes de los nativos digitales para entender y
navegar en nuevos productos, los unos enseñan a otros,
• Confiar en tus estudiantes.

5. Aprender

16
Los educadores esperan que sus alumnos sean aprendices de por vida. Los
profesores deben seguir absorbiendo experiencias y conocimientos, también. Ellos
deben tratar de mantenerse al día.

Para ser un maestro, debes aprender y adaptarte a medida que los horizontes
cambian el paisaje.

6. Comunicar

Para tener en cualquier lugar y en cualquier momento de aprendizaje, el


maestro debe estar en cualquier lugar y en cualquier momento.

El maestro del siglo 21 es fluido en las herramientas y tecnologías que permiten la


comunicación y colaboración. Van más allá de aprender cómo comunicarse y
colaborar, sino que también saber cómo:

• Facilitar,
• Estimular
• Controlar,
• Moderar
• Gestionar la comunicación y la colaboración.

7. Modelar El Comportamiento

17
Hay una expectativa que los maestros enseñen valores, por lo que deben
modelar los comportamientos que esperamos de nuestros estudiantes.

Los profesores son a menudo la parte más consistente de la vida de los


estudiantes, al verlos con más frecuencia, durante más tiempo y de modo más
fiable que incluso los padres de alumnos.

8. Liderar

Ya sea como campeón en el proceso de integración de TIC, o como un


entrenador de tecnología discreto, el educador del siglo XXI debe ser un líder. Así
como las metas y objetivos claros.

18
CONCLUSIÓN

En la vida moderna se impone la


tecnología; existe una escasez de valores,
una carencia de disciplina y un alto grado
de violencia. La educación de este siglo
debe responder a esta realidad, debe
promover el buen uso de la tecnología y
desarrollar una base sólida en la
formación del alumno. Debe ser una
educación que promueva los valores,
fortalezca el aprendizaje y prevenga la
violencia.

Los estudiantes del siglo XXI necesitan


que la escuela se convierta en una
alternativa de formación integral, dentro de
un ambiente seguro donde se estimule el
aprendizaje, se promueva el desarrollo de
sus habilidades y talentos, se establezca la disciplina y se promueva el desarrollo
de hábitos.

Un lugar donde el discente tenga la oportunidad de entrar en contacto con la


tecnología y la realidad de la vida moderna, de manera que se prepare para su
futuro profesional.

Se necesita de un educador que sea un modelo en cuanto a valores, disciplina y


trabajo; capaz de despertar en los estudiantes el respeto y el interés por el
aprendizaje. La escuela, debe ser un lugar capaz de ofrecer una educación de
calidad que logre transformar la vida.

19
Bibliografía

Thomas,R.S. Teorías de la Enseñanza en las escuelas


Secundarias.
Editorial Hispanoamericano México.

Carrasco, José B. Técnicas y Recursos para el desarrollo de las


Clases.
Madrid Ediciones Rialp, 1993.

wwwmasternewmedia.org/es/2010/04/22/competen

20