Anda di halaman 1dari 7

¿La ciencia puede comprender el alma?

José Eduardo Virguez mora

¿La ciencia puede comprender el alma? José Eduardo Virguez mora Facultad de Psicología Psicología Bogotá Marzo

Facultad de Psicología Psicología

Bogotá Marzo de 2016

INTRODUCCION

Por mucho tiempo hemos tratado de definir cada cuestionamiento que cruza por el pensamiento humano, queriendo buscar esa respuesta mediante métodos que permitan mostrar la magnificencia de un alma, aun misteriosa y oculta, suponen que es tan solo un misticismo; llevados por la idea de querer controlar cada dimensión del ser, cuestionamos un alma que es percibida por cada uno de nosotros de diferente manera. Tras una definición desigual de las comprensiones del alma tomadas de teóricos que revelan aspectos importantes que nos podrán acercar a una contemplación más amplia y valiosa de una realidad que nos permitirá apreciar el mundo con una verdadera conciencia humana.

¿La ciencia puede comprender el alma?

Llegados a este cuestionamiento los métodos adoptados para darle una definición al alma ha quedado corta en su intento de demostrar la existencia y la interacción de esta misma; ahora para responder a la pregunta de si ¿la ciencia puede comprender el alma? Tenemos que acordar una misma concepción de ciencia, ‘‘Teetetes responde desde luego, que la ciencia le parece ser todo aquello que se puede aprender’’ (Platón, 369 A.C. p. 146).con esta concepción de ciencia damos cuenta de la importancia que tiene la interacción de la ciencia de sentido externo con la ciencia de sentido interno (Canguilhem, 1956 .párr. 7.8). Esta experiencia de vida que a diario nos lleva a preguntarnos el porqué, el cómo y el para que de todas las cosas que se presentan en nuestra existencia.

‘‘(Maskelyne, 1796) El hombre ha sido estudiado en principio como instrumento del instrumento científico antes de serlo como instrumento de todo instrumento’’(Canguilhem, 1956.p79) por esta razón es que aún no podemos comprender el conocimiento que nos brida el alma, lo que hemos considerado como ciencia solo ha sido un método tomado para justificar la cosas cuantificables que percibimos, mostrándonos la existencia de una realidad común para toda la humanidad, adaptada e implantada como un todo o como una sola verdad.

He aquí en donde nos preguntamos y dudamos de esta verdad puesto que cada uno de nosotros contemplamos la realidad con todos los sentidos y de diferente manera entendiendo esto como nuestra propia ciencia (nuestra propia manera de hacer las cosas) y nuestra propia realidad (nuestra propia manera de sentir las cosas).

En la actualidad hemos volcado toda nuestra atención a la sustentación de la realidad mediante métodos científicos que nos ha embarcado a adaptarnos a una sola forma para comprobar y controlar nuestra conciencia. “Hablan de cuadrar, prolongar, añadir, y así de lo demás, como si ellos obrasen realmente, y como si todas sus demostraciones tendiesen á la práctica, siendo así que esta ciencia, toda ella, no tiene otro objeto que el conocimiento.”(Platón, 1872, Pág. 70). Conformados con estas respuestas que nos da la actualidad seguimos inmersos en esos juicios verdaderos que al parecer llaman ciencia (Platón, 1871, Pág. 241-242) de la cual se han tomado en el sentido de descalificar a las que no lo son mostrando únicamente una "disciplina" en el sentido de ese cuerpo teórico de datos, de tesis, de libros, de instrumentos, que está siendo producido, reproducido y enriquecido por una comunidad científica en un momento histórico dado. (Vasco, 1985, Pág.3).

En verdad hay muchos que desafían la propia existencia de Dios, declarando que la naturaleza y la ciencia lo son todo y que Dios no es nada. El supuesto avance en conocimiento de la civilización significa que la población está volviéndose más loca, Nos hemos vuelto tan orgullos por nuestra educación confundiéndose de tal forma que pensamos que hemos conquistado a la naturaleza material. Estamos bajo las rigurosas reglas de la energía material, pero aun así estamos pensamos que las hemos conquistado. (Prabhupada, sf, Pág. 31). Aun presente en cada uno de nosotros tenemos conciencia que hay partes de nuestra realidad que aun por más que nos den explicaciones no logramos entender y percibir a su mayor nivel como si lo estamos haciendo con esta idea que hoy gobierna en el pensamiento humano.

Pero por otro lado aun poseemos una fe, creencia o sentimiento que al parecer es un mundo invisible que engendra la verdad y la inteligencia; (Platón, 1872, Pág. 55).

Según Sócrates en el texto de fedón nos dice que si queremos saber verdaderamente alguna cosa, es preciso que abandonemos el cuerpo y que el alma solo examine los objetos que quiere conocer (Platón, 387 A.C, p.18) llamamos alma al ser inmaterial e individual que reside en nosotros y sobrevive al cuerpo (Kardec, 1975, pág. 9), teniendo en cuenta que poseemos en esta modernidad una disciplina para sustentar la presencia de un alma que llamamos psicología pero la cual por no tener evidencia de esencia material, llevado a que esta psicología se vuelva física del sentido externo para dar cuenta de los contrasentidos de los que la física mecanicista culpa al ejercicio de los sentidos en la función del conocimiento. (Canguilhem, 1956. Párr. 16) dejando atrás la verdadera etimología como “ciencia del alma”.

No le podemos negar a la ciencia que a través de su tecnificación y el avance que ha tenido con varias disciplinas en el paso de la evolución del ser humano, está ayudado a una comprensión completa de los conocimientos permitiéndose pasar a ser una de las varias modalidades validas del conocimiento que puede convivir pacíficamente con las modalidades de conocimiento espiritual (Wilber, 1999, Pág.31). Basado en esta idea, retomamos el dualismo socrático para interpretarlo no como división sino como integración de estas dos dimensiones corporal y espiritual.

Desde que la modernidad permitió a la religión tomar en el mundo millones de personas, todas ellas que están buscándole un sentido básico a su existencia o algo que proporcione coherencia en su vida y les brinde directrices de lo que es bueno (como el amor, el cuidado, la compasión, la bondad) y a lo que no lo es (como mentir, robar, matar), he aquí un claro ejemplo donde sabemos y nos damos cuenta de la existencia de esta otra dimensión.

Tenida en cuenta por muchas personas, esta dimensión espiritual se encuentra aún en estado evolutivo que aún mas a allá del nivel en el que hoy se percibe y se aprecia, a medida que pasa el tiempo llegara el momento cuando el nivel científico de un mundo supera demasiado el nivel de amor, ese mundo se autodestruye (Barrios 1986, Pág. 13) y es allí donde nos damos la oportunidad de que cambiemos nuestro cotidiano pensamiento de superioridad en el mundo e integrarnos con nuestra alma la cual poco a poco nos ha ido mostrando el camino que debemos seguir, hay que hacer un reconocimiento a lo que está pasando en el mundo para darnos cuenta que hay muchas más personas que con un poco de conciencia tratan de cuidar y amar la tierra, mediante actos que enseñen lo valioso que es ser parte de este cosmos.

Estamos en un proceso en donde nuestra ciencia “vida” pueda comprender el alma como esa verdad que nos llevara a un nivel de comprensión más amplio de la cientificidad que es estar presente en la realidad y disfrutar de una belleza cósmica y espiritual de la conciencia.

REFERENCIAS Wilber, K. & González Raga, D. (1998). Ciencia y religión. Barcelona, España: Editorial Kairós.

Barrios, E. (2008). Ami. Málaga: Editorial Sirio. Kardec, A. (2006). El libro de los espíritus. Malaga, España: Hojas de Luz.

Fedón o del alma, versión de Patricio de Azcárate, (1871). Filosofía en español. Recuperado 24 May 2016, de http://www.filosofia.org/cla/pla/img/azf05009.pdf.

La república, libro séptimo (380 a. C.) versión de Patricio de Azcárate. (1871) Filosofía en español. Recuperado 24 May 2016, de http://www.filosofia.org/cla/pla/img/azf08051.pdf.

TEETETES. Platón, edición de Patricio de Azcárate, tomo 3, Madrid (1871). Recuperado 24 May 2016, de http://www.filosofia.org/cla/pla/img/azf03145.pdf

Canguilhem, G. (1956). ¿Qué es la Psicología? campo lacaniano en el país vasco. Recuperado 24 May 2016, de http://www.foropsicoanaliticopaisvasco.org/liburutegi/2016/Que-es-Psicologia- GeorgesCanguilhem.pdf.

Heidegger, M. (1953). ANTROPOLOGÍA FILOSÓFICA: Martín Heidegger. Antropologiafilosoficauzinolleros.blogspot.com.co. Recuperado 24 May 2016, de

prabhupada, b. en el camino del krisna. Bhaktipedia. Recuperado 24 May 2016, de http://bhaktipedia.org/espanol/uploads/bhaktivedanta_swami/camino_a_krsna.pdf.

Vasco, C. (1985). Tres estilos de trabajo. Recuperado 24 May 2016, de

_.

pdf.