Anda di halaman 1dari 4

Exposición Universal de Bruselas (1958), la primera celebrada tras la Segunda Guerra Mundial, fue sin duda el telón de fondo cultural del comienzo de la Guerra Fría, ocasión que aprovecharon los paises de uno y otro bloque para mostrar sus últimos logros o mejorar su imagen internacional. Emblema y estrella de esta exposición fue el “Atomium”, pabellón que simboliza el uso pacífico de la energía nuclear. Al igual que, en su momento, la Torre Eiffel, estaba destinado a desaparecer tras la exposición, pero finalmente se conservó, convirtiéndose en icono de la ciudad de Bruselas y de la, trístemente, recién comenzada Era Nuclear. El “Atomium” fue diseñado por André Waterkeyn y representa un cristal de hierro aumentado 165.000 millones de veces.

La idea de levantar un pabellón que representase la capacidad técnica de la empresa Philips en la Exposición Universal de Bruselas fue una iniciativa del arquitecto Louis Kalff (1897-1976), director artístico de Philips, que encargó finalmente a Le Corbusier (1887-1965) el diseño del proyecto. En realidad el proyecto arquitectónico fue diseñado por el arquitecto Iannis Xenakis (1922-2001), que formaba parte del equipo de Le Corbusier, y con el que mantuvo un serio conflicto para que su nombre apareciese entre los autores del proyecto. Finalmente, de la colaboración de Le Corbusier con el músico Edgard Varese (1883-1965) (padre de la música electrónica), surgirá el primer proyecto multimedia de la historia: “Poeme electronique”, cuyo mensaje central celebra el Progreso y critica la bomba atómica y los campos de concentración.

“Poeme electronique” es una compleja máquina, que consigue una síntesis total de arte y tecnología, y donde la arquitectura es, simultáneamente, forma, espacio, volumen, imagen en movimiento, color, acústica y música, realizando, a su modo, lo que ya habian anunciado Kafka, Ball, Leger, Duchamp, Schlemmer, etc.: la obra de arte total. Es también un precedente de la Psicodelia y el Pop-Art.

Exposición Universal de Bruselas (1958), la primera celebrada tras la Segunda Guerra Mundial, fue sin duda

En el interior de este pabellón ---cuya planta, con la entrada y la salida dispuestas en puntos opuestos, se inspira en la forma de un estómago (lineas parabólicas) y se cubre mediante un caparazón autoportante en forma de conoides, realizado con una técnica constructiva que se utilizaba aquí por vez primera--- tendrá lugar el despliegue de una serie de medios técnicos de muy variada índole, controlados electrónicamente.

El visitante accedía al interior del pabellón (500 metros cuadrados) y durante casi cinco minutos experimentaba todo tipo de sensaciones visuales y sonoras. Se proyectaban films, diapositivas, focos de distintos colores, música, efectos de sonido, vibraciones, etc., conseguidos mediante un auténtico

alarde de medios técnicos (20 amplificadores, cañones de luz, proyectores, 350 altavoces, etc.), donde la ruta espacial de cada efecto luminoso y sonoro había sido calculada y manipulada con precisión.

Durante el siglo XX y gracias a la electricidad se pudieron generar nuevos timbres lo que abrirá un nuevo universo de sonidos. Los dos principales efectos se deberán a la capacidad de grabar sonidos (atraparlos y reproducirlos después de que han sucedido) lo que dará lugar a la llamada Música Concreta, y a la de generarlos gracias a osciladores eléctricos -no vibra una cuerda, una membrana, una lengüeta… sino que son oscilaciones eléctricas audibles-. Esto dará lugar a la llamada música eléctrónica.

/

Aunque durante un tiempo se mantuvo esta diferencia terminológica hoy en día conviven bajo lo que se conoce como música electroacústica, o música electrónica en su sentido más amplio, aunque se suele

atomizar

en

infinidad

de

tipos,

categorías…

/

El video que encabeza esta entrada es un montaje realizado por Edgard Varèse para el pabellón Philips

de

la

Exposición

Universal

de

Bruselas

(1958).

/

La idea era crear un espacio inmersivo y plurisensorial en el que el sonido emitido por un sistema de espacialización formado por 450 altavoces colocados en diferentes lugares, dialoga con la estructura arquitectónica y con la secuencia de imágenes, ambas diseñadas por Le Corbusier. En la realización de este innovador edificio también tuvo un importante papel el arquitecto/compositor Iannis Xenakis.

/

Tras el salto tienes más información y un breve documental en el que se muestran otras imágenes del

trabajo

conjunto.

/

/

Le

Corbusier

estructuró

las

im´ñagenes

según

el

siguiente

guión:

/

0

60

Genesis

61

120

Espíritu

y

materia

  • 121 204

De

la

oscuridad

al

amanecer

  • 205 240

Dioses

hechos

por

el

hombre

  • 241 –

300

Cómo

el

tiempo

moldea

 

la

civilización

  • 301 –

 

360

Harmonía

361

/

480

A

toda

la

humanidad

Sobre este esquema Varèse realiza su montaje sonoro estructurado en dos grandes seccionas que

contienen

pasajes

característicos:

/

SECCIÓN

I

/

0

Toques de campana graves. “Bloques de madera” Sirenas. Golpès rápidos más altos, sonidos

punzantes.

Pausa

de

2.

/

43

Sonidos de “Bongo” y ruidos agudos chirriantes. Sirenas. Breves “chillidos” Grupo de tres sonido

interpretado

tres

veces.

/

111

Tonos graves sostenidos con ruidos chirriantes. Sirenas. Short “squawks.” Grupo de tres sonido. Pausa

de

2.

/

140

“Chillidos” cortos. “Gorjeos” agudos. Variedad de “disparos”, “pitidos”, “máquinas de ruido”, Sirenas.

Golpes

/

SECCIÓN

II

/

236

Toques de campana graves. Tonos electrónicos sostenidos. Sonidos de “bongo” repetidos. Sonidos

electrónicos

sostenidos

y

agudos.

Tono

grave,

“crescendo”.

Ruidos

rítmicos.

/

341

Voz,

“Oh-gah”

Pausa

de

4.

Voice

continues

 

softly.

/

417

Muchop volumen de repente. Sonidos percusivos con rtimo unidos a la voz. Ruidos “animales” graves,

chirridos,

arratres,

sonidos

vocales

apagados.

Bajando

hasta

7

de

pausa.

/

547

Tonos electrónicos, creciendo y decreciendo. Sonidos percusivos rítmicos. Sonidos electrónicos muy agudos sostenidos, “crescendo”. “Estruendo de avión”, “campanillas”, tintineos.

/

647

Voz de mujer. Coro de hombre. Ruidos electrónicos, órgano. Golpes agudos. Sonidos descentes en el órgano. Grupo de tres notas tocadas dos veces. Estruendo, sirenas, “crescendo”