Anda di halaman 1dari 3

COMENTARIO DEL TEXTO “LO QUE OYEN LOS NIÑOS”

22 de Abril de 2010 | Mariola Cubells

ADN

Lo que oyen los niños


Una marca de ropa barata del Reino Unido ha sacado al mercado un biquini para
niñas a partir de 7 años cuyas partes de arriba tienen relleno. No se alarmen, las
críticas feroces han conseguido que retiraran la indumentaria casi de inmediato. Antes
de quitarlo del mercado, las ventas fueron bien, así que ahora mismo debe de haber
montones de inglesitas deseando que llegue el verano para lucirse en las playas.

Leo en Ondakin.com que ha nacido un nuevo término, apporexia, referido a las


aplicaciones del iPhonemás la enfermedad de la anorexia u otros desórdenes
alimenticios. Parece que gracias a esta tecnología punta uno puede calcular hasta el
delirio las calorías de todo lo que come, con todo lo que ello conlleva. Imagino a
jóvenes (o adolescentes consentidas y adineradas que poseen el aparatito, caro aún
para el común de los mortales) paseando por las grandes avenidas de las ciudades
cosmopolitas (ese primer mundo tan codiciado) y pasando el dedo por la pantalla
mágica para conocer al milímetro cuánto engorda el zumo de soja que van a tomar.

La inefable Paris Hilton, un icono para miles de jovencitas, ha asegurado que su


medida contra la ¿crisis? es vestirse de colores. Y otro gran fenómeno mediático, Miley
Cyrus, conocida como Hannah Montana, ha pronunciado una frase para la historia:
"Quiero ser como Dolly Parton, tiene unos zapatos magníficos". Les dejo con este
batiburrillo para pasar el día...

TEMA
Crítica al consumismo feroz que afecta a la juventud

RESUMEN
Un biquini de con relleno para niñas de 7 años ha sido retirado del ercado después de
múltiples ventas. Por otro lado, se ha comercializado una aplicación del IPod que mide
las calorías ingeridas.Y personajes mediáticos como Paris Hillton o Hanah Montanta
añaden con sus comentarios y su forma de actuar más ansia de consumo entre la
juventud.

ESTRUCTURA

La tesis, implícita, se repite en cada uno de los tres párrafos que componen el artículo
de opinión o columna escrito por M Cubells. Por ello presenta una estructura paralela o
reiterativa en la que la autora critica los usos y costumbres consumistas que se
transmiten a la juventud a través de la moda, las nuevas tecnologías y los modelos y
cantantes. La tesis que defiende la podemos condensar así: “no es lícito conducir a la
juventud hacia el consumismo ilógico y desenfrenado”.
Este texto no tiene ni introducción ni conclusión, sino que expone y argumenta al
mismo tiempo, a través de argumentos de ejemplificación, fundamentalmente (la venta
del biquini, párrafo 1, las aplicaciones de IPod, párrafo 2, los colores de Paris H, los
comentarios de Hanah M., párrafo 3). Propone otros tipos de argumentos, como las citas
( Hanah M., párrafo 3), enciclopédicos (término apporexis, párrafo 2) o argumentos de
opinión (“imagino a jóvenes…”, párrafo 2).
En el primer párrafo destacan la Idea Principal de la venta de biquinis con relleno, y la
IS de que se ha vendido mucho.
En el segundo párrafo destaca la IP de la aplicación que mide las calorías, y la IS de su
elevado precio y disfrute exclusivo de niñas bien.
En el tercer párrafo la idea que sobresale como IP es la de Paris H. y los colores de sus
vestidos, así como los cometarios de Hanah M.
Cada una de las Ideas Principales destacadas son utilizadas por la autora como
argumentos de ejemplificación, como hemos visto, en defensa de su tesis implícita
anteriormente citada.
Es este, por lo tanto, un peculiar texto expositivo-argumentativo, propio de los artículos
de opinión y columnas, que es la clase de texto periodístico en los que podemos insertar
el presente texto del diario ADN.

EXPLICACIÓN Y VALORACIÓN DE LAS IDEAS EXPUESTAS A PARTIR DE LA


CULTURA DEL ALUMNO Y DE SU CONOCIMIENTO DEL MUNDO

Se trata, como hemos dicho, de un artículo de opinión o de una columna (desconocemos


la identidad de la autora), aunque sospechamos que se aproximaría más a la columna
dada la temática y la forma de afrontarla, desde una óptica más personal.
El texto resulta peculiar, pero perfectamente adecuado tanto a la tipología textual como
a su función periodística. Se adecua, a su vez, al potencial público lector, con un
lenguaje claro, conciso y directo, aunque utilizando elementos como la ironía para los
que cabe cierta habilidad interpretativa.
Coherente, como hemos visto en la disposición estructural y la defensa de la tesis y
exposición del tema, y cohesionado, aunque destaca la ausencia de conectores como
elementos característico de la cohesión. Por ello otros elementos favorecen dicha
cohesión, como pueden ser la propia estructura paralelística, la presencia de múltiples
elementos deícticos (leo, imagino…) anáforas y catáforas (lo que ello conllevo, su
medida, etc.) así como los elementos de cohesión léxica que analizaremos
posteriormente.
Es un texto de actualidad en cuanto a la temática, en la que se entremezcla el asunto del
consumismo con la crisis que subyace de fondo en estos últimos años. Aunque
altamente subjetivo, como muestra el alto grado de modalización que se da en el texto
(abundantes elementos modalizadores como la gran cantidad de léxico valorativo –
alarmen, criticas feroces, indumentaria, inglesitas, deseando, etc.), parece obvio que el
fondo del asunto queda asumido por la sociedad, que, aunque conocedora de ello, no
reacciona contundentemente contra este consumismo feroz.
Creo que los ejemplos y argumentos que utiliza la autora son claros en relación con la
finalidad del texto (convencernos de la inutilidad de ciertos objetos de consumo) y no
dejan lugar a la duda aunque no vayan directamente comentados, sino que dejan ver,
por su propio peso, lo que la autora pretende. En este punto será importante también la
ironía que se da a lo largo del artículo (“¿crisis?”, “la inefable Paris Milton”, “una frase
para la historia”, “montones de inglesitas”, “cuanto engorda el zumo de soja que se van
a tomar”, etc.), en perfecta consonancia con la estructura del texto, sin comentarios
concretos.
Los argumentos que se pueden utilizar en este sentido son múltiples, pues no hay más
que ver el bombardeo publicitario al que someten a un sector de la sociedad que arrastra
al consumo al sector adulto a través de la insistencia. Dirígete a los jóvenes que ellos se
dirigirán a sus padres para conseguir lo que pretenden, generalmente inútil o accesorio.
Y esto en un momento especialmente de crisis y una época en la que tantísimos países
del mundo se encuentran por debajo del índice de pobreza y miseria y los países ricos
recortan sus gastos en solidaridad.
Creo, personalmente, al respecto de este asunto que (Y QUÍ PONDRÍA MI OPINIÓN
PERSONAL, QUE ES PERSONAL, CLARO, Y POR ESO CADA UNO PONE LA
SUYA).

LA COHESIÓN LÉXICA DEL TEXTO

Esferas conceptuales.

En este texto se dan las siguientes esferas conceptuales (campos asociativos…)


• Juventud: jóvenes, adolescentes, niñas, inglesitas, jovenciatas.
• Ropa: marca, barata, mercado, biquini, indumentaria, ventas, vestirse.
• Enfermedad: anorexia, apporexia, desórdenes alimenticios, calorías.
• Tecnología: IPhonemás, pantalla, Ondakin.com, tecnología punta, aparatito.
• Famosos: París Milton, Hanah M, icono, fenómeno mediático, D. Parton.

Entre estas esferas se dan las palabras clave para la interpretación del texto,
directamente relacionadas con las ideas principales y argumentos que hemos destacado
en la primera parte de nuestro comentario.
Otros elementos de la cohesión léxica que podemos encontrar en el texto son:
• Sinónimos: ropa-indumentaria, icono-fenómeno mediático, joven-adolescente
(todos sinónimos relativos).
• Hiperónimos:
o enfermedad- aorexia, apporexia, desórdenes alimenticios.
o Ropa: biquini, parte de arriba, relleno.
o Jóvenes: niñas, adolescentes.
• Familias léxicas: jóvenes, jovencitas.
• Etc.