Anda di halaman 1dari 69

UNIVERSIDAD NACIONAL DE CHIMBORAZO

Facultad De Ciencias Políticas y Administrativas

Carrera de Derecho

UNIVERSIDAD NACIONAL DE CHIMBORAZO Facultad De Ciencias Políticas y Administrativas Carrera de Derecho “ANALISIS DEL ARTICULO

“ANALISIS DEL ARTICULO 5 DEL COIP”

NOMBRE:

JORDY MOLINA

SEMESTRE:

TERCERO

PARALELO:

“B”

DOCENTE:

DR. HERNAN GARCES

 

2

 

OBJETIVOS.-

 
 
2 OBJETIVOS.-  Objetivo General - Analizar e interpretar el Art. 5 del Código Orgánico Integral

Objetivo General

-Analizar e interpretar el Art. 5 del Código Orgánico Integral Penal para portar en cuanto su interpretación lo amerite.

Objetivos Específicos

-Conocer de qué trata el art. 5 del COIP. -Saber cuáles son los principios procesales escritos en el COIP.

-Identificar los principios establecidos en el art.5, saber cuándo y dónde se aplica.

 

3

 

INTRODUCCION:

La implicación del estudio del COIP (código orgánico integral penal) que es un estamento que trata de abarcar todo lo que concierne a la privación de libertas la misma que ha generado un conjunto de expectativas en cuanto a la aplicación e interpretación de su articulado que a raíz de su promulgación e inclusive antes las especulaciones y manifiestos en cuanto a su rigidez y ambigüedad a más de que no se ha cambiado muchas de las que necesariamente deberían e inclusive criticada por no abarcar todas las materias correspondientes a la privación de libertad como se pensaba y tras una serie de críticas constructivas como denigratorias, a través de los días de su instancia y ya promulgada se estudia el comportamiento y la forma en la que este estamento está rigiendo en el pueblo ecuatoriano, es grato el reconocimiento a maestros y juristas que en plan de estudio, conocimiento, se aplique el desarrollo de ensayos, criticas, reseñas y muchas maneras de avaluar el código. En cuanto al presente trabajo que es un análisis doctrinal y aporte del estudiante en cuanto más se apegue a un aprendizaje significativo y un trabajo investigativo acerca del Art.5 del Código Orgánico Integral Penal vigente en la República del Ecuador el mismo que se basa en los principios en cuanto al debido proceso penal, instrumentos ratificados en el Estado y principios en diversas normas jurídicas las mismas que en cuanto a su interpretación estará rigiendo bajo principios, los mismos que tienen como fin una ayuda en cuanto a facilitar procesos de una manera legal, y presunciones respectivas al ciudadano ecuatoriano en el que no se verá perjudicado sino que al aplicar los principios prime ante todo la justicia.

 

4

 
 

CONOCIMIENTO PREVIO

 

Los principios procesales.- son reglas generales que se siguen por numerosas disposiciones que establecen reglas concretas.2 Como tales, son la fuente de inspiración de los actos procesales concretos, y al mismo tiempo, de normas generales y abstractas como las normas legislativas de derecho procesal. Estos principios tienen interés en la organización por el legislador de un determinado ordenamiento procesal, en la integración normativa y en la interpretación del Derecho.2 En este sentido, Couture mencionaba que «toda ley procesal, todo texto particular que regula un trámite del proceso, es, en primer término, el desenvolvimiento de un principio procesal ( ) ...

Y estos principios procesales, a lo largo de la historia, han ido variando, siendo admitidos, rechazados o vuelto a su aplicación, conforme a la situación de los hechos en un momento histórico dado, en los que toda reforma al

sistema procesal tiende a instaurar principios distintos de los anteriores, a menudo su opuesto, o la vuelta a los primeros.2 b Por lo tanto, es posible concluir que cada principio general del proceso tiene su opuesto, y así el

argentino Peyrano decía que «(

)

casi todos los principios procesales

reconocen la viabilidad teórica de su antítesis»

 

Estos principios se caracterizan por su bifrontalidad, esto es, que se presentan habitualmente en parejas, o sea que se puede concebir su opuesto. Otra característica es su complementariedad, esto es, que los principios no se presentan aislados sino vinculados a otros. 1

El debido proceso 2 .- Este derecho fundamental está garantizado por la Constitución de la República encontrándolo en el Capítulo Octavo, Derechos de Protección.

“El debido proceso consagrado en el artículo 76 de la Constitución de la República del Ecuador, reconoce a las personas el derecho al debido proceso y a una justicia sin dilaciones, como un derecho civil fundamental por su gran trascendencia social para que las personas como seres sociales desenvuelvan su actividad en un ambiente de seguridad y se sientan protegidos por el Estado cuando en sus múltiples interrelaciones sociales tanto con los demás asociados como con los órganos, dependencias e instituciones del poder público, surjan controversias por conflicto de intereses o por cualquier otra causa”.

Es decir es un principio fundamental que advierte el derecho que tiene una persona que está siendo procesada a ciertas garantías mínimas, buscando

1 Concepto-los principios procesales, conocimiento previo del art. 5

2 Parte fundamental para entender el art.5- aporte de Galo Blacio Aguirre -9,

octubre-2013

http://www.derechoecuador.com/articulos/detalle/archive/doctrinas/derechop

enal/2013/10/09/el-debido-proceso-penal

 
 

5

 
 

el propósito de obtener una sentencia justa luego de haber sido escuchada ante un tribunal imparcial, competente e independiente.

DESARROLLO:

 

Artículo 5.- Principios procesales.- El derecho al debido proceso penal, sin perjuicio de otros establecidos en la Constitución de la República, los instrumentos internacionales ratificados por el Estado u otras normas jurídicas, se regirá por los siguientes principios:

El

estado de derechos Ramiro García. F. dice que “establece

mecanismos para la protección de sus ciudadanos y de la misma manera crea

instrumentos para limitar el poder putativo y evitar arbitrariedad entre los instrumentos que la dogmática ha creado para ello están los limitas materiales y formales.

Entre los límites materiales tenemos a los de intervención, protección de bienes jurídicos y de la dignidad de la persona.” 3

Aporte: El Código Orgánico Integral Penal, señala veintiún principios procesales, los mismo que a tal relevancia es importante y necesario hacer un breve análisis sobre lo que se entiende como principios y luego como principios procesales.

¿Qué es principio?

 

Son las directivas fundamentales que deben ser imprescindiblemente respetadas para lograr el mínimo de coherencia que supone todo sistema; y sin duda alguna, son: la igualdad de las partes litigantes; la imparcialidad del juzgador; la transitoriedad del proceso; la eficacia de la serie procesal y la moralidad en el debate, dice con razón el tratadista Alvarado Velloso. Además de los veintiún principios procesales que señala el Art. 5 del Código Orgánico Integral Penal.

¿Principios procesales?

 

La mayor parte de la doctrina entiende por principios procesales las grandes directrices que expresa o implícitamente brinda el legislador para que el método de enjuiciamiento penal, en este caso, puede operar eficazmente de acuerdo con la orientación filosófica -política de quien ejerce el poder en un

3 García Ramiro, CÓDIGO ORGANICO INTEGRAL PENAL COMENTADO, Latitud cero editores,2015.pg 66

   

6

 

tiempo y lugar determinados; y esto

está

señalado en los Arts.

168

de

la

Constitución de la República; 4 de la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional; 4 al 31 del Código Orgánico de la Función Judicial; y, 5 del Código Orgánico Integral Penal.

Esto tiene su razón de ser, porque como las demás funciones del Estado, la de administrar justicia está sujeta al imperio de lo jurídico, solo puede ser ejercida dentro de los términos establecidos con antelación por normas legales y abstractas, que vinculan positiva y negativamente a los servidores públicos, en este caso a las juezas y jueces, fiscales y defensores públicos, pues estos tienen prohibida cualquier acción que no esté previamente prevista y únicamente pueden actuar apoyándose en una previa atribución de competencia; es así que la Constitución de la República en el Art. 226, señala las competencias y facultades de los servidores públicos al manifestar: “Las Instituciones del Estado, sus organismos, dependencias, las servidoras o servidores públicos y las personas que actúen en virtud de una potestad estatal ejercerán solamente las competencias y facultades que les sean atribuidas en la Constitución y la ley. Tendrán el deber de coordinar acciones para el cumplimiento de sus fines y hacer efectivo el goce y ejercicio de los derechos reconocidos en la Constitución”. José García Falconí.

1. Legalidad: no hay infracción penal, pena, ni proceso penal sin ley anterior al hecho. Este principio rige incluso cuando la ley penal se remita a otras normas o disposiciones legales para integrarla.

6 tiempo y lugar determinados; y esto está señalado en los Arts. 168 de la Constitución

Cc: ConstE: 76 Núm.: 3; 82

Art: 76 Núm. 3.- Nadie podar ser juzgado ni sancionado por un acto u omisión que, el momento de cometerse, no este tipificado en la ley como infracción penal, administrativa o de otra naturaleza; ni se le aplicara una sanción no prevista por la Constitución o la ley. Solo de podar juzgar a una persona ante un juez o una autoridad competente y con observancia de trámite propio de cada procedimiento.

 
 

7

 
 

Art.82.- [Derecho a la seguridad jurídica].- El derecho a la seguridad jurídica se fundamenta en el respeto a la Constitución y la existencia de normas jurídicas previas, claras, públicas y aplicadas por las autoridades competentes.

Según doctrina Romana. “no hay pena si no hay ley”. Nadie será penalmente responsable en conformidad con el presente estatuto a menos de que la conducta de que se trate constituya, en el momento en que tiene lugar, un crimen de la competencia de la corte. 4

4 Estatuto de Roma, art 22 numeral 1.

 
8 Paul Johann Anselm von Feuerbach estableció este principio en materia de derecho penal basándose en
8
Paul Johann Anselm von Feuerbach estableció este principio en materia de
derecho penal basándose en la máxima nullum crimen, nulla poena sine
praevia lege, es decir, para que una conducta sea calificada como delito debe
ser descrita de tal manera con anterioridad a la realización de esa conducta, y
el castigo impuesto debe estar especificado de manera previa por la ley.
 

9

 

2. Favorabilidad: en caso de conflicto entre dos normas de la misma materia, que contemplen sanciones diferentes para un mismo hecho, se aplicará la menos rigurosa aun cuando su promulgación sea posterior a la infracción.

Con esto entendemos que nadie será juzgado dos veces por un mismo hecho y cuando la norma tenga inconvenientes la interpretación por parte del juez será a favor del reo o procesado precautelando lo más favorable para el ciudadano.

9 2. Favorabilidad: en caso de conflicto entre dos normas de la misma materia, que contemplen
 

CC: ConstE: 76 Núm.: 5

Art. 76 Núm.: 5.- En caso de conflicto entre dos leyes de la misma materia que contemplen sanciones diferentes para un mismo hecho, se aplicara la menos rigurosa, aun cuando su promulgación sea posterior a la infracción. En caso de duda sobre una norma que contenga sanciones se le aplicara en el sentido más favorable a la persona infractora.

Principio de Favorabilidad en el Estado Constitucional de Derecho

Uno de los principios rectores del derecho penal ecuatoriano es el de favorabilidad, establecido en el artículo 5, numeral 2, del actual Código Orgánico Integral Penal -COIP-, de rango constitucional, pues la Carta Magna dispone que debe ser aplicado de manera directa e inmediata por el juzgador, aun sin previa petición de parte. La principal finalidad es que, en el modelo de Estado constitucional de derechos, primen los principios más favorables a los justiciables; situación que no admite desconocimiento de norma constitucional para su no aplicación, porque, recordemos, su falta de aplicación acarrea vulneración de derechos al poner en riesgo los bienes jurídicos que protege la Carta Fundamental, que están íntimamente relacionados e inherentes al ser humano y sin cuya existencia no existiría ley para su aplicación.

Intertemporalidad de las Leyes

Tanto la garantía constitucional como su desarrollo legal determinan que el fenómeno de la “intertemporalidad de leyes penales” (vigencia de dos en el tiempo) sea regulado por reglas determinadas, de manera que rige la ley penal más favorable, no importa si vigente antes de la comisión del hecho punible o después de cometido, pues siempre es la norma aplicable. Este es un principio que aprehende al delito cometido y alcanza incluso a la pena impuesta, así lo

 

10

 
 

expresa el artículo 72, numeral 2, del COIP, pues su efecto es, precisamente, la extinción de ambos.

Se trata de la constitucionalizarían y legalización en el ordenamiento jurídico nacional de una norma que obedece a una razón elemental: si una conducta deja de pertenecer al catálogo de delitos es porque la sociedad ya no la considera atentatoria contra un bien jurídico penalmente protegido y, por esta misma razón, la función de prevención general y especial que cumple el derecho penal, en estos casos, se enerva al carecer de contenido. Por ejemplo, refiriéndonos exclusivamente a la responsabilidad penal por encubrimiento, que antes estaba prevista en el artículo 44 del Código Penal, actualmente está suprimida en el vigente COIP, de manera que todo proceso penal que se iniciara por esta causa carecería de objeto, pues hay una pena extinguida y todo aquel que hubiera sido condenado con esta figura tendría, igualmente, una pena extinguida; y, por ende, ningún ciudadano puede permanecer recluido en esta situación porque la norma constitucional, en su artículo 76, numeral 3, dice que nadie podrá ser juzgado ni sancionado por un acto u omisión que, al momento de cometerse, no esté tipificado en la ley como infracción penal.

Principio de Favorabilidad Pro- Reo

 

El deber de la administración de justicia frente a este principio consiste en aplicar la favorabilidad en beneficio del reo, aun cuando se haya iniciado un proceso penal en su contra o haya sido sentenciado, porque su aplicación debe producirse de manera directa e inmediata, sin que exista petición de parte, y, además, una de las facultades del juzgador consiste en aplicar normas distintas que no fueron invocadas por las partes, en el marco del principio iura novit curia.

El deber del Estado ecuatoriano es velar por el fiel cumplimiento de los derechos y principios que más favorezcan al ciudadano. Y es precisamente en esta línea que la administración de justicia continúa avanzando en el desarrollo histórico que hasta la presente es evidente y busca alcanzar el concepto de Ulpiano: justicia está constan et perpetua voluntad ius suum cui que tribuendi “la justicia es la constante y perpetua voluntad de dar (conceder) a cada uno su derecho”. 5

3. Duda a favor del reo: la o el juzgador, para dictar sentencia condenatoria, debe tener el convencimiento de la culpabilidad penal de la persona procesada, más allá de toda duda razonable.

 

5 Garcia Jose, COMENTARIO DEL DERECHO PENAL ECUADOR,

   

11

 
 

Citando

..Un

comentario

de

Ramiro

Garcia

q

nos

dice:

11 Citando .. Un comentario de Ramiro Garcia q nos dice: LA CARTA MAGNA EN SU

LA CARTA MAGNA EN SU ART. 24, numeral 2 determina que dentro de un proceso judicial de carácter penal, el Juez o Magistrado debe aplicar la norma en el sentido más favorable al encausado, en el evento de que existiera alguna duda al instante de pronunciar sentencia.

 

La normatividad jurídica secundaría, en el Código Penal señala en su Art. 4, parte pertinente, que en los casos de duda se la debe interpretar en el sentido más favorable al reo. He de referirme al aspecto de que hay tratadistas que no comulgan con el principio pro reo, pues sería en la realidad una negación al mismo derecho y que inclusive puede trastocar el ordenamiento jurídico, ellos manifiestan también que el Juez o Magistrado simplemente debe distinguir sobre la existencia o no del delito, sobre la imputabilidad del encausado, examinar las circunstancias que pueden o no concluir en una infracción delictual diferente y luego determinar la pena. 6

La interpretación

 

Cabe manifestar que interpretar es sin duda, darle a la disposición el verdadero contenido por parte del Juez o Magistrado, función que, en todo caso, es de carácter subjetivo que involucra factores muy importantes como: capacidad, conocimientos y experiencia que debe poseer el Juez o Magistrado.

 

La

excelentísima

Corte

Suprema

de

Justicia

en

lo

concerniente

a

la

interpretación, expresó su criterio en la Gaceta Judicial, Serie VIII, número 7,

página

No.

774

de

15

de

marzo

de

1948,

que textualmente dice: "La

6 Dr. Temistócles García Pionce

 
 

12

 
 

interpretación de las disposiciones del Código Penal deber hacerse teniendo en cuenta:

1o. Que, de acuerdo con el Art. 4, en caso de duda, se interpretará la Ley en el sentido más favorable al reo;

2o. Que no obstante el principio universal de la inalterabilidad de una sentencia ejecutoriada, haciendo prevalecer la aplicación de la Ley más favorable al delincuente de acuerdo con el Art. 2 del Código Penal, se permite la alteración de la sentencia ejecutoriada, en beneficio del reo, en los casos previstos en dicha disposición legal; y,

3o. Que las limitaciones impuestas al acumulo de las penas, en el caso de pluralidad de delitos, favorecen al delincuente y que la modificación de las sentencias ejecutoriadas no pueden tener otro objeto que el de beneficiarlo también, por ser ésta la norma fundamental del sistema".

In dubio pro reo

Existen dudas que se sustentan en la ignorancia de la Ley, de la Jurisprudencia y de los principios del Derecho, las que se ven en lo común de las personas, pues éstas no son otra cosa que la incertidumbre en que la persona se encuentra sobre la verdad de un hecho, de una proposición, de una aserción o de cualquier otra cosa, además de la cuestión que se propone para ventilar y resolver.

Los Jueces o Magistrados no deben complicarse demasiado en sus dudas y/o caer en una perplejidad perpetua que les impida decidir con la celeridad del caso.

En el campo del Derecho Penal, la duda debe resultar a favor del reo conforme al aforismo latino: "in dubio pro reo" tanto más que en el aspecto procesal, la duda acerca de la conducta honrada de las personas origina la sospecha, el indicio de culpabilidad, orienta la investigación y justifica el sumario. Adicionalmente debe resaltarse que en esta área del Derecho predomina la interpretación restrictiva o estricta que es la aplicación de la norma jurídica a los casos que menciona o a las que se refiere expresamente. Esta interpretación tiene como sustento un aforismo latino como: "Lex, ubi voluit, dixitñ ubi noluit, tacuit" que significa: La Ley, cuando quiso, habló; cuando no quiso, calló. Otro aforismo latino aplicable es: "Ubi lex non distinguit nec non distinguere debemus".

Cálculos de la pena 7

Si la pena establecida al tiempo de la sentencia difiere de la que regía cuando se cometió la infracción se aplicará la menos rigurosa. Se establece dentro de

7 Legislación ecuatoriana- derecho Ecuador

 
 

13

 

nuestro sistema un máximo y un mínimo de sanción en las disposiciones de la Ley penal y por tanto frente a una nueva Ley pueden aparecer casos que la nueva Ley tenga pena mayor. Esto no le afecta al sentenciado ya que la pena debe estar fijada antes de la realización del acto punible. El caso de que la pena es menor en la nueva Ley, el Juez pudo haber sentenciado al máximo o al mínimo fijado en la Ley anterior, pero a base de la nueva Ley que suaviza la condena debe rebajarse así mismo al máximo o al mínimo en el mismo orden. En el evento de que se haya puesto una pena intermedia entre el máximo y el mínimo debe establecerse la parte proporcional de la rebaja a base del cálculo matemático. Si hay rebajas por haberse justificado circunstancias excusan tés o atenuantes debe hacerse el mismo cálculo, pero con relación al mínimo de la pena establecida.

En la Legislación Penal Ecuatoriana, no es admisible la interpretación extensiva consistente en la explicación o aplicación de un texto a otros casos además de a los expresamente determinados en la disposición interpretada, pues esta interpretación es ajena a este ámbito jurídico.

Comentario.- siempre se precautela al acusado como ciudadano no culpable hasta demostrar lo contrario Principio esencial de la prueba en materia penal, derivado de la presunción de inocencia que establece la ley, según el cual en caso de duda en cuanto a su culpabilidad el juez debe decidir a favor del acusado.

La duda es un punto importante entre la certeza positiva y la certeza negativa, porque el intelecto de los jueces que conforman el Tribunal de Garantías Penales, es llevado hacia el sí y luego hacia el no, sin poder quedarse en ninguno de estos dos extremos, de tal modo que en estas circunstancias el juez o el tribunal de garantías penales, por mandato de la ley debe confirmar la inocencia del acusado, debiendo tener en cuenta el principio del in dubio pro reo.

El principio del in dubio pro reo, beneficia al acusado, cuando al momento de dictar sentencia que potencialmente descritica el derecho constitucional de la presunción de inocencia ante elementos afirmativos e informativos que no permiten estructurar con certeza la responsabilidad penal.

4. Inocencia: toda persona mantiene su estatus jurídico de inocencia y debe ser tratada como tal, mientras no se ejecutoríe una sentencia que determine lo contrario.

 

14

 
   

CC: ConstE: 76 Núm.: 2

Art.76 Núm.: 2.- Se presumirá la inocencia de toda persona, y se tratara como tal, mientras nos e declare su responsabilidad mediante resolución libre o sentencia ejecutoriada.

La presunción de inocencia es una garantía constitucional reforzada por los tratados de Derechos Humanos suscritos

La presunción 8 de inocencia es una garantía constitucional reforzada por los tratados de Derechos Humanos suscritos por el Ecuador, por la cual ninguna persona podrá ser tratada como autora o partícipe de un hecho delictivo, esto mientras no exista contra ella una resolución firme o sentencia ejecutoriada; pero si es así, ¿Se convierte acaso la prisión preventiva en una condena anticipada que violenta el principio de presunción de inocencia?

La prisión preventiva es una medida cautelar de carácter real que se aplica cuando se presume la peligrosidad y la sospecha de que el imputado cometió un delito. Entonces, en un proceso penal se pueden enfrentar y aplicar una de las dos presunciones de manera inevitable: la de inocencia y la de peligrosidad por el cometimiento de un delito, esta última reflejada en la prisión preventiva.

Las presunciones.

Se llaman presunciones a las consecuencias que se deducen de ciertos antecedentes o circunstancias conocidas. Pueden ser de dos clases: legales y judiciales.

Son presunciones legales aquellas determinadas por la ley; estas pueden ser desvirtuadas con la comprobación de la no existencia del hecho que se presume, excepto cuando la misma ley se exprese a ellas como “presunción de derecho” en cuyo caso, no se admite ninguna prueba en contrario.

Presunciones judiciales son aquellas que deduce el juez mediante la sana crítica, las mismas que deben ser graves, precisas, concordantes y fundamentadas mediante las pruebas que se aportan en un litigio. Son graves porque deben existir hechos probados que reafirmen la sospecha; precisas, porque los hechos y la sospecha conducen a una misma conclusión; y, concordantes porque el hecho acusado y los indicios aportados deben coincidir entre sí.

8 Ab. Jesús Alberto López- derecho Ecuador, jueves 21 de Junio del 2013- http://www.derechoecuador.com/articulos/detalle/archive/doctrinas/derechopena

l/2013/06/21/presuncion-de-inocencia

 
nombre Como la indica, lo su 9 ª del Pilar Otero González-1-5-2010- LA PRESUNCIÓN DE INOCENCIA

nombre

Como

la

indica,

lo

su

  • 9 ª del Pilar Otero González-1-5-2010-

LA PRESUNCIÓN DE INOCENCIA

Ésta figura procesal,

se

La presunción de peligrosidad 9

15
15
una preventiva es medida de en el artículo76.2 de la
una preventiva es medida de en el artículo76.2 de la
una
preventiva
es
medida
de
en
el
artículo76.2 de la

Es el derecho de toda persona a no ser tratada como culpable mientras no se lo declare así en una sentencia motivada, producida después de un juicio y ante un juzgador imparcial.

encuentra

plasmada

Constitución de la República cuando se refiere a las garantías básicas del debido proceso; así como también en el artículo 4 de Código de Procedimiento Penal.

Como presunción, la inocencia en el juicio penal es del tipo legal y por lo mismo, admite que se presenten pruebas que desvirtúen la inocencia de una persona. En un primer momento, podríamos pensar -de manera errónea- que el rol del fiscal es el de destruir la presunción legal de inocencia, pero su verdadero rol es el de buscar la verdad.

Esto significa que cuando el fiscal llega a conocer de la comisión de un delito y de la presunta participación de un individuo, inicia su actividad de investigación sin destruir la presunción de inocencia del investigado, al contrario, como principal obligación el fiscal es absolutamente objetivo y extiende su investigación no sólo a encontrar elementos de cargo, sino también de descargo.

La presunción de inocencia se destruye no sólo mediante sentencia ejecutoriada que declare la culpabilidad de acusado, sino también, cuando se dicta auto de prisión preventiva en contra del procesado.

Se basa en la sospecha de que el procesado cometió un delito y de que constituye un riesgo para la sociedad, por lo mismo se lo priva de su libertad mediante “prisión preventiva” antes de que exista una sentencia condenatoria, es así que esta medida cautelar tiene en vista la condena futura.

La medida cautelar de carácter personal llamada prisión preventiva no es sino una presunción judicial que resulta de la peligrosidad del infractor y que es adoptada por el juez para impedir la fuga del procesado, asegurar su presencia al juicio, proteger a los testigos, garantizar el cumplimiento de la pena o, evitar la consumación del delito.

aseguramiento personal y provisional que se dicta por razones de política criminal y que debe durar tanto cuanto fuese necesario, sin que exceda de un plazo prudencial, de un plazo razonable.

   

http://libros-revistas-

derecho.vlex.es/vid/presuncion-peligrosidad-578733246

 
 

16

 

Como un avance significativo en la vigencia y respeto al debido proceso en un Estado de Derechos ha previsto en el artículo 77.9 de la Constitución vigente, la caducidad de la prisión preventiva, pues mediante el abuso institucionalizado de esta medida se vulnera el estado de inocencia, y se abre el camino para que el abuso con la medida provisoria se convierta en una condena anticipada.

Los tratados internacionales

 

En nuestro régimen legal interno, la Constitución tiene supremacía y luego en el orden jerárquico de la aplicación de las normas, se encuentran los tratados y

convenios internacionales. El 22 de noviembre de 1969, se suscribió el Acta de la Convención Americana sobre Derechos Humanos o Pacto de San José de Costa Rica, el mismo que se refiere a la presunción de inocencia en su artículo 8.2 de la siguiente manera “toda persona inculpada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se establezca legalmente su

culpabilidad

...

”.

Así mismo, dispone en el artículo 7.5 que “

...

toda

persona tiene

derecho a ser juzgada en un plazo prudencial, en un plazo razonable, o a ser

puesta en libertad sin perjuicio de que continúe el proceso

”,

es decir se debía

cumplirse con lo que nosotros llamamos la caducidad o perfectibilidad de la

prisión preventiva.

 

La Constitución, en forma expresa determina que “Los derechos y garantías establecidos en la Constitución y en los instrumentos internacionales de derechos humanos (Pacto de San José de Costa Rica) serán de directa e inmediata aplicación por y ante cualquier servidora o servidor público, administrativo o judicial, de oficio o a petición de parte.”

Directa e inmediatamente aplicables, significa la imposibilidad que se hable de plazos, para la declaratoria de caducidad de la prisión preventiva, y por ende para su declaratoria no se requiere de la expedición previa de ninguna ley o reglamento.

La pena anticipada

 

A quien no se lo ha declarado todavía culpable mediante sentencia ejecutoriada, puede ser inocente; y si puede ser inocente, no se puede adoptar con él una actitud que presuponga la culpabilidad. Si se adopta esta actitud privándole de su libertad por “precaución”, en caso de posteriormente se lo absuelva o sobresea, el daño estará causado por el mismo hecho de que la prisión preventiva en todos los casos causa sufrimiento para el procesado y su núcleo familiar.

¿Cómo negar, entonces, que el dolor ocasionado con el juicio al inocente no

tiene la naturaleza de la pena? Y aunque el artículo 419 del Código de Procedimiento Penal disponga que “Cuando el procesado sea absuelto o sobreseído, debe ser indemnizado por los días de privación de libertad

sufridos

”,

jamás se repara el daño de la imputación de inocencia.

 
 

17

 

Comentario

El principio de inocencia es un derecho fundamental para la adecuada práctica del derecho penal y su ejecución; es decir, el derecho procesal penal, sería ocioso tratar de hacer un análisis doctrinario de su procedencia, no obstante, el objetivo de este análisis es el de determinar cuán importante puede resultar en su adecuada aplicación.

Es fundamental que los jueces y tribunales de garantías penales tengan en cuenta la obligación de motivar las sentencias condenatorias o confirmatorias de la inocencia; esto es al dictar una sentencia condenatoria debe dar cuenta razonada de por qué no se han atendido las pruebas exculpatorias, o sea debe justificar la valoración conferida a los medios de prueba exculpatorios; e igualmente cuando dicta una sentencia en la que confirma la inocencia del acusado, se debe dar cuenta razonada de por qué no se han atendido las pruebas inculpatorias, o sea debe justificar la valoración conferida a los medios de prueba inculpatorios.

5. Igualdad: es obligación de las y los servidores judiciales hacer efectiva la igualdad de los intervinientes en el desarrollo de la actuación procesal y proteger especialmente a aquellas personas que, por su condición económica, física o mental, se encuentren en circunstancias de vulnerabilidad.

17 Comentario El principio de inocencia es un derecho fundamental para la adecuada práctica del derecho
 

Nuevamente retomando el libro de derecho penal comentarios, de José García Falconi que cita a varios autores plantearemos gráficamente su escrito en lo correspondinte a los comentarios del numeral 5.

18 CC: ConstE: 66 Núm.: 4; 76Num:7 Lict. C Art. 66 4.- derecho a la igualdad
18
CC: ConstE: 66 Núm.: 4; 76Num:7 Lict. C
Art. 66
4.- derecho a la igualdad formal igualdad material y no discriminación.
19 Art. 76 Núm. 7 c.- ser escuchado en el momento oportuno y en igualdad de
19
Art. 76 Núm. 7 c.- ser escuchado en el momento oportuno y en igualdad de
condiciones.
F. Robles
Dice,
“Todas
las
personas
son
poseedoras
de
derechos y
obligaciones, que en la mayoría de los casos son desconocidos.” 10
La Declaración de los Derechos de Virginia
La igualdad, principio éste que fue utilizado en la Declaración de los Derechos
de Virginia del 20 de junio de 1776; donde, en su art.1 expresa ¨
todos
los
hombres son por naturaleza igualmente libres e independientes, y tienen
ciertos derechos igualmente libres e independientes, y tienen ciertos derechos
inherentes, de los cuales cuando entran en estado de sociedad; no puedan, por
ningún contrato privar o despojar a su posterioridad especialmente el goce de
la vida y la libertad ¨ ...
La actual Constitución Política del Ecuador
En el art. 23 numeral 3; se indica en que consiste la igualdad ante la ley, donde
se expresa ¨
todas
las personas serán consideradas iguales y gozarán de los
nacimiento, edad, sexo, etnia, idioma, religión
...
¨
EL principio de igualdad de todas las personas ante la ley
Según es el sentir de la ciencia y el espíritu de la Constitución, no es otra cosa
que el derecho a que no se establezcan excepciones o privilegios, que no se
excluya a unos de lo que se concede a otros en iguales circunstancias.
La igualdad implica uniformidad e imparcialidad, lo que la vincula con el
principio de la generalidad del derecho.
El pensamiento de la igualdad se presenta íntimamente concertado con la
justicia, en cierto sentido puede decirse que ser tratados con justicia es
equivalente a ser tratados de un modo igual.
La igualdad ante la ley
La expresión significa principalmente:
a) Que las normas jurídicas no deben establecer desigualdades injustas e
impertinentes en materia de los derechos fundamentales, estos deben ser
atribuidos de un modo igual a todos los sujetos de la especie humana; sin
consideración de algún aspecto de índole social, económico, político, etc.
10 Dr. Francisco Robles Robles
 

20

 

Ejemplos de los aspectos anteriores son:

  • - El derecho de elegir y ser elegidos.

  • - La libertad de pensamiento, conciencia, de expresión.

  • - Derecho a la vida, etc.

b) Otra significación de la igualdad ante la ley, sería tomar en cuenta aquellas desigualdades que justificadamente puedan ser tenidas como relevantes en el mundo del derecho, es decir, implica tratar a cada uno según lo que le corresponda; siempre y cuando eso que le corresponda, tenga un alcance en el área de lo jurídico.

Ejemplos de lo expresado:

  • - Los extranjeros están prohibidos en participar en política.

  • - Los militares y policías en servicio activo, no pueden así mismo intervenir en política.

Comentario

Nace de la dignidad humana autodeterminación de las personas debe haber igualdad en los derechos debe haber proporcionalidad.

Igualdad la misma vara q mide el ser humano se debe garantizar el derecho intangible desde su acceso a su culminación.

Pero también la igualdad ante la ley, quiere decir ante todo y por encima de todo, igualdad en cuanto a la dignidad de la persona individual; por tanto igualdad en sus derechos fundamentales o esenciales.

La igualdad no debería ser la pretensión de la demagogia moderna, de reducir a todos los hombres a una igualdad perfecta y material. Si no es posible someter a la masa y las propensiones, tampoco es posible someter a la masa de una sociedad a idénticas condiciones de vida nivelando las fortunas.

La justicia exige no igual salario para todos, sino igual salario para igual trabajo. No igual tratamiento para todos lo que delinquieron, sino igual castigo por igual delito cometido en las mismas circunstancias, etc.

La legislación ha resultado insuficiente, porque ninguna ley puede suplir la falta de empleo, alimentación, educación, etc. que entorpece la formación para la libertad y auténtica igualdad ante la ley.

21 6. Impugnación procesal: toda persona tiene derecho a recurrir del fallo, resolución o auto definitivo
21
6.
Impugnación procesal: toda persona tiene derecho a recurrir del fallo,
resolución o auto definitivo en todo proceso que se decida sobre sus
derechos, de conformidad con lo establecido en la Constitución de la
República, los instrumentos internacionales de derechos humanos y
este Código.
22
22
23 Concordancias: ConstE: 76 Núm.: 7Lit.m); 86Num:3; 173 Art. 76 Núm.: 7Lit.m.- Recurrir el fallo o
23
Concordancias: ConstE: 76 Núm.: 7Lit.m); 86Num:3; 173
Art. 76 Núm.: 7Lit.m.- Recurrir el fallo o resolución en todos los procedimientos
en los que se decida sobre sus derechos.
Art.86Num:3.- Presentada la acción, la jueza o el juez convocara
inmediatamente a una audiencia pública, y en cualquier momento del proceso
podrá ordenar la práctica de pruebas y designar comisiones para recabarlas.
Se presumirán ciertos los fundamentos alegados por la persona accionante
 

24

 

cuando la entidad pública lo requiera no demuestre lo contrario o no suministra información. La jueza o juez resolverá la causa mediante sentencia, y en caso de constatarse la vulneración de derechos, deberá declararla, ordenar la reparación integral, material e inmaterial, y especificar e individualizar las obligaciones, positivas y negativas, a cargo del destinatario de la decisión judicial y las circunstancias en que deban cumplirse

 

Art. 173.- [Impugnación de actos administrativos].- Los actos administrativos de cualquier autoridad del Estado podrán ser impugnados, tanto en la vía administrativa como ante los correspondientes órganos de la función judicial.

Teoría general del proceso, Editorial ADVOCATUS Concepto y condiciones "La impugnación procesal es el poder concedido

a

las

partes

y

excepcionalmente a terceros tendiente a lograr la modificación, revocación, anulación o sustitución de un acto procesal que se considera ilegal o injusto"

Se impone considerar el tema con un doble enfoque: uno referente al sujeto a quien se le atribuye el poder, y otro, referido al objeto sobre el cual recae el poder de impugnación. Este dualismo ha contribuido a que suela distinguirse en la doctrina lo que se conoce por "impugnabilidad subjetiva" de por "impugnabilidad objetiva"

La impugnación como poder tiene origen constitucional y su contenido es abstracto ya que no está condicionado a la existencia real, efectiva y concreta del defecto o injusticia. En tal sentido, basta que se invoque la existencia de un agravio aunque luego, al momento de su resolución de mérito se deniegue el derecho (como sucede con la acción), es decir que no obstante la posibilidad de su admisión inicial, luego de su tramitación puede resultar que la pretensión impugnativa resulte rechazada al momento de dictar sentencia.

La impugnación ampliamente considerada, se manifiesta como el "poder y actividad reconocido a las partes del proceso y excepcionalmente también a terceros interesados, tendientes a conseguir la revocación, anulación, sustitución o modificación de un concreto acto de procedimiento que se afirma incorrecto o defectuoso (injusto o ilegal), siendo ello la causa del agravio que el acto produce al interesado.

Esta actividad puede dirigirse tanto contra los actos del tribunal (resoluciones) cumplidos de oficio o a petición de parte, como de los actos de colaboradores del tribunal (notificaciones), y también respecto de los actos de las partes, comprendiendo entre estos últimos de sus representantes legales, mandatarios y defensores en general.

El poder de impugnación como tal se ejercita dentro del proceso y tiende a obtener la modificación, revocación, anulación, sustitución de un acto procesal

25 ilegal o injusto: se exhibe como una prolongación de los poderes de acción y excepción.
25
ilegal o injusto: se exhibe como una prolongación de los poderes de acción y
excepción.
Principios que rigen el sistema impugnativo
Congruencia: De conformidad con nuestro ordenamiento procesal, la decisión
judicial debe circunscribirse a lo demandado y a las defensas que
concretamente se opongan, esto es, deben atender a los agravios expuestos.
El principio de congruencia se enlaza con el sistema dispositivo y configura en
el proceso una doble garantía al establecer los límites que debe someterse el
juzgador evitando arbitrariedades, y otorga seguridad de que las partes saben
de qué defenderse.
La regla de congruencia limita el campo de las impugnaciones subjetiva y
objetivamente.
Desde el punto de vista subjetivo solo puede impugnar una parte que se
encuentre legitimada al efecto: en principio, por regla general, la impugnación
solo beneficia a quien la dedujo; excepcionalmente la decisión del órgano
revisor pueda alcanzar a otro sujeto con carácter de parte que no la ejerció.
(Por ejemplo en el Litis consorcio necesario, para evitar sentencias
contradictorias).
Desde el punto de vista objetivo la regla de la congruencia limita la facultad
cognoscitiva del órgano superior, quien puede revisar solamente los derechos
(agravios) invocados por la parte peticionaste.
La regla amatividad legal significa que solo los actos señalados en forma
expresa por la ley genérica o específicamente, pueden ser impugnados, esto
significa que solo podrá deducirse impugnación contra un acto procesal si ello
está autorizado por la ley sea referido a un solo acto o a un conjunto de ellos.
Los ordenamientos formales también contienen normas específicas referidas a
la posibilidad de impugnar actos determinados, así por ejemplo, solo se
autoriza la apelación en ciertos tipos de procedimientos, o se la veda frente a
concretas circunstancias, el demandado solo puede apelar la sentencia si
opuso excepciones.
También en algunos casos referidos a ciertos recursos se establecen límites
cabe la limitación respecto del agravio, por ejemplo, en relación al monto
económico del pleito o por derogación de la regla de apelación imponiendo una
norma específica en contrario.
Taxatividad legal.
A
los
fines
de
garantizar
el
contradictorio
por
la
trascendencia
y
las
características del trámite. Por ello, todo proveído
debe
ser notificado a
domicilio. Respalda así mismo, la vigencia de la regla de la igualdad ante la ley
que se
concreta con
el
proceso, cuando se otorga a ambas partes la
 

26

 

oportunidad legal de considerar y defender, con las garantías consiguientes, cada una de las razones y fundamentos que sostiene las respectivas pretensiones.

 

Bilateralidad.

Simplificación.

Este principio alude a la tendencia actual reintentar limitar las impugnaciones y también de lograr sencillez, brevedad y concentración en su trámite, limitando de esta manera el formalismo innecesario. También se advierte por la perentoriedad de los plazos que impera en todo trámite impugnativo.

 

Comentario La impugnación procesal

es

el

poder

concedido

a

las

partes

y

excepcionalmente a terceros tendiente a lograr la modificación, revocación, anulación o sustitución de un acto procesal que se considera ilegal o injusto.

La palabra impugnación deriva del latín y significa o da a la idea de "quebrar, romper, contradecir, o refutar". Así es definido como "combatir, atacar o impugnar un argumento"

La posibilidad de deducir impugnaciones es amplia y no se limita solamente a la refutación de las sentencias sino que esta actividad se realiza a lo largo de todo el trámite judicial con diferentes características y por diferentes medios.

El procedimiento judicial deber realizarse en forma regular y legal, esto con corrección a fin de lograr el cumplimiento de sus fines.

7. Prohibición de empeorar la situación del procesado: al resolver la impugnación de una sanción, no se podrá empeorar la situación de la persona procesada cuando esta es la única recurrente.

 
26 oportunidad legal de considerar y defender, con las garantías consiguientes, cada una de las razones
 

CC: ConstE: 76 Núm.: 5; 77Num. 14

 
 

27

 
 

Art. 76 Núm.: 5

5.- En caso de conflicto entre dos leyes de la misma materia que contemplan sanciones diferentes para un mismo hecho, se aplicara la menos rigurosa, aun cuando su promulgación sea posterior a la infracción. En caso de duda sobre una norma que contenga sanciones, se la aplicara en el sentido más favorable a la persona infractora.

Art. 77Num: 14

14.-Al resolver la impugnación de una sanción, no se podrá empeorar la situación de la persona que recurre.

Según el principio general del "favor reí" 11 , se ha de aplicar la ley que sea más benigna a los intereses del acusado, contemplando dentro de su seno la posibilidad de la aplicación extractiva de la ley, al menos, en dos formas de utilización: la de retroactividad, para los que están siendo procesados o hayan sido condenados, por serles más favorable la ley posterior; y, la de ultractividad, para los que aún no hayan sido condenados y la ley anterior les es más benigna que la posterior.

Los principios más importantes del Derecho Penal , entre los cuales se destaca el principio del favor rei, que a su vez comprende todas aquellas previsiones legales que en una u otra forma protegen y garantizan la libertad dentro del proceso penal. Entre ellos, encontramos el principio del favor libertatis (aplicación restrictiva de las normas que limiten la libertad), la prohibición de la reformatio in pejus (prohibición de aumentar el monto de la condena cuando sólo apela el condenado), el in dubio pro reo (duda favorable al reo, que exige certeza para condenar, mas no para absolver).

A este sentir responde el viejo aforismo que reza: "Mejor es dejar sin castigar el crimen de un delincuente, que condenar al inocente" ("statius este impunitum relinqui facinus nocentis, quam innocentem damnare".

En caso de duda sobre la responsabilidad penal o la ley aplicable, debe estarse a lo más favorable al reo.

Los principios más importantes del Derecho Penal , entre los cuales se destaca el principio del favor rei, que a su vez comprende todas aquellas previsiones legales que en una u otra forma protegen y garantizan la libertad dentro del proceso penal. Entre ellos, encontramos el principio del favor libertatis (aplicación restrictiva de las normas que limiten la libertad), la prohibición de la reformatio in pejus (prohibición de aumentar el monto de la condena cuando

11 WEBNODE- 26-08-2012- http://tussolucioneslegales.webnode.com.ve/news/el-favor-rei-/

 

28

 

sólo apela el condenado), el in dubio pro reo (duda favorable al reo, que exige certeza para condenar, mas no para absolver).

A este sentir responde el viejo aforismo que reza: "Mejor es dejar sin castigar el crimen de un delincuente, que condenar al inocente" ("statius este impunitum relinqui facinus nocentis, quam innocentem damnare".

En caso de duda sobre la responsabilidad penal o la ley aplicable, debe estarse a lo más favorable al reo.

COMENTARIO

Al resolver la impugnación de una sanción no se podrá empeorar la situación de la persona procesada cuando esta es la única recurrente.

Hay debido proceso, si se respetan los fines superiores, como la libertad, la justicia, la dignidad humana, la igualdad y la seguridad jurídica, y los derechos fundamentales, como la legalidad, la controversia, la defensa, la celeridad, la publicidad, la prohibición de la reformatio in pejus, pues frente a la sentencia penal impugnada únicamente por el acusado, no se podrá empeorar su situación jurídica, tomando en cuenta que los recursos tienen por objeto el que el superior de aquel que dictó la resolución pueda reverla, de ser procedente, en aquellos puntos que pueden ser desfavorables al recurrente. Se ha de pensar, por tanto, que quien impugna un fallo judicial, lo hace de aquello que le causa agravio, más no de lo que es favorable. Interponer un recurso significa ir en busca del mejoramiento de la condición jurídica en la que le ha colocado a una persona la resolución del juez, más no correr el riesgo de que tal situación sea agravada, porque de no ser así, un recurso no tendría razón de ser y se limitaría la interposición de los recursos franqueados por la ley. En sentido formal.

8. Prohibición de autoincriminación: ninguna persona podrá ser obligada a declarar contra sí misma en asuntos que puedan ocasionar su responsabilidad penal.

CC: ConstE: 76 Núm.: 5;

CC:

ConstE: 76

Núm.: 5;

77Num. 14 Art. 76 Núm.: 5

5.-

En

caso de conflicto

entre dos leyes de la misma materia que contemplan sanciones diferentes para un mismo hecho, se aplicara la menos rigurosa, aun cuando su promulgación sea posterior a la infracción. En caso de duda sobre

 

29

 

una norma que contenga sanciones, se la aplicara en el sentido más favorable a la persona infractora.

 

Art. 77Num: 14

 

14.-Al resolver la impugnación de una sanción, no se podrá empeorar la situación de la persona que recurre.

 

Según el principio general del "favor reí", se ha de aplicar la ley que sea más

benigna a los intereses del acusado, contemplando

dentro

de

su

seno la

posibilidad de la aplicación extractiva de la ley, al menos, en dos formas de utilización: la de retroactividad, para los que están siendo procesados o hayan

sido

condenados,

por

serles

más

favorable

la

ley

posterior;

y,

la

de

ultractividad, para los que aún no hayan sido condenados y la ley anterior les

es

más

benigna

 

que

la

posterior.

http://tussolucioneslegales.webnode.com.ve/news/el-favor-rei-/

 

Los principios más importantes del Derecho Penal , entre los cuales se destaca el principio del favor rei, que a su vez comprende todas aquellas previsiones legales que en una u otra forma protegen y garantizan la libertad dentro del proceso penal. Entre ellos, encontramos el principio del favor libertatis (aplicación restrictiva de las normas que limiten la libertad), la prohibición de la reformatio in pejus (prohibición de aumentar el monto de la condena cuando sólo apela el condenado), el in dubio pro reo (duda favorable al reo, que exige certeza para condenar, mas no para absolver).

 

A este sentir responde el viejo aforismo que reza: "Mejor es dejar sin castigar el crimen de un delincuente, que condenar al inocente" ("statius este impunitum relinqui facinus nocentis, quam innocentem damnare".

En caso de duda sobre la responsabilidad penal o la ley aplicable, debe estarse a lo más favorable al reo.

Los principios más importantes del Derecho Penal , entre los cuales se destaca el principio del favor rei, que a su vez comprende todas aquellas previsiones legales que en una u otra forma protegen y garantizan la libertad dentro del proceso penal. Entre ellos, encontramos el principio del favor libertatis (aplicación restrictiva de las normas que limiten la libertad), la prohibición de la reformatio in pejus (prohibición de aumentar el monto de la condena cuando sólo apela el condenado), el in dubio pro reo (duda favorable al reo, que exige certeza para condenar, mas no para absolver).

A este sentir responde el viejo aforismo que reza: "Mejor es dejar sin castigar el crimen de un delincuente, que condenar al inocente" ("statius este impunitum relinqui facinus nocentis, quam innocentem damnare".

En caso de duda sobre la responsabilidad penal o la ley aplicable, debe estarse a lo más favorable al reo.

   

30

 

Al resolver la impugnación de una sanción no se podrá empeorar la situación de la persona procesada cuando esta es la única recurrente.

Hay debido proceso, si se respetan los fines superiores, como la libertad, la justicia, la dignidad humana, la igualdad y la seguridad jurídica, y los derechos fundamentales, como la legalidad, la controversia, la defensa, la celeridad, la publicidad, la prohibición de la reformatio in pejus, pues frente a la sentencia penal impugnada únicamente por el acusado, no se podrá empeorar su situación jurídica, tomando en cuenta que los recursos tienen por objeto el que el superior de aquel que dictó la resolución pueda reverla, de ser procedente, en aquellos puntos que pueden ser desfavorables al recurrente. Se ha de pensar, por tanto, que quien impugna un fallo judicial, lo hace de aquello que le causa agravio, más no de lo que es favorable. Interponer un recurso significa ir en busca del mejoramiento de la condición jurídica en la que le ha colocado a una persona la resolución del juez, más no correr el riesgo de que tal situación sea agravada, porque de no ser así, un recurso no tendría razón de ser y se limitaría la interposición de los recursos franqueados por la ley. En sentido formal.

9. Prohibición de doble juzgamiento: ninguna persona podrá ser juzgada ni penada más de una vez por los mismos hechos. Los casos resueltos por la jurisdicción indígena son considerados para este efecto. La aplicación de sanciones administrativas o civiles derivadas de los mismos hechos que sean objeto de juzgamiento y sanción penal no constituye vulneración a este principio.

Concordancias: ConstE: 76 Núm.: 7 Lit. i) Art.76 Núm.: 7

Concordancias: ConstE: 76 Núm.: 7 Lit. i) Art.76 Núm.: 7

i. Nadie podrá ser juzgado más de una vez por la misma causa y materia. Los casos resueltos por la jurisdicción indígena deberán ser considerados para este efecto.

Según el Dr. Temístocles García Pionce que nos dice que ..

LA NORMA SUPREMA DEL ESTADO Ecuatoriano, en su Art. 24, numeral 16 puntualiza este principio que prescribe: "Nadie podrá ser juzgado más de una vez por la misma causa"; es decir, que no se puede volver dos veces sobre lo mismo y dentro del aspecto procesal significa que ninguna persona puede volver a ser sometida a juicio de cualquier clase que fuere cuando ya ha sido juzgada por el mismo hecho en un juicio anterior.

31 El indicado principio aunque mantiene su independencia está íntimamente vinculado con la excepción procesal perentoria
31
El indicado principio aunque mantiene su independencia está íntimamente
vinculado con la excepción procesal perentoria de la cosa juzgada porque
extingue la relación jurídica que se ha establecido entre el juez y los sujetos
activo y pasivo, tanto es así que se colige que la infracción delictual ha sido
analizada y juzgada dentro de un procedimiento enmarcado en el debido
proceso penal.
La cosa juzgada 12
En el Derecho Procesal Penal la cosa juzgada es importante en el desarrollo
del debido proceso al ser considerada y resuelta la pretensión punitiva en una
sentencia inmutable y definitiva, por lo que está constitucional y legalmente
prohibido que vuelva a ser motivo de otro proceso el mismo objeto y los
mismos sujetos repetiría el juzgamiento anterior.
La cosa juzgada abarca tanto el aspecto objetivo (el delito) como al sujeto
pasivo del proceso como es el acusado. En el evento de que existiera un auto
de sobreseimiento definitivo del imputado que se encuentra ejecutoriado se
desestimará la pretensión punitiva, es obvio que lo que se hace es clausurar
definitivamente el proceso penal respecto de la persona sobreseída e impedir
la iniciación de otro juicio que tenga por objeto la misma infracción delictual
conforme así lo dispone el Art. 246 del Código Adjetivo Penal que en sus
incisos segundo y tercero establece: "El sobreseimiento definitivo del proceso
da fin al juicio y, en consecuencia, impide iniciar otro por el mismo hecho". "El
sobreseimiento definitivo del imputado impide que éste, en el futuro, pueda
volver a ser encausado en el mismo proceso o en otros que se inicien por el
mismo hecho". Es de anotar también que cuando se expide sentencia penal ya
sea condenatoria o absolutoria y pasa en autoridad de cosa juzgada, no cabe
que se inicie otro juicio penal por el mismo hecho y contra la misma persona
que fueron considerados en el juzgamiento correspondiente acorde con el Art.
5 del Código de Procedimiento Penal que preceptúa: "Ninguna persona será
procesada ni penada, más de una vez, por un mismo hecho".
Seguridad jurídica 13
El
principio
"Non
Bis
In
Idem" sin duda
es
un corolario
del
principio de
seguridad jurídica que es la garantía que el Estado otorga a cualquier
ciudadano de que sea perseguido procesalmente de manera indefinida más de
12 ABG. DANILO CAICEDO- 26 DE MAYO DEL 2008-
http://www.derechoecuador.com/articulos/detalle/archive/doctrinas/procedim
ientocivil/2008/05/26/cosa-juzgada
13 Jose Garcia Falconi, 6- enero-2012-
http://www.derechoecuador.com/articulos/detalle/archive/doctrinas/derechoc
onstitucional/2012/01/06/seguridad-juridica
 

32

 
 

una vez por el mismo hecho que ya fue juzgado en un proceso penal anterior. En definitiva este principio prohíbe el doble juzgamiento a fin de que no existan causas penales contemporáneas o posteriores que se hicieren por el mismo hecho contra la misma persona.

En los países de régimen político unitario como el nuestro, la aplicación de este principio, no conlleva problemas insolubles ni situaciones injustas, a diferencia de lo que ocurre en los Estados Federales como los Estados Unidos de Norteamérica en donde si es factible que una persona anteriormente juzgada en un Estado lo pueda hacer nuevamente en otro Estado.

Un principio de aplicación directa e inmediata

 

La prohibición establecida en el principio Non Bis In Idem es de aplicación directa e inmediata, de manera que no requiere de la normatividad jurídica secundaria para su procedibilidad, siendo su ámbito de acción ilimitada en razón de la materia ya que es aplicable a todo tipo de resoluciones judiciales o administrativas que hubieren pasado en autoridad de cosa juzgada. Por ejemplo: si se está desarrollando un expediente de juzgamiento administrativo contra un funcionario no se puede iniciar otro por el mismo hecho contra la misma persona ya que sería un doble juzgamiento que está prohibido por la Constitución Política de la República.

La justicia como supremo ideal de los seres humanos se condensa con este principio jurídico. La sociedad ha tenido que correr estadios prolongados en el tiempo para asimilar determinados derechos que ahora son considerados inalienables y consustanciales a todas las personas naturales. Pero para llegar a este principio, sin lugar a dudas, ha sido fruto de un largo y tortuoso camino por el cual ha transitado la humanidad. Es el freno para toda tiranía o autocracia. A través de la historia, los grupos que han ostentado el poder político y económico han perseguido a sus adversarios, enemigos o detractores incoando en su contra sendos juicios penales disfrazando el mismo hecho por otras circunstancias que han venido en un implacable hostigamiento judicial.

Prohibición de doble juzgamiento 14

 

Un solo juicio penal y la probable sanción desequilibran en el plano emocional, familiar, social y financiero al imputado lo que se agravaría si tiene que afrontar otros juicios. La maledicencia de los litigantes también contribuye en muchos casos a que los jueces y agentes fiscales se dejen sorprender por situaciones fuera de todo orden legal y constitucional.

14 Temistoples gracia –jueves 24- noviembre-2015 –derecho Ecuador http://www.derechoecuador.com/articulos/detalle/archive/doctrinas/derechoc

onstitucional/2005/11/24/el-principio-non-bis-in-iacutedem

   

33

 

Cabe destacar que el Pacto de San José en su Art. 8, numeral 4 incorpora el principio Non Bis In Ídem; es decir, la prohibición del doble juzgamiento al estatuir: "El incumplimiento absuelto por una sentencia firme no podrá ser sometido a un nuevo juicio por los mismos hechos".

Comentario

Ninguna persona podrá ser juzgada ni penada más de una vez por los mismos hechos. los caos resueltos por la jurisdicción indígena son considerados para este efecto la aplicación de sanciones administrativas o civiles derivadas de los hechos que sean objeto de juzgamiento y sanción penal no constituye vulneración este principio .

Se trata del conocido principio “non bis in ídem”, que significa que ninguna persona podrá ser procesada ni penada más de una vez por los mismos hechos. Incluso los casos que resuelva la justicia indígena se consideran en aplicación de este principio. En todo caso tener presente que cuando se trate de delitos contra la humanidad no procede este principio si la decisión resulta fraudulenta (cosa juzgada fraudulenta).

10. Intimidad: toda persona tiene derecho a su intimidad personal y familiar. No podrán hacerse registros, allanamientos, incautaciones en su domicilio, residencia o lugar de trabajo, sino en virtud de orden de la o el juzgador competente, con arreglo a las formalidades y motivos previamente definidos, salvo los casos de excepción previstos en este

33 Cabe destacar que el Pacto de San José en su Art. 8, numeral 4 incorpora
33 Cabe destacar que el Pacto de San José en su Art. 8, numeral 4 incorpora

Código.

34 Cc: ConstE: 66 Núm.: 19, 20,21 Art.66 19. El derecho a la protección de datos
34
Cc: ConstE: 66 Núm.: 19, 20,21
Art.66
19.
El derecho a la protección de datos de carácter personal, que incluye el
acceso y la decisión sobre información y datos de este carácter, así como su
correspondiente protección. La recolección, archivo, procesamiento,
distribución o difusión de estos datos o información requerirán la autorización
del titular o el mandato de la ley.
20.
El derecho a la intimidad personal y familiar.
21.
El derecho a la inviolabilidad y al secreto de la violencia física y virtual; ésta
no podrá ser retenida, abierta ni examinada, excepto en los casos previstos en
la ley, previa intervención judicial y con la obligación de guardar el secreto de
los asuntos ajenos al hecho que motive su examen. Este derecho protege
cualquier otro tipo o forma de comunicación.
Dr. José C. García Falconí
EL ART. 23 DE LA CONSTITUCIÓN en sus numerales 8 y 10 dicen lo siguiente
¨sin perjuicio de los derechos establecidos en esta Constitución y en los
instrumentos internacionales vigentes, el Estado reconocerá y garantizará a las
personas los siguientes:
8.- El derecho a la honra, a la buena reputación y a la intimidad personal y
familiar. La ley protegerá el nombre, la imagen y la voz de la persona;
24.- El derecho a la identidad, de acuerdo con la Ley¨
Que es la intimidad 15
Como he señalado
el derecho
a
la intimidad protege
la
vida
privada del
individuo y de su familia.
Esta disposición reconoce la necesidad de toda persona se conservar su
existencia con el mínimo de injerencia de los demás, para así lograr la
tranquilidad del espíritu, paz interior y el desarrollo de su personalidad.
La
regulación
de
la intimidad
en
su aspecto
inmaterial, es un
tema de
actualidad, especialmente si tenemos en cuenta la relevancia del bien jurídico
protegido ¨intimidad¨.
15 Rafaela Baroja- http://www.monografias.com/trabajos32/derecho-
intimidad/derecho-intimidad.shtml
 

35

 

En la Declaración Universal de los derechos Humanos en el año de 1948 se lo incorpora como una de las garantías fundamentales del ser humano, es por tal un derecho inherente al desenvolvimiento y realización del humano como tal.

El Art. 23 numeral 8 de la Constitución protege este derecho, porque el Asambleísta Constituyente quiso cautelar la privacidad y el buen nombre de las personas, estimando que se trata de valores íntimamente vinculados a la personalidad humana, que deben ser protegidos como bienes jurídicos específicos y además considero que debe existir la intimidad, pues sólo así el hombre puede desarrollar todas sus capacidades.

En el trabajo, que saldrá a publicación en pocas semanas sobre el Juicio Especial por la Acción de Habeas Data, hago un estudio detallado sobre este importante tema.

Qué comprende el Derecho a la Intimidad

 

El contenido mínimo del Derecho a la Intimidad, puede formularse como el derecho en no participar en la vida colectiva, el derecho de aislarse de la comunidad de cierto modo y durante cierto tiempo, a establecer una relación cero, a disfrutar de un espacio para respirar, a ejercer un derecho de anonimato o también como se dice en doctrina, a tener derecho a un círculo de vida exclusiva, a no ser conocido en ciertos aspectos por los demás, un derecho en definitiva a la propia personalidad.

O sea que el Derecho a la intimidad, protege jurídicamente un ámbito de autonomía constituido por los sentimientos, hábitos y costumbres, las relacione filiales, familiares, la situación económicas, las creencias religiosas, la salud mental y física; y, en suma las acciones. Hechos o datos que teniendo en cuenta las formas de vida aceptadas por la comunidad, están reservadas al propio individuo y cuyo conocimiento y divulgación por los extraños significa un peligro real o potencial a la intimidad.

El

Derecho

a

la

Intimidad

es

típicamente

anglosajón

y

mejor

dicho

angloamericano, apareció en los Estados Unidos de América en 1890 y ha

evolucionado conforme lo ha progresivamente informática.

 

hecho

la

tecnología

en

una sociedad

No existen varios tratados Internacionales sobre el Derecho a la Intimidad y que han sido suscritos por nuestro país, lo mencionó en detalle en la obra que sobre el Habeas Data estoy preparando.

Sobre la importancia de este Derecho

 

El señor doctor Gonzalo Zambrano Palacios, en el prólogo al libro que sobre este tema escribe la Srta. Dra. Diana Andrade dice: ¨Empero el derecho a la intimidad que comprende una garantía básica de la persona, no ha merecido el tratamiento conceptual que lo estructura debidamente. Se lo considera adscrito

36 a las garantías esenciales del hombre¨; mientras que la Dra. Andrade señala ¨la intimidad siendo
36
a las garantías esenciales del hombre¨; mientras que la Dra. Andrade señala ¨la
intimidad siendo un derecho tácitamente reconocido en la historia y en la
costumbres aun de los llamados pueblos ¨bárbaros¨ no han merecido un
tratamiento especial, dentro de las llamadas ¨buenas costumbres¨ y peor una
Ley expresa que lo consagre, proteja y garantice penado a los que se
atrevieren a violarlo o tan siquiera lastimarlo¨.
En resumen este derecho garantiza la protección del respeto a la honra de la
persona y a la de su familia; y se lo protege porque es un derecho que tiene
toda persona humana a que sea respetada su vida privada y/o familiar, el
derecho a no ser objeto de injerencias arbitrarias en la zona de su vida privada.
Qué abarca el derecho a la privacidad
En doctrina se dice abarca lo siguiente:
a.- El respeto a la vida privada de las personas
b.- El respeto a la vida pública de las personas
c.- Se asegura el respeto a la honra, honor o buen nombre de la persona y la
de su familia; y,
d.- La limitación al derecho de publicación.
Diferencias entre privacidad e intimidad
La privacidad es más amplia que la intimidad.
La intimidad protege
la
esfera
en
que
se
desarrollan las facetas más
singularmente reservadas de la vida de la persona, como el domicilio, las
comunicaciones. etc.
La Privacidad constituye un conjunto más amplio, más global de facetas de su
personalidad que este tiene derecho a mantener en reserva.
Derecho a la propia Imagen 16
Como se dice
en
doctrina,
la
imagen
como
el
nombre,
en
su valor
individualizado de la persona en sí misma considerada, con independencia de
las consecuencias patrimoniales del uso y abuso del derecho referido.
Comentario
16 Derecho Ecuador- Jose Garcia Falconi -
http://www.derechoecuador.com/articulos/detalle/archive/doctrinas/derechoc
onstitucional/2005/11/24/derechos-constitucionales-a-la-intimidad-
privacidad-y-la-imagen
 

37

 

Se trata de un fuero de protección a la vida privada de los ciudadanos. La intimidad está formada por aquellos fenómenos, comportamientos, datos y situaciones de una persona que normalmente están sustraídos al conocimiento de extraños y cuyo conocimiento por éstos puede turbarla moralmente por afectar su pudor y su recato, a menos que esa misma persona asienta a ese conocimiento.

El Derecho a la intimidad, se funda en una concepción humanista, que procura aportar elementos de razonabilidad en la inevitable tensión individuo- comunidad.

Guarda relación con los derechos previstos en el Art. 66, numerales 20, 21 y 22 de la Constitución de la República. Ninguna persona puede ser objeto de registros, allanamientos, incautaciones en su domicilio, residencia o lugar de trabajo, sin orden de autoridad competente. Existen excepciones como en los casos de flagrancia, para rescatar a la víctima de un delito, para prestar auxilio emergente…

11. Oralidad: el proceso se desarrollará mediante el sistema oral y las decisiones se tomarán en audiencia; se utilizarán los medios técnicos disponibles para dejar constancia y registrar las actuaciones procesales; y, los sujetos procesales recurrirán a medios escritos en los casos previstos en este Código.

37 Se trata de un fuero de protección a la vida privada de los ciudadanos. La

Concordancias: ConstE: 86 Núm.: 2 Lit. a); 168 Núm. 6 Art.86 Núm. 2

a)El procedimiento será sencillo, rápido y eficaz. Será oral en todas sus fases e instancias.

Art.168 Núm. 6

6. La sustanciación de los procesos en todas las materias, instancias, etapas y diligencias se llevara a cabo mediante el sistema oral, de acuerdo con los principios de concentración, contradicción y dispositivo.

 

38

 

Nuestra Carta Magna en el Art. 424 señala: “La Constitución es la norma suprema y prevalece sobre cualquier otra del ordenamiento jurídico. Las normas y los actos del poder público deberán mantener conformidad con las disposiciones constitucionales; en caso contrario carecerán de eficacia jurídica…”. “El principio de supremacía de la Constitución afecta la manera tradicional de concebir, interpretar y aplicar el derecho ordinario, mediante el conocido efecto de la interpretación conforme con la Constitución.”[1] De ahí que todos los preceptos constitucionales son de carácter obligatorio; uno de estos preceptos es el derecho al debido proceso.

Al hablar de la oralidad, diríamos que el juicio oral es vital para una garantía verdadera del debido proceso ya que conlleva que el acusado a través de su defensor, sea escuchado, produzca prueba de descargo a su favor y realice todas las argumentaciones necesarias para su defensa en una audiencia de juzgamiento pública y oral.

Nuestro derecho procesal penal tiene su fundamento en el Art. 168, numeral 6 de la Constitución de la República que señala que: La sustanciación de los procesos en todas las materias, instancias, etapas y diligencias se llevará a cabo mediante el sistema oral, de acuerdo con los principios de concentración, contradicción y dispositivo.

La oralidad en el proceso:

La etapa del juicio oral, desde el punto de vista constitucional, es la más importante y en la que más se observan los principios fundamentales del debido proceso, ya que en el sistema acusatorio oral, el verdadero control está en el juicio oral. Entonces, los sujetos procesales deben realizar sus actuaciones siempre bajo la sombra del juicio oral, porque aquí es donde la prueba pasará el verdadero control de calidad.

“La idea de que el juicio oral constituye un derecho central del debido proceso, surge del análisis de los tratados internacionales sobre los derechos humanos, en materia de garantías procesales… El juicio es considerado, por los estándares internacionales de derechos humanos, como un marco de protección general para todas las garantías del procedimiento. Sin juicio es difícil concebir la existencia de un proceso penal capaz de respetar los derechos individuales.”

Como parte central del procedimiento penal, el juicio oral se dirige a probar todos los hechos objetivos y subjetivos relevantes, y pone al órgano jurisdiccional en condiciones de formarse una opinión acerca de la existencia de la infracción y la culpabilidad del procesado.

Procedimiento:

   

39

   

La etapa de juicio se abre por el Juez de Garantías Penales a través del auto de llamamiento a juicio debidamente fundamentado tal como lo exige la Constitución de la República.

 

La audiencia preparatoria de juicio, debe desarrollarse oralmente de tal manera que se apliquen desde su inicio hasta su fin, todos sus principios de origen constitucional y se respeten todas las garantías del debido proceso, a fin de que se llegue a la verdad de los hechos y exista la defensa óptima del acusado, y así se dicte una sentencia justa, que vaya acorde con el mandato contenido en la letra l) del numeral 7 del Art. 76 de la Constitución de la República que señala lo siguiente: Las resoluciones de los poderes públicos deberán ser motivadas. No habrá motivación si en la resolución no se enuncian las normas o principios jurídicos en que se funda y no se explica la pertinencia de su aplicación a los antecedentes de hecho. Los actos administrativos, resoluciones o fallos que no se encuentren debidamente motivados se consideraran nulos. Las servidoras o servidores responsables serán sancionados.

En el Título III del Código de Procedimiento Penal inicia con el Art. 250 que dice: “En la etapa del juicio se practicarán los actos procesales necesarios para

comprobar conforme a derecho la

existencia

de

la

infracción

y

la

responsabilidad

del

acusado

para,

 

según

corresponda,

condenarlo

o

absolverlo”.

Es decir que para que el tribunal juzgador absuelva o condene al acusado es necesario que se compruebe en el juicio la existencia de la infracción (Para que un acto sea considerado como infracción es necesario que sea declarado como tal por la ley penal y que se haya establecido la pena correspondiente con anterioridad al acto) y la responsabilidad del acusado (La responsabilidad es un presupuesto indispensable que debe ser probado en juicio para que sea legítima la pena.

 

Principios del sistema acusatorio que rigen el juicio oral:

 

Los principios del sistema

acusatorio

y

de

los cuales sólo

me

referiré al

 

primero son: Principio de Oralidad, Celeridad, Contradicción, Concentración,

Inmediación, Publicidad, Dispositivo, Simplificación y de Eficacia.

 

Principio de oralidad.-

El

Art.

86

de

la

Constitución consagra que el

 

procedimiento será sencillo, rápido y eficaz. Será oral en todas sus fases e

instancias. De igual

forma, el

numeral

 

6

del

Art.

168

de la Constitución

establece que la sustanciación

 

de

los

procesos

en

todas

las materias,

 

40

 

instancias, etapas y diligencias se llevará a cabo mediante el sistema oral, de acuerdo con los principios de concentración, contradicción y dispositivo.

A su vez, este principio se establece también en el tercer artículo enumerado, agregado luego del Art. 5 del Código de Procedimiento Penal y señala: En todas las etapas, las actuaciones y resoluciones judiciales que afecten los derechos de los intervinientes se adoptarán en audiencias donde la información se produzca por las partes de manera oral. No se excluye el uso de documentos, siempre que estos no reemplacen a los peritos y testigos, ni afecten a las reglas del debido proceso y del principio contradictorio.

Queda prohibida la utilización por parte de los juzgadores de elementos de convicción producidos fuera de la audiencia o contenidos en documentos distintos a los anotados en el inciso anterior, salvo las excepciones establecidas en el CPP.

De igual forma, el Art. 258 del mismo cuerpo de leyes establece que el juicio es oral; bajo esa forma deben declarar las partes, los testigos y los peritos. Las exposiciones y alegatos de los abogados, serán igualmente orales.

Comentario

.

En todas las etapas las actuaciones y resoluciones judiciales que afectan los derechos de los intervinientes se adoptaran en audiencias donde la formación se produzca por las partes de manera oral no se excluye el uso de documentos, siempre que estos no reemplacen a los peritos y testigos ni afecten las reglas del debido proceso.

La oralidad es consustancial al proceso penal, pero prevalece en la audiencia de juicio oral. “Ya lo dijo Chiovenda "la experiencia derivada de la historia permite afirmar que el proceso oral es el mejor y más conforme con la naturaleza y las exigencias de la vida moderna, porque sin comprometer en lo más mínimo, antes bien, garantizando la bondad intrínseca de la justicia, la proporciona más económicamente, más simplemente y prontamente.”

La oralidad permite que el juzgador reciba las pruebas actuadas directamente, favoreciendo a que el mismo se forme un criterio más consistente y verídico al no existir ninguna interferencia de por medio que pueda alterarla.

En contraposición al sistema inquisitivo escrito, el acusatorio se fundamenta en la oralidad y debe aplicarse en todas las fases del proceso. Bajo este principio, es obligación del juzgador adoptar su decisión en audiencia, sin perjuicio de la notificación posterior por escrito. De acuerdo al Art. 560, deben constar por escrito:

1.- La denuncia y la acusación particular;

 
 

41

 

2.- Las constancias de las actuaciones investigativas, los partes policiales, informes periciales, las versiones, testimonios anticipados, testimonios con juramento y actas de otras diligencias;

3.- Las actas de audiencias;

 

4.-

Los

autos definitivos

siempre

que no se dicten en audiencia y las

sentencias;

 

5.- Interposición de recursos. Ello no significa que el sistema sea mixto, sino que ciertas prácticas procesales necesariamente requieren de registro, pero en general el sistema es oral.

12. Concentración: la o el juzgador concentrará y realizará la mayor cantidad de actos procesales en una sola audiencia; cada tema en discusión se resolverá de manera exclusiva con la información producida en la audiencia destinada para el efecto.

Dr. Iván Patricio Saquicela Rodas

 

El principio de concentración igualmente se encuentra dispuesto en la Constitución de la República y desarrollado en las normas del Código de Procedimiento Penal. Concentrar significa reunir, agrupar, juntar, entre otras acepciones, así entendemos que concentrar en cualquier actividad humana entraña reunir o juntar las acciones.

Procesalmente hablando concentrar significa reunir el mayor número de actividad procesal en el menor número de actos procesales, implica que se realicen el mayor número de actos procesales en el menor número de diligencias. Resulta obvio que no es posible, ni conveniente tampoco, concentrar todas las resoluciones de un proceso penal en una sola audiencia, empero si es posible y conveniente que en el menor número de actos procesales se concentren el mayor número de temas a tratarse, por ejemplo en una audiencia pueden discutirse diversos temas procesales, ello coadyuva a la celeridad, a la inmediación, en suma a la mejor comprensión de los temas procesales tanto para las partes cuanto para el juzgador.

Se sostiene que en el sistema inquisitivo la característica es la sucesión de actos, incluso en el sistema mixto sucede lo propio, en cambio en un sistema acusatorio existe la concentración; decíamos que no es posible ni conveniente que en un solo acto se concentre toda la actividad procesal penal, de hecho existen varias audiencias que tienen diferentes objetos y finalidades; empero la audiencia más importante –estelar- es la audiencia de juicio, audiencia oral, pública y contradictoria. Según el artículo 250 del Código de Procedimiento Penal la etapa del juicio tiene por finalidad practicar los actos procesales necesarios para comprobar conforme a Derecho la existencia de la infracción y la responsabilidad del acusado, es en dicha audiencia en la que se concentran el mayor número de actos; comparecen los testigos, los peritos, se presentan documentos, se hallan presentes el acusado, el ofendido y sus abogados

 

42

 

defensores así como el Fiscal, se concentra la actividad y es donde, efectivamente, se debate con el fin de llegar a la certeza de la existencia del delito y la responsabilidad del acusado, caso contrario la sentencia deberá absolver al procesado.

comentario

El juicio es la etapa principal del proceso penal por lo que las audiencias deben darse de principio a fin.

Se debe de tratar de efectuar la mayor cantidad de actos en una sola audiencia, abordando cada tema adecuadamente y adoptando las resoluciones respectivas. Esto contribuye a la celeridad y economía procesal.

La concentración resulta favorable para el proceso penal, el Juez al apreciar directa e inmediatamente toda la actividad procesal concentrada en una audiencia, puede retener en su memoria los hechos acreditados, lo que se discutió y probó, en suma está mejor preparado para dictar su resolución así como para dictar sentencia, resolución y sentencia que guardarán congruencia con lo que se acaba de suscitar en la audiencia.

De la misma forma la concentración permite observar a las partes procesales de manera continua lo que sucede en el juicio penal, sin interrupciones o intervalos que dificulten la comprensión de los acontecimientos objeto del proceso, por lo mismo hay más garantías tanto para las partes procesales como para los ciudadanos en general.

13. Contradicción: los sujetos procesales deben presentar, en forma verbal las razones o argumentos de los que se crean asistidos; replicar los argumentos de las otras partes procesales; presentar pruebas; y, contradecir las que se presenten en su contra.

42 defensores así como el Fiscal, se concentra la actividad y es donde, efectivamente, se debate

Concordancias: ConstE: 76 Núm.: 7 Lit. h)

 

43

 
 

Art.76 Núm. 7

 

h)

Presentar

de forma

verbal

o

escrita las

razones o

argumentos

de

los

que

se

crea

asistida y replicar

los

argumentos

de

las

otras

partes;

presentar

pruebas

y

contradecir las que se presenten en su contra.

 

17 En el Ecuador y en varios países de la América Latina rige el llamado sistema acusatorio oral, hay quienes creen que la denominación expresa relativamente la esencia del sistema, es oral y ciertamente hemos explicado aquello, es acusatorio toda vez que si no existe acusación no hay juicio penal, eso lo recoge nuestro Código de Procedimiento Penal; por más que exista acusación particular, si no hay la acusación fiscal; es decir si no existe la acusación oficial, no puede entablarse el proceso penal, ello nos hace pensar, dentro de la temática que abordamos actualmente, que la acusación es el elemento sine qua non en el proceso penal, sobre ello hay que discutir, precisamente allí es en donde cobra vigor el principio de contradictor edad. Se sostiene que lo sustancial en un sistema de corte acusatorio es la contradictora edad, se trata de un sistema profundamente adversaria.

Jorge Zavala Baquerizo, estudiando lo que dice relación con la prueba, sostiene que el principio de contradicción de la prueba comprende un derecho garantizado por la ley a las partes procesales, las partes tienen derecho a conocer, criticar y oponer los medios de prueba tendientes a desvalorizar lo que la otra parte presenta.

La contradicción es esencial, decíamos que el Juez resuelve escuchando directamente a las partes, también, a propósito del tratamiento de la oralidad, manifestábamos que se produce información de mejor calidad, empero ello es real siempre y cuando se permita la contradicción, por ello las partes deben exigirse a sí mismos y mutuamente, deben debatir, tienen el derecho de controvertir todo lo que

17 Jorge Zavala Baquerizo,derecho- sistema acusatorio

 
     

44

 

presenta la

otra

parte,

pero

lo

que

es

más,

deben

controvertir si quieren llevar calidad de información,

si

pretenden tener éxito en su estratagema jurídica.

Según Walter Guerrero Vivanco que

expresa que

“la

contradictor

edad

constituye

una

especie

de

combate

probatorio entre las partes, que este principio garantiza,

especialmente,

que

la

prueba de cargo

que presenta la

acusación sea rebatida por la prueba de descargo que

presenta la defensa,

así

el

Tribunal o

el

Jurado,

según el

caso, podrá formarse una idea clara y completa de lo

ocurrido. Concluye manifestando que solo la prueba

confrontada entre las partes puede formar la convicción de

culpabilidad o sentencia. “

de

inocencia

del

Tribunal

o

Jurado

de

Comentario

Las partes tendrán derecho a conocer y controvertir las pruebas, así como a intervenir en su formación .el juez se resolverá como base a los argumentos y elementos de convicción aportados. El juez carecerá de iniciativa procesal.

 

La contradictora edad permite la defensa, o la defensa se exterioriza a través de la oposición a la acusación y a los elementos probatorios en que se sustenta; la doctrina dice que tiene que haber igualdad de armas, para que sea una justa contradicción. De allí que la contradicción que tienen las partes procesales no solo es un principio de un sistema procesal, sino un derecho de las partes procesales para un debido proceso.

La contradicción cobra mayor vigor en la etapa del juicio, en la audiencia donde deben practicarse las pruebas para demostrar tanto la existencia de la infracción como la responsabilidad del acusado, es donde se escenifica la contradicción, donde cobra su mayor vitalidad; empero la contradictor edad está presente en todas las etapas del proceso penal, es la esencia misma del sistema adversaria.

Las partes tienen derecho a contradecir sean las pruebas de cargo o de descargo, las denuncias o acusaciones,

 

45

 
 

incluso se puede contradecir los alegatos, situación que garantiza el derecho a la defensa y el debido proceso. Si una parte por algún motivo no tiene prueba que producir en audiencia (en virtud de no haberla anunciado oportunamente), igualmente tiene derecho a contradecir la prueba que se presente en su contra.

14. Dirección judicial del proceso: la o el juzgador, de conformidad con la ley, ejercerá la dirección del proceso, controlará las actividades de las partes procesales y evitará dilaciones innecesarias.

En función de este principio, la o el juzgador podrá interrumpir a las partes para solicitar aclaraciones, encauzar el debate y realizar las demás acciones correctivas.

Nuevamente del libro de código organico integral penal 18

18 Jose garcia falconi, código organico integral penal , comentarios

46
46
47
47
 

48

 

Concordancias: ConstE: 76 Núm.: 1 Art.76 Núm. 1

1.Corresponde a toda autoridad administrativa o judicial, garantizar el cumplimiento de las normas y los derechos de las partes.

En función de este principio la o le juzgador podrá interrumpir a las partes para solicitar aclaraciones, y encausar el debate y realizar las demás acciones correctivas.

Comentario

La o el juzgador, de conformidad con la ley, ejercerá la dirección del proceso, controlara las actividades de las partes procesales y evitara dilaciones innecesarias.

En función de este principio, lao el juzgador podrá interrumpir a las partes para solicitar aclaraciones, en causar el debate y realizar las demás acciones correctivas.

Corresponde al juez ejercer la dirección del proceso, controlando la actividad de las partes y evitando dilaciones innecesarias. El juzgador está facultado para solicitar aclaraciones (cuidando de no hacer prueba), encauzar el debate a fin de centrarlo al momento procesal y al caso. Además, puede adoptar medidas correctivas y aplicar sanciones para garantizar el normal desarrollo de las diligencias.

15. Impulso procesal: corresponde a las partes procesales el impulso del proceso, conforme con el sistema dispositivo.

49 Ahora compararemos con lo que nos dice el Dr. Ángel Maza López El principio de
49
Ahora compararemos con lo que nos dice el Dr. Ángel Maza López
El principio de impulso procesal se fundamenta en el principio de dirección del
proceso, tiene el carácter público y se mantiene de acuerdo a los adelantos de
los estudios del Derecho Procesal, a través del cual el Estado hace efectivo el
derecho positivo, en busca de la armonía y la paz social con justicia plena.
El impulso procesal tiene como finalidad legitimar la actividad de las partes
haciéndola más dinámica, funcional y directriz. El principio de impulso procesal
-conocido también como impulso oficial, impulso judicial o impulso autónomo-
es el que permite poner en movimiento al proceso, de tal manera que no sede
tenga hasta que se ponga fin a la instancia. Estos actos de procedimiento
pueden hacerse indistintamente: a petición de parte, de oficio por los órganos
jurisdiccionales o por disposición expresa de la ley.
Comentario
Corresponde a las partes procesales el impulso del proceso, conforme con el
sistema dispositivo.
   

50

 

Conforme al principio dispositivo previsto en el Art. 168.6 de la Constitución, el impulso del proceso corresponde a las partes, el juez carece de iniciativa procesal, su deber es garantizar los derechos de las partes, no de adoptar posición por alguna de ellas.

16. Publicidad: todo proceso penal es público salvo los casos de excepción previstos en este Código.

50 Conforme al principio dispositivo previsto en el Art. 168.6 de la Constitución, el impulso del
50 Conforme al principio dispositivo previsto en el Art. 168.6 de la Constitución, el impulso del

Cc: ConstE: 76 Núm.: 7 Lit. d); 168 Num.5 Art.76 Núm. 7

 

d) Los procedimientos serán públicos salvo las excepciones previstas por la ley. Las partes podrán acceder a todos los documentos y actuaciones del procedimiento.

Art.168 Núm. 5

5. En todas sus etapas, los juicios y sus decisiones serán públicos, salvo los casos expresamente señalados en la ley.

Según Dr. José García Falconí, derecho Ecuador

 

La publicidad se considera una garantía de la justicia, en cuanto permite que la colectividad controle su administración, al tiempo que ofrece a las partes un entorno de transparencia adecuado para el pleno ejercicio de sus derechos. Por eso, la Convención Americana sobre Derechos Humanos incluye a la publicidad entre las garantías judiciales mínimas (artículo 8, núm.5 El principio comprende tanto la posibilidad de que el pueblo asista directamente a las actuaciones (publicidad in mediata), como la de recibir información respecto al desenvolvimiento de éstas a través de los medios de comunicación colectiva (publicidad mediata). La difusión pública de las incidencias del proceso penal, sin embargo, no está exenta de peligros. Belingadvier te concretamente cuatro:

el desprestigio del imputado, cuya presunción de inocencia se ve inevitablemente resentida por el solo hecho del procesamiento; la tentación que la di fusión pública genera en los protagonistas del proceso -fis cales,

   

51

 

abogados, jueces- a buscar su lucimiento, con des medro de la eficacia de su papel procesal.

Hoy se habla que la publicidad

es

el

alma

de

la justicia

y debe hacerse

extensiva

a

todas

las

partes

del

proceso,

logrando

una

participación

protagónica del imputado y su defensor.

 

El buen efecto de la publicidad influye sobre la veracidad del testigo. Las miradas del público lo desconciertan si tiene un plan para no decir la verdad, percibe que en el público puede haber alguien que conoce la verdad, y que si miente quedaría el descubierto. No obstante, algunos críticos mencionan que existen efectos negativos de la publicidad cuando participan los medios de comunicación social.

Comentario

Los procedimientos serán públicos salvo las excepciones previstas por la ley, las partes podrán acceder a todos los documentos y actuaciones de procedimiento.

La publicidad garantiza la trasparencia en el acto del juzgamiento y busca que la decisión judicial sea justa e imparcial; garantiza así mismo el conocimiento directo de la comunidad sobre la actividad probatoria y las decisiones que adoptan los jueces, le permite a la comunidad ejercer cierto control en los operadores de justicia. Nuestra Constitución en su Art. 76 numeral 7 literal d) prevé: “Los procedimientos serán públicos salvo las excepciones previstas por la ley. Las partes podrán acceder a todos los documentos y actuaciones del procedimiento”.

Contribuye a la transparencia en la administración de justicia. El principio demanda que todas las actuaciones sean públicas incluidas las decisiones que adopte el juzgador, de esta manera el soberano ejerce control sobre el ejercicio de la potestad pública. No obstante, existen algunas excepciones como el caso de los delitos contra la integridad sexual y otros donde las audiencias se tramitan en forma reservada al público.

17. Inmediación: la o el juzgador celebrará las audiencias en conjunto con los sujetos procesales y deberá estar presente con las partes para la evacuación de los medios de prueba y demás actos procesales que estructuran de manera fundamental el proceso penal.

 

52

 
52 Ab. Ángel Maza L. Le permite al juez presenciar la práctica de la prueba, obteniendo

Ab. Ángel Maza L.

Le permite al juez presenciar la práctica de la prueba, obteniendo una percepción directa sobre las declaraciones de los testigos y peritos, y sin la presencia de intermediarios durante el proceso de juzgamiento. Es indispensable para conocer la verdad y basar el fallo en justicia, garantizando la imparcialidad en las decisiones judiciales.

Se precisa que el “acto de juzgamiento es profundamente humano y el juez debe apreciar al testigo, al perito, al acusado, comunicarse con ellos para desentrañar el verdadero significado de sus posiciones dentro del proceso”. Esto le ayuda a elaborar la sentencia de acuerdo con las impresiones personales que obtiene de los medios de prueba.

La inmediación también hace referencia a que todos los elementos probatorios deben evacuarse en la audiencia del juicio, salvo excepciones legales. Antes del juicio no existe prueba propiamente dicha, solamente evidencia que será presentada en el juicio para que se valore.

Comentario

Protege a que las decisiones judiciales no pueden ser alteradas por cosas futuras .Cuando el acto se encuentra ejecutoriado y ninguna autoridad puede reformarlo revocarlo o modificarlo.

Debe haber una comunicación directa, inmediata entre el juez y los distintos elementos del proceso como son las partes, desgraciadamente en nuestro medio no se cumple sino a medias este principio, por el cúmulo de trabajo que tienen los señores jueces.

 

53

 
 

Se garantiza con la presencia del juzgador en las audiencias y presentación de las pruebas, puesto que las partes tienen derecho a ser escuchadas directamente por quien resolverá el caso. El juez no puede encargar a otros servidores judiciales las diligencias que requieren su participación directa.

18. Motivación: la o el juzgador fundamentará sus decisiones, en particular, se pronunciará sobre los argumentos y razones relevantes expuestos por los sujetos procesales durante el proceso.

Cc: ConstE: 76 Núm.:

Cc: ConstE: 76 Núm.:

7 Lit. l)

Art.76 Núm. 7

l) Las resoluciones de los poderes públicos

deberán

ser

motivadas. No abra motivación si en la resolución no se enuncian las normas o principios jurídicos en que se funda y no se explica la pertinencia de su aplicación a los antecedentes del hecho. Los actos administrativos, resoluciones o fallos que no se encuentren debidamente motivados se consideran nulos. Las servidoras o servidores responsables serán sancionados.

Dr. José García falconí 19 Bases constitucionales y legales

 

Los siguientes textos constitucionales y legales se refieren a esta garantía básica del debido proceso, que es la motivación.

El Art. 76 numeral 7 de la Constitución de la República vigente, dispone en su parte pertinente “En todo proceso en el que se determinen derechos y obligaciones de cualquier orden, se asegurará el derecho al debido proceso que incluirá las siguientes garantías básicas: …7. El Derecho de las personas a la defensa incluirá las siguientes garantías:

Las resoluciones de los poderes públicos deberán ser motivadas. No habrá motivación si en la resolución no se enuncian las normas o principios jurídicos en que se funda y no se explica la pertinencia de su aplicación a los antecedentes de hecho. Los actos administrativos, resoluciones o fallos que no

19 http://definicionlegal.blogspot.com/2013/01/bases-constitucionales-y- legales-de-la.html

 

54

 
 

se encuentren debidamente motivados se considerarán nulos. Las servidoras o servidores responsables serán sancionados”.

El Art. 130 numeral 4 del Código Orgánico de la Función Judicial, señala en su parte pertinente “Facultades jurisdiccionales de las juezas y jueces.- Es facultad esencial de las juezas y jueces ejercer las atribuciones jurisdiccionales de acuerdo con la Constitución, los instrumentos internacionales de derechos humanos y las leyes; por lo tanto deben: …4. Motivar debidamente sus resoluciones. No habrá motivación si en la resolución no se enuncian las normas o principios jurídicos en que se funda y no se explica la pertinencia de su aplicación a los antecedentes de hecho. Las resoluciones o fallos que no se encuentren debidamente motivados serán nulos”.

El Art. 108 ibídem dispone “Infracciones graves 20 .- A la servidora o al servidor de la Función Judicial se le podrá imponer sanción de suspensión, por las siguientes infracciones: …8. No haber fundamentado debidamente sus actos administrativos, resoluciones o sentencias, según corresponda, o en general en la sustanciación resolución de las causas, haber violado los derechos y garantías constitucionales en la forma prevista en los artículos 75, 76 y 77 de la Constitución de la República.

La reiteración de estas faltas por tres ocasiones en un período de un año, será motivo de destitución”.

Como dice la doctrina recogida por el tratadista Gozaíni, éste un principio constitucional, que ratifica la condición de garantía que tiene para el justiciable; además es un sistema de reaseguros que las constituciones democráticas crean para la tutela de los individuos frente al poder estatal; pero además esta garantía se apunta también a un principio jurídico-político, que expresa la exigencia del control a cargo del mismo pueblo, depositario de la soberanía en cuyo nombre se ejercen los poderes públicos; en resumen se logra que toda decisión judicial sea razonable y plenamente motivada, cumpliendo de esta manera una regla importante del debido proceso y se destierra la arbitrariedad de los jueces, fiscales, defensores públicos y de cualquier otra autoridad pública, pues solo así se garantiza el principio de independencia y de fiscalización a su vez de los operadores de justicia.

Varios amigos jueces con los cuales he mantenido conversaciones muy positivas, me han manifestado que existen problemas ocasionales como la motivación de las sentencias especialmente por los Tribunales de Garantías Penales, luego de la audiencia en la etapa de juicio, que aun siendo su obligación legal emitirla verbalmente (in voce), luego de terminada dicha

20 http://www.multascea.es/tipos-de-infracciones-y-cuantias-de-las- sanciones

 

55

 

audiencia, es obligatorio motivarla debidamente dentro del término de tres días de forma argumentada y razonada, para luego ser notificada a las partes procesales.

Se ha dicho por parte de algunos autores consultados, que la motivación o fundamentación razonada de los pronunciamientos judiciales, tiene un significado para la democracia institucional, en el sentido de legitimar la intervención judicial en un régimen constitucional, pues de esta manera como he manifestado, se cumple aquella declaración constitucional de que la justicia emana del pueblo, y esta declaración no es retórica, pues sirve para recordar que el pueblo en un Estado Constitucional de Derechos y Justicia como lo es el Ecuador, conforme señala el Art. 1 de la Constitución, es fuente de todo poder, de tal manera que los jueces no son propietarios ni detentadores de la justicia; o sea que la motivación sirve para legitimar a los jueces en su actividad de impartir justicia, para lograr la misma, al indicar nuestra Carta Magna, el Código Orgánico de la Función Judicial, que los jueces solo recibirán un juicio favorable de quien tiene la legitimidad institucional para formularlo, que en nuestro caso es el pueblo ecuatoriano, y sirven para lograr aquellas metas que se proponen en el proceso de cambio que vive el país: de lograr la paz social y la ética social pública, de tal modo que el deber de argumentación, fundamentación y motivación es una exigencia política, constitucional y legal, pues solo de este modo se evitan decisiones arbitrarias de los jueces, que en algunos casos pueden ser sujetos a pasiones y errores humanos; pero estos errores deben ser reparados cuando causan daño, conforme tengo manifestado en mi trabajo publicado sobre la demanda civil por responsabilidad subjetiva por daños y perjuicios y daño moral, en contra de jueces, fiscales y defensores públicos.

¿QUÉ ES LA MOTIVACIÓN DE LA SENTENCIA?

 
55 audiencia, es obligatorio motivarla debidamente dentro del término de tres días de forma argumentada y

Carnelutti señala con sencillez, que “La motivación de la sentencia consiste en la construcción de un razonamiento suficiente, para que de los hechos que el

 

56

 
 

juez percibe, un hombre sensato pueda sacar la última conclusión contenida en la parte dispositiva(…)la motivación está impuesta para que muestre el juez que ha razonado”; pero actualmente una resolución no se motiva con la simple interpretación del derecho, pues la misma actualmente recalco es un proceso mental que exterioriza un proceso intelectivo que impone al juez pronunciarse de alguna determinada manera, conforme señalo en líneas posteriores. 21

IMPORTANCIA DE LA MOTIVACIÓN

 

La motivación de la sentencia pronunciada en un juicio, no sólo hace a la garantía de la defensa en juicio, sino a la esencia de un régimen democrático, pues no puede privarse a los ciudadanos que viven en el país, de conocer las razones concretas que determinaron la resolución dictada por los órganos operadores de justicia. Con la doctrina de la arbitrariedad se tiende a resguardar la garantía de defensa en juicio y el debido proceso, exigiendo que las sentencias de los jueces sean fundadas y constituyan una derivación razonada del derecho vigente con aplicación a las circunstancias comprobadas de la causa.

¿CÓMO DEBE SER LA MOTIVACIÓN DE UNA RESOLUCIÓN JUDICIAL?

 
56 juez percibe, un hombre sensato pueda sacar la última conclusión contenida en la parte dispositiva(…)la
 
 

El tratadista Gozaíni señala, “En la formación de la sentencia, primero se accede en buena parte a los esfuerzos de la jurisdicción. Lógica, inteligencia, psicología y voluntad, son los principales componentes que caracterizan el proceso mental de elaboración”, agregando que en consecuencia los hechos se incorporan por las partes, las peticiones delinean el objeto procesal, y la congruencia es el límite fijado para evitar el exceso jurisdiccional”, recalcando que la delimitación del tema deciden di, la fijan los litigantes y no le es posible al juez desviar por otros caminos el destino de las pretensiones trazadas; esto

21 Carnelutti, revista- derecho drox, pg 7

 
 

57

 

es los jueces a la hora de motivar deben realizar una completa justificación de la decisión adoptada. En esta misma Sección Judicial de Diario La Hora, publiqué un artículo sobre las actuales funciones de los jueces y el principio procesal dispositivo, que se refieren a esta materia, esto es la capacidad de los jueces de conformidad con el Art. 130 numeral 10 del Código Orgánico de la Función Judicial, que dispone “Ordenar de oficio, con las salvedades señaladas en la ley, la práctica de las pruebas que juzguen necesarias para el esclarecimiento de la verdad”, lo que guarda relación con lo que dispone el art. 140 ibídem, que señala que el juez debe aplicar el derecho que corresponde al proceso, aunque no haya sido invocado por las partes o lo haya sido erróneamente; pero no puede ir más allá del petitorio, ni fundar su decisión en hechos diversos de los que han sido alegados por las partes, aun cuando esta última disposición no es aplicable cuando en esta forma se puedan vulnerar principios reconocidos en la Constitución y en los instrumentos internacionales de derechos humanos.

De este modo, el motivar una resolución es una exigencia constitucional y legal, además motivar es razonar sobre los fundamentos de la decisión, esto es explicar a la sociedad de manera racional el porqué de las decisiones, pues sólo de esta manera se evita la arbitrariedad de los jueces y más operadores de justicia.

ARGUMENTACIÓN JURÍDICA

En cuanto a la racionalidad y justificación de las decisiones judiciales, debo manifestar como lo he dicho múltiples veces, en varios trabajos que he publicado, que el termómetro más adecuado para medir la legitimidad democrática del poder judicial y del juez garantista, viene determinada por la calidad justificadora de las decisiones; de tal modo que la fundamentación, la argumentación y la motivación jurídica deben ser cumplidas a raja tabla en todas sus resoluciones tal como lo dispone el Art. 76 número 7 letra l) de la Constitución de la República; teniendo siempre en cuenta que la jurisdicción debe estar al servicio de los ciudadanos, y no debe ser un medio para denegar justicia, conforme señala la Constitución de la República y el Código Orgánico de la Función Judicial, cuyos principios rectores los trato de manera detallada en el libro Título titulado “Los Principios Rectores de la Administración de Justicia en el Código Orgánico de la Función Judicial”.

RAZONABILIDAD

El tratadista Luis Lancina señala que la razonabilidad “Es el criterio demarcatorio de la discrecionalidad frente a la arbitrariedad, ya que si la potestad discrecional consiste en elegir una opción entre un abanico de posibilidades razonables no hay potestad discrecional cuando es solo una la solución razonable, y por tanto no hay posibilidad de elección. En el supuesto más habitual en que caben varias elecciones entra de manera determinante la persona del juez, quien estará investido de potestad para decidir en una u otra

 

58

 
 

dirección, es decir hay un margen discrecional cuando sobre una cuestión aparecen varias soluciones razonables, y es preciso elegir entre ellas. Por ello, el ejercicio de la potestad discrecional presupone dos elementos, por una parte una opción entre varias soluciones razonables y es preciso elegir entre ellas y por otra parte que esa opción sea razonable dentro de un marco socio cultural determinado.

Dicho autor señala con razón que “La motivación garantiza que se ha actuado racionalmente porque da las razones capaces de sostener y justificar en cada caso las decisiones de quienes detentan algún poder sobre los ciudadanos. En la motivación se concentra el objeto entero del control judicial de la actividad discrecional administrativa y donde hay un duro debate sobre hasta dónde deben fiscalizar los jueces”.

¡FUNDAMENTAR NO ES MOTIVAR!

 

Es necesario hacer conciencia a los jueces, fiscales, defensores públicos y más operadores de justicia, que fundamentar no significa lo mismo que motivar; esto es aplicar la ley sin más tarea que elaborar exégesis pura, esto es fundamentar; mientras que motivar implica darle racionalidad y sentimiento de justicia.

El tratadista Colomer Hernández, citado por Oswaldo Alfredo Gozaíni, señala, que la motivación actúa como un elemento de racionalización del sistema procesal, en cuanto constituye un presupuesto y una garantía del control que los órganos superiores realizan respecto a la actividad del juez inferior.

Gozaíni manifiesta “Racionalidad no siempre supone razonabilidad en el sentido estricto de la comparación, porque puede cerciorarse el juez de lo dicho y expuesto, sin advertir desatinos o incongruencias, en cuyo caso, lo razonable no sería razonado”. 22

Añade, “A veces, también el raciocinio aplicado en la sentencia se identifica con justificación, siendo así difícil emparentar lo deseable con lo existente. Es evidente, en consecuencia de la síntesis, que buscar entre los contenidos de la motivación, la razonabilidad implica una tarea casi imposible, porque es más simple deducir la incongruencia, el error, el absurdo, es decir, todo lo contrario a la regla mencionada”.

 

59

 

Termina dicho autor señalando que la motivación, persigue la certidumbre y la confianza institucional, más allá de servir a otras finalidades, como son el control de la actividad jurisdiccional por parte del superior jerárquico y de la misma opinión pública, o para demostrar la eficacia en la prestación del servicio jurisdiccional.

LEGITIMACIÓN DE LOS JUECES

Kelsen y algunos otros autores sostienen que la legitimidad judicial tiene su base en la independencia e imparcialidad de los jueces, y fundamentalmente estos se legitiman al momento de dictar sus resoluciones de manera motivada, esto es cumpliendo lo que dispone el artículo 76 numeral 7 letra l) de la Constitución de la República, art. 130 del Código Orgánico de la Función Judicial; de tal modo que la Constitución refleja en mayor medida que la ley es del pueblo y los jueces por su independencia e imparcialidad son los guardianes naturales de la soberanía constitucional, que reside en el pueblo.

El autor Bruce Ackerman, sostiene que en una democracia debe gobernar la mayoría y no una élite como la del poder judicial, pero hay que señalar que las mayorías son falibles y pueden equivocarse, aunque el autor citado manifiesta que las decisiones que toman el conjunto de los ciudadanos, esto es las decisiones constitucionales se expresan en la Constitución, mientras que la actitud de los ciudadanos a través del gobierno y el legislativo son expresadas en leyes, pero Hamilton sostiene que la Constitución es la expresión más alta de la soberanía y el juez debe andar frente al legislador como árbitro del proceso democrático para determinar si este se satisfizo en la esfera legislativa y política, pues como dice Jhon Ely, la Constitución sólo protege una forma democrática de gobernar y no una ideología sustantiva, y la finalidad de la interpretación constitucional es la protección del proceso democrático en la sociedad y en las instituciones, y no la preservación de ideologías o valores.

SANCIÓN

El Art. 108 numeral 8 del Código Orgánico de la Función Judicial dispone conforme tengo señalado anteriormente como infracción grave, la falta de motivación; y la reiteración de estas faltas por tres ocasiones en un período de un año, será motivo de destitución del operador de justicia; y esto tiene su razón de ser porque existe el presupuesto procesal que se vincula con el deber constitucional que se instala como garantía judicial, señalada en el artículo 76 numeral 7 letra l) de la Constitución; y porque una resolución infundada es un caso de arbitrariedad que produce como dice la disposición constitucional antes señalada, de declarar nulas dichas resoluciones; y además que los servidores responsables sean sancionados; recordando que el Art. 167 de la Constitución de la República señala que la potestad de administrar justicia emana del pueblo, pero es una potestad que el juez debe ejercerla de forma independiente, imparcial y responsable; por esta razón existe la necesidad de

 

60

 

independencia de la Función Judicial frente a los otros cuatro poderes del Estado.

comentario.

Prevista también como una garantía del debido proceso en el Art. 76.7, literal l) de la Constitución, y refiere a la obligación que tienen los órganos de la jurisdicción penal, de fundamentar las decisiones, precisando las normas o principios jurídicos en los que fundan la resolución y explicando la pertinencia de su aplicación a los antecedentes de hecho.

En caso de faltar la motivación, las resoluciones se consideran nulas. Los principios de economía y celeridad procesal, se aplican observando la garantía de motivación. Cuando el juzgador debe pronunciarse en audiencia, no basta con anunciar si declarará la culpabilidad o ratificará la inocencia, es necesario que explique sucintamente las razones lógicas y jurídicas de su decisión en la misma audiencia.

Se ha dicho por parte de algunos autores consultados, que la motivación o fundamentación razonada de los pronunciamientos judiciales, tiene un significado para la democracia institucional, en el sentido de legitimar la intervención judicial en un régimen constitucional, pues de esta manera como he manifestado, se cumple aquella declaración constitucional de que la justicia emana del pueblo, y esta declaración no es retórica, pues sirve para recordar que el pueblo en un Estado Constitucional de Derechos y Justicia como lo es el Ecuador, conforme señala el Art. 1 de la Constitución, es fuente de todo poder, de tal manera que los jueces no son propietarios ni detentadores de la justicia; o sea que la motivación sirve para legitimar a los jueces en su actividad de impartir justicia.

La o el juzgador fundamentara sus decisiones .en particular, se pronunciara sobre los argumentos y razones relevantes expuestos por los sujetos procesales durante el proceso.

19. Imparcialidad: la o el juzgador, en todos los procesos a su cargo, se orientará por el imperativo de administrar justicia de conformidad con la Constitución de la República, los instrumentos internacionales de derechos humanos y este Código, respetando la igualdad ante la Ley.

 

61

 
 
Cc: ConsE: 76 Núm.: 7 Lit. k) Art.76 Núm. 7 k) Ser juzgado por una jueza

Cc: ConsE: 76 Núm.: 7 Lit. k) Art.76 Núm. 7 k) Ser juzgado por una jueza

o juez

independiente, imparcial y competente. Nadie será juzgado por tribunales de excepción o por comisiones especiales creadas para el efecto.

Según el Ab. José Sebastián Cornejo Aguiar nos dice que ..

Debido a que la imparcialidad, trata de controlar los móviles del juez frente a influencias extrañas al Derecho provenientes desde dentro del propio proceso jurisdiccional.

En este sentido, el deber de imparcialidad puede definirse como un deber de independencia frente a las partes en conflicto y/o frente al objeto de litigio.

23 En tanto, la imparcialidad es un criterio propio de la Justicia, que establece que las decisiones deberían tomarse siguiendo criterios objetivos, sin dejarse llevar por influencias de otras opiniones, prejuicios o bien por razones, que de alguna manera se caractericen por no ser apropiadas, es por ello, que es necesario hacer alusión a los siguientes aspectos:

1.- Origen del principio de imparcialidad

 

El principio de imparcialidad deriva del principio de igualdad, y se concreta en la comparación y la elección ponderada de diversos valores:

  • a) Entre varios intereses públicos;

 
  • b) Entre intereses públicos e intereses privados, para impedir que los intereses

privados sean sacrificados más de lo necesario;

 
  • c) De intereses privados entre sí, para evitar discriminaciones arbitrarias. [2]

 

2.- Alcance del principio de imparcialidad.-

 

Se refiere a la exigencia

de que la administración, en el ejercicio de sus

funciones, valore y actúe los intereses públicos, sin sufrir desviaciones por intereses personales del agente, o intereses de grupos de presión públicos o privados. [3]

23 Jose sebastian Cornejo- derecho Ecuador- 22-octubre-

 

2015http://www.derechoecuador.com/articulos/detalle/archive/doctrinas/der

echoconstitucional/2015/10/22/analisis-del-principio-de-imparcialidad

 
 

62

 

3.- Clases de Imparcialidad.-

  • a) El caso del imparcial acertado.- ilustra la situación en que conforme a

criterios internos al Derecho se valora que la decisión que el juez ha tomado es

la decisión correcta y, además, se considera que lo ha hecho por los motivos correctos;

  • b) El caso del imparcial equivocado.- No se cuestionan los motivos por los

cuales el juez decidió, se asumen como correctos, pero se critica la decisión tomada;

  • c) El caso del parcial legal.- Ilustra perfectamente lo que es la deslegitimación

de una decisión por la deslegitimación de quien la toma. Quien decidió no debió decidir por no ser imparcial, es decir, por no reunir un requisito esencial de la legitimidad de la jurisdicción;

  • d) El caso del parcial ilegal.- La actitud interna hacia el Derecho lleva a realizar

una crítica externa al contenido de la decisión, de forma que la argumentación de la decisión se ve como pura simulación de justificación.

4.- Consideraciones sobre la Imparcialidad

 

Entendido, la trascendencia del origen, su alcance y sus clases, podríamos visualizar, entonces a la imparcialidad como aplicar la justicia, de una manera recta que implique igualdad, equidad, paridad, es decir consiste en poner entre paréntesis todas las consideraciones subjetivas, que puedan influir en el Juez el momento de la administración de justicia, como bien se enuncia en el Código Orgánico de la Función Judicial el mismo que hace alusión al Principio de Imparcialidad en su artículo 9 como:

“La actuación de las juezas y jueces de la Función Judicial será imparcial, respetando la igualdad ante la ley.

En todos los procesos a su cargo, las juezas y jueces deberán resolver siempre las pretensiones y excepciones que hayan deducido los litigantes, sobre la única base de la Constitución, los instrumentos internacionales de derechos humanos, los instrumentos internacionales ratificados por el Estado, la ley y los elementos probatorios aportados por las partes.

Con la finalidad de preservar el derecho a la defensa y a la réplica, no se permitirá la realización de audiencias o reuniones privadas o fuera de las etapas procesales correspondientes, entre la jueza o el juez y las partes o sus defensores, salvo que se notifique a la otra parte”.

Ahora analizando este artículo, nos damos cuenta que definitivamente define a la imparcialidad, como la actuación de los Jueces de la Función Judicial, los mismos que deben respetar la igualdad de la ley y resolver los litigios con

 

63

 

sujeción a la Constitución, a los Instrumentos Internacionales de Derechos Humanos y a la Ley.

Las servidoras y servidores judiciales, que incluyen a juezas y jueces, y los otros operadores de justicia, aplicarán el principio de la debida diligencia en los procesos de administración de justicia.

Las juezas y jueces serán responsables por el perjuicio que se cause a las partes por retardo, negligencia, denegación de justicia o quebrantamiento de la ley.

Comentario .

La o el juzgador, en todos los procesos a su cargo, se orientara por el imperativo de administrar justicia de conformidad con la constitución de la republica los instrumentos internacionales de los derechos humanos y este código, respetando la igualdad ante la ley.

Que de manera precisa indica, que sin lugar a dudas este principio de imparcialidad, lo que hace es obviar la desigualdad existente entre las distintas partes, ya sea la actora como la demandada, que con la no imparcialidad del juez siendo otra parte del proceso, se nota que en algún momento estas partes buscaran el dialogo con el Juez, por separadas para obtener un favorecimiento en su causa dilucidando de esta manera completamente al principio, que es de carácter heterocompositivo evidentemente, ya que surge la figura de un tercero que dirime la controversia o puesta en disputa.

El Juez únicamente está sometido a la Constitución, los Tratados Internacionales de Derechos Humanos y la Ley. El juzgador no obedece a los intereses particulares de los sujetos procesales ni de terceras personas, su obligación es garantizar los derechos.

En caso de tener algún interés en la causa o de concurrir causas que pueden afectar su imparcialidad, el juez tiene la obligación jurídica de excusarse de tramitar la causa, la misma que pasará a conocimiento de otro juzgador.

20. Privacidad y confidencialidad: las víctimas de delitos contra la integridad sexual, así como toda niña, niño o adolescente que participe en un proceso penal, tienen derecho a que se respete su intimidad y la de su familia. Se prohíbe divulgar fotografías o cualquier otro dato que posibilite su identificación en actuaciones judiciales, policiales o administrativas y referirse a documentación, nombres, sobrenombres, filiación, parentesco, residencia o antecedentes penales.

 

64

 
64 Plantearemos el coentario del Dr Jose Garcia Falconi de su libro Codigo Organico Integral Penal

Plantearemos el coentario del Dr Jose Garcia Falconi de su libro Codigo Organico Integral Penal que es ..

65 Cc: ConsE: 66 Núm.: 19, 20,21 Aporte. Esto nos quiere decir que la integridad de
65
Cc: ConsE: 66 Núm.: 19, 20,21
Aporte. Esto nos quiere decir que la integridad de la persona esta sobre todo
acto e inclusive las audiencias de juzgamiento puede o no estar presente la
victima de esta manera respetando su integridad e inclusible estas audiencias
por pedido pueden ser sumamente restringidas y de gran confidencialidad sun
la parte afectada lo pida.
Art.66
66 19. El derecho a la protección de datos de carácter personal, que incluye el acceso
66
19.
El derecho a la protección de datos de carácter personal, que incluye el
acceso y la decisión sobre información y datos de este carácter, así como su
correspondiente protección. La recolección, archivo, procesamiento,
distribución o difusión de estos datos o información requerirán la autorización
del titular o el mandato de la ley.
20.
El derecho a la intimidad personal y familiar.
21.
El derecho a la inviolabilidad y al secreto de la violencia física y virtual; ésta
no podrá ser retenida, abierta ni examinada, excepto en los casos previstos en
la ley, previa intervención judicial y con la obligación de guardar el secreto de
los asuntos ajenos al hecho que motive su examen. Este derecho protege
cualquier otro tipo o forma de comunicación.
Se prohíbe divulgar o cualquier otro dato que se posibilite su identificación en
actuaciones judiciales, policiales, o administrativas y referirse a documentación,
nombres, sobrenombres, filiaciones, parentesco, residencia o antecedentes
penales.
Félix Rubial Bernárdez nos dice:
Es preciso, por otra parte, distinguir conceptos que en el lenguaje coloquial
pueden resultar parecidos. Con frecuencia intimidad, privacidad y
confidencialidad son términos que se utilizan como sinónimos, sin embargo
interesa, dentro de lo posible, su diferenciación. Con el término intimidad nos
referimos a aquello que es más propio y exclusivo de la persona, sólo a ella
accesible y que sólo ella puede decidir compartir con Intimidad y
confidencialidad: obligación legal y compromiso ético 12 otros. 24
En el pasado se asimilaba al ámbito de las creencias morales y religiosas, al
pensamiento y los deseos, a la memoria de las experiencias de la propia vida,
a los sentimientos, etc. La protección de la intimidad se hace efectiva mediante
el respeto a la privacidad, término con el que definimos todo aquello que por
derecho excluimos del acceso y conocimiento no autorizado a los demás,
incluido el Estado.
La confidencialidad es la cualidad de aquello que
se dice,
se
hace
o
se
intercambia en un marco de confianza, con la seguridad de que no será
compartido fuera de ese marco. Es el derecho a que la información sea
accesible sólo para aquellos/as autorizados/as a tener acceso a ella, y obliga a
las/los profesionales a no revelar ni utilizar la información obtenida en ese
24 Felix rubial-intimidad y confidencialidad-
http://bibliosaude.sergas.es/DXerais/594/intimidade-CAST_170913.pdf
 

67

 

marco de confianza. En la práctica asistencial aparecen numerosas dificultades en el mantenimiento de la confidencialidad, que originan dilemas éticos a diversas/os profesionales implicadas/os.

Comentario.

Las victimas de delito contra la integridad sexual , así como toda niña niño o adolecente que participe e n un proceso penal tiene derecho a que se respete su intimidad y de su familia. Se prohíbe divulgar fotografías o cualquier otro dato que posibilite su identificación en actuaciones judiciales policiales, administrativas y referirse a documentación, nombres, sobrenombres, filiación, parentesco, residencia o antecedentes penales.

Principio reservado para las víctimas de delitos contra la integridad sexual, y casos donde están involucrados niños, niñas o adolescentes. Para respetar su intimidad y la de su familia, no podrá divulgarse fotografías, nombres, sobrenombres, residencia o cualquier otro dato que posibilite su identificación.

En cumplimiento de este principio, las audiencias donde las víctimas son las personas antes indicadas, se realizarán en forma reservada al público.

21. Objetividad: en el ejercicio de su función, la o el fiscal adecuará sus actos a un criterio objetivo, a la correcta aplicación de la ley y al respeto a los derechos de las personas. Investigará no solo los hechos y circunstancias que funden o agraven la responsabilidad de la persona procesada, sino también los que la eximan, atenúen o extingan.

67 marco de confianza. En la práctica asistencial aparecen numerosas dificultades en el mantenimiento de la

Según el Dr. Alejandro Arteaga García

 

En el sistema acusatorio oral, la fase de investigación se encuentra bajo la dirección exclusiva del Fiscal. Por ser su responsabilidad, debe promover todos los actos o diligencias tendientes a descubrir el delito, es decir recogiendo los llamados elementos de convicción, que serán luego convertidos en elementos probatorios; para que sean analizados durante la audiencia de juicio y que

 

68

 
 

servirán además para crear, como bien dice la norma procesal, la convicción en el juez para sustentar el fallo. 25

Esta posición nos lleva al efecto de aplicación del principio de contradicción; claro, si durante el juicio, aplicamos la oralidad, la contradicción, la inmediación, en lo que se refiere a los elementos probatorios, aplicaremos la contradicción.

Virtud de lo anterior, durante la fase de indagación previa, y también durante la instrucción fiscal; el Fiscal como titular de la investigación, debe emprender una estrategia investigativa, tendiente a recabar los elementos que servirán de prueba para sustentar la teoría del caso, y en efecto, sostener motivadamente la acusación.

Cuán importante es la investigación de la fiscalía, que solo a partir de ella, pueden producirse y establecerse la evidencia o elementos probatorios, con la práctica de las diligencias o actos; pues conforme el sistema acusatorio oral, durante la audiencia de juicio no se podrá introducir ningún otro elemento (prueba) que no haya sido recogido durante la fase de indagación e instrucción fiscal; ya que carecerán de eficacia probatoria.

Entre las atribuciones del Fiscal, cuando ejercita la acción penal en los delitos de acción pública, tienen que intervenir como parte en todas las etapas del proceso; y dentro de estas debe actuar con objetividad, lo que significa que no solo debe preocuparse por aceptar elementos de cargo, sino que debe atender la correcta comprobación de los mismos y por ende debe prever las circunstancias de descargo del procesado, basados en el principio de presunción de inocencia. Quiere decir que termina siendo obligatorio investigar lo desfavorable y lo favorable a los intereses del imputado y demás intervinientes en el proceso, siempre garantizado el respeto a los derechos fundamentales del investigado.

La objetividad en la investigación se centra en la correcta actuación de la Fiscalía con todos los intervinientes; porque, la Fiscalía no trabajo para un individuo en concreto, sino para la sociedad toda y para su tranquilidad, otorgando con sus actuaciones, seguridad jurídica y velando por democratizar su actividad hasta el punto de lograr el equilibrio y el perfecto resultado que coadyuve a la Tutela Judicial Efectiva.

Esto significa que la Fiscalía no debe guardarse ningún elemento proveniente de la investigación, aun cuando considere, que tal sigilo, por sí mismo,

25 Dr. Alejandro Arteaga García 14-julio-2014

 

http://www.derechoecuador.com/utility/Printer.aspx?e=37086

 

69

 

favorecerá su estrategia de acusación; deberá poner siempre a disposición, de las partes intervinientes, todo cuanto haya recabado; esta actividad, permitida por los principios de publicidad y contradicción, logra resultados en esencia objetivos, pues sirven para sanear las imperfecciones que podrían surgir de una investigación sesgada; que finalmente puede llevar la fracaso del proceso y juicio.

Comentario.

En el ejercicio de su función, la o el fiscal adecuara sus actos a un criterio objetivo, a la correcta aplicación de la ley y al respeto al derecho de las personas. Investigará no solo los hechos y circunstancias que funden o agraven la responsabilidad de la persona procesada, sino también los que eximan, atenúen o extingan.

El fiscal al ejercer la acción penal, debe adecuar sus actos a la Constitución y la ley, respetando los derechos de las personas. Está obligado a investigar tanto los hechos y circunstancias que le sirven para demostrar la responsabilidad del procesado, como también los que eximen y atenúan la responsabilidad, o extinguen la acción penal.

No se trata de un simple enunciado, el Fiscal debe cumplir con este principio procesal que se evidenciará en la audiencia de formulación de cargos, en la de evaluación y preparatoria del juicio y en el propio juicio.

CONCLUSION:

Los principio planteados en el presente artículo, más que solemnidades o simples escritos tienen una significante aportación en cuanto a no violentar ni atropellar los derechos a los cuales se puede acoger a que acusado ya que no debemos olvidad que un reo también es ciudadano y en cuanto a la forma de trato debe ser igual a los demás teniendo encuentra un dicho y norma jurídica que nos dice todo ciudadano es inocente hasta que no se demuestre lo contrario, por lo mismo gozara de los derechos que lo competen hasta dicho pronunciamiento en contra de su inocencia. En fin este artículo es una base fundamental en cuanto a personas que se les acusa de delincuentes sin serlo en su mayor parte los beneficiarios en cuanto no se violente sus derechos.