Anda di halaman 1dari 3

Buscar información

__________________________________________________________________

En las últimas décadas, las modernas y sofisticadas técnicas de comunicación y


de informática han revolucionado nuestro entorno. El mundo cambia
permanentemente y con alta velocidad sus rasgos, fenómeno que se refleja
particularmente en las alteraciones de los mercados. Ser bien, o por lo menos
suficientemente informado, adquirió para el empresario de hoy en día un carácter
existencial, que decide a menudo sobre la supervivencia de la empresa. La
información ha llegado a ser un bien de extremo valor y su búsqueda una
inversión. Sin embargo, existen aún muchos empresarios, y sobre todo en el
ámbito de los más pequenos, que aún no le atribuyen la suficiente importancia
para incluírlos sistemáticamente al plan de actividades. Hay razones para esto y
cada lector debe preguntarse honestamente, cuál o cuáles son las mías ?.
Inconsciencia, comodidad y pereza, temer al no saber dónde o cómo buscar
información, qué hacer con ella, es decir, cómo procesarla.

Estas razones se transforman a menudo en una actitiud de soberbia suponiendo


que eso no es para uno, que son los otros que lo necesitan, que uno ya lo sabe
todo sobre su mercado, la producción o lo que sea. Esta posición manifiesta
muchas veces una real inseguridad acerca de la situación informativa verdadera e
implica una carencia de suficiente autocrítica acerca de la calidad y la cantidad de
información manejada. Sin embargo, los dos elementos son indispensables si
quiero minimizar mi riesgo, si quiero disponer de mejores y mayores alternativas
de acción y si quiero tener más clara la dimensión de eventuales pérdidas.

Recopilar la información necesaria y útil requiere muchas veces una actitud de


persistencia, ya que las fuentes no siempre son tan fácilmente detectables y
accesibles. Eso es justamente una de las razones que determinan a menudo, el
valor de la información.

Reunir datos de cualquier índole implica costos, por lo cual el esperado beneficio
debe marcar el tope hasta el cual la búsqueda de información tenga un sentido
económico. Cuál es la dimensión de este beneficio ?, es una cuestión relativa
(según la temática) y además subjetivo, puesto que solamente yo puedo saber
cuánto me vale tener una cierta seguridad y una minimización de mi riesgo en una
acción.

Cabe senalar también aquellos casos que se pasan la vida buscando información
para esquivar, en el fondo, la necesidad de tomar una decisión e iniciar las
respectivas acciones.

Precisamente porque información significa, por lo general un costo, es


indispensable planificar esta actividad en términos de tiempo, recursos,
responsabilidades, método y técnicas involucrados. Todo ello necesita un punto
de referencia que guía al conjunto de los elementos del proceso : el objetivo.

Es decir, si no tengo realmente claro lo que busco, mejor no empiezo. Ello no


significa que los objetivos no puedan cambiar o exigir revision. Igual que todo el
proceso de la recopilación en sí, requieren un permanente seguimiento y
cuestionamiento para producir los resultados deseados.

Por todo lo mencionado, es importante darle a la búsqueda de información, su


merecido lugar entre las otras actividades de la empresa. Porque :

Información es futuro

Situaciones de búsqueda de información

 Entrar en una tienda para averiguar dónde habían conseguido el aplique de


neón que decora la vitrina.
 Escuchar el pronóstico meteorológico para planear el fin de semana con los
‘chiquilines’.
 Ir a la aBiblioteca Nacional para buscar libros sobre el exterminio natural de
un tipo de insecto que me come las plantas del jardín.
 Abonar una revista sobre computación para mantenerme al tanto.
 Tocar durante un paseo dominical el timbre de una casa desconocida para
saber si me pueden pasar el dato del artesado que les había hecho su vitró.
 Visitar el centro a la protección del consumidor para conocer el apoyo que
ofrecen.
 Poner un aviso en el Gallito Luis para saber si existen grupos de Meditación
Trascendental en el país.
 Hacerse miembro del Servicio Internacional Bibliotecario para poder presar
publicaciones de los Estados Unidos.
 Llamar a la radio que acaba de pasar una entrevista sobre un Programa de
Microempresas para obtener el teléfono de la Institución.
 Comprar un Indice de Productos Nacionales para poder ofrecer sus
Servicios a empresas del propio rubro.
 Escribir una carta a una empresa espanola para pedir material informativo
sobre su máquina vial.
 Ir a la Cámara de Industria para conseguir la legislación sobre Proyectos de
Interés Nacional.