Anda di halaman 1dari 28

VRIDDHA CHANAKYA

LAS MAXIMAS DE CHANAKYA


Por: K Raghunathji (Traductor)

“Una máxima es una conclusión de un hecho”, y es un principio guía para ser


siempre recibido y admitido, especialmente en los asuntos prácticos de la vida.
Bombay, Impresora familiar, 1890 (59 páginas)

Tomada palabra por palabra el 11 de julio de 1974 por Pandit Uddharan Das,
Sección de Lectura Oriental de la Librería del Museo Británico, W.C. 1,
Londres.

CAPITULO I
1. Haciendo reverencias humildemente ante el Todopoderoso Visnu, el Señor de los
tres universos, yo recito estas máximas de la ciencia de la ética política,
seleccionadas de varias Escrituras.
2. El hombre que mediante el estudio de estas máximas de las Escrituras,
adquiere conocimiento de los principios más importantes del deber; y entiende qué se
debe y qué no se debe seguir; y lo que es bueno y lo que es malo, es el mejor.
3. Por lo tanto, considerando el bien público, hablaré de aquello, que entendido nos
llevará a la comprensión correcta de todas las cosas.
4. Aún el hombre sabio fracasa al dar instrucción a un discípulo tonto; al mantener a
una esposa perversa; o al tener una excesiva familiaridad con el miserable.
5. Una esposa perversa, un amigo falso, un criado insolente, y vivir en una casa con una
serpiente, no es nada diferente a la muerte.
6. Debes ahorrar para los tiempos difíciles; salvar tu esposa del sacrificio de las
riquezas; pero por sobretodo, salvarte tú mismo del sacrificio de tu esposa y de tus
riquezas.
7. Guarda tu riqueza contra las calamidades futuras. No digas “¿Qué miedo
puede tener un hombre rico a la calamidad?” La riqueza algunas veces puede
desaparecer y grandes imperios sucumbir.
8. No vivas en un país donde no te respeten; donde no puedas ganarte la vida; donde no
tengas amigos; o donde no puedas adquirir conocimiento.
9. No pares ni un sólo día donde no haya cinco personas de las siguientes clases: Un
Brahmana; un rey; un río y un médico.
10. Un hombre sabio nunca debe ir a un país donde no haya medios de subsistencia;
donde la gente no teme a alguien, o no tenga sentido de la vergüenza; o inteligencia;
o disposición caritativa.
11. Pon a prueba tu sirviente mientras cumple con su deber; a un pariente en la
dificultad; a un amigo en la adversidad; y a tu esposa en la desgracia.
12. Sólo es un verdadero amigo aquel que no nos abandona ni en la dificultad, ni en
la desgracia, ni en la carestía, o la guerra, ni en la corte del rey, ni en un camino
incendiado.
13. Aquel que descarta lo que es imperecedero por aquello que es perecedero, pierde
esto último y pierde también lo imperecedero. Las cosas temporales son
esencialmente nada en sí mismas.
14. Un hombre sabio debe casarse con una joven de familia respetable, aunque tenga
carácter sencillo; no debe casarse con una mujer de clase baja aunque sea bella; las
dos familias deben ser igualmente respetables.
15. Nunca confíes en los ríos, ni en las bestias con garras o con cuernos, ni en los
hombres armados, ni en las mujeres, ni en los miembros de una familia real.
16. Aún en el veneno busca y encuentra néctar; lava y seca el oro que haya caído en
la suciedad; recibe un buen consejo aunque venga de un hombre humilde; igualmente
cásate con una mujer virtuosa aunque haya nacido en una familia impía.
17. Las mujeres son dos veces más hambrientas, cuatro veces más vergonzosas, seis
veces más desconsideradas y ocho veces más lujuriosas que el hombre.
18. Aquel que tiene mala conducta; que da malos consejos; que vive en malas casas
y tiene amistad con gente malvada, muy pronto se destruirá.

CAPITULO II
1. La falsedad, la imprudencia, el engaño, la estupidez, la avaricia, el desaseo y la
crueldad son las siete imperfecciones naturales de la mujer.
2. La habilidad para comer cuando los platos están listos, la fortaleza en la intimidad
cuando se tiene una mujer bella; y el tener una mente caritativa cuando se es
próspero, son los frutos de austeridades religiosas no ordinarias.
3. Aquel cuyo hijo le es obediente, cuya esposa se comporta de acuerdo con sus deseos,
y que está satisfecho con sus riquezas, tiene su cielo aquí en la tierra.
4. Llama solamente hijos a aquellos que son afectuosos con sus padres; padre a aquel
que sostiene a sus hijos; amigo a aquel en quien puedes confiar; y esposa a aquella
cuya compañía hace feliz a su esposo.
5. Evita a aquel que habla amablemente delante de ti, pero que trata de arruinarte a tus
espaldas, porque es como una vasija de veneno con leche por encima.
6. No confíes en un amigo bueno o malo, aún si es un buen amigo, si se enfurece
contigo, porque contará todos tus secretos.
7. No digas lo que vayas a hacer, como buen consejo mantenlo en secreto, decidido a
ejecutarlo.
8. La necedad es dolorosa, igualmente la juventud; pero más doloroso que todo esto es
tener que vivir en casa de otra persona.
9. No existe un rubí en cada montaña, ni una perla alrededor del cuello de cada
elefante; así mismo, los hombres buenos no se encuentran en todas partes, ni los
árboles de sándalo en todos los bosques.
10. Un hombre sabio debe siempre educar a sus hijos en distintas normas morales,
porque los muchachos buenos y virtuosos son la bienaventuranza de sus familias.
11. Aquellos padres que no educan a sus hijos son sus enemigos, es como una grulla
entre cisnes; así son los hijos ignorantes en una reunión.
12. Los malos hábitos son consecuencia de la complacencia, y los buenos de la
corrección; por lo tanto, castiga tanto a tu hijo como a tu alumno, nunca seas
indulgente con ellos.
13. No dejes pasar un sólo día sin aprender un verso, la mitad de un verso, o un
cuarto de él, así sea una letra de él; tampoco sin ser caritativo, sin estudiar y sin
realizar otras buenas obras.
14. La separación de su esposa; el deshonor de su propia gente; la ruina por una
batalla recién librada; el servicio a un rey miserable; la pobreza y un grupo mal
administrado, todas esas desgracias, si afligen a una persona, la queman sin fuego.
15. Los árboles en la ribera de un río; una mujer joven en la casa de otro hombre; y
un rey sin consejeros, van sin ninguna duda a una pronta destrucción.
16. La fortaleza de un Brahmana es su sabiduría; la fortaleza de un rey es su ejército;
la fortaleza de un vaisya es su fortuna y la fortaleza de un sudra es su servicio a las
castas más altas.
17. La prostituta abandona la persona que no tiene dinero; el súbdito al rey que no
puede defenderlo; los pájaros al árbol que no tiene frutas, y los
invitados a sus anfitriones, una vez que han terminado de comer.
18. Los Brahmanas dejan sus protectores después de recibir sus limosnas; los
estudiantes dejan sus profesores después de recibir su educación; y los pájaros huyen
de un bosque en llamas.
19. Aquél que apoya un hombre de conducta viciosa; cuya visión es impura y que es
notoriamente impío, será arruinado rápidamente.
20. El amor entre iguales; el servir a un rey; el disputar la mercancía; y una mujer
hermosa en su casa, siempre son bien vistos.

CAPITULO III
1. En este mundo, ¿qué familia hay sin defectos? ¿Quién está libre de enfermedad y de
problemas? ¿Quién es feliz siempre?
2. Un hombre de familia se conoce por su conducta; su país, por su idioma; su amistad
por su fervor; y su cuerpo por su comida.
3. Da a tu hija en matrimonio a una buena familia; enseña las ciencias a tu hijo; busca
los problemas de tu enemigo; y pon las cosas que más amas al servicio de la religión.
4. Entre un mal compañero y una serpiente, la serpiente es mejor, porque ésta pica de
vez en cuando, en cambio el compañero lo hace permanentemente.
5. Los reyes reúnen hombres de alta alcurnia para que nunca lo abandonen.
6. En las grandes catástrofes, se sabe que los océanos sobrepasan sus límites y el deseo
cambia, pero las personas buenas nunca cambian, ni aún en los casos extremos.
7. No conserves la compañía de un necio, porque él es como una bestia de dos pies.
Como una espina, él pincha el corazón imperceptiblemente con sus palabras
mordaces.
8. Aunque un hombre esté adornado con la belleza y la juventud y haya nacido de una
familia noble, si no ha sido educado será como un árbol de “palas”, que carece de
dulce fragancia.
9. La belleza de un cuclillo está en su canto; la de una mujer en su castidad; la de una
persona fea en su educación; y la de un asceta en sus antepasados.
10. Deja a un lado un miembro para salvar a tu familia; una familia para salvar tu
ciudad; una ciudad para salvar tu país, y el mundo entero para salvar tu vida.
11. La industria destierra la pobreza; la penitencia religiosa el sexo; el silencio la
disputa y la vigilia el miedo.
12. Sita por su excesiva belleza, Ravana por su excesivo orgullo y el Rey Bali por su
excesiva caridad fueron arruinados. Evita, por lo tanto, los excesos.
13. ¿Qué hay más allá del poder del fuerte y de la actividad del diligente? No hay
país extranjero para el sabio, ni ningún hombre es ajeno a una palabra dulce.
14. Toda la madera llega a ser bella y fragante con la sola existencia de un árbol que
tenga flores fragantes en él; de la misma manera que una familia
llega a ser famosa por un hijo virtuoso.
15. Un solo árbol seco, si se prende, quemará todo el bosque, así mismo un mal hijo
destruye toda una familia.
16. Así como la noche luce hermosa cuando la luna brilla, así mismo una familia es
alegrada por un solo hijo que sea sabio y virtuoso.
17. ¿Cuál es el motivo de tener muchos hijos si ellos son causa de aflicción y
disgusto? Es preferible tener un solo hijo de quien toda la familia pueda
derivar ayuda y placer.
18. Consiente a un hijo hasta los cinco años; corrígelo hasta los diez; pero cuando
tenga dieciséis actúa con él como un amigo.
19. Aquel que huye de una calamidad espantosa, de una invasión extranjera, de la
carestía y de la compañía de los hombres malvados, está a salvo.
20. La vida de aquel que ha vivido entre hombres sin adquirir méritos religiosos,
riqueza, placer corporal o beatitud, no es diferente de la muerte.
21. La diosa de la fortuna viene personalmente donde no se respetan los necios,
donde el grano está bien guardado y donde esposo y esposa no discuten.

CAPITULO IV
1. La vida, acciones, riqueza, sabiduría y muerte de una persona son determinadas por
Dios mientras se encuentra en el seno de la madre.
2. Cuando una persona que tiene hijos y dependientes se convierte en devoto, todos a él
lo olvidan, pero él permanece, él santifica toda su familia con su beatitud.
3. Un pescado, una tortuga y un pájaro crían sus hijos mediante su vista, su atención y
su tacto; de la misma forma cría buenos hombres dándoles protección a través de
estos medios.
4. Durante el tiempo que tu cuerpo esté sano y controlado y la muerte se vea lejana,
trata de salvar tu alma. ¿Qué puedes hacer cuando la muerte se acerca?
5. La sabiduría es como una vaca de deseos. Esta como aquella, es complaciente en
todas las estaciones. Como una madre que te alimenta en su jornada. Por lo tanto la
sabiduría es un tesoro escondido.
6. Es preferible tener un solo hijo adornado con buenas cualidades que cien
carentes de ellas. Así como la luna siendo una, dispersa la obscuridad, lo que no
hacen las estrellas siendo numerosas.
7. Es preferible tener un hijo nacido muerto que un hijo necio que viva mucho tiempo.
Porque lo primero causa pena por un momento, mientras que lo último consume a
una persona de por vida.
8. Vivir en una ciudad insalubre, el servicio a una familia miserable,
alimentación malsana, una esposa ceñuda (de aspecto amenazante), un hijo tonto,
una hija viuda, consumen el cuerpo sin fuego.
9. ¿Cuál es la ventaja de una vaca que no da leche ni crece cuando es joven? De la
misma manera, ¿cuál es la ventaja de un hijo que no es educado ni afectuoso con sus
parientes?
10. Cuando uno es consumido por las penas de la vida, hay tres cosas que pueden
aliviarlas: Los hijos, una buena esposa y una buena compañía.
11. Los reyes hablan una vez; los doctores también hablan de una vez; y las jóvenes
son dadas en matrimonio una vez. Todas estas cosas suceden una sola vez.
12. Las austeridades religiosas deben ser practicadas por uno solo; el estudio por dos
y el canto por tres. Un viaje debe ser emprendido por cuatro; las labores por cinco y
una guerra por muchos juntos.
13. Ella es una verdadera esposa cuando es realmente sagaz, casta, ama a su marido
y habla la verdad.
14. Una casa sin niños es un lugar vacío, así como un sitio sin amigos; el corazón de
un necio también es vacío, pero la pobreza es un completo abismo.
15. Para aquel que no puede estudiar, las escrituras son veneno; los alimentos son
veneno para aquel que sufre de indigestión; las historias son veneno para la persona
despreciable; y una esposa joven es veneno para un hombre viejo.
16. Rechaza una religión en la cual no se mencione la piedad de un maestro sin
sabiduría, una esposa ceñuda y unos amigos sin afectos.
17. El constante viajar trae vejez al hombre; un caballo se envejece de tanto
amarrarlo; una mujer de desear el lazo matrimonial y los vestidos de ponerlos al sol.
18. Ahora y siempre piensa en tu tiempo; quiénes son tus amigos; cómo es tu país;
cuáles son tus entradas; cuáles tus gastos; quién eres tú y cual es tu poder.
19. Estas cinco personas deben ser tan honradas para ti como tu propio padre:
Aquel que te da el nacimiento, el que te ciñe con el sagrado lazo, el que te enseña, el
que te da comida y el que te protege del peligro.
20. Estas cinco personas son tu madre: La esposa del rey; la esposa de tu preceptor;
la esposa de tu amigo; la madre de tu esposa y tu propia madre.

CAPITULO V
1. Agni es el guía espiritual de los dos veces nacidos; el Brahmana de las otras castas;
el esposo de su esposa; y el peregrino que viene por alimentos al medio día lo es de
todos.
2. Así como el oro es tratado por cuatro pruebas: lavado, cortado, calentado y batido,
así un hombre debe ser probado de estas cuatro formas: Por su caridad, su
temperamento, sus hábitos y sus obras.
3. Una cosa puede ser horrenda mientras no te haya alcanzado, pero una vez que llegue
a ti, trata de salir de ella sin ninguna duda.
4. Aunque las personas nazcan del mismo vientre y bajo las mismas estrellas, ellas no
tendrán la misma disposición así como las espinas del árbol de
“badari”.
5. Aquel que no tiene deseos no está sometido a nada; aquél que no desea nada no se
preocupa por los arreglos; el que es imprudente no puede hablar
complacientemente; aquél que habla sencillamente no puede seducir.
6. El necio odia al sabio; el golpeado por la pobreza al rico; la adúltera a la mujer casta
y la viuda a la casada.
7. El aprendizaje es arruinado por la indolencia; las mujeres al ser poseídas por
extraños; una finca por la mala semilla y el ejército por el deseo de un comandante.
8. El conocimiento es nutrido por el estudio; una familia por la buena conducta; la
amistad por las buenas cualidades y la ira por fruncir el ceño.
9. La religión es preservada por la riqueza; el conocimiento por el estudio dedicado; un
rey por un lenguaje conciliador y una casa por una buena mujer.
10. Es vano reclamar el conocimiento perfecto de los Vedas; reclamar la autoridad
de las escrituras por hábito y el afectar un hombre pacífico
provocándolo para que hable y, en consecuencia, todas estas cosas sólo causan
mortificación.
11. La caridad pone fin a la pobreza; la buena naturaleza a la miseria; el buen
sentido a la ignorancia y la piedad al temor.
12. No existe enfermedad tan destructora como la lujuria; ningún enemigo como el
apasionamiento; ningún fuego como la ira; y ningún sentido de felicidad como el
conocimiento.
13. El hombre nace solo y muere solo; él experimenta las buenas o malas
consecuencias de su conducta solo; y él va solo al cielo o al infierno.
14. El cielo es una paja para aquél que conoce a Brahma; así es la vida para un
hombre valiente; para el que ha subyugado sus pasiones, una mujer; y el mundo
entero para aquél que vive sin afectos mundanos.
15. El aprendizaje es un amigo en el camino; una esposa en la casa; la medicina en
la enfermedad; y los méritos religiosos en la tierra de la muerte.
16. La lluvia es inútil para el mar, así como lo es la comida para el que está
satisfecho; vano es un regalo para el rico y una lámpara en el día.
17. No hay agua como la lluvia; ni fortaleza como la propia; ni luz como la de los
ojos, ni nada tan agradable como los cereales.
18. El pobre desea la riqueza; los animales la facultad de hablar; los hombres el
cielo y los dioses la absorción.
19. La verdad sostiene la tierra; por la verdad el sol brilla; el viento sopla por la
verdad, y todo lo demás existe por la verdad.
20. La riqueza es incierta y también lo es la vitalidad; la vida es incierta y el hogar
es incierto; pero en todo este mundo inconstante sólo el mérito religioso es firme.
21. Entre los hombres el barbero es astuto; entre los pájaros el cuervo; entre las
bestias la zorra y entre las mujeres la vendedora de flores.

CAPITULO VI
1. Por escuchar, la religión es entendida, la maldad desaparece, el conocimiento se
adquiere y la absorción divina se alcanza.
2. Entre los pájaros el cuervo es vil; entre las bestias el gallo; la ira es abominable en el
asceta; pero la lujuria es lo más condenable de todo.
3. El peltre es lustrado con cenizas; el cobre con ácido; una mujer por su menstruación
y el río por su continuo fluir.
4. El rey, el Brahmana y el asceta que caminan por ahí, son respetados. Pero la mujer
que lo hace está completamente arruinada.
5. Aquel que tiene riqueza, tiene amigos y relaciones y es considerado poderoso y
sabio.
6. Así como uno tiene su destino, así son sus previas inclinaciones, esfuerzos y
sufrimientos.
7. El tiempo perfecciona a los hombres y también los destruye; únicamente él está
despierto cuando los demás duermen, es muy difícil de vencer.
8. El que nace ciego es incapaz de ver; así son aquellos que están esclavizados por la
lujuria e intoxicados por el orgullo; el hombre codicioso no tiene sentido de lo
perverso.
9. El alma en sí misma actúa experimentando los frutos de sus acciones, se pasea a
través de los anhelos de la vida mundana y se desenreda de ellos por sí misma.
10. El rey es responsable por los pecados de sus súbditos; el sacerdote de la familia
por los del rey; un esposo por los de su esposa y un profesor por los de sus alumnos.
11. Un padre adoptivo, una madre adúltera, una esposa bonita y un hijo ignorante,
son nuestros enemigos.
12. Atrae un hombre avaricioso por medio de la riqueza, un hombre orgulloso por
medio de la sumisión, un tonto por el humor, y un hombre sabio por lo que es
correcto.
13. Es mejor no ser bondadoso que serlo incorrectamente; no tener amigos a tener
uno malo; no tener alumnos a tener uno malo; no tener esposa a tener una mala.
14. ¿Cómo puede la gente tener felicidad si gobierna un mal rey? ¿Cómo se puede
obtener placer de la compañía de un mal amigo? ¿Cómo puede obtener felicidad una
familia de una mala esposa? ¿Qué se puede conseguir por instruir a un mal alumno?
15. Aprende una cosa del león; una de la grulla; cuatro del gallo; cinco del cuervo;
cuatro del perro y dos del asno.
16. Lo mejor para aprender del león, es que cualquier cosa que un hombre quiera
hacer, debe ser hecha con esfuerzo enérgico.
17. El hombre sabio debe controlar sus sentidos como la grulla y lograr sus
propósitos con el conocimiento debido de su lugar, su tiempo y su habilidad.
18. Erguirse valientemente, pelear, hacer una división justa de las propiedades entre
los parientes; y ganarse la vida con su propio esfuerzo, son las cuatro cosas que
deben aprenderse de gallo.
19. Tener relaciones sexuales en secreto, el ánimo de ahorrar de vez en cuando, la
vigilancia y la desconfianza hacia los demás, son las cuatro cosas que deben
aprenderse del cuervo.
20. Estar satisfecho con poco o nada para comer; la capacidad de despertar aunque
uno duerma profundamente; la fidelidad a su maestro; y el valor, son las cuatro cosas
buenas que se deben aprender del perro.
21. Aunque un asno esté cansado, el carga su peso sin ningún pensamiento de frío o
de calor; y siempre está satisfecho con lo que obtiene para comer, estas son las dos
cosas que deben aprenderse de un asno.
22. Aquél que practique estas diecisiete virtudes, alcanzará el éxito en todos sus
propósitos.

CAPITULO VII
1. Un hombre sabio no debe hacer pública su pérdida de dinero, el enfado de su mente,
la conducta baja de su esposa, ni basar conversación alguna en su propia desgracia.
2. Aquél que abandona la vergüenza en la adquisición de dinero, granos y
conocimiento, en comer y en los negocios, se vuelve feliz.
3. La felicidad y la tranquilidad logradas por aquellos satisfechos con el néctar de la
felicidad, no son alcanzados por aquellos que están infectados por la avaricia.
4. Las personas se sentirán satisfechas si poseen estas tres cosas: Una esposa, alimento
y riqueza. Pero nunca se sentirán así si tienen estas tres: estudio, penitencia y caridad.
5. No pases entre dos Brahmanas, entre un Brahmana y el fuego, entre una mujer y su
esposo, un sirviente y su maestro, y las deidades de Siva y su toro porque esto
destruye el mérito religioso.
6. No permitas que tu pie toque un preceptor religioso, el fuego, un Brahmana, una
vaca, una virgen, un viejo o un niño.
7. Mantén una distancia de cinco codos de una carreta, diez de un caballo, y cien de un
elefante, pero abandona un país en favor de un hombre perverso.
8. Golpea un elefante con un focino, un caballo con la mano, un animal de cuernos con
una vara y a un perverso con una espada.
9. Los Brahmanas están satisfechos con el alimento, el pavo con el sonido del trueno,
un hombre bueno viendo la riqueza de los otros, y un hombre perverso con las
miserias de los demás.
10. Atrae un hombre fuerte por la sumisión, un hombre perverso por la oposición, y
aquél cuyo poder es igual al tuyo por la rudeza o la fuerza.
11. El poder de un rey reside en su favor; el de un Brahmana, en su conocimiento
divino; el de una mujer en su belleza, juventud y hablar suave.
12. No seas absolutamente inflexible en tu comportamiento, porque si tú pasas por
un bosque y miras, todos los árboles erguidos han sido cortados, mientras que los que
están torcidos permanecen de pie.
13. Los cisnes viven dondequiera que haya agua, y abandonan el lugar cuando ésta
se seca. No dejes que un hombre actúe así, yendo y viniendo como le plazca.
14. Así como el agua recogida en un tanque se purifica a través de un filtro, la
riqueza acumulada se conserva por emplearla en caridad.
15. Aquél que tiene riqueza, tiene amigos y relaciones, él vive solo y es respetado
entre ellos.
16. Las siguientes cuatro características de la gente celestial deben ser probadas aquí
en la tierra: La caridad, hablar dulce, adoración de los dioses y dar satisfacción a los
Brahmanas.
17. Las siguientes cualidades de la gente infernal caracterizan a los hombres en esta
tierra: Ira extremada, hablar desagradable, pobreza, enemistad con alguno de sus
relacionados, la compañía de un malvado y el servicio a un hombre de baja estirpe.
18. Entrando a la guarida de un león, se obtendrán las perlas que están alrededor del
cuello de un elefante; pero visitando la cueva de un chacal no encontrarás nada
diferente de la cola de un ternero o las sobras de un asno escondido.
19. La vida de un hombre sin educación es tan inútil como la cola de perro que no
logra ni siquiera lo principal, ni lo protege de la picada de las moscas.
20. Así como hay olor en una flor, aceite en la semilla de sésamo, fuego en la
madera, mantequilla clarificada en la leche y azúcar en la caña de azúcar, de la
misma manera, mira el espíritu que está en el cuerpo por medio del comportamiento.

CAPITULO VIII
1. El ruin desea riqueza, el mediocre desea tanto la riqueza como la mujer; pero el
noble sólo desea honor, por lo tanto, el honor es la riqueza del noble.
2. Si un hombre después de compartir un pedazo de caña de azúcar, agua, leche, raíces,
nueces de betel, frutas y medicinas, se dedica a sus deberes religiosos diarios como
bañarse, dar limosnas, etc., él no incurre en culpabilidad.
3. La lámpara se traga la oscuridad y por lo tanto, se produce tizne en la lámpara, de la
misma manera generamos lo que comemos.
4. ¡Oh, hombre sabio! Da riqueza sólo a un hombre que valga la pena, y no a cualquier
persona. Porque el agua del mar se eleva al cielo donde se vuelve dulce, entonces
desciende a la tierra, reviviendo todos los objetos móviles e inmóviles, y finalmente
retorna al mar multiplicado millones de veces.
5. El hombre sabio, que discierne sobre la esencia de las cosas, ha declarado que el
“Yavan” (el Griego de Mohammedan) es igual en bajeza a cientos de parias, y que,
en consecuencia, el Mohammedan es el más bajo de todos.
6. El agua es la medicina para la indigestión; es vigorizante cuando la comida que se
está comiendo es bien digerida; es como un néctar cuando se bebe en la mitad de la
comida y es como el veneno cuando se toma después de ésta.
7. El conocimiento es vano sin la práctica; un hombre sin conocimiento; un enemigo sin
comandante, y una mujer sin protector.
8. Un hombre es desgraciado por estas tres cosas: Cuando su esposa muere vieja,
cuando su riqueza pasa a pertenecer a otro y cuando él depende de otros para su
sustento.
9. Nadie se beneficia del estudio de los Vedas, como “Agnihotra” trabajos meritorios
sin caridad, son ineficaces, y todas las actividades religiosas carentes de devoción,
son vanas.
10. Poniendo toda nuestra fe en imágenes (Deidades) hechas de madera, piedra, o
metal y adorándolas creyendo que ellas son dioses, alcanzaremos poderes
sobrenaturales.
11. Dios no existe en la madera, ni en la piedra, ni en la tierra, sino en la devoción.
Por lo tanto, la devoción es la única forma de alcanzar a Dios.
12. No hay penitencia igual a la paz de la mente, ni felicidad igual a la satisfacción,
no hay enfermedad como la avaricia, ni virtud como la generosidad.
13. La furia es la personificación de Yamaraja (el rey de la muerte); la sed es como
el río Vaitarani (un río en el infierno); el conocimiento es como una vaca real de
abundancia; y la satisfacción es un verdadero jardín de Indra.
14. La excelencia moral es el punto de partida de la belleza personal; una buena
naturaleza es de un alto nacimiento, el éxito para la sabiduría y el disfrute para la
riqueza.
15. Su belleza es vana si no es virtuoso; su extracción noble si es de naturaleza
enfermiza; su educación, si no tiene éxito y su riqueza si no la puede disfrutar.
16. El agua en la tierra es pura, una mujer casta es pura; el rey que es el benefactor
de su gente es puro; y puro es el Brahmana que está satisfecho mentalmente.
17. Un Brahmana descontento, un rey satisfecho, una prostituta tímida, y una mujer
de familia inmodesta, todos son viles.
18. ¿De cuánto beneficio es para alguien un buen linaje si es despedido de su
colegio? Un hombre de baja extracción es honrado, aún por los dioses, si él es
instruido.
19. Un hombre instruido es honrado universalmente, un hombre instruido es
respetado en todas partes por su instrucción; el conocimiento es honrado en todas
partes.
20. Aunque una persona sea joven y bella, y al mismo tiempo haya nacido de una
familia noble, deja de tener valor si no tiene instrucción, así como un árbol de
“palas” que es inútil porque carece de fragancia a pesar de tener hojas y flores.
21. La tierra está sobrecargada por los comedores de carne, por los tontos bebedores
de vino y por los hombres ignorantes, quienes son bestias con forma humana.
22. Un sacrificio que no sea atendido con alimentos y limosnas, consume el reino
(en el cual se lleva a cabo); si no es realizado con sacerdotes santos, éste consume al
sacerdote oficiador; y si no hay ofrendas de dinero a los Brahmanas, éste consume al
que lo ofrece.
CAPITULO IX
1. Oh pecador, en tu deseo de ser liberado de la necesidad de transmigrar, mira la
felicidad material como veneno y bebe como néctar la paciencia, la rectitud, el
autocontrol, la pureza y la verdad.
2. Esos hombres viles que hablan de las faltas secretas de los otros, se destruyen a sí
mismos como las serpientes de un hormiguero.
3. El creador no ha impartido todas las siguientes excelencias a una sola cosa: perfume
al oro, fruto a la caña de azúcar, flores al árbol de sándalo, riqueza al instruido y
larga vida a un rey.
4. El pasto doblado es el principal entre todas las plantas; los placeres del paladar, los
principales entre los disfrutes; el ojo, el principal entre los órganos y entre todos los
miembros del cuerpo, el ojo es el principal.
5. Ningún mensajero puede entrar al cielo, no vienen noticias de allí, la voz de sus
habitantes nunca se oye; tampoco se pueden llevar a cabo reuniones con ellos.
¿Cómo puede un Brahmana, que predice los eclipses de sol y de luna que suceden
allí, hacerlo si no es instruido?
6. El estudiante, el sirviente, el hambriento, el temeroso, el tesorero y el portero, deben
ser despertados cuando se quedan dormidos.
7. La serpiente, el rey, el tigre, el perro, el oso y el tonto, no deben ser despertados si
duermen.
8. Aquellos que han estudiado los Vedas para enriquecerse y aquellos que se engordan
privándose de la comida presentada por un sudra, no reciben ningún efecto. Es igual
que la serpiente no venenosa.
9. El que no puede hacer favores, o que no puede mostrar desagrado ante la ira de
alguien, no hay que temerle, así como aquel de cuya buena fama no se puede obtener
riqueza.
10. La serpiente, aún sin ser venenosa, puede levantar muy alto su cabeza, pero la
muestra de terror es suficiente para asustar a la gente, no importa si es venenosa o no.
11. El inteligente gasta sus mañanas escuchando la lectura del Mahabharata; el
mediodía asistiendo a la lectura del Ramayana; y la noche escuchando la lectura del
Bhagavata.
12. Indra mismo perdería su grandeza si quisiera lucir guirnaldas hechas por él con
sus propias manos, o untar su cuerpo con polvo de sándalo recogido por él mismo, o
estudiar un libro compuesto por él mismo.
13. Mientras más peses la caña de azúcar, el sésamo, el “kumbi” cultivado, el oro, la
tierra, el sándalo cuajado, las nueces de betel y una mujer, más dulces se volverán.
14. La pobreza es el punto de partida de la fortaleza, vestidos usados por su
blancura, la mala comida por ser servido, afecto verdadero y fealdad por la amistad.

CAPITULO X
1. Un desprovisto de riqueza no es un menesteroso, ciertamente es rico, pero un hombre
carente de conocimiento es un desposeído en todos los sentidos.
2. Debemos colocar nuestro pie únicamente en el lugar que nuestros ojos indiquen que
está limpio, debemos beber únicamente el agua que ha sido pasada a través de un
trapo; debemos repetir únicamente los pasajes de las Escrituras; y practicar lo que
después de ser examinado con la inteligencia, haya sido encontrado sagrado.
3. Aquel que desea placeres debe abandonar todos sus pensamientos de adquirir
conocimiento; y aquél que busca conocimiento no debe esperar placeres. ¿Cómo
puede aquél que busca placer tener conocimiento y aquél que posee conocimiento
tener placer?
4. ¿Qué es aquello que escapa a la observación de los poetas? ¿Qué es aquello que
las mujeres son incapaces de hacer? ¿Aquello que no dirá un borracho? ¿Aquello que
un cuervo no escucha?
5. Dios hace a un mendigo un rey, y a un rey un mendigo; el hace de un rico un pobre y
uno que es pobre, rico.
6. El avaro mira al mendigo como a un enemigo, el tonto al consejero sabio, la mujer
adúltera a la esposa casta, y el ladrón a la luna.
7. Aquellos carentes de conocimiento, sacrificio, saber de buena disposición, virtud y
benevolencia, son brutos, aunque vayan por la tierra con la forma de hombre. Son el
estorbo de la tierra.
8. Aquellos que tienen la cabeza vacía no pueden recibir beneficio; ¿Acaso un árbol de
bambú se convierte en árbol de sándalo por ser plantado en la montaña malaya?
9. ¿Qué pueden hacer las Escrituras a un hombre que no tiene sentido de sí mismo?
¿Qué es un espejo para un ciego?
10. Nada puede reformar a un hombre malo. Así como la parte posterior no puede
llegar a ser la cara aunque se lave repetidamente.
11. Ofendiendo a un pariente se pierde la vida. Ofendiendo a los demás se pierde la
riqueza y ofendiendo a un rey se pierde todo; y ofendiendo a un Brahmana toda la
familia se extinguirá.
12. Es mejor vivir bajo un árbol en un desierto habitado por tigres y elefantes,
colocarse uno en un lugar con hojas, frutas y agua; acostarse en el prado o vestir
pedazos de cortezas de árbol, que vivir entre parientes que han sido reducidos a la
pobreza.
13. Un Brahmana es como un árbol, sus oraciones son las raíces, y los Vedas, la
piedad, las prácticas ceremoniales son las ramas. En consecuencia, sus raíces deben
ser preservadas cuidadosamente. Si las raíces son destruidas, ¿cómo podrán las ramas
y los hojas ser conservadas?
14. Aquél que tiene a Laksmi por madre, a Visnu por padre, y los adoradores de
Visnu por hermanos, reside como si esto fuera los tres mundos: el cielo, la tierra y las
regiones de la muerte.
15. Una gran cantidad de pájaros se posan en los árboles y en la mañana ellos vuelan
en cientos de direcciones. ¿Qué motivo de tristeza hay en esto?
16. Aquél que posee inteligencia es fuerte. ¿Cómo puede un hombre carente de
conocimiento ser fuerte? El león habiendo perdido sus sentidos por el orgullo fue
muerto por la zorra.
17. Si yo oro al Señor, quien alimenta todas las criaturas, ¿por qué debo tener
pensamientos de ansiedad por mi sustento? Si El no fuera el sustentador del mundo,
¿por qué habría puesto alimento en el pecho de una madre? Pensando de esta forma,
Oh Señor de Laksmi, yo gasto mi tiempo meditando en tus pies de loto.
18. Aunque yo considere el sánscrito como el mejor idioma, yo tomo placer en los
otros idiomas; tal como los dioses que a pesar de beber néctar, gustan de besar los
labios de las mujeres que habitan los cielos.
19. El pan es diez veces más alimenticio que el arroz hervido; la leche es diez veces
más alimenticia que el pan; la carne es diez veces más alimenticia que la leche; y la
mantequilla clarificada es diez veces más alimenticia que las anteriores
20. Los vegetales, si comidos, aumentan la enfermedad; la leche engorda el cuerpo;
la mantequilla clarificada aumenta la semilla de la virilidad y la carne aumenta el
género humano.
CAPITULO XI
1. Generosidad, conversación agradable, coraje y conducta correcta, no se adquieren,
pero son naturales.
2. Aquél que abandona su propia comunidad y se une a otra, perece tal como el rey que
abraza una religión extraña.
3. El elefante posee un cuerpo inmenso, pero es controlado por focino para elefantes,
pero, ¿es el focino tan grande como el elefante? Una luz encendida desvanece la
oscuridad, por lo tanto ¿es esa luz tan grande en extensión como la oscuridad? Una
montaña es partida por un rayo, ¿es por lo tanto la montaña del mismo tamaño que el
rayo? No, es poderoso aquél que hace grandes cosas, no aquél que es inmenso.
4. Visnu abandonará el mundo después que hayan pasado diez mil años de Kali yuga.
Después de cinco mil años el Ganges abandonará la tierra y después de dos mil
quinientos años, las Deidades tutelares de las ciudades abandonarán la tierra.
5. Aquél que está absorto por los asuntos domésticos nunca adquirirá conocimiento; el
comedor de carne nunca será misericordioso; el hombre cortés nunca será veraz; y
nunca se encontrará pureza en el buscador lujurioso de mujeres.
6. Un hombre pecaminoso bajo puede conseguir santidad si se le instruye de diferentes
maneras; pero el árbol de “nim” no se volverá dulce porque sea regado desde la copa
hasta sus raíces con leche y agua.
7. No es extraño que un hombre denigre de la naturaleza de algo que no conoce; tal
como los salvajes “Bhill” (una tribu de parias), quienes tiran las perlas que
encuentran en el cuello de un elefante y recogen un arma.
8. Aquél que come sus alimentos en silencio durante un año, obtiene honor en los cielos
por mil años, es decir los dioses lo adoran.
9. El estudiante debe gratificar moderadamente, tanto como sea absolutamente
necesario para sostener su vida, la lujuria, la pasión, la avaricia, su deseo por los
dulces y por los espectáculos maravillosos, el sueño y su deseo de servicio.
10. El Rishi es aquél que come sólo las frutas y las raíces que crecen por ellas
mismas y aquél que hace ofrendas al espíritu de esas mismas cosas.
11. El Brahmana solitario es un dos veces nacido, quién está satisfecho con una
comida diaria, quien siente placer al llevar a cabo los seis ritos de las Escrituras y
quien cohabita con su mujer únicamente en el momento de su primera menstruación.
12. El Brahmana que está preocupado por los asuntos mundanos, que cría ganado, y
que está dedicado a la agricultura y el comercio es un Vaisya.
13. El Brahmana que negocia con artículos de laca, aceite, índigo, vestidos de seda,
miel, mantequilla clarificada, licores y carne, es un Sudra.
14. El Brahmana que impide el trabajo de los otros, que es hipócrita, egoísta,
embustero, y que mientras habla acaricia crueldad en su corazón, es un gato.
15. El Brahmana que destruye un lago, un pozo, un tanque, un jardín, y un templo,
es un mleccha.
16. El Brahmana que roba la propiedad de los dioses y de su preceptor espiritual,
que cohabita con una mujer extraña, y se sostiene a sí mismo comiendo entidades
vivientes, es un chandala.
CAPITULO XII
1. Es un hombre feliz en este mundo, aquél cuyo hogar es feliz, cuyos hijos son
inteligentes; cuya esposa habla dulcemente, cuya riqueza es suficiente para
satisfacer sus deseos; cuyos sirvientes le son obedientes y en cuya casa se ve la
hospitalidad; se adora al señor Siva y las golosinas y las bebidas son compartidas
en compañía de los santos.
2. Aquél que devotamente da un poco a un Brahmana que está afligido, es
recompensado abundantemente; por lo tanto, ¡oh príncipe!, lo que se da a un buen
Brahmana se recupera no en una cantidad igual, sino en un grado infinitamente
superior.
3. Son felices en este mundo, aquellos hombres que son atentos en sus relaciones
con los demás; amables con los extraños; indiferentes con los malvados; amorosos
con los buenos; firmes en su relación con los de baja clase; francos con los
instruidos, valientes con sus enemigos; pacientes con su preceptor religioso y
hábiles con su esposa.
4. Oh zorra, deja en paz el cuerpo de aquel hombre miserable inmediatamente! cuyas
manos nunca dieron limosna; cuyos oídos nunca oyeron la voz de la sabiduría;
cuyos ojos nunca miraron un buen hombre; cuyos pies nunca entraron en un lugar
sagrado; cuyo estómago está lleno con alimentos obtenidos por la violencia; y
cuya cabeza está trastornada por la vanidad. No te lo comas, oh zorra!, de otra
forma tú obtendrás contaminación.
5. Muy desafortunado aquél que no adora a Kesava, cuya lengua no se deleita
cantando Sus oraciones, cuyos oídos no escuchan reverentemente las historias de
Su amor; ésta es la exclamación del tambor que es golpeado durante el servicio de
oración.
6. No es culpa de la primavera que el árbol “karis” no tenga hojas en él. Si la lechuza
no puede ver en el día, no es la culpa del sol, si las lluvias de las nubes no caen
dentro de la boca del pájaro “chetak”, no es culpa de las nubes. ¿Quién es capaz
de despreciar lo que ha sido escrito en el libro del destino por Dios? Debemos
soportar las consecuencias de nuestros actos.
7. Un hombre bueno puede mejorar por la asociación con hombres buenos, pero un
hombre bueno no se convierte en malvado por la asociación con los malvados; es
igual que la tierra que es perfumada cuando una flor cae sobre ella, pero la flor no
adquiere el olor de la tierra.
8. Es una bendición ver un hombre santo, porque un hombre santo es realmente un
lugar sagrado. Esto último bendice un hombre gradualmente, pero la asociación
con el primero lo hace inmediatamente.
9. Un viajero preguntó al Brahmana de un pueblo: “Dime, ¿quién es grande en este
pueblo?” El Brahmana contestó:”El racimo del árbol de palmera es grande.”
Entonces el viajero preguntó: “¿Quién es el mas grande donante?” El Brahmana
contestó:” El lavador que lava los vestidos en la mañana y los regresa en la tarde.”
Entonces aquél preguntó:”¿Quién es el más inteligente?” El Brahmana contestó:
“Todos son inteligentes por robar a otros sus esposas y sus riquezas”. El hombre
entonces preguntó al Brahmana:” ¿Cómo has escapado a la destrucción de un
pueblo como éste?” El Brahmana contestó: “Como una lombriz que puede vivir
aún entre el veneno, así yo vivo aquí”
10. Las casas donde no se lavan los pies de un Brahmana; donde no se escuchan los
mantras védicos, y en donde los ritos sagrados por los antecesores, sacrificios y
ofrendas de alimentos, etc., no se realizan, son como los sitios ardientes de la
muerte.
11. Un hombre mundano convencido de que el hombre sabio es como él, le
pregunta.”Dime ¿quién es tu padre y tu madre?” El hombre sabio responde:”La
veracidad es mi madre; el conocimiento religioso es mi padre; la caridad mi
hermano y la misericordia mi hermana; la paz es mi esposa y la tolerancia es mi
hijo. Estos son mis parientes”.
12. Oh hombre, piensa que tu cuerpo y tu grandeza terrenal, los cuales
ignorantemente consideras imperecederos en este mundo, son muy temporales. La
muerte espera por ti, y el miedo es abrigado por ti. Adquiere la virtud que es la
única que te dará grandeza en esta tierra y te hará feliz en el cielo.
13. Arjuna dice a Krsna: Los Brahmanas son felices yendo a las fiestas; las vacas
son felices con el pasto tierno; las esposas son felices con sus esposos. Oh Krsna!,
que de esa misma manera, yo sea feliz en la guerra”.
14. Aquél que mira a una mujer que no es su esposa como a una madre; la riqueza
que no es la suya, como al polvo; y a todos los hombres como a él mismo, es un
hombre feliz. Aquél que mira todas estas cosas bajo una luz diferente, es un ciego.
15. Oh Raghava, el amor a la virtud; el hablar agradable y un ardiente deseo por
ayudar a los demás; la prudencia en sus relaciones con sus amigos; la humildad
con referencia a su preceptor; la tranquilidad de mente; la conducta pura; el
discernimiento de las virtudes; el conocimiento experimental de las Escrituras; la
belleza de la forma y la devoción a Siva, este hombre vive en Ti. Si un hombre
tiene todas estas excelencias, ciertamente se asemejará a Rama.
16. El árbol de la satisfacción (Kalpa vrksa) satisface todos los deseos, pero es sólo
madera; el monte Meru es oro, pero es inmóvil; Chintamni es la gema mas
preciosa, pero es sólo una piedra; el sol es una fuente de luz, pero sus rayos son
insoportables; la luna es fría e imparte tranquilidad, pero sufre cambios en su
forma; el mar no tiene límites, pero es salado; la lujuria es bella, pero no tiene
cuerpo; Bali es un gran benefactor, pero vive como un demonio; el toro es fuerte y
noble, pero es perverso. Porque todas estas cosas tienen algún defecto, no pueden
ser comparadas a Ti, oh Rama. ¿Quién entonces puede ser comparado contigo?
Nadie merece ese honor.
17. Al viajar nuestro conocimiento es de gran ayuda, como un amigo. En la casa, la
esposa es una amiga; el hombre enfermo tiene su religión como su amigo. Para el
hombre muerto, la religión es su único amigo.
18. La cortesía debe ser aprendida de un príncipe, porque se le enseña desde la
infancia. La elocuencia debe ser aprendida de un hombre instruido. El mentir debe
ser aprendido de un jugador. El engaño debe ser aprendido de una prostituta.
19. El hombre que es derrochador, que es argumentador y que desea mujeres, en
todos los casos, pronto perecerá.
20. El hombre intelectual no debe estar ansioso por su propia manutención. El debe
estar ansioso solamente por aprender la religión. El alimento de cada hombre es
creado para él en su nacimiento.
21. Aquél que deja de ser tímido en la adquisición de riqueza, granos y
conocimiento y en tomar sus alimentos será feliz.
22. Un goteo de cientos llenará una olla. De la misma forma se obtienen el
conocimiento, la virtud y la riqueza.
23. El hombre que es tonto, al final de su vida seguirá siendo tonto, tal como la fruta
“kandal” que nunca se vuelve dulce no importa que tan madura esté.
CAPITULO XIII
1. Un hombre vive sólo un momento, pero éste debe ser empleado en hacer el bien.
Es inútil vivir toda una eternidad y hacer sólo daño a los mundos.
2. No nos debemos irritar por el pasado, ni estar ansiosos por el futuro. Lo que si
debemos es actuar con lo que pasa en el presente.
3. Los dioses, los hombres buenos y los padres, son agradados con la buena
disposición de las personas; y las comunidades cuando están gozosas y tienen
hombres instruidos de buen hablar.
4. En el momento de su concepción, el Dios Brahma inscribe en la frente de los
hombres cuánto tiempo vivirán, que acciones llevarán a cabo, que cantidad de
riqueza obtendrán, cuánta instrucción adquirirán y cuándo morirán. Todas estas
cosas suceden de conformidad.
5. ¡Oh, mira qué maravilla! Los hechos de los grandes son magníficos. Ellos
consideran la riqueza como la luz (sin consecuencia), así cuando ellos la obtienen,
se doblan bajo su peso.
6. Aquél que ama la gente de su familia, experimenta miedo y pena, porque la raíz
de todos los pesares es sólo el apego. Aquél que descarta el apego es feliz.
7. Aquél que toma precauciones contra los malvados y aquél que con cuidado evita
los malos efectos de los acontecimientos, ellos son felices. Pero aquél que
depende completamente de su suerte, tendrá pena.
8. Si el rey es piadoso, sus subordinados también lo serán. Pero si el rey es vicioso,
también ellos lo serán. Si él es indiferente a los dos (vicio y virtud), entonces ellos
tendrán el mismo carácter. En pocas palabras, como sea el rey, así serán sus
subordinados.
9. Aquél que no actúa piadosamente está muerto aunque viva; pero aquél que muere
actuando piadosamente, sin lugar a dudas, vive aunque esté muerto.
10. Aquél que no ha adquirido virtud, riqueza satisfactoria, o salvación, ha vivido
una vida inútil, como la concha que cuelga del cuello de un chivo.
11. Los hombres bajos sienten pena en el corazón al pensar en la fama de los otros, y
denigran de ellos, ya que por ellos mismos no esperan ganarla.
12. Cuando la mente de un hombre está esclavizada por la lujuria, él se enreda más
profundamente en los asuntos materiales; pero cuando se libera del cautiverio, es
libre de todo lo mundano, por consiguiente, es sólo la mente del hombre la causa
de su esclavitud y de su libertad.
13. Cuando un hombre pierde su conciencia por el conocimiento del espíritu
supremo, su mente muere dondequiera que descanse.
14. ¿Quién encuentra la felicidad que desea? Todo está en el poder del destino. Por
lo tanto, los hombres siempre deberían estar satisfechos.
15. Así como un ternero encuentra el camino hacia su madre entre cientos de vacas,
así los buenos actos de un hombre lo siguen.
16. Aquél cuyas acciones son ruines, no tiene felicidad entre los hombres, ni en la
soledad de la selva; él es infeliz en la sociedad por la compañía que tiene, y en la
selva por el deseo de compañía.
17. Tal como el hombre que cava obtiene agua subterránea usando su pala, así
mismo el estudiante adquiere el conocimiento que posee su preceptor con el
servicio.
18. Lo que la gente tiene lo adquiere por sus acciones y la mente también es
influenciada por las acciones; la mente nunca deja de ser afectada por la fuerza de
las acciones. De aquí que el inteligente lleva a cabo sólo las mejores acciones.
19. El hombre sabio debe sentirse siempre satisfecho en la posesión de una esposa,
alimentos y riqueza; pero nunca debe sentirse satisfecho en relación con el
estudio, la contemplación religiosa y la benevolencia.
20. Aún el hombre que ha enseñado una sola sílaba debe ser reverenciado. Aquél
que no da reverencia a tal maestro, nacerá perro cien veces, y finalmente llegará a
este mundo como comedor de perros.

CAPITULO XIV
1. Hay tres joyas en la tierra, a saber: comida, agua y una conversación agradable. El
tonto dejando esto, considera fragmentos de piedra lo que son joyas.
2. La pobreza, la enfermedad, la pena, la prisión y otras desgracias son el fruto del
árbol de la culpa de un hombre.
3. Riqueza, un amigo, una esposa y un reino pueden ser recuperados, pero cuando se
pierde el cuerpo nunca puede ser adquirido de nuevo.
4. Un enemigo puede ser vencido por la unión de muchos, así como se puede
obtener protección de fuertes lluvias mediante la recolección de hierba.
4. Así como el aceite en el agua; un secreto dicho a un hombre vil; un regalo dado a
un hijo noble; una instrucción dada a un hombre inteligente, es poco, de todas
maneras por la virtud de su naturaleza, se extienden.
5. Si los hombres siempre pudieran conservar la mente que tienen cuando ellos están
bajo la instrucción religiosa, cuando están en un cementerio y cuando están
enfermos, ¿quién no estaría libre del cautiverio del pecado?
6. Si un hombre sintiera antes como siente después del arrepentimiento, ¿quién no
alcanzaría la perfección?
7. Si sucediera que observáramos benevolencia, austeridad, valor, sabiduría,
modestia y piedad en cada hombre, no nos sorprendería el mundo en el que
abundan cosas tan preciosas.
8. Aquél que vive en nuestra mente, está cerca aunque realmente esté lejos; pero
aquél que no está en nuestro corazón, está lejos aunque en realidad esté cerca de
nosotros.
9. Debemos hablar lo que agrade al hombre de quién queremos un favor; así como el
cazador canta suavemente para matar al venado.
10. Es la ruina estar familiarizado con un rey, con el fuego, con el preceptor
religioso y con una mujer; pero ser completamente indiferentes con ellos es
privarnos de la oportunidad de beneficiarnos. Por lo tanto, nuestra familiaridad
con ellos debe ser de naturaleza limitada.
11. Debemos actuar con cautela con el fuego, el agua (ríos), las mujeres, la gente
tonta, las serpientes, y los miembros de la familia real, porque si la oportunidad se
les presenta, ellos nos pondrán en peligro de muerte.
12. El debe ser considerado vivo si es virtuoso y piadoso, pero la vida del hombre
que carece de religión y virtud está desprovista de bendición.
13. Si deseas conquistar el mundo por la ejecución de un solo trabajo, controla la
mente que danza ante la cara de los cinco placeres y de los diez sentidos.
14. Es sabio aquel que habla lo que es apropiado para la ocasión, lo que es grato al
testimonio de un hombre; y expresa su desagrado en el grado proporcional al
poder que posee.
15. Un solo objeto (una mujer) aparece en tres diferentes maneras: para el hombre
que practica austeridad, es como un cadáver; para el sensual, es como una mujer;
y para los perros, como un pedazo de carne.
16. Un hombre sabio no dará a conocer la medicina que haya preparado
satisfactoriamente; un acto de caridad que haya ejecutado; el deshonor de su
familia; el acto sexual; cualquier comida ordinaria que haya ingerido; ni la
calumnia que haya escuchado.
17. Los ruiseñores permanecerán callados hasta que estén en capacidad de cantar
para hacer feliz a la gente.
18. La gente debe dar una recepción sincera a la religión, la riqueza, el cereal, la
instrucción de un maestro espiritual y la medicina.
19. Evita la asociación con los hombres viles; asóciate con los buenos, adquiere
virtud día y noche; y medita siempre en lo eterno.

CAPITULO XV
1. ¿Qué puede el conocimiento, la salvación, el cabello enredado en la cabeza y
cubrirse el cuerpo con cenizas? Aprovecha a un hombre cuyo corazón está
rebosado de compasión por todas las criaturas.
2. No existe tesoro que se regale que pueda cancelar la deuda que un discípulo debe
a su preceptor por haberle enseñado una sola sílaba.
3. Existen tres formas y consideraciones para librarse uno del hombre vil y la
zozobra: El gastar los zapatos; la destrucción de sus caras o de la parte superior; o
arrojándolos lejos.
4. Un hombre que usa trajes sucios, que tiene los dientes sucios, que es un glotón,
que habla desagradablemente y que duerme al ponerse al sol, puede ser una
encarnación del señor Visnu mismo, pero con todo estará empobrecido.
5. El hombre que pierde su riqueza es abandonado por sus amigos y por su esposa,
así como por sus sirvientes y relacionados; cuando él recupera su nicho, los que le
habían abandonado regresan a él. Por lo tanto, la riqueza es en sí misma los
amigos y los relacionados de un hombre.
6. La riqueza adquirida indebidamente permanece con una persona diez años; en el
año décimo primero, desaparece con todo lo que ha sido adquirido correctamente.
7. Una mala acción cometida por un gran hombre no es censurable porque nadie
puede reprocharlo; una buena acción cometida por un pobre hombre puede ser
condenada, porque nadie le teme, y así todos pueden censurarlo. Entonces mira,
beber néctar es excelente, pero esto mató a Rahu quién era un miserable; y el
beber veneno es ilegítimo, pero cuando Sankar, que era un grande, lo bebió, esto
fue un honor.
8. Una comida es verdadera, cuando consiste en los remanentes de un Brahmana. No
es comida aquella que se comparte antes de ser ofrecida a Brahma. El amor que se
le demuestra a un extraño es verdadero amor, no aquél que se da a los hijos de
alguien, etc. El amor por uno mismo es natural y también caracteriza a los brutos.
Abstenerse del pecado es verdadera sabiduría. Es un acto de verdadera virtud
aquel que es realizado sin ostentación. La más alta virtud es convertida en pecado
al practicarla hipócritamente.
9. Por necesidad de discernimiento la más preciosa joya reposa en el polvo de los
pies del hombre, mientras que cuentas de vidrio son usadas en la cabeza; pero no
por eso debemos imaginar que las gemas se han arruinado en su valor y el pedazo
de vidrio ha crecido en importancia. Pero cuando una persona de juicio crítico
aparece, a cada quién le debe dar su posición correcta.
10. ¡Oh hombre!, si tú no aspiras a ser maestro de todas las Escrituras, debes saber
que ellas no tienen límite. El conocimiento es extenso, mientras que la vida de un
hombre es limitada y servida por muchos. Las calamidades, por lo tanto, hacen
ver aquello que es lo más importante, como un cisne que bebe solo la leche de
donde ésta ha sido adulterada con agua.
11. Es un hombre malvado aquel que come su cena sin entretener al extraño que ha
llegado a su casa por casualidad, luego de haber viajado una gran distancia y está
fatigado.
12. Los cuatro Vedas y las Escrituras, incluyendo aquellas sobre el deber, deben ser
estudiadas, y aún así el espíritu permanecerá desconocido, así como el cucharón
con el cual toda clase de alimentos cocinados se rebullen, pero él mismo no
conoce el sabor de ninguno.
13. Así como un bote de madera está hecho para cruzar el mar, así Brahma es
necesario para cruzar el mar de ésta vida, pero el mismo bote es opuesto para unos
y otros. Porque aquellos sentados en la parte inferior del bote, perecen; mientras
que aquellos en la parte superior, están salvados. Mientras aquellos que son
humildes a los pies de Brahma se salvan, aquellos que rezan orgullosamente
acerca de él, perecen.
14. Oh gente, observa, esta luna es la residencia del néctar y el Dios de todas las
virtudes medicinales. Pero aunque es inmortal como el néctar y resplandeciente en
su forma, ¿cómo un hombre común y corriente no se sentirá desgraciado yendo a
vivir a la casa de otro?
15. Mira a ese escarabajo, que siempre vive entre los pétalos suaves del loto y bebe
abundantemente su dulce néctar, y ahora está deleitándose en la flor de “kude”, ya
que está en un país extraño donde los lotos no existen.
16. El señor Visnu preguntó a su esposa Laksmi por qué ella no estaba interesada en
vivir en la casa de un Brahmana, y ella contestó: “Oh Señor, un rishi de nombre
Agasti se bebió a mi padre en un momento de ira; la luz te estimule; ellos se
enorgullecieron de sus conocimientos habiendo pedido el favor de mi enemiga
Sarasvati; y finalmente ellos arrancaron todos los días el loto que está en mi
morada y entonces adoraron a Siva; por lo tanto, Oh Señor, tengo miedo de vivir
con el Brahmana y no hacerlo apropiadamente.
17. Hay muchas limitaciones sobre las criaturas en éste mundo, que pueden ser
desechadas con destreza, pero el lazo del afecto es el mas fuerte y nunca puede ser
roto. Por ejemplo, toma el caso del escarabajo que rompe la madera, pero es
incapaz de romper la parte interior del loto que tanto ama.
18. Aunque la madera de Sándalo sea cortada, nunca pierde su cualidad natural de
fragancia. Así también el elefante no deja a un lado su carácter retozón aunque se
envejezca; la caña de azúcar no deja de ser dulce aunque sea exprimida en un
molino; del mismo modo un bien nacido nunca olvida su noble ancestro y sus
elevadas cualidades, no importa que tan oprimido esté por la pobreza.
19. Radha dijo a Krishna:”Mi Señor, tú has llegado a ser famoso en el cielo y en la
tierra como Giridhari, porque levantaste una pequeña colina con facilidad, pero yo
te sostuve a ti sobre mi pecho, a ti que eres el sustentador de los tres mundos, pero
nadie me alabó”. Así es de sencillo, oh Kesava, nadie llega a ser famoso excepto
por el mérito obtenido en algún nacimiento pasado. Sólo el meritorio lo alcanza.

CAPITULO XVI
1. Si no hemos contemplado los pies de Dios, con el respeto debido a las enseñanzas
divinas para obtener la salvación; si no hemos dado caridad para abrir la puerta
del cielo; si no hemos adornado aunque sea con un sueño los pechos y los muslos
de una mujer; entonces hemos sido sólo un hacha para cortar la soledad de nuestra
juventud. En pocas palabras, nuestra vida ha sido inútil.
2. El corazón de una mujer no es una unidad, está dividido. Cuando ella está
hablando con un hombre, ella mira lujuriosamente a otro y piensa en un tercero en
su corazón.
3. El tonto que galantea que una mujer lo ama, se convierte en un esclavo, y baila
como un pájaro retozón cuando ella se lo ordena. Es decir, hace lo que ella le pide.
4. ¿Quién habiendo llegado a rico no se vuelve orgulloso? ¿Qué hombre licencioso
ha puesto fin a sus calamidades? ¿Qué hombre en este mundo no ha sido
subyugado por una mujer? ¿Quién ha sido siempre amado por un rey? ¡Ninguno!
¿Quién hay que no haya sido vencido por la fuerza de las circunstancias? ¿Qué
mendigo ha alcanzado la gloria? ¡Ninguno! ¿Quién ha llegado a ser feliz
adquiriendo los vicios del malvado? ¡Ninguno!
5. En los tiempos antiguos nadie hizo un venado de oro, nadie vio alguno u oyó
hablar de él. Pero Rama lo deseó y luego cuando el infeliz momento llegó, aún el
que es grande desea lo maligno.
6. Un hombre adquiere grandeza por sus méritos. No es grande aquel que se sienta
en un lugar exaltado. Consideraríamos a un cuervo tan grande como el águila,
¿únicamente porque se sienta en el tejado de los templos?
7. Así como el mérito o la dignidad son honrados en todas partes, no sucede así con
la riqueza. ¿Acaso se convierte la luna llena en el más merecedor de reverencias
que la luna que no tiene ninguna mancha en el día décimo segundo de la primera
mitad del mes?
8. El hombre que es elogiado por otros se considera como una persona digna aunque
carezca de todo mérito. Pero el hombre que canta sus propias alabanzas, se
convierte en un desgraciado, aunque se trate de Indra, (el rey del cielo) el
poseedor de todas las excelencias.
9. Si la excelencia moral caracteriza a un verdadero sabio, llega a ser ilustre; tal
como una gema que es en esencia bella, es mucho más hermosa cuando está
engastada en un ornamento de oro.
10. No deseo la riqueza que debe alcanzarse soportando muchos sufrimientos, ni
transgrediendo las reglas de la virtud, o adulando al enemigo. No tengo necesidad
de tal clase de riqueza.
11. ¿Cuál es el uso de la riqueza que debe ser sólo preservada pero no puede ser
usada, como una hija que es protegida, pero no puede ser disfrutada? Es una
excelente riqueza aquella que puede ser disfrutada por el caminante extraño, como
una prostituta corriente.
12. Nadie ha estado, está o estará satisfecho con la posesión de grano, riqueza,
mujeres y alimentos.
13. Todas las caridades y los sacrificios se terminarán, pero los regalos hechos a las
personas merecedoras y la protección ofrecida a todas las criaturas nunca
perecerán.
14. El pasto es liviano, el algodón es mucho más liviano, el mendigo es
infinitamente más liviano. ¿Por qué entonces el viento no lo sopla lejos? Porque
tiene miedo de que le pida limosna, y mejor no lo mira demasiado.
15. Es mejor morir que preservar una vida incurriendo en desgracia. La pérdida de la
vida sólo duele un momento, pero la desgracia duele todos los días de la vida de
alguien.
16. Todas las criaturas son cautivadas por un hablar amoroso; por lo tanto, debemos
decir palabras agradables a todos. No debemos herir a las personas con un
lenguaje duro y la carencia de palabras.
17. La vida es mas amarga que un árbol de “kudu”; pero hay dos frutas que son tan
dulces como el néctar: Una es el hablar dulce y la otra una sociedad de hombres
buenos.
18. Cualquier benevolencia, el estudio de la verdad de Dios, y la penitencia que
deben ser ejecutadas en la vida, se convierten en la adoración a Dios cuando un
nuevo nacimiento es obtenido.
19. Aquél cuyo conocimiento está confinado a los libros y cuya riqueza está en
posesión de otros, no puede utilizar ni su conocimiento ni su riqueza.

CAPITULO XVII
1. Así como un hijo ilegítimo no hace honor a un hombre, así la erudición alcanzada
por el estudio de los libros no satisface a un hombre en la asamblea de sabios,
como aquél obtenido al atender las lecturas de un Guru.
2. Debemos devolver los favores de otros con actos de bondad; así también debemos
devolver mal por mal; y en esto no hay pecado, porque es necesario pagarle al
malvado con su propia moneda.
3. Aquello que es difícil de hacer y lo que no puede ser ganado por adoración, debe
ser adquirido por la austeridad religiosa; consecuentemente, nadie puede vencer la
austeridad religiosa.
4. ¿Qué vicio es peor que la avaricia? ¿Que es mas pecaminoso que la calumnia?
¿En qué pueden beneficiar los peregrinajes a ríos santos a un hombre de corazón
limpio? Si uno es de buena disposición, ¿qué otra virtud puede necesitar? Si un
hombre tiene fama, ¿qué pueden hacer los ornamentos por él? Si uno es instruido,
¿qué hay de más en la riqueza? Y si un hombre es deshonrado, ¿qué puede haber
de peor en la muerte?
5. Aunque el mar sea el padre de la concha y Laksmi su hermana, ésta tiene que ir de
puerta en puerta por limosna; es verdad, por lo tanto, que a menos que un hombre
dé, él no recibirá.
6. Cuando un hombre se torna débil, él practica austeridades. Cuando un hombre se
vuelve pobre, él se abstiene del placer como un Brahmachari. Cuando él se
enferma, entonces se vuelve piadoso. Y cuando una mujer envejece, ella deja el
adulterio.
7. No hay ofrenda tan grande como aquella comida y bebida. No hay un día tan
importante como el día décimo segundo (en el cual la comida es compartida
libremente). No hay texto sagrado de más valor que el Gayatri; y no hay objeto de
adoración igual en dignidad a la madre.
8. Hay veneno en el diente de la serpiente y en la cabeza de la mosca; también existe
en la cola del escorpión, pero el malvado está cubierto por éste. De tal forma no
hay nada más ruin que el malvado.
9. La mujer que se abstiene de comer y que practica un rito religioso sin el mandato
de su esposo, acorta su vida y va al infierno.
10. Una mujer no se santifica haciendo numerosas ofrendas, y observando cien
ayunos, o bebiendo el agua de las fuentes sagradas. La esposa casta no llega a ser
más pura realizando peregrinajes, sino bebiendo el agua en la cual su esposo se ha
lavado sus pies.
11. Lo que sobra de un agua que ha sido usada para lavarse los pies, lo que queda
del agua que ha sido bebida, y también la que queda después de realizar las
oraciones “sandhya”, debe ser considerada como el orín del perro. Aquél que la
bebe no será purificado, excepto por la expiación de Chandrayana. El debe ser
considerado sucio.
12. La mano no está tan bien adornada con ornamentos, como la habilidad; un
hombre no es purificado tan bien por los perfumes, como por las abluciones; un
hombre no es tan honrado por su comida como por el respeto que se le demuestra;
y la salvación no es alcanzada tanto por el ascetismo como por el conocimiento.
13. Por afeitarse la cabeza en una barbería, o por el uso de ungüento de sándalo que
ha sido obtenido al frotar mientras se está sobre una piedra, o por mirar la cara
sobre la superficie del agua, hasta Indra perdería su fortuna. ¿Por qué admirarse,
entonces, si estos tres actos empobrecen a un mortal común?
14. La fruta de “cephalandra Indica” priva al hombre de su razón, mientras que la
raíz de “arnis” la revive; una mujer le roba su vigor en un momento, mientras que
la leche lo produce también en un momento.
15. Cualquier buen hombre que tenga benevolencia en su corazón, está
completamente liberado de la adversidad, y será el más rico en todos los tiempos.
16. ¿Qué se le está deseando a ese hombre, es el mundo de Indra, cuya esposa es
bonita, que posee riqueza, cuyo hijo es virtuoso y que tiene niños?
17. El hombre siente hambre, duerme, siente miedo y tiene relaciones sexuales, al
igual que los animales. Es únicamente el conocimiento lo que el hombre tiene más
que ellos. Aquellos hombres que lo poseen no deben ser considerados como
bestias.
18. Si las abejas que buscan la miel fueran alejadas por el movimiento de las orejas
de un elefante enfurecido, ¿qué habría de importarles? El sólo ha perdido el
ornamento de su cuello. Las abejas son felices en su soledad de los lotos
completamente abiertos.
19. Un rey, una corte; el juez de la muerte o Yamaraja; disparar a un ladrón; un niño
pequeño; y la peste de un pueblo, no pueden ser sentidos por otros.
20. ¡Oh mujer!, ¿por qué bajas la vista? ¿Qué se te ha caído en el piso? Ella
contesta:” Oh tonto, no sabes que la perla de mi juventud se ha perdido”
21. Oh Ketki, las serpientes viven en ti; tu arte no tiene frutos; tu arte está cubierto
por espinas; tu arte está pervertido, crecido en el barro; y no es fácilmente
accesible; con todo, tu arte por su fragancia, es tan querido para la gente como un
hermano. Una única excelencia supera una multitud de bajezas.
22. Los sentidos sueltos son la senda del peligro, los sentidos controlados son la
vereda de la seguridad. Siga el mejor camino para su propio beneficio.

intamni es la gema mas preciosa, pero es sólo una piedra; el sol es una fuente de luz,
pero sus rayos son insoportables; la luna es fría e imparte tranquilidad, pero sufre
cambios en su forma; el mar no tiene límites, pero es salado; la lujuria es bella, pero no
tiene cuerpo; Bali es un gran benefactor, pero vive como un demonio; el toro es fuerte y
noble, pero es perverso. Porque todas estas cosas tienen algún defecto, no pueden ser
comparadas a Ti, oh Rama. ¿Quién entonces puede ser comparado contigo? Nadie
merece ese honor.
17. Al viajar nuestro conocimiento es de gran ayuda, como un amigo. En la casa, la
esposa es una amiga; el hombre enfermo tiene su religión como su amigo. Para el
hombre muerto, la religión es su único amigo.
18. La cortesía debe ser aprendida de un príncipe, porque se le enseña desde la
infancia. La elocuencia debe ser aprendida de un hombre instruido. El mentir debe
ser aprendido de un jugador. El engaño debe ser aprendido de una prostituta.
19. El hombre que es derrochador, que es argumentador y que desea mujeres, en
todos los casos, pronto perecerá.
20. El hombre intelectual no debe estar ansioso por su propia manutención. El debe
estar ansioso solamente por aprender la religión. El alimento de cada hombre es
creado para él en su nacimiento.
21. Aquél que deja de ser tímido en la adquisición de riqueza, granos y
conocimiento y en tomar sus alimentos será feliz.
22. Un goteo de cientos llenará una olla. De la misma forma se obtienen el
conocimiento, la virtud y la riqueza.
23. El hombre que es tonto, al final de su vida seguirá siendo tonto, tal como la fruta
“kandal” que nunca se vuelve dulce no importa que tan madura esté.

CAPITULO XIII
1. Un hombre vive sólo un momento, pero éste debe ser empleado en hacer el bien. Es
inútil vivir toda una eternidad y hacer sólo daño a los mundos.
2. No nos debemos irritar por el pasado, ni estar ansiosos por el futuro. Lo que si
debemos es actuar con lo que pasa en el presente.
3. Los dioses, los hombres buenos y los padres, son agradados con la buena disposición
de las personas; y las comunidades cuando están gozosas y tienen hombres instruidos
de buen hablar.
4. En el momento de su concepción, el Dios Brahma inscribe en la frente de los
hombres cuánto tiempo vivirán, que acciones llevarán a cabo, que cantidad de
riqueza obtendrán, cuánta instrucción adquirirán y cuándo morirán. Todas estas cosas
suceden de conformidad.
5. Oh, mira ¡qué maravilla! Los hechos de los grandes son magníficos. Ellos consideran
la riqueza como la luz (sin consecuencia), así cuando ellos la obtienen, se doblan
bajo su peso.
6. Aquél que ama la gente de su familia, experimenta miedo y pena, porque la raíz de
todos los pesares es sólo el apego. Aquél que descarta el apego es feliz.
7. Aquél que toma precauciones contra los malvados y aquél que con cuidado evita los
malos efectos de los acontecimientos, ellos son felices. Pero aquél que depende
completamente de su suerte, tendrá pena.
8. Si el rey es piadoso, sus subordinados también lo serán. Pero si el rey es vicioso,
también ellos lo serán. Si él es indiferente a los dos (vicio y virtud), entonces ellos
tendrán el mismo carácter. En pocas palabras, como sea el rey, así serán sus
subordinados.
9. Aquél que no actúa piadosamente está muerto aunque viva; pero aquél que muere
actuando piadosamente, sin lugar a dudas, vive aunque esté muerto.
10. Aquél que no ha adquirido virtud, riqueza satisfactoria, o salvación, ha vivido
una vida inútil, como la concha que cuelga del cuello de un chivo.
11. Los hombres bajos sienten pena en el corazón al pensar en la fama de los otros, y
denigran de ellos, ya que por ellos mismos no esperan ganarla.
12. Cuando la mente de un hombre está esclavizada por la lujuria, él se enreda más
profundamente en los asuntos materiales; pero cuando se libera del cautiverio, es
libre de todo lo mundano, por consiguiente, es sólo la mente del hombre la causa de
su esclavitud y de su libertad.
13. Cuando un hombre pierde su conciencia por el conocimiento del espíritu
supremo, su mente muere dondequiera que descanse.
14. ¿Quién encuentra la felicidad que desea? Todo está en el poder del destino. Por
lo tanto, los hombres siempre deberían estar satisfechos.
15. Así como un ternero encuentra el camino hacia su madre entre cientos de vacas,
así los buenos actos de un hombre lo siguen.
16. Aquél cuyas acciones son ruines, no tiene felicidad entre los hombres, ni en la
soledad de la selva; él es infeliz en la sociedad por la compañía que tiene, y en la
selva por el deseo de compañía.
17. Tal como el hombre que cava obtiene agua subterránea usando su pala, así
mismo el estudiante adquiere el conocimiento que posee su preceptor con el servicio.
18. Lo que la gente tiene lo adquiere por sus acciones y la mente también es
influenciada por las acciones; la mente nunca deja de ser afectada por la fuerza de las
acciones. De aquí que el inteligente lleva a cabo sólo las mejores acciones.
19. El hombre sabio debe sentirse siempre satisfecho en la posesión de una esposa,
alimentos y riqueza; pero nunca debe sentirse satisfecho en relación con el estudio, la
contemplación religiosa y la benevolencia.
20. Aún el hombre que ha enseñado una sola sílaba debe ser reverenciado. Aquél
que no da reverencia a tal maestro, nacerá perro cien veces, y finalmente llegará a
este mundo como comedor de perros.

CAPITULO XIV
1. Hay tres joyas en la tierra, a saber: comida, agua y una conversación agradable. El
tonto dejando esto, considera fragmentos de piedra lo que son joyas.
2. La pobreza, la enfermedad, la pena, la prisión y otras desgracias son el fruto del árbol
de la culpa de un hombre.
3. Riqueza, un amigo, una esposa y un reino pueden ser recuperados, pero cuando se
pierde el cuerpo nunca puede ser adquirido de nuevo.
4. Un enemigo puede ser vencido por la unión de muchos, así como se puede obtener
protección de fuertes lluvias mediante la recolección de hierba.
4. Así como el aceite en el agua; un secreto dicho a un hombre vil; un regalo dado a un
hijo noble; una instrucción dada a un hombre inteligente, es poco, de todas maneras
por la virtud de su naturaleza, se extienden.
5. Si los hombres siempre pudieran conservar la mente que tienen cuando ellos están
bajo la instrucción religiosa, cuando están en un cementerio y cuando están
enfermos, ¿quién no estaría libre del cautiverio del pecado?
6. Si un hombre sintiera antes como siente después del arrepentimiento, ¿quién no
alcanzaría la perfección?
7. Si sucediera que observáramos benevolencia, austeridad, valor, sabiduría, modestia y
piedad en cada hombre, no nos sorprendería el mundo en el que abundan cosas tan
preciosas.
8. Aquél que vive en nuestra mente, está cerca aunque realmente esté lejos; pero aquél
que no está en nuestro corazón, está lejos aunque en realidad esté cerca de nosotros.
9. Debemos hablar lo que agrade al hombre de quién queremos un favor; así como el
cazador canta suavemente para matar al venado.
10. Es la ruina estar familiarizado con un rey, con el fuego, con el preceptor
religioso y con una mujer; pero ser completamente indiferentes con ellos es privarnos
de la oportunidad de beneficiarnos. Por lo tanto, nuestra familiaridad con ellos debe
ser de naturaleza limitada.
11. Debemos actuar con cautela con el fuego, el agua (ríos), las mujeres, la gente
tonta, las serpientes, y los miembros de la familia real, porque si la oportunidad se les
presenta, ellos nos pondrán en peligro de muerte.
12. El debe ser considerado vivo si es virtuoso y piadoso, pero la vida del hombre
que carece de religión y virtud está desprovista de bendición.
13. Si deseas conquistar el mundo por la ejecución de un solo trabajo, controla la
mente que danza ante la cara de los cinco placeres y de los diez sentidos.
14. Es sabio aquel que habla lo que es apropiado para la ocasión, lo que es grato al
testimonio de un hombre; y expresa su desagrado en el grado proporcional al poder
que posee.
15. Un solo objeto (una mujer) aparece en tres diferentes maneras: para el hombre
que practica austeridad, es como un cadáver; para el sensual, es como una mujer; y
para los perros, como un pedazo de carne.
16. Un hombre sabio no dará a conocer la medicina que haya preparado
satisfactoriamente; un acto de caridad que haya ejecutado; el deshonor de su familia;
el acto sexual; cualquier comida ordinaria que haya ingerido; ni la calumnia que haya
escuchado.
17. Los ruiseñores permanecerán callados hasta que estén en capacidad de cantar
para hacer feliz a la gente.
18. La gente debe dar una recepción sincera a la religión, la riqueza, el cereal, la
instrucción de un maestro espiritual y la medicina.
19. Evita la asociación con los hombres viles; asóciate con los buenos, adquiere
virtud día y noche; y medita siempre en lo eterno.

CAPITULO XV
1. ¿Qué puede el conocimiento, la salvación, el cabello enredado en la cabeza y
cubrirse el cuerpo con cenizas? Aprovecha a un hombre cuyo corazón está rebosado
de compasión por todas las criaturas.
2. No existe tesoro que se regale que pueda cancelar la deuda que un discípulo debe a
su preceptor por haberle enseñado una sola sílaba.
3. Existen tres formas y consideraciones para librarse uno del hombre vil y la zozobra:
El gastar los zapatos; la destrucción de sus caras o de la parte superior; o
arrojándolos lejos.
4. Un hombre que usa trajes sucios, que tiene los dientes sucios, que es un glotón, que
habla desagradablemente y que duerme al ponerse al sol, puede ser una encarnación
del señor Visnu mismo, pero con todo estará empobrecido.
5. El hombre que pierde su riqueza es abandonado por sus amigos y por su esposa, así
como por sus sirvientes y relacionados; cuando él recupera su nicho, los que le
habían abandonado regresan a él. Por lo tanto, la riqueza es en sí misma los amigos y
los relacionados de un hombre.
6. La riqueza adquirida indebidamente permanece con una persona diez años; en el año
décimo primero, desaparece con todo lo que ha sido adquirido correctamente.
7. Una mala acción cometida por un gran hombre no es censurable porque nadie puede
reprocharlo; una buena acción cometida por un pobre hombre puede ser condenada,
porque nadie le teme, y así todos pueden censurarlo. Entonces mira, beber néctar es
excelente, pero esto mató a Rahu quién era un miserable; y el beber veneno es
ilegítimo, pero cuando Sankar, que era un grande, lo bebió, esto fue un honor.
8. Una comida es verdadera, cuando consiste en los remanentes de un Brahmana. No es
comida aquella que se comparte antes de ser ofrecida a Brahma. El amor que se le
demuestra a un extraño es verdadero amor, no aquél que se da a los hijos de alguien,
etc. El amor por uno mismo es natural y también caracteriza a los brutos. Abstenerse
del pecado es verdadera sabiduría. Es un acto de verdadera virtud aquel que es
realizado sin ostentación. La más alta virtud es convertida en pecado al practicarla
hipócritamente.
9. Por necesidad de discernimiento la más preciosa joya reposa en el polvo de los pies
del hombre, mientras que cuentas de vidrio son usadas en la cabeza; pero no por eso
debemos imaginar que las gemas se han arruinado en su valor y el pedazo de vidrio
ha crecido en importancia. Pero cuando una persona de juicio crítico aparece, a cada
quién le debe dar su posición correcta.
10. ¿Oh hombre!, si tú no aspiras a ser maestro de todas las Escrituras, debes saber
que ellas no tienen límite. El conocimiento es extenso, mientras que la vida de un
hombre es limitada y servida por muchos. Las calamidades, por lo tanto, hacen ver
aquello que es lo más importante, como un cisne que bebe solo la leche de donde ésta
ha sido adulterada con agua.
11. Es un hombre malvado aquel que come su cena sin entretener al extraño que ha
llegado a su casa por casualidad, luego de haber viajado una gran distancia y está
fatigado.
12. Los cuatro Vedas y las Escrituras, incluyendo aquellas sobre el deber, deben ser
estudiadas, y aún así el espíritu permanecerá desconocido, así como el cucharón con
el cual toda clase de alimentos cocinados se rebullen, pero él mismo no conoce el
sabor de ninguno.
13. Así como un bote de madera está hecho para cruzar el mar, así Brahma es
necesario para cruzar el mar de ésta vida, pero el mismo bote es opuesto para unos y
otros. Porque aquellos sentados en la parte inferior del bote, perecen; mientras que
aquellos en la parte superior, están salvados. Mientras aquellos que son humildes a
los pies de Brahma se salvan, aquellos que rezan orgullosamente acerca de él,
perecen.
14. Oh gente, observa, esta luna es la residencia del néctar y el Dios de todas las
virtudes medicinales. Pero aunque es inmortal como el néctar y resplandeciente en su
forma, ¿cómo un hombre común y corriente no se sentirá desgraciado yendo a vivir a
la casa de otro?
15. Mira a ese escarabajo, que siempre vive entre los pétalos suaves del loto y bebe
abundantemente su dulce néctar, y ahora está deleitándose en la flor de “kude”, ya
que está en un país extraño donde los lotos no existen.
16. El señor Visnu preguntó a su esposa Laksmi por qué ella no estaba interesada en
vivir en la casa de un Brahmana, y ella contestó: “Oh Señor, un rishi de nombre
Agasti se bebió a mi padre en un momento de ira; la luz te estimule; ellos se
enorgullecieron de sus conocimientos habiendo pedido el favor de mi enemiga
Sarasvati; y finalmente ellos arrancaron todos los días el loto que está en mi morada
y entonces adoraron a Siva; por lo tanto, Oh Señor, tengo miedo de vivir con el
Brahmana y no hacerlo apropiadamente.
17. Hay muchas limitaciones sobre las criaturas en éste mundo, que pueden ser
desechadas con destreza, pero el lazo del afecto es el mas fuerte y nunca puede ser
roto. Por ejemplo, toma el caso del escarabajo que rompe la madera, pero es incapaz
de romper la parte interior del loto que tanto ama.
18. Aunque la madera de Sándalo sea cortada, nunca pierde su cualidad natural de
fragancia. Así también el elefante no deja a un lado su carácter retozón aunque se
envejezca; la caña de azúcar no deja de ser dulce aunque sea exprimida en un
molino; del mismo modo un bien nacido nunca olvida su noble ancestro y sus
elevadas cualidades, no importa que tan oprimido esté por la pobreza.
19. Radha dijo a Krishna:”Mi Señor, tú has llegado a ser famoso en el cielo y en la
tierra como Giridhari, porque levantaste una pequeña colina con facilidad, pero yo te
sostuve a ti sobre mi pecho, a ti que eres el sustentador de los tres mundos, pero
nadie me alabó”. Así es de sencillo, oh Kesava, nadie llega a ser famoso excepto por
el mérito obtenido en algún nacimiento pasado. Sólo el meritorio lo alcanza.

CAPITULO XVI
1. Si no hemos contemplado los pies de Dios, con el respeto debido a las enseñanzas
divinas para obtener la salvación; si no hemos dado caridad para abrir la puerta del
cielo; si no hemos adornado aunque sea con un sueño los pechos y los muslos de una
mujer; entonces hemos sido sólo un hacha para cortar la soledad de nuestra juventud.
En pocas palabras, nuestra vida ha sido inútil.
2. El corazón de una mujer no es una unidad, está dividido. Cuando ella está hablando
con un hombre, ella mira lujuriosamente a otro y piensa en un tercero en su corazón.
3. El tonto que galantea que una mujer lo ama, se convierte en un esclavo, y baila como
un pájaro retozón cuando ella se lo ordena. Es decir, hace lo que ella le pide.
4. ¿Quién habiendo llegado a rico no se vuelve orgulloso? ¿Qué hombre licencioso ha
puesto fin a sus calamidades? ¿Qué hombre en este mundo no ha sido subyugado por
una mujer? ¿Quién ha sido siempre amado por un rey? ¡Ninguno! ¿Quién hay que no
haya sido vencido por la fuerza de las circunstancias? ¿Qué mendigo ha alcanzado la
gloria? ¡Ninguno! ¿Quién ha llegado a ser feliz adquiriendo los vicios del malvado?
¡Ninguno!
5. En los tiempos antiguos nadie hizo un venado de oro, nadie vio alguno u oyó hablar
de él. Pero Rama lo deseó y luego cuando el infeliz momento llegó, aún el que es
grande desea lo maligno.
6. Un hombre adquiere grandeza por sus méritos. No es grande aquel que se sienta en
un lugar exaltado. Consideraríamos a un cuervo tan grande como el águila,
¿únicamente porque se sienta en el tejado de los templos?
7. Así como el mérito o la dignidad son honrados en todas partes, no sucede así con la
riqueza. ¿Acaso se convierte la luna llena en el más merecedor de reverencias que la
luna que no tiene ninguna mancha en el día décimo segundo de la primera mitad del
mes?
8. El hombre que es elogiado por otros se considera como una persona digna aunque
carezca de todo mérito. Pero el hombre que canta sus propias alabanzas, se convierte
en un desgraciado, aunque se trate de Indra, (el rey del cielo) el poseedor de todas las
excelencias.
9. Si la excelencia moral caracteriza a un verdadero sabio, llega a ser ilustre; tal como
una gema que es en esencia bella, es mucho más hermosa cuando está engastada en
un ornamento de oro.
10. No deseo la riqueza que debe alcanzarse soportando muchos sufrimientos, ni
transgrediendo las reglas de la virtud, o adulando al enemigo. No tengo necesidad de
tal clase de riqueza.
11. ¿Cuál es el uso de la riqueza que debe ser sólo preservada pero no puede ser
usada, como una hija que es protegida, pero no puede ser disfrutada? Es una
excelente riqueza aquella que puede ser disfrutada por el caminante extraño, como
una prostituta corriente.
12. Nadie ha estado, está o estará satisfecho con la posesión de grano, riqueza,
mujeres y alimentos.
13. Todas las caridades y los sacrificios se terminarán, pero los regalos hechos a las
personas merecedoras y la protección ofrecida a todas las criaturas nunca perecerán.
14. El pasto es liviano, el algodón es mucho más liviano, el mendigo es
infinitamente más liviano. ¿Por qué entonces el viento no lo sopla lejos? Porque tiene
miedo de que le pida limosna, y mejor no lo mira demasiado.
15. Es mejor morir que preservar una vida incurriendo en desgracia. La pérdida de la
vida sólo duele un momento, pero la desgracia duele todos los días de la vida de
alguien.
16. Todas las criaturas son cautivadas por un hablar amoroso; por lo tanto, debemos
decir palabras agradables a todos. No debemos herir a las personas con un lenguaje
duro y la carencia de palabras.
17. La vida es mas amarga que un árbol de “kudu”; pero hay dos frutas que son tan
dulces como el néctar: Una es el hablar dulce y la otra una sociedad de hombres
buenos.
18. Cualquier benevolencia, el estudio de la verdad de Dios, y la penitencia que
deben ser ejecutadas en la vida, se convierten en la adoración a Dios cuando un
nuevo nacimiento es obtenido.
19. Aquél cuyo conocimiento está confinado a los libros y cuya riqueza está en
posesión de otros, no puede utilizar ni su conocimiento ni su riqueza.

CAPITULO XVII
1. Así como un hijo ilegítimo no hace honor a un hombre, así la erudición alcanzada
por el estudio de los libros no satisface a un hombre en la asamblea de sabios, como
aquél obtenido al atender las lecturas de un Guru.
2. Debemos devolver los favores de otros con actos de bondad; así también debemos
devolver mal por mal; y en esto no hay pecado, porque es necesario pagarle al
malvado con su propia moneda.
3. Aquello que es difícil de hacer y lo que no puede ser ganado por adoración, debe ser
adquirido por la austeridad religiosa; consecuentemente, nadie puede vencer la
austeridad religiosa.
4. ¿Qué vicio es peor que la avaricia? ?Que es mas pecaminoso que la calumnia? ?En
qué pueden beneficiar los peregrinajes a ríos santos a un hombre de corazón limpio?
Si uno es de buena disposición, ¿qué otra virtud puede necesitar? Si un hombre tiene
fama, ¿qué pueden hacer los ornamentos por él? Si uno es instruido, ¿qué hay de mas
en la riqueza? Y si un hombre es deshonrado, ¿qué puede haber de peor en la
muerte?
5. Aunque el mar sea el padre de la concha y Laksmi su hermana, ésta tiene que ir de
puerta en puerta por limosna; es verdad, por lo tanto, que a menos que un hombre dé,
él no recibirá.
6. Cuando un hombre se torna débil, él practica austeridades. Cuando un hombre se
vuelve pobre, él se abstiene del placer como un Brahmachari. Cuando él se enferma,
entonces se vuelve piadoso. Y cuando una mujer envejece, ella deja el adulterio.
7. No hay ofrenda tan grande como aquella comida y bebida. No hay un día tan
importante como el día décimo segundo (en el cual la comida es compartida
libremente). No hay texto sagrado de más valor que el Gayatri; y no hay objeto de
adoración igual en dignidad a la madre.
8. Hay veneno en el diente de la serpiente y en la cabeza de la mosca; también existe en
la cola del escorpión, pero el malvado está cubierto por éste. De tal forma no hay
nada más ruin que el malvado.
9. La mujer que se abstiene de comer y que practica un rito religioso sin el mandato de
su esposo, acorta su vida y va al infierno.
10. Una mujer no se santifica haciendo numerosas ofrendas, y observando cien
ayunos, o bebiendo el agua de las fuentes sagradas. La esposa casta no llega a ser
más pura realizando peregrinajes, sino bebiendo el agua en la cual su esposo se ha
lavado sus pies.
11. Lo que sobra de un agua que ha sido usada para lavarse los pies, lo que queda
del agua que ha sido bebida, y también la que queda después de realizar las oraciones
“sandhya”, debe ser considerada como el orín del perro. Aquél que la bebe no será
purificado, excepto por la expiación de Chandrayana. El debe ser considerado sucio.
12. La mano no está tan bien adornada con ornamentos, como la habilidad; un
hombre no es purificado tan bien por los perfumes, como por las abluciones; un
hombre no es tan honrado por su comida como por el respeto que se le demuestra; y
la salvación no es alcanzada tanto por el ascetismo como por el conocimiento.
13. Por afeitarse la cabeza en una barbería, o por el uso de ungüento de sándalo que
ha sido obtenido al frotar mientras se está sobre una piedra, o por mirar la cara sobre
la superficie del agua, hasta Indra perdería su fortuna. ¿Por qué admirarse, entonces,
si estos tres actos empobrecen a un mortal común?
14. La fruta de “cephalandra Indica” priva al hombre de su razón, mientras que la
raíz de “arnis” la revive; una mujer le roba su vigor en un momento, mientras que la
leche lo produce también en un momento.
15. Cualquier buen hombre que tenga benevolencia en su corazón, está
completamente liberado de la adversidad, y será el más rico en todos los tiempos.
16. ¿Qué se le está deseando a ese hombre, es el mundo de Indra, cuya esposa es
bonita, que posee riqueza, cuyo hijo es virtuoso y que tiene niños?
17. El hombre siente hambre, duerme, siente miedo y tiene relaciones sexuales, al
igual que los animales. Es únicamente el conocimiento lo que el hombre tiene más
que ellos. Aquellos hombres que lo poseen no deben ser considerados como bestias.
18. Si las abejas que buscan la miel fueran alejadas por el movimiento de las orejas
de un elefante enfurecido, ¿qué habría de importarles? El sólo ha perdido el
ornamento de su cuello. Las abejas son felices en su soledad de los lotos
completamente abiertos.
19. Un rey, una corte; el juez de la muerte o Yamaraja; disparar a un ladrón; un niño
pequeño; y la peste de un pueblo, no pueden ser sentidos por otros.
20. ¡Oh mujer!, ¿por qué bajas la vista? ¿Qué se te ha caído en el piso? Ella
contesta:” Oh tonto, no sabes que la perla de mi juventud se ha perdido”
21. Oh Ketki, las serpientes viven en ti; tu arte no tiene frutos; tu arte está cubierto
por espinas; tu arte está pervertido, crecido en el barro; y no es fácilmente accesible;
con todo, tu arte por su fragancia, es tan querido para la gente como un hermano.
Una única excelencia supera una multitud de bajezas.
22. Los sentidos sueltos son la senda del peligro, los sentidos controlados son la
vereda de la seguridad. Siga el mejor camino para su propio beneficio.