Anda di halaman 1dari 8
Asignatura: Contabilidad I Tema: Contabilidad, información para la toma de decisiones. Facilitador/a: Participante: Diandra Melisa Cuevas

Asignatura:

Contabilidad I

Tema:

Contabilidad, información para la toma de decisiones.

Facilitador/a:

Participante:

Diandra Melisa Cuevas González

Mat. 16-4163

Fecha:

5 de noviembre del 2016, Nagua, María Trinidad Sánchez, República Dominicana

Introducción

La Contabilidad se define como un sistema adaptado para clasificar los hechos económicos que ocurren en un negocio. De tal manera que, se constituya en el eje central para llevar a cabo los diversos procedimientos que conducirán a la obtención del máximo rendimiento económico que implica el constituir una empresa determinada.

De modo que, el presente trabajo contiene una visión introductoria en torno a la reseña histórica de la contabilidad, su definición, objetivos, importancia, teneduría de libros, diferencia entre éste y la contabilidad y principios y procedimientos contables, entre otros aspectos relacionado con el tópico tratado.

En líneas generales se espera que, como cursantes de la Cátedra de Contabilidad, se efectúe un primer contacto con los conocimientos básicos que se requieren para el desempeño efectivo en la misma.

Conceptos de contabilidad

La Contabilidad es una disciplina, rama de la Contaduría Pública que se encarga de cuantificar, medir y analizar la realidad económica, las operaciones de las organizaciones, con el fin de facilitar la dirección y el control presentando la información, previamente registrada, de manera sistemática para las distintas partes interesadas. Dentro de la contabilidad se registran las transacciones, cambios internos o cualquier otro suceso que afecte económicamente a una entidad.

La finalidad de la contabilidad es suministrar información en un momento dado de los resultados obtenidos durante un período de tiempo, que resulta de utilidad a sus usuarios, en la toma de decisiones, tanto para el control de la gestión pasada, como para las estimaciones de los resultados futuros, dotando tales decisiones de racionalidad y eficiencia.

La contabilidad desde la perspectiva del usuario.

La contabilidad es verdaderamente el lenguaje de los negocios. Se utiliza para describir eventos importantes que afectan a las empresas.

Algunas veces la información aporta buenas noticias… otras veces malas noticias. Pero, en cualquier eventualidad, éstos y otros términos, proporcionan información muy importante para los inversionistas, acreedores, gerentes y para cualquiera que tenga un interés en la situación patrimonial, financiera y/o económica de las empresas.

La contabilidad no es un fin, sino más bien un medio para lograr un fin. El producto final de la información contable, contenido en los estados financieros, necesita ser comprendido claramente, tanto en sus términos como en su contenido, por todos aquellos que tienen algún interés financiero en una empresa, si desean entender e informar adecuadamente acerca de la empresa. Mucha gente piensa en la contabilidad simplemente como un campo altamente técnico que solo los contadores profesionales practican y entienden. Hoy, todos

necesitan una comprensión básica de la información contable, no solamente los que focalizan su actividad basados en ella. Pero, para entender la información contable, usted debe conocer también las actividades económicas que describe esa información.

Los sistemas contables.

Un sistema contable, son todos aquellos elementos de información contable y financiera que se relacionan entre sí, con el fin de apoyar la toma de decisiones gerenciales de una empresa, de manera eficiente y oportuna; pero esta información debe ser analizada, clasificada, registrada (Libros correspondientes:

Diario, mayor, Auxiliares, etc.) y resumida (Estados financieros), para que pueda llegar a un sin número de usuarios finales que se vinculan con el negocio, desde los inversionistas o dueños del negocio, hasta los clientes y el gobierno.

Por lo tanto, el sistema contable, debe ajustarse plenamente a las necesidades de la empresa, considerando, el giro del negocio y su estrategia competitiva, que permita estandarizar procesos, definir estructuras de costos y por ende, presentar una información contable estandarizada que facilite su interpretación, una eficiente toma de decisiones y que pueda procesarse para realizar los diferentes análisis financieros del negocio.

Usuarios externos de la información contable.

Cualquier persona dentro de una empresa que utiliza la información contable para aclarar la situación financiera de la empresa se llama usuario interno. Los que están fuera de la empresa que utilizan esa misma información se denominan usuarios externos y hay cuatro tipos principales de ellos.

Inversionistas

Los inversores son el primer tipo de usuario externo en el campo de la contabilidad. Un inversionista es cualquier persona que compra acciones de una empresa o financia las operaciones de una compañía.

Los acreedores

Los acreedores son el segundo tipo de usuario de auditoría externa. Un acreedor es cualquier persona o institución que ha prestado un dinero a la empresa. Por lo general, los acreedores son bancos.

Autoridades fiscales

Las autoridades fiscales son cualquier organización que evalúa la responsabilidad de impuestos de una empresa. En los Estados Unidos, un ejemplo de una autoridad fiscal sería el IRS.

Clientes

El cuarto tipo de usuario externo es el cliente. Los clientes necesitan información contable para determinar la salud financiera de una empresa y proyectar su solvencia financiera futura.

El contador público autorizado (CPA).

Contador público es un profesional que se dedica a manejar la contabilidad de una organización, empresa o persona. De manera general, un contador público se desenvuelve en las áreas de contabilidad, derecho, estadísticas, matemáticas financieras, informática, matemáticas, administración, economía, recursos humanos, finanzas, auditorias, entre otras.

El contador público es el profesional dedicado a aplicar, manejar e interpretar la contabilidad de una organización o persona, con la finalidad de producir informes para la gerencia y para terceros (tanto de manera independiente como dependiente), que sirvan para la toma de decisiones. Lleva los libros o registros de contabilidad de una empresa, registrando los movimientos monetarios de bienes y derechos.

En muchos casos los terceros exigen que dichos informes estén confeccionados o respaldados por un profesional contable. Su trabajo es registrar conforme a la normativa aplicable los movimientos u operaciones económicos que hace la compañía, de forma que se puedan publicar esos resultados con vistas a informar a accionistas, inversores, proveedores y demás personas interesadas (como trabajadores, entidades públicas, entidades financieras, etc.). Esta tarea tradicionalmente se ha hecho a mano o con máquinas de calcular, pero actualmente se cuenta con numerosos sistemas informáticos que facilitan la gestión.

Normas y principios de contabilidad generalmente aceptados.

Los principios de contabilidad generalmente aceptados o normas de información financiera (NIF) son un conjunto de reglas generales que sirven de guía contable para formular criterios referidos a la medición del patrimonio y a la información de los elementos patrimoniales y económicos de un ente. Los PCGA constituyen parámetros para que la confección de los estados financieros sea sobre la base de métodos uniformes de técnica contable.

Se aprobaron durante la 7 ª Conferencia Interamericana de Contabilidad y la 7 ª Asamblea Nacional de Graduados en Ciencias Económicas, que se celebraron en la ciudad de Mar del Plata (Argentina) en 1965.

Los principios contables de la “partida doble” fueron establecidos en 1494 por fray Luca Paccioli (1445-1510).

Su enunciado básico dice: 1 A una o más cuentas deudoras corresponden siempre una o más cuentas acreedoras por el mismo importe. 2 En todo momento las sumas del debe deben ser igual a las del haber. 3 Las pérdidas se debitan y las ganancias se acreditan. 4 El patrimonio del ente es distinto al de sus propietarios. 5 El principio de los recursos de un ente es igual al valor de las participaciones que recaen sobre él. 6 Los componentes patrimoniales y las causas de sus resultados se representan por medio de cuentas en las que se registran notas o asientan las variaciones al concepto que representan. 7 El saldo de una cuenta es el valor monetario de la misma en un momento dado. Este saldo se modifica cada vez que una operación tiene efecto sobre los componentes que ella representa. 8 Las cuentas de activo y gasto son deudoras, y las de pasivo, ganancia y patrimonio neto son acreedoras. 9 En toda anotación (asiento), cualquiera sea el número de débitos y créditos, la suma de los saldos debe ser igual.

Marco legal de la contabilidad en la República Dominicana.

Historia de la Contabilidad en la República Dominicana

La contabilidad llegó al nuevo mundo junto con su descubrimiento por los españoles. En España se utilizaba entonces el sistema por partida simple, el cual consistía en llevar las cuentas por cobrar y por pagar. Con ello determinaban lo

que se poseía y lo que se adeudaba. Así determinaban el capital detenido ganancias o pérdidas comparando el capital actual con el anterior.

Nuestro paso de colonia española a dominación haitiana no modificó estos sistemas de control económico. Entre los tenedores de libros de la época se encontraba nuestro patricio, Juan Pablo Duarte, quien desempeña la función en el comercio propiedad de su padre.

La contabilidad propiamente dicha se establece definitivamente cuando los trapiches azucareros evolucionan hasta convertirse en enormes centrales gracias a la instalación de maquinarias movidas a vapor. Por un lado la caña de azúcar de Cuba y el de remolacha de Francia disminuían su participación en el mercado mundial. Con la clásica reducción de la oferta, el alza de los precios no se hizo esperar, estimulando las inversiones en ese sector.

Los capitales y técnicos que emigraron desde cuba hacia República Dominicana hicieron posible que la industria azucarera nacional se transformara sobre bases capitalistas, nuestra sociedad se articulaba definitivamente a la economía mundial. La producción de azúcar en República Dominicana se liberó entonces del capital comercial local, pero quedó envuelta en una red de controles manipulados por banqueros y comerciantes de Unidos de América. Esos intereses financieros decidirían en lo adelante todo lo relacionado con la venta de azúcar así como el suministro de capital.

Los tenedores de libros y escasos contadores de aquellos tiempos originalmente tuvieron como centros de acción a los ingenios azucareros y la administración gubernamental, pero extendió a un sector más amplio de la economía. La demanda de técnicos fue tal que muy pronto llegó a sentirse preparados en asuntos contables.

La ocupación militar de Estados Unidos en República Dominicana, permitió que tanto los empresarios como el gobierno del país influyeran de manera decisiva en el manejo de la administración pública, estableciendo procedimientos y prácticas que se hicieron sentir incluso en el ámbito de los establecimientos privados. El gobierno militar extranjero fue el motor que consolidó, por la fuerza, la dependencia económica a los dominicanos, vigente todavía.

Conclusión

La Contabilidad, se puede concluir que, el hombre desde tiempos memorables se ha empecinado en llevar un control exhaustivo de todos los movimientos financieros que se ejecutan en sus pequeñas, medianas o grandes empresas. Por consiguiente, se ha apoyado en diversas formas para lograr su fin. En un principio, lo realizó en procesos muy simples a partir de los planteamientos presentados por el monje Fray Luca Pacciolo, sin embargo con el transcurrir del tiempo, el avance tecnológico y las exigencias empresariales los procesos y técnicas contables han evolucionado.

Actualmente se puede afirmar que el proceso de contar y registrar datos financieros se desarrolla de una manera más simple y sencilla con el apoyo del contador, pero, es preciso aclarar que se siguen rigiendo por los principios establecidos para ejecutar la contabilidad empresarial.