Anda di halaman 1dari 11

Módulo

Experiencia

y Aprendizaje

EL PODER COMO RELACIÓN

Foucault, Michel (1988) "El sujeto y el poder" en Dreyfus, Hubert y Rabinow, Paul. Michel

Foucault: Más allá del estructuralismo

y

la

hermeneútica. UNAM. México. Pp.227-244.

!/'. ¡:/1- r1 ~

.:2)

e;;,,,.µ. r

:

Ó-

<-<. ¡Po~

t

..

e.

;,oe4,,

:

i.

~3J

<'.u~

rol

":

u:

~-?-<27

J) l<i:>r-<!~I~ 7"r~1c:tAlc

..

1.Jc~cl4¡~<c1,'

~

.5)

~

::> et&AL

cic.c.~

/

._

f.J~

¿ /º4 ;

._

rd,~

de to.¿,

~ (/O

,o.i...

~

6#1-1tF ~~<

~)

EL SUJETO Y EL PODER

Michel Foucault

Por qui estudiar el poder: la ciustión del sujew

Las ideas que me gustaría discutir aquí no representan ni una teoría ni

una metodología.

Quisiera decir, antes que nada, cuál ha sido la meta de mi trabajo durante

l~s últimos veinte

os. ~ ha consistido en ~~a ~

l poder

I.l!_ en elabo~r

los fundamentos de tal anális¡s,

M1 objeto, por el cóñrntJ'kr.

ha consistido en crearuna historia de los <!!~~~} ~!!guieJ!lbj.~J.iya~i_q_g

~~

r humano e_f_!_n .~~stt~_~u~~:Ur~· Me

he ocupado, desde este punto de

vista, oe·ft~ íño <f<>~~s

-~_bj~~vac_iénqu e transforman a

los seres humanos en

sujetos.

·--

·

 

.

Primero están los modos -~-e investigacíón que tratan de.otorgarse a sí mis-

mos el estatus de ciencia;

por ejemplo, la objetivación del sujeto hablante

en la grammaire génirale,"la filología y la lingüística. O bien, en este primer

modo, la o!_>j~ ación ..

..

del

suj.e.iP productívo, del sujeto que trabaja, er el

análisis de la riqueza y de la econoa. Q, un tercer ejerr1plo, la objetívación ..

del _mero_ hecho _de estar vivo en la historia natural o en la biología.

En la segunda parte de mi obra, es1µ~ ~~~ .Y.~~i~~j e~s uj_eto en lo

que llall!

a_r~

las "p~_c_tjf_~ -~-i~()tj~".El sujeto se encu.~ntra.!J1vi~u;to en

~\!.

iñiéri<;>r_~ ~!"~if:io de los otros. Este proceso lo objetiva. Algunos ejemplos

son el l~o

Y, et

cy_~~~o,

el enf~r~?.y -5} ~'.:'_!!e>, los

y l_g_s "buenos

muchachos".

FLrúitme!}~ he querido estudiar -e s mi trabajo actual- el modo en_q':!_e

un ser humano se convierte a mismo o a sí misma en sujeto. Por ejemplo,

elegl el donuñ w -ae"lifse:ifüalida·:.: d f JE?d o c_?,~0.fo ~ h,2.!D.!J.r.e~_ilpr_~!J:dieron.

...

:e

a reconocerse a sí mismos corno sujetos de "sexualidad".

Así, el tema gener~ de rrii mvesogación ñ~~je[p_

~d-c_!s ino el ~ujeto.

Esvcrdad que me involucré bastante en la cuestíoride l poder. M11 r pro

._

11t2_

me ~areció ~ · mientras que dsuj~t~hu _~~~~-~~-inm~ ~r~9en relacion_es ae

pro ucdón· y de si~n~~3.ción, tam_bién SC:

__e_!l

s_~~_11µ-a il}_111_e~so e.n relaciones

de pode~ ITQ~1.~J~_s.Ah ora bien, me parecía que la h1Sto~1a y la t~oria

écórió'irucas proporcionaban un buen instrumento para estudiar relaciones

~~

~/a)

CP

de producción; que la lingüística y )a semiótica ofrecen instrumentos para

estudiar las relaciones de significación; pero para las relaciones de poder no

contábamos con

herramientas de

estudio. Sólo podíamos recurrir a maneras

de p~nsar sobre el

poder ~ adas en modelos legales, esto es,: équé es lo que

legitima el poder? O podríamos recurrir a maneras de pensar sobre el poder

basadas

en m~ elos institucionales, esto es: éque es el

Estado?

Era necesario, por tanto, extender las dimensiones de una definición del

poder'. si_se deseaba utilfaar esta definición en el estudio de la objetivización

clel SUJ eto.

~N~c~itamo~ ~na teoría del poder? Puesto que '!na teoría s,!!e2!1e un!

_ obJ~EY.~ón pr.ev.El, no ~

-.J~_'LCQ~-~m,ar_~O!ll()

bas e de un trabajo analítico.

,P 9'. Pero es~ trabajo analítico no puede,ll evarse a cabo sin una co_Ecep~alizacil>n

((},<~ -:. LP~~g:es1va. Y esta conceptualízación implica un pensamiento crítico - una

15)f

-;;.:·

C _revlSlón constante.

Lo primero que debe revisarse es lo que llamalas "necesidades CQ.Q·

J +::w I ', · cep~~!~"· Con ello quier~ decir que 4i conceprualiza.~i~n!1º debe!_!~ fun~

:J.'.

·

darse en_una_teorfa del ~ _JCto: el objeto conceptualizado no

es el criterio

único d<;_ una_h1,1ena.co_nceptualizadón.Neces itamos conocc.riascoñdicioñes

~jstó~icas qu_~!!!-~~~ !1-1:!~e.:'~ ~a conceptualización. Necesitamos u-nª ccncíen-

cia histórica

de nuestra circunstancia actual.

··

·

J.-: G-s~~ ~~~~~~-n~':.·h abrla de revisar es ~I tipo de realidad -~-~1~_9_~~-~ -~~-

Un escritor de üñ conocido diario francés expresó una vez su asombro:

•¿por

qué tanta gente plantea en la acrualidad la noción de poder? ¿se trata

~e un tema tan importante? lEs tan independiente que pueda ser discutido

sm tomar en cuenta otros problemas?"

El asombro de <:5te escritor me sorprende. No puedo creer la afirmación

de que esta cuestión se haya planteado por primera vez en el siglo XX.

Con todo, para nosotros,<:! poder no es sólo una cuestión teórica, sino que

forma parte de nuestra experiencia. Quisiera mencionar únicamente dos

"f?rmas. patológi_cas" -esas ~~ "enfermedades del poder"- e~ fascism_<_Ly.

~~":ru.s.m~. U.na_~~ l3$_~ ulbpl~~ ~29.!l~ ~~-4.s

..9.~

~rS?~ para nosotros

tan enigmáticas, e~ qu~ _e~ ~ <!~.§~Sc!-.r~ ~ 1.J 11stóncounic o, no son corn-

ple~mente Q!.~&!n.aJ~. Utilizaron y difundieron ·mecanismos queya estaban.

~res~ntes en ~ mayoría~~ las otras sociedades. Y

más que eso: a pesar des u

¡>rop1a locura i.nter~a, utilizaron ampliamente las ideas y los procedimientos

de nuestra racionalidad poUtica.

~~--qu~. necesitamos~ ~

nueva econo~a

deIas

__re

laciones de poder

-us ando la palabra ec()TU)ffl{a en su senfiao teórico y práctico. En otras pa-

1ª1>.ras: d_~~e ~a~t, e~ el de la filosofi~ es i.~.iI~cl a.n

allá d~_ l<>s

_lu~i~~-<J.i;.k>..

z6.n"".v:~ya__

1)l~s

clª-IJ9 e~ la e~P-t:!l~ª<;:~_; pero desde ese mismo rno-

':!1$.fil<> -esto es,.ª partir del desarrollo del estado moderno y de la gestión

pollñca de la sociedad-

~~! _<_l_~Jª-.filosofla

wnbitn

poderes excesivos ~~ lll racionalidad política. y esto es pedirle. dcmasiadó.

..

__

ha sido vigilar los

228

Todo el mundo conoce estos hechos banales. Pero &hecho de que sean ba-

nales no significa que no existan. Lo ue tenemos ue hacer con los be-

ctiosbanales

es descubrir -o

tratar

e descubrir-

p~cifico y @l

vez onglnal relacionado con ellos.

qi.J)~ ~1-P-!:

.

<?b~~

~s~ ..

~a~~ ~

-~.!~iQ

...n.aliza~ión.}'..!~

- ~~~~sQ.s.del

..poder

político es evi-

denté. Y no debería ser necesario esperar a la burocracia o a los campos

de concentración para conocer la existencia de tales relaciones. Pero el pro-

bl~~ _ es: ¿qué hacer con un hecho tan evidente?

_¿Probamos la raz2n? ~~enso que nada sería más estéril. Primero, P.orgue

~

al que se aplit"a no tiene nada que ver con la c;Yl¡li\_ Q

...lai

!i~en~

cia. Se~undb, p~que no tiene sentido referirse a la razón

__C

OJP.Q.@_~

..n.

~_dad

contr~na a si!1 ra~ón. Por ~ltimo, po!q_u~ tal intento _nos o~ligar'ia a d_<::s~

~~

arbitrar.10 y

Hntentamos analizar

abuI.?10~

<!ilia

_ci.óruil~~(?_

_d ~LII~~!,l~alis~,.-

este t1po de racionalismo que parece ser~

>I

11-"

nuestra cultura moderna y que tiene su origen en la Auftl/Jrung? Creo que:

éste era el enfoque de algunos de los miembros de la escuela de Francfort.

Mi objetivo, sin embargo, no es iniciar una discusión de sus trabajos, aunque

son muy importantes y valiosos. Más bien, sugeriría otra manera de analizar

los vínculos entre la racionalización y el poder.

~odria ser prudente no tomar como un todo la ra<;:p~ i

..

acióg ..~i

e-

dad~e la ~ultura, sino anah~ este proceso en diversos~~_a~ p_os,c,:

ad_~__u

_ii~ ..

en referencia a una experiencia fundamental: la locii_ti ,la enferme~ªº ·' la

ffi.!!Crte, el Cnmen,Ja sexualidad, etcet.era-:---

. ·····-

. .

....

..

..

Pienso que la palabra·r~_ialic~ ~spe _~igro.s_:a. Lo que ~ ~:~

hacer es,a3a,lizar ~~1!ali~ad~ e~pefict, en lugar de invocar siempre el

progreso e la racionalización en genera.

A pesar de que la Auftlii:rung constitu

una fase muy importanted e nues-

tra historia y del desarrollo de la tecnología política, creo que debemos refe-

rirnos a procesos mucho más remotos si queremos comprender cómo hemos

sido atrapados en nuestra propia historia.

~i era~ugerir aqui o~ manera

deavanzar

·

b_C\cia_una nueva CC!lllQ!IÚ!i

d.e 1ª5 relaciones de pod~r. que sea a la vez más empírica, más directamente

relacicnada.ccn.nuestra si_l!!_a~np_ reseñ.te,y qúciiñpftcam ás relaciones en-···

~~E teoría_y

__

la

prác~~~· Este nuevo m_?do de investigación ~

~e-~ñtofa."~ff.

c~mo punto oeparuQ_~

d~_p

..

QQ~r

!a..!..fQ.rm~

d.e.IeSlS~Jlciac_o~~ J?.s- ~_if~r~n~es tipos·~

·· · ·--·-4

a través del enfrentamiento de las estrategias.

·

Por eJemplo, araaven uar lo que significa rnrdúra para nuestra socie-

d~.qu e en~ os mvesogar o cem endóe n el campo de la'

~ ~~· Y, p~ra Ct_)mprenOer lo que s1gmfica

Iegadaa;-Tó..

q üe pasa en el ¡

campo de la ilegalidad. Y para comprender en qué consisten las relaciones ;

de poder, quizá deberíamos analizar las formas de resistencia y los intentos I

hechos para disociar estas relaciones.

~orno punto de partida, tomemos una serie de oposiciog

._~:i_

que se han

desarrollado dura~~ los últimos años: la_~~ ~ión

._aj_p_Qd_~J.d~_l(?s_hombre·

s

sobre las mujere~, de los padres_~Ob!~_lOSh fu s, de la psiqu~atr~ S~~

229

enfermos

mentales, de la medicina_sobr~Ja_poblacn,.11~---1a.oo_!!Únili!raeión

sotfreel mooode~ente .

""Nob astacfecirque se traci de luchas contI2l_~ autoridad; debemos tratar

c9Jrle definir con más precisión qué tienen en común.

,¡,¡P 1) Son luchas "transversales"; es decir, no se limitan a un solo país. Desde

. ,,:> luego.en ciertos pses se desarrollan con más facilidad y en un grado más

amplio, pero no

se limitan a una forma de gobierno, política o econ~~!~~

;'(_fY

particular.

~ 2)-Ef objetivo de estas luchas ~ los efectos del poder como tales. Por

e ¡ J>r 9f' ejemplo, no se critica la Rrofesn médica esencialmente por ser u na empresa

f.J r_ r lucrativa, sino porque ejerce u~ poder inc'?~do _ sobre los_ cuerpos, la

))

t

salud de los individuos, su vida y su muerte.

3) Son luchas "inmedia~"

pq[

__d~!}$S

.

.

.

. En ellas la ~ente cnuca 1.ns-

~

en ciásdepoder que son las más ce~~anas ~ ella, .1as.qu~. e~rcen su acc~ón

sobre los individuos.

No buscan al

enemigo pnnqpal . smo al enemigo

~

(j ~

Jfr4"&-'

.

\', ü

'~

Jqº

{4

6"

inmediato. Tame_~o eseeran solucionar su probl~JM.e.n el fut~ro (esto es,

raciones, revo üciones, fin de la lucha de clases). ElJ

..

rdac16n_ton

uqa.

~cal~_

.t<:~ica~e xplicación º. ~? ._n

__

rqu1stas.

h~~oriaq~r. s<i!i l~a

'!A or.~.e

..ºr.

e_v?_~l!CÍ.e>~i:_i.~9.'! .e P.?la! i~a~!_ -

Pero éstos no son sus puntos más originales. Me parece que lo que sigue

,

es más específico.

~

""-

JJ lf

a

l

4) Son luchas que c~estionan

el estatus del individuo: por una pa~e. ~ ~

ti~ n_elJkrecho a ser diferentes y ,.:iubrayan todo IQ

...que

hace

a las 1nd.1v1-

duos verdaderamente individuales. Por otra _e.arte, atacan~? I_o que.puede

. a~~ !!_l~ividuo. hacerl

~stiszos con los otros, dividir la vida c~-

múnitaria, obligar al individuo a recogerse en sí mismo y atarlo a su propia

identidad de un modo constructivo.

Estas luchas no están exactamente a favor

o CD contra del "individuo" sino

l.:>

J ~ · ~

r-'101 ll

p,· másbien son luchas contra el"

obierno de la individualización".

· 5) ~ oponen a los efec~ del poder vinculados con e sa

µ

...

calffiiliw:

r, aco~ etenc!~--

ludian contra los privilegios del saber. Pero también se

-:,r)"

1) r:»

1,>~

oponen al

i~

misterio, a ~a deformación _y a las representaciones místiñcadoiás"'

a la ~rite.

~ nadá ctentificista" en esto (es decir, ninguna creencia dogmática

~~ · en el valor del conocuruento cienfico), pero tampoco ha y un rechazo escép-

¡
¡

~l

\

P.~ J

tico o relativista de toda verdad verificada. Lo !)Ue se cuestiona es el modo

sJJÍ como circula y funciona el saber, sus relaciones co-n el poder. En SU"!.ª·~

rAgi.me du savoir.

·

.

· 6¡-Fin-almente,t odas estas luchas actuales se mueven en torno a la cuestión:

¿q.ujénes som_w¡? Son un rechazo de estas abstracciones; de la violencia es-

S

tatal ecomica e ideológica que ignora q · nes somos individualmente, y

(yl \ \l ~ ~L~~i~~:~ c:::. de unaJ~ u!si ~~~':-~~-~min _is_t~'!~~~ g_u_~~e~~~-

.

\

t

._

.

.:i.

_

~ o~~ \

"\

'~

..

-a.<:~

;

~

w~

...__

230 ~~ª

o:

'-- -~~J

~

~>-

...

~

j;":n suma, el obje~~o~r incipal de estas luch~

no es ~nto atacar tal o cual I

institución de poder, o gru_EO, (?_éli~. <!_SI~ . s¿1!_o ~

bien_~ .na cmc::~. uiii.J

Torma de p<Xi«:r.

Esta form·a de ~

fica a los individuos en

se ejerce sobre la ~da cotidiana 101;11':<ha~. que ~w1-

.

.

.

.

.

.

categorías, los designa-por su propia individualidad,

los ata a su propia identidad, les impone una ley de verdad que deben reco-

nocer y que los otros deben reconocer en ellos. Es una forma de poder que

) AD

· r:

transforma a los individuos en