Anda di halaman 1dari 1

OFRENDA

El altar de muertos, tambin


conocido como ofrenda del da
de muertos, es un elemento
fundamental en el conjunto de
tradiciones mexicanas del Da
de muertos, que consiste en instalar
altares domsticos en honor de
los muertos de la familia donde se
ofrece como ofrenda de alimentos,
velas, flores y objetos de uso.
Qu significan las cosas que
ponemos en la ofrenda:

Velas: La luz significa fe y su


flama la gua para que el alma
visitante encuentre el camino. Se
pueden colocar en forma de cruz,
una en cada punto cardinal.
Flores amarillas o
naranjas: Simbolizan la tierra y
al igual que las velas, tambin
sirven de gua. Las ms usuales
son las de cempaschil.
Calaveras de
azcar: Representan la presencia
de la muerte. Tres de ellas en la
parte baja del altar.
Las nimas del purgatorio: Se
pueden representar por una
imagen, las nimas ayudan a liberar
al el alma que est en pena.
Por: Carol Gutirrez
Dayane Vega

Cruz de ceniza: simboliza lo


mismo que una imagen de las
nimas del purgatorio.
Cruz de flores o frutas: Sirven
para expiar las culpas.
Camino de flores: Sirve como gua
para que el nima recuerde el
sendero recorrido.
Imagen de un santo o una
virgen: Se colocan normalmente
para recibir bendiciones.
Fotografa: Es el retrato de la
persona [o personas] a quien se
recuerda y se dedica la ofrenda.
Flores blancas: Representan la
encarnacin de la pureza y el cielo.
Cadenas de papel picado
moradas, amarillas y negras: Son
la unin entre la vida y la muerte. El
negro y el morado son los colores
del luto y el amarillo o naranja los
de la vida.
Pan de muerto: Es un ofrecimiento
fraternal.
Agua: Se coloca en la ofrenda para
aliviar el cansancio y la sed del
viaje y retomar nuevas fuerzas para
el regreso.
Sal: Simboliza el elemento
purificador, adems de ayudar a que
el nima no se corrompa en ninguno
de sus viajes.
Comida: Se colocan los alimentos
que ms disfrutaba el difunto.
Licor: Para que el visitante festeje y
recuerde algunos acontecimientos
felices de su vida.
Copal: Se coloca para purificar y
ahuyentar a los malos espritus.