Anda di halaman 1dari 3

UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN CRISTOBAL DE HUAMANGA FACULTAD DE CIENCIAS AGRARIAS E.P. DE MEDICINA VETERINARIA

BASES DE LA MODERNA:

DEL ADN, GENETICA, EL GENETICO.

DOCENTE

:

UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN CRISTOBAL DE HUAMANGA FACULTAD DE CIENCIAS AGRARIAS E.P. DE MEDICINA VETERINARIA BASES

BIOTECNOLOGIA

ESTRUCTURA

EXPRESION

CODIGO

AYACUCHO – PERU

2017

INTRODUCCION

Los embriones bovinos, destinados a un programa de TE son obtenidos del útero por medios no quirúrgicos. Su recolección y transferencia con éxito dependen de varios factores. En primer lugar de la vitalidad de éstos para sobrevivir y llegar a término después de ser recolectados del tracto genital, evaluados morfológicamente y transferidos al útero una hembra receptora, con cambios de medio y temperatura. En segundo lugar, depende de que la técnica de obtención no ponga en peligro la integridad del tracto genital, a fin de poder repetirla tantas veces como sea deseable y conveniente. La primera técnica de recolección de embriones bovinos usada hace 3 décadas, fue quirúrgica. La misma requería anestesia general, inducida por medio de barbitúricos y mantenida por medio de inhalación (halotano). Por medio de una incisión de 15 cm de longitud en la línea media, por delante de la glándula mamaria, se extraían los cuernos uterinos con los ovarios. El lavaje de los cuernos y oviductos se llevaba a cabo el día 5-7 introduciendo catéteres de goma a través de la pared dorsal del cuerno uterino y en la ampolla del oviducto. Una variante quirúrgica fue la descrita por Holy (1996), en la que al animal, acostado en decúbito dorsal y anestesiado, se le colocaba una sonda Foley con un catéter metálico de 43cm de largo y 7-8cm de ancho por la vagina, a través del cervix hasta el cuerno del útero. Con una incisión laparotómica se abordaba el cuerno uterino y se introducía una aguja roma a través de la pared uterina, en el segmento próximo a la unión útero-tubárica. En forma similar a la recolección de embriones en la especie ovina, a través de la aguja atraumática se inyectaba el medio de lavaje y de la sonda Foley se lo recuperaba en una botella. Cada cuerno era lavado con volúmenes variables de 50-100 ml de una solución buffer (TCM 199). La manipulación quirúrgica del útero y de los ovarios conduce a lesiones que provocan formación de fibrina y adherencias. Para minimizar ese efecto fue necesario trabajar con buenas condiciones de asepsia, lavando el útero y los órganos adyacentes con solución fisiológica estéril, conteniendo heparina. Con estas precauciones era posible llevar a cabo el lavaje a una vaca sólo 3 veces como máximo, lo que constituyó una seria limitante en el uso repetido de esta técnica . Ello provocó uno de los mayores cambios en la técnica de transferencia de embriones de la década del `70. Aunque las primeras experiencias con la recolección no quirúrgica de embriones se remontan a fines de la década del cuarenta (Rowson y Dowling, 1949) con el primer nacimiento publicado por Willet (1951, citado por Betteridge, 2003), recién a partir del trabajo de Sugie y col. (1972) se obtuvieron resultados comerciales, satisfactorios y repetibles (Seidel y col.,

1977).

II. OBJETIVOS

V.- BIBLIOGRAFIA

Rafael A. Medel Martínez 2003. Codificación y Expresión de la Información Genética. RIA. Rev. investig. agropecu. vol.40 no.2 Ciudad Autónoma de Buenos Aires ago. 2014. Transgénesis y terapia génica, Nicolás Jouve, Catedrático de Genética, Universidad de Alcalá. AMBIOCIENCIA – REVISTA DE DIVULGACION CIENTIFICA Transgénesis en animales de granja, Margarita M. Marqués, Marta F. Baro, Silvia Nicolás, Yolanda Bayón.

AMBIOCIENCIAS-

2010

REVISTA

DE

DIVULGACION

CIENTIFICA

La cadena, J.R. Animales transgénicos

ENLACES http://www.actualidad ganaderaa.com http://www.free-news.org/opiulao http://www.prodiversitas.bioetica.org/des18.htmLacadena, J.R. Animales transgénicos