Anda di halaman 1dari 3

LEY DE LA ATRACCION

Los últimos serán los primeros

A lo largo de muchos de los artículos que he escrito, he dejado plasmado que uno de los
componentes que debemos aplicar para lograr que la ley de la atracción funcione a
nuestro favor, es la humildad.

Y como he dicho también que las Sagradas Escrituras son en realidad el libro que
transmite las mejores enseñanzas de esta “Ley”, es que a continuación citaré algunos de
sus versículos, para después comentarlos:

Según el evangelio de San Mateo 6, 2-4:

2-Cuando ayudes a un necesitado, no lo publiques al son de trompetas; no imites a los


que dan espectáculo en las sinagogas y en las calles, para que los hombres los alaben.
Yo se lo digo: ellos han recibido ya su premio.
3-Tú, cuando ayudes a un necesitado, ni siquiera tu mano izquierda debe saber lo que
hace la derecha:
4-tu limosna quedará en secreto. Y tu Padre, que ve en lo secreto, te premiará.

Según el evangelio de San Mateo 11, 25:

25-En aquella ocasión Jesús exclamó: “Yo te alabo, Padre, Señor del Cielo y de la
tierra, porque has mantenido ocultas estas cosas a los sabios y entendidos y las has
revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, pues así fue de tu agrado.

Según el evangelio de San Mateo 20, 26-27:

26-Pero no será así entre ustedes. Al contrario, el que de ustedes quiera ser grande,
que se haga el servidor de ustedes,
27-y si alguno de ustedes quiere ser el primero entre ustedes, que se haga el esclavo de
todos.

Según el evangelio de San Mateo 23, 11-12:

11-El más grande entre ustedes se hará el servidor de todos.


12-Porque el que se pone por encima, será humillado, y el que se rebaja, será puesto
en alto.

Según el evangelio de San Marcos 10, 30-31:

30-Pues, aun con persecuciones, recibirá cien veces más en la presente vida en casas,
hermanos, hermanas, hijos y campos, y en el mundo venidero la vida eterna.
31-Entonces muchos que ahora son primeros serán últimos, y los que son ahora últimos
serán primeros.”

En todos estos versículos que he trascripto, vemos como de distintas formas se nos
inculca que actuando con humildad será mucho más fácil obtener los deseos que
tenemos, ya que actuando con la falsa humildad de publicar nuestros actos benéficos, lo
que en realidad estamos haciendo es que por medio de la soberbia de nuestro Ego
queremos mostrar a los demás que somos “más buenos” que ellos.

En uno de estos versículos se dice: “has mantenido ocultas estas cosas a los sabios y
entendidos y las has revelado a la gente sencilla”; es decir, en la medida que actuemos
con mayor humildad el Universo se comunicará con nosotros con mayor claridad y
rapidez, para transmitirnos los pasos que deberemos ir concretando para llegar a
nuestros objetivos.

¿Porque digo lo anterior?, porque ese acto de moverse con humildad significa por
contrapartida que estamos disminuyendo el Ego y éste al ser el que nos separa de Dios,
implica al actuar con humildad un reconocimiento de que estamos unidos a Dios y no al
Ego y por lo tanto con dichas acciones humildes estamos logrando alejarnos del Ego (en
la Biblia se lo nombra como la maldad, Satanás, etc) lo que nos acerca mucho más a
Dios (la mente supra consciente).

Por lo tanto, cuando aprendemos a ubicarnos más cerca de este generador de poder
Divino, más fácil será usar esos canales de comunicación por medio de los cuales
lograremos que se cumplan con mayor facilidad nuestros deseos más importantes.

Incluso en uno de los últimos versículos que cité dice: “Pues, aun con persecuciones,
recibirá cien veces más en la presente vida en casas, hermanos, hermanas, hijos y
campos”

Viendo como de forma muy frontal se nos enumera los beneficios que obtendremos al
actuar con humildad, a pesar de las “persecuciones” (los pensamientos negativos).

Hasta ahora hice un análisis y estudio de párrafos de las Sagradas Escrituras; pero como
yo digo siempre, trato de acompañar esos mismos análisis con experiencias propias que
verifican las conclusiones a que llego.

Así es que comentaré lo que me sucedió cuando una de las lectoras que había recibido
mí novela en e-book me envió un e-mail diciéndome lo siguiente:

“Estimado Walter, le agradezco mucho su envío. Tengo una duda, como mi ciudad es
muy pequeña, en el Banco no hay dólares, puedo donar el mismo monto en pesos, a la
cotización del dólar el día que hago la donación en su nombre?.”

Aclaro para los que no saben que hasta recibir este e-mail, la novela de mi autoría que
entregaba por medio de mi página Web, lo hacía a un precio de siete dólares, con la
salvedad que luego de recibida la copia si consideraban que la misma lo valía, recién
entonces podían realizar el pago donando dicho importe a una institución de caridad que
dicha persona eligiera.

Y como complemento de mi pretensión decía también, que cuando la persona hiciera la


donación dijese, no al que recibiera la donación sino a Dios, que lo hacía en mi nombre.

¿Entonces qué quiero decir con esto?, que al recibir el e-mail de esta mujer me di cuenta
que estaba actuando como un estúpido, porque obviamente no hay que decirle a Dios
nada, Él obviamente todo lo sabe.
¿Entonces porqué hacia yo eso, si en mi interior sabía que Dios ya sabía lo que yo hacía
o dejaba de hacer?

Y la respuesta es una sola: Yo al escribir eso estaba actuando por medio de mi Ego. Por
lo tanto al decir a los lectores que querían hacer el pago que se lo comunicasen a Dios,
en realidad lo que estaba queriendo decir a estas mismas personas, era que supieran que
yo estaba haciendo un acto benéfico, es decir una falsa humildad, una soberbia
encubierta para caerles bien a los demás, cuando en realidad al que le debemos dar
pruebas por nuestras acciones es sólo a Dios.

Concluyendo: Ese mismo día, 28 de junio de 2010, saque de mi página Web la parte del
texto que hablaba sobre comunicarle a Dios que yo estaba haciendo una donación. ¿Y a
qué no saben lo que ocurrió al minuto de hacer ese cambio en mi Web?.

Cuando ingresé en el buscador de Google la frase: ley de la atracción; me encontré que


de las 1.300.000 páginas que contenían esas palabras, mí página Web
(secretoalexito.jimdo.com) que durante tres meses había fluctuado entre las posiciones
60 y 80, pasó inmediatamente luego de hacer el cambió que indiqué, a la posición
“primera”.

Demostrándome el Universo que con la humildad se obtienen más resultados que


actuando con soberbia.

Por supuesto que el hecho de que mi página pase a estar (por lo menos
momentáneamente) en la primera posición no me da beneficios económicos, pero sí
implica haber colocado sólidamente uno de los tantos ladrillos necesarios para ir
construyendo las bases que permitirán apoyar con seguridad las paredes (las solicitudes
de nuestros deseos), para que estos se asienten sobre bases firmes.

Porque en definitiva los actos humildes son eso: elementos que en sí no dan en la
mayoría de los casos un beneficio económico directo, pero sí traen aparejados una
limpieza en el canal de comunicación con la mente supra consciente, para que nuestros
deseos sean expresados con mayor determinación y lleguen a su objetivo con claridad.

Por lo tanto, cuando nuestros actos y comportamientos humildes dejen de ser


esporádicos, para pasar a ser una continuidad en nuestra forma de ser, empezaremos a
comprobar cómo, “los que son ahora últimos serán primeros”.

A partir de ahora y de aquí en adelante la verdad de la “Palabra” empieza a develarse, el


que quiera entender que entienda.

Si deseas saber más sobre la ley de la Atracción y acceder a un directorio con los
mejores enlaces de libros y artículos que tratan sobre la Ley de la Atracción y la Física
Cuántica puedes ingresar gratis en http://secretoalexito.jimdo.com/

Desde Mar del Plata, Argentina, hacia todo el mundo, Walter Daniel Genga.