Anda di halaman 1dari 4
04 de febrero de 2017 BLUE JASMINE Psicología Clínica Dr. Rubén A. Backman LE2917 Priscilla Izchel

04 de febrero de 2017

BLUE JASMINE

Psicología Clínica Dr. Rubén A. Backman

LE2917

Priscilla Izchel Clemente Martínez

Para poder indagar en el problema de Jasmine debemos empezar con el principio, no de la película sino de

su vida (o lo que conocemos de ella): los antecedentes heredofamiliares.

Jeanette (nombre real de Jasmine) y su hermana Ginger vivieron durante los primeros años de vida

en un orfanato. Vivir en un lugar así las privó de recibir afecto a través de caricias o palabras de apoyo,

aunado a esto se presenta una falta de estructura e identidad al no haber tenido alguna figura paterna. Se

sabe igual que las condiciones de vida en un orfanato no son las mejores y están sumamente reguladas.

Este conjunto de situaciones resultaron en una baja autoestima, no obstante a las hermanas Jeanette y

Ginger les dio un sentido de pertenencia compartida, puesto que solamente se tenían la una a la otra para

sobrevivir.

Posteriormente Jeanette y Ginger fueron adoptadas. Hubo una diferencia notable entre la manera en

que sus padres las trataban durante su crianza, puesto que había una preferencia significativa por Jeanette.

En palabras de Ginger “ella (Jeanette) tiene los genes perfectos” y en palabras de Jeanette “ella (Ginger) era

una salvaje y yo era la señorita perfecta”. El notable favoritismo de sus padres por Jeanette fue el factor clave

que empezó a moldear su nuevo rol de “mujer perfecta” a la cual llamaremos a partir de ahora, al igual que

ella lo hizo, “Jasmine”.

Para Jasmine la perfección es el mínimo requerido, su personalidad fue moldeada por las

expectativas paternales, un rol que asumió desde niña. Por otro lado, ella no se vio expuesta a frustraciones

debido a que sus padres satisfacían sus necesidades y caprichos, por esta razón, cuando algo está fuera de

lugar, es decir no es lo que debería ser, ella simplemente no puede lidiar con ello, por esta razón su principal

mecanismo de defensa es la “negación”, seguido por la “racionalización”.

En primera instancia, debido a su predilección

por usar ropa

de marcas reconocidas (y por

la

necesidad de que todos lo sepan) me dio la impresión de que Jasmine es una persona con rasgos

histriónicos, no obstante hay que ir más allá de lo evidente.

Jasmine no es una mujer que solamente es feliz si elogias su apariencia, sino que tiene rasgos que

son más propios del trastorno narcisista: tiene un grandioso sentido de auto importancia (exagerando sus

logros y capacidades, llegando incluso a la fabulación), cree que sólo puede relacionarse con otras personas

que son especiales o de alto status (solo buscaba relacionarse con hombres de la “alta sociedad”, muestra

rechazo ante el estilo de vida de su hermana Ginger), presenta comportamientos o actitudes arrogantes o

soberbios. Sin embargo a pesar de que dichos rasgos son un hecho, ella no cumple con los criterios mínimos

para

el diagnóstico. El problema estaba centrado en la manera en la que Jasmine se relaciona con

las

personas, más específicamente con aquellas con las que

tiene

un lazo

afectivo

(p.e.

Ginger o Hal,

su

exesposo)

El problema de Jasmine que nos plantea la película (se ha quedado en bancarrota por culpa de su

exesposo corrupto), nos da para pensar dos aspectos del mismo: Jasmine ya no puede costearse su estilo

de vida perfecto, se ve expuesta al “mundo real” lo cual la desestabiliza de su estructura usual (su rol de

mujer perfecta), se ve obligada a usar distintos mecanismos de defensa primarios como la negación, la

racionalización y la fabulación para afrontar sus problemáticas. Es segundo lugar, notamos como Jasmine

tiene un problema con sus relaciones interpersonales: son muy superficiales o muy oscilantes respecto a la

manera en que ella muestra su afectividad: Hay ataques de ira con síntomas similares a los psicóticos

(Pensamientos confusos que se verbalizan con frecuencia, creencias falsas), pero éstos están en general

más estrechamente relacionados con los cambios afectivos en respuesta al estrés (p. ej., ira intensa,

ansiedad o contrariedad) y habitualmente están más disociados. Uno de estos arranques de ira inesperados

e impulsivos es el que provoca que Jasmine delate a su esposo ante las autoridades; con Ginger, focaliza su

ira de manera pasivo-agresiva: menospreciando por medio de verbalizaciones y con su lenguaje no verbal su

estilo de vida y juzga sus decisiones, no obstante siempre se excusa diciendo que “se preocupa por ella”.

La problemática central de Jasmine y el posible diagnóstico al que llegué, tras centrarme en las

conductas más disfuncionales es un trastorno límite de la personalidad, que es un patrón de inestabilidad en

las relaciones interpersonales, la autoimagen y los afectos, y de una notable impulsividad. Explicaré a

continuación con detalle él porque ella encaja en el perfil de una persona con trastorno límite de la

personalidad.

Jeanette realiza un constante esfuerzo por evitar un abandono o rechazo real o imaginado, tiene lógica

puesto que al ser una niña que fue abandonada en un orfanato y posteriormente ser adoptada e idealizada

por sus padres, ha aprendido a comportarse siempre como los demás esperan que sea con el fin de no ser

abandonada de nuevo (por eso adopta su rol de Jasmine). La disfuncionalidad y pérdida de la estructura

interna junto con los síntomas que ella manifiesta como lo son: el no poder respirar, la pérdida del

conocimiento o verbalizando su miedo a estar sola ocurren con frecuencia a lo largo de la película, siempre

dándose cuando Jeanette/Jasmine percibe una inminente separación o rechazo (cuando Hal le dice que se

va a casar con la francesa, cuando su nueva pareja la abandona por haberle mentido).

Jasmine presenta un patrón de relaciones inestables e intensas. Cambia rápidamente de idealizar a

los demás a devaluarlos, pensando que no les prestan suficiente atención, no les dan demasiado o no

«están» lo suficiente (como lo hace con Ginger o con Hal).

Finalmente, cabe mencionar que ella presenta impulsividad en dos áreas potencialmente peligrosas

para sí misma: abusando de sustancia (Xanax y alcohol), además del área de finanzas personales, gastando

dinero en lujos de manera irresponsable considerando su situación económica precaria.

En conclusión, Jeannette “Jasmine” presenta un posible trastorno límite de la personalidad, agraviado por el

uso indebido de sustancias y medicamentos, además de presentar algunos rasgos narcisistas.