Anda di halaman 1dari 7
Pern Cn ecg Peete ee aud Does ate Afar, Ales 156: ECONOMICDS 1 REFORMA ECONOMICA,E Tit isto de porate in Gacomds SE nv Cn i Cn Uinta "in Fa Si ek, Cnt i igi web wewesranusecer a Probie ene a pa ads ts deshon eran, Hc depo dee. | PARTE ASPECTOS GENERALES DE LA GLOBALIZACION En esta parte se revisarin algunos conceptos que permitirin ordenar las ideas, ya sea por exclusién, complementariedad 0 inclusién. Se enfatiza sobre la importancia de sistematizar las {deas, para poder realizar el andlisis del proceso de globalizacisn, andlisis que constituye el objetivo principal de este trabajo. No se busca la rigurosidad conceptual, dado que la naturaleza dindmica y cambiante del fensmeno en estudio no lo permite. CONCEPTUALIZACION Existen tres enfoques concepeuales del proceso de a glob a a Seen Tin Tor Tiperglobalizadores el proceso deriva en una nueva época, en la que los “Estados-nacion concebidos tradicional- ‘mente pierden su auionomta para convertirse en unidades de negocios no viables, € incluso imposibles, en una economia ‘xlobat” (lb(d: introduccién). Segsin esta tesis los estados han —_ cedido en claspecto econémico, a mercados globalizados cuyos pe TPO TE MOM PITT ‘ionalizacion de las economas mediante el establecimiento de redes transnacionales de produccién, comercio y finanzas (Ibid: introduccién). Es la maxima expresion del capital Jos Estados z endo inckiso su autoridad, ya sea STi a auloridades superiores como Jos son los organismos inte: = Mundial (B.M), Organizaciin Mundial del Comercio (O.M.C.). Banco CenPamericano de Tntegracicn Econémica Organizacidn de Estados Americanos (O.E.A.) entre otros. ‘Los hiperglobalizadores no SOF el advenimiento de la globalizacicn como un proceso nuevo y natural, sino que Jo celebran y justfican como un futuro promisorio para tas e¢o- nomias desarrolladas, emergentes y en vias de desarrollo. La siguiente a en forma clara esa t (desde esta perspectival hay una serie de creencias compartidas de que la globatizactin ex en principio un fensmeno economico, que octal ‘mente extste una econorn(a global caida vez mds inegrada, que las neve. tes del caplial “4 todos las gobiernos unitUBeipline ion a prdtica de une “administracién econémica sana” (Ibid: Introduccis). Es claro que para los hiperglobalistas la globalizacién con- forma una nueva era de convivencia de In humanidad y, por ende, deben aceptarse sus condiciones como requisites para vivir en ella, tests sceptics Fara 1s escépicos, en primer gus lnglobatizaciOn 0 ot proceso nuevo sino que cuenta con sftecedentes RistGncos que fa epoca de los TmiperTo ———e La gloatcacin os satemas products fanciers como el de Dersiseliginig, Roma, entre otros, consistieron en la exportacién de_sus sistemas POMlticos, econommCee 7 Cultarales “STormmrCMeTEMEATIETPra contemporanea, aspecto que se ana~ lizaré mas adelante, pero que en sus vastos dominios, alcanzaron y modificaron la forma de vida de otras sociedades, es tan cierto y real como sucede en Ia actualidad. Los escépticos, ademés, tienen un enfoque mucho més economicista que los hiperglobalizadores; desde su pers onsideran que la_globalizacién implici necesaramente una afcs se perfilaban en tres grandes éreas: Europe, Asia-Pacffico yy Norteamérica. Recientemente han emergido otros bloques y pafses que, tno solo son impresionantes por sus 1aiWETEETWho por la fuer- za con que estén irrumpiendo, se trata del xin OSU), con Brasil y Argentina a la cabe~ za, China con uno de Tos erecimientos mds impresionantes del mundo, La India, el sudeste asitico, la regiGn érabe que ya ha hecho valer su fuerza en la conformacion de la Organizacién de pafses exportadores de petrsleo (OPEP) y Ia misma Rusia, que no olvida su poder hegem6nico compartido con Estados Unidos en el siglo pasado. Se citan paises solos, sin ser bloques, porque cada uno de ellos posee las dimensiones y la fuerza suficiente para constituir- se en sf mismos en un mercado significativo y, por tener todas las condiciones para anexarse a los pafses vecinos, camo ya Io hizo Brasil, a pesar de la influencia que ha ejercido los Estados Unidos, ante todo con el impulso que le venta dando al Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA). Es evidente que este incide més con una reqionali2Searde Ts Soo —— er tacectn on or ean prdecons fmceoe 5 Esta realidad sustenta la tesis de los escépticos en cuanto a que 4g esta dando Dice de ermacronalZici la econ« fal, que un proceso. eweTON Agu se om fe pamers ‘si realmente se debe hablar en forma indistinta de globalizacién e internacionalizacién o, en realidad, se trata de conceptos distintos. Al respecto George S. Yip (1993, p. 11) manifiesta que: fa reciente popularidad de la estrategia global ha hecho que se abuse de las expresiones " glo- bal” y “globalizar”. En lugar de usarlas para designar un tipo particular de estrategia internacional, se estén empleando para reemplazar al término “internacional” Los escépticos van mds lejos al afirmar que el proceso de globalizacién presenta niveles de integracién significativamente interioes a 10e que se registraron en Ja époce del peta oro 8 finales del siglo XIX (Held y otros; 2001: Introduccién). ellos Ia homogeneizacion de mereados, politica y cultura es un mito. Por tant Iba vendo 1g intemnacionalizaci6n més "cconom{a. Tesis transformacionalista _—__ gue 1a globalizacién no inea no tiene precedente histOrico es psu fests del ur . ‘acuerdo cone Clara distincion effre los negocios internacionales y los nacionales. A diferencia de las otras dos tesis, esta hace hincapié en la giobalizacién como un proceso hisiSrico de largo plazo, que abunda en contradicciones Y que esta caracterizado significativamente por factores coyun- turates” (Iba: Introducci6n). Esta postura es menos definidora de estados o situaciones politicas, econémicas © culturales, no postula el advenimiento de un estado mundial determinado, sino que por el contrario, describe situaciones, (indistintamente de que sean positivas 0 negativas) que estén pasando o pueden pasar durante el proceso, formular un estado o situacidn a la que se llegaré. Jntacasala smmcaidacontecionde més que lo aus Jisearé a sch Scetin ci eaten ae ‘prdcticamente todos los paises de! mundo, sino es que todas las artes de su territorio y todos los segmentos de su sociedad, en la ‘actualidad son funcionalmente una parte de ese sistema [global] mds vasto en uno o mds aspecios”... (Held y otros; 2001:38). Un aspecto importante para el andlisis que se realizard, se refiere al argumento que plantean os transformacionalistas en cl que Proponen que: la globalizactén esté asociada no solo con un nuevo régimen soberano, sine también con el surgimiento de nuevas formas poderesas No territe- Hates de organizacién econémica ) politica en ef dmbiio global. tales ‘Como corporaciones iranunactonales, movimientes sociales transnacto- nates, agencias reguladoras internacionales, ec. Ast el ordem mundial a no se puede concebir centrandoto soto em el Estado, 0 incluso como Drincipaimente sobernado por el tstado, dcbido a aie (g gatridad oe eenaroeo FADS formas de gobierno 0 de autoridad Tel mundo. Utd: Inroduccién) ANALISIS DE LAS TESIS CONCEPTUALES DE LA GLOBALIZACION se analiza el proceso de plabalizacién detenidamente, se podré observar que asumpaacesounulicausa). provisto de pails tiples facetas, lo cual dificulta su clasifieacién clara y mertdiana ‘en alguno de los tres enfoques planteados o cualquier otra que se formule; por cuanto cada enfoque contempla verdades parciales sobre el proceso. Es necesario entender este ejercicio de con- ceptualizacién como un esfuerzo por ordenar ideas y conceptos que permita visualizar precisamente las facetas que conforman el proceso, puesto que es ello lo que interesa. Después de todo, debe recordarse que Se trata de un proceso social, con toda la complejidad que estos revisten, por estar de por medio el ser humano como sujeto y objeto de estudio. Raz6n por la que en Jos andlisis ulteriores del proceso se recurriré a una mezela de los tres enfoques. No existe una razén de peso para dividir, desde un punto de vista metodolégico, el anilisis del fendmeno de la globalizacién, porque como se comprobard, fragmentar dicho andlisis en los tres enfoques citados, biisicamente Io que hace es ubicarlo en un plane temporal més que concepwal y tiende a generar controversias segtin el aspecto en que se enfatice: lo que se constata al observar que, asf como los, Jobalizadores sostienen que el fenémeno Ja globaligncién define wna rseva £0008 de |p isto huruang. «ere Tor EMCO EEG inan converts on unidades de negecios no vables, ¢ incluso imposibtes,en una economia global. (Hela. ¥ Oo: 2001, Introduccin) se trata de unm visign dende una perspective cmlnentemente acta Por st parte, los escépligas.gontraponen su crterio altar aque el proceso, ROTATE ES oe tn evento sugido en los oa Choremportneos, sina que aa graio de lstgaracicg og wancr al ie ext = Tanteies ao egret fifan cesta ipo ideal y qua Teintegracion que existe sigue slendo significaivamente Inferior que a finales det rigto XIX (ta Gpoca del patron de ore clésico) bid IntroducciGn) Esta linea do peumamiento conduce a Ia conchusiGa de que ol grado de globe. lizacidn contemporines ou defintivamentecnagerndo. Una vielén tae da dende tan poropoctiva pusmda (inte). sae na Ponca CRT MDOT pT lizacién es una’ ‘ansl in_precedentes que"c Litindo pence noe ene Copeman ‘waualegar, Fs un proceso historico de largo plazo, que abunda en contradicciones, y que estd caracterizado por factores coyuntire {es (bid: lntroduccidn). No afirman en el presente ni en el futuro, hi se refieren a emo se manifests en el pasado. Desde este punto de vista, tiene coincidencias con las dos tesis anteriores. Es por esta razén que se considera intrascendente abordar cl fenémeno de la globalizacién desde un enfoque conceptual temporal; sino que resulta més til hacerlo desde un punto de vista m&s pragmitico, sefialando las diferentes manifestaciones el fenémeno cn los diferentes estadios de la historia; dada la complejidad derivada de su multicausalidad. la cual ha venido ‘en aumento y en un grado de aceleracin cada vez mayor. como consecuencia de la potencializaciéa que se genera entre sf. los Wiferentes factores presentes en el proceso y, ante todo, Jos que ‘se han venido incorporando como el desarrollo de la tecnologia, Jos medios de transportes y las telecomunicaciones. ‘Al respecto, cabe sefialar, que utilidad visualizer ehammseso comonun continuassn ol ave se PRreerea Tas festaciones en_un én} 1 "mods que en un extremo del continuo estén las relaciones sociales y econémicas y las redes organizadas sobre una base local, nacional o ambas y. en el otro extremo, estén las relaciones sociales y econémicas que se cristalizan en la escala ‘mas amplia de las interacciones regionales y globales, En otras palabras, no se puede hablar de un proceso, menos de un estado, absoluto de globalizaci6n sino de grados que difieren de pats a pais y de regidn a regiGn. Desde este punto de vista, la globaliza- cidn puede entenderse como si se refiriera a los procesos de cam- bio espacio-temporales que apuntalan una transformacién en las ‘organizacién de las relaciones humanas, vinculando y ampliando Ia actividad humana de una a otra regién y de uno a otro conti~ nente. Tendrfa que efectuarse una referencia a estas conexiones cespaciales amplias, para que la formulacién que se de del término sea coherente y clara. Eve send, eh concep de ghana ede yn ries Teche eweictteiomammeeenmit: del mundo pueden legar tener Importancia para fos indtviducs y las comunidades en regiones distantes {de planeta. Em exte rentido implica la interconerion transresional, la ‘amplitud del alcance de las redes de actividad social » de poder ) la (oribitdad de una accidn a distancia. Mis ald de exto, a globalicactn ‘Comprende que las conesioner transfronterisas no sean solo ocarionales { fornaitas. ino mas bien regularizadas de tal manera que existe una Invensificacisn detectable, 0 uma creciente magnitud de imterconesiSm de modelos de interaccién » de fljos que traxcenden a las sociedades ¥ (Tos Estados que constiusen ef orden mundial. Tout: 48) Por lo demés, podria decirse que el ereciente alcance e inten- ‘sidad de Ia interconexién global conduciré a una aceleracién de las, interconexiones y procesos globales en asocio con el desarrollo de la tecnologfa, los medios de transportes y telecomunicaciones. Podria decirse que lo més relevante del anilisis de este pro- eso de teorizacién del fenémeno de la globalizacién, a criterio del autor, es que puede contribuir a una mejor visualizaciGn de este, mediante la introduccién de conceptos diferenciadores, que permitan determinar cl grado alcanzado en el proceso en distintas etapas hist6ricas por las que han atravesado y atravie- san los Estados-nacidn y las regiones. En ese sentido es posible -ntificar tres de estos conceptos que se mencionaron antes: ¢! alcance 0 magnitud del proceso en el pasado y el presente, ¥ su Intensidad y velocidad. Estos elementos s{ comprenden un aporte ‘cualitativo en el fondo del debate. a lob most beter 9 fair 9 EL PODER COMO LA PRIMERA Y MAS IMPORTANTE MANIFESTACION DE LA GLOBALIZACION Si se analiza detenidamente el fenémeno en estudio, lo que subyace en el debate es, como se ha manifestado el poder a lo largo de dicho proceso, ya que en el fondo este es el aspecto determi- nante en la vida de los individuos y su relacin con sus semejantes (a sociedad). A este respecto se podria decir, que en la prictica lo ‘que se ha dado son variantes de la forma de Ia globalizacién: sin ‘embargo. existe tn hilo conductor que se ha mantenido: el poder ‘que ha estado circunscrito a diferentes confines, segun la época, y derivado de diversas fuentes, pero en todas ellas ha demostrado distintos grados de eficacia y en algunos casos hasta inoperancia, ‘en resolver una de las situaciones fundamentales que lo legitima: cual es, mantener, promover y defender Ia libertad © igualdad centre aquellos que renuncian a ellas en el plano individual, en favor del bien comtin colectivo, cediendo a una instancia superior regulacidn de esa libertad e igualdad relativa. Es asf como el mundo ha discurrido por diferentes realidades de globalizacién (se prefiere usar el término “discurride” en lugar de evolucionado, dado que este stimo concepto implica el paso de estados inferiores a estados superiores). Realidades que se inician con las antiguas civilizaciones en un relativo aislamiento, principios del segundo milenio, como China, Japén y la civiliza ign Islémiea (Held y otros; 2001: 70), pasando por Ins primeras formas de Estado que se manifestaron en los sistemas imperiales que han dominado a lo largo de los siglos, particularmente en Jo que concierne a su tamafo y grandeza; los primeros Estados ‘modemos basados en el absolutismo y el surgimiento interestatal, el que no se registrd en los sistemas imperiales. Posteriormente, surge el Estado moderno, el cual se bas6 en varios elementos: Ja absoreién de unidades politicas més pequetias y débiles hacia estructuras polfticas més grandes y poderosas ligadas a un drea territorial unificads, con un sistema més rigido de ley y orden Impuesto en todo el territorio. Finalmente, en la Europa del siglo XVII surge una “sociedad de Estados” en evolucién, en los que Jos principios de la soberanfa y tervitorialidad eran supremos. ‘Se puede observar e6mo al final de todo este proceso, se arriba a Ia forma mas modema de estructura del poder: el Estado~ nnacién; es decir, un aparato politico, distinto tanto del gobernante ‘como del gobernado, con una jurisdiecién suprema sobre un area territorial delimitada, respaldado por la exigencia de un monopo- lio de poder coereitive y que disfrutan de una legitimidad como resultado de un nivel mfaimo de apoyo o de lealtad de sus ciu- Gadanos. Es en esta sltima manifestacin de estructura del poder donde es importante detenerse un poco mis, porque ella persiste hhasta el presente, y es Ia que esti sometigndose a pruebas muy {uertes en su Iegitimacién con el proceso de globalizacisn que se haa venido analizando. Si se analizan las caracterfsticas de esta estructura es po: ble identificar cuatro elementos basicos: la territorialidad, el control monopolizador de los medios coercitivos, una estructura de poder impersonal y una exigencia particular de legitimidad. Es en este tipo de Estado, el Estado-nacién moderno, donde se fijan en forma més exacta las fronteras: la exigeneia de tener tun monopolio sobre Ia fuerza y los medios de coercién man- tenidos por un ejército permanente y Ia policfa; la idea de un ‘orden politico impersonal y soberano; es decir, una estructura de poder legalmente circunscrita, con jurisdiccién suprema sobre tun territorio y el requcrimiento de su legitimacién, debido a que reflejaba o representaba las necesidades, los deseos y los intere~ ses de sus ciudadanos. Es importante recalcar estas caracteristicas porque es esta forma de Estado # través de la cual se manifiesta el poder, la que ha prevalecido como sistema de gobierno predominante en fel mundo, desde la Segunda Guerra Mundial. A partir de esta incipiente concepcidn del moderno Estado-nacién, In teorin y la prifetica democriticas modernas se construyeron sobre bases westfalianas (Held y otros; 2002: 21). Esto implicé que te vn on ena rei res u los sistemas de repretentacién y Ia responsabilidad democritica ‘se podian identificar con claridad con el alcance espacial de los Ambitos de poder en un territorio circunscrito; justamente donde el Estado-nacién adquiere su maxima expresién de poder a lo jimtemo como érgano articulador y a lo extermo como érgano diferenciador. Precisamente el alcance de esta funcién articula- dora y diferenciadora se compromete con el surgimiento de la Globalizacién, cuya proyeccién en todos los émbitos de la esfera de las sociedades modernas, est alcanzando limites insospecha- dos, al punto de que hay quienes se cuestionan Ia sobrevivencia del Estado-naciéa.