Anda di halaman 1dari 1

Si alguna vez la vida te maltrata,

acurdate de m,
que no puede cansarse de esperar
aquel que no se cansa de mirarte.