Anda di halaman 1dari 117

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ

FACULTAD DE INGENIERÍA QUÍMICA

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ FACULTAD DE INGENIERÍA QUÍMICA ELECTRORREMEDIACION DE SUELOS CONTAMINADOS POR Cd,

ELECTRORREMEDIACION DE SUELOS CONTAMINADOS POR Cd, Zn y As UTILIZANDO PANELES FOTOVOLTAICOS, A NIVEL DE LABORATORIO

TESIS

PRESENTADO POR LOS BACHILLERES:

ESPINOZA CARDENAS, Jhansell Jhonatan. TACZA RICAPA, Diana Silvia.

PARA OPTAR EL TÍTULO PROFESIONAL DE:

INGENIERO QUÍMICO

HUANCAYO - PERÚ

2014

2014 ASESOR Ms. MOISÉS ENRIQUE BELTRÁN LÁZARO ii

ASESOR

Ms. MOISÉS ENRIQUE BELTRÁN LÁZARO

2014 ASESOR Ms. MOISÉS ENRIQUE BELTRÁN LÁZARO ii

DEDICATORIA

Dedico este trabajo a Dios por darme la fortaleza necesaria para seguir adelante, a mi padre y mi hermosa madre por su amor y su apoyo incondicional para realizarme como persona y profesional, a mis hermanos por su apoyo desinteresado y sus consejos para alcanzar mis metas.

Diana

Este

trabajo

va

dedicado

en

primer

lugar a Dios por ayudarme cada día y

regalarme

de

su infinita

sabiduría y

permitirme gozar

de

buena salud. A

Efraín y María, mis padres que siempre han sido la luz en los momentos

oscuros,

que

con

ternura

me

han

mostrado el camino correcto y que con su amor y apoyo incondicional convirtieron este logro en el de ellos. A mi compañera Diana por su apoyo para conmigo. A mis amigos que han compartido conmigo penas y alegrías. Jhansell

AGRADECIMIENTO

A Dios por darnos la fuerza y mostrarnos nuestros caminos en el trayecto de la vida.

A nuestras familias que son nuestra fuerza y motivación para seguir adelante, y que por su apoyo incondicional hoy somos profesionales.

Del mismo modo un especial agradecimiento a nuestro asesor Ms. Moisés Enrique Beltrán Lázaro por su apoyo en la realización de este trabajo de investigación, quien con su experiencia y conocimiento supo encaminarnos al buen desarrollo de este trabajo.

Así mismo a la Dr. Flor Peña quien nos apoyó de manera incondicional en la realización de este trabajo.

Nuestro agradecimiento no sería completo si no agradeciéramos a nuestros amigos que nos han apoyado en diferentes etapas de este trabajo y de esa manera permitiéndonos alcanzar nuestras metas.

iv

RESUMEN

El presente trabajo de investigación tiene como objetivo principal remover los metales pesados de suelos contaminados de la Estación Experimental de El Mantaro (UNCP - Jauja) variando la concentración del electrolito (CH 3 COOH) y el tiempo de residencia por el método de electrorremediación mediante paneles fotovoltaicos, a nivel de laboratorio. La electrorremediación es un método utilizado para descontaminar suelos que contienen metales pesados orgánicos mediante el paso de una corriente directa a través del suelo. Para llevar a cabo el proceso de electrorremediación se utilizó energía generada mediante los paneles fotovoltaicos con el fin de contribuir a la protección del medio ambiente y disminuir costos de consumo de energía.

Se trató 250 g de suelo contaminado, utilizando electrodos de acero inoxidable y grafito con una separación de 10 cm, con una tensión de corriente de 32 V y utilizando como electrolitos el ácido acético a diferentes concentraciones, luego se realizó los análisis del suelo por ICP-MS. Se determinó la concentración del electrolito (CH 3 COOH) y un tiempo de tratamiento de 36 horas, obteniendo a estas condiciones los mayores porcentajes de remoción los cual fueron: para el Cd un 99,27 %; para el Zn un 98,59 % y un 98,66 % para el As. . Finalmente, con los resultados obtenidos de los porcentajes de remoción podemos afirmar que la electrorremediación mediante paneles fotovoltaicos es una alternativa viable para el tratamiento de suelos contaminados por metales pesados.

INTRODUCCIÓN

Dentro de nuestro país y en especial dentro de la Región Junín los diferentes procesos mineros, tales como la exploración, explotación, beneficio, fundición, refinación, causan diversos impactos ambientales, tales como contaminación de ríos un ejemplo real en la Regio Junín es la contaminación del rio Mantaro que trae consigo el arrastre de residuos peligrosos como metales pesados, afectando la agricultura y por ende nuestra alimentación. Para el tratamiento de estos sitios contaminados en las últimas décadas se han propuesto diversas tecnologías, el término “tecnología de tratamiento” implica cualquier operación unitaria o serie de operaciones unitarias que altera la composición de una sustancia peligrosa o contaminante a través de acciones químicas, físicas o biológicas de manera que reduzcan la toxicidad, movilidad o volumen del material contaminado. El uso de una tecnología de remediación en particular depende además de los factores específicos del sitio y de las propiedades fisicoquímicas del contaminante, de su disponibilidad, de la fiabilidad demostrada o proyectada, de su estado de desarrollo (laboratorio, escala piloto o gran escala) y de su costo. Estas tecnologías pueden clasificarse de diferentes maneras, con base en los siguientes principios: estrategias de remediación, lugar en el que se realiza el proceso de remediación, tipo de tratamiento se basa en el principio de la tecnología de remediación y se divide en tres tipos biológicos, térmicos y fisicoquímicos. Dentro de los tratamientos fisicoquímicos, la remediación electrocinética también conocida como electrorremediación, electro restauración, electro reclamación, descontaminación electroquímica o electro migración, es una tecnología en desarrollo que aprovecha las propiedades conductivas del suelo, cuyo objetivo es separar y extraer contaminantes orgánicos e inorgánicos (metales) de suelos, lodos y sedimentos, con el uso de un campo eléctrico que permite remover las especies cargadas (iones).

OBJETIVO GENERAL

OBJETIVOS

Evaluar la electrorremediación de los suelos contaminados por Cd, Zn y As utilizando paneles fotovoltaicos, a nivel de laboratorio.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Evaluar los parámetros físico-químicos en muestras de los suelos contaminados por

Cd, Zn y As de la Estación Experimental de El Mantaro - UNCP. Determinar la concentración optima del electrolito ácido acético en el proceso de

electrorremediación. Determinar el periodo de experimentación óptimo del proceso para el proceso de

electrorremediación. Evaluar la remoción de Cd, Zn y As en los suelos a tratar.

SIMBOLOGÍA UTILIZADA

NOMENCLATURA

C

I CELDA

m

m SUELO

n

R SUELO

V

SUELO

X

1

X

2

W

ΔT

calor especifico

número de niveles de trabajo

kcal/kg °C

corriente eléctrica en la celda

A

adimensional

masa de suelo

kg

número de variables independientes

adimensional

resistencia del suelo

tensión eléctrica

V

variable para concentración del electrolito

adimensional

variable para periodo de experimentación

adimensional

potencia eléctrica

W

variación de temperatura

°C

ABREVIATURA

ix

A

amper

Å

armstrong

AC

corriente alterna

C.E.

conductividad eléctrica

cm

centímetros

cm

2

centímetro cuadrado

cm

3

centímetro cúbico

DC

corriente continua

Sistema de la Asociación Internacional de la Ciencia de Suelo

dS

decisiemens

EPT

Elementos Potencialmente Tóxicos

g

gramos

h

horas

ICP-MS

Espectrometría de Masas con Fuente de Plasma de Acoplamiento

ISSS

Inductivo

kg

Kilogramos

kPa

constante de disociación del ácido

l

litros

LC

Límite de Cuantificación.

LMP

Límite Máximo Permisible.

M

molar

m

metros

mg

miligramos

min

minutos

ml

mililitro

mm

milímetro

MO

Materia orgánica

pH

potencial de hidrógeno

ppm

partes por millón

temperatura

volt

watt

micrómetro

V

W

µm

ÍNDICE DE CONTENIDO

DEDICATORIA

Iii

AGRADECIMIENTO

Iv

RESUMEN

V

INTRODUCCIÓN

Vi

OBJETIVOS

vii

OBJETIVO GENERAL

vii

OBJETIVO ESPECIFICO

vii

SIMBOLOGÍA UTILIZADA

viii

NOMENCLATURA

Ix

ABREVIATURA

X

ÍNDICE DE CONTENIDO

Xi

ÍNDICE DE FIGURAS ÍNDICE DE TABLAS ÍNDICE DE ANEXOS

xii
xii

CAPÍTULO I MARCO TEORICO

1.1.

ANTECEDENTES.

1.2.

CONTAMINACIÓN DEL SUELO CON METALES PESADOS.

1.2.1.

METALES PESADOS.

1.2.1.1.

EFECTOS DE ELEMENTOS POTENCIALMENTE TÓXICOS.

1.2.1.2.

TOXICOLOGÍA DE LOS CONTAMINANTES SELECCIONADOS.

 

21

  • A. ARSENICO.

21

  • B. CADMIO.

22

 
  • C. ZINC.

23

1.3.

SUELO.

24

1.3.1.

COMPOSICIÓN DEL SUELO.

25

a.

INORGÁNICOS.

26

  • b. ORGÁNICOS O HUMUS.

26

1.3.2.

PERFIL DEL SUELO.

27

  • a. HORIZONTE “A” U ORGÁNICO Y DE LAVADO.

27

  • b. HORIZONTE “B” O DE ACUMULACIÓN.

27

  • c. HORIZONTE “C” O DE TRANSICIÓN HACIA LA ROCA

27

 

MADRE.

1.3.3.

PROPIEDADES FÍSICAS DEL SUELO.

  • A. EL COLOR.

  • B. TEXTURA.

  • C. ESTRUCTURA.

  • D. POROSIDAD.

 
  • E. HUMEDAD.

30

  • F. DENSIDAD.

31

 
  • G. pH.

31

 
  • H. CAPACIDAD DE INTERCAMBIO IÓNICO.

32

1.3.4.

IMPORTANCIA DEL SUELO.

33

1.4.

TECNOLOGÍA DE REMEDIACIÓN DE SUELOS.

35

1.4.1.

ELECTRORREMEDIACION.

36

  • 1.4.1.1. MECANISMOS DE REMOCIÓN.

 

37

 
  • A. LA ELECTROMIGRACIÓN.

37

  • B. LA ELECTROÓSMOSIS.

37

  • C. LA ELECTROFORESIS.

38

  • 1.4.1.2. PRINCIPIO BÁSICO DE LA ELECTRORREMEDIACIÓN.

40

1.4.1.3.

FACTORES QUE INFLUYEN EN EL PROCESO.

42

  • A. pH

 
  • B. CONTENIDO DE AGUA.

 
  • C. CONDUCTIVIDAD ELÉCTRICA.

  • D. POTENCIAL ZETA.

  • E. NATURALEZA Y QUÍMICA DEL SUELO.

  • F. NATURALEZA DEL CONTAMINANTE.

G.

ELECTRODO.

  • 1.4.1.4. DESCRIPCIÓN DEL PROCESO.

 
  • 1.4.1.5. VENTAJAS Y LIMITACIONES.

1.5.

FORMA Y OPERACIÓN DE LA CELDA DE ELECTRORREMEDIACIÓN.

  • A. CRITERIOS DE FUNCIONABILIDAD.

  • B. CRITERIOS PARA LA SELECCIÓN DEL MATERIAL DE LA CELDA.

  • C. CRITERIOS PARA LA SELECCIÓN DE LA GEOMETRÍA DE LA CELDA.

48

  • D. CRITERIOS PARA LA SELECCIÓN DE MATERIALES DE ELECTRODO.

49

1.6.

EL SISTEMA ELECTROQUÍMICO.

49

  • 1.6.1. LA FUENTE DE PODER.

50

  • 1.6.2. LA CELDA.

50

  • 1.6.3. LOS ELECTRODOS.

50

1.7.

ENERGÍA FOTOVOLTAICA.

51

1.7.1.

ELEMENTOS DE UN SISTEMA FOTOVOLTAICO.

51

 
  • A. GENERADOR SOLAR.

52

  • B. ACUMULADOR.

52

  • C. REGULADOR DE CARGA.

53

  • D. INVERSOR.

53

1.7.2.

INSTALACIÓN DEL SISTEMA FOTOVOLTAICO.

54

 
  • A. LOS PANELES FOTOVOLTAICOS.

54

  • B. LOS ACUMULADORES.

55

  • 1.7.3. FUNCIONAMIENTO FOTOVOLTAICO.

55

  • 1.7.4. ORIENTACIÓN DE LOS FOTOVOLTAICOS.

57

  • 1.7.5. DIAGRAMA DE FLUJO DEL SISTEMA FOTOVOLTAICO

58

INSTALADO.

CAPITULO II PARTE EXPERIMENTAL

  • 2.1. DISEÑO EXPERIMENTAL

 

60

  • 2.2. DISEÑO FACTORIAL.

60

  • 2.2.1. IDENTIFICACIÓN DE VARIABLES.

 

60

  • 2.2.2. SELECCIÓN DE FACTORES.

61

  • 2.2.3. TRATAMIENTO DE DATOS.

61

  • 2.3. EQUIPOS UTILIZADOS.

 

62

  • 2.4. MATERIALES UTILIZADOS.

67

  • 2.5. REACTIVOS UTILIZADOS.

68

  • 2.6. METODOLOGIA EXPERIMENTAL.

 

68

  • 2.6.1. PROCEDIMIENTO

PARA LA TOMA DE MUESTRA.

68

  • 2.6.2. PROCEDIMIENTO PARA LA INSTALACION DE LOS EQUIPOS.

 

69

  • 2.6.3. PROCEDIMIENTO PARA LA ELECTRORREMEDIACION.

69

 

CAPITULO III RESULTADOS Y DISCUSIÓN DE RESULTADOS.

 
 

70

3.1.

RESULTADOS.

  • 3.1.1. CARACTERIZACION INICIAL FISICO-QUIMICA DEL SUELO.

 
  • 3.1.2. CARACTERIZACIÓN DEL SUELO DESPUES DE SU TRATAMIENTO

 

72

3.1.3.

MATRIZ DE EXPERIMENTOS Y RESULTADOS

73

3.2.

ANALISIS DE VARIANZA.

74

  • 3.2.1. ANALISIS DE VARIANZA PARA EL PORCENTAJE DE REMOCION DE

 
 

CADMIO (Cd).

74

  • 3.2.2. ANALISIS DE VARIANZA PARA EL PORCENTAJE DE REMOCION DE

 
 

ZINC (Zn).

78

  • 3.2.3. ANALISIS DE VARIANZA PARA EL PORCENTAJE DE REMOCION DE

 
 

ARSENICO (As).

81

  • 3.3. REACCIONES PRODUCIDAS.

84

  • 3.4. COMPARACIÓN DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS CON LOS LIMITES

 

MAXIMOS PERMISIBLES SEGÚN NORMA TECNICA.

 

85

  • 3.5. PRUEBA DE HIPOTESIS.

 

85

DISCUSION DE RESULTADOS.

87

xiv

CONCLUSIONES

89

RECOMENDACIONES

90

REVISION BIBLIOGRAFICA.

91

ANEXOS.

95

INDICE DE FIGURAS

FIGURA 1.1: METALES CLASIFICADOS COMO CLASE A (DUROS), CLASE B (SUAVES).

4

FIGURA 1.2: ESQUEMA GENERAL DE LAS FRACCIONES QUE COMPONEN EL SUELO.

12

FIGURA 1.3:

HORIZONTES DEL SUELO.

 

14

FIGURA 1.4: INTERCAMBIO IÓNICO EN EL SUELO.

18

FIGURA 1.5: CLASIFICACIÓN DE LAS TECNOLOGÍAS DE REMEDIACIÓN.

21

FIGURA 1.6: TRATAMIENTO DE ELECTRORREMEDIACIÓN APLICADO DIRECTAMENTE EN SUELOS.

 

23

FIGURA 1.7:

MECANISMOS DE ELECTROÓSMOSIS.

 

24

FIGURA 1.8:

MECANISMO DE ELECTROFORESIS.

24

FIGURA 1.9: PROCESO DE ELECTRORREMEDIACIÓN ELECTROCINÉTICA.

25

FIGURA 1.10: GENERADOR SOLAR.

 

39

FIGURA 1.11: ACUMULADOR SOLAR POWERSAFE.

 

39

FIGURA 1.12:

REGULADOR DE CARGA.

 

40

FIGURA 1.13: INVERSOR DE CORRIENTE DE ONDA SENOIDAL (4000W). FIGURA 1.14: TENSIÓN DE 43 V OBTENIDA POR EL PANEL Y ENVIADO AL

40

 

REGULADOR.

41

FIGURA 1.15: TENSIÓN

OBTENIDA

POR

EL

PANEL

Y

ENVIADO

AL

 

RECTIFICADOR.

41

FIGURA 1.16: EL

ÁNGULO

DE

INCLINACIÓN

Y

EL

ÁNGULO

DE

INCIDENCIA RESPECTO AL PANEL FOTOVOLTAICO.

 

44

FIGURA 1.17: INSTALACIÓN

FOTOVOLTAICA.

 

45

INDICE DE TABLAS

TABLA 1.1: CLASIFICACIÓN TEXTURAL DEL SUELO TABLA 1.2: CLASIFICACIÓN DE LAS PARTÍCULAS DEL SUELO SEGÚN SU

TAMAÑO. TABLA 1.3: TECNOLOGÍAS DE REMEDIACIÓN DE SUELOS.

TABLA 1.4: PRINCIPALES

VENTAJAS

Y

LIMITACIONES

DE

LA

ELECTRORREMEDIACIÓN.

18
18

INDICE DE ANEXOS

ANEXOS A FOTOGRAFIAS DE MUESTREO DE SUELOS.

FOTOGRAFÍA A.1: TERRENO AGRÍCOLA UBICADO EN LA ESTACIÓN DE

EL MANTARO (UNCP-JAUJA) REGADO CON AGUAS DE RIO MANTARO.

FOTOGRAFÍA A.2: CANAL

DE

RIEGO

PROVENIENTE

DEL

RIO

MANTARO CON EL CUAL RIEGAN LOS TERRENOS

DE CULTIVO A UNOS 3 km DEL RIO. FOTOGRAFÍA A.3: PUNTOS DE MUESTREO DE SUELO EN ZIG – ZAG. FOTOGRAFÍA A.4: EXCAVACIONES PARA SACAR LAS MUESTRAS DE

SUELO A UNA PROFUNDIDAD DE 20 cm A 30 cm.

FOTOGRAFÍA A.5: RECOJO DE LAS MUESTRAS DE SUELO PARA SU

POSTERIOR SECADO Y TAMIZADO. FOTOGRAFÍA A.6: SECADO DE LAS MUESTRAS DE SUELO DURANTE 35

min A 16 °C. FOTOGRAFÍA A.7: MOLIENDA Y TAMIZADO DE LAS MUESTRAS DE

SUELO A MALLA 2 mm. FOTOGRAFÍA A.8: EMPAQUETADO Y ETIQUETADO DE MUESTRAS DE

SUELO PARA SUS RESPECTIVOS ANÁLISIS FÍSICO- QUÍMICOS (CARACTERIZACIÓN E ICP-MS) 1kg APROXIMADAMENTE PARA CADA ANÁLISIS.

ANEXO B FOTOGRAFIAS DE HUMECTACION DE LA MUESTRA Y DEL

PROCESO DE ELECTRORREMEDIACION.

FOTOGRAFÍA B.1: VACIADO Y HUMECTACIÓN DE LA MUESTRA DE

SUELO CON EL ELECTROLITO A TRABAJAR. FOTOGRAFÍA B.2: HUMECTACIÓN DE LA MUESTRA DE SUELO ANTES

DEL TRATAMIENTO DE ELECTRORREMEDIACIÓN. FOTOGRAFÍA B.3: EQUIPO DE ELECTRORREMEDIACIÓN. FOTOGRAFÍA B.4: PROCESO DE ELECTRORREMEDIACIÓN. FOTOGRAFÍA B.5: DESPUÉS DEL TRATAMIENTO EL SUELO SE SACA EN

UN RECIPIENTE PARA SU SECADO. FOTOGRAFÍA B.6: SECADO DE LA MUESTRA DE SUELO DESPUÉS DEL

TRATAMIENTO A TEMPERATURA AMBIENTE. FOTOGRAFÍA B.7: EMBOLSADO DE LAS MUESTRAS DE SUELO

DESPUÉS DE SU TRATAMIENTO.

ANEXO C DISEÑO DE LOS ELECTRODOS

FOTOGRAFÍA C.1: ELECTRODO DE ACERO INOXIDABLE (AISI 304)

UTILIZADO COMO ÁNODO, DE 4 cm DE DIÁMETRO ADHERIDO CON UN MANGO DEL MISMO MATERIAL DE 9 cm DE LARGO.

FOTOGRAFÍA

C.2:

ELECTRODO

DE

GRAFITO

UTILIZADO

COMO

CÁTODO, ADHERIDO UN MANGO

ACONDICIONADO PARA SOSTENER EL GRAFITO DE MATERIAL DE ACERO INOXIDABLE DE 9 cm DE LARGO.

ANEXO D FORMA Y DIMENSIONES DE LA CELDA PARA LA

ELECTRORREMEDIACION

FOTOGRAFÍA

D.1:

CELDA

PARA

EL

PROCESO

DE

 

ELECTRORREMEDIACIÓN DE SUELOS

 

FOTOGRAFÍA

D.2:

PARTE

SUPERIOR

LOS

POZOS

ANÓDICO

Y

CATÓDICO, EN LA PARTE INFERIOR ZONA PARA LA MUESTRA DE SUELO. TRES PARTES DE LA CELDA PARA EL PROCESO DE ELECTRORREMEDIACIÓN DE SUELOS.

ANEXO E

TABLA E.1: TABLA DE DISTRIBUCIÓN F DE SNEDECOR.

ANEXO F RESULTADOS DE LOS ANALISIS FISICOQUIMICOS SEGÚN LOS

LABORATORIOS.

REPORTE F.1: CARACTERIZACIÓN DEL SUELO. REPORTE F.2: RESULTADO DE ANÁLISIS POR ICP DE MASAS DE LA

MUESTRA R1. REPORTE F.3: RESULTADO DE ANÁLISIS POR ICP DE MASAS DE LA

MUESTRA R2. REPORTE F.4: RESULTADO DE ANÁLISIS POR ICP DE MASAS DE LA

MUESTRA R3. REPORTE F.5: RESULTADO DE ANÁLISIS POR ICP DE MASAS DE LA

MUESTRA R4. REPORTE F.6: RESULTADO DE ANÁLISIS POR ICP DE MASAS DE LA

MUESTRA R5. REPORTE F.7: RESULTADO DE ANÁLISIS POR ICP DE MASAS DE LA

MUESTRA R6. REPORTE F.8: RESULTADO DE ANÁLISIS POR ICP DE MASAS DE LA

MUESTRA R7. REPORTE F.9: RESULTADO DE ANÁLISIS POR ICP DE MASAS DE LA

MUESTRA R8.

xix

ANEXO G

NORMA TECNICA PARA METALES EN EL SUELO.

ANEXO H

BALANCE DE ENERGIA

FALTA LAS PAGINAS DEL INICE

1.1. ANTECEDENTES.

CAPITULO I MARCO TEORICO

Laura García Hernández y colaboradores (2010), llevaron a cabo estudios potenciostáticos en una celda cilíndrica de electrorremediación, con un suelo real de clase arenosa, contaminado por residuos mineros de la zona de Zimapán Hidalgo, con una concentración inicial de Pb total de 483 ppm. Utilizando agua desionizada, CH 3 COOH y CH 3 COONH 4 , ya sea como humectante del suelo, como anolito o catolito, para facilitar la solubilidad de las especies, la conductividad eléctrica y para el control del pH. En estos experimentos se aplicó un potencial eléctrico constante de 20 V durante 24 horas. Los resultados muestran una disminución en la conductividad eléctrica del suelo y un aumento de esta en los electrolitos, lo que indica el movimiento de especies iónicas hacia estos, mientras que la variación del pH al final de los experimentos es de 0,6 unidades. Asimismo se observó una remoción del Pb en todos los experimentos planteados, pero para el caso particular cuando se utilizó CH 3 COOH como anolito y catolito, y el suelo se humecto con agua, se presentó una remoción del 12 % con respecto a la concentración inicial. (Electrorremediación de Pb en suelos contaminados de Zimapán Hidalgo, usando agua y ácido acético como electrolitos. Obtenida de:

http://www.uaeh.edu.mx/investigacion/icbi/LI_RecCorr/victor_reyes/EAm064.pdf)

Laura García Hernández y colaboradores (2011), realizaron estudios potenciostáticos en una celda de electrorremediación experimental, de un suelo real tipo arenoso (93 % arena) contaminado por la oxidación residuos mineros proveniente de la zona de Zimapán Hidalgo, se utilizó agua desionizada, CH 3 COOH y CH 3 COONH 4 0,001 M, ya sea como humectante del suelo o como electrolitos, se aplicó un potencial eléctrico constante de 20 V durante 24 horas. Al terminar los experimentos se recuperó el suelo, se determinó el pH, observándose que el suelo presenta una gran capacidad de amortiguamiento. La conductividad eléctrica presentó una disminución en el suelo y un incremento en los electrolitos, el cual fue atribuido a la migración iónica de los contaminantes debido a la imposición del potencial eléctrico; al final de los experimentos se logró una remoción de 12 % (98 ppm) para Pb, 20 % (7 ppm)

para Cd y 22 % para As (79 ppm) . (Electrorremediación de suelos arenosos contaminados por Pb, Cd y As provenientes de residuos mineros, utilizando agua y ácido acético como electrolitos. Obtenido de. http://www.scielo.org.mx/pdf/sv/v24n1/v24n1a6.pdf)

Jorge Francisco Granda Laso (2011), Evaluaron la técnica de electrorremediación de suelos contaminados con metales pesados (plomo, arsénico y zinc), para lo cual se diseñó y construyó una celda de electrorremediación. Para el estudio se analizaron conjuntamente medidas de pH, concentración de contaminantes. Los factores considerados fueron los siguientes; tres distancias entre electrodos, dos tiempos de tratamiento y dos tipos de electrolitos; en los resultados se determinó su influencia en la concentración final, de estos metales en las muestras de suelos remediados. Las muestras con mayor concentración en plomo, arsénico y zinc fueron seleccionadas para realizar el proceso de electrorremediación. Se comprobó que, para las condiciones experimentales utilizadas, el tratamiento con menor concentración después de aplicada la técnica de electrorremediación, es el tratamiento a las condiciones de 15 cm de distancia entre electrodos, 24 horas de tratamiento y ácido fosfórico como electrolitos para el caso del plomo y zinc; el tratamiento a las condiciones de 10 cm de distancia entre electrodos, 24 horas de tratamiento y ácido fosfórico como electrolito para el caso del arsénico; presentan una eficiencia del 99.9 % para la movilización de metales pesados. (Evaluación de la técnica de electrorremediación de suelos contaminados por metales pesados. Obtenido de http://dspace.utpl.edu.ec/jspui/bitstream/123456789/1562/3/TESIS.pdf.)

Adrián Rojo Henrik Hansen, realizo el estudio sobre (2011): Electrorremediación de relaves de cobre. Investigó a escala de laboratorio, la factibilidad técnica de remover cobre de relaves típicos de la industria minera. Evaluó la importancia de diversos parámetros sobre la eficiencia del proceso de remediación. Las experiencias las llevó a cabo en una celda de acrílico se trataron de 1,5 kg a 1,8 kg de relave base seca, utilizando un campo eléctrico continuo aproximado entre 2 volts/cm y 4 volts/cm con tiempos variables de remediación de hasta 500 horas. Después de aplicar la electrorremediación se logró remover hasta un 53 % de Cu para un peso de relave de 1,8 kg, en 500 horas, potencial eléctrico de 20 V y usando como electrolito el H 2 SO 4 . El uso de aditivos tales como ácidos y ligandos aumenta la velocidad de la remoción del cobre en los relaves. En el caso de los ligandos cuando el complejo de cobre

estable

en

condiciones

ácidas

es

catiónico

el

proceso

mejora

aún

más.

(Electrorremediación

de

relaves

de

cobre.

Obtenido

de

http://www.eiq.cl/cchiq2009/resumenes/E/E2.pdf).

  • 1.2. CONTAMINACION DEL SUELO CON METALES PESADOS.

En las últimas décadas, el suelo se ha ido deteriorando, especialmente en los lugares en que las actividades económicas se hacen importantes, abusando del medio ambiente, degradando y contaminando este recurso natural con metales pesados. Entre las actividades que son fuentes de contaminación por metales pesados se encuentran: la minería, la agricultura, uso de combustibles fósiles, la industria electrónica, la industria química, lugares de deposición de basura. (Alloway B, 1995).

La minería es una de las actividades económicas de mayor tradición, que contribuye en gran medida con el desarrollo económico del país, suministrando insumos a una serie de industrias (construcción, metalúrgica, siderúrgica, química y electrónica). Debido al desarrollo y modernización en los procesos de extracción y procesamiento de los recursos minerales, así como a la generación de grandes cantidades de residuos provenientes de sus procesos, la industria minera ha generado por décadas una gran cantidad de contaminación de diferentes tipos provocando la existencia de sitios contaminados a lo largo de todo el país.

La minera produce un importante impacto ambiental debido a las múltiples fuentes de contaminación que presenta esta actividad. Algunas de éstas son los acopios de mineral estéril, botaderos, tranques de relaves. Estos residuos mineros al fragmentarse por el proceso de meteorización liberan iones metálicos al medio. ( Alloway B, 1995).

  • 1.2.1. METALES PESADOS.

El término metal pesado es usado comúnmente en materia de contaminación ambiental, su uso en éste y otros contextos han causado confusión. Una de las definiciones más comunes se aplica a metales con una densidad (gravedad específica) mayor a 5 g/cm 3 . Sin embargo, dentro de esta clasificación también caen elementos (no metales) con propiedades químicas muy diferentes, además de que la gravedad específica no es significativa en cuanto a la reactividad, toxicidad de un metal. El término también se ha definido con base en otras

propiedades fisicoquímicas (peso y número atómico, reacción con otros elementos) y toxicológicas, por lo que resulta inconsistente. Otra clasificación más aceptada, se basa en la acidez de Lewis y se enfoca en las propiedades químicas de los metales, de manera que los metales pesados se clasifican como elementos de clase A (duros), clase B (suaves) y de frontera tal y como se muestra en la figura 1.1. Esta clasificación se basa en la forma en la que se unen los metales en sus complejos y determina las posibilidades para la formación de los mismos. (Duffus, J.H., 2002).

propiedades fisicoquímicas (peso y número atómico, reacción con otros elementos) y toxicológicas, por lo que resulta

Figura 1.1: Metales clasificados como clase A (duros), clase B (suaves) y frontera (metales intermedios). Fuente: Tania Volke Sepúlveda

  • 1.2.2. EFECTOS DE ELEMENTOS POTENCIALMENTE TOXICOS.

Para que un ión de algunos de los elementos tenga un efecto fisiológico o tóxico sobre un organismo, primero debe entrar a la célula. Los cationes metálicos divalentes (Mn +2 , Fe +2 , Co +2 , Ni +2 , Cu +2 y Zn +2 ) son estructuralmente muy similares entre sí. De esta manera, por su semejanza estructural, ciertos cationes metálicos divalentes pueden desplazar a otros con funciones fisiológicas importantes en la célula. (Nies, D.H. 1999).

Ciertos metales funcionan como “venenos” metabólicos, ya que pueden reaccionar e inhibir una serie de sistemas enzimáticos; algunos iones de estos elementos (Hg +2 , Cd +2 y Ag + ) forman complejos tóxicos inespecíficos en la célula, lo que produce efectos tóxicos para cualquier función biológica. Elementos como el Hg, As, Sn, Tl y Pb pueden formar iones órgano-metálicos liposolubles capaces de penetrar membranas y acumularse en las células.

Aun, elementos sin propiedades tóxicas en baja concentración, como Zn +2 o Ni +2 y, especialmente Cu +2 , son tóxicos en concentraciones mayores. (Duffus, J.H., 2002).

Del resto de los metales, el Fe, Mo y Mn son elementos traza importantes con baja toxicidad; el Zn, Ni, Cu, V, Co, W y Cr son tóxicos con importancia biológica moderada; y elementos como As, Ag, Sb, Cd, Hg, Pb y U, no tienen importancia biológica significativa como elementos traza y se consideran tóxicos. (Nies, D.H. 1999). Como puede verse, algunos metales no implican peligro para los sistemas biológicos; en cambio, algunos no metales y metaloides, como el Se y el As, respectivamente, son potencialmente tóxicos, dependiendo de su concentración. Por esta razón, un término más adecuado para denominar a los elementos de importancia ambiental y/o toxicológica es el de contaminados elementos potencialmente tóxicos (EPT).

Es importante mencionar que si este tipo de elementos se encuentran biodisponibles y se movilizan hacia poblaciones cercanas, pueden ocasionar problemas de intoxicación. En este sentido, la forma química de un elemento, tiene influencia directa en su solubilidad, movilidad y toxicidad en el suelo; ésta, a su vez, depende de la fuente de contaminación y de la química del suelo en el sitio contaminado 9 . De esta manera, para poder evaluar la utilización de una alternativa de remediación para un sitio en particular, es indispensable llevar a cabo la caracterización del sitio con el objeto de determinar el tipo y concentración de los contaminantes presentes. En la siguiente sección, se presentan y describen algunas de las consideraciones más importantes para llevar a cabo la caracterización de un sitio contaminado. (Ward C., 2008).

Dentro de los metales pesados hay dos grupos:

  • 1. Oligoelementos o micronutrientes: son los requeridos en pequeñas cantidades, o

cantidades traza por plantas y animales, y son necesarios para que los organismos completen

su ciclo vital. Pasado cierto umbral se vuelven tóxicos. Dentro de este

grupo están: cobalto

(Co), cromo (Cr), cobre (Cu), fierro (Fe), molibdeno (Mo), manganeso (Mn), selenio (Se),

vanadio (V) y zinc (Zn). (Evaluación de la técnica de electrorremediación

de suelos

contaminados

por

metales

pesados.

Obtenido

de

http://dspace.utpl.edu.ec/jspui/bitstream/123456789/1562/3/TESIS.pdf.)

2.

Metales pesados sin función biológica conocida: cuya presencia en determinadas

cantidades en seres vivos lleva aparejadas disfunciones en el funcionamiento de sus organismos. Resultan altamente tóxicos y presentan la propiedad de acumularse en los organismos vivos. Son principalmente: berilio (Be), cadmio (Cd), mercurio (Hg), plomo (Pb), níquel (Ni), antimonio (Sb), bismuto (Bi), titanio (Ti), escandio (Sc). (Evaluación de la técnica de electrorremediación de suelos contaminados por metales pesados. Obtenido de

http://dspace.utpl.edu.ec/jspui/bitstream/123456789/1562/3/TESIS.pdf.)

Los metales pesados son muy estables en el suelo y en el proceso natural de transformación de las rocas para originar a los suelos, pero, en general, sin rebasar los umbrales de toxicidad, además los metales pesados presentes en las rocas se encuentran bajo formas muy poco asimilables para los organismos. Las rocas ígneas ultra básicas (como las peridotitas y las serpentinas) presentan los más altos contenidos en metales pesados, seguidas de las ígneas básicas (como los gabros y basaltos). Las menores concentraciones se encuentran en las rocas ígneas ácidas (como el granito) y en las sedimentarias (como las areniscas y las calizas). Los porcentajes más altos se dan para el cromo (Cr), manganeso (Mn) y níquel (Ni), mientras que el cobalto (Co), cobre (Cu), zinc (Zn) y plomo (Pb) se presentan en menores cantidades, siendo mínimos los contenidos para el arsénico (As), cadmio (Cd), y mercurio (Hg).( Contaminación de suelos por metales pesados. Obtenido de

http://www.ehu.es/sem/macla_pdf/macla10/Macla10_48.pdf).

Los elementos traza más abundantes en los suelos pueden clasificarse en cinco categorías, de acuerdo con la forma química en que se encuentran en las soluciones del suelo:

cationes (Ag +1 , Cd +2 , Co +2 , Cr +3 , Cu +2 , Hg +2 , Ni +2 , Pb +2 y Zn +2 ); metales nativos mercurio (Hg) y vanadio (V); oxianiones (AsO 4 -3 , CrO 4 -2 , MnO 4 -2 , SeO 4 -2 ; halogenuros (F - , Cl - , Br - , I - ) y organocomplejos plata (Ag), arsénico (As), mercurio (Hg), selenio (Se), teluro (Te) y talio (Tl). Estas categorías no se excluyen mutuamente, porque algunos elementos pueden aparecer con más de una forma. (Holman J.P., 1998)

El contenido de metales pesados en suelos, debería ser únicamente función de la composición del material original y de los procesos edafogenéticos que dan lugar al suelo.

Pero la actividad humana incrementa el contenido de estos metales en el suelo en cantidades considerables, siendo esta, la causa más frecuente de las concentraciones tóxicas.

De hecho esto sucede debido a los vertidos de origen antropogénico, procedentes de vertidos industriales, de actividades mineras, de la aplicación de plaguicidas. Como resultado, se emiten grandes cantidades de partículas que, después de un cierto tiempo de permanencia en la atmósfera, precipitan en los suelos lejos del lugar donde han sido vertidas. (Alloway B, 1995).

De todos los elementos traza encontrados en suelos, hay 17 que se consideran como muy tóxicos y a la vez fácilmente disponibles en muchos suelos en concentraciones que sobrepasan los niveles de toxicidad. Estos son: plata (Ag), arsénico (As), bismuto (Bi), cadmio (Cd), cobalto (Co), cobre (Cu), mercurio (Hg), níquel (Ni), plomo (Pb), paladio (Pd), platino (Pt), selenio (Se), estaño (Sn), teluro (Te), talio (Tl) y zinc (Zn). De ellos, diez son fácilmente movilizados por la actividad humana en proporciones que exceden en gran medida la de los procesos geológicos. Este es el caso de: plata (Ag), arsénico (As), cadmio (Cd), cobre (Cu), mercurio (Hg), níquel (Ni), plomo (Pb), paladio (Pd), estaño (Sn) y talio (Tl) incluye en la lista de contaminantes prioritarios los siguientes trece elementos traza: antimonio (Sb), arsénico (As), berilio (Be), cadmio (Cd), cromo (Cr), cobre (Cu), mercurio (Hg), níquel (Ni), plata (Ag), plomo (Pb), selenio (Se), talio (Tl) y zinc (Zn), introduciendo al berilio, respecto a las listas anteriores de los más tóxicos y disponibles. (Contaminación de suelos por metales pesados. Obtenido de http://www.ehu.es/sem/macla_pdf/macla10/Macla10_48.pdf).

  • 1.2.2.1. TOXICOLOGIA DE LOS CONTAMINANTES SELECCIONADOS.

A. ARSENICO.

El arsénico se presenta en forma libre en pequeñas cantidades. El mineral más corriente es la arsenopirita (FeAsS), del que se obtiene el elemento por calentamiento. Es un constituyente natural de los minerales de plomo, zinc, oro y cobre, que puede liberarse durante el proceso de fundición de los mismos. Los gases y el material particulado de la minería y fundiciones pueden actuar como fuentes contaminantes de arsénico.

En los suelos está uniformemente distribuido en los tipos de rocas más importantes ya que tiene gran afinidad a formar o existir en muchos minerales. Aunque los

minerales y compuestos de arsénico son fácilmente solubles, la migración de arsénico está muy limitada debido a la fuerte adsorción por arcillas. Los estados de oxidación más comunes del arsénico son -3, 0, +3 y +5. De ellos el As +3 es característico de ambientes reductores. Si bien la movilidad de éste en el suelo es proporcional a la cantidad de arsénico existente e inversamente proporcional al tiempo y a los contenidos en óxidos hidratados de hierro y aluminio.

Las reacciones del arsénico en los suelos están gobernadas por sus estados de oxidación. Su toxicidad depende de la concentración de arsénico soluble, siendo el arseniato sódico y el trióxido de arsénico los más tóxicos.

Se acumula en el hígado, riñones, piel, pelo y uñas; se elimina por la orina. La ingestión de dosis crecientes habitúa el organismo al veneno y lo hacen más resistente. El arsénico inorgánico es un cancerígeno para el hombre; por vía inhalatoria el efecto crítico es el cáncer de pulmón. Se ha observado un incremento de la incidencia de cáncer de pulmón en varios grupos expuestos ocupacionalmente a compuestos de arsénico inorgánico. Los compuestos de arsénico se utilizan principalmente en la agricultura como plaguicidas, herbicidas. Se usa también en bronces, pirotecnia, en la industria microelectrónica y en la manufactura de semiconductores 5 .

B.

CADMIO.

Frecuentemente se presenta en pequeñas cantidades asociado a minerales de zinc, tales como la esfalerita (ZnS). Minerales propios son la blenda de cadmio (CdS), la otavita (CdCO 3 ) y la monteponita (CdO).

Puede existir de forma natural en altas concentraciones cuando se encuentra asociado a minerales de zinc, o en áreas cercanas a depósitos de cadmio. Básicamente se recupera como subproducto de los procesos de fundición y refinamiento de concentrados de zinc.

Se encuentra muy asociado con el zinc en su geoquímica ya que ambos elementos tienen estructuras iónicas y electronegatividades similares, aunque el cadmio presenta una afinidad más fuerte que el zinc por el azufre. La principal especie de cadmio en la solución del suelo es Cd +2 .

En suelos contaminados las especies de cadmio soluble predominantes es el ion libre Cd +2 junto con otras especies neutras como CdSO 4 o CdCl 2 , presentes en cantidades crecientes donde el pH es mayor que 6,5.

El cadmio no tiene función biológica esencial y tanto él como sus compuestos son muy tóxicos para plantas y animales. Casi todo el cadmio se obtiene como subproducto en el procesado de minerales de zinc, cobre y plomo. El cadmio es componente de algunas de las aleaciones de más bajo punto de fusión. (Francisco B. Z., 1992)

C.

ZINC.

El zinc es uno de los elementos menos comunes; se estima que forma parte de la corteza terrestre en un 0,0005 % a 0,02 %. Su principal mineral es la esfalerita (ZnS).

El zinc existe de forma natural en el aire, agua y suelo, pero las concentraciones están aumentando por causas no naturales, debido a la adición de zinc a través de las actividades industriales, como es la minería, la combustión de carbón y el procesado del acero. El contenido de zinc en el suelo varía mucho y al igual que su distribución en el perfil, depende de la naturaleza de la roca madre, del proceso de formación y revolución del suelo, de su contenido en materia orgánica y arcilla, de la textura, de la capacidad de cambio y del pH.

El zinc pertenece al grupo de metales pesados potencialmente más peligrosos para la biosfera. La mayoría de las concentraciones excesivas de zinc en suelo se relaciona con su posible captación por las plantas y los consiguientes efectos adversos en los cultivos, en el ganado y en las dietas humanas. Junto con el cobre (Cu), níquel (Ni) y el cromo (Cr), el zinc (Zn) es fundamentalmente fitotóxico, así que la problemática ligada a este metal está directamente relacionada con los efectos en el rendimiento del cultivo y en la fertilidad del suelo. (Francisco B. Z., 1992)

La forma más común y móvil del zinc (Zn) en el suelo es el Zn +2 , pero otras especies iónicas pueden encontrarse en el suelo, la absorción de este elemento es lineal con la concentración en el suelo, la tasa de absorción difiere de una manera importante tanto con la especie como con el suelo. (Francisco B. Z., 1992)

Finalmente, el zinc puede interrumpir la actividad en los suelos, con influencias negativas en la actividad de los microorganismos y lombrices, la descomposición de la materia orgánica posiblemente sea más lenta debido a esto. (Francisco B. Z., 1992)

1.3.

SUELO.

A partir de su origen y de los factores ambientales, la Sociedad Americana de la Ciencia del Suelo, lo define como la capa superficial de material mineral y orgánico no consolidado que sirve de medio natural para el crecimiento de las plantas, y que ha sido sujeto y presenta los efectos de los factores que le dieron origen (clima, topografía, biota, material parental y tiempo) y que debido a la interacción de éstos, difiere en sus propiedades físicas, químicas, biológicas y morfológicas del sustrato rocoso del que se originó. (Tania V. S., Juan A. V. T., David A., 2001).

A lo largo de su evolución o edafogénesis, en el suelo se van diferenciando capas verticales de material generalmente no consolidado llamados horizontes, formados por constituyentes minerales, orgánicos, agua y gases; caracterizados por propiedades físicas (estructura, textura, porosidad, capacidad de retención de agua, densidad aparente), químicas y físico-químicas (pH, potencial rédox, capacidad de intercambio catiónico) que los diferencian entre sí y del material original. (Tania V. S., Juan A. V. T., David A., 2001).

  • 1.3.1. COMPOSICIÓN DEL SUELO.

La composición química de un suelo viene determinada, en buena parte, por el tipo de material originario (roca), puesto que es el material base a partir del cual se forma el suelo.

Junto a este material, se va añadiendo en el transcurso del tiempo que dura la formación de un suelo, materia orgánica procedente de organismos vivos. El contenido mineral de un suelo es el que determina su fertilidad. Básicamente son tres los tipos de rocas que pueden ser material original del suelo (Bonneau, M., Sochier, B., 2005).

Ígneas: formadas por solidificación de un material fundido (lava).Tienen como término medio un 50 % de óxido de silicio (SiO 2 ).

Sedimentarias: formadas por sedimentación de materiales depositados por el viento, el agua, el hielo o la gravedad (areniscas y arcillas), o por procesos químicos o bioquímicos (evaporitas y calizas).

Metamórficas: formadas por recristalización de rocas ígneas o sedimentarias en condiciones de elevada presión y/o temperatura. (Krishna R. R,Claudio C. 2009)

Un suelo tiene la siguiente composición volumétrica, la figura 1.2 muestra un esquema de la composición del suelo:

  • 50 % de materia sólida: 45 % mineral y 5 % orgánica.

  • 20-30 % disolución acuosa.

  • 20-30 % aire.

 Sedimentarias: formadas por sedimentación de materiales depositados por el viento, el agua, el hielo o

Figura 1.2: Esquema general de las fracciones que componen el suelo. Fuente: Tania Volke Sepúlveda.

Los constituyentes del suelo son de dos tipos:

  • a. Inorgánicos: son los productos derivados de la meteorización y, según su tamaño y naturaleza, se clasifican en gravas, arenas y arcillas (la cantidad relativa de cada una de ellas constituye la textura). Están constituidos por partículas minerales. En los poros y cavidades que existen entre las partículas también hay agua y aire. (Tania V. S., Juan A. V. T., David A.,

2001).

  • Minerales en distintos estados de disgregación; los fragmentos de la roca original de la

que proceden de diferentes tamaños. También materiales que han sufrido meteorización

química y se encuentran alterados liberando iones.

  • Agua; imprescindible para la movilidad de los materiales: nutrientes, sales, arcillas.

  • Gases; Condicionan la respiración o fermentación en el suelo.

  • Sales; condicionan la estructura y propiedades químicas del suelo, así como la

capacidad para obtener nutrientes por parte de las plantas.

  • b. Orgánicos o humus: son resultado de la descomposición de los restos de seres vivos

por acción de las bacterias y los hongos. Su presencia da calidad al suelo, retiene el agua y

sirve como fuente de alimento de microorganismos que fertilizan el suelo. (Tania V. S., Juan

  • A. V. T., David A., 2001).

    • 1.3.2. PERFIL DEL SUELO.

Como la edafización actúa desde la superficie y va perdiendo su intensidad conforme profundizamos en el perfil del suelo, el material se altera de un modo diferencial y como resultado de la actuación de estos procesos de meteorización y translocación se pasa de un material homogéneo o uniforme, como es la roca, a un material heterogéneo, estratificado en capas con diferentes propiedades como es el suelo. La estructura de un suelo es el modo que tienen los elementos constituyentes del suelo de unirse entre sí, de tal forma que le confieren una arquitectura característica. Se entiende por estabilidad estructural la resistencia de los agregados a modificar su forma o su tamaño por la acción de factores externos, son numerosos los factores degradadores de la estructura, pero el más importante es el agua, ya que ocasiona los efectos de dispersión, estallido, golpeteo, etc 3 . En el suelo se distinguen tres horizontes representados en la figura 1.3 y descritos a continuación:

  • a. “HORIZONTE A” u orgánico y de lavado: compuesto por partículas minerales y

materia orgánica (humus) que le confiere una coloración oscura. (Tania V. S., Juan A. V. T., David A., 2001).

  • b. “HORIZONTE B” o de acumulación: se produce la acumulación de los compuestos

de lixiviación procedentes del horizonte A. En esta capa tiene lugar la oxidación de la materia orgánica y una lixiviación moderada. Tiene coloración pardo rojiza por contener arcillas y óxidos (principalmente de Fe III). (Tania V. S., Juan A. V. T., David A., 2001).

  • c. “HORIZONTE C” o de transición hacia la roca madre: es una capa fronteriza que

separa la roca en proceso de meteorización de la roca sin alterar. (Tania V. S., Juan A. V. T.,

David A., 2001).

c. “HORIZONTE C” o de transición hacia la roca madre: es una capa fronteriza que separa

Figura 1.3: Horizontes del suelo. Fuente: http://www.scielo.org.mx/pdf/rica/v23n3/v23n3a3.pdf.

  • 1.3.3. PROPIEDADES FISICAS DEL SUELO.

Las propiedades físicas de un suelo dependen fundamentalmente de su textura y de su estructura. La importancia de estas propiedades es muy grande, ya que de ellas depende el comportamiento del aire y del agua en el suelo, y por lo tanto condicionan los fenómenos de aireación y de permeabilidad. Por otra parte, las propiedades físicas son más difíciles de corregir que las propiedades químicas, de ahí su interés desde el punto de vista de la fertilidad de un suelo. Entre las propiedades de los suelos se encuentran (Duffus, J.H., 2002).

  • A. El color.

El color del suelo depende de sus componentes y puede usarse como una medida indirecta de ciertas propiedades. El color varía con el contenido de humedad. El color rojo indica contenido de óxidos de fierro y manganeso; el amarillo indica óxidos de fierro hidratado; el blanco y el gris indican presencia de cuarzo, yeso y caolín; y el negro y marrón indican materia orgánica. Cuanto más negro es un suelo, más productivo será, por los beneficios de la materia orgánica. (Tania V. S., Juan A. V. T., David A., 2001).

  • B. Textura.

La textura representa el porcentaje en que se encuentran los elementos que constituyen el suelo; arena gruesa, arena media, arena fina, limo, arcilla y la clasificación que se textural se represente en la tabla 1.1. Se dice que un suelo tiene una buena textura cuando la proporción de los elementos que lo constituyen le dan la posibilidad de ser un soporte capaz de favorecer la fijación del sistema radicular de las plantas y su nutrición (Introducción a la Edafología. Obtenido de http://www.fagro.edu.uy/~edafologia/curso/Material%20de %20lectura/FISICAS/fisicas.pdf. ). La tabla 1.2 muestra la clasificación del tamaño de las partículas del suelo según tres sistemas:

TEXTURA

PORCENTAJE

TIPO DE POROS

Arcilloso

> 40 %

Poros pequeños

Limoso

> 45 %

Porosidad equilibrada

Arenoso

> 50 %

Poros grandes

Tabla 1.1: Clasificación Textural del Suelo. Fuente: Bonneau, M.

Sistema del Depto. de Agricultura de

Sistema

Sistema de la

Ciencia del Suelo (ISSS)

EE.UU

internacional

Asociación

Internacional de la

Fracción del suelo

Diámetro limites en

Diámetro

Diámetro limites en µm

µm.

limites en µm

Arena muy gruesa

2000 – 1000

2000 – 200

2000 – 200

Arena gruesa

1000 – 500

Arena Media

500 – 250

200 – 20

220 – 50

Arena fina

250 – 100

Arena muy fina

100 – 50

Limo grueso

50 – 20

20 – 2

50 – 20

Limo fino

20 – 2

20 – 2

Arcilla

< 2

< 2

< 2

C.

Estructura.

Tabla 1.2: Clasificación de las partículas del suelo según su tamaño. Fuente: Bonneau, M.

La estructura es

la forma en que las partículas del suelo se reúnen para formar

agregados. De acuerdo a esta característica se distinguen suelos de estructura esferoidal (agregados redondeados), laminar (agregados en láminas), prismática (en forma de prisma), blocosa (en bloques), y granular (en granos). (Tania V. S., Juan A. V. T., David A., 2001).

  • D. Porosidad.

Esta propiedad del suelo, está determinado por las características cuantitativas y cualitativas del espacio del suelo no ocupado por sólidos, denominado espacio poroso. Dentro del espacio poroso se pueden distinguir macroporos y microporos. Los primeros no retienen el

agua contra la fuerza de la gravedad, y por lo tanto son los responsables del drenaje y la aereación del suelo, constituyendo además, el principal espacio en el que se desarrollan las raíces. Los segundos son los que retienen agua, parte de la cual es disponible para las plantas. La porosidad total o espacio poroso del suelo, es la suma de macroporos y microporos. Las

características

del

espacio

poroso,

dependen

de

la

textura

y

la

estructura

del

suelo.

Introducción

a

la

Edafología.

Obtenido

de

Poros grandes. Diámetro

de

0,01 mm

0,05 mm;

es

la

línea

de ventilación

y

conducción para las raíces de las plantas. Abastecen de oxígeno y evacuan CO 2 . A través de

ellos se percola el agua gravitacional. Se favorece aireación e infiltración.

Poros Medios. Diámetro de 0,0002 mm – 0,010 mm; su función es almacenar agua y transportarla por capilaridad (formación de meniscos). Después de secarse el suelo estos poros son accesibles al aire.

Poros Pequeños. Diámetro menor

a 0,0002

mm; se almacena

agua

que

no está

realmente disponible para las raíces de las plantas.

La proporción de los tamaños de los poros está determinada por el tipo de suelo y por el grado de compactación de la estructura. Un suelo ideal de tener 50 % de porosidad, con 1/3 de poros grandes y 2/3 de poros medianos. (Universidad Nacional de Ingeniería – Facultad de Tecnología de la Construcción Departamento de Agrícola. Obtenido de http://www.kalachero.com/dokucentro/Ciencia_y_Tecnologia/ingenieria_agricola/Determinaci on-de-la-humedad-del-suelo.pdf).

  • E. Humedad.

Se denomina humedad del suelo a la cantidad de agua por volumen de tierra que hay en un terreno. Establecer el índice de humedad del suelo es de vital importancia para las actividades agrícolas. ( Universidad Nacional de Ingeniería – Facultad de Tecnología

de

la

Construcción

Departamento

de

Agrícola.

Obtenido

de

http://www.kalachero.com/dokucentro/Ciencia_y_Tecnologia/ingenieria_agricola/Determinaci

on-de-la-humedad-del-suelo.pdf).

F.

Densidad.

Se refiere al peso por volumen del suelo, y está en relación a la porosidad. Un suelo

muy poroso será menos denso; un suelo poco poroso será más denso. A mayor contenido de materia orgánica, más poroso y menos denso será el suelo.

G.

pH.

La acidez

del suelo

mide la concentración en hidrogeniones. En los suelos los

hidrogeniones están en la solución, pero también existen en el complejo de cambio, o sea hay dos tipos de acidez: activa o real (en solución) y de cambio o de reserva (para los adsorbidos). Ambas están en equilibrio dinámico. Si se eliminan H + de la solución se liberan otros tantos H + adsorbidos. Como consecuencia el suelo muestra una fuerte resistencia a cualquier modificación de su pH. Los factores que hacen que el suelo tenga un determinado valor de pH son diversos, fundamentalmente:

Naturaleza del material original. Según que la roca sea de reacción ácida o básica.

Factor biótico. Los residuos de la actividad orgánica son de naturaleza ácida.

Precipitaciones. Tienden a acidificar al suelo al intercambiar los H + del agua de lluvia

por los Ca +2 , Mg +2 , K + , Na + de los cambiadores. Complejo adsorbente. Según que está saturado con cationes de reacción básica (Ca +2 , Mg +2 ) o de reacción ácida (H + o Al +3 ). También dependiendo de la naturaleza del cambiador variará la facilidad de liberar los iones adsorbidos. (Propiedades fisicoquímicas del suelo. Obtenido de http://edafologia.ugr.es/introeda/tema05/ph.htm).

H.

Capacidad de intercambio iónico.

 

Se define la capacidad de intercambio iónico como los procesos reversibles por los cuales las partículas sólidas del suelo adsorben iones de la fase acuosa liberando al mismo tiempo otros iones en cantidades equivalentes tal y como se puede ver a continuación en la

figura 1.4, estableciéndose el equilibrio entre ambas fases. (Propiedades fisicoquímicas del suelo. Obtenido de http://edafologia.ugr.es/introeda/tema05/ph.htm).

figura 1.4, estableciéndose el equilibrio entre ambas fases. ( Propiedades fisicoquímicas del suelo . Obtenido de

Figura 1.4: Intercambio iónico en el suelo. Fuente: http://edafologia.ugr.es/introeda/tema05/ph.htm.

Las causas que originan el intercambio iónico son los desequilibrios eléctricos de las partículas del suelo. Para neutralizar las cargas se adsorben iones, que se pegan a la superficie de las partículas. Quedan débilmente retenidos sobre las partículas del suelo y se pueden intercambiar con la solución del suelo.

Cuanto más superficie tenga el material y más desequilibrada se encuentre, más

iones

se

fijaran.

(Propiedades

fisicoquímicas

del

suelo.

http://edafologia.ugr.es/introeda/tema05/ph.htm.

Obtenido

de

  • 1.3.4. IMPORTANCIA DEL SUELO.

La importancia del suelo radica en que es un elemento natural dinámico y vivo que constituye la interfaz entre la atmósfera, la litósfera, la biósfera y la hidrósfera, sistemas con los que mantiene un continuo intercambio de materia y energía. Esto lo convierte en una pieza clave del desarrollo de los ciclos biogeoquímicos superficiales y le confiere la capacidad para desarrollar una serie de funciones esenciales en la naturaleza de carácter medioambiental, ecológico, económico, social y cultural:

  • El suelo proporciona los nutrientes, el agua y el soporte físico necesarios para el

crecimiento vegetal y la producción de biomasa en general, desempeñando un papel fundamental como fuente de alimentación para los seres vivos.

  • Es un componente esencial del ciclo hidrológico, actuando como elemento distribuidor

de las aguas superficiales y contribuyendo al almacenaje y recarga de las aguas subterráneas.

  • El suelo, a través de su poder de amortiguación o desactivación natural de la

contaminación, filtra, almacena, degrada, neutraliza e inmoviliza substancias orgánicas e inorgánicas tóxicas, impidiendo que alcancen las aguas subterráneas y el aire o que entren en la cadena alimenticia.

  • El suelo es un elemento frágil del medio ambiente, un recurso natural no renovable

puesto que su velocidad de formación y regeneración es muy lenta mientras que los procesos

que contribuyen a su degradación, deterioro y destrucción son mucho más rápidos.

La degradación del suelo se puede definir como todo proceso que rebaja la capacidad actual y potencial del suelo para producir, cuantitativa y cualitativamente, bienes y servicios. Aunque se puede producir por causas naturales, la degradación del suelo es fundamentalmente la consecuencia directa de su utilización por el hombre, bien como resultado de actuaciones directas, como actividades agrícolas, forestales, ganaderas, agroquímicas y riego, o por acciones indirectas, como son las actividades industriales, eliminación de residuos, transporte, etc. Estos procesos de degradación se pueden clasificar en función de su naturaleza y del tipo de consecuencias negativas que provocan en las propiedades del suelo:

Biológicos: la disminución del contenido en materia orgánica incorporada en el suelo.

Físicos: el deterioro de la estructura del suelo por compactación y aumento de la

densidad aparente, disminución de la permeabilidad y de la capacidad de retención de agua o

pérdida de suelo por erosión. Químicos: la pérdida de elementos nutrientes, acidificación, salinización y aumento de

la toxicidad. Estos últimos son los que se engloban dentro del término contaminación. (T. C. Sheng. 1990).

  • 1.4. TÉCNOLOGIAS DE REMEDIACIÓN DE SUELOS.

Las tecnologías

de

remediación

de

suelos abarcan

todas

aquellas

operaciones que tienen por objetivo reducir la toxicidad, movilidad o concentración del contaminante presente en el medio, mediante la alteración de la composición de la sustancia peligrosa o del medio, a través de acciones químicas, físicas o biológicas. La elección de tecnología depende de las características del suelo y del contaminante, de la eficacia esperada y por supuesto de la factibilidad técnico-económica y el tiempo requerido para su ejecución.

Existe una gran variedad de tecnologías de remediación, las cuales se pueden clasificar bajo distintos criterios: objetivo de la remediación, lugar en que se aplica el proceso de remediación y tipo de tratamiento utilizado. ( Análisis y comparación de tecnologías de remediación para Suelos contaminados con metales. Obtenido de http://www.tesis.uchile.cl/bitstream/handle/2250/113010/cfalcaino_gc.pdf?sequence=1) A continuación en la figura 1.5 se muestra un resumen para la clasificación de las tecnologías de remediación:

Las tecnologías de remediación de suelos abarcan todas aquellas operaciones que tienen por objetivo reducir la

Figura 1.5: Clasificación de las tecnologías de remediación. Fuente: http://www.tesis.uchile.cl/bitstream/handle/2250/113010/cfalcaino_gc.pdf.

Según el objetivo de remediación, las técnicas de descontaminación se enfocan en la disminución o eliminación de la concentración de los contaminantes del medio, las técnicas de contención son las que aíslan los contaminantes del medio sin tener que actuar en

él, y las técnicas de confinamiento alteran las condiciones fisicoquímicas del medio consiguiendo las reducción de la movilidad de los contaminantes.

Si se considera el lugar de aplicación, las técnicas In Situ son las que se aplican directamente en el sitio contaminado y las técnicas Ex Situ son aquellas en que se requiere de la extracción del medio contaminado para poder ser tratado.

Si las tecnologías de remediación se clasifican según el tipo de tratamiento, los tratamientos biológicos usan la actividad metabólica natural de ciertos microorganismos para degradar, transformar o remover los contaminantes, los tratamientos fisicoquímicos logran la separación, contención o destrucción de contaminantes en el medio aprovechando las propiedades físicas y químicas de ellos; los tratamientos térmicos utilizan altas temperaturas para descomponer, volatilizar o fundir los contaminantes.

Finalmente si se clasifica según el grado de desarrollo, las tecnologías tradicionales se refieren a las que son comúnmente usadas a gran escala y cuyos costos y accesos son relativamente fáciles. Las tecnologías innovadoras involucran a las que se encuentran recientemente propuestas o en etapas de investigación. ( Análisis y comparación de tecnologías de remediación para Suelos contaminados con metales. Obtenido de http://www.tesis.uchile.cl/bitstream/handle/2250/113010/cfalcaino_gc.pdf?sequence=1)

Al

basarse

en

el

criterio

del

tipo

de

tratamiento

utilizado,

las

diversas

tecnologías de remediación se pueden agrupar como sigue en la tabla 1.3:

TRATAMIENTOS

 

FISICO-QUIMICOS

TERMICO

MIXTO

Lavado de suelos.

Calentamiento por

Extracción

Electrorremediación

Conducción térmica.

Multifase.

Extracción de Agua.

Calentamiento por

Atenuación

Extracción de Aire. Oxidación UV. Pozos de recirculación. Sellado de suelos

radio frecuencia. Calentamiento por resistencia eléctrica. Desorción térmica

Natural

Tabla 1.3: tecnologías de remediación de suelos. Fuente: http://www.tesis.uchile.cl/bitstream/handle/2250/113010/cfalcaino_gc.pdf.

1.4.1. ELECTRORREMEDIACION.

La electrorremediación es un método para descontaminar suelos que contienen metales pesados y compuestos polares orgánicos mediante el paso de una corriente directa a través del suelo. (Q. Ashton Acton, PhD. 2012). De cualquier modo el concepto fundamental del proceso puede deducirse en llevar a cabo una electrólisis (especies químicas pierden o ganan electrones sobre la superficie del electrodo) al hacer pasar corriente eléctrica o generar un gradiente de potencial a través de dos electrodos: uno positivo (ánodo) y otro negativo (cátodo), usualmente estos se humectan con un electrolito para mejorar las condiciones de conducción del campo eléctrico en la figura 1.6 se esquematiza el proceso de electrorremediación. La acción del electrolito permite transportar el contaminante hacia los pozos en donde será extraído. (Evaluación de la técnica de electrorremediación de suelos contaminados por metales pesados. Obtenido el 28 de

http://dspace.utpl.edu.ec/jspui/bitstream/123456789/1562/3/TESIS.pdf.)

El requisito indispensable que debe poseer el suelo para aplicar esta técnica, es estar húmedo, pues la remoción del contaminante (sea orgánico o inorgánico) se da en fase líquida durante la generación del campo eléctrico por tres mecanismos denominados:

electromigración, electroósmosis y electroforesis. Siendo los dos primeros los que ejercen la mayor influencia en el transporte del contaminante. Yunmin C., Xiaowu T., Liangtong Z.

(2009).

Figura 1.6: Tratamiento de electrorremediación aplicado directamente en suelos. Fuente: <a href=http://148.206.53.231/UAM1644.PDF . Otras formas de llamar a la Electrorremediación son:  Tratamiento Electroquímico.  Electrorestauración.  Remediación Electroquímica.  Electro-reclamación.  Decontaminación Electrocinética.  Electroósmosis.  Tratamiento Electrocinético. 1.4.1.1. MECANISMOS DE REMOCIÓN. A. La electromigración. Es un fenómeno en el cual los iones en solución y los coloides que tienen carga eléctrica se mueven a través del campo eléctrico con una velocidad que es proporcional al producto de la fuerza del campo eléctrico y la movilidad del ión o partícula. Los iones metálicos se transportan por la atracción del electrodo cargado negativamente. (Piet L., Tim G., 2005) B. La electroósmosis. Es un fenómeno de transporte en el cual el líquido saturante junto con las sustancias que se suspenden en él (coloides con y sin carga eléctrica), fluyen hacia uno de los electrodos (normalmente hacia el cátodo).(Mikko S., Håkan J. 1992) El movimiento .. de moléculas de agua desde el ánodo al cátodo durante la electrólisis . ( Yeung, A.T. 1990). tal y como se muestra en la figura 1.7. 22 " id="pdf-obj-41-2" src="pdf-obj-41-2.jpg">

Figura 1.6: Tratamiento de electrorremediación aplicado directamente en suelos. Fuente: http://148.206.53.231/UAM1644.PDF.

Otras formas de llamar a la Electrorremediación son:

  • Tratamiento Electroquímico.

  • Electrorestauración.

  • Remediación Electroquímica.

  • Electro-reclamación.

  • Decontaminación Electrocinética.

  • Electroósmosis.

  • Tratamiento Electrocinético.

    • 1.4.1.1. MECANISMOS DE REMOCIÓN.

      • A. La electromigración. Es un fenómeno en el cual los iones en solución y los coloides

que tienen carga eléctrica se mueven a través del campo eléctrico con una velocidad que es proporcional al producto de la fuerza del campo eléctrico y la movilidad del ión o partícula. Los iones metálicos se transportan por la atracción del electrodo cargado negativamente. (Piet L., Tim G., 2005)

  • B. La electroósmosis. Es un fenómeno de transporte en el cual el líquido saturante junto

con las sustancias que se suspenden en él (coloides con y sin carga eléctrica), fluyen hacia uno

de los electrodos (normalmente hacia el cátodo).(Mikko S., Håkan J. 1992)

El movimiento

.. de moléculas de agua desde el ánodo al cátodo durante la electrólisis. (Yeung, A.T. 1990). tal y

como se muestra en la figura 1.7.

Figura 1.7: Fenómeno de electroósmosis. Fuente: http://www.scielo.org.mx/pdf/rica/v23n3/v23n3a3.pdf. C. La electroforesis. Es el movimiento de partículas cargadashttp://www.scielo.org.mx/pdf/rica/v23n3/v23n3a3.pdf . Si el contaminante es de tipo inorgánico, como los metales, éstos se removerán por electromigración, pues al momento de generar el campo eléctrico el compuesto se disocia en iones, por lo que la noción de la carga en este caso es fundamental para saber hacia cuál electrodo se desplazarán. Si la carga de los iones es negativa (aniones), éstos se moverán hacia el ánodo. Y si los iones poseen carga positiva (cationes), se desplazarán hacia el cátodo tal y como se muestra en la figura 1.9. Así puede conocerse hacia cuál lado del electrodo puede recuperarse el metal en forma iónica. La electroforesis se presenta, sobre todo, cuando del suelo se remueven partículas muy finas (arcillas), microorganismos, cuyo tamaño es muy diminuto. Y la manera 23 " id="pdf-obj-42-2" src="pdf-obj-42-2.jpg">

Figura 1.7: Fenómeno de electroósmosis. Fuente: http://www.scielo.org.mx/pdf/rica/v23n3/v23n3a3.pdf.

  • C. La electroforesis. Es el movimiento de partículas cargadas bajo una corriente

eléctrica. (Piet L., Tim G., 2005). A continuación en la figura 1.8 se ve esquematizado este

mecanismo:

Figura 1.7: Fenómeno de electroósmosis. Fuente: http://www.scielo.org.mx/pdf/rica/v23n3/v23n3a3.pdf. C. La electroforesis. Es el movimiento de partículas cargadashttp://www.scielo.org.mx/pdf/rica/v23n3/v23n3a3.pdf . Si el contaminante es de tipo inorgánico, como los metales, éstos se removerán por electromigración, pues al momento de generar el campo eléctrico el compuesto se disocia en iones, por lo que la noción de la carga en este caso es fundamental para saber hacia cuál electrodo se desplazarán. Si la carga de los iones es negativa (aniones), éstos se moverán hacia el ánodo. Y si los iones poseen carga positiva (cationes), se desplazarán hacia el cátodo tal y como se muestra en la figura 1.9. Así puede conocerse hacia cuál lado del electrodo puede recuperarse el metal en forma iónica. La electroforesis se presenta, sobre todo, cuando del suelo se remueven partículas muy finas (arcillas), microorganismos, cuyo tamaño es muy diminuto. Y la manera 23 " id="pdf-obj-42-14" src="pdf-obj-42-14.jpg">

Figura 1.8: mecanismo de electroforesis en el proceso de electrorremediación. Fuente: http://www.scielo.org.mx/pdf/rica/v23n3/v23n3a3.pdf.

Si el contaminante es de tipo inorgánico, como los metales, éstos se removerán por electromigración, pues al momento de generar el campo eléctrico el compuesto se disocia en iones, por lo que la noción de la carga en este caso es fundamental para saber hacia cuál electrodo se desplazarán. Si la carga de los iones es negativa (aniones), éstos se moverán hacia el ánodo. Y si los iones poseen carga positiva (cationes), se desplazarán hacia el cátodo tal y como se muestra en la figura 1.9. Así puede conocerse hacia cuál lado del electrodo puede recuperarse el metal en forma iónica.

La electroforesis se presenta, sobre todo, cuando del suelo se remueven partículas muy finas (arcillas), microorganismos, cuyo tamaño es muy diminuto. Y la manera

de hacerlo es a partir de la teoría de que todos ellos pueden poseer carga, generalmente negativa, rodeados por un exceso de cationes, lo que haría que se desplazaran hacia el cátodo, o simplemente por arrastre mecánico. (Krishna R. R,Claudio C. 2009)

de hacerlo es a partir de la teoría de que todos ellos pueden poseer carga, generalmente

Figura 1.9: Proceso típico de la electrorremediación electrocinética. Fuente: http://garf.ub.es/milenio/img/Navier-Stokes.pdf.

Los metales más comúnmente tratados con esta tecnología son Cd, Cu, Pb, Zn, Co, Cr y As. En general los experimentos pueden tomar de 1 día a 10 días de tratamiento, y se ha encontrado que en general la dirección y extensión de la migración de los contaminantes y su remoción depende de la polaridad del contaminante, el tipo de suelo y de la duración del tratamiento.

  • Calentamiento electroquímico en el tratamiento de suelos.

Al aplicar una diferencia de potencial a través de un suelo, se genera un paso de corriente eléctrica entre los electrodos que actúan como ánodos y cátodos. El paso de corriente es proporcional a las reacciones electroquímicas que ocurren en la superficie de los electrodos (oxidación/reducción del agua y deposición de metales, fundamentalmente). Sin embargo, no toda la potencia eléctrica suministrada al sistema da origen al desarrollo de estas reacciones electroquímicas, siendo una importante fracción disipada en forma de calor.

Este calentamiento es proporcional a la intensidad de corriente que circula externamente al suelo (entre ánodos y cátodos), y a la resistencia del suelo, y puede ser modelado a través de la Ley de Ohm. En una celda electroquímica, como la que resulta al disponer electrodos para tratar un suelo, existen varios tipos de resistencias. Por una parte están las resistencias asociadas a los electrodos, elementos conductores y suministradores de corriente. Por otro lado, está la resistencia iónica ofrecida por el suelo, y que dependerá de su hidratación y de la presencia de especies conductoras en el agua contenida en el mismo.

En el caso del tratamiento de suelos, esta última contribución es la más importante y como consecuencia una fracción significativa del potencial de celda se empleará en vencer dicha resistencia. La cantidad de calor liberada puede ser calculada si se estima la resistencia eléctrica asociada a este proceso, aplicando la definición de potencia eléctrica y la Ley de Ohm.

W = I CELDA * V SUELO = I 2 CELDA * R SUELO

(1.1)

Esta cantidad de calor da lugar a un incremento de la temperatura que de forma

global se podría calcular partir de un balance de energía sencillo, asumiendo una descripción macroscópica del sistema.

I 2 CELDA * R SUELO = m SUELO * C *ΔT

(1.2)

  • 1.4.1.2. PRINCIPIO BÁSICO DE LA ELECTRORREMEDIACIÓN.

El principio en que se basa la electrorremediación es la electrólisis, proceso en que las reacciones rédox sólo tienen lugar si se les suministra energía por medio de una corriente eléctrica aplicada desde el exterior, que significa separación por electricidad.

La electrólisis se realiza en las celdas electrolíticas, que son unos depósitos que contienen el electrolito disuelto y dos electrodos. Los electrolitos disueltos conducen la corriente eléctrica por medio de los iones positivos y negativos, al mismo tiempo que se

produce algún cambio químico en los electrodos. En cada electrodo de una celda electrolítica se produce una de las semirreacciones del proceso

rédox:

  • En el ánodo o electrodo positivo se descargan los aniones. Se produce la oxidación.

  • En el cátodo o electrodo negativo se descargan los cationes. Se produce la reducción.

Un ejemplo importante de este tipo de proceso es la electrólisis del agua. El agua es una sustancia muy estable que se descompone en sus elementos mediante corriente eléctrica.

El mecanismo básico que envuelve la electrorremediación de suelos contaminados con metales es la oxidación en el ánodo y la reducción en el cátodo. La

oxidación de agua en el ánodo resulta en la formación de H + , los cuales migran al cátodo:

2H 2 O → O 2(g) + 4H + + 4e -

[1.1]

Los iones H + se mueven mucho más rápidamente que los iones OH - . Por lo tanto, como los iones OH - creados en el cátodo se mueven hacia el ánodo, y encuentran el frente ácido creado por los iones H + , resultando en la precipitación de óxidos metálicos cerca del cátodo.

4H 2 O + 4e - → 2H 2(g) + 4OH -

[1.2]

La adición de un ácido al suelo neutraliza algunos de los iones OH - formados en el cátodo. La neutralización de los iones OH - podría ayudar en el transporte efectivo de iones metálicos al cátodo minimizando la cantidad del precipitado.

  • Proceso de electrolisis en el tratamiento de suelos.

Un proceso electrolítico es un proceso de conversión de energía eléctrica en energía química, en el que se utiliza una corriente eléctrica para provocar una determinada reacción química. La extensión de estos procesos es directamente proporcional a la intensidad de corriente que circula entre ánodos y cátodos en una celda electroquímica, pudiendo evaluarse la velocidad de oxidación en el ánodo o de reducción en el cátodo.

Otra de las reacciones que puede ocurrir en el cátodo es la electrodeposición de metales sobre la superficie catódica. Así, cuando los metales no son fijados por el frente básico (es decir, cuando se añaden reactivos ácidos que eviten su precipitación o su fijación por intercambio con los componentes del suelo), algunos de ellos pueden ser fijados sobre la superficie catódica.

M n+ + ne - → M

[1.3]

Esta reacción es muy interesante, ya que permite recuperar los iones metálicos contaminantes contenidos en el suelo en su forma más valiosa, es decir como elementos metálicos.

En el ánodo: liberación de especies de suelo. Suelo-Zn + H + → Zn +2 + Suelo-H -

[1.4]

Zn(OH) + H + → Zn + + H 2 O

[1.5]

En el cátodo: fijación de las especies del suelo. Suelo-Zn + H + ← Zn +2 + Suelo-H -

[1.6]

Zn + OH - → Zn(OH)

[1.7]

  • 1.4.1.3. FACTORES QUE INFLUYEN EN EL PROCESO.

Existen varios factores fisicoquímicos que influyen en el transporte de los contaminantes, y por ende en una efectiva remediación del suelo contaminado. (Barrón, M.T. Oropeza-Guzmán, I. González, M. Teutli-Leon, 2009).

  • A. pH. Los cambios de pH promueven reacciones de los metales con otras sustancias que

se encuentran en el suelo de forma natural, este factor regula la movilidad de los contaminantes en el proceso de electrorremediación. (Piet L., Tim G., 2005) La hidrólisis del agua produce una disociación que genera iones hidrógeno (H + ) en el ánodo e iones hidroxilo (OH - ) en el cátodo, liberando oxígeno e hidrógeno respectivamente. La disociación genera un pH ácido cerca del ánodo y alcalino cerca del cátodo. Debido a la mayor movilidad del ión H + sobre el ión OH - , el frente ácido viaja con mayor velocidad y por lo tanto el flujo electroosmótico se dirige preferencialmente hacia el cátodo. (Evaluación de la técnica de electrorremediación de suelos contaminados por metales pesados. Obtenido de

http://dspace.utpl.edu.ec/jspui/bitstream/123456789/1562/3/TESIS.pdf.)

  • B. Contenido de agua. El movimiento del electrolito por electroósmosis es función del

contenido de agua; por lo tanto, el grado de saturación del suelo es un factor indispensable para llevar a cabo el proceso electrocinético. Una distribución irregular de humedad en el suelo contaminado puede observarse durante la electrorremediación, ya que el electrolito se mueve hacia uno de los electrodos, incrementando la humedad en este y disminuyéndola en el electrodo contrario. (Alloway B, 1995).

  • C. Conductividad eléctrica. La conductividad eléctrica es diferente para cada tipo de

suelo, está definida como la capacidad de un medio o espacio físico de permitir el paso de la

corriente eléctrica. Para conocer la conductividad eléctrica de un suelo, es necesario ponerlo en suspensión acuosa y medirla con un conductímetro. (Barrón, M.T. Oropeza-Guzmán, I. González, M. Teutli-Leon, 2009).

  • D. Potencial zeta (ζ). Es la medida que determina la carga de un coloide (volt), en

función de la superficie cargada, la naturaleza y composición del medio en el que está suspendido; las sales iónicas que pueden solubilizarse totalmente en medios acuosos no pueden ser clasificadas como coloides ya que se encuentran en la fase continua y por lo tanto su ζ es muy pequeño. En la mayoría de los suelos el potencial ζ es negativo debido a que la superficie del suelo generalmente tiene carga negativa. Estos cambios afectan la velocidad del flujo electroosmótico, ya que se ha observado que la tasa de flujo decrece cuando el pH del electrolito se acerca a la neutralidad o se incrementa la alcalinidad. (Piet L., Tim G., 2005)

  • E. Naturaleza y química del suelo. La electrorremediación se ha probado exitosamente

en ensayos de laboratorio con suelos de granulometría muy fina (limos y arcillas) y baja permeabilidad. También puede ser aplicada en suelos arenosos. En la cinética de remoción del contaminante influyen las siguientes características del suelo: la capacidad de adsorción, intercambio iónico y de amortiguamiento del pH; en el caso de suelos arcillosos y limosos, estos ofrecen mayor superficie de contacto, por lo que los metales y sustancias iónicas (sulfato, nitrato, amonio) pueden ser adsorbidos con mayor facilidad en sus superficies, lo cual dificulta su remoción. Por otro lado, la mayoría de las arcillas exhiben carga superficial negativa y retienen por atracción iónica la mayoría de los contaminantes metálicos 15 . Un suelo

tratado por electrorremediación puede exhibir cambios en su granulometría, contenido de materia orgánica, cantidad de sales solubles, conductividad eléctrica.

Un suelo electrorremediado generalmente tiende a acidificarse y a disminuir o perder su contenido de sales inorgánicas como nitrato, fosfato y sulfato, por lo que se pudiera reducir o nulificar su fertilidad. Por esta razón, y dependiendo del uso de suelo, se puede recomendar su regeneración ya sea por fertilización o mejoramiento con materia orgánica o composta. (Evaluación de la técnica de electrorremediación de suelos contaminados por

metales pesados. Obtenido

el

28

de

mayo

de

http://dspace.utpl.edu.ec/jspui/bitstream/123456789/1562/3/TESIS.pdf.)

  • F. Naturaleza del contaminante. La especie química de los contaminantes es un factor

que influye fuertemente sobre la eficiencia de la técnica. Los contaminantes pueden existir como sólidos precipitados, solutos disueltos, adsorbidos a partículas del suelo o sorbidas en materia orgánica. (Evaluación de la técnica de electrorremediación de suelos contaminados

por

metales

pesados.

Obtenido

el

28

de

mayo

de

http://dspace.utpl.edu.ec/jspui/bitstream/123456789/1562/3/TESIS.pdf.)

  • G. Electrodos. Con la finalidad de evitar introducir contaminantes al sistema, para la

fabricación de los electrodos generalmente se eligen materiales inertes como titanio con cubierta electro-catalítica de varios óxidos o acero inoxidable; sin embargo, también pueden elegirse materiales reactivos como el hierro o el grafito. (Stojan S. D. 2010).

La estructura de los electrodos debe ser porosa para establecer un buen contacto con los electrolitos y para poder liberar los gases producidos por la electrólisis del agua. El tamaño, forma y arreglo de los electrodos, así como la distancia entre ellos afectan las tasas de remoción de contaminantes. (Yunmin C., Xiaowu T., Liangtong Z. 2009).

  • 1.4.1.4. DESCRIPCIÓN DEL PROCESO.

El principio de la electrorremediación se basa en la aplicación de una corriente directa de baja intensidad a través del suelo contaminado, con el uso de electrodos divididos en extremos anódicos y catódicos. El campo eléctrico moviliza las especies cargadas hacia los

electrodos, de manera que los iones metálicos, el amonio y los compuestos orgánicos cargados positivamente se moverán hacia el cátodo, mientras que los aniones (cloro, cianuro. Fluoruro, nitratos y compuestos orgánicos cargados negativamente) se moverán hacia el ánodo. La corriente eléctrica genera la formación de un frente acido en el ánodo y uno básico en el cátodo a partir de la disociación de algunas moléculas de agua; esta generación de condiciones acidas puede ayudar a la desorción, disolución y transporte de algunos contaminantes metálicos hacia sistemas de recolección ubicados en el cátodo. (Tania V. S., Juan A. V. T., David A. 2001).

Los principales mecanismos de transporte de contaminantes a través del suelo hacia los electrodos son la electromigración y la electroósmosis (Tania V. S., Juan A. V. T., David A.

2001).

La aplicación de un gradiente de potencial, da como resultado el transporte de iones (electromigración), el transporte de agua de solvatación de dichos cationes (electroósmosis) y el arrastre mecánico de los coloides y microorganismos como bacterias (electroforesis). La electromigración es el mecanismo principal de la electrorremediación. La dirección y velocidad de movimiento de una especie iónica depende de su carga (magnitud y polaridad) y de la magnitud de la electroósmosis inducida por la velocidad del flujo. Las especies orgánicas o inorgánicas no cargadas también pueden movilizarse debido al fenómeno electroosmótico causado por el flujo del electrolito.

Esta tecnología es ampliamente recomendable para tratar suelos poco permeables, para como lodos y sedimentos contaminados con metales pesados, aniones y compuestos orgánicos polares en concentraciones de unas cuantas partes por millón (ppm) hasta miles.

  • 1.4.1.5. VENTAJAS Y LIMITACIONES.

La aplicación de procesos electrocinético es más efectiva en suelos arcillosos debido a su carga superficial negativa, la cual puede alterarse por cambios en el pH del fluido, modificando también las características de adsorción del contaminante; la utilización de electrolitos con pH específico puede mejorar el desempeño de la técnica; seguidamente en la tabla 1.4 se da a conocer en forma específica las principales ventajas y limitaciones.

La eficiencia del proceso disminuye en los suelos con humedad menor al 10 %; la máxima eficiencia se logra con valores de humedad de 14 % a 18 %. La presencia de objetivos metálicos o aislantes puede inducir variabilidad en el campo eléctrico y en la conductividad del suelo afectando el proceso. Asimismo, es recomendable la utilización de electrodos inertes (carbón, grafito o platino) para evitar la introducción de residuos reactivos en el suelo tratado; los electrodos metálicos pueden disolverse por efecto de la electrolisis. (Tania V. S., Juan A. V. T., David A. 2001).

 

VENTAJAS

 

LIMITACIONES

 

Es

  • - una

tecnología

disponible

  • - No

es

aplicable

en

todo

tipo

de

comercialmente.

suelos.

 
  • - El contaminante puede separarse con facilidad del suelo, incluso en forma pura.

  • - El suelo tratado pierde ligeramente su fertilidad.

  • - necesario

Es

hidratar

el

suelo

al

  • - Es una alternativa eficiente para la

menos

24

antes

de

iniciar

el

remediación

in

situ

de

sitios

tratamiento.

 

contaminados con metales.

   
 
  • - Valores extremos de pH y reacciones

  • - Se puede aplicar eficientemente en

rédox pueden disminuir su eficiencia

suelos arcillosos (poco permeables)

y formar productos indeseables.

 

Tabla 1.4: Principales ventajas y limitaciones de la electrorremediación. Fuente: Tania Volke Sepúlveda.

  • 1.5. OPERACIÓN DE LA CELDA DE ELECTRORREMEDIACIÓN.

La celda para la electrorremediación es utilizada como un dispositivo que consiste en dos electrodos (conductores electrónicos) cada uno en contacto con una solución electrolítica (conductor iónico). Los electrodos están separados por una interfase permeable. Donde cabe mencionar que para producir una reacción en las soluciones electrolíticas hay que forzar la circulación de una corriente eléctrica externa. Como consecuencia de ello se genera una diferencia de potencial eléctrico que induce los fenómenos electrocinéticos.

Las principales razones que han limitado el desarrollo de esta tecnología es la no disponibilidad de materiales para el electrodo que sean resistentes a la corrosión y

sobretodo, el pobre entendimiento de los fenómenos electrocinéticos asociados con el transporte de contaminantes en el suelo. En consideración a esto, se presenta los criterios y parámetros relacionados con el diseño del dispositivo desarrollado para este estudio.

Los criterios de diseño fueron tomados en base a la revisión de los dispositivos utilizados en electrorremediación de suelos contaminados con metales pesados, tomando las principales características y proponiendo otras. Siendo el objetivo principal el facilitar y adaptar el proceso de rutina al fenómeno de estudio, así como el de obtener y controlar, la mayor cantidad de variables presentes durante el tratamiento electroquímico de suelos.

  • A. Criterios de funcionalidad.

    • La simplicidad, determina que un diseño debe ser simple y cumplir con los

requerimientos mínimos necesarios que demanda el proceso en estudio.

  • El diseño de la celda facilite el proceso de operación, incluyendo ensamble y manejo

del dispositivo, inserción de muestras, extracción de productos (sólidos, líquidos y gases), mantenimiento del dispositivo, inspección, limpieza y reemplazo de electrodos.

  • El diseño en su conjunto debe contemplar elementos que permitan controlar el mayor

número de variables del sistema en estudio mediante su monitoreo.

Control

visual

de

los

cambios

que

puedan

presentarse

durante el proceso de

electrorremediación.

  • B. Criterio para la selección de materiales de la celda.

Existen diversos factores que se consideran para la selección de los materiales de construcción de la celda, dentro de los más importantes destacan:

  • Durabilidad.

  • Resistencia mecánica.

  • Resistencia química.

  • No interferencia y/o reacción química con los componentes en estudio y los fenómenos

relacionados con el proceso electrocinético. En general, los materiales empleados para la construcción de celdas de electrorremediación

han preferido el vidrio, el acrílico, y policarbonato.

  • C. Criterios para seleccionar la geometría de la celda.

Uno de los criterios a considerar en este estudio es el relacionado con la geometría empleada

para el diseño de la celda, en este sentido la geometría debe de cumplir con los siguientes criterios:

  • Geometría de celda que se ajuste a la geometría de los capilares formados en los poros

del suelo.

  • Geometría que permita mantener completamente saturada la muestra evitando la

generación de una tercera interfase suelo-aire.

  • Geometría que estimule aspectos hidrodinámicos y eviten efectos de borde así como la

acumulación de contaminantes.

  • D. Criterio para la selección de materiales de electrodo.

Uno de los criterios más importantes y que tienen gran trascendencia en el estudio de los fenómenos electrocinéticos es sin lugar a dudas, la selección delos materiales de electrodo. Dentro de los factores que deben tomarse en consideración destacan:

  • Propiedades de conducción eléctrica del material (Electrocatalizador de las reacciones

de electrólisis).

  • Disponibilidad del material.

  • Facilidad de fabricación de la forma requerida para el proceso.

  • Resistencia mecánica.

  • Resistencia química (corrosión).

Dentro de los materiales más adecuados y comúnmente utilizados por los investigadores se han propuesto el grafito, acero inoxidable, platino, oro y plata; mientras que en aplicaciones de campo o estudios a nivel planta piloto, es más apropiado el uso de materiales más baratos, pero confiables como el acero inoxidable, el titanio y el titanio con recubrimientos electrocatalíticos de mezcla de óxidos.

La

importancia

en

la

elección

de los materiales de electrodo, radica

principalmente en que afecta directamente la velocidad de la reacción de electrodo, pero la limitación en la práctica es por consideraciones de costos, su facilidad de manufactura y

tamaño. Para este trabajo se utilizó electrodos de acero inoxidable (ánodo) y grafito (cátodo). (ver fotografías C.1 y C.2 del anexo C).

  • 1.6. EL SISTEMA ELECTROQUÍMICO.

    • 1.6.1. LA FUENTE DE PODER.

Su principal componente es un rectificador, que es capaz de transformar la corriente alterna en continua, también tiene un regulador de tensión el cual determina la corriente dado al sistema. Se alimenta un tensión determinado que determina la migración de especies catiónicas para que se produzca la electrólisis del agua.

  • 1.6.2. LA CELDA.

La forma y dimensiones de la celda de electrorremediación pueden variar desde ser un recipiente común capaz de contener al electrolito y a los electrodos, hasta tener formas llamativas y complejas, todo dependiendo de los requerimientos del experimento electroquímico. El diseño físico de la celda y para la selección de sus materiales de construcción se debe tomar en cuenta la naturaleza de la sustancia electroactiva y el electrolito.

  • 1.6.3. LOS ELECTRODOS.

El ánodo es definido como el electrodo en el cual los electrones salen de la celda y ocurre la oxidación, y el cátodo es definido como el electrodo en el cual los electrones entran a la celda y ocurre la reducción. Cada electrodo puede convertirse en ánodo o cátodo dependiendo del voltaje que se aplique a la celda.

Se suelen utilizar electrodos de metales nobles (platino, plata y oro) y de grafito. Estos materiales son inertes y garantizan que, por su disolución, no se generen en el medio de reacción iones que puedan influir en los resultados obtenidos. A nivel de aplicación real, el uso de electrodos basados en metales nobles es inviable y se utilizan otros tipos de materiales de coste inferior como el acero, materiales poliméricos o el titanio, además del grafito.

  • Distancia entre electrodos. Se informan experimentos con espacio entre electrodos que

van desde unos pocos centímetros hasta 10 m. Cabe mencionar que la distancia entre electrodos es, función del tiempo de proceso. Es decir el gradiente de potencial eléctrico será mayor conforme la distancia entre electrodos aumente.

1.6.4. ELECTROLITOS.

Los pozos del electrolito en los que se ubican los electrodos pueden considerarse reactores electroquímicos, donde el paso de una corriente eléctrica puede desencadenar reacciones de oxidación/reducción de las especies presentes en el medio electrolítico, tales como la electrolisis del agua.

Para este caso, se utilizó soluciones de ácido acético para reforzar la solubilización y transporte de contaminantes metálico. El acético, puede utilizarse para neutralizar los hidroxilos generados por la reducción electrolítica del agua. La ventaja del ácido acético es que permite despolarizar los iones hidroxilo generados por el proceso de reducción catódica. La concentración de iones generados por la disociación del agua es bajo debido a su alto valor de pKa del ácido acético, los iones acetato previenen la formación de otras sales insolubles en la vecindad del cátodo, esto previene el desarrollo de una zona de baja conductividad eléctrica, y la disipación excesiva de energía en el suelo cerca a esta región y la conductividad eléctrica del suelo no se afecta grandemente, también es ambientalmente seguro y biodegradable.

  • 1.7. ENERGIA FOTOVOLTAICOS.

La energía fotovoltaica es la energía eléctrica obtenida a través de los fotones procedentes de la luz solar mediante células fotovoltaicas. Este tipo de energía es cada día más importante debido a la mayor necesidad de energías limpias que permitan un desarrollo sostenible.

El desarrollo de la energía fotovoltaica requiere conseguir, con unos costes razonables, que los elementos de la instalación alcancen unos rendimientos energéticos elevados y así que la instalación funcione de la mejor forma posible.

En el caso de la energía solar, ésta aprovecha directamente la energía que recibimos del Sol (inicialmente más de 1,350 W/m 2 ), dando lugar a dos modalidades: la energía solar térmica y la energía solar fotovoltaica. La fotovoltaica utiliza la radiación solar para generar electricidad aprovechando las propiedades físicas de ciertos materiales semiconductores. La energía térmica utiliza directamente la energía que recibimos del Sol para calentar un fluido.

La realización de este importante paso, está demostrando que, en muchos casos,

los

sistemas

de

utilización

de

las

energías

renovables

resultan

viables

técnicamente,

razonables económicamente e inevitables desde el punto de vista medioambiental. Este tipo de

energía es cada día más importante debido a la mayor necesidad de energías limpias que permitan un desarrollo sostenible. (Caracterización de módulos fotovoltaicos con dispositivo

Portátil.

Obtenido

de

http://earchivo.uc3m.es/bitstream/handle/10016/6037/PFC_Julio_Fernandez_Ferichola.pdf;jse

ssionid=724DCE25F0CEAC9EEE9C232A1B9FB671?sequence=1)

1.7.1. ELEMENTOS DE UN SISTEMA FOTOVOLTAICO. Un sistema fotovoltaico consta principalmente de los siguientes elementos:

  • A. GENERADOR SOLAR.

La figura 1.10 muestra un generador solar compuesto por 72 celdas de silicio

monocristalino dopados con boro y fosforo (paneles fotovoltaicos) que

captan

la radiación

luminosa procedente del Sol y la transforman en corriente continua a baja tensión.

(Enrique

  • B. L.2013)

Figura 1.10: Generador solar. B. ACUMULADOR. Los acumuladores o baterías tienen una doble función, deben proveer

Figura 1.10: Generador solar.

  • B. ACUMULADOR.

Los acumuladores o baterías tienen una doble función, deben proveer de potencia a la carga cuando no haya luz solar disponible, y amortiguar las variaciones de energía; la función de los paneles solares es recargar diariamente estos acumuladores. Seguidamente la figura 1.11 muestra una batería de gel con un electrolito en fibra de vidrio absorbente, que reduce el efecto de contaminación ambiental, teniendo una vida útil de 15 a 20 años; éstas no emiten gases contaminantes. (Enrique B. L.2013)

Figura 1.10: Generador solar. B. ACUMULADOR. Los acumuladores o baterías tienen una doble función, deben proveer

Figura 1.11: Acumuladores solares POWERSAFE

  • C. REGULADOR DE CARGA.

Su misión es evitar sobrecargas o descargas excesivas al acumulador, que le produciría daños irreversibles, y asegurar que el sistema trabaje siempre en el punto de máxima eficiencia, el sistema usado para este trabajo se observa en la figura 1.12. Para proteger a las baterías, el regulador cierra en forma automática el flujo de corriente eléctrica desde y hacia las baterías, o bien emitiendo una señal visible o sonora. (Enrique B. L.2013)

Conforme las baterías van alcanzando su nivel de carga máxima, el regulador desconecta gradualmente el flujo de corriente desde los paneles hacia las baterías. El

subsistema de regulación está constituido por un regulador, que instalado entre los paneles solares y la batería, tiene como misión fundamental impedir que la batería continúe recibiendo energía del panel solar una vez que ha alcanzado su carga máxima. (Enrique B.

L.2013)

subsistema de regulación está constituido por un regulador, que instalado entre los paneles solares y la

Figura 1.12: Regulador de carga.

  • D. INVERSOR.

Los inversores transforman la corriente continua en corriente alterna. La conversión de corriente continua en alterna puede realizarse de diversas formas. La mejor manera depende de cuánto ha de parecerse a la onda sinusoidal ideal para realizar un funcionamiento adecuado de la carga de corriente alterna (Enrique B. L.2013). A continuación en la figura 1.13 se observa un inversor de onda senoidal.

subsistema de regulación está constituido por un regulador, que instalado entre los paneles solares y la

Figura 1.13: Inversor de corriente de onda senoidal (4000W).

  • 1.7.2. INSTALACIÓN DEL SISTEMA FOTOVOLTAICO.

    • A. LOS PANELES FOTOVOLTAICOS.

Los

paneles

fotovoltaicos

se

instalan

en

serie

respecto

al

regulador,

siendo la tensión promedio que emite cada panel fotovoltaico 21,5 V; generándose así una tensión continua de 43 V en todo el arreglo fotovoltaico tal y como se muestra en la figura

1.14. Luego la tensión generada es enviada por el regulador a los acumuladores (baterías de gel) (Enrique B. L.2013) .

1.14. Luego la tensión generada es enviada por el regulador a los acumuladores (baterías de gel)

Figura 1.14: Tensión de 43 V obtenida por el panel y enviado al regulador.

  • B. LOS ACUMULADORES.

Para la obtención de una tensión de 24 V; que va a alimentar a la línea de carga (consumo de energía) de corriente continua, las baterías se conectó en serie como puede observar en la figura 1.15. (Enrique B. L.2013)

1.14. Luego la tensión generada es enviada por el regulador a los acumuladores (baterías de gel)

Figura 1.15: Tensión obtenida por el panel y enviado al rectificador.

La tensión total que distribuye las baterías es de 24 V. Esta tensión ingresa al inversor, para obtener un voltaje alterno de 220 V. (Enrique B. L.2013)

1.7.3. FUNCIONAMIENTO FOTOVOLTAICO.

Cada célula fotovoltaica (dispositivo semiconductor) es capaz de generar una corriente de 2

- 4 A, a una tensión de 0,46 V a 0,58 V, utilizando como fuente la radiación luminosa. Parte

de la radiación incidente se pierde por

reflexión (rebota); y la otra parte, debido a la

transmisión, atraviesa la célula. Esta energía es recogida y conducida hasta un controlador o regulador de carga, el cual tiene la función de enviar toda o parte de esta energía hacia el

banco de baterías que es el lugar donde es almacenada, y donde se tiene el cuidado de no excederse en los límites de sobrecarga. La energía almacenada es utilizada para abastecer las cargas durante la noche o en días de baja insolación, o cuando el arreglo fotovoltaico es incapaz de satisfacerla demanda por sí solo. Si las cargas a alimentar son de corriente directa o continua, esto puede hacerse directamente desde el arreglo fotovoltaico o desde la batería; en cambio, si las cargas son de corriente alterna, la energía proveniente del arreglo y de las baterías, limitada por el regulador, es enviada a un inversor de corriente, el cual la convierte a corriente alterna. (Enrique B. L.2013)

  • Composición y eficiencia de los Paneles Fotovoltaicos.

Los paneles fotovoltaicos están compuestos por células fotovoltaicas de silicio monocristalino, policristalino o amorfas la descripción de estos tipos de células se muestra en la tabla 1.5. La diferencia entre ellas radica en el procedimiento de fabricación. La eficiencia de un panel es mayor cuanto mayor son los cristales; pero también, su peso, grosor y costo. La producción de electricidad varía linealmente a la luz que incide sobre el panel; un día enteramente nublado equivale aproximadamente a un 10 % de la intensidad total del sol, y el rendimiento del panel disminuye en proporción a este valor. El rendimiento de un panel fotovoltaico depende de la intensidad de la radiación luminosa y de la temperatura de las células solares. (Enrique B. L.2013)

Rendimiento

Rendimient

Características

Fabricación

 

laboratorio

o directo

Monocristalino

24 %

15 % - 18 %

Es típico los azules

Se

obtiene

de

homogéneos y la silicio puro
   

homogéneos

y

la

silicio

puro

conexión

de

las

fundido

y

se

células individuales

dopa

con

 

entre.

fosforo y boro.

Policristalino

19 % - 20 %

12 % - 14 %

La superficie está

Igual que

el

del

estructurada en monocristalino,

estructurada

en

monocristalino,

cristales y contiene

pero

se

distintos tonos de

disminuye

el

azules.

número de fases

 

de cristalización

Amorfo

10 %

˂ 10 %

Tiene

un

color

Tiene la ventaja

homogéneo

de depositarse

(marrón), pero en forma de

(marrón),

pero

en forma de

existe

conexión

láminas

visible en células.

delgadas y sobre

 

sustrato

de

vidrio o plástico.

Tabla 1.5: Eficiencia de cada tipo de panel fotovoltaico según los tipos de células. Fuente: Elaboración propia.

  • 1.7.4. ORIENTACIÓN DE LOS PANELES FOTOVOLTAICOS.

La intensidad de corriente que genera un panel aumenta con la radiación, y la tensión permanece aproximadamente constante. En este sentido, tiene mucha importancia la colocación de los paneles, su orientación e inclinación respecto a la horizontal, porque los valores de la radiación varían a lo largo del día en función de la inclinación del sol respecto al horizonte. (Enrique B. L.2013) La luz del sol que cae sobre la superficie de captación sin dispersarse ni ser absorbida es, por supuesto, radiación directa. Debido a los baños de sol y al trabajo al aire libre, la radiación directa es la más intensa. Un panel solar genera electricidad, incluso, en ausencia de luz solar directa. Sin embargo, las condiciones óptimas de operación implican: la presencia de luz solar plena y un panel orientado lo mejor posible hacia el Sol, con el fin de aprovechar al máximo la luz solar directa. (Enrique B. L.2013)

Ángulo de inclinación e incidencia.

El ángulo de inclinación

(α) es el formado entre la superficie colectora

y la horizontal

del lugar. Para un valor dado del ángulo de inclinación, dependiendo de la posición del sol

sobre el horizonte, existirá un valor para el ángulo de incidencia (β) que forma la

perpendicular a la superficie de colección con los rayos incidentes. Es preferible dar al ángulo de inclinación (α) un valor igual al de la latitud del lugar más 10 ó 15 grados. (Enrique B.

L.2013)

perpendicular a la superficie de colección con los rayos incidentes. Es preferible dar al ángulo de

Figura 1.16: El ángulo de inclinación y el ángulo de incidencia respecto al panel fotovoltaico. Fuente: Elaboración propia.

  • 1.7.5. INSTALADO DEL SISTEMA FOTOVOLTAICO.

La fuente de energía solar llega a los paneles fotovoltaicos con una irradiación de 1000 W/m 2 , en la figura 1.17 se puede observar la secuencia de instalado. Los paneles fotovoltaicos transforman mediante el efecto fotovoltaico la energía solar en energía eléctrica, generando en cada panel una tensión promedio de 21 V de voltaje continúo; siendo el voltaje total de los dos paneles 42 V. Emitido los paneles solares la tensión continua de 21 V, este ingresa a los regulador de tensión; los cuales van a regular una tensión constante de 12 V; lo que es derivado a los acumuladores que están conectados en serie para obtener una tensión continua de 24 V. Esta tensión continua ya que es derivada a la carga de consumo de voltaje continuo, con una capacidad promedio de 24 V, lo que es utilizado directamente por una celda electroquímica en donde se realizaran los procesos electroquímicos ambientales. La obtención de una tensión alterna de 220 V, es tomada de la fuente de energía del acumulador, lo que emite 24 V de tensión continua; este pasara por el equipo del rectificador lo que eleva la tensión y rectifica la onda a una tensión de 220 V alterno. (Enrique B. L.2013)

Figura 1.17: Instalación fotovoltaica Fuente: Elaboración propia. CAPITULO II PARTE EXPERIMENTAL 2.1. DISEÑO EXPERIMENTAL. El diseño

Figura 1.17: Instalación fotovoltaica Fuente: Elaboración propia.

CAPITULO II PARTE EXPERIMENTAL

  • 2.1. DISEÑO EXPERIMENTAL. El diseño experimental es una estructura de investigación donde al menos se manipula una variable y las unidades son asignadas aleatoriamente a los distintos niveles o categorías de la variable o variables manipuladas. Un experimento consiste en hacer un cambio en el valor de una variable (variable independiente) y observar su efecto en otra variable (variable dependiente). Esto se lleva a cabo en condiciones rigurosamente controladas, con el fin de describir de qué modo o por qué causa se produce una situación o acontecimiento particular.

  • 2.2. DISEÑO FACTORIAL. El diseño factorial son aquellos experimentos en los

que se estudia simultáneamente

dos o más factores, y donde los tratamientos se forman por la combinación de los

diferentes niveles de cada uno de los factores. El número total de experimentos a llevarse a cabo viene definido por la relación:

Donde:

N° pruebas = m n

m: representa los niveles. n: representa a las variables independientes.

  • 2.2.1. IDENTIFICACIÓN DE VARIABLES Y CONSTANTES. Las variables consideradas y evaluadas durante el proceso de electrorremediación de suelos en una celda electrolítica fueron:

Variables independientes

Variable Dependiente

CONCENTRACION CONCENTRACION DEL DEL ELECTROLITO ELECTROLITO ACIDO ACIDO ACETICO ACETICO REMOCION REMOCION DE DE Cd, Cd,
CONCENTRACION CONCENTRACION DEL DEL
ELECTROLITO ELECTROLITO ACIDO ACIDO
ACETICO ACETICO
REMOCION REMOCION DE DE Cd, Cd, Zn Zn
y y As. As.
Otras constantes involucradas en el proceso de electrorremediación para la remoción
PERIODO DE
PERIODO DE
EXPERIMENTACION EXPERIMENTACION
de los contaminantes (metales pesados) que se mantuvieron constantes, fueron:
  • Distancia entre electrodos: 10 cm.

  • Área total de contacto de los electrodos: 14.13 cm 2 .

  • Volumen de muestra inicial: 250 g.

  • Volumen de electrolitos tanto anódico y catódico: 4 l.

  • Flujo del electrolito: 15.25 ml/min.

  • 2.2.2. SELECCIÓN DE FACTORES.

A continuación la tabla 2.1 muestra los factores considerados y evaluados durante el proceso de electrorremediación para la remoción de Cd, Zn y As de suelos contaminantes:

 

FACTORES

DOMINIO EXPERIMENTAL

 

Nivel bajo (-)

Nivel alto (+)

X 1

Concentración del electrolito

10

-2

ácido acético. (M)

8x10 -3

X 2

Periodo de experimentación.

(h)

16

36

Tabla 2.1: Niveles de las variables independientes.

Las concentraciones 8 x 10

-3

y

10

-2

del electrolito fueron determinados de manera

experimental; para conseguir estos valores nos basamos en trabajos ya realizados

(valores fueron tomados de manera semejante al documento titulado:
(valores
fueron
tomados
de
manera
semejante
al
documento
titulado:

Electrorremediación de suelos

arenosos contaminados por Pb, Cd y As provenientes de

residuos mineros, utilizando agua y ácido acético como electrolitos), la concentración inicial con la que se empezó fue a 10 -3 M los resultados de remoción fueron demasiado bajos esto debido a que la reacción que se produce en los electrolitos es rápida esto provoca que el pH aumente y no deja que migre al cátodo como debería de ser, también se probó con una concentración de 0,3 M para este caso también la remoción de contaminantes fue bajo y la reacción que se produce lenta y se necesitaría más tiempo para llegar a resultados favorables. De la misma manera se fueron experimentando con valores entre los ya mencionados, llegando finalmente a los

valores de 8 x 10 -3 y 10 -2 para tiempos de 16 h. Similarmente se
valores de 8 x 10 -3 y 10 -2 para tiempos de 16 h. Similarmente se trabajó con el tiempo
ya que se notaron remociones considerables a tiempos de 16 h propusimos trabajar a
36 h.
  • 2.2.3. TRATAMIENTO DE DATOS. Con dos factores fijados a dos niveles (+ y -), se decide utilizar un diseño factorial completo, donde:

    • Niveles: máximo (+) y mínimo (-).

    • Variables independientes: concentración del electrolito CH 3 COOH (X1) y tiempo

de residencia (X2).

Número de pruebas = 2 2 = 4 Se recolecto 1 muestra representativa, haciendo un total de 8 pruebas.

 

MATRIZ DE EXPERIMENTOS

 

FACTORES

REPETICIONES

X 1

X

2

R 1

R 2

(M)

(h)

10 -2

  • 1 *

36

*

10 -2

  • 2 *

16

*

  • 3 8x10 -3

36

*

*

4

8x10 -3

16

*

*

Tabla 2.2: Matriz de Diseño. Fuente: elaboración propia.

  • 2.3. EQUIPOS UTILIZADOS. La investigación se realizó utilizando los siguientes equipos de laboratorio.

    • Rectificador de Corriente La marca del rectificador de corriente utilizado es el que se muestra en la figura 2.1. Este equipo convierte la corriente alterna en corriente continua. Regulador de corriente:

Marca: UNI-T, DC POWER SUPPLY Modelo: UTP3705;

Rango de tensión eléctrica: 0 – 32 V Rango de corriente eléctrica: 0 – 5 A

4 8x10 16 * * Tabla 2.2: Matriz de Diseño. Fuente: elaboración propia. 2.3. EQUIPOS UTILIZADOS.

Fotografía 2.1: Rectificador de Corriente Fuente: Elaboración propia

  • Celda Electrolítica. La celda para el proceso de electrorremediación tiene una capacidad para tratar 250

g de suelo contaminado con metales pesados. La celda de electrorremediación tiene una distribución volumétrica que contempla tres regiones como se muestra en la figura 2.2.

Fotografía 2.2: Dimensiones de la celda para electrorremediación. Fuente: Elaboración propia Celda de electrorremediación: Es una

Fotografía 2.2: Dimensiones de la celda para electrorremediación. Fuente: Elaboración propia

Celda de electrorremediación: Es una celda cilíndrica de acrílico siendo las dimensiones del cilindro 21 cm de largo por 5,5 cm de diámetro interno dividido en 3 partes (Para la solución anódica, suelo y para la solución catódica):

ESPECIFICACIONES DE LOS COMPARTIMIENTOS: ANODICA Y CATODICA (2)

ESPECIFICACION COMPARTIMIENTO PARA SUELO (1)

En las fotografías

2.4

y

2.5

se

En la fotografía 2.3 se muestra el

muestran dichos compartimientos y cuyas especificaciones son:

compartimiento la cual cuenta con las siguientes especificaciones:

5.5 cm de largo.

10 cm de largo.

 

5,5 cm de diámetro interno.

5,5 cm de diámetro interno.

 

1 perforación en la parte superior de

3

perforaciones

en

la

parte

0,5 cm de diámetro y 1,5 cm de alto con tapa. 2 perforaciones en la parte lateral de 1,2 cm de diámetro a los cuales están acoplados a mangueras para la entrada y salida del electrolito. 1 perforación en la parte lateral de un diámetro de 0,3 cm para la colocación del electrodo.

superior a lo largo de la celda para el monitoreo del pH de 0,5 cm de diámetro y 1,5 cm de alto con sus respectivas tapas.

Tabla

2.3:

Especificaciones

de

los

compartimientos

de

la

celda

de

electrorremediación. Fuente: Elaboración propia.

Tabla 2.3: Especificaciones de los compartimientos de la celda de electrorremediación. Fuente: Elaboración propia. Fotografía 2.3:

Fotografía 2.3: Compartimientos de la celda de electrorremediación (pozo para muestra de suelo). Fuente: Elaboración propia.

Fotografía 2.4: Compartimientos de la celda de electrorremediación (pozo catódico). Fuente: Elaboración propia. Fotografía 2.5: Compartimientos

Fotografía 2.4: Compartimientos de la celda de electrorremediación (pozo catódico). Fuente: Elaboración propia.

Fotografía 2.4: Compartimientos de la celda de electrorremediación (pozo catódico). Fuente: Elaboración propia. Fotografía 2.5: Compartimientos

Fotografía 2.5: Compartimientos de la celda de electrorremediación (pozo anódico). Fuente: Elaboración propia.

Los electrodos utilizados fueron: 1 placa de acero inoxidable tipo AISI 304

(ánodo) en forma circular de 14,13 cm 2 de área adherido un mango del mismo material de 0,3 cm de diámetro y 11 cm de largo; 1 de grafito (cátodo) en forma cilíndrica de 14,13 cm 2 de área adherido un mango del mismo material de 0,3

cm de diámetro y 11cm de largo para la conexión con los cocodrilos.

(Ver
(Ver
Anexo B) .
Anexo B) .
  • Sistema de generación de energía.

El sistema para la generación de energía que se ha utilizado es el que se muestra en la esquema 2.1. El sistema consta de dos paneles fotovoltaicos los cuales cada panel genera una tensión promedio de 21 V. Los voltajes emitidos por los paneles ingresan a los reguladores de voltaje que mantienen una tensión constante de 12 V. Esta tensión es derivada a los acumuladores que están conectados en serie y paralelo para obtener una tensión continua de 24 V. Finalmente esta tensión continua es utilizada para el proceso de electrorremediación de suelos contaminados.

El sistema para la generación de energía que se ha utilizado es el que se muestra

PANALES FOTOVOLTAICOS

 
REGULADORES BATERIAS INVERSOR TENSION ALTERNA (220 V)

REGULADORES

 
 
REGULADORES BATERIAS INVERSOR TENSION ALTERNA (220 V)
BATERIAS
BATERIAS
REGULADORES BATERIAS INVERSOR TENSION ALTERNA (220 V)
REGULADORES BATERIAS INVERSOR TENSION ALTERNA (220 V)

INVERSOR

INVERSOR
 
 
REGULADORES BATERIAS INVERSOR TENSION ALTERNA (220 V)

TENSION ALTERNA

 

(220 V)

 
REGULADORES BATERIAS INVERSOR TENSION ALTERNA (220 V)
El sistema para la generación de energía que se ha utilizado es el que se muestra

Esquema 2.1: Sistema de generación de energía. Fuente: Elaboración propia

  • Balanza Analítica Digital. Para el trabajo experimental se utilizó la balanza que se muestra a continuación en la fotografía 2.7 la cual se encuentra ubicada en el laboratorio de química orgánica, cuyas características son:

Marca

: AE ADAM.

Modelo

: AAA 250L.

Capacidad

: 250 por. 0.1mg.

Sensibilidad

: 0.001

Fotografía 2.7: Balanza Analítica digital. Fuente: Elaboración propia  Multitester. También llamado multímetro; es un instrumento

Fotografía 2.7: Balanza Analítica digital. Fuente: Elaboración propia

  • Multitester. También llamado multímetro; es un instrumento eléctrico portátil para medir directamente magnitudes eléctricas activas (corrientes) o pasivas (resistencias y capacidades) y se muestra a continuación en la fotografía 2.8. Las medidas pueden realizarse para corriente continua o corriente. Marca: Prasec – Premium (con sensor de temperatura). Modelo: PR – 85 Especificaciones técnicas: voltaje de entrada AC o DC.

Fotografía 2.7: Balanza Analítica digital. Fuente: Elaboración propia  Multitester. También llamado multímetro; es un instrumento

Fotografía 2.8: Multitester digital para medir tensión y corriente Fuente: Elaboración propia

  • pHmetro: Para el trabajo experimental se utilizó este instrumento mostrada en la fotografía 2.9 con las siguientes características:

Marca: HANNA.

Modelo

: HI 991301

Especificaciones técnicas: pH/EC/TDS. Temperatura.

 pHmetro: Para el trabajo experimental se utilizó este instrumento mostrada en la fotografía 2.9 con

Fotografía 2.9: pHmetro. Fuente: Elaboración propia

2.4.

MATERIALES UTILIZADOS.

  • - 03 vaso de precipitación de 250 ml.

  • - 01 pipeta de 5 ml.

  • - 01 pro-pipeta.

  • - 01 piceta.

  • - 01 luna de reloj.

  • - 01 fiola de 1000ml.

  • - pHmetro.

  • - 01 espátula.

  • - 02 balde.

  • - 08 guantes.

  • - 02 pliegos de papel filtro.

  • - 01 malla de 2 mm.

  • - 01 pico.

  • - 01 combo de madera.

  • - 20 bolsas de polietileno con cierra hermético (Ziploc)

2.5.

REACTIVO UTILIZADO. - Ácido acético (CH 3 COOH): 10 -2 y 8 x 10 -3 Molar.

  • 2.6. METODOLOGIA EXPERIMENTAL.

    • 2.6.1. PROCEDIMIENTO PARA EL MUESTREO DE SUELOS.

Hay varios métodos de muestreo de suelos dependiendo la topología y recursos

disponibles. Sin embargo el más utilizado es el Zigzag.

  • - Se visitó el terreno a muestrear (Estación del Mantaro – UNCP, Jauja) y se eligió el lote a muestrear.

  • - Se removió las plantas y las hojarascas (1 – 3 cm) de un área de 40 cm x 40 cm entre 200 g a 300 g, se limpió las herramientas después de tomar cada sub muestra.

- Con

un

pico

se hizo

hoyo en forma

de

“V” desde

0

cm

a la profundidad

adecuada que es de 10 cm a 15 cm y se extrajo una porción de suelo con un aproximado de 0,5 kg de cada punto de muestreo. En total se tomaron 12 submuestras.

  • - Las sub muestras se mezclaron y se secaron a una temperatura de 16 °C durante 1 hora, con un combo se disminuyeron de tamaño las partículas de suelo, para posteriormente tamizar con una malla de 2 mm.

  • - La muestra tamizada se cuarteo en forma de una cruz, eliminando dos porciones de cada extremo; se mezcló nuevamente y se eliminó dos porciones de los extremos llegando hasta 2 kg (1 kg para caracterización de suelos y 1 kg para ICP de masas) que representa al terreno muestreado (muestra representativa).

  • - Finalmente las muestras se colocaron en bolsas herméticas aproximadamente 1 kg para cada análisis y se etiquetaron. Se guardaron aproximadamente 3 kg de suelo para la electrorremediación.

  • 2.6.2. PROCEDIMIENTO PARA LA INSTALACION DE LOS EQUIPOS.

    • - Una vez instalado el sistema de paneles fotovoltaicos (Figura 2.6.) se procedió a encender el inversor la cual convierte la corriente alterna a corriente continua, almacenada en los acumuladores.

    • - Se prepararon soluciones para los electrolitos (CH 3 COOH) a diferentes concentraciones 10 -2 y 8 x 10 -3 Molar para cada proceso.

  • - Para realizar las corridas experimentales de electrorremediación de suelos contaminados por metales pesados, se procedió a empacar el equipo para la electrorremediación con aproximadamente 250 g de suelo, humectado anteriormente durante 24 horas, la relación suelo/agua se elige empíricamente de tal manera que las pastas tengan una consistencia semi-sólida adecuada para el empaquetamiento (dependiendo del tipo de suelo). La humectación se hizo con el electrolito a usarse (ver anexos B).

  • - Se armó el equipo para la electrorremediación (ver anexo B), la muestra de suelo es separada de los electrolitos por papel filtro, los electrodos usados fueron el acero inoxidable como ánodo y grafito como cátodo (determinados experimentalmente).

  • - Una vez empacado con la muestra de suelo (250 g) se procede a la descarga de los electrolitos tanto para el pozo anódico como catódico.

  • - Los cocodrilos se conectaron a los electrodos tanto ánodo como cátodo al rectificador de corriente ya instalado.

  • 2.6.3. PROCEDIMIENTO PARA LA ELECTRORREMEDIACION.

    • - Se encendió el rectificador de corriente con un potencial constante de 32 V, los experimentos se llevaron a cabo durante 16 h y 36 h.

    • - Una vez terminado el experimento se procedió al apagado del equipo.

    • - Los electrolitos fueron sacados y se desarmó el equipo, se limpiaron y lavaron los electrodos para el próximo experimento.

    • - El suelo tratado fue sacado en bandejas para ser secado a temperatura ambiente (aproximadamente 16°C), se molió (tener partículas homogéneas) y se mandó analizar químicamente por ICP – MS para determinar la concentración finales de los metales de cadmio, zinc y arsénico.

    • - Se repitió el proceso para cada combinación faltante.

CAPITULO III RESULTADOS Y DISCUSIÓN DE RESULTADOS.

3.1.

RESULTADOS.

  • 3.1.1. CARACTERIZACION INICIAL FISICO-QUIMICA DE LAS MUESTRAS DE SUELO. La tabla 3.1 muestran los resultados de la caracterización física (ver reporte F.1 en el anexo F) de la muestra de suelo que fueron tomadas de La Estación de El Mantaro (UNCP - Jauja) ingresadas al equipo de electrorremediación para su posterior tratamiento, los parámetros se tomó de una muestra que estuvo almacenada en bolsas herméticas después de 3 días de su muestreo.

 

PARAMETROS

RESULTADOS

pH

(1:1)

7,20

C.E. (1:1)

 

0,55

dS/m

CaCO 3 %

 

0,00

P (ppm)

 

12,2

K (ppm)

 

68

Análisis

Arena %

36

mecánico.

Limo %

41

Arcilla %

23

Clase textual

 

Fr.

CIC

10,88

Tabla 3.1: Caracterización física inicial de la muestra de suelo; resultados emitidos por el Laboratorio de suelos, Agua y plantas de la UNAM.

Fuente: Elaboración propia.

La tabla 3.2 muestran los resultados de los análisis de los contaminantes presentes

(ver reporte F.10 en el anexo F

esto falta poner en el anexo) en la muestra de suelo

por el método de ICP-MS. Los parámetros se tomaron de una muestra que estuvo

almacenada en bolsas herméticas.

ENSAYOS

RESULTADOS

zinc (mg/kg) (LC: 0,050 mg/kg)

379,5

arsénico (mg/kg) (LC: 0,050 mg/kg)

29,73