Anda di halaman 1dari 10
UNIVERSIDAD ALZATE DE OZUMBA POR UNA EXCELENCIA ACADÉMICA INC. U.N.A.M. CLAVE (8898-25) LICENCIATURA EN PSICOLOGÍA CUARTO

UNIVERSIDAD ALZATE DE OZUMBA POR UNA EXCELENCIA ACADÉMICA INC. U.N.A.M. CLAVE (8898-25) LICENCIATURA EN PSICOLOGÍA CUARTO SEMESTRE

UNIVERSIDAD ALZATE DE OZUMBA POR UNA EXCELENCIA ACADÉMICA INC. U.N.A.M. CLAVE (8898-25) LICENCIATURA EN PSICOLOGÍA CUARTO

PROFESIONAL

BASES NEUROLÓGICAS DEL TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO (TOC)

Año lectivo: 2016/2017-2

Grupo: 4510

Por:

Carcaño Ramírez Fernanda

Espejel Estrada Ingrid Ivonne

Gonzáles Hernández Jesús Alejandro

Santiago González Sheyder Angela

Profesora: Lic. Lizbeth Castro Amaro

UNIVERSIDAD ALZATE DE OZUMBA POR UNA EXCELENCIA ACADÉMICA INC. U.N.A.M. CLAVE (8898-25) LICENCIATURA EN PSICOLOGÍA CUARTO

EL TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO (TOC)

¿Qué es?

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) se clasifica en el DSMIV como un Trastorno de Ansiedad ,manifestado con obsesiones, compulsiones o ambas, que causan perturbación significativa en el área social o personal. Deteriora sus vínculos interpersonales, aislándolo de la Sociedad. El Trastorno Obsesivo Compulsivo suele iniciarse en los primeros años de la vida adulta., pero también puede tener inicio en la infancia. La mitad de los pacientes tiene síntomas a los 25 años y las tres cuartas partes a los 30. Se halló un inicio más precoz en los hombres.

Criterios diagnósticos del T.O.C. según el DSM-IV y el DSM-IV TR

A- Se cumple para las obsesiones y compulsiones:

Las obsesiones se definen como pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes que se experimentan en algún momento del trastorno como intrusos e inapropiados, y causan ansiedad o malestar significativos. Los pensamientos, impulsos o imágenes no se reducen a simples preocupaciones excesivas sobre problemas de la vida real. La persona intenta ignorar o suprimir estos pensamientos, impulsos o imágenes, o bien intenta neutralizarlos mediante otros pensamientos o actos. La persona reconoce que estos pensamientos, impulsos o imágenes obsesivos son el producto de su mente Las compulsiones se definen por comportamientos o actos mentales de carácter repetitivo, que el individuo se ve obligado a realizar en respuesta a una obsesión o con arreglo a ciertas reglas que debe seguir estrictamente.

El objetivo de estos comportamientos u operaciones mentales es la prevención o reducción del malestar o la prevención de algún acontecimiento o situación negativos, sin embargo estos comportamientos su operaciones mentales o bien no están conectados en forma realista con aquello que pretenden neutralizar o prevenir o bien resultan claramente excesivos.

B- En algún momento del curso del trastorno la persona a reconocido que estas obsesiones o compulsiones resultan excesivas o irracionales.

C- Las obsesiones o compulsiones provocan malestar clínico significativo, representan una pérdida de tiempo(suponen mas de una hora diaria) o interfieren marcadamente con la rutina diaria del individuo, sus relaciones laborales ,(o académicas)o su vida social. D- Si hay otro trastorno del Eje I el contenido de las obsesiones o compulsiones no se limita a él .(por ejemplo: preocupaciones por la comida en un Trastorno de la alimentación, preocupación por las drogas en un Trastorno por consumo de sustancias ,etc).

E-El Trastorno no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (por ejemplo, drogas, fármacos) o de una enfermedad médica.

Características Clínicas y sintomatología

Los comportamientos obsesivos – compulsivos suelen existir muchos años antes del que paciente llegue a la consulta .con un profesional .El inicio de los síntomas generalmente es gradual pero a veces es brusco. Puede comenzar como pensamientos intrusivos, como imágenes violentas que entran en la mente. También puede comenzar con rituales, comportamientos repetitivos.

Las obsesiones y compulsiones pueden ser más de una y pueden cambiar en el transcurso del tiempo .Los síntomas múltiples son la norma. Los pacientes pueden resistirse a describir sus síntomas por vergüenza .Los que divulgan sus obsesiones reconocen que sus ideas o impulsos son irracionales.

Tipo de obsesiones

  • de contaminación (miedo a la suciedad o a contraer enfermedades)

  • de agresión

  • de temores corporales

  • de simetría ,orden

  • de exactitud Los temores obsesivos caen dentro de dos tipos principales:

  • temor al daño (a sí mismo o a los demás)

  • sensación de intranquilidad (amenaza inminente inespecífica).

Tipo de compulsiones:

  • compulsión a la limpieza (lavado de las manos reiterados)

  • de chequeo y control (llaves de gas, desenchufar plancha, apagar y encender luces varias veces, cerrar con llave la puerta en forma reiterada, leer el mismo párrafo varias veces, etc)

La compulsión puede aliviar parte de la ansiedad generada por una obsesión. Ej: un paciente luego de tocar objetos que consideraba sucios, y que sufre de la obsesión de contaminación puede requerir llevar a cabo distintas compulsiones, ( lavarse las manos en forma repetida., hasta que se sienta limpio y temporalmente disminuya la ansiedad. relacionada con la obsesión., puede comprobar ,pidiendo seguridad, etc.) y también puede realizar compulsiones parecidas frente a diferentes obsesiones.(temor a cometer algún error o daño ,a perder a algún objeto y otros) Las compulsiones pueden consumir mucho tiempo teniendo un impacto muy negativo en el funcionamiento del individuo. Las compulsiones cognitivas igual que las compulsiones manifiestas tratan de reducir la ansiedad (contar hasta un número específico antes de apagar el gas o la llave de luz , rezar , etc.) . El reasegurarse cualquier hecho ocurrido en la realidad a través de preguntas a un familiar o persona de confianza suele ser otra forma de conducta compulsiva.

Las obsesiones y/o compulsiones en el TOC causan un deterioro social y ocupacional marcado acompañándose de intenso malestar, características que las diferencian de pensamientos intrusivos en los demás sujetos.

Neuroanatomía

Numerosos estudios apoyan la existencia de anormalidades cerebrales específicas en los pacientes diagnosticados de TOC. La corteza orbitofrontal, la corteza cinguladal y el núcleo caudado constituyen las áreas más claramente afectadas en esta patología, habiéndose sugerido que la hiperactividad de este circuito frontobasal-subcortical podría ser clave para comprender verdaderamente la patogenia del TOC

Estructuras Neuroanatómicas del TOC:

Corteza Orbitofrontal

Es

la

región

relacionada

a

la

toma

de

decisión,

regula

la

planificación

de

 

la

conducta asociada a la recompensa

y

el

castigo. Esta área

es

capaz de

inhibir las

acciones inapropiadas.

Las obsesiones y/o compulsiones en el TOC causan un deterioro social y ocupacional marcado acompañándose de
Las obsesiones y/o compulsiones en el TOC causan un deterioro social y ocupacional marcado acompañándose de

Corteza Cingulada

Estudios realizados muestran que sería una de las áreas responsables de informarnos de que algo no va bien y debemos hacer algo al respecto: acicalarnos (lavarse las manos), cuidar el territorio (cerrar la puerta), etc. se presenta sobreactivado en el TOC.

Núcleo caudado

El núcleo Caudado juega un papel importante en el proceso de la memorización y el aprendizaje. Controla los mecanismos de realimentación el cual permite a una persona responder a una situación en consecuencia a las respuestas de su entorno.

El siguiente esquema muestra la las bases neuroanatómicas del TOC.

El siguiente esquema muestra la las bases neuroanatómicas del TOC. Modelo neuroanatómico clásico

Modelo neuroanatómico clásico

La

Figura

1

muestra

un

La Figura 1 muestra un diagrama con los elementos básicos del circuito cerebral involucrado en el

diagrama con los elementos básicos del circuito cerebral

involucrado en el TOC. Este

circuito

está

formado

por

la

corteza

frontal,

ganglios

basales y tálamo. El modelo

neuroanatómico

clásico

describe dos importantes proyecciones: las vías directas y las vías indirectas. a) Circuito directo. En primates, va de la corteza (1) al núcleo estriado (2). Desde aquí, al complejo formado por el segmento del globus-pallidus/sustancia negra (3), y desde la parte reticulada de este núcleo al tálamo (4), retornando finalmente a la corteza (5). b) Circuito indirecto. Tiene un origen similar al anterior, comenzando en la corteza (1), desde donde salen fibras que se dirigen al estriado (2) que conecta con el segmento externo del globus pallidus (3), hasta el núcleo subtalámico (4). Desde aquí, vuelve al segmento interno del globus pallidus/sustancia negra (5), uniéndose en la vía común hacia el tálamo (6), terminando de nuevo en la corteza (7).

Cabe señalar que se enfatiza el papel de los ganglios basales en la regulación de la conducta obsesiva.Concepción neuroanatómica actual del TOC Estudios neuroanatómicos recientes han demostrado que el circuito clásico no se ajusta estrictamente a la realidad ya que las conexiones entre los ganglios basales y otras estructuras son más complejas de lo que inicialmente se pensó. De esta forma, el modelo actual plantea la existencia de un sistema de control indirecto gobernado por los ganglios basales y compuesto por dos estructuras: la parte externa del globus pallidus y el núcleo subtalámico.

Como se muestra en la Figura 2, la corteza frontal mantiene conexiones excitatorias directas con las estructuras del circuito basal indirecto. Estos datos permiten considerar a los elementos del sistema basal indirecto como un sistema regulatorio interactivo y no simplemente como proyecciones en su sentido estricto Sin embargo, la estimulación del circuito indirecto provoca un incremento de la activación en el complejo formado por el globus pallidus y la sustancia negra reduciendo, finalmente, la actividad talámica, han propuesto que la función del circuito basal directo es la ejecución de una

conducta específica de respuestas corporales que son adaptativas y deben tener lugar en respuesta a un

conducta específica de respuestas corporales que son adaptativas y deben tener lugar en respuesta a un estímulo específico. Por ejemplo, ante la detección de suciedad aparece una conducta normal de lavado. Igualmente, la activación del circuito basal indirecto modera o amortigua las conductas dependientes del circuito directo, cuando ha llegado el momento de suprimirlas o anularlas (algo a lo que los obsesivos son bastante reticentes). Numerosos hallazgos experimentales y clínicos han demostrado la participación de la corteza orbitofrontal en las preocupaciones y rumiaciones mentales de orden, higiene, violencia o sexo (Baxter et al., 1987; Baxter, 1991). En sujetos normales, estos pensamientos obsesivos podrían ir a través de la corteza orbitofrontal del circuito directo, con una inhibición apropiada del circuito indirecto. Sin embargo, en los pacientes con TOC el sistema puede tener un umbral excesivamente bajo de detección de los estímulos que evocan la aparición de conductas relacionadas con los comportamientos típicos de esta patología, debido probablemente a la presencia de un tono neural excesivo del circuito basal directo. En el TOC parece existir, pues, una sobreactivación del circuito orbitofrontal-basal-talámico.

Neurotransmisores involucrados

El neurotransmisor serotonina, que participa en el control de los impulsos, desempeña un papel importante en la interacción de estas estructuras cerebrales. Los fármacos que inhiben recaptación de serotonina conllevan una mejora del trastorno obsesivo-compulsivo.

Por otra parte, diversos estudios sugieren que la oxitocina puede desempeñar igualmente un papel destacado en la patogénesis de algunas formas de TOC. Por ejemplo, la administración de oxitocina puede incrementar las conductas de “autoaseo” en ratas, habiéndose planteado que dichas conductas pueden ser similares a los rituales de limpieza y de lavado de manos presentes en muchos pacientes con TOC.

Tratamiento

Farmacoterapia: La medicación es útil en el control de los síntomas del TOC, pero a menudo, si se deja el fármaco, sobreviene una recaída. La mayoría de las personas necesitará medicarse indefinidamente. El primer tratamiento específicamente aprobado para su uso en el TOC fue el antidepresivo tricíclico clomipramina (Anafranil). Los psicofármacos de segunda generación, que son utilizados hoy en día, se llaman inhibidores selectivos de la receptación de serotonina (ISRS). Estudios extensos han demostrado que estos inhibidores favorecen, al menos ligeramente, a casi el 80 por ciento de los pacientes. Y en más de la mitad de los casos, la medicación alivia los síntomas del TOC al disminuir la frecuencia e intensidad de las obsesiones y compulsiones. La mejoría por lo general no se alcanza hasta las dos o más semanas de tratamiento.

La psicoterapia: (terapia cognitiva conductista o TCC) ha demostrado ser efectiva para este trastorno. Durante la terapia, la persona es expuesta muchas veces a una situación que desencadena los pensamientos obsesivos y aprende gradualmente a tolerar la ansiedad y resistir las ganas de llevar a cabo el acto compulsivo. La terapia también se puede utilizar para reducir el estrés y la ansiedad, y resolver conflictos internos.

Terapia de Exposición y Prevención de Respuesta (EPR): La psicoterapia tradicional y el psicoanálisis, dirigidos a ayudar al paciente a percibir su problema, no es útil para el TOC. Sin embargo, un método específico psicológico, denominado EPR, es eficaz en muchas personas, especialmente en las que presentan rituales conductistas. Mediante este método el paciente se enfrenta, deliberada o voluntariamente, al objeto o idea temida, ya sea directamente o con la imaginación. Al mismo tiempo, el paciente es alentado a evitar sus rituales con apoyo y medios provistos por el terapeuta, y posiblemente por otros que el paciente reclute para asistirle. Los estudios realizados y la práctica diaria demuestran que la EPR es una terapia muy exitosa para la mayoría de los pacientes que la completan y los efectos positivos perduran una vez finalizado el tratamiento

Técnicas cognitivas: reestructuración de creencias distorsionadas, análisis de las consecuencias catastróficas temidas por el paciente, control pensamientos automáticos, resolución de procesos de duda paralizantes, análisis de los sentimientos de culpa.

Técnicas para el control de la atención: inhibición recíproca de campos atencionales, parada del pensamiento, etc.

La psicocirugía constituye una controvertida alternativa terapéutica para aquellos pacientes con TOC que no responden a ningún tipo de tratamiento. Aunque no abundan los estudios controlados, dos intervenciones parecen especialmente útiles: la cingulotomía y la leucotomía límbica. Esta última técnica implica la realización de una transacción estereotípica de los tractos nerviosos que van desde la corteza frontal a regiones subcorticales, bien mediante capsulotomía anterior o mediante tricotomía su caudada. Conviene señalar que dichas lesiones no localizan una lesión, sino que interrumpen un circuito y disminuyen el flujo de información entre estas estructuras.

REFERENCIAS

Kodysz, S. (2010). Trastorno Obsesivo-Compulsivo (T.O.C.). Breve Revisión Bibliográfica (1st ed.,

pp.

16-18).

Buenos

Aires:

Universidad

Favaloro.

Recuperado desde:

MEDICO, D. (2015). Trastorno Obsesivo Compulsivo | DMedicina. DMedicina. Recuperado: 16 February 2017, Desde: http://www.dmedicina.com/enfermedades/psiquiatricas/trastorno- obsesivo-compulsivo.html

Navarro1, J. & Puigcerver, A. (1998). BASES BIOLÓGICAS DEL TRASTORNO OBSESIVO- COMPULSIVO. Psicología Conductual, 6(1), 82-85.

Roca C. (2016). Trastorno obsesivo-compulsivo. [En línea] Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. Disponible en: Sitio web: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000929.htm [Recuperado 15 de febrero 2017].

Urbano E. (2010). Trastorno de la personalidad-DSMIV. [En línea] Psicología y Coaching Psicoarea. Disponible en: http://www.psicoarea.org/dsmiv_16.htm [Recuperado 15 de febrero 2017].