Anda di halaman 1dari 6

1.1.- EXPLORACIÓN DEL SUELO.

La exploración del sub suelo es fundamental en el desarrollo de proyectos de ingeniería, por lo que se detallan los siguientes métodos de exploración desde los más simples hasta los más complejos

1.1.1.- Examen de la superficie.

Al recorrer un lugar y examinarlo es posible observar varias características, entre las que se encuentran:

Pruebas de que hubo corrimientos o deslizamientos de tierra.

Terraplenes hechos anteriormente en el sitio.

Excavaciones o cortes previstos.

Evidencia de que se usó como tierra de cultivo.

Agrietamientos de la superficie de suelo, si está seco.

Por lo común los suelos agrietados son expansivos y pueden constituir un problema durante la construcción y crear dificultades en las estructuras terminadas.

1.1.- EXPLORACIÓN DEL SUELO. La exploración del sub suelo es fundamental en el desarrollo de proyectos

Examen superficial del terreno. http://viajes.chavetas.es/ guia/africaeste/parque-nacional-amboseli/

1.1.2.- Análisis de imágenes satelitales.

Del análisis de las imágenes satelitales se pueden tener algunas características básicas del terreno como el color, relieve, la geomorfología, etc. Los Sistemas de Información Geográfica (SIG) puede ayudar a indicar puntos que deben examinarse sobre el terreno, entre los que se encuentran:

Cambios notables del tono del color de la superficie del suelo.

Zonas de posibles afloramientos rocosos.

Zonas de crecimiento frondoso de plantas. Que indica un nivel freático poco profundo.

Imagen satelital, Puno. http://www.guiarte.com/mapas-destinos/satelite_poblacion_puno.html. 1.1.3.- Sondeos. Puede ser útil utilizar una varilla de acero de ½”

Imagen satelital, Puno. http://www.guiarte.com/mapas-destinos/satelite_poblacion_puno.html.

1.1.3.- Sondeos.

Puede ser útil utilizar una varilla de acero de ½” (1.27 cm) y 1.20 m de longitud con un extremo puntiagudo y el otro con una agarradera, para comprobar la firmeza y las características de los suelos superficiales del sitio en que se va ha construir. En el proceso se deben distinguir los suelos arenosos sueltos de los arcillosos y grava, localizar zonas secas húmedas y blandas.

Un método más elaborado es el sondeo con DPL (penetrómetro ligero) o utilizar el “cono de sondeo” que son

dispositivos que se introducen al suelo para medir la resistencia, a un índice constante de penetración.

Imagen satelital, Puno. http://www.guiarte.com/mapas-destinos/satelite_poblacion_puno.html. 1.1.3.- Sondeos. Puede ser útil utilizar una varilla de acero de ½”

Sondeo con penetrómetro ligero. http://fernandeztadeo.com/WordPress/?page_id=3071

1.1.4.- Excavaciones.

La inspección de las excavaciones en carreteras, cimentaciones, líneas subterráneas, etc. Es muy importante para evaluar los problemas de excavación y estabilidad. Así mismo se evalúa en forma visual el tipo de suelo, perfil estratigráfico y la compacidad del mismo.

Excavación manual. http://www.economicos.cl/servicios/excavacion-de-pilas-calicatas-fundaciones-demoliciones- menores-codAAAZRWA.html 1.1.5.- Pozos de prueba. Una excavadora o cargadora frontal puede excavar varios

Excavación manual. http://www.economicos.cl/servicios/excavacion-de-pilas-calicatas-fundaciones-demoliciones- menores-codAAAZRWA.html

1.1.5.- Pozos de prueba.

Una excavadora o cargadora frontal puede excavar varios pozos de prueba en un día. Esos pozos con profundidades de 1.5 a 3.0 metros por debajo del nivel, constituyen un método económico para obtener información y aplicarla a los procedimientos de excavación.

Excavación manual. http://www.economicos.cl/servicios/excavacion-de-pilas-calicatas-fundaciones-demoliciones- menores-codAAAZRWA.html 1.1.5.- Pozos de prueba. Una excavadora o cargadora frontal puede excavar varios

Pozo de prueba. http://www.inframetel.com/telecomunicaciones/ obra-civil/cimentaciones-y-excavaciones/

1.1.6.- Perforaciones.

Por medio de este método se pueden obtener informes acerca de los suelos, a mayor profundidad que con los pozos de prueba. Este tipo de perforación permite el examen de la tierra que se removió con el taladro sobre la base de metro por metro y una clasificación relativamente adecuada de los diversos suelos encontrados. Con estos equipos se pueden hacer varios sondeos diarios, a profundidades de 6 a 10 metros.

Equipo de perforación. <a href=http://spanish.alibaba.com/product-gs/ alibaba-express-earth-drill-soil-drill-auger-60163188357.html Entre los diversos métodos y/o equipos de perforación tenemos: Equipos barrenadores. La barrenadora ejerce torsión en la broca, cortando el suelo. A intervalos, el alma se saca del orificio y se vacía. La tierra se apila junto al orificio de sondeo. Se pueden usar equipos barrenadores donde el nivel freático es alto y donde el suelo es más o menos compacto. La perforación por debajo del nivel freático resulta posible en los suelos arcillosos; pero en otros, tales como los arenosos, se producen derrumbes y no es posible continuar las perforaciones. A veces los orificios perforados se forran temporalmente para retener la tierra suelta o para evitar que las piedras hagan que se atasque la barrena. Barrenas de cable o pulsetas. El sondeo avanza introduciendo un tubo de ademe de acero en el suelo, vertiendo agua en el tubo, cortando el suelo con un instrumento en forma de cincel, de 500 kg de peso o más y sacando a continuación el lodo. Por lo común esto hace avanzar el sondeo de 0,60 a 0,90 metros. Luego, vuelve a introducirse el tubo de ademe y se repite el proceso anterior. Barrenadoras de lavado con agua. El suelo se perfora, cortándolo con una barrera de cola de pescado para que penetre en una tubería de agua de 1 ½ pulgadas de diámetro. Por lo común, se coloca un tubo de ademe y se hace circular agua por la tubería, a través de la barrena, de tal modo que vuelve a salir, desbordándose por la parte superior de la tubería de agua. En la superficie del terreno, se hace pasar el agua por un tamiz, para retirar los fragmentos de tierra y vuelve a bombearse por la tubería. Barrenadoras giratorias. Un vástago de taladro y una barrena se hacen girar por medio de una tornamesa, para perforar el suelo. Se bombea agua o lodo de la perforación a través de un orificio en el centro del vástago del taladro y, ésta sale para lavar los cortes del suelo. La broca puede ser de cola de pescado o de cincel, o bien, puede ser una barrena de rodillos, para cortar piedras o rocas. El líquido de perforación vuelve al pozo o al depósito, luego se hace pasar por un tamiz y se bombea de nuevo hacia el orificio perforado. Barrenadoras de percusión. Los equipos de percusión pueden ser barrenas de acero y martinetes o perforadoras de carretilla, que se utilizan principalmente en los suelos duros y las rocas. El vástago de la perforación es hueco y, por el orificio, se inyecta aire a presión, que regresa por la parte exterior del vástago, para retirar los cortes. La operación de corte se lleva a cabo mediante un martillo perforador que golpea la barrena. " id="pdf-obj-3-2" src="pdf-obj-3-2.jpg">

Equipo de perforación. http://spanish.alibaba.com/product-gs/

alibaba-express-earth-drill-soil-drill-auger-60163188357.html

Entre los diversos métodos y/o equipos de perforación tenemos:

Equipos barrenadores.

La barrenadora ejerce torsión en la broca, cortando el suelo. A intervalos, el alma se saca del orificio y se vacía. La tierra se apila junto al orificio de sondeo. Se pueden usar equipos barrenadores donde el nivel freático es alto y donde el suelo es más o menos compacto. La perforación por debajo del nivel freático resulta posible en los suelos arcillosos; pero en otros, tales como los arenosos, se producen derrumbes y no es posible continuar las perforaciones. A veces los orificios perforados se forran temporalmente para retener la tierra suelta o para evitar que las piedras hagan que se atasque la barrena.

Barrenas de cable o pulsetas.

El sondeo avanza introduciendo un tubo de ademe de acero en el suelo, vertiendo agua en el tubo, cortando el suelo con un instrumento en forma de cincel, de 500 kg de peso o más y sacando a continuación el lodo. Por lo común esto hace avanzar el sondeo de 0,60 a 0,90 metros. Luego, vuelve a introducirse el tubo de ademe y se repite el proceso anterior.

Barrenadoras de lavado con agua.

El suelo se perfora, cortándolo con una barrera de cola de pescado para que penetre en una tubería de agua de 1 ½ pulgadas de diámetro. Por lo común, se coloca un tubo de ademe y se hace circular agua por la tubería, a través de la barrena, de tal modo que vuelve a salir, desbordándose por la parte superior de la tubería de agua. En la superficie del terreno, se hace pasar el agua por un tamiz, para retirar los fragmentos de tierra y vuelve a bombearse por la tubería.

Barrenadoras giratorias.

Un vástago de taladro y una barrena se hacen girar por medio de una tornamesa, para perforar el suelo. Se bombea agua o lodo de la perforación a través de un orificio en el centro del vástago del taladro y, ésta sale para lavar los cortes del suelo. La broca puede ser de cola de pescado o de cincel, o bien, puede ser una barrena de rodillos, para cortar piedras o rocas. El líquido de perforación vuelve al pozo o al depósito, luego se hace pasar por un tamiz y se bombea de nuevo hacia el orificio perforado.

Barrenadoras de percusión.

Los equipos de percusión pueden ser barrenas de acero y martinetes o perforadoras de carretilla, que se utilizan principalmente en los suelos duros y las rocas. El vástago de la perforación es hueco y, por el orificio, se inyecta aire a presión, que regresa por la parte exterior del vástago, para retirar los cortes. La operación de corte se lleva a cabo mediante un martillo perforador que golpea la barrena.

Las muestras de suelo se deben obtener enteras para hacer su examen y análisis. Con las barrenadoras de sondeo, de núcleo o alma, los suelos se pueden examinar metro a metro, con lo que se logra un registro de perforaciones mucho más exacto.

El nivel freático.

Durante las perforaciones es preciso tomar mediciones durante cierto tiempo, suficiente para indicar el nivel real de las aguas subterráneas, ya que puede haber fluctuaciones del nivel del agua, un nivel freático aislado o indicado, o bien zonas de filtración. En muchos casos, existirá un nivel freático indicado temporal, durante varios meses, después de una temporada de fuertes lluvias; pero se irá secando gradualmente y no existirá ya en las temporadas o las estaciones secas del año. Si el nivel de aguas subterráneas fluctúa mucho, puede ser necesaria una serie de mediciones a largo plazo, lo cual será útil para la planeación de la construcción. Por otra parte, las mediciones del nivel freático pueden indicar la existencia de agua artesiana a cierta profundidad y será preciso medir la presión del agua o la carga de presión.

Profundidad de los sondeos.

Cuando se va a efectuar una excavación profunda, es necesario asegurarse de que las perforaciones de sondeo hayan sido suficientemente profundas y de que se haya medido de modo adecuado el nivel freático.

Por ejemplo, supóngase que se va a hacer una excavación de 15 metros de profundidad. Las perforaciones se hacen hasta 21 metros de profundidad. Todo el suelo es firme con arcilla firme al fondo de la perforación. No hay indicaciones de problemas causados por el agua. Todo parece bien; pero supóngase que hay una capa de arena de 22.5 metros de profundidad que contiene agua con una presión hidrostática tal que el nivel del agua permanecerá a una profundidad de 3 metros al hacer un orificio de 22.5 metros. En este caso, al abrirse la excavación, la presión de elevación del agua a una elevación de 22.5 metros sería de 19.5 metros de agua lo que equivale a 191.30 kPa. El peso del suelo sobre la arena es de 7.5 metros lo que equivale a 252.84 kPa. Este cálculo indica que el fondo de la excavación se elevará o “explotará. Por regla general, al menos una o dos de las perforaciones hechas cuando se piensen realizar excavaciones profundas, deben descender al doble de la profundidad de la de las excavaciones propuestas. Los niveles de agua deben medirse en los sondeos hechos durante varios días, después de la perforación.

1.1.7.- Métodos geofísicos.

Las exploraciones geofísicas se pueden utilizar para obtener un perfil aproximado de los materiales del subsuelo, a lo largo de líneas que cruzan el sitio en que se va a construir. El método progresa con rapidez, en tanto puedan obtenerse a bajo costo tiras largas de perfiles. Los perfiles cortos, como los que se toman en los sitios de construcción, tienen también un costo moderado, que puede elevarse. Generalmente se realiza el sondeo de refracción sísmica y el sondeo por resistividad. La información obtenida puede incluir:

Profundidad del suelo en que se asiente el sitio.

Superficie del lecho rocoso.

Profundidad del nivel freático.

Cambios importantes en las condiciones del subsuelo, de unas a otras zonas.

Dureza relativa de los suelos.

Dureza relativa de las rocas (Para prever las dificultades de excavación de las rocas y si pueden necesitarse explosivos).

Ensayo refracción sísmica. http://www.zergeosystemperu.com/?page_id=823 1.1.8.- Examen geológico. En la superficie del sitio de construcción pueden aparecer

Ensayo refracción sísmica. http://www.zergeosystemperu.com/?page_id=823

1.1.8.- Examen geológico.

En la superficie del sitio de construcción pueden aparecer rocas y será preciso examinarlas con cuidado para ver si se trata de peñascos o afloramientos rocosos. Esto se deberá discutir de inmediato con el ingeniero encargado del diseño.

Las excavaciones de sótanos, cimentaciones o zanjas para líneas de servicios pueden resultar afectadas en gran medida.

Por otra parte, el sitio puede estar cubierto de tierra y no mostrar ninguna roca; sin embargo, si existen afloramientos rocosos en zonas cercanas, ello podrá ser una buena indicación de que hay rocas a unos pocos metros bajo la superficie.

Si se sabe que el subsuelo del sitio en que se va construir es rocoso y que influirá en la construcción, el contratista deberá averiguar todos los datos posibles a cerca de las rocas. Con frecuencia, los lechos rocosos que se encuentran bajo los sitios de construcción, sobresalen en la superficie, a cierta distancia. En esos casos, se pueden examinar las proyecciones rocosas, para determinar sus características.

El lecho rocoso del sitio puede estar superpuesto, unido o fracturado y las zonas débiles pueden encontrarse en ángulos pronunciados. Cuando se hagan excavaciones profundas en la roca, es probable que las paredes muy verticales sean inestables. Los bloques de rocas pueden deslizarse a la excavación. Los exámenes geológicos ayudarán a determinar la dirección en la que la inestabilidad puede representar un problema.