Anda di halaman 1dari 1

Encomienda y esclavitud

ESTABLECIDA EN LAS ANTILLAS desde los tiempos de Coln, la


encomienda fue una de las formas de repartimiento de la riqueza. Muy pronto
provoc las protestas de religiosos y juristas, particularmente de fray Bartolom
de las Casas, porque, convertida en explotacin, lleg al grado de originar la
despoblacin indgena de las islas.

Corts la implant en la Nueva Espaa, para que "los dichos seores y naturales
sirvan y den a cada espaol a quien estuvieren depositados lo que hubieren
menester para su manutencin" y para el trabajo personal en la agricultura y la
ganadera, exceptuando (aunque tericamente) en la minera. An con
prohibicin real, la encomienda qued establecida, con modalidades distintas a
las de las Antillas. La oposicin de la Corona a su introduccin suscit un serio
problema poltico y una larga discusin legal. El alegato la defini como un
seoro limitado sin derechos jurisdiccionales y con percepcin de tributos, sin
menoscabo de la soberana real. El encomendero tendra obligaciones, como las
de contribuir a la defensa del territorio y procurar la paz espiritual del indio