Anda di halaman 1dari 16

“AÑO DEL BUEN SERVICIO AL CIUDADANO”

TRABAJO DE INVESTIGACION

“AÑO DEL BUEN SERVICIO AL CIUDADANO” TRABAJO DE INVESTIGACION TEMA : “ PARALISIS CEREBRAL INFANTIL EN

TEMA

:

PARALISIS CEREBRAL INFANTIL EN NIÑOS MENORES DE 5 AÑOS DEL HOSPITAL JORGE REATEGUI DELGADO

ALUMNA

:

ELIANA NORELI NAVARRO MERINO

CURSO

:

PROYECTO DE TESIS

CICLO

:

VIII CICLO

Piura, 06 de noviembre de 2017

PARALISIS CEREBRAL INFANTIL EN NIÑOS MENORES DE 5 AÑOS DEL HOSPITAL JORGE REATEGUI DELGADO

Contenido

  • 1. DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA

4

  • 2. IDEA DE INVESTIGACION

4

  • 3. DEFINICIÓN DEL PROBLEMA

4

  • 4. PLANTEAMIENTO

4

  • 5. FORMULACION DE PROBLEMA

5

  • 6. OBJETIVOS

5

  • a) Objetivos Generales

..........................................................................................................

5

  • b) Objetivos

Específicos .........................................................................................................

5

  • 7. VIAVILIDAD DE LA INVESTIGACION

5

  • 8. JUSTIFICACIÓN.......................................................................................................................

5

  • 9. HIPOTESIS

6

  • a) Hipótesis ............................................................................................................................

6

  • b) Hipótesis nula

7

  • 10. DISEÑO DEL MARCO TEORICO

7

  • 11. CLASIFICACIÓN ..................................................................................................................

9

  • a) Tetraplejía espástica

10

  • b) Diplejía espástica .............................................................................................................

10

  • a) Hemiplejía espástica

10

  • b) Parálisis cerebral discinética

10

 
  • c) Parálisis cerebral atáxica

10

  • d) Parálisis cerebral hipotónica

11

  • e) Parálisis cerebral mixta

...................................................................................................

11

  • 12. EXÁMENES COMPLEMENTARIOS

12

 
  • 13. TRASTORNOS ASOCIADOS ...............................................................................................

13

  • 14. TRATAMIENTO DE LA PARÁLISIS CEREBRAL

14

  • a) Tratamiento del trastorno motor

14

  • b) Fisioterapia

......................................................................................................................

14

  • 15. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

16

1.

DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA

La parálisis cerebral infantil es uno de los trastornos neurológicos que con mayor frecuencia generan discapacidad en la infancia. Clínicamente se define por la afección de la función motora o del control postural, aunque la elevada frecuencia de complicaciones asociadas como la epilepsia o el retraso mental contribuyen desfavorablemente sobre la evolución y el pronóstico del paciente. El pediatra debe saber reconocer los factores de riesgo pre, peri o posnatales que pueden asociarse con esta enfermedad, extremar la vigilancia neurológica, valorar los posibles trastornos asociados y enfocar el abordaje terapéutico del niño, según un conocimiento amplio de los diferentes tratamientos empleados en estos pacientes.

  • 2. IDEA DE INVESTIGACION

Parálisis cerebral infantil en niños menores de 5 años del hospital Jorge Reátegui Delgado.

  • 3. DEFINICIÓN DEL PROBLEMA

En la actualidad existe un consenso en considerar la parálisis cerebral (PC) como un grupo de trastornos del desarrollo del movimiento y la postura, causantes de limitación de la actividad, que son atribuidos a una agresión no progresiva sobre un cerebro en desarrollo, en la época fetal o primeros años. El trastorno motor de la PC con frecuencia se acompaña de trastornos sensoriales, cognitivos, de la comunicación, perceptivos y/o de conducta, y/o por epilepsia 1, 2,3. La prevalencia global de PC se sitúa aproximadamente entre un 2 y 3 por cada 1000 nacidos vivos.

  • 4. PLANTEAMIENTO

La parálisis cerebral infantil es uno de los trastornos neurológicos que con mayor frecuencia generan discapacidad en la infancia. Clínicamente se define por la afección de la función motora o del control postural, aunque la elevada frecuencia de complicaciones asociadas como la epilepsia o el retraso mental contribuyen desfavorablemente sobre la evolución y el pronóstico del paciente. El pediatra debe saber reconocer los factores de riesgo pre, peri o posnatales que pueden asociarse con esta enfermedad,

extremar la vigilancia neurológica, valorar los posibles trastornos asociados y enfocar el abordaje terapéutico del niño, según un conocimiento amplio de los diferentes tratamientos empleados en estos pacientes.

  • 5. FORMULACION DE PROBLEMA

¿De qué manera se puede mejorar el estilo de vida del paciente y lograr integrarlo a la sociedad?

  • 6. OBJETIVOS

    • a) Objetivos Generales Aumentar los arcos articulares y disminuir la espasticidad creando en el paciente las condiciones favorables para integrarlo a la sociedad, con el mínimo de deficiencia posible.

    • b) Objetivos Específicos Crear habilidades y funciones que le permita al paciente lograr la bipedestación y la ambulación. Identificar factores asociados a la Parálisis Cerebral Infantil Determinar el lugar de procedencia donde existe un mayor índice de Parálisis Cerebral Infantil

      • 7. VIAVILIDAD DE LA INVESTIGACION

Esta investigación servirá para futuras investigaciones lograr una mejora considerable en las condiciones de vida de los niños con Parálisis Cerebral.

  • 8. JUSTIFICACIÓN

Esta investigación es importante y conveniente porque hay que estar bien informados de este tipo de trastorno ya que le puede servir a los familiares y docentes. Para muchas personas es desconocida, al igual que se puede derivar falsos mitos acerca de los niños que lo padecen, los tipos de trastornos que existen, etc.

Actualmente, la mayoría de los niños que la padecen son de grado leve o severo, es decir niños que presentan una discapacidad con grandes

deficiencias y limitaciones en su actividad diaria es importante añadir que no se trata de una enfermedad, sino un cuadro patológico que puede afectar a niños de cualquier condición social.

Esta investigación se realizara en una institución de educación especial. Se realizaran talleres o cursos para las familias y docentes de los niños que padecen parálisis cerebral.

El alcance de esta investigación que tiene socialmente va a ser que la sociedad acepten y no rechacen a los niños que padezcan este trastorno, a los familiares para que sepan los cuidados, tratamientos y a los docentes.

Es de vital importancia añadir que la familia representa un papel muy importante, ya que son las que llevaran el gran peso debido a la atención que requieren los niños de 3 a 5 años que se ven afectados por la parálisis presten el mayor servicio de atención a los niños.

En lo que se refiere a la educación necesitan ser integrados a grupos normales para que tengan una inclusión en las actividades grupales y tratar de llevar una educación integral. Los docentes deberán realizar o desarrollar actividades adecuadas para que puedan realizar como los demás niños que no la padecen.

9. HIPOTESIS

a) Hipótesis

Actualmente, los niños con PCI del Hospital Jorge Reategui Delgado se encuentra ante un cuerpo social de discapacidad, porque la sociedad más amplia: Es ignorante en el conocimiento de lo que la Parálisis

Cerebral Infantil es, que lleva a apreciaciones del saber y sociales erróneas sobre la misma (PCI). Las personas con PCI y sus familiares son en general, objetos de un sistema social injusto, más que sujetos. Este vivir como objeto más que como sujeto obedece al tipo de concepciones y representaciones construidas tanto en las personas con PCI desde sus primeros encuentros con “el otro individual” o “el otro social”, como en la persona convencional. Esta condición de opresión

hacia la persona con PCI, se recrudece por las diferencias económicas, educacionales y sobre todo por la “mentalidad”, o pensamiento no muy estructurado, basado en premisas históricamente transmitidas, de carácter más o menos inconsciente, que tiene la capacidad de desempeñarse como orientador de las conductas respecto a grupos percibidos como étnicamente o corpóreamente diferentes .

Nuestras metas son aprehender y comprender el cuerpo social de discapacidad que la cultura local genera, razonar como se dan las posibilidades sociales para una persona que tiene una afección en la postura y el movimiento, si es que se dan, o bien, comprender cómo se impide la presencia social y con qué se justifica tal impedimento.

Es importante llegar a entender cómo

la persona

con PCI queda

discapacitada por los procesos sociales y culturales detrás de las simbolizaciones comparti9das por la población convencional sobre la discapacidad.

b) Hipótesis nula Es probable que la comunicación alternativa sin ayuda sea la más utilizada por los niños con parálisis cerebral infantil del centro COFARI del distrito de Miraflores Arequipa 2014

  • 10. DISEÑO DEL MARCO TEORICO La parálisis cerebral no es una enfermedad específica, es un término que describe trastornos motores (del movimiento) ocasionados por el daño cerebral de su hijo. No es una afección progresiva, por lo que el daño no empeora gradualmente. Sin embargo, las manifestaciones podrían cambiar en el transcurso de la vida de su hijo a medida que su sistema nervioso madura. Esto significa que los síntomas podrían cambiar con el paso del tiempo. La parálisis cerebral afecta a alrededor de un niño cada 400, pero cada niño es afectado de una forma diferente. Con el apoyo de enfermeros, los que están a cargo de su cuidado y otros especialistas, su hijo, desde una temprana edad, puede aprender a controlar sus síntomas a fin de lograr la mayor independencia posible.

Existen muchos tipos y se clasifican en:

Según el tipo:

Espasticidad (Espásticos):

Aumento exagerado del tono muscular (hipertonía), por lo que hay movimientos exagerados y poco coordinados. Afecta al 70-80% de los pacientes.

Atetosis (Atetósicos):

Se

pasa

de

hipertonía

a

hipotonía, por lo que hay movimientos

incoordinados, lentos, no controlables. Estos movimientos afectan a las manos, los pies, los brazos o las piernas y en algunos casos los

músculos de la cara y la lengua, lo que provoca hacer muecas o babear. Los movimientos aumentan a menudo con el estrés emocional y desaparecen mientras se duerme. Pueden tener problemas para

coordinar los movimientos musculares necesarios para (disartria).

el

habla

Ataxia:

Sentido defectuoso de la marcha y descoordinación motora tanto fina como gruesa. Es una forma rara en la que las personas afectadas caminan inestablemente, poniendo los pies muy separados uno del otro

Mixto:

Es lo más frecuente, manifiestan diferentes características de los anteriores tipos. La combinación más frecuente es la de espasticidad y movimientos atetoides.

Según el tono:

Isotónico: tono normal. Hipertónico: aumento del tono. Hipotónico: tono disminuido. Variable.

Según la parte del cuerpo afectada:

Hemiplejía o Hemiparesia: Se encuentra afectado uno de los dos lados del cuerpo. Diplejía o diparesia: la mitad inferior está más afectada que la superior. Cuadriplejía o cuadriparesia: los cuatro miembros están paralizados. Paraplejía o Paraparesia: afectación de los miembros inferiores. Monoplejía o monoparesia: se encuentra afectado un sólo miembro. Triplejía o triparesia: se encuentran afectados tres miembros. Según el grado de afectación:

Grave:

No hay prácticamente autonomía.

Moderada:

Tiene autonomía o necesita alguna ayuda asistente.

Leve:

Tiene total autonomía.

11.

CLASIFICACIÓN

La clasificación en función del trastorno motor predominante y de la extensión de la afectación, es de utilidad para la orientación del tipo de tratamiento así como para el pronóstico evolutivo. Otra forma de clasificación, según la gravedad de la afectación: leve, moderada, grave o profunda, o según el nivel funcional de la movilidadl: nivel I-V según la GMFCS (Gross Motor Function Clasification System.

Parálisis cerebral espástica Es la forma más frecuente. Los niños con PC espástica forman un grupo heterogéneo:

  • a) Tetraplejía espástica

Es la forma más grave. Los pacientes presentan afectación de las cuatro extremidades. En la mayoría de estos niños el aspecto de grave daño cerebral es evidente desde los primeros meses de vida. En esta forma se encuentra una alta incidencia de malformaciones cerebrales, lesiones resultantes de infecciones intrauterinas o lesiones clásticas como la encefalomalacia multiquística.

  • b) Diplejía espástica

Es la forma más frecuente. Los pacientes presentan afectación de predominio en las extremidades inferiores. Se relaciona especialmente con la prematuridad. La causa más frecuente es la leucomalacia periventricular.

  • a) Hemiplejía espástica

Existe paresia de un hemicuerpo, casi siempre con mayor compromiso de la extremidad superior. La etiología se supone prenatal en la mayoría de los casos. Las causas más frecuentes son lesiones cortico-subcorticales de un territorio vascular, displasias corticales o leucomalacia periventricular unilateral.

  • b) Parálisis cerebral discinética

Es la forma de PC que más se relaciona con factores perinatales, hasta un

60-70% de los casos 6. Se caracteriza por una fluctuación y cambio brusco del tono muscular, presencia de movimientos involuntarios y persistencia de los reflejos arcaicos. En función de la sintomatología predominante, se diferencian distintas formas clínicas: a) forma coreoatetósica, (corea, atetosis, temblor); b) forma distónica, y c) forma mixta, asociada con espasticidad. Las lesiones afectan de manera selectiva a los ganglios de la base.

  • c) Parálisis cerebral atáxica

Desde el punto de vista clínico, inicialmente el síntoma predominante es la

hipotonía; el síndrome cerebeloso completo con hipotonía, ataxia, dismetría, incoordinación puede evidenciarse a partir del año de edad. Se distinguen tres formas clínicas: diplejía atáxica, ataxia simple y el síndrome de desequilibrio. A menudo aparece en combinación con espasticidad y

atetosis Los hallazgos anatómicos son variables: hipoplasia o disgenesia del vermis o de hemisferios cerebelosos, lesiones clásticas, imágenes sugestivas de atrofia, hipoplasia pontocerebelosa.

  • d) Parálisis cerebral hipotónica

Es poco frecuente. Se caracteriza por una hipotonía muscular con hiperreflexia osteotendinosa, que persiste más allá de los 2-3 años y que no se debe a una patología neuromuscular.

  • e) Parálisis cerebral mixta

Es relativamente frecuente que el trastorno motor no sea “puro”.

Asociaciones de ataxia y distonía o distonía con espasticidad son las formas

más comunes.

Factores de riesgo de parálisis cerebral

  • 1. FACTORES PRENATALES

Factores maternos Alteraciones la coagulación, enfermedades autoinmunes, HTA, Infección intrauterina, Traumatismo, sustancias tóxicas, disfunción tiroidea Alteraciones de la placenta

Trombosis en el lado materno, trombosis en el lado fetal, Cambios vasculares crónicos, Infección. Factores fetales Gestación múltiple, Retraso crecimiento intrauterino Polihidramnios, hidrops fetalis, malformaciones.

  • 2. FACTORES PERINATALES

Prematuridad, bajo peso Fiebre materna durante el parto, Infección SNC o sistémica Hipoglucemia mantenida, hiperbilirrubinemia Hemorragia intracraneal Encefalopatía hipóxico-isquémica

Traumatismo, cirugía cardíaca, ECMO

  • 3. FACTORES POSTNATALES

Infecciones (meningitis, encefalitis) Traumatismo craneal

Estatus convulsivo Parada cardio-respiratoria Intoxicación Deshidratación grave

  • 12. EXÁMENES COMPLEMENTARIOS

Neuroimagen: se recomienda realizar una neuroimagen en todos los niños con PC. Si es lactante se puede realizar inicialmente una ecografía transfontanelar, pero en la actualidad la prueba más específica es la RM. Si existe la sospecha de infección congénita, puede plantearse la realización de TAC craneal para visualizar mejor las calcificaciones. En ocasiones los hallazgos de la neuroimagen servirán para confirmar la existencia, localización y extensión de la lesión, e incluso de la etiología, aunque no siempre existe relación entre el grado de lesión visible en neuroimagen y el pronóstico funcional.

EEG: no es necesario para el diagnóstico, pero dado que un porcentaje elevado de niños con PC desarrollan epilepsia, se recomienda para la detección de los pacientes con más riesgo y para el seguimiento de los que hayan presentado crisis comiciales.

Es fundamental la práctica de exploraciones orientadas a descartar trastornos sensoriales asociados:

Revisión oftalmológica en todos los casos. En los niños con antecedente de prematuridad está indicado realizar potenciales evocados visuales y, si es posible, electrorretinograma.

Estudio de la audición en todos los casos, especialmente indicado si existe antecedente de prematuridad, hiperbilirrubinemia, infección congénita o tratamiento con aminoglucósidos en el periodo neonatal.

Radiografías: al menos una radiografía de cadera antes de iniciar la carga en bipedestación (se puede obviar o retrasar si el trastorno motor es leve). Otras exploraciones radiológicas en función de las deformidades

ortopédicas. En los casos graves se ha de valorar realizar un control radiográfico de caderas anual, por el riesgo elevado de luxación.

  • 13. TRASTORNOS ASOCIADOS

Los niños con PC presentan con frecuencia, además de los trastornos motores, otros trastornos asociados y complicaciones. La frecuencia de esta patología asociada es variable según el tipo y la gravedad.

Trastornos sensoriales: aproximadamente el 50% de los niños con PC tiene problemas visuales y un 20% déficit auditivo. Las alteraciones visuoespaciales son frecuentes en niños con diplejia espastica por leucomalacia periventricular.

El rendimiento cognitivo oscila desde la normalidad, en un 50-70% de los casos a un retraso mental severo, frecuente en los niños con tetraplejia. El menor grado de retraso lo presentan los niños con diplejia y los hemipléjicos. Problemas de comunicación y de lenguaje, son más frecuentes la PC discinética.

Epilepsia: aproximadamente la mitad de los niños con PC tienen epilepsia, muy frecuente en pacientes con tetraplejia (70%) y riesgo inferior al 20% en dipléjicos 8.

Complicaciones: las más frecuentes son las ortopédicas (contracturas músculo-esqueléticas, luxación de cadera, escoliosis, osteroporosis). Problemas digestivos (dificultades para la alimentación, malnutrición, reflujo gastroesofágico, estreñimiento). Problemas respiratorios (aspiraciones, neumonías), alteraciones buco-dentales, alteraciones cutáneas, vasculares y diferentes problemas que pueden provocar dolor y disconfort.

14. TRATAMIENTO DE LA PARÁLISIS CEREBRAL Es necesario un equipo multidisciplinario (neuropediatra, fisioterapeuta, ortopeda, psicólogo, logopeda,
  • 14. TRATAMIENTO DE LA PARÁLISIS CEREBRAL

Es necesario un equipo multidisciplinario (neuropediatra, fisioterapeuta, ortopeda, psicólogo, logopeda, pediatra de atención primaria y la colaboración de otros especialistas), para la valoración y atención integral del niño con PC. Una atención especializada, temprana e intensiva durante los primeros años y un tratamiento de mantenimiento posterior. El tratamiento debe de ser individualizado, en función de la situación en que se encuentra el niño (edad, afectación motriz, capacidades cognitivas, patología asociada), teniendo en cuenta el entorno familiar, social, escolar.

  • a) Tratamiento del trastorno motor

Está fundamentado en cuatro pilares básicos: fisioterapia, ortesis, fármacos

y tratamiento quirúrgico (cirugía ortopédica, tratamiento neuroquirúrgico).

  • b) Fisioterapia

El tratamiento inicial debe ser siempre la fisioterapia. La metodología de la

fisioterapia dependerá de cada escuela, aunque básicamente todas intentan obtener una relajación de la musculatura espástica, un mejor control y una coordinación muscular, y la potenciación de la musculatura antagonista a la parética. Los métodos empleados son múltiples y prácticamente la totalidad de los mismos ejercen un beneficio funcional constatado. En nuestro medio,

los más utilizados se recogen brevemente en la tabla 3. La frecuencia con la que cada paciente debe recibir fisioterapia-rehabilitación dependerá de cada caso. Sin embargo, no debemos olvidar que estamos trabajando con niños que precisan otros estímulos sociales y un aprendizaje escolar adecuado a su nivel cognitivo. La frecuencia adecuada para estos pacientes debería ser de 4-5 sesiones de fisioterapia por semana, condición con la que obtenemos un beneficio físico y funcional, sin un perjuicio en las otras áreas a las que hacíamos mención.