Anda di halaman 1dari 13

Ficha 3

El análisis morfológico
3.1. Qué significa analizar morfológicamente
Analizar morfológicamente una palabra es descomponerla en sus constituyentes
inmediatos – tema, base, morfema raíz o afijo - en sucesivas etapas hasta llegar a
delimitar las unidades gramaticales mínimas denominadas morfemas: blanc-uzc-o-s,
niñ-it-o-s.
En primer lugar, se delimitan las fronteras de la palabra, que es la unidad de
rango superior, objeto de estudio de la morfología. Luego, se despejan los morfemas de
variación morfológica, gramemas o morfemas flexivos, para distinguir el tema o parte
de la palabra sin la flexión: por ejemplo, en rebuscamientos, rebuscamiento es el tema y
–s es el morfema de plural. Posteriormente, se elabora la cadena de formación de la
palabra, en caso de que el tema presente más de un morfema. En la palabra
rebuscamiento, la cadena es la siguiente:
rebuscamiento < rebusca(r) < busca(r)
A partir de la cadena, se analiza la primera forma, rebuscamiento, en contraste
con la segunda, rebusca(r). Rebuscamiento resulta de la adición de la base rebusca- más
el sufijo de sustantivo -miento. Luego, se confronta la base rebusca- con el tercer
eslabón de la cadena de formación, busca-. El prefijo re- se suma a la base busca-, que
está formada por la raíz busc- y la vocal temática de verbo -a-, tal como se muestra en
la figura 5, mediante cajas chinas:

re- busc- -a- -miento- 0 -s


Raíz vocal
temática

morfema
derivativo Base
ligado,
prefijo Morfema
derivativo de
sustantivo Gramema
Base cero de Gramema
tema masculino de plural
Palabra

Figura 5: Análisis morfológico de una palabra

Este análisis puede representarse también por encorchetamiento:


re- busc- -a- -miento 0 -s.
Como se puede observar, el morfema es la unidad gramatical mínima y la palabra, la
unidad de análisis máxima. Palabra y morfema son unidades morfológicas necesarias
en el análisis, pero no suficientes. Se necesitan otras unidades para poder describir la
estructura de la palabra. Tal estructura interna no se reduce a la simple concatenación o
relación secuencial de los morfos o formas de los morfemas. Así, la estructura de
rebuscamientos no consiste simplemente en la distribución de los morfos /re-/ + /busca-/
+ /-miento/ + /-s/, sino en un molde más complejo, cuyos elementos constitutivos se
conforman en distinto nivel de estructura jerárquica.
21
Curso de Morfología en Fichas
Prof. Lic. Mgtr. Diana Tamola de Spiegel
Analizada la palabra, los constituyentes que están en el mismo nivel son los
constituyentes inmediatos, por ejemplo, el tema rebuscamiento- y el afijo flexivo –s o la
base rebusca- y el afijo derivativo –miento. La palabra polimorfémica tiene, pues, una
estructura interna que se conforma según el distinto nivel de constitución jerárquica de
sus elementos integrantes y que no tiene por qué coincidir con las relaciones
secuenciales de los morfos.
En las palabras inconfesable e ingratitud, el prefijo in- aparece en distinto nivel
de estructura jerárquica, porque, como prefijo, se adjunta a bases de la clase adjetivo
y no de la clase verbo y tiene que figurar como coconstituyente de una base adjetiva.
Una vez más, queda ejemplificado que el orden estructural difiere del orden
secuencial.
a. in- confes- -a -ble
b. in-grat- -itud

3.2. Unidades de análisis: palabra, tema, base, morfema, raíz, afijos


Observemos las siguientes palabras:89
blanc-o, -a, o-s, a-s blancura, -s
blancuzc-o, -a, o-s, a-s blanquea-re, -mos,
blancot-e, -a, e-s, a-s blanqueadura, -s
blancaz-o, -a, o-s, a-s blanqueo, -s
blanquecin-o, -a, o-s, a-s emblanquece-r, -mos, -n, -s
Todas ellas están formadas por un morfo común, /blank-/, irreductible, es decir,
no susceptible de análisis morfológico (raíz), que se obtiene de eliminar en las palabras
transcriptas todos los afijos derivativos y/o flexivos (desinencias).
El tema de estas palabras flexivas resulta de restarles los afijos flexivos. El tema
es la forma que sirve de base para la flexión de la palabra. Los afijos derivativos
forman parte del tema y sirven para crear palabras relacionadas formal y
semánticamente. En cambio, los afijos flexivos se adjuntan externamente al tema y
crean diferentes formas de la misma palabra; sirven para expresar las categorías
gramaticales exigidas por las construcciones sintácticas.
Por lo tanto, el tema es la unidad básica en la descripción de la flexión y de la
formación de palabras en español, pues como unidad es el constituyente
morfológico intermedio entre la raíz y la forma flexiva considerada globalmente.
La serie de afijos flexivos se integra en un conjunto cerrado denominado
‘paradigma flexivo’ de la palabra. Así el paradigma de blancura- consta de dos formas
flexivas: blancura (singular) y blancuras (plural); el paradigma de blancuzc-, de cuatro
formas: blancuzc-o (masculino singular), blancuzc-a (femenino singular), blancuzc-o-s
(masculino plural), blancuzc-a-s (femenino plural).
La distinción entre tema y palabra, así como la de paradigma flexivo, solo es
pertinente en el análisis de la palabra flexiva, no en el de la palabra no flexiva o
invariable. Las palabras invariables son al mismo tiempo tema y palabra.
Como ya hemos visto en la ficha anterior, las distintas formas flexivas de un
mismo tema son estudiadas por la morfología flexiva, mientras que el estudio de la
formación de nuevos temas de palabras corresponde a la morfología léxica.

8
Ejemplo tomado de PENA, Jesús en BOSQUE, Ignasio y DEMONTE, Violeta; (Eds.) (1999),
Gramática descriptiva del español, Madrid, Espasa, tomo 3.
9

22
Curso de Morfología en Fichas
Prof. Lic. Mgtr. Diana Tamola de Spiegel
3.3. Clases de temas y de palabras según la clase de tema
Las palabras de la lengua española pueden presentar temas simples conformados solo
por la raíz, por ejemplo blanc en blanco, en cuyo caso tema y raíz coinciden. Existen,
asimismo, temas derivados en el caso de estar constituidos por raíz y afijo derivativo:
blancuzc- en blancuzco. A su vez, pueden haber temas compuestos cuando el
significante combina dos o más temas: casaquinta. Por otra parte, los temas integrantes
del tema compuesto pueden ser simples, derivados o compuestos. En casaquinta los dos
miembros del tema son simples; pero en aguamarina el segundo miembro (mar-in-a) es
derivado y la palabra es parasintética; en limpiaparabrisas, parabrisas es a su vez un
tema compuesto.
Esta tipología de temas permite clasificar las palabras en simples (palabra con
tema simple), derivadas (palabra con tema derivado) y compuestas (palabra con tema
compuesto).

Palabras Palabras Palabras Palabras


simples derivadas compuestas parasintéticas

sol solariego, girasol, parasol aguamarina


vidrio insolación limpiavidrios
negro vidrioso, blanquinegro
para(r) envidriar pararrayos,
casa ennegrecer parasol, parabrisa
depara(r) casaquinta
encasillar

3.3.1. Vocales temáticas


Los temas verbales terminan en vocal átona o tónica: canta-remos /
cantá-bamos. Dicha vocal se denomina ‘vocal temática’ o ‘vocal del tema’, cant-
es la raíz.
Los temas nominales, en cambio, pueden terminar en consonante, en
vocal tónica o en vocal átona; pero solo la vocal final átona se comporta como
vocal temática y forma temas nominales vocálicos: casa, diente, libro, alegre. En
libros o alegres, los temas libro- y alegre- se analizan, al igual que los temas
verbales simples, en una raíz más una vocal temática: libr-o, alegr-e. Por lo tanto,
en los temas nominales simples, tema y raíz coinciden si al restar los afijos
flexivos, la unidad resultante es una raíz que no termina en vocal átona. Si termina
en vocal átona, es posible delimitar la raíz y la vocal del tema.
En la flexión verbal, la vocal del tema señala pertenencia del verbo a
determinada conjugación (-a- a la primera, -e, -i, -ie a la segunda, -e, -i, -ie a
la tercera). En la flexión nominal, hay temas vocálicos (en -a-, -o-, -e- átonas:
cas-a, libr-o, dient-e, alegr-e) y temas no vocálicos (los de tema en consonante,
como cárcel, feliz, nación, y los de tema en vocal tónica, como rubí, tabú).
En la flexión verbal, el tema aparece normalmente como forma ligada, pero
en algunas formas del paradigma figura también como palabra o forma libre sin
desinencia: cortar / corta o cortá (3ª p.s.pte.indic., 2ª p.s.imperativo). Se trata de
casos de homonimia parcial, donde una forma puede ser tema o palabra. El tema
corta- está en la mayoría de las formas flexivas (cortas, cortabas, cortarás) y es
recurrente en la flexión, en la derivación y en la composición tal como se puede
apreciar en cortas, cortadura, cortaplumas. El significado de esta vocal temática
recurrente es “primera conjugación”.

23
Curso de Morfología en Fichas
Prof. Lic. Mgtr. Diana Tamola de Spiegel
Los fenómenos de formación de palabras se realizan pues sobre temas no
sobre la forma flexiva del singular. La delimitación del tema permite clasificar las
palabras, según hemos afirmado, en simples, derivadas, compuestas y
parasintéticas. También permite adscribir el tema de la palabra a distintas clases
flexivas.

3.3.2. Temas de palabras inexistentes


Es necesario advertir que hay temas que no se corresponden con palabras existentes sino
que figuran necesariamente como constituyentes de palabras derivadas o compuestas.
Dicho de otro modo, son temas que nunca aparecen solos como temas de palabras,
sino en combinación con un afijo o con otro tema, como por ejemplo:
fraga- en fragante, fragancia,
-sipid- en insípido,
filo- en filosoviético, francófilo,
filo- y -sofo en filósofo,
filo- y -ántropo en filántropo.

La diferencia entre temas de palabras inexistentes y temas de palabras existentes está en


que estos últimos solo necesitan de la flexión para completar su forma como palabra y
poder utilizarse de ese modo en el componente sintáctico. Una base como fraga- no
puede flexionarse directamente sino que necesita del proceso previo de derivación:
fraga-ncia, fraga-nte.
Al lado de las unidades raíz y tema, es necesario distinguir otra unidad
morfológica: la base. Se llama base al constituyente de la palabra, en cualquier nivel
de constitución o estructura jerárquica, sobre el que puede operar un proceso
morfológico: flexión, derivación, composición, parasíntesis. Definida así la base es
una unidad más genérica que raíz y tema, de modo que cualquiera de estas puede
denominarse también base. Esta unidad se hace necesaria para el análisis, pues de
contar solo con raíz y tema, no se podrían abarcar todas las posibles referencias a
entidades susceptibles de un proceso de formación o, en otras palabras, a todos los
niveles de constitución en el interior de una palabra. Así en inconfesable, con raíz y
tema hacemos referencia a confes- e inconfesable respectivamente, pero no a confesa-,
base de la sufijación con -ble, ni a confesable, base de la prefijación con in-.

3.4. Morfema
El morfema es la unidad mínima del análisis morfológico y, en definitiva, del
análisis gramatical. Es la unidad significativa mínima o más exactamente, signo
mínimo y unidad gramatical mínima. Sin embargo, para la morfología del español,
la definición más adecuada de morfema es la última, unidad gramatical mínima,
pues no siempre es posible atribuir un significado determinado a las unidades
mínimas obtenidas en el análisis formal de la palabra. Definir al morfema como
signo mínimo significa que no es descomponible, analizable, segmentable en otros
signos, según se puede comprobar con el siguiente ejemplo:
niñ- -o -s
‘ser humano de ‘masculino’ ‘más de uno’
corta edad’
Lo que sí es posible analizar separadamente es el significante /níɲo/ y el
significado {“ser humano”, “de corta edad”} de un morfema, pero las unidades
24
Curso de Morfología en Fichas
Prof. Lic. Mgtr. Diana Tamola de Spiegel
obtenidas en el análisis son ya de otro tipo, pertenecen a otros componentes de la lengua
y, como tales, son objeto de estudio de la morfofonología y de la lexicología o
semántica léxica, respectivamente.
Por otra parte, hay morfemas que no están asociados de manera constante o
regular a un mismo significado, pero se constituyen en unidades distintivas. Por
ejemplo, el prefijo re- generalmente significa ‘volver a’ y se une a bases de la clase
verbal:
re- leer,
re- aparecer,
re- crear,
re- elegir,
re- cordar.
Sin embargo, ese mismo segmento re- ya es difícil de parafrasear por ‘volver a’ en otras
palabras como en las siguientes:
re- traer
re- tener
Otras veces el mismo prefijo reaparece adjuntado a bases que no existen como
palabras como -ducir, -ferir (re-ducir, re-ferir ). En ambos casos, el morfema prefijo re-
se convierte en unidad distintiva de significado: re-ducir frente a a-ducir, con-ducir, de-
ducir, in-ducir, intro-ducir, tra-ducir; re-ferir frente a con-ferir, di-ferir, in-ferir, pre-
ferir, pro-ferir, trans-ferir. Las unidades mínimas de significado tienden a
desemantizarse, para convertirse en unidades distintivas. Es lo que sucede con la vocal
temática de los verbos que solo permiten distinguir conjugaciones y su papel se reduce a
la construcción formal de los temas verbales.
Otro ejemplo claro de unidades obtenidas en el análisis gramatical que no son ni
‘significativas’ ni ‘distintivas’, sino meros formantes en la constitución de la palabra, es
el de los interfijos, unidades carentes de significado . Obsérvese la formación de las
siguientes palabras:
alameda alam- -eda
polvareda polv- - -eda
ar-
arboleda arbol- -eda
rosaleda rosal -eda
humareda hum- - -eda
ar-

Al contrastar, el análisis permite aislar un segmento -ar-, al que no cabe asignar un


significado, ni una distinción de significados en la palabra de la que forma parte como
constituyente morfémico.
De lo anteriormente explicado, concluimos que es más apropiado definir al
morfema como unidad gramatical mínima, pues al no incluir la propiedad significativa
como parte de la definición, resulta lo suficientemente amplia como para poder
aplicarse a toda unidad mínima con o sin significado constituyente de la palabra. Los
morfemas carentes de significado son también como los morfemas con significado,
unidades formales recurrentes y, por lo tanto, separadamente combinables y/o
conmutables: re- y con-, en reducir y conducir; -ar- en polv-ar-eda, hum-ar-eda, viv-
ar-acho, espum-ar-ajo.

25
Curso de Morfología en Fichas
Prof. Lic. Mgtr. Diana Tamola de Spiegel
El análisis morfológico se basa en el principio de recurrencia de las unidades.
Basten los ejemplos anteriores para comprobar que, al lado de las correspondencias
simples o regulares, hay correspondencias complejas o irregulares, de las que también la
descripción fonológica debe dar cuenta.
Lo que interesa destacar aquí es lo siguiente: se suele afirmar que, para que haya
relación entre dos o más palabras (o entre formas flexivas de una misma palabra), tal
relación debe ser formal y semántica, ya que se trata de relaciones entre signos. Pues
bien, entre un extremo, donde existen ambas relaciones, y el opuesto, donde no ocurre
ninguna de las dos, hay toda una gradación en la que cabe situar los casos
ejemplificados y otros posibles. Partiendo del significante y llevando en paralelo la
correlación posible entre significante y significado, la gradación de lo regular o
prototípico a lo irregular podría establecerse aproximadamente así:
a. Un morfo recurrente asociado a un significado recurrente (re- en releer,
reaparecer).
b. Dos o más alomorfos parcialmente diferentes asociados a un significado
recurrente (jueg- y jug- en juego y jugamos).
c. Dos o más alomorfos totalmente diferentes asociados a un significado
recurrente (er- y so- en éramos y somos).
d. Un morfo recurrente con función distintiva, que no tiene significado
recurrente (re- en reducir frente a conducir o en referir frente a conferir).
e. Un morfo recurrente con significado cero (-ar- en humareda, polvareda).

La propiedad básica e indispensable para que una unidad gramatical mínima


pueda considerarse morfema, será la de ser constituyente morfológico del significante
de la palabra como signo (en contraposición a ser constituyente fonológico de las
unidades propias de la segunda articulación). A partir de ahí, el ejemplar de morfema
será gradualmente más regular, sistemático, productivo, cuantas más propiedades
definitorias del morfema posea, hasta acercarse al prototipo, que es el que reúne
todas las propiedades. En paralelo con esta clasificación gradual de los morfemas,
discurriendo de lo más regular a lo menos regular, está el mayor o menor grado de
analizabilidad de la palabra en morfemas, cuyo límite consistirá en aislar elementos que
simplemente tienen la propiedad de mostrar un significante recurrente. Esto quiere decir
que el análisis morfológico en el estudio sincrónico de una lengua tiene sus
limitaciones.

3.5. Clases de morfemas

Los morfemas pueden clasificarse según tres criterios: el semántico, el sintáctico y el


distribucional.

3.5.1. Clasificación semántica


Semánticamente, los morfemas se clasifican en morfemas léxicos, morfemas
derivativos y morfemas gramaticales o gramemas. Siguiendo a Coseriu (1978: 50-
79), el significado léxico representa y estructura la realidad extralingüística. Los
morfemas gramaticales contienen información meramente gramatical respecto de la
flexión de una palabra (género, número, persona, tiempo, modo, aspecto, caso) o de la
clase gramatical a la que pertenece (coordinante, subordinante). Los primeros pueden
denominarse morfemas flexivos o gramemas; los segundos, gramemas, pero no
morfemas flexivos porque no indican flexión o accidente gramatical.
26
Curso de Morfología en Fichas
Prof. Lic. Mgtr. Diana Tamola de Spiegel
Los morfemas léxicos contienen el significado referencial de una palabra. La
distinción entre morfemas léxicos y derivativos frente a los gramaticales se
corresponde con la distinción entre tema y afijos flexivos o desinencias. Las palabras
gramaticales como el artículo, los demostrativos, los posesivos, los indefinidos, los
verbos haber o ser como auxiliares son gramemas, pero no morfemas flexivos.
Los morfemas derivativos se sitúan en una zona de transición entre lo léxico
y lo gramatical, al participar en cierto modo de las propiedades de los dos
significados situados a ambos extremos, aunque parecen aproximarse más a los
gramaticales que a los léxicos. Sin embargo, los morfemas derivativos son
funcionalmente diferentes de los flexivos: aquellos constituyen el tema de la palabra,
sin repercusión directa en el componente sintáctico; los flexivos se adjuntan al tema
de una misma palabra para expresar las categorías gramaticales que cada clase de
palabra soporta, y así adaptarla para poder figurar en las distintas combinaciones
sintácticas. Podríamos caracterizar los morfemas derivativos como morfemas léxicos
gramaticalizados: (1) léxicos porque coinciden semánticamente en parte con los
morfemas léxicos y (2) gramaticalizados porque coinciden en parte con los
gramaticales. Constituirían así la primera gramaticalización del léxico, ya que
funcionarían como la categorización o clasificación primaria de los significados
léxicos. Si comparamos las palabras de una serie de derivación como rico, riqueza,
enriquecer, enriquecimiento, tenemos un significado léxico común, pero el significado
diferente que soportan los afijos derivativos es de naturaleza puramente categorial,
pues su función es señalar el mismo significado léxico realizado por distintas clases de
palabras: {“-ece-“} significa verbo, {“-miento-“} significa sustantivo deverbal. Pero a
su vez -y aquí está lo diferencial entre lo derivativo y lo flexivo-, estos significados
categoriales que soportan los afijos derivativos resultan determinados
obligatoriamente por las categorías morfosintácticas privativas de cada clase de
palabras, expresadas mediante flexión: el número en riqueza(s) o enriquecimiento(s),
el tiempo, el modo, el aspecto, el número y la persona en enriquece(r) (enriquecerán,
enriquecías).

3.5.2. Clasificación sintáctica

Sintácticamente, Bloomfield10 clasifica los morfemas en libres y ligados, según tengan


o no autonomía en las construcciones sintácticas. Son morfemas libres los que pueden
aparecer aisladamente constituyendo un enunciado y morfemas ligados los que solo
aparecen asociados a otros morfemas también ligados. Según este criterio, en
español son morfemas libres la mayoría de los adverbios, tipo sí, no, hoy, ayer, porque
en determinados contextos pueden constituir por sí solos un enunciado. Existen
morfemas ligados y morfemas libres, esto es, morfemas no utilizables separadamente
como palabras y morfemas que constituyen palabras monomorfemáticas.
Son morfemas ligados los afijos, las preposiciones, las formas clíticas, los
subordinantes y relacionantes. Los morfemas libres son, al mismo tiempo, palabras,
es decir, formas lingüísticas libres mínimas. Hay morfemas que pueden aparecer como
libres o ligados, por ejemplo, mar frente a mar-in-o, flor frente a flor-al.
Dentro de los morfemas no libres o ligados se distinguen los morfemas ligados
propiamente dichos que por sí solos no forman palabra y los morfemas que pueden
formar palabra, pero que son de naturaleza dependiente. En la oración Quiero que me lo
des, ‘que’, ‘me’, ‘lo’ constituyen morfemas ligados dependientes, porque mantienen
10
Lingüista norteamericano, fundador del descriptivismo en la lingüística estructuralista, autor de
Language (1933), manual del estructuralismo americano por excelencia.

27
Curso de Morfología en Fichas
Prof. Lic. Mgtr. Diana Tamola de Spiegel
una relación de dependencia sintáctica. Con frecuencia, los morfemas dependientes
pueden cambiar de distribución y permitir la inserción de otros morfemas dependientes:
No quieres responderme / No me quieres responder. Dámelos / No me los des.
Comételos / No te los comas; comelos, comételos).

3.5.3. Clasificación distribucional


El criterio distribucional de clasificación atañe solamente a los afijos derivativos y
flexivos que por definición son morfemas adjuntos a otras unidades morfológicas y, por
tanto, morfemas ligados. Para clasificarlos se tienen en cuenta dos aspectos:
(a) si el sufijo segmenta la raíz o no,
(b) si el afijo es un segmento continuo o discontinuo.
De acuerdo con ello, cabe distinguir cuatro tipos de afijos: confijos, infijos, circunfijos
y transfijos.

3.5.3.1. Confijos
Los confijos son segmentos continuos que no dividen la raíz. Se clasifican en tres
subtipos de acuerdo con su distribución: prefijos, sufijos e interfijos.
Son prefijos derivativos los que, dentro del tema, preceden a la raíz o a otro
prefijo derivativo: con-centr-ar, re-con-centr-ar. En lengua castellana, no existen
prefijos flexivos tal como presentan otras lenguas.
Son sufijos derivativos los que, dentro del tema, suceden a la raíz o a otro
sufijo: viv-az, viv-ac-idad; son sufijos flexivos los que suceden al tema o a otro sufijo
flexivo: cant-á-ba-mos.
Por último, son interfijos los afijos que se insertan entre
(a) las dos bases (raíces o temas) integrantes de un tema compuesto, como por
ejemplo, las denominadas vocales de enlace que funcionan de puente entre la
consonante final de la primera base de una palabra compuesta y la consonante inicial de
la segunda: insect-i-cida, pel-i-rrojo, car-i-ancho, carn-í-vor-o, pisc-í-vor-o, music-ó-
log-o, antrop-ó-log-o; o
(b) entre la base y un sufijo derivativo, como en nub-arr-ón, polv-ar-eda, pedr-
eg-al, o en bail-ot-ea(r), corr-et-ea(r).

3.5.3.2. Infijos
Los infijos son morfos que se insertan dentro de otro morfo, normalmente la raíz,
convirtiéndola en una raíz discontinua. Aparecen marginalmente en el campo de la
derivación apreciativa: el afijo -it-, por ejemplo, figura normalmente como sufijo (libr-
it-o), pero en determinados contextos como infijo (Carl-it-os, lej-it-os, azuqu-it-ar).

3.5.3.3. Transfijos
Los transfijos son afijos discontinuos que dividen la raíz haciéndola discontinua. Son
típicos de las lenguas semíticas.

3.5.3.4. Circunfijos
El circunfijo es un afijo discontinuo que rodea la base. Está formado por la
combinación de un prefijo y un sufijo mutuamente dependientes: ambos elementos se
exigen mutuamente en la constitución del significante de la palabra en cuestión: en -
sombr - ec -er (no existe sombrecer); en - roj -ec -er (no existe rojecer).
28
Curso de Morfología en Fichas
Prof. Lic. Mgtr. Diana Tamola de Spiegel
A continuación, el cuadro sinóptico resume la información explicada antes.

Léxicos
Criterio semático Derivativos
Gramaticales

Libres
Criterio sintáctico
Ligados
Clases de
morfemas prefijos
confijos sufijos
Morfemas interfijos
continuos
Criterio infijos
distribucional
circunfijos
Morfemas
discontinuos
transfijos

Ejercitación 3

1. ¿Qué significa analizar morfológicamente una palabra?


……………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………

2. Defina morfema, tema, base, raíz, afijo.


Un morfema es.…………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………………..
Una base es.……………………………………………………………………………………….
……………………………………………………………………………………………………
La raíz es...………………………………………………………………………………….…..
…………………………………………………………………………………………………..
Un afijo es ………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………

3. ¿Qué ubicación toman los sufijos flexivos?

……………………………………………………………………………………………………

29
Curso de Morfología en Fichas
Prof. Lic. Mgtr. Diana Tamola de Spiegel
4. Algunas palabras admiten la posibilidad de un doble análisis morfológico, consecuencia de la
existencia de diferente significado. Realice el análisis morfológico de la palabra ‘inutilizable’ en
plural según las dos acepciones indicadas a continuación:

“que no puede ser utilizado”


“que puede ser inutilizado”
Recuerde que el prefijo ‘in-‘ se asocia a bases adjetivas.

5. a. Transcriba los temas de las siguientes palabras.


5. b. Clasifíquelos en (1) nominales o verbales, (2) en vocal tónica o átona o en consonante.
5. c. Clasifique las palabras en simples, derivadas o compuestas.

musicólogos: (a) music- + o + log, (b) temas nominales en consonante, unidos por el interfijo
o, (c) palabra compuesta.

cariancho: …………………………………………………………...............................................
…………………………………………………………………………………………………..

necrofilia:……………………………………………………………………………………..........
………………………………………………………………………….......................................

ejemplificación:……………………………………………………………………………............
……………………………………………………………………………...................................

amable: ………………………………………………………….................................................
……………………………………………………………………………………………………

genoveses: ……………..…………………………………………………………………….....

…………………………………………………………………………………………………..

soles: …………………………………………………………..................................................
…………………………………………………………………………………………………….

jugaremos:
……………………………………………………………………………………..........................
............................................................................................................................

florecían:
……………………………………………………………………………………..........................
...............................................................................................................................

aguasal: ……………………………………………………………................................................
..............................................................................................................................................

30
Curso de Morfología en Fichas
Prof. Lic. Mgtr. Diana Tamola de Spiegel
irreal:
…………………………………………………………………………………………..................
..............................................................................................................................................

gramaticalizaciones: ……………………………………………….............................................

..............................................................................................................................................

6. Transcriba los morfemas de cada palabra y subraye los constituyentes que carezcan de
significado, según se indica en el ejemplo:

vivarachos: {“viv-“} {“-ar-“} {“-ach-“} {“-o-“} {“-s”}

pelirrojo: ………….………………………………………….…..............................................

insecticida: …………………………………………………………..............................................

ignífero: ………………………………………………………………………….….....................

lirófolo: …………………………………………………………………………………………....

7. a. Analice morfológicamente en forma completa las siguientes palabras: ‘ilegal’, ‘sacrificios’


y ‘regionalizaron’. Antes de analizar elabore la cadena de derivación.
b. Clasifíquelas según el número de morfemas, su posibilidad de variación y su composición
(simples / complejas por derivación o composición)

8. En las palabras siguientes, un circunfijo convierte un tema adjetivo o sustantivo en verbo:


agrandaremos, anochecía, aterrorizaríamos, engordan, enfurecían, destornillás, entronicé,
innovará, deformemos. Analice morfológicamente cada palabra y clasifique cada morfema
según los tres criterios.

9. Analice morfológicamente las siguientes palabras. Clasifíquelas de acuerdo con la teoría


explicada: llaves, llavero, portallaves; besito, besaron; temor, temieron.

10. Compare las siguientes palabras. Señale con una barra los morfemas constituyentes. Subraye
los interfijos que halle:
a. humareda, alameda, polvareda

b. nubarrón, ventarrón, salón, portón

c. corretear, risotear, correr

d. lenguaraz, tenaz

e. testarudo, mocudo

11. Derive en el orden indicado un verbo, un participio y un adverbio a partir de la siguiente


palabra:
rojo  ………………………….. ……………………………. …………………………….

12. Derive en el orden indicado un verbo y un sustantivo:


31
Curso de Morfología en Fichas
Prof. Lic. Mgtr. Diana Tamola de Spiegel
sombra  ……………..….……...……..………………………………...

13. Derive en el orden indicado un verbo y un adjetivo:


útil  …………….…….....……..…..………………..…………......…..

14. Subraye los gramemas de las siguientes palabras. Clasifíquelos.


agradecerás, fe, de, este, gatitos, emulsionante, florecieron, sacrificarían, respuestas,
ensordecen, reían, duerme, saliste, miraréis, girasoles, gemía, salió.

15. Elabore una lista de tres morfemas derivativos de adjetivo y ejemplifique su uso, según el
ejemplo:
1. {“il”}: sutil, útil, dócil, frágil, …

BIBLIOGRAFÍA

32
Curso de Morfología en Fichas
Prof. Lic. Mgtr. Diana Tamola de Spiegel
BOSQUE, IGNACIO (1983), “Morfología”, en: YLLERAS, A., Introducción a la lingüística, Madrid,
Alhambra.
COSERIU, EUGENIO (1978), Gramática, Semántica y Universales, Madrid, Gredos.
PENA, JESÚS (1999), “Partes de la morfología. Las unidades del análisis morfológico”, en BOSQUE, Y.;
DEMONTE, Violeta, Gramática descriptiva de la lengua española, Tomo 3, Madrid, Espasa Calpe.

33
Curso de Morfología en Fichas
Prof. Lic. Mgtr. Diana Tamola de Spiegel