Anda di halaman 1dari 3

12 cosas para agradecer a Dios en medio de la aflicción

Una de las cosas más importantes que debemos hacer cuando sufrimos es dar
gracias. No lo digo a la ligera y conozco a muchos creyentes que han soportado
un dolor y una tragedia inimaginables. Dar gracias en medio de la agonía y la
aflicción ciertamente no es fácil de hacer.

Sin embargo, Efesios 5:20 nos dice que debemos dar gracias "siempre y por
todas las cosas a Dios el Padre en el nombre de nuestro Señor Jesucristo" y 1
Tesalonicenses 5:18 dice "dar gracias en toda circunstancia; porque esta es la
voluntad de Dios en Cristo Jesús para ti ". Dar gracias nos ayuda a centrarnos
en Dios en nuestra aflicción, nos aleja de las quejas, fortalece nuestra fe y da
gloria a Jesús.

Hay muchas cosas por las que podemos agradecer cuando sufrimos, pero aquí
hay 12 que trato de recordar:

1) Que Dios es soberano y tiene el control completo de la intensidad y la


duración de su aflicción.

Yo soy Dios, y no hay otro;


Yo soy Dios, y no hay nadie como yo, que
declare el fin desde el principio
y desde la antigüedad cosas aún no hechas,
diciendo: 'Mi consejo permanecerá,
y cumpliré todo mi propósito' Is 46: 9-10

2) Que el amor y la misericordia de Dios nunca cesen

El amor constante del Señor nunca cesa;


sus misericordias nunca llegan a su fin;
Son nuevos cada mañana;
grande es tu fidelidad Lam 3: 22-23

3) Que Jesús nunca te abandonará ni te abandonará.

Mantenga su vida libre del amor al dinero, y esté contento con lo que tiene,
porque él ha dicho: "Nunca te dejaré ni te desampararé". Heb 13: 5

4) Que Dios está contigo en tu aflicción

Cuando pases por las aguas, Yo estaré contigo; y a través de los ríos, no te
abrumarán; cuando pases por el fuego no serás quemado, y la llama no te
consumirá. Es 43: 2
5) Que Dios escucha tu oración

Los ojos del Señor están hacia los justos


y sus oídos hacia su clamor. Ps 34:15

Cuando los justos claman por ayuda, el SEÑOR escucha


y los libera de todos sus problemas. Sal 34:17

6) Que Dios está usando esta aflicción para hacerte como Cristo.

Y sabemos que para aquellos que aman a Dios, todas las cosas funcionan juntas
para bien, para aquellos que son llamados de acuerdo a su propósito. Porque a
los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos
conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos
hermanos. Romanos 8: 28-29

7) Que esta aflicción es momentánea y ligera en comparación con la


recompensa eterna que está produciendo

Por esta luz, la aflicción momentánea nos está preparando un eterno peso de
gloria más allá de toda comparación ... 2 Cor 4:17

8) Que Jesús es tu Sumo Sacerdote comprensivo que intercede por ti


constantemente

Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda simpatizar con nuestras


debilidades, sino uno que en todos los aspectos ha sido tentado como nosotros,
pero sin pecado. Heb 4:15

En consecuencia, él puede salvar hasta el extremo a aquellos que se acercan a


Dios a través de él, ya que él siempre vive para interceder por ellos. Heb 7:25

9) Que Dios está cerca de ti en tu dolor

El Señor está cerca de los quebrantados de corazón


y salva a los abatidos en espíritu. Sal 34:18

10) Que Jesús es tu refugio, fortaleza y torre fuerte a la que puedes correr.

Dios es nuestro refugio y fortaleza, una ayuda muy presente en problemas. Ps


46: 1, ESV

El nombre del SEÑOR es una torre fuerte; el hombre justo corre hacia él y está
a salvo. Pr 18:10

11) Que Dios te ha salvado, lavado tus pecados y adoptado como tu propio hijo.
Bienaventurados aquellos cuyas transgresiones son perdonadas, cuyos pecados
están cubiertos. Rom 4: 7

12) Que algún día Jesús enjugará cada lágrima de tus ojos y verás su rostro
glorioso.

Él enjugará toda lágrima de los ojos de ellos, y ya no habrá muerte, ni habrá


llanto, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas pasaron. Rev 21: 4