Anda di halaman 1dari 16

LA FUNCIÓN DE RELACIÓN

AUTOR: Flor Azucena ANGELES MEJÍA


Institución Educativa Pedro Pablo Atusparia
Nª 88273
CARATULA

BIOTECNOLOGÍA:
ORGANISMOS TRANGÉNICOS

CURSO:
CIENCIA, TECNOLOGÍA Y AMBIENTE

GRADO:
4TO DE SECUNDARIA

ALUMNA:
FLOR AZUCENA ANGELES MEJÍA

DOCENTE:
MARCOS LÀZARO PALACIOS

LLAMACHUPÁN – PERÚ
2017

2
CAPÍTULO I

3
CAPITULO I

1. GENERALIDADES

1.1.INTRODUCCIÓN

Los seres vivos son muy eficientes para recoger información del medio interno y
externo y responder en forma adecuada. A la vez, mantener las condiciones necesarias
para que nuestros sistemas funcionen correctamente todo el tiempo sin que tengamos
que pensarlo.

Todas estas acciones y sensaciones están coordinadas por el sistema nervioso y


endocrino. El sistema nervioso funciona ejerce un control inmediato del organismo.
Mientras que el sistema endocrino regula las funciones corporales por medio de las
hormonas, una respuesta más lenta.

En éste trabajo se podrá aprender cómo estos sistemas se complementan para conseguir
un funcionamiento armónico de todos tus órganos. Una falla puede desencadenar
diversas enfermedades.

1.2.OBJETIVOS DEL ESTUDIO

1.2.1. OBJETIVO GENERAL

 Definir y explicar la función de relación y coordinación como clave de


supervivencia y a nivel celular.

1.3.METODOLOGÍA:

1.3.1. DOCUMENTAL. - Con relación al tema se realizará mediante consulta


bibliográfica e Internet.

4
CAPÍTULO II

5
CAPÍTULO II

2. LA FUNCIÓN DE RELACIÓN Y COORDINACIÓN

2.1. Relación y coordinación, claves de la supervivencia

La función de relación tiene como finalidad la supervivencia del individuo en


el medio que habita. Comprende todos los procesos por los cuales los seres vivos
perciben en todo momento su estatus vital para poder actuar en consecuencia.

Dentro de esta función se incluye la percepción de los cambios de su entorno, y


todos los procesos que controlan el normal funcionamiento interno del organismo
(la respiración, el latido del corazón, el crecimiento, etc.). El ser vivo necesita
disponer de un sistema de coordinación que asegure la correcta ejecución de sus
funciones vitales.

En un ser vivo, las funciones de relación suelen estar definidas por la presencia
en su cuerpo de determinados tipos celulares especializados.

En los organismos pluricelulares existen células que perciben lo que sucede a su


alrededor, células especialistas en procesar esta información y, finalmente, otras
células que elaboran unas respuestas adecuadas. En el caso de los animales, los
procesos que tienen lugar en el cuerpo están controlados por el sistema nervioso
y el sistema endocrino.

En los organismos unicelulares, su única célula detecta los cambios y elabora


una respuesta apropiada.

2.2. Análisis de un complejo proceso

6
¿Cuántos órganos y aparatos pueden llegar a intervenir en un acto como el que
realiza el camaleón al cazar?

Sorprende descubrir que son muchos más de lo que parece. En primer lugar, la
detección de la presa se realiza mediante los órganos de los sentidos. El camaleón
posee una vista y un olfato muy desarrollados. En este caso detecta la presa con la
vista.

Controlados por el sistema nervioso, los ojos del camaleón son capaces de
explorar todo su entorno mientras su cuerpo está completamente quieto,
camuflado entre las ramas de un árbol. Pueden incluso dirigirse
independientemente, uno hacia delante y otro hacia atrás. Una vez localizada la
presa, los ojos la enfocan y permiten al sistema nervioso calcular la distancia a la
que se encuentra.

Inmediatamente después, la lengua sale disparada de la boca del camaleón, con


tal precisión que golpea con su punta pegajosa al insecto y lo atrapa. Al instante,
la lengua vuelve a su posición en la boca, permitiendo que el reptil engulla el
insecto. Interviene entonces el aparato digestivo. La deglución y la llegada del
alimento al estómago también están controlada por el sistema nervioso.

Todo este proceso no dura más que unas décimas de segundo. Pero, para que
suceda, ha sido necesaria una compleja coordinación.

2.3. Relación y coordinación en el nivel celular

Cada célula individual es capaz de notar


los cambios del medio que la rodea y puede
responder a estos cambios de manera
adecuada. Las variaciones del medio se
llaman estímulos y las reacciones de las
células, respuestas. El conjunto de respuestas
de las células tiene como objetivo su
supervivencia.

Las respuestas de las células a estímulos se


manifiestan con cambios de forma,
movimientos, cambios metabólicos,
secreciones, etc. Ciertas células responden a
algunos estímulos (falta de alimento, excesivo
calor...), segregando sustancias que se
depositan en su membrana y las aíslan del
exterior. La célula así envuelta se llama quiste
y puede permanecer mucho tiempo con una
vida latente hasta que cambian las
condiciones. Entonces rompe el quiste y
reanuda su actividad. Es una reacción típica
de las bacterias.

7
2.4. Relación y coordinación en el nivel celular. Respuestas en invertebrados y
vertebrados
Las células perciben los cambios del medio y responden a estos cambios de
manera adecuada. Las variaciones del medio se llaman estímulos, y las reacciones
de las células, respuestas.
Las respuestas de las células a estímulos se manifiestan con cambios de forma,
movimientos, cambios metabólicos, secreciones, etc.
Ciertas células responden a algunos estímulos (falta de alimento, excesivo
calor…) segregando sustancias que se depositan en su membrana y las aíslan del
exterior. La célula así envuelta se llama quiste y puede permanecer mucho tiempo
con una vida latente hasta que cambian las condiciones y reanuda su actividad. Es
una respuesta típica de las bacterias.

Las respuestas de movimiento se denominan tactismos o taxismos: son


positivos si se acercan al estímulo y negativos si se alejan. Según el tipo de estímulo,
puede ser fototactismo (si el estímulo es la luz), quimiotactismo (una sustancia
química), termotactismo (una variación de temperatura), etc.
Los protozoos y las algas microscópicas se mueven ante la presencia de luz o
de sustancias en el medio. El movimiento celular se realiza por seudópodos,
flagelos o cilios.

Las bacterias que poseen flagelos tienen movilidad, o sea, el movimiento de


traslación de un punto a otro en forma rápida y de zig zag permitiéndoles responder
a estímulos por ejemplo: químicos cuando las bacterias son atraídas a determinados
compuestos como la glucosa, la galactosa y se denomina quimiotactismo positivo
o por el contrario son repelidas de algunos compuestos como los antibióticos,

8
quimiotactismo negativo, luminosos es el caso de las bacterias fotosintéticas que
tienen fototactismo positivo a los rayos luminosos.

2.5. Las respuestas de los invertebrados a los estímulos

Las respuestas de los invertebrados a los estímulos externos son más complejas
que los tropismos, pues estos animales, además de un control hormonal, poseen una
regulación de sus respuestas al ambiente dado por un sistema nervioso
primitivo. Esto determina que sus respuestas sean más rápidas y por tanto más
eficientes para responder ante los cambios del medio. Taxismos o tactismos son las
respuestas que ofrecen los animales inferiores a los diferentes estímulos del medio
ambiente. Además, los movimientos que se producen como parte de las respuestas
son reversibles, a diferencia de lo que ocurre en los tropismos.

2.5.1. Tipos de tactismos

Los tactismos se denominan de acuerdo al tipo de estímulo. Se


distinguen: fototactismo, gravitactismo, hidrotactismo y tigmotactismo.
Como en los tropismos, las respuestas o movimientos que experimentan
los animales invertebrados pueden ser de acercamiento o de alejamiento hacia el
estímulo. Se habla de tactismo positivo cuando el movimiento del animal se
dirige hacia el estímulo, y de tactismo negativo si el movimiento tiende a alejarse
del estímulo.

 Fototactismo: es la respuesta de los animales a variaciones en la


cantidad de luz.
 Gravitactismo: es la respuesta a estímulos de origen gravitatorio.
 Hidrotactismo: es la respuesta a estímulos cuyo origen es el agua.
 Tigmotactismo: es la respuesta a estímulos táctiles.
 Heliotactismo: es la influencia que el sol ejerce sobre la orientación
de los seres vivos.
 Galvanotactismo: es la respuesta a estímulos eléctricos.
 Termotactismo: es la respuesta a la variación de la temperatura.
 Quimiotactismo: es la respuesta a estímulos químicos.

Cuando encendemos una lámpara las polillas se dirigen hacia esta


fuente artificial de luz. Corresponde a un fototactismo positivo.

9
También se puede dar el caso opuesto, como ocurre con las
cucarachas, que al acercarse a ellas la luz tienden a escapar.

Las Orugas cortadoras (insecto cosmopolita con alta capacidad de


dispersión) que a partir del tercer estadio larval manifiestan un fototactismo
negativo, escapándole a la luz y permaneciendo durante el día bajo la tierra
enroscadas sobre sí mismas.

Las medusas poseen ocelos en el borde umbrelar que son unidades


fotorreceptoras, para captar la mayor o menor luminosidad para que suban o
bajen debido a que poseen un fototactismo negativo por lo que huyen de la luz,
esto constituye un mecanismo de defensa. Estos ejemplos corresponden a un
fototactismo negativo.

10
Las vaquitas de San Antonio son insectos que al tomarlos en tu mano,
siempre suben a través de ella. Éste es un claro ejemplo de gravitactismo
negativo, ya que la vaquita se mueve siempre en dirección contraria a la fuerza
de gravedad.

La lombriz de tierra presenta un hidrotactismo positivo; siempre


construye sus galerías subterráneas en dirección a las zonas húmedas.

En las lombrices de tierra existen quimiorreceptores especializados


distribuidos por todo el cuerpo, capaces de detectar agua. Estas células llamadas
higrorreceptores permiten que la lombriz permanezca en suelos de humedad
adecuada.

11
2.5.2. Mecanismos de acción de los tactismos

A diferencia de los tropismos, la causa de las respuestas denominadas


tactismos está regulada y controlada por la presencia de un simple pero eficiente
sistema nervioso.
Este sistema nervioso está formado por tres grupos de neuronas que
equivalen a un cerebro primitivo, ya que posee nervios que se conectan con los
ojos, antenas y patas del insecto, permitiéndole detectar y responder ante un
estímulo cualquiera, en un movimiento de acercamiento o alejamiento del
mismo.
Gracias a este sistema nervioso rudimentario que les permite responder
ante los cambios del medio, los insectos han llegado a constituirse en los
animales terrestres más numerosos, con más de 900.000 especies diferentes,
capaces de habitar los lugares más diferentes del planeta.

 Respuestas de los vertebrados

La ciencia ha postulado que los primeros vertebrados aparecieron en


nuestro planeta en el medio acuático, hace unos quinientos millones de
años. Desde entonces se fueron diversificando a medida que se adaptaban
a las diferentes formas de vida. Así, fueron apareciendo paulatinamente
las cinco clases de vertebrados que hoy conocemos: peces, anfibios,
reptiles, aves y mamíferos, incluyendo al hombre en esta última clase.
Una de las características principales de un animal vertebrado es que
posee un sistema nervioso capaz de captar la información o los estímulos
que provienen del medio, manejarlo e integrarlos para que el individuo
elabore respuestas o comportamientos adecuados.
Este sistema opera a través de los receptores y órganos sensoriales que
se constituyen en vías de entrada para toda información.
En los animales dicha información es procesada en los diferentes centros
nerviosos que se integran con la finalidad de que el organismo pueda
responder de manera uniforme a los diversos estímulos que recibe.
De acuerdo a la integración de estos centros nerviosos, las respuestas
elaboradas por los animales pueden ser más o menos complejas. Así por
ejemplo, el aprendizaje por discernimiento es una respuesta que se da en
los animales superiores, sobre todo en los primates y, por supuesto, en el
hombre. Esta respuesta se elabora cuando el individuo percibe y
experimenta diferentes estímulos, los relaciona y los maneja para
conseguir lo que quiere. Este tipo de comportamiento se adquiere por
medio del contacto permanente del organismo con su entorno y evidencia
una capacidad más compleja de elaboración de respuestas, dirigidas por
la voluntad (querer hacer algo) y la conciencia de los propios actos
(comprender las diferentes posibles respuestas).
El sistema nervioso en los vertebrados necesita además, de la
cooperación de otro sistema llamado endocrino, en el cual se producen
las hormonas. La presencia de una hormona es un estímulo que provoca
una reacción en un órgano determinado o en un grupo de órganos.
Por ejemplo, la hormona del crecimiento se produce en una parte
específica del cerebro y estimula o provoca el crecimiento de tejidos,
huesos y demás estructuras de un animal.

12
La coordinación de los sistemas nervioso y endocrino en los vertebrados
controla tanto las respuestas rápidas (sistema nervioso) como las más
lentas y generalizadas (sistema endocrino).
Otras características no menos importantes de los vertebrados, son las de
poseer un esqueleto interno, un aparato respiratorio y otro circulatorio.
Con todos estos sistemas, en perfecta coordinación, los animales
vertebrados son capaces de manifestar los más asombrosos
comportamientos, como por ejemplo, la protección de las crías, la
defensa de su territorio, la búsqueda de alimento y la notable capacidad
para mantener la supervivencia de la especie.

Los distintos tipos de respuestas son:

Respuestas motoras: son las que involucran movimientos, los músculos


son los encargados de ejecutar la respuesta.
Respuestas secretoras: son las que implican la acción de las glándulas
(endócrinas y exócrinas), órganos que tienen la capacidad de producir
secreciones.
Respuesta inmunológica: ante el ingreso de un agente extraño (bacteria,
virus) se desencadena una respuesta de defensa ejecutada por diferentes
tipos de células (denominadas en conjunto glóbulos blancos) o bien por
anticuerpos (proteínas) capaces de destruir a los agentes externos.

13
CAPÍTULO III

14
CAPÍTULO III

15
CAPÍTULO III

3. CONCLUSIONES

 La función es vital para la supervivencia de cualquier organismo. Para adaptarse a


los cambios del medio todo organismo tiene receptores, zonas de percepción y
efectos.

 La mayor cefalización de los vertebrados permite que sus receptores se agrupen en


órganos, y también que sean más complejos que los invertebrados.

 Su función es recibir estímulos del interior y del exterior organismo, procesar la


información y elaborar una respuesta adecuada. Lo hace muy rápidamente a través
de impulsos nerviosos que viajan por las neuronas (célula específica del Sistema
Nervioso)

16