Anda di halaman 1dari 3

"DEL MEDIODÍA A LA MEDIANOCHE"

De: JAIRO HUMBERTO AYALA DURÁN

La lectura y el estudio del Ritual, siempre nos ha dejado enseñanzas, en ellos están todos
los simbolismos que en cada grado practicamos, muchas veces nos alejamos en otras
búsquedas, pero la riqueza que posee el Ritual, en cada uno de sus parlamentos, en la
instrucción simbólica que el mismo posee, debería ser el mejor libro que el Grado de
Aprendiz nos aporta. A instancias del Q H 2º Vig de mi Q Log, me solicito el
Tema a desarrollar, bajo la pregunta: ¿Porque los AApr MMas comienzan sus
Trabajos, al Mediodía y porque los cierran a Medianoche?
Para iniciar el Tema, miremos la disposición de los sitiales del Venerable y los Vigilantes -
Oriente, Occidente y Mediodía - si el Templo es la representación del Universo sugiere la
existencia del cuarto punto cardinal: el Norte.-Oriente y Occidente son representativos del
amanecer y el poniente, de la primavera y el otoño, del nacer (o renacer) y el morir, del
despertar y el dormir.-
Y el mediodía y el Norte lo son a su vez representativos del mediodía y la medianoche, del
ser y el no-ser, de la actividad y la quietud, del conocimiento y la Sabiduría (el estado
potencial del primero), lugar que constituye la Orientación Eterna de la Orden, donde está
ubicado el Sillón Vacante.-
Siempre en cada Grado y Rito masónico, el inicio y el término de los trabajos, obedecen
rigurosamente a un horario, significando esto la disciplina, la programación y sobre todo la
influencia de los Astros, debido a la importancia que la Astrología tuvo en la
Masonería. En la Apertura de los Trabajos el Seg Vig informa que todos los que
decoran la Columna del Mediodía son AAp MMas, a su vez está sentado en el lugar
preciso para observar el sol en su meridiano, mandar los obreros a trabajar. Siendo
Mediodía en punto, comienzan los trabajos, en el momento en que el Sol está en el punto
más alto de su elevación sobre el horizonte y corresponde a las doce del día, hora solar.-
Históricamente, uno de los orígenes de esta práctica es encontrada en el zoroastrismo
persa: Zoroastro, según la forma griega de su nombre o Zaratustra, en iraní, (circa 588 a
JC.) reunía a sus discípulos al mediodía y los despedía a medianoche, luego de las
enseñanzas fundamentales de los principios de Ormuz y de Ariman, la lucha del Bien y el
Mal, la Luz y las Tinieblas. Existe, todavía, una razón, podríamos decir, de orden ética y
moral justificar este acto simbólico: medio día es la hora en que el sol está a pleno,
cuando los objetos no hacen sombra; es por lo tanto el momento de mayor y absoluta
Igualdad, nadie hace sombra a nadie, concretándose uno de los pilares doctrinarios de la
moderna Masonería (junto a la Libertad y la Fraternidad).-
En el Grado de Aprendiz, esta apertura de los trabajos encaja perfectamente en la
emblemática solar y en los que nos viene de la tradición operativa, Atenor Del Monte, en
uno de sus tantos trabajos, nos dice que: el Sol naciente es una luz que proyecta sombras,
la luz del poniente, con sus sombras retrospectivas y su mirada hacia atrás, no son
buenas", puesto que las sombras ocultan la Verdad. Con la falta de luz, las cosas pierden
su propia individualidad (el Yo) y adquieren para quien las percibe, la personalidad de sus
propias cosas interiores: el No-Yo se ha convertido en espejo del mundo interno.- Cuando
se produce la ausencia total de luz, toda separación cesa, y el Yo se funde con el todo. Es
el momento que el Iniciado percibe en su interior con mayor fuerza de sí mismo las
experiencias que ha vivido.-
Astrológicamente, el mediodía es la hora simbólica en que el Sol está en todo su
esplendor, con su actividad conocida por todos, abierta y transparente.- A medianoche,
cuando los trabajos se cierran, la actividad es toda secreta, es cubierta, ignorada por
todos, es cuando en el Ritual, para señalar ese carácter, nos pide a los Masones, que
guardemos silencio sobre todo lo que escucho y vio. El mediodía celeste está marcado
por el astro más luminoso visible al ojo humano, o sea el Sol, el astro principal, el más
luminoso, el corazón del sistema solar, el símbolo de Dios.- La medianoche celeste es
caracterizada por el astro menos visible al ojo, el último o el más alejado del Sol, Plutón.-
Aquí, volvemos a repetir, el Sol simboliza el mediodía, la LUZ, y Plutón simboliza la
medianoche, las TINIEBLAS.-
Plutón es el símbolo de lo invisible, significa el acceso a las riquezas escondidas, como la
iniciación, a lo oculto (como misterio o secreto) al hombre, colocándolo en el lugar más
lejano de la materia y fuera de la radiación celeste, o sea fuera de toda la materialidad.-
En sus muchos aspectos, Plutón se torna la propia negación de Dios, es la imagen de
Satán, en el sentido literal de la palabra : adversario, oponente.- El recuerda al Masón, que
está a medianoche, simbólicamente, reingresa al mundo profano y que guarda sigilo sobre
los trabajos efectuados desde el mediodía, posee un deber ético y moral, no pudiendo por
ello transformarse en adversario de las enseñanzas masónicas, como un vulgar perjuro.-
Otra forma de buscar el símbolo que representa del mediodía a la medianoche, podemos
bucear en la Numerología, doce horas existen en el movimiento del Sol, doce son los
signos zodiacales, que representan un círculo perfecto y que simbolizan las periódicas
muertes y resurrecciones de la Naturaleza.-De un lado el Sol, símbolo espiritual del Yo
superior es la representación material de la vida y de la Luz, Plutón símbolo espiritual de la
voluntad creadora, de la transformación y representación de la muerte y de las tinieblas.-
Durante el simbólico período de doce horas de duración de la Tenida masónica, el obrero
va de la Luz a las tinieblas, de la vida a la muerte, como la naturaleza, a fin de renacer para
una nueva vida espiritual y perfecta.-
El número doce, inclusive, tiene un alto sentido místico, como símbolo del orden
cósmico, y era la base de la numeración entre los pueblos antiguos, siendo encontrado en
textos antiguos y bíblicos: los doce signos zodiacales, las doce tribus de Israel, los doce
panes propíciales, los doce meses del año, las doce horas del día, como las doce horas de
la noche. Al iniciar los trabajos al mediodía y su cierre a la medianoche, en las Logias
operativas, estamos los Masones trabajando las 24 horas, puesto que en todo momento
los Masones del mundo están iniciando sus tareas, sin descanso, y al cerrar la misma, ya
otros Masones inician la misma.-
HH el final del trabajo ha llegado, pero espero que algo haya quedado, y en ello se
pueda seguir trabajando, parafraseando al H Desiderio, "Tengamos presente siempre el
Sol de estos proyectos nuestros ubicados en el Meridiano de nuestros ideales, cuya
expresión más elevada esta simbolizada en el GADUâ€

http://ar.groups.yahoo.com/group/alasheras/message/19630 27 de Octubre de 2013


14:20