Anda di halaman 1dari 3

DEFINICIÓN DE INTELIGENCIA

Desde el punto de vista etimológico, la palabra "inteligencia" proviene del latín, "intellegentia",
que a su vez proviene de "intellegere", término compuesto de inter 'entre' y legere 'leer, escoger',
por lo que, etimológicamente, inteligente es quien sabe escoger. La inteligencia posibilita la
selección de las alternativas más convenientes para la resolución de un problema. De acuerdo a lo
descrito en la etimología, un individuo es inteligente cuando es capaz de de escoger la mejor
opción entre las posibilidades que se presentan a su alcance para resolver un problema.

La inteligencia pueden clasificarse en distintos grupos según sus características: la inteligencia


psicológica (vinculada a la capacidad cognitiva, de aprendizaje y relación), la inteligencia biológica
(la capacidad de adaptación a nuevas situaciones), la inteligencia operativa y otras. En todos los
casos, la inteligencia está relacionada a la habilidad de un individuo de captar datos,
comprenderlos, procesarlos y emplearlos de manera acertada. Quiere decir que es la capacidad de
relacionar conocimientos y conceptos que permiten la resolución de un determinado conflicto, es
una cualidad que poseemos los humanos y también los animales, sólo que en el caso de ellos se la
llama erróneamente instinto.

Teorías Contemporáneas de la Inteligencia

Para abordar el estudio sobre la inteligencia, a finales del siglo XX surgen varias teorías
psicológicas que cobran gran celebridad:

- Howard Gardner – Inteligencias Múltiples

-Robert J. Sternberg – Teoría triárquica de la Inteligencia

-Daniel Goleman – Inteligencia Emocional

Inteligencias Múltiples

La teoría de las Inteligencias Múltiples desarrollada por el Dr.Howard Gardner, psicólogo,


investigador y profesor de la Universidad de Harvard, Gardner define la inteligencia como:

La capacidad para resolver problemas cotidianos.

La capacidad para generar nuevos problemas para resolver.

La capacidad de crear productos u ofrecer servicios valiosos dentro del propio ámbito cultural.

Gardner agrupó la amplia variedad de habilidades que poseen los seres humanos, en siete
categorías o “inteligencias.

1) Inteligencia lingüística: la capacidad para usar palabras de manera efectiva, sea en forma oral o
de manera escrita.
2) La inteligencia lógico matemática: la capacidad para usar los números de manera efectiva y
razonar adecuadamente.

3) La inteligencia corporal-kinética: Es la capacidad para usar todo el cuerpo para expresar ideas y
sentimientos.

4) La inteligencia espacial: Es la habilidad para percibir de manera exacta el mundo visual-


espacial.

5) La inteligencia musical: Esta inteligencia incluye la sensibilidad al ritmo, el tono, la melodía, el


timbre o el color tonal de una pieza musical.

6) La inteligencia interpersonal: la capacidad de percibir y establecer distinciones en los


estados de ánimo, las intenciones, las motivaciones, y los sentimientos de otras personas.

7) La inteligencia intrapersonal: el conocimiento de sí mismo y la habilidad para adaptar las


propias maneras de actuar a partir de ese conocimiento.

La mayoría de los individuos tenemos todas esas inteligencias, aunque cada una desarrollada de
modo y a un nivel particular, producto de la dotación biológica decada uno, de su interacción
con el entorno y de la cultura imperante en sumomento histórico. Las combinamos y las
usamos en diferentes grados, demanera personal y única. Por otra parte, también tenemos
ciertas inteligencias menos desarrolladas, sin embargo, es posible desarrollar todas las
inteligencias hasta poseer en cada una un nivel de competencia razonable.

Teoría triárquica de la Inteligencia

Para Sternberg, la inteligencia consiste en pensar bien de tres formas diferentes, por lo que en
1985 creó la denominada Teoría Triárquica de la inteligencia:

Inteligencia contextual–analítica: Es la habilidad para adquirir y almacenar información, permite


separar problemas y ver soluciones no evidentes, aunque no tiene la habilidad de crear soluciones
por si mismo. También presentada como la habilidad para planificar, ejecutar y lograr el
conocimiento.

Inteligencia experiencial–creativa: Es la habilidad fundada en la experiencia para seleccionar,


codificar, combinar y comparar información. Una situación de novedad es aquella que nunca se ha
experimentado antes. Personas que son aptas en el manejo de una situación de novedad pueden
tomar la tarea y encontrar nuevas maneras de solucionarla que la mayoría de gente no percibiría.

Inteligencia contextual–práctica: Está relacionada con la conducta adaptativa al mundo real. Se


ocupa de la actividad mental implicada en conseguir ajuste al contexto, es decir, poder ajustarse a
las necesidades que el medio nos va presentando, es la eficacia con la cual un individuo encaja en
su ambiente y se enfrenta con situaciones cotidianas, esto refleja el grado de inteligencia.
Es importante aprender a saber cuándo y cómo usar cada una de estas inteligencias de manera
efectiva.

Inteligencia emocional

Para Goleman, la inteligencia es la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos y la


habilidad para manejarlos.Se enfatiza el papel preponderante que ejercen las emociones dentro
del funcionamiento psicológico de una persona cuando ésta se ve enfrentada a momentos difíciles
y tareas importantes: los peligros, las pérdidas dolorosas, la persistencia hacia una meta a pesar de
los fracasos, el enfrentar riesgos, los conflictos, cualquier involucramiento emocional que puede
resultar en una acción que culmine de modo exitoso o bien interferir negativamente en el
desempeño final.Esta dimensión responde a otro modo de entender la inteligencia más allá de
los aspectos cognitivos, tales como la memoria y la capacidad para resolver problemas. Hablamos
ante todo de nuestra capacidad para dirigirnos con efectividad a los demás y a nosotros mismos,
de conectar con nuestras emociones, de gestionarlas, de auto-motivarnos, de frenar los impulsos,
de vencer las frustraciones…

A su vez, Goleman explica que dentro de su enfoque sobre la inteligencia emocional hay cuatro
dimensiones básicas que la vertebran:

La primera es la auto-conciencia, y hace referencia a nuestra capacidad para entender lo que


sentimos y de estar siempre conectados a nuestros valores, a nuestra esencia.

El segundo aspecto es la auto-motivación y nuestra habilidad por orientarnos hacia nuestras


metas, de recuperarse de los contratiempos, de gestionar el estrés.

La tercera tiene que ver con la conciencia social y con nuestra empatía,

El cuarto eslabón es sin duda la piedra filosofal de la Inteligencia Emocional: nuestra habilidad para
relacionarnos, para comunicar, para llegar acuerdos, para conectar positiva y respetuosamente
con los demás.

Las emociones son, en esencia, impulsos que nos llevan a actuar, son programas de reacción
automática con los que nos ha dotado la evolución y que nos permiten afrontar situaciones
verdaderamente difíciles; pero se podría resumir en un sistema con tres componentes:

-El perceptivo, destinado a la detección de la activación de estímulos.

-El motivacional, encargado de impulsar, mantener y dirigir la conducta.

-El conductual, que hemos de analizar en su triple manifestación, reacción fisiológica perceptible,
pensamientos y conductas manifiesta. Es el elemento más influido por las experiencias de
aprendizaje previo y el medio cultural.