Anda di halaman 1dari 4

MODIFICACIÓN SUPERFICIAL DEL ZIRCONIO POR ANODIZACIÓN COMO

MATERIAL PARA IMPLANTES PERMANENTES: ESTUDIO IN VITRO E IN


VIVO

RESUMEN
Se ha investigado el posible uso de zirconio anodizado como implante permanente. El
circonio se anodizó a un potencial constante entre 3 y 30 V en H3PO4 (Ácido Fosfórico). Se
realizaron ensayos electroquímicos en solución de fluido corporal simulada (SBF) para
evaluar el efecto del óxido superficial sobre la resistencia a la corrosión in vitro después de
30 días de inmersión. El potencial de ruptura aumenta al aumentar el grosor de la película de
la superficie anódica. El EIS también verifica el aumento en el efecto barrera al aumentar el
potencial de anodización. La anodización en H3PO4 demostró aumentar la capacidad de
formación de apatito del zirconio en un solo paso. La formación ósea in vivo también se
analizó implantando los materiales modificados en ratas Wistar. El Zr anodizado presenta
una mayor resistencia a la corrosión en SBF en todos los tiempos de inmersión en
comparación con Zr sin anodizado. Además, los experimentos in vivo evidencian la
generación ósea y el crecimiento en contacto con implantes de zirconio tanto en la condición
anodizada como recibida.
1. INTRODUCCION
Los metales de válvula están recibiendo una atención cada vez mayor como
componentes de aleación de titanio y como materiales base para aplicaciones
biomédicas. El aluminio y el vanadio están siendo sustituidos por niobio, circonio y
tántalo en aleaciones biomédicas de titanio debido a su aparente relación con ciertas
afecciones graves. Algunas de las aleaciones actualmente estudiadas son Ti-35Nb-
7Zr-5Ta, Ti-50Zr%, Ti6Al7Nb y Ti5Al2.5Fe. En estas aleaciones, se ha encontrado
una liberación menor de iones metálicos que en la aleación Ti-6Al-4V o Ti puro.

Los prometedores resultados del zirconio obtenidos en algunos estudios in vitro e in


vivo han señalado este metal como un material potencial para implantes permanentes.
El buen rendimiento del zirconio se ha atribuido principalmente a su película de óxido
superficial. La presencia en un óxido de zrO2 nativo (zirconia) en la superficie de
zirconio determina la baja velocidad de corrosión del material y, por lo tanto, la baja
liberación de iones metálicos a los medios biológicos. Además, la zirconia, como
material cerámico a granel, se usa ampliamente en aplicaciones dentales debido a su
excelente biocompatibilidad y capacidad comprobada para facilitar el proceso de
oseointegración.
El aumento de la bioactividad y la baja corrosión es uno de los principales objetivos
de la mayoría de las investigaciones que se realizan sobre materiales metálicos para
aplicaciones de implantes permanentes. Se ha comprobado ampliamente que el éxito
o el fracaso del proceso de oseointegración está determinado por las características
de la superficie en diferentes escalas de longitud espacial, y aquellos materiales donde
ocurre la oseointegración tienen una tasa de reemplazo de implantes más baja.

La modificación superficial inducida por anodización en las condiciones presentadas


en este trabajo corresponde a un criterio de diseño de superficie basado en la
modificación de características químicas y topológicas en el rango nanométrico con
el objetivo de promover la oseointegración de los implantes permanentes de zirconio.
Dado que un requisito adicional de los implantes metálicos es la resistencia a la
corrosión en fluidos corporales durante largos períodos, la respuesta electroquímica
in vitro del zirconio anodizado se estudió sistemáticamente para determinar el efecto
del proceso de modificación de superficie sobre la resistencia a la corrosión de este
metal. Los precipitados en muestras de zirconio anodizado, detectados después de 30
días de inmersión en SBF se caracterizaron mediante espectroscopía Raman. La
capacidad de oseointegración también se evaluó mediante la implantación in vivo de
implantes de zirconio anodizado en ratas Wistar, donde se realizó un análisis
histológico de la formación ósea.

2. EXPERIMENTAL
2.1. Material y tratamiento anodizante
Los experimentos in vitro se llevaron a cabo usando láminas de circonio
comercialmente puro (99.5% Roberto Cordes S.A., Argentina) del cual se
cortaron muestras de 20 X 15 X 0.127 mm. Los electrodos se anodizaron durante
60 minutos en 1 mol L-1 H3PO4 a potenciales constantes entre 3 y 30 V. Los
acondicionamientos de muestra y los detalles de crecimiento de óxido se
informaron previamente.
Las muestras de alambre (diámetro: 1 mm) se anodizaron a 30 V con el mismo
procedimiento empleado en las láminas, para ser usadas como implantes
permanentes en los experimentos in vivo.

2.2. Solución de fluido corporal simulado (SBF)


Se realizaron pruebas electroquímicas y de inmersión en una solución con una
concentración de iones similar al plasma sanguíneo, que se ha utilizado
ampliamente para evaluar el comportamiento in vitro de los biomateriales. Todos
los reactivos fueron proporcionados por Sigma-Aldrich (grado analítico, 85.0%)
y se utilizó agua ultrapura (18.2 MΩ cm, Millipore) en todo. La solución se
tamponó a pH 7,4 con HCl concentrado y tris (hidroximetil) aminometano (tris).
2.3. Estudios electroquímicos
Los electrodos de zirconio en la condición tal como se recibieron y anodizados a
diferentes potenciales se estudiaron electroquímicamente en SBF usando una
celda convencional de tres electrodos con un electrodo de calomelano saturado
(Radiometer Analytical, Francia) como referencia y un cable de platino como
contraelectrodo. Las mediciones se realizaron después de 24 h de inmersión en
SBF. Antes de cada medición, el potencial se dejó estabilizar durante 40 minutos
a potencial de circuito abierto (OCP). Se usó un potenciostato de referencia 600TM
Galvanostat ZRA (Gamry Instruments, EE. UU.) Y se midieron las curvas de
polarización potenciodinámica desde el OCP a 1,5 V o hasta que la densidad de
corriente alcanzó un valor de 10-2 A cm -2, y hacia atrás a un barrido tasa de 0.002
Vs-1.

Las mediciones de espectroscopía de impedancia electroquímica (EIS) se llevaron


a cabo utilizando un PCI4 750 / potenciostato / galvanostat / ZRA TM (Gamry
Instruments, EE. UU.). La amplitud de la señal de perturbación fue de 10 mV rms
y la impedancia se midió entre 10-2 y 106 Hz. Los datos de impedancia se
ajustaron a modelos de circuitos equivalentes con Zplot para software de
Windows.

Las mediciones de polarización anódica y EIS se repitieron después de 30 días de


inmersión en SBF para zirconio en la condición tal como se recibió y se
anodizaron a 30 V.

2.4. Prueba de inmersión


Las muestras de zirconio en estado recibido y anodizadas a 30 V se mantuvieron
en SBF siguiendo las recomendaciones del estándar ISO 23317: 2007 (E).
Las muestras se mantuvieron en solución de SBF durante 30 días a una
temperatura constante de 37 ° C. La proporción del área de muestra (en mm2) con
respecto al volumen de solución (en ml) se estableció en 10. Después de 30 días,
la superficie se evaluó mediante espectroscopía Raman.

2.5. Caracterización de la superficie


Las fases cristalinas correspondientes a los precipitados en zirconio anodizado se
determinaron mediante espectroscopía Raman usando un microscopio Raman
confocal Invia Re fl ex (Renishaw, Reino Unido). Los espectros Raman se
obtuvieron usando un láser de argón de 514 nm con una lente objetivo 509. No se
observaron efectos térmicos para las muestras durante estas mediciones.
2.6. Experimentos in vivo
Los experimentos in vivo se llevaron a cabo en 4 ratas Wistar adultas (ponderadas
350 ± 50 g), de acuerdo con los códigos y reglas del Programa Interdisciplinario
de Bio-Ética de la Universidad de Mar del Plata (abril de 2005). El procedimiento
de las muestras quirúrgicas y de preparación se describió anteriormente.
Brevemente, los alambres de implantes Zr recibidos y anodizados de 1,5 cm de
longitud se esterilizaron en un autoclave durante 20 minutos a 121 ° C, las ratas
se anestesiaron con citrato de fentanilo y droperidol de acuerdo con su peso.