Anda di halaman 1dari 34

La sexología: su delimitación conceptual

Juan Carlos Romi

Introducción La sexología: su encuadre


científico
Luego de más de treinta años dedicados a
la sexología he podido experimentar la proble- Si bien el término “Sexología” se conocía
mática científica que presenta para su encua- desde el siglo XIX, es en 1908 que Iwan Blo-
dre como ciencia. La medicina misma se ha ch (1872-1922) quien lo utiliza con cierto ri-
mostrado renuente para aceptarla como espe- gor científico para delimitar el estudio del sexo.
cialidad, por lo menos en nuestro país. Desde ese momento y hasta la actualidad
A pesar de ello es de fácil comprobación se sigue debatiendo por un lado si la Sexología
clínica que la sexología presenta en la prácti- es o no una ciencia y por el otro, si etimológi-
ca una metodología propia como cualquier rama camente es el término más adecuado para des-
clínica de la medicina, que va desde la anam- cribir el objeto a tratar.
nesis, la semiología, el diagnóstico nosográfi- En primer lugar (como lo luego se expon-
co, la evolución, el pronóstico y el eventual drá en detalle) el hombre cuenta con un siste-
tratamiento. ma sexual de la misma manera como tiene un
Desde siempre la sexología clínica formó sistema nervioso, un aparato digestivo respi-
parte de otras ramas de la medicina: la psi- ratorio, etcétera, y el mismo está compuesto
quiatría, la neurología, la ginecología, la obs- por tres áreas definidas: el área biológica
tetricia, la urología, la endocrinología, etcéte- (sexo), el área psicológica (sexualidad) y el
ra, que la incluyen parcialmente y en forma área sociológica (las pautas culturales que re-
incompleta. Posteriormente se han incluido, la gulan a las anteriores).
psicología, la sociología, la antropología y otras Se plantea así un primer interrogante: el
ciencias humanísticas. En realidad se trata de término sexología, si la tomamos etimológica-
una especialidad médica que se nutre de otras mente debería estudiar solamente el “sexo”,
especialidades formando un cuerpo orgánico es decir, la parte biológica del sistema, y al
e independiente. estudio de la “sexualidad” (área psicológica),
En el presente trabajo, en relación con nues- debería denominarse, como lo postula el mé-
tra experiencia, haremos algunas reflexiones dico italiano Reinaldo Pellegrini, “sexuología”,
personales, intentando hacer una revisión con- pero es muy difícil modificar lo establecido
ceptual del encuadre científico de la sexolo- terminológicamente por tradición, así como
gía, ya sea como ciencia o al menos como crear nuevos términos que se ajusten concre-
disciplina, dentro del campo de las ciencias en tamente a la delimitación conceptual plantea-
general. da.

SINTITUL-41 58 09/07/2009, 12:04


La sexología: su delimitación personal. J.C. Romi 59

De manera que mantenemos el término c) ordenado según reglas principios o pau-


“sexología” para describir en general el estu- tas preestablecidas;
dio del sistema sexual humano, haciendo hin- d) de validez general (aunque no absoluta,
capié en que surge la contradicción de definir total y definitiva);
algo con el definido. Por lo tanto hasta encon- e) sujeto a una constante verificación y
trar una propuesta mejor se tiene: cambio (falible).
El hombre por medio de la investigación
SEXOLOGÍA científica ha alcanzado una reconstrucción
conceptual del mundo y que es cada vez más
BIOSEXOLOGÍA SEXUOLOGÍA
(estudio del sexo) (estudio de la amplia profunda y exacta. Para ello, cuenta
sexualidad) con un sistema de ideas establecido provisio-
nalmente: el conocimiento científico del cual
En segundo lugar: se plantea el problema se nutre y se caracteriza por ser racional, cla-
de establecer si la sexología es realmente una ro, preciso y a la vez sistemático y metódico
ciencia. Para reflexionar sobre ello analizare- El método es un modo razonado de obrar,
mos previamente algunos conceptos básicos es el “camino” hacia el conocimiento, está des-
tinado a encaminar a la conciencia cognocen-
1. Concepto de ciencia te a captar el conocimiento de la verdad. De
El término ciencia surge de “scientia” los múltiples métodos que existen (demostra-
(scire=saber). Sin embargo no es recomenda- ción, definición, interacción, deducción, induc-
ble atenerse a esta equivalencia ya que hay ción, etcétera) aquellos que son aplicados a
saberes que no pertenecen a la ciencia como las ciencias constituyen y son conocidos con
ocurre con el saber que se califica de común, el nombre de “método científico” y a través
ordinario o vulgar. Esto nos lleva a interpretar de él se llega al “conocimiento científico”.
a la ciencia no solo como una simple suma de Clásicamente las ciencias se dividen en
conocimientos sino como un conjunto o siste- ciencias lógico-formales o ideales y en cien-
ma de conocimientos en relación con un obje- cias fácticas o reales, según el objeto de estu-
to determinado. dio.
El Diccionario de la Real Academia expre- Los objetos ideales (no poseen realidad)
sa que ciencia es “el conocimiento cierto de son abstractos, no son cosas, hechos o suce-
las cosas por sus principios y sus causas”; sos, solo existen en la mente humana, no tie-
luego acota “un cuerpo de doctrina que cons- nen espacio ni tiempo, son entes formales
tituye un ramo particular del saber humano”
Mario Bunge (1919- ) dice que la ciencia Los objetos reales se encuentran incluidos
es “un conocimiento racional, sistemático, exac- en el mundo que nos rodea (poseen realidad),
to, verificable, y por supuesto falible”. son cosas, hechos y sucesos físicos y psíqui-
La ciencia constituye entonces: cos, temporales, espaciales y causales que se
a) un sistema de conocimientos (interde- dan en la experiencia tanto interna como ex-
pendiente e interrelacionados); terna, son de naturaleza sensorial.
b) que sintetizan un todo unitario (relacio- La fuente o acto de conocimiento de las
nan conocimientos con el mismo objeto de ciencias ideales (lógica formales) es la razón
estudio); (“a priori”), y utilizan la deducción (son cien-

SINTITUL-41 59 09/07/2009, 12:04


60 Psiquiatría Forense, Sexología y Praxis, año 14, vol. 5, Nº 4 septiembre de 2007

cias deductivas), es decir, el punto de partida, ción apodíctica: objeto-método-acto de cono-


son los axiomas, los enunciados se verifican cimiento, hecho que solo presentan las cien-
por postulados. cias ideales (apodicidad absoluta).
Las ciencias reales (fácticas) tienen como Las ciencias reales se dividen en fáctico
acto del conocimiento la experiencia (“a pos- naturales como la biología y fáctico sociales
teriori”), y utilizan la inducción (son ciencias como la psicología, la antropología, la socio-
inductivas), es decir, son empíricas, verifican logía, etcétera.
su verdad a través de la observación y la ex- Las ciencias fáctico naturales presentan
perimentación. apodicidad relativa o asertórica.
La verdad en las ciencias no se rige por Las llamadas fáctico sociales, la adecua-
dogmas, evidencias, por lo que es útil o por lo ción es solo “posible” (tendencia), razón por
que es conveniente creer, ya que esto solo cons- la cual, algunos autores dicen que son “cien-
tituye opiniones o creencias. La tarea del cien- cias en constitución”, es decir, las ciencias
tífico no es la de verificar los objetos (ideales constituidas presentan un descubrimiento, una
o reales) sino por lo contrario lo que verifica aplicación, una justificación, mientras que las
como falso o verdadero son las interpretacio- “en constitución” presentan un descubrimien-
nes (enunciados o proposiciones) acerca de los to pero no pueden obtener coherencia en la
objetos y no a los objetos en sí mismos. justificación y en la aplicación.
En las ciencias ideales se llega a la verdad De manera tal que, en las ciencias fácticas
a través de métodos deductivos y en las reales la certeza puede ser falible (referendum de
a través de métodos experimentales, pero tan- verificación), mientras que en las ideales la
to en unas como en otras, lo que se compara, certeza es apodíctica (modo necesario e in-
relaciona o se pone a prueba son los enuncia- condicionado)
dos o proposiciones generales que se conocen En resumen: en las ciencias lógico-forma-
bajo el término de hipótesis científica. les (lógica, matemática) el objeto es ideal con
La hipótesis puede definirse como una su- adecuación apodíctica. El acto de conocimien-
posición basada en la probabilidad científica. to (ntelección) es la razón “a priori” y el
La habilidad del científico está en plantear hi- método axiomático-deductivo.
pótesis y la de elegir el método adecuado con En las ciencias fáctico-naturales (biología)
el fin de poner a prueba y verificar la misma. el objeto es real con una adecuación relativa.
Si se ha dicho que la ciencia es el conjunto El acto de conocimiento (explicación) es la
de conocimientos sistemáticos y objetivos en experiencia “a posteriori”. El método es el hi-
torno a determinado objeto o razón: ¿a qué potético inductivo.
tipo de ciencia se pretende apuntar cuando se En las ciencias fáctico-sociales (psicolo-
habla de sexología? gía, sociología, antropología, etcétera) el ob-
Le acuerdo a lo desarrollado queda claro jeto es el hombre con adecuación real solo
que la sexología no es una ciencia lógico-for- posible. El acto de conocimiento es la obser-
mal (ideal); por lo tanto, queda por resolver si vación y experimentación (no fijo). El método
realmente cumple con los requisitos integrales es múltiple: interpretativo, fenomenológico,
para ser considerada una ciencia fáctica (real). dialéctico, etcétera.
Se debe recordar que la constitución for- Antes de intentar delimitar si la sexología
mal de una ciencia requiere una triple adecua- es una ciencia fáctica y debido a lo ambiguo

SINTITUL-41 60 09/07/2009, 12:04


La sexología: su delimitación personal. J.C. Romi 61

de su campo de acción u objeto de estudio ejemplo la estatua de Venus puede representar


creemos conveniente hacer algunas reflexio- para algún grupo humano el “símbolo del amor”
nes sobre “lenguaje y ciencia” ya que ningún De ello se desprende que el lenguaje es un
otro campo de estudio se observa tanta confu- sistema de símbolos que sirven para la comu-
sión terminológica como ocurre con la des- nicación (como se verá oportunamente) y que
cripción de la problemática sexual. requiere de un emisor, un receptor y un men-
saje, un canal de propagación de la informa-
2. Lenguaje y ciencia ción y un código (ejemplo: idioma) que sea
Si se quiere investigar si la sexología es o común a emisor y receptor.
no una ciencia o por lo menos una disciplina Este mensaje está compuesto por una se-
es imprescindible describir aunque sea sucin- rie de signos que poseen un significado (fe-
tamente la relación que se establece en gene- nómeno cuya representación el signo trae a
ral entre lenguaje y ciencia (lenguaje científi- nuestra mente).Por lo tanto, el lenguaje se ca-
co). racteriza por una intencionalidad y los símbo-
Se sabe que toda ciencia es un conjunto de los y signos tienen por objeto la comunicación
conocimientos sistematizados que se expresan a través de un significado.
a través de un lenguaje, en este caso a través Se describe, a su vez, un lenguaje natural
de un lenguaje especial que es el científico, (idioma) que es el que se utiliza en la comuni-
dentro de las distintas formas de comunica- cación ordinaria (grupo social histórico de un
ción. lugar) para transmitir descripciones, emocio-
La ciencia del lenguaje se denomina semió- nes, órdenes, etcétera; y un lenguaje artifi-
tica. cial ya sea técnico (científico) ya sea formal
En el estudio de la semiótica se distinguen (lógico) en que se emplean símbolos arbitra-
distintos niveles: el estudio de la estructura in- rios relacionados entre sí prescindiendo de sig-
terna (sintaxis), el de la relación entre ésta y nificación (ejemplo: álgebra).
la realidad a la que se refiere (semántica) y el Se ha expresado que la semiótica estudia
de la relación entre lenguaje y las personas los elementos representativos (símbolos y sig-
que lo utilizan (pragmática). nos) en el proceso de la comunicación. Esta
Cada uno de los hechos o acontecimientos disciplina se desarrolla en las ciencias sociales
que rodean al ser humano se denominan fe- como la antropología (el belga Claude Levy-
nómenos. Cuando los fenómenos se relacio- Strauss nacido en 1908), la psicología (el fran-
nan entre sí se los llama signos. Por ejemplo cés Jacques Lacan 1901-1981), la literatura
si cada 28 días una mujer pierde sangre por (el filósofo francés Roland Barthes 1915-
sus genitales, esto es un “signo “de menstrua- 1980), etcétera, pero aquí interesa el lenguaje
ción. Cuando los signos no dependen de una de la ciencia (oral y escrita) que estudia la lin-
relación causa–efecto sino de un vínculo arbi- güística.
trariamente fijado (representación), se deno- Según el suizo Ferdinand de Saussure
mina símbolos. (1857-1913) el concepto lingüístico se divide
Los símbolos son signos artificialmente in- en lengua y el habla.
tencionales-dependientes de una convención La lengua es el sistema de signos (regla
tácita entre los miembros de un grupo. Por para su uso) que sirve a una comunidad (for-
ma parte de las pautas sociales) como código

SINTITUL-41 61 09/07/2009, 12:04


62 Psiquiatría Forense, Sexología y Praxis, año 14, vol. 5, Nº 4 septiembre de 2007

aceptado normalmente por cierto grupo (gra- dicho apéndice se llama pene, aceptará este
mática de un idioma). último término como un hecho indubitable pro-
El habla (emisión de un mensaje) es el acto ducto de su mayor conocimiento, sobre todo
individual a través del cual la lengua se mani- si tiene oportunidad de averiguar y constatar
fiesta o se pone en acción. en un diccionario el “verdadero” significado
La lengua confecciona una gramática que de esa palabra, desechando la anterior producto
se compila en diccionarios y que configuran quizás de un prejuicio cultural o reservándola
los vocablos aceptados por una cultura en un solo para le lenguaje coloquial. Si luego apren-
momento dado (sincronismo). La lengua evo- de otro idioma observará que la misma cosa
luciona además con los tiempos, modificando se le denomina con otra palabra.
los significados de las palabras, aparecen nue- Por lo tanto, si el niño aprendió a construir
vos vocablos y otros se tornan arcaicos (dia- la oración por ejemplo: “este pito es del nene”,
cronismo). Si un hablante se expresa en forma es casi seguro que no sabe de sintaxis en cuanto
no prevista por la lengua, se dice que habla a sí la oración está construida por un pronom-
incorrectamente, luego si el grupo que la habla bre demostrativo, un sustantivo, un verbo, o
(la forma no prevista) es considerable se esta- una preposición, etcétera, o cual es el sujeto y
blece una variante en el código (dialecto) y si cual el predicado, pero es seguro que semánti-
el grupo llegó a ser muy grande se produce un camente aprendió el significado posesivo de
cambio en la lengua, lo que hasta entonces era su apéndice genital.
incorrecto pasa a ser el paradigma del buen Pero, si escucha la oración “la pareja hizo
decir. el amor placenteramente” no solo no percibirá
Se ha dicho ya que la semiótica se divide la sintaxis sino que es poco probable que en-
en: sintaxis, semántica y pragmática. tienda el significado de “hacer el amor” como
La sintaxis es la parte de la gramática que idea semántica de coito, salvo que tenga inter-
enseña el modo como deben enlazarse una nalizado anteriormente el concepto de relación
palabras con otras para formar una oración. sexual.
Determina además la forma de combinar los De todo esto se desprende que el hombre
signos de frecuencia pertenecientes al lengua- a través del lenguaje puede cambiar el modo
je de que se trate. de nombrar una cosa, es decir, tiene un nom-
La semántica es el estudio del significado, bre para una cosa pero no existen nombres
es decir, el estudio de los signos en relación “verdaderos” de las cosas, solo hay nombres
con los objetos designados. comúnmente aceptados. Si bien existe la posi-
En la niñez se aprende el idioma del medio bilidad de inventar nombres a gusto (neologis-
cultural en que se nace. La relación entre una mo) esa libertad trae consigo un riesgo: que
palabra o una oración y su significado surge nadie comprenda al interlocutor salvo que este
del vínculo natural entre el nombre y la cosa comunique previamente el código que usa.
en sí (elemento de la realidad) y salvo una Este hecho es muy común en las ciencias y en
nueva información que modifique con mayor especial en la sexología, con los inconvenien-
conocimiento al hecho, queda definitivamente tes consabidos por no existir un código co-
incorporada al acervo de cada uno. Por ejem- mún.
plo, si un niño se le dice que se llama “pito” a Al hablar de significado se piensa en una
su apéndice genital y luego éste aprende que relación entre la palabra y la cosa que identifi-

SINTITUL-41 62 09/07/2009, 12:04


La sexología: su delimitación personal. J.C. Romi 63

ca objetos delimitándolos de la realidad e indi- imaginó un orejudo con cola y tridente, no


vidualizándolos. A este objeto identificado se dudaría en llamarlo diablo.
le asegura un nombre; pero, como en el mun- Esto demuestra que la palabra “diablo” tie-
do es posible distinguir infinitos individuos, para ne designación (criterio o conjunto de requisi-
evitar este gran inconveniente (insoportable tos para su uso) pero es poco probable encon-
complicación) los objetos individuales se agru- trar en la realidad diablos, por lo tanto, la pa-
pan en conjuntos o clases que designan aproxi- labra carece de denotación o extensión. El nom-
madamente un mismo concepto. Esta agrupa- bre diablo tiene significado (ya que tiene de-
ción se llama clasificación. Por ejemplo el signación) pero no existen objetos reales a los
dispositivo intrauterino (DIU), los anovulato- que se les pueda llamar con ese nombre. En
rios, el diafragma, etcétera, son métodos an- este caso el individuo temerá a la sexualidad
ticonceptivos. La clasificación es un hecho cul- por un simbolismo cultural inducido y no por
tural y en ocasiones meramente individual. No su experiencia real negativa vivenciada perso-
hay clasificaciones verdaderas, ni falsas, úti- nalmente.
les o inútiles, cada clasificación tiene su pro- Hasta aquí se observan palabras que re-
pia utilidad dentro de determinadas circuns- presentan o denotan cosas: objeto mujer, ob-
tancias o para ciertas personas o funciones. jeto diablo, etcétera, pero que se puede decir
Por otra parte, no se debe confundir el pla- de conceptos como “vida” ”amor” de verbos
no del lenguaje con la realidad. El hombre puede como “cohabitar” o adverbios como “plácida-
describir estados de cosas que no existen (fan- mente”. Una palabra abstracta como amor no
tasías, imaginación, etcétera) en el plano de tiene una denotación tan fácilmente determi-
la realidad o que sean potencialmente posi- nante como la palabra “coito’, salvo que se
bles sin que en realidad las conozca. Por haga arbitrariamente a la primera sinónimo de
ejemplo la palabra “mujer” sirve para referir- la segunda.
se a una infinita lista que pueden incluir a Jua- Estas dificultades llevan a suponer denota-
na, Luisa, Inés, María, etcétera. El conjunto ciones ideales y reales o a situaciones inacce-
de todos los objetos o entidades que caven en sibles a la experiencia. Se ha visto ya, que los
la palabra “mujer”, se las llama denotación requisitos exigidos para llamar a un objeto con
(extensión) de la palabra, pero si esta palabra cierto nombre (palabra de clase) son caracte-
no ha sido formada al azar, no llamamos mu- rísticas eventualmente presentes en el mismo
jer a una gata, o a una habitación, o a una objeto. Estas partes de la descripción de un
silla; la palabra es producto de un criterio que objeto que integran el criterio de uso del voca-
se llama concepto. blo se llaman características definitorias.
Por lo tanto, el conjunto de estos requisi- Por otra parte circunstancias cuya presen-
tos o razones (criterio del uso de la palabra de cia o cuya ausencia es un objeto que resulta
clase) se llama designación (connotación) de irrelevante, se denominan concomitantes o
esa palabra. Así por ejemplo: si se induce a un accidentales. Así que una mujer sea una mu-
individuo culturalmente que la sexualidad es jer y no un varón es una característica defini-
diabólica ¿qué concepto es demonio? ¿Alguien toria, que sea buen amante, alta o de ojos azu-
vio alguna vez el diablo? Es probable que no; les es concomitante accidental.
pero si alguien alguna vez ilusionó, fantaseó o Para descubrir si una característica es defi-
nitoria o concomitante a veces no es absoluta,

SINTITUL-41 63 09/07/2009, 12:04


64 Psiquiatría Forense, Sexología y Praxis, año 14, vol. 5, Nº 4 septiembre de 2007

depende de las clasificaciones que están den- ciones (polisemia) o ambigüedad, es decir, una
tro de cada uno y no del objeto mismo. En palabra ambigua suele ser vaga en cada una
ciencia esto es capital y depende del grado de de sus acepciones. Ejemplo “pito” puede ser
compromiso ideológico que tenga el investiga- un instrumento que suena cuando lo soplamos,
dor. Supongamos que una mujer esté casada, pero puede ser en lenguaje figurativo la deno-
tenga su hogar y su pareja estable, y por mo- minación vulgar del pene.
mentos salga con otros varones, se acuesta con El colmo del lenguaje figurado es la metá-
ellos y les cobre por sus prestaciones sexua- fora, figura que parece decir una cosa pero
les. Para llamarla esposa la primer caracterís- que se entienda otra. Ejemplo: si dice el poeta:
tica será definitoria (estar casada) y la segun- “ante ti, mi ser se yergue como mariposa li-
da (ser prostituta) es concomitante. Pero para bando la flor”... se puede sugerir que el poeta
ser llamada prostituta ocurrirá exactamente a expresa que alguien esta deseoso eróticamen-
la inversa y para clasificarla como mujer nin- te y que quiere hacer el amor.
guna de las dos será definitoria pues se llama- De todo esto, se puede deducir que todas
ría mujer aún cuando no mercare con su cuer- las palabras pueden ser en mayor o menor gra-
po o fuese soltera. do vagas y potencialmente ambiguas. El pen-
Ahora, si se supone que esta mujer, solo sar que se llama a las cosas por su nombre,
una vez y al comienzo de su matrimonio se tal afirmación puede crear un comprensible
acostó con otro varón y recibió dinero por su malestar, pero para tranquilizar la situación se
prestación sexual y este hecho es solo conoci- puede percibir que la ambigüedad es fácilmente
do por nosotros y por ella misma ¿Seguiría- evitable en gran medida si se intenta interpre-
mos llamándola prostituta? Se podría decir que tar la palabra en la acepción que el hablante
sí, si se funda la idea de que un acto sexual quiere darle (contexto) y en cuanto a la va-
con contraprestación lucrosa es potencialmente guedad, se puede decir que el lenguaje que se
suficiente para asegurar ese nombre; pero po- habla se constituye a la medida de nuestras
dría decidirse lo contrario, si se exigiere el necesidades (vida cotidiana) y no es más pre-
requisito de habitualidad o un mínimo de rei- ciso porque tales necesidades no lo requieren
teración en su conducta y un cierto conoci- habitualmente.
miento público de su accionar para llamar a En realidad esto no debería ocurrir con el
alguien prostituta. Por lo tanto, la resolución lenguaje científico que se expresa técnica y
que se tome no es impuesta por el diccionario, formalmente; allí donde la ambigüedad y la
ni por autoridad lingüística alguna ya que el vaguedad se convierten en escollos para el gra-
significado de la palabra “prostituta” no es tan do de precisión que un conocimiento especia-
precisa y esta falta de precisión en el significa- lizado necesita, por lo tanto, tal situación re-
do (designación) de una palabra se llama va- quiere de un procedimiento intelectual (cono-
guedad. cimientos) de mayor importancia cual es la
Una palabra es vaga en la medida en que definición (enunciación del significado).
hay casos en los que su aplicabilidad es dudo- En sexología es muy difícil aún, separar el
sa (cono de vaguedad). Si la designación de saber vulgar (con la vaguedad y ambigüedad
las palabras suele resultar insuficiente en un de sus palabras utilizadas en la vida cotidia-
gran número de casos la situación se complica na), del lenguaje-término-científico, que per-
cuando una palabra tiene dos o más designa- mita un conocimiento científico válido, pero,

SINTITUL-41 64 09/07/2009, 12:04


La sexología: su delimitación personal. J.C. Romi 65

lo que es más grave es la improvisación de la boca” y alguien protesta refutando la defini-


algunos llamados “investigadores” que siguen ción, basándose en la definición anterior ya
utilizando el lenguaje coloquial como científi- obtenida y le expresa al orador su equivoca-
co en una omnipotente pretensión de ser reco- ción, quizás no tenga éxito en su reclamo, ya
nocidos y acreditados por sus conocimientos que el orador no ha pretendido proporcionar
y ser revestidos de una seriedad metodológi- información alguna, sino establecer (estipular)
ca que no es tal. el significado “que él “ le da a la palabra “coi-
De esto surge la importancia de las defini- to”. El solo se limita a comunicar su propia y
ciones por el manipuleo ideológico que se hace personal decisión semántica sobre el punto,
de las ciencias. independientemente de que se comparta o no
Las definiciones más comunes son verba- su tesis. Una definición estipulativa puede ser
les, comunican el significado de una palabra a introducida por mero capricho, aunque en al-
través de otra palabra (por ejemplo: enuncia- gunos casos pueda prestar, importantes servi-
do en el diccionario) pero, existen también cios ya que permite introducir nuevos térmi-
definiciones ostensivas (menos precisas que nos científicos o precisar los límites de los tér-
las anteriores) que tienden a mostrarse con minos ya conocidos.
ejemplos: así verbigracia, señalar con el dedo, Es muy importante en ciencia y sobre todo
reprimir con un gesto o utilizar la función ex- en sexología saber en términos de que esta-
plicativa. mos hablando; es decir, distinguir entre una
Se debe recordar que definir una palabra definición estipulativa y otra informativa, por-
es indicar su significado, hecho que puede com- que existe la intención en mucha gente de crear
prender dos factores: denostación (extensión) la deliberada confusión entre los dos modos
y designación (intención). Ejemplo: si se de- de definir en beneficio de tal o cual ideología.
fine “genitales” y se dice: pene, vagina, útero, Generalmente este hecho pasa desaperci-
testículos, etcétera, se ha enunciado la deno- bido, no se distinguen las diferencias por su
tación de la palabra “genitales”; luego si se dice forma de presentación ya que surgen como
“conjunto de órganos del macho y la hembra, idénticas, es el contexto lo que diferencia las
que tienen por principal finalidad la reproduc- definiciones de la intención con lo que se las
ción” se ha dado una definición intencional o enuncia.
por designación ya que enumera algunas ca- Hasta aquí se ha examinado la relación en-
racterísticas definitorias con que se agrupa el tre el lenguaje y la realidad, considerando al
concepto de genitales. lenguaje como compuesto con palabras y a la
Ahora si se pregunta, que quiere decir “coi- realidad como dividida en cosas (o en clase de
to” y se responde;”es el acto de colocar el pene cosas) y se describe el vínculo entre ambos
en la vagina”, el interlocutor ha proporciona- planos diciendo que las palabras significan co-
do una información (definición descriptiva o sas. Esta secuencia significativa de las pala-
lexicográfica) sobre un hecho objetivo acep- bras son las oraciones o enunciados.
tado por la costumbre lingüística de la comu- Una oración está compuesta de palabras,
nidad. Pero no siempre ocurre que una defini- cada una de las cuales tiene su propio signifi-
ción proporcione una información ya sea falsa cado, pero la oración misma “como un todo”
o verdadera; por ejemplo: si un orador dice: tiene también un significado que puede ser ca-
“el coito para mí es la penetración del pene en racterizado a grandes rasgos como lo que que-

SINTITUL-41 65 09/07/2009, 12:04


66 Psiquiatría Forense, Sexología y Praxis, año 14, vol. 5, Nº 4 septiembre de 2007

remos decir de ella. La gran mayoría de las de la realidad, intentando hacer cumplir nor-
oraciones que se usan en el lenguaje científico mas o reglamentos Ejemplo: un juez puede
cumplen con la función de informar y descri- decir: “los declaro marido y mujer”, un sacer-
bir situaciones, hechos, acciones, estado de dote puede expresar: “yo te absuelvo” (fun-
cosas. ción operativa).
La pragmática es la disciplina que estudia La intención de hacer cumplir al lenguaje
el discurso (acto de hablar o escribir) como un una determinada función se exhibe a través de
acto que se dirige a la producción de ciertos la forma gramatical utilizada, por lo que para
efectos que se traducen en conductas. expresar cual es la intención, se debe reunir al
En efecto, si una expresión lingüística sig- contexto.
nifica algo, lo significa siempre para alguien y El lenguaje, por último, se presta para pro-
porque alguien más quiso significarlo, por lo ducir un efecto emotivo Un mismo objeto
que el lenguaje es una herramienta para la co- puede tener una connotación emocionalmente
municación entre los hombres. neutra, favorable o desfavorable.
Las expresiones (oraciones) pueden servir Así de acuerdo al lugar en que algo se ex-
a muchas propuestas, sirven al hombre como prese puede provocar distintas emociones: un
instrumento en la comunicación para intentar abogado puede ser un “picapleitos”, un médi-
producir algún efecto, ya sea informar, pre- co un “matasanos”, un virtuoso un “santurrón”
guntar, persuadir, insultar, dominar, halagar, o un caballero un “galante”, etcétera. En una
ordenar, despreciar, etcétera, de manera que reunión de feministas parece ser común aso-
existen gran variedad de funciones de acuerdo ciar varón a”machista” despectivamente, o a
a la intención con que se utilicen. Así por ejem- lo mejor en la disputa de un partido de fútbol
plo: el lenguaje científico usa la función des- “macho “puede sonar a excelso.
criptiva para informar una intención del emi- Por lo tanto, no hay que confundir el signi-
sor de producir en el receptor la modificación ficado con el efecto emocional que produce.
de una creencia a través de nuevos datos se- Así la palabra “miedo” significa una emoción
gún un propósito determinado. Esto no im- displacentera pero no inspira displacer “per-
porta necesariamente prejuzgar sobre su vera- se”. En el lenguaje, lo emocional es una herra-
cidad, ya que algo que se informa puede ser mienta de persuasión que puede ser utilizada
veraz, erróneo o falseado adrede y con plena para distorsionar el discurso científico. Apare-
conciencia. Alguien puede dar un curso de cen a veces deformaciones retóricas, voltere-
sexología presuntamente descriptivo e infor- tas semánticas que buscan cambiar el signifi-
mativo, tratando de avalar ciertas hipótesis para cado a las palabras para apoderarse de su con-
propagar una ideología determinada. Es decir, tenido emotivo. Ejemplo: supongamos que
las funciones no pueden tener relación con quiere alguien apoderarse de la expresión “li-
valores de verdad. Pueden intentar provocar bertad sexual” para darle una connotación de-
ciertos comportamientos o influir sobre la vo- terminada: un liberal dirá “es hacer lo que se
luntad del receptor. Ejemplo:” ¡No toleraré tu quiere”, un censor dirá: “es hacer lo que se
promiscuidad sexual! “(función imperativa di- debe, sino es libertinaje”
rectiva), “¡Amor mío!” (función expresiva Como vemos el significado del discurso
emocional) sirve para manifestar sentimientos, admite distintas lecturas de acuerdo a las in-
puede servir también para operar en el campo

SINTITUL-41 66 09/07/2009, 12:04


La sexología: su delimitación personal. J.C. Romi 67

tenciones, las funciones y los efectos emocio- píritu, no sabían que es ese espíritu (porque
nales con los que se expresa. su creencia era falsa) y tampoco sabían de la
existencia del óvulo y el espermatozoide, por
3. El saber y la ciencia lo tanto, no creían en ellos, simplemente creían
Se ha visto que el lenguaje tiene sus usos, saber que era un espíritu, lo que no es igual.
defectos, trampas y su poder, pero es básica- De manera que el hombre cree saber mu-
mente un instrumento para tratar con la reali- chas cosas hasta que algún nuevo elemento
dad. A ésta hay que aprovecharla, modificar- de juicio lo obliga a rectificarse, con lo cual
la, disfrazarla o adaptarse, es decir, conocerla. sabe que antes no sabía. Por lo tanto, modes-
Por lo tanto conocer (saber) es una rela- ta y humildemente se debe admitir que se cree
ción entre el sujeto que conoce y la verdad de solo lo que se admite como cierto.
una proposición. Este rasgo de modestia debería ser de gran
Las proposiciones verdaderas son el obje- valor dentro del patrimonio de todos los cien-
to de nuestro conocimiento, de manera que el tíficos, sobre todo los dedicados a las ciencias
conocimiento tiene un elemento subjetivo, un sociales (de adecuación apodíctica solo posi-
estado de conciencia según el cual el individuo ble) tan vinculadas a intereses, presiones e ideo-
se siente poseedor del saber. logías que los hacen tan proclives a caer vícti-
Tal estado de conciencia es la creencia (su- mas del fanatismo irreflexivo.
puesto de que una determinada proposición Se debe a su vez, distinguir distintas for-
es verdadera), pero muchas veces se comprue- mas de creencias: así una cosa es creer que
ba con decepción que una proposición que se dos más dos son cuatro; otra que entre cada
creía verdadera es falsa. Es así, que se crean período menstrual de la mujer en época fértil
nuevas conjeturas, sospechas, probabilidades, transcurre un ciclo lunar completo (28 días) y
etcétera; la más alta intensidad de una creen- muy otra que el próximo coito Juan va emba-
cia no es por sí sola garantía de verdad abso- razar a María. Las dos primeras creencias son
luta. Muchas creencias (sobre todo en cien- habitualmente mencionadas como un conoci-
cias) se tuvieron por verdades de a puño y miento liso y llano, en tanto la tercera será
después debieron abandonarse. Así por ejem- calificada por cualquiera como una creencia
plo: a fines del siglo pasado libros científicos simple o mera conjetura.
de medicina expresaban que la masturbación La primera tiene una justificación suficiente,
provocaba demencia, sífilis y otros males. la segunda una alta probabilidad en términos
Creer no es lo mismo que saber. Aunque de habitualidad fisiológica, y por ende se pue-
se pueda creer sin saber (es muy habitual) no de llegar a justificar suficientemente y la ter-
es posible saber sin creer. Si la verdad es el cera carece de ella (aunque desde luego, cae
elemento objetivo del conocimiento, la creen- dentro de lo posible)
cia es su factor subjetivo, es una condición La justificación de una creencia en la ver-
del conocimiento, pero no casual (por mucho dad de una proposición se llama prueba. De
que se crea no se hace verdadero lo falso) ya manera que para conocer se debe poder pen-
que la característica definitoria hace que el sar que una proposición es verdadera, que se
conocer implique creer, pero no siempre la si- crea y que se tengan pruebas que justifiquen
tuación inversa. Así por ejemplo si un pueblo la creencia.
natural creía que la mujer la embaraza un es-

SINTITUL-41 67 09/07/2009, 12:04


68 Psiquiatría Forense, Sexología y Praxis, año 14, vol. 5, Nº 4 septiembre de 2007

Esto determina un concepto ético: el saber elementos metafísicos, estos últimos no inclu-
se encuentra siempre sujeto a refutación, por yen necesariamente conceptos religiosos.
lo que una fórmula contra el fanatismo ideoló- La fe aún para los que las consideran un
gico y la censura a la refutación es el mante- don divino es siempre un estado mental. Con-
ner una buena disposición científica para es- siste en una firme creencia en la verdad de
cuchar nuevas razones y pruebas a proposi- ciertas proposiciones. Así si la fe es idéntica a
ciones dadas. Ahora bien, si el saber es creer, la creencia, no puede constituirse en prueba
lo verdadero a partir de elementos de juicio en sí misma. La fe por respetable que resulte
suficientes, es necesario examinarlo y ver de como sentimiento humano, don divino o bús-
donde se obtienen esos elementos de juicio queda de lo absoluto y aún cuando las propo-
que abran las puertas del conocimiento. Estos siciones a las que se refiere sean efectivamen-
elementos son: la experiencia, la razón, la au- te verdaderas, no constituyen por sí sola una
toridad y la intuición. fuente de conocimiento. Mientras carezca de
La experiencia es la descripción basada en pruebas suficientes es mera creencia y cuando
la acción captada por nuestros sentidos, es las adquiera se transforma en saber. No es ne-
confiable en tanto y cuanto se admita la com- cesario acudir a la religión para ejemplificar el
paración con otras experiencias. Ejemplo: de- fenómeno de fe ya se puede tener fe en una
cir “Esto es lo que yo he observado”. idea, en nuestra madre, en nuestras fuerzas,
La razón es un proceso por el cual se pasa etcétera.
del conocimiento de una verdad al conocimien-
to de otra verdad a través de reglas que indi- 4. El conocimiento científico
can las condiciones de validez (método). Ejem- Averiguar la verdad de una proposición
plo: decir “No lo he visto, pero he estado en presenta dificultades que dependen del tipo de
situaciones similares y en todas ellas ocurrió proposición cuya verdad haya que determinar.
lo que afirmo”. Ejemplo: si se dice: “Ese hombre se embara-
La autoridad es el conocimiento que se zó” se contestará que tal cosa es imposible
afirma como recibido de un tercero al que se (por lo menos por ahora) y si se expresa “mi
le reconoce prestigio. Ejemplo: escuchar decir suegra es una mujer” se contestará que ello es
“Me lo dijo fulano, o lo he leído en tal lado”. obvio, por lo tanto, se puede advertir que hay
La intuición constituye un sentimiento de cer- proposiciones necesariamente verdaderas
tidumbre al contemplar una realidad, a la que (cuya falsedad es imposible) y proposiciones
no se le puede dar aún una explicación expe- necesariamente falsas (cuya verdad es impo-
riencial o metodológica. Ejemplo: expresar: “No sible).
se lo puedo explicar, lo siento así”. Entre ambos extremos aparecen la gran
Obviamente estos hechos deben ser cons- gama de las proposiciones contingentes (pue-
tatados con otros elementos para adquirir la den ser verdaderas pero también pueden ser
categoría de conocimiento ya que si no, solo falsas). Ejemplo: “El sábado te iré a ver” (ver-
fuese una creencia. dad no necesaria ni imposible),
Es oportuno recordar aquí el concepto de Las verdades necesarias son cognoscibles
fe. Asociar en forma necesaria la metafísica “a priori” (independientes de verificación al-
con la religión es un concepto erróneo, ya que guna). Ejemplo: “todas las suegras son muje-
si bien es cierto que las religiones contienen res”.

SINTITUL-41 68 09/07/2009, 12:04


La sexología: su delimitación personal. J.C. Romi 69

Las verdades contingentes son conocimien- ción de leyes, se caracteriza como un conoci-
tos empíricos, “a posteriori” (verdad o false- miento legal.
dad son hechos evaluados por la experiencia). En resumen: el conocimiento científico se
Ejemplo: si alguien manifiesta que su pene mide agrupa en torno a leyes constituyendo una uni-
25cm, aunque parezca falso es conveniente dad lógica y el hecho de referirse al mismo
verificarlo ya que puede ser posible, aunque el sector del universo constituyen su unidad te-
hecho no tenga importancia (verdades de he- mática. No existen sectores fijos de la realidad
cho). a los que deban corresponder una ciencia de-
El conocimiento científico reconoce tres terminada, es la ciencia la que recorta el sec-
características para ser tal: general, social, y tor de la realidad que se siente capacitada
legal. para investigar y explicar (constituye su pro-
El conocimiento científico es general por- pio objeto).
que se expresa por leyes (generales) cuya ver- La ciencia es una agrupación de conoci-
dad ha sido suficientemente establecida. mientos científicos organizados entre sí siste-
Las leyes científicas son confiables y apli- máticamente (ordenados, encadenados) si-
cables (técnicas), se nutren de definiciones, guiendo su propia dinámica y las propias pau-
clasificaciones, hipótesis (conjeturas que la tas (métodos). La precisión de la ciencia re-
fundamentan en mayor o menor grado) y teo- quiere un lenguaje técnico y cuando esto no
rías (sistemas de leyes a un nivel superior). le es suficiente inventa lenguajes nuevos (sím-
A través de leyes se comprenden (moti- bolos arbitrarios) Además todo científico abri-
vos) y se explican (casos) algún sector del uni- ga siempre el deseo de hacer mensurable los
verso. Recordar que “explicar” no es lo mis- fenómenos objeto de estudio.
mo que “descubrir” ni que “conocer”. Ejem- La ciencia como actividad metódica con-
plo: el niño “descubre” algo que no conocía, siste en recopilar datos, elaborarlos, extraer de
que nació un hermanito; no “sabe” como, ni ellos conclusiones, confrontarlas con otros da-
se lo “explica”. Si los padres le “explican” que tos y con el resultado de otras investigaciones
ello aconteció como consecuencia del parto de ordenar todas las conclusiones de un modo
la madre, podrá decir que no “comprende”, sistemático y exponerlos con precisión.
por lo que habrá que “explicarle” la fecunda- Estos procedimientos (métodos) aseguran
ción y el embarazo, hecho que tal vez aumen- la seriedad del trabajo científico y se encuen-
te sus “conocimientos” pero que a lo mejor tran abiertas a las modificaciones que la expe-
requiere de mayores explicaciones para que riencia futura aconseje. Importa saber que la
sea “comprensible”, por ejemplo: el coito y “ciencia” también tiene dosis de vaguedad ya
así sucesivamente. que no existe un acuerdo generalizado sobre
El conocimiento científico es a su vez so- su criterio de aglutinación, ni siquiera, entre
cial ya que es comunicable, verificable por los propios científicos. La vaguedad se encuen-
cualquiera y por ende refutable, y se le exige tra fomentada por los distintos grados de evo-
demostración a través de la razón y la expe- lución (diacronismo).
riencia. Las diferentes etapas del conocimiento cien-
Por último si el conocimiento científico tien- tífico (que coexisten en una misma época) per-
de a la enunciación, verificación y la refuta- miten explicar porque se llama ciencia a obje-
tos que no son entre sí completamente seme-

SINTITUL-41 69 09/07/2009, 12:04


70 Psiquiatría Forense, Sexología y Praxis, año 14, vol. 5, Nº 4 septiembre de 2007

jantes y porque una definición de ciencia deja el sentido de secuencia, sino también en el de
insatisfecha a tanta gente. complejidad.
La sexología como ninguna otra disciplina
se encuentra inmersa en estas reflexiones por 6. Críticas a la concepción actual de
eso nos extendemos en esta descripción. ciencia
Algunos autores no comparten los concep-
5. Estratificación del conocimiento tos desarrollados sobre ciencia y piensan que
científico en la actualidad hay una crisis de las ciencias
Se ha expresado que las ciencias se divi- particulares.
den en fácticas y formales. Parten de la idea de que las ciencias tal
Las ciencias fácticas son llamadas así por- cual las describimos, son ciencias del pasado
que su objeto se compone de hechos, es de- que ya han dado magníficos frutos en el orden
cir, que se supone exterior al observador, he- práctico, pero son incapaces, hoy en día de
chos que pueden observarse por algún medio dar aún una respuesta que sea satisfactoria
sensorial (empirismo). para la vida del ser humano, sobre todo se
El objeto de las ciencias formales en cam- cuestiona la eticidad de los procedimientos. Así
bio, no forma parte de la realidad sensible (con- por ejemplo: en la actualidad está en plena dis-
cepto abstracto), lo constituye el hombre en cusión científica sobre todo en el plano ético
forma ideal. Ya se ha dicho que las ciencias lo referente a la ingeniería genética, la clona-
formales obtienen su conocimiento del razo- ción, la eutanasia, el proyecto del genoma hu-
namiento (proposiciones “a priori”) y las fác- mano, etcétera.
ticas de la experiencia (empíricas) es decir, Esta es la crisis fundamental de las cien-
proposiciones “a posteriori” cias de nuestro tiempo, tanto de las ciencias
Para los fines de este trabajo se dejarán de de la naturaleza como las del espíritu y sobre
lado a las ciencias formales y se seguirán sola- todo de las llamadas ciencias del hombre.
mente a las fácticas que son las afines con la Sostienen que las ciencias que conocemos
sexología. se han construido en función de sus respecti-
Una ciencia fáctica nace del hecho expe- vos objetos particulares, pero que se han vuel-
rimental, su método fundamental por excelen- to extraños al sujeto que las ha creado.
cia es la observación, la interrogación, la for- Esta incapacidad de la ciencia conceptual
mulación de una hipótesis, su puesta a prue- y objetiva para volver sobre si misma y cues-
ba, experimento o ensayo y por último las con- tionar sus propios resultados es base a una
clusiones y generalizaciones (leyes o teorías). perspectiva total del hombre y de la vida la
La prueba o experimento consta: de un dise- definen en términos técnicos, como alicua-
ño, la ejecución, obtención de datos, su elabo- ción de la ciencia.
ración y el resultado. Se cuestionan la ciencia no por sus resul-
Por lo tanto, las ciencias fácticas al estu- tados prácticos sino en sus fines.
diar la realidad, además de buscar una expli- Así en medio de los movimientos de críti-
cación van descubriendo entre otros aspectos ca a la “sociedad alicuada” de nuestro tiempo,
un reordenamiento, uniforme y regular. Este la ciencia (científicos e investigadores) toda-
ordenamiento no sólo debe ser entendido en vía quedan un tanto al margen de todo cues-
tionamiento, en una especie de reverencia in-

SINTITUL-41 70 09/07/2009, 12:04


La sexología: su delimitación personal. J.C. Romi 71

discutida, pero ya se observan denuncias al ciencia” bajo la dirección de monopolios eco-


pretendido “sacerdocio” en nombre del servi- nómicos o los intereses del estado, pero con-
cio a una “religión”, separada de la vida, mar- funden la politización de la ciencia con la nueva
ginado de las reales necesidades del hombre estructura del pensamiento científico que ca-
En la actualidad se cuestiona el llamado racteriza la búsqueda de la “nueva ciencia” al
“cientificismo” o “ideología de la ciencia” que servicio del hombre.
es como todas las ideologías un conjunto de Se parte de la concepción filosófica y/o
creencias y preconceptos concernientes a la ideológica que presentan las ciencias bási-
naturaleza de la realidad como se postuló en cas generadoras de conocimientos (motivación
Editors of Survival, Vancouver, Canadá 1972. cognoscitiva) como la biología, la psicología,
Añaden a su vez que no se debe confundir la sociología etcétera, que nutren con sus co-
el verdadero método científico con la ideolo- nocimientos a las ciencias aplicadas (como
gía de la ciencia. Fromm en “The revolution probablemente sea la sexología) de acuerdo a
of hope” al referirse a lo que podría llamarse los problemas que a su vez estas tienen o le
la ciencia del hombre dice que dicha ciencia presentan.
tiene relación con los actos suministrados por No se puede desarrollar o cumplir con los
la historia, la sociología, la psicología, la eco- problemas que presentan ninguna ciencia bá-
nomía, etcétera, es decir, se refieren al hom- sica o aplicada sin el apoyo de la economía
bre y tratan acerca de él, pero son incapaces (recursos) y la tecnología (solución técnica).
juntos, de señalar un camino para el porvenir Esta última utiliza los conocimientos interdis-
del hombre. ciplinarios organizados con el objeto de resol-
Si bien la tendencia de integración en el ver problemas relativos a la producción, co-
campo científico ha dado un gran impulso al mercialización, servicios y acciones dentro de
desarrollo de la investigación interdisciplinaria un marco socioeconómico determinado.
y ha abierto campos fecundos de posibilida- El llamado “laboratorio tecnológico” no
des teóricas y prácticas y de aplicaciones nue- produce conocimientos, sino que los toma de
vas hasta ahora ignoradas, todo ello no es su- las ciencias aplicadas y las utiliza para resol-
ficiente para crear “la ciencia del hombre fu- ver problemas prácticos.
turo” que develen al ser del hombre y pongan Por lo tanto las ciencias aplicadas como la
al descubierto el significado de su vida en el sexología utilizan los conocimientos básicos que
mundo. le proveen las otras ciencias para la búsqueda
El divorcio entre quienes siguen aferrados de nuevos conocimientos específicos particu-
al credo de la ciencia por la ciencia misma y lares.
aquellos que quieren una ciencia al servicio El éxito de la empresa dependerá no de la
del hombre ha provocado un sisma en nume- posibilidad de conocer los datos nuevos que
rosas organizaciones científicas, academias, cotidianamente se le aporten sino de la fuente
sociedades, etcétera. de recursos para su aplicación y aquí donde
Así por ejemplo la llamada “revolución cien- se aparece la politización de la ciencia ya que
tífica” amenaza las bases institucionales en que no siempre los recursos se utilizan al servicio
se ha apoyado hasta ahora la ciencia, pero suele genuino del hombre.
desvirtuarse en la práctica cuando se confun- Por lo tanto los críticos del pensamiento
de y se pone al servicio de una “política de la científico tradicional intentan no solo un giro

SINTITUL-41 71 09/07/2009, 12:04


72 Psiquiatría Forense, Sexología y Praxis, año 14, vol. 5, Nº 4 septiembre de 2007

del pensamiento sino un cambio de actitud del En los comienzos del siglo XXI se ha cons-
hombre frente al mundo y frente a sí mismos. truido ya una nueva relación entre le pensa-
El “nuevo hombre de ciencia” (sostienen) miento profético y el científico; ya Alberto
ante todo ya no se coloca “frente” a la natura- Einstein (1879-1955) en “Como veo el mun-
leza, para manipularla y dominarla sino que él do” lo había advertido con suficiente anticipa-
mismo se siente parte de esa naturaleza e in- ción, al señalar las estrechas relaciones entre
vestiga para comprenderla y comprenderse. la física inductiva que se apoya en la experi-
Así de esta percepción de totalidad surge la mentación y la física deductiva que parte de
nueva ciencia, ya no como una ciencia de ob- una intuición “profética”.
jetos sino una ciencia de la vida. Por último afirman que la sensibilidad que
Luego afirman, el conocimiento científico caracterizará a los hombres de ciencia del fu-
ha sido el fruto de un razonamiento inductivo turo será precisamente esta misteriosa articu-
basado en la experiencia, hecho suficiente en lación entre el pensamiento científico y el pen-
las llamadas ciencias de la naturaleza, pero en samiento profético: cuando el pensamiento ló-
las ciencias del hombre se muestra insuficien- gico termina, nace un nuevo sentir, así duran-
te para descubrir los significados de la vida. te milenios solo se ha desarrollado una “mente
George Picht dice que “de una u otra ma- de óptica fija” que funciona en una sola direc-
nera el pensamiento científico tomó en présta- ción como el microscopio o el telescopio, pero
mo de la revelación religiosa, lo que el propio el impacto del futuro al romper el marco rígi-
pensamiento racional no podía dar y por otra do que fija la conciencia hacia los objetos del
parte la religión pidió prestado a la ciencia lo mundo, hace que dicha conciencia recupere
que la revelación no podía explicar y así, se su “oscilación”, es decir, un telescopio mira
formaron la ciencias positivas por un lado y la hacia fuera, pero la mente humana de “óptica
teología por el otro, manteniendo entre ambas oscilante” mira a través éste hacia fuera y
un abismo insalvable, como un diálogo entre también se mira hacia adentro.
‘iegos y mudos’ El mudo no puede relatar lo
que ve y el ciego relata lo que no puede ver”. 7. ¿La sexología es una ciencia?
De manera tal que la conciencia religiosa Aceptado que el mundo real tiene un or-
carece del instrumento científico para “expli- den, vemos que el mismo es progresivo y es-
car” el mundo y la ciencia carece del “órgano calonado tendiendo a una lenta y paulatina je-
de la visión” para relacionar sus resultados rarquización, o sea a lo ordenado, le sigue lo
parciales con la fuente del ser y la vida. gradual. Es un cambio con continuidad y de
En la antigüedad el pensamiento profético sentido unidireccional que se conoce como
descendía a una humanidad que aún no había evolución.
desarrollado el instrumento racional adecuado Esta evolución se puede sintetizar: evolu-
para traducir la inspiración profética a mode- ción inorgánica-evolución orgánica-especies-
los teóricos o técnicos, de ahí que la voz de hombre-cultura.
los profetas fuera “una voz que clama en el Finalmente al orden y evolución sigue la
desierto”. estratificación del mundo real (estructura es-
tratificada).

SINTITUL-41 72 09/07/2009, 12:04


La sexología: su delimitación personal. J.C. Romi 73

Estrato Nivel Unidad Ciencia


Subatómico partículas Física
Inferior Atómico átomo Fisicoquímica
(Fisicoquímico) Molecular molécula Química
Celular célula
Intermedio Pluricelular organismo Biología
(Orgánico) Ecológico ecosistema
Superior Cultural Hombre Ciencias Sociología
(Antropológico) Humanas Psicología
Antropología

Si se parte del concepto de sistema sexual Método: Múltiple: descriptivo, empírico,


la sexología solo a través del área biológica dialéctico, etcétera.
(sexo) cumpliría con los requisitos de una cien-
cia fáctico natural, mientras que a través del Si bien se plantea el interrogante de sí la
área psicosocial del sistema (sexualidad) se- sexología cumple o no en totalidad con la for-
ría una ciencia fáctico-social. mulación de una ciencia, no existen dudas de
Por lo tanto solo el área biológica de la que sí es una disciplina.
sexología (Biosexología) sería una ciencia Se entiende por disciplina una doctrina o
constituida. El área psicosocial (Sexuología) es materia de estudio y enseñanza que recoge el
la que trae mayores dificultades de integración, conjunto de opiniones y escuelas así como
debido a la difícil formulación de esta área los conocimientos de diversas ciencias refe-
como ciencia, al punto que algunos investiga- rentes a un objeto.
dores a las ciencias fáctico sociales las deno- Toda ciencia puede comenzar o no por ser
minan ciencias “en constitución”. una disciplina en la medida que se sinteticen
Se puede sintetizar así lo expuesto: los conocimientos, al punto que en todos los
campos que abarca se efectúe un abordaje cien-
Biosexología tífico con un objeto establecido (Dato o Ge-
Objeto: Estudio biológico del sexo del hom- neralidad I) un método propio (Método o Ge-
bre, es decir la estructura y función evolutiva neralidad II) y la posibilidad de obtener nue-
animal de las características del macho y la vos conocimientos (Acto de conocimiento o
hembra. Generalidad III).
Acto de conocimiento: Explicación por la La sexología continuará en una etapa in-
experiencia, buscar la causa de un hecho. terdisciplinaria mientras no defina su objeto
Método: Hipotético inductivo. formal y obtenga sus métodos propios en el
plano psicosocial. Es decir, la sexología tiende
Sexuología a constituirse en una ciencia autónoma, pero
Objeto: Estudio psicológico social de la aún se trata de una disciplina, como sostienen,
sexualidad del hombre, es decir, esencia de no obstante discutir acaloradamente sobre si
existencia en devenir. es una ciencia o una disciplina, como sostie-
Acto de conocimiento: Observación y nen algunos autores; es una polémica estéril.
experimentación, comprensión interpretativa.

SINTITUL-41 73 09/07/2009, 12:04


74 Psiquiatría Forense, Sexología y Praxis, año 14, vol. 5, Nº 4 septiembre de 2007

Siempre se ha discutido en los ámbitos cien- trabajadores de la salud, religiosos, juristas,


tíficos si la sexología es o no una ciencia. In- etcétera.
dependientemente de que se la acepte o no D. La sexología legal
como tal, de acuerdo a diferentes autores o Párrafo aparte merece la delimitación de la
teorías, lo incuestionable es que la sexología sexología forense o legal.
es una disciplina que estudia en forma inte- Sintetiza los conocimientos teóricos y prác-
gral las manifestaciones sexuales. ticos relativos al sexo y la sexualidad, en sus
Lázaro Sirlin dice:”»la sexología es una aspectos fundamentales: biológicos psicológi-
disciplina científica y humanística, que sin- cos, sociales y culturales, en tanto y en cuanto
tetiza los conocimientos teóricos y prácticos cada uno de estos aspectos de la problemática
relativos al sexo y la sexualidad en sus as- sexual, vinculados a estructuras, hechos y con-
pectos fundamentales: biológicos, psicológi- ductas adquieren valor jurídico.
cos, sociales, y culturales, cada uno de estos Exige del perito o médico legista conoci-
aspectos de la problemática sexual”. mientos precisos de las tres ramas menciona-
La sexología, como disciplina (o como das para poder dar respuesta satisfactoria a
ciencia) se apoya en las ciencias fáctico-natu- los requerimientos que exige la problemática
rales (biología) y las ciencias fáctico-sociales forense.
(psicología, sociología, antropología, etcétera)
por lo tanto a los fines prácticos la dividimos 8. La metodología en Sexología
según la finalidad con que se encare el estudio Se entiende por metodología el estudio de
de las manifestaciones sexuales, en una sexo- las formas o modos de conceptualizar, en sen-
logía: tido genérico amplio, un determinado tipo
A. Descriptiva de objeto
Objeto: estudio del conocimiento científi- La utilización de métodos (pasos a seguir)
co del tema posibilita las direcciones del pensamiento en
Rama de interés: investigador, docente, la búsqueda de un objeto que conduce a un
agente de salud etcétera. camino y este a un fin. El método es un estu-
B. Clínica dio de la interfundamentación entre una lógi-
Objeto: estudio de la persona sexualmente ca, una teoría del conocimiento y un objeto
enferma o conflictuada desde una determinada base epistemológica.
Rama de interés: terapeuta sexual (perso- Se divide en dos tipos:
na idónea, científica y legalmente autorizada, a) Directos: son apriorísticos, intuicionis-
para ocuparse de esta actividad): sexólogos clí- tas, inmediatos, son los que logran la eviden-
nicos (médicos y psicólogos especializados y cia por medio de un tipo de intuición sensible,
capacitados) emocional, intelectual y/o eidética.
C. Humanística b) Indirectos: son mediatos, constructivis-
Objeto: la educación y promoción de la tas, conceptualistas, son los que producen un
actividad sexual como estado de bienestar, ca- objeto formal y abstracto. Ejemplo: axiomáti-
lidad de vida o salud sexual. co-deductivo, interpretativo, dialéctico, analí-
Rama de interés: educador y/o consejero tico estructural, genético, etcétera.
y/o orientador: padres maestros, pedagogos, En sexología el área biológica del SS (sexo)
utiliza en lo mediato el método hipotético in-

SINTITUL-41 74 09/07/2009, 12:04


La sexología: su delimitación personal. J.C. Romi 75

ductivo de la observación, constatación y for- En el diseño e implementación de cualquier


mulación de leyes (investigación) y en lo in- tipo de estudio que involucra seres humanos,
mediato el método fenomenológico (intencio- se requiere tomar en cuenta cuestiones éticas
nista) prescindiendo de juicios, dogmas y y de carácter sociocultural. Una vez asegura-
creencias o sea, describe y observa un fenó- da la validez interna y externa de la investiga-
meno hasta captar su esencia. ción y la seguridad psicofísica de los partici-
En cuanto al área psicosocial del SS pantes en el estudio, uno de los principales
(sexualidad) no existen métodos fijos (admi- problemas que suele enfrentar la investigación
ten distintas lecturas), utiliza el método hipo- sexológica, es la escisión que se suele obser-
tético-deductivo que compara investigaciones var entre las personas que diseñan las investi-
hasta la posibilidad de tener enunciados váli- gaciones y las que utilizan sus hallazgos para
dos y el interpretativo (por ejemplo: psicoa- desarrollar políticas o intereses particulares o
nálisis) que busca a través de la totalización de grupo de poder.
del símbolo la síntesis entre significante y sig- Para llevar a cabo una investigación en cual-
nificado permitiendo así aprehender lo oculto quier campo, lo primero que se deberá deter-
y dar sentido a lo manifiesto; el dialéctico que minar es la meta y objetivos de la investiga-
descubre formalmente su triada clásica la inte- ción. Se presentará los tipos de estudio que se
ligibilidad de los opuestos, afirmación (tesis), pueden realizar, iniciando por el más básico y
negación (antítesis) y negación de la negación trabajando hacia el más complejo, consideran-
(síntesis); el análisis estructural se inspira en do su interrelación.
la lingüística, el objeto es distinguir unidades Se deben considerar diferentes tipos de in-
de lengua de diferentes niveles, partiendo de vestigación:
distintas relaciones que guardan entre sí en el A) La exploratoria: el objetivo de este tipo
interior de un mismo nivel y con los niveles de estudio es el indagar cuestiones tan amplias
superiores una estructuración de inteligibilidad como conceptos, fenómenos, indicadores, et-
dando preeminencia a los términos que cons- cétera, que se deben tener en cuenta para el
tituyen las relaciones. desarrollo integral y multideterminado de la
De manera tal, que al igual que en cual- investigación.
quier área de estudio, el objetivo primordial Dada la naturaleza exploratoria del estu-
de la investigación en sexología es obtener in- dio, por lo general, se utilizan instrumentos de
formación acerca de las causas, consecuen- recolección de datos abiertos como: entrevis-
cias e interrelaciones que se asocian con una tas, observaciones, informantes, grupos de dis-
serie de decisiones y acciones. cusión, etcétera.
Una vez que se selecciona la metodología Es importante que este tipo de investiga-
y diseño general, para poder evaluar los efec- ción no se utilice por si mismo como base para
tos que tienen los programas de acción en el un diseño de políticas o programas de acción,
área de la sexología, ya sea a nivel preventivo sino como fundamento para el diseño de otras
o de atención, se requiere determinar que se- etapas de investigación que complementen,
rie de instrumentos de recolección de datos y certifiquen y puedan ser utilizadas posterior-
análisis estadístico es necesario diseñar y vali- mente para hacer recomendaciones mas pun-
dar específicamente para valorar adecuada- tuales.
mente la hipótesis de estudio.

SINTITUL-41 75 09/07/2009, 12:04


76 Psiquiatría Forense, Sexología y Praxis, año 14, vol. 5, Nº 4 septiembre de 2007

B) La descriptiva y epidemiológica: el D) La diagnóstica: el objetivo es predecir


objetivo es informar acerca de las característi- cuales son los determinantes y antecedentes
cas generales e incidencia del fenómeno en de la formación de actitudes o de la adquisi-
cuestión. En este tipo de estudio, no se pre- ción de determinados conocimientos o bien de
tende hacer inferencias ni explicar cual es la la ejecución de conductas particulares. En es-
correspondencia entre diferentes variables, tos casos variables como la socialización, de-
simplemente se indica con que frecuencia cada terminación de normas, percepción, atribución,
una de éstas se presenta en la población dada. motivación, etcétera, son identificados, clasi-
De esta manera, la investigación descriptiva y ficados, medidos o manipulados a fin de eva-
epidemiológica está orientada a cuántos y quié- luar su impacto en las variables sexuales de
nes, pero no a responder los cómos o porqués interés.
de los fenómenos. Es decir, se elige la muestra Este tipo de estudio que normalmente se
de manera tal que todos los integrantes de la diseña con fundamento en investigaciones ex-
población tengan la misma probabilidad de for- ploratorias y descriptivas, tiene la ventaja de
mar parte de ella. Los instrumentos para la poder ser una sólida base para el diseño de
recolección de datos incluyen, en su mayoría, propuestas de intervención. Generalmente se
preguntas cerradas, con opciones de respues- utilizan instrumentos cerrados cuya validez y
tas predeterminadas y precodificadas. confiabilidad para la población objeto de estu-
Este tipo de estudios permite identificar dio han sido previamente establecidas.
poblaciones o conductas de riesgo, pero no E) La evaluativa: tiene por objeto evaluar
establece los procesos o las motivaciones que los efectos que un programa determinado tie-
producen dichos patrones, por lo que ideal- ne sobre ciertas conductas, en este caso sexua-
mente no se deben utilizar como base para les. Este tipo de investigación puede combinar
diseñar el contenido de un programa de inter- instrumentos cerrados y abiertos y la muestra
vención políticas al respecto. con la que se trabaja puede abarcar a la pobla-
C) La correlacional: el objetivo es el de ción total a la que se le aplicó el programa de
ver el grado en el cual dos o mas variables se acción. Los resultados pueden ser cuantitati-
asocian. Este tipo de trabajo generalmente uti- vos (número de personas afectadas) y cualita-
liza un diseño de un solo corte que se hace tivos (de que forma fueron afectados). Un as-
dentro de un mismo período de tiempo, por pecto primordial de los estudios de evaluación
ejemplo adolescentes de colegio secundario es que se incluya un grupo control que no re-
durante un año. Los que abarcan diferentes ciba tratamiento, fin de poder valorar compa-
períodos son diseños transversales o longitu- rativamente los aportes de la intervención.
dinales. Los estudios correlacionales no son
adecuados para concluir relaciones causa-efec- 9. El objeto de la sexología
to. Es decir, permiten relacionar variables pero Se ha expresado que la sexología es aún
no otorgarles causalidad o consecuencia. una disciplina que sistematiza conocimientos
Si se planean utilizar los datos como base relacionados a la misma desde todos los cam-
para un diseño de programas o políticas, las pos de abordaje científico, pero no todos ellos
muestras deben incorporar a todos aquellos tienen metodología propia y objetos formales
sectores de la población con los que se preten- establecidos por lo cual le es muy difícil a la
da trabajar en las intervenciones.

SINTITUL-41 76 09/07/2009, 12:04


La sexología: su delimitación personal. J.C. Romi 77

sexología tener el propio que le configure el go de la existencia humana cuando se la estu-


rango de ciencia. dia desde el punto de vista histórico o trans-
No presenta dificultad el definir el objeto cultural. Esto último ha determinado formula-
real de la sexología (o los objetos), es decir, ciones científicas muy diversas, es decir, ex-
aquel que es dado por nuestra experiencia in- plicaciones y definiciones de la sexualidad muy
terna o externa o como resultado de ella, la diferentes.
existencia del ser sexuado, el dimorfismo bio- La metodología científica (maneras de ob-
lógico sexual (sexo) y el comportamiento sexual servación y comprobación), busca entonces,
y sus manifestaciones (sexualidad) dentro del asegurarse de que lo que se ve pueda ser visto
ya visto sistema sexual; pero su objeto for- de la misma manera, independientemente de
mal, sus diferentes formas de aproximación a quien observa y, para ello, se buscan maneras
lo sexual, es muy difícil de determinar. de medir lo que se estudia. La medición cien-
Cada fuente de saber utiliza procedimien- tífica, herramienta fundamental en las accio-
tos diferentes y plantea interrogantes sobre la nes de describir, comparar y comprobar, se
sexualidad en aspectos particulares y parcia- convierte entonces, en una de las característi-
les. La sexología por ahora intenta ser una lu- cas fundamentales del actuar científico y dota
gar de encuentro, una zona de coincidencias, al estudioso de un poderoso medio para el lo-
un campo integrador, una interdisciplina; pero gro de sus objetivos. Esta afirmación en la for-
no es el monopolio de una religión, una filoso- mulación integral de la sexualidad humana, es
fía, de una psicología o de una política. aún un deseo de la ciencia que no se ha visto
Corresponda a cada cual descubrirla y en- satisfecha.
contrar su significación personal, asumirla y Los conceptos de sexualidad no son, con-
desarrollarla en tanto su factor de creatividad, tra lo que pudiera pensarse, fácilmente identi-
medio de diálogo y de inserción en el mundo ficables en los escritos de los diversos autores
sean válidos. que han abordado el tema. Con frecuencia se
Los sexólogos durante el siglo XX han observa que se identifica la idea de sexualidad
emprendido un camino con titubeos hacia la con lo que un grupo social en particular en-
formulación científica de la sexología huma- tiende, lo que a cada individuo en particular le
na. significa, el término sexualidad es el resultante
El objeto de estudio del sexo y la sexuali- de cómo el grupo o el individuo ha construido
dad, es algo que ha demostrado ser complica- el concepto.
do. La razón de esta dificultad se encuentra Los modelos sexológicos y los conceptos
en una de las características fundamentales de de sexualidad que de aquellos derivan, pueden
la sexología. agruparse en dos polos de un continuo en el
Si bien es cierto que nuestras conductas que, en un extremo, se encuentran aquellos
objetivas desde el área biológica (ciencias na- modelos que atribuyen a la sexualidad un ca-
turales) a través de la reproducción (sexo) han rácter imperativo biológico que en la estructu-
sido siempre iguales desde que el ser humano ra social y educativa, lucha por expresarse; en
tal, las maneras en que subjetivamente han el otro, la sexualidad es vista básicamente como
manifestado sus conductas sexuales (ciencias la resultante de la interacción grupal que a partir
humanísticas) a través del área psicosocial de una base biológica relativamente invaria-
(sexualidad) han variado enormemente a lo lar- ble, origina la diversidad característica de ideas,

SINTITUL-41 77 09/07/2009, 12:04


78 Psiquiatría Forense, Sexología y Praxis, año 14, vol. 5, Nº 4 septiembre de 2007

sentimientos, actitudes, regulación social e ins- darse en formas que a la simple observación
titucional de los que el grupo entiende por parecen no tener relación alguna con el objeto
sexualidad. original, el encuentro genital generador de vida.
El representante mas conocido del primer Hay tres maneras en que esto puede suceder
polo del continuo, el que adscribe a la sexuali- y reciben los nombres de perversión, sublima-
dad un carácter biológico e innato, es la teoría ción y neurosis.
psicoanalítica de Sigmund Freud (1856-1939) La perversión se establece cuando el obje-
La divulgación popular de esta teoría ha adul- to de gratificación infantil permanece como
terado los planteamientos originales ya que gratificación en el adulto a pesar de las vicisi-
siempre Freud consideró los orígenes de los tudes o dificultades que le plantea el desarro-
fenómenos sexuales en la vida como manifes- llo psicosocial.
taciones de energía que llamó libidinal y que En la sublimación el objeto es sustituido en
tenía como fuente la matriz biológica del suje- forma tan completa que parece no tener nada
to. Freud postuló la existencia de pulsiones: la que ver con la forma de gratificación original
pulsión libidinal primero, luego la pulsión agre- de la pulsión sexual, como son algunas de las
siva. mas sofisticadas y admiradas expresiones ar-
Las pulsiones, identificadas con la idea de tísticas y culturales.
fuerza, de impulso, que se presenta dinámica- En las neurosis las vicisitudes del desarro-
mente para lograr su objetivo, en contraposi- llo de la pulsión sexual pueden dar por resulta-
ción, con la idea generalmente transmitida de do que ninguno de los dos procesos anteriores
instintos (imperativos biológicos heredados), se estructure, pero que la gratificación de la
divulgada como resultado de errores de tra- pulsión, aunque con gran represión, siga bus-
ducción. Los problemas (conflictos) surgirían cando expresión con la participación de mu-
de las manifestaciones no reguladas de las pul- chos mecanismos de defensa frente a la culpa
siones. y la angustia que generan su gratificación, y el
El primer conflicto surge (frente a la nece- resultado es llamado proceso neurótico.
sidad de supervivencia del individuo y la espe- La normalidad se adquiere según la pers-
cie), entre la manifestación libidinal placente- pectiva psicoanalítica, cuando se produce una
ra y la imposibilidad dictada por la realidad de resolución adecuada de los conflictos y es po-
vivencia placentera continua. Así a los deseos sible la búsqueda de gratificación libidinal en
del niño, frente al surgimiento de sus impulsos la vida adulta de la manera menos rebuscada.
placenteros y sexuales se opone la sociedad Las implicaciones sociales del pensamien-
por medio de sus representantes (padre y ma- to de Freud han sido traducidas a la idea de
dre). Luego en el adulto el padre y la madre que una sociedad libre de represión sexual será
son sustituidos por los principios, valores y una sociedad con mayor bienestar. Entre sus
normas que, adquiridos (introyectados), por cultores aparecen Wilhelm Reich (1897- 1957)
el individuo conforman el “súper-yo”. y Herbert Marcuse (1898-1979)
Posteriormente en el pensamiento freudia- En contrate con el enfoque psicoanalítico
no se agregó la idea del conflicto entre las pul- resumido aparecen los científicos de orienta-
siones libidinales (eros o pulsión de vida) y la ción empírico-positivista que buscan reducir
pulsión agresiva (tanatos o pulsión de muer- la realidad percibida y aislar las variables que
te). Por la tanto, la satisfacción libidinal puede permitan la predicción de los fenómenos estu-

SINTITUL-41 78 09/07/2009, 12:04


La sexología: su delimitación personal. J.C. Romi 79

diados. Este enfoque se caracteriza por la bús- Los procesos internos son de varios tipos:
queda de definiciones que puedan ser aplica- afectivos, actitudinales, informacionales, de
bles de manera inequívoca a los conceptos de expectativas, imaginarios y fisiológicos.
las variables estudiadas. La conducta manifiesta tiene como varia-
Así por ejemplo, Ford y Beach (1972) de- bles observables: los actos instrumentales con-
finen a la conducta sexual “como las activi- ducentes a hacer factible la actividad sexual,
dades que suponen excitación y estimulación las respuestas consecutivas a la excitación y el
de los órganos genitales”. Definiciones así son orgasmo, y los resultados a corto y largo plazo
muy precisas y de posible verificación empíri- que tienen relevancia para la modulación de
ca pero dejan de sin considerar la experiencia los procesos internos.
interna del individuo, que es mucho mas difí- Ira Reiss (1986) propuso un modelo expli-
cil de comprobar. Tratando de resolver este cativo de la sexología en sus niveles sociales.
problema, los autores que trabajan desde la REISS toma el concepto de guión sexual pro-
psicología experimental han desarrollado gra- puesto por Simon y Gagnon (1984) extendién-
cias a las técnicas psicométricas, un sinnúme- dolo a nivel cultural. El concepto de guión
ro de conceptos sobre la conducta sexual. Re- sexual se refiere de hecho a un “modelo de
visaremos dos modelos recientes: el de orien- interacción” conformado por papeles o roles
tación conductista y el sociológico. sociales. Es un código compartido por los
Los representantes de la teoría del apren- miembros de un grupo que entienden qué debe
dizaje han desarrollado varios modelos para hacerse sexualmente (que espera el grupo), con
entender la conducta sexual humana. Las más quién, cómo, para qué y por qué. Reiss docu-
clásicas atribuían la conducta observada a la mentó como la sexualidad, así entendida, se
resultante de un estímulo específico conocido relaciona directamente con tres hechos socia-
como del condicionamiento operante (1953) les: papeles de género (poder), celos maritales
por Burrhus Frederic Skinner (1904-1990) que (parentescos), la valoración sexual (ideología).
fue perdiendo vigencia al no tener en cuenta la Uno de los problemas epistemológicos mas
importancia de los procesos internos que ocu- importantes de la sexología como saber cientí-
rren dentro del individuo. La variedad de pro- fico, es el hecho de que con frecuencia se con-
cesos internos es grande, pero los investigado- funde un método para averiguar un saber con
res han puesto mayor atención a los procesos el objeto del saber mismo.
cognitivos. Así el modelo de la secuencia de la Así si se aborda la sexología con una me-
conducta sexual (Donn Byrne 1986) tiene tres todología exclusivamente biológica, psicológi-
niveles de observación: los estímulos externos, ca, sociológica o antropológica, etcétera, se
los procesos internos y la conducta manifies- concluye erróneamente que la sexología es un
ta. fenómeno biológico, psicológico, sociológico
Los estímulos externos a los que se les ads- o antropológico excluyente ya que en las ma-
cribe calidad erótica pueden ser de naturaleza nifestaciones sexuales, se encuentran tanta
no aprendida o aprendida, es decir, propieda- evidencia de su presencia en cualquiera de es-
des eróticas sin base o con base en el aprendi- tos métodos que la conclusión errónea es in-
zaje. evitable.
La Teoría General de los Sistemas pro-
puesta por Ludwing von Bertalanffy (1901-

SINTITUL-41 79 09/07/2009, 12:04


80 Psiquiatría Forense, Sexología y Praxis, año 14, vol. 5, Nº 4 septiembre de 2007

1972) en la década del cuarenta del siglo pasa- nas reflexiones para que se pueda comprender
do manifiesta un marco referencial que permi- la problemática actual de la sexología.
te la resolución de este problema. Así propone La tarea de la ciencia apunta fundamental-
principios de funcionamiento y características mente a:
de los sistemas que se encuentran presentes 1) destruir los prejuicios y
en todos los niveles de jerarquía, es decir que 2) a construir nuevos categorías (niveles
pueden ser usados independientemente del ni- de la variable) epistemológicas.
vel de estudio que se elija. Cualquiera que sea Se recuerda que se entiende por prejuicio
el nivel que se quiera estudiar, las característi- la valoración sobre algo sin tener conocimien-
cas de los sistemas presentes aparecerán en to verdadero y por epistemología el estudio
los otros. Por lo tanto, la sexología no es fun- del conocimiento científico a través de tres ra-
damentalmente biológica, ni psicológica ni so- mas: la lógica, la gnosología y la metodolo-
cial. Lo que en realidad sucede es que la sexo- gía.
logía puede y necesita ser estudiada con todos Las llamadas ciencias fáctico-sociales re-
los métodos conocidos y por todas las discipli- quieren como reflexión imprescindible: a) rom-
nas, para que nos aproximemos a un conoci- per epistemológicamente con el discurso pre
miento integral. científico; b) obtener un perfil epistemológico
Por otra lado, la idea central de la teoría y c) distinguir formalmente entre concepto de
General de los Sistemas, es que los sistemas ciencia e ideología
están formados por elementos en interacción a) El discurso pre científico actúa como
y que éstos elementos son a su vez son sub- obstáculo que oficia a modo de creencia-opi-
sistemas. Estos conceptos tienen aplicabilidad nión imposibilitando el desarrollo de cualquier
vertical, esto es, que cada uno de ellos tienen crítica que ponga en tela de juicio su estructu-
manifestaciones en todos los niveles de estu- ra inmanente y trascendentalmente dogmática
dio del ser humano. Así por ejemplo la signifi- (hecho negativo).Es importante definir concep-
cación sexual, entendida como amplitud, com- tualmente estos términos.
prende entonces el significado de la reproduc- Se entiende por discurso la expresión for-
ción como posibilidad, de la experiencia de mal entre adecuación de la manifestación y el
pertenecer uno de los dos sexos, de la signifi- objeto a describir. La actitud pre científica es
cación de la calidad placentera del encuentro el conjunto de opiniones y creencias que ge-
erótico y la significación de los vínculos afec- neran confusión con respecto al objeto.
tivos interpersonales. La creencia es un sentimiento de pertenen-
cia que procura fundarse en elementos no ra-
10. El problema de las llamadas ciencias cionales, es decir, la adhesión a algo de lo cual
fáctico-sociales no puede darse razón.
Se ha expresado que la sexología a través La opinión es un juicio de valor (axiológi-
del área psicosocial (sexuología) se encontra- co) cuyo contenido es una creencia o sea la
ba comprendida dentro de las ciencias fáctico- objetivación judicativa de una creencia.
sociales. El dogma es un punto fundamental de una
Estas últimas, cuestionadas (por algunos teoría (sistema de enunciados).
autores) como ciencias, al punto de ser consi- b) El obtener un perfil epistemológico per-
deradas “en constitución” requieren de algu- mite, posibilita la formulación de categorías

SINTITUL-41 80 09/07/2009, 12:04


La sexología: su delimitación personal. J.C. Romi 81

como tesis (proposiciones provisorias dogmá- hombre como objeto y su despliegue socioeco-
ticas) que sirven de base a la producción/cons- nómico que se lo toma en conjunto como mé-
titución de conceptos enunciados (designación todo y acto de conocimiento, y por lo tanto
intencional) como unidades estructurales de oscila ambivalentemente entre la producción
discurso científico, o sea un sistema de cono- científica-ontológica (discurso de lo real) y la
cimientos donde haya adecuación entre obje- ideología ónticamente dada (discurso sustitu-
to, método y acto de conocimiento, que per- tivo o ideológico).
mita el desarrollo de una lógica inmanente(ni Se entiende por ideología toda teoría o
deductiva ni inductiva) a la estructura de las formulación teórica que extiende ilícitamente
ciencias fáctico-sociales (hecho positivo). un núcleo racional o cierto sector de la reali-
En la medida en que la sexuología (área dad a la “totalidad” de la realidad y por ende
psicosocial de la sexología) deje su discurso pretende constituirse así en universalmente
pre científico, la sexología dejará de ser una valedera. Ello implica dos límites:
disciplina para transformarse en una ciencia 1) el subjetivo: se interpreta desde y para
formal, según afirman los autores críticos. un grupo de pertenencia
c) Otro de los problemas que plantea la 2) el objetivo: se intenta como “aporte cien-
sexología en su área psicosocial (ciencia fácti- tífico” solo el develamiento de la realidad que
co-social) es el poder distinguir los concep- le permite la ideología del caso.
tos de ciencia e ideología. Por lo tanto, surgen como consecuencia tres
Para ello se debe precisar niveles de inter- problemas:
fundamentación entre la formulación teórica- 1) Intentar extender “parte” de la realidad
objetiva de la realidad (ciencia) y la visión sub- a “toda” la realidad ideologizando el núcleo
jetiva-intersubjetiva de la realidad (ideología). central (problema metodológico)
Ya se ha planteado, que la formalidad de la 2) Pretender que dicha extensión “valga”
ciencia depende de su grado de adecuación para toda la realidad, sustituyendo el objeto
entre el objeto, el método y el acto de conoci- en forma de analogía (problema ontológico)
miento. Así las ciencias constituidas lógico-for- 3) Afirmar la hipótesis (supuesto) de tomar
males presentan una apodicidad absoluta (ne- esta seudo generalización como universalmente
cesidad, forzosidad) y las ciencias fáctico-na- válida en un intento de reivindicación (proble-
turales una apodicidad relativa (asertórica) pero ma epistemológico)
las llamadas ciencias fáctico-sociales su apo- Posteriormente surge la pregunta de sí se
dicidad es solo “posible” (tiende a,) de allí que puede “contaminar” a las ciencias con la ideo-
algunos la llaman aún como ciencias “en cons- logía. A prima facie parece surgir que las cien-
titución”. cias apodícticas (lógico-formales) se pueden
En las ciencias fáctico-sociales la realidad mantener “neutrales” en sus respectivas regio-
ontológica (objeto-ser) se “presenta” como nes (alto grado de probabilidad) sin ser ideolo-
una imposibilidad óntica (lo dado, lo real), por gizadas. Las ciencias fáctico naturales si bien
lo tanto las manifestaciones gnosológicas (co- pueden teóricamente ser prescindentes de ideo-
nocimiento o proposición sistemática y objeti- logización, en la práctica su probabilidad es
va acerca de algo) se expresan en forma ambi- mucho más baja que las lógico formales. En
güa (infactibilidad apodíctica) ya que por la cuanto a las fáctico-sociales es prácticamente
lado se desarrolla la existencia histórica del imposible no observar la ideologización, de allí

SINTITUL-41 81 09/07/2009, 12:04


82 Psiquiatría Forense, Sexología y Praxis, año 14, vol. 5, Nº 4 septiembre de 2007

la reticencia de algunos autores para aceptar- La limitación de una producción científica


las como ciencias formalmente constituidas. por parte de la ideología constituye un límite
De hecho se puede mantener las ciencias óntico al que la constitución de la ciencia opo-
al margen de toda ideología ónticamente dada; ne la mejor realización ontológica posible. Dada
pero es factible ideologizarlas en algún sentido la producción científica la ideología intenta ins-
ya sea por una incorrecta evaluación de la rea- trumentar y utilizar los resultados para facili-
lidad tal como se da en el sentido histórico- tar la permanencia y continuidad ideológica.
social (cuando se pretende hacer aparecer la En resumen: las ciencias fáctico sociales
tarea del científico como imposible, sin com- están ante la búsqueda de producir un objeto
promiso con una realidad histórica) ya sea por formal por un lado y la posibilidad ontológica
ideologización previa del científico que plani- (producción científica) de crearlo por el otro,
fica los sectores científicos que va a investigar hecho que está determinado por la críticas a la
para instrumentar los resultados. Esto implica factibilidad óntica de la ideología.
que la ciencia se puede instrumentar en fun- Se debe recordar por otra parte que en la
ción de la ideología para lo ideológico, es de- ciencias básicas la producción ontológica de
cir las ciencias apodícticas tienen independien- su objeto es el discurso deductivo/inductivo,
cia ontológica respecto a la ideología pero de- mientras que en la ideología al carecer de ob-
pendencia óntica en el condicionamiento de jeto producido (vacío ontológico) por exten-
una ideología dada (ciencia en función de). sión, lo sustituye(al objeto ausente) ónticamen-
Las llamadas ciencias sociales, a su vez, te (discurso analógico/sustitutivo) con palabras
plantean dos interrogantes: uno epistemológi- (modo especulativo) como si estuviera presente
co y otro gnoseológico. y operando de un modo estático (dogma).
Desde el punto de vista epistemológico ya La transposición (extensión) en un objeto
sea ha discutido que en sentido estricto es muy sustitutivo (lo presente) del objeto real (lo au-
difícil hablar de “ciencias fáctico-sociales” sente) constituye la esencia del discurso ideo-
como tales en la medida que la adecuación lógico (analógico/ sustitutivo).De manera tal
exigida (absoluta o relativa) no se cumpla. En que la ideología actúa como un “obstáculo epis-
sentido estricto una ciencia “lato sensu” (en temológico” para la producción del objeto de
sentido amplio) sin móviles de apodicidad, ta- las ciencias sociales.
rea que tiene que darse en un triple nivel: me- A su vez para la creación científica de lo
todológico, gnosológico y ontológico, a partir social se generan dos tipos de reduccionismos:
de una “actitud” teórica o intento de conjurar a) el intelectualismo que subraya la formali-
con cierto rigor un número determinado de zación del objeto social al discurso deductivo
conocimientos. y, b) el naturalismo que lo subraya de discur-
Desde el punto de vista gnosológico la po- so inductivo.
sibilidad de constitución de ciencias sociales La única alternativa para la producción del
como ciencias en si está en crisis por la for- objeto social es exigir una doble tarea:
mulación ontológica (producción científica) se 1) aceptar críticamente la existencia de la
produce a través de distintas teorías (ontici- ideología ónticamente dada como forma de
dad ideológica), cada una de las cuales preten- “limpiar” el camino y facilitar la constitución
den dar razón suficiente de la totalidad, pre- del objeto.
tensión que patentiza que sentido ideológico.

SINTITUL-41 82 09/07/2009, 12:04


La sexología: su delimitación personal. J.C. Romi 83

2) la construcción del objeto a través de su posibilidad de su verdad surge de la evidencia


producción formal (nivel ontológico), la cons- misma de los principios y la convalidación de
titución del conocimiento (nivel gnosológico) los mismos en el todo el desarrollo metodoló-
y la constitución de modelos y técnicas que gico ulterior.
posibiliten la relación entre el objeto y el co- El problema surge cuando se plantea la
nocimiento del objeto (nivel metodológico). posibilidad de la constitución de las “ciencias
Las ciencias político-sociales, por último del hombre”, es decir, cuando se trata de es-
necesitan cumplir con dos momentos impres- cindir lo propio del hombre de las ciencias na-
cindibles: turales en las cuales estaba inmerso. El hom-
a) la ruptura epistemológica: romper con bre “pertenece” de hecho al sustrato natura
el decurso racional de la ideología pre científi- (naturaleza en general) y por ende es objeto
ca, cuyo sentido son los denominados “obstá- de la explicación como acto gnosológico del
culos epistemológicos” que ofician a modo de método inductivo, el problema se crea al tener
creencia-opinión imposibilitando el desarrollo que encontrar un fundamento a la ciencia del
de cualquier crítica que ponga en tela de juicio hombre ya que ello plantea una triple exigen-
su estructura inmanente y trascendentalmente cia:
dogmática. 1) negativa: esto es escindir lo propio del
b) el perfil epistemológico: que posibilita hombre de todo aquello que bajo el nombre
la formulación de categorías epistémicas como genérico de ciencia empirica-positiva abarca a
tesis (proposiciones provisoriamente dogmáti- la naturaleza, tanto en orden al objeto, como
cas) que sirvan de base a la producción-cons- al método, como al acto de conocimiento.
titución de conceptos enunciados como uni- 2) positiva: esto es determinar constituti-
dades estructurales del discurso científico que vamente los límites formales de la “nueva cien-
permitan el desarrollo de las llamadas ciencias cia” o sea establecer un método y un acto de
fáctico sociales (en constitución) hasta su cons- conocimiento que pueden aprehender en tota-
titución formal. lidad al nuevo objeto: hombre sujeto-objeto,
regionalmente dependientes de la ontología
11. El problema de la constitución de la respectiva ya sea formal en cuanto a la regula-
sexología como ciencia tividad ideal, ya sea material en cuanto a la
Se ha expresado que la constitución de las constitución concreta.
ciencias nos enfrenta con dos tipos de objetos 3) distintiva: esto es determinar claramente
que han dividido la preocupación epistemoló- los límites de las diversas formas posibles de
gica de los filósofos: los objetos reales (reali- la constitución de las ciencias del hombre en
dad) y los objetos ideales o lógicos (idealidad). cuanto a la concreta constitución de cada cien-
Ambos objetos permiten un “conocimiento cia que reivindica para sí la parte del todo ob-
objetivo o científico” ya que no deja lugar a jeto-sujeto-hombre.
dudas en cuanto a evidencia y fundamenta- La ciencia del hombre no puede, por lo
ción, por ello se hacen posibles las ciencias de tanto, constituirse bajo el signo de la apodici-
la idealidad (lógico-formales) y de la realidad dad pues la esencia que funda su objeto, esto
(empíricas) de la naturaleza (fáctico-naturales). es, la existencia del hombre en su despliegue
Ambas ciencias tienen aseguradas en su res- histórico, no permite la univocidad del sustra-
pectiva región ontológica el conocimiento, y la to natural (materia) con el sutrato ideal

SINTITUL-41 83 09/07/2009, 12:04


84 Psiquiatría Forense, Sexología y Praxis, año 14, vol. 5, Nº 4 septiembre de 2007

(intelectualismo).En esta relación de múltiples debate entre le estudio de dos principales fun-
posibilidades para actualizar y la concreta ac- ciones: la reproductiva y la placentera.
tualización en cada caso, la relación entre “lo La función reproductiva es la más antigua
posible” y “lo hecho” es donde se hace paten- en la filogenia y por ello común a seres huma-
te la ambigüedad del objeto-sujeto-hombre y nos y a otros animales o sea que no singulari-
un acto gnosológico que permita desplegar esta za al hombre.
ambigüedad sin por ello pretender radicalizar- La función placentera por lo contrario de
la a una apodicidad que le es ajena por esen- más tardía aparición es característica de la hu-
cia. manización, es la búsqueda consciente del pla-
Precisar la región ontológica del hombre cer sexual y es la culminación evolutiva de la
(que no sea por extensión de reduccionismos llamada sexualidad (función erótica). En el ser
naturalismo-intelectualismo), es decir, la exis- humano hay independencia funcional entre lo
tencia en devenir, es descubrir sus posibilida- erótico y lo reproduccional.
des, pero fundamentalmente establecer con De manera tal que la sexología “stricto sen-
carácter definitorio sus límites. su” es el estudio científico del sexo que toma-
Estos límites nos indican como prioridad la do desde al evolución animal el carácter de
necesidad de atenernos a la ambigüedad pro- macho o hembra posibilitan las condiciones
pia de la esencia morfológico material y en- estructurales y funcionales que permiten la re-
contrar tanto un método como un acto gnoso- producción humana (ciencia natural) pero la
lógico que respondan a la experiencia trascen- sexología es una disciplina sumamente com-
dental de la esencia, esto es, que posibiliten la pleja puesto que tiene que ver con la sexuali-
aprehensión de la “existencia en devenir” en dad, es decir, todo lo relacionado evolutiva-
todos los niveles, no solo en la estructura gno- mente con el placer, de manera que si se con-
sológica sino en la axiología y sobre todo que sidera el aspecto placentero de la función sexual
permita clarificar el problema de las ideolo- humana (erotismo) su estudio se denomina
gías en las ciencias o sea de la relaciones del sexuología o erotología y deben intervenir en
hombre con su saber en la superestructura y mayor o menor grado además de la biología
con un modo de vivir en la infraestructura. otras ciencias y actividades humanas como la
La sexología como ciencia se debate entre psicología, la sociología, la antropología, el
el estudio del sexo (biosexología) que cumple derecho, etcétera, por ello la sexología es si-
con los requisitos (como hemos visto) de las multáneamente una ciencia natural y una cien-
ciencias de la naturaleza; y el estudio de la cia humana (cultural) aunque si se requiera
sexualidad que cae en el resbaladizo problema mayor precisión, probablemente habría que
de las llamadas ciencias del hombre. clasificarla como dice el sexólogo colombiano
La sexología como muchos otros estudios Heli Alzate dentro de las ciencias del compor-
de las funciones o actitudes del ser humano, tamiento.
es el resultado de la interacción, de la evolu-
ción biológica (que determinan las funciones 12. Constitución de la sexualidad dentro
somatofisiológicas básicas) y el entorno socio- de la sexología
cultural (que influyen poderosamente sobre el Se ha descripto a la sexualidad como la
funcionamiento de la primera), por lo tanto se parte de la sexología que trata la constitución
de la esencia del hombre en devenir sobre la

SINTITUL-41 84 09/07/2009, 12:04


La sexología: su delimitación personal. J.C. Romi 85

base de múltiples donaciones de sentido (vi- a) análisis de la teoría de los actos (con-
vencia de la conciencia) en un sustrato corpo- ductas y comportamientos) y de vivencias
ral dado (sexo) dentro de los límites metodo- (conciencia de)
lógicos, gnosológicos y ontológicos estableci- b) clasificación de la co-implicancia com-
dos de la ambigüedad esencial del hombre. prensión-interpretación (acto de conocimien-
Dentro de estos límites surge el planteo de to) como la actualización concreta de la meto-
la posibilidad rigurosamente explicitada de una dología descriptiva-empírica-dialéctica.
fundamentación para la sexualidad. La posibi- c) respetar la exigencia trascendental de la
lidad de un método descriptivo-empírico-dia- ambigüedad como estructura ontológica de la
léctico para las ciencias del hombre consiste esencia morfológica material (imposibilidad de
en la aprehensión totalizante en devenir desde una lectura unívoca)
le sentido al sustrato y de éste al sentido de la La sexualidad por lo tanto para poder in-
esencia morfológico-material. Este método tie- tentar constituirse como una rama de la cien-
ne un acto gnosológico la comprensión y como cia dentro de la sexología tendrá:
posibilidad límite la interpretación. 1) como objeto la esencia de la existencia
Se entiende por “comprensión” al acto-vi- humana en un devenir (esencia-morfologico-
viencia que se atribuye como donación de sen- material)dada sobre la estructura ontológica de
tido significante-axiológico a un sustrato o la ambigüedad
materia sensible-afectiva. Comprender es apre- 2) como método el descriptivo-empírico-
hender comprometidamente (intimidad emo- dialéctico (esto es ir desde el sentido al sustra-
cional) un sustrato a través de un sentido axio- to y de este al sentido, totalizando lo dado.
lógico significante (captación emocional como 3) como acto de conocimiento la implican-
valoración) en el cual el sustrato está recu- cia comprensión-interpretación que permita
bierto de un sentido que implica la significa- aprehender totalmente en sentido de idea re-
ción. guladora la ambigüedad de la esencia morfo-
La “interpretación” es referir un signo se- lógico-material de la existencia en devenir.
ñal –símbolo (sistema central) a un objeto (he-
cho que nos muestra en apariencia que per- 13. La sexualidad, la ideología, la ética, y
manece en sentido encubierto) para develar a los sistemas de valores sexuales
través de esa referencia el sentido oculto del Si se entienden las ideologías como siste-
objeto (ciencia en que determinados signos- mas de pensamientos, creencias y normas que
señales-símbolos permiten develar o desple- participan en la regulación social y que se re-
gar el sentido encubierto) La comprensión y la producen por instituciones y por personas,
interpretación se co-implican en orden a la podemos entonces analizarlas como sistemas
mejor develación del sustrato-vivencia y de de control social que permiten una institucio-
esta síntesis surge la posibilidad para el des- nalización de los poderes y en ello se esfuer-
pliegue de la ambigüedad de la esencia morfo- zan por crear un sentido, este sentido toma
lógico-material forma desde la sujeción del sujeto, tanto en su
Por lo expuesto la sexualidad se debería estructura psíquica como en su mundo social.
constituir sobre las bases siguientes: El sentido debe ser continuamente recordado
y con esto legitimado, porque las complemen-

SINTITUL-41 85 09/07/2009, 12:04


86 Psiquiatría Forense, Sexología y Praxis, año 14, vol. 5, Nº 4 septiembre de 2007

taciones y las diferenciaciones sociales no es- Michel Foucault (1926-1984) desde su pro-
tán aseguradas. yecto de una Historia de la Sexualidad mar-
La sexualidad como experiencia histórica y ca un vuelco interpretativo de las teorías sexua-
personal se constituye en nuestra época en una les tradicionales apegadas en su mayoría al
zona básicamente conflictiva. determinismo biológico. La obra de este autor
La sexualidad como uno de los componen- tiene como objetivo comprender la sexualidad
tes básicos del ser humano ha sido objeto de como una experiencia en la interacción con la
múltiples reflexiones tanto en el terreno cien- cultura, el campo del saber, su relación con el
tífico como en el espacio político y social. poder, los delineamientos normativos y por
El intento de identificar aquellos factores supuesto las formas de subjetividad. El objeti-
que nos caracterizan como raza humana y que vo de este filósofo francés es “examinar y
paralelamente son resultado, bien de la heren- analizar el deseo y no solo los actos del indi-
cia biológica, bien de la herencia cultural, es viduo”.
aún una tarea irresuelta. La filósofa española Alicia Puleo García
Lo innato en los seres humanos son unas (1992) comenta que con Foucault, pasamos
serie de señales y de gestos universales etoló- de una sexualidad con jerarquía de fundamen-
gicamente presentes desde el nacimiento, en to ontológico, a una sexualidad definida, no
todas las sociedades, pero su combinación so- solo como una construcción cultural (tesis de
cial, su significado y su modo de integración Margaret Mead) sino como una estrategia de
en conductas asumidas, permitidas y obliga- poder para controlar la sexualidad.
das, pertenece al mundo de la ideología, de la La ideología funciona como un sistema de
cultura y de la política. control en el seno de un grupo y permite una
El análisis de la ideología nos sumerge en institucionalización de los poderes. El supre-
la reflexión de lo imaginario, entendido como mo ejercicio del poder consiste en conseguir
el registro interno del sujeto que se constituye que los demás tengan los deseos que “otro”
a partir de los reflejos de los otros y el propio quiere que tengan, con lo cual la ausencia de
hacia los demás. desacuerdo no excluye un ejercicio de poder.
El imaginario, es creación incesante y esen- El poder entonces, tiene implicaciones en
cialmente indeterminada de figuras, formas e la fundamentación de una ideología sexual que
imágenes a partir de lo social, lo histórico y lo se ha ido conformando por medio de repre-
psíquico. Permite al sujeto crear y recrear sus sentaciones sociales, de procesos identificato-
fantasías para interactuar en el mundo de las rios, que van articulando una subjetividad, un
relaciones. pensamiento y un determinado comportamien-
El concepto de imaginario social nos refie- to social, dejando la huella en un registro del
re entonces, al conjunto de “evidencias” im- imaginario y organizando la pertenencia indi-
plícitas, normas y valores que aseguran la cierta vidual a una categoría social.
interacción y movilidad de las relaciones so- El poder enuncia la ley y da a conocer la
ciales. regla mediante la cual el sujeto se conducirá
Las relaciones humanas suponen pues una revelará o someterá, el desafío es descubrir
permanente producción de significaciones que quien tiene el dictamen de la ley y desde que
convocan a la legitimización de objetivos y lugar se ejerce dicha imposición, sea simbóli-
valores que proponen la acción común. ca o real.

SINTITUL-41 86 09/07/2009, 12:04


La sexología: su delimitación personal. J.C. Romi 87

El poder en tanto dominio fuerza y ejerci- resto de la vida, decidiendo cuando las accio-
cio tiene una función de represor, cuida el or- nes respetan o vejan la dignidad de los indivi-
den estipulado sometiendo al individuo como duos.
sujeto social a una moral impuesta y escasa- El valor de las personas es su dignidad. Se
mente decidida por su propia persona, esta dice que uno es persona “de conciencia” si
moral que en principio es social, se organiza a trata de actuar en una forma acorde con la
lo largo de la historia del sujeto y pasa a cons- dignidad propia, y de los demás que se ven
tituir una parte fundamental del psiquismo hu- afectados por las propias decisiones.
mano, “lo exterior deviene interior” dando paso Las decisiones éticas son personales e in-
a la conformación de lo que el psicoanálisis ha transferibles y nadie puede escapar de elabo-
llamado el superyó. Esta interiorización de la rar su propia ética.
normativa cultural cada individuo le crea un En la experiencia humana hay un sentido
espacio de representación al cual le dará un básico de que las cosas no son como debieran
significado. ser. Dado que los seres humanos tenemos con-
La elaboración subjetiva que el individuo ciencia moral, podemos reflexionar sobre lo
hace por medio de su socialización se encuen- que sucede y también imaginar mejores alter-
tra impregnada de representaciones sociales que nativas de vida. En la relación con el mundo
forman parte de la ideología, este proceso es natural y con el mundo social, nos damos cuen-
significativo porque ejemplifica la necesidad ta de lo que nos falta y necesitamos, o de lo
de abordar la compleja estructura social y men- que carecemos y nos gustaría tener.
tal del ser humano desde una correspondencia Las categorías de bien y mal resultan de la
interactiva, en donde los determinantes psí- generalización de la experiencia humana, de lo
quicos confluyen en un modelo representativo se considera agradable o desagradable. Son el
a nivel social y que tiene un correlato en una resultado de universalizar las experiencias po-
ideología que organiza finalmente el compor- sitivas y negativas como se han vivido a tra-
tamiento social. vés de los tiempos. Se puede decir que surgen
La ética constituye la reflexión filosófica de la memoria de las especie humana, de lo
sobre la moral vivida, es un procedimiento ra- que se considera deseable evitar y de lo que se
cional que analiza el significado de los con- considera deseable repetir y, como ya se ha
ceptos y determina la validez de las decisiones expresado, se formulan en máximas de vida,
morales, es decir, da legitimidad a los juicios prescripciones, normas y leyes para dirigir, en
con base en la lógica del razonamiento moral. sentido general, la conducta.
La palabra “moral” viene del latín mores Las ideas de bien y mal en cada país o
que significa costumbres, forma de vida. La situación geográfica, varían con las épocas his-
palabra “ética” viene del griego ethos y signifi- tóricas y con los ciclos de vida al cambiar las
ca costumbres o carácter. situaciones y los conocimientos de las perso-
La ética o filosofía moral constituye la nas.
ciencia de la formación de la conciencia mo- Cada Estado es una comunidad que se es-
ral, el fundamento del “arte de vivir”. tablece con vista aquello que piensa que es
La conciencia moral nace cuando por pri- bueno. El principio universal de las conductas
mera vez se experimenta el valor de las perso- éticas es la búsqueda del “bienvivir” o de la
nas y está en proceso de formación durante el “vida buena”, entendida como aquello que es

SINTITUL-41 87 09/07/2009, 12:04


88 Psiquiatría Forense, Sexología y Praxis, año 14, vol. 5, Nº 4 septiembre de 2007

usual o acostumbrado en una sociedad deter- ello que se denomina “doble moral” sexual la
minada, es decir, la aplicación prudente de las consideración asimétrica de las prohibiciones
normas implícitas en la tradición local. y recomendaciones morales. Se trata de una
La buena vida es una visión ética válida normalidad diferente, más laxa para los varo-
para toda la humanidad aceptando y protegien- nes y más estricta para las mujeres en las so-
do la pluralidad de formas individuales de vida, ciedades patriarcales.
garantizando los derechos iguales para la solu- Los comportamientos sexuales están deter-
ción de los dilemas morales, respetando cada minados en gran medida por los valores sexua-
forma particular de vida. les.
La cultura de si se trata de la reflexión y la La disciplina filosófica que se ocupa del
elección de los modos de vida y formas de estudio de los valores en general se denomina
existencia, que se desprenden de los intereses la axiología.
y valores auténticos (entendidos como elegi- Se habla de valores objetivos o materiales
dos por mi, para mi) para construir la propia y de valores subjetivos o ideales, que son los
identidad valiosa. valores espirituales que tendrían una existen-
Las elecciones prácticas se fundamentan cia supra individual y son eternos.
desde el punto de vista de la prudencia, la so- La axiología se opone a la ontología o cien-
lidaridad, la equidad y la justicia. Asimismo se cia del ser y lo real. La ontología opone el ser
utiliza la noción de responsabilidad para ga- al deber ser de la axiología, el juicio de exis-
rantizar el cuidado de sí y de los demás. tencia al juicio de valor, la verdad al bien, la
La moral consiste en todas las formas de ciencia a la moral.
comportamiento o normas de conducta que Existen diferentes tipos de valores:
son enseñadas a cada uno de los miembros de a) Estéticos (ejemplo: lo bello), b) Científi-
una comunidad, con el propósito expreso de cos (ejemplo: la verdad), c) Sociales (ejemplo:
que sean cumplidas. Se forma en la vida co- la libertad), d) Políticos (ejemplo: la democra-
munitaria de los seres humanos, en el trato cia o la justicia), e) Morales (ejemplo: el bien),
cotidiano surge la necesidad de decidir sobre etcétera.
que conductas seguir y cuales evitar y, así, se Los comportamientos sexuales, dijimos,
prescriben máximas de acción y reglamentos están condicionados por los valores sexuales.
que se aprueban y las sanciones que se esta- Estos constituyen un sistema, pues abarcan
blezcan por el grupo. los variados y complejísimos aspectos de la
Las normas varían de tiempo en tiempo y sexualidad, orientando conductas personales y
de lugar en lugar y constituyen la suma de ex- colectivas que traen conflictos según los dife-
periencias de la humanidad. Se ve afectada rentes enfoques que tengan los diversos gru-
por la ideología de la época, el clima de opi- pos sociales para su aceptación o rechazo.
nión y el escenario en que se desarrolla. Así las expresiones públicas o privadas con
La moral sexual aparece como una mis- referencia al placer, el pudor, la vergüenza, la
ma para todos, varones y mujeres, niños, jó- formación de pareja, las relaciones libres, la
venes y viejos. Sin embargo, de hecho, las paternidad responsable, el divorcio, el aborto,
normas no se aplican de la misma manera, si la prostitución, las orientaciones sexuales, el
se trata, por ejemplo, de la conducta de los sexismo, etcétera, traen dificultades sociales,
varones y mujeres en casos similares; es por

SINTITUL-41 88 09/07/2009, 12:04


La sexología: su delimitación personal. J.C. Romi 89

culturales, religiosos, políticos, legales y filo- mediante una experiencia sensorial. Conside-
sóficos. raba que la experiencia sensorial sólo estable-
La moral constituye el sistema del bien y cía una probabilidad y que siempre eran posi-
el mal, y la ética es una disciplina filosófica bles mejores teorías alternativas que aun no
que tiene por objeto los juicios de valor cuan- hubieran sido refutadas.
do se aplican a la distinción entre le bien el Después de Popper, se vio que los hechos
mal. y los valores no son tan distintos, ya que com-
Dentro de un pueblo o cultura existe pues, parten el problema de no ser verificables em-
una ética que pertenece a la sociedad y una píricamente. La certeza de nuestro conocimien-
moral que pertenece a la religión. A veces se to del mundo y la separación entre los hechos
identifican, a veces se diferencian. y los valores eran ambas cada vez mas critica-
das.
14. La filosofía de la ciencia aplicada al El golpe mortal a las ortodoxias positivistas
estudio de la sexualidad humana la dio en 1962 el filósofo estadounidense Tho-
Desde comienzos del siglo XX la visión mas Kuhn (1922-1996). La trascendental con-
positivista de la ciencia fue la dadora de la ver- tribución de Kuhn fue demostrar que los da-
dad y la fuente de todo conocimiento sobre el tos empíricos reunidos por los científicos re-
mundo empírico. Pero desde la década de los presentan una perspectiva selectiva y, por lo
sesenta, estas concepciones positivistas han tanto, no son representación precisa de la “ver-
sido sometidas a constantes ataques. La razón dadera realidad externa” del mundo.
para ello, es la falta de conciencia adecuada Kuhn introdujo el concepto de paradigma
de la nueva ciencia “post-positivista” que in- científico para plantear un modelo a resolver
fluye cada vez más en el trabajo científico. por la ciencia. Kuhn arguyó que los científicos
Este significado post-positivista de la ciencia se centran en resolver las incógnitas que pre-
le está dando nuevas formas a la investigación senta el paradigma en particular que ellos adop-
sobre el comportamiento sexual. tan y, por lo general no cuestionan ese mode-
Cuando la ciencia como forma del conoci- lo. Consideró que Popper estaba equivocado
miento empezó a florecer hace 400 años, la cuando señalaba que los científicos deben se-
religión era la fuerza dominante de verdad para leccionar los modelos que mejor se sostienen
la gente del mundo occidental. Los científicos ante los criterios de refutación y afirmó que la
empezaron a reclamar el poder de establecer selección de un modelo científico o paradigma
la verdad y la hegemonía religiosa se vio gra- de la realidad por sobre otro, no podía hacerse
vemente debilitada. sólo con pruebas empíricas, independiente-
A principios del siglo XX los positivistas mente de si se aceptan los principios de verifi-
lógicos afirmaban que sólo aquello que puede cación o refutación. Luego afirma que la cien-
verificarse por una experiencia sensorial pue- cia no nos garantiza una visión fotográfica pre-
de considerarse conocimiento válido. cisa de la realidad sino la perspectiva que le
La escena cambió cuando Kart Popper parece que funciona mejor para los problemas
(1902-1994), atacó la postura positivista que a los que se enfrenta su paradigma del mo-
recalcaba la verificación empírica como el ca- mento. Para la elección de un paradigma que
mino a la verdad. Popper señaló que no es con cuidado vamos a explorar, científicamen-
posible verificar con certeza acontecimientos te está sometido a las influencias de la socie-

SINTITUL-41 89 09/07/2009, 12:04


90 Psiquiatría Forense, Sexología y Praxis, año 14, vol. 5, Nº 4 septiembre de 2007

dad y no siempre a los principios de verifica- En síntesis: la investigación científica nos


ción o refutación. ofrece una manera valiosa y sistemática de
Kuhn dice que para ver el mundo primero entender, pero también debemos darnos cuenta
se deben formular ciertos presupuestos bási- que la ciencia no es un conocimiento revelado
cos que nos conducen a una teoría sobre cómo por Dios. Ahora nos percatamos que la ubica-
opera el mundo. Es decir, se necesitan ciertos ción social puede también influir en nuestras
“lentes” a través de los cuales ver el mundo. ideas científicas. Pero aunque no podemos
Nacemos “ciegos” y los “hechos” no están allí evitar que nuestras presuposiciones afecten de
para ser descubiertos. Solo los empezamos a alguna manera nuestras investigaciones, debe-
observar después de ver el mundo a través de mos tratar de evitar que sean más poderosas
los lentes recetados por nuestros presupuestos que nuestra actividad de investigación cientí-
básicos. fica o que influyan de manera tendenciosa.
Los presupuestos básicos se refieren a cómo La concepción post-positivista de la cien-
funciona el mundo social, físico y biológico e cia acepta la imposibilidad del conocimiento
incluyen presupuestos morales sobre cómo libre de presuposiciones básicas, pero ello no
debería funcionar. Nuestro entender seguirá conduce a la desesperación ni a la interrup-
los términos de esos presupuestos. Lo que ción de la busca de conocimiento científica-
aprendemos gracias a nuestros presupuestos mente “objetivo”, como sostiene la posición
básicos se compra al precio de una ceguera relativista de los “posmodernos” que alimenta
parcial ante otras formas de entender la reali- el desconcierto y no es capaz de apoyar a la
dad que está “allí afuera”, ya que no hay for- ciencia como institución valiosa.
ma de usar todos los lentes al mismo tiempo. De modo que, se puede definir la objetivi-
No hay manera de ver el mundo “sin algún dad en la ciencia como las visiones del mundo
punto de vista”. Esta forma de ver las cosas que llegan a ser aceptadas por la comunidad
no implica que se niegue la existencia de la científica en algún momento. Esta perspectiva
“realidad total”, pero si niega la posibilidad de nos permite un medio para mostrar nuestras
llegar a conocer completamente ese tipo de mejores pruebas científicas sobre como es el
realidad. mundo en nuestra zona de investigación. Aun-
Si bien la ciencia, al igual que la religión, la que reconozcamos que, con el tiempo, este
política o la filosofía tiene sus propias presu- conocimiento científico, sin duda, cambiará.
posiciones y sus propias limitaciones obvias, Así la investigación sobre el comportamien-
ello no amerita su rechazo o descalificación. to sexual, nuestra visión del mundo sexual cre-
La ciencia tiene un gran valor para cualquier cerá y cambiará más fácilmente si los sexólo-
sociedad. Ninguna otra forma de obtener co- gos aceptan esta visión objetiva, pero más di-
nocimientos sobre el mundo es tan rigurosa ni námica del proceso científico.
precisa, ni tan exigente de pruebas pertinen- De manera tal que, los investigadores al
tes. Más aún, las reglas científicas insisten en entrar a un proyecto deben ser conscientes de
validez, confiabilidad, revisión por pares, pu- cuales presuposiciones aceptan, sean a favor,
blicación de resultados, investigación discipli- en contra o indiferentes a los asuntos sociales
nada, conclusiones cuidadosas, lógicas y ra- que plantee la investigación. Ser indiferente
zonables. ante los asuntos sociales no quiere decir ser

SINTITUL-41 90 09/07/2009, 12:04


La sexología: su delimitación personal. J.C. Romi 91

“neutral” sino que no le importa estar a favor der. Para que exista la sexología se necesita
o en contra. una sociedad que comparta mínimamente al-
La ingenua postura positivista de que los gunos valores que tiendan a cierta universali-
científicos no deben “tener valores”, enmas- dad esperable por ejemplo:
cara las formas en que nuestras presuposicio- a) Apoyar una sociedad que permita a su
nes básicas sobre el mundo influyen en nues- gente expresarse libremente en la diversidad
tro trabajo científico. Lo que se necesita es de opiniones.
cultivar no es la meta imposible de no tener b) Apoyar la importancia de libertad para
valores, sino la meta alcanzable de estar cons- estudiar las actitudes y la conducta sexual de
cientes de los valores. El enfoque “consciente gente.
de los valores” insiste en ser “justo ante los c) Aceptar el derecho a investigar las zo-
valores”, lo que significa que conscientemente nas más íntimas de la vida sin prejuicios.
se lucha por impedir que las presuposiciones d) La legitimación de la pluralidad axioló-
influyan tendenciosamente en el manejo de las gica.
pruebas de investigación. En síntesis, los enfoques sexológicos que
Para diseñar una disciplina sexológica que subrayan la empatía y la comprensión de los
sobreviva a los avatares culturales se debe te- sentimientos y pensamientos de los individuos
ner muy claro las presuposiciones de valores y del contexto social en que se desarrollan son
que tengan el público y las personas en el po- esperables dentro de una visión científica que
tiene por objeto fortalecer, ampliar y aclarar la
ciencia, no eliminarla.

SINTITUL-41 91 09/07/2009, 12:04