Anda di halaman 1dari 2

ORIGEN DEL NOMBRE Itzjak – Isaac y del nombre YERUSHALAIM

Abraham nombró a su hijo recién nacido Itzjak, como Hashem le había ordenado. Abraham
comprendió el significado de las letras del nombre de su hijo. No solo rememoraban la risa
alegre de Abraham cuando escuchó la promesa Divina por el nacimiento de Itzjak, sino
también significaban los eventos dramáticos del pasado y del futuro.

10 ' La nación que descendiera de él recibiría los díez mandamientos.

90 ‫ צ‬Sara milagrosamente dió a luz a la edad de noventa años.

8 ‫ ח‬Fue circuncidado a los ocho días.

100 ‫ ק‬Abraham tuvo un hijo a los cien años de edad.

Al mismo tiempo, el nombre Itzjak es una abreviatura de Ietzei jok laolam/ Una ley florecerá en
el mundo, lo que significa que sería el progenitor de una nación que recibirá la Ley Divina.

Origen del nombre IERUSHALEM

Abraham presagió que la montaña donde había atado a Itzjak sería el futuro sitial del Beit
Hamíkdash y el corazón de la Ciudad Santa.

Har Moriah – el monte Moriah , en ese monte crecen unos arbustos en forma de candelabro ,
gracias a esa planta se diseñó la menorah del tabernáculo y del Templo. El monte Moriah está
paralelo al trono celestial y como lo dice su nombre es un lugar lleno de Luz ( Or )

Entonces llamó al lugar Hashem Ireh, que significa Hashem mirará hacia abajo desde este lugar
y hará llover bondad sobre el mundo.

Shem también le dio un nombre al lugar, lo llamó: Shalem, perfecto.

Hashem dijo -Si yo llamó al lugar ‘Ireh’ Shem, el justo, se quejará; si yo lo llamó ‘Shalem’,
Abraham
tiene derecho a quejarse. Entonces combinaré los dos nombres: el lugar mismo y la ciudad a
ser
construida sobre el mismo se llamará Ierushalaim •

Ambos tzadikim la llamaron de acuerdo con su personalidad. Abraham, quien era benevolente
y que siempre suplicó a Hashem que hiciera llover Su bondad en forma indiscriminada sobre
todo el mundo, aun sobre los malvados, llamó el lugar ‘Ireh’ - que Hashem mire hacia abajo
desde Su sitial sagrado y bendiga al mundo con bondad.

Shem, como su padre Noaj, era severo para con los malvados, reprochándoles si erraban y
negándose a rezar por aquellos que no quisieran caminar como Hashem lo indicaba. Shem
entonces llamó al lugar: ‘Shalem’, la Ciudad de la Perfección, donde sólo se alojan aquellas
almas que aspiran a la perfección.

Hashem incorpora ambas palabras en el nombre Ierushalaim para implicar que la bondad y la
santidad se irradia sobre la ciudad y causa el perfeccionamiento de cada uno y, eventualmente,
hasta los malvados volverán a Su camino.

El nombre Yerushalem está incluido en la parashá # 4 Vayerah = y miró

Alex Oc 19-10-2013