Anda di halaman 1dari 186

Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos

2011

JUICIO EJECUTIVO

REGULACIÓN Está regulado en el libro III, título I, artículo 434 al 544 del C.P.C. El juicio
ejecutivo se rige por normas propias que están en el C.P.C., a falta de éstas, se aplican las
normas comunes a todo procedimiento, y si nada se soluciona por medio de éstas, se aplica
el artículo 3 del C.P.C., es decir, rige el PROCEDIMIENTO ORDINARIO en forma
supletoria.

CONCEPTO “Es un procedimiento de carácter contencioso, de aplicación general o


especial según el caso, de tramitación extraordinaria, que tiene por objeto el
cumplimiento forzado de una obligación que consta en un instrumento escrito
indubitado e indubitable, que se llama TÍTULO EJECUTIVO”.

CARACTERÍSTICAS

1) Es de aplicación:

a) GENERAL: Cuando se trata de obtener el cumplimiento forzado de una obligación o


prestación que no tiene un tratamiento especial según la ley.

b) ESPECIAL: Cuando se trata de obtener el cumplimiento forzado de una obligación o


prestación a la cual la ley le ha dado un tratamiento especial. Ej.: Obligación
garantizada a título de una prenda industrial o agrícola.

2) Es un procedimiento de carácter extraordinario Artículo 2 del C.P.C., ya que se rige por


disposiciones especiales que están establecidas en la ley.

3) Es un procedimiento compulsivo o de apremio A través del cual se trata de obtener el


cumplimiento forzado de una resolución judicial o de una obligación incumplida que
conste de un título ejecutivo.

4) Su fundamento es la existencia indubitada e indubitable de una obligación que consta


de un título ejecutivo.- Por ello, el legislador protege fuertemente los intereses del
acreedor, que en éste caso es el EJECUTANTE, existiendo una presunción general en
contra de los intereses del deudor o EJECUTADO.

5) El tratamiento es favorable al ejecutante La ley señala taxativamente las oposiciones de


que puede valerse el ejecutado, se reducen los plazos de oposición, pudiendo llegarse
con mayor rapidez a la dictación de la sentencia definitiva, sin alterar por ello el principio
de la bilateralidad de la audiencia.

Página 1 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

CLASIFICACIÓN

1) SEGÚN LA NATURALEZA DE LA OBLIGACIÓN QUE SE VA A CUMPLIR:

a) JUICIO EJECUTIVO POR OBLIGACIÓN DE DAR. Tiene por objeto la transferencia


del dominio u otro derecho real.

b) JUICIO EJECUTIVO POR OBLIGACIÓN DE HACER. Tiene por objeto la ejecución de


un hecho material o la subscripción de un documento.
c) JUICIO EJECUTIVO POR OBLIGACIÓN DE NO HACER. Tiene por objeto la
abstención de ejecutar una determinada conducta.

2) SEGÚN EL CAMPO DE APLICACIÓN:

a) JUICIO EJECUTIVO DE APLICACIÓN GENERAL: Se aplica cuando estamos frente


a una obligación cualquiera.

b) JUICIO EJECUTIVO DE APLICACIÓN ESPECIAL: Se aplica cuando la ley distingue


para su aplicación según la fuente de la obligación que se va a cumplir. Ej.: Juicio
ejecutivo por prenda especial.

3) SEGÚN LA CUANTÍA:

a) Juicio ejecutivo de mayor cuantía.


b) Juicio ejecutivo de mínima cuantía.

Página 2 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

I JUICIO EJECUTIVO POR OBLIGACIÓN DE DAR

REQUISITOS DE PROCEDENCIA.

1) EXISTENCIA DE UN TÍTULO EJECUTIVO Es decir, de un instrumento que da fe en


forma indubitada e indubitable de una obligación.

2) DETERMINACIÓN EXACTA DE LA OBLIGACIÓN Y SU EXIGIBILIDAD Es decir, la


obligación que se va a cumplir debe ser:

a) LÍQUIDA Determinada en su objeto de manera perfecta, en especie, género, cantidad


y calidad. Nuestro C.P.C., en el artículo 438 señala cuando una obligación es líquida
al decir: “La ejecución puede recaer....”:

i.-) Nº 1 - Sobre la especie o cuerpo cierto que se deba y que exista en poder del
deudor Aquí la obligación es líquida por sí misma.

ii.-) Nº 2 - Sobre el valor de la especie debida y que no exista en poder del deudor,
haciéndose su avaluación por un perito que nombrará el tribunal Aquí la
obligación no es líquida por sí misma, sino que para ello se requiere una gestión
previa de avaluación, que consiste en que el tribunal designa directamente un
perito que determina la traducción a dinero de la especie o cuerpo cierto debido
que no se encuentra en poder del deudor. Aquí la ejecución va a recaer sobre
dinero.

iii.-) Nº 3 - Sobre cantidad líquida de dinero o de un género determinado cuya


avaluación pueda hacerse en la forma que establece el número anterior.- Ej.: Se
deben 1.000.- kilos de papas. En este caso, hay gestión previa de avaluación,
donde el perito va a traducir a dinero la cantidad del género de que se trata. Si se
trata de una cantidad líquida de dinero, el mismo Nº en su inciso 2º señala lo que
se entiende por cantidad líquida.

En cuanto a las obligaciones en MONEDA EXTRANJERA, éstas pueden ser:

• OBLIGACIONES EXPRESADAS EN MONEDA EXTRANJERA En ese caso,


debe pagarse en moneda nacional según el tipo de cambio vendedor del día del
pago. El ejecutante deberá solicitar en su demanda que se despache
mandamiento de ejecución y embargo por la cantidad líquida de moneda
extranjera adeudada, debiendo indicar la equivalencia de esa moneda extranjera
en moneda nacional según el tipo de cambio vendedor, para lo cual debe
acompañar un CERTIFICADO, otorgado por un Banco de la plaza, del día de la
presentación de la demanda o de los 10 DÍAS precedentes.

Página 3 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

El tribunal ordena despachar mandamiento por su equivalencia, sin que sea


necesario proceder a una avaluación previa. Puede que durante el curso del juicio
aumente el valor de la moneda extranjera, y éste aumento se considera como
circunstancias suficiente que da justo motivo para solicitar la ampliación del
embargo. Puede suceder también que el ejecutante desee ejercitar los derechos
que le concede el artículo 499 Nº 1 y 500 Nº 1 del C.P.C. Si no se presentan
postores a la subasta del inmueble que se adjudique por los 2/3 de su tasación, se
debe pedir que se liquide su crédito en moneda nacional al tipo de cambio
vendedor.

• OBLIGACIONES PACTADAS EN MONEDA EXTRANJERA Para que el


acreedor pueda exigir directamente el pago en moneda extranjera, debe ser
autorizado por ley o un acuerdo del Banco Central. En este caso, el tribunal
pondrá a disposición del depositario los bienes embargados, en moneda
diferente a la adeudada, sobre los cuales hubiere recaído el embargo y los
provenientes de la realización de los demás bienes del ejecutado en cantidad
suficiente, con el objeto de que a través de un Banco de la plaza se conviertan en
la moneda extranjera que corresponda. Esta diligencia la puede realizar también
el secretario del tribunal, artículo 511 del C.P.C.

b) ACTUALMENTE EXIGIBLE.- Es decir, la obligación no debe estar sujeta en su


nacimiento o ejercicio a un plazo, modo o condición, que no esté sujeta a modalidad
al momento de presentarse la demanda, artículo 437 del C.P.C.

3) QUE EL TÍTULO NO ESTÉ PRESCRITO Esto lo exige el C.P.C., pero en realidad la que
no debe estar prescrita es la acción ejecutiva, artículo 442 del C.P.C. Se refiere a la
prescripción extintiva, que se cuenta desde que la obligación se ha hecho exigible. Las
acciones ejecutivas comunes prescriben en un plazo de 3 AÑOS y las acciones ejecutivas
ordinarias en 5 AÑOS, artículo 2514 y 2515 del C.C. Esta es una regla general, común a
toda la prescripción en Chile, y también es regla general que la prescripción debe ser
alegada, no se declara de oficio, sino a petición de parte.

Tratándose del juicio ejecutivo hay excepciones, por que se aplica el principio de la
oficialidad y el tribunal, de oficio, al examinar el título en los términos del artículo 442 del
C.P.C., puede declararlo prescrito. Si el tribunal no declara de oficio que el título está
prescrito, se tendría que alegar la prescripción. Si el título está prescrito, subsiste la acción
ejecutiva y se utilizará alguno de los medios para perfeccionar o para proporcionar un título
ejecutivo. Esta prescripción extintiva se puede interrumpir civil o naturalmente, pero no se
debe confundir la interrupción de la prescripción de la acción ejecutiva con la subsistencia
de ésta por otros medios.

Página 4 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
La interrupción juega mientras el plazo está pendiente, en cambio, en la subsistencia de la
acción por otros medios, lo que se hace es revivir una acción ya extinguida por el transcurso
del tiempo. La acción ejecutiva prescribe normalmente en 3 AÑOS, pero puede subsistir
como tal por alguno de los medios del artículo 434 del C.P.C. Si no se configura un nuevo
título o no se perfecciona el título imperfecto existente, transcurridos los 3 AÑOS prescribe
la acción como ejecutiva, pero subsiste como acción ordinaria por 2 AÑOS más, pudiendo
hacerla valer a través de un procedimiento sumario, artículo 680 Nº 7 del C.P.C.

FORMA DE INICIAR EL JUICIO EJECUTIVO POR OBLIGACIÓN DE DAR: Se puede


iniciar por:

1) GESTIÓN PREPARATORIA DE LA VÍA EJECUTIVA Si se logra transformar o


configurar el título ejecutivo, la demanda ejecutiva posterior se interpone ante el mismo
tribunal.

2) DEMANDA EJECUTIVA Se lleva a distribución de causa y debe cumplir con los


requisitos de todo escrito judicial, del artículo 254 del C.P.C., y del Auto Acordado de la
Corte de Apelaciones de Santiago si se presenta en su territorio jurisdiccional. La
demanda se tramita necesariamente por 2 CUADERNOS:

a) CUADERNO EJECUTIVO O PRINCIPAL Es aquel en el cual se deja constancia de la


controversia jurídica. Es el juicio mismo.

b) CUADERNO DE APREMIO Es aquel en el cual se deja constancia de las medidas


compulsivas destinadas a obtener el cumplimiento de la obligación y/o la realización
de los bienes.

Eventualmente pueden haber cuadernos de tercerías (dominio, posesión, de pago, de


prelación de pago) y también cuadernos incidentales.

El juicio ejecutivo comienza por la DEMANDA cuando el ejecutante dispone de un título


ejecutivo PERFECTO. Si carece de título ejecutivo tiene un título ejecutivo IMPERFECTO,
comenzará por una gestión preparatoria de la vía ejecutiva para obtener un título ejecutivo
o perfeccionar el existente. Por ello, la gestión es eventual, en cambio, la demanda ejecutiva
es necesaria.

CUADERNO EJECUTIVO: Demanda ejecutiva. Se provee despáchese o despáchese


mandamiento de ejecución y embargo (auto orden que se da el tribunal para que se inicie
el cuaderno de apremio con el MANDAMIENTO). Se notifica (por reglas generales) del
mandamiento al ejecutado. Si se inicia por demanda ejecutiva se le notifica
PERSONALMENTE por medio del RECEPTOR (no puede requerir de pago) y se le entrega
la demanda ejecutiva y la CÉDULA DE ESPERA (notificación requerimiento) y con el
mandamiento se requiere de pago (si se puede).

Página 5 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

Si el deudor paga, se termina el juicio ejecutivo y el mandamiento hace las veces de


sentencia. Si no paga al momento, viene el plazo para oponer excepciones (todas)
dependiendo del lugar, artículo 464 del C.P.C. Si no opone excepciones y no paga, el
mandamiento hace las veces de sentencia definitiva o sigue el trámite en el cuaderno de
apremio según corresponda.

CUADERNO DE APREMIO: Mandamiento y embargo (se demanda capital, intereses y


costas). Medidas compulsivas:

1) Al notificar, el receptor debe señalarle al ejecutado que puede pagar o no pagar y que
puede oponer o no oponer excepciones.

2) Cuando se fallan las excepciones opuestas, se reactiva el cuaderno de apremio.

3) Al oponer excepciones, se paraliza el cuaderno de apremio a esperas de lo que se resuelva


en el cuaderno ejecutivo.

VINCULACIÓN ENTRE CUADERNO EJECUTIVO Y CUADERNO DE APREMIO.

1) La 1ª vinculación se da cuando se admite la demanda ejecutiva a tramitación y se dicta la


resolución del DESPÁCHESE. El mandamiento inicia el cuaderno de apremio y tiene la
naturaleza jurídica de una SENTENCIA INTERLOCUTORIA. El mandamiento tiene 2
efectos:

a) La orden de requerir de pago.


b) La orden de embargar bienes suficientes para pagar capital, intereses y costas.

Requerido de pago, el deudor puede pagar, con lo cual se liquida el capital, los intereses y
las costas y se pone término al juicio ejecutivo, o no pagar, con lo cual se le embargan bienes
suficientes para responder del pago del capital, intereses y costas.

2) Trabado que sea el embargo, se produce una 2ª vinculación, por que si hay oposición de
excepciones en el cuaderno ejecutivo, se paraliza el cuaderno de apremio a esperas de
que se dicte sentencia. Si no se oponen excepciones, el cuaderno de apremio sigue su
tramitación, ya que el mandamiento hace las veces de sentencia definitiva.

3) Por último, si se dicta SENTENCIA ABSOLUTORIA, se mantiene la suspensión del


cuaderno de apremio y en el debe alzarse el embargo. Pero si se dicta SENTENCIA
CONDENATORIA, el cuaderno de apremio reinicia su marcha. Si es de PAGO, la
sentencia debe estar ejecutoriada para su cumplimiento, y si es de REMATE, puede
cumplirse con su sola notificación y viene la liquidación de bienes y tasación de bienes
hasta terminar la liquidación.

Página 6 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

TÍTULO EJECUTIVO

Para que exista un juicio ejecutivo, debe existir un título ejecutivo.

CONCEPTO.

1) JUAN COLOMBO. “Es el instrumento que autoriza el empleo del procedimiento


ejecutivo para la tramitación de un proceso en que deba resolverse su exigibilidad
jurisdiccional”.

2) CORTE SUPREMA. “La finalidad del juicio ejecutivo es alcanzar, por medio del
apremio, el cumplimiento de una obligación cierta e indubitable”.

“Es un documento que da cuenta de un derecho y una obligación indubitada e indubitable,


al cual la ley le otorga la suficiencia necesaria para obtener el cumplimiento compulsivo
de la obligación allí establecida”.

CARACTERÍSTICAS.

1) Está establecido única y exclusivamente por el legislador, sea en forma directa o


indirecta.- Por VÍA DIRECTA, cuando en forma expresa califica un acto jurídico como
un título ejecutivo. Ej.: Sentencia definitiva firme. Por VÍA INDIRECTA, cuando fija un
germen de título ejecutivo, que para su perfeccionamiento requiere de la intervención de
una autoridad o de un tribunal y la contraparte, cuando se pretende obtener el
cumplimiento. Ej.: Caja de empleados públicos, cuando hay deudas de imposiciones, que
son germen de título ejecutivo (autoridad, en base a la ley). El reconocimiento jurado de
firma puesta en instrumento privado y en la confesión judicial (tribunal y solicitante).

2) El título ejecutivo debe dar cuenta de una obligación de dar, hacer o no hacer Por que
el objetivo del juicio ejecutivo es obtener el cumplimiento forzado de ésta obligación.

3) El título ejecutivo debe constar por escrito Por que son solemnes y la solemnidad
consiste en la escrituración.

4) El título ejecutivo es autónomo Por que se basta a sí mismo, y los elementos o


presupuestos que le exige la ley a la acción ejecutiva deben contenerse en el título.

5) El título ejecutivo debe ser autosuficiente.- Es decir, PERFECTO, debe reunir los
requisitos exigidos por la ley procesal para que sea eficaz. Si el título es imperfecto, no
hay ejecución, pero la ley autoriza excepcionalmente su perfeccionamiento mediante las
denominadas GESTIONES PREPARATORIAS DE LA VÍA EJECUTIVA. En general, los
requisitos que exige la ley para que el título sea ejecutivo son:

Página 7 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
a) Que en formalidad material se encuentre contemplado en algunos de los títulos
descritos en el artículo 434 del C.P.C.

b) Que contenga los elementos propios de la acción ejecutiva, es decir, la expresión


material de una obligación de dar, hacer o no hacer, que sea líquida, actualmente
exigible y no prescrita.

c) Que los requisitos concurran al tiempo de presentarse la demanda ejecutiva y su


instrumento fundante; esto significa que el ejecutante no puede subsanar los
defectos de que adolezca el título por declaraciones o actos posteriores.

6) El contenido del título es un acto jurídico que puede ser procesal o común. Según cual
sea la naturaleza del título que se invoque.

a) Tratándose de las sentencias, actas de avenimiento, actas de conciliación, ellas


tienen el carácter de ACTO JURÍDICO PROCESAL incorporado al título.

b) Tratándose de letras de cambio y demás instrumentos enumerados en el artículo


434 del C.P.C., tienen el carácter de ACTO JURÍDICO COMÚN.

Esta diferencia entre acto jurídico procesal y común es importante, ya que si se trata de un
ACTO PROCESAL, éste debe reunir los requisitos propios del ACTO PROCESAL, en
cambio, si es un ACTO COMÚN, debe reunir los requisitos exigidos por la ley para un
ACTO COMÚN. Ej.: La sentencia, para que genere acción de cosa juzgada debe estar firme
o ejecutoriada o causar ejecutoria. La letra de cambio, para que sea título ejecutivo perfecto,
debe haber sido aceptada ante notario, que certifique la firma del obligado al pago o haber
sido protestada en forma personal.

7) El título ejecutivo genera una presunción de veracidad en favor del ejecutante. Esto
explica que la 1ª resolución que se dicta en éste juicio, produce efectos procesales graves
en contra del procesado, ya que sin notificar al sujeto pasivo, éste queda con orden de
embargo.

8) La existencia del título ejecutivo altera la carga de la prueba (onus probandi). Ya que
se presume cierto lo que existe en el título. Nuestros textos positivos establecen que el
título ejecutivo por excelencia es la sentencia, y por lo tanto, la decisión que ella contiene
supone que ya no hay discusión en torno a lo resuelto por el fallo. En este caso, el que
invoca un título ejecutivo, que reúne los requisitos legales, tiene derecho a pedir que se
acoja provisionalmente su pretensión, y el ejecutado, si quiere oponerse a lo decidido,
debe desvirtuar la eficacia del título en la etapa procesal destinada a su defensa.

CLASIFICACIÓN.

Página 8 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
1) EN CUANTO AL Nº DE VOLUNTADES QUE CONCURREN:

a) TÍTULO EJECUTIVO UNILATERAL Es aquel que requiere la concurrencia de la


voluntad de un sólo sujeto para que se genere. Ej.: Letra de cambio, cheque, pagaré,
confesión judicial, sentencia (elabora juez).

b) TÍTULO EJECUTIVO BILATERAL Es aquel que requiere la concurrencia de la


voluntad de 2 o más partes para que se genere. Ej.: El ACTA DE AVENIMIENTO, la
obligación que nace de un contrato que consta en una COPIA de escritura pública.

2) EN CUANTO A LA FORMA EN QUE ESTÁN ESTABLECIDOS:

a) TÍTULO EJECUTIVO ORDINARIO Aquel que está contemplado dentro del artículo
434 del C.P.C.

b) TÍTULO EJECUTIVO ESPECIAL Aquel que está contemplado en otras leyes. Ej.: El
juicio de ejecución hipotecaria de la Ley General de Bancos; Los juicios de ejecución
de prenda.

3) EN CUANTO A LA POSIBILIDAD DE INTERPONER LA DEMANDA EJECUTIVA EN


FORMA DIRECTA O INDIRECTA:

a) TÍTULO EJECUTIVO PERFECTO O COMPLETO. Es aquel que se basta a sí mismo


para proceder de inmediato a la ejecución y no requiere de actos complementarios.
Ej.: Copia autorizada de escritura pública; letra de cambio protestada personalmente
por falta de pago, respecto de la cual no se ha opuesto tacha de falsedad a la firma
en el acto de protesto; el acta de avenimiento pasada ante tribunal competente y
autorizada por un ministro de fe o 2 testigos de actuación; la sentencia definitiva o
interlocutoria firme o ejecutoriada o que causa ejecutoria.

b) TÍTULO EJECUTIVO IMPERFECTO O INCOMPLETO Es aquel que no se basta a sí


mismo para servir de base a una ejecución, sino que requiere de una gestión
preparatoria de la vía ejecutiva, que puede perseguir 2 finalidades:

i) CREAR UN TÍTULO EJECUTIVO EXISTENTE Ej.: A través de una confesión


judicial.

ii) PERFECCIONAR UN GERMEN DE TÍTULO EJECUTIVO Ej.: A través de la


solicitud del futuro ejecutante, con la intervención del tribunal y con la
intervención o abstención del futuro ejecutado. Ej.: Reconocimiento jurado de
firma puesta en instrumento privado; notificación judicial del protesto de una
letra de cambio cuando ésta no ha sido personal.

Página 9 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
4) EN DOCTRINA SE DISTINGUE:

a) TÍTULO EJECUTIVO PROPIAMENTE TAL Es aquel que posibilita al ejecutado para


que se defienda u oponga excepciones en la ejecución.

b) TÍTULO EJECUTORIO Es aquel que no posibilita defensa alguna para el ejecutado


o esa defensa sólo puede realizarse después de cumplidos ciertos requisitos. Ej.: En
los juicios de impuestos o en los juicios por imposiciones.

TÍTULOS EJECUTIVOS

ARTÍCULO 434 DEL C.P.C. Para algunos éste artículo es de carácter ejemplar por el Nº 7,
y para otros es una enumeración taxativa de los numerandos 1 al 6, y genérico por el Nº 7.
Ej.: Prendas, liquidación por no pago de imposiciones, títulos creados por SII.

1) Nº 1 - SENTENCIA FIRME, SEA DEFINITIVA O INTERLOCUTORIA La sentencia es el


título ejecutivo por excelencia. Es este caso, debe cumplir con ciertos requisitos
copulativos:

a) Ser una sentencia definitiva o interlocutoria de 2ª clase.

b) Debe dar cuenta de una obligación, debe ordenar el cumplimiento de una determinada
prestación.

c) Debe encontrarse ejecutoriada.

El legislador no distingue de que tribunal debe emanar, por tanto, puede provenir de un
tribunal ordinario, especial o arbitral o podría tratarse de una sentencia extranjera cuando
cumple con los requisitos de homologación (pase regio o execuator). La sentencia puede
estar materialmente en ORIGINAL (cuando se encuentra en el expediente en que se dictó),
incorporada en el REGISTRO COPIADOR DE SENTENCIAS o puede tratarse de una
COPIA AUTORIZADA de una sentencia. Son TÍTULOS EJECUTIVOS:

i) La sentencia en original que se encuentra en el expediente, y para utilizarse como


título ejecutivo en un juicio diverso, hay que pedir que se traiga a la VISTA el
expediente.

ii) La copia autorizada de una sentencia que tenga constancia de encontrarse


ejecutoriada.

En éstos 2 casos, el ejecutado para oponer excepciones debe fundarse en hechos que surjan
con posterioridad a la dictación de la sentencia (cosa juzgada). Hay casos en que haciendo

Página 10 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
aplicación del Nº 7 del artículo 434 del C.P.C., se puede utilizar como título ejecutivo una
sentencia que cause ejecutoria, pero en virtud de LEY ESPECIAL y no por el Nº 1.- La
forma común de hacer cumplir una sentencia es por el procedimiento ejecutivo y también
por vía incidental. Ej.: Lanzamiento en juicio de arrendamiento, juicio de hacienda (con
Decreto Supremo).

2) Nº 2 - COPIA AUTORIZADA DE ESCRITURA PÚBLICA Antes de la modificación del


artículo 82 del C.P.C., existían las escrituras públicas en primeras y segundas copias y
eran títulos ejecutivos las primeras copias, y si se quería iniciar un juicio ejecutivo, había
que hacer una gestión preparatoria. Hoy tiene mérito ejecutivo la copia autorizada de
escritura pública, autorizada de conformidad al C.O.T., (notario autorizante, notario
subrogante o archivero). Las copias autorizadas de escrituras públicas deben cumplir
con ciertas formalidades esenciales:

a) Debe expresarse que es copia fiel del original que se ha tenido a la VISTA.
b) Debe llevar la firma y el sello del funcionario autorizante.

3) Nº 3 - ACTA DE AVENIMIENTO: Las formas autocompositivas son la conciliación


(obligatoria), el avenimiento y la transacción. Son formas anormales de poner término
al juicio ordinario. Es título ejecutivo el ACTA de avenimiento, pasada ante tribunal
competente y autorizada por un ministro de fe o 2 testigos de actuación (que
confirman). La copia del acta de avenimiento se ingresa al registro copiador de
sentencias, que hace las veces de sentencia. En la transacción, el título ejecutivo está
contenido en la escritura pública y en la copia autorizada de la escritura pública (por
que es un contrato). Que el acta de avenimiento sea pasada ante tribunal competente
significa:

a) Que debe ser escrita (solemnidad del acto).


b) Que el acta debe dejar constancia del acuerdo al cual han llegado las partes.
c) Que el tribunal haya tomado conocimiento de éstos actos.

La conciliación, artículo 267 del C.P.C., cae como título ejecutivo en virtud del Nº 1 del
artículo 434 del C.P.C.

4) Nº 4 - INSTRUMENTO PRIVADO.-

5) Nº 5 - CONFESIÓN JUDICIAL: Su procedimiento está en el artículo 435 del C.P.C. En


ambos casos se requiere de una gestión preparatoria. En el reconocimiento de firma
puesta en instrumento privado tenemos un germen de título ejecutivo y en la gestión
preparatoria de la vía ejecutiva por confesión de deuda, el título va a nacer cuando se
configure la deuda, sea expresa o tácitamente. La gestión consiste en presentar un
escrito ante el tribunal competente, solicitando se cite a una persona a reconocer firma
o a confesar deuda.

Página 11 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

Con el apercibimiento legal, puede tenerse por reconocida la firma o por confesada la deuda
si hay rebeldía o si el citado da respuestas evasivas. El apercibimiento es esencial para que
en éstos casos se tenga por preparada la vía ejecutiva. Frente a la solicitud, el tribunal provee
citando a una audiencia para que el deudor concurra a reconocer su firma o a confesar su
deuda.

Conjuntamente con la citación, se debe acompañar el documento que se reconocerá


(reconocimiento de firma), y lo mejor es pedir custodia para ese documento para que no se
pierda. El objeto de la gestión preparatoria es única y exclusivamente para reconocer firma
o para confesar deuda. En esta gestión el deudor no puede hacer objeciones de fondo ni
oponer excepciones de ningún tipo, lo único que pueda hacer es promover incidentes
dilatorios (con la consignación respectiva), como el de incompetencia o del artículo 398 del
C.P.C., pero esto sólo va a demorar los trámites.

La petición al tribunal debe ir unida al apercibimiento de que si no concurre a la audiencia,


se debe atener a las consecuencias. La resolución que cita a la audiencia se notifica
PERSONALMENTE al deudor y por el ESTADO DIARIO al solicitante.

ACTITUDES DEL CITADO

a) Que concurra a la audiencia y niegue la firma o la deuda.- En ese caso la gestión


preparatoria termina en forma negativa y no hay demanda ejecutiva posible, por que no
hay título. El solicitante puede iniciar un juicio declarativo a través de un procedimiento
ordinario o sumario.

b) Que concurra a la audiencia y reconozca la firma o confiese la deuda.- Es este caso, se


perfecciona automáticamente el título ejecutivo y no requiere de una resolución judicial
que de por reconocida la firma y por confesada la deuda. Aquí está configurado el título
en el ACTA de la diligencia.

c) Que concurra a la audiencia y exhortado a reconocer firma o a confesar deuda, de


respuestas evasivas: Aquí, si ha sido citado bajo apercibimiento legal, se tendrá por
reconocida la firma o por confesada la deuda. En este caso, se requiere de una resolución
judicial que así lo decrete y para que el tribunal la dicte, debe ser a petición de parte.

d) Que no concurra a la audiencia: En este caso, a pesar de que la ley no lo exige, es


conveniente solicitar que se CERTIFIQUE la no concurrencia el día y la hora señalada
para reconocer firma o confesar deuda. Esto es importante, por que si no se certifica no
va haber constancia en el expediente. Se debe pedir al tribunal que establezca, que no
habiendo comparecido, se de por reconocida la firma o confesada la deuda.

Página 12 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Se requiere de una resolución judicial, que tiene la naturaleza jurídica de una SENTENCIA
INTERLOCUTORIA, que cuando esté firme o ejecutoriada producirá cosa juzgada. Frente
a ésta resolución, el deudor no va a poder oponer la excepción de que no reconoció la firma
o de que no confesó la deuda.

En el reconocimiento de firma, es necesario que el instrumento esté firmado y para que tenga
mérito ejecutivo se requiere que su reconocimiento se practique a través de una gestión
preparatoria. El instrumento privado acompañado bajo apercibimiento del artículo 346 del
C.P.C., no es igual a éste instrumento privado de la gestión preparatoria. Según el artículo
436 del C.P.C., basta reconocer la firma para que esté reconocida la deuda.

CONFESIÓN COMO MEDIO DE PRUEBA Y CONFESIÓN DE DEUDA.

Como Medio de Prueba Confesión de Deuda


Prueba puede ser espontánea o provocada Es siempre provocada.
(absolución de posiciones)
El objetivo de la confesión como medio de Tiene por objeto configurar un título
prueba es acreditar los hechos del pleito ejecutivo.
La confesión se utiliza, después de Se realiza una sola vez.
contestada la demanda, 2 veces en 1ª
instancia y 1 vez en 2ª instancia y una vez
más en 1ª y en 2ª instancia
El valor de la confesión como medio de Efectos miran al establecimiento de la
prueba va a depender si es judicial o deuda
extrajudicial o si se trata de hechos
personales o no personales
Se puede delegar competencia (por No se puede delegar competencia.
exhorto) para efecto que se tome confesión
en otro tribunal

La diferencia entre el reconocimiento de firma y la confesión de deuda es muy sutil. En el


primer caso, el título ejecutivo se configura con el instrumento mismo y con la resolución
judicial ejecutoriada que lo tiene por reconocido, en cambio, en la confesión de deuda, el
título ejecutivo nace con la resolución judicial que tiene por confesa la deuda, que es una
sentencia interlocutoria que produce cosa juzgada. Pero el procedimiento en ambos casos es
el mismo.

TÍTULOS DE CRÉDITO: Artículo 434 Nº 4 del C.P.C., (sin embargo ...). Son títulos ejecutivos
perfectos: El cheque, la letra de cambio y el pagaré, respecto de todos los obligados al pago,
cuya firma aparezca autorizada por un notario o por el oficial del Registro Civil.

Página 13 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

a) CHEQUE Este es el único caso en que el cheque es título ejecutivo perfecto. No se exige
que se notifique PERSONALMENTE el protesto cuando la firma de los obligados al pago
haya sido autorizada, pudiéndose deducir de inmediato la demanda ejecutiva. En ambos
casos, el legislador, por la intervención del ministro de fe (notario), ha establecido una
presunción de verdad respecto del contenido del documento, por que al intervenir el
ministro de fe, le da el carácter de cierto a lo que contiene el documento.

b) LETRA DE CAMBIO Y PAGARÉ Si hubieren sido protestados personalmente por falta


de pago, por un notario, no habiendo el aceptante de la letra de cambio o el subscriptor
del pagaré opuesto tacha de falsedad a la firma al momento de protestarse el documento,
es posible ejercer la acción ejecutiva de inmediato.

El protesto de la letra de cambio y del pagaré se puede efectuar por falta de pago, por falta
de fecha de aceptación y por falta de aceptación, pero sólo el protesto por falta de pago
permite ejercer la acción ejecutiva inmediatamente. El protesto lo realiza el notario y puede
ser personal o no personal, a diferencia del protesto del cheque que es un acto
administrativo que realiza el Banco.

En los demás casos, hay que realizar una gestión preparatoria, que es la notificación judicial
del protesto. Se supone que el documento ha sido protestado y como consecuencia del
protesto, se pone en conocimiento de quien tiene que preparar la vía ejecutiva. En ese acto
o dentro de 3º DÍA, la persona puede no oponer tacha de falsedad a su firma.

La letra de cambio y el pagaré requieren de una gestión preparatoria cuando no hayan sido
protestadas personalmente y respecto de la cual (letra de cambio o pagaré) no hay
constancia de que la firma fue autorizada ante notario respecto de los obligados al pago. En
ese caso, la letra de cambio y el pagaré sólo adquirirán el valor de título ejecutivo por la
gestión preparatoria. La ley no es clara en cuanto a que es lo que se debe notificar, pero lo
que se notifica es el acta del protesto. El notificado de la gestión preparatoria tiene 2
oportunidades para tachar de falsedad su firma:

i) En el acto mismo de la notificación.


ii) Dentro de 3º DÍA.

Si no opone tacha de falsedad a su firma, se perfecciona el título ejecutivo. Antes de la


modificación de la Ley Nº 18.092 que reglamenta la letra de cambio y el pagaré, al oponer
tacha de falsedad a la firma, se mataba el título ejecutivo. Hoy, si se opone tacha de falsedad,
la tacha se tramita como un INCIDENTE y corresponde al demandante acreditar la
autenticidad de la firma, y si lo logra, el tribunal debe declarar la autenticidad de la firma,
con lo cual se perfecciona el título ejecutivo.

CHEQUE: Hay 2 vías para cobrar:

Página 14 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

Respecto del cheque, existen algunas particularidades que vale la pena señalar. La
primera de ellas es que tiene causales de protesto especiales, cuales son 1) falta de fondos;
2) cuenta cerrada; y, 3) orden de no pago. La segunda característica especial, es que el para
proceder al cobro judicial de un cheque, existen dos alternativas claramente delimitadas
Fase Civil: La notificación judicial del protesto del cheque (por cédula y no personalmente
como en los otros títulos de crédito, en el domicilio registrado por el librador en el banco)
es una condición objetiva de punibilidad. Si transcurren 3 días desde la notificación, y el
girador no deposita fondos en la cuenta corriente del tribunal suficientes para cubrir el pago
del capital del cheque, más los intereses, multas y costas, el tenedor del cheque tiene el
derecho a interponer la acción penal por el delito de Giro Doloso de Cheque. La tacha de
falsedad de la firma, si bien impide demandar ejecutivamente, no es impedimento para
configurar el delito. El tribunal civil es un mero buzón que se limita a efectuar la notificación
del protesto y a certificar que no se pagó en un determinado plazo. Por ésta razón es que
muchos opinan que lo deberá hacer un Notario, pues es casi un acto judicial no contencioso
y de esa manera se le quitaría carga de trabajo al tribunal. Esta fase termina con un escrito
en que se pide un certificado del secretario en el que conste que transcurrió el plazo legal
sin que el girador haya consignado el dinero; copias autorizadas del expediente; y,
devolución del cheque.
Fase Penal: Se interpone querella por el delito de giro doloso de cheque, con el cheque más
todas las copias de las actuaciones hechas ante el juzgado civil. En esta fase se podrá discutir
sobre la falsedad o no de la firma. La Ley de giro doloso de cheques dice que interpuesta la
querella, el sujeto es encargado reo y sometido de inmediato a prisión preventiva. La
jurisprudencia en cambio, ha dicho que si el tribunal del crimen posee antecedentes que le
permitan sostener o cuestionar la existencia efectiva del cheque como instrumento jurídico
efectivo, puede abstenerse de dictar la orden de aprehensión y proceder a investigar la
situación respecto del cheque.

GESTIÓN DE AVALUACIÓN. Artículo 438 del C.P.C. Procede en 2 circunstancias:

a) Cuando la ejecución recae sobre una especie o cuerpo cierto debido, que no está en poder
del deudor.

b) Cuando se trata de una cantidad líquida o de un género determinado.

En estos casos, se prepara la vía ejecutiva por una GESTIÓN DE AVALUACIÓN, y se


solicita la designación, por el tribunal, de un perito, cuyo informe será puesto en
conocimiento de las partes, teniendo derecho a apelar, y aún más, el ejecutado, en el juicio
ejecutivo posterior, puede oponer la excepción de exceso de avalúo. El tribunal designa de
inmediato un perito sin que intervenga la voluntad de las partes.

Una vez ejecutoriada la resolución del tribunal que aprueba la avaluación pericial, el
ejecutante puede interponer la demanda ejecutiva y solicitar que se despache mandamiento

Página 15 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
de ejecución y embargo. Si el ejecutante interpone la demanda ejecutiva sin que se hubiere
efectuado ésta gestión de avaluación, que es preparatoria, el ejecutado puede oponer la
excepción establecida en el Nº 7 del artículo 464 del C.P.C.

NOTIFICACIÓN DE TÍTULOS A HEREDEROS DEL DEUDOR: Artículo 1377 del C.C., y


artículo 5 del C.P.C. Los títulos ejecutivos contra el difunto, lo son también contra los
herederos, pero los acreedores no pueden llevar a cabo la ejecución, sino pasados 8 DÍAS
desde la notificación judicial de los títulos, es decir, no hay acción directa del acreedor. El
artículo 5 del C.P.C., se refiere al fallecimiento de una parte que litiga personalmente en el
juicio, en ese caso, se debe notificar a los herederos de esa parte y se suspende el
procedimiento hasta el transcurso del emplazamiento. Armonizando éstas 2 normas se dan
ciertas situaciones:

a) Si el deudor fallece antes de la iniciación del juicio, se aplica plenamente el artículo 1377
del C.C., y se debe notificar el título ejecutivo a los herederos del deudor y esperar 8
DÍAS.

b) Si el deudor fallece durante el curso del juicio:

i) SI ACTUABA PERSONALMENTE: Se aplica el artículo 5 del C.P.C., se suspende el


procedimiento, se notifica a los herederos y se debe esperar el término de
emplazamiento.

ii) SI ACTUABA A TRAVÉS DE MANDATARIO: Esta situación no está contemplada en


el artículo 5 del C.P.C., por tanto, rige el artículo 1377 del C.C., se debe notificar a los
herederos del deudor y no puede llevarse adelante la ejecución, sino después de
transcurridos 8 DÍAS, contados desde la notificación del título. Esta notificación debe
hacerse en forma PERSONAL, pudiendo utilizarse la notificación del artículo 44 del
C.P.C., e incluso la NOTIFICACIÓN POR AVISOS.

La calificación de quienes son los herederos, depende de la posesión efectiva. Puede suceder
que los herederos no estén apurados y el acreedor pida la declaración de HERENCIA
YACENTE para apurarlos a que configuren su calidad de herederos. Se debe notificar
siempre a los herederos, aún cuando exista ALBACEA con tenencia de bienes.

6) Nº 6 - CONFRONTACIÓN DE TÍTULOS Y CUPONES: La gestión de confrontación


de títulos no se ocupa hoy en día, por que según el artículo 20 de la Ley Nº 18.045, se
consideran títulos ejecutivos perfectos, no siendo necesario respecto de ellos una
gestión preparatoria. Se utiliza para cobrar los títulos al portador o nominativos
emitidos por instituciones legalmente autorizadas para ello. La gestión preparatoria
consiste en confrontar el título con el libro talonario de donde se han sacado. Si se trata
de un cupón, se debe confrontar éste con el título y el título con el libro talonario. El
ejecutado puede oponer con posterioridad la excepción de falsedad del título.

Página 16 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

7) Nº 7 - CUALQUIER OTRO TÍTULO.- Otras leyes pueden darle el carácter de título


ejecutivo perfecto a otros documentos, aquí cabe:

a) La sentencia que cause ejecutoria.

b) El contrato de prenda agraria otorgado en documento privado, cuya firma haya


sido autorizada por un notario o por un oficial del Registro Civil.

c) El contrato de prenda industrial, celebrado por escritura privada y autorizada por


un notario.

d) La copia del acta de una asamblea celebrada conforme al reglamento de


copropiedad (reunión de edificio).

e-) El contrato de compraventa de cosas muebles a plazo, otorgado en instrumento


privado y autorizado por un notario o por el oficial del Registro Civil cuando
corresponda.

f) Las listas en mora o nominas de morosos por incumplimiento de obligaciones


tributarias.

g) Las actas en las cuales se deje constancia de acuerdos producidos ante los
inspectores del trabajo, firmadas por las partes y autorizadas por los inspectores,
que contengan una obligación laboral o sus copias certificadas por la INSPECCIÓN
DEL TRABAJO.

TÍTULOS EJECUTIVOS PERFECTOS

1) Las sentencias definitivas o interlocutorias firmes o ejecutoriadas, artículo 174 del C.P.C.
2) La copia autorizada de escritura pública.
3) El acta de avenimiento.
4) Los títulos de crédito.
5) Cualquiera otro título que las leyes les den fuerza ejecutiva.

TÍTULOS EJECUTIVOS IMPERFECTOS: En cuanto a ellos, es necesario realizar una gestión


preparatoria de la vía ejecutiva, que es “Aquella gestión judicial contenciosa, tendiente a
crear un título ejecutivo, ya sea en forma DIRECTA, constituyendo el título mismo o
complementándolo, o bien, SUPLIENDO imperfecciones de un título con existencia
incompleta”. El objeto de la gestión preparatoria es crear un título ejecutivo, que permite la
entrada a éste procedimiento. Esta finalidad se logra en la siguiente forma:

Página 17 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
1) Cuando se configura el título por la gestión misma, como sucede con la confesión judicial,
en que no existe antecedente previo que consigne la obligación que se trata de hacer
efectiva.

2) Complementando mediante actuaciones judiciales ciertos antecedentes que justifiquen la


existencia de dicha obligación, como el caso de las notificaciones no personales de los
protestos de letras de cambio, pagarés y cheques.

3) Complementando las imperfecciones de un título con determinada actuación judicial,


como la gestión de avaluación.

SON TÍTULOS EJECUTIVOS IMPERFECTOS

1) El reconocimiento de firma puesta en instrumento privado.


2) La confesión de deuda.
3) La notificación del protesto de letra de cambio, pagaré o cheque.
4) La avaluación.
5) La notificación del título ejecutivo a los herederos.
6) La confrontación de títulos, hasta antes de la modificación de la Ley Nº 18.045.-

Factura como gestión preparatoria para el cobro por vía ejecutiva: Ley 19.983, públicada
en el diario oficial el 15 de diciembre de 2004

Nos señala esta ley los casos en los cuales una factura tiene merito ejecutivo. De acuerdo a
esta ley, en el artículo 1°, en toda operación de compraventa o de prestación de servicios en
los cuales el vendedor o el prestador de servicios está obligado a emitir factura, deberá
emitir una copia sin valor tributario de la factura original para efectos de su trasferencia a
tercero o cobro ejecutivo según lo disponga la ley. En la factura debe dejarse constancia, si
el pago no se ha realizado al contado, el plazo dentro del cual se pagara el saldo insolubles
y expresamente el artículo segundo del cuerpo legal antes citado, nos establece que la
obligación de pago del saldo insoluto, contenida en la factura deberá ser cumplida en
cualesquiera de los siguientes momentos.

1.- A la recepción de la factura.

2.- A un plazo, desde la recepción de la mercadería o prestación del servicio pudiendo


establecerse vencimientos parciales y sucesivos.

3.- A un día fijo y determinado.

Página 18 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Si no hay mención expresa en la factura, se entenderá que deberá ser pagada a los 30 días
siguientes a la recepción. El vendedor o prestador de servicios, hoy en día tiene dos
obligaciones, respecto de una factura con pago a plazo:

1.- Emitir una copia adicional, que va a servir para transferirla o para tener un titulo
ejecutivo conforme al artículo 1° de esta ley.

2.- Dejar constancia en su original y copia adicional de la forma de pago o de los


vencimientos parciales y sucesivos.

El artículo 3° de esta ley, establece que se tendrá como irrevocablemente aceptada la factura
si no se reclama en contra de su contenido mediante cualquiera de los siguientes
procedimientos:

1.- Devolviendo la factura y la guía, o guías de despacho al momento de la entrega.

2.- Reclamando en contra de su contenido dentro de los siguientes 8 días de corrido, a su


recepción, o en el plazo que las partes hayan acordado el que no podrá exceder de 30 días
corridos.

Este plazo, que establece este artículo tercero para efectos de reclamar de la factura, tiene
una gran importancia, porque en este caso no podrá iniciarse la gestión preparatoria de la
vía ejecutiva para el cobro de la factura, sino que en este caso, deberá ejercerse la acción
declarativa que corresponde.
De conformidad a lo que expresa el art 5° del mismo cuerpo legal, la factura tendrá merito
ejecutivo para su cobro si cumple con los siguientes requisitos:

1.- Que la factura no haya sido reclamada en alguna de las formas que establece el
Artículo 3° de la ley en comento.

2.- Que el pago de la factura sea actualmente exigible y la acción para su cobro no esté
prescrita.
El pago de la factura no será actualmente exigible al igual que la letra de cambio o pagaré
cuando esté sujeta en su cumplimiento a alguna modalidad. Puede ser esta modalidad,
condición, plazo o modo.
Respecto de la prescripción, el inciso 3° del artículo 10 de la ley 19.983, dispone que el plazo
de prescripción de la acción ejecutiva para el cobro de un crédito consignado en la copia de
la factura en contra del deudor, es de un año contado desde su vencimiento.

3.- Que la copia de la factura, conste el recibo de las mercaderías entregadas o del servicio
prestado con indicación del recinto y fecha de entregas de la mercaderías o de la
prestación del servicio, el número completo del Rut y del domicilio del comprador del

Página 19 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
beneficiario del servicio e identificación de la persona que recibe las mercaderías, o el
servicio, más la firma de este último.
En todo caso, si en la copia de la factura no consta el recibo mencionado, ella podrá tener
mérito ejecutivo cuando se le acompañe de una copia de la guía de despacho o guías de
despacho emitida o emitidas, de conformidad a la ley en las que conste el recibo
correspondiente.
Cumplido estos tres requisitos señalados precedentemente, la factura no constituye un titulo
ejecutivo perfecto, sino que es necesario que se realice la gestión preparatoria contemplada
en la letra d) del artículo 5° de la ley en cuestión, consistente en la notificación judicial para
poner en conocimiento del obligado al pago, de la o las copias de la factura y/o sus guías
con todos los requisitos legales, y del recibo de las mercaderías, o de la prestación de los
servicios.

El obligado al pago de la factura tiene tres días para alegar:

1.- La falsificación material de la factura o guía despacho respectivo, o del recibo de las
mercaderías o de prestación de los servicios y/o;

2.-La falta de entrega de las mercaderías o de la prestación de los servicios.

Transcurridos tres días sin que se alegue la falsedad material de la factura o la falta de
entrega de la mercadería o de la prestación de servicios, se tiene por preparada la vía
ejecutiva, esta impugnación se tramita como un incidente, y ante la resolución que deniegue
el incidente procede el recurso de apelación, en el solo efecto devolutivo.

Si la impugnación es acogida; se entenderá fracasada la preparación de la vía ejecutiva.

Si la impugnación es rechazada; se entenderá preparada la vía ejecutiva, y podrá deducirse


la demanda ejecutiva, no obstante el recurso de apelación que se deduzca, dado que esa
apelación debe darse en el efecto devolutivo.

TRAMITACIÓN DEL JUICIO EJECUTIVO

Se desenvuelve en 2 cuadernos:

CUADERNO EJECUTIVO: Contiene la gestión preparatoria en su caso, la demanda


ejecutiva, las excepciones opuestas por el ejecutado, la contestación del ejecutante, la prueba
rendida y la sentencia.

Página 20 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

CUADERNO DE APREMIO: Se inicia con la interlocutoria “MANDAMIENTO DE


EJECUCIÓN Y EMBARGO”, y contiene todos los actos necesarios para embargar los bienes
del deudor, la administración y posterior realización de los mismos. Se tramita
paralelamente con el ejecutivo. Se suspende su prosecución cuando se oponen excepciones,
luego de haberse trabado el embargo.

I.- TRAMITACIÓN DEL CUADERNO EJECUTIVO

El juicio ejecutivo puede comenzar por demanda ejecutiva, en caso de contarse con un título
ejecutivo perfecto, o por una gestión preparatoria de la vía ejecutiva, en caso de no tenerse
un título ejecutivo o de contarse con uno imperfecto. Ej.: Reconocimiento de firma -
Confesión de deuda. Si se inicia por demanda ejecutiva, se aplican las normas de la
competencia relativa, incluyendo la distribución de causa. Si se inicia por gestión
preparatoria, por expresa disposición de la ley, la demanda ejecutiva no va a distribución
de causa, sino que se presenta directamente ante el tribunal que conoció de la gestión
preparatoria, artículo 178 del C.O.T.

Durante la gestión preparatoria, el futuro demandado puede intervenir cuando la ley así lo
dispone. Ej.: En la confesión de deuda, en el reconocimiento de firma. En doctrina, se dice
que estas gestiones del futuro ejecutado son personalísimas (no puede hacerlo por
mandatario). Como consecuencia de que la intervención del futuro ejecutado es limitada, el
ejecutado no prorroga competencia, es decir, la ley establece expresamente que el
demandado al intervenir en la gestión preparatoria no prórroga la competencia por su
comparecencia, pudiendo siempre oponer la excepción de incompetencia del tribunal,
artículo 465 del C.P.C.

DEMANDA EJECUTIVA: Debe cumplir con los siguientes requisitos:

1) REQUISITOS COMUNES A TODO ESCRITO JUDICIAL.

2) REQUISITOS COMUNES A TODA DEMANDA: Artículo 254 del C.P.C. Pero aquí, la
petición concreta de la demanda consistirá en que el tribunal despache mandamiento de
ejecución y embargo, y el tribunal accederá a ello con el mérito de la demanda y del título,
estando prohibido dictar resoluciones tendientes a la agregación de antecedentes que no
hayan sido aportados por el actor.

3) REQUISITOS QUE HABILITAN PARA DEMANDAR EN JUICIO EJECUTIVO

a) La EXISTENCIA DE UN TÍTULO EJECUTIVO.

Página 21 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
b) UNA OBLIGACIÓN LÍQUIDA: El acreedor debe expresar, para cumplir con éste
requisito, la especie o cantidad líquida por la cual pide el mandamiento de ejecución,
artículo 438 Nº 3 del C.P.C.

c) Una OBLIGACIÓN ACTUALMENTE EXIGIBLE.

d) Que la pretensión (acción) ejecutiva NO ESTÉ PRESCRITA.

4) CUMPLIR CON LA LEY Nº 18.120 SOBRE NORMAS DE COMPARECENCIA EN JUICIO


(en juicio ordinario es el tercer requisito), es decir, se debe contar con abogado habilitado
para el ejercicio de la profesión y designar mandatario judicial. En cuanto al poder, se
puede otorgar mandato judicial respecto de las letras de cambio y pagarés, mediante el
simple “ENDOSO”, con la cláusula “VALOR EN COBRO” u otra análoga. Esto es
procedente, salvo que el endosatario sea abogado.

Si se inicia el juicio ejecutivo por gestión preparatoria, no es necesario designar abogado


patrocinante y constituir mandatario en la demanda ejecutiva, ya que es poder suficiente el
otorgarlo para la gestión preparatoria, por que el artículo 7 del C.P.C., dice que el poder se
entiende conferido para “TODO” el juicio. En la práctica, es necesario NOTIFICARLO.

1) Si se trata de una gestión preparatoria en Santiago, lo 1º es que se debe cumplir con los
requisitos del Auto Acordado de la Corte de Apelaciones de Santiago (también cuando
es por demanda ejecutiva).

2) Si la DEMANDA EJECUTIVA no cumple con los requisitos generales, artículo 254 Nº 1,


2 y 3 del C.P.C., el tribunal, de oficio, no dará curso a la demanda.

3) Si no se constituye mandato en forma legal, se da un plazo de 3 DÍAS para hacerlo, caso


contrario, se tiene por no presentado el escrito para todos los efectos legales.

4) Si la demanda CUMPLE con todos los requisitos, se dicta la resolución DESPÁCHESE O


DESPÁCHESE MANDAMIENTO DE EJECUCIÓN Y EMBARGO. Esa resolución va en
el cuaderno ejecutivo. Esta resolución lleva en sí misma el germen de otra resolución
fundamental que es el mandamiento de ejecución y embargo, 1ª resolución que se
encuentra en el cuaderno de apremio y que lo inicia. El “DESPÁCHESE” es una auto
orden que se da el tribunal para dictar la resolución “MANDAMIENTO DE EJECUCIÓN
Y EMBARGO”, que es la 1ª actuación del cuaderno de apremio, con la cual se efectúa el
REQUERIMIENTO DE PAGO al deudor.

5) Si no se cumple con los requisitos específicos de la demanda ejecutiva:

a) Si la acción ejecutiva está prescrita, el tribunal no dará curso a la demanda de oficio.

Página 22 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
b) Si la obligación no es líquida o no es actualmente exigible, el legislador nada ha dicho,
pero lo que corresponde es que el tribunal le de curso a la demanda y el ejecutado oponga
las excepciones correspondientes. Por economía procesal, esto es absurdo, por tanto, en
éste caso, el tribunal no debe admitirla a tramitación, por aplicación del artículo 441 del
C.P.C.

IMPUGNACIÓN RESOLUCIÓN “DESPÁCHESE”.

1) Si el tribunal se niega a despachar mandamiento, el ejecutante agraviado puede APELAR.


La apelación se concede en el sólo efecto devolutivo y además ésta resolución, por ser
una interlocutoria que pone término al juicio o hace imposible su prosecución, es
susceptible del recurso de casación.

2) Si el tribunal acoge la demanda ejecutiva a tramitación, dicta la interlocutoria


DESPÁCHESE. Frente a ésta resolución, se puede apelar prescindiéndose de los
requisitos legales. En un principio, los tribunales lo aceptaban, pero después se impuso
la tesis de la Corte de Apelaciones de Santiago, de que el ejecutado no puede apelar frente
al “MANDAMIENTO” y la única vía que tendría sería la de oponer excepciones en la
oportunidad que corresponda. Esta tesis se fundamenta en que el artículo 441 del C.P.C.,
sólo señala la procedencia de la apelación en el caso de que se deniegue el mandamiento
y en que apelar significaría entrabar el juicio ejecutivo.

II TRAMITACIÓN CUADERNO DE APREMIO

MANDAMIENTO: Cuando la demanda cumple con todos los requisitos, lo normal es que
el tribunal resuelva despachar mandamiento de ejecución y embargo. Si la demanda se
provee favorablemente para el ejecutante, la resolución que dicta el tribunal lleva envuelta
2 ideas, en el cuaderno ejecutivo y en el cuaderno de apremio, ya que la resolución es un
auto orden que se da el tribunal para dictar otra resolución que es el MANDAMIENTO, que
es la 1ª actuación en el cuaderno de apremio.

CARACTERÍSTICAS DE LA RESOLUCIÓN DE EJECUCIÓN Y EMBARGO

1) ES UNA RESOLUCIÓN JUDICIAL, y como tal, tiene que cumplir con todos los requisitos
de las resoluciones judiciales, artículo 169 del C.P.C.

2) ES UNA INTERLOCUTORIA, que puede llegar a ser sentencia definitiva.

3) Tiene su origen en la PROVIDENCIA DESPÁCHESE, que recae en la demanda ejecutiva


(auto orden).

Página 23 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
4) Tiene la naturaleza jurídica de una SENTENCIA INTERLOCUTORIA DE 2º GRADO, ya
que sirve de base para la dictación de una sentencia definitiva. Incluso cuando no se
opone excepción en el juicio ejecutivo, se omite la sentencia definitiva y el mandamiento
se convierte en sentencia definitiva, artículo 472 del C.P.C. Nuestra jurisprudencia, en
forma reiterada, ha señalado que si no se oponen excepciones, se omite dictar sentencia
y el mandamiento pasa a tener el mérito de una sentencia de término, toda vez que la
falta de oposición extingue los derechos que pudiera tener el ejecutado para ejercer (el
mandamiento no es un mero trámite).

MENCIONES DEL MANDAMIENTO: Aparte de las menciones del artículo 169 del C.P.C.,
debe contener:

1) MENCIONES ESENCIALES: Artículo 443 del C.P.C.

a) Nº 1.- La orden de requerimiento de pago al deudor.


b) Nº 2.- La orden de embargar bienes suficientes para cubrir la deuda.
c) Nº 3.- La designación de un depositario provisional.

El depositario es esencial en el juicio ejecutivo, toda vez que el embargo se entiende


perfeccionado por la entrega real o simbólica de los bienes embargados, que el ministro de
fe hace al depositario. El ejecutante puede pedir que se designe como depositario al deudor.
La ley lo permite y el ejecutante se resguarda con un tipo penal especial: “EL DEPOSITARIO
ALZADO”, cuando el ejecutado es depositario y vende los bienes. Estas 3 menciones no
pueden faltar.

2) MENCIONES DE LA NATURALEZA: Al disponer el artículo 443 del C.P.C., que el


mandamiento puede contener:

a) LA DESIGNACIÓN DE LOS BIENES SOBRE LOS CUALES PUEDE RECAER EL


EMBARGO, y que hace el propio ejecutante en su demanda. Este señalamiento de los
bienes se transforma en un señalamiento que debe contener el mandamiento cuando
lo que se persigue en la ejecución es la especie o cuerpo cierto que está en poder del
deudor.

b) LA SOLICITUD DE AUXILIO A LA FUERZA PÚBLICA, que sólo puede intervenir


cuando la parte ejecutante lo pide, no pudiendo el tribunal, de oficio, ordenar su
intervención. Esto no está en el C.P.C., pero así lo ha señalado la jurisprudencia.

REQUERIMIENTO En el juicio ejecutivo, la resolución jurídico - procesal se perfecciona con


el “REQUERIMIENTO DE PAGO”, para lo cual debe entregársele a la persona a quien se
va a notificar:

1) Copia integra de la demanda ejecutiva.

Página 24 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
2) Copia de la resolución que sobre ella recae.
3) Copia del mandamiento de ejecución y embargo.

La notificación de la demanda y de esas resoluciones es una NOTIFICACIÓN


REQUERIMIENTO, ya que a través de ella se persigue o se exige que el deudor pague la
deuda y en el evento que éste no lo haga, del acto de requerimiento se prosigue con la
tramitación, en el juicio ejecutivo, del embargo de bienes en cantidad suficiente para cubrir
la deuda, los intereses y las costas. Para determinar la forma en que se realiza el
requerimiento se debe distinguir:

1) Si la demanda ejecutiva constituye el primer escrito presentado en el juicio: Si es así, se


debe notificar PERSONALMENTE, pero hay que distinguir:

a) SI EL DEUDOR ES HABIDO El requerimiento de pago debe hacerse personalmente


en los términos del artículo 443 Nº 1 - 1ª parte del C.P.C. Personalmente significa que
debe notificarse al deudor en persona, artículo 40 del C.P.C. Se discute si ésta
notificación puede hacérsele al mandatario del demandado. Para la jurisprudencia, se
pueden aplicar ambos casos. En nuestro concepto se aplica el artículo 40 del C.P.C.

El C.P.C., señala que en los juicios ejecutivos no podrá efectuarse el requerimiento de


pago en PÚBLICO y de haberse notificado la demanda ejecutiva en un lugar de libre
acceso al público, hay que aplicar el artículo 443 Nº 1 del C.P.C., es decir, que en el
juicio ejecutivo sólo se puede efectuar la notificación de la demanda ejecutiva en un
lugar de libre acceso al público, pero no es posible efectuar el requerimiento de pago
en un lugar público. En éste caso, el receptor debe entregar una citación para el día,
hora y lugar que fije el ministro de fe para practicar el requerimiento. Si el ejecutado
no concurre a ésta citación, se realiza el embargo sin más trámite.

b) SI EL DEUDOR NO ES HABIDO: El requerimiento de pago se realiza a través de una


NOTIFICACIÓN ESPECIAL que se denomina CÉDULA DE ESPERA, que es una
citación a la oficina del receptor, en donde se realiza el requerimiento, artículo 443 Nº
1 del C.P.C. como se trata de una notificación sustitutiva del artículo 44 del C.P.C. El
lugar donde se efectúa el requerimiento de pago tiene mucha importancia, ya que
dependiendo del lugar donde se efectúa el requerimiento, el plazo que tenga el deudor
para oponer excepciones, será mayor o menor.

En el caso de la cédula de espera o en el caso que se notifique la demanda ejecutiva en un


lugar o recinto de libre acceso al público, el requerimiento se entenderá efectuado en la
oficina del receptor y en el día señalado por éste para efectuarlo, sea que se haga
personalmente o en rebeldía del ejecutado.

2) Si la demanda ejecutiva no constituye el primer escrito del juicio, sino que éste se inicia
por gestión preparatoria.- En éste caso, no procede utilizar la notificación personal ni la

Página 25 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
cédula de espera, porque no se trata de la 1ª notificación, artículo 443 Nº 1 del C.P.C.
Aquí la notificación de la demanda ejecutiva y del requerimiento de pago se va a efectuar
POR CÉDULA, si el deudor hubiere designado domicilio durante el trámite de la 1ª
gestión preparatoria de la vía ejecutiva, en caso contrario, se notifica por el estado diario.

ACTITUDES DEL EJECUTADO FRENTE AL REQUERIMIENTO: Las actitudes que puede


tomar el ejecutado frente a un requerimiento validamente efectuado son:

1) PAGAR EN EL ACTO DE REQUERIMIENTO DE PAGO: En éste caso, el juicio ejecutivo


termina por haberse pagado el capital, los intereses y las costas. Puede pagarse también
antes del requerimiento y en el caso de la cédula de espera, puede pagar antes de ir a la
oficina del receptor. En tales casos, termina el juicio ejecutivo, siempre que pague capital,
intereses y costas, caso contrario, le siguen el juicio y los intereses y las costas adeudadas.

2) NO PAGAR FRENTE AL REQUERIMIENTO DE PAGO: Con éste acto, el ejecutado da


lugar a que se proceda a practicar el EMBARGO de sus bienes en cantidad suficiente para
pagar capital, intereses y costas. A partir del requerimiento, se cuenta el plazo para que
el ejecutado pueda ejercer su posibilidad de defensa en el juicio ejecutivo y su única
posibilidad de defensa se traduce en oponer excepciones de las taxativamente
enumeradas en el artículo 464 del C.P.C. Si el ejecutado no se defiende
“TRANSCURRIDOS LOS PLAZOS LEGALES” para oponer excepciones, se omite la
sentencia definitiva y el mandamiento de ejecución y embargo hace las veces de sentencia
para todos los efectos legales.

EMBARGO: Artículo 443 Nº 2 del C.P.C. Aquí, se produce la 1ª vinculación entre el


cuaderno de apremio y el cuaderno ejecutivo, por que el embargo ordenado en el
mandamiento se hace efectivo cuando el deudor no paga capital, intereses y costas al
efectuarse el requerimiento. En el cuaderno de apremio, se llega siempre y necesariamente
al EMBARGO, si el deudor no paga, cualquiera sea la actitud que asuma en el cuaderno
ejecutivo. Si el demandado opone excepciones, el cuaderno de apremio se suspende a partir
del embargo, hasta que se dicte sentencia condenatoria en el cuaderno ejecutivo.

Si el ejecutado no se defiende, sigue adelante la tramitación en el cuaderno de apremio, por


que el mandamiento hará las veces de sentencia “La oposición de excepciones por parte
del ejecutado, no impide el embargo”. La designación del DEPOSITARIO, artículo 443 Nº
3 del C.P.C., es una facultad que en principio compete exclusivamente al acreedor. La
designación puede recaer en la misma persona del deudor o en un 3º. Sólo si el acreedor no
designa depositario, surge la facultad del tribunal para designarlo, debiendo recaer la
designación en una persona de reconocida honorabilidad y solvencia, salvo que el acreedor
haya pedido que no se designe depositario y ello sea acogido.

Página 26 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
DEFENSA DEL EJECUTADO La forma de defenderse en el juicio ejecutivo, es oponiendo
alguna de las excepciones contempladas en el artículo 464 del C.P.C. Defensa que es
absolutamente formalista, por que se debe hacer dentro de un plazo, que es fatal, y el escrito
de oposición debe cumplir con una serie de requisitos, artículo 464 Nº 1 al 5 son dilatorias;
6 al 8 son propiamente ejecutivas, y 9 al 18 son perentorias. El plazo para oponer excepciones
comienza a correr desde el día que se efectúa el requerimiento de pago, artículo 462 del
C.P.C. La duración de dicho término es fatal y expresamente lo dice el artículo 463 del C.P.C.
Para determinar el plazo que tiene el ejecutado para oponer excepciones, hay que distinguir:

1) SI EL REQUERIMIENTO SE REALIZA DENTRO DEL TERRITORIO DE LA REPÚBLICA


En éste caso se debe subdistinguir:

a) Si el requerimiento se efectúa en la COMUNA que sirve de asiento al tribunal que


conoce del juicio ejecutivo, el deudor tendrá el término de 4 DÍAS ÚTILES (hábiles)
para oponerse a la ejecución, artículo 459 Nº 1 del C.P.C.

b) Si el requerimiento se efectúa fuera de la COMUNA asiento del tribunal, pero dentro


de su territorio jurisdiccional, éste término se amplia en 4 DÍAS MÁS, por lo que el
deudor tiene el término de 8 DÍAS (4 + 4) útiles para oponer excepciones, artículo 459
Nº 2 del C.P.C.

c) Si el apercibimiento se efectúa fuera del territorio jurisdiccional del tribunal, ante el


cual se ha promovido el juicio, el legislador concede una alternativa al ejecutado, por
que ha mediado EXHORTO para el requerimiento. Aquí, el deudor puede oponer
excepciones 2 tribunales competentes: El tribunal exhortado y el tribunal exhortante.

i) Ante el tribunal EXHORTADO, el plazo para oponer excepciones será de 4 o de 8


DÍAS, según si el requerimiento se ha efectuado dentro o fuera de la comuna que
le sirve de asiento al tribunal. “Este tribunal no puede pronunciarse sobre las
excepciones, sólo recibe y manda documentos”.

ii) Ante el tribunal EXHORTANTE, el plazo fatal para oponer excepciones es de 8


DÍAS más el aumento del término de emplazamiento, artículo 460 del C.P.C.

2) SI EL REQUERIMIENTO SE REALIZA FUERA DEL TERRITORIO DE LA REPÚBLICA:


Artículo 461 del C.P.C. La jurisprudencia ha señalado que el término para deducir la
oposición en el juicio ejecutivo es un plazo INDIVIDUAL, por lo que cada plazo se cuenta
para cada demandado, desde el día que se le requiere de pago. Esta es una diferencia
importante con el juicio ordinario, ya que el término para contestar la demanda en el juicio
ordinario es COMÚN.

El legislador ha impuesto una obligación para el ministro de fe que práctica el requerimiento


de pago dentro del territorio de la República, ya que debe hacer saber al deudor, en el mismo

Página 27 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
momento, del término que le concede la ley para oponer excepciones. La omisión de éste
aviso hace responsable al ministro de fe de los perjuicios que pudiera ocasionar, pero no
invalida el requerimiento.

En cuanto al artículo 461 del C.P.C., para algunos el plazo para oponer excepciones fuera
del territorio de la República es el del término de emplazamiento, artículo 259 del C.P.C., y
para otros, éste plazo es de 8 DÍAS más el término de emplazamiento tratándose en la parte
final de éste artículo (“COMO AUMENTO EXTRAORDINARIO...”).

OPOSICIÓN DE EXCEPCIONES EN EL JUICIO EJECUTIVO: El plazo para oponer


excepciones comienza a correr desde el día en que se efectúa el requerimiento de pago,
artículo 462 Nº 1 del C.P.C. Para efectos del requerimiento hay que distinguir el lugar en
que se efectúa:

1) Si se efectúa en la comuna que sirve de asiento al tribunal que conoce del juicio ejecutivo,
el deudor tiene el plazo 4 días útiles para oponerse a la ejecución, artículo 459 Nº 1 del
C.P.C.

2) Si se efectúa dentro del territorio jurisdiccional en que se promueve el juicio, pero fuera
de la comuna de asiento del tribunal, el deudor tiene el término de 8 días útiles para
oponerse a la ejecución, artículo 459 Nº 2 del C.P.C.

3) Si se efectúa fuera del territorio jurisdiccional del tribunal ante quien se ha promovido el
juicio, el legislador le da una alternativa al ejecutado, pudiendo oponer excepciones ante
el tribunal exhortado con un plazo de 4 días o de 8 días según si el requerimiento se ha
efectuado dentro o fuera de la comuna que le sirve de asiento al tribunal exhortado (que
no puede calificar las excepciones opuestas, solo se limita a recibirlas, artículo 460 Nº 2
del C.P.C.) o ante el tribunal exhortante con un plazo fatal de 8 días más el aumento del
término de emplazamiento en conformidad al artículo 259 del C.P.C., (artículo 460 del
C.P.C.).

4) Si se efectúa fuera del territorio de la República, artículo 461 del C.P.C. La jurisprudencia
ha señalado que el término para deducir oposición en el juicio ejecutivo es un plazo
individual, por tanto, dicho término se cuenta para cada demandado desde el día que se
requiere el pago. Esta es una diferencia importante con el juicio ordinario, en que el
término para contestar la demanda y oponer excepciones es común para todos los
demandados.

El legislador ha impuesto una obligación al ministro de fe que practique el requerimiento


de pago dentro del territorio de la República que consiste en hacerle saber al deudor, en
el mismo acto del requerimiento el plazo que establece la ley para deducir oposición,
debiendo dejar testimonio de este aviso, artículo 462 Nº 2 del C.P.C. El ministro de fe
tiene sanciones si así no lo hace, pero no invalidará el requerimiento sino es responsable

Página 28 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
de los perjuicios ocasionados por la omisión de su obligación. En cuanto a los términos
de estos artículos son fatales, artículo 463 del C.P.C.

REQUISITOS FORMALES DE LA OPOSICIÓN DE EXCEPCIONES.

1) Que el ejecutado oponga todas las excepciones en un mismo escrito, sean estas dilatorias
o perentorias. Respecto de las excepciones posteriores opera la preclusión.

2) El escrito de oposición solo va a poder contemplar aquellas excepciones establecidas en


el artículo 464 del C.P.C. Si el título ejecutivo es la sentencia el ejecutado solo podrá
oponer aquellas excepciones que no hizo valer en el juicio anterior, artículo 237 inciso
final del C.P.C.

3) En el escrito deben expresarse con claridad y precisión los hechos que sirven de
fundamento a las excepciones y los medios de prueba de que el deudor intente valerse
para acreditarlas, artículo 465 Nº 1 del C.P.C. En cuanto al señalamiento de los medios
de prueba es posible señalar que “Se hará valer de todos los medios de prueba que le
franquea la ley” (normalmente se mencionan pero no es necesario).

OPOSICIÓN DE EXCEPCIONES EN EL JUICIO ORDINARIO Y EN EL JUICIO


EJECUTIVO.

Juicio Ordinario Juicio Ejecutivo


En el juicio ordinario la enumeración de las Las excepciones en el juicio ejecutivo, se
excepciones dilatorias es taxativa para encuentran enumeradas taxativamente por
algunos y ejemplar para otros, y en cuanto la ley, artículo 464 del C.P.C
a las perentorias están en códigos de
carácter sustantivos.
En el juicio ordinario el plazo es fatal para El plazo para oponer excepciones, en el
las excepciones dilatorias y perentorias, juicio ejecutivo es fatal, artículo 463 del
pero no existe este plazo respecto de las C.P.C
excepciones anómalas, artículo 310 del
C.P.C.
Las dilatorias deben oponerse todas Deben oponerse conjuntamente las
conjuntamente y en un mismo escrito dilatorias y las perentorias en un mismo
dentro del término de emplazamiento y escrito
antes de contestar la demanda y las
perentorias deben oponerse en el escrito de
contestación de la demanda, esperando a
que sean falladas las dilatorias.
El demandado no tiene la obligación de En el escrito de oposición de excepciones
señalar los medios de prueba de que intenta deben señalarse los medios de prueba de
los cuales pretende valerse el ejecutado

Página 29 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
valerse, sino que debe ofrecer la prueba para fundamentar los hechos de dichas
dentro del término probatorio. excepciones

ANÁLISIS DE LAS EXCEPCIONES DEL JUICIO EJECUTIVO, ARTÍCULO 464 DEL


C.P.C. Este artículo contempla una lista de las excepciones que el ejecutado puede oponer,
enunciación que es de carácter taxativa. Se dice que esta enumeración es taxativa genérica,
por que de alguna de estas excepciones existe una multiplicidad de situaciones que
permiten hacerse valer como excepciones en el juicio ejecutivo, es decir, de ciertas
excepciones se desprenden otras, de las cuales puede valerse el ejecutado.

La doctrina a clasificado estas excepciones en dilatorias y perentorias. En nuestro concepto,


del Nº 1 al Nº 4 son dilatorias, la Nº 5 y las del Nº 9 al 18 son perentorias y las de los números
6, 7 y 8 son propiamente ejecutivas:

1) Nº 1: LA INCOMPETENCIA DEL TRIBUNAL ANTE EL CUAL SE HAYA


PRESENTADO LA DEMANDA à Debe concordarse con el artículo 465 del C.P.C.
Es decir, por el hecho de no alegar en la gestión preparatoria de la vía ejecutiva, no
significa que el demandado haya prorrogado competencia, sino que puede hacer valer
la excepción en el juicio ejecutivo propiamente tal. Esta excepción presenta una
característica, ya que opuesta que sea, puede el tribunal pronunciarse inmediatamente
sobre la incompetencia o hacerlo al final (si cree que la tiene). Si el tribunal acoge la
excepción de incompetencia, debe abstenerse de pronunciarse sobre las demás
excepciones.

2) Nº 2: LA FALTA DE CAPACIDAD DEL DEMENTE O DE REPRESENTACIÒN O


PERSONERÌA LEGAL DE QUIEN COMPARECE A SU NOMBREà Esta excepción
se refiere a la falta de capacidad del demandante y no a la del demandado. Si lo que
se quiere alegar es la falta de personería, capacidad o representación del demandado,
debe plantearse como excepción del Nº 7, del artículo 464 del C.P.C.

3) Nº 3: LA LITIS PENDENCIA ANTE EL TRIBUNAL COPETENTE, SIEMPRE QUE


EL JUICIO QUE LE DA ORIGEN HAYA SIDO PROMOVIDO POR EL
ACREEDOR, SEA POR LA VÌA DE DEMANDA O DE RECONVENCIÓNàLa litis
pendencia es una excepción que consiste en que existe un juicio pendiente, un juicio
diverso la que se opone, entre las mismas partes, con el mismo objeto y con igual causa
de pedir. No se diferencia de la cosa juzgada, porque ambas impiden que siga adelante
el juicio que va a provocar resultados perjudiciales si las dos sentencias son iguales
(juicio anterior y juicio actual).

Si las sentencias son distintas, van a ver sentencias contradictorias pasadas por
autoridad de cosa juzgada. Este número representa una particularidad, ya que en el

Página 30 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
juicio ordinario esta excepción es procedente cualquiera que sea la parte que haya
dado origen al juicio actual, en cambio, en el juicio ejecutivo solo procede cuando sea
el ejecutante quien lo haya iniciado sea por vía de demando o por vía de reconvención.

4) Nº 4 LA INEPTITUD DEL LIBELO POR FALTA DE ALGÚN REQUISITO EN EL


MODO DE FORMULAR LA DEMANDA EN CONFORMIDAD A LO DISPUESTO
EN EL ART 254à Cualquier error que se cometa en la forma de formular la demanda
ejecutiva, debe ser subsanada por el ejecutante con anterioridad a que se efectúe el
requerimiento de pago. La jurisprudencia ha señalado que si el ejecutante subsana el
error antes de practicar el requerimiento, que se frustra al ejecutado la posibilidad de
oponer la excepción de ineptitud del libelo. Los términos del Código señalan que ésta
excepción es procedente si se justifica por hechos graves y no lo es cuando se trata de
hechos irrelevantes.

Ej.: Que se omita el apellido. Además, la jurisprudencia ha establecido que en el caso


de acogerse la excepción, debe abstenerse el tribunal de pronunciarse respecto del
resto de las excepciones opuestas. Solo procede por razones de fondo. Los
requerimientos de la demanda ejecutiva son: requisitos de todo escrito judicial,
artículo 254 del C.P.C., y Ley Nº 18. 120.-

5) Nº 5 BENEFICIO DE EXCUSIÓN O CADUCIDAD EN LA FIANZA àArtículo 2357,


2358 y 2381 del C.C.- El beneficio de excusión es el derecho del fiador demandado
para exigir que, antes de proceder contra él se persiga la deuda en los bienes del
deudor principal y en las prendas o hipotecas otorgadas por éste para la seguridad de
la deuda. Para oponerla se hacen aplicables las normas del Código Civil. Se hace valer
como excepción perentoria, por que es una excepción de fondo que se encuentra en el
códigos substantivos (según la forma del Código Civil).

6) Nº 6 LA FALSEDAD DEL TÍTULO à Se refiere a los casos en que el título no ha sido


otorgado por las personas que en el se señala o en la forma que en el se indica, artículo
17 del C.C.- El título es falso cuando no es auténtico y no lo es cuando no se otorga
por las personas que en el aparecen o en la forma que en el se señala. Esto debe
concordarse con el artículo 167 del C.P.- Ej.: Si se sigue un juicio criminal por
falsificación de un instrumento privado mercantil, hay que esperar el resultado de este
proceso criminal, suspendiéndose el juicio civil, siempre que el proceso criminal haya
pasado a la etapa de plenario.

7) Nº 7 LA FALTA DE ALGUNO DE LOS REQUISITOS O CONDICIONES


ESTABLECIDOS POR LAS LEYES PARA QUE EL TÍTULO TENGA FUERZA
EJECUTIVA àEste precepto legal no abre una puerta para agregar nuevas
excepciones todas las excepciones que no se puedan encuadrar en algunos de los
números del artículo 464 del C.P.C., se pueden encuadrar en este Nº 7. Ej.:

Página 31 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
a) La falta de liquidez de la obligación.
b) La falta de exigibilidad de la obligación.
c) La falta de perfeccionamiento en la realización de la cesión de un título de crédito.
d) Que se pretenda cobrar ejecutivamente en virtud de una sentencia; una suma de
dinero a una persona que no ha sido parte en el proceso en que se dictó la sentencia.
e) Que se haya iniciado un juicio ejecutivo sin la previa notificación de los herederos.
f) Que se pretenda cobrar una letra de cambio o un pagaré sin que se haya cumplido
con los impuestos correspondientes a esos documentos.

En cuanto a este numeral, la jurisprudencia ha establecido que se ampliaron


expresamente por este Nº 7 las obligaciones que el título representa y su exigibilidad y que
no solo se den al título mismo, ya sea por que la obligación está sujeta a condiciones o que
no era liquida o por que no era exigible, por este Nº 7 se abre una gama de posibilidades de
oponer excepciones que son propias del juicio ejecutivo.

8) Nº 8 EL EXCESO DE AVALUO à Artículo 438 Nº 2 y 3 del C.P.C.- En este caso, la


excepción solo procede en los casos en que la ejecución recae sobre el valor de la
especie debida y que no exista en poder del deudor o sobre una cantidad liquida de
dinero o de un género determinado, que pueda liquidarse por medio de un perito.

9) Nº 9 - El pago de la deuda. Se extingue la obligación.

10) Nº 10 - La remisión de la deuda. Se extingue la obligación.

11) Nº 11 CONCESIÓN DE ESPERAS O PRORROGA DE PLAZO à Algunos sostienen


que ésta también es una excepción propia del juicio ejecutivo.

12) Nº 12 - La novación.

13) Nº 13 - La compensación.

14) Nº 14 - La nulidad de la obligación.

15) Nº 15 LA PÉRDIDA DE LA COSA DEBIDA à Es un modo de extinguir la obligación


que se produce cuando la especie o cuerpo cierto se destruye, deja de esta en el
comercio o desaparece y se ignora donde está. La perdida debe ser fortuita para que
proceda la excepción por que si se produce por culpa del deudor, incurre en mora y
la obligación cambia de objeto (indemnización), por tanto el deudor estará obligado
al precio y a indemnizar perjuicios.

16) Nº 16 - La transacción.

Página 32 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
17) Nº 17 - La prescripción de la deuda, impide que la deuda sea cobrada y la percepción
de la acción ejecutiva, impide que se haga uso de ella, pero puede hacerse valer como
acción ordinaria en un juicio sumario declarativo.

18) Nº 18 LA COSA JUZGADA à Queda pendiente.

DEFENSA DEL EJECUTADO: Una vez opuestas las excepciones en la forma y en los
plazos señalados, el tribunal confiere traslado para que el ejecutante evacue, en el término
fatal de 4 días, el responde, es decir, el por que el tribunal debe rechazar las excepciones
opuestas, artículo 466 Nº 1 del C.P.C. Dentro de ese término, el ejecutante debe dar
respuesta a las excepciones opuestas, debe hacer todas las observaciones que estime
pertinente y debe darle todas las razones al tribunal para que este rechace las excepciones
opuestas.

Esta resolución que confiere traslado al ejecutante se notifica por el estado diario. Pasado el
término de 4 días el tribunal, con o sin el responde del ejecutante debe dictar una resolución,
que va a depender del examen que el tribunal practique de las excepciones opuestas y de la
necesidad de que se rinda o no prueba para acreditar los hechos en los cuales se fundan las
excepciones, artículo 466 Nº 2 y 3 del C.P.C.- Aquí no hay una resolución tipo por parte del
tribunal, sino que ella va a depender del examen de cada expediente. Puede haber dos tipos
de resoluciones:

1) Si las excepciones opuestas son las del artículo 464 del C.P.C., si se han hecho valer
cumpliendo con los requisitos legales y dentro del plazo, el tribunal las va a declarar
admisibles.

2) Si no son de las excepciones del artículo 464 del C.P.C., si no fueron opuestas señalando
los hechos en que se fundan en la forma correspondiente o si no se opusieron en el plazo
señalado por el legislador, el tribunal las va a declarar inadmisibles.

Pero el hecho que el tribunal declare admisibles las excepciones opuestas, no significa que
ellas serán acogidas. (ver los requisitos de forma). En la sentencia se pronuncia sobre las
excepciones y si afectan o no el fondo de la acción deducida.

PRUEBA DE LAS EXCEPCIONES: Sólo se admiten a prueba en el caso que el tribunal


declare admisibles las excepciones y estime que es necesario rendir prueba para acreditar
los hechos en que ellas se fundan. Si el tribunal las declara admisibles, pero estima que no
es necesario rendir prueba sobre ellas, va a dictar sentencia de inmediato, y omite la etapa
de prueba.

RESOLUCIÓN QUE RECIBE A PRUEBA LAS EXCEPCIONES: La resolución que recibe


la causa a prueba en el juicio ejecutivo tiene las mismas características del juicio ordinario,
pero con algunas excepciones:

Página 33 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

1) Artículo 469 del C.P.C. Según el texto del Código, se fijan puntos de prueba y no hechos
substanciales, pertinentes y controvertidos como en el juicio ordinario, pero en la
práctica, se fijan hechos y no puntos.

2) Los hechos substanciales, pertinentes y controvertidos en el juicio ejecutivo, se van a


vincular únicamente a las excepciones opuestas. La prueba recae sobre los hechos que
configuran la excepción.

3) El término probatorio en el juicio ejecutivo es de 10 días (en el juicio ordinario es de 20


días). La prueba de testigo tiene un plazo fatal, artículo 468 del C.P.C.

4) El juicio ejecutivo solo existe término probatorio extraordinario (por 10 días más) cuando
el ejecutante lo pide o cuando lo solicitan ambas partes de común acuerdo. No se habla
sobre el término probatorio extraordinario. En cuanto al término probatorio especial,
tanto la jurisprudencia como la doctrina han señalado que tiene plena aplicación en el
juicio ejecutivo a pesar de no estar mencionado en los artículos respectivos, por expresa
disposición del artículo 3 del C.P.C.

Vencido el término probatorio, el juicio continúa de manera similar al juicio ordinario. Los
autos permanecen en la secretaría del tribunal por espacio de 6 días, en cuyo plazo se han
de hacer las observaciones a la prueba rendida, no importando quien la haga primero. Con
o sin las observaciones a la prueba de las partes, el tribunal cita a oír sentencia y el juez tiene
el plazo de 10 días para dictar sentencia.

ETAPA DE SENTENCIA DEL JUICIO EJECUTIVO: La sentencia definitiva en el juicio


ejecutivo puede ser:

1) Absolutoria: Es aquella que acoge una o más de las excepciones opuestas, niega lugar a
la ejecución y alza el embargo.

2) Condenatoria: Es aquella que rechaza todas las excepciones opuestas y ordena seguir
adelante con la ejecución. Puede ser:

a) De pago: Cuando lo embargado es la especie o cuerpo cierto debida que se encontraba


en poder del deudor o una suma liquida de dinero. Debe estar ejecutoriada.

b) De remate: Cuando lo embargado es cualquier otro bien que no sea la especie o cuerpo
cierto debida o una suma liquida de dinero, por que en este caso hay que realizar los
bienes embargados. Para cumplirse, basta que haya sido notificada (sentencia que
causa ejecutoria).

Página 34 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Entre ambas sentencias habría una sentencia mixta, que es absolutoria y condenatoria,
ya que acoge en parte alguna de las excepciones opuestas.

REQUISITOS FORMALES: En el juicio ejecutivo la sentencia ejecutiva debe cumplir con


ciertos requisitos:

1) Debe cumplir con los requisitos del artículo 170 del C.P.C. En cuanto al Nº 6 del artículo
170 del C.P.C., en el juicio ordinario el asunto controvertido se configura con la oposición
de las excepciones, en cambio, en el juicio ejecutivo el asunto controvertido se configura
con la oposición de excepciones, por tanto, en la parte enunciativa de la sentencia se
menciona la acción hecha valer por el ejecutante, pero la parte resolutiva de la sentencia
solo se va a mencionar sobre las excepciones.

2) En el juicio ejecutivo la relación procesal se traba con la notificación válida de la demanda


ejecutiva, y con el requerimiento de pago.

COSTAS: En cuanto al pago de las costas la regla general en el juicio ordinario es que se
impongan al litigante vencido y este pueda no estar condenado al pago de las costas si
prueba que tuvo fundamente plausible para litigar. En cambio, en el juicio ejecutivo, el
litigante vencido (ejecutante y ejecutado) necesariamente será condenado al pago de las
costas. Por excepción, se podrán distribuir las costas entre ejecutante y ejecutado, cuando se
acoge una excepción opuesta parcialmente y el tribunal estime que hubo motivo plausible
para la ejecución, puede condenar en costas al ejecutado, artículo 471 del C.P.C.

RECURSOS: En contra de la sentencia definitiva procede:

1) Recurso de apelación: Se concede en el solo efecto devolutivo, artículo 194 del C.P.C., en
caso de que lo pida el ejecutado. En cuanto al ejecutante hasta antes de la modificación
introducida en el Nº 2 del artículo 194, la apelación se podía conceder en ambos efectos,
pero hoy en día se concede en el solo efecto devolutivo, tratándose de autos, decretos y
sentencias interlocutorias (si es sentencia definitiva se concede en ambos efectos).

Si la sentencia es de pago no puede cumplirse mientras no esté ejecutoriada, salvo que la


apelación la haga valer el ejecutado, en que se concede en ambos efectos, por cuanto no
puede cumplirse estando pendiente el recurso. Esta excepción, tiene una contra
excepción, ya que la sentencia de pago puede cumplirse si el ejecutante cauciona las
resultas del juicio. Si la sentencia es absolutoria y es el ejecutante el que apela, nunca
puede cumplirse la sentencia, por que la apelación se concede en ambos efectos.

2) Recurso de casación en el fondo: Procede según las reglas generales.

3) Recurso de casación en la forma: Interpuesto que sea este recurso, no suspende el


cumplimiento de la sentencia, artículo 774 del C.P.C.

Página 35 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

CUADERNO DE APREMIO: La resolución despáchese es una auto - orden que se da el


tribunal, con lo cual se genera el mandamiento. Requerido de pago que sea el ejecutado sino
paga se le embargan bienes en cantidad suficiente. El cuaderno de apremio se suspende con
la traba del embargo si en el juicio ejecutivo se oponen excepciones. Si hay sentencia
absolutoria se alza el embargo. El mandamiento hace las veces de sentencia definitiva
cuando no se oponen excepciones. Lo normal es que el deudor requerido de pago no pague:

EL EMBARGO: Artículo 450 del C.P.C.

CONCEPTO PROCESAL: “Es un acto jurídico procesal que tiene por objeto asegurar
jurídica y materialmente el resultado de la pretensión deducida, a determinados bienes que
se afectan para cumplir en ellos la eventual sentencia condenatoria que se pudiere dictar en
el proceso ejecutivo”.

1) PODETTI: “Es una medida judicial que afecta a un bien o bienes determinados de un
presunto deudor o de un deudor, al pago de un crédito, individualizándolo y limitando
las facultades de disposición y de goce”.

2) CONCEPTO DOCTRINARIO Y LEGAL “Es una actuación judicial que consiste en la


entrega simbólica de los bienes del deudor a un depositario, quedando afectos al eventual
cumplimiento de una sentencia condenatoria en un juicio ejecutivo”.

3) JURISPRUDENCIA “Es la aprehensión material o simbólica que por mandato de la


justicia se hace de determinados bienes de un deudor que se entregan a un depositario,
para que tome la tenencia de ellos, cesando desde ese momento la que antes ejercía el
ejecutado, con el objeto preciso o inmediato de enajenarlos para aplicar su valor al pago
de la deuda, de sus intereses y costas”.
CARACTERÍSTICAS.

1) Es un acto jurídico procesal que reviste las características de una actuación judicial.

2) Como actuación judicial, debe cumplir con los requisitos propios de una actuación
judicial: debe realizarse en días y horas hábiles, por orden de un tribunal competente
autorizado por ministro de fe competente y dejar constancia en el expediente.

3) La entrega real o simbólica de los bienes embargados del deudor al depositario es un


requisito propio, sin el cual no existe el embargo. Esta entrega se verifica en el momento
de trabarse el embargo, debiendo dejarse constancia en el acta correspondiente.

4) Produce un efecto general. Afecta los bienes embargados al cumplimiento eventual de la


sentencia condenatoria en el juicio ejecutivo. Civilmente, el embargo limita la facultad de
disposición y a veces la de goce.

Página 36 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

NATURALEZA JURÍDICA DEL EMBARGO: El embargo tiene una naturaleza cautelar,


es una especie de medida precautoria propia del juicio ejecutivo, por cuanto lo que el
embargo persigue es asegurar el eventual resultado favorable de la acción deducida por el
ejecutante, asegurando desde ya su cumplimiento. Es una medida cautelar que no excluye
en principio a las demás medidas precautorias, desde un punto más teórico que práctico, ya
que por ser una medida más específica y más efectiva en el juicio ejecutivo no tiene sentido
intentar otra medida precautoria, salvo en el caso de que hubiere fundado temor de que el
ejecutado vaya a disponer de sus bienes.

El embargo pareciera que es de la esencia del juicio ejecutivo, pero es más bien una medida
de la naturaleza, por que:

a) Al momento de trabar personalmente el embargo, puede ser que no existan bienes sobre
los cuales trabarlo, lo que no impide que el juicio ejecutivo continúe. La sentencia
condenatoria se dictará igual, aunque no existan bienes, pudiendo cumplirse el
embargo cuando aparezcan.

b) Puede que el ejecutante manifiesta su voluntad de no trabar el embargo. Ej.: Que el


ejecutado oponga excepciones que el ejecutante considere que lo puedan complicar y
no quiere incurrir en mayores gastos y preferir esperar a que se dicte sentencia.

BIENES INEMBARGABLES: Artículo 445 del C.P.C. El principio general está en el artículo
2465 del C.C., y es que el acreedor puede perseguir su crédito sobre todos los bienes del
deudor, raíces y muebles, presentes o futuros, pero no sobre aquellos que la ley a declarado
inembargables. Por un sentido de sociabilidad tanto el legislador civil como el general han
determinado que existen bienes que son inembargables con el fin de no dejar al deudor en
condiciones de precaria subsistencia. Estos bienes están señalados taxativamente en el
artículo 445 del C.P.C.:

1) Nº 1 - Los sueldos, gratificaciones, pensiones de gracia ...- Según el inciso 2º los


sueldos de los trabajadores son embargables hasta en un 50% para dar cumplimiento
al pago de las pensiones alimenticias. También son embargables hasta en un 50% los
sueldos de los trabajadores cuando estos hubieren cometido defraudación, hurto o
robo, en contra del empleador en ejercicio de sus cargos. También son embargables
las remuneraciones que excedan de 56 U.F. También son embargables hasta en un
50% las remuneraciones de los trabajadores cuando estos deban pagarles a otros
trabajadores en concepto de deuda.

2) Nº 2 - Aquí el Código de Procedimiento Civil incurre en varios errores:

a) El Código del Trabajo ya no distingue entre empleados y obreros.

Página 37 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
b) El numeral debe hacer referencia al artículo 41 del C. del T., y no al artículo 40, ya
que es el artículo 41 el que indica lo que se entiende por remuneración.

c) El artículo 153 del C. del T., se refiere al Reglamento Interno de la empresa. Debe
concordarse con el artículo 57 del C. del T., y en lo referente a la protección de las
remuneraciones. En estos numerandos existe lo que se denomina “Excepción a la
inembargabilidad de los sueldos”.

3) Nº 3 - Las pensiones alimenticias forzosas.


4) Nº 4 - Las rentas periódicas...-.
5) Nº 5 - Los fondos que gocen...-.
6) Nº 6 - Las pólizas de seguro...-.
7) Nº 7 - Las sumas que se paguen...-.

8) Nº 8 - El bien raíz que el deudor ocupa ... Después de la expresión “Del


departamento de Santiago “, debe agregarse “Que se trate de una vivienda de
emergencia y sus ampliaciones “, a que se refiere el artículo Nº 5 del D.L. Nº 2.552
de 1973.

9) Nº 9 - Los libros relativos a la profesión del deudor ... El monto no es importante,


ya que se reajusta año a año por el Auto Acordado de la Corte Suprema.

10) Nº 10 - Las maquinas e instrumentos de que se sirve el deudor...


11) Nº 11 - Los uniformes y equipos de los militares ...
12) Nº 12 - Los objetos indispensables ...
13) Nº 13 - Los utensilios caseros y de cocina...
14) Nº 14 - La propiedad fiduciaria ...
15) Nº 15 - Los derechos...
16) Nº 16 - Los bienes raíces donados o legados...
17) Nº 17 - Los bienes destinados a un servicio...

18) Nº 18 - Los demás bienes... Ej.: El usufructo que tenga el marido sobre los bienes de
la mujer; el usufructo que tenga el padre o la madre sobre los bienes del hijo, bienes
que sirvan al Servicio de Seguro Social , servicios administrativos y servicios médicos.

En cuanto a estos bienes, si fueran embargados, queda la posibilidad de impetrar a través


del incidente de exclusión del embargo, artículo 519 Nº 2 del C.P.C.

Respecto de la inembargabilidad, este es uno de los derechos que se establece solo en


beneficio del deudor, pudiendo éste renunciarlo en forma expresa o tácita, artículo 12 del
C.C. Será una renuncia expresa cuando, por ejemplo: en un contrato se establece la
obligación de no embargar uno o más bienes y será una renuncia tácita cuando embargado
un bien, de los señalados en el artículo 445 del C.C., el deudor no oponga el incidente de

Página 38 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
exclusión del embargo. Existen casos en que la inembargabilidad no es renunciable, ya que
no mira solo al interés particular, sino al interés de la familia o de la sociedad. Ej.: Artículo
445 Nº 8 y 13 del C.P.C.

PRÁCTICA DEL EMBARGO: La diligencia del embargo se lleva a cabo por el ministro de
fe (receptor), en cumplimiento de una orden del tribunal, que está contenida en el
mandamiento de ejecución y embargo. El embargo se puede llevar a efecto con auxilio de
la fuerza pública si fuera necesario, artículo 443 inciso final. Los bienes sobre los cuales
puede recaer el embargo están establecidos en cierto orden dentro de nuestra legislación:

1) Sobre la especie o cuerpo cierto debido, designado en el mandamiento.

2) Sobre los bienes que el ejecutante hubiese señalado en la demanda ejecutiva o en el acto
de practicarse la diligencia del embargo, artículo 447 del C.P.C.-

3) Si el ejecutante no señala bienes sobre los cuales haya de practicarse el embargo, este
deberá recaer sobre los bienes que indique el deudor, si en concepto del ministro de fe
encargado de la diligencia son suficientes o sino siéndolo tampoco hay otros conocidos,
artículo 448 del C.P.C.

4) Sino se designan bienes ni por el acreedor ni por el deudor, el ministro de fe deberá


guardar cierto orden para embargar, orden que está en el artículo 449 del C.P.C.

a) Dinero
b) Otros bienes muebles.
c) Bines raíces.
d) Salarios y pensiones.

REQUISITOS: El embargo es una actuación judicial y como tal debe cumplir con ciertos
requisitos:

1) Realizarse en días y horas hábiles pudiendo solicitarse habilitación de días y horas de


acuerdo al C.P.C., artículo 59 y 60.-

2) Debe practicarse previa notificación del mandamiento de ejecución y embargo, y debe


realizarse previo requerimiento (notificación requerimiento) si es que no paga capital,
intereses y costas.

3) De la diligencia debe levantarse un acta en la cual se debe expresar en forma


individualizada y detallada los bienes embargados, su calidad y el estado en que se
encuentra. La Ley Nº 19.411 modificó el Nº 2 del artículo 450 y a contar de esa fecha debe
dejarse constancia además de toda alegación que haga un tercero invocando la calidad
de dueño o poseedor del bien embargado.

Página 39 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

4) Debe expresarse en el acta que los bienes embargados se han entregado en forma real o
simbólica al depositario. Esto tiene importancia porque civilmente es un requisito
esencial del embargo ya que este se entiende verificado con la entrega real o simbólica
del bien al depositario y penalmente es un presupuesto necesario e indispensable para
configurar el delito de depositario alzado (si vende los bienes debe cuidarlos como un
buen padre de familia).

5) El acta que levanta el receptor debe ser firmada por el ministro de fe, por el depositario,
por el acreedor y por el deudor en caso que concurra. Si el depositario no sabe escribir o
alguna de las partes se niega a firmar debe dejarse constancia de ello.

6) El ministro de fe debe mandar una carta certificada al ejecutado comunicándole el


embargo. Si hay omisión de ello, no se afecta la validez de la actuación. Si el deudor se
opone a la práctica del embargo impidiéndole el acceso al ministro de fe, esta diligencia
se lleva a efecto con el auxilio de la fuerza pública, solicitándose este auxilio al tribunal
con posterioridad el cual proveerá ofíciese.

Con respecto a que el embargo se entenderá hecho por la entrega real o simbólica de los
bienes al depositario designado, artículo 450 del C.P.C., en cuanto a los bienes
embargados debemos distinguir:

a) Bienes muebles: La entrega de estos bienes debe ser real, pero el legislador ha
autorizado para que la entrega de estos bienes no sea real en ciertos y determinados
casos:

i) Cuando se trate de dinero, especies preciosas, alhajas, efectos públicos , el


deposito deberá hacerse en el Banco del Estado y en el caso específico del dinero,
éste debe depositarse en la cuenta corriente del tribunal en el Banco del Estado .

ii) Si el embargo recae sobre el menaje de casa habitación del deudor el depositario
siempre es el propio deudor si durante el juicio los bienes desaparecen el deudor
comete delito de depositario alzado.

iii) Si la ejecución recae sobre una empresa o establecimiento mercantil o industrial o


sobre un conjunto de cosas que son el complemento indispensable para su
explotación, el embargo se entiende trabado sobre los bienes específicos o en la
totalidad de la industria o en las utilidades que ella produce en cualquier parte
de las mismas y en ese caso el depositario pasa a ser un verdadero enterventor.

iv) Cuando la cosa embargada se encuentra en poder de un tercero a título distinto al


de dueño. Ej.: Se embarga un bien arrendado, el arrendatario sigue con la mera
tenencia del bien y el embargo recae sobre la renta. El arrendatario sufre las

Página 40 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
consecuencias después del remate en donde debe entregar la propiedad
embargada a menos que el contrato de arrendamiento se haya celebrado por
escritura pública y ésta se haya inscrito, por que el arrendamiento es de carácter
consensual, que no necesariamente se da por escrito. Se debe respetar el tipo de
duración del arrendamiento si consta en escritura pública.

b) Bienes raíces: Se debe cumplir con todos los requisitos comunes del embargo y con el
procedimiento judicial, pero para que sea oponible a terceros, debe realizarse una vez
practicada la inscripción en el conservador, artículo 453 del C.P.C.

EFECTOS DEL EMBARGO

a) Bienes muebles: Artículo 297 Nº 2 del C.P.C., sólo producirá efectos respecto de terceros
que tengan conocimientos del embargo al tiempo del contrato, siendo responsable el
demandado si ha procedido a sabiendas.

b) Bienes raíces: Artículo 453 del C.P.C. El embargo no producirá efecto alguno respecto
de terceros, sino desde la fecha en que se inscriba en el respectivo registro conservador
donde estén situados los inmuebles. El ministro de fe requerirá de inmediato su
inscripción y firmara con el conservador respectivo. El acta de la diligencia debe
entregarla al ministro de fe en la secretaría del tribunal, debiendo el secretario dejar
testimonio del día en que se realice la diligencia.

c) Respecto del dueño: El embargo no lo priva de su derecho de propiedad, lo que hace es


limitarle su facultad de disposición. El dueño puede usar y gozar del bien embargado,
pero no puede disponer de él, artículo 1464 del C.C., objeto ilícito. Esto opera si el
ejecutado reviste a su vez la calidad de depositario, ya que si no tiene esta calidad, se
verá privado además de la facultad de usar y de gozar del bien embargado.

Si el embargo recae sobre las utilidades de una empresa, el depositario solo tendrá la calidad
de interventor judicial y para ejecutar actos de administración requerirá de la actuación
del juez de la causa.

d) Respecto de los acreedores: En nuestro sistema, el embargo no constituye una causal de


preferencia para el pago, ya que no aparece mencionado dentro de los créditos
preferentes o de los privilegios contemplados en el Código Civil. Tampoco el embargo
mejora los derechos de los acreedores preferentes.

Para efectuar el pago con el producto del bien embargado, se deben aplicar las reglas sobre
prelación de crédito del Código Civil, no importando para nada la fecha en que se haya
practicado el embargo; para el pago lo que importa es la naturaleza de la obligación
substancial y no la fecha de la actuación judicial. Existe una medida que es el derecho legal
de retención, artículo 546 del C.P.C., medida que se otorga como precautoria, establece

Página 41 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
preferencia para el pago por que se asimila a la hipoteca o a la prenda para efectos de
solucionar las deudas.

EL REEMBARGO: El embargo que se traba sobre un bien determinada no impide que con
posterioridad se traben otros embargos. Esto por que si bien el embargo produce el efecto
de configurar la nulidad de la enajenación del bien por objeto ilícito, no saca del comercio
humano el bien sobre el cual a recaído el embargo. A esto se le conoce con nombre de
“Reembargo”, artículo 527 y 528 del C.P.C.

Puede haber un acreedor diligente (que concurre primero al juicio ejecutivo, es un tercero
coadyuvante) y para obtener el pago tiene dos vías:

1) Consiste en la comparecencia ante el juicio entablado por el acreedor diligente,


interponiendo la correspondiente tercería de pago o de prelación de pago según
corresponda.

2) Consiste en solicitar, ante el tribunal en el cual se ha ventilado el juicio ejecutivo por el


iniciado, que se oficie al juez que ordenó el embargo en primer lugar para que no se
pague al primer acreedor mientras no haya caucionado su crédito. No obstante esto, el
primer acreedor debe permanecer como depositario, aun cuando exista otro embargo con
posterioridad.

Un mismo bien puede estar embargado por distintos juicios ejecutivos y aquí se le beneficia
al acreedor diligente que se paga 1º. El artículo 529 del C.P.C., contempla la posibilidad que
el acreedor que opuso una tercería de pago, solicite la remoción del depositario. La
jurisprudencia a fallado que no existe objeto ilícito en la enajenación, que se efectúa en
pública subasta, de los bienes que se encuentran reembargados, aún cuando no exista
autorización de diversos tribunales.

En la práctica, y sobre todo cuando se trata de la realización de bienes raíces, para proceder
a su remate en pública subasta, siempre se oficia por el tribunal que va ha practicar la
subasta a los tribunales que han ordenado la practica del embargo a fin de que autoricen la
actuación.

INSTITUCIONES AFINES O VINCULADAS AL EMBARGO

1) Exclusión del embargo: Consiste en la facultad que tiene el ejecutado para solicitar en
que se alce o que se deje sin efecto el embargo que hubiese recaído sobre bienes que según
la ley tienen el carácter de inembargable esta solicitud se tramita como incidente, para
que se excluya del embargo algunos de los bienes que están contemplados en el artículo
445 del C.P.C., frente a la reclamación del ejecutado, artículo 519 Nº 2 del C.P.C.

Página 42 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
2) Ampliación del embargo: Se embargan bienes para pagar capital, intereses y costas. Es
la facultad que la ley confiere al ejecutante para solicitar que se incorporen al embargo
verificado nuevos bienes, por que los ya embargados resultan insuficientes para cubrir
el capital, los intereses y las costas. El artículo 456 del C.P.C., contempla dos situaciones
que hacen procedente la ampliación:

a) Por ley, los motivos para conceder la ampliación del embargo se entregan a criterio del
tribunal. En este caso, el tribunal debe realizar un juicio de oportunidad, en el cual
lo que el tribunal hace es calificar la procedencia o improcedencia de la ampliación

b) Los motivos para conceder la ampliación del embargo son calificados como suficiente
por la propia ley en este caso, es un abuso o falta del tribunal si al concurrir ésta
circunstancia, artículo 456 Nº 2 del C.P.C., no da lugar a la solicitud presentada por el
ejecutante en la cual pide la ampliación del embargo. Si el tribunal se niega a dar lugar
a la ampliación del embargo su resolución es susceptible de ser atacada por el recurso
de apelación y por el recurso de queja (normalmente se apela y se le anuncia la queja
pidiéndole el certificado de la resolución que se dictó y otros documentos).

3) Reducción del embargo: Es la facultad concedida por la ley al ejecutado para solicitar
que se alce el embargo de alguno de los bienes sobre los cuales a recaído, por ser excesivo
para asegurar el cumplimiento de la obligación (sólo para capital, intereses y costas). El
embargo debe limitarse a los bienes necesarios y suficientes para el cumplimiento de la
obligación y no debe ser una medida de presión en manos del ejecutante, artículo 447 del
C.P.C.

4) Sustitución del embargo Artículo 457 del C.P.C., antiguamente no existía esta institución
en el Código. Está contemplada como una facultad del ejecutado, pero con ciertas
limitaciones:

a) La sustitución solo puede hacerse por dinero.


b) La sustitución no opera cuando el embargo ha recaído sobre la especie o cuerpo cierto
debido.

El deudor puede solicitar la sustitución en cualquier estado del juicio. Cuando se utiliza esta
institución no significa que el ejecutado está pagando la obligación que se le reclama, sino
que está reemplazando la garantía. Cuando existe sustitución del embargo, al ejecutante
solo podrá pagársele la obligación cuando se encuentre ejecutoriada la sentencia que en la
causa se dicte.

El ejecutado debe hacer presente que la suma de dinero que acompaña tiene por objeto
sustituir el bien o los bienes embargados de los cuales se trate y no para pagar la deuda, ya
que ese dinero queda como garantía del bien que sustituyó y del cual necesita disponer. Si

Página 43 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
así no lo hace el tribunal puede entender que está pagando la deuda dejando esa suma de
dinero como cuota de ella.

5) Cesación del embargo: El ejecutado deposita dinero en la cuenta corriente del tribunal
para pagar la obligación que se demanda, con el objeto de que se deje sin efecto el
embargo que hubiere recaído sobre bienes de su patrimonio, poniéndose término al juicio
ejecutivo, artículo 490 del C.P.C. Este artículo ha creado problemas en doctrina respecto
al momento hasta el cual se pueden liberar los bienes, pero la jurisprudencia lo ha
interpretado en forma armónica con otros preceptos legales y ha señalado que la facultad
de hacer cesar el embargo precluye en el momento que se extiende el acta de remate.

Si el ejecutado no expresa en su escrito que el dinero que deposita tiene por objeto la
sustitución del embargo, la consignación se va a tomar como cesación y en consecuencia
se tomará como que desiste de las excepciones opuestas.

TRAMITACIÓN: Estas instituciones se tramitan como incidentes en el cuaderno de


apremio y nunca paralizan el cuaderno ejecutivo, artículo 458 del C.P.C.

ADMINISTRACIÓN DE LOS BIENES EMBARGADOS: Artículo 443 Nº 3 y 479 del


C.P.C. Por regla general, la administración de los bienes embargados corresponde al
depositario provisional que designa el ejecutante en el mandamiento de ejecución y
embargo. La regla que establece el Código es que el depositario provisional ejerza el cargo
hasta que se designe al depositario definitivo, el cual debe nombrarse en una audiencia
verbal entre las partes de común acuerdo o por el tribunal en caso de desacuerdo. En la
práctica, éste depositario definitivo nunca se nombra, artículo 451 del C.P.C.

Respecto de los bienes embargados, el depositario solo puede ejercer facultades de


administración, es decir, puede explotarlos, repararlos, conservarlos, etc.- Por excepción, el
depositario tiene facultades de disposición que sólo puede ejercer con autorización judicial,
artículo 483 del C.P.C., (“Sujetos a corrupción” quiere decir que son bienes que pueden
descomponerse con el tiempo como las frutas o la carne).

El artículo 515 del C.P.C., establece una obligación al depositario, que es la de consignar en
el tribunal todos los dineros que reciba como consecuencia del ejercicio de su cargo, tan
pronto como lleguen a su poder y debiendo pagar intereses si se atrasa. Si hay problemas
en cuanto a la administración, éstos se resuelven por el tribunal en audiencias verbales,
artículo 480 del C.P.C., (se genera un incidente).

El depositario tiene la obligación de rendir cuenta de las gestiones que haya realizado
durante su desempeño y la cuenta la debe rendir en la misma forma que se rinde cuenta por
lo tutores y curadores. La cuenta que rinde el depositario debe ponerse en conocimiento de
las partes, las que tienen un término de 6 días para examinarla. Si transcurridos los 6 días

Página 44 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
ninguna de las partes formula objeción, la cuenta se tiene por aprobada, si hay objeciones,
se genera un incidente, artículo 514 del C.P.C.

Respecto a la remuneración del depositario, la regla general es que tanto el depositario


provisional como el definitivo tienen derecho a una remuneración, que la fija el tribunal una
vez que el depositario haya rendido cuenta y que ésta haya sido aprobada. La remuneración
la fija el tribunal en relación a la responsabilidad que tuvo el depositario y al trabajo que le
irrogó la administración del bien embargado, artículo 516 del C.P.C. Hay casos en que el
depositario no tiene derecho a remuneración, artículo 517 del C.P.C.

CUMPLIMIENTO DE LA SENTENCIA DEFINITIVA: El cuaderno de apremio se paraliza


una vez que llega el embargo y cuando en el cuaderno ejecutivo se han opuesto excepciones.
Si en el cuaderno ejecutivo no se han opuesto excepciones, el mandamiento hace las veces
de sentencia definitiva para todos los efectos legales, pudiendo continuarse la tramitación
para la realización de los bienes embargados. Si ha habido oposición de excepciones, se
puede dictar una sentencia condenatoria en contra del ejecutado y para su cumplimiento se
debe distinguir si es de pago o de remate.-

1) Si es de pago: Una vez que la sentencia de pago está ejecutoriada o si sin estar ejecutoriada
se han caucionado las resultas del juicio, el ejecutante debe pedir que se proceda a la
liquidación del crédito y a la tasación de las costas, artículo 511 del C.P.C. Si el embargo
se ha trabado sobre la especie misma que se demanda, una vez ejecutoriada la sentencia
de pago se hará la entrega al ejecutante, artículo 512 del C.P.C. Se concluye que el
cumplimiento de la sentencia de pago es prácticamente automático toda vez que no es
necesario realizar ninguna otra gestión que no sea la de liquidación del crédito y de las
costas.

2) Si es de remate: En el caso de la sentencia de remate, que se dicta cuando el embargo ha


recaído sobre bienes que no son dinero ni la especie o cuerpo cierto debida, es necesario
convertir en dinero los bienes que cautelan las resultas del juicio. La apelación que se
interponga en contra de ésta sentencia, se concede en el sólo efecto devolutivo, por lo que
puede procederse a la realización de los bienes, pero no le puede pagar al ejecutante con
el producto de esos bienes mientras la sentencia no se encuentre ejecutoriada.

La sentencia de remate causa ejecutoria para todos los efectos de que se realicen los
bienes, pero todo lo que en su virtud se ejecute, queda sujeto a la condición de que la
resolución sea confirmada. En la sentencia de remate es necesario recurrir a un
procedimiento que permite reducir a dinero los bienes embargados. El Código se refiere
a este procedimiento en el inciso 1º del artículo 458 del C.P.C.:

PROCEDIMIENTO DE APREMIO: O procedimiento para realizar los bienes embargados.


Para convertir a dinero los bienes embargados, el legislador los ha clasificado en categorías:

Página 45 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
a) Bienes muebles sujetos a corrupción, susceptibles de próximo deterioro o cuya
conservación sea difícil o muy dispendiosa, artículo 483 del C.P.C., en este caso, los
bienes son vendidos por el depositario previa autorización judicial y sin necesidad de
tasación. En doctrina esta venta puede ejecutarse por el depositario durante la
tramitación del juicio y aún antes de que se dicte sentencia en causa.

b) Efectos de comercio realizables en el acto, artículo 484 del C.P.C.: Ej.: Acciones de S.A.,
que según la Ley de Sociedades se transan en la bolsa. Según el artículo 484 del C.P.C.,
estos bienes se venden sin previa tasación por un corredor de la bolsa, de acuerdo al
procedimiento establecido para la designación de peritos.

c) Bienes muebles que no estén en las categorías anteriores: el artículo 482 del C.P.C.,
modificado el año ´82, establece que los bienes muebles embargados se venderán en
martillo, siempre que ello sea posible y sin necesidad de tasación. La venta se hará
por el martillo designado por el tribunal que corresponda. En la práctica, la
designación del martillero se solicita al tribunal conjuntamente con el retiro de
especies.

En esa presentación se pide que se faculte al martillero designado para fijar la fecha
del remate y el número de avisos que estime conveniente para publicitar el remate y
en un otro sí se pide el auxilio de la fuerza pública para el caso de que el ejecutado se
oponga al retiro de especies. En cuanto al retiro de especies, la Ley Nº 19.411 introdujo
un inciso al artículo 455 del C.P.C., en el cual se establece que el retiro de especies no
podrá decretarse sino hasta transcurridos 10 días desde la fecha de la “Traba del
embargo”, a menos que el juez por resolución fundada ordene otra cosa.

d) Bienes que requieren previa tasación: artículo 485 del C.P.C., estos bienes se van a
vender en pública subasta ante el tribunal que conoce de la ejecución o ante el tribunal
en cuyo territorio se encuentran ubicados los bienes, cuando así se resuelva a solicitud
de parte y por motivo fundado. Los bienes que requieren previa tasación son todos
los bienes raíces y algunos bienes muebles que no estén comprendidos en las
categorías anteriores. Nuestra legislación le da un tratamiento especial a los bienes
raíces, por ello la realización de estos bienes raíces es solemne y compleja y se debe
cumplir con una serie de trámites y etapas.

ETAPAS PARA LA SUBASTA PÚBLICA DE UN BIEN RAÍZ.

1) Tasación: Artículo 486 y 487 del C.P.C. La tasación del bien raíz será aquella que figure
en el rol de avalúos que esté vigente para efectos del pago de las contribuciones
territoriales, a menos que el ejecutado solicite que se practique una nueva tasación. El
Servicio de Impuestos Internos realiza una tasación del bien raíz para el pago de las
contribuciones. En la práctica, se presenta un certificado emanado del Servicio de

Página 46 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Impuestos Internos en cual consta el avalúo del bien raíz, solicitándose al tribunal que se
tenga por aprobado con citación.

El ejecutado tiene un plazo de 3 días para objetar el avalúo y requerir una nueva tasación
del bien raíz. Requerida la nueva tasación del inmueble, se debe citar a las partes para
dentro de 2º día para efectos de designar un perito (si lo nombra el tribunal, no puede
ser un empleado de ese tribunal). El perito debe hacer todos los trámites para ejecutar
la tasación y presentar el informe del perito en conocimiento de las partes, teniendo estos
un plazo de 3 días para impugnarlo. Si una de las partes impugna la tasación del perito,
se le da traslado por 3 días a este para que exponga lo que estime conveniente.
Transcurrido este plazo, hallase evacuado o no el traslado, el tribunal puede:

a) Aprobar la tasación.
b) Pedir que se rectifique la tasación por el mismo perito que evacúo el informe o por otro
perito.
c) Fijar el justi - precio del bien.

Cualquiera de estas actitudes del tribunal se tomarán por resolución y ella es inapelable.

2) Fijación del día y hora para la subasta: Artículo 488 del C.P.C., establece que aprobada
la tasación se señalará día y hora para la subasta. Lo primero, para estos efectos, es hacer
públicaciones en las cuales se debe dar cuenta del día y de la hora en que el remate se va
a efectuar (también se señala el lugar). Estas públicaciones deben hacerse en un diario de
la comuna en que tenga su asiento el tribunal o el de la capital de la provincia o el de la
capital de la región. Los avisos pueden públicarse también en días inhábiles (son días
corridos).

Si los bienes están en otra comuna el remate también se debe anunciar en ella o en la
capital de la respectiva región, por el mismo tiempo y en la misma forma. El encargado
de redactar estos avisos es el secretario del tribunal y éstos deben contener los datos
necesarios para poder identificar el bien, artículo 489 del C.P.C. Hay que aprobar las
bases del remate y acompañar un certificado de gravámenes y prohibiciones respecto del
inmueble (el plazo de 15 días debe concordar con la obtención de todos los documentos
necesarios).

3) Bases del remate: La aprobación de las bases del remate, es decir, las condiciones en que
deba procederse a la venta del inmueble, debe hacerse de común cuerdo por las partes.
El ejecutante debe presentar un escrito en el cual proponga al tribunal las bases o
condiciones en que haya de efectuarse el remate. Este escrito lo provee el tribunal “Como
se pide con citación”, indicando que se aprueba las bases del remate, si el ejecutado no
se opone a ella dentro del plazo de 3 días, contados desde la notificación de la resolución,
artículo 491 del C.P.C.

Página 47 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Si surge una oposición en ese plazo, se resuelve de plano sin más trámite. Si no existe
acuerdo en las bases del remate estas deben ser determinadas por el tribunal, pero el
tribunal tiene ciertas limitaciones:

a) El precio en que se venderá el inmueble no puede ser inferior a los 2/3 de su tasación.

b) El precio deberá pagarse de contado, a menos que el tribunal por motivo fundado
resuelva otra cosa.

c) Las personas interesadas en participar en la subasta, deberán ofrecer una garantía de


“Seriedad de la oferta”, es decir, depositar en la cuenta corriente del tribunal el 10%
del valor que tiene el bien a subastar.

Las cláusulas que se deben contemplar en las bases del remate son:

i) Especificación del bien que se va a vender (ubicación del bien).


ii) Precio que se pide como mínimo.
iii)Forma como se va a pagar el precio.
iv) Garantías que se pueden otorgar para pagar o caucionar el saldo del precio si lo
hubiese.
v) Fecha en que se entregará el inmueble.
vi) Facultad del ejecutante para participar en el remate con cargo a su crédito. Pero
hay dos circunstancias en las que el ejecutante no se puede adjudicar el bien:

• Si es un acreedor valista.
• Si ha interpuesto una tercería de pago.

vii) El estado en que se encuentran los insumos (si hay atraso en el pago de luz,
teléfono, agua, etc.). Esto es importante ya que si nada dicen las cláusulas respecto
de esto, los gastos serán de cuenta del adjudicatario.

4) Purga de la hipoteca: No es precisamente un trámite, sino más bien un efecto del remate,
pero es muy conveniente hacerlo, artículo 2428 del C.C., y artículo 492 del C.P.C., consiste
en la extinción de las hipotecas, que se produce cuando concurren 3 requisitos
copulativos:

a) Que el inmueble sea vendido en pública subasta.


b) Que los acreedores hipotecarios sean citados.
c) Que haya transcurrido entre la citación de los acreedores hipotecarios y la subasta, el
término de emplazamiento del juicio ordinario, artículo 3 del C.P.C.

El artículo 492 del C.P.C., modificó el artículo 2428 del C.C., estableciendo que en el caso de
que un inmueble sea perseguido por un acreedor hipotecario de grado posterior, el acreedor

Página 48 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
hipotecario de grado preferente tiene derecho a exigir el pago de su crédito en el orden que
corresponda a la mantención de su crédito en el caso que este no se encuentre devengado
aún.

La jurisprudencia ha establecido que la forma en que los acreedores hipotecarios tienen que
hacer exigible su pago preferente, es a través de la interposición de la correspondiente
“Tercería de prelación de pago”. La mayoría de la jurisprudencia sostiene que basta que el
acreedor presente un escrito señalando cual es su crédito para convenir en el pago.

5) Autorización para enajenar el bien raíz embargado: Si el inmueble que se va a rematar


se encuentra embargado por orden de otro tribunal en donde se sigue otro juicio, dicho
bien raíz no puede venderse sin la autorización del tribunal que lo decretó. Por tanto hay
que presentarle un escrito al tribunal solicitándole que le dirija un oficio al tribunal que
hubiera dispuesto el embargo, para que autorice la venta del bien en pública subasta.
Para acreditar que un bien tiene gravámenes e hipotecas, se presenta un certificado que
se pide en el Registro Conservador de Bienes Raíces.

Si el remate del inmueble se realiza sin haber citado a los acreedores hipotecarios se
mantienen vigentes todas las hipotecas (se adquieren todas). Si el ejecutante del inmueble
es el primer acreedor hipotecario y si no se cita a los acreedores de grado posterior el
adjudicatario se subroga en los derechos del primer acreedor hipotecario, artículo 1610
Nº 2 del C.C.

6) Públicación de aviso: Se debe realizar de acuerdo al artículo 489 del C.P.C., en relación
al artículo 502 del C.P.C. Concordando estos artículos la ley no exige que se deje
constancia del hecho en el expediente, pero la liquidación de los bienes raíces es un
tramite solemne, por lo que debe dejarse constancia de los avisos en el expediente para
que no se declare la nulidad del remate. Para estos efectos, debe presentarse un escrito
en el tribunal solicitando que el secretario certifique en el proceso el tenor de los avisos,
la fecha de públicación y el diario donde se hicieron los avisos. En la practica, se
acompaña la hoja del diario, con su fecha, en donde se publicó el aviso.

7) Subasta o remate del inmueble Se debe distinguir si existen postores o no en el remate.

a) Si existen postores: lo primero que hace el tribunal es calificar la caución de los


interesados. Los interesados deben rendir caución para poder participar en la subasta.
Una vez realizada la calificación por el tribunal se procede a efectuar el remate el cual
parte sobre el mínimo que se estableció (sobre el piso). Se adjudica el bien la persona que
presente la mejor postura y no se puede rematar por menos del mínimo. Una vez hecha
la adjudicación se levanta un acta del remate, documento que es solemne y que hace las
veces de escritura pública para los efectos del artículo 1801 Nº 2 del C.C.

Página 49 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Mediante el remate se efectúa una compraventa, pero con una particularidad, por que
una de las partes en el contrato es el tribunal. Esta compraventa se reputa perfecta desde
el momento en que se extiende el acta de remate. El acta de remate debe ser firmada por
el juez de la causa, por el rematante o adjudicatario del inmueble y por el secretario del
tribunal, artículo 496 del C.P.C.

b) Si no existen postores: artículo 499 del C.P.C., el acreedor puede solicitar que se le
adjudiquen por los 2/3 de la tasación los bienes embargados o que se reduzca
prudencialmente por el tribunal el avalúo aprobado. La reducción no puede exceder de
una tercera parte (1/3) del avalúo. Si el acreedor escoge esta segunda vía, es decir, un
nuevo remate y no hay postores nuevamente, artículo 500 del C.C.

La prenda pretoria o anticresis judicial es un contrato en cuya virtud, por el ministerio del
tribunal se entregan, al acreedor bienes embargados sean raíces o muebles para que se pague
con sus frutos. Para la prenda pretoria rigen los artículos 501 al 507 del C.P.C.- Cuando el
acreedor pida, en los términos del artículo 500 del C.P.C., que se le entreguen los bienes en
prenda pretoria, podrá el deudor solicitar que se pongan por última vez a remate (aquí no
hay mínimo para las posturas).

8) Otorgamiento de escritura pública: El C.P.C., establece que con posterioridad al acta de


remate debe extenderse la escritura pública definitiva, artículo 1801 del C.C., (el
conservador no inscribe si se va sólo con el acta de remate). La tradición se realiza con la
inscripción en el registro conservador de bienes raíces. Por tanto, el acta de remate debe
vaciarse en escriturar pública, y ella debe inscribirse al margen de la inscripción de
dominio, artículo 497 del C.P.C.

El juez debe ordenar que se extienda la escritura pública definitiva a petición de parte y
dentro de 3 días de efectuado el remate (inciso 2 artículo 495 del C.P.C., en relación con el
artículo 1801 del C.C.). Esta escritura de compraventa en pública subasta que se extiende
por orden del tribunal no es una escritura corriente, ya que aplicando el artículo 495 y 497
del C.P.C., en las escrituras de compraventa deben insertarse antecedentes que no se
requieren en una escritura normal:

a) Todos los antecedentes relativos a la validez del juicio en el cual se produjo el remate. Ej.:
Públicación de aviso, requerimiento de pago, certificado del tribunal de que no se
opusieron excepciones (pasos del juicio ejecutivo).

b) Todos los antecedentes relativos al remate o a la venta misma. Ej.: Acta del remate,
autorizaciones entregadas por otros tribunales en casos de otros embargos.

c) Deberán acompañarse todos los antecedentes que permitan demostrar la purga de la


hipoteca que hubiera recaído sobre un inmueble. En la práctica, se vacía en la escritura
pública todo el juicio ejecutivo.

Página 50 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

La escritura de remate es la adjudicación y debe ser extendida por el juez una vez que se
encuentre ejecutoriada la resolución que ordena extenderla. Puede suceder que la persona
que se adjudica la cosa en el remate se desista de ejecutar la compra, es decir, que la
adjudicación no se realice nunca. Aquí hay dos posiciones doctrinarias:

1) El adjudicatario tiene la obligación de comprar el inmueble ya que la venta se reputa


perfecta conforme al artículo 495 del C.P.C.

2) El adjudicatario tiene derecho a desistirse de suscribir la escritura pública de


compraventa, teniendo como sanción la perdida de la suma de dinero que hubiere
depositado como garantía de seriedad de la oferta (10%), artículo 494 Nº 2 del C.P.C.

POSTURAS EN EL REMATE

a) El adjudicatario tiene la obligación de comprar el inmueble: Esta postura no ha tenido


acogida a pesar de que es la correcta, ya que la venta en pública subasta es tan venta
como la que se realiza sin el ministerio de la justicia. Al establecer la ley procesal que el
acta de remate constituye una escritura pública para efectos de reputar perfecta la venta,
no hace sino aplicar la norma de que los bienes raíces se compran y se venden por
escritura pública. La obligación de reducir los trámites de la subasta a una escritura
pública, está establecida por la ley para efectos de inscribir la venta en el Registro
Conservador de Bienes Raíces y no para perfeccionarla. Para esto, se deben concordar
los artículos 495 y 497 del C.P.C.

b) El adjudicatario tiene derecho a suscribir la escritura de la venta: En la práctica los


palos blancos van al remate después de consignar la garantía de seriedad de la oferta,
ofrecen y elevan el valor del bien, se lo adjudican y luego no concurren a suscribir la
escritura. En este caso, pierden el 10% de garantía y se debe proceder a un nuevo remate
(no hay sanción establecida para este caso).

NULIDAD DE LA SUBASTA: La nulidad en este caso tiene un aspecto procesal y un


aspecto substancial. El aspecto procesal dice relación cuando el vicio que origina la nulidad
es de carácter procesal o formal, es decir, en el procedimiento mismo. Esta nulidad debe ser
declarada y solicitada durante el curso del juicio. El aspecto substancial dice relación con
aquella nulidad que se produce a consecuencia de un vicio que afecta al acto de la
compraventa en la subasta. De esta nulidad se debe reclamar en un juicio ordinario
posterior, en el cual lo que se demanda es la nulidad de la venta.

EFECTOS DE LA SENTENCIA EN EL JUICIO EJECUTIVO.- La regla general es


que la sentencia produce cosa juzgada como acción y como excepción. La acción de cosa
juzgada se cumple a través del procedimiento de realización anterior, y la excepción de cosa

Página 51 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
juzgada se traduce en la imposibilidad de volver a discutir en un juicio lo que se ha resuelto
cuando concurre la triple identidad. Históricamente el juicio ejecutivo no era un
procedimiento completo y no producía cosa juzgada, sin embargo, el mensaje del Código
de Procedimiento Civil deja claro que si la produce con dos excepciones:

1.-) No obstante producir cosa juzgada el juicio ejecutivo, en el sentido que la sentencia
dictada en un juicio ejecutivo produce cosa juzgada en un juicio ejecutivo posterior, en
ciertas circunstancias el ejecutante puede iniciar un nuevo juicio ejecutivo donde concurra
la triple identidad y el ejecutado no podrá oponer la excepción de cosa juzgada. Esto se
conoce como “Renovación de la acción ejecutiva”.

2.-) No obstante producir cosa juzgada el juicio ejecutivo, respecto de los juicios ordinarios
iniciados con posterioridad, hay casos de excepción que se conocen como “Reserva de
derechos o reservas de acciones y excepciones”.

a.-) Renovación de la acción ejecutiva.- Artículo 175 y 477 del C.P.C., que permite la
rediscusión de un asunto fallado en un juicio ejecutivo nuevo y posterior. La renovación de
la acción ejecutiva es “La facultad que tiene el ejecutante para iniciar un nuevo juicio
ejecutivo aunque concurra la triple identidad (persona, objeto y causa, artículo 177 del
C.P.C.), en todos aquellos casos que la ley lo permite”. En estos casos, existe una verdadera
prohibición al ejecutado para hacer valer la excepción de cosa juzgada en el juicio ejecutivo.
El legislador permite esta situación en aquellos casos en que el juicio ejecutivo anterior no
se falla de acuerdo al fondo, sino que el fallo se funda en lo formal.

Las causas están señaladas en la propia ley y son la incompetencia del tribunal, la
incapacidad, la ineptitud del libelo, y la falta de oportunidad en la ejecución, artículo 477
del C.P.C.- Los tres primeros se asocian a las excepciones dilatorias, pero la cuarta causal
no calza con ninguna excepción dilatoria, por tanto, se aplica el Nº 7 del artículo 464 del
C.P.C.- Existe un fallo de la Corte Suprema que señala que la falta de oportunidad en la
ejecución se refiere no solo al tipo, si no que también a las demás condiciones externas y
requisitos que debe reunir el título para tener mérito ejecutivo y que debe ser subsanado por
los medios que los franquea la ley.

La palabra oportunidad significa conveniencia de razón, tiempo y lugar y de que es


oportuno lo que se hace y sucede en el lugar, época y propósito que convenga. Así, la falta
de oportunidad en la ejecución comprende la concesión de espera o prorrogas, la litis
pendencia, el beneficio de excusión, la gestión de avaluación y la falta de los requisitos del
título para que tenga mérito ejecutivo, pero en este caso solo cuando el fundamento de la
ejecución sea un vicio externo o de forma susceptible de subsanarse sin que el título se altere.

El legislador no ha establecido un plazo para renovar la acción ejecutiva, de modo


que se puede renovar mientras pueda entablarse la demanda ejecutiva. El límite en la
renovación de la acción ejecutante consiste en que el ejecutante al renovar su acción debe

Página 52 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
subsanar el vicio por el cual primitivamente fuera rechazada la ejecución y en ese caso el
ejecutado no puede oponer la excepción de cosa juzgada, pero si el ejecutante renueva su
acción sin subsanar el vicio el ejecutado podrá oponer tal excepción.

b.-) Reserva de derechos.- Artículo 478 del C.P.C.- Realza la idea de que los fallos dictados
en un juicio ejecutiva producen cosa juzgada respecto de todo juicio ejecutivos y respecto
de un juicio ordinario posterior. Esto no tendría efecto si hubiese mediado la reserva de
acciones o excepciones hecha por el ejecutante o por ejecutado para un juicio ordinario
posterior. Estos son derechos que la ley establece en favor de ambas partes, en orden de
solicitar la reserva de acciones o excepciones para una juicio ordinario posterior la reserva
debe ser pedida en forma expresa y no cabe que el tribunal la declare de oficio, por que si
así lo hiciera incurriría en ultra - petita.

En cuanto a la oportunidad que establece el legislador para pedir la reserva de


derechos respecto del ejecutante, puede solicitarla en el plazo de 4 días de que dispone para
el responde de las excepciones opuestas, artículo 466 del C.P.C., y respecto del ejecutado,
tiene la posibilidad de solicitarla al formular la oposición de excepciones, artículo 473 del
C.P.C.- Pero además, existe una oportunidad común que es hasta antes de la dictación de
la sentencia en el juicio ejecutivo, artículo 478 del C.P.C.-

i.-) Reserva de excepciones.- Si oportunidad propia es en el escrito de oposición y la razón


en la que se funda esta solicitud de reserva es que el ejecutado no tiene medios probatorios
en ese momento para fundar su oposición. Sus requisitos de procedencia son:

n Que el ejecutado haya deducido oposición, artículo 464 del C.P.C.-


n En el mismo escrito de oposición debe solicitar la reserva.
n Debe solicitarla en forma expresa y categórica.
n El fundamento para solicitar la reserva para solicitar la reserva será la falta de
medios para acreditar la oposición.

En cuanto a los efectos de la solicitud si el tribunal accede a ella, se puede volver a


discutir todo lo que constituye las excepciones opuestas en el juicio ordinario posterior. El
juicio ejecutivo termina con la oposición del ejecutado donde pide la reserva. El tribunal
dictará la sentencia de pago o de remate según corresponda y debe en principio hacer
cumplir la sentencia. En la práctica, el ejecutado no opone las excepciones si no que
manifiesta su intención de oponerlas, pero se reserva la posibilidad de oponerlas en un juicio
ordinario posterior.

El ejecutado puede solicitar que no se pague al ejecutante sin que este dé caución
suficiente para asegurar las resultas del juicio ordinario posterior. Esta solicitud el tribunal
tiene la obligación de proveerla accediendo a ella. Terminando el juicio ejecutivo queda
firme la reserva y el juicio ordinario posterior debe ser iniciado por el ejecutado dentro del
término de 15 días, contados desde la notificación de la sentencia definitiva. Si no se inicia

Página 53 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
el juicio ordinario posterior en ese plazo, la sentencia se cumple sin previa caución o, si se
hubiere accedido a la caución ella no produce efecto.

ii.-) Reserva de acciones.- Sus requisitos de procedencia son:

Ø Que el ejecutado se haya opuesto a la ejecución.

Ø Que el ejecutante solicite expresamente la reserva de sus acciones para un juicio


posterior.

Ø Que esta solicitud se haga en el plazo fatal de 4 días de que dispone el ejecutante
para responder a las excepciones opuestas.

Ø Que el ejecutante se desista de la demanda ejecutiva.

La primera oportunidad para solicitar la reserva de acciones es dentro del mismo


plazo que tiene el ejecutante para el responde del escrito de excepciones que es de 4 días
fatales, contados desde la notificación de resolución recaída en el escrito de oposición de
excepciones presentado por el ejecutado. No basta que el ejecutante pida la reserva de
acciones, sino que además debe desistir de la demanda ejecutiva. Este desistimiento debe
ser aceptado por el tribunal de inmediato y no se somete a tramitación incidental.

En cuanto a los efectos de la reserva de acciones:


• Hace perder al ejecutante el derecho a deducir una nueva demanda ejecutiva.
• Queda de inmediato sin valor el embargo y las demás resoluciones judiciales.

En este caso, la reserva no requiere ser fundada. Aceptada la reserva por el tribunal,
el ejecutante inicia acción ordinaria sobre los mismos puntos que fueron objeto de la
demanda ejecutiva. En este caso, la oportunidad para presentar la solicitud queda entregada
al acreedor.

La segunda oportunidad para hacer reserva de acciones se tiene hasta antes de


dictarse sentencia definitiva en el juicio ejecutivo (no dice el artículo 478 del C.P.C., si es de
primera o segunda instancia, pero se entiende que se refiere a la sentencia definitiva de
primera instancia).

Si la acción cuya reserva se solicita, se refiere a la existencia de la obligación, el juez


tendrá siempre que acceder a la reserva sin que sea necesario alegar ni menos justificar
motivos calificados. El efecto fundamental es evitar que la sentencia dictada en el juicio
ejecutivo pueda producir cosa juzgada en el juicio ordinario posterior. Este juicio debe ser
iniciado dentro del plazo de 15 días contados desde la notificación de la sentencia definitiva
al acreedor, bajo pena de no ser admitida después de la acción ordinaria.

Página 54 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

La principal diferencia entre la reserva de acciones del artículo 467 del C.P.C., y la
del artículo 478 del C.P.C., consiste en que el primer caso junto con formular la reserva de
acciones, se desiste de la acción ejecutiva, en cambio, en el segundo caso, mantiene siempre
su acción ejecutiva y la reserva se pide siempre para el evento que ella sea rechazada. La
reserva de derechos, en la sentencia pronunciada en el juicio ejecutivo, no produce cosa
juzgada en el juicio ordinario posterior si se ha concedido la reserva. El objeto de la reserva
de derechos es impedir que la sentencia firme pronunciada en el juicio ejecutivo produzca
cosa juzgada en el juicio ordinario posterior y para que exista la reserva de derechos se
requiere:

a.-) Solicitud de parte.


b.-) Una sentencia judicial que la conceda.
c.-) La parte solicitante puede ser el ejecutante o el ejecutado.

En base a ello la reserva de derechos se clasifica en reserva de acciones y reserva de


excepciones, dependiendo de quien la solicite (el ejecutado pasa a ser demandante en el
juicio ordinario posterior).

RESERVA DE DERECHOS.- “Es la facultad que el tribunal concede a la solicitud


de parte, en el juicio ejecutivo, para dentro de cierto tiempo se pueda deducir el derecho
reservado, en forma de demanda ordinaria, sin que afecte la cosa juzgada de la sentencia
pronunciada en aquel juicio”.

PARALELO ENTRE RENOVACIÓN DE LA ACCIÓN EJECUTIVA Y RESERVA


DE DERECHOS.-

En ambos casos se hace excepción al principio de cosa juzgada.

Renovación de la Acción Ejecutiva Reserva de Derechos


Se hace excepción frente al juicio ejecutivo Se hace excepción frente al juicio ordinario
posterior posterior.
Se produce de pleno derecho por la sola Se requiere manifestación expresa de
dictación de la sentencia definitiva que voluntad del sujeto de solicitar la reserva y
acoge alguna excepción que permite pronunciación del tribunal.
posterior renovación
La cosa juzgada no juega respecto de la La cosa juzgada no juega respecto de las
excepción acogida, siempre que el vicio que acciones y excepciones que son objeto de la
la motivó se haya subsanado en el nuevo reserva, con sus causas de pedir y sus
juicio objetos claramente reservado.

Página 55 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Es propia y exclusiva del ejecutante Es tanto del ejecutante como del ejecutado.

JUICIO EJECUTIVO POR OBLIGACIÓN DE HACER

Artículo 530 y siguientes del C.P.C., y artículo 1553 del C.C., subsidiariamente se
aplican también los artículos 434 y siguientes del C.P.C., en lo relativo al cuaderno ejecutivo.
Se aplican las normas del cuaderno de apremio, solo en el caso de que la obligación de hacer
desemboque en un proceso de apremio. La obligación de hacer tiene por objeto la realización
de un hecho material o jurídico.

En el artículo 1553 del C.C., obligación alternativa de cumplimiento en la obligación


de hacer. La indemnización debe ser determinada en un juicio declarativo y luego de su
sentencia tendrá la posibilidad de la ejecución de la obligación. La indemnización material
no puede hacerse efectiva por el juicio ejecutivo, ya que primero requiere de un juicio
declarativo.

REQUISITOS DE ACCIÓN.-

1.-) Debe contar la obligación en un título ejecutivo que traiga aparejada la posibilidad de
ejecución.

2.-) La obligación debe ser actualmente exigible.

3.-) La obligación debe ser determinada.

4.-) Que la acción ejecutiva no esté prescrita.

En el caso del juicio ejecutivo por obligación de hacer, el legislador distingue dos
procedimiento (en ambos hay cuaderno ejecutivo y de apremio):

Página 56 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
1-) El procedimiento que tiene por objeto la suscripción de un documento o la
constitución de una obligación.- Este procedimiento se aplica fundamentalmente al
cumplimiento de los contratos de promesa de compraventa. En la demanda ejecutiva se
solicita que se despache mandamiento de ejecución y embargo contra el deudor, a fin de
que suscriba el documento o constituya la obligación en el plazo que el tribunal señale, bajo
el apercibimiento de que si no lo hace, lo hará el juez en su nombre, artículo 532 del C.P.C.-

Las actitudes del tribunal son equivalentes a las que asume en el juicio ejecutivo por
obligación de dar con ciertas modificaciones: En el evento que concurran los requisitos
legales para que exista la obligación de hacer, se despacha el mandamiento de ejecución,
que contendrá una orden de apercibimiento distinto al del juicio ejecutivo por obligación de
dar. Aquí la orden es la de requerir al deudor para que constituya la obligación o suscriba
el documento y el apercibimiento. Consiste en que si no lo hace, lo hará el juez a su nombre.

ACTITUDES DEL EJECUTADO.-

a.-) Puede suscribir el documento o constituir la obligación en el plazo señalado por el


tribunal (equivale al pago en el juicio ejecutivo por obligación de dar).

b.-) Puede no hacer nada. En ese caso basta la existencia del mandamiento, el haber sido
requerido en el transcurso del plazo, para que entre en juego el apercibimiento y el juez
entra en representación del ejecutado.

c.-) Puede defenderse oponiendo excepciones. Aquí se aplica íntegramente la tramitación


aplicable al juicio ejecutivo por obligación de dar con una modificación esencial: Que la
sentencia condenatoria en el juicio ejecutivo por obligación de hacer es siempre de pago y
se ajusta en su cumplimiento a la obligación de dar.

El apremio consiste en que el juez hace efectivo el apercibimiento realizando el acto


en representación del ejecutado, en ciertos casos:

i.-) Cuando no hubo oposición de excepciones, y el mandamiento hace las veces de


sentencia.
ii.-) Cuando hubo oposición de excepciones, desde que se encuentra ejecutoriada la
sentencia correspondiente.

El régimen de recursos es el mismo del juicio ejecutivo por obligación de dar


respecto del recurso de apelación y casación.

2.-) El procedimiento que persigue la realización o ejecución de una obra material.- Lo


primero que se pide en la demanda ejecutiva es que se le fije un plazo al deudor para la
realización de la obra material. En la parte petitoria se contiene lo mismo que se va a
despachar en el mandamiento; son dos puntos precisos: artículo 533 del C.P.C.-

Página 57 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

a.-) Orden de requerir al deudor para que cumpla la obligación.


b.-) Señalamiento de un plazo prudente para que dé principio al trabajo.

ACTITUDES DEL DEUDOR FRENTE AL REQUERIMIENTO.-

1.-) Dar comienzo a la ejecución de la obra en el plazo fijado por el tribunal. La obligación
solo se entenderá cumplida una vez que la obra se entregue, pero igualmente se ve obligado
el deudor al pago de las costas.

2.-) Puede oponer las excepciones contempladas en el artículo 464 del C.P.C., más una
excepción especial del artículo 534 del C.P.C.-

3.-) Dejar transcurrir el plazo sin hacer nada, en ese caso, el mandamiento hace las veces de
sentencia.

La ley autoriza para que las facultades del artículo 1553 del C.C., puedan cumplirse
antes que los requisitos procesales, artículo 536 del C.P.C.-

SITUACIONES DEL ARTÍCULO 536 DEL C.P.C.-

1.-) Si el deudor no obedece el plazo para dar comienzo a los trabajos, el acreedor puede
solicitar que la obra se lleve a cabo por un tercero. Lo que se permite es el cumplimiento
anticipado de la sentencia.

2.-) Cuando empieza la obra, la abandone el deudor sin causa justificada, el juicio ejecutivo
por obligación de hacer se puede transformar en un juicio ejecutivo por obligación de dar.

ANÁLISIS DEL ARTÍCULO 537 Y SIGUIENTES DEL C.P.C.- El ejecutante


presenta un presupuesto de la obra que se pone en conocimiento del deudor, teniendo éste
un plazo fatal de 3 días para aprobarlo o rechazarlo. Si no lo aprueba se designan peritos. Si
nada dice se entiende que lo aprueba. Determinado el valor del presupuesto, deberá
consignarlo el deudor dentro de 3 días, si los fondos se agotan, el ejecutante puede pedir
aumento del presupuesto. Concluida la obra se debe rendir cuenta de la utilización de los
dineros. El procedimiento se transforma en una obligación de hacer a una obligación de dar.

Si el deudor no consigna los fondos dentro del plazo, se ordena despachar


mandamiento de ejecución y embargo, se requiere de pago y si no paga, se traba el embargo
sobre bienes suficientes para hacer la consignación. Aquí el deudor no puede oponer
excepciones de ningún tipo. El ejecutante puede pedir también que se apremie al deudor a
través de multas que es una obligación de dar, por tanto, el juicio ejecutivo por obligación
de hacer se transforma en obligación de dar (otro derecho alternativo). También puede pedir
arrestos al deudor.

Página 58 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

Esto no tiene lugar en el caso que el deudor haya consignado para iniciar la obra o
en el caso de que se hayan rematado bienes. Si el deudor paga las multas impuestas y rinde
caución suficiente, a juicio del tribunal, para asegurar la indemnización de todo perjuicio al
acreedor cesa el apremio.

JUICIO EJECUTIVO POR OBLIGACIÓN DE NO HACER

Artículo 544 del C.P.C., se aplican también los artículos 530 y siguientes del C.P.C.,
y el artículo 1555 del C.C.- La obligación de no hacer es aquella en que el deudor se abstiene
de realizar un hecho que de otro modo le sería lícito realizar. El artículo 1555 del C.C.,
excluye del juicio ejecutivo a la obligación de no hacer, transformándola en una
indemnización de perjuicios. El juicio ejecutivo por obligación de no hacer se aplica cuando
se puede destruir lo hecho. En el fondo la obligación de no hacer se transforma en una
obligación de hacer que consiste en deshacer. Dentro de la obligación de no hacer hay que
distinguir:

1.-) Si no se puede destruir lo hecho, el incumplimiento da derecho al acreedor a pedir


indemnización de perjuicios, lo cual se demanda en un juicio ordinario.

2.-) Si se puede destruir lo hecho, se debe subdistinguir:

a.-) Si es absolutamente necesaria la destrucción.- Si debe destruirse lo hecho para el


cumplimiento del fin del contrato, se aplica el juicio ejecutivo según el artículo 1555 Nº 2 del
C.C., y el acreedor podrá pedir que esa destrucción se lleve a efecto por un tercero a expensas
del deudor o podrá pedir el procedimiento de apremio, que consiste en multas y arrestos.

b.-) Si no es necesaria la destrucción.- La obligación se transforma en una indemnización


de perjuicio persegible a través del procedimiento ordinario a solicitud del deudor.

REQUISITOS.-

1.-) Contar con un título ejecutivo.


2.-) Que la obligación sea actualmente exigible.
3.-) Que la obligación que consta en el título no esté prescrita.

Página 59 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
4.-) La obligación de no hacer se transforma en obligación de destruir la obra, debiendo
constar en el título ejecutivo que ello es necesario para el cumplimiento de los fines previstos
en el contrato y que no puede cumplirse de otra forma.

• Si no se cumple con los requisitos, se cae en un juicio ordinario por indemnización


de perjuicios.

LAS TERCERÍAS

En general, es toda intervención de un tercero en un juicio cualquiera que sea la


naturaleza del pleito, artículo 518 y siguientes del C.P.C.- En el juicio ordinario personas
extrañas al pleito pueden intervenir como terceros, siempre que tengan un interés actual en
sus resultados, que tengan comprometido un derecho y no una mera expectativa. Hay
terceros excluyentes, coadyuvantes e independientes, artículo 22 y 23 del C.P.C.-

En el juicio ejecutivo, las tercerías están reglamentadas especialmente, de modo que


las reglas generales contenidas en el libro I, título III han quedado modificadas. La
modificación de la intervención de terceros en el juicio ejecutivo se refiere:

1.-) A la restricción de los casos en los cuales los terceros pueden intervenir en el juicio
ejecutivo, interponiendo una tercería.

2.-) Para poder intervenir deben tener claramente el carácter de tercero.

3.-) Debe existir un juicio en tramitación al momento de interponer la tercería.

4.-) Debe existir un derecho de un tercero comprometido.

La intervención de los terceros en el juicio ejecutivo está señalada en forma taxativa


y el artículo 518 del C.P.C., señala los casos taxativos en que la intervención de terceros es
tolerada en el juicio ejecutivo:

1.-) El tercero que pretende el dominio sobre los bienes embargados (tercería de dominio).

2.-) El tercero que invoca la posesión de los bienes embargados (tercería de posesión).

Página 60 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
3.-) El tercero que pretende el derecho a ser pagado preferentemente (tercería de prelación
de pago.

4.-) El tercero que pretende concurrir en el pago a falta de otros bienes (tercería de pago - se
ingresó al Código en el año 1988).

Existen otros derechos que pueden hacer valer en la forma de las tercerías. Cabe
plantearse cual de los terceros interviene como tercerista en el juicio ejecutivo. El tercero
que interviene en el juicio ejecutivo es el tercero excluyente, por que sustenta pretensiones,
posiciones o peticiones opuestas a las del ejecutante y a las del ejecutado, hacen valer un
derecho propio y de su exclusivo interés. En alguna oportunidad puede intervenir un tercer
coadyuvante y está intervención está a propósito de la tercería de pago. No hay
participación de los terceros independientes.

NATURALEZA JURÍDICA DE LAS TERCERÍAS.- A este respecto, el C.P.C., no


ha establecido cual es la naturaleza o el carácter de las tercerías y la doctrina como la
jurisprudencia están divididas en esta materia. Siguiendo al profesor RAÚL ESPINOZA
FUENTES, la tercería constituye un juicio distinto de la ejecución y sus argumentos son:

a.-) Que el fallo recaído en el cuaderno de tercería es tan importante como la


sentencia que se dicta en el juicio ejecutivo.

b.-) La resolución que se dicta en una tercería en nada modifica lo resuelto en el


cuaderno ejecutivo.

c.-) La tercería de dominio se rige por los trámites del juicio ordinario, con pequeñas
modificaciones, como la ausencia de los trámites de réplica y dúplica.

Al sostener que las tercerías son un juicio separado del juicio ejecutivo, surgen una
serie de consecuencias:

1.-) La demanda de tercería debe ser notificada personalmente al ejecutante y al ejecutado.


Si la tercería fuera un incidente del juicio, debería notificarse por el estado diario.

2.-) La sentencia recaída en el juicio ejecutiva es para todos los efectos legales una sentencia
definitiva y como tal debe cumplir con todos los requisitos del artículo 170 del C.P.C., y su
notificación se debe hacer por cédula.

REQUISITOS PARA HACER VALER LAS TERCERÍAS.-

1.-) Debe existir un juicio ejecutivo.


2.-) Que comparezca un tercero haciendo valer alguna de las tercerías del artículo 518 del
C.P.C.-

Página 61 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

I.-) TERCERÍA DE DOMINIO.- Tiene lugar cuando un extraño a la ejecución


interviene alegando dominio sobre los bienes embargados, para que se alce el embargo y se
reconozca su derecho. La finalidad de esta tercería es el reconocimiento del dominio del
tercerista sobre las cosas embargadas y la exclusión de estas del embargo.

REQUISITOS.-

1.-) Debe ser opuesta por un tercero.


2.-) Debe existir embargo sobre bienes determinados.
3.-) Que se sostenga el dominio sobre los bienes embargados.

La tercería de dominio se podrá interponer desde que se hayan embargado bienes,


pero el Código nada dice hasta que momento se puede entablar. Dada la naturaleza de la
tercería ella puede ser promovida hasta antes de que se haya perfeccionado la enajenación
de los bienes embargados, es decir, hasta antes de que se haya hecho la tradición de los
bienes o se haya inscrito la escritura de remate en su caso. Una vez enajenado los bienes, el
tercero sólo podrá iniciar un juicio ordinario de reivindicación en contra del que se adjudicó
los bienes en la enajenación.

Cuando se trata de la tercería de dominio, estamos en presencia de un bien sobre el


cual el ejecutado no tiene ningún derecho por ser de dominio de un tercero. Si el tercero es
dueño del bien embargado puede perseverar en su derecho a través de la tercería de
dominio, pero este derecho es muy difícil de probar cuando estamos en presencia de bienes
muebles, por que cuando se adquieren estos bienes se hace a través de un contrato
consensual.

TRAMITACIÓN.- La tercería de dominio se notifica personalmente y se tramita en


cuaderno separado en que el demandante es el tercerista y los demandados son el ejecutante
y el ejecutado. Se tramita según el procedimiento ordinario sin los trámites de réplica y
dúplica.

REQUISITOS DE LA DEMANDA.- Debe cumplir con el artículo 254 del C.P.C.,


(artículo 523). En el juicio ordinario el tribunal puede no dar curso de oficio, a una demanda
que no cumpla con los requisitos de los tres primeros números del artículo 254 del C.P.C.-
En caso de la tercería de dominio la demanda que no cumpla con todas las enunciaciones,
no debe ser admitida a tramitación. Se le da una aplicación más amplia al artículo 256 del
C.P.C.- Cuando se interpone una tercería de dominio, la demanda que presente el tercerista
debe estar acompañada:

1.-) Con todos los documentos fundantes de la misma, que pueden tener el carácter de
públicos o privados, pero deben ser capaces de acreditar el dominio. Si es un instrumento

Página 62 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
público debe tener su origen anterior a la demanda ejecutiva y si lo tiene, la demanda de
tercería va a poder suspender el procedimiento de apremio:

2.-) Debe presentar un escrito solicitando al tribunal que con el mérito del instrumento
público acompañado en la demanda, se suspenda la tramitación del cuaderno de apremio,
ya que la tercería se tramita en cuaderno separado.

EFECTOS DE LA TERCERÍA DE DOMINIO.-

1.-) Artículo 522 del C.P.C., la interposición de la tercería de dominio no suspende en caso
alguno el procedimiento ejecutivo y la razón de ello es que al tercerista nada le importa la
suerte del juicio ejecutivo, no le preocupa si la acción ejecutiva va a ser aceptada o no, lo que
le interesa es que se le reconozca su derecho de dominio y se le excluyan sus bienes del
embargo.

2.-) La interposición de la tercería de dominio no suspende el procedimiento de apremio


salvo que se apoye en un instrumento público otorgado con anterioridad a la fecha de la
presentación de la demanda ejecutiva. Por regla general, la tercería de dominio no suspende
el procedimiento de apremio y por excepción cuando el instrumento en que se apoya es un
instrumento público otorgado con anterioridad a la fecha de la presentación de la demanda
ejecutiva. Estos requisitos son copulativos, por que se debe dar el carácter de seriedad.

Con respecto al instrumento público. ¿Debe constituir un antecedente probatorio


del dominio de los bienes embargados o basta que tenga con ellos una cierta relación?.
La escritura pública debe constituir un antecedente probatorio del dominio de los bienes
embargados, ya que suspende el procedimiento de apremio. Cuando la tercería de dominio
no suspende el procedimiento de apremio, el remate se llevará a cabo, entendiéndose que
la subasta recaerá sobre los derechos que el deudor tenga o pretenda tener sobre la cosa
embargada.

Los artículos 519 y 520 del C.P.C., regulan ciertas situaciones vinculadas a los
derechos de terceros y a los derechos de copropietarios, que se los han de hacer valer deben
hacerlo a través de la tercería de dominio.

RECURSOS.- Todas las resoluciones son apelables en el sólo efecto devolutivo,


cualquiera que sea el que apele.

SENTENCIA.- Si acoge la tercería se excluyen los bienes embargados y se ordena


su devolución al dueño. Si el procedimiento de apremio no ha sido suspendido y ha habido
remate, quedan a salvo los derechos del tercerista para conseguir la cosa. Si se rechaza la
tercería y había suspensión decretada en el cuaderno de apremio, se reinicia la marcha en
ese cuaderno. Si no había suspensión decretada, se sanea todo el procedimiento y se

Página 63 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
entiende que el remate recayó sobre la especie misma y no sobre los derechos. Si la tercería
es parcial, el apremio continua en todos los bienes no afectados por la tercería.

II.-) TERCERÍA DE POSESIÓN.- Si el dueño no puede acreditar en forma exitosa


su derecho, es preferible que en vez de utilizar la tercería de dominio utilice la tercería de
posesión. Esta tercería surgió como una creación jurisprudencial. Hoy en día y por la Ley
Nº 18.705 del año ´88 tiene creación legal y está reconocida en el artículo 522 del C.P.C.- Se
funda:

a.-) En que el poseedor se reputa dueño mientras otro no justifique serlo (presunción
simplemente legal, altera la carga de prueba). Acreditada la posesión se reputa dueño al
poseedor. Para destruir esta presunción, el ejecutada deberá acredita que no se presenta el
hecho en que ella se funda.

b.-) El embargo debe recaer sobre bienes del deudor. Si las cosas embargadas no son de
posesión del ejecutado el interesado debe acreditar que es titular de un derecho y debe
solicitar que el apremio no se cumpla a su respecto.

La tercería de posesión es la intervención de un tercero en el juicio ejecutivo, por vía


incidental a fin de obtener que se alce el embargo y que se respete la posesión, por que al
momento del embargo de los bienes, en que recayó la traba, se encontraban en su poder
“Debiendo presumirse su dominio”. La tercería de posesión se debe interponer como
incidente de previo y especial pronunciamiento.

EFECTOS.-

1.-) La interposición de la tercería de posesión, no suspende en caso alguno el procedimiento


ejecutivo.

2.-) Respecto del procedimiento de apremio lo suspende sólo si se acompañan a ella


antecedentes graves (suspende el cuaderno de apremio. Presunción grave de la posesión
que se reclama).

La resolución es traslado y autos, se debe notificar por el estado diario, pero en la


práctica se notifica por cédula. Notificada la resolución, que comprenda la exclusión del
embargo y la suspensión del procedimiento compulsivo, el cuaderno de apremio no podrá
seguir tramitándose hasta cuando no se haya fallado la incidencia. En la tercería de posesión
se le notifica al mandatario, aplicando el Nº 1 del artículo 7 del C.P.C.-

En cuanto a la tercería de posesión (aplicable también a la tercería de dominio), el


Código introdujo un inciso en el artículo 521 y la Ley Nº 19.411 del año ´95, en el cual se dice
que el tercerista tendrá el mismo derecho del artículo 457 del C.P.C., para el deudor
principal. Esto significa que el retiro de especies no se puede decretar hasta que no hayan

Página 64 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
transcurrido 10 días desde la traba del embargo, a menos que el juez, por resolución fundada
lo autorice.

III.-) TERCERÍA DE PRELACIÓN DE PAGO.- Es la intervención de un tercero en


el juicio ejecutivo, que pretende el derecho para ser pagado preferentemente con el producto
del remate. Esta tercería la puede interponer el acreedor del ejecutado que tenga preferencia
para pagarse. Las únicas causas de preferencia son el privilegio y la hipoteca. Ambas son de
materia civil, artículo 2 del C.P.C.-

La tercería de prelación podrá interponerse desde que se inicie la ejecución y hasta


el momento en que se haga el pago. Después del pago la tercería ya no tiene objeto, por que
no había ningún pago.

EFECTOS.- Artículo 522 al 525 del C.P.C., de la lectura de éstos artículos se


desprende que la tercería no suspende el cuaderno ejecutivo ni el de apremio y ello por que
el tercerista de prelación no tiene interés en suspender la tramitación en ninguno de esos
cuaderno, sino que su interés es que se realicen los bienes para pagarse preferentemente.
Una vez que se realicen los bienes no se pagará al ejecutante, sino que lo que se hace es
consignar el producto de la realización de los bienes para pagarse preferentemente.

Se va a poder pagar una vez que se encuentre firme la sentencia recaída en la tercería
de prelación. En este caso, se procede a pagar al ejecutante y al tercerista de acuerdo a la
sentencia. Si la sentencia acoge la tercería, se pagará preferentemente al tercerista, quedando
el resto para cubrir el crédito del ejecutante.

Si la sentencia rechaza la tercería y el ejecutante no justifica ninguna preferencia para


pagarse, se distribuirá el producto del remate entre ambos acreedores a prorrata, artículo
527 del C.P.C., si la tercería de prelación está pendiente no puede solicitar el ejecutante que
se le adjudiquen en pago los bienes embargados ni que se le entreguen en prenda pretoria.
Lo dispuesto en el Nº 1 del artículo 525 del C.P.C., se justifica, por que de lo contrario
resultaría que la preferencia del tercerista, en caso de ser aceptada por la sentencia, quedaría
burlada.

Para que en el juicio ejecutivo prospere una tercería es necesario que el crédito de
tercerista conste en un título ejecutivo. La tercería de prelación se tramita como incidente,
es decir, se confiere traslado por 3 días al ejecutado y al ejecutante y continúan los trámites
correspondientes.

IV.-) TERCERÍA DE PAGO.- Es la intervención en el juicio ejecutivo, de un tercero


que pretende derechos para concurrir con el ejecutante en el pago a falta de otros bienes del
deudor. Su fundamento se encuentra en el hecho de que el embargo trabado por un acreedor
sobre los bienes del deudor no le confiere ninguna preferencia y no impide que otros
acreedores persigan dichos bienes.

Página 65 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

Si ninguno de los acreedores puede invocar una causal legal de preferencia y el


deudor no tiene otros bienes para embargar, el producto de los bienes se debe distribuir a
prorrata entre los diversos acreedores.

REQUISITOS DE PROCEDENCIA.-

1.-) Que el crédito del tercerista sea ejecutivo, es decir, que reúna todas las condiciones
legales para que se pueda perseguir por vía ejecutiva.

2.-) Que el deudor no tenga otros bienes que los embargados para hacer el pago de los
créditos del ejecutante y del tercerista (Nº 3 del artículo 518 del C.P.C., se desprende ésta
obligación).

De acuerdo con las reglas generales de la prueba, quien debe probar que el deudor
carece de otros bienes será el tercerista, quien tendrá que probar que el deudor no tiene más
bienes que los embargados.

EFECTOS.- La interposición de la tercería de pago no suspende la tramitación en el


cuaderno ejecutivo ni en el cuaderno de apremio, debiendo el cuaderno de apremio seguir
tramitándose hasta la realización de los bienes embargados. El producto del remate se
consigna hasta que se falle la tercería. Puede también el tercerista de pago hacer peticiones
relativas a los bienes embargados. Puede solicitar la remoción del depositario, alegando
motivo fundado. Una vez decretada la remoción, se designa a otro depositario de común
acuerdo por los acreedores o por el tribunal, artículo 529 del C.P.C.- Puede intervenir en la
realización de los bienes con las facultades de un tercer coadyuvante.

TRAMITACIÓN.- El C.P.C., da dos procedimientos al tercerista para concurrir con


el ejecutante al pago de sus créditos:

1.-) Vía incidental.- Compareciendo al juicio e interponiendo la correspondiente tercería de


pago, la cual se tramitará como incidente. El tercerista debe acompañar su título ejecutivo.
Una vez acogida la tercería y si los bienes embargados son insuficiente se distribuirá el
producto de los bienes entre el ejecutante y el tercerista proporcionalmente a prorrata de
sus créditos, si la tercería es rechazada el tercero no tiene derecho a concurrir al pago.

2.-) Iniciación de otro juicio.- Puede el tercero iniciar un segundo juicio ejecutivo ante el
tribunal que sea competente conforme a los principios generales. En este caso, el segundo
ejecutante pedirá que se dirija el oficio al tribunal que conoce de la primera ejecución, para
que retenga de los bienes realizados la cuota que corresponde proporcionalmente ha dicho
ejecutante, artículo 529 del C.P.C.-

Página 66 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Hay vía incidental y la iniciación de otro juicio.

CUMPLIMIENTO DEL FALLO

Artículo 113 al 114 del C.O.T.- La sentencia de condena se puede cumplir a través
de un juicio ejecutivo o a través del cumplimiento incidental, artículo 113 al 114 del C.O.T.,
y 231 al 232 del C.P.C.- Desde el punto de vista de como se hace cumplir la resolución se
debe distinguir :

a.-) Cuando no se requiera la iniciación de un nuevo proceso, el mismo tribunal que resolvió
el asunto, que da origen a la ejecución en primera o en única instancia, artículo 113 del
C.O.T., y 231 del C.P.C., será competente.

b.-) Cuando se requiera la iniciación de un nuevo proceso, será competente el tribunal que
conoció del asunto en primera instancia o el que resulte competente de acuerdo a las reglas
generales, artículo 114 del C.O.T., y 232 del C.P.C.-

Para solicitar el cumplimiento de una resolución judicial se requiere:

1.-) Solicitud de la parte interesada, artículo 233 del C.P.C.-

2.-) Que la resolución cuyo cumplimiento se solicita tenga la naturaleza jurídica de una
sentencia definitiva o interlocutoria por ser estas las que producen acción de cosa juzgada.

3.-) Que la sentencia se encuentre firme y ejecutoriada, ya que sólo esta produce acción y
excepción de cosa juzgada.

4.-) Que la ejecución debe ser actualmente exigible.

El plazo para solicitar la ejecución es de un año, contado desde que la prestación


contenida en la resolución se haya hecho exigible y en el caso que esta prestación sea
periódica el plazo se cuenta desde que cada prestación se haga exigible, o desde las últimas
que se cobren, artículo 233 inciso final.

Desde el punto de vista del cumplimiento incidental, artículo 231 y siguientes del
C.P.C., el tribunal competente para conocer del cumplimiento incidental es aquel que dictó
la resolución en primera o en única instancia. La solicitud del cumplimiento debe
presentarse dentro del plazo de un año contado desde que la ejecución se hizo exigible.
Cuando la solicitud se presente para exigir el cumplimiento entre las mismas partes del
juicio, la solicitud no debe cumplir sino sólo con los requisitos comunes a todo escrito.

Esta solicitud se debe notificar por cédula al apoderado de la parte, debiendo el


ministro de fe que la practique, enviar una carta certificada, artículo 46 del C.P.C.-

Página 67 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Cuando se notifique a terceros debe hacerse personalmente. La solicitud se provee
“Como se pide con citación”. Esto significa que una vez notificada la solicitud, la parte
afectada dispone de un plazo de 3 días para oponerse a la ejecución. Esta oposición
a la ejecución se verifica oponiendo algunas de las excepciones contempladas en el
artículo 234 del C.P.C.- Ej.: Pago de la deuda, novación, compensación, transacción,
remisión de la deuda y concesión de esperas o prórrogas del plazo, etc.-

Son las únicas que se pueden oponer al cumplimiento incidental del fallo. Este
artículo exige que esas excepciones revistan fundamento plausible y que se interpongan
dentro de los 3 días de la citación. El tribunal, al igual que los incidentes, puede rechazar
de plano las excepciones opuestas, cuando todos los antecedentes se encuentran en el
proceso o bien puede recibirlas a prueba luego de evacuado el traslado. Cualquier
apelación que se interponga se concede sólo en el efecto devolutivo. La forma en que
se cumple la sentencia, artículos 235, 236 y 238 del C.P.C.-

Si se ha deducido oposición por la parte vencida, puede ampliarse la sentencia y


puede cumplirse desde que ella ha sido desestimada por una sentencia de primera o
segunda instancia. Significa que si la sentencia de primera instancia desecha la oposición,
puede cumplirse la sentencia que ordena la prestación desde ese momento. Si la sentencia
de primera instancia acoge la oposición, puede cumplirse la sentencia que ordena la
prestación desde que la oposición se desestima por la sentencia de segunda instancia.

RESPECTO DE TERCEROS.- Se rige por las mismas reglas anteriores con algunas
diferencias:

1.-) Que la resolución que ordene el cumplimiento, con citación de la persona contra la que
se pide, se notifica personalmente.

2.-) Que la tercero pueda oponer además la excepción de no empecerle la sentencia (que le
es inoponible, que no le daña).

3.-) Las excepciones se pueden oponer en el plazo de 10 días contados desde la notificación.

Artículo 240 del C.P.C., cuando no se cumple lo ordenado (no existe prisión por
deuda, pero se da, por ejemplo, por juicio de alimento).

Página 68 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

RECURSOS

Concepto de recursos

Los recursos son un medio de impugnación de las resoluciones judiciales, con lo cual
se persigue, normalmente, modificarlas o dejarlas sin efecto.

El recurso es el acto jurídico procesal de parte o de quién tenga legitimación para


actuar, mediante el cual se impugna una resolución judicial, dentro del mismo proceso en
que se pronunció, solicitando su revisión a fin de eliminar el agravio que se le ha causado
con su dictación.

Elementos del recurso

Para estar en presencia de un recurso es menester que concurran los siguientes


elementos:

1.-Acto jurídico procesal de parte o de quien tenga legitimación para actuar.


2.-Existencia de un agravio para el recurrente.
3.-Impugnación de una resolución judicial dentro del mismo proceso en que se dictó.
4.-Revisión de la sentencia impugnada.

Fuentes de los recursos

I.- La Constitución Política del Estado.

Fuentes directas:

1.1- Recurso de Protección.


1.2- Recurso de Amparo.
1.3- Recurso de Inaplicabilidad por causa de Inconstitucionalidad.
1.4- Recurso de Reclamación por Privación de la Nacionalidad.

Fuentes indirectas:

Se refiere a las normas que se vinculan a instituciones generales del Derecho


Procesal, entre las cuales deben considerarse a los recursos.

Página 69 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
II.-Código Orgánico de Tribunales: señala los tribunales que van a conocer de cada
uno de ellos y es fuente directa porque reglamenta el recurso de queja.

III.-Código de procedimiento Civil: el cual reglamenta como tales los siguientes


recursos:

3.1.- Recurso de Reposición.


3.2.- Recurso de Apelación.
3.3.- recurso de Hecho.
3.4.- Recurso de Casación en la Forma y en el Fondo.-
3.5.- Recurso de Aclaración ,Rectificación o Enmienda.

IV.-Código de procedimiento penal: Este Código trata los recursos en forma


inorgánica en espacial el recurso de apelación, la cual reglamenta en forma casuística.

Este Código reglamenta el Recurso de Casación en la Forma y en el Fondo sobre la


estructura básica del Código de Procedimiento Civil, salvo las modificaciones introducidas
por el Código de Procedimiento Penal.

V.-Código procesal Penal: reglamenta el recurso de reposición, el recurso de


apelación, el recurso de hecho, el recurso de nulidad y el recurso de revisión.

Recursos y resoluciones judiciales.

Para poder entrar a el estudio de los recursos, debemos recordar el art. 158 del CPC :

Art. 158. “Las resoluciones judiciales se denominarán sentencias definitivas, sentencias


interlocutorias, autos y decretos.

Es sentencia definitiva la que pone fin a la instancia, resolviendo la cuestión o asunto


que ha sido objeto del juicio.

Es sentencia interlocutoria la que falla un incidente del juicio, estableciendo derechos


permanentes a favor de las partes, o resuelve sobre algún trámite que debe servir de base
en el pronunciamiento de una sentencia definitiva o interlocutoria.

Se llama auto la resolución que recae en un incidente no comprendido en el inciso


anterior.

Se llama decreto, providencia o proveído el que, sin fallar sobre incidentes o sobre
trámites que sirvan de base para el pronunciamiento de una sentencia, tiene sólo por objeto
determinar o arreglar la substanciación del proceso.”

Página 70 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

Entre los recursos y las resoluciones judiciales, existe una estrecha vinculación, en
muchos casos la ley señala respecto de una resolución los recursos que proceden en su
contra, pero en otros casos, la ley no dice el recurso que procede frente a una determinada
resolución. Es por eso, que en esas situaciones, tenemos que determinar la naturaleza
jurídica de la resolución de que se trata para ver cuál es el recurso que procede , en contra
de esa resolución.

Así tenemos, por ejemplo, que el recurso de reposición en materia civil, es propio de
los autos y decretos y, excepcionalmente, respecto de ciertas sentencias interlocutorias.

El recurso de apelación es propio de las sentencias definitivas o interlocutorias, lo


que no significa que otras resoluciones de primera instancia, no sean apelables.

En el caso del recurso de casación, éste tiene por objeto anular una resolución
judicial. En el caso del recurso de casación en la forma, cuando haya sido dictada la
resolución con omisión de requisitos o vicios en el procedimiento. En el caso del recurso de
casación en el fondo, cuando haya sido dictada con infracción de ley que influya
sustancialmente en lo dispositivo del fallo.

El recurso de queja, procede contra sentencias definitivas e interlocutorias que


pongan término al juicio o hagan imposible su continuación, y lo más importante, es que
esas resoluciones no sean susceptibles objeto de recurso alguno ordinario o extraordinario.
Se exceptúan el recurso de queja interpuesto contra sentencia definitiva de primera o única
instancia dictadas porr árbitros arbitradores, en cuyo caso procede además el recurso de
casación en la forma.

Para que proceda tiene que haber sido dictada la resolución con falta y abuso grave.

El recurso de revisión se interpone directamente ante la Corte Suprema ; más que un


recurso, es una acción, ya que procede respecto de sentencias ejecutoriadas o firmes.

El recurso de aclaración, interpretación, rectificación o enmienda, procede en


general, en contra de toda resolución judicial en la cuales ha incurrido en un error de copia,
transcripción o cálculo. Este recurso es aplicable, principalmente, a las sentencias definitivas
o interlocutorias. También puede aplicarse este recurso a los autos y decretos por la facultad
que tienen los tribunales de corregir de oficio vicios de procedimiento.

Recurso de reposición

Está reglamentado en el CPC. Es un recurso propio en materia civil de los autos y


decretos y, excepcionalmente, respecto de ciertas sentencias interlocutorias como, por
ejemplo, la resolución que recibe la causa a prueba, la resolución que declara desierto el

Página 71 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
recurso de apelación, la resolución que declara prescrito el recurso de apelación fundado
en un error de hecho, la resolución que declara inadmisible el recurso de casación en la
forma, etc.

Recurso de apelación

En materia civil, procede contra las sentencias definitivas e interlocutorias de


primera instancia. La regla general, en materia civil, es que los autos y decretos no admiten
el recurso de apelación, sin embargo, los autos y decretos, excepcionalmente, son apelables
en materia civil, en dos casos : 1º Cuando alteran la substanciación regular del juicio o, 2º
Cuando recaen sobre trámites no expresamente señalados por el legislador, art. 187 y 188
CPC.

Las sentencias definitivas e interlocutorias son apelables en forma directa, en cambio,


en los casos de excepción en que son apelables los autos y decretos, lo son en forma
subsidiaria a la reposición. Lo más aconsejable es irse de reposición con apelación
subsidiaria.

Recurso de hecho

Tiene por objeto enmendar la resolución del tribunal inferior que no ha concedido o
ha concedido erróneamente un recurso de apelación.

Cuando el recurso de hecho se interpone contra una resolución que ha negado la


concesión de una apelación procedente, se denomina ‘verdadero recurso de hecho’. En
cambio, hay otros casos en que se conoce con el nombre de ‘falso recurso de hecho’, como,
por ejemplo, cuando se concede una apelación que se estima improcedente, cuando se
concede una apelación en ambos efectos en circunstancias que sólo era procedente en el solo
efecto devolutivo y, cuando la apelación se concede en el solo efecto devolutivo debiendo
haberse concedido, en ambos efectos.

Recurso de casación

Casación en la forma : procede contra las sentencias definitivas e interlocutorias que


pongan término a juicio o hagan imposible su continuación, cualquiera sea la instancia en
que hayan sido dictadas y excepcionalmente procede en contra de las sentencias
interlocutorias dictadas en segunda instancia sin previo emplazamiento de la parte
agraviada o sin señalar el día para la vista de la causa aunque no pongan término al juicio o
hagan imposible su continuación, con tal que sean de segunda instancia,.

Página 72 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Este recurso recorre toda la pirámide de los tribunales, partiendo por los tribunales
de letras como tribunal a quo hasta la Corte de Apelaciones. El tribunal ad quem en este
recurso, es la Corte Suprema.

Casación en el fondo : procede contra sentencias definitivas o interlocutorias que


pongan término al juicio o hagan imposible su prosecución, que sean inapelables , dictadas
por Cortes de Apelaciones o por un tribunal arbitral de segunda instancia constituido por
árbitros de derecho que estén conociendo de materias propias de una Corte de Apelaciones,
que hayan sido dictadas con infracción de ley que haya influido sustancialmente en lo
dispositivo del fallo.

Antes de la ley 19.374, en materia civil, la sentencia debía recaer en asuntos que
excedieran de una determinada cuantía,..

Recurso de revisión

No es propiamente un recurso, porque procede contra una resolución que esté


pendiente, o sea, que no esté ejecutoriada. Es más bien una acción que un recurso, ya que,
lo que persigue la revisión es que se invalide o se deje sin efecto o se modifique una
resolución judicial firme o ejecutoriada.

Está reglamentado en los arts. 810 y siguientes del CPC.. El CPC trata esta materia
bajo el epígrafe ‘Del recurso de revisión.

En materia civil, puede tratarse de sentencias definitivas o interlocutorias, jamás


procede contra sentencias dictadas por la Corte Suprema conociendo de un recurso de
casación o revisión.

Recurso de inaplicabilidad

Tiene su fuente en la Constitución y en un auto acordado de la Corte Suprema sobre


el recurso de inaplicabilidad.

No se le vincula directamente a una resolución judicial, sino que a un procedimiento


pendiente que tiene que terminar por una resolución judicial y que tiene por objeto evitar
que el tribunal falle esa causa aplicando un precepto legal inconstitucional.

Recurso de amparo

Página 73 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

Este recurso cabe ante una amenaza a la libertad personal frente a una detención,
prisión o arraigo ilegal, en algunos casos, este recurso podrá tener una vinculación con una
resolución judicial, cuando la detención, prisión o arraigo hayan sido dictados por un
tribunal.

Al igual que en el recurso de inaplicabilidad, no se está ejerciendo una facultad


jurisdiccional, sino que la Corte, al conocerlo, está ejerciendo una facultad conservadora que
tiende a poner un equilibrio entre los poderes del Estado y la observancia de la garantías
constitucionales.

Recurso de protección

Tampoco tiene una necesaria vinculación con una resolución judicial, ya que tiene
por objeto restablecer el imperio del derecho y asegurar la debida protección del afectado,
quien por causa de actos arbitrarios u omisiones arbitrarias o ilegales, ha sufrido privación,
perturbación o amenaza en el legítimo ejercicio de sus derechos constitucionales

¿Qué vinculación existe entre la evolución de un proceso y los recursos?

Normalmente los procesos comprenden tres períodos claramente diferenciados, que


son: discusión, prueba y sentencia. Los recursos, son una forma de impugnación de
resoluciones judiciales y éstas se dictan a lo largo de todo el procedimiento, por lo tanto, los
recursos no sólo caben en el momento de la dictación de la sentencia, sino que se dan a lo
largo de todo el procedimiento.

Una muestra de que los recursos se dan a lo largo de todo el procedimiento, la


podemos ver a través de algunos ejemplos, como puede ser la resolución que recibe la causa
a prueba. Es determinante respecto de la sentencia definitiva, porque ésta no puede ir más
allá de los hechos que esa interlocutoria ha establecido como sustanciales, pertinentes y
controvertidos. Por ello es importante que frente a cualquier error, esta resolución se
impugne.

Otro ejemplo, el recurso de casación en la forma que es un recurso de nulidad, que


persigue la invalidación de una sentencia por vicios del procedimiento y para que proceda
debe haberse preparado este recurso, lo que significa haber reclamado, por todos los medios
de reclamación al alcance, oportunamente, de los vicios que motivan la causal. Tratándose,
por ejemplo, de la causal de incompetencia del tribunal, tendríamos que haber hecho valer
la excepción dilatoria de incompetencia del tribunal, dentro del término de emplazamiento,
y si el tribunal hubiere negado esa excepción, tendríamos que haber apelado de esa
resolución y si se negó la apelación, deberíamos haber interpuesto el recurso de hecho y
recién, en este momento, está preparado el recurso de casación en la forma.

Página 74 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Estados procesales en que se puede encontrar una resolución judicial

Las resoluciones judiciales se pueden encontrar en tres estados procesales:

1.-) Resolución pendiente: Es aquella que no puede cumplirse por existir recursos
en su contra, no fallados o por encontrarse pendientes los plazos para interponer esos
recursos.

2.-) Resolución que causa ejecutoria: Es aquella que puede cumplirse a pesar de
existir recursos pendientes en su contra. Ej : Cuando se ha concedido el recurso de apelación
en el solo efecto devolutivo; Cuando la resolución del recurso de casación se encontrare
pendiente.

3.-) Resolución ejecutoriada: art. 174 cpc. Se debe distinguir:

a.-) Si no proceden recursos en contra de la resolución: Esta resolución se


encuentra ejecutoriada desde que se notifica legalmente a las partes.

b.-) Si proceden recursos en contra de la resolución: Se debe volver a


distinguir:

b.1) Si se han interpuesto dentro de plazo: La resolución se encuentra


ejecutoriada desde que se notifica el decreto que manda cumplirla
(CÚMPLASE).

b.2) Si no se han interpuesto los recursos: La resolución se encuentra


ejecutoriada desde que han transcurrido los plazos para la
interposición del recurso. En el caso de una sentencia definitiva se
requiere, además, que el secretario del tribunal certifique esa
circunstancia.

Art 174 : “Se entenderá firme o ejecutoriada una resolución desde que se haya notificado a
las partes, si no procede recurso alguno en contra de ella; y, en caso contrario, desde que se notifique
el decreto que la mande cumplir, una vez que terminen los recursos deducidos, o desde que
transcurran todos los plazos que la ley concede para la interposición de dichos recursos, sin que se
hayan hecho valer por las partes. En este último caso, tratándose de sentencias definitivas, certificará
el hecho el secretario del tribunal a continuación del fallo, el cual se considerará firme desde este
momento, sin más trámites”.

Forma de las resoluciones judiciales y los recursos

Página 75 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Las resoluciones judiciales, desde el punto de vista de la forma, deben cumplir
ciertos requisitos:

a) Requisitos comunes :

1) Establecimiento del lugar en que se expide


2) La expresión en letras, de la fecha en que se expide
3) La resolución misma, al pie de la cual debe ir la firma del juez o jueces que la dicten
4) La autorización del ministro de fe

b) Requisitos específicos :

b.1) En el caso de una sentencia definitiva civil, los requisitos están en el art. 170 cpc
y en el autoacordado sobre la forma de las sentencias (parte expositiva, considerativa
y resolutiva).

b.2) En el caso de una sentencia interlocutoria, siempre debe contener la parte


resolutiva. No contiene una parte expositiva y, dependiendo de la naturaleza del
asunto, puede contener consideraciones de hecho y de derecho.

b.3) En el caso de los autos, sucede lo mismo que con las sentencias interlocutorias. El
art. 171 cpc señala: En las sentencias interlocutorias y en los autos se expresarán, en
cuanto la naturaleza del negocio lo permita, a más de la decisión del asunto
controvertido, las circunstancias mencionadas en los números 4° y 5° del articulo
precedente.

b.4) En el caso de los decretos, se expone la resolución misma.

Cuando se trata de una sentencia definitiva que no reúne los requisitos específicos,
hay una causal de casación en la forma. Si se pretende deducir apelación debe existir un
agravio y este se da cuando no se ha obtenido la totalidad de lo pedido, por ello, hay que
examinar la parte resolutiva de la sentencia en relación con la parte expositiva, pero a veces
este examen no es tan sencillo, ya que puede tener considerandos resolutivos.

En el caso de los autos y decretos, como estos no deben llevar necesariamente


consideraciones, el recurso de casación en la forma no puede fundarse en la omisión de la
parte considerativa. El recurso propio de los autos y decretos es el recurso de reposición.

Plazos y recursos

Normalmente los recursos deben interponerse en un plazo determinado,


generalmente fatal, pero hay excepciones y en esos casos no estamos frente a un recurso ej:

Página 76 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
El recurso de aclaración no tiene plazo de interposición, ya que más que un recurso es una
facultad de corrección administrativa y no se altera la sentencia, porque las causales son
errores de transcripción.

También existen casos de no plazo, como situaciones especiales respecto de ciertas


resoluciones:

1- La reposición se interpone dentro de cierto plazo, pero hay casos en que el


legislador no señala plazo, como cuando se funda en nuevos antecedentes, ya que los autos
y decretos no producen cosa juzgada, por lo que pueden ser modificados en cualquier
momento. Por ende, si se acompañan nuevos antecedentes, el legislador no exige plazo.

2- El recurso de amparo presenta un plazo tácito, ya que se puede interponer


mientras dure la amenaza a la libertad, el arraigo, la detención o la prisión arbitraria.

3- El recurso de inaplicabilidad tampoco tiene plazo, ya que puede interponerse


mientras este pendiente el juicio en el cual se pretende aplicar la norma que se considera
inconstitucional.

Mandato judicial y recursos

El mandato se entiende conferido para todo el juicio y hasta la ejecución completa


de la sentencia definitiva, es decir, el mandatario judicial se encuentra facultado para
interponer todos los recursos, pero en el inc. 2° del art. 7° del cpc se señala que el mandatario
requiere mención expresa para renunciar a los recursos. La regla general del mandato (art.
7° inc. 1° cpc) es que no se puede renunciar ni a los recursos ni a los términos legales. La
renuncia esta dentro de las facultades especiales, requiere de mención expresa para
incorporarse al mandato. La renuncia puede ser:

a) Expresa : Que se da cuando en forma anticipada y expresa se señala que no se


interpondrán recursos.

b) Tácita : Que se da cuando se dejan transcurrir los plazos.

Según la jurisprudencia, la renuncia expresa requiere de facultad especial y la


renuncia tácita esta cubierta por las facultades del inciso 1° del art. 7° del cpc.

Concepto de recurso

“Es el acto jurídico procesal de parte, realizado con la intención de impugnar una
resolución judicial.”

Página 77 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
La impugnación puede perseguir distintos objetivos, entre otros :

1) La nulidad de la resolución. Aquí tenemos el recurso de casación en la forma, el recurso


de casación en el fondo y el recurso de revisión.

2) La enmienda o modificación de la resolución, ya sea total o parcialmente, dependiendo


de que si la parte que impugna no ha obtenido la totalidad o parte de lo pedido. Inclusivo
se da el caso de que ambas partes enmienden la resolución. Aquí tenemos el recurso de
reposición, el recurso de apelación y el recurso de aclaración.

3) Que se respete la garantía constitucional de la libertad personal, es decir, que se ponga


termino a la amenaza de prisión, detención o arraigo. Se refiere al recurso de amparo.

4) Que la Corte Suprema declare que determinado precepto legal no se aplique al caso
particular. Se refiere al recurso de inaplicabilidad.

5) Que el tribunal adopte las medidas conducentes a fin de poner termino al mal que motiva
la interposición del recurso. Esto se traduce en la enmienda de la resolución, en la nulidad
misma.

6) Que se restablezca el imperio del derecho y la debida protección del afectado. Se refiere
al recurso de protección.

Elementos de existencia de los recursos

1- Supone la existencia de un tribunal. Para que exista el recurso debe haber un conflicto
resuelto por una resolución pendiente.

2- El tribunal debe ser competente.

Clasificación de los recursos

1) Según su finalidad:

a) Recurso de nulidad: casación y revisión


b) Recurso de enmienda: apelación, reposición y aclaración
c) Recurso de protección de las garantías constitucionales: protección y amparo
d) Recurso de declaración: inaplicabilidad por inconstitucionalidad
e) Recurso de facultades disciplinarias: la queja

2) Según la procedencia del recurso en relación a las resoluciones judiciales:

Página 78 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
a) Recurso ordinario: procede contra la generalidad de las resoluciones judiciales.
La reposición es recurso ordinario cuando procede sólo contra autos y decretos, en materia
civil.

b) Recurso extraordinario: procede contra determinadas resoluciones judiciales y


por causales específicas.

3) Según el tribunal ante el cual se interpone el recurso y el tribunal que falla:

a) Recurso ante el mismo tribunal que dictó la resolución, para que conozca el tribunal
superior: apelación

b) Recurso ante el mismo tribunal que dictó la resolución y quien lo falla: reposición y
aclaración

c) Recurso ante el tribunal que la ley señala para conocerlo y fallarlo: revisión y recurso
de queja

Competencia y recursos

Por regla general, en los recursos prima la jerarquía, es decir, conoce de ellos el superior
jerárquico del tribunal que dictó la resolución. Todo tribunal chileno ejerce jurisdicción, pero
no todo tribunal tiene competencia. La competencia esta distribuida jerárquicamente en la
pirámide de los tribunales y se establece que ciertos recursos sean de competencia de un
determinado tribunal.

La regla del superior jerárquico esta dada en el articulo 110 del código orgánico de
tribunales, el cual señala: “Una vez fijada con arreglo a la ley la competencia de un juez
inferior para conocer en primera instancia de un determinado asunto, queda igualmente
fijada la del tribunal superior que debe conocer del mismo asunto en segunda instancia”
(regla del grado o jerarquía, que tiene importancia para efecto de los recursos y que se aplica
fundamentalmente al recurso de apelación y al de casación en la forma).

Existe la excepción de la Corte Suprema, que se encuentra en la cúspide de la


pirámide de la organización de nuestros tribunales. Es competencia exclusiva de la Corte
Suprema el conocer del recurso de casación en el fondo. Por tanto, todos los recursos se
rigen por la regla del grado o jerarquía, salvo el recurso de casación en el fondo, ya que es
de competencia exclusiva de la Corte Suprema.

Instancia y recursos

Página 79 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
La regla general en Chile es el sistema de la doble instancia, aunque hay asuntos que
se ven en única instancia. Un asunto es resuelto en única instancia cuando su resolución no
esta sujeta a revisión por el tribunal superior.
Se falla un asunto en primera instancia cuando lo resuelto por el tribunal esta sujeto
a revisión por el superior jerárquico, tanto en el hecho como en el derecho.

Se falla un asunto en segunda instancia cuando el tribunal superior revisa en el hecho


y en el derecho lo resuelto por el tribunal inferior, en virtud del recurso de apelación. Es el
recurso de apelación el que posibilita la segunda instancia.

El concepto de instancia comprende el examen de los hechos y del derecho. El


recurso de apelación constituye una instancia, por ende, el tribunal superior, por la vía de
la apelación, puede dar por establecidos los hechos de una manera totalmente diferente a
como los dio por establecidos el tribunal de primera instancia. Igualmente, se pueden aplicar
principios legales y de derecho diferentes a los que se aplicaron en primera instancia. En
cambio, los recursos de casación en la forma y en el fondo no constituyen instancia, porque
el tribunal de casación no puede modificar la configuración de la instancia. La única
posibilidad que tiene el tribunal de casación de alterar los hechos establecidos por los
tribunales de fondo o de la instancia, se da en aquellos casos en que el recurso de casación
en el fondo se acoge por infracción a las leyes reguladoras de la prueba.

El agravio

Los particulares concurren al órgano jurisdiccional cuando se encuentran frente a un


conflicto, que se da cuando hay pretensiones resistidas y, cuando no hay resolución directa,
las partes llevan el conflicto ante el tribunal, a la espera de que un tercero imparcial pueda
resolver este conflicto y así las partes tienen la posibilidad de obtener una sentencia
favorable. En el fondo, esta obtención de la sentencia favorable viene a ser el agravio que es
“no obtener lo que se pretendía” y se da cuando no hay concordancia entre lo pedido y lo
resuelto por el tribunal, cuando lo resuelto no alcanza a todo lo pretendido.

La disposición que ha permitido elaborar el concepto de agravio es el articulo 751


del cpc sobre el juicio de hacienda (agravio al fisco). Hay agravio para el demandante
cuando éste no encuentra su demanda acogida en su totalidad por el tribunal y hay agravio
para el demandado cuando no se acogen en su totalidad las excepciones hechas valer.

El agravio es sinónimo de perjuicio procesal. Este concepto se aplica


fundamentalmente a las sentencias definitivas, pero está presente en todo el régimen de
recursos, cualquiera sea la resolución contra la cual se interponga, ya sea en materia civil o
en materia penal.

El agravio es la causal de los recursos, como concepto objetivo. Este concepto de


agravio se complica tratándose del recurso de casación en la forma ( parte agraviada ),

Página 80 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
porque para la casación en la forma se requiere además un agravio subjetivo, es decir, que
el vicio en el cual se funda el recurso afecte a la parte recurrente. Si el demandante pierde el
juicio tenemos agravio objetivo. Si ve que falta el emplazamiento no hay agravio, porque
este vicio afecta al demandado. La omisión del emplazamiento, constituye la omisión de un
trámite o diligencia declarado esencial por la ley. ( art. 768 n° 9 cpc )

Recurso de aclaración interpretación rectificación o enmienda

El desasimiento del tribunal consiste en que notificada una sentencia definitiva o


interlocutoria a alguna de las partes, el tribunal que la dictó no podrá modificarla o alterarla
de manera alguna. El desasimiento impide al tribunal volver a ver lo que ya resolvió.

Art. 182 cpc : “Notificada una sentencia definitiva o interlocutoria a alguna de las
partes, no podrá el tribunal que la dictó alterarla o modificarla en manera alguna. Podrá, sin
embargo, a solicitud de parte, aclarar los puntos obscuros o dudosos, salvar las omisiones y
rectificar los errores de copia, de referencia o de cálculos numéricos que aparezcan de
manifiesto en la misma sentencia.”

Este recurso es una excepción al desasimiento del tribunal de acuerdo a lo


establecido en el art. 182 del cpc

Concepto: “Es la facultad que tienen las partes y/o el tribunal, los primeros para
solicitar y el segundo para modificar una sentencia definitiva o interlocutoria que adolece
de alguno de los vicios que señala la ley.”

Naturaleza jurídica

Claramente no es un recurso en sentido procesal, porque la aclaración,


interpretación, rectificación o enmienda no altera el fondo de lo resuelto jurídicamente por
el tribunal. Esta es una manifestación del principio de economía procesal, en el sentido que
se trata de aclarar, rectificar o salvar omisiones que no alteran el fondo, en lugar de obligar
a la parte a recurrir por vía de apelación.

Oportunidad para interponerlo

El recurso de interpretación, rectificación o enmienda, presenta una situación


diferente en cuanto a la oportunidad para hacerse valer, dependiendo si se hace valer por
una parte en forma de recurso o si se hace valer de oficio. Si se ejerce de oficio, en este último
caso se aplicaría el artículo 184 del CPC, posibilitando así al tribunal rectificar de oficio los

Página 81 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
errores que pudiere tener la sentencia (por ejemplo errores de calculo ,errores numéricos,
que no sean del fondo de la sentencia, sino de carácter formal).

El plazo que tiene el tribunal para actuar en este caso es de cinco días, contados
desde la primera notificación de la sentencia. Transcurrido este plazo, si el tribunal no lo
hace, debe hacerse a requerimiento de parte.

El legislador no ha señalado plazo para que las partes puedan solicitar estas
rectificaciones. La doctrina y la jurisprudencia han señalado que las partes no tienen plazo
y que el plazo solo existe para que el tribunal pueda ejercer esta facultad de oficio.

Algunos sostienen que esta facultad del tribunal es una facultad restringida. Si
tomamos literalmente el Art. 184 del CPC veríamos que el tribunal solo podría rectificar los
errores de que adolezca la sentencia y que no podría interpretar o enmendar, y esto de la
sola lectura de Art. 184 que dice que los tribunales en el caso del Art. 182, que es donde dice
que notificada una sentencia definitiva o interlocutoria a una de las partes no podrá el
tribunal que la dictó alterarla o modificarla de manera alguna. Sin embargo, este Art. 184
del CPC dice que los tribunales en el caso del Art. 182, podrán también de oficio rectificar
dentro de los cinco días siguientes a la primera notificación de la sentencia los errores
indicados en dicho artículo. Entonces, algunos han interpretado que el Art. 184 solamente
se está refiriendo a la posibilidad que tiene el tribunal de oficio de rectificar.

Entonces, el plazo que tiene el tribunal en el caso de este recurso para actuar de oficio
son en materia civil cinco días. Las partes de acuerdo a lo que ha interpretado la doctrina,
no tendrían plazo para ejercer esta facultad.

Tramitación del recurso

Una vez hecha la reclamación, el tribunal puede pronunciarse sobre ella sin más
trámite, o después de escuchar a la otra parte. Eso significa que el tribunal puede resolverlo
de plano, o darle tramitación incidental.

En cuanto al efecto del cumplimiento de la resolución, mientras se tramita la


reclamación, se suspenderán o no los trámites del juicio o la ejecución del fallo, según la
naturaleza de la reclamación, por lo que queda entregada al tribunal.

Art. 183. Hecha la reclamación, podrá el tribunal pronunciarse sobre ella sin más trámite o
después de oír a la otra parte; y mientras tanto suspenderá o no los trámites del juicio o la ejecución
de la sentencia, según la naturaleza de la reclamación.

Art. 184. Los tribunales, en el caso del artículo 182, podrán también de oficio rectificar, dentro
de los cinco días siguientes a la primera notificación de la sentencia, los errores indicados en dicho
artículo.

Página 82 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

Art. 185. Las aclaraciones, agregaciones o rectificaciones mencionadas en los tres artículos
precedentes, podrán hacerse no obstante la interposición de recursos sobre la sentencia a que aquéllas
se refieren.

El recurso de aclaración, interpretación, rectificación o enmienda y el recurso de


apelación. Si se interpone este recurso y además el de apelación, el Art. 185 CPC dispone,
que el hecho de haber solicitado las agregaciones, aclaraciones o rectificaciones, es
compatible con la interposición de otros recursos sobre la sentencia, o sea, que la
interposición de un recurso de apelación no impide solicitar una aclaración, interpretación,
rectificación o enmienda.

El Art. 190 CPC, nos señala en el inc. 2 de que el término para la apelación no se
suspende por la solicitud de aclaración, interpretación, rectificación o enmienda.

En cuanto al fallo que resuelve el recurso en estudio, es apelable en los mismos casos
de que es apelable una sentencia, y así expresamente lo dice el Art. 190 inc 2 que señala: “
Tampoco se suspende por la solicitud de aclaración, agregación o rectificación de la sentencia
definitiva o interlocutoria el fallo que resuelva acerca de dicha solicitud, o en que de oficio se hagan
rectificaciones conforme al Art. 184, será apelable en todos los casos en que lo seria la sentencia que
se refiera con tal que la cuantía de la cosa declarada, agregada o rectificada admita el recurso.”

RECURSO DE REPOSICIÓN

Es el recurso propio de los autos y decretos.

En materia civil, el recurso de reposición se encuentra reglamentado en el Art. 181


del CPC.

Página 83 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Concepto: La reposición es el acto jurídico procesal de impugnación ejecutado por
las partes, y que tiene por objeto solicitar al mismo tribunal que dictó la resolución la
modifique o la deje sin efecto.

Resoluciones susceptibles del recurso de reposición en materia civil

La regla general es que son reponibles los autos y decretos. Excepcionalmente son
reponibles ciertas sentencias interlocutorias.

Estas son:

1.- La resolución que recibe la causa aprueba. Art. 319 CPC.

2.- La resolución que declara desierto el recurso de apelación fundado en un error


de hecho. Art. 201 CPC.

3.- La resolución que declara prescrito el recurso de apelación, también fundado en


un error de hecho. Art. 212 CPC.

4.- La resolución que declara inadmisible el recurso de casación, fundado en un error


de hecho. Art. 778, 781 CPC.

5.- La resolución que declara inadmisible el recurso de queja, fundado en un error


de hecho. Se estableció la posibilidad de que se admita el recurso de reposición cuando se
declare inadmisible el recurso de queja, fundado también en un error de hecho, por la
modificación hecha por la Ley N° 19374.

6.- La resolución que no da lugar a la solicitud del recurso de casación en el fondo,


para que sea visto por el pleno de la Corte Suprema. Este Art. 782 , fue modificado por la
Ley 19374.

El sujeto que pide la reposición debe ser una de las partes del juicio, y esa parte es
la parte agraviada por la resolución que es objeto del recurso. Nunca la reposición puede
ser de oficio.

En cuanto a la oportunidad, hay que distinguir en: reposición ordinaria y reposición


extraordinaria.

La reposición ordinaria : es aquella que se hace valer sin nuevas consideraciones.

La reposición extraordinaria : es aquella que se hace valer alegando nuevos


antecedentes.

Página 84 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

Los autos y decretos, de acuerdo a lo que establece el Art. 181, se cumplen desde que
quedan firmes, pudiendo ser modificados o ser dejados sin efecto por el tribunal que los
dicto, si se hacen valer nuevos antecedentes, que así lo exija.

Mientras no se dicte una sentencia definitiva o una sentencia interlocutoria que


produzca el desasimiento del tribunal, siempre va a existir la posibilidad dentro del juicio
de modificar un auto o un decreto si se agregan nuevos antecedentes. Esta posibilidad es
restringida, porque surge con la reposición que solo es procedente en contra de autos y
decretos y con la limitante de que la reposición extraordinaria solo procede dentro del
proceso y que no podría pedirse después de citadas las partes, para oír sentencia.

Tratándose de una reposición extraordinaria, el recurso de reposición no tiene


plazo.

Tratándose de una reposición ordinaria de autos y decretos, tenemos un plazo de


cinco días fatales contados desde la notificación ( es un plazo de días del CPC.); por lo tanto,
este plazo se interrumpe con la interposición de días feriados y no admite prorroga.

Respecto de las sentencias interlocutorias reponibles, el plazo es de tres días


fatales.

Forma de deducir el recurso

Nuestro sistema procesal civil se realiza sobre la base del principio de la escrituración
por lo que este recurso no hace excepción a este principio y debe interponerse por escrito.
Aunque el legislador no haya señalado que el recurso de Reposición, debe deducirse
en forma fundada, señalando la resolución en contra de la cual se deduce el recurso, en la
práctica es conveniente deducirlo así, debiendo en ese mismo escrito terminar solicitando,
que se acoja la reposición.

En los casos en que la reposición se interponga con una apelación subsidiaria, o sea
cuando la apelación se interponga como subsidiaria de una reposición, no es necesario
fundamentar ni formular peticiones concretas, siempre y cuando el recurso de reposición
cumpla, con ambas exigencias.

Específicamente el Art 189 CPC cuando habla de la apelación dice “que deberá
contener los fundamentos de hecho y de derecho en que se apoya y las peticiones concretas
en que se funda”. Esta regla hace excepción cuando la apelación se interpone en forma
subsidiaria de un Recurso de Reposición, caso en el cual, si el Recurso de Reposición se
fundamenta y contiene peticiones concretas no es necesario hacerlo respecto del Recurso de
Apelación.

Página 85 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Tribunal competente para conocer de este recurso

El tribunal competente está establecido en el Art 181 del CPC . El Recurso de


Reposición tiene que deducirse ante el tribunal que dictó la resolución reponible. Le
corresponderá a este mismo tribunal, pronunciarse acerca del recuso acogiéndolo o
rechazándolo.

Tramitación y efectos del recurso de reposición

Para estos efectos hay que distinguir los autos y decretos de las ciertas
interlocutorias, que son reponibles.

En primer lugar, el Recurso de Reposición Extraordinario, respecto de los autos y


decretos, no tiene señalada una tramitación específica dentro del CPC, por lo que se sostiene
que si se hacen valer nuevos antecedentes, a este debe dárseles la tramitación contemplada
de acuerdo a las reglas generales, para los incidentes. Por otra parte, se sostiene que la
reposición, una vez que ha sido interpuesta suspende el cumplimiento del auto o decreto
contra la cual se interpuso. Suspende la tramitación, desde la presentación del recurso y
hasta que el tribunal lo falle. Esto se recoge del propio inciso 1 del Art 181 CPC, cuando nos
dice “ los autos y decretos firmes se ejecutarán y mantendrán desde que adquieran este
carácter, sin perjuicio de la facultad del tribunal que los haya pronunciado para
modificarlos o dejarlos sin efecto si se hace valer nuevos antecedentes que así lo exijan”.
Un auto o un decreto no se encontrará firme mientras este pendiente un Recurso de
Reposición

En segundo lugar, respecto del Recurso de Reposición Ordinario, en el inciso 2 del


Art 181 CPC dice “Aun sin estos antecedentes, podrá pedirse, ante el tribunal que dictó el
auto o decreto, su reposición, dentro de cinco días fatales después de notificado. El
tribunal se pronunciará de plano y la resolución que niegue lugar a esta solicitud será
inapelable; sin perjuicio de la apelación del fallo reclamado, si es procedente el recurso”.
Si hacemos valer frente a estas mismas resoluciones, un auto o un decreto, una reposición
Ordinaria, en este caso el tribunal, se pronunciará de plano, esto significa que al Recurso de
Reposición Ordinario no debe dársele la tramitación de un incidente, sino que este debe ser
resuelto de plano por el tribunal. Su interposición no suspende la ejecución de la resolución
contra la cual se deduce.

Al hablar de cierta interlocutoria, nos referimos a la interlocutoria de prueba. El CPC


establece en el Art 319, que el tribunal se pronunciará de plano sobre la reposición o la
tramitará como incidente, aquí es el tribunal quien determina si esta reposición la resuelve
de plano o le dará tramitación de incidente, proveyendo traslado respecto de la solicitud. Si
hay reposición el término probatorio ordinario comienza a correr desde la notificación de la
resolución que falla la última solicitud de reposición, suspendiéndose el procedimiento
mientras ella no sea resuelta.

Página 86 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

Relacionando el citado artículo 319 con el artículo 320 del CPC nos señala que la lista
de testigos debe presentarse desde la primera notificación de la resolución a que se refiere
el art.318, y hasta el quinto día de la última cuando no se haya pedido reposición en
conformidad al artículo anterior y en el caso contrario, dentro de los cinco días siguientes a
la notificación por el estado de la resolución que se pronuncie sobre la última solicitud de
reposición, cada parte deberá presentar una minuta de los puntos sobre que piense rendir
prueba de testigos, enumerados y especificados con claridad..(Este artículo ha sido
modificado por la Ley 20192/07.)

Actitudes que puede asumir el tribunal frente al recurso:

1) Rechazar la reposición
2) Acoger la reposición
3) Acoger la reposición parcialmente

1) Si el tribunal rechaza el Recurso de Reposición; el Art 181 CPC, establece que la


resolución que rechaza la reposición es inapelable. Sin perjuicio de la Apelación del
fallo reclamado, si es procedente el recurso, o sea que si yo interpuse
subsidiariamente al Recurso de Reposición una Apelación, en este caso yo tengo la
Apelación. En cambio, si yo solamente interpongo un recurso de Reposición y no
hago valer subsidiariamente la Apelación, perdí la Apelación.

2) Si el tribunal acoge la Reposición; el CPC no contiene reglas expresas al respecto


y aquí debemos atender a las reglas generales, o sea a la naturaleza jurídica de la
resolución. De acuerdo a la naturaleza jurídica de la resolución veremos si es
susceptible de una apelación u de otra reposición. Si se acoge la reposición se
modifica la resolución, pero puede suceder que la otra parte quede disconforme, y
en ese caso habrá que ver, de que tipo de resolución se trata para determinar si
procede algún recurso.

3) Si el tribunal acoge la reposición parcialmente; en la parte que se acoge, hay que


estarse a la naturaleza de la resolución y en la parte que se rechaza es inapelable, sin
perjuicio de la apelación que se hubiere deducido en forma subsidiaria.
RECURSO DE APELACIÓN

El recurso de Apelación está reglamentado en el CPC a partir del Art 186 y


siguientes. En el CPC tiene un tratamiento orgánico

Página 87 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Concepto: “Acto jurídico procesal de parte, ejecutado por la parte agraviada por
una resolución judicial, para solicitar del tribunal superior jerárquico que la enmiende
con arreglo a derecho”.

Este concepto fluye del Art 186 CPC “El recurso de apelación tiene por objeto
obtener del tribunal superior respectivo que enmiende, con arreglo a derecho, la
resolución del inferior”.

Tribunales que intervienen en el recurso de apelación

En este tema, se debe aplicar la regla general de la competencia del Art 110 COT, es
decir que determinado el tribunal que va a conocer de un asunto en primera instancia, queda
igualmente determinado el tribunal que va a conocer de ese asunto en segunda instancia.
Como ya sabemos jamás procede la prórroga de competencia en segunda instancia.

Aquí hablamos de tribunal inferior, que es el tribunal que dictó la resolución y ante
el cual se interpone el recurso.

El tribunal superior o superior jerárquico, es quien ha de conocer del recurso.

A propósito del Recurso de Casación se distingue entre tribunal a quo y tribunal ad


quem, algunos utilizan este mismo lenguaje a propósito del recurso de Apelación. El
tribunal inferior sería el tribunal a quo y el tribunal superior el tribunal ad quem.

Características del recurso de apelación

1.-) Es un recuso ordinario, porque en general procede contra la generalidad de las


resoluciones y porque no tiene causales específicas para su interposición

2.-) Este recuso se interpone ante el tribunal que dictó la resolución que se pretende
recurrir y para que conozca de él el tribunal superior jerárquico.

3.-) El recurso de Apelación constituye instancia, porque posibilita la segunda


instancia, lo que significa que el tribunal que lo resuelve conoce tanto de los hechos
como del derecho.

4.-) En materia civil, tiene una causal genérica cual es el agravio.

5.-) Posibilita otros recursos y en otros casos imposibilita recursos. Esto se explica
porque el recurso de casación para ser interpuesto requiere que se prepare, o sea que
se haya reclamado por todos los medios que franquea la ley del vicio que
fundamenta el recurso y el Recurso de Apelación es un medio para preparar este
recurso. El Recurso de Casación en el Fondo procede contra sentencias definitivas o

Página 88 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
interlocutorias inapelables por Cortes de Apelaciones o tribunales arbitrales de
derecho conociendo de materias propias de una Corte de Apelaciones. De modo que
el Recurso de Apelación, posibilita llegar a la instancia que nos permita recurrir de
casación.

6.-) El recurso de apelación procede en materia civil en asuntos contenciosos y no


contenciosos

7.-) El Recurso de Apelación es renunciable, tanto en materia civil .

Resoluciones contra las cuales procede el recurso de apelación

En materia civil son apelables directamente todas las sentencias definitivas y las
sentencias interlocutorias de primera instancia, salvo en los casos en que la ley deniegue
expresamente este recurso.

La regla general es que los autos y decretos no son apelables. Excepcionalmente, los
autos y decretos son apelables, pero nunca directamente sino que en forma subsidiaria de
una reposición y para el evento de que ella no sea acogida en los siguientes casos:

1.-) Cuando alteran la substanciación del procedimiento. Ej: si en un juicio Sumario


se provee la demanda con traslado cuando lo que corresponde es que vengan las partes a
comparendo a la audiencia del quinto día.

2.-) Cuando recaen sobre trámites que no están expresamente ordenados por la ley.
Por ejemplo, que se establezca la consulta respecto de una sentencia definitiva contra la cual
no está contemplada la consulta.

Además establece el recurso de Apelación en contra de las siguientes resoluciones:

1.-) Sentencias definitivas de primera instancia

2.-) Sentencias interlocutorias de primera instancia, pero siempre que pongan


término al juicio o hagan imposible su continuación.

3.-) Las demás resoluciones en contra de las cuales la ley expresamente conceda este
recurso.

Existen resoluciones que son inapelables en materia civil .

Página 89 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
En materia civil, está contemplado en el Art 209 del CPC a propósito de la
incompetencia del tribunal. Cuando el tribunal de segunda instancia hace de oficio en su
sentencia, declaraciones que por la ley son obligatorias para los jueces, aún cuando el fallo
apelado no las contesta.

Oportunidad para deducir el recurso de apelación

En términos generales el plazo es de 5 días fatales.

En materia civil el Art 189 contempla que la Apelación puede interponerse como una
norma general en el plazo de 5 días, salvo tratándose de las sentencias definitivas ,en que el
plazo para interponer la Apelación es de 10 días. Además, actualmente las apelaciones
civiles deben contener los fundamentos de hecho y de derecho en que se apoyan y peticiones
concretas. En cuanto al plazo es un término de días, fatal y legal, que se suspenden por la
interposición de días feriados.

En todos aquellos plazos en que la Reposición se deduzca conjuntamente con la


Apelación, o sea en todos aquellos casos en que el Recurso de Apelación tenga el carácter
de haberse interpuesto como subsidiario al recurso de Reposición, la Apelación sigue la
suerte de la Reposición, debiendo en esos casos interponerse en el plazo de 3 días.

Efectos del recurso de apelación

Efectos en que se concede el recurso de apelación:

El Recurso de Apelación se puede conceder de las siguientes formas:


1.-En el efecto devolutivo y suspensivo a la vez o en ambos efectos.
2.-En el solo efecto devolutivo.
3.-El recurso simplemente se concede.

La expresión efecto, esta tomada en la ley como sinónimo de consecuencia y tiene


importancia para determinar las facultades que tiene el Tribunal de segunda instancia
respecto de la primera instancia, especialmente en lo relativo a la ultrapetita y a la
incompetencia.

El efecto devolutivo es un efecto esencial del Recurso de Apelación, en términos


tales que no puede faltar, a diferencia del efecto suspensivo.
El efecto devolutivo es el que otorga competencia al Tribunal superior. Cuando la
apelación se concede en el sólo efecto devolutivo, la resolución recurrida puede cumplirse,
es una resolución que causa ejecutoria.

Si el Recurso se concede en el sólo efecto devolutivo tendremos dos tribunales


competentes, al mismo tiempo conociendo de distintas materias.

Página 90 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

En virtud del efecto devolutivo el Tribunal superior entrara a conocer del recurso,
pero el Tribunal de primera instancia seguirá conociendo de la causa incluso del
cumplimiento de la resolución, condicionado al hecho de que el Tribunal superior confirme
por la vía de la apelación la resolución del inferior.

Si el Recurso se concede en ambos efectos, en virtud del efecto suspensivo se


suspende la competencia del tribunal inferior para conocer del proceso y en virtud del efecto
devolutivo se le concede competencia al tribunal superior para conocer de la apelación.

El recurso de apelación simplemente se concede, sin limitar sus efectos, se entenderá


que comprende el devolutivo y el suspensivo.

Casos en que se concede la apelación en el sólo efecto devolutivo (Art.194 del CPC ) :

1.-De las resoluciones dictadas contra el demandado en los juicios ejecutivos y


sumarios.
2.-De los autos, decretos y sentencias interlocutorias.
3.-De las resoluciones pronunciadas en el incidente sobre ejecución de una sentencia
firme, definitiva o interlocutoria.
4.-De las resoluciones que ordenen alzar medidas precautorias ,y
5.-De todas las demás resoluciones que por disposición de la ley sólo admitan
apelación en el efecto devolutivo.

Fuera de los casos anteriormente señalados, la apelación deberá otorgarse en ambos


efectos.

Competencia en segunda instancia

En la segunda instancia existen tres órbitas de competencia que se refieren al juicio


ordinario, al juicio sumario y al procedimiento de acción penal pública. Esto dice relación
con los limites de competencia del tribunal superior.

El primer grado de competencia lo tenemos a propósito del juicio ordinario civil, el


tribunal de segunda instancia se puede pronunciar sobre todas las acciones y excepciones
contenidas en la sentencia de primera instancia y que hayan sido falladas. Salvo en aquellos
casos en que el tribunal puede actuar de oficio, como cuando declara de oficio la nulidad
absoluta, siempre que aparezca de manifiesto en el acto o contrato de que se trata y cuando
declara su incompetencia.

Esta resolución será apelable ante la Corte Suprema. También puede el tribunal de
segunda instancia casar de oficio una sentencia, cuando se ha dejado de fallar alguna acción

Página 91 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
o excepción por el tribunal inferior por ser incompatible con lo resuelto en la sentencia. Esto
esta consagrado en dos normas del Código de Procedimiento Civil, el articulo 208 y 209.

El segundo grado de competencia corresponde al juicio sumario, aquí el tribunal de


segunda instancia tiene mas competencia y puede pronunciarse sobre todas las acciones y
excepciones hechas valer aun cuando no hayan sido resueltas en el fallo apelado, basta con
que se hayan discutido, artículo 692.

En materia civil la ultrapetita es otorgar más de lo pedido por las partes o extender
el fallo a puntos no sometidos a la decisión del tribunal..

Limitación que puede tener la competencia del tribunal de segunda instancia

1º El tribunal de segunda instancia tiene un limite a propósito del recurso de apelación.

Tiene una causal genérica, cual es el agravio.

En materia civil hay una limitación, en el sentido de que el fallo de segunda instancia
no puede volverse en contra del apelante.

2º Existe una segunda limitación, en el sentido de que el tribunal de alzada solo tiene
facultades para conocer de los puntos comprendidos en la apelación, pero no de los puntos
consentidos o no apelados.

En el caso de resoluciones complejas, si el apelante se siente agraviado sólo en


algunos puntos y apeló respecto de ellos, el tribunal de segunda instancia no puede dejar
sin efecto los otros puntos respecto de los cuales el apelante se conforme y no apele, esto en
materia civil porque en materia penal existe la consulta.

3º La modificación del fallo obtenida por una parte no aprovecha a la otra en las relaciones
procesales múltiples, en términos que la apelación interpuesta por una sola parte solo la
alcanza a ella y el fallo queda firme respecto de los otros que no apelan. Esta limitación, sin
embargo tiene una excepción en materia civil, cuando entre demandantes o demandados
existe solidaridad o indivisibilidad por la naturaleza de la obligación. En la materia civil
sólo se beneficia el que apela.

Consecuencias del efecto devolutivo

Aquí el tribunal de primera instancia sigue conociendo de la causa, incluyendo del


cumplimiento del fallo, o sea si la apelación se concede en el solo efecto devolutivo estamos
en presencia de una resolución que causa ejecutoria. La competencia del tribunal de primera

Página 92 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
instancia esta sujeta a la confirmación del de segunda instancia, porque si se revoca lo
resuelto se produce la nulidad procesal de todo lo obrado, como consecuencia de ella.

Articulo 192 Código de Procedimiento civil, consagra la orden de no innovar.

Con la reforma de que fue objeto este artículo en el año 89, se puede limitar esta
situación, en términos que si la apelación se ha concedido en el sólo efecto devolutivo se
puede obtener la orden de no innovar. Mediante resolución fundada se suspenden los
efectos de la resolución recurrida o se paraliza su cumplimiento según sea el caso, el tribunal
puede restringir estos efectos por resolución fundada y los fundamentos del tribunal al
dictar la orden de no innovar no lo inhabilitan.

Las peticiones de orden de no innovar se distribuyen por el Presidente de la Corte


de Apelaciones, mediante sorteo y se resuelve en cuenta.

Si se decreta la orden de no innovar el conocimiento se radica en esa sala de apelación


y el recurso goza de preferencia para su vista y fallo.

Consecuencias del efecto suspensivo

El efecto suspensivo es aquel en virtud del cual se suspende la competencia del


tribunal inferior para seguir conociendo de la causa, a la espera de la resolución del superior,
artículo 191 CPC.

El tribunal de primera instancia pierde transitoriamente la competencia para conocer


de la causa, hasta que el tribunal de segunda instancia confirme, modifique o revoque lo
resuelto por el tribunal de primera instancia.

La pasividad del tribunal de primera instancia no es absoluta, ya que la ley le permite


realizar ciertos actos tales como las gestiones a que de origen la interposición del recurso
hasta que se eleven los autos al superior y en las gestiones que se hagan para declarar
desierta o prescrita la apelación antes de la remisión del expediente.

En virtud del efecto suspensivo se suspende la competencia del tribunal inferior,


pero este suspenderse es para seguir conociendo del asunto, sin embargo se debe entender
que hay asuntos que ese tribunal de primera instancia, a pesar de perder la competencia
puede realizar, cuando la ley expresamente lo dispone, inciso 2º artículo 191 CPC.

Interposición del recurso de apelación

El recurso de apelación se interpone ante el tribunal que dicto la resolución objeto


del recurso, para que sea conocido por el superior jerárquico.

Página 93 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
El tribunal superior jerárquico va a quedar determinado conforme a la regla general
de competencia del art. 110 del COT, regla del grado.

Puede el recurso interponerse por escrito o verbalmente. La apelación verbal es la


que se interpone al momento de notificarse la resolución y de la cual se deja constancia en
la misma notificación. La sentencia definitiva en materia civil se notifica por cédula por lo
que no es posible apelarla verbalmente.

En materia civil es prácticamente imposible que se de la apelación oral porque debe


contener los fundamentos de hecho y de derecho en que se apoya y las peticiones concretas
que se someten al fallo del tribunal.

Antes de la modificación de que fue objeto el recurso de apelación el año 89, la


apelación en materia civil era muy sencilla, después se exigió que debía contener
fundamentos de hecho y de derecho y las peticiones concretas.

¿Quién es el sujeto en el recurso de apelación?

El sujeto es la parte agraviada, aquella que no ha obtenido la totalidad de lo pedido,


normalmente se apela a través de mandatario. El mandato se entiende conferido para todo
el juicio y ello comprende hasta la obtención de la sentencia definitiva final, entonces se
entiende conferida para apelar y el renunciar a los recursos y a los términos legales es una
facultad que necesita mención expresa, porque es una facultad accidental que esta en el
inc.2º del art.7 del CPC.

En cuanto a la interposición, se hace directamente ante el tribunal que dictó la


resolución objeto del recurso.

Para que sea conocido por el superior jerárquico, éste queda determinado por las
reglas generales de la competencia.

Puede interponerse por escrito o verbalmente.

Es verbal la que se interpone al momento de notificarse la resolución y de la cual se


deja constancia en la misma notificación.

La sentencia definitiva se notifica en materia civil por cédula por lo que no es posible
apelarla verbalmente.

En materia civil es prácticamente imposible la apelación verbal por que la apelación


debe contener fundamentos de hecho y de derecho y peticiones concretas.

En cuanto al sujeto del recurso de apelación es la parte agraviada, aquella que no ha

Página 94 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
obtenido la totalidad de lo pedido. Normalmente apela a través de mandatario.

En cuanto a la resolución sobre el escrito de apelación, pueden recaer dos tipos de


resoluciones. Una resolución positiva cediendo el recurso y una negativa denegándolo.

Si es positiva puede conceder el recurso en ambos efectos o en el solo efecto


devolutivo. Esta resolución es susceptible de un recurso propio, cual es, el recurso de hecho.

Si la resolución no concede una apelación que se estima procedente, procede el


verdadero recurso de hecho, si se concede una apelación que estime improcedente, se
concede en ambos efectos y si se estima que se debió conceder en el solo efecto devolutivo.
O también si se concedió en el solo efecto devolutivo debiendo haberse concedido en ambos
efectos procede el falso recurso de hecho.

Para conceder el recurso de apelación el tribunal debe examinar si la resolución


por su naturaleza es apelable, si se interpuso dentro de plazo, si contiene los fundamentos
de hecho y de derecho en que se apoya y si existen peticiones concretas.

Si la apelación se ha interpuesto fuera de plazo, o se ha interpuesto respecto de una


resolución inapelable, o no es fundada, o no contiene peticiones concretas, el tribunal
correspondiente deberá declararla inadmisible de oficio. No son requisitos copulativos.

En cuanto a la forma de conceder el recurso, la regla general es que la apelación en


materia civil se concede en ambos efectos. Art.193 CPC,

Excepciones:

Se concede la apelación en el solo efecto devolutivo.

El Art.194 del CPC establece que se concede la apelación en el solo efecto


devolutivo de las resoluciones dictadas contra el demandado en los juicios ejecutivos y
sumarios, después de la modificación prácticamente este número quedó reducido a la
sentencia definitiva. Art.691 CPC.

También la apelación de autos, decretos, sentencias interlocutorias, resoluciones


pronunciadas en el incidente sobre ejecución de una sentencia firme o interlocutoria,

Página 95 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
resoluciones que ordenen alzar medidas precautorias y de todas las demás resoluciones que
por ley admitan la apelación en el solo efecto devolutivo.

Tramitación del recurso de apelación en sede civil.

En primera instancia se examina la concesión del recurso, la notificación de la


resolución que lo concede, las compulsas o fotocopias y la remisión del expediente.

Concesión del recurso; el tribunal debe examinar en cuanto a su forma si la


resolución es de aquellas que admite el recurso de apelación, si se interpuso dentro de plazo,
si contiene los fundamentos de hecho y de derecho en que se apoya y si contiene peticiones
concretas. Si cumple el recurso con estos cuatro requisitos, el tribunal a quo debe conceder
el recurso.

Notificación; la notificación de la resolución se hace por el estado diario.

Tratándose de materia civil la notificación que concede el recurso es el primer


elemento del emplazamiento el cual se cumple ante el tribunal de primera instancia el
segundo elemento del emplazamiento se cumple ante el tribunal de segunda instancia , que
es el transcurso del plazo del cual disponen las partes para comparecer ante el tribunal de
segunda instancia a seguir el recurso.

A diferencia de la primera instancia, aquí los elementos del emplazamiento en el


recurso de apelación se cumplen ante dos tribunales distintos. Si las partes no han sido
legalmente emplazadas para la segunda instancia, se ha omitido un trámite o diligencia
esencial para la segunda instancia.

Compulsas; cuando la apelación se concede en ambos efectos se priva al tribunal de


primera instancia de la competencia para conocer de la causa.

No existe problema con la materialidad del expediente, en cambio cuando la


apelación se concede en el solo efecto devolutivo, surge un problema con la materialidad
del expediente pues hay dos tribunales competentes conociendo del asunto, y hay un solo
expediente debiendo recurrirse a las compulsas o fotocopias.

Hoy en día con la modalidad de la Ley N° 18705, se permiten las fotocopias.

En materia civil la carga de las compulsas es del apelante, la resolución que concede
el recurso de apelación debe determinar las piezas del expediente que deben compulsarse.

Se cumple con la carga cuando se deja la cantidad de dinero suficiente que determina
el secretario del tribunal dentro de cinco días contados desde la notificación de la resolución
que concede el recurso.

Página 96 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Si se trata de una sentencia definitiva debe elevarse el expediente original, en los demás
casos se envían las compulsas al tribunal superior y el expediente original queda en el
tribunal de primera instancia.

Remisión; la remisión del expediente se efectúa por el tribunal inferior al superior


en el día siguiente hábil al de la última notificación.

Tramitación del Recurso de Apelación en segunda instancia

Comienza con un hecho material, cual es, el ingreso del expediente o las compulsas en la
Secretaria del Tribunal de segunda instancia. Se le da un número de ingreso, se anota en el
libro de ingreso de recursos de apelaciones y el secretario certifica con un cargo la fecha de
ingreso. De este hecho material no se practica notificación. A partir de este momento
empieza a correr el plazo de que disponen las partes para comparecer ante el tribunal de
segunda instancia, a seguir el recurso. Con esto se posibilita el segundo elemento del
emplazamiento para la segunda instancia en materia civil.

El CPC establece en el art. 200 que el plazo para comparecer ante el tribunal
superior para seguir el recurso es de 5 días contado este plazo desde que se reciban los
autos en la secretaría del tribunal de segunda instancia.

Cuando los autos se remitan desde un tribunal de primera instancia que funcione
fuera de la comuna en que resida el de alzada, se aumentará este plazo en la misma forma
que el de emplazamiento para contestar demandas.(Art.200 CPC).

Características del Plazo

1. Fatal, porque se encuentra establecido para la actuación de las partes.


2. Legal.
3. Improrrogable.
4. Establecido en el CPC.
5. Plazo de días.
6. Se suspende por la interposición de días feriados.
7. Discontinuo
8. Susceptible de ampliación, porque puede ser de 5 días o de 8 días.

En la segunda instancia se vuelve a hacer el examen de admisibilidad o de


inadmisibilidad del recurso. Nuevamente se examina si el recurso interpuesto procede en
contra de la resolución. Si fue interpuesto en plazo. Si contiene los fundamentos de hecho
y de derecho y peticiones concretas.

Si el tribunal en un examen de fondo considera que el recurso es inadmisible lo debe


declarar de inmediato. Pero si tiene dudas lo hará previa vista de la causa, eso significa que

Página 97 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
el tribunal mandara traer los autos en relación sobre ese punto. Si el recurso se estima que
es admisible y además si la sentencia recurrida es una sentencia definitiva de primera
instancia, ahí la primera resolución, providencia o proveído del tribunal será “autos en
relación”.

Pero si se trata de otra resolución apelada para que el tribunal dicte la resolución que
corresponda se debe esperar que transcurra el plazo que tienen las partes para comparecer
a la segunda instancia. Si transcurrido este plazo ninguna de las partes pidió alegatos el
Presidente de la Corte ordenará dar cuenta del recurso, o sea, si las partes no pidieron
alegato en el plazo que tienen para comparecer en la segunda instancia esas resoluciones se
verán en cuenta, art., 199 CPC. En ese caso el recurso se distribuye entre las salas de la Corte,
a menos que la causa estuviere radicada en una de ellas, se ve en cuenta fuera de las horas
del funcionamiento ordinario del tribunal.

La manera como las cortes de apelaciones conocen y resuelven los asuntos


sometidos a su decisión

Los tribunales colegiados conocen en sala o en pleno y resuelven previa vista de la


causa o en cuenta.

Hay que distinguir si requiere de tramitación o no antes de ser resuelto:

1. Si requiere tramitación antes de ser resuelto, la tramitación corresponde a la Sala


Tramitadora, que es la primera sala cuando la Corte tiene más de una. (Art., 70 incs., 1 y
2 del COT).

2. Si no requiere tramitación previa, entra a resolverlo en Sala o Pleno, según corresponda.

Las Cortes deben resolver los asuntos sometidos a su decisión “en cuenta” o “previa
vista de la causa”

En Cuenta significa que procederá a fallar con la cuenta que les de el Secretario o
Relator.

Previa vista de la causa: significa que procederá a fallarlos luego que se cumplan
ciertos actos que reciben la denominación de “vista de la causa”.

Los asuntos jurisdiccionales se resuelven previa vista de la causa y los asuntos


relativos a facultades disciplinarias, económicas y conservadoras de los Tribunales se
resuelven ,en cuenta.

Sin embargo, como excepción se resuelven en cuenta,

Página 98 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
1. Cuestiones relativas a la deserción del recurso de apelación.
2. Ordenes de no innovar en el recurso de apelación.
3. Sobreseimientos temporales.
4. Sentencias Definitivas consultadas sin informe desfavorable del Fiscal.

Asuntos jurisdiccionales que se ven en cuenta

1.-) La apelación de toda resolución que no sea sentencia definitiva, a menos que
cualquiera de las partes dentro del plazo para comparecer en segunda instancia soliciten
alegato

2.-) La consulta de la sentencia definitiva en el Juicio de Hacienda se ve en cuenta


para el solo efecto de ponderar si esta se encuentra ajustada a Derecho.

La Vista de la Causa

Artículos 162 a 166 y 222 al 230 del CPC.

Tramite complejo compuesto de varios actos,

1. Notificación de la resolución que ordenan traer los autos en relación.


2. Fijación de la causa en tabla.
3. Instalación del Tribunal [Ver suspensión en art., 165].
4. El anuncio
5. Relación
6. Alegatos

Duración de los Alegatos

Cada abogado media hora. El tribunal puede prorrogar este plazo a petición del
interesado por el tiempo que estime pertinente. [Ver art., 223 del CPC]: Una hora casación
en la forma; dos horas Corte Suprema Casación en el Fondo; los demás asuntos Corte
Suprema media hora.

En materia penal la duración de los alegatos de los abogados por cada parte,se
limitará a una hora en las apelaciones y consultas de la sentencia definitiva y a media hora
en los asuntos incidentales. El tribunal podrá, sin embargo autorizar una prórroga hasta por
el doble de la duración de los alegatos. (Art.63 bis A del CPP)

Página 99 de 186
Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Terminada la vista puede fallarse de inmediato o quedar en acuerdo en los siguientes
casos:
1. Cuando se decrete una medida para mejor resolver [Art., 227 del CPC].
2. Cuando el tribunal mande a petición de parte informar en Derecho.
3. Cuando el tribunal resuelve dejarla en acuerdo para hacer un mejor estudio.

Causas Civiles, en estos casos se fallan en un plazo no superior a 30 o 15 días.

En cuenta, significa que se ve con menos detalles y sin alegatos.

La vista de la causa, comienza con la resolución autos en relación que debe notificarse,
se fija la causa en tabla, luego viene la instalación del tribunal, el anuncio, la relación y los
alegatos.

Comparecencia

Ingresado el expediente a la Secretaria de la Corte comienza a correr el plazo para


comparecer ante la segunda instancia que será de 5 o 8 días, según corresponda. Las partes
pueden comparecer personalmente representadas por el Procurador del Numero o por un
abogado habilitado para el ejercicio de la profesión. En el caso de que la parte comparezca
personalmente es la propia parte la que se notifica. En el caso de la representación a través
del Procurador del Numero, es el mandatario de primera instancia el que delega al
Procurador. El mandato otorgado en la primera instancia a un abogado habilitado lo habilita
para comparecer en la segunda instancia.

El apelante tiene plazo para comparecer ante la segunda instancia, en términos que
si no comparece se produce la deserción del recurso de apelación. Se le sanciona
drásticamente declarando desierto el recurso.

Articulo 201 del CPC “Si la apelación se ha interpuesto fuera de plazo o respecto
de resolución inapelable o no es fundada o no contiene peticiones concretas, el tribunal
correspondiente deberá declararla inadmisible de oficio, y, si el apelante no comparece
dentro del plazo, deberá declarar su deserción previa certificación que el secretario
deberá efectuar de oficio. La parte apelada, en todo caso, podrá solicitar la declaración
pertinente, verbalmente o por escrito.

Del fallo que, en estas materias, dicte el tribunal de alzada podrá pedirse
reposición dentro de tercero día. La resolución que declare la deserción por la no
comparecencia del apelante producirá sus efectos respecto de este desde que se dicte y
sin necesidad de notificación.”

Actualmente, las causales de deserción del recurso de apelación son:

Página 100 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

1. No dejar el dinero suficiente para sacar las compulsas o fotocopias, y


2. No comparecencia del apelante.

Si el apelado es quien no comparece a seguir el recurso se produce su rebeldía por el


solo ministerio de la ley y no será necesario notificarle al apelado las resoluciones que se
dicten las cuales producirán sus efectos respecto del apelado rebelde desde que se dicten, o
sea, no será necesario notificarlas. Esta es una rebeldía para toda la instancia, no es una
rebeldía tramite a tramite, sin perjuicio de esto, el apelado rebelde puede comparecer con
posterioridad en cualquier estado del recurso pero solamente representado por el
Procurador del Numero.

Deserción = apelante.
Rebeldía = apelado.

Notificaciones

La regla general es que se notifiquen por el estado diario.

Articulo 221 del CPC, “La notificación de las resoluciones que se dicten por el
tribunal de alzada se practicara en la forma que establece el articulo 50, con excepción de la
primera, que debe ser personal, y de lo dispuesto en los artículos 201 y 202.

Podrá, sin embargo, el tribunal ordenar que se haga por otro de los medios
establecidos en la ley, cuando lo estime conveniente.’’

El art., 50 establece la notificación por el estado diario.

La primera resolución que se dicte en segunda instancia debe notificarse


personalmente. Además el tribunal puede ordenar otra forma de notificar.

La deserción del apelante produce efectos desde que se declara sin necesidad de
notificarse.

La falta de comparecencia del apelado acarrea su rebeldía en segunda instancia por


el solo ministerio de la ley, de modo tal que las resoluciones que se dicten producen efecto
a su respecto sin necesidad de que se les notifiquen. O sea, esas resoluciones van a surtir
efecto desde el momento en que se pronuncien.

Existen ciertas reglas especiales que siempre se van a utilizar en la segunda instancia,
por ejemplo, si se dicta alguna resolución que ordene la comparecencia personal de las
partes esa resolución va a notificarse, de acuerdo a la regla general, por cédula.

Página 101 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Adhesión a la apelación

La causal genérica para que proceda el recurso de apelación es el agravio.


Normalmente una resolución deja conforme en parte y en otra parte deja disconforme,
ninguna de las partes obtiene la totalidad de lo pretendido. Si la otra parte apela, la que
conformo deja pasar su oportunidad y solo puede obtener que el fallo se mantenga evitando
que se vuelva en su contra.

El legislador creo la institución de la adhesión a la apelación como una facultad que


tiene el que no ejercito directamente el recurso de apelación para pedir la modificación de
la sentencia en la parte que la estime gravosa el apelado. Esta institución parte de la idea de
que la resolución apelada es gravosa para ambas partes, lo que persigue es mantener el
equilibrio en los derechos de las partes.

Requisitos para que proceda la adhesión a la apelación

1.-) Debe existir un recurso pendiente de apelación al momento de adherirse. Es


esencial, tanto es así, que la solicitud de adhesión debe llevar cargo de día y hora de ingreso
para establecer su procedencia poniéndose en el caso de que haya un desistimiento de la
apelación donde ya no cabria la adhesión.

El recurso de apelación podría terminar anormalmente por deserción y prescripción.


Y la jurisprudencia ha dicho que no cabria adherirse a una apelación declarada desierta o
prescrita. Una vez que se ha adherido a la apelación la adhesión subsiste
independientemente de la apelación, se mira como una apelación separada aun cuando la
primitiva apelación termine.

2.-) Que la sentencia de primera instancia cause agravio también al apelado.

Oportunidades para adherir a la apelación

1.-) En primera instancia, hasta antes de elevarse los autos al superior, o sea, mientras
el expediente permanezca en la primera instancia el apelado puede adherirse.

2.-) En segunda instancia, si se plantea la adhesión debe hacerse dentro del plazo de
que disponen las partes para seguir el recurso en la segunda instancia, es decir, dentro del
plazo de la comparecencia.

El escrito de adhesión debe cumplir con los requisitos exigidos en el art., 189. Debe
contener los fundamentos de hecho y de derecho y las peticiones concretas que se someten
a la consideración del tribunal.

Página 102 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Prueba en segunda instancia en materia civil

De acuerdo a lo que establece el art. 207 del CPC., la regla general es que en segunda
instancia no se admitirá prueba alguna. Esta regla no es absoluta y se reconocen ciertas
excepciones:

1.-) Si se hacen valer en segunda instancia antes de la vista de la causa excepciones


anómalas de prescripción, cosa juzgada, transacción y el pago efectivo de la deuda cuando
conste en un antecedente escrito, el tribunal de segunda instancia las debe tramitar como
incidentes y se recibirá prueba si el tribunal lo estima necesario.(Art.207 y 348 de CPC)

2.-) La prueba documental puede acompañarse en segunda instancia hasta la vista


de la causa.(Art.207 y 348 del CPC)

3.-) Las partes pueden solicitar absolución de posiciones por una vez en segunda
instancia hasta antes de la vista de la causa. Este derecho lo pueden ejercer por una vez mas
si alegan hechos nuevos.(Art.207 y 385 del CPC).

4.-) La prueba rendida por exhorto que no alcanzo a llegar antes de que se dictara
sentencia en primera instancia, puede agregarse en segunda instancia. (Art., 431 del CPC,
“No será motivo para suspender el curso del juicio ni será obstáculo para la dictación del
fallo el hecho de no haberse devuelto la prueba rendida fuera del tribunal, o el de no haberse
practicado alguna otra diligencia de prueba pendiente, a menos que el tribunal, por
resolución fundada, la estime estrictamente necesaria para la acertada resolución de la
causa. En este caso, la reiterara como medida para mejor resolver y se estará a lo establecido
en el articulo 159.

En todo caso, si dicha prueba se recibiera por el tribunal una vez dictada la sentencia,
ella se agregara al expediente para que sea considerada en segunda instancia, si hubiere
lugar a esta.”

5.-) El tribunal puede ordenar como medida para mejor resolver alguna de las
diligencias que están establecidas en el art., 159 del CPC.

6.-) Es posible que el tribunal pueda decretar como medida para mejor resolver la
prueba testimonial siempre que respecto de ella se cumpla con los siguientes requisitos:

6.1.-) Que ella vaya a recaer sobre hechos que no figuren en la prueba rendida en
autos.

6.2.-) Que la prueba testimonial no se haya podido rendir en primera instancia.

Página 103 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
6.3.-) Que los hechos sobre los cuales haya de recaer sea considerados por el tribunal
como estrictamente necesarios para la acertada resolución del asunto.

Informes en derecho en segunda instancia

Las reglas están dadas en los arts., 228 a 230 del CPC.

Art. 228 “Los tribunales podrán mandar, a petición de parte, informar en derecho’’.

Art.229 “El termino para informar en derecho será el que señale el tribunal y no
podrá exceder de sesenta días, salvo acuerdo de las partes”.

Art.230 “Un ejemplar impreso de cada informe en derecho, con las firmas del
abogado y de la parte o de su procurador, y el certificado a que se refiere el numero 5 del
articulo 372 del COT., se entregara a cada uno de los ministros y otro se agregara a los
autos.’’ Se acompañan ejemplares de este informe y contener el certificado del relator dando
fe bajo su firma de la conformidad o disconformidad que notare entre los hechos expuestos
en el y el mérito del proceso. Se debe entregar un ejemplar del informe a cada uno de los
ministros y otro se debe agregar a los autos.

Incidentes en segunda instancia.

Cuando se promueven incidentes en segunda instancia el tribunal puede resolverlos


de plano o darles tramitación incidental, y en este último caso puede resolverlos en cuenta
o previa vista de la causa. (Art.220 CPC).

Las resoluciones que recaigan en los incidentes que se promuevan en segunda


instancia, se dictarán sólo por el tribunal de alzada y no serán apelables (Art 210 del CPC).
Si en virtud de estas declaraciones se establece la incompetencia del tribunal para
entender en la cuestión sometida a su conocimiento, podrá apelarse de la resolución para
ante el tribunal superior que corresponda, salvo que la declaración sea hecha por la Corte
Suprema.(Art.209 del CPC).

Inmediatamente el tribunal ad quem efectúa nuevamente el examen de


admisibilidad del recurso sobre los mismos puntos en cuenta. Si nota algún defecto mandará
subsanarlo y si encuentra mérito para considerarlo inadmisible o extemporáneo, se estará a
lo prescrito en el artículo 213 del CPC.

Formas de poner término al recurso de apelación

Página 104 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
La manera normal de poner término al recurso de apelación es mediante la dictación
de la resolución que se pronuncia modificando, revocando o confirmando la sentencia
impugnada de primera instancia.

Las sentencias de segunda instancia se clasifican en confirmatorias sin modificación,


en modificatorias y en revocatorias.

Hay otras formas de poner término al recurso que se denominan formas directas, y
ahí tenemos la deserción, la prescripción y el desistimiento del recurso.

El desistimiento de la demanda, el abandono del procedimiento y la transacción son


formas indirectas, porque no se relacionan con el recurso sino que por poner fin a la relación
procesal, el proceso.

Formas anormales directas.

Se denominan así porque no es lo usual que al recurso de apelación se le ponga


término a través de estas vías.

La deserción

Es una sanción de carácter procesal impuesta al apelante que no cumple con eficacia
las cargas procesales establecidas por el legislador.

Causales:

1.-) El no cumplir con la carga procesal de las compulsas o fotocopias, el código en


estos casos habla de desistimiento, pero lo que en realidad ahí existe es deserción del recurso
de apelación.(en primera instancia)

2.-) Cuando el apelante no comparece en segunda instancia a seguir el recurso. El


plazo a seguir el recurso es de 5 días o de 8 días, pero sabemos que el territorio jurisdiccional
de una corte de apelaciones, puede que el juzgado esté fuera de la comuna , pero siempre
va a estar dentro del territorio jurisdiccional de la corte de apelaciones, por lo tanto, en la
práctica, el plazo siempre es de 8 días.(segunda instancia)

En cuanto a la resolución que declara desierto el recurso de apelación : al clasificar


esta resolución tenemos que decir que es una sentencia interlocutoria de primera clase y, sin
embargo, procede a su respecto el recurso de reposición fundado en un error de hecho, es
interlocutoria porque falla un incidente, por lo tanto, la tramitación de la deserción es
incidental.

Página 105 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
En cuanto al tribunal competente para conocer de la deserción del recurso de
apelación es el tribunal ante el cual se configura la causal. Si la causal se configura ante el
tribunal de primera instancia, será este tribunal quien deba pronunciarse. Si la causal de
deserción se configura ante el tribunal de segunda instancia, será este el tribunal que deba
pronunciarse. Recordemos que el trámite del emplazamiento a propósito del recurso de
apelación es un emplazamiento complejo que se cumple ante dos tribunales diferentes. Hay
una parte del emplazamiento que se cumple ante el tribunal de primera instancia y la otra
parte que se cumple ante el tribunal de segunda instancia.

En cuanto a los efectos: como consecuencia de la deserción , el primer efecto que se


produce es que el recurso de apelación termina y, en segundo lugar, si es el único recurso
que se había interpuesto en contra de la resolución de primera instancia, ésta queda firme o
ejecutoriada.

Desistimiento del recurso

En cuanto al desistimiento del recurso de apelación : El desistimiento es una


manifestación expresa de voluntad de no seguir , en este caso, con el recurso de apelación.
El legislador no ha reglamentado en forma orgánica esta institución, pero hay distintas
disposiciones del código que se refieren a ella, como lo es art.197 inciso final del CPC
(Art.197 , inciso final : “Si el apelante no da cumplimiento a esta obligación, se le tendrá por
desistido del recurso, sin más trámite”), art.217 CPC, a propósito de la adhesión a la apelación,
y el art.768 nº 8, como causal del recurso de casación en la forma.

El desistimiento opera desde que se ha realizado la acción de que se trata ; la


renuncia, en cambio, opera hasta antes que se haya realizado dicha acción.

Para efectos del desistimiento, se requiere mandato especial, el CPC nos habla de
renunciar los recursos, para desistirse del recurso no se requiere mandato especial para
renunciar al recurso, sí se requiere mandato especial, en los términos del inciso 2º del art.7º
CPC.

El desistimiento puede producirse tanto en primera como en segunda instancia. El


tribunal, al pronunciarse sobre el desistimiento, lo hará de plano.

En cuanto a la oportunidad para plantear el desistimiento, mientras esté vigente la


apelación, aun cuando esté en estado de acuerdo, o sea no fallada.

En cuanto a los efectos que produce el desistimiento:

a.-) En primera instancia: si el desistimiento se produce en primera instancia, la


sentencia adquiere el carácter de firme si no hay otros recursos pendientes .

Página 106 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
b.-) En segunda instancia: si el desistimiento se produce en segunda instancia, se
devuelven los autos a la primera instancia para la notificación del ‘cúmplase’.

Si hay varios apelantes, la apelación continua con aquellos que no se desistieron, o


con el adherente a la apelación.

La prescripción

Es un modo de extinguir el recurso de apelación por no haberse realizado por las


partes gestión útil alguna para la prosecución del recurso en el plazo que señala la ley.

En cuanto a los requisitos para la prescripción :

1.- Inactividad de las partes : Que ninguna de las partes realice una gestión útil por
un lapso de tiempo, no es cualquier gestión, sino que es una gestión útil que corresponda a
las partes (gestión útil es aquella que tiene por objeto hacer avanzar el proceso, por ejemplo,
pedir una copia no es considerada como gestión útil) .

2.- El plazo, que es diferente para la prescripción dependiendo de la naturaleza


jurídica de la resolución. Si es una sentencia definitiva, el plazo es de tres meses. Si es una
sentencia interlocutoria, auto o decreto, el plazo es de un mes.

Art.211 CPC : “Si concedida una apelación, dejan las partes transcurrir más de tres meses
sin que se haga gestión alguna para que el recurso se lleve a efecto y quede en estado de fallarse por el
superior, podrá cualquiera de ellas pedir al tribunal en cuyo poder exista el expediente que declare
firme la resolución apelada : el plazo será de un mes cuando la apelación verse sobre sentencias
interlocutorias, autos o decretos.
Interrúmpese esta prescripción por cualquiera gestión que se haga en el juicio antes de
alegarla”

3.- Que se alegue por alguna de las partes

La jurisprudencia ha entendido que aun transcurrido el plazo de que se trata,


cualquiera de las partes puede realizar una gestión útil y si no se ha alegado, opera la
interrupción de la prescripción.

En cuanto al tribunal competente : Es aquel que materialmente tiene el expediente,


ante el cual se han cumplido los requisitos.

En cuanto a la oportunidad : es hasta antes de la vista de la causa, porque


normalmente una vez iniciada corresponde al tribunal hacer avanzar el recurso. Sin
embargo, aun iniciada la vista de la causa, pueden darse situaciones en que se requiera la

Página 107 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
actuación de las partes como, por ejemplo, las medidas para mejor resolver, que dependen
de la actividad de las partes.

En cuanto a la tramitación de la solicitud de prescripción del recurso : Tratándose de


una cuestión accesoria, la prescripción del recurso tiene una tramitación incidental y el
tribunal lo resolverá en cuenta o previa vista de la causa.

La sentencia que declara prescrita la apelación, es una sentencia interlocutoria y


procede, en forma excepcional en su contra, el recurso de reposición fundado en un error
de hecho. Además, si se ha apelado de una sentencia definitiva, como es esta resolución que
va a fallar esta solicitud una interlocutoria de las que pone término al juicio o hace imposible
su prosecución, procede el recurso de casación.

RECURSO DE HECHO

No está definido en el código por sus fuentes legales. Sino que lo encontramos en los
art.196, 203, 204, 205 y 206 CPC.

Es un recurso que está estrechamente vinculado al recurso de apelación, en términos


tales que la procedencia o improcedencia de éste es un presupuesto para el recurso de hecho.

El recurso de hecho es aquel que la ley concede a las partes que han sido agraviadas
por la resolución del tribunal inferior que provee la apelación para pedirle directamente
al superior que enmiende dicha resolución con arreglo a derecho.

Página 108 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

El objetivo del recurso de hecho es evitar que el tribunal inferior cometa un error
en la concesión o no concesión de un recurso de apelación, que en definitiva incide en la
posible revisión del tribunal superior de lo resuelto por el inferior.

Características

-Se interpone directamente ante el superior jerárquico del tribunal que dictó la resolución
que se impugna.

-Es un recurso extraordinario, ya que procede en los casos expresa y taxativamente


señalados por el legislador.

¿En qué casos procede ?

*Cuando el tribunal inferior deniega un recurso de apelación que debía concederse,


ahí estamos en presencia del ‘verdadero recurso de hecho’ o recurso de hecho propiamente
tal, art.203 : “Si el tribunal inferior deniega un recurso de apelación que ha debido concederse, la
parte agraviada podrá ocurrir al superior respectivo, dentro del plazo que concede el art.200, contado
desde la notificación de la negativa, para que declare admisible dicho recurso”

*Cuando se concede una apelación que se estima improcedente, ahí estamos en


presencia del ‘falso recurso de hecho’, art.196 inciso 2º del CPC.

*Cuando el tribunal inferior concede una apelación en el solo efecto devolutivo,


debiendo concederla en ambos efectos, art.196 inciso 1º del CPC.

*Cuando el tribunal inferior concede una apelación en ambos efectos, debiendo


haberla concedido en el solo efecto devolutivo.

Verdadero recurso de hecho o recurso de hecho propiamente tal

La parte agraviada es la parte que interpuso el recurso de apelación que no se


concede el plazo que se tiene para interponer este recurso es el plazo que se tiene para
interponer este recurso es el plazo de que disponen las partes para seguir con el recurso de
apelación en segunda instancia, plazo que será de cinco días si el tribunal está en la comuna
de asiento del tribunal, y ocho días si es lo contrario, plazo que se cuenta desde la
notificación por el estado diario, de la negativa de la concesión del recurso, en cambio, el
plazo de comparecencia ante la segunda instancia se cuenta desde el certificado de ingreso
al tribunal. Además, el plazo para interponer el recurso de hecho es individual, y el plazo
de comparecencia es un plazo común. Por ser un plazo de días del CPC, se suspende por la
interposición de días feriados.

Página 109 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

Este recurso se interpone por escrito, directamente ante superior jerárquico,


acompañando un certificado otorgado por el secretario del tribunal inferior en el cual conste
la negativa de concepción del recurso, la fecha de la negativa y de que el recurrente es
mandatario habilitado en el proceso.

Interpuesto el recurso, el tribunal superior mandará al inferior que le informe acerca


de la negativa, para lo cual oficiará, conteniendo el oficio en su encabezado ‘Informe del
tribunal requerido’. La ley no ha señalado un plazo para evacuar este informe,
normalmente, se fija un plazo breve de hasta ocho días y la parte, si el tribunal inferior no
evacuó ese informe, puede pedir al tribunal superior que lo apremie.

El tribunal superior también podrá sancionar disciplinariamente al inferior que no


evacue o retrase el informe indebidamente. Es obligatorio el pedir que se evacue el informe,
es facultativo para el tribunal el pedir que se le remita el expediente. También es facultativo
para el tribunal el decretar una orden de no innovar si se solicita fundadamente.

Una vez que se haya evacuado el informe, el resto de la tramitación continua igual
que la apelación de una sentencia definitiva, o sea, se decreta autos en relación y comienza
la vista de la causa.

Respecto de fallo, existen tres posibilidades :

1.- Que el tribunal superior deniegue el recurso de hecho, lo que significa que la
apelación era inadmisible. Se comunica al tribunal inferior para que siga conociendo de la
causa si tenia orden de no innovar y se ordenará la remisión del expediente en el caso que
se hubiere solicitado.

2.- Que el tribunal superior acoja el recurso de hecho, declarando admisible la


apelación en ambos efectos. En este caso, se oficiará al tribunal inferior para que le remita el
expediente a menos que se encontrare en poder del tribunal superior, y ordenará la
tramitación que corresponda al recurso de apelación.

3.- Que el tribunal superior conceda el recurso de apelación en el solo efecto


devolutivo, en ese caso, el tribunal inferior sigue conociendo de la causa y el superior se
aboca al conocimiento del recurso, debiendo el interesado pedir que se saquen las
compulsas correspondientes en uno o en otro tribunal.

Si la resolución acoge el recurso de hecho, las gestiones posteriores realizadas a la


apelación del inferior, quedarán sin efecto , siempre que sean una consecuencia inmediata
y directa del fallo apelado, y siempre que el recurso se conceda en ambos efectos por el
tribunal superior.

Página 110 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Falso recurso de hecho

¿A quién se considera parte agraviada ? Si nos encontramos frente a una apelación


concedida en ambos efectos, debiendo haberse concedido en el solo efecto devolutivo, o si
se ah concedido una apelación improcedente, la parte agraviada es el apelado.

Si se tarta de una apelación concedida en el solo efecto devolutivo, debiendo


concederse en ambos efectos, la parte agraviada es el apelante.

El plazo para interponer el falso recurso de hecho es el plazo establecido en el art.200


CPC de que disponen las partes para comparecer en segunda instancia, en este caso el plazo
se cuenta desde el ingreso del expediente a la secretaría del tribunal.

Interpuesto el falso recurso de hecho, a diferencia del verdadero recurso de hecho,


no procede le informe del tribunal inferior ni las facultades del superior para solicitar la
remisión del expediente ni para decretar orden de no innovar porque el superior tiene el
expediente.

La tramitación es en cuenta sin mayores formalidades.

Si el tribunal superior declara improcedente la apelación concedida por el inferior o


declara que esa apelación debió concederse en el solo efecto devolutivo y no en ambos
efectos, su resolución se comunicará al tribunal inferior para que siga conociendo de la
causa.

Si el tribunal superior acoge el recurso de hecho interpuesto en contra de una


resolución que concedió la apelación en el solo efecto devolutivo debiendo concederse en
ambos efectos, se comunicará al inferior que se debe abstener de seguir conociendo.

En cuanto a la validez de lo actuado ante el tribunal inferior, no existe una norma


expresa, es por eso que respecto a esto existen dos opiniones :

-Unos estiman que al no haber norma expresa que señale que no es válido lo actuado,
ello sería perfectamente válido.

-Otros estiman que la resolución del inferior que concedió el recurso de apelación en
el solo efecto devolutivo, es de aquellas que acusan ejecutoria, o sea, que pueden cumplirse
a pesar de existir recurso pendiente en su contra pero condicionado a lo que resuelva en
definitiva el superior, de modo que lo actuado por el inferior después de la resolución que
conceda la apelación, debería quedar sin efecto.

Página 111 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

RECURSO DE CASACIÓN

Está tratado en el CPC, en el libro III, dentro de los procedimientos especiales, a


partir del art.764.

El código trata el recurso de casación en la forma y en el fondo. Contiene normas que


son comunes a ambos.

Toda la materia que dice relación con el recurso de casación fue modificada el año
1995 por la ley 19.374, que se publicó en el D.O. el 18 de febrero de 1995.

El recurso de casación en la forma es aquel que la ley concede a la parte agraviada


para solicitar la invalidación de resoluciones que se han dictado con omisión de las

Página 112 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
formalidades legales o que han emanado de procedimientos viciosos, en el fondo, esto
significa que hay una infracción a una ley de procedimiento.

Art.764 : “El recurso de casación se concede para invalidar una sentencia en los casos
expresamente señalados por la ley”, pero a través de la casación no solamente veremos si
invalida una sentencia.

Características de este recurso de casación en la forma.

*Es un recurso extraordinario porque solo procede en los casos y por la causales que
la ley expresamente señala.

*Recorre toda la pirámide de tribunales. Antiguamente, podía ser tribunal a quo para
estos efectos desde un juez de subdelegación y llegar hasta la Corte Suprema. Hoy en día,
puede ser tribunal a quo el juzgado de letras o una corte de apelaciones y tribunal ad quem
puede ser la corte de apelaciones o la Corte Suprema.

*La casación es una de las formas de hacer valer la nulidad procesal en Chile.

*Es un recurso eminentemente formalista.

*Es un recurso de derecho estricto, con requisitos que si no se cumplen, se llega a la


inadmisibilidad del recurso.

*Es un recurso eminentemente de orden privado, es por eso que se dice que la
casación es un recurso renunciable, pero hay casos en los cuales la jurisprudencia no acepta
la renuncia y es el caso de los árbitros arbitradores.

*(Una da las más importantes) La casación no constituye instancia , pues la casación


no es un grado de conocimiento de los hechos y del derecho sólo en la medida que la causal
configure los hechos, se conocerá de los hechos indirectamente a través de la causal, porque
la casación sólo se pronuncia del derecho.
*El recurso de casación se interpone ante el tribunal que dictó la resolución, o sea,
ante el tribunal a quo, para que conozca el tribunal superior jerárquico, o sea, el tribunal ad
quem.

Respecto de las resoluciones en contra de las cuales procede el recurso de casación


en la forma : Art.766 CPC

-Procede en contra de sentencias definitivas de cualquier instancia

-Procede respecto de sentencias interlocutorias que pongan término al juicio o hacen


imposible su continuación

Página 113 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

-Excepcionalmente, procede en contra de sentencias interlocutorias dictadas en


segunda instancia sin previo emplazamiento de la parte agraviada o sin señalar el día para
la vista de la causa

-Procede respecto de sentencias que se dicten en juicios o reclamaciones regidos por


leyes especiales, se exceptúan de la casación las que se refieren a la constitución de las juntas
electorales y las que se refieren a las reclamaciones de avalúo sobre impuesto territorial.

En cuanto a los sujetos de casación, deben cumplir con ciertos requisitos :

Debe ser parte en el juicio en el cual se dictó la resolución

·Debe ser parte agraviada. Existe un agravio objetivo y uno subjetivo. Se considera
agravio objetivo que la sentencia le debe perjudicar, y se considera agravio subjetivo que el
vicio le debe afectar

·No debe haber consentido en el vicio o defecto que motiva el recurso, esto se traduce
en lo que se conoce como la ‘Preparación del recurso de casación en la forma’, lo cual
necesariamente es una contrapartida del juicio, porque preparar el recurso significa que la
parte agraviada haya reclamado de la falta, ejerciendo oportunamente y en todos sus
grados, los recursos establecidos por la ley, un ejemplo típico lo tenemos a propósito de un
a excepción dilatoria de incompetencia : Cuando existe en la forma es preparatorio de otro
recurso de casación en la forma, un ejemplo : una sentencia de primera instancia que sea
susceptible de apelación y de casación en la forma, no se acoge la casación , se ve sólo la<
incompetencia lo primero que se hace es reclamar a través de la excepción dilatoria de
incompetencia, luego viene la apelación y, finalmente, viene la casación.

Los recursos, como medios destinados a preparar la casación es, por ejemplo, el
recurso de apelación, pero hay casos en que el propio recurso de casación en la forma es
preparatorio de otro recurso de casación en la forma, un ejemplo : una sentencia de primera
instancia que sea susceptible de apelación y de casación en la forma, no se acoge la casación,
se ve sólo la apelación y se dicta el fallo de segunda instancia, haciendo suyo el vicio.
Hay ciertos casos en los cuales no se requiere que una casación de segunda instancia
sea preparada, y hay otros en que sí se requiere.

Casos en que no se requiere la preparación del recurso de casación :

*Cuando la ley no admita recurso alguno en contra de la resolución que adolece del
vicio que motiva la causal, esto en Chile no se da.

*Cuando el vicio se comete en el pronunciamiento mismo de la sentencia, ejemplo :

Página 114 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Ultra petita o la causal del nº 5 del art.768 : “En haber sido pronunciada con omisión de
cualquiera de los requisitos enumerados en el artículo 170”, pero no habla de los requisitos del
auto acordado.

*Cuando el vicio llega a conocimiento de la parte después de pronunciada la


sentencia, aquí estaría el ejemplo del art. 768 nº9 : “En haberse faltado a algún trámite o diligencia
declarados esenciales por la ley o a cualquier otro requisito por cuyo defecto las leyes prevengan
expresamente que hay nulidad”. Dentro de los trámites o diligencias que son considerados
esenciales, tenemos la citación para oír sentencia, si esta citación para oír sentencia se omite,
la única forma de saberlo es con posterioridad a la dictación de la sentencia y ese podría ser
un trámite que es considerado esencial que daría lugar de forma por la causal nº 9 del art.768.

*Cuando la sentencia de segunda instancia hace suyos los vicios de ultra petita, cosa
juzgada o decisiones contradictorias que contenía la sentencia de primera instancia.

Hoy en día, la falta de preparación del recurso de casación, a pesar de ser exigida,
no es un motivo de inadmisibilidad del recurso, o sea, si no se ha preparado el recurso no
es un motivo de inadmisibilidad y expresamente esto fluye del art.776 CPC inciso 1º :
“Presentado el recurso, el tribunal examinará si ha sido interpuesto en tiempo y si ha sido patrocinado
por abogado habilitado. En el caso que el recurso se interpusiere ante un tribunal colegiado, el referido
examen se efectuará en cuenta”, por lo tanto, el examen de admisibilidad se refiere sólo a estos
dos requisitos : Que el recurso haya sido interpuesto en tiempo y que tenga el patrocinio de
un abogada habilitado. Esto es una modificación de la ley del año 1995.

En cuanto a las causales de casación en la forma (materia civil), se encuentran en el


art.768 CPC, en una enumeración taxativa genérica. Es taxativa, porque hay una
enumeración de causales que va de los numerales 1 al 9, y es genérica porque el propio
numeral 9 abre una compuerta para otras causales, como por ejemplo, el art.61 CPC a
propósito de las actuaciones judiciales, nos deja claro que la autorización del ministro de fe
es esencial para la validez de la actuación .

Las causales del art. 768 pueden clasificarse desde distintos puntos de vista :

1.-Vicios que se producen en la dictación de la sentencia misma, aquí tenemos los nº


1 al 8 y vicios que se producen en la tramitación del proceso, donde tenemos el nº9, en
relación con los art. 795 y 800 del mismo cuerpo legal y vicios que miran al tribunal, ahí
están las causales de los nºs 1,2 y 3.

2.-Causales que se refieren a la resolución impugnada, nºs 6, 7, 8,4 y 5; causales que


se refieren a la forma del procedimiento, la del nº 9.

3.-Causales que miran a la naturaleza de la resolución.

Página 115 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
A la sentencia definitiva se le aplican todas las causales contempladas en el art. 768
Respecto de las sentencias interlocutorias que ponen término al juicio o hacen
imposible su prosecución, se aplican todas las causales, con la sola excepción de la causal
del nº 5, que se refiere a las infracciones que se cometan con ocasión de una sentencia
definitiva.

Si se trata de una sentencia interlocutoria de segunda clase, no de aquellas que


pongan término al juicio o hagan imposible su prosecución, la única causal es la
contemplada en el art. 766, si ella ha sido dictada sin previo emplazamiento de la parte
agraviada,

El art. 768 nos reafirma el carácter de derecho estricto que tiene el recurso de casación
en la forma, el nº9 de este mismo art., nos obliga a recurrir a los art. en los cuales la ley nos
señala los trámites esenciales para los juicios seguidos ante arbitradores.

El art. 768 en el penúltimo inciso, manifiesta un principio formativo del


procedimiento que se conoce con el nombre de la protección, en términos de que la nulidad
sin perjuicio no opera, porque si bien hemos dicho que el recurso de casación en la forma es
un recurso formalista, esta norma nos demuestra que no importa sólo la forma, por la forma,
porque si el perjuicio causado por la infracción no es reparable sólo con la invalidación del
fallo o el vicio no influye en lo dispositivo del fallo, se autoriza al tribunal para desestimar
el recurso, inciso penúltimo del art.768 : “No obstante lo dispuesto en este artículo, el tribunal
podrá desestimar el recurso de casación en la forma, si de los antecedentes aparece de manifiesto que
el recurrente no ha sufrido un perjuicio reparable sólo con la invalidación del fallo o cuando el vicio
no ha influido en lo dispositivo del mismo”.

Respecto de las causales de casación en la forma, analizaremos cada una de las


causales que establece el art. 768 : “El recurso de casación en la forma ha de fundarse en alguna
de las siguientes :

1ª En haber sido la sentencia pronunciada por un tribunal incompetente o integrado en


contravención a lo dispuesto por la ley ; ”. Se refiere esta causal a la incompetencia,
incompetencia que puede ser absoluta o relativa, pero respecto de la competencia relativa
puede haber operado la prórroga de competencia. La segunda parte de este numeral mira a
un problema de integración del tribunal, específicamente, de los tribunales colegiados. En
el acta de instalación de la sala, puede quedar establecido que se ha infringido la forma de
integrar la sala ...

N° 2 En haber sido pronunciado por un juez, o con la concurrencia de un juez


legalmente implicado, o cuya recusación esté pendiente o haya sido declarada por tribunal
competente.

Página 116 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Esta causal se aplica tanto a los tribunales unipersonales como a los tribunales
colegiados.

En el caso de implicancia, basta con que el juez esté legalmente implicado para que
se de esta causal. La implicancia es de orden público y opera por el solo ministerio de la ley.

En el caso de la recusación, se debe haber reclamado de ella y encontrarse pendiente


o haber sido declarada por el tribunal competente. La recusación es de orden privado y
opera a petición de parte.

N° 3 En haber sido acordada en los tribunales colegiados por menor número de


votos o pronunciada por menor número de jueces que el requerido por la ley o con la
concurrencia de jueces que no asistieron a la vista de la causa, y viceversa.

Esta causal dice relación con los acuerdos de los tribunales colegiados y comprende
las siguientes situaciones:

1) El haber acordado la sentencia por un menor número de votos que los exigidos por la
ley

2) El haber sido pronunciada por un menor número de jueces que los previstos por la ley

3) El haber sido pronunciada por jueces que no asistieron a la vista de la causa

4) El haber sido pronunciada sin la concurrencia de todos los jueces que asistieron a la
vista de la causa

N° 4 En haber sido dada ultra petita, esto es, otorgando más de lo pedido por las
partes, o extendiéndola a puntos no sometidos a la decisión del tribunal, sin perjuicio de la
facultad que éste tenga para fallar de oficio en los casos determinados por la ley.

Esta causal dice relación con la ultra petita. En la practica equivale a una verdadera
situación de incompetencia y en nuestra legislación se comprende la ultra petita y la extra
petita.

En doctrina, ultra petita es otorgar más de lo pedido y extra petita es extender el


fallo a puntos no sometidos a la decisión del tribunal.

Si el tribunal actúa fuera de la órbita de su competencia puede incurrir en ultra


petita, tanto en primera como en segunda instancia. En primera instancia el tribunal debe
ver lo pedido por las partes. El demandante plantea sus pretensiones fundamentalmente
en la demanda y las adiciona en la réplica. El demandado hace valer sus contrapretensiones
en la contestación y en la dúplica.

Página 117 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

El artículo 160 del cpc establece: Las sentencias se pronunciarán conforme al mérito
del proceso, y no podrán extenderse a puntos que no hayan sido expresamente sometidos
a juicio por las partes, salvo en cuanto las leyes manden o permitan a los tribunales proceder
de oficio.

Esto significa que el tribunal debe fallar conforme al mérito de autos y no puede
extenderse más allá de lo pedido por las partes.

El artículo 170 del cpc señala: Las sentencias definitivas de primera o de única
instancia y las de segunda que modifiquen o revoquen en su parte dispositiva la de otros
tribunales, contendrán:

N° 6 La decisión del asunto controvertido. Esta decisión deberá comprender todas


las acciones y excepciones que se hayan hecho valer en el juicio; pero podrá omitirse la
resolución de aquellas que sean incompatibles con las aceptadas.

No incurre en ultra petita cuando el tribunal puede actuar de oficio. Para esta causal
se debe analizar:

1) Los limites de la competencia del tribunal en los términos del art. 160 del cpc
2) La oportunidad de las partes para hacer valer sus pretensiones
3) Si las peticiones están o no en la parte resolutiva de la sentencia o en algún considerando
resolutivo
4) Si no se acogieron por considerarlas incompatibles
5) La facultad del juez de actuar de oficio
Estas causales del número 1 al 4 son las que miran al tribunal.

Dentro de las causales que miran a la resolución impugnada están:

N° 5 En haber sido pronunciada con omisión de cualquiera de los requisitos


enumerados en el artículo 170.

Esta causal se aplica a las sentencias definitivas del juicio ordinario y a los
procedimientos que no tengan señalados requisitos específicos para su sentencia. La
omisión de algún requisito señalado en el Autoacordado sobre la forma de las sentencias,
pero que no esté comprendido en el artículo 170, no cae en esta causal. Este artículo 170
regula las sentencias definitivas de primera instancia y las de segunda instancia que
confirmen o revoquen.

N° 6 En haber sido dada contra otra pasada en autoridad de cosa juzgada, siempre
que ésta se haya alegado oportunamente en el juicio.

Página 118 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Esta causal dice relación con la cosa juzgada como causal del recurso de casación en
la forma.

Tiene que haber sido alegada oportunamente en el curso del juicio, lo que guarda
relación con la preparación del recurso. La cosa juzgada también es causal del recurso de
revisión, pero el requisito aquí es no haberse alegado en el juicio en el cual la sentencia firme
recayó.

La alegación oportuna de la cosa juzgada hace procedente el recurso de casación en


la forma y su falta de alegación hace procedente el recurso de revisión.

El art. 810 del cpc establece: La Corte Suprema de justicia podrá rever una sentencia
firme en los casos siguientes:

N° 4 Si se ha pronunciado contra otra pasada en autoridad de cosa juzgada y que


no se alegó en el juicio en que la sentencia firme recayó.

N° 7 En contener decisiones contradictorias.

La resolución debe decidir el asunto controvertido en la parte resolutiva, pero


también pueden haber considerandos resolutivos. La causal consiste en que la resolución
contenga distintas decisiones y que entre ellas exista contradicción, pero es difícil que esto
se presente. En el fondo, existen decisiones contradictorias cuando las que se contienen en
una misma sentencia son anuladas. Para determinar la existencia de decisiones
contradictorias es menester efectuar una comparación entre las distintas decisiones que se
contienen en la parte resolutiva del fallo, entre sí, y el mérito del expediente.

N° 8 En haber sido dada en apelación legalmente declarada desierta, prescrita o


desistida.

El recurso de apelación puede terminar en forma anormal, por deserción,


prescripción o desistimiento. Esta causal se pone en el caso de que la resolución se haya
dictado una vez que la apelación haya declarada desierta, prescrita o desistida.

N° 9 En haberse faltado a algún trámite o diligencia declarados esenciales por la ley


o a cualquier otro requisito por cuyo defecto las leyes prevengan expresamente que hay
nulidad.

Esta causal se pone en el caso de que la resolución haya sido dictada en un


procedimiento en el cual se ha omitido un trámite esencial o que acarrea nulidad. El único
caso en que la omisión de un requisito acarrea nulidad esta contemplado en el artículo 61
inciso 3° del cpc que señala: “ La autorización del funcionario a quien corresponda dar fe o
certificado del acto es esencial para la validez de la actuación.”

Página 119 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

Esto se refiere a la autorización del ministro de fe en una actuación judicial. Esta


disposición nos remite a otras normas en que el legislador ha señalado cuales son los
trámites esenciales en primera, única y segunda instancia:

1) El art. 795 del cpc enumera los trámites o diligencias considerados esenciales para la
primera o única instancia en el juicio ordinario de mayor o menor cuantía y en juicios
especiales

2) El art. 800 del cpc señala cuales son los trámites o diligencias considerados esenciales
para la segunda instancia en los juicios ordinarios de mayor o menor cuantía y en juicios
especiales

3) El art. 789 del cpc señala cuales se consideran trámites esenciales para los juicios de
mínima cuantía

4) El art. 637 del cpc señala cuales son las normas mínimas en los juicios seguidos ante
arbitradores.

TRÁMITES ESENCIALES

La omisión de cualquiera de estos trámites o diligencias considerados esenciales da


lugar al recurso de casación en la forma en virtud del numeral 9° del artículo 768 del cpc.

TRAMITES ESENCIALES PARA LA PRIMERA O ÚNICA INSTANCIA

El artículo 795 del cpc establece: En general, son trámites o diligencias esenciales en
la primera o en la única instancia en los juicios de mayor o de menor cuantía y en los juicios
especiales:

1° El emplazamiento de las partes en la forma prescrita por la ley.

En materia civil el emplazamiento se configura con la notificación valida de la


demanda y el transcurso del término de emplazamiento. La notificación de la demanda se
realiza:
- personal en persona
- personal subsidiaria
- por avisos
- notificación tácita
- si no es la primera notificación, se puede notificar por cédula

Página 120 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
El término de emplazamiento puede ser de 15 días, de 15 días más 3 días o de 18
días más x (tabla de emplazamiento).

2° El llamado a las partes a conciliación, en los casos en que corresponda conforme


a la ley.

El llamado a conciliación se estableció como trámite obligatorio en el juicio ordinario,


al termino del período de discusión y antes de la recepción de la causa a prueba, y en el
procedimiento sumario en el acto del comparendo. En estos casos su omisión da lugar al
recurso de casación en la forma en virtud del art. 768 n° 9.

3° El recibimiento de la causa a prueba cuando proceda con arreglo a la ley.

En materia civil se debe recibir la causa a prueba cuando existan hechos sustanciales,
pertinentes y controvertidos. Si se omite este trámite a pesar de existir hechos sustanciales,
pertinentes y controvertidos, si el juez no recibiere la causa a prueba existiendo estos hechos,
la parte puede oponer el recurso de reposición contra la resolución que cita a oír sentencia.

4° La práctica de diligencias probatorias cuya omisión podría producir


indefensión.

Si en el procedimiento no se ordenó la práctica de determinadas diligencias


probatorias y esa omisión produjo la indefensión de alguna de las partes. Esta situación sólo
se va a poder calibrar cuando exista la sentencia, antes no.

5° La agregación de los instrumentos presentados oportunamente por las partes,


con citación o bajo el apercibimiento legal que corresponda respecto de aquella contra la
cual se presentan.

Este numeral fue modificado el año 1989 por la ley n° 18.882. Comprende la
agregación de instrumentos y la citación o apercibimiento legal correspondiente.

Los instrumentos públicos se acompañan con citación, es decir, la contraparte tiene


un plazo de 3 días para reclamar.
Los instrumentos privados se acompañan bajo el apercibimiento del n° 3 del art. 346
del cpc.

Art. 346 : Los instrumentos privados se tendrán por reconocidos:


N° 3 Cuando, puestos en conocimiento de la parte contraria, no se alega su falsedad
o falta de integridad dentro de los seis días siguientes a su presentación , debiendo el
tribunal, para este efecto, apercibir a aquella parte con el reconocimiento tácito del
instrumento si nada expone dentro de dicho plazo.

Página 121 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
6° La citación para alguna diligencia de prueba. La expresión citación esta tomada
como sinónimo de notificación. El CPC en el Art. 324, establece que toda diligencia
probatoria debe realizarse previo decreto del tribunal notificado a las partes.

7° La citación para oír sentencia definitiva, salvo que la ley no establezca este
tramite. Hoy en día, la citación para oír sentencia no existe como tramite obligatorio
solamente en el juicio ordinario, sino que también existe en el juicio ejecutivo, en el
procedimiento sumario y en juicio sobre partición de bienes.

TRAMITES ESCENCIALES EN SEGUNDA INSTANCIA EN LOS JUICIOS DE MAYOR


O MENOR CUANTIA Y EN JUICIOS ESPECIALES.

Aquí tenemos que aplicar el Art.800 del CPC, que dice: “ En general, son tramites o
diligencias esenciales en la segunda instancia de los juicios de mayor o de menor cuantía y en los
juicios especiales:

1° El emplazamiento de las partes, hecho antes de que el superior conozca del recurso. En
materia civil comprende la notificación de la resolución que concedió el recurso que se
cumple ante el tribunal de Primera instancia y el transcurso del plazo de que disponen las
partes para comparecer a seguir el recurso que se cumple ante el tribunal de Segunda
instancia.(El emplazamiento, a propósito del recurso de Apelación es complejo, que se
configuraba ante dos tribunales diferentes. Ante el tribunal de Primera instancia es la
notificación de la resolución que concede el recurso, y ante el tribunal de Segunda instancia
es el plazo de que disponen las partes para seguir con el recurso. Art. 200).

2° La agregación de los instrumentos presentados oportunamente por las partes, con citación
o bajo el apercibimiento legal que corresponda respecto de aquella contra la cual se presentan. En
Segunda instancia los documentos se pueden presentar hasta la vista de la causa. (Art. 348)

3° La citación para oír sentencia definitiva. En Segunda instancia, la citación para oír
sentencia es un tramite complejo que desacuerdo a la jurisprudencia se configura con los
siguientes elementos:

1.- Con la dictación del decreto “Autos en relación”


2.- El anuncio
3.- La relación
4.- Los alegatos

La omisión de cualquiera de estos tramites, significa la omisión de la citación para


oir sentencia.

4° La fijación de la causa en tabla para su vista en los tribunales colegiados, en la forma


establecida en el Art. 163.

Página 122 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

5° Los indicados en los números 3, 4 y 6 del Art. 795, en caso de haberse aplicado lo dispuesto
en el Art. 207. El Art. 207 reglamenta la posibilidad de rendir prueba ante la Segunda
instancia. El Art.768, que es el que nos señala las causales del recurso de casación en la
forma, en el N° 9, nos abre un abanico de causales por las cuales se pierde el carácter de
taxativo de ese Articulo, para adquirir el carácter de ser un articulo que se puede denominar
como taxativo-genérico, y en este evento la causal se configura con el juego de esta norma
del Art 800 N° 5, el Art 795 ( que son los tramites o diligencias considerados esenciales ante
la Primera o única instancia conjuntamente con el Art. 768 N ° 9.

INTERPOSICION DEL RECURSO DE CASACION EN LA FORMA

Se interpone por la parte agraviada, y el agravio se compone de un elemento


objetivo, que es el vicio y de un elemento subjetivo, que el vicio afecte al recurrente y que
este no haya consentido en el vicio, es decir, que haya preparado el recurso de casación, que
haya alegado, que haya interpuesto todos los recursos que establece la ley.

Antes de la Ley 18705, existían dos situaciones: 1.- Tratándose de la interposición de


un recurso de casación en la forma contra una sentencia de Primera instancia, se interponía
en un solo escrito. 2.- Tratándose de la interposición de un recurso de casación en la forma
en contra de una sentencia de única o Segunda instancia se interponía a través de dos
escritos: un escrito de anuncio y otro de formalización.

A partir de la modificación de Ley 18705, el recurso de casación en la forma se


interpone en un solo escrito, pero igual se debe distinguir:

1.-) Si el recurso de casación en la forma se interpone en contra de una sentencia de


Primera instancia, el plazo de interposición es el plazo del cual disponen las partes para
apelar. Y si también se va a interponer el recurso de apelación, se interponen conjuntamente
en un mismo escrito. El plazo para apelar es de 10 días para una sentencia definitiva, y de 5
días para una sentencia interlocutoria.

2.-) Si el recurso se interpone en Segunda instancia o en Única instancia en contra de


una sentencia, el plazo es de 15 días siguientes a la fecha de la notificación de la sentencia
en contra de la cual se recurre.

El escrito de interposición del recurso de casación en la forma es un escrito formalista


y de derecho estricto, y debe cumplir con los requisitos establecidos en el Art. 772:

1.- Debe cumplir con los requisitos comunes a todo escrito.


2.- Debe mencionar expresa y determinadamente el vicio o defecto en que se funda el
recurso y la ley que concede el recurso por la causal que se invoca.
3.- Debe ser patrocinado por abogado habilitado que no sea procurador del numero.

Página 123 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
4.- Debe señalarse la forma en que se ha preparado el recurso, y si no lo ha sido, las razones
por las cuales no se ha preparado.

TRAMITACION DEL RECURSO ANTE EL TRIBUNAL AQUO

Lo primero que existe es un examen de admisibilidad del recurso. Interpuesto el


recurso contra una sentencia de Primera, Segunda o Única instancia, de examinarse la
admisibilidad, que comprende dos aspectos:

1.- Si se ha interpuesto en tiempo.


2.- Si ha sido patrocinado por abogado habilitado para el ejercicio de la profesión que no sea
procurador del número.

Este examen formal del recurso, que simplifico por la Ley 18705, lo que hace es que,
se dicte una resolución en el caso de no cumplir con estos requisitos de inadmisibilidad del
recurso, resolución que solo puede impugnarse a través de un recurso de reposición
fundado en un error de hecho, dentro de tercero día. Esta resolución que resuelva sobre la
reposición es inapelable. (Art 778-inc. 1° Art 776)

COMPULSAS

Corresponde sacar compulsas o fotocopias al recurrente, en términos que si no


cumple, se lo tiene por desistido. Al tribunal superior se envían los originales y en el tribunal
inferior quedan las compulsas para el cumplimiento de las sentencias.
Si la apelación se ha concedido en ambos efectos no es necesario sacar compulsas.

REMISION DEL EXPEDIENTE

Debe remitirse al tribunal superior y es obligación del recurrente pagar los gastos de
correo y de franqueo del expediente. Si no se paga se le tendrá por no interpuesto el recurso.

EFECTOS DE LA INTERPOSICION DEL RECURSO EN EL CUMPLIMIENTO


DE LA RESOLUCION IMPUGNADA

1.- La resolución impugnada por el recurso de casación en la forma, por regla


general, es una resolución que causa ejecutoria, es decir, es una resolución que puede
cumplirse a pesar de existir recursos pendientes en su contra (Art 773). Sin embargo esta
regla general tiene excepciones:

Página 124 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
a) Art 773 inc. 1Cuándo su cumplimiento haga imposible llevar a efecto la que se
dicte si se acoge el recurso, como seria si se tratare de una sentencia que declare la nulidad
de un matrimonio o permita el de un menor. Esta es una excepción general. La calificación
de esta circunstancia corresponde al tribunal a quo a petición del recurrente. Para que no se
cumpla el fallo debe solicitar al tribunal expresamente que se acoja la excepción de
cumplimiento.

b) Art 773 inc. 2° La parte vencida podrá exigir que no se lleve a efecto la sentencia
mientras la parte vencedora no rinda fianzas de resultas a satisfacción del tribunal que haya
dictado la sentencia recurrida. Esta excepción no se puede aplicar cuando la resolución
recurrida sea una sentencia definitiva dictada contra el demandado en un juicio ejecutivo,
en un juicio posesorio, en un juicio de desahucio, o en juicio de alimentos. Este derecho lo
puede solicitar el recurrente conjuntamente con interponer el recurso a través de una
solicitud separada que se agregara al cuaderno de compulsas que se enviara al tribunal que
deba conocer del cumplimiento del fallo.

2.- Art 774. Significa que interpuesto el recurso, no puede el mismo modificarse.
Interpuesto el recurso, no puede hacerse en el variación de ningún genero. Por consiguiente,
aun cuando el progreso del recurso se descubra alguna nueva causa en que haya podido
fundarse, la sentencia recaerá únicamente sobre las alegadas en tiempo y forma.

Precluye la facultad por ejercicio de ella, sin perjuicio de la facultad del tribunal para
poder casar de oficio

TRAMITACION DEL RECURSO ANTE EL TRIBUNAL AD-QUEM

La tramitación del recurso de Casación en la Forma es muy parecida a la tramitación


del recurso de Apelación ante el tribunal superior.

1° Certificación de Ingreso: Lo primero que se hace al momento de la llegada del


expediente al tribunal superior es certificar su ingreso. Esta certificación la hace la Secretaría
del tribunal Ad Quem. A partir del ingreso comienza a correr el plazo de que disponen las
partes para comparecer a seguir el recurso; si el recurrente no comparece se produce la
DESERCIÓN del recurso; y si es el recurrido quien no comparece, se produce la REBELDÍA

2° Examen de Admisibilidad: Seguido término el tribunal procede a hacer un


examen de Admisibilidad del recurso el cual es mucho más amplio que el examen que hace
el tribunal A Quo, a saber:

- En primer lugar, se examina si la sentencia objeto del recurso es de aquellas


contra las cuales procede el recurso de Casación en la Forma.
- Luego, si el recurso se interpuso dentro de plazo.

Página 125 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
- Si el recurso está patrocinado por abogado habilitado para el ejercicio de la
profesión que no sea Procurador del Número.
- Si se menciona expresa y determinadamente el vicio o defecto en que se funda
el recurso y la ley que lo concede por la causal que se invoca.

Como podemos darnos cuenta, hay un doble examen de admisibilidad de requisitos,


siendo mayor la rigurosidad en lo que se refiere a ver si la sentencia es de aquellas
susceptibles de Casación en la Forma y si se menciona de forma expresa y determinada el
vicio, además de invocar la causal en que se basa el recurso.

Si el tribunal encuentra mérito para considerarlo inadmisible, lo declara SIN LUGAR


desde luego por medio de una resolución fundada.

Actualmente, NO es causal para declarar inadmisible el recurso de Casación en la


Forma, el hecho de que no se haya Preparado el recurso. Después de la Vista de la Causa, si
no se ha preparado se declararía que el recurso es IMPROCEDENTE.

3° Puede pasar que se considere Inadmisible como recurso, porque se ha omitido


cumplir con alguno de los requisitos de derecho estricto, pero en ese caso hay motivo
suficiente como para casar De Oficio; el tribunal en este caso ordenará traer el expediente
para casar de oficio. En los demás casos, se ordena traer los Autos en Relación para seguir
adelante con el recurso cuando ha sido estimado ADMISIBLE.

Las partes pueden presentar escritos de “Téngase presente “. Las reglas sobre la
Vista de la Causa se aplican íntegramente, con la salvedad de que varía la duración de los
Alegatos: una hora en Casación en la Forma, dos horas en Casación en el Fondo, y de media
hora en los demás casos.

Art. 783° “En la vista de la causa se observarán las reglas establecidas para las
apelaciones. La duración de las alegaciones de cada abogado se limitará a una hora en los
recursos de casación en la forma y a dos horas en los de casación en el fondo. En los demás
asuntos que conozca la Corte Suprema, las alegaciones sólo podrán durar media hora
El tribunal podrá, sin embargo, por unanimidad prorrogar por igual tiempo la
duración de las alegaciones. Con todo, sise tratare de una materia distinta a la casación, el
tribunal podrá prorrogar el plazo por simple mayoría.
Las partes podrán hasta el momento de verse el recurso, consignar en escritos
firmados por un abogado que no sea procurador del número las observaciones que estimen
convenientes para el fallo del recurso”.

Puede haber PRUEBA ante el tribunal Ad Quem. La posibilidad de que exista prueba
es en relación a los hechos que configuren las causales de Recusación e Implicancia; y se
contempla un término probatorio de 30 días.

Página 126 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
En relación a los abogados tenemos que ver el artículo 803° del C.P.C.

FORMAS DE TERMINAR EL RECURSO DE CASACION EN LA FORMA:

El modo normal es la sentencia que falla el recurso. Las formas anormales pueden
ser Directas o Indirectas.

Las formas Anormales DIRECTAS son:

a) La declaración de Inadmisibilidad del recurso, una vez que se encuentre ejecutoriada


b) La Deserción del recurso, cuando no comparece el recurrente o por no dejar dinero
suficiente para las compulsas o franqueo del expediente.
c) Por la Prescripción del recurso.
d) Por el Desistimiento del recurso.

Las formas Anormales INDIRECTAS:


a) La Transacción
b) El Desistimiento de la Demanda
c) El Abandono del Procedimiento.
d) La Conciliación.

Respecto a la forma Normal Directa de poner término al recurso, es decir, el FALLO


o SENTENCIA, existe una vinculación con el recurso de Apelación en lo que dice relación
con las sentencias dictadas en 1° instancia, donde se puede recurrir de Apelación y de
Casación en un mismo escrito. En este caso se tramitan conjuntamente ambos recursos; hay
una sola vista de la causa, pero se falla primero el recurso de Casación en la Forma, y si se
acoge la casación, se tiene por no interpuesta la Apelación. Si se rechaza el recurso de
Casación o no puede pronunciarse sobre él, el tribunal entra a fallar la apelación.

El Fallo del recurso puede acoger o denegar la Casación en la Forma, pero existe una
situación intermedia en la cual el tribunal Ad Quem no acoge ni rechaza, sino que de
acuerdo con el inciso final del artículo 768°, puede ordenar al tribunal A Quo que complete
el fallo cuando el vicio en el cual se funda el recurso es “ la falta de pronunciamiento sobre
alguna acción o excepción. La otra alternativa sería casar la sentencia por no cumplir con los
requisitos del artículo 170° del CPC. Lo normal es que el tribunal acoja o deniegue el recurso.

El artículo 768° lo que hace es recoger el principio de Protección en virtud del cual
la nulidad sin Perjuicio NO opera, de modo que a pesar de haberse configurado
perfectamente el recurso el tribunal puede no acogerlo si no llega a la conclusión de que el
recurrente ha sufrido un perjuicio reparable sólo con la Nulidad del fallo; o si bien existiendo
el vicio, éste no ha influido sustancialmente en lo dispositivo del fallo.

El que acoja o deniegue el recurso depende:

Página 127 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

1.- Tiene que determinar si la causal es de aquellas que hace procedente el recurso de
Casación en la Forma.
2.- Si los hechos invocados configuran la causal.
3- Si los hechos que configuran la causal están o no acreditados.

En el evento que estas 3 circunstancias concurran, el tribunal tiene la posibilidad de


acoger el recurso. Si no concurren puede no acogerlo.

Concurriendo las circunstancias, el tribunal debe analizar si el recurrente no ha


sufrido un Perjuicio reparable sólo con la invalidación del fallo, y si el vicio no ha influido
sustancialmente en lo dispositivo del fallo. En esta situación el tribunal está facultado para
no acoger el recurso. Es FACULTATIVO, no es obligatorio.

Efectos que produce el fallo que ACOGE el recurso de Casación en la Forma:

A) La resolución judicial se invalida, se declara Nula, y el tribunal Ad Quem fija en su


sentencia el instante procesal al cual se retrotrae el procedimiento, en el evento de que
los vicios invocados se hayan producido durante el curso del juicio.

B) El expediente se remite para el conocimiento por el tribunal correspondiente. Y cuál es


el tribunal correspondiente? El no inhabilitado. Es el tribunal al cual le correspondería
conocer en caso de Recusación del o de los jueces que lo fallaron.

Art. 786° CPC “ En los casos de casación en la forma, la misma sentencia que declara
la casación determinará el estado en que queda el proceso, el cual se remitirá para su
conocimiento al tribunal correspondiente Este tribunal es aquél a quien tocaría conocer del
negocio en caso de recusación del juez o jueces que pronunciaron la sentencia casada
Si el vicio que diere lugar a la invalidación de la sentencia fuere alguno de los
contemplados en las causales 4°, 5°, 6° y 7° del artículo 768, deberá el mismo tribunal, acto
continuo y sin nueva vista, pero separadamente, dictar la sentencia que corresponda con
arreglo a la ley
Lo dispuesto en el inciso precedente regirá, también, en los casos del inciso primero
del artículo 776, si el tribunal respectivo invalida de oficio la sentencia por alguna de las
causales antes señaladas”.

C) El tribunal que acoge el recurso, debe dictar lo que se denomina una SENTENCIA DE
REEMPLAZO, cuando se trata de vicios que se han cometido en la sentencia misma.

Página 128 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Entonces, para que se dicte una sentencia de Reemplazo la sentencia recurrida debió
haberse casado por alguna de las causales de los numerales 4°, 5°, 6°, 7°. En ese caso se
procede a dictar lo que se denomina sentencia de Reemplazo.

Si se ha casado en virtud de las causales 1°, 2° o 3° solamente hay sentencia de


Casación.

En el primer caso, por tanto, habrá sentencia de casación y sentencia de reemplazo.

Efectos que produce el fallo que RECHAZA el recurso:

A) La sentencia es válida, queda a firme y no se modifica.


B) Se debe condenar en costas.

La Consignación: Antes de la modificación de que fue objeto el recurso de Casación


con la ley 19.374, si se perdía el recurso se perdía la consignación, pudiendo elevarse al
doble si era por unanimidad.

A la inversa, cuando se acogía el recurso debía devolverse la consignación.


Hoy en día, NO existe la Consignación para efectos del recurso de casación, se
eliminó.

Ciertas Situaciones Especiales que se producen cuando se interpone conjuntamente


con la Casación otro Recurso:

I) Recurso de Casación en la Forma y Recurso de Apelación:

Art. 798° “El recurso de casación en la forma contra la sentencia de primera instancia
se verá conjuntamente con la apelación. Deberá dictarse una sola sentencia para fallar la
apelación y desechar la casación en la forma.
Cuando se dé lugar a este último recurso, se tendrá como no interpuesto el recurso
de apelación
Si sólo se ha interpuesto recurso de casación en la forma, se mandarán traer los autos en
relación”.

II) Recurso de Casación en la Forma y Recurso de Casación en el Fondo:

Art. 808° inc. 1° “Si contra una misma sentencia se interponen recursos de casación
en la forma y en el fondo, éstos se tramitarán y verán conjuntamente y se resolverán en un
mismo fallo.”

Página 129 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

LA CASACION DE OFICIO

La Casación de Oficio está reglamentada en el artículo 775° inciso final.

Es la facultad otorgada a los tribunales para que en ciertas circunstancias puedan


impugnar de propia iniciativa resoluciones judiciales, si aparecen de manifiesto vicios que
autorizan el recurso de CASACIÓN EN LA FORMA

Tiene por objeto permitir que el tribunal impugne un resolución que adolece de un
vicio que influya en lo dispositivo del fallo a pesar de no haberse formalizado el recurso de

Características:

1.- En materia Civil, la Casación de Oficio es la manifestación más relevante del principio
Inquisitivo.

2- No es imperativo para el juez el casar de oficio; es una facultad, por tanto, no se puede
reclamar si no lo hace.

3.- No se requiere Preparar el recurso, por cuanto el tribunal no está conociendo por vía de
recurso, sino en virtud de una facultad de oficio.

4.- Puede casarse por cualquiera de las causales que autorizan el recurso de casación en la
forma.
El tribunal puede, eventualmente, casar por otras causales distintas a las que fueron
planteadas, desestimando las causales por las cuales se interpuso el recurso, para lo cual no
tiene limitación.

5.- Si al momento de casar en la forma de Oficio existe un recurso de Casación pendiente,


el tribunal lo tiene por no interpuesto o lo rechaza previamente.

Requisitos de la Casación de Oficio:

Art.775ª “No obstante lo dispuesto en los artículos 769ª y 774º, pueden los
tribunales conociendo por vía de Apelación, Consulta o Casación o en alguna incidencia,
invalidar de oficio la sentencia cuando los antecedentes del recurso manifiesten que ellas
adolecen de vicio que dan lugar a la casación en la forma, debiendo oír sobre este punto a
los abogados que concurran a alegar a la vista de la causa e indicar a los mismos los posibles
vicios sobre los cuales deberán alegar.
Si el defecto que se advierte es la omisión del fallo sobre alguna acción o excepción
que se haya hecho valer en el juicio, el tribunal superior podrá limitarse a ordenar al de la

Página 130 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
causa que complete la sentencia dictando resolución sobre el punto omitido y entretanto
suspenderá el fallo del recurso.”

En base a este art., LOS REQUISITOS DE LA CASACION DE OFICIO son:

A.- Que el tribunal Ad Quem esté conociendo de la causa por alguna de las siguientes
vías: Apelación, Consulta, Casación o alguna Incidencia. La jurisprudencia ha tomado la
expresión “ alguna incidencia “ en forma general. Vale decir, no solamente Incidentes;
podría por ejemplo estar conociendo de un recurso de Queja.

B.- Debe existir un vicio que autorice la Casación en la Forma, concurriendo alguna
de las causales del art. 768ª CPC

El legislador aplico esta misma norma del art. 768ª ampliándola, en el sentido de que
si la falta observada es porque se ha omitido el pronunciamiento sobre alguna acción o
excepción, el tribunal Ad Quem puede remitir el expediente al tribunal A Quo para que
complete la sentencia.

C.- Que de los antecedentes que se tienen a la vista, el tribunal vea de manifiesto la
existencia del vicio.

Tramitación de la Casación de Oficio:

La única norma dada a este respecto está en el art. 775ª, donde se establece que se
debe oír sobre el punto de casación de oficio a los abogados que concurran a alegar en la
vista de la causa e indicarle a los mismos los posibles vicios sobre los cuales deberán alegar.

EFECTOS DE LA CASACION DE OFICIO

Produce los mismos efectos que si se hubiera acogido el recurso de Casación

- Si se trata de vicios producidos durante el procedimiento ( numerales 1°, 2°,


3°, 8° y 9° del art 768° ) : se invalida la sentencia; en segundo termino se fija el
instante procesal al cual se retrae el proceso; y en tercer lugar, se envía al
tribunal que ha de conocer del asunto.

- Si se trata de vicios que se hayan cometido en la sentencia en virtud de las


causales del art. 768° numerales 4°, 5°, 6° y 7° : se invalida la sentencia; y
en segundo lugar, se debe dictar Sentencia de Reemplazo.

Página 131 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

EL RECURSO DE CASACION EN EL FONDO

Hemos dicho con anterioridad que la Casación en general fue objeto de una reforma
sistemática con el objeto de encauzarla en relación a su naturaleza intrínseca, haciéndose lo
propio con el recurso de Queja.

Concepto: Es un acto procesal de parte agraviada por ciertas resoluciones judiciales


para obtener que la Corte Suprema las invalide por haber sido dictadas con infracción de
ley que influye sustancialmente en lo dispositivo del fallo y que las reemplace por otra
resolución en que se aplique correctamente la ley.

Características del recurso de Casación en el Fondo:

A) Es un Recurso Extraordinario que procede contra ciertas y determinadas resoluciones


dictadas con infracción de ley en materia Civil, y en materia Penal, contra determinadas
resoluciones por causales taxativamente enumeradas de infracción de ley penal que
indica el legislador.

B) Es un recurso de Nulidad, pero no sólo de nulidad, porque si se acoge el recurso de


Casación en el Fondo debe dictarse una Sentencia de Reemplazo en que se aplique
correctamente la ley.

C) Es un recurso de competencia Exclusiva y Excluyente de la Corte Suprema.

D) Sólo procede contra algunas resoluciones judiciales dictadas por determinados


tribunales.

Página 132 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

E) Es un recurso de Derecho Estricto y Formalista.

F) Se interpone ante el tribunal que dicto la resolución casable para que conozca la Corte
Suprema.

G) No constituye instancia. Está absolutamente vedado al tribunal de casación el examen de


los Hechos; es un recurso que se refiere al Derecho.

Existe un solo caso en el cual podrían llegarse a alterar los Hechos, llegándose a
modificar lo que significa la configuración de los hechos que se da cuando la ley infringida
es una ley reguladora de la prueba, en los siguientes casos:

- Cuando se admite un medio probatorio no establecido por la ley.


- Cuando se altera la Carga de la Prueba.
- Cuando se infringen las leyes que regulan el valor probatorio de los medios de
prueba.

H) Es un recurso renunciable.

El carácter de Extraordinario de este recurso nace de la naturaleza de las resoluciones


que lo admiten, por lo que deben cumplir con los siguientes requisitos:

i) Debe ser Sentencia Definitiva o Sentencia Interlocutoria que ponga término al juicio
o haga imposible su prosecución.
ii) Debe tratarse de una sentencia Inapelable; no basta que haya sido dictada por un
Corte de Apelaciones, sino que además debe ser inapelable y el carácter de tal se lo
da la ley.
iii) En cuanto al órgano jurisdiccional que la emite, sólo hay dos tribunales cuyas
resoluciones son susceptibles del recurso de Casación en el Fondo: Cortes de
Apelaciones y tribunales árbitros de derecho de segunda instancia que estén
conociendo de materias propias de una Corte de Apelaciones.

Art.767ª “ El recurso de casación en el fondo tiene lugar contra sentencias definitivas


inapelables y contra sentencias interlocutorias inapelables cuando ponen término al juicio
o hacen imposible su continuación, dictadas por Cortes de Apelaciones o por un tribunal
arbitral de segunda instancia constituido por árbitros de derecho en los casos en que estos
árbitros hayan conocido de negocios de la competencia de dichas Cortes, siempre que se
hayan pronunciado con infracción de ley y que esta infracción haya influido
substancialmente en lo dispositivo de la sentencia.”

Página 133 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
El recurso de Casación en el título en que está tratado tiene denominación genérica;
no distingue si es Casación de Forma o es Casación de Fondo en el CPC. Ambos recursos
están mezclados, careciendo de articulados especiales.

El art. 766ª por ejemplo, habla de las resoluciones contra las cuales procede el recurso
de Casación en la Forma en materia civil; y el 767ª de las resoluciones en contra las cuales
procede el recurso de Casación en el Fondo.

Antes de la modificación de que fue objeto por la ley Nro. 19.374, debía tratarse de
una resolución dictada en asuntos que excedieran de una cuantía determinada. El art. 767ª
distinguía algunas situaciones, de lo cual se concluía que se requería que fuera dictada en
procedimientos cuya cuantía excediera de 15 UTM en asuntos que fueran susceptibles de
apreciación pecuniaria; podía suceder que se dictara una sentencia en un asunto que no
fuera susceptible de apreciación pecuniaria, y que también existieren asuntos en esa misma
sentencia que sí fueren susceptibles de tal apreciación, en ese caso la cuantía se determinaba
por las peticiones consecuenciales.
Actualmente, lo anterior ya no rige; tampoco existe la consignación.

SUJETOS DE LA CASACIÓN:

Se encuentra legitimada una parte cuando concurren los siguientes requisitos:

1.- Ser parte en al juicio.


2.- Ser parte agraviada, entendiéndose que se encuentra perjudicada por la sentencia con la
infracción de ley en que se ha incurrido la que ha influido sustancialmente en lo dispositivo
del fallo.

CAUSALES DEL RECURSO DE CASACION EN EL FONDO:

En MATERIA CIVIL: Existe una Causal Genérica que consiste en la Infracción de Ley
que ha influido sustancialmente en lo dispositivo del fallo y expresamente así lo dice la
parte final del citado artículo 767° CPC.

En MATERIA PENAL: La causal no es Genérica, sólo procede por las causales


taxativamente enumeradas en el art. 546° CPP.

Para analizar el recurso de Casación en el Fondo en la Materia Civil tenemos que


analizar esta causal genérica y para ello debemos analizar: qué entendemos por “Ley”, qué
es “Infracción de ley” y qué significa “ Que haya influido sustancialmente en lo dispositivo
de la sentencia”.

Página 134 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Concepto de LEY: La jurisprudencia lo ha tomado en un sentido amplio incluyendo
a la Constitución Política; los DFL; los DLs; la costumbre en materia mercantil en silencio
de la ley, y en materia civil cuando la ley se remite a ella; los Tratados Internacionales que
hayan sido aprobados en conformidad a nuestro ordenamiento jurídico; la ley extranjera en
los casos que la legislación nacional la incorpora al estatuto nacional; y, por último, la
normativa contractual ( art. 1545° CC )

Respecto al Contrato como Ley han existido dos posiciones:

- La primera posición señalaba que la expresión “ Ley “ usada por el CC venía a


reforzar el contrato y NO se aceptaba como causal de Casación en el Fondo. Sería
una ley particular para las partes.
- La otra posición sostiene que es una ley particular entre las partes. Últimamente
ésta es la opinión acogida, aceptándose, en definitiva como causal.

Infracción de Ley:

La Jurisprudencia ha dicho que nunca procederá el recurso de Casación en el Fondo


por una infracción de ley procesal que hubiera hecho posible aplicar el recurso de Casación
en la Forma.

En materia Penal existe una clasificación de leyes procesales que ha sido recogida
por la jurisprudencia y tenemos que esta clasificación habla de Leyes Ordenatoria Litis y de
Leyes Descisoria Litis.

Las leyes Ordenatoria Litis son aquellas que ordenan el proceso; son leyes Decisoria
Litis aquellas leyes que permiten resolver la cuestión controvertida.

Es por esto que se ha dicho que el recurso de Casación en el Fondo procede cuando
la ley procesal infringida es Decisorio-Litis.

Las Leyes Reguladoras de la Prueba son un conjunto de normas legales que


permiten resolver la cuestión controvertida que se refieren al establecimiento de los medios
de prueba, a la forma de rendirla, al valor y a la apreciación de la prueba rendida y en
algunos casos exigen un medio probatorio para acreditar una situación determinada o
excluyen un determinado medio para probar una situación.

La jurisprudencia acepta la infracción de las leyes reguladoras de la prueba como


causal que hace procedente el recurso de Casación en el Fondo. Las leyes reguladoras de la
prueba en algunos casos hacen procedente el recurso de Casación en la Forma; jamás se ha
aceptado como causal la infracción de ley que influya en la forma de rendir la prueba;
tampoco, cuando la infracción de ley diga relación con la forma como se apreció la prueba,
no así si la ley establece un valor probatorio fijo, porque si el juez para la apreciación de la

Página 135 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
prueba tiene un abanico de opciones, éste tiene la posibilidad de decidir cuál es el camino
que en definitiva sigue.

También se admite el recurso de Casación en el Fondo en los casos en que la ley


prescribe un medio probatorio específico y éste no se ha aplicado.
Adicionalmente, también se admite este recurso si se altera la carga de la prueba.

Forma como se puede producir la Infracción de Ley:

1°.- Se puede producir por contravención formal de la ley, cuando se prescinde de


la ley y el tribunal resuelve en contravención u oposición a ella.

2°.- Por errónea interpretación de la ley: puede suceder que el tribunal de segunda
instancia haya interpretado la ley en una forma distinta a lo que considere la Corte
Suprema; se le da un sentido diverso a la correcta interpretación de la ley. Este es el caso en
que más comúnmente se comete infracción de ley.

3°.- Y, por último, la Falsa aplicación de la ley cuando se aplica una ley determinada
a una hipótesis fáctica a la que no era aplicable o no se aplica la ley que era aplicable al caso
concreto.
Que la infracción de ley haya influido sustancialmente en lo dispositivo del fallo:
cuando la corrección del vicio cometido en la sentencia recurrida importa la modificación
total o parcial de su parte resolutiva.

Limitaciones que tiene la Corte Suprema para conocer y fallar el recurso de Casación
conocer en el Fondo:

- Los recursos de Casación NO constituyen instancia, sólo versan sobre las


cuestiones de derecho, nunca sobre las de hecho, salvo la circunstancia específica
ya vista.

Esta limitación fluye de los arts. 785° y 807° CPC. que reglamentan el fallo del
recurso de Casación en el Fondo cuando se acoge en términos que la casación en el fondo
no puede alterar la configuración de los hechos y tampoco se admiten medidas para mejor
resolver que permitan modificar los hechos. Está prohibida la Prueba de Hechos; ésta queda
congelada en la casación, sin perjuicio del efecto que produce si el vicio es la infracción de
la ley reguladora de la prueba.

Art. 785° “ Cuando la Corte Suprema invalide una sentencia por casación en el fondo, dictará
acto continuo y sin nueva vista, pero separadamente, sobre la cuestión materia del juicio que haya
sido objeto del recurso, la sentencia que crea conforme a la ley y al mérito de los hechos tales como se
han dado por establecidos en el fallo recurrido, reproduciendo los fundamentos de derecho de la

Página 136 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
resolución casada que no se refieran a los puntos que hayan sido materia del recurso y la parte del
fallo no afectada por éste.
En los casos en que desechare el recurso de casación en el fondo por defectos en su
formalización, podrá invalidar de oficio la sentencia recurrida, si se hubiere dictado con infracción de
ley y esta infracción haya influido substancialmente en lo dispositivo de la sentencia. La Corte deberá
hacer constar en el fallo de casación esta circunstancia y los motivos que la determinan, y dictará
sentencia de reemplazo con arreglo a lo que dispone el inciso precedente.”

Art. 807° inciso 1° “ En el recurso de casación en el fondo, no se podrán admitir ni decretar


de oficio para mejor proveer pruebas de ninguna clase que tiendan a establecer o esclarecer los hechos
controvertidos en el juicio en que haya recaído la sentencia recurrida.”

Aquí tenemos que distinguir diversos elementos, a saber:

a) Elementos de Hecho: son los elementos prácticos.


b) Elementos de Derecho: la calificación jurídica de los hechos.

Los Hechos del pleito son los conocimientos de carácter material que lo constituyen,
sin los cuales no puede subsistir.

Las cuestiones de Derecho son todas aquellas que miran a la calificación jurídica del
hecho y al establecimiento de sus consecuencias jurídicas. La prueba recae sobre los hechos
y una vez probado es el tribunal quien aplica la ley a esos hechos.

Interposición del Recurso de Casación en el Fondo:

El recurso de Casación en el Fondo debe interponerse por la parte agraviada ante el


tribunal que dictó la resolución que será una Corte de Apelaciones o un tribunal arbitral de
segunda instancia conociendo de materias propias de una Corte de Apelaciones, para que
el recurso sea conocido por la Corte Suprema quien tiene la competencia exclusiva y
excluyente para conocer del mismo.

El concepto de parte agraviada aquí es más sencillo que el concepto aplicable al


recurso de casación en la forma. Se configura por dos elementos:

a) El agravio Objetivo, que corresponde a quien la sentencia perjudica.


b) El agravio Subjetivo, que sería a quien la infracción le afecte.

La interposición del recurso de casación en el fondo fue simplificada por la ley N°


18.705. Con anterioridad se exigía un escrito de Anuncio y un escrito de Formalización del
recurso.

Página 137 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Hoy en día, el recurso se interpone mediante un solo escrito que es el escrito de
Formalización del recurso; éste debe interponerse dentro de los 15 días siguientes a la fecha
de notificación de la sentencia contra la cual se recurre. Lo mismo ocurre tratándose del
recurso de casación en la forma.

Hasta antes de la ley N° 19.374 al escrito de interposición debía acompañarse una


boleta de consignación en la cuenta corriente del tribunal por el monto que señalaba la ley
que era del 1% de la cuantía del juicio, sin exceder de 1 UTM. Ahora, si se interponía
Casación de Forma y de Fondo conjuntamente, el monto era del 1% más un tercio por la
casación de forma. (1,33 % de la cuantía del juicio)

Claramente, la Casación se restringía por dos razones; la primera, desde el punto de


vista económico, dado que las partes no siempre estaban en situación de realizar la
consignación; y, además, por su excesivo formalismo.

Requisitos del Escrito de Interposición:

1) Requisitos comunes a todo escrito.


2) Se debe expresar en qué consisten él o los errores de derecho de que adolece la
sentencia recurrida.
3) Se debe señalar de qué modo ese o esos errores de derecho influyen
sustancialmente en lo dispositivo del fallo.
4) Debe ser patrocinado por abogado habilitado para el ejercicio de la profesión
que no sea Procurador del Número. Ver Art. 772

Efectos de la Interposición del Recurso:

La interposición del recurso de casación en el fondo produce los mismos efectos que
el de forma respecto del cumplimiento del fallo, de modo que la regla general es que la
interposición del recurso NO suspende el cumplimiento de la resolución impugnada.
Expresamente así lo dispone el art. 773° CPC al cual ya hicimos referencia al tratar de la
casación en la forma.

Tramitación del Recurso de Casación

La tramitación del tribunal a quo, es exactamente la misma tramitación que se efectúa ante
el tribunal a quo respecto del Recurso de Casación en la Forma. Respecto a la
tramitación ante el tribunal ad quem, el ingreso del expediente es efectuado por el
secretario del tribunal, y desde este ingreso se comienza a contar el plazo que tienen
las partes para comparecer a la segunda instancia. Dentro de ese plazo, una vez
interpuesto el Recurso, cualquiera de las partes podrá solicitar dentro del plazo
para hacerse parte ante el tribunal ad quem, que el recurso sea conocido y resuelto
por el pleno del tribunal.

Página 138 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

La petición sólo se puede fundar en el hecho en que la Corte Suprema en fallos


diversos ha sostenido distintas interpretaciones sobre la materia de derecho objeto del
recurso.

En cuanto a la forma de comparecer, es la misma forma establecida para comparecer


en el Recurso de Casación en la Forma.

El tribunal, una vez que se ha elevado un proceso en Casación realiza un examen de


admisibilidad, examinando los mismos elementos que son objeto de examen con relación al
Recuso de Casación en la Forma, pero con la variante de que respecto del Recurso de
Casación en la Forma, se examinaba si había mención expresa del vicio y de la ley que
concedía el recurso por esa causal. Aquí se examina si existe mención expresa y determinada
de las leyes infringidas: de cómo se realiza esa infracción, de cómo esa infracción influye
sustancialmente en lo dispositivo del fallo.

Una vez examinado el recurso y se ha visto como influye en lo dispositivo del fallo
el tribunal podrá considerar que el recurso es admisible o inadmisible. Si considera que es
inadmisible, lo deberá declarar a través de una resolución fundada y lo declarara sin lugar.

La resolución con la cual el tribunal de oficio declare la inadmisibilidad del recurso


solo puede ser objeto del Recurso de Reposición fundado debe interponerse dentro de
tercero día de notificada la resolución. El examen de admisibilidad lo hace el tribunal en
cuenta. Si la resolución es de aquellas que admite el Recurso de Casación en el Fondo y si
ha sido interpuesto el plazo, se declarara que el recurso es admisible. Se admite también
aquí con una particularidad muy especial la posibilidad de que las partes puedan
acompañar informes un derecho. El plazo para acompañar este informe en derecho es hasta
el momento de la vista de la causa, sin poder sacar los autos de secretaria para efectos de
emitir este informe en derecho.

La otra particularidad que existe a propósito del Recurso de Casación en el Fondo,


es que no se podrán admitir ni decretar de oficio para mejor proveer pruebas de ninguna
clase. El Código habla de medidas para mejor proveer, pero en definitiva son las medidas
para mejor resolver; de ninguna clase que tiendan a esclarecer los hechos que hayan sido
controvertidos en el juicio en que haya recaído la sentencia recurrida

Forma como termina el Recurso de Casación en el Fondo

Puede terminar de una forma normal, que es a través del fallo del recurso, al igual
que en Recurso de Apelación y en el Recurso de Casación en la forma.

A la vez puede terminar de una forma anormal, la cual puede ser:

Página 139 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
a)anormal indirecta: transacción, conciliación, desistimiento de la demanda,
abandono del procedimiento (en general todas las formas auto compositivas de poner
termino al juicio).

b)anormal directa: deserción del recurso por falta de comparecencia ante la corte
suprema, por no dejar dinero para las compulsas o por no haber cancelado el franqueo para
la remisión del expediente; a través de la declaración de inadmisibilidad que puede ser tanto
ante el tribunal a quo como ante el tribunal ad quem; desistimiento del recurso por parte
del propio recurrente.

En cuanto al fallo del recurso:

Puede acoger o denegar la casación de fondo.

El recurso de casación en el fondo se debe interponer conjuntamente con el recurso


de casación en la forma si este también se quiere deducir. Los recursos se ven conjuntamente
y se resuelven en un mismo fallo, pero el tribunal se pronunciara primero sobre el recurso
de casación en la forma, y si se acoge el recurso de casación en la forma, se tendrá por no
interpuesto el recurso de casación en el fondo.

La competencia del tribunal de casación queda establecida con la interposición del


recurso. La corte Suprema no puede ir mas allá del escrito de formalización del recurso.
Antiguamente no existía casación de oficio en el fondo. Hoy en día si existe y casa de oficio
en el fondo cuando examinando el recurso ve una infracción de ley que influya en lo
dispositivo del fallo. Si hay defecto en la formalización del recurso lo que corresponde es
que deseche el recurso. Si el tribunal al hacer el examen descubre que hay otras infracciones
de leyes que influyen en lo dispositivo del fallo que no fueron alegadas puede casar de oficio
en el fondo.

Cuando la Corte Suprema acoge un recurso de casación dicta 2 sentencias:

1) sentencia de casación: en esta invalida la resolución procediendo de inmediata a


dictar la sentencia de reemplazo.

2) sentencia de reemplazo: en esta, la Corte Suprema corrige la infracción de ley para


lo cual, tiene que proceder a comparar la sentencia recurrida. Correlación a este examen de
comparación en primer lugar la parte expositiva no puede ser modificada, y en la parte
considerativa, los considerandos de hecho no se modifican por regla general, solo
excepcionalmente puede hacer modificaciones por las distintas configuraciones de los
hechos si la ley infringida es una ley reguladora de la prueba. En los considerandos de
derecho se mantienen tal cual en aquellos aspectos que no fueron alcanzados por la
infracción y se modifican aquellos en los cuales si hubo infracción de ley.

Página 140 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
En cuanto a la parte resolutiva de la sentencia, esta puede cambiar total o
parcialmente, según la influencia de la infracción de ley en ella. Todo esto que hemos visto
es cuando se esta dictando sentencia de reemplazo respecto de una sentencia definitiva.

En el caso de una sentencia interlocutoria la parte considerativa cambia de la misma


forma que cambia la parte considerativa respecto de una sentencia definitiva y la parte
resolutiva cambiara total o parcialmente según la infracción de ley.

Paralelo entre el Recurso de Casación en la Forma y en el Fondo

Semejanzas:

1)ambos recursos son vías de nulidad.

2)ambos recursos son de derecho estricto

3) ambos recursos no constituyen instancia. En la casación de forma sólo se revisan


los aspectos de hecho, podría haber prueba de los hechos que configuran la causal. en la
casación de fondo podrían modificarse los hechos por aplicación de las leyes reguladoras
de la prueba

Diferencias:

1) casación de fondo es de competencia exclusiva y excluyente de la Corte Suprema;


la casación de forma es de competencia del superior jerárquico que dicto la resolución.

2) la casación de fondo persigue una uniforme interpretación judicial; la casación de


forma persigue llevar a la practica el debido proceso de ley corrigiendo los vicios en los
cuales hubiere podido incurrir en el procedimiento.

3) si bien no hay diferencia en cuanto a la naturaleza jurídica de la resolución que


autoriza el recurso. En el recurso de casación en el fondo se requiere además de que sean
resoluciones inapelables dictadas por Cortes de apelaciones o por tribunales arbitrales de
Segunda instancia conociendo de materias propias de una corte de apelaciones.

4) la casación en la forma en sus orígenes sólo buscaba la declaración de nulidad, lo


que subsiste tratándose de causales que no se configuran en la sentencia misma, porque las
causales que se dan en la sentencia, debe dictarse una sentencia de reemplazo. En cambio
en la casación de fondo civil siempre se busca una sentencia de reemplazo que lo apremie.
El tribunal superior también podrá sancionar disciplinariamente al inferior que no evacue o
retrase el informe indebidamente. Es obligatorio el pedir que se evacue el informe; es
facultativo para el tribunal el pedir que se le remita el expediente. También es facultativo

Página 141 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
para el tribunal el decretar una orden de no innovar si se solicita fundadamente. Una vez
que se haya evacuado el informe el resto de la tramitación continua igual que la apelación
de una sentencia definitiva o sea, se decreta autos en relación y comienza la vista de la causa.

RECURSO DE REVISION MATERIA CIVIL

El CPC en el Titulo XX del libro tercero nos habla del recurso de Revisión,
contemplado a partir del art., 810 hasta el art., 816.

La Revisión no es un recuso porque la idea de recurso esta relacionada con una


sentencia no ejecutoriada que todavía no produce el efecto de cosa juzgada. En cambio, este
“recurso” de Revisión se interpone en contra de una resolución pasada en autoridad de cosa
juzgada y es por esto que no es un recurso, sino que es una acción que va mas en beneficio
de la Justicia que de la certeza y de la seguridad, como una manifestación del derecho
constitucional de petición.

Definición de Revisión

Es la acción de competencia exclusiva y excluyente de la Corte Suprema que se


concede para invalidar sentencias firmes o ejecutoriadas obtenidas injustamente en los casos
y condiciones señaladas por la ley cuando han sido ganadas injustamente.

Características de la Revisión

1. Extraordinario.
2. Se interpone directamente ante la Corte Suprema para que sea conocido por una sala.
3. Solo cabe respecto de sentencias firmes o ejecutoriadas .
4. No constituye instancia. Porque la Corte Suprema no puede revisar los hechos. La
competencia de la Corte Suprema esta limitada al análisis de la causal que se invoca

Página 142 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
y sus fundamentos y si se requiere prueba se admitirá pero eso no significa revisar
los hechos.

RESOLUCIONES CONTRA LAS QUE PROCEDE

En materia civil:

1. Sentencias firmes o ejecutoriadas que no hayan sido pronunciadas por la Corte Suprema
conociendo del recurso de Casación y Revisión.

CAUSALES DE REVISION EN MATERIA CIVIL


Las causales están contempladas en el art., 810 del CPC. Se refieren a la:

1. Prueba Documental.
2. Prueba Testimonial.
3. Maquinación fraudulenta del Juez.
4. Cosa Juzgada.

Prueba Documental

Si se ha fundado en documentos declarados falsos por sentencia ejecutoria dictada


con posterioridad a la sentencia que se trata de rever. Esta causal debe cumplir con dos
requisitos,

1. Que el documento haya sido declarado falso, y


2. Que esa sentencia haya sido dictada con posterioridad a la sentencia objeto del recurso.

Basta con que la sentencia se haya fundado en un documento falso. No es necesario que
sea el único fundamento de la sentencia.

Prueba Testimonial

Si pronunciada en virtud de prueba de testigos han sido estos condenados por falso
testimonio dado especialmente las declaraciones que sirvieron de único fundamento a la
sentencia.

Página 143 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Maquinación fraudulenta del Juez

Si la sentencia firme se ha injustamente en virtud de cohecho, violencia u otra


maquinación fraudulenta cuya existencia haya sido declarada por sentencia de termino.

Cosa Juzgada

Si se ha pronunciado contra otra pasada en autoridad de cosa juzgada y que no se


alego en el juicio en el juicio en que la sentencia firme recayó. Aquí tenemos que decir que
si se hubiera alegado la cosa juzgada en el juicio no será procedente la Revisión puesto que
en este caso debió haberse deducido el recurso de Casación en la Forma por la causal
numero 6 de art., 768 “en haber sido dada contra otra pasada en autoridad de cosa juzgada
siempre que esta se haya alegado oportunamente en el juicio”.

COMPETENCIA

La Corte Suprema tiene el conocimiento privativo, exclusivo y excluyente de la


Revisión.

SUJETOS

En materia civil puede interponer el recurso la parte agraviada.

FORMA DE INTERPONERLO

Se interpone ante la Corte Suprema para que lo conozca ella misma. [ ¿civil o penal?].

Antes de la modificación de la ley 19.374 del ano 1995 que derogo el art., 812 del CPC
en la Revisión junto con el escrito de interposición del recurso se debía acompañar una
boleta de consignación en la cuenta corriente del tribunal, misma boleta que se debía
compasar conjuntamente con el recurso de Casación en el Fondo, también se elimino esta
consignación.

En materia civil su interposición esta establecida en el art., 811 del CPC solo se puede
interponer dentro de un año, contado desde la fecha de la ultima notificación de la sentencia
objeto del recurso. Si se presenta pasado este plazo se rechaza de plano.

En cuanto a las causales que habilitan la interposición del recurso, las tres primeras
causales del art., 810 suponen un juicio posterior a aquel en que se dicto la sentencia que se
pretende rever, en que se demuestre la falsedad de los documentos en que pudo fundarse
la sentencia, el falso testimonio que fue el único fundamento de la sentencia, el cohecho, la

Página 144 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
violencia u otra maquinación fraudulenta, pero en estos casos resulta muy difícil por no
decir imposible acreditar estas circunstancias dentro de un ano de que la sentencia este
ejecutoriada.

Art., 811 inciso 3, si al terminar el ano no se aun fallado el juicio dirigido a comprobar
la falsedad de los documentos, el perjurio de los testigos o el cohecho, violencia u otra
maquinación fraudulenta a que se refiere el art., anterior [donde están las causales], bastara
que el recurso se interponga dentro de aquel plazo haciéndose presente en el esta
circunstancia y debiendo proseguirse inmediatamente después de obtenerse sentencia firme
en dicho juicio. En este caso, basta con interponer el recurso dentro del plazo haciéndose
presente que no se ha fallado aun el juicio destinado a comprobar la falsedad de los
documentos, el falso testimonio, el cohecho, etc.,en ese caso se debe proseguir
inmediatamente después de que se haya obtenido la sentencia firme en el juicio destinado a
comprobar esas causales.

EL RECURSO DE PROTECCIÓN

1. REGLAMENTACIÓN
El recurso de protección se encuentra regulado en el art. 20 de la Constitución Política y en
el auto acordado de 24 de junio de 1992 de la Excma. Corte Suprema sobre tramitación del
recurso de protección de garantías constitucionales, publicado en el Diario Oficial de 27 de
junio de 1992, modificado por auto acordados publicados en el Diario Oficial de 9 de junio
de 1998 y 8 de junio de 2007.

2. CONCEPTO
El denominado recurso de protección lo podemos definir como la acción constitucional que
cualquier persona puede interponer ante los tribunales superiores, a fin de solicitarles que adopten
inmediatamente las providencias que juzguen necesarias para restablecer el imperio del derecho y
asegurarle la debida protección, frente a un acto u omisión arbitraria o ilegal que importe una
privación, perturbación o amenaza al legítimo ejercicio de los derechos y garantías que el
constituyente establece, sin perjuicio de los demás derechos que pueda hacer valer ante la autoridad o
los tribunales correspondientes.

3. CARACTERÍSTICAS
Las características que presenta el recurso de protección son las siguientes:

a) Es una acción constitucional y no un recurso.


El denominado "recurso de protección" no tiene por objeto impugnar una resolución judicial
dictada dentro de un determinado proceso, sino que requerirá que se ponga en movimiento
lajurisdicción, a fin de conocer una acción u omisión ilegal o arbitraria que importa una
amenaza, perturbación o privación a uno de los derechos que el constituyente establece.

Página 145 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Además, se encuentra contemplado en nuestra Carta Fundamental, por lo que ningún acto
legislativo y administrativo o convencional puede conducir a su desconocimiento o
limitación sin infringir el ordenamiento constitucional.

Esta naturaleza jurídica aparece expresamente reconocida por la Corte Suprema en el auto
acordado de 8 de junio de 2007, en el cual se refiere ahora a él como a "el recurso o acción
de protección" (N° 1) ,

b) Es una acción cautelar autónoma o que da origen a un procedimiento de urgencia.


A través del recurso de protección se ejerce una acción cautelar constitucional, puesto que
mediante ella se persigue la adopción de medidas necesarias para restablecer el imperio del
derecho privado, amenazado o perturbado, otorgando la debida protección al afectado.

Dicho requerimiento no se efectúa para la resolución definitiva del conflicto, puesto que el
recurso de protección siempre deja a salvo los demás derechos que pueden hacerse valer
ante la autoridad a los tribunales correspondientes.

En la actualidad, podemos señalar que nuestro país reconoce la plena vigencia del Estado
de Derecho, lo que importa reconocer como sujeto central al individuo con todas sus
garantías y derechos, teniendo siempre el Estado como límite de su actuar el respeto de la
persona humana.

Conforme a lo previsto en el art. 5o inc. 2o de nuestra Carta Fundamental "El ejercicio de la


soberanía reconoce como limitación el respeto de los derechos esenciales que emanan de la
naturaleza humana. Es deber de los órganos del Estado respetar y promover tales derechos,
garantizados por esta Constitución, así como por los tratados internacionales ratificados por
Chile y que se encuentren vigentes".

En el art. 19 de nuestra Carta Fundamental se enumeran los diversos derechos


constitucionales que gozan los habitantes de la República de Chile.

En consecuencia, resulta un deber para el Estado respetar y promover la vigencia de todos


y cada uno de los derechos constitucionales que se contemplan, tanto en nuestra Carta
Fundamental como en los diversos tratados internacionales ratificados y que se encuentren
vigentes en nuestro país.

Para que realmente nos encontremos ante un Estado de Derecho resulta un requisito sine
qua non que si se realizaren actos u omisiones ilegales o arbitrarios que importen una
amenaza, perturbación o privación de dichos derechos, se consagren acciones que permitan
a los tribunales, con la debida urgencia, adoptar las medidas que juzguen necesarias para
reestablecer el imperio del derecho y asegurar la debida protección del afectado.

Página 146 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Con tal finalidad, se contemplan en la actualidad en nuestra Carta Fundamental las acciones
constitucionales de protección (art. 20) y de amparo (art. 21).

Estas acciones son las que se conciben por la doctrina como un derecho humano a la justicia.

La acción de protección destinada a lograr la cautela de los derechos constitucionales


amenazados, perturbados o privados, en forma ilegal o arbitraria, da lugar a un proceso
autónomo, en sede jurisdiccional, ante la Corte de Apelaciones respectiva por mandato
expreso de nuestro constituyente, la que conoce de ella en primera instancia, procediendo
el recurso de apelación para ante nuestra Corte Suprema.

Debemos tener presente que nuestro constituyente no se refiere a la protección con la


denominación de recurso, y que erradamente se ha identificado en dicha forma, lo que
resulta del todo improcedente teniendo presente que no se encuentra contemplado,
reiteramos, para impugnar resoluciones judiciales, sino que fundamentalmente actos u
omisiones que atentan en contra de los derechos previstos por el constituyente.

Dado que la referida acción se ejerce ante los órganos jurisdiccionales (criterio orgánico) que
debe ser conocida y resuelta previo un procedimiento (criterio procedimental), y se
encuentra dirigida claramente a obtener la resolución de un conflicto representado por la
amenaza, perturbación, privación, ilegal o arbitraria, de una garantía constitucional (criterio
finalista), no cabe la menor duda que nos encontramos ante el ejercicio de una función
jurisdiccional en que la sentencia que se dicte debe estar dotada del imperio para hacer
efectivo su cumplimiento (acción de cosa juzgada) y gozar de la inmutabilidad, una vez
ejecutoriada, con el fin de dotar de estabilidad a la decisión que se haya pronunciado con
tal finalidad (excepción de cosa juzgada).

La naturaleza jurisdiccional del recurso de protección se ha reconocido expresamente por


nuestra Corte Suprema en el referido auto acordado sobre tramitación del recurso de
protección, al señalar que "en estos años transcurridos desde la respectiva vigencia de la
normativa constitucional que estableció el expresado recurso, ha quedado de manifiesto que
este se ha consolidado como una acción jurídica de real eficacia para la necesaria y adecuada
protección jurisdiccional de los derechos y garantías individuales sujetas a la tutela de este
medio de protección constitucional".

Determinada la naturaleza jurisdiccional del recurso de protección, debemos dejar


constancia que en nuestro país se ha señalado que la acción de protección es de origen
cautelar, lo que se desprendería de lo establecido en la propia Carta Fundamental, al señalar
que ella se encuentra dirigida a "asegurar la protección del afectado".

Creemos que lo señalado es efectivo, en la medida en que entendamos que nos encontramos
ante un proceso cautelar autónomo o principal, que no está dirigido a obtener una
protección en espera de una sentencia definitiva, como ocurre con aquellos procedimientos

Página 147 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
que se injertan en forma accesoria dentro de un procedimiento principal, por ejemplo, con
las medidas precautorias y la prisión preventiva, las que siempre revisten por ello un
carácter instrumental en relación con la sentencia definitiva que se espera pronunciar.

Esta relación de instrumentalidad que debe existir entre el proceso cautelar accesorio y el
proceso principal en que aquella se inserta, resulta una característica relevante para
determinar la forma en la cual se ha concebido y justificado la existencia de las providencias
cautelares.

En este sentido, se ha señalado que las medidas cautelares nunca constituyen un fin en sí
mismas, sino que están ineludiblemente preordenadas a la emanación de una ulterior
providencia definitiva, el resultado práctico de la cual aseguran preventivamente. Nacen,
por decirlo así, al servicio de una providencia definitiva, con el oficio de preparar el terreno
y de aprontar los medios más aptos para su éxito. La providencia cautelar nace en previsión,
e incluso en espera, de una providencia definitiva posterior, en defecto de la cual no sólo no
aspira a convertirse en definitiva, sino que está absolutamente destinada a desaparecer por
falta de objeto.

Hay pues, en las providencias cautelares, más que la finalidad de actuar el derecho, la
finalidad inmediata de asegurar la eficacia práctica de la providencia definitiva que servirá
a su vez para actuar el derecho. La tutela cautelar es, en relación con el derecho sustancial,
una tutela mediata: más que a hacer justicia contribuye a garantizar el eficaz funcionamiento
de la justicia. Si todas las providencias jurisdiccionales son un instrumento del derecho
sustancial que actúa a través de ellas, en las providencias cautelares se encuentra una
instrumentalidad cualificada, o sea elevada, por así decirlo, al cuadrado; son, en efecto, de
una manera inevitable, un medio predispuesto para el mejor éxito de la providencia
definitiva, que a su vez es un medio para la actuación del derecho; esto es, son, con relación
a la finalidad última de la función jurisdiccional, instrumento del instrumento,

Al respecto, también se ha observado que "Como instrumento que es la medida cautelar


necesariamente debe cumplir su función en relación con el proceso principal, a la tutela
judicial que en él se presta. Ello se traduce en una serie de consecuencias que deben estar
presentes para poder afirmar la existencia de esa relación de dependencia con el proceso
principal.

En primer lugar, si la medida está preordenada a un proceso pendiente, sólo podrá


acordarse en tanto en cuanto ese proceso se haya iniciado.

Sin embargo, el legislador establece excepcionalmente la posibilidad de adopción previa, en


cuyo caso la subsistencia de la medida dependerá de su vinculación ulterior al proceso
principal, vinculación que se produce con la interposición de la demanda dentro del plazo
legalmente previsto.

Página 148 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
En segundo lugar, la instrumentalidad exige que finalizado el proceso principal la medida
cautelar se extinga. Nacida en previsión de la prestación de una tutelajudicial, obtenida ésta,
la resolución cautelar no sólo no aspira a transformarse en definitiva, sino que además está
destinada a desaparecer, precisamente por falta de fines.

En tercer lugar, y en estrecha relación con la anterior consecuencia, la medida cautelar, pese
a producir sus efectos desde el momento en que es concedida, tiene una duración temporal
supeditada a la pendencia del proceso principal. Nace ya con una duración limitada
resultado del carácter provisional que la informa, pero es la instrumentalidad la que
determina su momento final.

Es cierto que no se sabe con exactitud cuándo desaparecerá, pero el régimen objetivo de la
institución exige que su permanencia no sea indefinida en el tiempo. La imprescindible
vinculación a un proceso principal hace necesario que desaparecido este, o no iniciado (en
el supuesto de adopciones previas), se ponga fin a la cautela. Es pues la instrumentalidad el
límite temporal de toda medida cautelar".475

En el recurso de protección, en cambio, atendido el carácter de proceso principal a que da


origen dicha acción, claramente debemos entender que no concurre ninguna de las
características de instrumentalidad antes señaladas.

De acuerdo con ello, es que respecto de la acción de protección nosotros debemos concebir
la existencia de un proceso principal de urgencia o cautelar autónomo, que se dicta con el
fin de resolver en forma definitiva un conflicto, sin que sea requisito sine qua non que
sobrevenga una resolución posterior respecto de éste.

En este sentido se ha sostenido que "la estructura de ambos procesos es sustancialmente


diferente, de ahí que ni la sumaria cognitio pueda situarse en un plano de igualdad, ni el
periculum in mora puede entenderse en un sentido similar.

Con relación al primer aspecto, el objeto diferente que se debate en uno y otro proceso hace
surgir una verdadera disparidad en cuanto a la sumarie- dad. Mientras que en las medidas
cautelares el órgano jurisdiccional debe limitarse a comprobar la concurrencia de los
presupuestos exigidos por el legislador, e incluso, uno de ellos, la existencia del derecho, en
términos de verosimilitud, en los procesos sumarios, no hay reducción cualitativa de la
cognición sino cuantitativa.

En segundo lugar y respecto del periculum, es cierto que los procesos sumarios se crean por
razones de urgencia, que responden a la existencia de largos procesos, sin embargo, tal
peligro no puede en ningún caso identificarse con aquel presupuesto de las medidas
cautelares. Allí no fundamenta la resolución, aquí, aunque configurado de las más diversas
maneras debe concurrir necesariamente para la configuración de la cautela. Como señala

Página 149 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Calamandrei, no se trataría de una diversidad de contenido, sino de una diversidad en la
formación, en la creación de la resolución.

Las diferencias estructurales que acabamos de ver, tanto se refieran a la sumaria cognitio
como al periculum in mora, conducen al elemento fundamental de la distinción, la
provisionalidad de la resolución. De ambos se ha dicho que finalizan por decisiones de
carácter provisional, sin embargo la provisionalidad de una y otra no pueden entenderse en
el mismo sentido. Mientras que en los procesos sumarios nace la posibilidad de un ulterior
proceso plenario que puede eventualmente sobrevenir y anular o modificar los efectos del
primero, en las medidas cautelares surge de la relación de instrumentalidad que las une a
un proceso principal, cuya terminación exige ciertamente la extinción de la cautela.

En el primer caso estamos ante una simple posibilidad, raramente realidad, puesto que las
partes pretenden en muchas ocasiones que dicha resolución sea la que ponga fin al conflicto,
por el contrario, la resolución cautelar es siempre provisional, su desaparición, en todo caso,
es necesaria consecuencia de la vinculación existente con el proceso principal; finalizado
éste, carece de sentido una continuación de la medida cautelar".

En nuestro derecho, la característica de concebir el recurso de protección como un proceso


de urgencia se encuentra contemplada desde sus orígenes en el Proyecto de 1972, en el cual
se señala que "muchas veces es indispensable una acción inmediata para evitar daños
irreparables al afectado, tanto en sus bienes o en sus derechos, que una indemnización
pecuniaria posterior jamás puede subjetivamente reparar. Por ello se hace indispensable
establecer en nuestra Constitución Política un procedimiento eficaz y brevísimo, paralelo al
recurso de amparo para la libertad personal ya contemplado en ella, que le permita al
efectado por los abusos mencionados tener protección inmediata y evitarle daños mayores
[...]".

Por otra parte, nuestra Corte Suprema, en la regulación que ha efectuado de la acción de
protección en uso de sus facultades económicas y conservadoras, y ante la omisión histórica
del legislador de reglamentar no sólo esta, sino que la totalidad de las acciones
constitucionales, ha reconocido en forma clara y expresa todos los principios que rigen
respecto de un proceso de naturaleza cautelar autónomo o de urgencia. En tal sentido, se
señala en el auto acordado mencionado que este se dicta con "el propósito de obtener una
mayor expedición en su tramitación y despacho final" [...]; que las modificaciones que se
estima necesario adoptar para mejorar la expedición de las causas sobre protección, apuntan
a la simplificación de la tramitación del recurso de apelación deducido en contra de la
sentencia de primera instancia, "de manera que esta Corte pueda conocer y resolver con
mayor prontitud dicho recurso [...]"; acogido a tramitación el recurso, la Corte de
Apelaciones ordenará que informe, por la vía que estime más rápida y efectiva, a la persona
o personas, funcionarios o autoridades que según el recurso o en concepto del Tribunal son
causantes del acto u omisión arbitraria o ilegal [...]".

Página 150 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
En nuestra doctrina, la naturaleza de proceso de urgencia del recurso de protección se ha
reconocido expresamente. Se ha dicho: "Este es un procedimiento de urgencia". "Es lo
anterior lo que nos permite establecer la fisonomía de nuestro recurso de protección, el cual
si bien ha sido una institución nueva en nuestra tradición jurídica, obedece a criterios y
características propios de las acciones de urgencia del derecho comparado, siendo esta
precisamente la forma como nuestros tribunales lo han aplicado en materia contractual". El
proceso de protección "no presenta todas las características de un proceso cautelar, sea que
se asuma una posición tradicional o ya más dinámica de la tutela cautelar. Se trata, en mi
concepto, de un proceso sumario especial para dar tutela urgente a los derechos
fundamentales".

Finalmente, un destacado autor -con gran experiencia en el Poder Judicial nos señala a título
de conclusión una de las características esenciales del proceso de urgencia, que lo diferencia
de los procedimientos cautelares accesorios, al señalarnos que "si el recurso de protección
no es una acción cautelar sino una acción principal, ello quiere decir que la sentencia que se
dicte producirá efectos permanentes, dando un derecho a la parte vencedora".

Dicha conclusión resulta del todo certera, si tenemos presente que la decisión del recurso de
protección es un acto de naturaleza jurisdiccional y como tal sólo es propio del ejercicio por
parte de nuestros tribunales, y debe por ello reunir la característica resaltante de esos actos
que los diferencian de los que ejecutan los otros poderes del Estado, como es que ellos
producen, una vez ejecutoriados, el efecto de cosa juzgada.

En efecto, la sentencia que se debe dictar en el proceso por el órgano jurisdiccional resulta
eficaz para la solución del litigio por provenir ella de un tercero imparcial, dotado de
autoridad para tal efecto por ejercer una función pública, y porque dicha decisión se torna
en inmutable e inimpug- nable una vez pasada en autoridad de cosa juzgada.

Como sabemos, la cosa juzgada es la cualidad de los efectos que adquieren ciertas y
determinadas resoluciones una vez firmes y ejecutoriadas. Al efecto, se establece en el art.
175 del CPC que "las sentencias definitivas o interlocutorias producen la acción o la
excepción de cosa juzgada".

La acción de cosa juzgada es aquella que permite exigir el cumplimiento forzado de lo


resuelto en la sentencia, en caso de no ser cumplida por el afectado la decisión contenida en
el fallo.

La excepción de cosa juzgada es aquella que se genera a partir de la preclusión de los


recursos procesales en el proceso en el cual se dictó la resolución (inimpugnable), y que
impide iniciar otro proceso con posterioridad con la finalidad de modificar la decisión
contenida en la sentencia firme o ejecutoriada (inmutabilidad).

Página 151 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Esta característica esencial del recurso de protección, en cuanto a que procesalmente es
conocido en ejercicio de la función jurisdiccional destinada a resolver un conflicto con
eficacia de cosajuzgada, sin que pueda ser ella desconocida, sirve para diferenciar
claramente al acto jurisdiccional de los actos administrativos y legislativos y encuentra
expreso reconocimiento en nuestra Carta Fundamental. Al efecto prescribe el inciso Io de
su art. 76 que "La facultad de conocer de las causas civiles y criminales, de resolverlas y de
hacer ejecutar lo juzgado, pertenece exclusivamente a los tribunales establecidos por la ley.

Ni el Presidente de la República ni el Congreso pueden, en caso alguno, ejercer funciones


judiciales, avocarse causas pendientes, revisar los fundamentos o contenido de sus
resoluciones o hacer revivir procesos fenecidos".

En consecuencia, revistiendo la protección la naturaleza de un proceso de urgencia o


cautelar autónomo, que es conocido en el ejercicio de la función jurisdiccional, claramente
la sentencia ejecutoriada que se dicte dentro del mismo produce la eficacia de cosajuzgada
formal, dejando a salvo las acciones que pudieren ejercerse con posterioridad en otros
procedimientos diversos al recurso de protección.

c) Es una acción que es conocida por los tribunales en uso de sus facultades
conservadoras.
El recurso de protección es una acción que es conocida por los tribunales en uso de sus
facultades conservadoras, puesto que tiene como objetivo la adopción de las medidas
necesarias para restablecer el imperio de los derechos constitucionales establecidos en
nuestra Carta Fundamental, que le hubieren sido ilegal o arbitrariamente amenazados,
perturbados o desconocidos al recurrente.

d) La acción de protección sólo sirve para el amparo de los derechos y garantías que
la Constitución específicamente señala.
Para la protección de los derechos constitucionales, con el carácter de cautelar, el
constituyente establece los siguientes recursos:
i) El recurso de amparo, para proteger la libertad personal y la seguridad
individual consagradas en el art. 19 N° 7 de la Constitución Política, y
ii) El recurso de protección, para proteger los siguientes derechos:
-El derecho a la vida y a la integridad física y psíquica de la persona
(art. 19 N° 1).
-La igualdad ante la ley (art. 19 N° 2).
-El derecho a no ser juzgado por comisiones especiales (art. 19 N° 3 inc. 4o).
Respecto de esta garantía se ha declarado que si la autoridad administrativa
pretende tener derechos de propiedad sobre unos determinados terrenos
que se encuentran ocupados, y desde largo tiempo, debe ejercer las acciones
correspondientes de acuerdo con los procedimientos ordinarios, para que
sea el juez, en un debido proceso, quien decida la controversia; una
autoridad administrativa que se arroga atribuciones jurisdiccionales
pretendiendo interpretar contratos laborales y ordenando incluso su
modificación vulnera de modo flagrante el derecho al juez natural
reconocido en el art. 19 N° 3 inciso 4o de la Constitución, que asegura un

Página 152 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
juzgamiento por órganos establecidos al efecto y a través de un debido
proceso.

-El respeto y protección a la vida privada y pública y a la honra de la persona y su


familia (art. 19 N° 4).
-La inviolabilidad del hogar y de toda forma de comunicación privada (art. 19 N° 5).
-La libertad de conciencia, manifestación de todas las creencias y el ejercicio libre de
todos los cultos que no se opongan a la moral, a las buenas costumbres o al orden
público (art. 19 N° 6).
-La libre elección del sistema de salud al cual desee acogerse, sea éste estatal o privado
(art. 19 N° 9 inciso final).
- La libertad de enseñanza, que incluye el derecho de abrir, organizar y mantener
establecimientos educacionales (art. 19 N° 11).
-La libertad de emitir opinión y la de informar, sin censura previa, en cualquier forma
y por cualquier medio, sin perjuicio de responder de los delitos y abusos que se
cometan en el ejercicio de estas libertades, en conformidad a la ley (art. 19 N° 12).
-El derecho de reunirse pacíficamente sin permiso previo y sin armas (art. 19 N° 13).
-El derecho de asociarse sin permiso previo (art. 19 N° 15).
-El derecho a la libertad de trabajo, a su libre elección y libre contratación (art. 19 N°
16).
-El derecho a sindicarse en los casos y forma que señala la ley (art. 19 N° 19).
—El derecho a desarrollar cualquier actividad económica que no sea contraria a la
moral, al orden público o a la seguridad nacional, respetando normas legales que la
regulen (art. 19 N° 21).
-La no discriminación arbitraria en el trato que deben dar el Estado y sus organismos
en materia económica (art. 19 N° 22).
-La libertad de adquirir el dominio de toda clase de bienes (art. 19 N° 23).
-El derecho de propiedad en sus diversas especies sobre toda clase de bienes
corporales e incorporales (art. 19 N° 24) ,
-El derecho del autor y propiedad industrial (art. 19 N° 25), y
-El derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación cuando sea afectado
por un acto arbitrario e ilegal imputable a una autoridad o persona determinada (art.
19 N° 8).

Si la acción u omisión arbitraria o ilegal no importa una amenaza, perturbación o privación


de alguno de esos derechos, el recurso de protección deberá ser rechazado.

e) Es conocido en sala, en primera instancia, por la Corte de Apelaciones respectiva y


en segunda instancia, por la tercera sala de la Corte Suprema. "

f) Es un recurso informal, puesto que se posibilita su interposición no sólo por el


afectado, sino que en su nombre, por cualquier persona capaz de parecer enjuicio, aun por
telégrafo o télex.

g) Tiene para su tramitación contemplado un procedimiento concentrado e inquisitivo.

h) El recurso de protección se encuentra establecido en la Constitución no sólo para


los casos de perturbación o privación del ejercicio de ciertos derechos fundamentales,
sino que también para el caso de simple amenaza.

Página 153 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

Al proceder el recurso de protección en los casos de amenaza de ciertos derechos


fundamentales, se ha resuelto que no se requiere que se haya producido un atropello de
tales garantías, bastando para acogerlo el temor razonable que la violación pueda ocurrir.
La amenaza debe ser cierta y razonable, esto es, que los hechos en que se funda o en que se
la hace consistir hagan temer razonablemente que ocurrirá en el futuro la privación o
perturbación a que se refiere el art. 20 de la Constitución, y es en virtud de ello que se ha
establecido que la amenaza debe ser actual, cierta, precisa y concreta en sus resultados o
efectos.

i) El recurso de protección puede ser deducido no obstante el ejercicio de otras


acciones por parte del recurrente.
En este sentido se ha declarado que el art. 20 de la Constitución dispone expresamente que
la acción que en él se contempla es sin peijuicio de los demás derechos que pueda hacer
valer el afectado ante la autoridad o los tribunales correspondientes, por lo que es
improcedente la alegación del recurrido de ser la Corte de Apelaciones incompetente para
conocer de ella en razón de existir otras acciones que la ley haya establecido. Si de los
antecedentes que presenta el recurso de protección puede presumirse que existe una
trasgresión a una o más de las garantías constitucionales amparadas por el art. 20 de la
Constitución, debe dársele tramitación aun cuando existan otros medios procesales para
lograr el restablecimiento del derecho afectado, sean recursos administrativos o bien
acciones meramente legales; la circunstancia de contener el ordenamiento jurídico medios
encaminados a sancionar la vulneración de los derechos garantizados y reparar los daños
que se causan por ello, no es óbice para que pueda deducirse y acogerse la acción de
protección, que es de rango constitucional; la reclamación prevista por los arts. 9o y 12 de la
Ley General de Urbanismo y Construcciones es de tipo puramente administrativo y su
interposición no obsta al conocimiento de un recurso de protección por el Tribunal
competente, dada la distinta naturaleza y las esferas diversas de acción ante las cuales se
ejercitan uno y otro.

j) El fallo que lo resuelve produce cosa juzgada formal, puesto que las medidas que se
adopten en el recurso de protección no impiden el ejercicio posterior de las acciones para
hacer valer los demás derechos ante la autoridad o los tribunales correspondientes.

4. CONTENIDO DE LA ACCIÓN DE PROTECCIÓN


La acción de protección protege sólo los derechos mencionados en el art. 20 del la
Constitución Política de la República.

Se han excluido del recurso de protección los derechos que importan aspiraciones sociales
y aquellos cuya atención está condicionada a la capacidad económica del Estado en su
momento determinado.

5. SUJETO ACTIVO

Página 154 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
El sujeto activo en el recurso de protección ("El que") comprende a las personas naturales y
jurídicas y a entidades o grupos de personas que carecen de personalidad jurídica, como
comunidades, asociaciones o agrupaciones.

De acuerdo a lo previsto en el N° 2 del auto acordado, "el recurso puede interponerse por el
afectado o por cualquiera persona en su nombre, capaz de parecer enjuicio, aunque no tenga para ello
mandato especial".

En este sentido se ha resuelto que el recurrente de protección debe expresar en forma precisa
en nombre de quién ocurre ante el Tribunal, toda vez que es indispensable para que
prospere la acción determinar quiénes son objeto del acto arbitrario o ilegal del recurrido
que atenta o amenaza una garantía constitucional de aquél. Si quien recurre de protección
no individualiza a ninguno de los posibles afectados por el acto u omisión de un tercero, ha
de entenderse que deduce la acción a título personal, de manera que mal puede entenderse
que realice la gestión en nombre y representación de otros.

Debemos recordar que la exigencia del ius postulandi, esto es, de la Constitución de
patrocinio y/o poder, no rige respecto de este recurso de acuerdo a lo previsto en el inc. 11
del art. 2o de la Ley N° 18.120 sobre comparecencia enjuicio.

Finalmente, en cuanto a la posibilidad de la intervención de terceros en el recurso de


protección, se ha resuelto por la Corte Suprema que no se contemplan normas en el auto
acordado relativas a la existencia de terceros en la acción de protección, pero resultan
aplicables las disposiciones del CPC sobre la materia, el cual establece la posibilidad de
existencia de terceros coadyuvantes, excluyentes e independientes, siempre y cuando se
cumplan las exigencias que sus normas estatuyen.

6. SUJETO PASIVO
El recurso de protección es una acción autónoma, abstracta, pormenorizada manifestación
del derecho constitucional de petición, que como consecuencia de la prohibición de
autotutela impuesta en una sociedad jurídicamente organizada, se reconoce el individuo,
dirigida al órgano jurisdiccional para estimular la actividad cautelar de la jurisdicción, por
medio de la adopción de las providencias necesarias para realizar el imperio del derecho y
asegurar la debida protección al afectado y que se agota en el ejercicio. La acción de
protección se dirige contra el Estado y frente al agresor, si se le conoce. No es una pretensión
hecha valer, no se persigue subordinar el interés ajeno al propio, cual acontece
ordinariamente. En el amparo de las garantías constitucionales sólo participan el Estado, vía
órgano jurisdiccional, y el afectado.

No obstante, este criterio no ha sido siempre compartido por nuestra jurisprudencia, puesto
que se han rechazado recursos de protección por no haber sido interpuesto en contra de la
persona o autoridad causante del agravio; se ha resuelto que es necesario determinar con
toda exactitud la persona del ofensor para acoger el recurso de protección; etcétera.

Página 155 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

La necesidad de determinar al agente de la acción ilegal o arbitraria se ha señalado que es


tan paradojal, que "se antoja como el médico que se niega a curar al herido por no saber
quién lo lesionó".

Por lo demás, la determinación que se haga en el recurso del sujeto que habría incurrido en
la acción u omisión ilegal o arbitraria no constituye una limitante para la solicitud de
informe por la Corte respectiva, puesto que de acuerdo a lo establecido en el N° 3 del auto
acordado, la solicitud de informe se puede recabar por la Corte de Apelaciones "a la persona
o personas, funcionarios o autoridad que según el recurso o en concepto del Tribunal son
causantes del acto u omisión arbitraria o ilegal [...]".

Se ha resuelto, asimismo, que aun cuando el recurso de protección haya sido dirigido en
contra de una autoridad administrativa ajena al agravio sufrido por el recurrente, atendida
la naturaleza de la acción deducida, los hechos del proceso y las atribuciones del Tribunal
que de ello conoce, no puede menos que calificarse la conducta de la autoridad que produjo
en la realidad el agravio como arbitraria o ilegal y, en tal caso, ha de otorgarse la protección
solicitada, con el objeto de restablecer el ordenamiento jurídico quebrantado.

Debemos tener presente que la jurisprudencia ha sostenido por regla general la


improcedencia del recurso de protección en contra de resoluciones judiciales y para los
efectos de interpretar los contratos que se hubieren celebrado entre las partes.

7. TRIBUNAL COMPETENTE
El Tribunal competente para conocer en primera instancia es la Corte de Apelaciones en
cuya jurisdicción se hubiere cometido el acto, o incurrido en la omisión arbitraria o ilegal
que ocasionen privación, perturbación o amenaza en el legítimo ejercicio de las garantías
constitucionales" (art. 20 Constitución Política y N° 1 del auto acordado).

En segunda instancia, el conocimiento del recurso de apelación en contra de la resolución


que se pronuncia acerca del recurso de protección corresponde a la Corte Suprema.

Las Cortes de Apelaciones conocen del recurso de protección en sala y previa vista de la
causa.

En la Corte Suprema la apelación en contra de la sentencia que se pronuncie acerca del


recurso de protección se debe ver en cuenta.

De conformidad con el auto acordado de 9 de abril de 1998, el conocimiento de la apelación


interpuesta en contra de la sentencia de primera instancia que hubiere resuelto el recurso de
protección, se distribuía en las distintas salas de la Corte Suprema, dependiendo de la Corte
de Apelaciones que hubiere actuado como Tribunal a quo. A partir del auto acordado de 3
de marzo de 2006, criterio que se mantuvo en el auto acordado de la Corte Suprema de 24

Página 156 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
de julio de 2009, que distribuye las materias de que conocen las salas de la Corte Suprema
durante el funcionamiento ordinario y extraordinario, publicado en el Diario Oficial de 7 de
agosto de 2009, el conocimiento de la totalidad de las apelaciones de sentencias de primera
instancia recaídas en recursos de protección corresponde a la tercera sala de la Corte
Suprema, tanto en el funcionamiento ordinario como extraordinario.

Excepcionalmente procederá que la apelación se resuelva previa vista de la causa, en los


casos siguientes:
1. Cuando la sala lo estime conveniente.
2. Cuando se le solicite con fundamento plausible.
3. Especialmente cuando se le pide de común acuerdo por el recurrente, recurrido y
quienes hayan sido considerados como parte en el procedimiento.

En esos casos, procede que la tercera sala de la Corte Suprema ordene traer los autos en
relación para oír los alegatos de los abogados de las partes, y deberá agregarse
extraordinariamente el recurso a la tabla de esta sala.

8. PLAZO
El recurso de protección debe interponerse "dentro del plazo fatal de treinta días corridos
contados desde la ejecución del acto o la ocurrencia de la omisión o, según la naturaleza de
estos, desde que se haya tenido noticias o conocimiento cierto de los mismos, lo que se hará
constar en autos" (N° 1 auto acordado) ,

El plazo señalado se caracteriza por ser un plazo de días, continuo, legal, fatal,
improrrogable, y no ampliable según la tabla de emplazamiento para contestar demandas
del art. 259 del Código de Procedimiento Civil.

De acuerdo a lo establecido en ese precepto, en relación al instante a partir del cual comienza
a computarse el plazo, se han distinguido las siguientes situaciones:
a) Hecho material: se cuenta desde la ejecución del acto arbitrario.
Si la perturbación es permanente, el acto se renueva y mantiene día a día, por lo que el plazo
comienza a correr desde que se comete el último de ellos.
b) Actos jurídicos que se ponen en conocimiento mediante su publicación o
notificación: el plazo se cuenta desde la notificación o publicación.
c) Actos jurídicos que no se notifican o publican: el plazo comienza a correr desde
que el afectado tome conocimiento de ellos, lo que se deberá acreditar.

En este sentido se ha declarado que no es extemporáneo un recurso de protección si el


recurrente lo deduce dentro de los 15 días siguientes de haber tomado conocimiento del
hecho que lo agravia, y más aún que la omisión reclamada ha subsistido en el tiempo.

Página 157 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Debe desestimarse la alegación de extemporaneidad alegada por la recurrida desde que
según las pruebas aportadas al proceso por la recurrente, cabe presumir la veracidad de su
afirmación en el sentido que sólo tuvo conocimiento de los hechos en la fecha que indica,
habiéndose deducido el recurso dentro de los 15 días siguientes, tanto más que no existen
antecedentes que demuestren que hubo conocimiento de ellos con anterioridad.

En cuanto a la adhesión al recurso de protección, esta no adquiere la fecha del primitivo


recurso, sino que la de su propia presentación.

9. TRAMITACIÓN DEL RECURSO DE PROTECCIÓN


9.1. TRAMITACIÓN EN PRIMERA INSTANCIA
9.1.1. Presentación del recurso de protección
El recurso de protección no requiere mayor solemnidad en cuanto a la forma de
presentación.

De acuerdo a lo previsto en el N° 1 del auto acordado puede ser presentado "por escrito en
papel simple y aun por telégrafo o télex".

Los elementos que idealmente debería reunir el escrito en el cual se presenta el recurso de
protección son los siguientes:

Io. La designación del Tribunal ante quien se entabla, que será la Corte de Apelaciones respectiva.

2o. La individualización del afectado y de la persona capaz de parecer enjuicio que lo interpone en su
nombre, aun cuando no tenga para ello mandato especial (N° 2 auto acordado).

3o. La individualización del agente que ha realizado la acción o incurrido en la omisión ilegal o
arbitraria si se supiere.

4°. La indicación de los hechos que importen la acción u omisión arbitraria.


Se ha señalado que incurre en un acto ilegal la autoridad administrativa que impone sanciones sin respetar el
procedimiento preestablecido al efecto, al omitir trámites necesarios para comprobar los hechos imputados al
recurrente; es ilegal un cobro de derechos municipales que carece de sustento legal; es ilegal la expulsión de los
socios de una corporación de derecho privado si la medida se adopta sin adecuarse a lo estipulado en los estatutos;
actúa ilegalmente una autoridad administrativa que dicta un decreto apoyándose en antecedentes inidóneos que
carecen de un debido fundamento y respaldo que requieren para su validez; constituye un acto ilegal y arbitrario la
compensación efectuada por el tesorero regional con posterioridad a la fecha en que se decretó judicialmente la
suspensión del cobro de impuestos reclamado en una causa tributaria; comete acto ilegal el director de un servicio
público que deniega un recurso administrativo de reconsideración interpuesto por un afectado por instrucciones
emanadas de funcionarios fiscalizadores de ese organismo y hace suyas esas instrucciones que contenían una
indebida aplicación de la ley, al entrar en materias que son propias de los tribunales de justicia y sobre las cuales
aquellos carecen enteramente de competencia.

Se ha considerado que es arbitraria una resolución administrativa que prescinde de expresar los fundamentos de
hecho que llevan la decisión que adopta; la pretensión de la autoridad sancionadora de hacer efectivo el acto
administrativo tan pronto es notificado, vulnerando las propias disposiciones legales y reglamentarias que
previenen que sólo pueden ser ejecutados una vez terminado el procedimiento de reclamación administrativa en su
contra; la resolución administrativa que ha sido dictada sobre fundamentos de hecho inexistentes, esto es, sin que
se den las circunstancias fácticas en que se apoya; es acción arbitraria el ruido que producen los motores que accionan
los equipos de aire acondicionado de un edificio que sobrepasa los niveles de tolerancia establecidos por la
normativa vigente; es arbitrario publicar en un boletín de informaciones comerciales datos en que se hace aparecer

Página 158 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
como deudora y con documentos protestados a persona que no lo es; es arbitraria la medida de la autoridad
tributaria que mantiene un bloqueo tributario de un contribuyente por más de cinco años e indefinidamente, por el
hecho de haber asumido la representación legal de una empresa incursa en incumplimiento; resulta arbitrario un
desahucio de un contrato de salud por parte de una Isapre en que primero invoca una causal inexistente en la
realidad de los hechos y reconociendo su error expresa otra causal cuya invocación está expresamente vedada en la
ley; es arbitraria una orden de la autoridad municipal que dispone demoler un inmueble en razón de amenazar
ruina, en circunstancias que los peritajes técnicos allegados al proceso prueban lo contrario, ya que carece de
razonabilidad un acto administrativo que carece de fundamentación fáctica.

5o. La forma como esos hechos importan la amenaza, perturbación o privación del derecho.
6o. El derecho constitucional pertinente que se ha conculcado o perturbado en su legítimo ejercicio.
7o. La indicación de las medidas que serían procedentes de adoptar por la Corte de Apelaciones para
restablecer el imperio del derecho, las que en todo caso no revisten un carácter obligatorio para ellas.

En la práctica, la jurisprudencia ha aceptado que terceros comparezcan adhiriendo a un


recurso de protección si ellos también han sufrido con los actos u omisiones arbitrarios una
privación, perturbación o amenaza de sus derechos, debiendo en todo caso comparecer
dentro del plazo de 30 días.

Además, en caso que respecto de un mismo acto u omisión se dedujeren dos o más recursos,
aun por distintos afectados, y de los que corresponde conocer a una misma Corte de
Apelaciones, se acumularán todos los recursos al que hubiere ingresado primero en el
respectivo libro de la secretaría del Tribunal, formándose un solo expediente para ser
resueltos por una misma sentencia (N° 13 auto acordado).

9.1.2. Examen de admisibilidad


De conformidad a lo previsto en la modificación introducida por el auto acordado de 25 de
mayo de 2007 -publicado en el Diario Oficial el 8 de junio de 2007-, presentado el recurso el
Tribunal examinará en cuenta si ha sido interpuesto en tiempo y si se mencionan los hechos
que puedan constituir la vulneración de las garantías indicadas en el art. 20 de la
Constitución Política de la República.

En consecuencia el examen de admisibilidad recae:


a)Si el recurso se ha deducido en tiempo.
b)Si en el recurso se mencionan los hechos que configuran la vulneración arbitraria
o ilegal.
c)Si los hechos que se mencionan en el recurso configuran una vulneración arbitraria
o ilegal.
d)Si los hechos que se mencionan en el recurso configuran una vulneración a alguna
de las garantías de las indicadas en el art. 20 de la Constitución Política de la
República.

De esta manera se precisan de mejor forma los diversos casos en los que se puede estimar
prima facie, por la Corte de Apelaciones, que el recurso carece de los fundamentos
suficientes para acogerlo a tramitación.

Página 159 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
Como nos señala Enrique Navarro, mediante el auto acordado de 2007 se elimina el trámite
de la inadmisibilidad por manifiesta falta de fundamento y, en su lugar, se debe revisar si
en la presentación se mencionan hechos que puedan constituir vulneración de las garantías
constitucionales. Los tribunales han ido decantando ciertos principios a tener en
consideración sobre el punto. Entre otros, cabe mencionar el que esta acción no resulta
idónea para discutir materias de lato conocimiento, propias de un juicio ordinario, su
limitación respecto de situaciones cuya arbitrariedad e ilegalidad sean evidentes, su
improcedencia para declarar o constituir situaciones jurídicas nuevas o declarar derechos
permanentes a favor de las partes.

En consecuencia, en el recurso de protección existe un control de admisibilidad no sólo de


carácter formal, sino que también el ejercicio de la facultad de rechazo in limine litis por
carecer en forma manifiesta de fundamento conforme a las causales que actualmente se
desglosan en la modificación del auto acordado.

Si el recurso se presenta de manera extemporánea, o no se señalan en él los hechos que


puedan constituir la vulneración a las garantías constitucionales, la Corte respectiva lo
declarará inadmisible desde luego por resolución fundada. Esta resolución sólo es
susceptible del recurso de reposición ante el mismo Tribunal, el que deberá interponerse
dentro de tercero día.

En consecuencia, a partir de la modificación introducida por el auto acordado del año 2007,
no es necesario -como acontecía anteriormente- que la inadmisibilidad se declare por la
opinión unánime de sus integrantes, bastando sólo la mayoría de ellos. Por otra parte, la
resolución que declara la inadmisibilidad debe ser actualmente "fundada" y no sólo
"someramente fundada", como se indicaba con anterioridad.

9.1.3. Informe
a) Solicitud de informe
Interpuesto el recurso de protección y acogido éste a tramitación, la Corte de Apelaciones
pedirá informe, por la vía que estime más rápida y efectiva, a la persona o personas,
funcionarios o autoridad que según el recurso o en concepto del Tribunal son los causantes
del acto u omisión arbitraria o ilegal, que haya podido producir privación, perturbación o
amenaza del libre ejercicio de los derechos que solicita proteger (auto acordado N° 3).

Conjuntamente con el informe, se requerirá al obligado que remita al Tribunal todos los
antecedentes que existen en su poder sobre el asunto que haya motivado el recurso.

b) Forma de requerir el informe


Los oficios necesarios para el cumplimiento de las diligencias decretadas, entre los cuales se
encuentra la petición de informe, se despacharán por comunicación directa, por correo o
telegráficamente, a través de las oficinas del Estado o por intermedio de un ministro de fe.

Página 160 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
c) Plazo para informar
La Corte al requerir el informe fijará un plazo breve y perentorio para que este se emita.
En la práctica, la Corte suele otorgar un breve plazo, el cual puede ser prorrogado cuando
aquel a quien se ha requerido lo solicita haciendo valer antecedentes que lo justifican.

En caso que no se evacuare el informe requerido dentro del plazo señalado, la Corte de
Apelaciones podrá imponer al renuente, oyéndolo o en su rebeldía, una o más de las
sanciones que se establecen en el N° 15 del auto acordado.

d) Forma del informe y efectos de este


En el informe deberá efectuarse una relación de todos los hechos conforme a la versión que
de ellos posea el informante, remitiendo conjuntamente los antecedentes que le sirvan de
fundamento.

En la práctica, el informante procede en su informe no sólo a formular una relación de los


hechos, sino que a efectuar su defensa, señalando todos los fundamentos en virtud de los
cuales procedería rechazar el recurso, ya sea por razones de admisibilidad o por falta de
requisitos de procedencia.

Quien remite el informe no se transforma por este solo hecho en parte, sino que deberá
manifestar expresamente su intención en tal sentido. "Las personas, funcionarios u órganos
del Estado afectados o recurridos, podrán hacerse parte en el recurso" (N° 5 del auto
acordado).

9.1.4. Prueba en el recurso de protección


En el recurso de protección no existe un término probatorio, pero ello no impide que tanto
el recurrente como el afectado puedan rendirla desde la interposición del recurso hasta la
vista de la causa.

En el recurso de protección, dado el carácter concentradísimo de este, básicamente es


procedente la rendición de prueba documental y de confesión espontánea, la que se
contendría en el informe o en el escrito de presentación del recurso.

Ello es sin peijuicio de que la Corte para el mejor acierto del fallo pueda decretar todas las
diligencias que estime necesarias para el esclarecimiento de los hechos (N° 5 auto acordado).

La Corte apreciará de acuerdo con las reglas de la sana crítica los antecedentes que se
acompañen al recurso y los demás que se agreguen durante su tramitación (N° 5 auto
acordado).

9.1.5. Orden de no innovar

Página 161 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
En la actualidad, de acuerdo a lo previsto en el inciso final del N° 3 del auto acordado, "el
Tribunal cuando lo juzgue conveniente para los fines del recurso, podrá decretar orden de
no innovar".

En la especie no se reglamentó mayormente la forma de conocerse la orden de no innovar y


los efectos que genera su otorgamiento respecto de la posterior vista del recurso.

9.1.6. Agregación de la causa en tabla y vista de la causa


Recibido el informe y los antecedentes requeridos, o sin ellos, el Tribunal dispondrá traer
los autos en relación y ordenará agregar el recurso extraordinariamente a la tabla del día
subsiguiente, previo sorteo en las Cortes de Apelaciones de más de una sala (N° 3 auto
acordado).

Tanto en las Cortes de Apelaciones como en la Corte Suprema cuando en esta se traiga el
recurso en relación, la suspensión de la vista de la causa procederá por una sola vez a
solicitud del recurrente, cualquiera sea el número de ellos. La otra parte, aunque fuere más
de uno el funcionario o persona afectada, podrá suspender la vista de la causa cuando el
Tribunal estime el fundamento de la solicitud muy calificado. La suspensión no procederá
de común acuerdo de las partes.

Los alegatos tienen una duración de media hora ante ambos tribunales colegiados.

9.1.7. Fallo del recurso La Corte de Apelaciones conociendo del recurso de protección
puede:
a) Acoger el recurso
Se acogerá el recurso de protección en la medida que:
1.Se hubiere interpuesto dentro del plazo ante el Tribunal competente.

2.Se hubiere acreditado la existencia de una acción u omisión.

3.Se hubiere constatado que la acción u omisión es arbitraria o ilegal.

4.Se hubiere demostrado que la acción u omisión importa una amenaza,


perturbación o privación.

5.Se verifique que la acción u omisión afecta a uno de los derechos o garantías
constitucionales que la hacen procedente, cuya existencia pertenece al recurrente o a
la persona por la cual este recurre.

En su resolución, la Corte deberá disponer las medidas que se requieran para dar la debida
protección al afectado y restablecer el imperio del derecho, que no necesariamente deben
ser las solicitadas por el recurrente, puesto que el art. 20 de la Constitución Política de la

Página 162 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
República entrega a la Corte de Apelaciones la adopción inmediata de las medidas que ella
juzgue necesarias.

b) Rechazar el recurso de protección


En la medida que no se acredite la existencia de alguno de los requisitos mencionados
previamente, la Corte de Apelaciones deberá rechazar el recurso de protección.

La sentencia que se pronuncie por los tribunales colegiados resolviendo el recurso de


protección tiene la naturaleza jurídica de una sentencia definitiva (auto acordado N° 5).

Tanto la Corte de Apelaciones como la Corte Suprema, cuando lo estimen procedente,


podrán condenar en costas, de acuerdo a lo previsto en el N° 11 del auto acordado.

El plazo para dictar la sentencia por los tribunales colegiados de primera y segunda
instancia es dentro del quinto día hábil, a contar desde que la causa quede en estado, salvo
en las garantías prevista en los Nos 1; 3 inc. 4o, 12 y 13 del art. 19, en que el plazo es de dos
días hábiles (N° 10 del auto acordado).

La sentencia definitiva que se pronuncie por la Corte de Apelaciones será notificada


personalmente o por el estado diario a la persona que hubiere deducido el recurso y a los
recurridos que se hubieren hecho parte en él (N° 6 auto acordado).

En la práctica, lo usual es la notificación por el estado diario.

En contra de la sentencia que pronuncie la Corte de Apelaciones, ya sea que lo acoja, rechace
o declare inadmisible, es procedente el recurso de apelación para ante la Corte Suprema (N°
5 auto acordado).

Sobre la materia es menester tener presente que se aclaró el tema relativo a la procedencia
del recurso de apelación cuando el recurso de protección es declarado inadmisible por la
sentencia que se pronuncia al concluir la tramitación de éste. Con anterioridad a la
modificación introducida por al auto acordado de 9 de junio de 1998, sólo se contemplaba
el recurso de apelación respecto de la sentencia definitiva que se pronunciaba sobre el
recurso de protección y no respecto de otras resoluciones. La Corte Suprema en fallo de 30
de junio de 1992, en el recurso de queja 7.524, estimó que el recurso de apelación también
era procedente en contra de la resolución que declaraba inadmisible el recurso de
protección, puesto que si bien era cierto que ella no se pronunciaba sobre el fondo del
recurso, era menester su pronunciamiento previo análisis de los antecedentes y
circunstancias invocadas por la parte recurrente, para solicitar el resguardo de los derechos
que estimaba conculcados, y porque además dicha resolución ponía término o impedía la
tramitación del referido recurso.

Página 163 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
La aclaración del auto acordado, sin embargo, fue en el sentido de declarar improcedente el
recurso de apelación en contra de la resolución que declara inadmisible el recurso de
protección al efectuarse en cuenta su control de admisibilidad, previendo respeto de dicha
resolución sólo el recurso de reposición.

El recurso de apelación se debe interponer dentro del término fatal de cinco días hábiles,
contados desde la notificación por el estado diario de la sentencia que decide el recurso.
La modificación precisa que el término comienza a correr desde la notificación por el estado
diario de la sentencia que decide el recurso, pudiendo apelar tanto la parte que lo interpuso
como aquellos en contra de los cuales se hubiere deducido, en la medida que con ello se les
cause agravio.

En cuanto a la forma de interposición del recurso de apelación, se ha dejado sin efecto la


modificación introducida por al auto acordado de 9 de junio de 1998, en cuanto disponía
que el recurso de protección debía contener los fundamentos de hecho y de derecho y
peticiones concretas. Señalaba dicha disposición: "Si la apelación se interpusiese fuera de
plazo o no es fundada o no contiene peticiones concretas el Tribunal la declarará
inadmisible" (N° 6 del auto acordado).

En la actualidad la apelación no debe ser fundada, debido a la nueva redacción que tiene el
inciso segundo del N° 6 y a la eliminación del inciso tercero de ese número dispuesta por el
auto acordado de 2007. De acuerdo a las recientes modificaciones, el recurso de apelación
ya no debe ser fundado ni contener peticiones concretas, como se había exigido a partir de
1998.

En contra de la sentencia que expide la Corte de Apelaciones fallando el recurso de


protección no procederá el recurso de casación (N° 12 auto acordado).

9.2. TRAMITACIÓN EN SEGUNDA INSTANCIA


Interpuesto el recurso de apelación y declarado este admisible por haberse deducido dentro
de plazo y por una parte agraviada, deberán elevarse los autos a la Corte Suprema.
Recibidos los autos en la Secretaría de la Corte Suprema, el presidente del Tribunal ordenará
dar cuenta preferente del recurso en la sala que corresponda. Excepcionalmente, procederá
que la apelación se resuelva previa vista de la causa y no en cuenta, en los casos en que la
tercera sala ordene traer los autos en relación, lo que puede disponer en los casos siguientes:
1. Cuando la sala lo estime conveniente.
2. Cuando se le solicite con fundamento plausible.
3. Especialmente cuando se le pide de común acuerdo por el recurrente, recurrido y
quienes hayan sido considerados como parte en el procedimiento.

En estos casos excepcionalísimos procede que la tercera sala ordene traer los autos en
relación para oír los alegatos de los abogados de las partes, y deberá agregarse

Página 164 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
extraordinariamente el recurso a la tabla de dicha sala (N° 7 auto acordado y art. 101 del
Código Orgánico de Tribunales).

La Corte Suprema para entrar al conocimiento del recurso o para el mejor acierto del fallo,
podrá solicitar de cualquier autoridad o persona los antecedentes que estime necesarios para
la resolución del asunto.

Todas las notificaciones se efectuarán por el estado diario; salvo las que decreten diligencias,
las que se cumplirán por oficio en la forma antes señalada.

10. EFECTOS Y CUMPLIMIENTO DEL FALLO


En relación con esta materia es menester señalar que la sentencia que se pronuncia acerca
del recurso de protección produce:

10.1. COSA JUZGADA SUBSTANCIAL


Produce cosa juzgada substancial respecto a los recursos de protección que con
posterioridad pudieren deducirse, basados en los mismos hechos por el titular de un
derecho constitucional de los que establece la Constitución Política de la República.

10.2. COSA JUZGADA FORMAL


Dado el carácter de emergencia que reviste el recurso de protección, que persigue sólo
restablecer el imperio del derecho que ha sido afectado con carácter cautelar; el fallo de este
no impide que con posterioridad se ejerzan diversas acciones a través de los procedimientos
ordinarios para el acabado y lato conocimiento y resolución del asunto.
de protección que deban ser vistas por la sala respectiva. Esta situación no se ha alterado
por la modificación introducida por el auto acordado de 2007, por lo que la cuenta deberá
darse en la tercera sala de la Excma. Corte en el menor plazo posible.

El cumplimiento del fallo del recurso de protección procede una vez firme el fallo de
primera instancia, por haber transcurrido el plazo para interponer el recurso de apelación,
sin que este se hubiere deducido, o dictado sentencia por la Corte Suprema fallando la
apelación que se hubiere interpuesto.

Para tal efecto, se transcribirá por la Corte de Apelaciones lo resuelto a la persona,


funcionaría o autoridad cuyas actuaciones hubieren motivado el recurso de protección, por
oficio directo o telegráficamente, si el caso así lo requiere (auto acordado N° 14).

Si la persona, el funcionario o el representante o jefe del órgano del Estado, ya tenga este la
calidad de titular, interino, suplente o subrogante, o cualquier otra, no diere cumplimiento
a la sentencia dentro de los plazos que la Corte de Apelaciones o la Corte Suprema ordenare,
podrán estas imponer al renuente, oyéndolo o en su rebeldía, alguno o alguna de las
siguientes medidas: a) amonestación privada; b) censura por escrito; c) multa a beneficio

Página 165 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
fiscal que no sea inferior a una unidad tributaria mensual ni exceda de cinco unidades
tributarias mensuales y d) suspensión de funciones hasta 4 meses, tiempo durante el cual el
funcionario gozará de medio sueldo. Todo ello, además de la responsabilidad penal en que
pudieran incurrir dichas personas (N° 15 auto acordado).

Página 166 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

RECURSO DE AMPARO ECONÓMICO

1. REGLAMENTACIÓN
El recurso de amparo económico se contempla en la Ley Orgánica Constitucional N° 18.971,
publicada en el Diario Oficial de 10 de marzo de 1989.
Por sentencia de 8 de marzo de 1990, el Tribunal Constitucional declaró que dicho proyecto
de ley era constitucional, sin formular observación alguna respecto de su texto.

2. ANTECEDENTES HISTÓRICOS
El constituyente, en la Carta de 1980, contempló una serie de normas a fin de establecer un
marco para el desarrollo de la actividad económica, al cual se le ha dado la denominación
de Orden Público Económico.
Los principios básicos que se consagran dentro del Orden Público Económico en la
Constitución de 1980 son los siguientes:
a) La libre iniciativa para el desarrollo de cualquier actividad económica (art. 19
N° 21 inc. Io);
b) La no discriminación arbitraria en el trato que el Estado y sus organismos
deben dar a las personas en materia económica (art. 19 N° 22);
c) La libre apropiabilidad de los bienes para el desarrollo de la actividad
económica (art. 19 N° 23);
d) El derecho de propiedad, en sus diversas especies, sobre toda clase de bienes
corporales e incorporales (art. 19 N° 24);
e) El principio de subsidiariedad, en cuanto a que el Estado y sus organismos
podrán desarrollar actividades empresariales, o participar en ellas, sólo si una ley de
quorum calificado los autoriza (art. 19 N° 21 inc. 2o).

Respecto de los actos ilegales o arbitrarios que importen una amenaza, perturbación o
privación de todos esos derechos que configuran el orden público económico, se contempla
la procedencia del recurso de protección en el art. 20 de la Constitución Política de la
República.

El Ejecutivo de la época remitió con fecha 7 de septiembre de 1989 un Mensaje a la Junta de


Gobierno para que aprobara un proyecto de ley destinado a regular la actividad y
participación productiva del Estado y sus organismos.

El referido proyecto de ley, que se sometió a la consideración de la Junta de Gobierno,


constaba de seis artículos. El primero definía el concepto de actividad empresarial del
Estado y sus organismos, y el concepto de participación del Estado y sus organismos en la
actividad económica. El art. 2o establecía que el Estado y sus organismos sólo podían
desarrollar actividades empresariales por medio de empresas constituidas como sociedades

Página 167 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
anónimas, abiertas o cerradas, a menos que por motivos fundados una ley especial de
quorum calificado dispusiera otra cosa. El art. 3o establecía la prohibición de las acciones
del Estado de concurrir a aumentos de capital, a menos que estuviere autorizado por una
ley especial de quorum calificado. El art. 4o limitaba los derechos de las acciones del Estado
a concurrir a la elección de directores, limitado a la participación que efectivamente tuvieran
en la sociedad. El art. 5o establecía la obligación de venta de los derechos del Estado que
tuviera en sociedades, dentro del plazo de un año, respecto de materias ajenas al objeto
respecto del cual estuviera autorizado a participar, o que excedieran su autorización legal.
El art. 6o contemplaba un recurso mediante el cual cualquier persona podía denunciar las
infracciones que se cometieran al art. 19 N° 21 de la Constitución, o a las disposiciones de
ese proyecto de ley. En definitiva, como se señaló en el mensaje, el proyecto contemplaba
tres clases de normas: las primeras eran generales aplicables a toda la legislación sobre
actividad empresarial desarrollada por el Estado, o en las que éste participare. La segunda
estableció un recurso jurisdiccional para hacer efectiva la garantía constitucional de la
libertad económica. Finalmente, la tercera fijaba definitivamente el ámbito empresarial que
sería del Estado.

Según consta del Boletín 1141-03, que contiene el acta de la sesión legislativa extraordinaria
de la Junta de Gobierno que aprobó el texto único de la Ley N° 18.971, Orgánica
Constitucional, se acordó desglosar el proyecto en dos grupos de disposiciones, puesto que
la que establecía el recurso tenía el carácter de una ley orgánica constitucional, debiendo,
por tanto, ser remitida al Tribunal Constitucional. En cambio, las que regulaban la actividad
empresarial del Estado sólo requerían ser aprobadas con el carácter de quórum calificado,
en conformidad a lo dispuesto en el N° 21 del art. 19 de la Constitución.

Del referido proyecto de ley sólo se aprobó el recurso de amparo económico contenido en
la Ley N° 18.971. El proyecto de ley destinado a regular la actividad empresarial del Estado,
y el marco jurídico para el desarrollo de esa actividad no fue en definitiva aprobado como
ley de la República. El Estado y sus organismos, por tanto, debieron continuar desarrollando
sus actividades empresariales, de acuerdo con las leyes que los regulan, según el art. 19 N°
21 de la Constitución Política de la República, en relación con lo establecido en su artículo
quinto transitorio.

3. CONCEPTO
El amparo económico es la acción que cualquier persona puede interponer ante la Corte de
Apelaciones respectiva, a fin de denunciar las infracciones en que se incurra respecto al art. 19 N° 21
de la Constitución.

Este concepto se ha efectuado siguiendo el texto literal de la ley, sin que ello implique
adoptar postura respecto del real alcance que tendría esta acción, según veremos a
continuación.

Página 168 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011

4. CONTENIDO DE LA ACCIÓN DE AMPARO ECONÓMICO


La Ley N° 18.971 en el inc. I de su artículo único se encarga de establecer, en términos muy
simples, el contenido de la acción de amparo económico. Señala la referida disposición:
"Cualquier persona podrá denunciar las infracciones al art. 19 N° 21 de la Constitución
Política de la República de Chile".

El art. 19 N° 21 de la Constitución Política de la República de Chile, por su parte, establece:


"La Constitución asegura a todas las personas:
[...] 21°. El derecho a desarrollar cualquiera actividad económica que no sea contraria a la
moral, al orden público o a la seguridad nacional, respetando las normas legales que la
regulen.

El Estado y sus organismos podrán desarrollar actividades empresariales o participar en


ellas sólo si una ley de quórum calificado los autoriza. En tal caso, esas actividades estarán
sometidas a la legislación común aplicable a los particulares, sin perjuicio de las excepciones
que por motivos justificados establezca la ley, la que deberá ser, asimismo, de quórum
calificado".

Antes de precisar el contenido u objeto que puede perseguir el recurso de amparo


económico, es menester que analicemos brevemente el mencionado precepto, para lo cual
tendremos especialmente presente lo que se señaló en el acta de la sesión N° 388 de la
Comisión de Estudios de la Nueva Constitución, en que se discutió dicha norma.

A primera vista, de la sola lectura del art. 19 N° 21 podemos distinguir claramente tres
principios:

a) El derecho a desarrollar cualquiera actividad económicaque no sea contraria a la moral,


al orden público o a la seguridad nacional, respetando las normas legales que la regulen
En primer lugar, esta norma consagra el derecho a desarrollar cualquier actividad
económica, lo que no es más que una proyección del derecho de la libertad personal.
Esta norma tiene por objeto consagrar en la Carta Fundamental el principio de la iniciativa
particular en el campo económico, como el medio preferente y natural que tiene una
comunidad de progresar y desarrollarse.

La referida norma se encuentra limitada solo a la libertad para el desarrollo de una actividad
económica, puesto que las referentes a la libertad para el desarrollo de otro tipo de
actividades se han consagrado específicamente en otras disposiciones de la Carta
Fundamental.

Sin embargo, la expresión actividad económica es muy amplia, de manera que comprende
la libertad para formar cualquier tipo de empresa, esto es, para crear una empresa extractiva,

Página 169 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
una industria manufacturera, un empresa de transportes, una sociedad de comercio, una
sociedad de prestación de servicios, etcétera.

En segundo lugar, la libertad para el desarrollo de la actividad económica reconoce como


limitación el que no sea contraria a la moral, al orden público o a la seguridad nacional.

En tercer lugar, la actividad económica debe ser desarrollada respetando las normas legales
que la regulen.

b) El Estado y sus organismos podrán desarrollar actividades empresariales o participar


en ellas sólo si una ley de quórum calificado los autoriza
En esta parte, la norma tiene por objeto preceptuar en la forma más explícita el carácter
subsidiario de la acción del Estado.

En este sentido, se señaló que el principio de subsidiariedad no se agota con el respeto de la


autonomía de las sociedades intermedias, sino que exige también que el Estado no
incursione en campos susceptibles de ser desarrollados por los particulares en forma eficaz
y conveniente.

De acuerdo con ello, son los particulares quienes, en principio, tienen la libertad para
desarrollar actividades económicas en forma exclusiva, y el Estado sólo puede abordarlas
cuando la ley lo autorice expresamente. La garantía se establece para excluir al Estado de
ciertas actividades. La iniciativa particular o privada es la preferente y sólo en virtud del
principio de subsidiariedad el Estado puede desarrollar aquellas funciones que los
particulares no puedan efectuar por sí solos.

En la referida norma no se establece, en todo caso, como principio absoluto que el Estado
no pueda desarrollar actividades económicas, puesto que es necesario distinguir dos
grandes tipos de actividades que el Estado puede realizar en materia económica.

Una primera actividad, que nunca podrían realizar los particulares, dice relación con su
carácter de garante del bien común, con facultades que incluyen la regulación, el control, la
orientación, el estímulo, etc. Jamás se pensó que el Estado no debía tener intervención
alguna en la economía, por cuanto le compete una función normativa y de control.

La otra actividad que el Estado emprende de manera subsidiaria es la que implica aquellas
actividades que de suyo podrían efectuar los particulares, pero que no se realizan pese al
apoyo prestado por el Estado, y que son necesarias para el país o pertenecen al campo del
bien común.

El Estado no puede, apoyado en el principio de la subsidiariedad, conculcar la libertad


personal para desarrollar cualquier tipo de actividad económica, ya sea extractiva,
productiva o de comercialización, excepto cuando los particulares no puedan o no quieran

Página 170 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
emprenderlas, caso en el cual, fundado en el mismo principio, el Estado debe asumirlas por
razones de interés nacional, pero no será por simple voluntad del Gobierno que el Estado
ejerza esas actividades, por cuanto la ley deberá autorizarlo expresamente para ello.

De allí que para precisar más este concepto de subsidiariedad del Estado es que se hizo
referencia a la participación del Estado en actividades empresariales, como las relativas a
actividades extractivas, productivas, de comercialización, de distribución o de transporte, y
no al término genérico de actividades económicas.

De acuerdo con lo señalado en la Comisión Constituyente, el proyecto de ley destinado a


regular la actividad empresarial del Estado y el marco jurídico para el desarrollo de esa
actividad que se sometió a la aprobación de la Junta de Gobierno, definía lo que debía
entenderse por actividad empresarial del Estado o sus organismos y el concepto de
participar el Estado o sus organismos en dicha actividad.

El concepto de actividad empresarial del Estado o sus organismos comprende la acción


económica destinada a la producción de determinados bienes y servicios, para ser transados
en el mercado o traspasados a terceros en dominio o a otro título.

Por otra parte, se entiende que se comprende en participar el Estado o sus organismos en
una actividad empresarial cuando estos tienen parte de la propiedad o actúan en la
administración con otra u otras personas de la actividad empresarial.

De acuerdo con lo expuesto, en virtud del principio de la subsidiariedad que se contempla


en esta norma, podemos establecer los siguientes principios:

1. Que por regla general el Estado y sus organismos no podrán desarrollar


actividades empresariales o participar en ellas.
2. Que el Estado o sus organismos pueden desarrollar actividades empresariales o
participar en ellas sólo si una ley de quórum calificado los autoriza, entendiéndose
vigentes para tal efecto las normas que lo estuvieren con anterioridad a la
Constitución, de acuerdo a lo establecido en su artículo cuarto transitorio.
3.Que el principio de subsidiariedad dice relación con el desarrollo por parte del
Estado de actividades empresariales o su participación en ellas, no contemplándose
las actividades económicas que dicen relación con la función económica del Estado,
relativas a la normativa y control del desarrollo de la actividad, que es propia y
exclusiva de este y no de los particulares.

c) Las actividades empresariales del Estado o sus organismos o su participación en ellas


autorizadas por ley, deben estar sometidas a la legislación común aplicable a los

Página 171 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
particulares, sin perjuicio de las excepciones que por motivos justificados establezca la
ley, la que deberá ser, asimismo, de quórum calificado
El tercer principio dice relación con el marco legal a través del cual el Estado debe
desarrollar la actividad empresarial, o participar en ella cuando haya sido autorizado por
ley.

El principio general es que el Estado debe desarrollar su actividad empresarial o participar


en ella sometiéndose a la legislación común aplicable a los particulares.

De acuerdo con ello, la regla general será que el Estado desarrolle su actividad empresarial
o participe en ellas a través de las personas jurídicas comunes, como son las sociedades
colectivas, de responsabilidad limitada, anónimas o en comandita, y sometiéndose a esas
normas que contempla la legislación común.

En el evento de establecerse una legislación especial para el desarrollo de la actividad


empresarial por el Estado o sus organismos, ella deberá constar en una ley de quórum
calificado. En este caso, en consecuencia, se requerirán dos leyes de quórum calificado: i) la
primera que autoriza el desarrollo o participación del Estado en la actividad empresarial; y
ii) una segunda, que establezca una legislación especial diversa de la común para que se
desarrolle dicha actividad.

Precisado el alcance del art. 19 N° 21 de la Constitución Política, cabe preguntarse si al


recurso de amparo económico se le debe dar una extensión amplia, de manera que a través
de él se puedan denunciar las infracciones a ambos incisos del art. 19 N° 21 de la
Constitución, o si por el contrario el recurso de amparo económico tendría un alcance
restringido, y a través de él cabría denunciar sólo las infracciones relativas al inciso 2o de
ese precepto, esto es, los casos en los cuales el Estado desarrolla actividades empresariales,
o participa en ellas, sin que exista una ley de quórum calificado que lo autorice.

La primera postura sustenta su tesis básicamente en el tenor literal del primer inciso del
artículo único de la Ley N° 18.971, según el cual "cualquier persona podrá denunciar las
infracciones al art. 19 N° 21 de la Constitución Política de la República de Chile".

En consecuencia, el texto de la ley sería claro y no haría ninguna distinción respecto de las
materias comprendidas en el N° 21 del art. 19 para deducir el amparo económico, pudiendo
deducirse esa acción frente a infracciones que digan relación con cualquiera de ambos
incisos.

Por otra parte, se añade que si el tenor de la ley es claro en cuanto a que el legislador se
refirió al artículo en su totalidad y no a un inciso en particular, cabría aplicar el aforismo
"donde el legislador no distingue, no le es lícito distinguir al intérprete".
Adicionalmente, señalan los partidarios de esta postura que lo que se garantiza en el art. 19
N° 21 es el derecho a desarrollar cualquiera actividad económica a los particulares, siendo

Página 172 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
su inciso segundo sólo una reafirmación de este principio, al regular la actividad
empresarial o participación en ella del Estado o sus organismos.

Finalmente, avalaría esta postura un antecedente histórico, puesto que según consta de las
Actas de la Comisión de Estudio de la Nueva Constitución, se consideró necesario asegurar
la libertad para desarrollar actividades económicas, por la circunstancia de que dicha
garantía fue desconocida en el pasado en forma más o menos sistemática.

Incluso se hizo hincapié, por uno de sus miembros, en que el Estado mediante disposiciones
administrativas y simples reglamentos ha impedido definitivamente el desarrollo de
actividades económicas, situación que se ha presentado, por ejemplo, en el caso de
DlRlNCO, contrariándose la política económica del Gobierno. De acuerdo con ello, es que
resulta lógico que el recurso de amparo económico se haya contemplado para los efectos de
proteger las infracciones que pudieran cometerse a ambos incisos del art. 19 N° 21 de la
Constitución Política.

Esta posición tiene mucha importancia, puesto que al ampliar el objeto de las infracciones
que podrían ser denunciadas en virtud del amparo económico, consiguientemente se
aumentan quienes podrían intervenir como sujetos activos y pasivos.

Según la segunda postura, el recurso de amparo económico tendría un alcance restringido,


y a través de él cabría denunciar sólo las infracciones relativas a los casos en los cuales el
Estado desarrolla actividades empresariales, o participe en ellas, sin que exista una ley de
quorum calificado que lo autorice, contrariando lo establecido en el inciso segundo del art.
19 N° 21.

En primer lugar, esta posición contaría también con un respaldo histórico, puesto que la
acción de amparo económico se encontraba comprendida dentro de un proyecto de ley que
estaba destinado a regular la actividad y participación productiva del Estado y sus
organismos, contemplándose como último artículo el amparo económico como un medio
para denunciar las infracciones a esa normativa legal.

La razón por la cual se sancionó en definitiva la aprobación de la ley con un artículo único
que contempla sólo el recurso de amparo económico, obedeció a que ella era una ley
orgánica constitucional, y debía ser sometida al Tribunal Constitucional, y por eso se separó
del resto del proyecto, que sólo contenía normas de quorum calificado.

En segundo lugar, se ha señalado que dado que para el ejercicio del recurso de amparo
económico el actor no necesita tener interés actual en sus resultados, y la acción puede
intentarse dentro de seis meses contados desde la infracción, no cabe duda que ella debe
dirigirse sólo en los casos referentes al inciso segundo del art. 19 N° 21, puesto que cuando
se afectan intereses de carácter particular lo procedente sería recurrir de protección, que se
refiere a la cautela de intereses específicos. Además, no resultaría racional que si el afectado

Página 173 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
personalmente puede recurrir de protección sólo dentro del plazo de treinta días, un tercero
sin interés actual disponga de un plazo de seis meses para denunciar las infracciones al
inciso I del art. 19 N° 21.

En tercer lugar, se ha señalado que no resulta lógico que el legislador, para proteger una
misma garantía como es la regulada en el inciso I del N° 21 del art. 19, hubiera previsto dos
recursos, como sería el de protección (art. 20) y el de amparo económico (Ley N° 18.971).

De acuerdo con ello, se ha declarado que "el recurso especial de amparo económico está
relacionado con el derecho del Estado y sus organismos para desarrollar actividades
empresariales, o participar en ellas, sólo si una ley de quorum calificado los autoriza, y se
refiere a lo establecido en el inciso segundo del art. 19 N° 21. Por consiguiente, no se
relaciona con el inciso primero del referido artículo, que protege el derecho a desarrollar
cualquiera actividad económica, que de conformidad a lo establecido en el art. 20 de la Carta
Fundamental está resguardado por el recurso de protección".

Finalmente, de acuerdo a lo establecido en el inciso segundo del artículo único de la Ley N°


18.971, en el recurso de amparo económico "el actor no necesitará interés actual en los hechos
denunciados".

El único principio de los previstos en el art. 19 N° 21 de la C. Pol. que justificaría que se


estableciera esta característica, es el que dice relación con el de la subsidiariedad del Estado
para desarrollar o participar en actividades empresariales no autorizadas por ley, en las
cuales se comprometen recursos que en definitiva afectan a todos los ciudadanos.

La garantía establecida en el inciso primero del N° 21 del art. 19 dice relación con derechos
que se aseguran a las personas y, en consecuencia, encontrándose comprometido un interés
preponderantemente particular, no tendría ninguna justificación esta ampliación del actor
para contemplar a terceros que no tengan interés en los hechos denunciados, que se prevé
en la Ley N° 18.971, lo que por lo demás no se consagra respecto del atentado en contra del
mismo derecho para los efectos de deducir el recurso de protección. Lo mismo acontece con
el trámite de la consulta que se prevé respecto de la sentencia definitiva en el amparo
económico, el que se regula en el resto de nuestro ordenamiento en materia civil sólo
respecto de resoluciones en que aparezca comprometido el interés fiscal, pero no respecto
de derechos individuales, como el consagrado en el inc. I del N° 21 del art. 19 de la
Constitución Política.

De acuerdo con esta segunda posición al reducirse el objeto de las infracciones que podrían
ser denunciadas en virtud del amparo económico, según lo visto, se reduce el sujeto pasivo
sólo al organismo estatal que desarrolle esas actividades sin cumplir con la existencia de
una ley de quórum calificado que las autorice.

5. CLASIFICACIÓN

Página 174 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
De aceptarse la concepción amplia respecto del alcance del recurso de amparo económico,
este podría clasificarse en:
a)Recurso de amparo económico destinado a denunciar infracciones al inciso
primero del N° 21 del art. 19 de la C. Pol., esto es, acciones u omisiones destinadas a
impedir el ejercicio del derecho a desarrollar cualquiera actividad económica que no
sea contraria a la moral, al orden público o a la seguridad nacional, respetando las
normas legales que la regulen, y

b)Recurso de amparo económico destinado a denunciar infracciones al inciso


segundo del N° 21 del art. 19 de la C. Pol., esto es, el desarrollo por el Estado y sus
organismos de actividades empresariales o la participación en ellas, sin que exista
una ley de quórum calificado que los autorice.

6. CARACTERÍSTICAS
Las características que presenta este recurso son las siguientes:
a) Es una acción destinada a proteger un derecho constitucional y no un recurso.
El "recurso de amparo económico" no tiene por objeto impugnar una resolución judicial
dictada dentro de un determinado proceso, sino requerir que se ponga en movimiento la
jurisdicción, a fin de conocer, e investigar, una acción u omisión ilegal que puede constituir
una infracción al art. 19 N° 21 constitucional.

Recordemos que el recurso es un acto jurídico procesal que se inserta dentro de un proceso,
con el fin de impugnar una resolución judicial dictada dentro de él. De acuerdo con esto, no
cabe duda que el amparo económico tiene el carácter de una acción y no de un recurso,
puesto que él es ejercido respecto de acciones u omisiones que no emanan de un proceso, y
en consecuencia, a través del ejercicio del amparo económico jamás se estará impugnando
una resolución judicial, sino generando un proceso para que se brinde protección frente a
una infracción al art. 19 N° 21 antes visto.

Es más, nuestra jurisprudencia ha señalado expresamente que a través del recurso de


amparo económico no pueden impugnarse resoluciones judiciales que se hayan dictado en
un procedimiento administrativo, pero que se encuentra sujeto a la superintendencia de los
tribunales de justicia, o en un proceso criminal en el cual se hayan decretado medidas de
incautación de bienes.

En tal sentido, se ha declarado "que no puede existir infracción alguna al art. 19 N° 21 de la


Carta Fundamental, toda vez que las actuaciones impugnadas se han dictado conforme a
las facultades jurisdiccionales que la Constitución y las leyes han entregado a los aludidos
tribunales y, que de producirse agravio al actor, éste tiene derecho a solicitar su enmienda
por medio de los recursos ordinarios o extraordinarios que la ley le franquea.

De este modo, la denuncia en la forma propuesta carece de toda base y debe ser rechazada".

Página 175 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
b) Es una acción cautelar.
A través del recurso de amparo económico se ejerce una acción cautelar de un específico
derecho consagrado en la Carta Fundamental, puesto que mediante ella se persigue la
adopción de medidas necesarias para restablecer el imperio del derecho, otorgando la
debida protección al afectado.

Dicho requerimiento no se efectúa para la resolución definitiva del conflicto, puesto que el
recurso de amparo económico, en caso de ser acogido, siempre deja a salvo eventuales
procesos ordinarios donde se determinarán en forma definitiva las responsabilidades civiles
y penales que pudieren derivarse.

Esta acción cautelar tendría fines meramente declarativos, habiéndose señalado en tal
sentido por la Corte Suprema que "la acción tiene por finalidad iniciar una investigación
para verificar la vulneración de alguna de las dos garantías que contiene el artículo 19 N° 21
de la Constitución Política de la República y no constituye propiamente un juicio, puesto
que no existe contienda entre partes ni existen ritualidades propias de un procedimiento
controversial. Sencillamente se constata si ha habido o no infracción a la garantía invocada,
y en caso de resultar positiva la indagación, el Tribunal ha de limitarse a declararlo, sin que
sea pertinente adoptar ninguna medida concreta, porque la ley no lo ha dispuesto así y
porque hacerlo importaría una vulneración del artículo 6o de la misma".

c) Es una acción que es conocida por los tribunales en uso de sus facultades
conservadoras.
El recurso de amparo económico es una acción que es conocida por los tribunales en uso de
sus facultades conservadoras, puesto que tiene como objetivo la adopción de las medidas
necesarias para restablecer el imperio del derecho.

d) La acción de amparo económico sólo sirve para la protección del derecho


contemplado en el art. 19 N° 21 de la C. Pol.

e) Es una acción de derecho público y, por lo tanto, irrenunciable, sin perjuicio de la


facultad del afectado de desistirse de él una vez interpuesto.

f) Es una acción de carácter correctivo, puesto que sólo puede ser interpuesta con
posterioridad a la comisión de las acciones que importan una infracción al tantas veces
referido art. 19 N° 21.

g) Es una acción que tiene para su ejercicio un plazo de seis meses, contados desde que
se hubiere producido la infracción.

h) Es conocido en sala, en primera instancia, por la Corte de Apelaciones y, en segunda


instancia, por la Corte Suprema.

Página 176 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
i)Es una acción en la cual se prevé el trámite de la consulta ante la Corte Suprema, en caso
de no ser revisado el fallo de primera instancia en virtud de un recurso de apelación.

j) Es una acción informal, puesto que se posibilita su interposición no sólo por el afectado,
sino que por cualquier persona en su nombre capaz de parecer enjuicio, aun por telégrafo o
télex, y aun por quien no tenga interés actual en sus resultados.

k) Tiene previsto un procedimiento concentrado e inquisitivo, puesto que se debe tramitar


"sin más formalidad ni procedimiento que el establecido para el recurso de amparo"
(artículo único inc. 3o de la Ley N° 18.971), y "el Tribunal deberá investigar la infracción
denunciada y dar curso progresivo a los autos hasta el fallo respectivo" (artículo único inc.
4o de la Ley N° 18.971).

7. CAUSAL
La causal que posibilita el ejercicio del amparo económico es la acción que importa una
privación al derecho previsto en el art. 19 N° 21 de la Constitución Política.

En consecuencia, se han eliminado como procedencia del ejercicio del amparo económico
las acciones que pudieren importar sólo una amenaza o perturbación al ejercicio de dicho
derecho. Al efecto, el inciso primero del artículo único señala que "cualquier persona podrá
denunciar las infracciones al art. 19 N° 21 de la Constitución Política de la República de
Chile".

Del texto de la ley se desprende, en consecuencia, que para el ejercicio de la acción de


amparo económico es menester que se haya incurrido en la infracción, y no frente a una
mera amenaza del mencionado derecho.

Al efecto, la Corte Suprema ha declarado que "si bien es cierto que conforme a la referida
disposición legal cualquier persona puede intentar la acción de protección económica, aun
sin tener interés directo en ello, es indispensable que la infracción se funde en hechos reales,
efectivos, concretos y determinados y no en simples amenazas de perturbación, como ocurre
en el recurso de protección constitucional, puesto que, de ser así, este recurso de amparo
económico se transformaría en grave obstáculo al progreso y avance de toda actividad
industrial, comercial o, en general, de orden público económico, impidiendo todo género de
competencia".

8. SUJETO ACTIVO
El sujeto activo en el recurso de amparo económico es "cualquier persona", según lo dispone
el artículo único inc. Io de la Ley N° 18.971.

Página 177 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
El sujeto activo, al igual que en el recurso de protección ("El que "), comprende tanto a las
personas naturales como jurídicas, y a entidades o grupos de personas que carecen de
personalidad jurídica, como comunidades, asociaciones o agrupaciones.

Por otra parte, de acuerdo al inciso segundo del artículo único de la ley antes referida el
actor no necesita tener interés actual en los hechos denunciados.

En la especie, nos encontraríamos en presencia de una acción de carácter popular, puesto


que se posibilita su ejercicio a cualquier sujeto. La doctrina nacional ha referido al respecto
que "La acción popular de la vieja terminología privatista supone que cualquier persona
puede recurrir a la jurisdicción invocando derechos o reclamando la tutela, frente a
situaciones que a todos afectan, como acontece hoy con la creciente expansión de la doctrina
de la protección de los intereses difusos.

Claro ejemplo de una "acción popular" se encuentra en el art. 948 del Código Civil, que
establece que "cualquier persona del pueblo tendrá, en favor de los caminos, plazas u otros
lugares de uso público, y para seguridad de los que transitan por ellos, los derechos
concedidos a los dueños de heredades o edificios privados, para que se demuela o enmiende
una construcción", como se confirma con el precepto del art. 949, que advierte que "las
acciones municipales o populares se entenderán sin perjuicio de las que competan a los
inmediatos interesados".

En síntesis, caracteriza a la acción popular no sólo la posibilidad de ejercicio por cualquier


sujeto, sino básicamente el que la titularidad substancial es compartida, "por tener cada cual
personal y directo interés en los resultados favorables que se persiguen".

En la especie, sí se dan respecto del recurso de amparo económico estas características para
que nos encontremos ante una acción popular, sobre todo si se acepta el alcance restringido
de ella. Además, debemos recordar que el inciso 11 del art. 2o de la Ley N° 18.120 señala
expresamente, respecto del recurso de amparo y de protección, la exención de la obligación
de cumplir por parte del recurrente con las normas de patrocinio y poder, las que se deben
aplicar plenamente en el recurso de amparo económico, atendido a que el inciso 3o del
artículo único de la Ley N° 18.971 nos señala que "la acción podrá intentarse sin más
formalidad ni procedimiento que el establecido para el recurso de amparo".

Estimamos, en todo caso, que el actor que deduce la acción debe ser persona capaz, puesto
que este asume una responsabilidad legal mayor a la que usualmente se establece en el
proceso civil limitada sólo a las costas. En efecto, el inciso final del artículo único de la Ley
N° 18.971 dispone que "si la sentencia estableciere fundadamente que la denuncia carece de
toda base, el actor será responsable de los perjuicios que hubiere causado".

Finalmente, debemos tener presente, como nos señala Gastón Gómez, que la legitimación
activa se le atribuye a cualquier persona para efectuar la denuncia y tiene que ver con el

Página 178 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
carácter público de la acción (poner en movimiento la jurisdicción). Pero este "cualquier
persona" la Corte lo ha limitado, señalando que tal ejercicio de la acción debe suponer (para
que prospere) que exista alguien que sea afectado en su derecho a desarrollar actividades
económicas.

9. SUJETO PASIVO
El recurso de amparo económico, al igual que el recurso de amparo y de protección, es una
acción autónoma, popular, abstracta, pormenorizada manifestación del derecho
constitucional de petición, que como consecuencia de la prohibición de autotutela impuesta
en una sociedad jurídicamente organizada, se reconoce al individuo, dirigida al órgano
jurisdiccional para estimular la actividad cautelar de la jurisdicción, por medio de la
adopción de las providencias necesarias para realizar el imperio del derecho y asegurar la
debida protección, en este caso, a la comunidad afectada, y que se agota en el ejercicio.

La acción de amparo económico, al igual que el recurso de amparo y el de protección, se


dirige contra el Estado y frente al agresor, si se le conoce. No es una pretensión hecha valer,
no se persigue subordinar el interés ajeno al propio cual acontece ordinariamente. En el
amparo económico de las garantías constitucionales sólo participan el Estado, vía órgano
jurisdiccional y el afectado. En este sentido, se nos ha indicado que la acción de amparo no
conlleva una pretensión contra una persona determinada. Se interpone a fin de que sea la
Corte de Apelaciones respectiva la que ponga fin al hecho que la motivó, pudiendo ser
incluso desconocido para el ofendido acusante del agravio.

En la especie, al igual que en el recurso de amparo, no es indispensable individualizar al o


los funcionarios del Estado o de sus organismos, que se encontraren desarrollando o
participando en una actividad empresarial con infracción al art. 19 N° 21 constitucional.

En efecto, "no se requiere la individualización de los infractores, puesto que se incurriría en


el común error de conferir al amparo económico un carácter de proceso contradictorio, con
olvido de su esencial condición de instrumento constitucional de protección. Los miembros
de la comunidad, dado el carácter de acción popular, clamarán a la jurisdicción por la
cautela que la Constitución y la ley les autoriza a exigir, y será la jurisdicción la que
comprobará quién y dónde, con infracción de la normativa, ha infringido el art. 19 N° 21 de
la Constitución Política. Esta es la única forma de interpretar la institución del amparo
económico con finalidad de eficacia de resultado; una distinta llevará a los jueces a la
frustrante comprobación de que por temas formales no otorgan la protección esencial
impetrada".

Tratándose del recurso de amparo económico, estas características se han explicitado


claramente en la Ley N° 18.971, que lo instaura dentro de nuestro sistema jurídico. En primer
lugar, el inciso I del artículo único de esa ley nos señala que cualquier persona podrá
denunciar las infracciones al art. 19 N° 21 constitucional. Al emplear la expresión denunciar,
nos está señalando que la acción que se deduce debe reunir en cuanto a su formalidad las

Página 179 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
características previstas en el art. 82 del Código de Procedimiento Penal. Allí no se requiere
como requisito esencial proporcionar el nombre de los autores del hecho ilícito, o los datos
que los identifiquen.

En segundo lugar, el inc. 4o del artículo único de la referida ley nos señala que "deducida la
acción, el Tribunal deberá investigar la infracción denunciada y dar curso progresivo a los
autos hasta el fallo respectivo". En consecuencia, ha sido el propio legislador el que en
términos muy claros y explícitos ha señalado que a quien le corresponde investigar y dar
curso progresivo a los autos, al igual que ocurre con las denuncias en el proceso penal, es al
Tribunal, dando plena aplicación al principio inquisitivo.

Debemos recordar que en los procesos inspirados en el principio inquisitivo, las partes no
son más que meros coadyuvantes del Tribunal, por lo que en definitiva la determinación de
la infracción y de sus autores será una misión reservada a dicho Tribunal.

Estamos ciertos que la concepción amplia del contenido que se cubre con esta acción, podría
llevarnos a no entender esta postura tan informal respecto de la tramitación del recurso de
amparo económico. Pero si consideramos una posición restringida en cuanto a la amplitud
del recurso, y la referimos sólo a las infracciones del inc. 2o del art. 19 N° 21 del texto
constitucional, ello sí será claramente explicable, puesto que tiene por objeto resguardar uno
de los pilares básicos del orden público económico establecido en la Constitución de 1980,
como es el principio de la subsidiariedad del Estado.

El autor de la acción que importa una infracción al art. 19 N° 21 de la C. Pol., de acuerdo a


la postura amplia en cuanto al alcance del recurso de amparo económico, puede ser una
persona natural o jurídica, o una autoridad administrativa, excluyéndose, de acuerdo a lo
señalado por la jurisprudencia, los actos de los órganos jurisdiccionales, puesto que de
acuerdo con la jurisprudencia citada, no procede esta acción para los efectos de impugnar
resoluciones judiciales.

Si adoptamos una posición restringida en cuanto al alcance del recurso de amparo


económico, los autores de la infracción serán las autoridades del Estado o de sus organismos
que desarrollan una actividad empresarial o participan en ella sin que exista una ley que los
autorice.

10. TRIBUNAL COMPETENTE


El inc. 3o del artículo único de la Ley N° 18.971 nos señala, en relación con la competencia,
que "la acción podrá intentarse ante la Corte de Apelaciones respectiva". Por tanto, de
acuerdo con las normas de la competencia absoluta, corresponde conocer en primera
instancia de esta acción constitucional a las Cortes de Apelaciones del país. Dichas Cortes
conocen del recurso de amparo económico en sala y previa vista de la causa.

Página 180 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
En segunda instancia el conocimiento del recurso de apelación, y de la consulta, en contra
de la resolución de primera instancia, corresponde a la tercera sala de la Corte Suprema, de
conformidad a lo establecido en el inc. 5o del artículo único de la Ley N° 18.971.

Esta apelación ante la Corte Suprema se conoce siempre previa vista de la causa.
Respecto de la competencia relativa, el inc. 3o del artículo único de la mencionada ley nos
señala que "la acción podrá intentarse ante la Corte de Apelaciones respectiva".

Sobre la materia debemos tener presente que la expresión "respectiva" debe ser interpretada
gramaticalmente en su sentido natural y obvio, la que de acuerdo a lo señalado en el
Diccionario de la Real Academia Española, nos indica que como adjetivo demostrativo
corresponde a "lo que atañe o se contrae a persona o cosa determinada".
En este caso, estimamos que la Corte de Apelaciones respectiva será aquella dentro de cuyo
territorio jurisdiccional se hubiere cometido la infracción al art. 19 N° 21 de la Constitución
Política.

La referida competencia relativa se desprende por ser la infracción el hecho básico sobre el
cual debe recaer la investigación del Tribunal en el recurso de amparo económico.

Por lo demás, ello se desprende claramente del contexto de la Ley N° 18.971, y en especial
de lo establecido en los incisos 3o y 4o de su artículo único, los que señalan al efecto: "[...] La
acción podrá intentarse dentro de seis meses contados desde que se hubiere producido la
infracción, sin más formalidad ni procedimiento que el establecido para el recurso de
amparo, ante la Corte de Apelaciones respectiva, la que conocerá de ella en primera
instancia. Deducida la acción, el Tribunal deberá investigar la infracción denunciada y dar
curso progresivo a los autos hasta el fallo respectivo".

En consecuencia, si todo el proceso de amparo económico versa sobre la investigación de la


infracción denunciada respecto del art. 19 N° 21 constitucional, no cabe duda que el Tribunal
competente habrá de ser la Corte de Apelaciones del territorio jurisdiccional en que ella se
hubiera cometido.

11. PLAZO
La Ley N° 18.971 ha establecido claramente el plazo para deducir el recurso de amparo
económico: "[...] La acción podrá intentarse dentro de seis meses contados desde que se
hubiere producido la infracción" (artículo único, inc. 3o, primera parte).

Estimamos que al igual que en el recurso de protección, dicho plazo es de admisibilidad de


la acción, por lo que si ella es deducida una vez transcurrido este término, podrá ser
declarada en cuenta su inadmisibilidad.

12. TRAMITACIÓN DEL RECURSO DE AMPARO ECONÓMICO


12.1. PRINCIPIO GENERAL

Página 181 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
De acuerdo a lo establecido en la Ley N° 18.971, "[...] la acción podrá intentarse dentro de
seis meses contados desde que se hubiere producido la infracción, sin más formalidad ni
procedimiento que el establecido para el recurso de amparo, ante la Corte de Apelaciones
respectiva, la que conocerá de ella en primera instancia. Deducida la acción, el Tribunal
deberá investigar la infracción denunciada y dar curso progresivo a los autos hasta el fallo
respectivo" (artículo único, inc. 3o).

En consecuencia, resulta claro del texto de la ley que el legislador hizo aplicable para la
tramitación del amparo económico el procedimiento establecido para el recurso de amparo,
con las modificaciones que en el propio texto de la Ley N° 18.971 se contemplan o las que
pudieran derivarse de la naturaleza del amparo económico.

12.2. TRAMITACIÓN EN PRIMERA INSTANCIA


12.2.1. Presentación del recurso de amparo económico
El recurso de amparo económico, al igual que el recurso de amparo, no requiere mayor
solemnidad en cuanto a la forma de presentación, remitiéndonos a lo señalado respecto de
este.

Los elementos que idealmente debería reunir la presentación del recurso de amparo
económico son los siguientes:
a) La designación del Tribunal ante quien se entabla, que será la Corte de
Apelaciones respectiva;
b) La individualización de la persona que deduce la acción, sin ser necesario hacer
mención a la titularidad de algún derecho, puesto que el amparo económico puede
ser interpuesto aun por aquellos que no tengan interés en los hechos denunciados;
c) La individualización del agente que ha realizado los hechos que configuran la
infracción, si se supiere;
d) La indicación de los hechos que configuran la infracción al art. 19 N° 21 de la
Constitución Política;
e) La forma como dichos hechos importan la aludida infracción;
f) La indicación de las medidas que sería procedente adoptar por la Corte de
Apelaciones para restablecer el imperio del derecho, las que en todo caso no revisten
un carácter obligatorio para ella.

En la especie creemos que recibe plena aplicación la norma prevista respecto del recurso de
protección, la que nos indica que en caso que respecto de un mismo acto u omisión se
dedujeren dos o más recursos, aun por distintos afectados, y de los que corresponde conocer
a una misma Corte de Apelaciones, se acumularán todos los recursos al que hubiere
ingresado primero en el respectivo libro de la secretaría del Tribunal, formándose un solo
expediente para ser resueltos por una misma sentencia (N° 13 auto acordado sobre recurso
de protección).

12.2.2. Primera resolución

Página 182 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
De acuerdo a lo señalado en el auto acordado sobre el recurso de amparo, presentado el
recurso de amparo económico, "el secretario (de la Corte de Apelaciones) consignará el día
y hora que llega a su oficina la solicitud o telegrama en que se deduce el amparo".

El secretario debe a continuación y en el acto poner la solicitud de amparo en manos del


relator, para que inmediatamente dé cuenta al Tribunal y este provea lo pertinente.

La Corte de Apelaciones puede efectuar un control acerca de la admisibilidad o


inadmisibilidad del recurso de amparo económico interpuesto, agregándose como uno de
los elementos a controlar el que este haya sido deducido dentro del plazo fatal que señala la
ley.

La Corte, en caso de estimar admisible el recurso, ordenará pedir los datos e informes que
considere necesarios conforme lo establecido en el art. 307 del Código de Procedimiento
Penal.

12.2.3. Informe
a) Solicitud de informe
Una vez que el recurso de amparo haya sido interpuesto y la Corte lo hubiere acogido a
tramitación, esta pedirá informe, por la vía que estime más rápida y efectiva, a la persona o
personas, funcionarios o autoridad que según el recurso o en concepto del Tribunal son los
causantes del acto u omisión arbitraria o ilegal, o a quienes estime necesario, para analizar
si se ha producido o no la infracción al art. 19 N° 21 constitucional.

Conjuntamente con el informe, la Corte puede requerir al obligado para que remita al
Tribunal todos los antecedentes que existen en su poder sobre el asunto que haya motivado
el recurso.

b) Forma de requerir el informe


La petición de informe se puede efectuar por telégrafo (arts. 307 y 308 del CPP) o por los
medios más rápidos de comunicación (párrafo 2o auto acordado del recurso de amparo).

c) Plazo para informar


La Corte, al requerir el informe, fijará un plazo breve y perentorio para que este se emita.

De acuerdo a lo previsto en el auto acordado, "si la demora de esos informes excediese de


un límite razonable, deberá el Tribunal adoptar las medidas que sean pertinentes para
obtener su inmediato despacho; y en último caso, prescindir de ellos para el fallo del
recurso" (párrafo 7o auto acordado del recurso de amparo).

Teniendo dicho plazo un carácter de judicial, no habría inconveniente en solicitar su


prórroga dando cumplimiento a los requisitos previstos en la ley para ese efecto.

Página 183 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
d) Forma del informe y efectos de este
En el informe deberá efectuarse una relación de todos los hechos conforme a la versión del
informante, remitiendo conjuntamente los antecedentes que le sirvan de fundamento.

Estimamos que al igual que ocurre en el recurso de protección, por el solo hecho de informar
no se transforma quien lo evacua en parte, sino que este deberá manifestar expresamente su
intención en tal sentido de acuerdo con el N° 5 del auto acordado sobre tramitación y fallo
del recurso de protección.

12.2.4. Prueba en el recurso de amparo económico


En el recurso de amparo económico, al igual que en el recurso de amparo, no existe un
término probatorio, pero ello no impide que el recurrente como el denunciado puedan
rendir alguna prueba desde la interposición del recurso hasta la vista de la causa.

En el recurso de amparo, dado el carácter concentradísimo de este, sólo es procedente


básicamente la rendición de prueba documental y de confesión espontánea, la que se
contendría en el informe o en el escrito de presentación del recurso.

Ello es sin peijuicio de que la Corte de Apelaciones para el mejor acierto del fallo pueda
decretar todas las diligencias que estime necesarias para el esclarecimiento de los hechos, al
corresponderle a ella investigar los hechos y dar curso progresivo a los autos conforme a lo
establecido en el inciso 4o del artículo único de la Ley N° 18.971.

12.2.5. Orden de no innovar


En primer lugar, es necesario establecer el principio general: la interposición de un recurso
de amparo económico no suspende ni impide continuar realizando los actos que según el
recurrente constituyen la infracción.

En la actualidad no se prevé respecto del recurso de amparo, como sí respecto del recurso
de protección, la posibilidad de otorgar una orden de no innovar de acuerdo a lo previsto
en el inciso final del N° 3 del auto acordado sobre recurso de protección, al disponer "que el
Tribunal cuando lo juzgue conveniente para los fines del recurso, podrá decretar orden de
no innovar".

Sin embargo, dada la naturaleza claramente cautelar del recurso de amparo, a la que se
remite el de amparo económico, la Corte de Apelaciones puede adoptar de inmediato las
providencias que juzgue necesarias para restablecer el imperio del derecho, siempre que los
antecedentes del recurso tuvieren la gravedad suficiente para hacer procedente la adopción
de esta medida. En la práctica, la Corte de Apelaciones de Santiago ha impartido en
numerosas oportunidades órdenes de no innovar durante la tramitación de los recursos de
amparo económico, lo que es procedente dadas las facultades cautelares con las que cuenta
todo Tribunal en el ejercicio de la función jurisdiccional, y en especial porque ella es

Página 184 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
plenamente procedente en los otros procesos de urgencia o cautelares constitucionales de
protección y amparo.

12.2.6. Medidas que adopta la Corte durante la tramitación del recurso


La Corte se encuentra facultada durante la tramitación del recurso de amparo económico
para investigar los hechos y, para tal efecto, decretar todas las diligencias que estime
pertinente para esclarecer los hechos denunciados, como constitutivos de una infracción al
art. 19 N° 21 constitucional.

12.2.7. Agregación de la causa en tabla y vista de la causa


Recibido el informe y los antecedentes requeridos, o sin ellos en su caso, el Tribunal
dispondrá traer los autos en relación y ordenará agregar el recurso extraordinariamente a la
tabla del día siguiente hábil al de su ingreso, o el mismo día en casos urgentes, previo sorteo
en las Cortes de Apelaciones de más de una sala.

Sin embargo, no se efectuará el sorteo por encontrarnos en presencia de una causa radicada,
cuando se tratare de un recurso de amparo económico en el cual se hubiere concedido una
orden de no innovar, puesto que en tal caso la causa se radica en la sala que se pronunció
sobre dicha orden.

Tanto en las Cortes de Apelaciones como en la Corte Suprema no procede la suspensión de


la vista de la causa según lo dispone el art. 165 N° 5 del CPC: "[E]l derecho a suspender no
procederá respecto del recurso de amparo [...]"; norma a la cual se remite el legislador para
la tramitación del amparo económico.

Por lo siguiente, las partes pueden ejercer el derecho a recusar sin expresión de causa a un
abogado integrante, pero ello no debería provocar la suspensión de la vista de la causa de
conformidad a lo establecido en los arts. 113 inc. 2o del CPC y 62 bis inc. 2o del Código de
Procedimiento Penal, normas que ya vimos al tratar el recurso de amparo, y que son
aplicables en el recurso de amparo económico por remisión legislativa. Lo mismo sucede en
relación con la duración de los alegatos y plazo para fallar.

12.2.8. Fallo del recurso La Corte de Apelaciones conociendo del recurso de amparo
deberá:
a)Acogerlo
La Corte de Apelaciones acogerá el recurso de amparo económico en la medida que se
hubiere acreditado la existencia de una infracción al art. 19 N° 21 constitucional, y en tal
caso adoptará las medidas que estime necesarias para restablecer el estado de derecho que
ha sido con ella quebrantado.

b)Rechazarlo
La Corte rechazará el recurso en la medida que no se acredite la existencia de alguno de los
requisitos mencionados. La Corte puede, incluso -si se hubiere establecido fundadamente

Página 185 de 186


Recursos y Ejecución María Teresa Hoyos 2011
en el fallo que la denuncia carece de toda base-, condenar al autor al pago de los perjuicios
que hubiere causado, de acuerdo a lo establecido en el inciso final del artículo único de la
Ley N° 18.971.

Se ha resuelto que "procede rechazar el recurso de amparo económico si el recurrente no se


ajusta a lo previsto en la ley para regular el ejercicio al cual debe adecuarse toda persona
para el desarrollo de una actividad económica".

En contra de la sentencia que pronuncie la Corte de Apelaciones procede el recurso de


apelación para ante la Corte Suprema, el que deberá interponerse en el perentorio término
de cinco días de acuerdo a la norma especial establecida en la Ley N° 18.971 -y no de
veinticuatro horas, como ocurre en el recurso de amparo- contados desde la notificación del
fallo.

Además, se contempla expresamente respecto del recurso de amparo económico, situación


que no se presenta en el recurso de amparo, que la sentencia de primera instancia debe ser
consultada en caso de no haber sido apelada.

12.3. TRAMITACIÓN EN SEGUNDA INSTANCIA


Interpuesto el recurso de apelación, o transcurrido el plazo para apelar, deberán elevarse
los autos a la Corte Suprema, la que conoce en sala (tercera sala) de la apelación o consulta
de la sentencia de primera instancia que falla el recurso de amparo económico (Ley N°
18.971). En el resto se aplican las disposiciones, ya vistas, del recurso de amparo.

Página 186 de 186