Anda di halaman 1dari 21
Jacques Derrida LA ESCRITURA Y LA DIFERENCIA Traduccién de Patricio Penalver AlAMTEROROS EDITORIAL DEL HOMBRE «un conjunto sin otra novedad que un espaciamiento de la lectura» (Prefacio a Un coup de dés) 1 FUERZA Y SIGNIFICACION Puede que desde Sdfocles seamos todos unos salvajes tatuados, Pero hay en el Arte otras cosas que li- neas rectas y superficies pulidas. La plastica del estilo no es tan am- plia como la idea completa... Tene- mos demasiadas cosas y no sufi- cientes formas. FLAUBERT, Préface a la vie d’écrivain Si se retirase un dia, abandonando sus obras y sus signos en Jas playas de nuestra civilizacién, la invasion estructuralista lle- garia a ser una cuestién para el historiador de las ideas. Quizds incluso un objeto. Pero el historiador al que le Ilegase a ocurrir algo asi se equivocaria: por el gesto mismo de considerarla como un objeto, olvidaria su sentido, y que se trata en primer término de una aventura de la mirada, de una conversién en la manera de cuestionar ante todo objeto. Ante los objetos histéricos —los suyos— en particular. Y entre ellos uno muy insélito, la cosa literaria. Por via de analogia: que, en todos sus dominios, a través de todos sus caminos y a pesar de todas las diferencias, la reflexién universal reciba hoy un movimiento formidable a partir de una inquietud acerca del lenguaje —que no puede ser sino una inquie- tud del lenguaje y dentro del lenguaje mismo—, se da el caso ah{ de un extrafio concierto, cuya naturaleza es tal que no puede desplegarse en toda su superficie como espectaculo para el histo- riador, si por ventura éste intentase reconocer en él el signo de una época, la moda de una estacién o el sintoma de una crisis. Por pobre que sea a este respecto nuestro saber, es cierto que la cuestién sobre el signo es a su vez, més 0 menos, Otra cosa en todo caso que un signo del tiempo. Pensar en reducirlo a eso es pensar en algo violento. Sobre todo cuando esta cuestion, hist6- rica en un sentido insdlito, se aborda desde un punto en que la