Anda di halaman 1dari 4

Tratamiento Ciática, que es y cómo aliviar el dolor del

nervio ciático
Ciática es el dolor y adormecimiento de la pierna izquierda o derecha desde la parte baja de la
espalda y que pasa por el glúteo, muslo, rodilla y llega hasta el pie. Puede causar debilidad de la
extremidad e intenso malestar y en este artículo vamos a conocer cómo aliviarlo.

Qué es la ciática
El dolor de ciática irradia desde el nervio por toda la pierna, hacia abajo, quitando fuerza e
incapacitando a la persona para realizar tareas comunes como andar, estar de pie e incluso
sentarse con normalidad.
Es un signo de que el nervio ciático está irritado. Los síntomas de ciática son adormecimiento,
hormigueo y debilidad. Estos pueden variar en intensidad según el grado de pinzamiento lumbar
y, en algunos casos producir una lumbalgia o el denominado “latigazo lumbar” que recorre el
nervio mayor por detrás de la pierna.

Tipos de ciática
 Ciática pierna derecha.
 Izquierda
 Invertida
 Crónica.
 Ciática piramidal.
 Glúteo.
 Espalda
 Lumbociática.

Cada una de estas patologías puede tratarse mediante fisioterapia según la frecuencia con la
que aparecen los ataques y episodios reiterativos de dolor daño muscular en los lumbares y en
sus nervios. Así que para comprender mejor por qué aparece y cómo curar la ciática vamos a
explicar cada parte.

Nervio ciático
Es el más grande del cuerpo y posee raíces que nacen en diferentes partes de la columna
vertebral y terminan uniéndose en un nervio central llamado “nervio ciático”.

 El comienzo está en el segmento lumbar L3.


 De la zona baja de la espalda, en cada vértebra lumbar salen nervios conectando la
columna con el nervio ciático mayor.
 La espalda inferior está unida mediante el nervio ciático con cada pierna.
 En las extremidades hay conexiones de nervio ciático a modo de racimo. Estas ramas
nerviosas aportan funcionalidad a las piernas, glúteos, muslos, pantorrillas y pies.

Como recorre toda la longitud de ambas piernas es posible que cuando el nervio ciático está
dañado aparezcan diferentes molestias, desde hormigueo, falta de fuerza y dolor en el área
lumbar que puede llegar hasta el dedo gordo del pie.
Desde la cadera recorriendo toda la extremidad, pierna, pueden aparecer síntomas debido a que
el nervio tiene múltiples conexiones en muchos tejidos.
En función del tipo de pinzamiento lumbar o comprensión del número de vértebra puede
aparecer el dolor agúdo y si el daño es en la vértebra lumbar L5 ocasionar debilidad en el dedo
gordo del pie y tobillo. Según la vértebra afectada y el grado los síntomas son variables. Así que
como hay diferentes tipos de ciática vamos a explicarlas y conocer sus síntomas.

Ciática pierna derecha


Aparece sólo en la extremidad derecha, es poco frecuente que lo haga en las dos a la vez. La
ciática en la pierna derecha presenta los síntomas:
 Dolor constante en la zona lumbar que baja por el glúteo y pierna.
 Endurecimiento de la nalga.
 En posición “sentado” el dolor aumenta.
 Adormecimiento de la pierna derecha.
 Hormigueo.
 Debilidad y sensación de falta de fuerza en la extremidad.
 Dificultad para mover el miembro afectado, izquierdo o derecho.
 Punzadas de dolor al intentar realizar movimientos.
Generalmente las molestias son constantes y no desaparecen en varios días. En lugar de
aparecer un pinchazo fuerte y sordo, un latigazo lumbar, las molestias acompañan a la persona
durante varios días, incluso semanas, pudiéndose producir ciática crónica.

Izquierda
La diferencia entre ciática de la pierna derecha o izquierda es el miembro afectado, es decir,
si es el borde que recorre una extremidad o la otra.

Invertida
En algunas ocasiones en lugar de estar comprimido el nervio ciático está, afectada, una o varias
raíces nerviosas superiores del nervio femoral y recibe el nombre de ciática invertida. El dolor
es percibido en la parte delantera del muslo y baja hacia la rodilla. Puede ir desde la ingle hacia
debajo de la pierna izquierda o derecha. Además produce debilitamiento de la extremidad.

Ciática del piramidal


También conocida como síndrome piramidal, seudociática
del piramidal o piriforme. Esta lesión causa bastante
desconcierto ya que el dolor aparece en la nalga, en la parte
posterior del muslo. La ciática piramidal aparece cuando un
pequeño músculo llamado “piramidal”, ubicado en la pelvis
sufre bastante al correr. Esto sucede con frecuencia cuando
hay ritmos fuertes, cuando la técnica de carrera es incorrecta o
en el momento que la zancada es anómala.
Una de las causas más comunes para sufrir el síndrome del
piramidal es ser corredor de fondo. En estos casos los
síntomas son más leves aunque no por ello menos
importantes.
La ciática del
músculo
piramidal a un músculo que hay en cada lado del
cuerpo. Es decir, los dos piramidales (piramidal
derecho e izquierdo). Ambos forman parte del
sacro que recorre la pelvis insertándose por el
agujero ciático mayor y finalizando en el trocánter
mayor.
Generalmente la lesión del piramidal causa daño
en uno de los dos músculos piramidales ciáticos.

Diferencias entre ciática piramidal y


trocanteritis
Aunque tiene una inserción en el trocánter mayor,
justo en una arista ósea en la parte superior del fémur, el diagnóstico y la lesión es diferente.
Los síntomas de trocanteritis son dolor en la ingle y glúteo mientas que con una ciática que
afecta al músculo piramidal las molestias son en la nalga.
Para comprender mejor las diferencias y poder profundizar en el daño causado por la lesión un
fisioterapeuta, especialista en lesiones deportivas, etc., debe realizar el diagnóstico.

Lumbociática
Es otro de los daños que puede sufrir el nervio
ciático a la altura de las vértebras L4 y L5. Puede
aparecer, como el resto de ciáticas en el lado
izquierdo y derecho del cuerpo, existiendo la
misma preferencia y número de personas
lesionadas en el mismo porcentaje para cada
zona.
Como se trata de uno de los tipos de dolor de
ciática la cura y solución de lumbociática y su
tratamiento son muy parecidos al resto. No
obstante, hay que incidir cuando se realiza un
masaje manual con fisioterapia y otras técnicas
de relajación en las vértebras y ramificaciones de
los tejidos fibrosos inflamados y presionados.

Duración de los síntomas de ciática


Son variables. Algunas personas experimentan incapacidad durante unas horas y otras durante
días, incluso llegando a incapacitar totalmente durante este periodo.
A medida que pasa el tiempo y el nervio reduce la inflamación e irritación los síntomas
desaparecen. No obstante, estos pueden permanecer durante semanas, en cuyo caso es
necesario recibir para la ciática tratamiento de fisioterapia.
La medicina tradicional trata esta dolencia por medio de analgésicos y antiinflamatorios
recomendado reposo. En la actualidad, está demostrado que esta forma de curar la ciática no es
la más eficaz, así que a continuación vamos a describir los mejores tratamientos y remedios.

Tratamiento para la ciática

 Ejercicios
 Fisioterapia y masajes.
 Cremas antiinflamatorias.
 Aplicar como remedio hielo o calor.
 Analgésicos.
 Ejercicios.
 Reposo.
 Inyecciones.
 Cirugía.
Tratamiento casero
Para los instantes posteriores a sufrir el dolor de ciática es recomendable aplicar hielo sobre la
zona lumbar o en el glúteo según corresponda con el área que muestra los síntomas dolorosos.
Aunque el hielo a priori es la medida adecuada en algunas personas parece no surtir efecto y les
va mejor el calor, así que puedes probar en caso de que el frío no funcione.
Para el tratamiento casero de ciática debes hacer:
1. Poner durante 15 minutos una bolsa de hielo en la zona del cuerpo donde aparece el
dolor. No apliques el hielo directamente ya que podrías sufrir quemaduras por contacto.
Pon un paño limpio o utiliza una bolsa de gel congelado para deportistas. Puedes repetir el
proceso cada 2 o 3 horas.
2. Haz ejercicios de estiramiento muy suaves, sin sentir dolor. Debes tratar de aflojar los
músculos, quitar la tensión que produce el bloqueo.
3. Tomar analgésicos para disminuir el dolor y antiinflamatorios para reducir la inflamación,
siempre bajo prescripción médica.

Medicamentos para el dolor de ciática


Con los típicos medicamentos analgésicos y antiinflamatorios debería ser suficiente para aliviar
los síntomas durante los primeros días. Algunas personas necesitarán corticosteroides orales o
inyecciones epidurales para la ciática. Las pastillas para el dolor más habituales son ibuprofeno,
paracetamol e inhibidores de COX-2. En los casos agudos de ciática lumbar el
tratamiento inyectará directamente corticosteroides. De esta forma, el medicamento actúa
directamente en los tejidos que producen malestar.

Fisioterapia y otros tratamientos


Existen diferentes técnicas que pueden ayudar a mejorar la calidad de vida mientras existe la
lesión. Los masajes de fisioterapia, la manipulación quiropráctica y masoterapia son formas
tratar la musculatura. Son muy utilizadas y efectivas para calmar y acelerar la recuperación.
Además, existe la posibilidad de acudir a un centro donde realicen para ciática acupuntura.
Mediante las agujas es posible sentir alivio mientras los ejercicios y la corrección postural hacen
efecto.

Cómo evitar el dolor de ciática


Lo mejor es para toda actividad en el primer instante, aplicar hielo y si es posible alguna crema
antiinflamatoria y analgésica. Si el dolor es agudo y persiste puede administrarte un analgésico
oral mientras se acude al fisioterapeuta. Este, podrá indicar los mejores ejercicios, movimientos y
pautas de rehabilitación así como las formas de aliviar las molestias.