Anda di halaman 1dari 32

1

Zapatismo y Kurdistán:
¿nuevos ‘intercesores’ abajo y a la
izquierda?

1 O «hacer visibles y audibles fuerzas [organizativas]


que en sí mismas no lo son»

Moi Non Plus


colectivo audiovisual
El presente texto fue realizado con fines estrictamente políticos:
activar, como problema, los ‘modos de organización’ y sus
respectivos conceptos operativos, relativos a las prácticas y la
economía (social y libidinal) militante. No persigue fines
académicos ni eruditos. No busca contentar ni servir a los
funcionarios del orden establecido de relaciones («caballeros de la
sustancia» variopintos: catedráticos, investigadores, intelectuales,
escribas, etc.), ni a las instituciones existentes, ni a las funciones
mismas. Sólo le interesa el devenir-revolucionario de los cuerpos
(individuales y colectivos).

‘Zapatismo y Kurdistán’ surgió como resultado de una intervención político-


audiovisual acontecida en una mesa de debate titulada «Precursores sombríos
para otro(s) mundo(s) de posibles: prácticas, subjetividades, teorías», llevada a
cabo el día martes 19 de mayo de 2015 en el marco de un seminario gratuito
organizado por el colectivo “Debates Actuales de la Teoría Política Contemporánea”.

2 Desde dicha Mesa los temas fueron abiertos y disparados verbal y audiovisualmente (con
el fin de un posterior debate que se desarrolló). El disparo audio-visual fue iniciativa de
Carla Fleur y Martín Jouer (de la colectiva ‘Moi Non Plus’), quienes produjimos
especialmente y para proyectar in situ el stop-motion: Autonomía Zapatista. Otro
mundo de posibles. Luego, MoiNonPlus produjimos el present e texto de intervención.

Esta edición está bajo una Licencia de Pares

No Capitalista Compartir Igual Atribución

contactomoinonplus@gmail.com
3
Zapatismo y Kurdistán: ¿nuevos ‘intercesores’ abajo y a la izquierda?
O «hacer visibles y audibles fuerzas [organizativas] que en sí mismas no lo son»

Moi Non Plus

«¿Por qué no pensar que un nuevo tipo de revolución está


deviniendo posible, y que todo tipo de máquinas mutantes, vivientes,
hacen guerras, se conjugan, y trazan un ‘plano de consistencia’ que
mina el ‘plano de organización’ del mundo y de los Estados? […] La
cuestión del futuro de la revolución es una mala cuestión, pues en
tanto que uno se la plantea hay muchas personas que no devienen
revolucionarios. Está hecha precisamente para eso, para impedir la
cuestión del devenir-revolucionario de las personas, a todos los
niveles, en cualquier lugar» (G. Deleuze & C. Parnet, 1977).

«Creen que si hablan David, o Tacho, u Hortensia, o Susana, o


Gabriela, o Esther, o Moy, o Marcos, entonces es que hablan ellas y
ellos nomás, como individuos, pues. Pero en nuestra historia no caben
el “yo”, ni el “tú”, ni el “él”. Sólo cabe el “nosotros”. Somos
“nosotros” para lo bueno y para lo malo» (Comandanta Hortensia,
EZLN, 2007).

«La organización es la que nos une. Por eso es tan importante eso

4 de decir organizarse. Pero a la hora de que estamos ya aquí, pues


empieza eso: empiezan los qué es lo que vamos a hacer, y cómo lo
vamos a hacer» (Sub. Insurgente Moisés, EZLN, 2015).

«El triunfo político no implica comenzar un movimiento para la


estatalización de la mujer. Por el contrario, implica luchar con
estructuras estatistas y jerárquicas, implica crear formaciones
políticas que pretendan conseguir una sociedad democrática,
igualitaria en género, ecologista y donde el Estado no sea el elemento
central. Como la jerarquía y el estatismo no son fácilmente
compatibles con la naturaleza de la mujer, un movimiento que busque
la libertad de la mujer debería tratar de conseguir formaciones
políticas anti-jerárquicas y no estatistas. […] Si las relaciones de
propiedad y poder que dominan y someten a la mujer no son
derrocadas, tampoco se conseguirán relaciones libres entre la mujer y
el hombre. […] Para conseguirlo, debemos trabajar a nivel teórico,
programático, de organización e implementación» (A. Öcalan, 2013).

«El desarrollo de la mujer, su libertad, su independencia, debe


provenir de ella misma […] mediante el rechazo de cualquier derecho
que se pretenda imponer sobre su cuerpo; rechazando el tener hijos a
no ser que los desee; rechazando ser una sierva de Dios, del Estado, de
la sociedad, del marido, de la familia, etc. […] Eso, y no el voto, hará
libre a la mujer, —convirtiéndola en una fuerza hasta ahora
desconocida en el mundo» (E. Goldman, 1911).

«La emancipación de los trabajadores debe ser obra de los


trabajadores mismos» (Estatutos Grales. de la A.I.T., año 1871).
5
Máquina de guerra de guerrillas femenina contra las codificaciones opresivas y de

ÍNDICE explotación en las propias comunidades indígenas: flujos de peinados; flujos de palabra;
flujos de trabajo/dinero. Sólo las mujeres, y el devenir-mujer de las mujeres (y los
hombres), pueden emplazar una revolución radical.

«Una guerra sin batalla». Amazonas. O del devenir-mujer. 2) Del combate (al) exterior.
Las Amazonas llegan de ninguna parte: «tercera vía» (zapatista y kurda) contra la
Caracterización del problema: otro modo de concebir la cuestión de la organización. axiomática del Capitalismo y contra la sobrecodificación del Estado-nación. Devenir-mujer
Diferenciales entre una caracterización que sólo se atiene a las 'posiciones de interés' y devenir-minoritario como «doble combate»: luchar contra los códigos arcaicos opresivos
(macro-política), y otra que avanza hacia las 'posiciones de deseo' (micro-política). (usos y costumbres) al interior de las propias comunidades y luchar por la defensa de los
Economía social y libidinal. códigos (y de los nuevos modos de organización/producción) contra el intento del
Una 'organización armada' se dice de muchas maneras. ¿En qué sentido otros modos capitalismo y del Estado-nación por subsumirlos a su lógica de producción y de vida (lucha
de organización de las relaciones y otras prácticas políticas, bajo horizontes auto- amazónica, radical, contra la doble y triple explotación interior-exterior).
emancipatorios, pueden resignificar (e investir) las armas? ¿El modo de organización como Esquizofrenia del capitalismo (polo paranoico-fascista del delirio) vs. Esquizofrenia del
arma?. El devenir-indígena, devenir-originario, como línea de fuga en la propia máquina- zapatismo y el Kurdistán (polo revolucionario, «canto de vida»).
guerrilla. La «guerra de guerrillas» como modo de organización/producción de las Siete puntos no exhaustivos para caracterizar la demencia revolucionaria (proceso) del
prácticas políticas y teóricas, como modo de organización/producción de las relaciones Zapatismo y el Kurdistán: modo de organización emparrado o rizomático; modo de
(práctica militante, antes que militar). producción de la subjetivación colectiva (el «nosotros», un modo de ‘deshacer el rostro’);
Buscando una línea «transversal» entre las luchas diferenciales del zapatismo y el forma-organización; «mandar obedeciendo» y «Confederalismo democrático»
Kurdistán. Triple interrogante para una tercera vía: ¿Quiénes se organizan (autonomismo revolucionario); el problema del dinero; proliferación de modos de
colectivamente? ¿Para qué se organizan colectivamente? ¿Cómo se organizan semiotización y creación múltiples, incluso en el plano de la discursividad política (¿las
colectivamente? ‘Declaraciones Lacandonas’ como des-Programas?); nuevos modos de caracterizar la
Introducción al doble (y simple) combate revolucionario a librar sobre un doble (y situación social local y mundial: experimentación política y política de la experimentación
simple) plano económico (social y libidinal). Micro-políticas zapatistas y kurdas. Limitación (y su expresión vía la creación de Congresos Nacionales Indígenas, Semilleros, Festivales,
y estrechez de la «ideología» como concepto analítico-práctico. Encuentros internacionalistas de todo tipo).

«Un solo y mismo combate». —Jin, Jiyan, Azadî [mujer, vida, Diagrama Zapatista (de organización). Ilustración.
libertad].
«El rostro es una política». —Algunas notas dispersas sobre la
1) Del combate (al) interior.
El devenir-mujer revoluciona los viejos códigos y codificaciones indígenas (micro- organización zapatista: el “mandar-obedeciendo”. O del auto-
procesos revolucionarios). Las «tierras» y las «mujeres». ¿Igualdad en el plano consciente gobierno y la auto-gestión.
(posición de interés) para una desigualdad en el plano material y deseante (posición de
deseo)? ¿Por qué las tierras, recuperadas por la insurgencia revolucionaria, pueden seguir Tres niveles de la organización colectiva. Los Caracoles. Los Municipios Autónomos
actuando como factor de opresión y explotación contra las mujeres?. Las mujeres Rebeldes Zapatistas (MAREZ). Los pueblos y comunidades (bases de apoyo).
quiebran las jerarquías reivindicativas masculinas: la fuga y autonomización de las mujeres
por las mujeres mismas (y su expresión en la Ley revolucionaria de mujeres) resignifica el Cuatro niveles del trabajo colectivo. Local. Regional. Municipal. Zonal.
problema de la tierra (expresado en la Ley agraria revolucionaria), y de toda la lucha y la
organización de las relaciones sociales productivas (y de la producción social de Tres niveles del auto-gobierno. Local. Municipal. Juntas de Buen Gobierno.
relaciones).
«Una guerra sin batalla». —Amazonas. O del devenir-mujer. prácticas de interés ni, por lo tanto, los tipos de relación y producción económico-
deseante que suponen y que (re)activan.
Hacer hablar y hablar haciendo —y entonces nuestra intervención: la práctica teórica
«Todos los devenires comienzan y pasan
por el devenir-mujer. Es la llave de todos producida en esta Mesa conectada con prácticas políticas colectivas; y asimismo el hecho
los devenires» (Deleuze/Guattari, 1980). de que desde el colectivo audiovisual Moi Non Plus se nos hayan revelado, como modos
de intervención necesarios, tanto la realización del ‘stop-motion’ titulado Autonomía
Zapatista. Otro mundo de posibles como del presente texto. En ambos casos una apuesta
La participación e intervención de y en esta Mesa tiene para nosotrxs una relevancia
práctica del mismo carácter conectivo: partir de lo dado para ‘vueltearlo’. En el caso del
fundamental, cuyo carácter es esencialmente político: establecer conexiones entre
stop-motion: partir del fetiche, de elementos mercantiles económicos demasiado
potencias, es decir, entre la filosofía y movimientos colectivos organizados reales y
cotidianos, tanto alimenticios y digeribles como plásticos y tóxicos, mercancías no del
concretos, intempestivamente vigentes —aunque mayormente silenciados (cuando no,
mundo de ‘lo serio’ sino del mundo infantil, escolar, naïf —para desterritorializarlos,
mistificados) en cuanto a su inmensa riqueza como problema y devenir económico-
1 fugarlos: agenciándolos con nuestras voces y con las de indígenas revolucionarios y con
político , y ninguneados como problema filosófico; o en el mejor de los casos, maliciosa y
las de mestizos desertores; y anónimos todos, clandestinos, puro colectivo: la
reactivamente ‘interpretados’. Es decir, se trataba para nosotrxs de hablar —y de poner
Comandanta Hortensia, el Subcomandante Insurgente Marcos, el Subcomandante
en movimiento el pensamiento y el deseo (que son lo mismo) 2— de lo que no se quiere
Insurgente Moisés: pasamontañas de Nadies; todos falsos nombres, y por eso reales.
hablar cuando se habla sobre organizarse colectivamente, de poner en discusión aquello
Bricollage audio-visual.
que no se quiere discutir cuando se discute en torno a las organizaciones (políticas); se
Queríamos aprovechar para introducir este debate en torno a modos de organización
trataba para nosotrxs de correr el eje y situar el problema en torno a la profunda relación
colectiva actuales y armados, —con la (in)conveniencia y ambigüedad de que por
diferencial que existe entre las posiciones ‘de deseo’ y las posiciones ‘de interés’ allí donde
“armados” no estamos suponiendo sólo (ni especialmente) la recurrencia a armas que son
los debates siempre y únicamente suelen girar sobre las segundas: en torno al interés y las
‘de fuego’. Y aún cuando en el caso del EZLN (Ejército Zapatista de Liberación Nacional),
necesidades (conscientes) de un sujeto político más o menos dado de antemano; por
las YPJ (Unidades Femeninas de Protección), y las YPG (Unidades Populares de Protección)
ejemplo, cuando se habla de criticar o combatir al capitalismo neoliberal desde supuestas
se trata efectivamente con armas de fuego, decimos que: (a) no sólo no son su único
nuevas prácticas ‘de interés’ (cómo usar un crédito o subsidio del Estado de forma
armamento de combate y resistencia, sino que (b) postulamos que ni siquiera son el más
vitalista en función de una suerte de oportunismo de masas, cómo reapropiarse sin culpa
peligroso de sus armamentos de cara a sus enemigos mismos, —esto último, el hecho de
de los recursos gestionados y distribuidos por el Estado, cómo “defender las conquistas”
que las armas de fuego no sean su armamento más peligroso, es esencialmente el
sin quedar pegado-a, etc.), pero dejando sin analizar ni la consecuente (re)producción
3 problema que nosotrxs queremos introducir aquí. Por lo tanto, aunque para ellos las
axiomática de inconsciente y de deseo que subyace de modo inmanente a todas esas
armas de guerra sí sean herramientas necesarias (pero no suficientes) en su praxis con
1
vistas a la conquista de la autonomía y la emancipación anti-capitalista, sostenemos que
Teniendo en cuenta que por “económico” debemos entender el doble sentido que le dan D&G: economía
no son ‘las armas de fuego por las armas de fuego’ mismas las que nos interpelan; —de la
política y economía libidinal son uno y el mismo problema. Cf. Deleuze/Guattari, Anti-Edipo. Capitalismo y
esquizofrenia (trad. F. Monge), Paidós; Barcelona: 1995; pág. 33; 34; 36: «Si el deseo es productor, sólo misma forma que, como colectivo audiovisual que somos, su producción artística (cine

4 puede serlo de realidad […] No es el deseo el que se apoya sobre las necesidades, sino al contrario: son las
necesidades las que se derivan del deseo […] Sólo hay el deseo y lo social, y nada más; la producción social es
tan sólo la propia producción deseante en condiciones determinadas. Incluso las formas más represivas y Marshall, las formas de ayudas y de préstamos, las transformaciones del sistema monetario. […] Lo que hace
más mortíferas de la reproducción social son producidas por el deseo». variar la axiomática, en relación con los Estados, es la distinción y la relación entre ‘mercado exterior’ y
2
Cf. Deleuze, G., Derrames entre Capitalismo y Esquizofrenia (trad. Equipo Editorial Cactus), Cactus; Bs. ‘mercado interior’. La multiplicación de axiomas se produce sobre todo cuando se organiza un mercado
As.:2005; pp. 183; 187: «Pensar y desear son la misma cosa […] El deseo es pensamiento, posición de deseo interior integrado que compite con las exigencias del mercado exterior. Axiomas para los jóvenes, para los
en el pensamiento. […] El deseo es constitutivo de su propio campo de inmanencia, es decir constitutivo de viejos, para las mujeres, [agregamos nosotrxs: para las masas, los pobres, los asistidos sociales, los
las multiplicidades que lo pueblan». “marginales”, los extranjeros, los indígenas, la prostitución, los obreros y trabajadores, las “amas de casa”,
3
«Los axiomas del capitalismo no son evidentemente proposiciones teóricas, ni fórmulas ideológicas, sino el servicio “doméstico”, los animales], etc. Se podría definir un polo de Estado muy general (“social-
enunciados operatorios que constituyen la forma semiológica del Capital, y que entran como partes democracia”) por esa tendencia a la adjunción, a la invención de axiomas en relación con dominios de
componentes en los agenciamientos de producción, de circulación y de consumo. […] En ese sentido, un inversión y fuentes de beneficio; —no es un problema de ‘libertad’ o de ‘coerción’, de centralismo o de
flujo puede ser objeto de uno o varios axiomas (constituyendo el conjunto de los axiomas la conjugación de descentralización, sino de cómo se controlan los flujos». Cf. Deleuze/Guattari, Mil Mesetas (trad. J. Vázquez
los flujos) […] Ejemplos de nuevas creaciones de axiomas después de la segunda Guerra Mundial: el plan Péres & U. Larraceleta), Pre-Textos; Valencia: 2010; pág. 466.
documental, muralismo, literatura, etc.) no nos interpela en pos de un mero gusto estos devenires revolucionarios… ¿cómo no habría de agitar su más terrorífica y
burgués del tipo ‘el arte por el arte’. Ahora bien, es precisamente en función de esto sangrienta máquina represiva y genocida contra ellos, día tras día, ahora, hoy mismo, en
mismo que fundamentalmente pensamos que no somos nosotrxs quienes debemos este momento? Es el trabajo y la obligatoria tarea de su vida: aplastar el Afuera, detener y
interpelarlxs a ellxs y exigirles explicaciones por su uso supuestamente extemporáneo de reprimir los devenires revolucionarios. Integrar y explotar y nihilizar, chorrear sangre y
7
armas de guerra en tiempos “democráticos” y de “paz”, o por su organización clandestina lodo por todos sus poros .
y militar —algún cínico agregaría, para el caso zapatista, que: “actuando así se Pero en oposición tanto respecto de las caracterizaciones de las izquierdas
deslegitiman a sí mismos en estos tiempos de gran avance gracias a Presidentxs clásicas/partidarias como del cínico y eufemístico progresismo/populismo consideramos
progresistas y populares en Latinoamérica”—, sino más bien a la inversa: somos nosotrxs que la función más siniestra y terrorífica del poder no radica ni única ni exclusivamente en
quienes nos sentimos profundamente interpelados por ellos, puesto que devienen para sus aparatos represivos (violencia institucional) e ideológicos, —sino en su potencia
nosotrxs, en pleno capitalismo estatal contemporáneo, ese «huésped inquietante» del operativa diagramática para ordenar, distribuir, normalizar, disciplinar y controlar,
que hablaba Nietzsche; somos nosotrxs también quienes nos decimos: «No te deja ni un integrar y depotenciar las fuerzas y potencias creadoras, productivas (el deseo incluido);
4
pinche rincón donde esconderte, pinche zapatismo» . Ambos movimientos son para en sus ‘aparatos de captura’ variopintos y sus maquinarias de la alegría (el cine y el arte en
nosotrxs una profunda anomalía feliz, activa, mutante, delirante, creadora —en todos los general incluidos), sus ‘equipamientos colectivos’, sus ‘redundancias dominantes’, sus
planos de la producción, incluyendo la educación, la salud, el arte, el muralismo, el cine ritornelos y rostridades, cuyo sentido y fin es emplazar/entrampar el trabajo productivo (y
5
documental, la agro-ecología, etc. No romantizamos, no pintamos de color de rosa las el del deseo, que es productor de realidad, incluido), poniéndolo a [re]producir la anti-
figuras de lxs zapatistas y lxs kurdxs: nos interesa el modo inactual de su organización. producción, vampirizando la irrupción de otra producción de relaciones productivas
¿Cómo es posible que formas realmente novedosas (como venidas del futuro más (nuevos mundos de posibles, donde quepan otros mundos de posibles), en el doble plano
intempestivo) de hacer política, de organización social y económica estén siéndonos de la economía social y libidinal. En hacer que el combate no sea radical: que no se lleve
planteadas por organizaciones armadas del tipo ‘guerrilla’? ¡Cómo es que precisamente en un doble frente; siendo que el diagrama de poder los combina y emplaza a ambos a la
grupos de guerrilla tengan algo novedoso, diferencial, activo, productivo, vital y siempre vez, y se efectúa y actualiza en ambos a la vez, sea cual sea la forma-Estado, fines y medios
reverdeciente que mostrarnos y decirnos en torno al modo de hacer política —cuando se de los que se sirve.
supone que lucha armada es sinónimo de violencia, culto a la muerte, y negación de la vía Micro-política. Hay-que hacer visible y audible no sólo estas funciones operativas del
política! ¡El hecho paradojal de que una estructura de ejército-guerrilla (jerárquica) haya poder que se nos escapan (pero que nos atraviesan/entrampan cotidianamente), —sino
iniciado devenires micro y macro revolucionarios hacia la creación de nuevos modos también la profunda potencia revolucionaria de aquello que se le resiste y que lo combate
verdaderamente diferenciales de vida, de subjetivación, de afección, percepción, política, (los devenires revolucionarios de las fuerzas). Tendremos que hablar, entonces y ante
estética, etc.! todo, de organización colectiva, de las maneras de ser de la organización. Buscamos un
Y como si no fuera poco cómo tragarnos, nosotros los blancos, occidentales denominador común (precursor sombrío), en cuanto a la producción económica, entre las
modernos y civilizados, ¡el hecho de que estos nuevos modos de organización organizaciones colectivas militantes armadas sin armas ‘de fuego’ (pero no por eso menos
8
profundamente creativos estén siendo producidos por sujetos colectivos inesperados, potencialmente peligrosas para el orden) , y las que sí se ven forzadas a recurrir a ellas.
considerados históricamente como bárbaros, incivilizados, razas menores, supuestamente

5 ‘estancadas’ (según rezan las redundancias dominantes varias) en una especie de sopor
intemporal ab-origen y pasivo (indígenas y kurdos de diversa ascendencia histórica y
6
cultural) ! El occidente capitalista y estatal no ha podido, durante 30 años, axiomatizar
7
Cf. el texto “Sobre las elecciones: Organizarse” (Subcomandante Insurgente Moisés, 3 de mayo de 2015),
en: El pensamiento crítico frente a la hidra capitalista. Participación de la Comisión Sexta del EZNL, pág. 346:
«No importa qué tanto lo perfumen y laven, el sistema capitalista “chorrea sangre y lodo, por todos los
poros, desde la cabeza hasta los pies” (ahí lo vean quién lo escribió así y dónde)». La cita de Moisés remite al
4
Cf. el texto “La visión de los vencidos” (Subcomandante Insurgente Galeano, 6 de mayo de 2015), en: El Capital de Marx (ed. cit., Tomo I, Vol. 3, pág. 950).
pensamiento crítico frente a la hidra capitalista. Participación de la Comisión Sexta del EZNL, pág. 135. 8
Como por ejemplo los colectivos que integramos quienes participamos de la Mesa, y en los que al mismo
5
Cf. Marx, K., El Capital. Crítica de la economía política. Tomo I, Vol. 1, (trad. P. Scaron), Siglo XXI, Bs. As.: tiempo en que se producen colectivamente prácticas/producciones teóricas (cuyo fin directo es intervenir
2002; pág. 8. en la realidad social y política), se produce la propia práctica/acción colectiva (tema para nosotrxs
6
«Si se conviniera en que los kurdos son un pueblo preexistente a la formación de los Estados, es decir, si se aquí fundamental): Nodo. Colectivo de Co-organización militante, Colectivo Moi Non Plus / Trabajos
aceptara que son un pueblo originario, el término “separatista” sería considerado un error voluntario en la audiovisuales (canal de YT).
comunicación de información». Cf. Haddad, A. & Albani, L., Kurdistán. Crónicas insurgentes; Ed. Sudestada &
A Formar Filas editora guevarista, Bs. As.: 2014, pág. 52.
Tal es, decimos, el caso de los modos de organización-producción propios al EZLN y al sobre las cabezas de 45 millones de personas? —más bien esa es nuestra visión occidental
PKK/YPJ/YPG, puesto que lo fundamental en ellos es el cómo de su organización: su mayor del derecho positivo (cuyas leyes, por cierto, no tienen otro fin que encubrir la explotación
10
arma ofensiva de producción de desorden y subversión, de creación de nuevos mundos de del Capital gestionada por los Estados-nación) . Para ambos casos, estamos en presencia
posibles. de nuevas formas de vida y de relaciones; los ‘municipios autónomos’ o ‘cantones’
Entonces, ¡he ahí el objetivo de nuestra proposición! Y de la novedad y la diferencia funcionan según una lógica que es marciana en comparación con la nuestra. Ante todo, no
singular de tales movimientos armados (con armas de fuego): se trata de un problema de juzgar desde afuera, no momificar.
organización, de agenciamientos colectivos. ¿Cómo no iban a resultarnos relevantes, Evitando, entonces, todo tipo de cristalización, evitando poner a funcionar una
filosófica y económicamente problemáticos? Guerrillas armadas que resignifican maquinaria analítica que siga la lógica sacerdotal típica de un ‘sistema del juicio’ (aplicar
totalmente el concepto mismo de guerrilla armada —a causa de la economía (social y una grilla valorativa dada de antemano y trascendente respecto del devenir-zapatista y el
deseante) de su organización. devenir-kurdx), evitando toda lectura moralista eternizante (especialmente cuando se
Ahora bien, desde una perspectiva materialista está claro que entre la lucha zapatista trata de dos de los movimientos de emancipación revolucionaria anti-capitalista más
y la lucha kurda (ambas revolucionarias, anti-capitalistas, abiertas a su propio devenir y creativos que existen actualmente abiertos a su propio devenir, en constante proceso de
productoras de novedad en el plano de la organización y del deseo) hay diferenciales muy experimentación de todas sus relaciones), nos proponemos intentar analizar lo que ambos
importantes y de todo tipo, y por lo tanto no pueden ni extenderse ni extraerse los tienen en común tanto en lo que hace a su plano ‘de organización’ como a su plano de
mismos argumentos haciendo una homología simple entre ambos movimientos de consistencia o de ‘producción deseante’, en el nivel macro y en el nivel micro, es decir, a la
liberación; desde un punto de vista meramente cuantitativo, por ejemplo, sabemos que producción económica tanto social y política como libidinal. Hablaremos, entonces, de un
lxs kurdxs son aproximadamente unos 45 millones, que han sido divididos por la violencia combate que ambos libran en un doble frente de batalla, de una doble guerra, pero una y
política, jurídica, económica, militar y para-militar en 4 Estados (Siria, Turquía, Irán, Irak, la misma. Y encontramos que ambos, zapatistas y kurdxs, en pleno devenir diferencial,
más lxs exiliadxs en Europa, etc.), mientras que por el lado del zapatismo el número y la trazan sus líneas de fuga sobre una transversal que los hermana. Esto es lo que nos
extensión del territorio son menores. Se trata, por otro lado, de culturas muy diferentes, interesa. Una vez más: estamos persiguiendo nuevas formas y modos de organización
territorios y climas muy diferentes, lenguajes y modos muy diferentes, y todo el etcétera colectiva, no meramente desde una perspectiva de análisis ‘ideológico’, sino en lo referido
que podamos registrar. De modo tal que al analizar, por ejemplo, los devenires no sólo a los agenciamientos colectivos de deseo (libidinales).
9
políticos (lxs kurdxs tienen el PKK y los zapatistas no tienen una formación partidaria) y Ahora bien, casi contemporáneamente al levantamiento zapatista aquella mañana
económicos que abren sino también los jurídicos que ambos producen y crean (las formas del 1º de enero de 1994 —y en el caso del pueblo kurdo es exactamente en esa misma
de pensar y hacer la ley, los ‘usos y costumbres’, las codificaciones, etc.), nos década que se inicia un proceso de abandono de las viejas estructuras del PKK (cuyas
11
encontraremos con que no necesariamente ambos movimientos coinciden en todas sus primeras acciones armadas se remontan a 1978) —, fecha en la que entraba en vigencia
caras, al nivel del plano de organización; por ejemplo, según cuenta una autoridad el NAFTA o TLC o Tratado de Libre Comercio entre México, EE.UU y Canadá, Deleuze
comunitaria zapatista las comunidades tienen (discutido y votado por los pueblos en las reeditaba en Conversaciones (1990) una entrevista (de 1985) en la que decía: la izquierda
asambleas de los municipios rebeldes) un «reglamento interno» que a veces siguen y a «necesita nuevos intercesores», es decir, producir nuevas «potencias de lo falso»
veces no; y por el otro lado, en el caso de los kurdos, han producido y creado una especie productoras de verdades y de novedad, —y esos intercesores pueden ser personas «pero

6 de constitución o Carta que titularon «Contrato Social para la autonomía democrática»,


que se redactó para legislar los principios del auto-gobierno en las comunidades
autónomas de Afrin, Jazira y Kobane (Kurdistán del Oeste). Otra de las diferencias que
también cosas, animales o plantas […], reales o ficticios, animados o inanimados» 12.
Y todavía más: resulta inquietante y a la vez curioso que Deleuze mismo haya abierto
dicha obra (prólogo de 1990) con una reflexión breve, pero con la intensidad súbita y
podemos anotar pero que no debemos permitirnos juzgar a la ligera es, por ejemplo, el
problema de los delitos y sus dispositivos de castigo: hasta donde hemos podido 10
Cf. Albani, L, op. cit., pág. 64: «El ministro de Afrîn aseguró que la economía social “significa olvidarse de la
investigar (siguiendo sus innumerables y múltiples producciones teóricas de todo tipo) los economía como búsqueda de beneficio únicamente”, a su vez que ese sistema “no adquiere su legalidad de
zapatistas no han puesto en funcionamiento cárceles, mientras que en el ‘contrato social’ las leyes, sino (en) la naturaleza y la ética de la sociedad”».
11
que mencionábamos (art. 25) sí aparece legislado en un nivel muy general el concepto de Un hito fundamental en ese profundo proceso de metamorfosis (desterritorialización) radical de todas sus
estructuras políticas y sus modos de organización se consolida en el año 1993, fecha en que se realiza el
las prisiones. Pero, ¿es que esto fue decretado para aplicarse de una vez y para siempre
‘Primer Congreso de Mujeres’. En el mismo año y del otro lado del mundo, en Chiapas, se votaba la ‘Ley
revolucionaria de mujeres’.
9 12
Siglas para el ‘Partido de los Trabajadores del Kurdistán’. Cf. Deleuze, G.; Conversaciones (trad. J. L. Pardo), Editora Nacional; Madrid: 2002; pág. 142.
explosiva del relámpago, que sitúa a la práctica propia de la filosofía en la posición de una evitar caer en dualismos 16. Pero lo mismo puede decirse de la práctica y la organización
13
«guerra de guerrillas» ; guerra de guerrillas organizada y sistemática no sólo, según él de un grupo armado: no todo grupo armado guerrillero, por el solo hecho de serlo, estaría
mismo afirma, contra los poderes exteriores sino también al interior de nosotros mismos en situación de entablar una lucha del tipo “guerra de guerrilla” revolucionaria al modo en
(contra la acción micro-fascista de los poderes en nosotros mismos). Querríamos que la postula Deleuze (que es, según nos parece a nosotrxs, el modo del EZLN y del
detenernos en esta cuestión de la doble guerra o doble combate —que más bien es uno y PKK/YPJ/YPG) aún cuando su táctica armada sea la de una “guerrilla” (urbana, rural,
el mismo combate, porque los poderes muerden dentro nuestro sincrónicamente y no mixta). Según sea el caso, quizá estemos en presencia de “nuevos intercesores” para la
sólo a nivel ideológico (posición ‘de interés’) sino también al nivel del cuerpo y del deseo, izquierda, de nuevas “potencias de lo falso” capaces de hacer visibles y audibles fuerzas
como posición ‘de deseo’—, pero bajo la hipótesis de que esta acción de «guerra de (sociales, colectivas, deseantes) que en sí mismas no lo son, y por lo tanto de extraer y
guerrillas» de la que Deleuze nos habla refiere, fundamentalmente, a un modo especifico producir mundos nuevos de posibles —o no. Porque, ¿cómo se organiza el trabajo
14
de organización militante antes que militar, es decir, que no está bajo ningún punto colectivo y la producción (económica y deseante)? ¿Cómo se interviene la realidad? ¿Qué
supeditada a las armas ‘de fuego’, aún cuando en situaciones dadas se recurra a ellas se busca? ¿Para qué y para quién se lo busca? ¿Quiénes lo buscan? ¿Cómo circulan y
(EZLN, PKK/YPJ/YPG). Es un asunto de producción (teórica y práctica) y de organización de cómo son cortados y registrados los deseos sobre el cuerpo colectivo? ¿Alguien manda y
esa producción, en el doble aspecto de economía política y deseante, y por lo tanto, alguien obedece? Estas preguntas valen para ambos, y son las que nos interesan
también de resistencia, insurgencia, rebelión. pragmáticamente porque posibilitan la conexión de la que comenzamos hablando.
La práctica filosófica y su organización pueden seguir una línea de fuga Pensamos entonces que estos dos casos actuales de organización de las luchas y los
revolucionaria y entonces devenir ella misma un arma peligrosa (Nietzsche decía: “jugar el grupos de guerrilla armada que aquí citamos (¡no los postulamos como «modelos» ni
15 17
juego malo”, y Marx: “tomar el giro peligroso”) con la cual entablar “una guerra de «calcos» sino, siguiendo a Guattari, a título de «precedentes»!) podrían funcionar
guerrillas” contra los poderes; o bien puede embarcarse en re-territorializaciones de tipo efectivamente como “nuevos intercesores” para estas nuevas formas de esquizo-
reaccionario/fascista; —recordando que no hay tipos ‘puros’ y que se trata siempre de izquierda. Y por eso quisiéramos partir de tres interrogantes que si bien no ofrecen
novedad, no por ello son menos inquietantes de hacer(se):
13
Cf. Deleuze, G.; op. cit., 2002; pág. 7: «Al no ser un Poder, la filosofía no puede librar batallas contra los ¿Cómo fue que devino posible para las comunidades zapatistas y kurdas una
poderes, pero mantiene, sin embargo, una guerra sin batalla, una guerra de guerrillas contra ellos. […] Y, revolución social, política y económica sin que su acción y su lucha tuviesen ante todo y
como los poderes no se conforman con ser exteriores sino que se introducen en cada uno de nosotros, como fin revolucionario la toma del aparato del Estado? O mejor: ¿Cómo, habiendo
gracias a la filosofía todos nos encontramos constantemente en conversaciones o negociaciones y en guerra
partido de postulados y premisas revolucionarias clásicas de organización, lograron abrir
de guerrillas con nosotros mismos». No se trata —aunque pueda e incluso deba hacerlo— de una batalla
abierta contra los poderes (potencias molares, estratificadas), su objetivo no es la toma del poder de un devenires que los condujeron a deshacerse de dichos postulados organizativos? —
aparato ya establecido sino, como dicen los zapatistas, un “minamiento”, un hostigamiento constante, una pregunta de cara al carácter de ‘sine qua non’ del credo revolucionario marxista-leninista,
emboscada que sigue sus propias «reglas facultativas» con el fin de crear nuevas formas de sociedad: la etc. en torno al problema de la toma del poder estatal.
potencia-guerrilla, la máquina de guerra “guerrilla”, no está en las armas de fuego sino en la organización, ¿Cómo fue que devino posible para ellas realizarla sin una organización que reenviara
en sus modos; —el cómo de la organización colectiva es la propia arma. Ya en 1966 (época de Dictaduras
a estructuras o lógicas de mando centralizadas y verticales de Partido, dirigencia, aparato,
militares en Latinoamérica) Guattari se interesaba por los grupos de guerrilla latinoamericanos en los textos
que integran Psicoanálisis y Transversalidad. En Mil Mesetas (1980) se problematiza directamente la cuadros medios, altos, etc.? —pregunta de cara al eterno debate binario “Partido

7 modalidad de guerra «sin batalla, pura estrategia»; cf. Mil Mesetas, pág. 361, y particularmente en la
‘Proposicion IX’ de la meseta §Tratado de Nomadología: la máquina de guerra.
14
En el sentido que D&G dan al concepto de “militante”, por ejemplo, al hablar del esquizo-análisis como un
unificador (o ‘Frente único’) vs. espontaneísmo de masas”. Aquí, una vez más, sería
necesario poder captar el rasgo profundamente diferencial del PKK en cuanto ‘partido’
con un objetivo de intervención política.
«análisis militante». Cf. Deleuze/Guattari; op. cit., 1995; pág. 104: «El esquizo-análisis no oculta que es un
¿Es casualidad el hecho de que estos movimientos de rebeldía revolucionaria anti-
psicoanálisis político y social, un análisis militante […] porque se propone mostrar la existencia de un
investimento libidinal inconsciente de la producción social histórica, distinto de los investimentos conscientes capitalistas (Chiapas y Kurdistán) hayan estallado precisamente allí donde el poder
que coexisten con ella».
15
Cf. Nietzsche, F., Más allá del bien y del mal. Preludio de una filosofía del futuro (trad. A. Sánchez Pascual),
16
Alianza; Madrid: 1997; §205: «Pero el filósofo verdadero vive de manera “no filosófica” y “no sabia”, sobre Las opciones disyuntivas binarias y excluyentes son, esencialmente y también en la Historia de la Filosofía,
todo de manera no inteligente, y siente el peso y deber de cien tentativas y tentaciones de la vida: —se formas de equipamiento colectivo micro-fascista, en cuanto que presentan alternativas cerradas y
arriesga a sí mismo constantemente, juega el juego malo...». Cf. Marx, K, El 18 Brumario de Luis Bonaparte excluyentes de “o lo uno, o lo otro” que aplastan el afuera, las multiplicidades, operando como double bind
(trad. O. P. Safont), Ariel; Barcelona: 1971; pág. 74: «tomar el giro peligroso que convierte toda lucha contra (doble atolladero), como entrampamiento del deseo.
17
el poder del Estado en una lucha contra el capital». Cf. Guattari, F., Líneas de fuga. Por otro mundo de posibles (trad. P. Ires), Cactus; Bs. As.: 2013; pág. 100.
psicoanalítico (el imperialismo del significante sobre el agujero negro de la subjetivación accede a ellos por la vía electoral o con quién se disputa su titularidad, sino
individuada y personológica que vomita “Yo”, “mi”, “me”, “conmigo”, “papá”, “mamá”, cómo se enfrenta o no a esa hegemonía y a esa homogeneización» 21.
“falta”) y su máquina-diván (al servicio del Capital) no lograron morder ni introducir sus
redundancias y colonizaciones edípicas, familiaristas, heteronormativas, etc? —pregunta «Necesitamos herramientas, conceptos teóricos, para saber qué va a pasar,
18
de cara a los poderes psicoanalítico y psiquiátrico . qué va a seguir. […] Necesitamos conceptos teóricos, necesitamos poder
Resumamos estos tres interrogantes de forma que adquieran una mayor puntería entender qué pasa en Kobane, la lucha del pueblo kurdo. Cada uno de
y esclarezcan el problema en una caracterización más directa; forma que es incluso la de ustedes, como individuo o como colectivo, tiene su lucha. Nosotros les
decimos: es necesario que reflexionen teóricamente sobre esa lucha, que
los propios zapatistas:
hagan su genealogía (decimos nosotros), el “para qué”. Ese para qué es el
(1) ¿Quiénes se organizan colectivamente? —pregunta por el ‘sujeto’. Pero sin
que tenemos que responder, y tenemos que volver a dibujar. Si los
olvidar que el ‘quiénes’ no preexiste al ‘cómo’ (el sujeto no preexiste al modo de problemas que enfrentamos cambian, y seguimos haciendo lo mismo de
organización y de producción, sino que es su resultante, su producto), porque «los antes, no va a resultar. Es importante la práctica, sí, pero nosotros
20
pueblos no preexisten» . agregamos: es importante la reflexión propia sobre la práctica» 22.
(2) ¿Para qué se organizan colectivamente? —pregunta por el “programa”.
(3) ¿Cómo se organizan colectivamente? —pregunta por las ‘prácticas’, por la Deleuze y Guattari no dejan de decirnos que el devenir de toda lucha (acción)
organización y el modo de organización. depende de cómo se caracterice la situación en la que se está o por la que se atraviesa; —
y vemos que lo mismo nos están diciendo los zapatistas. En este sentido, todo el esfuerzo
«[Los intelectuales clásicos de izquierda] ubican el problema del poder y del de ambos tuvo como eje caracterizar la lucha anti-capitalista y anti-fascista (micro/macro)
gobierno como un asunto de caminos: vía pacífica o vía armada, reforma o como una lucha donde lo que está en juego es lo económico, sí, pero en un doble sentido:
revolución, —y olvidan que la cuestión del poder y del gobierno se refiere a
economía social-política (al nivel molar, estratificado) y economía deseante o libidinal (al
preguntas fundamentales: ¿para qué y quién? El asunto del poder y del
nivel molecular); se trata del problema del deseo y de lo social 23. Doble frente, pero uno-
gobierno se refiere a la convivencia en una sociedad. En la sociedad
capitalista, esa convivencia se resuelve con la imposición de hegemonía
y-el-mismo, interior/exterior, moebius-mutante; —por eso tanto aquí como en la citada
(manda el que tiene), y homogeneizando los valores y criterios del Mesa quisimos resaltar el problema del «cómo», de la organización militante y de la
mercado. Por lo tanto, el problema del poder y del gobierno no es si se organización libidinal, de los agenciamientos colectivos.
Para empezar a aventurar algunos punteos en torno al interrogante por el «quiénes»
y el «cómo», podríamos comenzar con una cita de Derrames que nos coloca otra vez
18
En torno a esto quisiéramos recordar un episodio significativo que muestra cómo, para algunos sobre este terreno de combate uno-y-doble, que vale como ejemplo o caso concreto de
militantes de la lucha armada revolucionaria en la Argentina, el poder psiquiátrico/psicoanalítico
también fue considerado parte integrante científico-técnica del fascismo totalitario: «El 12 de activación (y creación) de luchas por otros mundos de posibles —y esto aplica no sólo a la
enero de 1973, respondiendo a la denuncia que nos llegó de presos políticos sobre los malos tratos lucha de las comunidades zapatistas sino también del Kurdistán— en cuanto que toca
recibidos en prisión, ambas organizaciones [GOR (Grupo Obrero Revolucionario, escisión del PRT-ERP) y fundamentalmente el problema de la lucha anti-capitalista y anti-sistémica al mismo
AeA (América en Armas, escisión de FAL)] decidimos capturar al Dr. H. N. D’Aquila, psiquiatra del Penal tiempo que la lucha de las mujeres al interior de las comunidades zapatistas y kurdas:

8 de Villa Devoto, señalado como uno de los autores de esos malos tratos. El hecho tuvo amplia
difusión en los medios y su interrogatorio lo publicamos en un libro titulado Máxima Peligrosidad,
editado meses después» (cf. Pereyra, D.; Memorias de un militante internacionalista, Ediciones RyR; Bs. 21
Subcomandante Insurgente Marcos, “De redentores e irredentos” (intervención del 16 de julio de 2007,
As.: 2014; pág. 241). Leer online Máxima Peligrosidad (Parte 1), y (Parte 2). Cabe aclarar: a diferencia de en la Mesa Redonda América Latina vista desde la Otra Campaña).
aquellos grupos revolucionarios setentistas, nosotrxs aquí no consideramos que el carácter fascista del 22
Subcomandante Insurgente Galeano, "Lo que no y lo que sí" (intervención del 7 de mayo de 2015), en: El
poder «Psi» consista en su mero status de ‘aparato ideológico’ del Estado: opera molecularmente. pensamiento crítico frente a la hidra capitalista. Participación de la Comisión Sexta del EZNL, pp. 353-56.
23
20
Cf. Deleuze, G.; op. cit., 2002; pág. 142. Cf. Deleuze/Guattari; op. cit., 1995; pág. 36: «Sólo hay el deseo y lo social, y nada más; la producción social
es tan sólo la propia producción deseante en condiciones determinadas. Incluso las formas más represivas y
más mortíferas de la reproducción social son producidas por el deseo».
Foucault: en cada cuerpo (individual y colectivo) se instaura una resistencia y lucha contra
27
«Hay dos tipos de personas que se equivocan. Primero, aquellos que dicen el poder —«el cuerpo se ha convertido en el centro de una lucha» ; en y a través, entre,
que el verdadero combate es exterior. Son los marxistas tradicionales: los cuerpos: de allí que el problema del poder es un problema de relaciones (y por tanto,
“Para cambiar al hombre, cambiemos el mundo exterior”. Y después están de organización: producción de las relaciones, y relaciones de producción). ¿O cómo
los curas o los moralistas que dicen que el verdadero combate es “interior”, podríamos, todavía hoy, seguir creyendo que la lucha contra el capitalismo y el fascismo
que debemos cambiar al hombre. Curiosamente, ciertos residuos del es especial y únicamente exterior, aparatológica? ¡Pero tampoco debemos jugar al
maoísmo han retomado estos temas. Muchos americanos también han moralista, al sacerdote, y creer que basta con entablarla en nuestra “interioridad”!
dicho esto. [Pero] el combate revolucionario que se ha de llevar a cabo en Veamos.
el exterior y en el interior es exactamente el mismo. […] Hay un solo y
Aceptado que sólo existe el deseo y lo social, se trata de un doble aplastamiento del
mismo combate pues el fascismo esta fuera de nosotros y en nosotros. —
Afuera ejercido (contra las fuerzas/deseo); el uno, por la axiomática del capitalismo
¿Cuantos militantes revolucionarios hay que tratan a su mujer como nunca
un burgués ha tratado a la suya? ¿Cuántos secretan la conyugalidad de la
mundial integrado sobre las comunidades indígenas, y el otro, por los propios códigos
que están avergonzados? ¿Cuántas, incluso entre las militantes más (pre-capitalistas) indígenas que se ejercían al interior de las comunidades y los pueblos:
28
corajudas del ‘Movimiento de Liberación Femenina’, secretan la especialmente sobre y contra las mujeres (triplemente discriminadas y explotadas) , las
maternalización y la interpretación?» 24 . otras y “loas otroas”. Un aplastamiento tremendo pero que, a la postre y visto desde la
perspectiva de las profundas revoluciones y transformaciones que supieron poner en
Creemos que si algo caracteriza muy fuertemente a estos dos movimientos armados marcha (organización), no nos queda a nosotros los civilizados occidentales más que
con(ex)temporáneos es precisamente el haberse situado de lleno sobre este doble-simple contemplar boquiabiertos ese impensable y no menos tremendo movimiento de
terreno de combate: (1) ‘exterior’, (a) contra el Capital internacional y su axiomática (que desterritorialización que abrieron; una especie de “doble diluvio” operando al mismo
opera al nivel inconsciente molecular-deseante), (b) contra el fascismo de los Estados momento sobre distintos planos (sobre el plano de inmanencia y sobre el plano de
25
“democráticos” y falocráticos occidentales, contra su represión, su terrorismo, sus organización). Frente al doble aplastamiento y la doble colonización, operaron un doble
asesinatos, sus violaciones y desapariciones; y (2) ‘interior’, (a) contra los códigos levantamiento y doble diluvio o fuga revolucionaria. Claro…, de ambos levantamientos los
locales/nacionales (que también operan al nivel molecular-deseante) de las propias ‘medios de paga’ sólo televisan y publican uno.
comunidades, (b) contra sí mismos (sea como individuos o singularidades, sea como Aceptado que sólo existe el deseo y lo social, nuestro análisis aquí buscará posicionar
sociedad o colectivos), contra todas sus redundancias dominantes, sus valores y el problema sobre otras coordenadas: lejos de nosotrxs pretender analizar la revolución
valoraciones. Lucha contra un doble aplastamiento del Afuera 26. Es también la premisa de zapatista y del Kurdistán meramente desde la perspectiva del “plano de la ideología”
(considerándolos como nuevos movimientos ‘ideológicos’), para ver lo que ambos habrían
aportado en el campo de la toma de ‘consciencia’ de clase, o qué nuevas incorporaciones
24
Cf. Deleuze, G.; op. cit., 2005; pp. 214, 215. habrían realizado en sus ‘programas’, qué nuevas consignas habrían considerado, qué
25
Cf. Subcomandante Insurgente Galeano, “Medios, tercios, cuartos. Los medios, las sumas y las restas”
novedades en el ‘trabajo’ de masas a nivel de captación, organización, etc. Todavía más: si
(intervención del 5 de mayo de 2015): «El sistema (no hay que olvidarlo) todo él es impunidad hecha:
Gobierno, medios de comunicación, aparato judicial, cuerpo legislativo, Ejército, Policía, cárcel, patrón, jefe, cabalgando sobre una línea de análisis materialista avanzamos hacia consideraciones

9 autoridad diversa. […] Si debe optar por asumir un género: elije ser masculino, varón, hombre, macho, —
aún cuando quien lo administre sea mujer», en: El pensamiento crítico frente a la hidra capitalista.
Participación de la Comisión Sexta del EZNL, pág. 231.
26
Cf. Deleuze, G., Foucault (trad. J. V. Pérez), Paidós, México: 1991; pp. 116; 128. Cf. asimismo: Deleuze, G.; absoluto, si es lo absolutamente lejano, es también lo infinitamente cercano. Y tanto más cercano cuanto
La Subjetivación. Curso sobre Foucault, III (trad. P. Ires & S. Puente), Cactus; Bs. As.: 2015; pp. 9; 175; 181; que es lejano».
27
196; 45: «El Afuera es el elemento no formal, el elemento informal de las fuerzas. El Afuera no tiene forma: Cf. Foucault, M., Microfísica del poder (trad. J. Varela y F. Alvarez-Uría), La Piqueta, Madrid: 1992; pág.
es la relación de la fuerza con la fuerza. […] La oposición interior/exterior es sustituida por la idea de que 113.
28
hay un interior de lo exterior, y que no hay otro interior que ese. No hay interior en oposición con lo Cf. Palabras de la Comandanta Esther: «Sufrimos la triple explotación, por ser mujer, por ser indígena, y
exterior, no hay restauración de la ‘interioridad’. Hay el descubrimiento de un movimiento de lo exterior a por ser pobres. Por ser mujer no nos toman en cuenta, somos humilladas, despreciadas; por ser indígenas
través del cual el exterior constituye un interior que es interior de lo exterior. […] Es constituir un adentro estamos discriminadas por nuestra vestimenta, color lengua y culturas; por ser pobres no tenemos, derecho
del afuera. No es oponer un adentro al afuera, no es recogerse sobre sí mismo, es plegar el afuera, a la salud, a la educación y nos tienen en el olvido» (16 de sept. de 2005, 1era Plenaria de La Otra Campaña).
constituir un adentro del afuera, doblar el afuera de un adentro que le es co-presente, co-extensivo. […] El Cf. asimismo las palabras de Esther (8 de marzo de 2001), en: EZLN. Documentos y Comunicados. Vol. 5
afuera es más lejano que todo mundo exterior, y más cercano que todo mundo interior. Si lo lejano es (selecc. G. Rovira), Ediciones Era, México: 2003; pp. 210-11.
económicas, lo haremos suponiendo que el deseo y las ‘posiciones de deseo’ forman «Un solo y mismo combate». —Jin, Jiyan, Azadî [mujer, vida,
parte de la infraestructura económica misma:
libertad].
«No es una cuestión de ideología. Existe una catexis libidinal inconsciente
del campo social, que coexiste pero no coincide necesariamente con las «La máquina capitalista es propiamente demente […] No nos vuelve
catexis preconscientes o con lo que las catexis preconscientes “deberían esquizos al nivel de un modo de vida, sino al nivel del proceso
económico» (Deleuze, 1971).
ser”. Por ello, cuando sujetos, individuos o grupos actúan claramente
contra sus intereses de clase, cuando se adhieren a los intereses e ideales «En un viejo manuscrito inédito, redactado en 1846 por Marx y por mí,
de una clase que su propia situación objetiva debería determinarles a encuentro esta frase: “La primera división del trabajo es la que se hizo
combatir, no basta con decir: “han sido engañados, las masas han sido entre el hombre y la mujer para la procreación de los hijos”. Y hoy puedo
engañadas”. No es un problema ideológico, de desconocimiento y de añadir: el primer antagonismo de clases que apareció en la historia
ilusión, es un problema de deseo, y el deseo forma parte de la coincide con el desarrollo del antagonismo entre el hombre y la mujer en
infraestructura. Las catexis preconscientes se hacen o deberían hacerse la monogamia; y la primera 'opresión de clases' apareció con la opresión
según los intereses de clases opuestas. —Pero las catexis inconscientes se del sexo femenino por el masculino”, (Engels, 1884).
realizan según ‘posiciones de deseo’ y usos de síntesis, muy diferentes de
los ‘intereses’ del sujeto que desea individual o colectivo. Estas pueden 1) Del combate (al) interior.
asegurar la sumisión general a una clase dominante, haciendo pasar cortes
y segregaciones a un campo social en tanto que catexizado precisamente Pregunta: ¿podrían ser pensadas las comunidades indígenas zapatistas y del
por el deseo y no por los intereses. Una forma de producción o de Kurdistán como sociedades o formaciones sociales que, estando atadas a viejos códigos
reproducción social, con sus mecanismos económicos o financieros, sus pre-capitalistas (según las tesis de D&G), debieron abrir un proceso revolucionario al
formaciones políticas, etc., puede ser deseada como tal, totalmente o en interior de sí mismas como contracara sincrónica del proceso revolucionario contra el
parte, independientemente del interés del sujeto que desea. […] Todo ello agresor exterior? 30
ocurre, no en la ideología, sino mucho más por debajo. Una catexis Podemos rastrear para ambos movimientos dos elementos (considerados no como
inconsciente de tipo fascista, o reaccionario, puede coexistir con la catexis ‘cosas’ sino como agenciamientos de relaciones) que podrían funcionar como índices para
consciente revolucionaria. A la inversa, puede ocurrir (raramente) que una responder afirmativamente, y que desde el comienzo, según nos narran ellxs mismxs ,
31
catexis revolucionaria, al nivel del deseo, coexista con una catexis estaban en pugna entre sí. El primer elemento es la «tierra» (como entorno de vida,
reaccionaria de acuerdo con un interés consciente» 29.
medio de producción, garante de la renta territorial, y factor de opresión) 32, que era

30
Siempre teniendo en cuenta que, según las tesis materialistas de D&G presentes ya desde Anti-Edipo, no
se trata de etapas ni momentos dialécticos que se superan unos a otros, sino de aspectos o pliegues
contemporáneos entre sí: ciertos elementos de códigos (propios de formaciones sociales pre-capitalistas)

10 subsisten en el entramado o sobre el plano de una formación capitalista, y ésta intentará axiomatirzarlos,
sobrecodificarlos, sea para conjurarlos o sea para capitalizarlos a su favor. Ciertos grupos “folklóricos” (o
muy territorializados en sus “arcaísmos”) de una sociedad pueden activar devenires revolucionarios, así
como ciertos grupos revolucionarios pueden activar equipamientos colectivos micro-fascistas, eros
burocráticos, reterritorializaciones reaccionarias.
31
Cf. las palabras de las mujeres zapatistas en el 1er Encuentro de las Mujeres Zapatistas con las Mujeres del
Mundo: El derecho de ser feliz (realizado entre dic. de 2007 y enero de 2008). Cf. asimismo: Entrevista a las
mujeres zapatistas (agosto de 2008); las palabras del Delegado Zero en el Encuentro con mujeres (abril de
2006), el documental realizado por el Colectivo Imagen Mx, Ellas, las otras, las de veras. Las Mujeres
Zapatistas (2010), y el documental realizado por María Inés Roqué y Guadalupe Miranda, Las compañeras
tienen grado (1995).
32
Es decir, no la tierra “pura y simple”: «Si el trabajo no estuviese determinado como ‘trabajo asalariado’, su
29
Cf. Deleuze/Guattari, op. cit., 1995; pág. 110. modo de participar en los productos no aparecería bajo la forma de ‘salario’; tal como, por ejemplo, en la
fundamentalmente uno de los puntos centrales sobre el cual giraba la posición ‘de interés’ Este combate (social y libidinal) al interior se vio expresado por lo menos desde 1993,
revolucionaria masculina. El segundo elemento son las propias mujeres o «flujos de en el momento mismo en que el EZLN propone que se discuta en todas las comunidades
mujeres» al interior de la comunidad pero también de cara al exterior (tratadas (mediante asambleas y consultas con las bases de apoyo) el plan de acción coordinada
históricamente como mercancías, objetos sexuales, fuerza productiva esclava, pasiva, para el levantamiento armado (1994) contra el régimen democrático-fascista y genocida
silenciosa, sufriendo sistemáticamente el siniestro derecho de pernada por parte de los de Ernesto Zedillo (hoy relevado por Enrique Peña Nieto): todxs, pero especialmente los
patrones, amén de todas las demás violaciones sistemáticas, etc.); naturalmente, fue este varones, tenían interés en que se aprobara colectivamente la Ley Agraria Revolucionaria
segundo elemento el que provocó choques de todo tipo al interior de las comunidades (cuyos beneficios, por supuesto, también recaía sobre las mujeres); —ahora bien, las
precisamente porque las mujeres empezaron a expresar y agenciar posiciones ‘de interés’ mujeres, por su parte, habían debatido y preparado la Ley Revolucionaria de Mujeres, que
(y ‘de deseo’) por cuenta y voz propia, contra las posiciones y jerarquizaciones masculinas los varones no tenían apuro ni demasiado interés en aprobar porque implicaba una
—es decir, contra la jerarquía de necesidades e intereses revolucionarios unilateralmente pérdida en su ejercicio de poder y control sobre la economía (social y deseante) 34. La
establecidas por los varones: contra el hecho de que la reivindicación por eliminar la ‘posición de interés’, la primacía de una Ley por sobre la otra (plano del derecho), se
desigualdad y la opresión del hombre sobre la mujer fuese tomada como una inscribe sobre una ‘posición de deseo’, sobre una jerarquía que sucede y se produce a
contradicción “secundaria” en relación con la reivindicación por la expropiación tierra, nivel molecular, deseante, libidinal: flujos de tierra pero especialmente flujos de las
considerada por los varones como una contradicción “primaria” y más fundamental: mujeres (plano infraestructural del deseo, de la producción deseante). Una sola y misma
economía, una sola y misma producción: social y libidinal.
«Es toda la casuística marxista-leninista-maoísta de las “contradicciones Durante el trance en que todos estos acontecimientos y procesos se suceden,
primarias y secundarias” la que debe ser cuestionada. Las tentativas de veamos cómo ciertos códigos pre-capitalistas operaban no sólo a nivel semiótico
jerarquización de las contradicciones implican siempre una micro-política significante sino también y más especialmente a nivel a-significante: vía distintos
de sujeción de las distintas luchas de deseo en función de las cosas “serias” ‘equipamientos colectivos’ sobre y contra el cuerpo de la mujer. Tomaremos tres puntos
de la lucha de clases. Se puede admitir que, durante grandes luchas
sociales, la clase obrera tenga que jugar un rol determinante; —pero eso no
implica que las organizaciones obreras tengan algo que imponer a los
movimientos de las mujeres, de los jóvenes, artísticos, intelectuales, de las mujeres y el pueblo kurdo", Parte I, II, III (el 10 de junio de 2015, Bs. As.): «El análisis dio como resultado que
minorías sexuales, etc. Se volverá posible que una misma persona pueda el patriarcado y la estructura del Estado no ha sido analizada a fondo en el socialismo histórico; y con este
legítimamente pasar de un tipo de actividad a otra y cambiar radicalmente análisis se puso en duda la creación de un "Estado" nacional kurdo independiente, porque se visualizó que el
de sistema de referencia sin que eso cree dificultades mentales o sociales, Estado, en sí mismo, no era una solución, y la cuestión de las mujeres fue uno de los motivos más grandes
sin atenuar las singularidades de deseo» 33. que causaron la destrucción del socialismo histórico: —la perspectiva del socialismo histórico veía la
cuestión de la liberación de las mujeres como un tema secundario, que vendría después de la revolución.
Esto lo cuestionó el PKK desde principios de los años 1990, porque una sociedad sólo se puede liberar si hay
esclavitud. Finalmente, la renta territorial, y con esto tomamos justamente la forma más desarrollada de la una liberación de las mujeres».
34
distribución en la que la propiedad territorial participa de los productos, presupone la gran propiedad Cf. Palabras de la Comandanta Miriam, “La lucha como mujeres zapatistas que somos I” (6 de mayo de
territorial (más exactamente, la agricultura en gran escala) como agente de producción, y no la tierra pura y 2015), en: El pensamiento crítico frente a la hidra capitalista. Participación de la Comisión Sexta del EZNL,

11 simple; así como eI salario no presupone el puro y simple trabajo», en: Marx, K., Introducción general a la
crítica de la economía política [1857] (trad. J. Aricó y J. Tula), Siglo XXI, México: 1996; pág. 45.
33
Cf. Guattari, F., op. cit., 2013; pp. 135; 149. Cf. Palabras del Subcomandante Insurgente Galeano, "El
pág. 213: «[Los compañeros varones], como tratan con los patrones, traen arrastrando malas ideas también
ellos, y las aplican dentro de la casa como si ellos fueran el patroncito de la casa. No es cierto que se liberó
las mujeres sino que ya son los hombres los que fueron el patroncito de la casa». Cf. asimismo Goldman,
Método, la bibliografía y un Drone en las profundidades de las montañas del Sureste Mexicano" (4 de mayo Emma, “La tragedia de la emancipación de la mujer” [1906], en La palabra como arma (trad. A. R.
de 2015): «Claro, puede ser que alguien sostenga que el Capitalismo no es el actual sistema dominante, o Mendoza), Ed. Libros de Anarres, Bs. As.: 2010; pp. 86-87: «Cada movimiento que se basa en la destrucción
que sí lo es pero sólo en economía, o sólo en política, o sólo en género. O puede ser, también, que alguien de las instituciones existentes para reemplazarlas por otras más avanzadas, más perfectas, tiene a sus
sostenga que es el Estado la cabeza madre de la Hidra Capitalista y no la relación social de producción donde seguidores, quienes en teoría mantienen los planteamientos más radicales, pero quienes, sin embargo, en
hay quien tiene capital y hay quien no tiene más que su capacidad de trabajar. O que las luchas contra su vida cotidiana, son como los típicos filisteos, fingiendo respetabilidad y clamando por la buena opinión de
diferentes cabezas de la Hidra son secundarias o subordinadas a la lucha principal, cualquiera que ésta sea; sus oponentes. Están, por ejemplo, los socialistas e incluso los anarquistas, quienes mantienen la idea de
por ejemplo, que la lucha de género es secundaria y la lucha por el poder político es la principal», en: El que la propiedad es un robo, al tiempo que se indignan si alguien les debe el valor de media docena de
pensamiento crítico frente a la hidra capitalista. Participación de la Comisión Sexta del EZNL, pág. 212. Cf. alfileres. Los mismos filisteos se pueden encontrar en el movimiento de emancipación femenina».
para el caso kurdo las palabras de Melike Yasar (integra el MIMK o ‘Movimiento Internacional de Mujeres Aclaramos nosotrxs: esta negativa o reacción no necesariamente es consciente ni voluntaria; allí
Kurdas’ y el ‘Movimiento de Liberación de las Mujeres del Kurdistán’) en la mesa "La revolución de las precisamente radica el problema. Ver la nota 45, palabras de Rengin Botan (2 de sept. De 2013).
nodales del conflicto como casos de referencia en el combate interior. Flujos de peinados,
flujos sexuales, flujos de palabra, flujos de dinero. ¿Cómo no ver aquí una formidable revolución molecular, deseante, una rebelión de
Si bien pondremos acento en casos concretos extraídos de las experiencias los cuerpos, un combate librado al interior (un interior no localizable ni ‘extenso’) del
zapatistas, podrían no obstante tomarse y analizarse, para el caso del Kurdistán, prácticas cuerpo social y colectivo? Mujeres levantándose contra toda una forma de codificación
concretas: matrimonios impuestos por la fuerza, uso obligatorio de determinadas pre-capitalista; micro-revolución que precisamente no podían sentarse a esperar que los
vestimentas y colores según la edad y situación de las mujeres, cubrirse la cabeza y el revolucionarios varones realizasen por ellas —mucho más interesados ellos, un tanto por
rostro, imposibilidad de utilizar/relacionarse con determinados objetos (en todas sus el equipamiento marxista-leninista que los había unido (que a su vez ellos mismos tendrán
variaciones diferenciales según los usos y costumbres turcos, sirios, iraníes, iraquíes y en que conjurar y del cual terminarán desmarcándose, esta vez siendo enfrentados por las
las distintas comunidades que viven en su interior); y luego, la diferencia respecto de la propias comunidades indígenas), y otro tanto por la propia jerarquización vertical del
36
práctica del varón de cubrirse la cabeza, etc. Recordemos, en el terreno audiovisual, las EZLN en sus comienzos, en el problema exterior de la tierra como medio de producción.
películas de las directoras: Haifaa Al Mansour (Dir., Arabia Saudita), "Wadjda" (2012), y Ahora bien, este combate era un combate eminentemente práctico, organizativo (las
Deniz Gamze Ergüven (Dir., Turquía), "Mustang" (2015). mujeres se juntan, hacen asambleas, hablan, deciden, y votan sus decisiones de modo
(a) En primer lugar, toda la cuestión del ‘flujo de peinados’ femeninos, tal y como lo independiente), en pos de reivindicaciones materiales y concretas, y como se ve,
narra el Delegado Zero (en el Encuentro con mujeres de 2006): entablado ya desde antes del levantamiento armado: en el año 1993 estalla un foco de
resistencia cuando en una comunidad zapatista una joven de 16/17 años «fue tomada
«El hecho de que una mujer casada o que fuera en vísperas de casarse — “presa” por haber tenido relaciones [sexuales] con un varón sin estar casados». Según los
porque esa era la gran división: las niñas, las que se van a casar y las que ya códigos establecidos (ellos suelen decir, “usos y costumbres”), «cualquier relación sexual
están casadas—, esto podía ser determinado físicamente, porque el modo fuera del matrimonio era una violación, nomás aclaraban, decían: “la violaron, pero fue
en que se peinaban las compañeras significaban una señal para el hombre: por su gusto” —queriendo decir que tuvieron relaciones de mutuo acuerdo, no que la
si es que ya estaban, ya tenían pareja o no. A la hora que eran los bailables, habían obligado». Sucede que entonces obligan a la joven a casarse con el varón, como
el varón sabía si a una muchacha a la que le iba a hablar, estaba casada o castigo; pero la joven se aferra a la Ley Revolucionaria de Mujeres, que en su artículo
no, según como estaba acomodado su peinado, su trenza. Todo este código séptimo dice: «Las mujeres tienen derecho a elegir su pareja y a no ser obligadas por la
de entendimiento que hay dentro de las comunidades, empieza a sufrir una
fuerza a contraer matrimonio». ¿Cómo resultó? «Las mujeres ganan la discusión, incluso
ruptura a la hora que empieza a haber reunión sólo de mujeres, donde no
en contra de su propia tradición y formación, y dicen: “Sí, es que ese es el acuerdo que
entraban los hombres. Y no entraban, no porque estuviera prohibido, sino
porque eran en horas, que era cuando los varones estaban en la milpa o en
hicimos como mujeres y tenemos que respetarlo”. Y a la mujer, a esta joven, la dejan libre
la cacería. Y empieza a hacer esta reunión sin más objetivo que conocerse pues, no la obligan pues a nada». Repetimos: año 1993, Chiapas, comunidades indígenas.
entre ellas y empezar a platicar de los problemas que se tienen. Esto (b) En segundo lugar, sincrónicamente se suma el conflicto a causa de los códigos en
significó un rechazo rotundo por parte de los varones. ¿Qué hacía la mujer torno a los ‘flujos de palabra’, de semiotización y sentido. Se daba que en los comienzos
fuera de su casa, que no fuera recoger leña, o lavar la ropa o ir por el agua? muy pocas mujeres hablaban “la castilla” (el código de usos y costumbres sólo permitía
Eso de que se empezaran a reunir empezó a sufrir un rechazo muy fuerte educación a los varones, no a las mujeres, lo cual reproducía el orden semiótico de

12 de parte de los hombres, que tampoco se planteó a nivel de asamblea, sino


a nivel familiar. De eso yo creo que les va a contar más Susana cuando
venga y otras compañeras comandantas como Esther, como Hortensia. Este
opresión), y por lo tanto en las asambleas los hombres traducían a las mujeres, editando
(produciendo cortes machistas) literalmente todo lo que no resultara conveniente a los
usos masculinos y al ‘montaje’ semiótico/deseante del varón. Para el caso kurdo,
proceso de choque se da a nivel de la familia» 35.

35
Cf. asimismo: Deleuze, G.; op. cit., 2005; pág. 19: «¿Qué pasa sobre el cuerpo de una sociedad? Flujos, de la mujer casada, etc. Finalmente este es el problema esencial de la codificación y de la territorialización:
siempre flujos. Una persona siempre es un corte de flujo, un punto de partida para una producción de flujos siempre codificar los flujos. Y como medio fundamental marcar a las personas».
36
y un punto de llegada para una recepción de flujos. […] El cabello de una persona, por ejemplo, puede Palabras del Delegado Zero, "Encuentro con mujeres" (abril de 2006): «La historia que ha sido la lucha de
atravesar muchas etapas: el peinado de la joven no es el mismo que el de la mujer casada, no es el mismo las mujeres zapatistas, no sólo hacia afuera, sino sobre todo hacia adentro, dentro de esa estructura
que el de la viuda. Hay todo un código del peinado. La persona, en tanto que lleva su cabello, se presenta fundamentalmente machista, que es un ejército, por muy zapatista y muy de liberación nacional que sea.
típicamente como interceptora en relación a flujos de cabello que la exceden, que van más allá de su caso. […] Pero aun así, aunque ha significado dentro de las comunidades una verdadera revolución, […] el primer
Esos flujos de cabello están codificados de diferentes formas: código de la viuda, código de la joven, código combate del EZLN y su primera derrota fue contra las mujeres».
podríamos analizar por ejemplo el problema del ‘doble idioma’ 37 pero también la (c) Finalmente, códigos sobre los ‘flujos de trabajo/dinero’. El código establecido
38
consecuente creación activa de lo que llaman una ‘ciencia de las mujeres’ (Jineologî) : implicaba que toda la familia trabajaba la tierra (bajo propiedad privada del patrón) pero
sólo el hombre decidía lo relativo al dinero, los gastos, la venta de los productos del
«Hasta entonces si una mujer hablaba traducía un hombre. […] Pero el trabajo sobre la tierra, etc.; lo que posicionaba a las mujeres bajo la doble opresión de un
varón a la hora de traducir estaba editando las partes de lo que estaba doble jefe, interior (familiar e indígena) y exterior (patronal y capitalista, y en la mayoría
diciendo. Y más o menos a grandes rasgos el argumento de Ramona era: de los casos, abusador):
“Esto [la Ley Revolucionaria de Mujeres] no es que se nos ocurrió a
nosotras, es lo que estuvimos viendo entre las compañeras en las «En las comunidades indígenas zapatistas empieza a ocurrir este proceso
comunidades indígenas, es nuestro pensamiento, es nuestro corazón, aquí de lucha de las mujeres por ocupar un espacio dentro de la organización. Y
está, la lucha tiene que tomar en cuenta este corazón que estamos empieza a producirse algunos cambios, pero todavía no son perceptibles. Y
poniendo”. Y el varón estaba traduciendo que era “una propuesta”, que no son perceptibles porque el poder económico sigue estando en manos de
“no era algo determinante”, que “podía discutirse”, que “no era urgente”. los varones. Un poder económico raquítico: el único ingreso económico en
Sí, la verdad, eh. Y es una insurgenta, que entiende tzotzil y que estaba ahí las comunidades era el de la venta del café. Toda la familia es la que va al
de guardia —porque nosotros teníamos que cuidar la asamblea para que cafetal, para sacar el café. Toda la familia trabaja en el secado y en el
no pasara ningún mal, que no fuera atacada—, es una insurgenta la que embolsado. Pero es el varón el que va y lo vende en la ciudad. Es el que
dice: “¡Ni madre —textual—, ni madre, el compañero no está diciendo lo recibe el dinero y es el que decide finalmente como jefe familiar, qué es lo
que Ramona está diciendo!”. Y entonces ella empieza a traducir en castilla que se hace con el dinero. Y en ese sentido, el varón decide como varón
para que lo entendieran los demás, y luego se da este proceso de qué es lo que se necesita. Por lo regular —si es que no se lo toma en trago
traducción casi simultánea a las demás lenguas del argumento de o no se lo tomó en trago en la cabecera municipal, que es donde fue a
Ramona…». vender el café—, él decidirá qué es lo que, en qué se va a gastar ese dinero.
Entonces en ese sentido el margen de rebeldía o de lucha propia de la
mujer estaba muy marcado, muy limitado, porque finalmente el que tenía
37
Cf. Haddad, A., "Kurdistán, cuando lo obvio no existe", en: Revista Crisis, Nro. 8 (agosto de 2015): «Las el poder económico que acotaba el lugar de la mujer era el varón».
mujeres kurdas hablan al menos dos idiomas: el turco obligatorio y el kurmanjî prohibido. He oído a una
mujer zaza en un hospital dialogando en zazakî con su tío, al tiempo que conversaba con otro hombre en
kurmanjî. Al salir de la sala, volvió a hablar el turco. La mujer no sabe leer ni escribir ninguna de las tres Esto nos permite intuir que, incluso post levantamiento insurgente, la tierra
lenguas que habla perfectamente». Cf. asimismo: «No todo el Kurdistán es igual a todo el Kurdistán. Hay expropiada habría seguido operando como factor de opresión y explotación de hecho, si
cuatro dialectos que se hablan en el territorio: el sorani, el zasakí, el goraní y el kurimanjî. […] Las mujeres la revolución deseante y social no terminaba siendo empujada hacia su extremo más
kurdas tienen que lidiar, en particular, con la prohibición por parte del Estado turco de su cultura lejano de posibilidad: cosa que sólo podían hacer las mujeres (el devenir-mujer de las
tradicional, y con el sistema patriarcal que rige, aún hoy, dentro de su pueblo», en Haddad, A. & Albani, L., mujeres). A partir de estos datos narrados por zapatistas y kurdxs podemos ver cómo el
op. cit., 2014, pp. 13; 37-38. Cf. finalmente: Albani, L., Revolución en Kurdistán. La otra guerra contra el
Estado Islámico, Ed. Sudestada, Bs. As.: 2015; pág. 30. modo de organización (el «cómo» y también el «para qué» de la organización) había
38
Cf. Palabras de Melike Yasar en la mesa La revolución de las mujeres y el pueblo kurdo (el 10 de junio de empezado a “vueltearse” aún antes del levantamiento armado de 1994 (el comienzo de la

13 2015, Bs. As.): «La Jineología es la teoría para una sociedad libre y equitativa en cuanto al ‘género’. [...] Es
una Ciencia Social alternativa que no es solamente para mujeres: en kurdo la palabra “mujer” y la palabra
“vida” es el mismo término [jin = mujer, Jiyan = vida/vitalidad], entonces no es solamente una “filosofía de
organización colectiva data del año 1983, cuando el EZLN funcionaba según ellos mismos
lo definen bajo la forma de un foco guerrillero del tipo ‘centralismo vanguardista’) gracias
al devenir-mujer de las mujeres: comenzaron a tironear por una punta del ‘plano de
la mujer” sino una filosofía de vida. [...] La Jineología critica 4 aspectos: el sexismo, el nacionalismo, el 39
fundamentalismo, y la ciencia positivista. […] En el centro del Confederalismo Democrático está la consistencia’ y ‘de organización’ contra todas las estratificaciones y los códigos, de
Jineología. Hoy en Rojava (en el Oeste del Kurdistán, en el Norte de Siria) el Confederalismo Democrático se
construyó con la Jineología —una vida así no es una utopía». Cf. sobre este tema el §12 de Öcalan, A.,
39
"Liberar la vida: la revolución de las mujeres" (trad. International Iniciative), International Iniciative Edition & Habiendo tantos casos en el cine para citar recordamos un poco al azar la maravillosa escena del film de
Mesopotamian Publishers; Alemania: 2013. Cf. finalmente la intervención de Gönül Kaya en la ‘Conferencia Roy Anderson Du Levande (2007), donde un trabajador albañil sueña la alegría de poner en fuga,
Jineology’ (Alemania, 2014) titulada: "¿Por qué Jineology? Reconstruir las ciencias hacía una vida revolucionar completamente y desde una punta todo el mantel/plano de inmanencia o consistencia
comunitaria y libre" (19 de febrero de 2015). Consultar también la Agencia de Noticias de Mujeres (JINHA), capitalista-fascista; esa mesa/plano sobre la que, quitado el mantel, se revela grabada la esvástica nazi, —
que existe en el Kurdistán del Norte (Diyarbakir) desde 2012, producida y conformada íntegramente por mesa profusamente puesta y decorada en la gran casa de una familia aristocrática. «Era una reunión triste.
mujeres. ¡Demonios, era deprimente!» (el capitalismo y su plano de organización estratificado en clases como
forma en principio imperceptible desde el exterior pero produciendo por eso mismo hacia mujeres. [...] Fue un gran paso que las mujeres solas, sin hombres, llevaran a
el interior nuevos elementos y devenires de todo tipo (operando por contagio un devenir- cabo un congreso tan grande. Después de este congreso las mujeres ya están
mujer del varón/compañero) para esto que podemos llamar el «quiénes» (que como dispuestas a organizarse independientemente dentro de la guerrilla y dentro
decíamos anteriormente, no preexiste al «cómo»), la ‘subjetivación’ zapatista o kurda (ella de la sociedad civil (en Unidades independientes conformadas por mujeres)
misma en constante pliegue y devenir abierto hacia el Afuera); pese a que aún el deseo de […] Y después de estas formaciones las mujeres estuvieron dispuestas a crear
las mujeres seguirá intentando ser reterritorializado —y ellos mismos no cesan de decir, no sólo sus propias unidades, —sino sus propias formas organizativas. [...] En
hoy, que tal conquista “no está cabal”— en los viejos códigos de usos y costumbres (del la práctica hacía falta también que las mujeres se separaran de los hombres, y
en 1995 se creó por primera vez (en Medio Oriente, o tal vez en el mundo) un
varón). ¿No parecen entonces las mujeres kurdas y zapatistas estar transitando sobre una
ejército independiente de mujeres milicianas. Empezaron los conflictos y los
línea de fuga revolucionaria del tipo ‘Amazona’…? Devenir-mujer de las mujeres zapatistas
40 debates con los varones, porque no querían aceptar que las mujeres fueran
y kurdas (pero también de los hombres), devenir-amazona : independientes en su ejército. Pero el movimiento de mujeres estaba fuerte
en las 4 zonas del Kurdistán porque tenían su propias estructuras
«La opresión de las mujeres es anterior a la opresión de clase. [...] Un organizativas y ahora también su propia guerrilla. [...] Pero surgió una
Kurdistán libre sólo podía existir con mujeres libres; y antes de poder luchar contradicción hacia adentro, entre las mujeres, porque por ejemplo sucedía
contra los 4 Estados que oprimen al Kurdistán [Siria, Irak, Irán, Turquía] había que imitaran a los hombres (las posturas, la forma de luchar, los métodos
que empezar a difundir entre los militantes y los cuadros del movimiento la militares de lucha, la forma de dirigirse la comandanta a una soldada era la
teoría de la liberación de las mujeres: porque las estructuras feudales estaban misma que la de los varones) [y entonces] reproducían las mismas estructuras
muy arraigadas en la comunidad y también los militantes tenían una fuerte que los hombres, patriarcales» 41.
cultura sexista. Con esto, a partir de los 90’s la cuestión de Género se
convirtió en una cuestión central para el movimiento. En 1993 se llevó a cabo Es por este aspecto de combate al interior, de proceso de revolución contra todos
el 1er 'Congreso de Mujeres': se debatió la independencia de las mujeres y
sus propios códigos (al mismo tiempo que contra la axiomática del Capital), que
cómo se podía llevar al centro de los debates del PKK la liberación de las
particularmente resulta tremenda y fascinante toda esta lucha y movilización de potencias
y fuerzas (y el hecho mismo de que haya sido y esté siendo llevada adelante desde abajo y
“empresa de tristeza” y depotenciación). ¡Sacrilegio criminal!, caerá la policía y, en su sueño, será por un abajo completamente intempestivo, inesperado), todo este combate que en
condenado/subastado a la silla eléctrica por un tribunal de borrachines (aparato judicial) y abogados del realidad parece estar dándose todo el tiempo por el medio, en la frontera, en la
diablo del sistema del orden carcelario: «Lo peor que tú puedes hacer, me dijeron». Cf. Deleuze/Guattari,
op.cit., 1995, pág. 287: «La gente honesta me dice que no hay que huir, que no está bien, que es ineficaz, transversal y sobre una especie de línea de fuga quebrada, como dicen D&G, entre el
que hay que trabajar para lograr reformas. Mas el revolucionario sabe que la huida es revolucionaria, with- interior y exterior, entre los códigos y los axiomas, oscilando entre
drawal, freaks, —pero con la condición de arrancar el mantel o de hacer huir un cabo del sistema. Pasar el
muro, aunque uno tenga que hacerse negro […] George Jackson: “Es posible que yo huya, pero a lo largo de «arcaísmo y futurismo, neo-arcaísmo y ex-futurismo, paranoia y
toda mi huida busco un arma”». Cf. asimismo Deleuze, G.; op. cit., 2005; pág. 36: «Huir, y huyendo hacer esquizofrenia […] Se oscila entre las sobrecargas paranoicas reaccionarias y
huir algo del sistema, un cabo. Un índice maquínico en una territorialidad es lo que mide en ella la potencia las cargas libidinales subterráneas, esquizofrénicas y revolucionarias […] El
del huir».

14
40 capitalismo, y también el socialismo, están como desgarrados entre el
Cf. Deleuze/Parnet, Diálogos (trad. J. Vásquez Pérez), Editora Nacional; Madrid: 2002; pp. 56; 152: «El
Anómalo [L'Anomal] está siempre en la frontera, en el límite de una banda o de una multiplicidad; forma significante despótico (que adoran), y la figura esquizofrénica (que les
parte de ella, pero ya está haciéndola pasar a otra multiplicidad, la hace devenir, traza una línea ‘entre’. […] arrastra) —en el horizonte un chino, un cubano lanza-misiles, un árabe
Aquí un corso, en otra parte un palestino, un secuestrador de aviones, una revuelta tribal, un movimiento desviador de aviones, un secuestrador de un cónsul, un Black-Panther, un
feminista, un ecologista verde, un ruso disidente, siempre habrá alguien para surgir al sur. Imaginad a los Mayo 68, o incluso hippies drogados, etc.» 42.
griegos y a los troyanos como dos segmentos opuestos, frente a frente; de pronto llegan las amazonas, y
como primero vencen a los troyanos, los griegos exclaman, “¡las amazonas con nosotros!”, pero entonces se
vuelven contra ellos y los cogen a contrapelo con la violencia de un torrente. Las grandes rupturas, las
grandes oposiciones, siempre son negociables; pero la pequeña fisura, las rupturas imperceptibles que
41
vienen del sur, esas no. Decimos «sur» sin concederle mucha importancia. Si hablamos de sur es para Palabras de Melike Yasar en la mesa La revolución de las mujeres y el pueblo kurdo (el 10 de junio de 2015,
señalar una dirección que ya no es la de la línea segmentaria. Cada uno tiene su sur, y poco importa dónde Bs. As.). Cf. simismo: Debocaenboca (acciones feministas), "Lo que no se trabaja no se transforma. Notas
esté situado, es decir, cada uno tiene su línea de caída o de fuga. Las naciones, las clases, los sexos, también para la militancia antipatriarcal y anticapitalista", en Revista Dialéktica, nro. 24, Bs. As.: 2012.
42
tienen su sur». Cf. mismo tema en Mil Mesetas, pp. 279; 363. Cf. Deleuze/Guattari, op.cit., 1995, pág. 268.
—O unas, unos, unoas indígenas insurgentes con pasamontañas o pañuelos locos; “malgobierno” de los Estados-nación, sino respecto de un “arriba” constituido como
seres paradojales. posición y producción de deseo, como fuerza siempre depotenciadora y falocrática).
43 44
Por su parte, las mujeres kurdas (Melike Yasar , Gulê , Legerin Azadi, Rengin Botan) Decimos que quizá se pueda ver en las luchas tanto del zapatismo como del
dan testimonio del doble combate contra los códigos (arcaísmos) y contra las posiciones Kurdistán una especie de “tercera vía” o tercera dimensión, de línea revolucionaria
‘de deseo’ reactivas en las comunidades locales, contra el deseo reaccionario de los quebrada irrumpiendo por la transversal y aconteciendo entre el double bind tradicional
47
varones compañeros de lucha. Pues, tal y como hemos visto, una posición consciente y (“capitalismo o socialismo”, “reforma o revolución”, y demás binarismos ideológicos) .
revolucionaria ‘de interés’ puede muy bien coexistir con una posición inconsciente ‘de Vale decir, por un lado y desde el punto de vista de las mujeres, o más bien desde el punto
deseo’ del tipo reaccionaria, paranoide: de vista del devenir-mujer de las mujeres (y los hombres), su lucha parece haber abierto y
bordear esa tercera vía disruptiva entre la opresión y la represión de los códigos antiguos
«La sociedad kurda no está desarrollada, hay muchas tradiciones arcaicas, —que ellas revolucionaron con su acción— detentados tanto al interior (por sus
la estructura feudal es dominante y no permite a las mujeres liberarse. En compañeros varones pero incluso reproducido también por las mujeres) como al exterior
estas tradiciones, la mujer ‘de la casa’ es el orgullo de la familia, pero ese (por los patrones y hacendados); y por el otro lado y desde el punto de vista del zapatismo
orgullo pasa entre sus piernas. El hombre, que también es víctima del y del Kurdistán en cuanto agenciamientos y acontecimientos colectivos, esa tercera vía
sistema colonial, en lugar de tomar una posición de rebeldía contra el parece abrirse y jugarse entre la lucha contra la axiomática fascista del Capital-Estado, de
sistema, mata su mujer para descargar su rabia» 45. una parte, y un esfuerzo de resistencia por proteger aquellos aspectos positivos de los
propios códigos pre-capitalistas de las comunidades indígenas que no aplastan la vida ni el
Afuera, de la otra parte. Podríamos decir, entonces, que el devenir-mujer (como devenir
2) Del combate (al) exterior. 48
minoritario) ha investido y arrastrado en su movimiento salvaje, rebelde, insurrecto,

Es posible que, pese a sus rasgos diferenciales, el proceso micro-revolucionario del


deseo abierto por las mujeres zapatistas y kurdas (en medio de un interés revolucionario 47
Palabras de Melike Yasar en la mesa La revolución de las mujeres y el pueblo kurdo (el 10 de junio de 2015,
ya constituido y declarado de levantarse en armas) haya investido a ambos movimientos, Bs. As.): «Estas nuevas estructuras democráticas (que se han creado en el movimiento y con las que el
tanto en lo relativo a la conformación de grupo como a la forma de organización colectiva movimiento ha cambiado) se han llevado a la práctica en Rojava desde la calle y desde cada pueblo, que en
heterogénea, de un carácter ‘amazónico’ 46, de rebeldía fundamental contra todo “arriba” una situación de guerra han creado sus propias formas de organización y sus propios Consejos. Los kurdos
(no sólo en el sentido estratificado de de ‘clase’, ni siquiera en referencia únicamente al han elegido allí el ‘Tercer Camino’: ni con el Régimen, ni tampoco con la policía contra el Régimen, —sino un
Tercer Camino que fue el Confederalismo Democrático. En territorio kurdo, en Rojava, el pueblo kurdo ha
creado su propio sistema de auto-administración, y eso no lo hicieron solo los militantes sino la población
43
Cf. Melike Yasar, "Historia de las luchas y resistencias de las mujeres de Kurdistan" (2 de junio de 2015, La misma: el pueblo ha tomado las armas para defender las fronteras de sus propios pueblos, y mientras las
Plata). Cf. también: Dilar Dirik, "Feminism and the Kurdish Freedom Movement" (20 de abril de 2015). unidades militares defendían alrededor de Rojava a los pueblos, hacia adentro se crearon estas formas
44
Cf. Palabas de la miliciana Gulê, entrevistada por A. Haddad en el Kurdistán (publicado en marzo de 2010): organizativas. Y cuanto más se intensificó este sistema y la organización del pueblo, más se intensificaron
«En el PKK las mujeres se le han parado a los hombres planteando la igualdad. […] No aceptamos de por sí los ataques contra los pueblos y contra esta zona [porque] significa un peligro para el Capitalismo. Pero
las indicaciones de los hombres; tenemos nuestras propias asambleas, nuestros debates, nuestras también significó una esperanza para los pueblos del Medio Oriente». Por otro lado, “Tercera vía” es un

15 decisiones. Eso pone de igual a igual con los hombres»; en: Haddad, A. & Albani, L., op. cit., 2014, pp. 67.
45
Palabras de Rengin Botan (integrante del Consejo de la Comandancia General de las YPG) en una
entrevista realizada por L. Albani a (2 de sept. de 2013); en Haddad, A. & Albani, L., op. cit., 2014, pág 96.
concepto operativo-organizacional antagónico al de “Tercera posición”, que la tradición política argentina
conoce bien, y que ha quedado grabada en ritornelos cantados al unísono: “De Gaulle / Perón / la tercera
posición” (iniciados especialmente a raíz de la visita de De Gaulle a la Argentina en 1964); o “Ni yanquees ni
Luego de estas palabras, Albani agrega: «Dentro de la insurgencia las clasificaciones como ‘esposa’, ‘madre’ marxistas / peronistas”. Cf. Guattari, F., op. cit.; 2013, pág. 142: «Se ha acondicionado a las personas para
o ‘hermana’ no son utilizadas. Prefieren el simple “camarada”». En cambio, Legerin Azadi (del ‘Movimiento aplaudir al compás —voto, sondeo de opinión, manifestación, etc.— frente a las escenas demasiado bien
de Liberación de las Mujeres del Kurdistán’) en una entrevista realizada por Cartago TV ("Revolución en el alumbradas de la ideología, con sus personajes y sus opciones maniqueas: ¿la derecha o la izquierda, el
#Kurdistán", 2014), reemplaza el “camarada” por «tu compañera». socialismo o la barbarie, el fascismo o la revolución? Pero los proyectores de la historia real ahora se
46
En el Documental de Mylene Sauloy (Dir.), "Kurdistan: La guerre des filles" (2016, Arte TV) una miliciana desplazan, irreversiblemente según parece, hacia una problemática completamente distinta: la izquierda y
dice: «Nos vemos a nosotras mismas como modernas Amazonas» (min. 23:35). Cf. algunos documentales la derecha inextricablemente mezcladas, el socialismo y la barbarie, el fascismo y la revolución, es decir todo
sobre las mujeres kurdas: Dersim Zêrevan (Dir.), Sara: My whole life was a struggle (2015); Veysi Altay (Dir.), a la vez».
48
Nû Jîn (2015); Zanyar Omrani (Dir.), "Inside Kobane. Keeping Islamic State at bay" (2015); Channel 4 Cf. Deleuze/Guattari, op. cit., 2010; pág. 292: «Cualquier cosa, lo más inesperado, lo más insignificante,
(Unreported World), "Kobani. The City that beat ISIS", I, II (2015); RTD, "Her War: Women vs. ISIS" (2015); puede precipitarnos en un devenir. […] Devenir-minoritario es un asunto político y recurre a todo un trabajo
Emma Beals (AJ+), "The Guerrilla Women Fighting ISIS" (2014). de la potencia, a una micro-política activa, [pero] el devenir no debe pensarse en términos de pasado y
todos los aspectos (relación entre lo macro-político y lo micro-político, lo molar y lo estremecen al escucharlas recitadas por la Mayor Ana María) de ambas luchas. Siempre
molecular) de ambos movimientos, sumergiendo a mujeres y varones en esa línea de tomando a los poderes por el borde y desde el borde: las mujeres fugando y
devenir-mujer, nómada, haciéndolos cabalgar sobre una línea de fuga, puesto que el desterritorializando los propios códigos pre-capitalistas al mismo tiempo que, todos
devenir-mujer es «un devenir que concierne al ‘hombre’ en su totalidad, al conjunto de juntos, teniendo que evitar todo el tiempo ser arrastrados por el movimiento de
49
hombres y mujeres» . desterritorialización infinita de esos mismos códigos pre-capitalistas por la axiomática del
Capital. Como si toda su rebeldía no fuese otra cosa que un gigantesco movimiento activo
«La revolución de género no atañe solo a las mujeres, conllevaría también creado para evitar quedar atrapados en ese double bind: ora luchar contra sus códigos,
la liberación del hombre […] El hombre se ha convertido en un Estado y ha cuando son aplastantes al interior, ora intentar defenderlos, cuando esa lucha
hecho de él cultura dominante. Las opresiones de clase y sexual se desterritorializadora de los códigos viene del exterior y es arbitraria y siniestra, chorrea
desarrollan juntas; la masculinidad ha generado un género gobernante, una sangre y lodo. Empresa en apariencia imposible o paradojal: liberar los propios flujos,
clase gobernante y un Estado gobernante. Cuando se analiza al hombre en volver mortales las propias instituciones y códigos, y al mismo tiempo tener que
este contexto, queda claro que hay que acabar con la masculinidad. Desde defenderlas en otros niveles —contra el movimiento depotenciante del capitalismo que
luego, matar al hombre dominante es el principio fundamental del libera todos los flujos, rompe todas las territorialidades y códigos, pero para retomarlos
socialismo. Ese es el significado de la potencia letal: matar la dominación
una vez más y siempre de forma cien veces más terrorífica, “capturando por un extremo
unilateral, la desigualdad y la intolerancia. Además, es matar al fascismo, la 52
lo que suelta por el otro” , modulando según límites interiores e inmanentes al Capital.
dictadura y el despotismo. […] Es preciso que las mujeres determinen su
propio objetivo democrático y generen la organización y el trabajo para
Una acción que parece casi imposible, pero que quizá es precisamente el doble combate al
llevarlo a cabo. […] El triunfo político no implica comenzar un movimiento que debe aspirar revolucionariamente la historia y la acción emancipadora de los cuerpos
para la estatalización de la mujer. Por el contrario, implica luchar con (individuales y colectivos). Y en medio de ese combate, un verdadero flujo colectivo de
estructuras estatistas y jerárquicas, implica crear formaciones políticas que fuerzas, y una movilización impresionante del trabajo-creación colectiva todo junto al
pretendan conseguir una sociedad democrática, igualitaria en género, mismo tiempo y a diferentes niveles: para la defensa, la resistencia, la difusión de las
ecologista y donde el Estado no sea el elemento central. Como la jerarquía luchas, la lucha misma, el trabajo, la creación, el arte, la educación, la información, la
y el estatismo no son fácilmente compatibles con la naturaleza de la mujer, salud, la construcción, organización de semilleros, comparticiones, festivales, etc.
un movimiento que busque la libertad de la mujer debería tratar de (organización y deliberación constante).
conseguir formaciones políticas anti-jerárquicas y no estatistas […] La Ahora bien, ¿en qué consiste esa fuerza de desterritorialización del Capital respecto
liberación de la mujer es una revolución dentro de una revolución» 50. de los códigos de las comunidades indígenas? En principio, una obviedad: (a) todo esto
viene desde la Colonización (genocidio) por las vías de la introducción del dinero en la
He aquí el otro aspecto fascinante y (¿por qué no?), justo por eso hermoso, de la economía —Deleuze mismo califica a esta acción desterritorializadora del colonialismo
51 53
«dignidad insurrecta» y la «alegre rebeldía» (palabras de la 4ta Lacandona que nos como «la catástrofe» —, introducción del alcohol, confección de grupos para-militares

futuro. Un devenir-revolucionario es indiferente a los problemas de un futuro y de un pasado de la humano), y que crea en el hombre el amor a la independencia y a la libertad, —no sólo le es desconocido,

16 ‘revolución’; pasa entre los dos».


49
50
Cf. Deleuze/Guattari, op. cit., 2010; pág. 108.
Cf. Öcalan, A., op. cit., 2013, pp. 32-37. Cf. asimismo: Deleuze, G., op. cit., 2015, pág. 162: «Entramos en
sino que le repugna, la escandaliza y la espanta: la burguesía no sabría vivir sin amo; experimenta
demasiado la necesidad de respetar, de adorar, de someterse a quien quiera que sea. Si no es a un rey, a un
emperador, será a un monarca colectivo (el Estado y todos los funcionarios del Estado) […] Rebelión, no solo
una lógica del afecto que no conoce las distinciones mutuas entre las entidades subjetivas. Un devenir teórica, sino práctica, contra todas las instituciones y contra todas las relaciones sociales creadas por la
femenino, como el de los movimientos feministas, no se opone a un devenir homosexual masculino, o a un desigualdad. Después, establecimiento de la igualdad económica y social por la libertad de todo el mundo:
devenir masculino, o a un devenir-niño, o a un devenir-invisible, o a un devenir-planta. Es una intensidad, un he ahí nuestro programa actual, el que debe triunfar a pesar de los Bismarck, de los Napoleón, de los Thiers,
rasgo de intensidad existencial que se afirma dentro de configuraciones subjetivas completamente y a pesar de todos los cosacos de mi augusto emperador el Zar de todas las Rusias».
52
diferentes. Se puede estar tomado por un devenir femenino siendo heterosexual. Uno puede entrar en un Cf. Foucault, M., Vigilar y castigar (trad. A. Garzón del Camino), Siglo XXI, México: 2001, pág. 307 y
devenir-planta, o en un devenir-esquizo, siendo en otra parte un hombre de acción, vinculado a estructuras Deleuze/Guattari, op. cit., 1995, pág. 265. Mientras Foucault utiliza este giro en torno al ‘sistema carcelario’,
en el seno de las cuales existen relaciones de fuerzas» (intervención de Félix Guattari). D&G lo extienden a todo el campo de inmanencia capitalista.
51 53
Cuarta Declaración de la Selva Lacandona (1 de enero de 1996). Cf. Bakunin, M., Obras de Miguel Bakunin, Cf. Deleuze, G.; op. cit., 2005; pág. 26: «La colonización: en ese momento el código desaparece bajo la
Tomo II (trad. D. Abad de Santillán); Editorial Tierra y Libertad, Barcelona: 1938; pp. 124; 235: «El presión del capitalismo. Basta ver lo que ha representado en una sociedad codificada la introducción del
sentimiento de la rebelión, ese orgullo satánico que rechaza la dominación de cualquier amo (divino o dinero. Es la catástrofe. Hace saltar por los aires todo su circuito de flujos».
con miembros indígenas, introducción de subsidios y demás ‘limosnas’ estatales. Al mismo intensa que ponga en juego al cuerpo colectivo (a ritmo variable) sobre una línea de fuga
tiempo, (b) convierte la apropiación común o ejidal de la tierra en propiedades privadas; vital, existencial; produciendo así pliegues de la línea que les permiten producir nuevos
(c) convierte flujos de intercambio de distinto tipo en flujos unidimensionales de capital- modos de subjetivación e individuación colectiva, nuevos modos de organización
56
dinero vendibles en un Mercado único; (d) arranca al trabajador de la tierra colectiva, etc . Al borde del abismo, del fin.
convirtiéndolo en asalariado propietario únicamente de su fuerza de trabajo forzada a ¿En qué sentido oponen otro tipo de demencia y delirio? Lanzamos algunos puntos
venderse/regalarse en ese mismo Mercado bajo condiciones de explotación, tentativos, sin pretensión de exhaustividad y además recordando que aquí no se trata de
competencia, división del trabajo sistemática y jerárquica, propiedad privada, y conquistas ya logradas, de objetivos ya cumplidos; como dijimos, para los propios
alienación. En el caso del Kurdistán, debemos tener presente, además de lo dicho, toda zapatistas esto “nunca está cabal”; —nos concentraremos en el zapatismo pero, una vez
esa larga historia de aplastamientos, intervencionismos y genocidios perpetrados por los más, sabiendo que pueden trazarse paralelos con el caso kurdo, atendiendo siempre a los
Estados-nación extranjeros (y en pacto con los jefes locales) que datan de siglos; sin irnos rasgos diferenciales:
tan atrás debemos remontar hasta el siglo XVI y el auge interminable del Imperio 1) Por su forma o modo de organización revolucionario «emparrado», rizomático,
57
Otomano; más acá, la 1º y 2º Guerra Mundial (genocidio armenio mediante), momento en multi-centrado (sin centro único dimanador de órdenes y decisiones y saberes) , abierto
el que el capitalismo internacional comienza su avanzada fascista diplomática y militar: al Afuera; por su intento de desagregar (trabajar constantemente a contrapelo) las
Inglaterra, Francia, Rusia, EE.UU (Guerra del Golfo, etc.), y hasta llegar a la actualidad (EI, propias instituciones, de evitar convertirse en un cuerpo político orgánico (del tipo “cada
ISIS, DAESH, el fascismo de Erdoğan y consortes, etc.). individuo y es parte integrante en un todo que preexiste a las partes y a la organización de
las partes”) y devenir un cuerpo colectivo “anorgánico pero consistente”; sin jerarquías
A toda esta gigantesca demencia capitalista (polo paranoico-fascista del delirio) que estructurales, con estructuras y posiciones móviles, rotativas, revocables, etc.
actúa contra las comunidades indígenas (en el doble nivel de la economía política y 2) Sus quiebres respecto de las territorializaciones en individuaciones personológicas,
libidinal) lxs zapatistas y kurdxs no van a oponer una nueva racionalidad política —en este y su especie de movimiento hacia multiplicidades o ecceidades: en los audios que
punto, en abierta discusión con las izquierdas partidarias y con los ‘centralismos seleccionamos para el stop-motion escuchamos a la Comandanta Hortensia hacer
58
democráticos’—, ni se van a plantear como un movimiento lúcido, serio, monolítico, con referencia a la inexistencia del «yo» y su agenciamiento en un «nosotros» , y luego al
un férreo programa dogmático cohesionador, etc. Más bien, y este es otro de sus grandes Sub. Marcos hacer referencia al carácter ‘esquizofrénico’ de ese «nosotros» zapatista.
aspectos geniales, van a oponer otra forma de locura y demencia (un ‘negativo’ de la Quiebre que también está presente en la forma casi mediúmnica como comienzan la
demencia capitalista) que pareciera mutar, devenir u oscilar hacia el «polo revolucionario lectura de sus comunicados, es decir, que adquieren los flujos de semiotización (“por mi
54
del delirio». Polo creador, «canto de vida» (lo contrario a un ‘culto a la muerte’). Es voz, habla la voz del EZLN”); en el uso de pasamontañas que representan a «Nadies», es
decir, ni el “programa” («para qué»), ni las prácticas ni el modo de organización («cómo»), decir, cuerpos que no representan ni se representan entre sí (nadie es representante de
ni el sujeto («quiénes») van a estar ya dados de antemano, ni tampoco van a seguir líneas
teóricas “duras” o agenciamientos semióticos colectivos de tipo racionalista lúcido
(trabajar únicamente al nivel de la adquisición creciente de más y más ‘conciencia’), 56
Cf. Deleuze, G.; El Poder. Curso sobre Foucault, II (trad. P. Ires & S. Puente), Cactus; Bs. As.: 2015; pág. 412.
civilizador, y todo ese largo etcétera que define a los partidos políticos revolucionarios 57
Las autoridades máximas, las de las Juntas de Buen Gobierno (ver dibujo y explicación al final), por la

17 clásicos y al tipo de sujetos/militantes revolucionarios significantes tradicionales. Van a


tratar de construir, en todos esos niveles, un devenir-otro, multiplicidades de todo tipo
pero coordinadas, co-organizadas, confederadas 55; difícil y peligrosa tarea de unir los
forma y modo mismos de organización no se constituyen como ‘centros’ rígidos, burocráticos, verticales,
jerárquicos de decisión al estilo de la política usual (o del ‘centralismo democrático’). Tampoco en el caso de
los Consejos del Pueblo en el Kurdistán
58
Palabras de la Comandanta Hortensia, en el "13 Aniversario del levantamiento armado del EZLN" (1 de
puntos o focos de resistencia contra el poder pero evitando quedar estratificados,
enero de 2007): «Nuestra historia no se puede contar en pedacitos, en lo que cada quien pone o quita de su
evitando producir instituciones solidificadas, momificadas (el famoso ‘centralismo historia personal. Es una historia colectiva. Una historia donde no cabe el “yo”. Una historia donde
democrático’); experimentar-producir para llevar las propias fuerzas hacia límite, hablamos, escuchamos, miramos y sentimos como colectivo. Nosotros, nosotras, las zapatistas, los
buscando «franquear la línea del Afuera» en un viaje y movimiento de pura velocidad zapatistas, no servimos para ser cada uno individualmente. Por eso hay luego gente que se está un rato
nomás y luego se va, o que nomás se asoma y no entra. Porque la palabra que nos hizo y nos hace ser lo que
somos y estar donde estamos es la palabra “nosotros”. Y esto no lo entienden muchas personas. Creen que
54
Cf. Deleuze, G.; ibid; pág. 106: «Pues no veo algo que sea revolucionario y no sea un canto de vida». si hablan David, o Tacho, u Hortensia, o Susana, o Gabriela, o Esther, o Moy, o Marcos, entonces es que
55
Cf. Öcalan, A., "Confederalismo Democrático" (trad. International Iniciative); International Iniciative hablan ellas y ellos nomás, como individuos, pues. Pero en nuestra historia no caben el “yo”, ni el “tú”, ni el
Edition, Alemania: 2012. Cf. asimismo Albani, L, op. cit., pp. 36-39. “él”. Sólo cabe el “nosotros”. Somos “nosotros” para lo bueno y para lo malo».
nadie, apoderado de nadie) 59; el uso de falsos nombres propios; sus milicianos que portan estratificarse sólidamente, de «devenir desorganizados meticulosamente» 62, de “explorar
60
fusiles paradojales que «aspiran a ser inútiles» , etc. Fin del individuo personológico sistemáticamente el azar” (graffiti del Mayo Francés). Su rechazo a todo tipo de subsidio,
(modo de subjetivación propio del capitalismo) en pos de un colectivo heterogéneo de programa, ayuda (ellos dicen: “limosna”), etc. de tipo estatal. —lo contrario a un
pueblos y comunidades y fin de la representación occidental del líder, conductor, oportunismo de masas o a una reapropiación vitalista neoliberal.
63
dirigente, vanguardia, genio político, estadista eminente, etc. en pos de una forma de 4) Su fuga respecto de sus antiguas concepciones centralistas y vanguardistas , es
organización muy otra. decir, su avance hacia un modo de concebir/hacer la revolución (o de iniciar procesos
3) Su rechazo a los Partidos, a las identidades partidistas, y a devenir ellos mismos
una institución o un partido político como condición sine qua non para poder organizarse
61 se viste de rojo, o de azul, o de verde, o de amarillo, o se pone un nuevo color. Y dicen que ya son del pueblo
y trabajar colectivamente, crear, educarse, curarse, etc. ; es decir, su deseo de no
y que hay que apoyarlos. Pero no son del pueblo, son los mismos gobiernos que un día son diputados
locales, otro son síndicos, otro son funcionarios de partido, ahora ya son presidentes municipales y así se la
59
Palabras del Subcomandante Insurgente Marcos, “Ni el centro ni la periferia, IV (13 de diciembre de 2007, pasan brincando de un cargo a otro, y también brincando de un color a otro. […] No es que alguien va a
Coloquio Internacional In Memoriam Andrés Aubry): «No sé si lo sepan, pero se los diré porque parece que resolver el problema, sino que lo tenemos que resolver nosotros mismos, mismas, como colectivos
algunos no lo saben o lo han olvidado, o, cuando menos, actúan como si tal: el primero de enero de 1994, organizados. Las soluciones las hace el pueblo, no los líderes, no los partidistas. Y no es que lo estamos
varios miles de indígenas se alzaron en armas contra el supremo gobierno. No me lo van a creer, pero fue diciendo porque se escucha bonito. Es porque ya lo vimos en la realidad, es porque ya lo hacemos. [Aunque
aquí, en esta geografía y en este calendario. Y dicen, habrá que confirmarlo, que se autodenominaron sabemos que] hay partidos de izquierda que no están en las transas de arriba, que tienen su modo, pero no
“Ejército Zapatista de Liberación Nacional” y que usaron pasamontañas para cubrirse el rostro, como para se venden, ni se rinden, ni cambian su pensamiento de que hay que acabar con el sistema capitalista. Y
evidenciar que eran NADIE». porque lo sabemos, y nosotr@s como zapatistas no lo olvidamos, que la historia de la lucha de abajo
60
Palabras del Subcomandante Insurgente Marcos, "¿Qué esperan los zapatistas de la CND?" (3 de agosto también está escrita con su sangre […] Pensamos que tenemos que obligarnos a pensar, a analizar, a
de 1994, Convención Nacional Democrática): «Quiero pedir permiso a ustedes para que las tropas zapatistas reflexionar, a criticar, a buscar nuestro paso propio, nuestro modo propio, en nuestros lugares y en nuestros
que se encargan de la seguridad de todos nosotros les presenten el saludo zapatista. En la punta de los tiempos […] Por eso, nosotras, nosotros las y los zapatistas, no nos cansamos de decir, organícense,
fusiles zapatistas verán una cinta blanca. Significa la vocación que anima su andar, significa que no son organicémonos, cada quién en su lugar, luchemos por organizarse, trabajemos por organizarse, pensemos
armas para enfrentarlas a la sociedad civil. Significa, como todo aquí, una paradoja: armas que aspiran a ser por empezar a organizar y encontrémonos por unir nuestras organizaciones por un Mundo donde los
inútiles». Cf. Deleuze/Guattari, op. cit., 2010; pp. 404; 422; 405: «Existe un gusto esquizofrénico por la pueblos mandan y gobierno obedece. En resumen: como dijimos antes, como decimos ahora: votes o no
herramienta: que la hace pasar del trabajo a la acción libre; y un gusto esquizofrénico por el arma: que la votes, organízate».
62
hace pasar como medio de paz, de conseguir la paz. Es a la vez una respuesta y una resistencia […] Vuelven a Cf. Deleuze, G.; op. cit., 2005; pág. 216: «Devenir desorganizado meticulosamente. Una vía superior, o lo
surgir hombres de guerra, con muchas ambigüedades: todos aquellos que conocen la inutilidad de la que Nietzsche llamaba la ‘gran Salud’. Deshacer la significación y las interpretaciones, no para devenir una
violencia, pero que son adyacentes a una ‘máquina de guerra’ a recrear, de respuesta activa y revolucionaria especie de estúpido, sino para hacer una verdadera experimentación, para devenir un experimentador.
[que] tiene por objeto no la guerra, sino el trazado de una línea de fuga creadora […] dirigida contra el Finalmente devenir un nómada, aun sobre el mismo lugar, deshacer los puntos de subjetivación. Todo esto
Estado, y contra la axiomática mundial expresada por los Estados. […] No resucitan viejos mitos o figuras es extremadamente difícil. No basta con fugar para producir un nómada, no basta dejar de interpretar para
arcaicas, son la nueva figura de un agenciamiento trans-histórico (ni histórico ni eterno, sino intempestivo)» devenir un experimentador, y sobre todo no basta con desorganizar el organismo para devenir un cuerpo
(§Tratado de Nomadología: la máquina de guerra). sin órganos con cosas que pasen sobre él. Cada vez esto puede ser la muerte».
61 63
Palabras del Subcomandante Insurgente Moisés, Sobre las Elecciones: organizarse (3 de mayo de 2015): Palabras del Subcomandante Insurgente Marcos en la "Plática con los miembros de la Caravana que
«En estos días, como de por sí cada que hay esa cosa que llaman “proceso electoral”, escuchamos y llegaron al Caracol de La Garrucha" (2 de agosto de 2008): «¿Cómo empezó todo? Hace 24 años, casi 25,
miramos que salen con que “el EZLN llama a la abstención”, o sea que el EZLN dice que no hay que votar. llegó un pequeño grupo de urbanos, o de ‘ciudadanos’ como les decimos nosotros, no a esta parte de la

18 Eso y otras tonterías dicen, que de balde tienen cabeza grande, que ni estudian siquiera la Historia, ni
siquiera buscan. Y eso que hasta hacen libros de Historia y biografías y cobran por esos libros. O sea que
cobran por decir mentiras. Como los políticos. Claro que ustedes lo saben que a nosotr@s ni nos interesan
selva, sino mucho más adentro, lo que ahora se conoce como la Reserva de Montes Azules. En esa zona no
había nada, más que animales salvajes de cuatro patas y animales salvajes de dos patas que éramos
nosotros. Y la concepción de ese pequeño grupo —estoy hablando de 1983-1984, o sea hace 24 o 25 años—
esas cosas que hacen los de arriba para tratar de convencer a la gente de abajo de que la toman en cuenta. era la tradicional de los movimientos de liberación en América Latina, es decir: un pequeño grupo de
Como zapatistas que somos no llamamos a no votar ni tampoco a votar. Como zapatistas que somos lo que iluminados que se alza en armas contra el gobierno. Y eso provoca que mucha gente los siga, se levante, y se
hacemos, cada que se puede, es decirle a la gente que se organice para resistir, para luchar, para tener lo tumbe al gobierno, y se instale un gobierno socialista. Estoy siendo muy esquemático, pero básicamente es
que se necesita. Ustedes lo saben que en varias comunidades en las que estamos, pues hay gente que no es lo que se conoce como la teoría del “foco guerrillero” […] No se trataba sólo de que era un ejército
zapatista, sino que están así sin organizarse, mal viviendo y esperando a que el mal gobierno le va a dar su mayoritariamente compuesto por indígenas. Mayoritariamente… me estoy cubriendo porque, en realidad,
limosna para sacarse foto que el Gobierno es bueno. […] Y se pelean entre ellos, en veces mismo entre de cada 100 combatientes, 99 eran indígenas y uno era mestizo. No sólo eso, sino que ese ejército y su
familiares se pelean. ¿Por qué se pelean? —Pues por ver quién los va a mandar, a quién van a obedecer, concepción sufrió una derrota en su planteamiento iluminador, su planteamiento de dirección, caudillista,
quién les va a dar órdenes. Y piensan que si gana tal color, pues los que apoyaron ese color van a recibir más revolucionario clásico, donde un hombre, o un grupo de hombres, se convierte en el salvador de la
limosna. Y entonces lo vemos que dicen que son muy conscientes y decididos de ser partidistas, y a veces humanidad, o del país. Lo que pasó, entonces, es que ese planteamiento fue derrotado a la hora que
hasta se matan entre sí por un pinche color. Porque es el mismo que ya manda el que quiere cargo, a veces confrontamos a las comunidades y nos dimos cuenta, no sólo que no nos entendían, sino que su propuesta
revolucionarios) sin aspirar a tomar el poder del Estado, y por lo tanto, una completa autonomía y autogestión que nos reenvía fantásticamente a la teoría y a la práctica
resignificación en el EZLN, las YPJ e YPG de lo que significa un “grupo-guerrilla”; — teórica de Líneas de fuga:
trabajando colectivamente, co-organizando, conectando, contra-informando (medios
alternativos, «los tercios compas», como ellos les dicen) desde abajo y por abajo y a la «La auto-gestión no puede ser sinónimo de un cierre sobre territorialidades
izquierda, de forma multi-centrada, etc. (ver punto 1). Toda su concepción política celosas unas de otras (la familia, la comunidad, el Partido, la raza). Al
fundamental del «mandar-obedeciendo», con cargos revocables, rotativos y de a grupos contrario, auto-gestión es desterritorializar, abrirse sobre una perspectiva de
de trabajo en todas las áreas de trabajo y no sólo en la política (y el hecho de que quienes gestión planetaria no centralizada, multiplicando los centros de decisión y
realizan trabajos de organización al nivel político no reciben dinero porque no son cargos liberando energías libidinales que permanecen prisioneras de investimentos
rentados). —todo aquello que Foucault en su introducción al Anti-Edipo («a la vida no raciales, nacionales, falocráticos, etc. La auto-gestión debe tener en cuenta las
fascista») postulaba como “no enamorarse del poder”. Toda su forma de organización condiciones de una micro-política del deseo, a la vez indisociables de una
política a gran escala, una macro-política que concierna al conjunto de las
que irrumpe, también en este punto, como “Tercera vía” entre “el reformismo sin
luchas de clases» 65.
horizonte revolucionario” y los “movimientos revolucionarios sin acción inmediata en la
64
vida cotidiana” (sin prácticas micro-políticas) . En fin, su modo de praxis colectiva de
Aquella fuga respecto de antiguas concepciones centralistas y vanguardistas se operó
casi exactamente del mismo modo en la experimentación política del Confederalismo
Democrático de lxs kurdxs 66.
era mejor. No les estábamos enseñando a nadie a resistir. Nos estábamos convirtiendo en alumnos de esa
escuela de resistencia de alguien que llevaba cinco siglos haciéndolo. Los que venían a salvar a las
comunidades indígenas, fueron salvados por ellas». Toda esta cita es interesante para pensar el modo de privada de los medios de producción, circulación y consumo, tiene ya una lógica que invade todos los
organización de la lucha armada setentista guevarista (no peronista), específicamente el PRT-ERP, que si rincones de la sociedad y debe ser combatido en todos los lugares».
65
bien no se definía a sí misma como un movimiento “foquista”, sí seguían la recta y vertical línea del Cf. Guattari, F., op. cit., 2013; pág. 145.
66
“centralismo democrático”, con toda la estructura jerárquica de partido del marxismo-leninismo, su aparato Cf. Palabras de Melike Yasar en la mesa La revolución de las mujeres y el pueblo kurdo (el 10 de junio de
de cuadros (medios, altos, ‘probados’, etc.) y militantes, sus líneas jerárquicas de mando, comités centrales, 2015, Bs. As.): «El PKK nació con la perspectiva de crear un Estado independiente, con una perspectiva
ejecutivos, buró político, etc. Para un análisis de las resistencias y sumisiones de las mujeres dentro de estos socialista y marxista. La convicción de una independencia nacional y socialista fue muy fuerte, —mientras
esquemas de organización, ver por ejemplo: Diana, M., Mujeres Guerrilleras. Sus testimonios en la militancia que hoy el PKK critica fuertemente el "Estado nacional" y el modelo de un "Estado" socialista, avanzando
de los setenta, y Mattini, L., Los Perros 2. Memorias de la rebeldía femenina en los ´70. hacia la construcción de una sociedad ambientalista, equitativa en cuanto a la cuestión de género, y
64
Palabras del Subcomandante Insurgente Marcos, "Ni el centro ni la periferia, I" (dic. 2007): «Las grandes democrática [Confederalismo Democrático]. El Estado nacional no es una alternativa». Cf. asimismo,
transformaciones no empiezan arriba ni con hechos monumentales y épicos, sino con movimientos Haddad, A. & Albani, L., op. cit., 2014, pp. 16; 87-89: «El PKK surge en 1978 de un grupo de jóvenes
pequeños en su forma y que aparecen como irrelevantes para el político y el analista de arriba. La historia no universitarios del Kurdistán anexado por Turquía. En su origen, el PKK es de ideología marxista-leninista.
se transforma a partir de plazas llenas o muchedumbres indignadas sino a partir de la conciencia organizada Basado en esas ideas, el PKK se propone librar al Kurdistán del colonialismo y establecer un Estado
de grupos y colectivos que se conocen y reconocen mutuamente, abajo y a la izquierda, y construyen otra independiente. Para ello, el 15 de agosto de 1984, un grupo armado encabezado por Abdullah Öcalan realiza
política. Habría, creemos nosotros, nosotras, que desalambrar la teoría, y hacerlo con la práctica»; cf. su primera acción armada atacando dos cuarteles turcos. Desde entonces, la guerrilla del PKK sigue afincada
asimismo, "Ni el centro ni la periferia, V" (dic. 2007): «Las luchas anti-sistémicas no deben circunscribirse en las montañas que cosquillean las fronteras de Irak, Irán y Turquía. […] En 1998 el PKK finalizó varios años
únicamente a lo que los ortodoxos llaman la infraestructura o base de las relaciones sociales capitalistas. de discusiones y redefinieron su carácter socialista, que denominaron Confederalismo Democrático. Esta

19 Que sostengamos que el núcleo central del dominio capitalista está en la “propiedad de los medios de
producción”, no significa que ignoremos (en el doble sentido de desconocer y de no darle importancia) los
otros espacios de dominio. Es claro para nosotros que las transformaciones no deben enfocarse sólo a las
ideología convoca a abolir los Estados-naciones, vivir en comunidad, impulsar el cooperativismo y barrer con
las convenciones sociales, fundamentalmente las asociadas al machismo. Explica [el comandante] Harun:
“Empezamos con el objetivo de crear un Kurdistán independiente, no dejamos este objetivo de un Kurdistán
condiciones materiales. Por eso para nosotros no hay la jerarquía de ámbitos; no sostenemos que la lucha unido y libre, pero para liberar al pueblo kurdo hacemos un cambio estratégico. A eso lo llamamos el
por la tierra es prioritaria sobre la lucha de género, ni que ésta es más importante que la del reconocimiento Kurdistán confederal. […] Nuestro objetivo es crear un Oriente Medio confederal. Tenemos diferencias con
y respeto a la diferencia. Esto es la base de nuestra ‘Sexta Declaración de la Selva Lacandona’»; Cf. los partidos nacionalistas kurdos porque ellos buscan la solución creando un Estado-nación y nosotros
finalmente, "Preguntas y respuestas como caminos. Frente a una lata" (Mesa redonda en el CIDESI, 19 de proponemos la vida comunal, autónoma, regional y local, y a partir de eso crear una confederación”. […]
julio de 2007): «Podrán cambiarse los hábitos de consumo de una sociedad, o las formas y medios para Harun rememora que en 1998, cuando el PKK efectuó su ‘Sexto Congreso’ en el que surgió una nueva visión
circular las mercancías, pero si no cambia la propiedad de los medios para producir, si no desaparece la política táctica y estratégica: “Teníamos dos soluciones: guardar nuestra ideología clásica y dejar el
explotación del trabajo, el capitalismo seguirá vivo y actuante. […] La problema del capitalismo es que unos socialismo, o transformar el socialismo en el socialismo comunitario. Elegimos la segunda ideología y la
pocos son dueños de todo y unos muchos son dueños de nada, y eso debe cambiar, ponerse de cabeza, llamamos Confederalismo Democrático. Gracias a esta transformación ganamos más fuerza porque damos
subvertirse, “vueltearse”. O sea que los zapatistas deciden ser anticapitalistas atacando la propiedad de los una respuesta a las necesidades de los pueblos. Por ejemplo, la unidad de estas comunidades tiene su
medios de producción. […] Pero aún así no basta. Aunque la base material del capitalismo es la propiedad propia autodefensa, diplomacia, su economía soberana y autosuficiente, su propia autoadministración e
5) Su línea de fuga/resistencia respecto del capital-dinero como diagramador de las como parte de la palabra política-ética-estética, el hecho de que las paredes de todas las
relaciones sociales y económicas, que se ve en varios aspectos; por ejemplo, las sanciones construcciones en todos los pueblos rebosen de pinturas, murales hiper-coloridos (que
70
a los delitos no son castigadas con “fianza” (dinero); su “sistema bancario autónomo” — producirían espanto en Goethe) también como fusión entre el plano estético, ético y
Banco Popular Autónomo Zapatista (BANPAZ)— está organizado completamente al revés: político. Yendo al plano político, las “Declaraciones de la Selva Lacandona” del EZLN y
no es lo bancario/financiero lo que impone sus reglas al trabajo y a la producción sino que todos los discursos zapatistas, que son más cercanos al “programa” experimental del
71
son la producción y el trabajo colectivo los que imponen las reglas al dinero, al ahorro, a sado-masoquismo que a los serios programas de la izquierda marxista ortodoxa o
los flujos de dinero, de financiación, etc. El Subcomandante Insurgente Moisés cuenta un tradicional (sin que ello redunde en un vaciamiento del sentido anti-capitalista y
ejemplo que revela cómo funciona esa lógica: en una comunidad un padre pide dinero al revolucionario): ora siguen la línea del Manifiesto del Partido Comunista y ora hacen una
Banco para operar a su hijo; el hijo no pasa la operación y muere. El Banco considera que apelación a lo intergaláctico y mutante y rechazan abiertamente agenciarse con
el préstamo no cumplió el fin/sentido para el que existió, entonces el padre no debe movimientos de Partido, —expresando experimentaciones colectivas, caminos tentativos
devolver el dinero. La deuda con el Banco se extingue junto con la vida del joven que a seguir, modos probables o posibles de organización colectiva agenciados sobre los
falleció. O incluso su forma de organizarse “sin sistema carcelario”, su modo de deseos de la comunidad y los pueblos, y que implican más bien “precedentes” de acción-
administrar y concebir los delitos de violación, robo, insulto, chismes, separaciones de experimentación. Lo que nos lleva al último punto que encontramos:
67
pareja, violencia contra la mujer, etc. 7) Su modo particular y creativo de analizar el contexto local, de caracterizar los
6) Su delirio discursivo creativo que no excluye de ante mano ningún modo de acontecimientos políticos nacionales e internacionales desde la perspectiva de la potencia
semiotización (el «quién», el sujeto, tampoco preexiste a sus modos de semiotizar y de y de las fuerzas (que tampoco están dadas de antemano); es decir, no atados a dogmas,
68
producción de signos sino que es una resultante derivada de los mismos) : gestos dialécticas teleológicas, pragmatismos coyunturalistas propios de la peor realpolitik
irreverentes impensables desde la perspectiva de un político popular “serio” (el Sub. (siniestra moneda corriente mundial). Lo escuchamos al Sub. Marcos en el stop-motion,
Galeano haciendo ‘fuck you’ a los medios), las forma de vestirse o adoptar accesorios en el momento en que hablaba frente a decenas de miles de personas en el Zócalo del
(últimamente, la mano esquelética y el parche pirata) 69, la escritura de cuentos/fábulas D.F. (¿el equivalente a nuestra Pza. de Mayo?) allá por el 2006: «Nos están criticando, que
por qué los zapatistas estamos sacando esta palabra de “rebelión”, que si no tomamos en
cuenta la “correlación de fuerzas”… Compañeros, los zapatistas, las zapatistas, siempre
instituciones culturales. Es una sociedad más fuerte y organizada, estamos comprobando que sin Estado y nos hemos cagado en la correlación de fuerzas». Y luego el argumento recurrente de los
con nuestra propia fuerza autónoma podemos crear dinámicas más democráticas. Sobre estos principios la
propios zapatistas: si uno miraba el contexto histórico, 1994 era el peor momento para
sociedad puede existir y desarrollarse. Estamos mostrando al mundo que sin tomar el control del Estado 72
podemos hacer todo esto”». que un ejército indígena se levantase en armas contra el Estado democrático ; y sin
67
Palabras del compañero Ebigael (autoridad comunitaria zapatista) en el "Segundo Encuentro de los
pueblos Zapatistas con los pueblos del mundo" (23 de julio de 2007): «Tenemos un Reglamento Interno
70
aprobado por nuestros pueblos zapatistas y en los Municipios Autónomos [MAREZ]. A veces no lo utilizamos Cf. el Esbozo de una teoría de los colores (trad. Rafael Cansinos Asséns), en Obras Completas, Tomo I,
o a veces sí lo utilizamos (como una guía) para resolver estos tipos de problemas que son los delitos Aguilar, México: 1991; pp. 589; 594, §774-75; §835. Allí Goethe desacredita —por ser inarmónicas, carentes
comunes, como son los chismes, pleitos familiares, los divorcios que a veces suceden ––para estos de toda armonía natural— completamente el colorido múltiple, variopinto, de la pintura «abigarrada»
problemas no usamos a la fuerza nuestro “Reglamento Interno” si se pueden llegar a resolver propia de la percepción (y de la creación) infantil, que no es sino la misma que la de «los pueblos primitivos»

20 pacíficamente, por ejemplo, perdonándose entre ambas partes. En otros casos hay delitos graves, por
ejemplo, robo, violación, amenazas, despojo y homicidio. Esos son los delitos graves que nosotros vemos. En
ellos sí es necesario usar nuestro “Reglamento Interno” para sancionar y castigar al compañero que hizo
sin cultura. Hay toda una micro-política en la Historia de la Óptica y la Armónica (las ciencias del ojo y del
oído que estudian las condiciones de posibilidad de la audio-visión).
71
Cf. Guattari, F., op. cit., 2013; pág. 104, nota 13: «Este término de ‘programa’ no es empleado aquí en el
estos delitos. Pero queremos aclararles que en los castigos y sanciones NO manejamos dinero...; más bien sentido en que se habla, por ejemplo, del «Programa común de la izquierda», sino en el sentido en que los
castigar al compañero o compañera es haciendo trabajos colectivos en beneficio del pueblo y del municipio. sadomasoquistas hablan de programa, es decir de medio de referencia para conducir una experimentación
Y además, en nuestra lucha zapatista de hacer la Justicia, NO manejamos las cárceles»; cf. asimismo las que excede de todas partes sus propias «previsiones», de allí el misterio y la fascinación, la impresión de
palabras de la compañera Martha. «nunca visto», a pesar del carácter ritualizado de las fases programadas. En la música contemporánea, se
68
Cf. Deleuze, G.; op. cit., 2005; pág. 254: «Hay que llamar a la producción de inconsciente o de enunciados habla igualmente de «música de programa» cuando una parte importante es reservada a los ejecutantes y el
por lo que es: es siempre una revolución. En cualquier dominio, el periodo revolucionario se puede definir texto ya solo da grandes indicaciones, direcciones generales de trabajo». También el “Balance-programa
por el hecho de que se producen nuevos enunciados; y a través de ellos no se libera una carga de para máquinas deseantes” al final del Anti-Edipo.
72
inconsciente, se produce. Esto se acompaña de una formidable liberación de bloques de infancia». Piénsese en la caterva reaccionaria (de ayer y hoy) de argumentos, publicaciones, opiniones,
69
Sería interesante confrontar esto con aquello del “manco” y el “tuerto” en Mil Mesetas, §Aparato de intelectualizaciones, filosofismas, sobre el papel y las decisiones del PRT-ERP durante el gobierno
captura. democrático de Cámpora; aún hoy se agita, por cierto, la teoría de los ‘dos demonios’. En este sentido, vale
embargo lo hicieron, tuvieron-que hacerlo y lo desearon, —aunque la coyuntura indicaba suicida diciendo que todo fue una gran “botarga” —ni metáfora, ni mera ‘muerte
“no alzarse”. Ahora bien, “nosotros nos cagamos”, al menos en el caso zapatista, indica no simbólica’ o significante—, para dar vida a un nuevo devenir, a una nueva función, una
una verborragia y pavoneo viril de político sino una palabra plegada sobre una conquista nueva «máquina de guerra» para nuevas funciones, etc., pero plegado sobre la
práctica de organización para la rebelión y de rebelión organizativa. Aún más: hace pocos reivindicación rebelde y sobre la denuncia: el nombre de Galeano, maestro de la escuela
meses y en el contexto del internacionalista Seminario sobre el pensamiento crítico frente zapatista cruel y vilmente asesinado por los para-militares enviados por el Estado
a la Hidra capitalista (realizado con el doble objetivo de intentar caracterizar la “crisis” “democrático” en 2014.
capitalista actual y de coordinar luchas internacionales), el propio Sub. Galeano pedía
(vimos la cita más arriba) la necesidad de «crear nuevos conceptos» para entender las ¿Cómo desterritorializar, revolucionar, fugar y crear “una nueva tierra” pero a la vez
luchas actuales (como la del pueblo kurdo) —¿o cómo acontecimientos revolucionarios respetando las singularidades de deseo? Es la pregunta de Deleuze&Guattari, también de
74
nuevos y prácticas colectivas nuevas habrían de ser analizadas con viejos conceptos que Foucault, de Nietzsche, pero ya de Marx&Engels, Bakunin y el anarquismo (y la Comuna
responden, ellos mismos, a viejas relaciones de poder y organización? Es la vuelta al «para de París, la España revolucionaria del ’36, etc.), de Rosa Luxemburgo y Emma Goldman, de
qué», al hecho de que siempre hay que volver a mapear, «volver a dibujar», y al «cómo», Volin, Archinov y los revolucionarios makhnovistas (y la Kronstadt del ‘21), del
porque la práctica y la experimentación son importantes, pero también «la reflexión autonomismo libertario y del Mayo del ‘68, etc. —imposible hacerlo sin atacar y modificar
propia sobre la práctica». radicalmente las actuales relaciones de poder y de producción, sin atacar la apropiación
Y cuando el capitalismo busca axiomatizar las luchas y los movimientos, re- privada de los medios de producción, circulación y consumo; pero tampoco sin
territorializarlas, comprarlas, capitalizarlas a su favor y haciendo que claudiquen (que «revolucionar a los revolucionarios» mismos, sin producir/experimentar otros modos de
75
detengan su movimiento creador haciéndolas estratificar en el polo libidinal reaccionario organización (relaciones) abiertos a su propio devenir . Pero teniendo siempre en cuenta
micro-fascista), o bien recurriendo al exterminio, ¿cómo no recomenzar o reforzar el que cuando la axiomática del Capital no puede re-territorializar, agitará siempre su
73
movimiento de rebelión? Entonces, por ejemplo, el Sub. Marcos anuncia su muerte , se aparato represivo, una y otra vez. No en vano es una serpiente Hidra venenosa
multiforme; pero ¿acaso el ‘grupo-guerrilla’ no lo es? Demencia reaccionaria-fascista
releer: "Por qué el ERP no dejará de combatir. Respuesta al Presidente Cámpora", 13 de abril de 1973; en De contra demencia esquizo-revolucionaria creadora (pero una lucha que se da en el medio y
Santis, D., A vencer o morir. Historia del ERP-PRT. Documentos. Tomo 1. Volumen 2, Nuestra América, Bs. A.: por el medio). Multiformidad depotenciante y criminal de la Hidra capitalista (que
2006; pp. 360-364. Confiamos, no obstante, que las diferencias de naturaleza y no meramente de grado, también es capaz de operar por rizomas) contra multiformidad multi-centrada del
entre el PRT/ERP y el EZLN/PKK/YPJ/YPG, quedan en este trabajo sobradamente evidenciadas.
73 emparrado organizativo autonomista y autogestivo, —pero revolucionario, emboscado
De allí que rechazamos las lecturas empobrecedoras y sacerdotales como las de Zizek (edipizantes,
psicoanalíticas en el peor sentido, centralizantes, deseosas de buscar y encontrar grandes líderes y
conductores de pueblos —pequeños Napoleones progresistas— por todos lados), en cuanto que son
incapaces de comprender los devenires, las mutaciones, las multiplicidades y singularidades: el devenir-
zapatista y sus devenires: devenir-mujer, Amazona (de las mujeres mismas y especialmente de los varones), qué); por ejemplo, remitiéndonos al concepto ya citado (ver nota 40) de Anómalo/Anomal [L'Anomal],
niño, animal, brujo, caracol, maíz, gato-perro, etc.; (en) dichas lecturas sólo pueden (re)producir(se) outsider (posición operativa y funcional en la manada, pero rotativa, aleatoria, browniana, como el caso de
caricaturas que ya no divierten a nadie (gastadas reterritorializaciones políticas del tipo mito del héroe/anti- los mosquitos o las moscas). Cf. por ejemplo (Mil Mesetas) las mesetas: §Devenir-intenso, devenir-animal,
héroe popular, viejas semióticas analíticas novelescas y cinematográficas del tipo “el camino del héroe” guía devenir-imperceptible… y §Tratado de Nomadología: La máquina de guerra”.

21
74
que debe traspasar duras pruebas hasta lograr su objetivo de conductor, etc.). El análisis reactivo del ‘tipo Palabas de la Comandanta Rosalinda en el "14 Aniversario del levantamiento armado" (1 enero de 2008):
Zizek’ emplaza toda una máquina de arborificación, de resonancia de un conjunto de puntos sobre un único «Utilizamos los colores rojo y negro, símbolo del pueblo trabajador en su lucha».
75
punto central-dominante (cristaliza todo lo que aquéllos voluntariamente buscan conjurar y hacer imposible Cf. Deleuze, G.; op. cit., 2005; pág. 132-33 «En el sistema capitalista todas las formas revolucionarias son
que surja: órganos fijos de poder); rostrifica lo a-subjetivo del zapatismo reterritorializándolo a los usos de como formas de descodificación que estallan pasando por debajo de las axiomáticas del orden. El problema
las redundancias políticas burguesas dominantes: congela todo movimiento múltiple y complejo bajo una con el que uno tropieza siempre es cómo hacer para que los movimientos de des-codificación, los
posición de eje central-agujero negro que dirige/dicta. «Tipo-Zizek»: calco tardío y arribista progre de la movimientos de desterritorialización, sean revolucionariamente positivos y no vuelvan a crear formas
actitud de un Antonio Lozano Gracia (Procurador General a las órdenes de Ernesto Zedillo) cuando en 1995 perversas o artificiales de familia, no vuelvan a crear a su manera especies de códigos y territorialidades. […]
rostrifica públicamente al pretendido “verdadero” Marcos, rotulándolo como el líder e ideólogo de todo, Cómo hacer pasar flujos descodificados, positivos y revolucionarios sin reconstituir familias perversas, sin
frente a toda la audiencia mundial). Persiguiendo un sentido analítico radicalmente opuesto, creemos que hacer una reterritorialización, una recodificación. Este es también el peligro de los grupos militantes. Al nivel
en todo caso sería interesante analizar bajo qué condiciones materiales y concretas, bajo qué del inconsciente, en sus relaciones con el campo social, la territorialidad de partido es un peligro
agenciamientos colectivos, bajo qué relaciones de producción deseante, aún sigue siendo posible la fundamental. ¿Cómo puede haber entre las personas un lazo revolucionario que movilice la libido, que
emergencia de una figura singular a-subjetiva (sea ora Marcos, ora Moisés, ora Ramona) en medio de todos movilice a Eros, al deseo, pero que no se deje encerrar de nuevo en las estructuras codificadas o
estos procesos de des-individuación, de des-subjetivaciones zapatistas (y cómo todo eso funciona allí, y para axiomatizadas de Edipo?».
(aunque siempre en devenir, nunca dados), y en plan de ‘guerra de guerrillas’ de contrario. Es perturbador: no hay máquina deseante que pueda
emancipación anti-capitalista. establecerse sin hacer saltar sectores sociales enteros. […] El deseo en
¿Cómo, entonces, no habrían de devenir el «cómo» revolucionario de las su esencia es revolucionario y ninguna sociedad puede soportar una
comunidades zapatistas (autonomismo y autogestión emparrada en 3 niveles de posición de deseo verdadero sin que sus estructuras de explotación,
autogobierno) y el «cómo» revolucionario del pueblo kurdo (confederalismo democrático) avasallamiento y jerarquía no se vean comprometidas […] Para una
grandiosos intentos intempestivos de construir nuevas tierras, y por lo tanto, de abrir sociedad tiene, pues, una importancia vital la represión del deseo, y
nuevos modos o procesos de subjetivación, de abrirnos a nuevas formas de humanidad? aún algo mejor que la represión, lograr que la represión, la jerarquía, la
explotación, el avasallamiento mismos sean deseados» 77.
«La revolución molecular no es hostil a los movimientos políticos,
«Nosotras hoy estamos felices de que nunca tuvimos un Estado-
reivindicativos o contestatarios clásicos. Simplemente, los hace huir de
nacional y nunca tendremos un Estado-nacional» 78.
lo interior y los abre sobre otros exteriores. […] Por tanto, son el
‘reformismo’ institucional sin horizonte revolucionario y los
«Los Estados ya no son en modo alguno los paradigmas
movimientos ‘revolucionarios’ sin praxis inmediata de la vida cotidiana
trascendentes de una sobrecodificación, sino los modelos de realización
aquellos que deben ser interpelados de manera conjunta. [Así,] el
inmanentes para una axiomática de los flujos descodificados. […] La
objeto del «militantismo» se desdobla: está del lado del campo de
‘nación’ se constituye a partir de flujos descodificados y
intervención, pero también del lado de los participantes. Se trata de
desterritorializados, y es inseparable del Estado moderno que
trabajar, de modo permanente, la ‘enunciación colectiva’ militante y no
proporciona una consistencia a la tierra y al pueblo correspondiente.
solamente los ‘enunciados’ producidos. Lo importante es jamás
[…] La ‘nación’ coincide con la operación de una subjetivación colectiva,
pretender guiar o interpretar las acciones. Cuando la enunciación
a la que corresponde el Estado moderno como proceso de
colectiva se malogre, cuando el grupo se encierre o tome una posición
subjetivación. Bajo esta forma de Estado-nación, con todas las
de liderazgo, entonces tales grupos preferirán disolverse. Su regla de
diversidades posibles, el Estado deviene modelo de realización para la
conducta, en efecto, es jamás reemplazar los procesos colectivos de
axiomática capitalista. Lo que de ningún modo quiere decir que las
enunciación del deseo y, por tanto, no apartarse de ninguna forma de
naciones sean apariencias o ‘fenómenos ideológicos’, sino, por el
semiotización que juegue un rol importante en la economía de deseo
contrario, las formas vivas y pasionales en las que se realizan
del campo social, sea que intervenga al nivel del individuo, del cuerpo,
fundamentalmente la homogeneidad cualitativa y la competencia
de un proceso de ideación, de percepción, etc., sea “comprensible” o
cuantitativa del capital» 79.
no, utilizable o no para «la causa»... […] Una revolución molecular,
adosada a las revoluciones molares, para desviar de sus fines
«No hay que confundir «minoritario» en tanto que devenir o
catastróficos a las sociedades capitalísticas, para volver a captar la
proceso, y «minoría», como conjunto o estado. […] Lo que define a una
economía de los flujos desterritorializados que ellas han logrado poner
‘minoría’ no es el número sino las relaciones internas al número [pues]
a su servicio, solo podrá ser permanente e instaurarse sobre todos los
se define como un conjunto no-numerable, cualquiera sea el número

22
frentes a la vez. ¡No solamente “capitalizará” todos los vectores de
de sus elementos. Lo que caracteriza lo in-numerable no es ni el
desterritorialización, sino que “cargará las tintas” sobre ellos, en la
conjunto ni los elementos, más bien es la conexión, el “y”, que se
medida en que se empeñará en deshacer las reterritorializaciones
produce entre los elementos, entre los conjuntos, y que no pertenece a
burguesas, entre las cuales conviene contar hoy todas las nostalgias
ninguno de los dos, que les escapa y constituye una línea de fuga. Pues
retros!» 76.
bien, la axiomática sólo maneja conjuntos numerables (incluso
infinitos), mientras que las minorías constituyen esos conjuntos
«Si el deseo es reprimido se debe a que toda posición ‘de deseo’, por
pequeña que sea, tiene motivos para poner en cuestión el orden
establecido de una sociedad: no es que el deseo sea asocial, sino al 77
Cf. Deleuze/Guattari; op. cit., 1995; pp. 121; 122.
78
Palabras de Melike Yasar en la mesa Feministas Latinoamericanas en Resistencia, en el marco del ‘30º
Encuentro Nacional de Mujeres’ (octubre de 2015, Mar del Plata).
76 79
Cf. Guattari, F., op. cit., 2013; pág. 143. Cf. Deleuze/Guattari; op. cit., 1995; pág. 461.
“difusos” no-numerables, no-axiomatizables, en resumen, esas imaginarse cómo sería un Estado-amazona, un Estado de las mujeres, o
"masas", esas multiplicidades de fuga o de flujo. […] Poco importa que bien un Estado de los trabajadores eventuales, un Estado del “rechazo”.
las minorías sean incapaces de constituir Estados viables desde el punto Si las minorías no constituyen Estados viables, cultural, política,
de vista de la axiomática y del mercado, puesto que a largo plazo económicamente, es porque ni la forma-Estado, ni la axiomática del
promueven composiciones que ya no pasan por la economía capitalista capital, ni la cultura correspondiente les convienen […] Al mismo
ni por la forma-Estado. Evidentemente, la respuesta de los Estados, o tiempo, el problema de las minorías es más bien acabar con el
de la axiomática, puede ser conceder a las minorías una autonomía capitalismo, redefinir el socialismo, constituir una máquina de guerra
regional, o federal, o estatutaria, en resumen, añadir axiomas. Pero capaz de responder a la máquina de guerra mundial, con otros medios.
precisamente ese no es el problema: esa operación sólo consistiría en […] Lo ‘indecidible’ es por excelencia el germen y el lugar de las
traducir las minorías en conjuntos o subconjuntos numerables, que decisiones revolucionarias. Lo indecible: es la coexistencia o la
pasarían a formar parte de la ‘mayoría’, que podrían ser contados en inseparabilidad entre lo que el sistema conjuga y de lo que no cesa de
una mayoría. […] Pero nosotros hablamos de otra cosa, que sin escaparle según líneas de fuga a su vez conectables. No hay lucha que
embargo no estaría regulada: las mujeres, los no-hombres, en tanto no se realice a través de todas esas proposiciones indecibles, y que no
que minoría, en tanto que flujo o conjunto no-numerable, no recibirían construya conexiones revolucionarias contra las conjugaciones de la
ninguna expresión adecuada al devenir elementos de la ‘mayoría’, es axiomática» 80.
decir, conjunto finito numerable. Lo propio de la minoría es ejercer la
potencia de lo no-numerable, —incluso cuando está compuesta de un «Los zapatistas sabemos que hay cosas para las que todavía no hay
solo miembro. Esa es la fórmula de las multiplicidades. […] Mujer: palabras, y entonces usamos las que tenemos. Pero sabemos bien que,
todos tenemos que devenirlo, ya seamos masculinos o femeninos. No- aunque no sepamos cómo nombrarlas, esas cosas existen y están ahí, y
blancos: todos tenemos que devenirlo, ya seamos blancos, amarillos o muchas de ellas son buenas y hay ahí dolores que ni siquiera
negros. —Una vez más, esto no quiere decir que la lucha al nivel de los imaginamos, pero también alegrías que todavía desconocemos. Porque
axiomas carezca de importancia; al contrario, es determinante (a los hay mundos que existen aunque no tengan nombre…» 81.
niveles más diferentes, lucha de las mujeres por el voto, el aborto, el
empleo; lucha de las regiones por la autonomía; lucha del Tercer
Mundo; lucha de las masas y de las minorías oprimidas en las regiones
del Este o del Oeste...). Pero, también, siempre hay un signo que
demuestra que esas luchas son el índice de otro combate coexistente.
[Por eso,] la potencia de las minorías no se mide por su capacidad de
entrar y de imponerse en el sistema mayoritario, ni siquiera por su
capacidad de invertir el criterio necesariamente tautológico de la
mayoría, sino por su capacidad de ejercer una fuerza de los conjuntos
no-numerables (por pequeños que sean) contra la fuerza de los

23 conjuntos numerables […] El problema no es en modo alguno el de la


anarquía o la organización, ni siquiera el de la centralización y la
descentralización, sino el de un cálculo o concepción de los problemas
relativos a los conjuntos no-numerables frente a una axiomática de los
conjuntos numerables. […] Pero, en la medida en que la clase obrera se
define por un estatuto adquirido, o incluso por un Estado teóricamente
conquistado, sólo aparece como “capital”, como una parte del capital
(capital variable), y no escapa al plan del capital. Como mucho el plan
deviene burocrático. En cambio, escapando al plan del capital, no
cesando de escapar a él, una masa deviene sin cesar revolucionaria y 80
destruye el equilibrio dominante de los conjuntos numerables. Es difícil Cf. Deleuze/Guattari, op. cit., 2010; pp. 291; 468; 473-76.
81
Palabras del Subcomandante Insurgente Marcos en la Mesa redonda en el CIDESI (julio de 2007).
1
24
«El rostro es una política». —Algunas notas dispersas sobre Cada Caracol está formado por varios Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas
(MAREZ); en el caso de “La Realidad”, son 4 MAREZ —en nuestro dibujo: M1, M2, M3,
la organización zapatista: el “mandar-obedeciendo”. O del M4— los que lo conforman (pero pueden llegar a 8 o 9): Gral. Emiliano Zapata; San Pedro
auto-gobierno y la auto-gestión. de Michoacán; Libertad de los Pueblos Mayas; Tierra y Libertad.
A su vez, cada MAREZ es un colectivo que agrupa muchas comunidades o pueblos
«Los rostros no son, en principio individuales: definen zonas (bases de apoyo zapatistas), por lo que cada MAREZ puede estar conformado, por
de frecuencia o de probabilidad, delimitan un campo que ejemplo, por 30 comunidades —en nuestro dibujo: A, B, C, D, E—. Las comunidades
neutraliza de antemano las expresiones y conexiones indígenas agrupan pueblos diversos: Tojolabales, Zoques, Tzetzales, Tzotziles, Mames,
rebeldes a las significaciones dominantes […] Hasta tal Choles, cada uno con su cultura y “sus modos” (de hablar, vestirse, bailar, etc). En el caso
punto, que si el hombre tiene un destino, ese sería el de
del Kurdistán, otro tanto: armenios, cananeos, surianíes, gitanos, lazes, arameos, bosnios,
escapar al rostro, deshacer el rostro y las rostrificaciones,
devenir imperceptible, devenir clandestino. […] Si el rostro árabes, turcomanos, beluchis, azeríes, entre otros.
es una política, deshacer el rostro también es otra política»
(Deleuze/Guattari, 1981). 4 Niveles de los Trabajos Colectivos: los trabajos colectivos se hacen en todos los
niveles coordinándose unos colectivos con otros, empezando por el nivel local, que se
Tomamos como ejemplo el mismo que utilizamos en nuestro stop-motion conecta con los trabajos al nivel regional, que a su vez se conecta con los trabajos que se
audiovisual: el Caracol de «La Realidad. Madre de los caracoles del mar de nuestros hacen en todo el Municipio (municipal), y finalmente con todo el Caracol (zonal).
sueños», que abarca la zona de la ‘Selva Fronteriza’ (Ocosingo y Marqués de Comillas). No
obstante, a este dibujo —«emparrado» y fractal, cuyas líneas organizativas están abiertas «Entonces lo que hacen los compas es: “Bueno, nos vamos a poner de
acuerdo, tantos días vamos a hacer el trabajo colectivo todos, y tantos días
al Afuera (a nuevas vibraciones que las atraviesan de lado) y se relanzan unas en otras sin
tenemos para nosotros. Y el trabajo colectivo que se hace, se hace a nivel
cerrarse ni cristalizar nunca del todo, burocráticamente— deben agregársele otros 4 más,
pueblo (o sea, local/comunidad), se hace a nivel regional (es donde ya están
correspondientes cada uno a los 4 Caracoles restantes (Morelia; La Garrucha; Roberto agrupados 40, 50, 60 pueblos —a eso le decimos “región”—), y luego se
Barrios; y Oventic). En total, se trata de un agenciamiento colectivo gigante de 5 Caracoles hace a nivel municipal (a veces junta 3, 4,5 regiones, y ya ese es el MAREZ).
que incluye a millones de zapatistas y no zapatistas que viven en ellos, por lo que este Y cuando decimos trabajo colectivo de zona, son todos los municipios que
dibujo-mapa debe visualizarse multiplicado e interconectado con otros 4 iguales a él. hay en un Caracol. Entonces ya son cientos y cientos de pueblos cuando se
Un Caracol es un gran colectivo formado por otros colectivos (Municipios), que a su habla de zona, y cuando se habla de municipio son decenas de pueblos» 82.
vez están formados por otros colectivos (comunidades o pueblos o bases de apoyo), en las
que a su vez las, los, loas zapatistas que viven allí realizan todos los trabajos y actividades «Entonces, el chiste es, como ayer estábamos diciendo, es que no nos
diversos de la comunidad organizándose en otros tantos grupos colectivos de trabajo, dejamos. Somos muy tercos, somos muy necios. No lo abandonamos.
divididos por áreas —por ejemplo (y esto varía en nombre, número y ‘modos’ según lo Buscamos la salida, aconsejando, dando aclaraciones, explicaciones pues, y
así vamos a seguir. Los trabajos colectivos que estamos platicando, eso es

25
que se decida en cada comunidad o pueblo), están las áreas de: educación, salud,

1 comercio, producción, proyectos, tránsito, DDHH, agraria, justicia. Y cada área de trabajo
tiene comisarios y comisarias responsables a cargo, cuyas funciones (como todos los
lo que nos ha ayudado mucho, y de esas dos forma, de que el mes se
divide, 10 días para el trabajo colectivo, 20 días para el trabajo de la familia.
Cada quién se pone de acuerdo. Otro dice: “No, 5 días para el trabajo
cargos) son rotativas, grupales.
Es decir, podríamos decir que hay 3 niveles de organización colectiva de las colectivo y 25 días para la de la familia”. Cada quién se pone de acuerdo, ya
autoridades de auto-gobierno, que se pliegan uno sobre otro como colectivos que se van sea pueblo, o sea comunidad, ya sea región, ya sean municipios autónomos
o como zona. Esos son cuatro niveles de cómo se trabajan los trabajos
incluyendo unos a otros pero a su vez conformándose unos en otros y unos con otros,
colectivos, o sea, son cuatro niveles de asambleas, podemos decir así, de
rotando, mezclándose (son horizontales y abiertos). Y simultáneamente hay 4 niveles de
organización de los trabajos colectivos. Aunque lo fundamental, en última instancia, no es
tanto la cantidad de niveles como el modo mismo de la organización (cualitativo) que los 82
Palabras del Subcomandante Insurgente Moisés, “Economía-política desde las comunidades, I” (4 de
atraviesa a todos. mayo de 2015), en: El pensamiento crítico frente a la hidra capitalista. Participación de la Comisión Sexta del
EZNL, pp. 77-97.
cómo se ponen de acuerdo pues. Entonces esto, lo que les platicamos, período, las futuras autoridades ya se empiezan a “entrenar”, de modo que ambos
compas, lo que nos da la fuerza es porque estamos organizados. Y estamos períodos están fusionados y conectados). También se realizan Asambleas Ordinarias cada
organizados en todo y bajo un solo pensamiento, porque es que nos 3 meses con los representantes de los Consejos Municipales, las autoridades zonales, los
recordamos entre todos nosotros, es que aquí nosotros tenemos que responsables de las distintas áreas de trabajo, para diagnosticar, proponer, analizar,
resolver ya. Ya no vamos a estar pensando de nadie, ni del gobierno ni definir presupuestos, etc.
nadie» 83.
Cuando los zapatistas dan muerte a los Aguascalientes (el primero de los cuales, en
3 Niveles de auto-gobierno: en todos los casos y funciones, las autoridades de auto- Guadalupe Tepeyac, fue destruido por el Ejército) y crean su nueva organización de auto-
gobierno son revocables, rotativas, y en cada función debe haber hombres y mujeres en gobierno, los Caracoles, en el primer período de funcionamiento de las JBG (2003 a 2006)
número parejo. A su vez hay lo que los zapatistas llaman Comisión de Vigilancia, cuya hubo 8 integrantes, 7 varones + 1 mujer (2 equipos de 4 personas que se turnaban cada
tarea es la de control del trabajo de auto-gobierno, revisar las cuentas, el uso y el destino 15 días consecutivamente durante los 3 años). En el segundo período de funcionamiento
del dinero público, los balances o anotaciones de gastos, etc. de las JGB, hubo 12 integrantes: 6 varones + 6 mujeres (2 equipos de 6). En el tercer
• Primer Nivel (Local): En cada una de las comunidades y pueblos (A, B, C, D, E) se período de funcionamiento de las JGB, hubo 24 integrantes: 12 varones + 12 mujeres (2
realizan asambleas y se votan autoridades (Agentes y Comisariados locales) para cada una 84
equipos de 12) .
de ellas.
Colectivo audio-visual Moi Non Plus, 2015.
• Segundo Nivel (Municipal): Las distintas comunidades y pueblos se juntan en una
Asamblea General de los Pueblos, para votar autoridades de un nivel superior de
autogobierno (Consejos Municipales, síndicos, regidores, jueces). Los Consejos van a
coordinar y controlar todos los trabajos de todas las áreas (coordinados con todas las
autoridades del Nivel 1) que se realizan en las comunidades que integran su MAREZ. Las
prácticas y procesos de decisión y elección colectivas/asamblearias de los Niveles 1 y 2
hay que multiplicarlos, en cada caso, en función de la cantidad de MAREZ que integren un
Caracol; por en el caso del Caracol de “La Realidad”, todo esto hay que pensarlo
multiplicado por 4.

• Tercer Nivel (JBG): Las autoridades de todos los Consejos Autónomos se juntan en
una Asamblea General de Consejos Municipales para votar a las autoridades máximas de
autogobierno, que son las y los integrantes de las Juntas de Buen Gobierno, que van a
coordinar todos los trabajos de todos los Consejos, y la ayuda (p. ej. financiera o

26
2
donaciones) que viene de afuera, y cómo distribuir y coordinar los recursos de forma
equilibrada entre todas las comunidades. Las autoridades se organizan en 2 equipos de
trabajo que se turnan cada 15 días, y cada uno toma distintas áreas de trabajo. Los cargos
duran 3 años. 1 año antes de que finalicen los cargos, se deben nombrar/votar al menos 1
compañero por MAREZ para que empiece a trabajar y a aprender el trabajo de las JBG (la
lógica de reemplazo de autoridades no funciona de forma que a los 3 años todos se van y
son reemplazados por otra camada de autoridades, sino que 1 año antes de que finalice el
84
Cf. lista somera de textos producidos por lxs zapatistas: Resistencia y Autonomía. La libertad según l@s
83
Palabras del Subcomandante Insurgente Moisés, “Economía-política desde las comunidades, II” (5 de zapatistas. / Gobierno Autónomo I y II. La libertad según l@s zapatistas. / Participación de las mujeres en el
mayo de 2015), en: El pensamiento crítico frente a la hidra capitalista. Participación de la Comisión Sexta del Gobierno Autónomo. / EZLN. Documentos y Comunicados. 5 Tomos. / EZLN-CCRI. Comunicados (2012-
EZNL, pp. 97-109. 2013). / El pensamiento crítico frente a la hidra capitalista. Participación de la Comisión Sexta del EZNL.
«No se trata de liberar el trabajo, sino de abolirlo. […] La .
transformación de los poderes (relaciones) personales en
materiales por obra de la división del trabajo no puede
revocarse quitándose de la cabeza la idea general acerca de
ella, sino haciendo que los individuos sometan de nuevo a su
mando estos poderes materiales y supriman la división del
trabajo. Y esto no es posible hacerlo sin la comunidad.
Solamente dentro de la comunidad con otros tiene, todo
individuo, los medios necesarios para desarrollar sus dotes en
todos los sentidos; —solamente dentro de la comunidad es
posible, por tanto, la libertad personal. En los sustitutivos de
comunidad que hasta ahora han existido (en el Estado, etc.), la
libertad personal sólo existía para los individuos
desarrollados dentro de las relaciones de la clase dominante y
sólo tratándose de individuos de esta clase. La aparente
comunidad en que se han asociado hasta ahora los individuos
ha cobrado siempre una existencia propia e independiente
frente a ellos y, por tratarse de la asociación de una clase en
contra de otra, no sólo era, al mismo tiempo, una comunidad
puramente ilusoria para la clase dominada, sino también una
nueva traba. Dentro de la comunidad real y verdadera, los
individuos adquieren, al mismo tiempo, su libertad al
asociarse y por medio de la asociación. […] Rafael, ni más ni
menos que cualquier otro artista, se hallaba condicionado por
los progresos técnicos del arte logrados antes de venir él, por
la organización de la sociedad y la división del trabajo dentro
de su localidad, y finalmente por la división del trabajo en
todos los países con los que su localidad mantenía relaciones
de intercambio. El que un individuo como Rafael desarrolle su
talento depende enteramente de la demanda, la que, a su vez,
depende de la división del trabajo y de las condiciones de
cultura de los hombres, que de ello se derivan. […] La
concentración exclusiva del talento artístico en individuos
únicos y la consiguiente supresión de estas dotes en la gran
masa es una consecuencia de la división del trabajo. Si,
incluso en ciertas condiciones sociales, cada cual pudiera
llegar a ser un pintor magnífico, esto no excluiría, ni mucho

1
menos, el que cada cual fuese un pintor original. […] En una
sociedad comunista, no habrá pintores, sino, a lo sumo,
hombres que, entre otras cosas, se ocupan también de pintar»

(Marx y Engels, La ideología alemana; año1845/46).


«Según la tesis libertaria, el mismo pueblo trabajador, por
medio de diversos organismos de clase (comités de fábrica,
sindicatos industriales y agrícolas, cooperativas, etc.),
federados por sus necesidades efectivas, debe aplicarse a la
solución de los problemas constructivos de la revolución. […]
Ningún partido, agrupación política o ideológica, que se
coloque por encima o fuera del pueblo para gobernarlo o
guiarlo, logrará jamás emanciparlo (aunque lo desee
sinceramente). La emancipación efectiva no podrá obtenerse
sino por una actividad directa, vasta e independiente de los
interesados (de los trabajadores mismos) […] sobre la base de
una acción concreta y de una auto-administración; ayudados
pero no gobernados por los revolucionarios que obran en y no
por encima de la masa y de los organismos profesionales,
técnicos, defensivos u otros. Toda agrupación política o
ideológica que buscase guiar a las masas hacia su
emancipación por la vía política y gubernamental seguiría un
falso camino, conduciría a un fracaso y concluiría fatalmente
por instaurar un nuevo sistema de privilegios económicos y
sociales, —provocando de este modo el retorno, bajo aspecto
distinto, a un régimen de opresión y de explotación de los
trabajadores que sería otra variedad del capitalismo, en lugar
de ayudar a que la revolución sea realmente emancipadora.
[…] Esa sociedad futura será incompatible con lo que
actualmente se llama ‘Estado’. Aprovecho la ocasión para
remarcar que numerosos autores yerran al admitir sólo dos
definiciones hasta ahora aceptadas: o Estado (que ellos
confunden con la sociedad), o la libre concurrencia
desordenada y la lucha caótica entre individuos o grupos de
individuos. Consciente o inconscientemente, omiten una
tercera eventualidad, que no sería ni un Estado, ni una
aglomeración cualquiera de individuos, —sino una sociedad
basada en relaciones libres entre toda clase de asociaciones
federaciones, de consumidores, de productores»

(Volin, La revolución desconocida. 1917-1921; año 1940).


2