Anda di halaman 1dari 4

ES https://nyti.

ms/2pLbEF2

NOTICIAS | TECNOLOGÍA

¿Apple vuelve lentos los modelos


antiguos de iPhone? Preguntas y
respuestas
Por Niraj Chokshi 27 de diciembre de 2017

Durante años, algunos consumidores han sospechado que Apple tenía un


plan malvado: aseguraban que la empresa estaba ralentizando sus iPhone viejos
para obligarlos a comprar los modelos nuevos. En la actualidad, muchos de ellos
se sienten reivindicados.

En un comunicado reciente, Apple afirmó que había lanzado una “función”


que en ocasiones reduce la capacidad de procesamiento de los dispositivos viejos
para evitar que se apaguen de forma inesperada. La reducción era necesaria
porque de otro modo las baterías antiguas podrían sobrecargarse de vez en
cuando. El documento surgió después de que algunos sitios de noticias sobre
tecnología recogieran reportes de Reddit y Geekbench.

Algunos usuarios percibieron el anuncio como una prueba de que la empresa


se había involucrado en la “obsolescencia programada”, un esquema que tiene
como objetivo deteriorar los dispositivos antiguos para obligar a los usuarios a
renovarlos. Otros se sintieron traicionados e incluso hubo algunos que
simplemente estaban confundidos.

A continuación, Brian X. Chen, uno de nuestros reporteros de tecnología,


responde algunas preguntas sobre el verdadero significado del anuncio hecho por
Apple.

¿Nos puedes traducir? ¿Apple está diciendo que ralentiza los


iPhone viejos a propósito cuando lanza los nuevos?
Lo que Apple reconoció es que usa una técnica de administración de energía
según la cual el iPhone reduce su capacidad de procesamiento para mantener
encendido el dispositivo más tiempo cuando empieza el deterioro de la batería.
Las baterías de iones de litio tienen una cantidad limitada de “ciclos” de carga
antes de que ya no se puedan recargar de forma apropiada.

El sitio web de Apple señala que la batería pierde cerca del 20 por ciento de
su capacidad original después de 500 ciclos de carga. En otras palabras, si tu
iPhone está comenzando a perder capacidad de energía, esta ralentización podría
funcionar para mantenerlo encendido por más tiempo o para evitar que se apague
de manera inesperada.

Apple no está admitiendo que utilizó la obsolescencia programada. Si Apple


dijera explícitamente que le inyectó código a los iPhone viejos para ralentizarlos
porque iban a salir los nuevos, estaría admitiendo que hizo eso. Lo único que está
aceptando hasta ahora es que intentó hacer que los iPhone viejos funcionaran
más tiempo.

¿Esto cambia tu conclusión del mes pasado, en la cual aseguras


que no es una conspiración para obligar a los usuarios a comprar
teléfonos nuevos?
La premisa de mi columna anterior era que la gran mayoría de los problemas de
ralentización son reparables sin necesidad de comprar un teléfono nuevo. Me
mantengo en ese punto, y ahora tenemos incluso más información que respalda
esa premisa: remplazar la batería también ayuda.

¿A cuántos usuarios afecta esa situación?


Apple ha dicho que la técnica de administración de energía funciona en los
iPhone 6, 6S, SE y 7.

¿Qué más podría ralentizar los teléfonos antiguos?


A menudo, una actualización defectuosa del sistema operativo puede provocar
problemas técnicos al momento de usar las aplicaciones. Otra causa común es
tener poca capacidad de almacenamiento en el dispositivo.

Los teléfonos inteligentes dependen del almacenamiento flash, el cual


mantiene la información en las celdas de los chips semiconductores. Cuando se
almacena, esa información se desperdiga por todo el disco. Así que, cuando lo
llamas al abrir una aplicación o un documento, estás recuperándola de muchas
partes del disco. Si hay mucho espacio ocupado, la información se llena y se
podría sentir que el dispositivo está muy lento.

Algunos usuarios aseguran que instalar baterías más grandes


parece ser la solución al problema. ¿Tiene sentido? ¿Qué más pueden
hacer los usuarios para no comprar teléfonos nuevos?
Yo recomendaría pagarle a un taller de reparaciones independiente para que
remplace la batería vieja por una nueva. Eso costará entre 20 y 70 dólares, según
la zona en la que vivas y dependiendo del modelo de tu iPhone. Es probable que
los talleres recomienden no instalar una batería que tenga una capacidad mayor a
la original, pues puede haber riesgos de daño.

La otra solución que mencioné en mi columna era hacer una nueva


instalación del sistema operativo y dejar espacio de almacenamiento en el
dispositivo. Hay un escenario en el que es imposible no comprar un teléfono
nuevo: los fabricantes de aplicaciones y juegos diseñan su software para que
funcione mejor en dispositivos más nuevos y veloces. Así que, si tienes un viejo
teléfono inteligente y quieres que un juego nuevo con gráficos pesados funcione lo
mejor posible, lo mejor es comprar un dispositivo nuevo.

¿Esto es poco común? ¿Otros fabricantes de teléfonos inteligentes


o las mismas empresas de aparatos electrónicos también hacen esto?
No me parece que la técnica de administración de energía sea tan sorprendente o
poco común. Tal vez hayas notado que, cuando tu teléfono inteligente (iPhone o
Android) se está quedando sin batería, más o menos cuando hay menos de 10 por
ciento, el dispositivo comienza a funcionar cada vez más lento. En parte, eso
sucede para que funcione más tiempo.

¿Apple podría haber evitado esto usando, digamos, un tipo


diferente de batería?
Todos soñamos en que llegará el día en que la industria tecnológica adopte una
batería más inteligente y que dure más tiempo que las de iones de litio. Sin
embargo, las tecnologías de las baterías deben superar rigurosas pruebas de
seguridad: si algo sale mal son bombas miniatura (ya viste lo que sucedió con el
Galaxy Note 7 de Samsung). El ion de litio, aunque tiene fallas, sigue siendo la
tecnología que mejor se puede reproducir y la más segura que hay en el mercado.
Apple es una empresa conocida por su mercadotecnia virtuosa.
¿Crees que ha manejado bien esta controversia?
No, para empezar, se pudo haber evitado la controversia al ser más transparente.
La empresa pudo haberle notificado a la gente que sus teléfonos tenían un modo
de administración de energía que sirve para mantener funcionando a sus
dispositivos durante más tiempo porque las baterías se quedan sin capacidad.

De esa misma manera, las personas habrían sabido que deben remplazar sus
baterías. Como la empresa no fue transparente, es natural que la gente sospeche
que Apple inhabilita de forma deliberada sus dispositivos para obligarla a
comprar los modelos nuevos.

Este caso es un buen recordatorio de que incluso los dispositivos digitales


necesitan mantenimiento. El año pasado, escribí una columna sobre el
mantenimiento de los dispositivos, la cual incluía consejos como remplazar las
baterías envejecidas, liberar espacio de almacenamiento y, en el caso de las
computadoras de escritorio, quitarles la cubierta y remover el polvo.

apple, batería de iones de litio, Galaxy Note 7, iphone

© 2018 The New York Times Company