Anda di halaman 1dari 2

TEMA: TRES PALABRAS CLAVES EN LA VIDA CRISTIANA

TEXTO: 1 CORINTIOS 15:57-58

INTRODUCCIÓN
El versículo 58 nos expresa algo muy importante para nuestra vida cristiana: Debemos estar
firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre!! De este versículo vamos a
tomar tres palabras claves: FIRMEZA, CONSTANCIA Y CRECIMIENTO.

Si estas palabras están presentes en nuestra vida, seremos cristianos victoriosos como nos lo
expresa el vs 57, es decir cristianos que podremos enfrentar las diferentes situaciones de la
vida, las tentaciones, los problemas, las angustias y tener victoria. Analicemos cada una de
estas tres palabras por medio de la palabra de nuestro Dios y apliquémoslas a la vida de cada
uno de nosotros:

I) PRIMER PALABRA: FIRMEZA (COLOSENSES 2:5)


Según el diccionario la palabra firmeza significa: Cualidad de lo que es estable y no se
mueve. La firmeza de un árbol está en sus raíces, la firmeza de una casa está en sus bases o
sus cimientos, esto nos permite comprender que la firmeza no es algo visible en el exterior,
la firmeza de nuestra fe solo la conoce el Señor.
La firmeza de nuestra vida está en decidir plantarnos en un
lugar, echar raíces y no movernos.
Primeramente en la roca que es Cristo (Lucas 6:47-48). Confiando en sus enseñanzas, en su
palabra, en sus promesas, no en palabras y doctrinas de hombres sino en la palabra de nuestro
Dios. Segundo, en una iglesia local (Salmo 1:1-3). Debemos estar firmes donde podamos
sentarnos a ser aconsejados con los buenos consejos de la palabra de nuestro Dios, donde
podamos deleitarnos en su palabra siempre.

Tenemos que comprender que un árbol no puede fructificar si echa raíces en el lugar donde
esta plantado, así nosotros debemos tomar la decisión de nuestro corazón de no movernos de
nuestra iglesia. Tercero, en la sana doctrina (Efesios 4:14). Tenemos que mantener nos firmes
en la sana doctrina de Cristo, no en doctrinas de hombres, no dejándonos llevar por nuevas
revelaciones, no dejándonos llevar por enseñanzas atractivas a los oídos pero dañinas para
nuestra vida espiritual y nuestro corazón.

II) SEGUNDA PALABRA: CONSTANCIA (1 TESALONICENSES 1:2-3)


Según el diccionario la palabra constancia significa: Firmeza y perseverancia en las
resoluciones, en los propósitos o en las acciones. Aplicándolo a nuestra vida cristiana seria:
Si hemos decidido seguir a Cristo, sigamos adelante cueste lo que cueste. El cristiano
constante no se desanima por las criticas (Hechos 9:20-22) Sino que al contrario se esfuerza
más para glorificar a Dios con su vida transformada.
El cristiano constante no depende de emociones, sino de su amor a Dios y su fe en Él (Lucas
14:27-30) , reconoce el precio que hay que pagar para seguir a Cristo, y está dispuesto a
seguirlo aunque cueste. El cristiano constante se congrega con constancia en su iglesia
(Hebreos 10:25). Lastimosamente muchos cristianos son firmes en declararse miembros de
una iglesia, pero no son constantes para asistir a los cultos ¿A cuántos cultos asistes
semanalmente a tu iglesia?
El cristiano constante no depende del cristianismo de otros (Hebreos 12:1-2). No se desanima
o se aparta porque otros se apartan, no se desanima por la vida que llevan otros cristianos,
pone sus ojos en Cristo y sigue adelante.

III) TERCER PALABRA: CRECIMIENTO (1 CORINTIOS 3:6-7)


Anuncios
?

Los versículos nos dicen que el crecimiento viene de Dios, eso significa que si queremos
crecer en la obra de Dios, si queremos crecer espiritualmente, necesitamos buscar a Dios,
alimentarnos de su palabra, estar en comunión con él por medio de la oración.
No podemos quedarnos estancados como niños espirituales, tenemos que crecer
espiritualmente (1 Corintios 3:1).