Anda di halaman 1dari 3

1.

LA SOCIEDAD Y CULTURA
España entre 1936 y 1939 sufre la Guerra Civil. Cuando termina, España es una nación arrasada
y dividida. Bajo el mando de Franco (le apoyan la iglesia y el ejército) comienzan casi 40 años
de dictadura. Los primeros años de la posguerra son difíciles en el aspecto económico, social y
cultural. La miseria, el hambre y la corrupción se unen a la represión y el odio entre la gente
que está a favor y en contra de la dictadura. La situación económica es de autarquía
(autoabastecimiento) y se impone el racionamiento lo que conlleva a desarrollar el mercado
negro. El retroceso de la cultura y lo científico es importante. Los partidos políticos están
prohibidos. La iglesia controla la educación y es dueña de gran parte de los colegios. La
dictadura franquista realiza una fuerte labor de adoctrinamiento (donde se inculcan los valores
del franquismo). Cuando estalla la 2º guerra mundial España se convierte en aliada de
Alemania e Italia; cuando finaliza se produce un bloqueo económico a nuestro país y un
aislamiento de la política internacional que niega a nuestro país ingresar en la ONU.

En la década de los 50 se produce fin al aislamiento; en 1950 España ingresa en la ONU


(Organización de las Naciones Unidas), en 1953 entra en la UNESCO (Organización de las
Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) y en 1958 entra en el FMI (Fondo
monetario internacional).

A finales de los 50 comienza la emigración a otros países europeos y los desplazamientos del
campo a las ciudades. También se producen los primeros conflictos laborales y las primeras
huelgas universitarias.

A partir de entonces se empieza a desarrollar el turismo y las inversiones extranjeras y se


produce un cambio de mentalidad. La situación económica mejora.

2. LA LITERATURA DESDE LA POSGUERRA HASTA 1970


Durante los 3 años que dura la guerra apenas se puede hablar de literatura. Se pierde el
contacto con los intelectuales de antes de la guerra y algunos ya han fallecido y otros están en
el exilio. La censura dificulta la publicación y la lectura de importantes escritores. Muchos de
ellos han aportado literatura desde el exilio, entre otros Juan Ramón Jiménez, Alberti, Cernuda,
….

En la década de 1940 los escritores tratan de reflejar la angustia, el temor y la inquietud de un


país recién salido de la guerra y empieza la literatura existencial que tendrá figuras importantes
como Camilo José Cela y Carmen Laforet; también Miguel Delibes….

En los años 50 surge el realismo social donde se da testimonio de la situación que se vive. La
novela realista crecerá con las aportaciones de los escritores que han aparecido en la década
anterior; destaca Blas de Otero y Buero Vallejo.

3. LA NOVELA
3.1. NOVELISTAS EN EL EXILIO. En las novelas que escriben en el exilio
recogen el testimonio de la guerra civil y expresan sentimientos de nostalgia. Entre
otros:
- Ramón J. Sender “Réquiem por un campesino español”
- Rosa Chacel

3.2. LA NOVELA EXISTENCIAL. En la década de los 40 la


narrativa se inagura con “la familia de Pascual Duarte” de Camilo José Cela. Una
obra que se inscribe en el TREMENDISMO (una corriente que trata de reflejar los
aspectos más desagradables y crudos de la vida). A partir de este momento se
publican novelas de tipo existencial donde se plantea el temor y la angustia y se
busca el sentido de la existencia humana. Miguel Delibes también es representante
de esta corriente.

3.3. LA NOVELA REALISTA. Es en los años 50 donde se pretende


reflejar la situación social de forma realista. Los rasgos más importantes de esta
novela son:
- Adquiere importancia el protagonista colectivo
- La acción se concentra en poco tiempo y se narra de forma lineal
- El argumento refleja problemas sociales
- Lenguaje sencillo
- El narrador observa y refleja lo que ve como si fuera una cámara.

Los autores de estos años se llaman Generación de los 50 (Ana Mª Matute, Camilo
José Cela…). CAMILO JOSÉ CELA Y “LA COLMENA”
Cela inicia la corriente tremendista con “la familia de Pascual Duarte” y da paso a la
novela del realismo social con “la colmena”. “La colmena” (1951) presenta 3 días en la
vida de muchos personajes en el Madrid de la posguerra. La ciudad es como una
colmena en la que transcurre la existencia de hombres y mujeres que tratan de
sobrevivir en medio de la miseria, el hambre y la falta de escrúpulos. Son numerosos
relatos que nos dan idea de cómo era la vida en esos momentos.

4. LA POESÍA
4.1. POETAS EN EL EXILIO. Pedro Salinas, Alberti, Guillén, Cernuda… en los
versos de todos ellos están la nostalgia y los sentimientos de dolor y amargura.
4.2. MIGUEL HERNÁNDEZ. Podemos distinguir en su poesía 3 etapas:
- Primeros poemas con influencia de Góngora y los poetas del 27
- “el rayo que no cesa” marca el momento de su plenitud poética en su mayoría
sonetos de tema amorosos.
- La guerra civil marca un cambio en su conciencia social “viento del pueblo”

4.3. LA POESÍA ARRAIGADA Y DESARRAIGADA.


- La poesía arraigada es la de aquellos que utilizan formas clásicas, tratan temas
como la religión, la naturaleza o el amor. Ej. Luis Rosales (no tengo ni idea de
quién es… jajaja) que está incluído en la generación del 34 y publica muchos
poemas en la revista Escorial y Garcilaso.
- La poesía desarraigada es la que refleja la angustia y desesperación del final de
la guerra. Es una poesía de tipo existencial. Ej. Dámaso Alonso “hijos de la ira”
y Vicente Aleixandre
4.4. LA POESÍA SOCIAL. Da testimonio de la realidad y pone de manifiesto la
situación social. Su actitud es de compromiso y denuncia.
Es una poesía cercana al lector y utiliza un lenguaje sencillo. El autor más
importante es Blas de Otero.
BLAS DE OTERO. “Pido la paz y la palabra” Su trayectoria poética se divide
en tres etapas:
- Su poesía está llena de angustia e inquietud. Utiliza formas clásicas pero
también el verso libre.
- Sus versos manifiestan deseos de paz y justicia.
- Experimenta con su poesía aunque no olvida su compromiso social.
5. EL TEATRO
Este género sufre de forma más directa las circunstancias del momento, especialmente la
censura. Valle-Inclán y García Lorca han fallecido.

En el exilio están entre otros Rafael Alberti.

En los años 40 las obras van dirigidas a un público de tipo burgués que busca evadirse de la

realidad. El teatro burgués refleja las costumbres de la clase social a la que va


dirigido y el objetivo es agradar y entretener a los espectadores. Son comedias bien
construidas que presentan valores tradicionales. Un autor representativo es Luca de Tena

El teatro de humor está representado por figuras como Miguel Mihura (su
humor es absurdo pero también se une la ternura hacia los personajes y la crítica. Su obra
maestra “tres sombreros de copa” tardó en estrenarse 20 años y en ella opone dos formas
de vivir: la convencional con normas y la de aquellos que quieren la libertad y la bohemia)
y Jardiel Poncela (“Eloísa está debajo de un almendro”; utiliza un humor absurdo que se
observa en las situaciones que viven los personajes y en el lenguaje).

A partir de los 50 comienza un teatro realista y social como instrumento


para denunciar las injusticias y tratando de evitar la censura. Los autores más
representativos son Antonio Buero Vallejo “Historia de una escalera”.

Antonio Buero Vallejo. Su obra se clasifica en tres grupos:

- Teatro realista y social. “historia de una escalera” donde habla de las


frustraciones, sueños y esperanzas de sus protagonistas.
- Teatro simbólico. Utiliza personajes míticos para distanciarse de la realidad.
- Teatro histórico. Critica en ellas la actualidad.