Anda di halaman 1dari 5

Título del libro: Fourrure

Autor: Adélaïde de Clermont-Tonnerre

Editorial: Éditions Stock

Páginas: 574

Género: ficción, drama, saga familiar, romántica

SINOPSIS:

Ondine se entera de forma casual al pasar por un quiosco y leer un titular de periódico de la
muerte de su madre, Zita, una célebre escritora. Ondine no mantiene relación con Zita desde
hacía años y vive con su abuela, la madre de Zita, que tampoco se habla con ella. El suicidio de
su madre se ha producido al poco tiempo de casarse con un galerista bastante más joven que
ella y cuando arrecia una polémica según la cual no es la autora de sus novelas sino que lo es
Romain Kiev, un reconocido escritor que fue su amante durante su juventud.

En el funeral de su madre, Ondine conoce a Pierre, el viudo de su madre. Durante una


recepción posterior en la casa del editor de su madre en honor a esta conoce a Henry, que es el
hijo de Solange. Solange y Zita han vivido existencias paralelas ya que la madre de Zita trabajó
para la familia de Solange como niñera y portera de finca.

Ya en casa de su madre con Pierre, Ondine encuentra un manuscrito en la casa que resulta ser
unas memorias de Zita. Pierre decide leerlo mientras Ondine sale. En el texto Zita relata los
abusos que sufrió de pequeña por parte del padre de Solange cuando en teoría le daba clases
de matemáticas y cómo al enterarse su mujer se separaron. También relata su amor
incondicional por su padre, gran amante de la literatura, hasta su temprana muerte y el
enfrentamiento con su madre, con la que no se entiende. Además, aparece el inicio de su
amistad con Timothée y Gaël, primo y hermano de Solange respectivamente.

Ante la falta de dinero que hay en su casa, Zita se convierte en prostituta de lujo por la
intermediación de Gaël. Su primer amante con quien pierde la virginidad resulta ser el escritor
Romain Kiev, al que no verá durante mucho tiempo. Es precisamente en la boda de Solange en
la que se casa con un rico británico, Jacob, donde Zita y Romain se reencuentran. Las
consecuencias serán muy diversas: Zita y Romain se convierten en amantes y Zita se pelea con
su madre y deja de hablarse con ella. Por otra parte, su amigo Timothée le pide matrimonio,
pero ella lo rechaza convencida de poder perder todo lo que ha conseguido e incluso su
libertad si accede a casarse con él. Timothée y Zita dejan de hablarse.

Ondine y Henry cenan juntos y hablan de los problemas de sus respectivas familias. Al irse del
restaurante Henry le ofrece a Ondine quedarse en su casa ya que ambos han bebido
demasiado. A la mañana siguiente, Solange se presenta en la casa de su hijo y se muestra
horrorizada ante la presencia de quien considera que es hija de su peor enemiga.
La relación entre Zita y Romain sigue adelante a pesar de las paranoias del escritor. Zita quería
que el escritor se enamorase locamente de ella, pero finalmente es ella quien se ha
obsesionado con él y deja la prostitución para complacerlo. Zita no consigue empezar a escribir,
y Romain le confiesa que se plantea volver a publicar solo si es bajo seudónimo.

Algún tiempo después, Zita descubre casualmente a través de Jacob, el marido de Solange, con
el que finge tener una aventura ante el padre de él, que Timothée está muy enfermo de cáncer.
El reencuentro con el joven hace que decida cuidarlo y terminar su relación con Romain, que
obsesionado con ella no duda en acosarla para que vuelvan a estar juntos. Zita y Timothée
inician una relación de amor que la familia de él no aprueba. Zita lo cuida hasta el final y
cuando muere descubre que está embarazada. Al principio piensa en abortar, pero después
decide tener el bebé. Al no poder ejercer como prostituta y habiendo gastado todo su dinero
se encuentra en la ruina. En su desesperación acude a su madre, que le dice que no le puede
dar dinero, y a Romain, que le ofrece un trato: publicar su novela bajo el nombre de Zita, que
además es su biografía novelada. Tras una larga reflexión, Zita acepta. Poco tiempo después,
Romain, que ayudaba económicamente a Zita se suicida.

Zita tiene a su bebé, Ondine, y sigue publicando. Muchos de sus libros recogen
autobiográficamente escenas de su vida. Un día recibe la llamada de Gaël, con quien se ha
enemistado al publicar bajo forma ficticia detalles de su vida como que es fruto de una relación
extramatrimonial de su madre. Él le pide que le compre a su madre una casa en Niza para que
pueda vivir allí el resto de su vida ahora que no puede valerse por sí misma y no tiene familia ni
dónde ir. Zita accede. Su relación con su hija también es tensa y finalmente decide que Ondine
viva con su abuela, que podrá cuidar mejor de ella.

Zita está nuevamente a punto de arruinarse. En una reunión con su banquero para intentar
encontrar una solución, este, que también es el administrador de su madre le descubre que su
madre no es pobre y que de hecho tiene en propiedad el apartamento del que se mudaron
cuando era niña ya que según la madre ya no podían permitirse vivir allí. Zita se da cuenta de
que toda su existencia podría haber sido diferente si su madre no se hubiera obsesionado con
vivir de forma radicalmente austera.

Pierre, trastocado por la lectura del manuscrito de Zita, relata a Ondine quién era su padre,
algo que Zita siempre se había negado a revelar a su hija. También va a visitar a Solange, de
quien ha sido amante en el pasado y le pide que le entregue la prueba de la veracidad de lo
que ha leído en sus memorias. Solange no quiere en un principio, pero a cambio de mantener
relaciones sexuales con él accede y le da el texto escrito por Romain que encontró en su
apartamento después de que el escritor se suicidara, ya que fue ella quien descubrió su
cadáver. Solange reconoce odiar a Zita, pues cree que siempre ha querido ocupar su lugar.

Ondine, después de casarse con Henry recibe una carta escrita por su madre antes de su
muerte y que se perdió en un primer momento. En ella, Zita le muestra su amor al tiempo que
reconoce su total incapacidad para ejercer de madre y le pide perdón por el dolor causado.

VALORACIÓN PROFESIONAL DE LA OBRA:


Fourrure es una novela interesante en algunos de sus planteamientos, pero excesivamente
larga y carente de atractivo en demasiados momentos del desarrollo de la trama. El hilo
conductor de la historia son las memorias de Zita, que se entremezclan con un tiempo presente
posterior a su muerte, en el que su viudo y su hija encuentran respuestas a las preguntas que la
muerte de la escritora ha dejado incontestadas.

El tono excesivamente melodramático de algunas tramas resulta pesado. Por otra parte,
técnicamente, la narración de las memorias cae en el fallo de presentar en algunos momentos
una visión de narrador omnisciente. La idea de las visiones yuxtapuestas de los mismos
eventos que al juntarse nos proporcionan lo más cercano a la verdad aparece de forma
tangencial y ha sido mejor expuesta en otras obras literarias.

En el aspecto ideológico la novela no presenta una posición clara. Aunque se habla mucho de
la lucha de clases a través de la figura de Zita en oposición a la familia Vitré, la realidad es que
el texto nos presenta a una joven que para prosperar se hace prostituta de lujo y cree que su
libertad se basa, al menos parcialmente, en esa decisión o en la posibilidad de haberla tomado.
No existe en ningún momento un debate sobre la profesión o la esclavitud de la mujer, de
hecho el retrato de la prostitución es bastante complaciente. Del mismo modo, la figura de la
mujer es siempre negativa. La madre de Zita, egoísta e incapaz de tratar a su hija con cariño, la
propia Zita que confiesa querer manipular a algunos de sus amantes, Solange, también egoísta
y envidiosa. Solo Ondine representa una figura femenina inocente, quizás demasiado idealizada
y algo infantil (Henry sería su contrapunto femenino, también manipulado por su madre).

Por otro lado, la narración es demasiado lenta y alambicada. En ocasiones se hace pesada
porque da vueltas sobre un mismo tema sin llegar a una conclusión. Además, faltan diálogos
aunque sean en estilo indirecto o algo que deje respirar al texto, sobre todo cuando se trata de
las memorias de Zita.

VALORACIÓN PERSONAL DE LA OBRA:

En general, la novela me pareció larga en exceso. En ocasiones la narración se hace monótona


al tratar insistentemente un mismo tema pero no consigue que todo ese esfuerzo dé un fruto
interesante para la historia o para la reflexión.

Algo que me ha llamado la atención es la falta absoluta de trasfondo histórico. Aunque hay dos
momentos claramente diferenciados en la historia: el ahora en que se desenvuelven los
personajes tras la muerte de Zita y las memorias de esta que lee su viudo, no existen
demasiados elementos históricos creíbles. Ni siquiera se dan en los detalles más superficiales
de la narración como el vestuario o las costumbres.

Creo asimismo que la novela se habría beneficiado de una mayor transgresión en el aspecto
ideológico, en el que resulta una novela muy plana y carente de originalidad. En algunos
momentos llega a caer en el melodrama.

Igualmente, me parece que las memorias están descompensadas: se dedica una gran parte a
explicar todo lo que sucede a Zita desde su infancia hasta el momento del nacimiento de
Ondine, pero a partir de ahí todo es narrado con prisa como si la autora estuviera deseosa de
acabar cuanto antes en contra del estilo reposado del que ha hecho gala durante el resto del
libro. El final es especialmente pobre: se nos anuncia la boda de Henry y Ondine y se nos
presenta la carta de Zita a su hija.

¿RECOMENDARÍA EL LIBRO?

Se lo recomendaría a personas interesadas en las tramas amorosas y dramas familiares. Creo


que puede interesar mayoritariamente a mujeres. Aunque hay alguna escena sexual, en
general resulta una obra que retrata el amor de una forma bastante idealizada y que no
escandalizaría a nadie a pesar de contar con una protagonista que trabaja como prostituta de
lujo.

OBRAS SIMILARES

Resulta difícil encontrar un texto similar. Cinco horas con Mario tiene también una historia
contada en dos tiempos, aunque en la novela de Delibes el presente de la trama no tiene
importancia y es la vida anterior del muerto con los que todavía están vivos lo que realmente
importa. En realidad la gran diferencia es que la novela de Delibes es un monólogo, mientras
que aquí hay unas memorias que alternan con narración en tercera persona.

PÁGINAS IMPORTANTES EN EL LIBRO:

Pág. 9: Ondine descubre la muerte de su madre al pasar por un quiosco.

Pág. 37: Henry se fija en Ondine en la comida en casa del editor de Zita ante el horror de su
madre, Solange.

Pág. 57: Ondine explica a Pierre que ha encontrado un manuscrito de su madre que parecen
ser unas memorias. Pierre decide leerlo.

Pág. 102: En sus memorias, Zita explica los abusos sufridos por el padre de Solange cuando era
niña.

Pág. 150: Gaël accede a presentarle a Zita a Madame Claude, una madame que le puede
ayudar a perder la virginidad y la introducirá en la prostitución de lujo.

Pág. 165: Como “prueba” para Madame Claude, Zita tiene un encuentro sexual con Romain
Kiev, un conocido escritor.

Pág. 219: Ondine accede a ir con Henry a su apartamento después de haber cenado juntos.

Pág. 252: Zita se reencuentra con Romain en la boda de Solange, lo que provoca escándalo
entre los invitados y posteriormente una pelea entre Zita y su madre que dejan de hablarse.
Pág. 278: Timothée propone matrimonio a Zita, pero ella lo rechaza y dejan de tener contacto.

Pág. 312: Solange va al apartamento de su hijo y se horroriza al descubrir que Ondine está allí.

Pág. 394: Después de fingir ser la amante de Jacob, el marido de Solange, ante su padre; Zita le
da unas clases sobre sexo y al preguntarle por Timothée descubre que está gravemente
enfermo.

Pág. 397: Zita va a ver a Timothée al hospital y le pide perdón.

Pág. 400: Zita rompe su relación con Romain, lo que provoca sus celos y que la acose para
volver a estar juntos. Antes, Romain le explica que ha escrito una novela basada en su vida y le
gustaría que fuera publicado como si ella fuera la autora.

Pág. 442: Tras la muerte de Timothée, Zita descubre que está embarazada de él.

Pág. 451: Pierre llama a Ondine para explicarle quién fue su padre.

Pág. 457: Zita pide dinero a su madre, pero ella se niega diciendo que no tiene nada.

Pág. 464: Zita pide ayuda a Romain, que se la ofrece si accede a publicar su novela sobre la vida
de Zita como si ella fuera la autora. Finalmente Zita acepta.

Pág. 476: Romain se suicida y Solange encuentra su cadáver.

Pág. 478: Nace Ondine, la hija de Zita y Timothée.

Pág. 491: Gaël llama a Zita para pedirle que compre una casa en la que su madre pueda estar
ahora que no puede trabajar y no tiene familia ni un hogar. Zita accede.

Pág. 523: Después de haber enviado a Ondine a un colegio en el extranjero, Zita la envía a vivir
con su abuela incapaz de gestionar la relación entre ellas y cuidarla.

Pág. 525: Ahogada por problemas financieros, Zita se reune con su banquero que también es el
de su madre. Es el quien le explica que su madre no es pobre y que es la propietaria del piso
donde vivió durante su infancia y que les dijo que tenían que dejar por no poder pagarlo.

Pág. 553: Pierre va a ver a Solange, su antigua amante y consigue que le dé la prueba que
verifica sus memorias y que deja claro que solo su primera novela fue escrita por Romain.

Pág. 566: Ondine, casada con Henry, recibe una carta perdida de su madre dirigida a ella en la
que le pide perdón por no haber sabido ser su madre.