Anda di halaman 1dari 8

Agresión, odio y violencia

social
OTTO F. KERNBERG, M.D.

El potencial para la agresión destructiva es


una capacidad humana general o por lo menos una Lo que sigue es un esbozo general de este
implícita amenaza. Deriva íntimamente de las cuadro de integración.
estructuras neurobiológicas que determinan el La teoría de doble sentido de libido y agre-
comportamiento afectivo agresivo y que desde una sión de Freud (1920, 1923, 1933) como un sistema
amplia perspectiva sociobiológica, refleja la inconsciente motivacional del comportamiento
función del comportamiento instintivo animal humano, aún tiene eminente sentido para mí en la
creado para proteger y expandir el mensaje exploración psicodinámica de los conflictos
genético. Este comportamiento instintivo, inconscientes de los pacientes. Pero el concepto
característico de los mamíferos, incluye el ejercer del impulso psíquico, tan diferente del instinto
la agresividad en defensa de la territorialidad, esto biológico, ha permanecido un poco en el misterio y
es, de las reservas de alimentos, la protección de por lo tanto limitado en su uso práctico.
los infantes de los Predadores; la lucha de parte de En años recientes he propuesto, en con-
los machos para obtener el acceso de las hembras cordancia con los últimos planteamientos de Piaget
y, en el caso de los primates, la eliminación de (1954) y con un crecimiento gradual de las
cambios peligrosos para establecer la jerarquía investigaciones psicoanalíticas del desarrollo
social. Esto es lo que son los primates. infantil y la teoría del afecto, que los sistemas
Estas funciones biológicas de agresión, básicos motivacionales desde nacimiento y a
expresadas en la neurobiología de los afectos, continuación son afectos y que ellos se integran
pueden distorsionarse en el ser humano por la gradualmente en dos series de impulsos
patología de los correspondientes sistemas jerárquicamente subordinados: la agresión y la
libido (Kernberg, 1992).
regulatorios neurobiológicos, desarrollando
Dentro de la neuropsicología se ha de-
severos traumas físicos durante las etapas iniciales
sarrollado un soporte para la asunción de que los
del desarrollo del niño (dolor, enfermedades
afectos constituyen un sistema filogenético
crónicas), o severo trauma relacionado con la reciente, de interacción entre el infante y quien da
patología de las relaciones tempranas objétales. las caricias y que asegura la protección temprana
Se necesita evitar un cierre prematuro en de los infantes mamíferos (Krause, 1988). La
nuestras formulaciones basándonos en la acu- teoría contemporánea del afecto recalca las
mulación rápida de conocimientos y buscando solo funciones dobles de afectos como una respuesta a
los orígenes de las manifestaciones del situaciones emergentes (por estímulos no
comportamiento agresivo en el campo de la específicos y una experiencia subjetiva cualitativa
neurobiología, con particular referencia en los específica de tipo placentero o aversivo) y un sis-
afectos de la psicofisiología, en la psiquiatría tema de alarma de comunicación de quien da las
clínica, y su particular énfasis en el estudio de los caricias (por medio de expresiones faciales y
desórdenes severos de personalidad, así como en movimientos y la emisión de sonidos específicos).
las ciencias sociales, con particular énfasis en el La teoría del apego (Goldberg y otros, 1995)
estudio de la violencia social sancionada y del ha establecido un puente entre las reacciones de
comportamiento violento en grupos marginales. mamíferos no humanos y aquellos niños humanos
Puede ser útil entonces, el establecer algún marco que han sufrido separación temprana y ha
integrado de referencia para estudiar los apadrinado estudios de la activación del eje
fenómenos de la agresión y la inferíase entre lo hipotálamo-pituitaria-adrenal, como la mayor
biológico, lo intrapsíquico y los sistemas sociales. respuesta
OTTO F. KERNBERG

orgánica a la separación, con la posibilidad de tiples adicionales neuroquímicos, envueltos en la


diferenciar en el infante humano sus congojas activación afectiva, y con respecto a las funciones
afectivas dentro de la gama de afectos de miedo, correspondientes hipo-talámica, frontal,
rabia, depresión y desesperación. hipocampal, amígdala y otras estructuras del
Las teorías psicoanalíticas de la depresión, sistema nervioso central en la organización de la
centradas en la experiencia básica de la pérdida de memoria afectiva y la excitación, parece razonable
un estado ideal del self, son el resultado de la asumir que la disposición innata a ciertos
pérdida de un objeto, con la asunción inconsciente umbrales, intensidades y ritmos de respuesta
de que la pérdida de este fue causada por nuestra afectiva (en breve los descubriremos como
propia agresión. (Jacobson, 1971; Klein, 1940). La temperamento) tiene una regla fundamental en la
investigación empírica de John Bowlby (1969, determinación de la calidad del afecto agresivo,
1973, 1980) y sus seguidores sobre apego normal y particularmente la reacción rabia: fuera del afecto
su patología y su descripción de los estados de primario de la rabia envuelve la cólera, irritación,
protesta, desesperación y separación, en el curso de odio, envidia, placer en herir a los otros y así
separación del niño de la madre, proveen un enlace mismo, el recrudecimiento del afecto del disgusto
fundamental entre la teoría psicoanalítica de la en la respuesta agresiva de desprecio o de la exci-
depresión, por un lado, y la reacción a la tación sexual en el comportamiento agresivo de la
separación temprana, por el otro (Main, 1995). La perversión sádica.
separación traumática desencadena afectos de- Los desarrollos complejos de los afectos
presivos, una reacción en cadena de rabia, primarios requieren una teoría de elaboración
desesperación y depresión y sus correspondientes psicológica que debe ser llamada, en los más
correlaciones neuro-hormonales, como ahora amplios términos, la integración de respuestas
temperamentales dentro de modelos
sabemos, en humanos así como en otros primates
caracteriológicos.
(Suomi, 1995). La investigación contemporánea
Aquí la teoría psicoanalítica de relaciones de
sobre la disposición genética a una mayor
objeto tiene una contribución importante que hacer
enfermedad afectiva, su relación potencial a la (Kernberg, 1992). Para empezar, esta teoría asume
anormalidad en los sistemas adrenérgico, que los afectos se estructuran dentro de las
noradrenérgico, dopaminérgico y particularmente relaciones de los objetos internalizados; que esta
seroto-nérgico o sistemas serotonérgicos que regu- atenta observación del afecto se manifiesta en la
lan la depresión afectiva y la hiperactividad del eje interacción entre el infante y la madre y determina
hipotalámico-pituitario-adrenal bajo condiciones estructuras cognitivas particulares que son
de respuesta al estress y depresión, han abierto el incorporadas dentro de la memoria afectiva, a
campo para el estudio de los determinantes saber, la representación del self en interacción con
biológicos del afecto, y del afecto depresivo como otro significante bajo el impacto de un afecto
un puente entre los determinantes biológicos y dominante. He propuesto que estas unidades self-
psico-dinámicos de la depresión. objeto-afec-to, constituyen las partes de la
La evidencia actual de una relación entre estructura psíquica que determinan el ego, superyo
anormalidades en los sistemas de neuro- y el id según las formulaciones de Freud.
transmisión por un lado y las respuestas afectivas No puedo entrar en detalles aquí sobre cómo
particulares por el otro, es un importante avance en se desarrollan tales estructuras diádicas dentro de
el estudio de la disposición constitucional, y desde las organizaciones psíquicas complejas, pero la
luego genética, a la activación anormal del afecto. implicación es la de que en tanto que los afectos
Esta evidencia apunta hacía las reglas específicas son integrados dentro de las directrices agresivas y
de sistemas adrenérgicos, noradrenérgicos, libidinal como sistemas motivacionales
dopami-nérgicos y serotinéricos, con un particular supraordinados, los aspectos representacionales
énfasis sobre la importancia de la disminución del self y los objetos llegan a ser estructuras
paulatina de serotonina en pacientes con com- psíquicas que contienen disposiciones afectivas
portamientos agresivos y tipos impulsivos de específicas, como eventuales y representativas
suicidio y comportamientos para-suicidas (Depue, señales de la agresión y la libido.
1996). Afectos complejos agresivos pueden dife-
Dados los límites de nuestro conocimiento renciarse unos de otros en términos de su pa-
actual con respecto a sistemas múl-

10
AGRESIÓN, ODIO Y VIOLENCIA SOCIAL

pel en las relaciones inconscientes de los objetos causar comportamientos profundamente


internalizados. La rabia es el afecto primario del destructivos hacía el self y los otros (Kernberg,
impulso agresivo, afecto básico que si es activado 1992).
excesiva y crónicamente, puede llegar a Una contribución fundamental de Melanie
estructurarse como odio, es decir en una Klein (1946) fue su propuesta de que las relaciones
organización permanente de una representación del de objetos internalizados bajo el signo de severa
self enfurecido contra una representación de un agresión y frustración, y aquellos otros bajo el
objeto enfurecido. Esta representación del objeto es control afectivo de alegría y estimulación sensual,
percibida odiosa y sádica como nunca, como una fueron profundamente separados unos de otros en
consecuencia de la puesta en marcha de la infancia, en orden a preservar la pureza ilusoria
operaciones de defensa primitivas, particularmente de relaciones ideales entre el niño y la madre y
la identificación proyectiva, que tienden a invertir para proteger al niño del terror de las fantasías
la representación objetal con el afecto experi- paranoides conectadas con el objeto internalizado,
mentado por el self y, secundariamente, atribuir las relaciones controladas por la rabia y el odio. Estas
actitudes asociadas con ese afecto al objeto operaciones de "splitting" y sus mecanismos
externo. relacionados, fijados por el infante, según
Un niño frustrado, enfurecido, experi- sugerencia de Melanie Klein, son un mundo
mentando penas crónicas, no puede fortalecer la inconsciente de múltiples relaciones mutuamente
representación en su mente de otros objetos separadas entre el self ideal y el objeto por una
diferentes a lo sádicos. El comportamiento de parte y todo lo malo del self y el objeto por la otra.
naturaleza frustrante, agresiva y traumatizante por La superación de este "splitting" bajo el
parte de quien da las caricias, puede ser crucial en efecto del dominio de lo libidinal sobre las
la iniciación, mantenimiento y reforzamiento en un relaciones del objeto agresivamente investido y
círculo vicioso de estas características. como una consecuencia del desarrollo cognitivo,
La reorganización de las estructuras psíquicas determina lo que Melanie Klein llamó la posición
bajo el dominio del odio, el prototipo de la relación depresiva; esto es, una integración de segmentos
víctima-perpretador, predispone al individuo a la idealizados y persecutorios del self, y sus
promulgación eventual de esa misma relación correspondientes representaciones de objeto, una
dominante internalizada con reglas reservadas, con integración que significativamente estrechaba y es
la asunción inconsciente de que el mundo entero estrechada por el potencial cognitivo por la
está controlado por las relaciones entre las reflexión del self y por la percepción realística de
víctimas y los perpetradores, y desde luego es realidades externas.
preferible ser un perpetrador que una víctima. Esta posición depresiva permite al infante
La investigación con respecto a la etiología de internalizar aquellos aspectos de los padres que
desordenes severos de personalidad, ha indicado implican demandas y prohibiciones. En otras
una gran prevalencia del abuso físico y sexual en palabras, la aceptación de la frustración y
desórdenes de personalidad "borderline" y de renunciación, como un precio que se paga por el
experiencias de agresión traumatizante, así como amor y la seguridad, originando así el superyo
el haber sido testigos de agresión grave por parte temprano. Bajo condiciones de severo trauma y
de personas con severos desórdenes de personali- dominio de el sector agresivo de experiencia y de
dad. (París, 1994; Stone, 1993). demandas parentales sádicas y persecutorias, un
La psicoterapia psicodinámica de pacientes superyo patológico se puede constituir con
con desordenes severos de personalidad, permite el características extremadamente sádicas, incluyendo
replanteamiento y resolución gradual de estas demandas sádicas por perfección. Tal superyo
relaciones patogénicas en la transferencia. Un caso puede tornarse en una parte significativa de la
particularmente interesante es el de las trans- agresión contra el self, que va a llevar a una
ferencias dominadas por la envidia, afecto depreciación y empobrecimiento del self,
complejo derivado del odio hacia un objeto experiencia que resuena con la parte del self que ya
percibido bueno y malo pero que de alguna manera estaba empobrecida por haberse encontrado con la
el individuo profundamente desea. Esta variante realidad de subsecuentes separaciones y pérdidas
del odio, típica de los desórdenes narcisísticos de de objeto.
personalidad, puede Afectos depresivo masivos pueden generarse
en la base del desarrollo del

11
v^

OTTO F. KERNBERC

superyo como una estructura psíquica punitiva. Si violencia como para atraer la confianza, la
tal desarrollo coincide con una disposición confidencia de aspectos humanos de la víctima e
genética y constitucional a la depresión, se darán introducirla en un círculo destructivo: este
las condiciones para un amplio espectro de severa reclutamiento del amor al servicio de la
enfermedad agresiva. Bajo condiciones favorables agresividad constituye la perversidad.
desde luego, el superyo constituye una Mientras que la violencia puede reflejar la
organización de valores éticos y morales manifestación explosiva de una intensa rabia, de
internalizados, incluyendo los concernientes a la tal forma que a veces el comportamiento violento
protección del self y otros, con respuestas expresa un esfuerzo primitivo relativamente simple
mitigadas a la agresión por el afecto sofisticado de para liberarse de un extremo dolor, de una injuria,
culpa e involucrando cualquier cosa antes que o de estímulos amenazantes, la violencia habitual
manifestarse como una depresión. Por el contrario, es un reflejo del odio. El odio es el afecto
un superyo primitivo, intolerable y excesivamente dominante de la psicopatología de la agresión
sádico, masivamente proyectado sobre el ambiente, humana. Es la transformación de la rabia en una
puede llevarnos a la ausencia o debilitamiento de relación intrapsíquica estructurada entre un self
las funciones del superyo y a desbocadas expresio- odiador y uno amenazante, y un objeto odiador y
nes de agresividad. odiado que necesita ser controlado con el fin de
Es evidente que la formación del carácter hacerlo sufrir y para destruirlo.
asume las funciones del temperamento controlando Pacientes severamente traumatizados que
la intensidad y dirección de las respuestas han tenido influencia etiológica significante en su
afectivas, incluyendo algunas agresivas. La teoría psicopatologías particulares por haber tenido
psicoanalítica contemporánea asume que ese experiencias pasadas de abusos físicos y sexuales
carácter de un sistema dinámicamente organizado (y/o atestiguando tal abuso), presentan un desorden
o de comportamientos habituales en relación con el severo de personalidad "borderline", narcisistas y/
self y otros, está ampliamente controlado por o con características antisociales - los cuales están
conceptos integrados del self, derivados de la tipificados en su constelación de relaciones de
posición depresiva (o el mejoramiento de la objeto internalizado (Kernberg, 1992). Ellos dejan
constancia de objeto, en términos psicológicos del ver una representación inconsciente de un self
yo). La organización de un self integrado en dominado como si fuese una víctima odiada,
relación a representaciones integradas de otros paralizada, en pánico, acosada, en relación con una
significantes, constituye la identidad del yo, el lado representación de objeto sádico, odiador, abruma-
subjetivo podemos decir, de caracteres como dor, perpetrador-persecutor, encadenado a la
modelos de comportamiento habitual (Kernberg, representación del self por el odio y sus objetivos
1996). de inducirle dolor, control sádico, humillación y
La violencia es la más extrema manifestación destrucción. Esta relación de objeto internalizado
de la agresión humana (Meloy, 1992). Si bien que ha transformado el afecto primitivo de rabia en
hablamos acerca de la violencia de sentimientos en una caracterología anclada sobre una disposición
contraste con la violencia de actos, la intención de crónica de odio, es activada en la transferencia con
coaccionar otros seres humanos, para crearles roles alternativos: el paciente puede identificarse,
sufrimientos paralizantes y mutilantes, o por períodos de tiempo, con el self de su víctima
simplemente para destruirlos, esa intención, ese mientras proyecta su perseguidor sádico en el
deseo, puede ser de una intensidad incontenible y analista para que a continuación siga rápidamente
mover al individuo poseído por el comportamiento una proyección de su self victimizado en el analista
extremadamente agresivo si las condiciones lo mientras el paciente identifica su self, in-
permiten. La violencia es típicamente, pero no conscientemente con el perpetrador sádico. En mi
necesariamente, explosiva. A veces el placer experiencia, solamente por interpretación
interno en expresar acciones que lideran el sistemática de la identificación inconsciente del
sufrimiento de destrucción en otros, el placer en paciente con ambos, víctima y perpetrador, se
prolongar la desesperación y la angustia de la puede resolver esta constelación patológica y
víctima, puede reducir la velocidad de la expresión permitir una integración gradual de la disociación o
de violencia, y transformarla en comportamiento desdoblamiento de la agresión dentro del self
sádico en un amplio sentido. El perpetrador puede
hacer un control de la

12
r

AGRESIÓN, ODIO Y VIOLENCIA SOCIAL

normal del paciente. La llave de la resolución La violencia social se refiere al surgimiento


terapéutica está en visualizar los efectos del pasado de comportamientos violentos como un fenómeno
traumático y su influencia en la estructuración del de masas bajo ciertas condiciones
self del paciente o de sus relaciones internalizadas socioeconómicas, políticas o ideológicas. Estoy
de objeto y el interjuego de esta doble excluyendo aquí los comportamientos beligerantes
identificación. "ordinarios" como una expresión de la lucha
La violencia psicótica marca un com- armada que es la culminación del mandato de
portamiento violento enraizado en una alucinada participación nacional de las fuerzas armadas, la
interpretación errónea de la realidad, una frustrada presencia de oponentes beligerantes armados y la
interpretación de un peligro radical del self, el cual correspondiente superestructura nacionalista e
se deriva de un odio proyectado que puede devenir ideológica, en la que están todos de acuerdo, de la
en un comportamiento asesino. Desde un punto de necesidad de la violencia a gran escala.
vista psicodinámico, toda la violencia se puede atri- Lo que estoy explorando aquí es el desarrollo
buir a "Partes psicóticas de la personalidad", del comportamiento destructivo intencional
referidas a las relaciones primitivas de objetos socialmente sancionado, violento, sádico contra un
internalizados dominados por el odio que puede grupo exterior específicamente seleccionado,
llegar a ser activados bajo determinadas comportamiento que ordinariamente va contra las
condiciones psicopatológicas sociales o más básicas asunciones humanas concernientes al
individuales. Parece preferible separar claramente self y los otros, contra principios básicos de
en la psicodinamia del odio primitivo, los aspectos moralidad con respecto al tratamiento de otros
delusivos de los comportamientos alucinatorios, en seres humanos. Característicamente esa violencia
un sentido psicótico descriptivo. En pacientes está en contraste dramático a los stándares sociales
clínicamente delusisvos, la enfermedad de delusión mantenidos por los individuos de las mismas
es la que domina el problema de violencia; en masas violentas entre ellos mismos, en relación
pacientes clínicamente no psicóticos, la violencia con otros y en relación con gente que no pertenece
implica aspectos mucho más complejos e al grupo exterior seleccionado. El siglo XX ha
intrigantes del odio y le dan garantía a la afir- dado dramáticas y espantosas evidencias de la
mación de que no toda la violencia es psicótica. Por violencia social que definimos.
el contrario, la mayoría de los casos de violencia Quizás los mejores casos estudiados son el
severa emergen dentro de un amplio espectro de Régimen Facista en Alemania (Sofsky, 1993) y el
desórdenes severos de personalidad, y parecen ser régimen comunista en la Unión Soviética
típicamente casos del síndrome de narcisismo (Conquest, 1990), donde la apertura de archivos
maligno, de personalidad antisocial severa, históricos e investigaciones históricas extensivas y
mutilación crónica del self, comportamientos sociológicas han provisto información que permite
suicidas y desórdenes de personalidad paranoide por sí misma, la exploración desde un punto de
severos. vista psicológico y psicoanalítico. Estoy sugiriendo
Habiendo intentado relacionar una que el asesinato masivo de ciudadanos, la sanción
perspectiva neurobiológica y neuropsicológica con social de la tortura y la persecución y que la abierta
la teoría psicoanalítica de relaciones objétales, negligencia de stándares de decencia en el
quisiera ahora fijar mi punto de vista sobre de tratamiento de minorías, requiere una
emergencia asustante del comportamiento agresivo psicodinámica en adición a las explicaciones
violento en la realidad social de nuestro tiempo. sociológicas e históricas que a menudo pasan de
En Psiquiatría clínica, aquéllos que prestamos comportamientos humanos de interacción
interés particular en los desórdenes severos de la civilizada ordinaria y respeto por la vida humana, a
personalidad estamos acostumbrados a trabajar con violencia social masivamente sancionada.
individuos extremadamente violentos que Me estoy acercando al estudio psicoanalítico
presentan comportamiento antisocial severo. Al de los procesos de grupos pequeños y grandes no
mismo tiempo, el hecho de que cientos de miles de estructurados, y de la psicología de las masas.
individuos, si no relativamente normales al menos Wilfred Bion (1961), Pierre Turquet (1975), Didier
comportándose convencionalmente, pueden tomar Anzieu (1981) y otros han demostrado como en
parte en violencia socialmente organizada, ha sido situaciones de grupos no estructurados, las
ampliamente demostrado en nuestro siglo y clama relaciones rol-
por una explicación.

13
OTTO F. KERNBERG

estatus, ordinariamente llegan a ser inoperantes y ciones ha provisto mucha información acerca de
cada individuo les hace frente con un relativo las condiciones en las cuales las tareas de los
grupo anónimo en el cual no son aplicados sistemas de organización se atomizan y la
métodos diádicos y triádicos ordinarios de regresión de estos grupos se ve reflejada en la
relaciones. Los individuos en tales grupos padecen pérdida de la moral. En la escena amplia de la
una regresión al estado de impotencia y terror, con política, traumas históricos masivos tales como la
la activación de operaciones primitivas centradas crisis económica, la pérdida de poder, de una
alrededor del "splitting". Típicamente, ellos guerra o las luchas políticas entre las religiones, la
responden buscando aliados potenciales para étnica o los grupos raciales, proveen un fértil
soportarlos y aspirando como grupo, a definir los campo para los desarrollos paranoides, mientras
enemigos potenciales. La idealización y la que en condiciones de apadrinamiento proliferan
paranoia- génesis prevalecen, y el funcionamiento grupos elaborados que puede ser capturados por
ordinario cognitivo regresa a los pensamientos en líderes paranoides (Robins and Post, 1997). Yo he
simple cliche (Kernberg, 1998). puntualizado que de los efectos ambiguos de los
Estas situaciones de grupos regresivos tienden aspectos narcisísticos y paranoides de la
a oscilar entre un narcisismo dependiente y una personalidad del líder que en pequeñas dosis,
polaridad paranoide. El narcisismo dependiente puede engrandecer la efectividad del líder mientras
polarizado se caracteriza , por una sensación de que si estas cualidades son excesivas, ellas pueden
impotencia, desamparo, la búsqueda de un bálsamo, contribuir a cambiar el rumbo de la psicología
la presencia de un líder idealizado pero de organizacional dentro de los grupos psicológicos
conocimientos simples, original líder que promete descritos anteriormente (Kernberg, 1998).
una total gratificación en una relación dependiente En adición a las influencias de la regresión de
con él. La polaridad paranoide revela la búsqueda de grupos y de la naturaleza del liderazgo, la
un líder combativo que clama por acción violenta, formación ideológica puede fomentar regresión
que está dispuesto a asumir las responsabilidades masiva o grupos protectores y movimientos de
morales por la agresión desenfrenada contra grupos masa contra él. Sin tener en cuenta su particular
ajenos y quien organiza el mundo entre "nosotros" y contenido, las ideologías oscilan entre dos
"ellos", permitiendo enfrentar, por proyección, sus extremos : un paranoide o un narcisista -
propios temores de la agresión emergente dentro del dependiente. En la versión paranoide, el mundo se
grupo. divide entre los creyentes y los no creyentes y una
La implicación teórica de estas observaciones felicidad futura en la tierra o en una asegurada vida
es la de que subyace en todos nosotros un después de la muerte que se asegura por la
potencial de regresión rápida bajo condiciones de destrucción de los no creyentes. En el extremo
psicología de masas: los comportamientos narcisista dependiente, un convencionalismo
psicológicos específicos son activados cuando un balsámico nos da un sistema estabilizante que nos
individuo se experimenta por sí mismo como parte da reaseguramiento de las tradiciones y los rituales
de una estructura pero mutuamente relacionado que cimentan una comunidad estable, en contraste
con el grupo social. Esta regresión se dirige a la con el espíritu revolucionario del polo paranoide.
temprana etapa del desarrollo psicológico, previo a Entre estos dos extremos puede existir un reino que
la integración del segmento idealizado y paranoide puede ser llamado el centro humanístico de
de la experiencia humana, período que precede la ideologías y en el cual ciertos sistemas de
constancia de objeto y la posición depresiva. creencias se ha enraizado flexiblemente en el el
La naturaleza del liderazgo que emerge bajo individuo, en donde el juicio y la autonomía
tales condiciones puede dramáticamente individual son respetados y suficientemente
incrementar o decrecer la naturaleza regresiva de interesante, los derechos de la intimidad sexual y la
los grupos. Al sanador liderazgo del tipo abuelo privacidad son garantizados, en contraste con la
amistoso, sin narcisismo, original y sin cliches de típica moralidad puritana de ambos extremos.
en lado y el demagógico llamado de acción radical Es interesante que algún encanto particular
de un líder grandioso paranoico del puede del individuo en el amplio aspecto de algún
poderosamente reforzar las circunstancias sociales sistema ideológico, puede estar codeterminado por
bajo las cuales tal grupo agresivo puede incurrir. el nivel de desarrollo de la estructura de su propio
La teoría moderna de las organiza- yo: la madurez

14
AGRESIÓN, ODIO Y VIOLENCIA SOCIAL

individual, con un sistema de moralidad abstracto, internalizadas relaciones primitivas de objeto que
individualizado e integrado, puede separarse de preceden la constancia de objeto, con la
polaridades extremas de las ideologías de correspondiente operación primitiva de defensas
formación referidas, mientras que un individuo con centradas alrededor del splitting, la represión en
un sistema de superyo inmaduro, rígido y grupos no estructurados, situación que puede
sobreconvencional (o de mayor desmantelamiento desarrollarse como una consecuencia de la psicolo-
del sistema característico del superyo de algún gía de masas y así la estimulación de "mass media"
severo desorden de personalidad), puede ser puede fomentar la actuación de agresión primitiva
atraído por el abandono de la responsabilidad dentro de los procesos sociales.
personal dado el comportamiento y toma de La psicología de masas como una disposición
decisiones ofrecidos por las polaridades ideológi- individual importante, estimulada por la "mass
cas extremas. media", focalizada sobre la formación ideológico-
La polaridad paranoide de sistemas paranoide que racionaliza y estimula la agresión,
ideológicos típicamente justifica, racionaliza y puede rápidamente escalar la violencia social con-
sanciona la expresión de agresión hacía el tra un sub-grupo sobre el cual la agresión primitiva
enemigo; y esta polaridad paranoide de ideologías ha sido proyectada y es ahora vista como teniendo
llega a ser una verdadera cultura peligrosa. La que ser controlada por el ejercicio del omnipotente
combinación de un líder paranoide, un grupo en y destructivo odio. Un liderazgo caracterizado por
regresión en posición paranoide y el contexto de narcisismo maligno, fomenta regresiones
circunstancias históricas particulares, pueden narcisistas y paranoides en este cuerpo social, y
terminar en una expresión de agresión asesina permite el efecto de regresión de masa paranoide y
socialmente sancionada. formación de ideología paranoide, particularmente
La confluencia de una ideología totalitaria, un cuando la buena disposición a responder
liderazgo totalitario por individuos con violentamente se refuerza por trauma histórico que
características severamente paranoides y ensancha el resquebrajamiento natural dentro del
antisociales y circunstancias históricas particulares cuerpo social completo (Volcan, 1988).
que facilitan la consolidación de estrechas Individuos con severas tendencias
divisiones entre grupos sociales, permite la psicopatológicas y antisociales formarán la
activación de comportamientos violentos vanguardia de masas asesinas, así como un amplio
involucrando muchos individuos, quienes fuera de número, en efecto, de multitudes individuales
tales movimientos de masas podrían no mostrar tal luchando, quienes ordinariamente regularán sus
agresividad primitiva. interacciones sociales por medio de un sistema de
Cuando la cultura sanciona la violencia superyo individualizado y que se comprometen con
individuadla familia ordinaria y los sistemas valores morales, pueden ser dirigidos dentro de la
sociales pueden no obstante permitir la cons- deshumanización y ataque violento de las minorías
trucción de un sistema de superyo normal y así indefensas. Un dictador sádico controlando una
prevenir la expresión de la violencia primitiva al burocracia efectiva con un dominio total de la
azar. masa media, la economía y la ejército, guiado por
Por la misma razón, la desorganización de las una ideología totalitaria respaldada por un trauma y
estructuras social y cultural, el desmantelamiento desafío históricos, puede conducir casi la población
de la estructura de la familia ordinaria y el entera de un país contra una minoría opresora por
aislamiento social extremo y la comprensión de medio de un movimiento paranoico de masas que
nuestras, puede disparar la regresión masiva de racionalice el placer de una orgía compartida de
grupos, aún en la ausencia de una ideología de violencia destructivo- asesina (Sofsky, 1993).
violencia. La mayor fuente de la violencia social es En conclusión, restos de agresividad primitiva
la agresión individual primitiva y potencialmente permanecen como un potencial significante de lo
disponible, ordinariamente controlada e integrada individual, enraizado en la caracterología anclada
en la ambivalencia normal y la sublimatoria y una de la integración del afecto agresivo, dentro de la
característica de esto es la ambivalencia en el estructuración de las relaciones de objeto
contexto ordinarios de la pareja y de las relaciones
de familia así como en el rol de las interacciones
sociales. El potencial (por ausencia de grupos)
refleja la potencialidad de

15
OTTO F. KERNBERG

internalizadas. Estas disposiciones agresivas Los asesinos que van en la avanzada de la


pueden ser activadas bajo ciertas circunstancias multidad que va en proceso de un linchamiento,
sociales, particularmente cuando las masas son usualmente los individuos más enfermos de la
atraviesan los sistemas morales desarrollados y multitud; pero bajo ciertas condiciones sociales,
sobre este punto, la regresión en el sistema social y muchos pueden llegar a ser asesinos.
la psicopatología del individuo se complementan
mutuamente.

Referencias
— (1946) "Notes on some schizoid
ANZIEU. D mechanisms" In:
— (1981) "Le groupe et l'inconscient. Devolopment in Psychoanalysis", Ed. J. Riviere.
L'imaginaire groupai" Paris, Dunod London: Hogarth Press, 1952, pp. 292-320
BION, W.R. KRAUSW, R.
— (1961) "Experiences in Group" New York, — (1988) "Eine Taxonomie der Affekte und ihre
Basic Anwendung auf das Verstandnis der fruhen
Books. Storungen". "Psychothérapie und Medizinische
BOWLBY, J. Psychologie" 38:77-86
— (1969) "Attachment and Loss" Vol. I. MAIN,M.
London; -- (1995). "Recent Studies in Attachmant".
Hogart Press. -- (1973) "Attachment and Loss" Overview, with Selected Implications for Clinical
Vol.11. London; Hogart Press. Work. In: "Attachment Theory". S. Goldberg, R
— (1980) "Attachment and Loss" Vol.III. Muir & J. Kerr (eds.) New Jersey and London:
London; The Analytic Press: pp407-467.
Hogart Press. MELOY, J.R.
CONQUEST, R. — (1992). "Violent Attachments".New Jersey and
— (1990) "The Great Terror. A Londonjason Aronson Inc.
Reassessment". New PARIS, J
York and Oxford: Oxford University Press. — (1994) "Borderline Personality Disorder.
DEPEU, R.A. American
— (1996) "A Neurobiolocal Framework for the Psychiatric Press. Washington, D.C. and London.
Structure of Personality And. Emotion" PIAGET, J
Implications for Personality Disorders. In "Major — (1954). "Intelligence and Affectivity". Palo Alto
Theories of Personality Disorders" J.F. Clarkin :Annual Review Press, 1981.
and M.F. Lenzenweger (eds.) New York The ROBINS, S. R. & POST, J. M.
Guildford Press, pp 347-390. — (1997). "Political Paranoia" The
FREUD, S. Psychopolitics Of
—(1920) "Beyond the Pleasure Principle" Standar Hatred ".New Haven and London: Yale
Edition, 18:7-64 University Press. SOFSKY, W.
—(1923) "The Ego and the Id" Estándar Edition, — (1993) ."Die Ordnung Des Terrors: Das Konzen
18:7-64 trationslager"Frankfurt, Germany: Fisher Verlag.
— (1933) "New Introdutory Lectures on STONE; M. H.
Psychoanalysis" Estándar Edition, 22:3-184 — (1993) "Abnormalities of Personality:
GOLBERG, S MUIR R, & KERR, J Within and
— (1995) "Attachmente Theory". New Jersey and Beyond the Realm of Treatment". New York and
London; The Analytic Press. London: W.W. Norton & Company. SUOMI, S. J.
JACOBSON, E. — "Influence of Attachment Theory on
-- (1971) "Depression. New York: International Ethological
Universities Press. Studies of Biobehavioral Development in
KERNBERG, O.F. Nonhuman Primates". In : "Attachment Theory" S.
— (1992) " Aggession in Personality Disorders" New Goldberg, R. Muir & J. Kerr (eds.) New Jersey and
Haven and London; Yale University Press. London: The Analytic Press: pp. 185-201.
— (1966) "A Psychionalytic Theory of Personality TURQUET, P.
Disorders" In: "Major Theories of Personality — Threats to Identity in the large group. In: "The
Disorders" J.F. Clarkin an M.F. Lenzenweger (eds.). Large Group Dynamics and Therapy" . Edited
New York: The Guilford Press, pp 106-140 by Kreeger L. London, Constable, 1975.
— (1998) "Ideology, Conflict, and Leadership in VOLKAN, V.
Groups and Organizations" New Haven: Yale — (1988) . "The Need to have enemies and allies".
University Press. (In Press) New Jersey: Jason Aronson.
KLEIN, M.
— (1940) "Mourning and its relation to manic-
depressive states"In: "Contributions to
Psychoanalysis" 1921-1945. London: Hogarth
Press, 1948,pp 311-338

16