Anda di halaman 1dari 3

Salud Mental

¿Qué es?

Es la capacidad que tiene un individuo para poder interactuar de manera armónica


con su ambiente. Esto quiere decir lograr vivir en un equilibrio psico-emocional,
que ayude a la persona a enfrentar las presiones a nivel social, académico,
familiar, laboral y cultural; con el fin de poder trabajar de forma productiva y
mejorar las relaciones interpersonales, elevar la autoestima y por ende poder
llevar una vida feliz y saludable.

Síntomas

Entre las principales manifestaciones de la pérdida de salud mental se observan


las alteraciones de las funciones mentales y a veces cerebrales, siendo las más
frecuentes:

 Estrés
 Depresión
 Trastornos de ansiedad
 Adicciones
 Miedos y fobias
 Baja autoestima
 Alteraciones del sueño
 Síntomas físicos (dolor de cabeza, tensión muscular, etc.).
 Problemas alimenticios
 Pensamientos y acciones suicidas

¿Cómo reconocer la pérdida de Salud Mental?

Principalmente es importante recalcar que esta puede afectar a cualquier persona


y de cualquier edad (niños, jóvenes, adultos y ancianos), no importando clase
social, etnia, profesión, género. Pues en este proceso influyen factores de riesgo
como lo son la mala calidad de vida, mal manejo de estrés y ansiedad, autoestima
baja, problemas económicos, excesiva carga académica o laboral, falta de
descanso, etc.
En la vida es normal sentir un poco de estrés, tristeza y cansancio entre las
actividades que se realizan, sin embargo, cuando estas sensaciones se vuelven
más intensas o frecuentes es importante consultar o buscar ayuda profesional.

Por lo tanto, el autoconocimiento es de vital importancia para mantener una


adecuada salud mental, pues esto ayudará a que la persona pueda distinguir
cuando sus problemas se hagan difíciles de manejar por sí sola o bien cuando
sienta ansiedad o depresión injustificada y prolongada, cambios abruptos de
comportamiento o estado de ánimo, sentimientos de desesperanza, pesimismo,
incapacidad, pérdida de confianza, ente otros. Así mismo, todos estos síntomas
empiezan a tener repercusiones a nivel físico como puede ser la tensión muscular,
dolores de cabeza, insomnio, etc.

Por otra parte, es indispensable que la persona pueda realizar un análisis de las
áreas en las que se desenvuelve para poder indagar qué área esta sufriendo o
causando el desequilibrio emocional para así poder trabajarla (familiar, laboral,
emocional, social, cultural).

En algunas ocasiones y situaciones de la vida es posible que la persona llegue a


vivir o experimentar un desajuste emocional como por ejemplo la pérdida de un
ser querido, una situación intensa de estrés como un despido, efectos de la
pobreza, violencia, problemas familiares, uso y abuso de sustancias ilegales,
presencia de enfermedades, envejecimiento; causas que pueden llegar a romper
la estabilidad y dar paso a una enfermedad mental que por lo general ya trae
consigo una causa física (desequilibro químico cerebral).

La comprensión de estos problemas y el diagnóstico oportuno, así como la


búsqueda de ayuda profesional y el tratamiento adecuado permitirán restablecer la
armonía en la vida de la persona, llevar una interacción adecuada con la familia y
la sociedad.

¿Qué hacer para incrementar o mantener una buena Salud Mental?

Aprender a vivir, manejar y afrontar las situaciones del diario vivir a través del
discernimiento permitirá lograr un equilibrio en la vida y por ende mejorar la salud
mental.

Lograr el control de los pensamientos, sentimientos y comportamientos, hará que


la persona se sienta bien consigo misma, se sienta emocionalmente sana y pueda
poner en diferentes perspectivas sus problemas, haciéndole frente al estrés,
ansiedad y otras adversidades que se le presenten.
Otras recomendaciones son:

 Autoconocerse (habilidades, fortalezas y debilidades).


 Autovalorarse.
 Realizar ejercicio diariamente.
 Buena alimentación.
 Descansar lo suficiente (de 6 a 8 horas son lo recomendado para tener un
sueño reparador).
 Buscar tiempo para la recreación.
 Mantener buenas relaciones y comunicación con la familia, grupo de
amigos y a nivel laboral.
 Abordar los problemas diarios con paciencia, tolerancia y positivismo.
 Compartir problemas con alguien de confianza.
 Organizar actividades y establecer prioridades para evitar el estrés.
 Buscar ayuda profesional para prevenir o trabajar algunos de los síntomas.

Referencias Bibliográficas

Family Doctor. Keeping your emotional health. http://familydoctor.org/familydoctor/es/prevention‐


wellness/emotional‐wellbeing/mental‐health/mental‐health‐keeping‐your‐emotional‐
health.printerview.all.html   (consulta: 22/01/2013). 

Fenandez, S. (2010). La Salud Mental: de la enfermedad al bienestar físico, mental y social. 
http://www.saludmental.info/Secciones/clinica/2010/tecnicas-paliativas-enero10.html (consulta:
22/01/2013).