Anda di halaman 1dari 3

¿Se puede despolitizar la reconstrucción?

www.sdpnoticias.com/nacional/2018/01/16/se-puede-despolitizar-la-reconstruccion

Horacio Urbano January 16, 2018

De acuerdo con la Secretaria Robles, la inversión total estimada para la reconstrucción, y solo
en lo que atañe a vivienda, asciende a 8,875 millones de pesos

Foto propiedad de: Internet

Lo dijo Rosario Robles Berlanga: “Reconstruir las casas y comunidades que fueron afectadas
por los sismos de septiembre pasado no será ni cosa fácil, ni que se haga de la noche a la
mañana”.

Al presentar un informe del avance de los procesos de reconstrucción, la titular de la


Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), dio a conocer que se registran
avances en 17,317 viviendas, lo que pudiera sonar muy bien, si no fuera porque dijo también
que hay más de 172,000 viviendas dañadas, y se estima que de ellas 60,000 son pérdida
total.

Y atención, porque de acuerdo con la Secretaria Robles, la inversión total estimada para la
reconstrucción, y solo en lo que atañe a vivienda, asciende a 8,875 millones de pesos, de los
cuales, 7,200 millones son para recuperar las que tuvieron daño total, en tanto que los
restantes 1,675 millones serían para reparar las que sufrieron daños parciales.

Sin duda es un reto mayor... Que todos esperamos sea enfrentado en forma eficiente por las
diferentes autoridades involucradas, lo que en los hechos tampoco resulta sencillo porque en
muchos casos fue necesario empezar por diseñar los instrumentos con que se está
enfrentando la emergencia.

Un muy buen ejemplo de esto son los créditos dispuestos por Sociedad Hipotecaria Federal
(SHF), que dirige Jesús Alberto Cano Vélez, y en particular aquellos destinados a recuperar
viviendas de la Ciudad de México que sufrieron daño total.

Se trata de un esquema innovador, en que con el respaldo de la emisión de un bono que


garantiza el pago del capital, los damnificados recibirán un crédito hasta por 2 millones de
pesos para comprar una nueva vivienda por el que no tendrán que pagar capital y solo
deberán cubrir los intereses a una tasa preferencial de 9 por ciento.

Al momento se han formalizado apenas alrededor de 100 de estos créditos, en tanto que SHF
ha señalado estar en condiciones de otorgar hasta 5,000.

1/3
Y sí, aun a pesar de que todos quisiéramos que todo fuera más rápido, la realidad es que el
puro diseño del producto y la estructura del bono que lo respalda son cosas que toman
tiempo, por lo que el inicio debe ser considerado una muy buena señal, y más aún cuando ya
hay en tubería solicitudes que permiten suponer que a partir de ahora se podrán formalizar
entre 30 y 40 operaciones de este tipo por semana.

Pero la atención a la emergencia no solo corresponde al ámbito federal, y es así que vemos
como las diferentes entidades en que se registraron daños han ido desarrollando esquemas
de atención que se acompañan con las acciones que provienen del gobierno federal.

Ejemplo de esto es el Programa de Reconstrucción para la Ciudad de México, que presentó


también la semana pasada el jefe de gobierno capitalino , Miguel Ángel Mancera, y que
consta, solo para medir la complejidad del reto, de 45 subprogramas, a desarrollarse a partir
de 11 ejes.

En el mismo sentido de lo señalado por la titular de Sedatu, el programa que presentó


Mancera hace evidente que la reconstrucción llevará tiempo y que el documento está abierto
para ir incorporando las diferentes eventualidades que inevitablemente habrán de
presentarse.

Habrá que ir reconociendo realidades técnicas, económicas y legislativas, dijo el funcionario, y


agregó que la atención, pensando en escenarios de largo plazo y en cambios de gobierno,
debe estar siempre centrada en los derechos de las personas, y en alinear las acciones de la
reconstrucción con el espíritu de la nueva Constitución de la entidad, pensando siempre en
evitar desplazamientos humanos y en procesos inclusivos y equitativos, que nunca se olviden
de los grupos vulnerables.

El reto, aunque esto quizá no lo digan ni Robles ni Mancera, es evitar que la reconstrucción
se pierda en el laberinto de la politización.

Que los damnificados se conviertan, como ya está sucediendo, en carne de cañón y


eventuales mártires de un amplio catálogo de banderas políticas.

Y que la Ciudad, que debiera ser el eje del debate, acabe siendo solo una pieza más, una
pieza sacrificable, en un ajedrez político que nada tiene que ver con objetivos verdaderamente
ciudadanos.

Ojalá no permitamos que la reconstrucción acabe siendo solo un panfleto político, en lugar de
una nueva oportunidad para definir el futuro.

¿CÓMO RECONSTRUIR LA CIUDAD?

Y ya metidos en el tema de la reconstrucción, hay que estar muy atentos, porque 25 y 26 de


este mes se llevará a cabo el Foro: Después del 19S, ¿cómo reconstruir la Ciudad?

2/3
Será un espacio de reflexión y propuesta, en que participarán instituciones académicas tan
importantes como la Universidad de Harvard, que en conjunto con especialistas de varios
países y desde luego de México, compartirán experiencias en busca de generar una agenda
que se pueda integrar a los esfuerzos que ya se realizan en las zonas que resultaron
afectadas.

Ya les estaré contando lo que sucede en este Foro, que nace de una iniciativa de diversas
instituciones académicas, bajo la coordinación de la ONG mexicana Mejor Ciudad.

3/3