Anda di halaman 1dari 1

El trastorno distímico y el trastorno depresivo mayor se distinguen en base a la gravedad, la

cronicidad y la persistencia. En el trastorno depresivo mayor el estado de ánimo depresivo debe


estar presente la mayor parte del día, casi cada día, durante un período de al menos 2 semanas,
mientras que en el trastorno distímico debe estar presente la mayoría de los días a lo largo de un
período de al menos 2 años.

El trastorno esquizoafectivo difiere del trastorno depresivo mayor, con síntomas psicóticos, por
la exigencia de que en el trastorno esquizoafectivo tiene que haber al menos 2 semanas de ideas
delirantes o alucinaciones que aparezcan en ausencia de síntomas afectivos acusados. Puede
haber síntomas depresivos durante la esquizofrenia, el trastorno delirante y el trastorno psicó-
tico no especificado. En la mayoría de los casos estos síntomas depresivos pueden considerarse
características asociadas a estos trastornos y no son tributarios de un diagnóstico independiente.
No obstante, puede realizarse un diagnóstico de trastorno depresivo no especificado adicional al
diagnóstico de esquizofrenia, trastorno delirante o trastorno psicótico no especificado cuando
los síntomas depresivos cumplan los criterios completos para un episodio depresivo mayor (o
cuando son de especial significación clínica).

Personalidad

Los sujetos con trastorno límite de la personalidad pueden presentar un patrón de


infravaloración de sí mismos en el momento en que están a punto de lograr un objetivo (p. ej.,
dejar los estudios justo antes de graduarse, presentar una grave regresión después de haber
estado hablando de los progresos de la terapia, destruir una buena relación en el momento en
que parece claro que la relación podía tener continuidad). Algunos sujetos presentan síntomas
similares a los psicóticos (p. ej., alucinaciones, distorsiones de la imagen corporal, ideas de
autorreferencia y fenómenos
hipnagógicos) durante los períodos de estrés. Los sujetos con este trastorno se pueden sentir más
seguros con objetos transitorios (p. ej., un animal doméstico o propiedades inanimadas) que con
las relaciones interpersonales. La muerte prematura por suicidio se puede producir en los sujetos
con este trastorno, especialmente en quienes concurre un trastorno del estado de ánimo o un
trastorno relacionado con sustancias.
Las ideas o las ilusiones paranoides pueden aparecer tanto en el trastorno límite de la
personalidad como en el trastorno esquizotípico de la personalidad, pero en el trastorno
límite estos síntomas son más pasajeros, interpersonalmente reactivos y en respuesta a
estructuras externas.