Anda di halaman 1dari 3

AMBICIÓN POR EL ORO NEGRO Y LA INDUSTRIA PETROLERA

“LA EPOPEYA DEL ORO NEGRO”

ANGGIE PAOLA CHARRY TORRADO

Cód. 2123731

DOCENTE:
Ing. OSCAR VANEGAS ANGARITA

UNIVERSIDAD INDUSTRIAL DE SANTANDER


FACULTAD DE INGENIERIAS FISICOQUIMICAS
ESCUELA DE INGENIERÍA DE PETRÓLEOS
BUCARAMANGA

2016
AMBICIÓN POR EL ORO NEGRO Y LA INDUSTRIA PETROLERA
“LA EPOPEYA DEL ORO NEGRO”

En la gran era dorada comienza todo, allí fue reflejada la fiebre del oro negro y la
perforación del primer pozo en Pensylvania, en donde se comenzó la búsqueda
debido a que se era visible en varias partes los afloramientos de crudo de manera
natural, lo que llevó a la necesidad de aumentar la búsqueda de hidrocarburos, este
primer pozo sólo tenía 21 metros de profundidad y fue perforado por Edwin Drake
en 1859 y para este entonces ya se estudiaba la ciencia de la geología, enfocada a
las estructuras prospectos para almacenamiento de hidrocarburos, especialmente
los anticlinales.
La ambición por tener lo que se desea y aprovechando los recursos existentes llevó
a Jhon Rockefeller buscando su interés económico a construir Estándar Oil en 1870,
donde no solo buscaba estandarizar la producción de todas la personas que
explotaban crudo, sino también de controlar los precios del mercado, de igual forma
los albores de la explotación petrolera en el medio oriente (encabezada por los
británicos), señalan cuanto desconocimiento tenían los líderes árabes de la época
acerca de la inmensa riqueza que representaba el petróleo; motivo por el cual las
"7 grandes hermanas" (las compañías petroleras más importantes del mundo)
sacaron provecho de esa situación.

El dominio del petróleo es también conocido como la segunda revolución industrial


y los efectos relacionados con esta van desde el gran crecimiento demográfico que
hubo como su consecuencia directa hasta la beneficiosa evolución económica e
industrial que experimentaron los países que se adelantaron en su control y
desarrollo; es tan crucial en el entorno mundial que desde su aparición a gran escala
ha influenciado los resultados de importantes conflictos humanos o incluso ha sido
en su gran mayoría el detonante principal de los mismos, actualmente la situación
de este no es el más favorable, no precisamente por los precios del petróleo, pues
estos siempre han estado fluctuando, la situación no tan favorable de la que
conversamos actualmente es que por fin comprendemos que se trata de un recurso
no renovable el cual ya alcanza su gran pico de producción y comienza por lo pronto
una declinación que si no es bien sabido debe alarmarnos pues estamos hablando
de un recurso que queramos saberlo o no ha construido los cimientos de la
civilización y cultura actual.
El control y el poder sobre el petróleo significa dominio sobre los demás, sobre lo
que suceda en el presente y un iluso control sobre lo que venga en el futuro, la
falsedad y el engaño es el principal juego que desempeñan todas y cada una de las
personas en este mundo alrededor de este recurso, más sin embargo, no se puede
pensar que todo esto es consecuencia de la riqueza llamada petróleo, todas estas
caras falsas, interesadas y llenas de ambición, todas estas disputas no son nada
más que el resultado de la naturaleza humana llena de dobles promesas, provechos
inescrupulosos y falta de vergüenza, o al menos así nos lo hacen creer puesto que
yendo un poco más allá, todo esto es el resultado de la naturaleza humana que
hemos escogido seguir; los países alineados, que es como ellos se comenzaron a
llamar, no son nada más que una muestra reflejada de un presumido egocentrismo,
son el prototipo de las morales mentirosas que dirigen los cursos actuales, si hay
algo bien en ellos es que comprenden el significado del poder, pero si bien puedo
criticar, esta lo perverso en los medios que ellos disponen para lograr sus objetivos,
ello por no citar a Maquiavelo en una descripción más puntual; todo se trata de
engaños para el bien propio por sobre los demás, de aliarse como una manada de
hienas hambrientas dispuestas a robar el bocado de los demás sin dar parte del
mismo, sí, así es, ese es el camino escogido y que domina actualmente el
comportamiento geopolítico, solo aquellos que se han permitido levantar la cabeza
han logrado reaccionar y apartar el yugo de su muerte anunciada, ya sea para
acuerdos justos de asociación o para la misma nacionalización de lo que es absoluta
e indiscutiblemente propio. Ser un país no alineado no significa que no se pueda
tener autodeterminación ni poder organizativo, ser un país no alineado expresa que
se debe contar con una gran personalidad y sentido de lo que nos pertenece,
encarna ser un país que comenzó un poco más tarde el cual tiene la oportunidad de
tomar mejores decisiones, muestra de ello lo encontramos en la OPEP.