Anda di halaman 1dari 6

INTRODUCCION.

La intervención posológica hospitalaria, es actualmente, un campo poco


explorado, pero sumamente útil y necesario en instituciones médicas, es un área
de la psicología donde se atienden a pacientes hospitalizados con crisis asociadas
a problemas de salud, provocas por la incertidumbre y las circunstancias
repentinas para las cuales, evidentemente no están preparados.

La intervención psicológica hospitalaria representa para el paciente una forma de


reducir los síntomas causados por el cambio repentino que ha tenido en el ámbito
de la salud, por eso es imprescindible conocer las características que hacen de la
atención proporcionada a las personas hospitalizadas y sus familiares, profesional
y efectiva.
En el presente documento se pretende conocer los principios básicos de las IPH.
Y las características más comunes en pacientes hospitalizados, así mismo, tiene
intención de transferir un parte la experiencia que se puede obtener colaborando
en una institución médica como es el Hospital Universitario de Puebla,
demostrando la efectividad, utilidad y beneficios que tiene este tipo de intervención
en sus pacientes.
INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA HOSPITALARIA
Es un servicio que brinda apoyo emocional al paciente y a su familia con calidez
humana, previniendo futuros desórdenes al ayudarlos a establecer el equilibrio
emocional en ellos. Es una ayuda para tomar decisiones acertadas en momentos
de crisis.
Conceptos básicos de la psicología hospitalaria:

• Salud: Estado de bienestar completo en los aspectos físicos, mentales y


sociales del ser humano y no solo la ausencia de enfermedades o padecimientos
(OMS, 1948).

• Enfermedad: Alteración o desviación del estado fisiológico en una o varias


partes del cuerpo, por causas en general conocidas, manifestada por síntomas y
signos característicos, y cuya evolución es mas o menos previsible.
• Lesión en un tejido o una disfunción en uno de los órganos del
cuerpo.
- Enfermedades agudas: son de inicio repentino, con una duración
determinada y los signos y síntomas desaparecen al tratar la enfermedad. Se
pueden curar y las causas son identificables, pueden ser tratadas y el paciente
recupera su salud.
- Enfermedades crónicas: Condición de salud o disfunción orgánica de
aparición lenta (sintomáticas), tienden a agravarse con el tiempo, limitando cada
vez más a la persona. Acompaña a la persona de por vida. Ahora se llaman
enfermedades conductuales, ya que ocurren por conductas de malos hábitos que
se hacen continuamente.

ASPECTOS PSICOLÓGICOS DEL PACIENTE HOSPITALIZADO


Disminución de la energía psicofísica, es frecuente ver la posición corporal
autodefensiva (encorvado) o postrado en la cama.
Sufrimiento psicológico localizado, centrado en la patología, que se vuelve el
centro de atención. A la vez desconoce aspectos referidos a su enfermedad,
tratamiento, por lo que a veces puede tener manifestaciones exageradas.
Estados emocionales donde por lo general se presenta.
Angustia
Predomina la preocupación excesiva, la desesperanza, depender" de su historia
de vida, de sus experiencias previas.
Ansiedad:
Es la emoción más común. Se muestra como un estado de inquietud ante una
amenaza indefinida, es una actitud de expectativa, de alerta.
Depresión:
La enfermedad o la hospitalización suponen una situación de pérdida, lo cual se
relaciona con la depresión.
Cambios de conductas, de sueño, apetito, etc.
Temor a la soledad o a la invalidez la evolución de su enfermedad, las molestias,
el ser quien las está experimentando (cosa que puede ser entendida, pero no
puede ser compartida por quienes le rodean) lo hacen sentir solo, parece ser que
es el único que está enfermo. Recordar que podemos acompañarlo, pero que la
experiencia de enfermedad conlleva una vivencia que es personal, que no se
transfiere - que es propia de quien padece. Es frecuente que ante esta situación
repiense el valor de su vida, de su antiguo estado de salud, revalorice su vida
pasada
Algunos mecanismos defensivos frente a la angustia de la enfermedad
Regresión: favorecida por la situación, estar en cama, hospitalización,
dependencia, cuidados. Abandona su independencia, más pasivo, sentirse centro
del mundo por su padecer (como él niño). Si coopera es adaptativo, de lo contrario
es negativo.
Evasión: rechazo de la realidad, crea un mundo de fantasía, interno, donde vive
sus deseos, sus motivaciones a través de su pensamiento fantástico. Puede estar
asociado a diferentes consumos (drogas, alcohol).
Agresión: culpa a su entorno (médico, enfermeras). Es desfavorable.
Inculpación: auto punitivo, se culpa. Puede llevar a depresión o al suicidio.
Negación: elimina pensamientos desagradables en torno a su situación. Oculta.
Represión: desvía los pensamientos que le desagradan, les quita las emociones
Ira: vive la enfermedad como injusticia (por qué a mí),
Idealización: le confiere capacidades superiores al personal que lo asiste.

EXPERIENCIA:
Samar:
Haber realizado estas prácticas me deja sin duda muy enriquecido, tanto en el
aspecto teórico de la psicología, como con el contacto empático con los pacientes
y la comunidad que conforma H.U. en general.
Comencé con mucha inseguridad pues no pensaba estar preparado para atender
de una forma profesional y efectiva a las personas, sin embargo, con algunos
comentarios que los doctores no hicieron y sobre todo, después de haber atendido
al primer paciente, me sentí mucho más capaz. Me di de que los pacientes
hospitalizados y sus familiares mejoran mucho su estado anímico por esta
intervención, expresan todas sus inquietudes, reducen sus inquietudes, incluso si
no son los psicólogos o doctores quienes responden a ellas, en muchos casos
encuentras cosas positivas de la situación, se reduce el estrés y la ansiedad y se
mejora la imagen que se tiene sobre el tipo de atención que da el hospital, además
de reflejar calidad y preocupación de parte del personal.
Sin duda fue una experiencia muy útil para mí y considero que también lo fue para
los pacientes a quien tuve el placer de atender.
BITÁCORA SAMAR:
Sábado 5 de Noviembre:
 Me presente en urgencias para intervenir con familiares de pacientes
hospitalizados mientras tomaban sus signos vitales.
 Intervine con 2 pacientes en Hospitalización, y una niña en pediatría
 Intermitentemente pasaba con mi compañera a urgencias
preguntando si se les ofrecía algo a los familiares.

Domingo 6 de Noviembre:
 Me presente en urgencias para intervenir con familiares de pacientes
hospitalizados mientras tomaban sus signos vitales.
 Intervine con 3 pacientes hospitalizados y un niño en pediatría.
 Intermitentemente pasaba con mi compañera a urgencias
preguntando si se les ofrecía algo a los familiares.

Sábado 12 de Noviembre:
 Me presente en urgencias para intervenir con familiares de pacientes
hospitalizados mientras tomaban sus signos vitales.
 Pase a oncología con mi compañera pero decidimos que era mejor
no intervenir con esos pacientes pues no estábamos preparados
para eso.
 Atendí a 2 personas mayores en hospitalización y una mujer en
ginecología.
 Intermitentemente pasaba con mi compañera a urgencias
preguntando si se les ofrecía algo a los familiares.

Domingo 13 de Noviembre:
 Me presente en urgencias para intervenir con familiares de pacientes
hospitalizados mientras tomaban sus signos vitales.
 Pase a ver una persona mayor que visite el día anterior, 2 pacientes
más en hospitalización y un niño con sus familiares en pediatría.
 Intermitentemente pasaba con mi compañera a urgencias
preguntando si se les ofrecía algo a los familiares.
Sábado 26 de Noviembre:
 Me presente en urgencias para intervenir con familiares de pacientes
hospitalizados mientras tomaban sus signos vitales.
 Intervine con algunos pacientes en urgencias preguntando si se les
ofrecía algo, intervine con una persona en hospitalización.
 Intermitentemente pasaba con mi compañera a urgencias
preguntando si se les ofrecía algo a los familiares.

Domingo 27 de Noviembre:
 Me presente en urgencias para intervenir con familiares de pacientes
hospitalizados mientras tomaban sus signos vitales.
 Atendí a una mujer en ginecología, posteriormente con su pareja, y
un barón en hospitalización junto con sus familiares.