Anda di halaman 1dari 88

POLÍTICA DE SEGURIDAD Y DEFENSA NACIONAL

1. Seguridad Nacional

Perú, desde sus inicios, se ha enfrentado a una serie de amenazas


tradicionales y a otras nuevas que han surgido debido a los cambios ocurridos
en el ámbito nacional, así como los que se han producido en el regional y
global. Perú, también está influenciado por una multiplicidad de factores
internos y externos que pueden convertirse en amenazas y que exigen al
Estado mantenerse preparado para hacer frente a todas aquellas que
pretendan obstaculizar la consecución de sus objetivos y vulnerar sus
intereses afectando su Seguridad y Bienestar.

"La defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad son el fin


supremo de la sociedad y del Estado", así consigna el artículo 1º de la
constitución e interpretamos que defensa y dignidad son fines inmanentes el
Estado. De ello podemos colegir que el Estado establece dos fines derivados,
Bienestar (alcanzar su dignidad) y Seguridad (alcanzar su tranquilidad); el
primero -bienestar- lo logra haciendo uso del instrumento el Desarrollo, y el
segundo -seguridad- haciendo uso del instrumento la Defensa.

Esta situación debe ser entendida e interiorizada por toda la población, de


manera que la percepción de seguridad se vea acompañada por una
tranquilidad que permita realizar las actividades necesarias para la gestión y
eventual logro de los objetivos trazados por el Gobierno.

Todos los campos de actividad: el social, el político, el económico y el militar,


están intimamente vinculados con los valores esenciales del Estado y, más
aun, con la capacidad y el espacio que tenga éste para ejercitar su acción
política. De ello se desprende que la Seguridad no sólo está relacionada con la
opción militar del Estado, sino con todos los elementos del Poder Nacional con
que éste cuenta.

Perú sostiene, como Política de Estado, el estricto respeto al Derecho


Internacional a la igualdad jurídica y soberana de los Estados, al principio de
la no injerencia y la no intervención en los asuntos internos de otros Estados,
a la libre determinación de los pueblos, al respeto de los tratados, a la solución
pacífica de conflictos, al derecho soberano de cada Nación de construir y
mantener libremente su sistema socio-económico y sistema político que ellos
mismos escojan. Al mismo tiempo, Perú reafirma su soberanía e independencia
nacionales, la existencia e integridad de su patrimonio, sus intereses y
objetivos, actuando con plena autonomía y libre de toda subordinación frente a
cualquier amenaza.

La Seguridad es aquella situación en la que el Estado se encuentra libre de


presiones y, por lo tanto, de amenazas contra sus valores esenciales, como
son, la libertad, la integridad y soberanía, en la que pueda desarrollarse y
ejercitar su acción política sin condicionamientos diferentes a los que imponen
su Constitución, sus Leyes, el sistema democrático, el Derecho Internacional y
la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

1.1 las Amenazas a la Seguridad Nacional

Se conceptualiza como amenaza a toda acción, hecho o circunstancia, externa


o interna, con capacidad suficiente para obstaculizar el logro de los Intereses
Nacionales y de los Objetivos Nacionales.

Podemos clasificar a las amenazas en: tradicionales y no tradicionales. Las


primeras son aquellas que tienen presencia histórica y que pese a no mantener
la intensidad del pasado, se encuentran presentes en la agenda de seguridad.
Los temas de fronteras y los diferendos limítrofes pendientes encajan dentro de
esta categoría. Las segundas son aquellas que, teniendo una connotación
histórica, pueden reactualizarse bajo nuevos perfiles. Por ejemplo, el viejo
equilibrio de poderes entre naciones hoy se recicla en función de la pugna por
espacios económicos. Los antagonistas tradicionales se transforman en
adversarios económicos. De igual forma es aplicable a una situación de
conflicto convencional, tensión bilateral y competencia en un escenario donde
los acuerdos definitivos pueden constituir, en un plazo previsible, una
amenaza para los intereses de seguridad.

Existen otras amenazas, las derivadas de un nuevo escenario internacional.


Éstas son de corte trasversal (comunes a varios países) y trasnacional, como
son: el narcotráfico y terrorismo internacional, la depredación de recursos
naturales agotables, la contaminación y agotamiento de las fuentes de agua y
la desertificación de las selvas tropicales, entre otras.

Dentro de este conjunto, podemos establecer como principales amenazas a la


Seguridad del Estado Peruano a las siguientes:

1.1.1 Los intereses de otros Estados contrarios a los nuestros

En el marco de la globalización y en el ámbito regional, los Estados manifiestan


intereses de diversos tipos siendo los más resaltantes aquellos vinculados a los
aspectos políticos, económicos, sicosociales y territoriales: los obstáculos que
se presentan en la realización de estos intereses configuran amenazas en estos
campos.

1.1.2 Los intereses de Grupos de Poder que afectan a los del Estado

Los grupos de poder -Lobbies- influyen en los lineamientos y políticas de los


Estados originando problemas de desequilibrios políticos, económicos,
sicosociales, en defensa de sus intereses. Sus efectos, dificultan la realización
de los intereses del Estado constituyéndose así en amenazas en estos campos.

1.1.3 La presencia de grupos contrarios a la institucionalidad


democrática

La nación ha vivido un largo período de lucha contra grupos terroristas que


pretendieron imponer sus ideologías apoyándose en la falta de integración
nacional, la poca presencia del gobierno en algunos lugares, la desigualdad
social, la pobreza crítica y otras contradicciones; sin embargo, habiendo sido
neutralizados y encarcelados sus militantes y principales líderes, aún
subsisten las causas que generaron su aparición, por lo que continúan sus
actividades mediante la infiltración en las organizaciones laborales y sociales,
realizando actos de terrorismo, buscando obtener el apoyo de la población,
aliarse con el narcotráfico u otras organizaciones delincuenciales. Estas
organizaciones terroristas tienen capacidad de conexión con el terrorismo
internacional; relación que de intensificarse, podría generar acciones en mayor
escala que amenacen al estado de derecho, eviten la consolidación del régimen
democrático y afecten la gobernabilidad del Estado.

Asimismo, el surgimiento de ideologías que incitan a la insurrección podrían


generar acciones violentas que amenacen al estado de derecho.

1.1.4 El tráfico de drogas

La falta de apoyo internacional para combatir a las organizaciones dedicadas al


tráfico de drogas, desarrollar programas eficientes de cultivos alternativos
rentables, erradicar los cultivos de hoja de coca y otros, así como, el
incremento de la demanda de droga en los mercados nacionales e
internacionales, promueve la corrupción de funcionarios y afecta social y
económicamente al Estado, lo que sumado a la capacidad de aliarse con las
organizaciones terroristas amenazan su estructura y la salud mental de sus
miembros.

1.1.5 Ruptura del Orden Social

El incremento del nivel de pobreza extrema, particularmente en algunas


Regiones, debido a la limitada inversión y a los fenómenos naturales, el
descontento que puede ocasionar la activación de los Centros de Libre
Comercio y Navegación en la Cuenca Amazónica, así como la existencia de
contradicciones económicas, exclusiones sociales y políticas, pueden dar lugar
a demandas y desórdenes públicos y ocasionar desbordes populares de
gravedad que alteren y dificulten la ejecución de los programas de desarrollo
amenazando la estabilidad del régimen democrático.

1.1.6 El crimen de alta intensidad que incluye el contrabando y la


corrupción

El hacinamiento poblacional y el incremento de la pobreza crítica en las


ciudades han determinado que se acreciente la delincuencia común, en sus
diferentes modalidades, que incluye el lavado de dinero, el tráfico de armas y la
conexión entre ellos. Si a ello se agrega la falta de leyes adecuadas, de un
sistema judicial idóneo y de un sistema penitenciario eficiente que rehabilite a
los delincuentes, pueden dar lugar a la creación de bandas organizadas, que de
no ser neutralizadas oportunamente, proliferarán amenazando la seguridad de
la población y generarán el caos social.

El contrabando, particularmente en las zonas fronterizas, ocasiona el


detrimento de la industria y comercio nacionales constituyéndose en una
amenaza a la economía del Estado.

La corrupción, particularmente de funcionarios públicos y sus empresas,


genera atraso económico, desconfianza en el ámbito internacional para las
inversiones y el descrédito del gobierno.

1.1.7 La destrucción del ambiente y los desastres naturales

La explotación descontrolada de la flora y fauna, la tala ilegal de madera,


particularmente en la amazonia, así como la explotación de nuestros recursos
minerales con su consecuente eliminación de residuos nocivos a través de
relaves, ocasionan la desaparición de todo vestigio de vida. Asimismo, el
incremento de la actividad industrial, del parque automotor y otros tipos de
maquinarias generan contaminación de la atmósfera.

La periodicidad y las características de ocurrencia de los fenómenos naturales


ocasionan graves daños a la población, la infraestructura y la producción.
Todos estos factores constituyen amenazas permanentes que afectan el
bienestar y el desarrollo.

1.1.8 El uso de la telemática contra los intereses del Estado

Los programas informáticos y los medios de información permiten, a las


organizaciones o personas, introducirse en los sistemas informáticos y realizar
actividades de espionaje y sabotaje; procedimientos que pueden ser utilizados
para amenazar el Desarrollo y la Seguridad del Estado.
1.1.9 El terrorismo internacional

Es un medio de lucha dirigido contra las potencias mundiales y grupos


religiosos opuestos a su causa. Tiene carácter trasnacional, con presencia en
todos los continentes, que de actuar en nuestro territorio atentando contra
intereses extranjeros, afectaría las relaciones internacionales y constituiría una
amenaza a la seguridad del Estado.

1.1.10 El Accionar de Fuerzas Irregulares Extranjeras

El accionar de las Fuerzas Militares de Colombia para combatir a los grupos


terroristas que actúan en su territorio, puede dar lugar a que estos grupos
ingresen en nuestro territorio, perturbando el libre tránsito fluvial, vulnerando
nuestra soberanía y dando lugar a enfrentamientos con nuestras fuerzas
armadas.

Alcance, nivel e Intensidad de las Amenazas

Modernamente, existe una marcada tendencia por encuadrar las amenazas


dentro de una perspectiva trasnacional que considera que todas ellas tienen un
nivel de gravedad e inmediatez, así como connotaciones tanto internas como
externas. Esto no es otra cosa que considerar que toda amenaza puede tener
un grado de intensidad, pero que a su vez tiene una connotación
simultáneamente interna y externa.

Para Perú las amenazas tradicionales trasformadas y las nuevas amenazas


serán las que dominen la agenda de su seguridad actual y futura.

1.2 Objetivo y Políticas de Seguridad Nacional

Para poder referirnos a Objetivos y Políticas de Seguridad Nacional, es


importante hacer mención a los intereses y objetivos nacionales tratados en el
capítulo anterior. Los especialistas en el tema de Seguridad Nacional coinciden
en la importancia que adquieren los intereses nacionales como inclusivos en
su relación con la seguridad del Estado.

Los Intereses Nacionales son intangibles, permanentes e indesligables del


término supervivencia. La supervivencia se entiende como la conservación de
la nación físicamente como tal; del territorio en su integridad y recursos; así
como su cultura, como valores cualitativos y cuantitativos que cohesionan a la
sociedad y preservan sus instituciones a través del ordenamiento jurídico-
político.

Los intereses nacionales son aquellos que el Estado está dispuesto a defender
si se ven amenazados, ya sea mediante una respuesta inmediata o en el largo
plazo, dependiendo de los medios disponibles, expresados a su vez en el poder
y potencial nacionales.

Los Objetivos nacionales son la expresión de los intereses y aspiraciones vitales


que la nación busca satisfacer en determinado período de su existencia,
constituyen una guía de referencia para los gobernantes en cuanto señalan
hacia dónde debe orientar la acción política y para los gobernados en cuanto
recogen y expresan su visión del futuro.

Objetivo

"Permanencia y continuidad de la Nación, del Estado en el que se organiza


y del territorio en el que se asienta, en un marco de paz y seguridad".
Es necesario asegurar la permanencia y continuidad de la Nación por
constituir ésta una comunidad cultural lograda y legada por la historia, unida
mediante tradiciones e ideales y que, aun carente de territorio, mantiene una
fuerte cohesión social, cuyo objetivo es formar e incrementar la conciencia de
solidaridad, constituyendo el medio social en el que se fundamenta el Estado.

El Estado, como unidad política independiente, regida por normas y reconocida


por la comunidad internacional, debe ser capaz de mantener relaciones
permanentes con otras colectividades o Estados de la misma naturaleza
observando las normas el Derecho Internacional, estableciendo dentro de esta
comunidad sus propios criterios de Seguridad y Defensa que le permitan su
permanencia y continuidad.

El territorio, como base física del Estado, es el elemento constitutivo


indispensable para su existencia. Se encuentra determinado y circunscrito por
los límites o fronteras dentro de las cuales ejerce su soberanía, por lo tanto, es
indispensable que para la permanencia y continuidad del Estado, el territorio
sea protegido e inviolable en su integridad.

Políticas

 Preservar la soberanía, independencia, integridad del territorio y los Intereses


Nacionales.

La preservación de la independencia garantiza la existencia del Estado, de tal


modo que pueda desenvolver su acción externa o interna libremente sin
injerencias extrañas. La soberanía le permite organizarse dentro de su
territorio y de manifestarse al exterior con prescindencia de toda presión.

El territorio es propiedad y patrimonio del Estado, sobre el cual ejerce su


soberanía y en donde establece derechos absolutos y exclusivos frente a los
demás Estados: constituye herencia y legado a ser preservado y defendido.

Siendo los intereses nacionales necesidades y aspiraciones amplias y


duraderas de alto valor para la Nación, se traducen en objetivos nacionales que
fundamentan la existencia del Estado.

 Maximizar el poder nacional y proyectarlo para mantener al Estado libre


de amenazas o en condiciones de enfrentarlas exitosamente.

Incrementar el Poder Nacional y proyectarlo permitirá lograr la plena


satisfacción de las necesidades de la población y contribuirá a una creciente
Seguridad Nacional.

2. Defensa Nacional

La Política Nacional, como proceso fundamental para el logro del Bienestar en


un marco de Seguridad, debe encarar y resolver problemas de diferente
naturaleza, significación y magnitud. Para ello, precisa realizar acciones
igualmente variadas y múltiples, todas ellas encaminadas hacia esas
finalidades esenciales y que, en el caso del Bienestar, se traducen en acciones
propias al desarrollo social y al progreso económico y, en el caso de la
Seguridad, en acciones ligadas a la Defensa Nacional.

Las medidas y previsiones que el Estado adopta para garantizar su propia


existencia y al mismo tiempo proteger su desarrollo constituyen el quehacer de
la Defensa Nacional. Las acciones que forman parte de ella se llevan a cabo no
sólo en el propio territorio, sino también fuera de él, en lo que concierne a su
relación con los demás Estados que coexisten en el concierto internacional.
Además, hace frente a las dificultades que surgen como producto de los
desastres y otros fenómenos de la naturaleza.

Por consiguiente, el concepto de Defensa Nacional está ligado a la existencia


misma del Estado y a su supervivencia como entidad social, política económica
y jurídica. La Defensa Nacional hace frente a un conjunto de problemas
complejos y permanentes, en cuya solución intervienen, por igual, los altos
órganos de conducción política del Estado, los dirigentes de las actividades
económicas, sociales, culturales, públicas y privadas y la Fuerza Armada, la
cual, en situación de urgencia, protagoniza la acción principal mediante el
empleo de las armas por ser el instrumento coercitivo del Estado.

Por ello erróneamente se pretende restringir la Defensa Nacional a un


problema netamente castrense, relacionada únicamente con el empleo de las
armas y que, por lo tanto, sólo compete a la Fuerza Armada el conocerla y
solucionarla. En base a este planteamiento equívoco, se pretende limitar la
Defensa Nacional a problemas exclusivamente militares, cuando en realidad
comprende la solución de otros y que son distintos, aunque dan origen a los
primeros, y que se refieren a campos de acción diferentes, tales como el
político, el económico y el sicosocial.

Defensa Nacional comprende el conjunto de previsiones y acciones que adopta


el gobierno permanentemente para permitir la supervivencia y permanencia del
Estado Peruano, incluyendo su integridad, unidad y facultad de actuar con
autonomía en lo interno y libre de toda subordinación en lo externo
posibilitando que el proceso de Desarrollo se realice en las mejores condiciones
y permitiendo alcanzar y mantener los intereses y objetivos nacionales.

2.1 Conflictos

El conflicto pervive con el ser humano desde el inicio de la historia y es parte


de la relación entre las naciones. El progreso humano y la civilización,
contradictoriamente, se convirtieron en fuentes de conflictos, sobre todo en el
ámbito de la relación entre los Estados. Esta persistencia a lo largo del tiempo
y su carácter universal hacen del conflicto internacional un fenómeno
consustancial a cualquier defensa y ha sido objeto de múltiples teorías y
escuelas -desde las idealistas hasta las realistas- que se encuentran en la base
de la noción de la defensa que poseen los ciudadanos; todas justifican o
impugnan el uso de la fuerza o la amenaza de su uso, con el propósito de
neutralizar o dirimir un conflicto.

Los conflictos que ponen en riesgo la Seguridad Nacional son aquellos que
atenten contra la existencia, la integridad del patrimonio del Estado, sus
intereses, soberanía e independencia. Los conflictos surgen como amenazas y
se desarrollan tanto en el ámbito externo como en el interno. La solución
puede darse en forma violenta o en forma pacífica. Así, el conjunto de espacios
donde se localizan los intereses en conflicto, los actores de éstos, así como las
reglas de juego que se rigen en ellos, constituyen el escenario de los conflictos.

Los conflictos que afectan al Estado se pueden identificar por su temporalidad,


como de larga y corta duración; por su dimensión, como de alta, media o baja
intensidad; por el escenario, como locales, regionales y continentales, y por su
relación, como simétricos y asimétricos, por lo tanto, su Defensa deberá estar
en condiciones de hacerle frente con éxito.

2.2 Tipología de posibles conflictos y enfrentamientos


 Conflictos de hegemonía regional
Competencia por la hegemonía en el Pacífico Sur; Control, manejo y posesión
efectiva de la Cuenca Amazónica; por el tema de las luchas comerciales
derivadas de la presencia no soberana en el río Amazonas; corredores
bioceánicos y ejes transversales de integración subcontinental en las fronteras
norte y sur; bloques económicos, CAN, MERCOSUR, zona Andina, cono sur,
cuenca Amazónica, cuenca del Pacífico, espacio Andino, espacio Amazónico.

 Conflictos entre sistemas políticos


Como consecuencia de alteraciones del orden constitucional en Estados
vecinos que asuman regímenes políticos o gobiernos adversos a nuestros
intereses.

 Conflictos territoriales tradicionales


Temas demarcatorios pendientes en las fronteras marítimas, fluviales y
lacustres.

 Conflictos derivados de migraciones internas e internacionales


Producto de conflictos de baja intensidad, terrorismo, narcotráfico y problemas
sociales internacionales: asilo, refugiados, poblaciones desplazadas,
beligerantes, eje de la zona Andina; Internacionalización del narcotráfico,
trasnacionalización del terrorismo.

2.2.1 Actitudes Estratégicas

Son decisiones de carácter Político que deben asumir el Gobernante para el


uso de su elemento coactivo ante las amenazas y que condiciona el concepto
Estratégico dentro del Planeamiento Estratégico de la Defensa Nacional. Las
Actitudes Estratégicas más comunes son:

 Ofensiva
Es la actitud estratégica mediante la cual se despliega el mayor uso del Poder
Militar del Estado para vencer la voluntad del adversario, normalmente
utilizada cuando la ventaja es igual o superior a tres a uno.

 Defensiva
Está relacionada a la decisión del gobernante para adoptar una actitud
estratégica orientada a soportar al adversario ante su accionar, normalmente
utilizada cuando la relación de fuerzas es uno a uno.

 Dual
Es una actitud estratégica en la que se alternan las dos anteriores,
normalmente utilizada cuando no se tiene certeza de la superioridad en el
terreno del adversario.

 Disuasiva
Es la actitud estratégica mediante la cual el gobernante compromete su política
de Defensa aun sabiendo que su relación de poder militar es de 0,7 a 1, sin
embargo cuenta con una capacidad que pudiera desestabilizar al adversario
originando un efecto sicológico que lo lleva a sobrevaluar las capacidades que
tiene que hacer frente y lo induce a mantener un estatu quo logrando que sean
las negociaciones las que conduzcan el diferendo y lo solucionen.

2.3. Objetivos y Políticas de Defensa

Objetivo Nº 01

"Mantenimiento de la Independencia, soberanía, integridad territorial y


defensa de los intereses nacionales"
Este objetivo constituye un precepto de la Constitución del Estado, que es
asignado como finalidad primordial a las FF.AA. (Ejército, Marina de Guerra y
Fuerza Aérea), lo que permite la existencia del Estado, su desenvolvimiento en
el conjunto de las naciones y su desarrollo,

Políticas

 Optimizar el funcionamiento del Sistema de Defensa Nacional.

Para prevenir y enfrentar las amenazas oportunamente, contar con la


capacidad de influir en las decisiones que se adopten como Estado, ejercer una
soberanía efectiva, de modo tal de preservar y defender nuestros intereses,
objetivos, valores y cultura con el fin de garantizar la Seguridad de la Nación.

 Reestructurar el Sector Defensa para disponer de Fuerzas Armadas


profesionales, modernas, flexibles, eficaces, eficientes y de accionar
conjunto.

La reestructuración integral del Sector Defensa permitirá contar con Fuerzas


Armadas capaces de operar y enfrentar cualquier tipo de amenaza, sea interna
o externa, con economía de medios y evitando duplicidad de esfuerzos.

 Mantener Fuerzas Armadas con capacidad de prevención y disuasión.

Esta política permitirá que nuestras FF.AA. obtengan capacidad estratégica y


de comando, se mantengan bien equipadas, entrenadas y con eficiencia en su
accionar; de tal manera que posibles enemigos externos o internos perciban
que se encuentran frente a un Poder Militar capaz de respaldar las decisiones
de Estado y proteger sus intereses.

 Disponer de Fuerzas Armadas en condiciones de contribuir al


mantenimiento de la paz internacional.

Perú, mediante esta política, permite la participación de sus Fuerzas Armadas


en Operaciones de Paz internacional de acuerdo con los tratados
internacionales, la Carta de las Naciones Unidas y el respeto al Derecho
Internacional.

 Fortalecer la frontera con Colombia ante la amenaza de fuerzas


irregulares.

El accionar de las Fuerzas Militares de Colombia para combatir a los grupos


terroristas que actúan en su territorio, puede dar lugar a que estos grupos
ingresen a nuestro país perturbando el libre transito fluvial, vulnerando
nuestra soberanía, la seguridad de nuestros poblados fronterizos y dando lugar
a enfrentamientos con nuestras fuerzas armadas.

 Mantener el control terrestre, aéreo, marítimo, fluvial y lacustre.

Para evitar la penetración de fuerzas regulares e irregulares extranjeras, el


contrabando y el narcotráfico, así como proteger los recursos naturales ante la
acción depredadora de pobladores vecinos, particularmente en la Amazonia.

 Garantizar la seguridad telemática del Estado.

La ejecución de esta política permitirá al Estado y a sus organismos desarrollar


sus actividades libres de interferencias y en seguridad en este campo.
 Garantizar la presencia efectiva del Estado en el Territorio Nacional,
principalmente en las zonas susceptibles a la violencia terrorista, al
narcotráfico o al narcoterrorismo.

Esta política está orientada a llenar posibles vacíos de poder, facilitar el


bienestar y el desarrollo, el cumplimiento de leyes y disposiciones
administrativas para negar al terrorismo, narcotráfico y al narcoterrorismo,
campos de acción para la ejecución de sus actividades.

 Consolidar la Pacificación Nacional.

La adopción de esta política permitirá consolidar y mantener un clima de paz y


tranquilidad social, libres de la amenaza terrorista a fin de alcanzar el progreso
económico y desarrollo social.

Objetivo Nº 02

"Fortalecimiento del Sistema Político Democrático"

El fortalecimiento del Sistema Político Democrático permitirá asegurar un


clima de estabilidad y cooperación política, promover la competencia
democrática y garantizar elecciones libres y trasparentes, así como el
pluralismo y la alternancia en el poder. La Democracia representativa
constituye la base de la organización del Estado de Derecho, reforzado y
profundizado con la participación ciudadana permanente, ética y responsable
en el marco de la constitucionalidad por lo que el Estado tiene el deber de
fortalecer y defender este Sistema.

Políticas

 Reestructurar el Sector Defensa bajo el principio de subordinación de las


FF.AA. al poder legítimamente constituido.

El proceso de reestructuración y reorganización de las Fuerzas Armadas no


debe solamente reducirlas o hacerlas más operativas, sino que, dentro del
estado de derecho, situarlas sujetas a la autoridad del gobierno legítimamente
elegido.

 Eliminar las causas de la violencia organizada contra el Estado.

Estas causas son fundamentales para la aparición de la violencia organizada,


pues en ellas se sustentan las ideologías violentistas y contrarias a los
regímenes democráticos, así como las demandas sociales y económicas siendo
necesario reducirlas mediante la acción del Desarrollo que complemente el
gobierno, lo que permitirá crear y mantener un ambiente de paz social.

 Mantener el orden interno y el orden público.

Es una tarea básica del Estado, por cuanto el desarrollo armónico de las
actividades de sus organismos y el cumplimiento de las normas por la
población, permitirán alcanzar la estabilidad y protección del Sistema Político-
Democrático.

 Erradicar el tráfico ilícito de drogas

El atacar integralmente la actividad relacionada con el tráfico ilícito de drogas,


no solo permitirá reducir la producción y el consumo, sino que evitara la
corrupción de autoridades y funcionarios en todos los niveles de la
administración pública.
 Fortalecer las relaciones civiles militares.

Esta política conducirá a una mayor integración entre las FF.AA. y la sociedad
civil para lograr un mejor entendimiento entre ambas y el respeto a las
funciones y misión de las FF.AA. así como a las responsabilidades inherentes a
la sociedad civil.

 Eliminar la corrupción en todas sus manifestaciones.

La aplicación efectiva y drástica de esta política permitirá eliminar la


corrupción en la población, autoridades y funcionarios. Con esto lograremos
una sociedad cada vez más justa y respetuosa de las leyes.

 Fomentar la participación activa de la sociedad en el logro de los


objetivos de seguridad y defensa.

El conocimiento de los deberes y responsabilidades ciudadanos en las tareas


que implica la Seguridad y Defensa de la Nación, por intermedio de la
educación, permitirá alcanzar un mayor nivel de Seguridad, facilitando así el
Desarrollo.

 Fomentar una cultura de respeto a la Constitución, Derechos Humanos,


Derecho Internacional Humanitario y normas de convivencia social.

El respeto a las normas nacionales e internacionales por la sociedad, permitirá


que nuestro sistema democrático se mantenga firme y libre de perturbaciones
internas y externas.

Objetivo Nº 03

"Condiciones económicas-estratégicas que aseguren la paz, la integración


y la prosperidad"

El generar condiciones estratégicas que aseguren la paz, la integración y la


prosperidad, facilitara el desarrollo, permitiendo de esta manera una adecuada
vinculación entre la acción externa y las prioridades nacionales logrando una
mejor inserción del Estado en la comunidad y en los mercados
internacionales.

Políticas

 Ocupar el territorio nacional siguiendo criterios estratégicos de desarrollo


y seguridad.

La ejecución de esta política permitirá establecer una efectiva presencia del


Estado en todo el territorio, facilitando el desarrollo social y el progreso
económico en forma integral, particularmente en las zonas de frontera.

 Procurar el abastecimiento para satisfacer las necesidades básicas de la


población en casos de conflictos o desastres.

Esta política permitirá prever la satisfacción de las necesidades básicas de la


población en casos de conflictos o desastres de manera de asegurar el
abastecimiento y evitar la pérdida de moral y el caos social.

 Impulsar la investigación y el desarrollo tecnológico particularmente en


las áreas de informática y comunicaciones.

Con el fin de reducir la dependencia tecnológica del exterior.


 Promover el desarrollo científico-tecnológico orientado a la satisfacción
de los requerimientos militares.

Con el fin de reducir los costes de adquisiciones y dependencia de


abastecimiento del exterior, del material y equipamiento que se encuentre en
las posibilidades de ser producidos en el país.

 Promover el desarrollo científico-tecnológico con participación de la


universidad peruana y empresa privada nacional.

La investigación para el desarrollo científico-tecnológico en la que deben


participar las instituciones educativas y empresariales, permitirá que el Estado
se mantenga a la par con otros de la Región y reducirá la dependencia que en
este campo actualmente tenemos.

 Desarrollar una flota mercante nacional.

Con la finalidad de disponer de buques que faciliten el transporte de personal y


material en casos de movilización, estableciendo la normatividad adecuada de
protección al comercio marítimo nacional e internacional y que incentive a la
actividad privada a incrementar la flota mercante bajo bandera nacional.

 Desarrollar la Reserva Aérea Nacional.

Con la finalidad de propiciar el desarrollo de la aviación civil y potenciar las


instituciones, las escuelas especializadas de formación y fortalecer la reserva
aérea nacional.

 Fomentar la inversión de capitales nacionales en Perú y en el extranjero.

Con la finalidad de eliminar los riesgos que pueden originar amenazas a la


economía y al desarrollo nacional.

 Generar la infraestructura necesaria para atraer el comercio de los


Estados de interés hacia puertos peruanos.

Para facilitar el comercio nacional e internacional con la finalidad de


incrementar el desarrollo nacional y la integración regional.

 Preservar el ambiente y la biodiversidad, en función de los intereses


nacionales.

Para evitar la contaminación ambiental, la explotación irracional y


descontrolada de la flora y fauna, particularmente en la amazonia, así como de
nuestros recursos minerales y energéticos.

 Proteger a la población de los desastres.

Para evitar o disminuir los daños que ocasionan los desastres a la población, a
la infraestructura y a la producción.

 Participar activamente en los procesos de integración en los ámbitos


subregional y regional.

Para facilitar un desarrollo nacional armónico, sustentable y sostenido.

Objetivo Nº 04
"Fortalecimiento de la Conciencia e Identidad Nacional"

Alcanzar este objetivo permitirá consolidar una nación integrada, respetuosa


de sus valores, de su patrimonio milenario, de su diversidad étnica y cultural,
vinculada al mundo, con proyección al futuro y con capacidad de intervenir
decididamente en su Seguridad y Defensa.

Políticas

 Fortalecer el orgullo y la identidad nacional.

Para lograr una mayor cohesión, integridad e identificación con nuestros


valores y el sentimiento nacional.

 Crear conciencia de seguridad impulsando y difundiendo la enseñanza de


estos conceptos.

Para que la población conozca sus responsabilidades y participe activamente


en todas las actividades que demanden la Seguridad y Defensa Nacional.

 Fomentar la educación cívico-patriótica, en democracia, la cultura de paz


y su oposición a la violencia organizada.

Para lograr una población con madurez cívica que defienda el estado de
derecho y rechace toda ideología que atente contra la democracia y la
convivencia social.

Objetivo Nº 05

"Protección de los Intereses Nacionales en el ámbito internacional"

La consecución de este objetivo permitirá afianzar la presencia de Perú en la


comunidad internacional y en la Antártica, contribuir y participar en el
mantenimiento de la paz regional, y proteger y apoyar a las comunidades y
empresas peruanas en el exterior en el marco del Derecho Internacional.

Políticas

 Participar en la toma de decisiones que afecten los intereses nacionales,


así como en foros de seguridad y defensa a nivel mundial, hemisférico y
regional.

Para defender los intereses del Estado en los foros y en todas las
organizaciones internacionales en los que se discutan temas que se relacionen
con el Desarrollo y la Seguridad de la Nación.

 Participar en la lucha contra el terrorismo internacional y el crimen


organizado trasnacional.

Para evitar que actúe en nuestro territorio, atentando contra los intereses
nacionales y extranjeros y de acuerdo con la política internacional de condena
y lucha contra las organizaciones terroristas y el crimen organizado.

 Contribuir a la paz mundial, hemisférica y regional en concordancia con


el Derecho Internacional y los Intereses Nacionales.

Para evitar los conflictos, minimizar los riesgos y amenazas y construir un


ambiente propicio para el desarrollo de las naciones.
 Fortalecer y respaldar la diplomacia peruana, con un Poder Nacional que
promueva y defienda los Intereses Nacionales.

Con el fin de que los intereses y empresas nacionales se desarrollen en un


clima de confianza y seguros de contar con un respaldo diplomático eficaz y
efectivo.

 Crear conciencia antártica y potenciar la presencia del Perú en ese


continente.

Por constituir el continente antártico una reserva de recursos naturales a los


cuales Perú, por su vinculación histórica y posición geográfica tiene derecho.

 Contribuir a la creación de un Sistema de Seguridad Sudamericano.

Como un factor determinante para la conservación de la paz y la seguridad en


la región.

 Organizar a las colonias peruanas en los países de interés, afianzar su


identidad y orientarla en provecho de los intereses nacionales.

Con la finalidad de mantener e incrementar su relación con nuestro Estado y


establecer mayores vínculos de solidaridad y cooperación.

 Incrementar las medidas de fomento de confianza mutua con los Estados


vecinos.

Para que Perú y los Estados colindantes desarrollen sus actividades en un


clima de paz, que les permita generar las condiciones necesarias para el logro
del Bien Común.

 Concretar una alianza estratégica con los Estados de la Región.

Para permitir el intercambio comercial, político, social y científico-tecnológico


tendente a obtener mayor desarrollo en la región en un marco de
entendimiento mutuo y de seguridad.

 Establecer las fronteras marítimas de acuerdo con las normas legales


internacionales aceptadas por los Estados protegiendo los intereses
nacionales.

Con la finalidad de proteger nuestro patrimonio marítimo, evitar la depredación


de la riqueza ictiológica y recursos y consolidar las fronteras de Perú.

 Mantener buenas relaciones con todos los países de acuerdo con los
intereses nacionales.

Con la finalidad de obtener facilidades en todos los campos de la actividad


nacional y apoyo en los foros internacionales para la defensa de nuestros
intereses,

2.4 Gobierno y Defensa Nacional

Perú es un Estado debidamente constituido desde el 28 de julio de 1821, luego


de su independencia. Pocos meses después, se promulga la primera
constitución naciendo así el Estado peruano.

La última Constitución de 1993 establece, en su artículo 163º, que "el Estado


garantiza la seguridad de la Nación mediante el Sistema de Defensa Nacional.
La Defensa Nacional es integral y permanente. Se desarrolla en los ámbitos
interno y externo. Toda persona, natural o jurídica, está obligada a participar
en la Defensa Nacional, de conformidad con la Ley."

En su artículo 164º manda que "La Dirección, la preparación y el ejercicio de la


Defensa Nacional se realiza a través de un sistema cuya organización y cuyas
funciones determinan la Ley. El Presidente de la República del Perú dirige el
Sistema de Defensa Nacional. La ley determina los alcances y procedimientos
de la movilización para los efectos de la Defensa Nacional".

Así mismo, la Constitución, en su artículo 165, dice "Las Fuerzas Armadas


están constituidas por el Ejército, La Marina de Guerra y la Fuerza Aérea.
Tienen como finalidad primordial garantizar la independencia, la soberanía y la
integridad territorial de la República del Perú. Asumen el control del orden
interno de conformidad con su artículo 137 de la Constitución".

En su artículo 170º establece que, "La ley asigna los fondos destinados a
satisfacer los requerimientos logísticos de las Fuerzas Armadas y la Policía
Nacional. Tales fondos deben ser dedicados exclusivamente a fines
institucionales, bajo el control de la autoridad señalada por la ley".

Por último, en el artículo 171º manda que, "Las Fuerzas Armadas y la Policía
Nacional participan en el desarrollo económico y social de la nación, y en la
Defensa Civil de acuerdo con la ley".

Éstos son algunos de los artículos que constitucionalmente el Estado manda


que sean cumplidos en los alcances de la Seguridad y Defensa nacional, y le
corresponde al Gobierno el verificar y velar por su cumplimiento por intermedio
de la Política de Seguridad y Defensa Nacional, la forma en que no sólo el Poder
Ejecutivo desarrollara estas políticas, sino también la sociedad en su
conjunto.

La Política de Defensa Nacional del Estado Peruano es un instrumento de


gestión orientado a optimizar el funcionamiento del sistema de Defensa
Nacional, para el mejor cumplimiento de su responsabilidad constitucional de
garantizar la seguridad de la nación; responsabilidad que es asignada a los
organismos integrantes del sistema, así como a todos los peruanos sin
distinción de ninguna naturaleza. La Política de Defensa Nacional del Estado
Peruano se apoya en una política exterior respetuosa de los tratados y del
Derecho internacional.

La Política de Defensa Nacional del Estado Peruano tiene como finalidad:

 Dar cumplimiento al mandato constitucional de garantizar la seguridad de la


nación.

 Orientar e impulsar la acción de los diferentes Organismos componentes del


Sistema de Defensa Nacional.

 Lograr la participación coordinada del Sistema buscando eficiencia y mejor


empleo de los recursos.

Corresponde al Estado Peruano fijarle esa importante y vital responsabilidad al


Sistema de Defensa Nacional en particular, y a todos los peruanos en general,
para que cada quien sepa lo que tiene que hacer.

2.5 El Sistema de Defensa Nacional (Decreto Legislativo 743)

El Sistema de Defensa Nacional tiene como finalidad permanente garantizar la


concepción, dirección, preparación y ejecución de la Defensa Nacional.

El Sistema de Defensa Nacional es presidido por el Presidente de la República


del Perú y está integrado por: el Consejo de Defensa Nacional, el Comando
Unificado de Pacificación, el Ministerio de Defensa, el Sistema de Inteligencia
Nacional, el Sistema Nacional de Defensa Civil, la Dirección General de Política
y Estrategia del Ministerio de Defensa, Ministerios, Organismos Públicos y sus
correspondientes Oficinas de Defensa Nacional.

ESTRUCTURA DEL SISTEMA DE DEFENSA NACIONAL

MIEMBROS DEL CONSEJO DE DEFENSA NACIONAL

MIEMBROS NATOS MIEMBROS


EVENTUALES
Presidente de la República del Perú
Presidente del Consejo de Ministros Comandante
Ministro de Relaciones Exteriores General del
Ministro de Economía y Finanzas Ejército
Ministro de Defensa Comandante
Ministro del Interior General de la
Jefe del Comando Conjunto de la Fuerza Armada Marina
Jefe del Consejo Nacional de Inteligencia Comandante
Director General de Política y Estrategia del MINDEF. General de la
Fuerza Aérea
Director General de
Director General de
Jefe del Instituto de

El Consejo de Defensa Nacional es el más alto órgano de decisión del Sistema


de Defensa Nacional, que bajo la presidencia del Presidente de la República del
Perú establece la política que orienta la conducción de la Defensa Nacional.
Mantiene relaciones permanentes con los Organismos integrantes del Sistema
de Defensa mediante la Dirección General de Política y Estrategia del
Ministerio de Defensa.

El Comando Unificado de Pacificación es el órgano encargado de asegurar la


participación de todos los ciudadanos en las actividades de Pacificación
Nacional en el Frente Interno ante el accionar de la subversión terrorista y el
tráfico de drogas.

El Sistema de Inteligencia Nacional corresponde al Sistema (SINA) proporcionar


al Presidente de la República del Perú y a los principales Organismos del
Sistema de Defensa Nacional, la inteligencia requerida para el planeamiento y
ejecución de la Defensa Nacional. El SINA se rige por su Ley y Reglamentos
respectivos.

El Ministerio de Defensa es el órgano especializado del Poder Ejecutivo


encargado de formular, ejecutar y supervisar la política de Defensa Nacional en
el campo militar, así como diseñar, planificar y coordinar la política de Defensa
Nacional en los campos no militares. Asimismo, está encargado de formular y
difundir la doctrina de Seguridad y Defensa Nacional y asesorar, planificar y
coordinar las acciones que en esta materia realicen los órganos que integran el
Consejo de Defensa Nacional.

El Sistema Nacional de Defensa Civil. Corresponde al Sistema SINADECI


proteger a la población, previendo daños, proporcionando ayuda oportuna y
adecuada y asegurando su rehabilitación en caso de desastre o calamidad de
toda índole, cualquiera sea su origen de acuerdo con la política y planes de
Defensa Nacional.

La Dirección General de Política y Estrategia del MINDEF es la encargada de


articular y dirigir las actividades del planeamiento estratégico integral de la
Defensa Nacional y organizacional del sector.

o Norma, coordina, orienta, evalúa y supervisa los sistemas de


planificación, presupuesto, inversión pública, organización,
programación y racionalización del Sector Defensa.

o Formula y difunde la Doctrina de Seguridad y Defensa Nacional.

o Orienta, coordina y supervisa las actividades de las Oficinas de Defensa


de todas las entidades públicas.

o Propone iniciativas de política de Defensa Nacional en el ámbito


internacional. Gestiona la implementación de Acuerdos internacionales
en los temas de Defensa Regional y Seguridad Hemisférica.
Los Ministerios y Organismos Públicos, planean, programan y ejecutan las
acciones de Defensa Nacional de sus específicas responsabilidades. Para el
cumplimiento de sus funciones cuentan con Oficinas de Defensa Nacional que
depende de la más alta autoridad de su entidad.

2.6 Actividades de la Defensa Nacional

La Defensa Nacional se desarrolla en los campos político, económi-co,


sicosocial y militar e involucra las actividades siguientes:

 Defensa Externa
Es el conjunto de previsiones y actividades que el gobierno adopta para
garantizar en forma permanente los intereses nacionales, la soberanía e
independencia del Estado y su integridad patrimonial frente a cualquier forma
de amenaza, intervención o agresión provenien-tes del ámbito externo.

 Inteligencia
Inteligencia es todo aquel conocimiento de algún hecho, fenómeno, persona o
cosa en general, obtenido con el máximo rigor científico posible, que tiene un
grado óptimo de verdad o de predicción, y que es determinado para una
finalidad espe-cífica, como un elemento de juicio para la adopción de deci-
siones.

 Defensa Civil
Es el conjunto de acciones continuas basadas en normas, prin-cipios y
doctrina, destinados a salvaguardar la vida, el patrimo-nio y el ambiente,
antes, durante y después de un de-sastre.
La Defensa Civil compromete siempre al ámbito nacional para afrontar
situaciones de urgencias que afecten la Seguridad Nacional, sea esta a nivel
nacional, regional o local.

 Defensa Interna
Es el conjunto de previsiones y actividades que el gobierno realiza en forma
permanente para hacer frente a los conflictos que se producen dentro del
territorio nacional.

 Movilización Nacional.
La Movilización Nacional es una actividad de la Defensa Nacional orientada a la
adecuada utilización del Poder Nacional para la satisfacción de los
requerimientos de la Defensa Nacional. Se desarrolla en dos etapas
diferenciadas: la Movilización y la Desmovilización, esta última orientada a
satisfa-cer los requerimientos de la rehabilitación y retornar al Estado a la
situación de normalidad.

MINISTERIO DE DEFENSA Y FUERZAS ARMADAS

1. Ministerio de Defensa

El Ministerio de Defensa, como organismo representativo de las Fuerzas


Armadas, fue creado por Ley 24654 con vigencia a partir del 1 de Abril de
1987, sobre la base de la integración de los Ministerios de Guerra, Marina y
Aeronáutica, del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, de la Secretaría
de Defensa Nacional y de los órganos consultivos, de asesoramiento, de
planeamiento, de apoyo y de control. El primer Ministro de Defensa ha sido el
general de división Enrique López Albujar Trint, quien ejerció el citado cargo
entre 1987 y 1989.

Mediante la Nueva Ley de MINDEF N°27860 del 18 de octubre de 2002, el


Ministerio de Defensa es el órgano especializado del Poder Ejecutivo encargado
de formular, ejecutar y supervisar la Política de Defensa Nacional en el campo
militar, así como de diseñar, planificar y coordinar la Política de Defensa
Nacional en los campos no militares. Asimismo está encargado de formular y
difundir la Doctrina de Seguridad y Defensa Nacional y asesorar, planificar y
coordinar las acciones que en esta manera realicen los órganos que integran el
Consejo de Defensa Nacional.

Conforman la estructura del Ministerio de Defensa:

Alta Dirección

Ministro de Defensa

El ministro de Defensa es la máxima autoridad del Ministerio y Titular del


Pliego del sector. Establece los objetivos, formula, dirige y ejecuta la política del
Ministerio, en concordancia con las disposiciones constitucionales y legales, la
política de Defensa Nacional y los planes de Gobierno. Ejerce la supervisión y
control de las Fuerzas Armadas, de los órganos del Ministerio y de los
Organismos Públicos Descentralizados y Empresas del Sector. Coordina con
los demás ministerios y organismos de la Administración Pública las acciones
que corresponda.

Viceministro de Asuntos Administrativos y Económicos

El viceministro de Asuntos Administrativos y Económicos es el


encargado de orientar, ejecutar, supervisar y evaluar, por encargo y en
coordinación con el ministro, la aplicación de la política sectorial en materia
económica y de ejecución presupuestaria. El viceministro de Asuntos
Administrativos y Económicos constituye cargo de confianza y es nombrado
por el Ministro de Defensa mediante Resolución Suprema.

Viceministro de Asuntos Logísticos y de Personal

El viceministro de Asuntos Logísticos y de Personal es el encargado de orientar,


ejecutar, supervisar y evaluar, por encargo y en coordinación con el ministro,
la política sectorial en materia de logística y de personal. El viceministro de
Asuntos Logísticos y de Personal constituye cargo de confianza y es nombrado
por el Ministro de Defensa mediante Resolución Suprema.

Secretario General

Es el encargado de asistir a la Alta Dirección en los aspectos


administrativos, de comunicación social, relaciones públicas y
documentario. Coordina y supervisa las labores y la marcha
administrativa de todos los órganos del Ministerio.
El secretario general constituye cargo de confianza y es nombrado por el
ministro de Defensa mediante Resolución Suprema.

Órganos Consultivos

Consejo Superior de Defensa


El Consejo Superior de Defensa es el más alto órgano consultivo,
encargado de formular recomendaciones sobre los asuntos de
importancia relacionados con las actividades del sector y con la política de
Defensa Nacional. Es convocado y presidido por el ministro de Defensa.

Comisión Consultiva

La Comisión Consultiva es el órgano encargado de emitir opinión, a pedido del


Ministro, en las materias que le sean sometidas a consideración. Está
constituida por Oficiales y profesionales o especialistas de reconocida
capacidad y experiencia en Defensa Nacional. Son designados por el ministro
de Defensa mediante Resolución Ministerial.

Órganos de Asesoramiento

Comité de Asesores

Corresponde al Comité de Asesores del Despacho Ministerial la consejería


técnico-militar y no militar sobre los aspectos relacionados con el estudio,
planeamiento y desarrollo de la Política de Defensa Nacional, y con las
actividades del Sector Defensa, de los Organismos Públicos Descentralizados y
Empresas del sector además de las que encomiende el Ministro de Defensa.

Oficina de Asesoría Jurídica

La Oficina de Asesoría Jurídica es el órgano encargado de asesorar en asuntos


de carácter técnico-legal y dictaminar sobre los aspectos legales de las
actividades del Ministerio, absolver las consultas en asuntos administrativos
que le sean formuladas por los órganos de éste, organismos públicos
descentralizados y empresas del sector.

Está compuesta por profesionales civiles y miembros del Cuerpo Jurídico


Militar de los tres Institutos de las Fuerzas Armadas. La Jefatura de la Oficina
de Asesoría Jurídica es un cargo de confianza.

Oficina de Inteligencia

La Oficina de Inteligencia es el órgano encargado de consolidar y utilizar la


inteligencia producida por las Fuerzas Armadas y otros organismos. Es el
órgano de asesoría de la Alta Dirección en los asuntos relativos a las
actividades de Inteligencia.

Órganos de Apoyo

Oficina de Relaciones Nacionales e Internacionales

La Oficina de Relaciones Nacionales e Internacionales es el órgano encargado


de asistir a la Alta Dirección en la planificación y ejecución de actividades
destinadas a fortalecer, promover y mantener activas las relaciones del
Ministerio con los diferentes sectores de la vida nacional, sus pares de otros
estados y las entidades internacionales vinculadas a la actividad del Sector
Defensa.

Oficina de Comunicaciones y Prensa

La Oficina de Comunicaciones y Prensa es el órgano encargado de promover y


difundir a través de los medios de comunicación social la actividad
institucional del Sector Defensa y la política de Defensa Nacional. Garantiza
que los programas y actividades ejecutados por el Sector Defensa sean de
conocimiento de la colectividad.

Procuraduría Pública

La Procuraduría Pública tiene a su cargo la defensa judicial de los intereses y


derechos del Estado en los asuntos inherentes a la actividad del Sector
Defensa y la política de Defensa Nacional. Se rige por la presente Ley y por la
Ley de la Representación y Defensa del Estado en Juicio.

Órgano de Control

Oficina de Inspectoría General

La Oficina de Inspectoría General es el órgano encargado de ejercer la función


de control en los aspectos castrenses, administrativos, funcionales, operativos
y disciplinarios del Sector Defensa, de conformidad con la presente Ley, la Ley
Orgánica del Sistema Nacional de Control y demás normas pertinentes.
Mantiene relaciones funcionales con las Inspectorías Generales de las Fuerzas
Armadas y con los órganos de control de los Organismos Públicos
descentralizados y empresas del sector.

Auditoría Interna

La Oficina de Auditoría Interna es el órgano responsable del control de las


actividades de gestión administrativa, económica y financiera de los recursos y
bienes del Sector Defensa, de acuerdo con lo dispuesto en la Ley Orgánica del
Sistema Nacional de Control y de la Contraloría General de la República. El
Jefe de la Oficina General de Auditoría Interna es designado por el Contralor
General de la República, de quien depende funcional y administrativamente.

Órganos de Línea

Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.

El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas es un órgano de línea del


Ministerio de Defensa que ejecuta las operaciones militares en el marco de la
Política de Defensa Nacional, garantizando la interoperatividad y accionar de
las Fuerzas Armadas. Su actividad se rige por la Constitución Política, la
presente ley y disposiciones normativas vigentes. "1"

Dirección General de Política y Estrategia

La Dirección General de Política y Estrategia es la encargada de articular y


dirigir las actividades del planeamiento estratégico integral de la Defensa
Nacional y organizacional del sector:
Norma, coordina, orienta, evalúa y supervisa los sistemas de planificación,
presupuesto, inversión pública, organización, programación y racionalización
del Sector Defensa.

 Formula y difunde la Doctrina de Seguridad y Defensa Nacional.

 Orienta, coordina y supervisa las actividades de las Oficinas de Defensa de


todas las entidades públicas.

 Propone iniciativas de política de Defensa Nacional en el ámbito internacional.


 Gestiona la implementación de los Acuerdos internacionales en los temas de
Defensa Regional y Seguridad Hemisférica.

 Comprende dentro de su ámbito de funciones, al Centro de Altos Estudios


Nacionales (CAEN), anteriormente denominado CAEM. El Centro de Altos
Estudios Militares es la Institución encargada de la instrucción y difusión de
los conceptos, temática y metodología de la Política de Defensa Nacional.

Su labor tiene carácter académico-investigativa, convocando en su accionar la


participación de los diversos sectores de la vida nacional.

Órganos de Ejecución

Ejército del Perú

Es el órgano del Ministerio de Defensa que tiene por función la preparación,


organización, mantenimiento y equipamiento del componente terrestre de las
Fuerzas Armadas. Participa en la ejecución de la Política de Defensa Nacional.
Contribuye a garantizar, en forma permanente, la integridad territorial y el
mantenimiento de la soberanía del país. El Ejército es comandado por el
Comandante General, cargo dependiente del Ministro de Defensa y que es
desempeñado por el General de División de Armas en actividad designado por
el Presidente de la República entre los tres Generales de División de Armas de
mayor antigüedad en el escalafón de oficiales en actividad,
otorgándosele mientras desempeña el cargo la denominación
distintiva de General de Ejército, ostentando los distintivos
correspondientes. Ejerce la función por un período no mayor de dos años. Su
actividad funcional se rige por la Constitución Política, la presente ley y
normas legales pertinentes. "2"

Marina de Guerra del Perú

Es el órgano del Ministerio que tiene por función la preparación, organización,


mantenimiento y equipamiento del componente naval de las Fuerzas Armadas.
Participa en la ejecución de la Política de Defensa Nacional y en la defensa del
patrimonio marítimo, fluvial y lacustre del país. Contribuye a garantizar, en
forma permanente, la integridad territorial y el mantenimiento de la soberanía
del país. La Marina de Guerra del Perú es comandada por el Comandante
General, cargo dependiente del Ministro de Defensa, desempeñado por el
Vicealmirante de Comando General en actividad designado por el Presidente de
la República entre los tres Vicealmirantes de Comando General de mayor
antigüedad en el escalafón de oficiales en actividad, otorgándosele mientras
desempeña el cargo la denominación distintiva de Almirante, ostentando los
distintivos correspondientes. Ejerce la función por un período no mayor de dos
años. Su actividad funcional se rige por la Constitución Política, la presente ley
y normas legales pertinentes. "3"

La Fuerza Aérea del Perú

Es el órgano del Ministerio de Defensa que tiene por función la preparación,


organización, mantenimiento y equipamiento del componente aéreo de las
Fuerzas Armadas.
Participa en la ejecución de la Política de Defensa Nacional,
desarrollando sus actividades en concordancia con las exigencias en materia
aeroespacial. Contribuye a garantizar, en forma permanente, la integridad
territorial y el mantenimiento de la soberanía nacional. La Fuerza Aérea es
comandada por el Comandante General, cargo dependiente del Ministro de
Defensa y que es desempeñado por el Teniente General de Armas Comando y
Combate en actividad
designado por el Presidente de la República entre los tres Tenientes Generales
de Armas Comando y Combate en actividad de mayor antigüedad en el
escalafón de oficiales en actividad, otorgándosele mientras desempeña el cargo
la denominación distintiva de General del Aire, ostentando los distintivos
correspondientes. Ejerce la función por un período no mayor de dos años. Su
actividad funcional se rige por la Constitución Política, la presente ley y
normas legales pertinentes. "4"

Organismos Públicos Descentralizados y Empresas del Sector

Son instituciones que tienen autonomía técnico-administrativa en el


cumplimiento de sus funciones, las mismas que se explicitan en su respectiva
normativa y reglamentación interna. Tienen especificidad de función y están
adscritas al Ministerio de Defensa. Contribuyen en la implementación de la
Política de Defensa Nacional y en el mantenimiento y operatividad de las
Fuerzas Armadas. Sus funciones, atribuciones y organización son descritas en
su normativa interna.

El Servicio Aerofotográfico Nacional

Contribuye con el Bienestar y Desarrollo Nacional desde hace más de 61 años


realizando las siguientes actividades:

 Recubrimiento aerofotográfico del país para la confección de la Carta Nacional.


Este convenio permite la obtención de Cartografía Aérea y Topografía del
territorio de Perú, instrumentos que serán utilizados en exploración minera,
científica, agrícola, etc.

 Vuelos aerofotográficos para el Programa Especial de Titulación de Tierras


(Ministerio de Agricultura). Estos vuelos permiten la obtención de imágenes
que ayudarán a la mejor planificación, control y distribución de los títulos de
tierras.

 Empleo de sensores térmicos para la obtención de imágenes que ayudan al


estudio y la preservación del ecosistema.

 Aerofotografía para la obtención de imágenes que luego serán utilizadas en la


producción de ortofotos y planos topográficos usados en diversos proyectos
mineros de gran importancia para el Estado (Antamina, Marsa, Barrick,
Souther, etc.).

 Innumerables proyectos aerofotográficos que constituyen una fuente inagotable


de información vital para el desarrollo del Estado; esta información fue
utilizada para la edificación de hidroeléctricas, represas, ciudades, estudio de
cuencas orográficas, carreteras, el oleoducto peruano, proyectos mineros y de
irrigación, etc.

 Del mismo modo cuenta con la capacidad de realizar cartografía especializada


que ayude a la construcción de carreteras de penetración y de integración con
los Estados fronterizos especialmente Brasil, así como llevar a cabo un debido
control y supervisión de la deforestación del territorio nacional.

El Instituto Geográfico Nacional

Es el ente rector de la cartografía básica nacional. Está dotado de equipo de


ultima tecnología que le permite utilizar el sistema GPS. Desde 1993 las hojas
de la Carta Nacional a escala 1/100.000 se publican con doble encuadernado
con el Sistema PSAD-56 y WGS-84 indicando en la información marginal los
valores de trasformación en ambos sistemas; así como de personal técnico
calificado en cartografía y geodesia satelital.

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrografia (SENAMHI).

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología SENAMHI, tiene


como Misión: "Planificar, organizar, coordinar, normar, dirigir y supervisar las
actividades meteorológicas, hidrológicas y conexas mediante la investigación
científica, estudios y proyectos; así como la prestación de servicios en materia
de su competencia. (Ley Nº 24031, Dic-84).

El Cargo de Jefe de SENAMHI, es desempeñado por un Oficial General de la


Fuerza Aérea de Perú, nombrado por el Señor Presidente de la República,
mediante Resolución Suprema; asimismo, es nombrado por el gobierno
Peruano como Representante Permanente del Perú ante la Organización
Meteorológica Mundial (OMM).

Para el cumplimiento de sus actividades técnicas SENAMHI cuenta con


Sistemas Hidrometeorológicos que le permiten la obtención de información
hidrometeorológica para la mitigación de desastres naturales, apoyo a las
actividades socioeconómicas y favorecer el desarrollo nacional, sobre todo
permitiendo la planificación apoyando la toma de decisiones.

Su Sistema Observacional le permite la medición y el registro de las variables


meteorológicas, hidrometeorológicas, agrometeorológicas y medio ambientales
que se producen en el país está conformado por diferentes Estaciones
Meteorológicas e Hidrológicas (730 estaciones convencionales y 76 estaciones
automáticas) y 03 Estaciones de Radio Viento Sonda (Piura, Iquitos y Puerto
Maldonado).

Su Sistema de Comunicación le permite la transmisión, recepción y


distribución de los datos. El Procesamiento Informático y de Base de Datos
permite la utilización hidrometeorológica real e histórica en formatos digitales
adecuados, así como actuar de interfase para los usuarios del sistema
mediante la utilización de tecnologías de transferencia electrónica de la
información e Internet.

Su Sistema de Difusión le permite hacer conocer al gobierno, empresas


privadas y públicas y al público sobre las condiciones hidrometeorológicas y
ambiental que se produce en el país en forma oportuna para la planificación de
sus actividades.

Dentro de la estructura organizacional SENAMHI tiene a las Direcciones de


Línea las que realizan las siguientes actividades:

Dirección General de Meteorología:

 Vigilancia meteorológica de Sudamérica.


 Análisis, diagnóstico y predicción del tiempo a corto y medio plazo.
 Difusión, a nivel nacional, del estado general del tiempo, de su evolución y de
alertas sobre condiciones meteorológicas adversas.
 Vigilancia y evaluación del clima a nivel nacional.
 Servicio de previsión climática a corto y mediano plazo.
 Elaboración y difusión de boletines y estudios de investigación climatológica.
 Certificación y asesoramiento meteorológico para la elaboración de proyectos y
ejecución de obras.
 Ejecución y difusión estudios de investigación meteorológica aplicada a las
diferentes actividades humanas.

Dirección General de Hidrología y Recursos Hídricos

 Realiza la evaluación hidrológica de cuencas a nivel nacional.


 Efectúa la evaluación de la disponibilidad del agua en los principales embalses
(Poechos, Tinajones, Gallito Ciego).
 Determina los efectos hidrológicos de El Niño y La Niña y eventos extremos en
Perú.

Dirección General de Agrometeorología

 Realiza el monitoreo de las condiciones agrometeorológicas a nivel nacional.


 Realiza el monitoreo fenológico (programa fenológico Nacional).
 Evalúa los efectos del fenómeno El Niño y La Niña en la agricultura.
 Elabora estudios agroclimáticos.
 Desarrolla modelos agrometeorológicos.
 Pronóstico de heladas.
 Estudio de plagas y enfermedades.
 Administra el Centro Bibliográfico Agrometeorológico de la región Tercera de la
OMM.

Dirección General de Investigación y Asuntos Ambientales

 Realiza el estudio de la Vigilancia Atmosférica Global a través del:


o Monitoreo del ozono atmosférico.
o Monitoreo de la radiación ultravioleta.

 Determina el potencial de energía no convencional: solar y eótica.


 Elabora y ejecuta el programa nacional de vigilancia de la contaminación
atmosférica mediante:
o La evaluación y estudio de contaminación por sólidos sedimentables.
o La evaluación de contaminación por gases SO2 (dióxido de azufre), CO
(monóxido de carbono).

También contamos con el Centro de Predicción Numérica y Sistema de


Información Geográfica:

 El Modelaje Numérico Permite representar mediante ecuaciones el


comportamiento de la atmósfera, los ríos y el sistema tierra-atmósfera-océano.
Se subdivide en los siguientes componentes:
 Modelaje del Tiempo. Actualmente se utiliza el modelo ETA-SENAMHI, el cual
permite generar pronósticos de todas las variables meteorológicas y todos los
niveles isobáricos estándar con 5 días de anticipación.
 Modelaje Hidrológico. Se ha modelado la cuenca del río Rímac mediante la
calibración de los datos locales, la utilización del modelo Sacramento, así como
el acople del modelo del tiempo y del modelo hidrológico, permitiendo
pronosticar los caudales del río Rímac con 5 días de anticipación. Asimismo se
utiliza el modelo HEC y el modelo ensamblado hidrológico climático
Sacramento-EFS.
 Modelo Climático. Se encuentra en la fase de implementación el modelo global
acoplado CCM3, el cual permitirá generar pronósticos de hasta 6 meses de
anticipación que servirá para tomar las medidas preventivas y mitigar los
efectos de los desastres naturales y asimismo, aprovechar esta información en
beneficio de la economía nacional.
 Modelaje Medio Ambiente. Se encuentra en la fase de implementación el
modelo RAMS, a fin de modelar las condiciones meteorológicas a muy alta
resolución, lo cual permitirá la utilización de modelos de pronóstico de
dispersión de contaminantes inicialmente en la capital. El modelo de
dispersión de contaminantes escogido es el HYPACT.
 El Laboratorio de Sistemas de Información Geográfica (SIG): Es el encargado de
procesar mapas y cartas nacionales a formatos digitales y enlazarlos con
información hidrometeorológica que se encuentra en la Base de Datos de
SENAMHI.
 Para generar una cartografía automática de gran utilidad que es utilizada por
los diversos órganos en la evaluación de los distintos fenómenos del territorio y
que sirve como orientación de las directrices a seguir en la gestión de recursos
naturales y humanos, prevención y mitigación de fenómenos naturales
(desastres) o de cualquier otro proceso geográfico.

Asimismo, contribuye al desarrollo nacional realizando:

 Monitoreo y evaluación de las condiciones meteorológicas y oceánicas en el


Pacífico Tropical y Costa Sudamericana.
 Pronóstico Climático mensual.
 Evaluación Hidrológica nacional.

Las Empresas del Sector Defensa

Las empresas del sector son entidades estatales de derecho privado, adscritas
al Ministerio de Defensa. Tienen como función la producción de bienes y
prestación de servicios enmarcados en los lineamientos de la Política de
Defensa Nacional y el desarrollo. Se rigen por la presente ley, su normativa,
reglamentación interna y supletoriamente por la normatividad de la actividad
empresarial del Estado.
Son empresas del sector:

El Servicio Industrial de la Marina S.A. (SIMA)

El Servicio Industrial de la Marina a través de sus centros de Operaciones en


SIMA-CALLAO, SIMA-IQUITOS, SIMA-CHIMBOTE y SIMA-ELECTRÓNICA,
realizando entre otras, las siguientes obras:

o Construcción y reparación de embarcaciones navales de alto bordo, así


como pesqueras.
o Fabricación de puentes articulados y alma llena, postes y torres de alta
tensión, tanques de almacenamiento de petróleo, compuertas y tuberías
para centrales hidroeléctricas, secadores, rotativas y plantas de agua de
cola.
o Construcción de botes de aluminio y talleres flotantes para uso fluvial.
o Rehabilitación y construcción de carreteras y vías elevadas.

La Industria Aeronáutica del Perú S.A. (INDAER PERU S.A.)

La Industria Aeronáutica del Perú se ha proyectado a efectuar en el corto plazo


lo siguiente:
o Fabricar aviones ligeros para contribuir el desarrollo de la agricultura,
ayuda en casos de desastres y desarrollo de los AeroClubes.
o Reparar y repotenciar aeronaves soviéticas y sus motores mediante
Joint Ventura con empresas soviéticas, trabajos que en la actualidad
solo se hacen en Rusia con el consiguiente gasto de tiempo y divisas
o Efectuar la reparación menor de aeronaves civiles y militares con la
debida certificación.
o Fabrica, elementos de uso militar (cohetes, bombas, bombas de
práctica, etc.)

Transportes Aéreos Nacionales de la Selva (TANS S.A. )

Su misión es contribuir al desarrollo e integración del Estado, mediante el


servicio de transporte aéreo de pasajeros, carga y correo con calidad,
efectividad y seguridad en cumplimiento del papel subsidiario del Estado
dispuesto por Ley. TANSPERÚ realiza sus actividades a través de autogestión,
asimismo no ha recibido fondos del Estado en ninguno de los presupuestos
generales de la República del Perú en los años 1998, 1999, 2000, 2001 ni en el
2002, cubriendo todos los costes operativos y administrativos de la empresa
con la venta de boletos y carga aérea.

ORGANIGRAMA DEL MINISTERIO DE DEFENSA


1.1 La nueva Ley del Minsiterio de Defensa

La nueva Ley del Ministerio de Defensa (MINDEF), Ley Nº 27860, expedida el


11 de Noviembre de 2002, en primer término, expresa una nueva concepción
de la Defensa, toda vez que la concibe como el ámbito gubernamental que tiene
a su cargo la formulación, planificación y coordinación de la política de
Defensa Nacional, entendida ésta tanto en el ámbito militar como en el no
militar, estableciendo así, su directa y determinante participación en este
quehacer del Estado.

La nueva Ley del Ministerio de Defensa asigna nuevas funciones all ministro
que expresan una visión integral del Estado en referencia a Seguridad y
Defensa Nacional. Dentro de ellas la necesidad de la formulación del Libro de
la Defensa Nacional.

En primer lugar, establece la participación del ministro en el Sistema de


Defensa Nacional entendido como el máximo ente de deliberación en la
materia, toda vez que tiene a su cargo la formulación y proposición de la
política de Defensa Nacional para su aprobación por el citado organismo. En
virtud de ello cumple funciones de coordinación destinadas a garantizar su
ejecución e implementación por los distintos sectores tanto públicos como
privados del Estado.

En segundo lugar, y tomando en cuenta su función directriz en el Sector,


quedan comprendidas en su estructura, como órganos de ejecución, las
Instituciones Armadas, debiendo garantizar su accionar conjunto, la
interoperatividad de éstas, su soporte logístico, preparación y permanente
capacitación, así como el empleo racionalizado de los recursos
presupuestarios. Asimismo, y con el objetivo de contribuir a su
profesionalización, la Ley prevé, entre las funciones de su titular, el
establecimiento de los objetivos y políticas de las instituciones armadas en
relación con la defensa y promoción de los Derechos Humanos y el Derecho
Internacional Humanitario.

En tercer lugar, y comprendiendo el nuevo escenario geoestratégico, así como


la configuración de un sistema de seguridad cooperativo, la nueva Ley
consagra la participación del Estado en las operaciones de paz convocadas por
ONU. En tal sentido propicia y fomenta la celebración e implementación de
acuerdos internacionales destinados a garantizar la defensa regional y
seguridad hemisférica, importante previsión que sitúa al Sector Defensa en los
estándares internacionales sustentados por la recientemente adoptada
Declaración sobre Seguridad en las Américas.

En cuarto lugar, y entendiendo la importancia que tiene la Defensa Nacional


para el Estado Peruano, la norma establece la necesidad de convocar al ámbito
"no castrense" de la sociedad para su participación en la formulación y
ejecución de la política de Defensa Nacional, previsión que aspira a legitimar al
Ministerio de Defensa en el liderazgo que debe tener en el tema.

En quinto lugar, la ley prescribe mecanismos de trasparencia y control en el


gasto de las adquisiciones militares del Estado, asimismo, el referido al
desarrollo de la labor académica, técnica y científica en la diversidad de áreas
en que se inscribe su labor.

Al análisis de los aportes cualitativos o conceptuales que trae consigo la nueva


Ley de MINDEF, debe sumarse, con el fin de comprender su sustantivo aporte
en la reforma del Sector, la nueva previsión organizacional que establece. Así,
MINDEF queda conformado en la Alta Dirección por su titular, el ministro de
Defensa, y dos subsectores, los Viceministerios de Asuntos Administrativos y
Económicos y de Logística y Personal. Cada uno de los cuales tiene a su cargo
la ejecución, supervisión y evaluación, por encargo y en coordinación con el
ministro, de la política sectorial en las materias de su competencia.

La nueva Ley de MINDEF establece, asimismo, dos órganos de línea de especial


incidencia en la actividad del Sector por cuanto tienen a su cargo la gestión
técnico-operativa de la política estatal en materia de Defensa Nacional, nos
referimos a la Dirección General de Política y Estrategia y al Comando
Conjunto de las Fuerzas Armadas. La primera tiene a su cargo el planeamiento
estratégico de la Defensa Nacional, la formulación y difusión de la Doctrina de
Seguridad y Defensa Nacional, así como la gestión e implementación de
acuerdos internacionales en materia de Defensa Regional y Seguridad
Hemisférica. Por su parte, el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas tiene
a su cargo el Planeamiento Estratégico Operativo, la ejecución las operaciones
militares conjuntas de las FF. AA. garantizando su interoperatividad y accionar
conjunto.

La necesidad de concebir un órgano que preste asesoramiento especializado a


la Alta Dirección del Ministerio en materia de Seguridad y Defensa Nacional se
expresa en la creación de la Comisión Consultiva de MINDEF, en tanto órgano
interdisciplinario que coadyuva a la orientación del Sector.

No menos importante es el énfasis que concede la norma a los órganos de


control, tanto a la Inspectoría General como a la Auditoria Interna. La primera
tiene la función de control en los aspectos funcionales, castrenses y
disciplinarios. Por su parte, la Auditoria es responsable del control de las
actividades de gestión administrativa, económica y financiera de los recursos y
bienes de MINDEF, en concordancia con la ley marco del sistema nacional de
control.

1.2 El derecho internacional humanitario

En 1862, Henry Dunant publicó "Un recuerdo de Solferino", con ideas que son
el origen del Derecho Internacional Humanitario o Derecho del Conflicto
Armado.

Con tal finalidad el gobierno suizo decidió convocar a una conferencia


diplomática que tuvo lugar en Ginebra el año 1864. Participaron
representantes de 12 Estados y se aprobó un tratado, preparado por el comité
internacional y titulado "Convenio de Ginebra para el mejoramiento de la
suerte de los heridos en los ejércitos de campaña". Este acuerdo con sus 10
artículos, fue el primer tratado del Derecho Internacional Humanitario.

La Conferencia Diplomática para elaborar Convenios internacionales


destinados a proteger a las víctimas de la guerra, convocada por el Consejo
Federal Suizo, gerente de los Convenios de Ginebra, se reunió en esa ciudad
del 21 de abril al 12 de agosto de 1949. En dicha Conferencia estuvieron
oficialmente representados sesenta y tres Estados, cincuenta y nueve de los
cuales con plenos poderes de delideracion y cuatro como observadores.

Tras la segunda guerra mundial, el Comité Internacional de la Cruz Roja


propone al consejo federal suizo una conferencia diplomática que delibere
durante 4 meses antes de aprobar los 4 convenios de Ginebra de 1949 en los
que se incluye, por primera vez, disposiciones relativas a la protección debida a
las personas civiles en tiempo de guerra.

El Estado Peruano cumple con las obligaciones ineludibles que adquiere como
parte contratante de los Convenios y Tratados Internacionales, en tal sentido, y
de acuerdo con la ley, existe la obligatoriedad de la difusión y enseñanza
sistematizada y permanente de la Constitución del Perú, del Derecho
Internacional Humanitario y del Derecho Internacional de los Derechos
Humanos, en todos los niveles del sistema educativo civil o militar, enseñanza
superior, universitaria y no universitaria.

En el mismo sentido, en la Ley del Ministerio de Defensa, se le confiere al


ministro de Defensa la atribución de:

"Establecer los Objetivos y Políticas de las FF.AA. en relación con la defensa y


promoción de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional
Humanitario..."; así mismo, se establece como una de las funciones del
Comando Conjunto de las FF.AA. la de: "Difundir y supervisar en las
Instituciones Armadas el cumplimiento de la normativa nacional e
internacional y los acuerdos suscritos por el Estado, en materia del Derecho
Internacional Humanitario...".

Es en este sentido que se llego al Acuerdo de Cooperación Interinstitucional


entre MINDEF y CICR de fecha 11 de julio de 2002, con el que se acordó la
creación dentro de la estructura orgánica del MINDEF/CCFFAA de un Centro
Permanente en materia del Derecho Internacional Humanitario y como
consecuencia de este acuerdo, con Resolución N° 036 del Comando Conjunto
de las FF.AA. del 19 de FEB 03, se crea el Centro del Derecho Internacional
Humanitario de las FFAA inaugurado el 19 de febrero de 2003.

Las Fuerzas Armadas, en pleno convencimiento de su papel en democracia,


asumen el compromiso permanente de difundir y respetar la normatividad
jurídica correspondiente a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional
Humanitario, diseñando y estableciendo sistemas instructivos permanentes,
que permitan su difusión, reflexión y aprendizaje, así como su respeto
irrestricto ante la sociedad en su conjunto, ejerciendo las medidas de
supervisión y control que garanticen su correcta aplicación, acorde con lo
dispuesto en los artículos 14 y 44 de la Constitución del Estado y en
observancia al ordenamiento jurídico Nacional, así como a los convenios
internacionales suscritos por el Estado Peruano.

Este compromiso se sustenta en:

La Constitución de la República del Perú.

La Ley Nº 27741 "Ley que establece la Política Educativa en materia de


Derechos Humanos y crea un Plan Nacional para su difusión y enseñanza".

La Ley Nº 27860, "Ley del Ministerio de Defensa".

Los tratados más importantes referidos al Derecho Internacional Humanitario,


los cuales son :

o El Derecho de la HAYA.
o Otras convenciones y Declaraciones de la Haya.
o Los cuatro (04) Convenios de Ginebra de 1949.
o Los dos (02) Protocolos adicionales de 1977.
o La Convención de 1980 sobre ciertas armas convencionales y sus
cuatro (04) Protocolos.
o La Convención de 1972 sobre la prohibición de armas bacteriológicas y
sobre su destrucción (La HAYA ).
o La Convención de 1997 sobre la prohibición de las minas
antipersonales y sobre su destrucción (Ottawa).
En ese sentido, la Visión del Centro del Derecho Internacional Humanitario de
las Fuerzas Armadas es ser el organismo líder en materia de Derecho
Internacional Humanitario y del Derecho Internacional de los Derechos
Humanos en las Fuerzas Armadas Latinoamericanas y al ámbito académico
Nacional, son sus funciones :

 Ser el órgano rector en materia de instrucción y doctrina del Derecho


Internacional Humanitario y del Derecho Internacional de los Derechos
Humanos en las FF.AA. promoviendo su estudio, investigación e integración en
la estructura curricular de todos los niveles de instrucción y entrenamiento.

 Contribuir en la instrucción y formación del personal militar de las Fuerzas


Armadas. en materia del Derecho Internacional Humanitario y del Derecho
Internacional de los Derechos Humanos.

 Supervisar que la instrucción y formación en materia del Derecho


Internacional Humanitario y del Derecho Internacional de los Derechos
Humanos, llegue a todos los niveles de las Fuerzas Armadas.

 Representar al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, en actividades


relacionadas al Derecho Internacional Humanitario y al Derecho Internacional
de los Derechos Humanos, en los ámbitos nacional e internacional.

 Proporcionar asesoramiento especializado a los diferentes organismos y


dependencias de MINDEF y de CCFFAA, en actividades relacionadas con el
Derecho Internacional Humanitario y el Derecho Internacional de los Derechos
Humanos.

A todo esto, los cursos que se imparten en el Centro de Derecho Internacional


Humanitario de las Fuerzas Armadas, son los siguientes:

Curso de Instructores en DIH y DI-DDHH

El Curso de Instructores en DIH y DI DDHH, se imparte en las Guarniciones


militares fuera de la Capital y es dirigido al personal militar de las II.AA.
incluyéndose como invitados a personal de profesionales civiles de diferentes
sectores y Policía Nacional.

Curso Básico en DIH y DI-DDHH

Es un curso de mayor alcance académico y se imparte al personal militar de


las II.AA. invitándose a participar en él a profesionales civiles de diferentes
sectores, como organizaciones privadas.

Debemos indicar que, se mantiene una relación estrecha de trabajo sustentada


en el Acuerdo de Cooperación Interinstitucional entre el Ministerio de Defensa
y el Comité Internacional de la Cruz Roja, tanto es así que en Enero de 2004 se
conforma un Comité del más alto nivel con el objetivo de ser el órgano
encargado de integrar el accionar del Sistema del Derecho Internacional
Humanitario y el Derecho Internacional de los Derechos Humanos en las
Fuerzas Armadas.

1.3 Los Comités de Autodefensa y las Rondas Campesinas en la Defensa


Nacional

La participación ciudadana en la Defensa Nacional se ha hecho evidente,


particularmente en aquellas épocas donde se desarrollaron conflictos y guerras
externas, donde la composición de nuestro ejército no solo se basaba en los
uniformados, sino en hombres, mujeres, niños y ancianos, quienes de manera
ejemplar e inolvidable supieron hacer frente a las amenazas con tesón y con
denuedo aun encontrándose en condiciones desventajosas.

Hoy en día, como reflejo de ese accionar, y para coadyuvar a combatir


determinadas nuevas amenazas dentro de nuestro país, se establecen los
Comités de Autodefensa, los cuales fueron reconocidos mediante el Decreto
Legislativo N°741 del 08 de noviembre de 1991, como organizaciones de la
población surgidas espontánea y libremente para desarrollar actividades de
autodefensa de su comunidad, evitar la infiltración terrorista, defenderse
de los ataques de éstos y apoyar a las Fuerzas Armadas y Policía
Nacional en las tareas de pacificación, estando bajo la responsabilidad del
Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, autorizándoseles el uso de armas
y munición de uso civil.

A todo esto, resulta responsable hacer conocer la importante y a veces


silenciosa participación de los Comités de Autodefensa, quienes
posteriormente, junto con las Rondas Campesinas, jugaron un rol significativo
en la pacificación, las cuales fueron reconocidas mediante la Ley N°24571 del
06 de noviembre de 1986, como pacíficas, democráticas y autónomas,
destinadas al servicio de la comunidad y que contribuyen al desarrollo y a la
paz social, sin fines políticos partidarios, teniendo como objetivo, la defensa de
sus tierras, cuidado de su ganado y demás bienes y cooperando con las
autoridades en la eliminación de cualquier delito,

1.4 El Servicio Militar

El Estado garantiza la seguridad de la Nación, en los ámbitos interno y externo


a través del Sistema de Defensa Nacional, con carácter integral y permanente,
comprometiendo a todos los peruanos, personas jurídicas y organismos tanto
públicos como privados, a participar en garantizar la independencia, la
soberanía y la integridad del país, cumpliendo las Fuerzas Armadas (el
Ejercito, la Marina de Guerra y la Fuerza Aérea) un rol importante en su
Implementación; así como e otras tareas de carácter social; participando en el
desarrollo económico y social del país, apoyando desde la construcción de
infraestructura (carreteras, canales de irrigación, aulas, etc.) hasta la
organización y capacitación de la población ubicada en zonas alejadas (zonas
de frontera o selva); constituyendo un valiosísimo soporte los reclutas o jóvenes
en servicio militar, para el impulso y cumplimiento de las actividades de las
Fuerzas Armadas.

El origen del Servicio Militar se remonta hacia algunos siglos en el curso de la


historia, observamos que es un antiguo concepto que emergió de Europa; el
mismo que fue adoptado en diversas épocas de nuestra historia y ha sido
objeto de constantes adaptaciones en diferentes partes del mundo.

Entre los Anglosajones los hombres capaces de tomar las armas, en total,
estaban obligados a prestar servicios militares en los casos de guerra; lo mismo
ocurría entre los Visigodos de España que acudían en tropel a la Hueste del
Rey y militaban bajo su enseñanza.

En Atenas de acuerdo a las Leyes de Solon, todos los ciudadanos eran


soldados desde los dieciocho años, servían en una guarnición de frontera por
dos años, pasado este periodo, estaban obligados al servicio militar siempre
que se les llamara.

En esparta los ciudadanos eran soldados aun en tiempo de paz y el servicio


militar era obligatorio hasta los 40 años.
En la primitiva organización militar de Roma todos los ciudadanos estaban
obligados al servicio militar activo desde los diecisiete años hasta los cuarenta
y cinco años de edad y cumplían servicios de reserva hasta los sesenta años.

El Servicio Militar Peruano, se origino en el Imperio Incaico, se puede


confirmar que las funciones militares estaban algo diversificadas, empero el
inca era el jefe y conductor de los ejércitos de los conquistadores.

Desde el inicio de la República, el servicio militar ha sido obligatorio desde la


Constitución de 1823 - Inspirada en la de Cádiz de 1812, las levas eran un
problema presente desde la segunda mitad del siglo XVIII razón por el que se
establecieron dispositivos que trataron de prohibirla, como la Constitución de
1856 que estableció dicha prohibición. En noviembre de 1998, la Ley Nº 26989
volvió a hacerlo, demostrando que los casos constitucionales y la siete leyes del
Servicio Militar no pudieron evitar los excesos cometidos.

La constitución de 1933, al igual que la de 1979, establecían que el


reclutamiento en los casos no autorizados por leyes y reglamentos militares es
delito denunciable por acción popular entre los jueces y tribunales o ante el
Congreso. Nuestra Carta magna de 1993 establece en le articulo 173º, 2do
párrafo que "quienes infringen las normas del servicio militar obligatorio esta
asimismo sometido al Código de Justicia Militar".

1.4.1. El Servicio Militar es Necesario

Porque los peruanos al cumplir con esta obligación patriótica van a permitir
que los Institutos de la Fuerzas Armadas cuenten con personal capacitado en
aspectos de adiestramiento militar y formación técnica - laboral, que les
permitan participar eficientemente en la Defensa Nacional y el Desarrollo
Nacional así como de disponer de reservas instruidas y entrenadas para la
movilización, cumpliendo con lo establecido en la Constitución Política del
Perú.

1.4.2. Nueva Ley del Servicio Militar

Después de ciertos vaivenes, el congreso de la República aprobó la nueva Ley


del Servicio Militar Voluntario, después de dos observaciones formuladas por el
Poder Ejecutivo. De manera que, el Decreto Legislativo Nº 264 - Ley del Servicio
Militar Obligatorio, es derogada por la Ley Nº 17178 - Ley del Servicio Militar
Voluntario, la misma que entrara en vigencia el primero de enero del año 2000,
salvo dos posiciones que empezaron a regir a partir del día siguiente de su
publicación.

La nueva Ley Nº 27178 "Ley del Servicio Militar Voluntario", reconoce en el


articulo 3º que el servicio militar es un honor y una de las formas de cumplir
con las obligaciones patrióticas que tienen todos los peruanos de participar en
la Defensa Nacional y contribuir al desarrollo nacional; asimismo en el articulo
4º considera que el servicio militar tiene por finalidad capacitar a los peruanos
en edad militar en los Institutos de la Fuerzas Armadas, en aspectos de
adiestramiento militar y formación técnica laboral, para su eficiente
participación en la Defensa Nacional y en el desarrollo nacional, así como para
disponer de reservas instruidas y entrenadas para la movilización.

1.4.3. Proyección de una Nueva Ley del Servicio Militar

Si bien, la nueva Ley del Servicio Militar Nº 27178, constituye un avance con
respecto a las leyes anteriores, en la medida que se establecen excelentes
incentivos como:
 Reconoce una asignación económica mensual.
 Capacitación tecnico-labloral.
 Gratificación al momento de licenciarse.
 La omisión a la inscripción y en canje de la boleta de inscripción por la libreta
militar no serán considerados delitos.

Estos incentivos son insuficientes y asimismo solo se cumple un 5%


aproximadamente lo que ha traído como resultado tener los cuarteles vacíos,
por lo tanto salvo mejor parecer somos de la opinión siguiente:

 Que el Servicio Militar en le activo continúe siendo voluntario para todos los
jóvenes varones entre los 18 (DIECIOCHO) y 30 (TREINTA) años de edad en
cualquiera de las Unidades de los Institutos de las Fuerzas Armadas, de no
completar los efectivos deberá ser obligatorio.

 Que se de cumplimiento a los derechos y beneficios que le corresponda al


personal que cumple su Servicio Militar de conformidad a lo establecido a la
Ley Nº 27178 "Ley del Servicio Militar Voluntario".

1.4.4 Rol de los padres

La experiencia nos ha demostrado que actualmente existen jóvenes dispuestos


a cumplir con el Servicio Militar Voluntario, situación que no es ajena a los
padres de estos, pues en muchos casos concurren con ellos para que se
presenten a filas, particularmente esta situación es más notoria en la Región
de la Selva.

La información veraz y acertada hacia os padres sobre los beneficios que les
corresponden a sus hijos; así como proporcionarles en forma especifica el
nombre de la Unidad en que va servir el joven, la ubicación geográfica, manera
de comunicarse (teléfono y/o apartado postal) nombre del Oficial, Técnico y/o
Sub Oficial que los capta y de ser posible hasta el nombre del comandante de
la Unidad y además el personal de tropa puede visitar frecuentemente a sus
familiares mediante las salidas y paseos correspondientes; es posible obtener
un gran apoyo de los padres lo que va a contribuir en acrecentar la conciencia
sobre su responsabilidad en la Defensa Nacional.

1.4.5. Labor de las Fuerzas Armadas

Las Fuerzas Armadas vienen proporcionando capacitación Técnica Laboral al


personal que cumple su Servicio Militar Voluntario a través de los Centros de
Capacitación Técnica Laboral (CECATEL), que funcional en las Brigadas de las
Diferentes Regiones Militares del Perú.

Las Fuerzas Armadas a través de los Institutos, permanentemente vienen


realizando actividades para mejorar la calidad humana, dando énfasis a los
valores cívicos militares, educación, salud y bienestar.

1.5 El derecho de sufragio de los militares

El estado de derecho y la democracia representativa son garantía del imperio


de la justicia y de la vigencia de los derechos fundamentales, y el sufragio es
un derecho sin distingos entre ciudadanos, en el que todos, de acuerdo a Ley,
tengamos derecho a elegir y ser elegidos. Es así que, de acuerdo con lo
establecido en el Acuerdo Nacional, en la Vigésimo Quinta Política de Estado,
"Cautela de la Institucionalidad de las Fuerzas Armadas y su servicio a la
Democracia", se otorgará a los miembros de las Fuerzas Armadas el derecho al
sufragio.
Perú ha vivido muchas décadas en que dentro de una misma sociedad se han
dado distingos entre civiles y militares. Se mencionaba inconvenientemente a
una sociedad civil y a las FFAA como si formaran parte de otra sociedad. Esto,
indudablemente generó cierto distanciamiento en sus relaciones;

Ahora por el contrario, los integrantes de las Fuerzas Armadas dispondrán de


un documento nacional de identidad y participarán en el Proceso Electoral,
esto indudablemente afianzará la democracia participativa reafirmando el
principio de la igualdad de derechos que establece la Constitución.

A todo esto, trabajaremos en conjunto y en forma transparente para definir los


alcances de la no deliberancia y el establecimiento de los mecanismos de
solución adecuados y debidamente reglamentados, a las implicancias de que el
personal militar ejerza su derecho al sufragio.

1.6 El Informe de la Comisión de la Verdad

Más de dos décadas de violencia, durante las cuales se produjeron numerosas


violaciones de derechos humanos, que indudablemente afectaron a todos los
peruanos, principalmente en la población rural de los andes, la que ha sido
históricamente la más postergada y excluida en Perú. Esto dio origen a que se
acogiese un justo reclamo de la sociedad, decidiéndose constituir una
Comisión de la Verdad y Reconciliación, con la finalidad de esclarecer la
naturaleza del proceso y los hechos del conflicto armado interno, así como de
determinar las responsabilidades derivadas de las múltiples violaciones de los
derechos fundamentales ocurridas durante aquellos años.

Es así, que, luego de una ardua labor, se presentó el informe final de la


Comisión de la Verdad y Reconciliación, donde luego de un profundo análisis y
reflexión, el señor presidente de la República del Perú, jefe supremo de las
Fuerzas Armadas, estimó, como primer lugar, el pedido de perdón a las
víctimas por la violencia desatada y la clara atribución de responsabilidad a
Sendero Luminoso como el principal actor de la violencia durante esos años;
considerando conveniente el planteamiento del plan de desarrollo y paz para
las más golpeadas durante el conflicto armado interno.

Las Fuerzas Armadas- quienes combatieron desde un principio a estos


terroristas, que anhelaban la captura del poder empleando métodos
inhumanos, criminales y sembrando el terror en la población- hicieron frente a
esta amenaza dentro de un escenario particular, es decir, en un zona de
conflicto dentro del territorio nacional particularmente en zonas agrestes
donde no existía la presencia del gobierno y contra un enemigo, el cual no
vestía el uniforme de los defensores de la nación.

Después de muchos años de cruenta lucha en la que numerosos efectivos de


las Fuerzas Armadas ofrendaron sus vidas por combatir a los terroristas, se
pudo poner fin a esta amenaza que impidió que los peruanos nos
desarrollemos adecuadamente en un ambiente de seguridad, paz y confianza.

Todos los peruanos no debemos permitir, bajo ninguna circunstancia, que


surjan nuevamente estas amenazas, ya que hemos aprendido que las
atrocidades cometidas por Sendero Luminoso y los excesos que en su
oportunidad puedan haber cometido algunos integrantes de nuestras Fuerzas
Armadas, como producto de un escenario de conflicto no común a los
conflictos tradicionales, no deben darse nuevamente.
Actualmente nuestras FF.AA. con el propósito de eliminar la posibilidad en que
se pueda cometer algún exceso en un escenario de conflicto, continúan con la
capacitación y adoctrinamiento para fortalecer en ellos el respeto a los
derechos humanos y la puesta en práctica del Primer Centro de Derecho
Internacional Humanitario en Sudamérica.

2. Fuerzas Armadas

2.1 Las Fuerzas Armadas

Las Fuerzas Armadas son el conjunto de fuerzas terrestres , navales y aéreas


de una nación organizada, equipada y entrenada para realizar operaciones
militares en tierra, mar y aire.

Es así, que la Constitución de 1823 establece que las Fuerzas Armadas


permanentes, se encargan de la Defensa y Seguridad interna y externa de la
República y la actual Constitución en vigencia establece que las Fuerzas
Armadas; están constituidas por el Ejército, La Marina de Guerra y la Fuerza
Aérea. Tienen como finalidad primordial garantizar la independencia, la
soberanía y la integridad territorial de la República. Asume el control del orden
interno de conformidad con el Art. Nº 137 de la Constitución.

2.2 La Reestructuración y Modernización de las Fuerzas Armadas

El Ministerio de Defensa se encuentra en un proceso de reforma basado en los


lineamientos del Acuerdo Nacional y del Informe de la Comisión de Alto Nivel
aprobado a inicios del gobierno del presidente Toledo y cuyos componentes
más importantes son la nueva Ley del Ministerio de Defensa (27860) y su
Reglamento, aprobado por Decreto Supremo Nº 004-DE/SG.

En estas normas se contempla a las tres instituciones armadas como órganos


de ejecución de MINDEF y se establecen las bases democráticas para el
procesamiento de sus competencias. La reestructuración de las FF.AA. va de la
mano con la propia reforma de MINDEF y tiene varios elementos concurrentes:

 La reunión en MINDEF de órganos que con la anterior Ley no estaban


incorporados a su estructura. Es el caso de la anterior Secretaría de Defensa
Nacional -hoy Dirección de Política y Estrategia- y la incorporación del
Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas. Con ello se ha cumplido con el
principio de concentración de funciones reuniendo en un Ministerio, por
razones de especialidad, a aquellos organismos que, como los citados,
pertenecen naturalmente al ámbito de funciones de MINDEF.

 Una nueva estructura administrativa del MINDEF que incorpora dos


Viceministerios (Asuntos Administrativos y Económicos y Logística y Personal)
y contempla a la Dirección General de Política y Estrategia -ex SEDENA- entre
otros cambios cualitativos. Ello ha permitido un manejo administrativo más
definido y un control más cercano de las operaciones y actividades económicas,
logísticas y presupuestarias.

 Una nueva concepción sobre el papel de las Fuerzas Armadas, que contiene
una perspectiva de defensa y promoción de los derechos humanos y el derecho
Internacional Humanitario, a la par de inscribirlas en las tareas de la defensa
regional, seguridad hemisférica y misiones de paz internacionales.

 El Accionar Conjunto e interoperatividad de las FF.AA. que importa la


homologación de esfuerzos logísticos y administrativos, y que tiene como eje
central al Comando Conjunto de las FF.AA.
 Una nueva Ley de situación Militar, actualmente remitida al Congreso por el
Poder Ejecutivo, que contiene los derechos, obligaciones y mecanismos de
seguimiento y profesionalización de la carrera militar e instala la Comisión de
Ética al interior de cada institución armada. Esta norma, además, establece
cláusulas definidas de no-discriminación e igualdad de derechos y obligaciones
entre las y los oficiales de las FF.AA.

 Una formulación y elaboración presupuestal que asegura la Implementación de


mecanismos de trasparencia y control en el gasto y adquisiciones militares.

De igual manera, se está poniendo en practica las recomendaciones del


informe final elaborado por una comisión de Alto Nivel designada por el
presidente de la República del Perú y como jefe supremo de las Fuerzas
Armadas. Nuestro propósito es asegurar por primera vez en 181 años de vida
independiente- el control democrático de las Fuerzas Armadas, así como
contar, en el medio plazo, con instituciones castrenses modernas, flexibles,
eficientes y eficaces, de accionar conjunto y regidas por valores éticos y
morales.

La Defensa Nacional es hoy -también por primera vez- una política de Estado,
discutida ampliamente y considerada en el Acuerdo Nacional, donde vemos que
además, se ha incorporado dentro de este marco, como Política de Estado: "la
Cautela de la Institucionalidad de las Fuerzas Armadas y su servicio a la
Democracia".

En este sentido, el Consejo de Defensa Nacional, ha aprobado, como uno de los


Objetivos de Defensa del Estado Peruano: "el Fortalecimiento del Sistema
Político Democrático", donde se está considerando la Reestructuración del
Sector Defensa bajo el principio de subordinación de las FF.AA. al Poder
legítimamente constituido.

Indudablemente, todo el desarrollo del proceso de reestructuración integral de


las FF.AA. debe de efectuarse con una total transparencia, donde no existan
indicios de corrupción, tanto es así que actualmente, los aspectos relacionados
al gasto en Defensa se publican, haciendo que exista una absoluta
trasparencia en las adquisiciones, donde se da cumplimiento a la Ley del
Sistema Nacional de Control - Sistema de Auditoría Gubernamental (SAGU) en
las Fuerzas Armadas.

Asimismo, todas las dependencias del Ministerio de Defensa se han


incorporado al Sistema Integrado de Administración Financiera del Estado
(SIAF), lo que permitirá que se sepa permanentemente y al detalle, como y en
que se gasta el dinero asignado a las Fuerzas Armadas.

Del mismo modo, debemos mencionar, que nunca, durante su existencia como
Estado Republicano, las autoridades civiles tuvieron acceso a las cuentas, las
instalaciones, ni los archivos militares

Ahora, la Contraloría General de la República, la Comisión Nacional


Anticorrupción, los Congresistas, los Fiscales y Jueces, así como la Defensoría
del Pueblo, cuando lo han solicitado, han tenido acceso a este tipo de
información, sin excepciones, reservas o limitaciones, lo que crea un hito
genuino y trascendente en las relaciones entre civiles y militares.

A todo esto, dentro del proceso de reforma del gobierno podemos decir que
hemos cumplido una gran parte de la estructuración piramidal de las Fuerzas
Armadas, pero debemos mencionar que la reestructuración, no debe de ir por
si sola, es necesario que esté acorde con el proceso de modernización, es decir,
mantener un balance estratégico apropiado de medios, frente a nuestros
similares de la Región, y que su efectividad, vaya acorde a los adelantos
tecnológicos de los diferentes sistemas de armas convencionales en el mundo.
Esto es parte de un compromiso Político que debe de ser asumido por todos los
gobiernos, ya que se trata de Políticas de Estado de Defensa Nacional, las
cuales han sido aprobadas por el Consejo de Defensa Nacional.

2.3 Comando Conjunto de las FFAA

2.3.1 Evolución Institucional

Los orígenes del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas se remontan a la


década del 50 cuando los Estados Mayores Generales de las instituciones
militares estudiaron las experiencias del empleo operacional de las fuerzas
durante la Segunda Guerra Mundial y pusieron en evidencia la necesidad de
que las Fuerzas Armadas Perú cuenten con una organización conjunta
permanente por la importancia de que exista unidad de comando en el
planeamiento de las operaciones, cuya ejecución y empleo en cualquier
conflicto armado requiere de la coordinación permanente de todos los medios
Militares, Aéreos y Navales de la Nación.

Frente a esta necesidad, las Escuelas de Guerra y el Centro de Altos Estudios


Militares, presentaron un proyecto de factibilidad para crear una nueva
organización donde el planeamiento de la Defensa Nacional se realice en forma
permanente tanto en tiempo de paz como de guerra, involucrando a las tres
instituciones castrenses en esta tarea, diseñando su misión, organización y
funcionamiento, con la finalidad de optimizar el empleo de los recursos
humanos y materiales de las Fuerzas Armadas para garantizar la
independencia , soberanía e integridad del territorio de la República.

Es así que, con el Decreto Supremo del 03 de setiembre de 1956, se designó


una comisión para el estudio del proyecto de ley para la constitución y normar
legalmente el funcionamiento de los organismos de Defensa Nacional,
integrada por los generales de brigada José del Carmen Marín Arista, Félix
Huaman Izquierdo y Alfredo Rodríguez Martínez por el Ejército; el
Contralmirante Alfonso Souza Armandoz, los capitanes de navío Hernán
Vásquez Lapeyre y Carlos Monge Gordillo, por la Marina de Guerra, y los
mayores generales Guillermo Van O'rdt León, Carlos Moya Alvarado y
Guillermo Alegre Soriano por la Fuerza Aérea.

Uno de los primeros resultados de las actividades de la Comisión fue la


presentación del Proyecto de Creación del Comando Conjunto de las Fuerzas
Armadas, que fue finalmente aprobado por DS Nº 002-GM/1 del 1 de febrero
de 1957, designándose como primer Presidente del CCFFAA al General División
Manuel Cossio Cossio. Se precisa en los artículos del Decreto Supremo que "El
Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, dependiendo directamente del
Presidente de la República, es el eslabón más alto del Planeamiento y
coordinación de las operaciones de las Fuerzas del Ejército, de la Marina y de
Aeronáutica".

Los cambios que se han producido a lo largo de los años en los entornos
internacionales, regionales y nacionales relacionados con la seguridad y
defensa nacional han producido algunos cambios estructurales y
organizacionales en el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.

Así de un organigrama estructural que inicialmente contaba con un presidente


del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, una Jefatura de Estado Mayor
y sus correspondientes divisiones y oficinas autónomas, debido a la situación
de urgencia que vivió Perú entre los años 80 y 90, se ampliaron los campos de
acción creándose el de Frente interno con su propia Subjefatura de Estado
Mayor, de esta manera el Comando Conjunto paso a tener dos subjefaturas,
una para el Frente Interno para atender a la situación Terrorista en general y
la otra para el Frente Externo para atender los problemas de seguridad y
defensa nacional.

Al lograrse la pacificación en el Frente Interno y producirse el levantamiento


del Estado de Urgencia en la mayor parte del territorio se vuelve en el año 2002
a la estructura organizacional con una sola Jefatura de Estado Mayor con sus
divisiones tradicionales.

Ese mismo año, a las seis (6) Divisiones de Estado Mayor tradicionalmente
establecidas, se incrementa con la 7ª División denominada, Centro del Derecho
Internacional Humanitario y Derecho de la Guerra el cual trabaja en estrecha
coordinación con organismos de apoyo como el Comité de la Cruz Roja
Internacional

En la actualidad, dentro del marco de la nueva Ley .del Sector Defensa, se ha


incluido como un órgano de línea en la estructura orgánica y funcional del
Ministerio de Defensa al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas
estableciéndole una organización acorde a sus lineamientos, con sus
respectivos órganos de apoyo, asesoramiento y de línea contándose con la : 1ª
División que tiene a su cargo aspectos de Derechos Humanos, Asuntos Civiles
y Doctrina, 2ª División de Inteligencia, 3ª División de Operaciones, 4ª División
de Logística, 5ª División de Telemática , 6ª División que esta orientada al
tratamiento de Asuntos Internacionales entre los que destacan las medidas de
confianza mutua, Operaciones de Paz, Cooperación Internacional, Oficina de
Enlace, Asuntos Antárticos, Ecología y Medio Ambiente y Tratados y Convenios
y finalmente la 7ma. División Centro del Derecho Internacional Humanitario y
Derecho de la Guerra.

Tomando como base lo establecido en la Ley Nº 27860 del 12 de noviembre de


2002, establece que el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas realiza el
planeamiento, preparación, coordinación, dirección y conducción de las
operaciones militares conjuntas de las Instituciones armadas en cumplimiento
de los objetivos de la Política y Defensa Nacional.

2.3. 2 Misión

Organizar y ejecutar el planeamiento, coordinación, preparación y conducción


de las operaciones militares conjuntas en el más alto nivel en el Frente Externo
para garantizar la Independencia, soberanía e Integridad Territorial; y con
orden del presidente de la República del Perú en el Frente Interno para
garantizar la defensa interior del territorio; así mismo coordinar las acciones
para la participación de las Fuerzas Armadas en el progreso económico y en la
Defensa Civil de acuerdo con la ley.

2.3.3 Organización

Estructura Orgánica

La Estructura Orgánica del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas


comprende:

Órgano de Dirección

Jefatura

El jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas está encargado de


ejecutar al más alto nivel el planeamiento, coordinación , preparación y
conducción de las operaciones militares para el cumplimiento de la política de
Defensa Nacional y misiones asignadas de acuerdo con la ley.

La Jefatura del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas será ejercida a


dedicación exclusiva por un Oficial General o Almirante, en situación militar de
actividad, designado por el Presidente de la República, a propuesta del
Ministro de Defensa, mediante Resolución Suprema, entre los tres Oficiales
más antiguos en el Escalafón Conjunto de las Instituciones Armadas. El cargo
de Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas será por un periodo no
mayor de dos años. En caso excepcional, puede ser prorrogado, por un año
adicional a iniciativa del presidente de la República del Perú, siempre que se
encuentre en situación de actividad.

Órgano Consultivo
Comité de Alto Mando Conjunto

Órgano de Planeamiento
Estado Mayor Conjunto

Órgano de Asesoramiento
Oficina de Asesoría Jurídica
Oficina de Planes Programas y Presupuesto

Órgano de Ejecución
Comandos Operacionales y Comandos Unificados

Órgano de Apoyo
Secretaría General
Oficina de Administración
Oficina de Servicios Generales
Oficina de Información

ORGANIGRAMA DEL COMANDO CONJUNTO DE LAS FUERZAS


2.3.4 Funciones del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.

 Efectuar, al más alto nivel, el planeamiento, preparación, coordinación


y conducción de las operaciones y acciones militares conjuntas de las
Fuerzas Armadas, expresadas en planes y directivas formulados de
acuerdo a las amenazas, hipótesis de guerra, conflicto y estados de
excepción.

 Planificar, coordinar y conducir la participación de las Instituciones


Armadas en las Misiones de Paz convocadas por la Organización de las
Naciones Unidas. Brinda capacitación al personal participante en
Centro de Entrenamiento Especializados.

 Planificar, coordinar y supervisar las actividades que realizan las


Instituciones Armadas en el campo de la Defensa Civil, orientadas a
prevenir, minimizar o eliminar los daños ocasionados por los desastres
y calamidades que requieran su participación.

 Planificar, preparar, coordinar y establecer los procedimientos relativos


a la movilización en el campo militar, cuya ejecución estará a cargo de
las Instituciones Armadas.

 Planificar, preparar, coordinar y conducir las acciones cívicas conjuntas


y combinadas, en cumplimiento de la Política de Defensa Nacional en
los diferentes ámbitos del quehacer Estatal.

 Planificar, preparar, coordinar y conducir la participación de las


Instituciones Armadas en las acciones conjuntas y combinadas
tendentes a garantizar la Defensa Regional y Seguridad Hemisférica,

 Proponer al ministro de Defensa los requerimientos presupuéstales de


las Instituciones Armadas, para la ejecución de las operaciones y
acciones militares conjuntas y para la movilización.

 Proponer al ministro de Defensa, en coordinación con el viceministro de


Asuntos Logísticos y de Personal los Planes y Programas de Desarrollo
Conjunto y modernización de la capacidad logística y operativa de las
Fuerzas Armadas, en concordancia con los objetivos de Política de
Defensa Nacional.

 Proporcionar inteligencia estratégica, para facilitar la toma de


decisiones en la ejecución de la Política de Defensa Nacional.

 Contribuir en la formulación de la Política de Defensa Nacional.

 Coordinar con la Dirección General de Política y Estrategia la


planificación de las tareas de movilización y en materia de Defensa
Regional y Seguridad Hemisférica, la ejecución y cumplimiento de los
compromisos internacionales destinados al fomento de las medidas y
acciones de confianza mutuas con los países limítrofes y con terceros
Estados, en virtud de los acuerdos bilaterales o multilaterales en
materia de Defensa y Seguridad, suscritos por Perú.
 Difundir y supervisar en las Instituciones Armadas el cumplimiento de
la normativa nacional e internacional y los acuerdos suscritos por el
Estado en materia del Derecho Internacional Humanitario.

 Planificar, preparar, coordinar y supervisar, de acuerdo a la Política de


Defensa Nacional, la participación de las Instituciones Armadas en el
desarrollo de la amazonía; en la integración nacional; en la protección
del ambiente en la presencia del Estado en la Antártica.

 Establecer la doctrina y procedimientos para el planeamiento,


preparación, coordinación, conducción y ejecución de las operaciones y
acciones militares conjuntas de las Fuerzas Armadas.

 Asesorar al ministro de Defensa en temas de carácter militar.

 Las demás que la Ley le asigne en atención a sus competencias


funcionales.

2.3.5 Operaciones Conjuntas de las Fuerzas Armadas

Las operaciones conjuntas son aquellas que involucran el empleo de dos o más
fuerzas (Ejército, Marina, Aviación) son producto de la experiencia militar de
las últimas confrontaciones bélicas con la finalidad de optimizar el empleo
eficaz y eficiente de los medios militares disponibles en el cumplimiento de las
misiones dispuestas.

Esta labor que realiza en forma permanente el Comando Conjunto de las


Fuerzas Armadas permite la conducción conjunta de las operaciones militares
mediante la integración de las capacidades y medios disponibles.

En época de paz esto se logra mediante el entrenamiento conjunto realizado


por medio de ejercicios de maniobras conjuntas y con la educación conjunta en
las Escuelas de Guerra mediante juegos de guerra.

La guerra moderna plantea misiones que requieren operaciones militares


complejas que deben integrar el esfuerzo en doctrina, logística, inteligencia de
las fuerzas del ejercito, marina y aviación de forma tal de poder ser conducidas
en forma eficaz y eficiente desde el más alto nivel de decisión estratégica.

El empleo conjunto de las Fuerzas Armadas requieren de su


interoperatibilidad, es decir que exista homogeneidad de sistemas, unidades o
fuerzas para entregar o recibir servicios de otros sistemas, unidades o fuerzas,
de forma tal de poder emplear estos servicios complementados de manera
eficiente. La interoperatividad es un requerimiento esencial para la ejecución
de operaciones militares conjuntas, requiere de unidad de criterios en las
adquisiciones de material y desarrollo de doctrinas, es un objetivo por alcanzar
en el medio plazo.

2.3.6 Operaciones Mixtas Con La Policía Nacional

El ministro de Defensa tiene como una de sus funciones principales la de


proponer, coordinar y supervisar la política de Defensa Nacional en el ámbito
no militar, como resultado de esta función las Fuerzas Armadas participan con
la Policía Nacional del Perú en operaciones mixtas, que involucran a efectivos
militares de una o más fuerzas con efectivos de la Policía Nacional del Perú.

Las principales operaciones mixtas son las siguientes:


Operaciones Contraterroristas

Son aquellas destinadas a neutralizar el accionar terroristas y capturar a los


delincuentes terroristas remanentes.

Operaciones Contra el Tráfico Ilícito de Drogas.

En cumplimiento a la normatividad legal vigente, las FF.AA. participan en la


lucha contra el tráfico ilícito de drogas en la INTERDICCIÓN AÉREA,
MARÍTIMA Y FLUVIAL.

Operaciones Contra el contrabando.

El contrabando es un delito aduanero que afecta el desarrollo nacional y viene


siendo perpetrado por delincuentes organizados en bandas que emplean armas
automáticas de gran calibre, en proporciones cuya magnitud constituye un
riesgo contra la seguridad nacional.

Operaciones contra la tala ilegal.

El tráfico de madera constituye un delito ecológico que viene siendo perpetrado


por bandas criminales que mantienen un estrecho vínculo con el narcotráfico y
el terrorismo, en proporciones cuya magnitud constituye un riesgo contra la
seguridad nacional.

Operaciones contra la caza furtiva de camelados Sudamericanos.

La caza furtiva de los camélidos es un acto delincuencial que constituye un


grave atentado contra los intereses de los productores pecuarios andinos y
cuya prevención, control y represión va más allá de la acción del Ministerio de
Agricultura y de la Policía Nacional del Perú.

Operaciones de Defensa Interior del Territorio para restablecer el Orden


Interno cuando la amenaza ha sobrepasado las posibilidades de la Policía
Nacional.

De acuerdo con la Constitución de Perú y por disposición expresa del


Presidente de la República, las FF.AA. asumirán la responsabilidad de
restablecer el orden interno en las zonas declaradas en estado de urgencia.

2.3.7 Operaciones Multinacionales (Combinadas)

Las Operaciones Multinacionales, anteriormente llamadas Operaciones


Combinadas, son operaciones que realizan las fuerzas armadas de países
amigos dentro del marco legal de los tratados y/o convenios bilaterales o
multilaterales; haciendo uso de la habilidad de los sistemas, unidades o
fuerzas para lograr objetivos en forma eficaz y eficiente frente a amenazas
comunes.

Es un elemento esencial para el desarrollo de los nuevos conceptos de


seguridad hemisférica, regional y vecinal al emplearse en forma racional las
capacidades militares de los países involucrados.

El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, como órgano de línea del


Ministerio de Defensa, coordina con la Dirección General de Política y
Estrategia del Ministerio de Defensa, la planificación de tareas de movilización,
instrucción y de defensa nacional, la ejecución y cumplimiento de los
compromisos internacionales destinados al fomento de las medidas y acciones
de confianza mutuas con Estados limítrofes de Perú y con terceros Estados en
virtud de los acuerdos bilaterales o multilaterales suscritos por Perú.

Los medios técnicos de la actualidad permiten coordinar en tiempo real las


acciones respectivas para este tipo de operaciones multinacionales para poder
enfrentar una amenaza común a nivel Nacional, Regional o Hemisférico. Las
amenazas de hoy obligan a una colaboración muy estrecha multinacional en
todos los campos de acción que incluyen los recursos humanos, financieros y
materiales.

Ejemplos de estas operaciones son las Operaciones Unitas que realiza la


Marina de Guerra del Perú con las marinas de Estados Unidos de América,
Ecuador, Colombia y Chile desde 1959.

2.3.8 Operaciones de Paz y Acción Humanitaria

Operaciones de Paz

Las Operaciones de Mantenimiento de Paz son un mecanismo creado por la


Organización de las Naciones Unidas, que sirven para ayudar a mantener o
restaurar la paz y la seguridad internacional en áreas de conflicto. Dicho
mecanismo involucra el envió de personal civil y militar el que no está
autorizado para hacer uso de la fuerza.

Las Operaciones de Mantenimiento de Paz son establecidas por el Consejo de


Seguridad de ONU con el consentimiento de las partes involucradas en el
conflicto. El referido consentimiento debe de precisar el ámbito y el marco de
acción.

Sobre esto último, Perú tiene como política tener una presencia activa en el
tratamiento de cuestiones relativas al mantenimiento de la paz y seguridad
internacional y cuando así se le requiera, enviar personal y material militar u
observadores a las operaciones de mantenimiento de paz, en forma voluntaria,
bajo la dirección del Secretario General de la Organización de Naciones Unidas,
dejando constancia que estas operaciones no deben de interferir en los asuntos
internos de un país y actuar en forma imparcial.

Las Fuerzas Armadas del Perú cuentan al interior del Comando Conjunto de
las Fuerzas Armadas con el Centro de Entrenamiento de Operaciones de Paz y
con el Centro del Derecho Internacional Humanitario de las FF.AA. ambos de
reciente creación permitiéndole a sus Fuerzas Armadas estar capacitadas en la
doctrina de las Operaciones de Paz y en el respeto irrestricto al Derecho
Internacional Humanitario y al Derecho Internacional de los Derechos
Humanos.

La Contribución Peruana

Perú se encuentra plenamente comprometido en la consecución de un orden


internacional más estable y seguro, basado en la convivencia pacífica, en la
defensa de la democracia y de los derechos humanos y en el respeto a las
normas del derecho internacional humanitario. Este compromiso se hace
evidente con la reciente actitud del Gobierno Peruano ante el Secretario
General de las Naciones Unidas el 11 de noviembre de 2003 al firmarse un
documento internacional que compromete la participación de fuerzas militares
de las Fuerzas Armadas de Perú en operaciones de mantenimiento de la paz.

Misiones en las que ha participado Perú:


Grupo de Observación de NN.UU. en el Líbano 1958
Participó del 10 de junio al 10 de diciembre de 1958. Llegaron delegaciones de
20 países, dentro de ellas Perú con la participación de 10 oficiales.

Segunda Fuerza de Emergencia de NN.UU. en Israel 1974


Se organizó una unidad tipo Batallón. Participó del 15 de noviembre 1973 al
15 de agosto de 1975, con un total de 497 hombres. Asistieron Cadetes del 3er
año de la Escuela Militar de Chorrillos e intervinieron oficiales de los tres
institutos armados y personal de tropa del ejército.

Grupo de Observación Militar de NN.UU. en Irán, Irak 1989


El 12 de setiembre de 1988 arribó la delegación peruana conformada por 3
oficiales del ejército, 2 de la marina y 2 de la Fuerza Aérea con la función de
supervisión y control del cese del fuego. Su participación concluyo el 13 de
setiembre de 1989. La fuerza de participación fue distinguida con el Premio
Nobel de la Paz.

Grupo de Asistencia de NN.UU. a la Transición de Nambia 1989


La delegación peruana estuvo conformada por 10 oficiales del ejército, 5 de la
marina y 5 de la fuerza aérea ; la misión fue el control de cese del fuego y la
seguridad del proceso electoral.

Misión de las NN.UU. para Referéndum del Sahara Occidental 1991


La delegación peruana estuvo conformada por 10 oficiales del ejército, 3 de la
Marina y 2 de la Fuerza Aérea, a órdenes de un Oficial General del Ejército de
Perú, quien actuó como Comandante General de la fuerza de ONU; con la
misión de cese del fuego y seguridad en el proceso del referéndum.

Misión de las NN.UU. para referéndum del Sahara Occidental 1998


Participación de 5 observadores militares de Perú ( 3 oficiales del ejército, 1 de
la Marina y 1 de la Fuerza Aérea).

Misión como observadores militares y oficiales de enlace en el Congo, en


abril de 2000.

Participación con helicópteros y sus tripulaciones en Timor Oriental, en


el 2000.

La más reciente participación de miembros de las Fuerzas Armadas se da


desde octubre de 2002, con 2 oficiales del ejército en las Fuerzas de
Mantenimiento de Paz de las Naciones Unidas en Chipre.

Acción Humanitaria

Las Fuerzas Armadas de Perú pueden realizar operaciones de ayuda


humanitaria como parte del papel que le toca desempeñar de acuerdo con el
Artículo 171 de la Constitución del Estado (participación en la Defensa Civil)
en caso de catástrofes humanas, ya sean producidas por la naturaleza o
consecuencia de conflictos bélicos.
Dentro de este contexto las Fuerzas Amadas de Perú vienen trabajando en el
desminado de la frontera norte, en cumplimiento de las Resoluciones de OEA
de que nuestro continente sea un lugar libre de minas tanto en depósitos como
sembradas en el campo.

2.3.9 Contribución al Desarrollo Nacional

Paralelamente a la responsabilidad principal que es el planeamiento y la


coordinación de las acciones de defensa de la integridad de nuestro territorio,
el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas apoya a la Policía Nacional del
Perú en la labor de combatir al terrorismo y al narcotráfico, igualmente
colabora desarrollando una serie de acciones a favor del Desarrollo Nacional en
todo el territorio del Estado.

Las tareas de contribución al Desarrollo Nacional realizadas por el personal


militar son amplias y efectivas y van desde las acciones cívicas, médicas,
odontológicas, quirúrgicas y de alfabetización, proyectadas principalmente a
las comunidades en zonas de fronteras y poblados de extrema pobreza, hasta
apoyo técnico especializado para la ejecución de proyectos de infraestructura
vial, construcción y reparación de embarcaciones navales de alto bordo y
pesqueras , así como el mantenimiento y reparación de aeronaves civiles con
los más altos estándares de calidad.

La defensa de una nación contribuye indirectamente con su desarrollo de


diversas formas: mediante la compra de bienes y contratación de servicios para
el funcionamiento del aparato militar, mediante la creación de bases en lugares
apartados que generaran empresas de bienes y servicios de diferentes rubros
para apoyo de las fuerzas militares, mediante la educación del personal militar
que al licenciarse o pasar al retiro se integraran al quehacer técnico privado o
estatal en áreas técnicas de su profesión, mediante la ayuda cívica en
construcción de caminos en lugares alejados, apoyo médico empleando medios
de transporte dedicados a la seguridad, transporte a lugares alejados donde
solo llegan los elementos de seguridad de la nación entre otros .

2.4 EJERCITO DEL PERU

2.4.1 Evolución Histórica

Antes de su Creación Oficial

Los orígenes del Ejército de Perú se remontarían a más de tres mil años,
cuando en Chavín de Huántar (Ancash) aparecieron formas de un estado
teocrático, con sacerdotes que también eran jefes militares y lideraban ejércitos
donde participaba toda la población. Ello se demuestra arqueológicamente con
la presencia de reductos como el complejo de Sechín, allí encontramos
testimonios de la existencia de guerreros empuñando mazas y porras de piedra
para defender su territorio y su seguridad. Otras civilizaciones como Paracas y
Nasca perfeccionaron el arte militar, pero fueron los Moche quienes
organizaron un ejército profesional dedicado exclusivamente a la defensa y
consolidación de su señorío. El Señor de Sipán es una magnifica manifestación
de este predominio. En este transcurrir surgió el pueblo Huari (Ayacucho), que
organizó un ejército que permitió instituir en los Andes el primer imperio.

Estas civilizaciones prepararon el camino de llegada a los Incas (s. XIII),


quienes en sus leyendas y cantares se presentan como un pueblo civilizador y
a su ejército como el factor de su poder. Bajo el liderazgo del Inca Pachacútec
se organizó el Tahuantinsuyo y éste con genial visión geopolítica comprendió
que debía afianzar su influencia en dos ámbitos: el económico y el militar. Esta
estrategia permitió a sus sucesores crear una sociedad próspera e integrar el
Tahuantinsuyo por el norte hasta el río Ancasmayo, en Colombia; por el sur
hasta el río Maule, en Chile; por el sudeste incorporaron la región del altiplano
boliviano y el norte argentino; y por el este hasta la región amazónica. Cuando
los incas trabajaban en el arduo proceso de unificación política y cultural del
mundo andino, Francisco Pizarro firmaba con la corona española la
Capitulación de Toledo de 1529, que autorizaba la conquista del
Tahuantinsuyo.
Pero la conquista no fue una empresa fácil para los españoles porque el
Tahuantinsuyo no acabó con la captura de Atahualpa. Superado el primer
impacto, los incas reorganizaron en Vilcabamba el ejército e iniciaron una
resistencia que se prolongó por cuarenta años. Líder de esta lucha fue Manco
Inca, quien inició así nuestro proceso de independencia que finalizó recién en
las pampas de la Quinua, el 9 de Diciembre de 1824. Esta lucha tricentenaria
registra cerca de doscientas sublevaciones y la organización de varios ejércitos,
siendo los más notables los de Juan Santos Atahualpa, entre 1742 y 1756;
José Gabriel Thupa Amaro en 1780, y Pumacahua y los hermanos Ángulo en
1814.

A partir de su Creación Oficial

Creación del Ejército del Perú Republicano

Los peruanos queríamos ser libres y esta decisión permitió la organización de


la Expedición Libertadora al Perú. Esta expedición desembarcó en Paracas el 8
de Septiembre de 1820 y de inmediato se presentaron al campamento patriota
numerosos voluntarios pidiendo su alta en el Ejército Libertador, este
entusiasmo animó al general San Martín a organizar los primeros cuerpos
peruanos. Como primera medida, el 21 Oct. de 1820, decretó la creación de la
bandera de Perú, para que los peruanos tuvieran un símbolo bajo la cual
combatir y de inmediato formó la primera unidad peruana, el Escuadrón
Auxiliares de Ica; en noviembre el batallón de Cazadores del Ejército; y en
Enero de 1821 el batallón Leales del Perú y el Escuadrón Húsares de la Escolta.
Luego de la proclamación de la Independencia del Perú, el 28 de julio de 1821,
se creó la Legión Peruana de la Guardia (18 Ago) y se oficializó la creación del
Ejército del Perú.

Después se organizaron los batallones Trujillo Nº 2, Piura Nº 4 y el escuadrón


de Cazadores de Perú, las cuales tuvieron una destacada participación en las
batallas de Riobamba y Pichincha, con las que se selló la independencia de
Quito. A estas unidades debemos añadir el Regimiento Húsares del Perú, que
tuvo una actuación decisiva en la victoria de Junín, el 6 de Agosto de 1824, por
lo que tomó el nombre de Húsares de Junín. El 9 de Diciembre la actuación del
Ejército fue también decisiva y como consecuencia de esta victoria los
españoles firmaron la Capitulación de Ayacucho, que puso fin a tres siglos de
lucha contra la dominación colonial y se consolidó la independencia
americana. La trascendencia de este acontecimiento ha llevado a declarar el 9
de diciembre como Día del Ejército.

El Ejército Del Perú Republicano. Siglos XIX Y XX

El Ejército de Perú fue a lo largo de los siglos XIX y XX uno de los


protagonistas principales del acontecer nacional. Entre 1825 y 1841, el
Ejército afianza su organización, aprueba sus primeros reglamentos orgánicos
(1825 y 1827). De 1842 a 1866, se consolida y se convierte en uno de los
principales ejércitos del continente. En este periodo emerge la figura del
Mariscal Ramón Castilla, cuya labor en favor de la Defensa Nacional lo
proyecta como uno de los mejores estadistas de nuestra historia. Esta
consolidación permitió el Dos de Mayo de 1866 sellar la independencia de
Sudamérica. En los años de 1867 a 1878, nuestros gobiernos descuidan la
Defensa Nacional como consecuencia de una grave crisis política y económica.

En 1879, nos encontramos en una guerra y frente a un adversario que se


había preparado para ella con anticipación. Nuestro pueblo respondió a las
exigencias del momento. Cómo olvidar Tarapacá, Marcavalle, Pucará y
Concepción, donde oficiales y soldados combatieron con honor. Esta guerra,
también, nos dejó grandes ejemplos. Allí está la figura inmortal del coronel
Francisco Bolognesi, quien legó para la posteridad la frase inmortal:

"Tengo deberes sagrados que cumplir y los cumpliré hasta quemar el ultimo
cartucho", su ejemplo, junto al de Andrés "Avelino" Cáceres y Leoncio Prado,
simboliza el cumplimiento del deber por la Defensa Nacional.

Finalizada la guerra, se inicia un proceso de reconstrucción nacional. El


gobierno del General Andrés Avelino Cáceres restauró la unidad nacional y
planteó como problema prioritario la Defensa Nacional y la reintegración al
suelo patrio de nuestras provincias cautivas. Ello implicaba la reorganización y
equipamiento del Ejército. Dispuso la compra de armamento moderno e inició
los trámites para contratar una misión militar que modernice el Ejército. Estas
gestiones se concretizaron en 1896, durante el gobierno de Nicolás de Piérola,
con la llegada de la Primera Misión Militar Francesa. Entonces se inició en el
Ejército una etapa de profundas transformaciones, acordes con los retos que el
nuevo siglo planteaba.

En el siglo XX la vigorosa trasformación del Ejército comprende dos momentos.


El primero entre 1896 y 1944, de actualización institucional, fortalecimiento de
la formación profesional y la doctrina basada en valores; y el segundo de
modernización institucional desde 1945 hasta finalizar el siglo, que permitió
afianzar una doctrina militar propia. En este siglo la defensa del frente externo
e interno dio al Ejército una amplia experiencia profesional y permitió una
activa participación en el Desarrollo Nacional.

En el frente externo el Ejército participó exitosamente en el conflicto contra


Ecuador en 1941, en conflicto de la Cordillera del Cóndor en 1981 y en el Alto
Cenepa en 1995. En el frente interno enfrentó las guerrillas de 1965 y desde
1981 combate a las fuerzas subversivas de Sendero Luminoso y el MRTA.
Punto trascendente de este combate lo constituye la exitosa Operación

Chavín de Huántar, que motivó la admiración mundial por su planeamiento y


ejecución. Hoy, el Ejército al igual que hace cien años enfrenta un nuevo
desafío: adaptarse a los cambios políticos, sociales, económicos y tecnológicos
que exige el nuevo milenio.

2.4.2 Mision

El Ejército tiene como finalidad primordial garantizar la Independencia,


Soberanía e Integridad Territorial de la República del Perú, en el ámbito
terrestre. Asume el control del orden interno de acuerdo con la Constitución
del Estado, asimismo, participa en el desarrollo socio-económico del Estado y
en la defensa civil de acuerdo con la Ley

2.4.3 Organización

2.4.3.1 Organización Administrativa del Ejercito (OMA)

Órgano de Dirección

Comandante General del Ejército (CGE)

Es responsable de la preparación y desarrollo del Ejército, depende del Ministro de


Defensa e integra el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas

Órganos Consultivos
Consejo Superior.

El Consejo Superior del Ejército está encargado de analizar aquellos asuntos


trascendentales relacionados con el funcionamiento y desarrollo del Ejército con el fin
de adoptar las decisiones pertinentes.

Consejo Consultivo.

Asesorar al Comandante General del Ejército en los temas que por su complejidad y
trascendencia le sean consultados.

Comité Económico

Estudiar y recomendar sobre asuntos económicos y financieros que someta a su


consideración el Comandante General del Ejército.

Consejo de Investigación.

Son órganos permanentes encargados de estudiar y recomendar en aquellos casos


disciplinarios y otros señalados por la Ley y Reglamentos. Se reúnen por disposición
del Comandante General del Ejército

Órganos de Control

Inspectoría General del Ejército (IGE).

Controla las funciones y actividades del Ejército en todos los niveles, en los campos
operativos y administrativos con el fin de asegurar el eficiente cumplimiento de la
misión. Apoya al Comandante General del Ejército en el cumplimiento de sus
funciones de control.

Auditoria General del Ejército (AGE).

La Auditoria General del Ejército es el órgano de control interno


responsable del control de las actividades de gestión administrativa,
económica y financiera de los recursos y bienes del Instituto Ejército

Órganos de Asesoramiento

Jefatura del Estado Mayor General del Ejército

Dirigir, coordinar y controlar el funcionamiento del Estado Mayor General y supervisar


el cumplimiento de las disposiciones del Comandante General del Ejército.

Oficina de Planeamiento y Presupuesto del Ejército

Asesorar al Comandante General del Ejército en los aspectos relacionados con la


organización, Planeamiento Estratégico y Presupuestal, en Apoyo a las Operaciones y
el Desarrollo del Instituto y del Sistema de Programación e Inversión Pública.

Oficina de Asesoría Jurídica del Ejército (OAJE).

Proporcionar asesoramiento y apoyo en asuntos jurídicos al Comando, Estado Mayor y


los Órganos de Apoyo del Ejército que lo requieran para el cumplimiento de sus
funciones.

Órganos de Apoyo
Comando Administrativo del CGE (CA-CGE).
Proporciona apoyo administrativo y seguridad al Cuartel General del Ejército.

Oficina Generadora de Recursos del Ejército (OGRE).


Asesorar al Comandante General del Ejército en la promoción, evaluación y
seguimiento de actividades relacionadas a la Generación de Recursos Directamente
Recaudados (RDR) en el Ejército.

Oficina de Economía del Ejército (OEE)

Responsable de las actividades de Ejecución Presupuestal, Tesorería y Contabilidad de


la Unidad Presupuestaria del Ejército.

Oficina de Información del Ejército (OIE).


Proporcionará apoyo y asesoramiento en las actividades relacionadas con la difusión
de informaciones, relaciones públicas y ceremonial del Ejército.

Oficina de Investigación y Desarrollo del Ejército (OIDE).


Asesora al Comandante General del Ejército en los aspectos relacionados con la
Investigación Científica y el Desarrollo Tecnológico del Ejército.

Órganos de Línea

Dirección de Personal del Ejército (DIPERE).


Encargado en las actividades relacionadas con la preparación y desarrollo del Ejército
en el campo de personal y administrar sus recursos humanos.

Dirección de Inteligencia del Ejército (DINTE).


Realizar el Planeamiento Estratégico, supervisar sus resultados y asesorar al
Comandante General del Ejército en los aspectos de Inteligencia y Contrainteligencia

Dirección de Educación y Doctrina del Ejército (DIEDE).


Es el organismo que planea y ejecuta las actividades de formación, capacitación,
perfeccionamiento y entrenamiento del personal del ejército, así como las actividades
de formulación de doctrina del ejército.

Dirección de Logística del Ejército (DILOGE).


Organismo encargado del planeamiento y ejecución de las actividades logísticas del
ejército.
Dirección de Telemática del Ejército (DITELE).
Asesorar al Comandante General del Ejército en los aspectos de Telemática y
Estadística; así como administrar los Sistemas de Información del Ejército.

Dirección de Asuntos Civiles del Ejército (DIRACE).


Asesorar al Comandante General del Ejército en la participación de la Institución en el
Desarrollo Nacional, el Derecho Público y otros; asimismo, administrar el Sistema de
Asuntos Civiles del Ejército.

Dirección de Movilización del Ejército (DIMOVE).


Asesorar al Comandante General del Ejército en aspectos relacionados con la
administración de las Reservas, Proceso de la Movilización y la aplicación de la Ley del
Servicio Militar en el Ejército.

Dirección de Salud del Ejército (DISALE).


Planear, organizar, coordinar y controlar las actividades del Sistema de Salud del
Ejército y ejecutar las operaciones logísticas de sanidad.
ORGANIGRAMA DEL EJÉRCITO DEL PERÚ

2.4.3.2. Organización Territorial Del Ejercito

Organización Territorial del Ejército del Perú por Regiones Militares.

N/O RRMM SEDE AREA GEOGRAFICA (DPTOS)

REGION TUMBES, PIURA, LAMBAYEQUE, LA


01 MILITAR DEL PIURA LIBERTAD, CAJAMARCA, AMAZONAS Y
NORTE (RMN) ANCASH.

REGION LIMA, ICA, SAN MARTÍN, HUANUCO,


MILITAR DEL PASCO, JUNIN, HUANCAVELICA,
02 LIMA
CENTRO AYACUCHO, UCAYALI Y LA PROVINCIA
(RMC) CONSTITUCIONAL DEL CALLAO.

REGION
TACNA, MOQUEGUA, AREQUIPA, PUNO,
03 MILITAR DEL AREQUIPA
CUZCO, APURIMAC Y MADRE DE DIOS.
SUR (RMS)

REGION
MILITAR DEL
04 IQUITOS LORETO.
ORIENTE
(RMO)
2.4.3.3 Funciones

Participar en el Planeamiento Estratégico de la Defensa Nacional.


Establecer y formular los Objetivos y la Política General del Instituto.
Poner a disposición del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, las Fuerzas
Terrestres y medios necesarios previstos en los planes de Defensa Nacional.
Obtener y mantener un óptimo nivel de preparación e la Fuerza Terrestre necesaria
para integrar los Elementos de Maniobra del Teatro de Guerra y del COFI, para el
cumplimiento de su misión.
Proporcionar el apoyo administrativo a las operaciones de Guerra
Convencional y Guerra No Convencional que ejecutan los elementos de maniobra del
Teatro de Guerra y del Comando Operativo del Frente Interno respectivamente.
Promover el Desarrollo Institucional.
Realizar el Planeamiento Estratégico Administrativo del Ejército.
Formular las Metas de Gestión Anual y desarrollar su ejecución.
Formular el Presupuesto Fiscal y de otros provenientes del Tesoro Público requeridos
para el funcionamiento del Instituto.
Participar en la Defensa Civil, de acuerdo con los Planes pertinentes para la
prevención, urgencia y rehabilitación.

2.4.3.4 Capacidades

Las capacidades son el conjunto de habilidades que posee el Ejército de Perú, para
alcanzar sus objetivos tanto en el ámbito externo como interno, enmarcado en la
Constitución de Perú.

El Ejército constituye el principal elemento para garantizar la independencia,


soberanía e integridad en el ámbito terrestre, así mismo, asumir el control del orden
interno cuando la situación lo amerite de acuerdo a lo establecido en la Constitución
Política, participar en el desarrollo social y el progreso económico del Estado y estar
capacitado para tener presencia en el contexto internacional, para lo cual se organiza
territorialmente en:

Administrativa en tiempo de paz


Para la Guerra
Para la Defensa Interior del Territorio (DIT)

Para el cumplimiento de su misión constitucional, el Ejercito del Perú cuenta con


medios Blindados, Artillería, antitanque, aéreos, antiaéreos, comunicaciones,
ingeniería y logísticos organizados en Grandes Unidades de combate y Unidades no
Endivisionadas distribuidas a lo largo y ancho del territorio nacional.

El Ejército de Perú se encuentra preocupado por su proyección institucional,


encontrándose en proceso de reestructuración, en el marco del Proyecto "Ejército del
Perú Siglo XXI", el mismo que visualiza un "Ejército moderno y disuasivo entrenado
para hacer frente con éxito a las amenazas internas y externas, con proyección
internacional, sustentado en valores e integrado a las Fuerzas Armadas y a la
sociedad, cumpliendo funciones y roles constitucionales".

2.4.3.5 Educación Profesional Militar

Escuela Militar de Chorrillos

La Escuela Militar de Chorrillos es una de las Instituciones más antiguas de América


Latina, la jerarquía educativa que ostenta, desde Marzo de 1934, es de nivel Superior
o Universitario.
De 1901 a 1998 han egresado ciento tres promociones de Oficiales en forma
ininterrumpida en las Armas de Infantería, Artillería, Caballería, Ingeniería,
Comunicaciones y los Servicios de Material de Guerra e Intendencia; En 1991 se creó
el Arma de Inteligencia.
La noble y patriótica misión de la Escuela Militar de Chorrillos es la de "Formar
Oficiales de Ejército", orientados en el deber irrenunciable del sagrado amor a la
Patria, a garantizar la Independencia, la soberanía y la integridad territorial de la
República, así como participar en el desarrollo económico social del país.

Escuela de Armas y Servicios

Son las encargadas de capacitar a los oficiales del Ejército del grado de teniente y
capitán, mediante cursos intermedio y avanzado del arma o servicio respectivamente,
para desempeñarse en los puestos del grado de su línea de carrera.

Escuela Superior de Guerra

La Escuela Superior de Guerra proporciona perfeccionamiento académico en ciencia


militar, capacitando a oficiales seleccionados del Ejército en el campo militar y en las
técnicas de administración; así mismo produce doctrina de acuerdo con los
requerimientos de la institución

Escuela Técnica del Ejército

Forma y capacita a suboficiales del Ejército activo y de reserva en las diferentes


especialidades, así como producir doctrina militar en el nivel de mando medio.

2.4.3.6 Contribución al Desarrollo

Programas de Infraestructura

El Ejército de Perú participa en el Desarrollo social y el progreso económico del Estado


de acuerdo con lo estipulado en el Art. 171 de la Constitución del Estado, la cual se
viene dando cumplimiento empleando los medios disponibles en provecho de la
Sociedad Peruana. Dicha participación se realiza sin comprometer la disponibilidad,
operatividad e integridad del personal militar y recursos asignados por el Estado para
la Defensa Nacional.

La participación del ejército esta principalmente dirigida a la ejecución de proyectos de


infraestructura terrestre, aérea y acuática, así como el desarrollo de obras de apoyo a
la comunidad, de asentamiento rural fronterizo y de acción cívica.

El Ejército emplea a todos los componentes de su estructura organizacional las que se


encuentran a lo largo y ancho del territorio nacional, siendo las Unidades de
Ingeniería las que tienen mayor participación en la ejecución de proyectos en la
modalidad por encargo, encontrándose ubicadas en las Regiones Militares de acuerdo
con el detalle que se indica:

Región Militar del Norte

Tumbes, Piura, La Libertad, Lambayeque y Amazonas.

Región Militar del Centro

Lima, Ayacucho, Junín, San Martín, Huanuco y Ucayali.

Región Militar del Sur

Arequipa, Moquegua, Tacna, Puno, Cusco, Apurímac y Madre de Dios.


Región Militar Del Oriente

Loreto.

2.5 Marina de Guerra del Perú

2.5.1 Evolución Histórica

La Historia de la Marina de Guerra del Perú se remonta al proceso mismo de nuestra


Independencia Nacional, cuando la Expedición Libertadora al mando del general don
José de San Martín, arriba a las costas peruanas empleando los derroteros elaborados
por el marino peruano Eduardo CARRASCO.

El 17 marzo de 1821 el pailebote español "Sacramento" se constituye en la primera


unidad de nuestra escuadra al izar en sus mástiles el pabellón nacional tras su
captura por los hermanos Cárcamo.

Sin embargo, oficialmente la Armada Peruana se crea el 8 octubre de 1821, cuando


por Ley es nombrado don Bernardo MONTEAGUDO como ministro en el Despacho de
Guerra y Marina, y el capitán de navío Martín GUISE como su Comandante General.

Durante la guerra que libró la Confederación Peruano-Boliviana contra Chile, le cupo


a la Armada Peruana actuar decididamente en defensa de los intereses nacionales en
el Combate Naval de Casma, el 12 enero de 1839.

Luego de estos acontecimientos, la Escuadra Peruana quedó muy reducida aspecto


que fue revertido al asumir la presidencia el Mariscal Ramón CASTILLA, quien incluso
dotó a nuestra Marina del primer buque a vapor en Sudamérica, el "RÍMAC".

En 1856, ocurrió otro acontecimiento significativo, cuando la Fragata "AMAZONAS" se


constituye en el primer buque de guerra sudamericano en dar la vuelta al mundo.

En la década siguiente, a consecuencia de la presencia de la denominada "Expedición


Científica" de la Escuadra Española en aguas del Pacífico Sur y de la ocupación por
parte de la misma de las Islas Chincha, se produjo un nuevo conflicto, que esta vez,
une bajo una alianza a Ecuador, Perú, Bolivia y Chile para oponerse a las
pretensiones neocoloniales de la corona hispana. En esta ocasión, las victorias del
Combate de Abtao, eI 7 febrero de 1866 y del Combate del 2 de Mayo de 1866, fueron
eventos donde la Armada Peruana tuvo papel protagónico.

Sin embargo, las páginas más gloriosas de la historia de la Marina de Guerra del Perú
serían escritas durante la Guerra del Pacífico de 1879-1883, cuando la Armada, en
condiciones de absoluta inferioridad material, dio muestras de indiscutible heroísmo,
teniendo al Almirante Miguel GRAU Seminario como su máxima figura.

Luego de esta infausta guerra, la Armada inicia una lenta etapa de reconstrucción,
primero con la llegada del Crucero "LIMA" y para inicios del siglo XX de los Cruceros
"GRAU" y "BOLOGNESI".

Durante el conflicto contra Ecuador de 1941, a la Marina le correspondió ejercer el


control del litoral sur del enemigo, efectuándose incluso patrullajes e incursiones en
los canales próximos a Guayaquil.

En los años 70, la Marina inicia un nuevo proceso de modernización de sus


principales unidades operativas, con la adquisición de distintas unidades misileras de
superficie, submarinos y aeronaves misileras y de exploración, reequipando a la
Fuerza de Infantería de Marina y potenciando a los Grupos de Operaciones
Especiales.

2.5.2 Mision

Ejercer la vigilancia, protección y defensa del patrimonio e Intereses Nacionales en el


ámbito marítimo, fluvial y lacustre; asumir el Control Interno en los estados de
Urgencia, cuando así lo decrete el Presidente de la República, participar en el
desarrollo económico y social del país y en la Defensa Civil de acuerdo con ley, con el
fin de contribuir a garantizar la independencia, soberanía e integridad territorial de la
República frente a cualquier amenaza externa o interna y al logro de los Objetivos
Nacionales.

Organización de la Marina de Guerra del Perú

Órgano de Dirección

Comandancia General de la Marina

Responsable de la preparación y desarrollo de la Marina de Guerra del Perú. Integra el


Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas. Depende del Ministro de Defensa.

Órganos Consultivos

Consejo Superior

Estudia y recomienda sobre asuntos que por naturaleza e importancia Institucional


deben ser tratados a ese nivel.

Consejo Económico

Estudia y recomienda sobre asuntos económicos y financieros que somete a su


consideración.

Consejo de Investigación

Estudia y se pronuncia en los casos que establece la Ley de Situación Militar.

Órgano de Control

Órgano de Control Institucional de la Marina

Ejerce el control interno posterior a los actos y operaciones de la Institución, sobre la


base de los lineamientos y cumplimientos del Plan Anual de Control, con el fin de
asegurar la correcta administración de los recursos asignados a la Marina de Guerra
del Perú.

Inspectoría General de la Marina

Controla y evalúa en forma permanente el cumplimiento de los planes, programas y


grados de alistamiento operativo y administrativo de los elementos operativos,
elementos de maniobra y demás organismos de la Marina de Guerra del Perú, así
como la correcta aplicación de las leyes, ordenanzas navales y demás disposiciones.
Practica auditorias a los organismos, Unidades y Dependencias de la Marina.

Órgano de Asesoramiento

Estado Mayor General de la Marina

Efectúa el planeamiento operativo y administrativo en el más alto nivel de la Marina


de Guerra del Perú. Supervisa el cumplimiento de la acción planeada y asesora a la
Comandancia General de la Marina, a fin de contribuir a la toma de decisiones, al
ejercicio del Comando y al logro de los Objetivos Institucionales.

Oficina Naviera Comercial

Administra y opera comercialmente las Unidades Auxiliares de la Marina de Guerra


del Perú, naves comerciales fletadas, así como otras actividades marítimas que se le
asignen, con el fin de obtener recursos económicos en beneficio exclusivo de los
programas de desarrollo de los elementos operativos y el Establecimiento Naval
Terrestre y contribuir al cumplimiento de los Objetivos Institucionales.

Dirección de Telemática de la Marina

Norma, dirige, opera, controla y evalúa los sistemas de comunicaciones e informática


de la Marina de Guerra del Perú, con el fin de garantizar a las Unidades y
Dependencias enlaces seguros y eficientes, los cuales interconectados mediante
sistemas de procesamiento de información, contribuyan a la eficiencia en la toma de
decisiones y al ejercicio oportuno y efectivo del Comando.

Dirección de Hidrografía y Navegación

Administra, opera e investiga las actividades relacionadas con las ciencias del
ambiente en el ámbito acuático, con el fin de contribuir al desarrollo nacional, brindar
apoyo y seguridad en la navegación a las Unidades Navales y a los navegantes en
general y contribuir al cumplimiento de los Objetivos Institucionales.

Órgano de Apoyo:

Secretaría de la Comandancia General de la Marina

Proporciona apoyo y asistencia al Comandante General de la Marina efectuando el


estudio, preparación, tramitación y archivo de la correspondencia oficial interna y
externa, dentro de lo prescrito en la publicación "Instrucciones Sobre Correspondencia
Naval" ISCON - 13303 con el fin de contribuir a la gestión y toma de decisiones
oportunas.

Dirección de Inteligencia de la Marina

Planea, norma, promueve, dirige, ejecuta y controla en forma permanente e integral


las actividades de Inteligencia y Contrainteligencia y seguridad de la Marina de Guerra
del Perú, con el fin de contribuir al cumplimiento de los Objetivos Institucionales.
Dirección de Intereses Marítimos e Información

Es el órgano que planea, norma, promueve, dirige, ejecuta y supervisa las actividades
que relacionan a la Marina de Guerra del Perú con la sociedad en su conjunto, siendo
tareas de carácter permanente, la difusión de la información, el mejoramiento de su
imagen institucional y el fomento de los intereses marítimos; coordinando su acción y
representación con los organismos correspondientes en el ámbito Nacional e
Internacional, con el fin de contribuir al fortalecimiento de sus vínculos en
cumplimiento a los Objetivos Institucionales.

Órgano de Ejecución:

Órganos de Línea Administrativos:

Dirección General del Personal de la Marina

Administra, planea, norma, dirige, ejecuta y controla las actividades de bienestar,


salud, instrucción, administración y reservas de la Marina de Guerra del Perú, con el
fin de satisfacer las necesidades de personal en cantidad, calidad y oportunidad en
concordancia con los Objetivos Institucionales.

Dirección General del Material de la Marina

Administra, planea, norma, dirige y controla el material de la Marina de Guerra del


Perú en lo relacionado a los sistemas de armas, sistemas de ingeniería, abastecimiento
de bienes e insumos, proyectos de obras y mantenimiento de la infraestructura,
proyectos de construcción, adquisición y modernización de las unidades y material,
así como las actividades de investigación y desarrollo tecnológico del Instituto.

Dirección de Economía de la Marina

Gestiona y provee los recursos económicos-financieros necesarios para el


funcionamiento de los sistemas operativos y administrativos del Instituto, así como
normar, contabilizar y controlar el óptimo empleo de los fondos asignados de la
Unidad Ejecutora-Marina de Guerra.

Órganos de Línea Operativos :

Comandancia General de Operaciones del Pacifico

Ejerce el Comando de los elementos operativos asignados y de las Zonas Navales del
litoral para la vigilancia y defensa del Dominio Marítimo y áreas de responsabilidad
tanto en el Frente Externo, Frente Interno y Vigilancia de Fronteras. Efectúa el
Planeamiento Estratégico Operativo, prepara, conduce y evalúa las operaciones de sus
elementos operativos y Establecimiento Naval Terrestre; formula sus doctrinas y
contribuye al cumplimiento de los Objetivos Institucionales.

Comandancia General de Operaciones de la Amazonía

Ejerce el Comando de los elementos operativos asignados y de las Zonas Navales de la


Amazonía, para la vigilancia y defensa de las Cuencas Fluviales Amazónicas y áreas de
responsabilidad tanto en el Frente Externo, Frente Interno y Vigilancia de Fronteras.
Efectúa el Planeamiento Estratégico Operativo, prepara, conduce y evalúa las
operaciones de sus elementos operativos y Establecimiento Naval Terrestre; formula
sus doctrinas y contribuye al cumplimiento de los Objetivos Institucionales.

Dirección General de Capitanías y Guardacostas

Planea, norma, dirige, controla y vigila las actividades que se desarrollan en el ámbito
marítimo, fluvial y lacustre, playas y terrenos ribereños; ejerce funciones de Policía
Marítima, Fluvial y Lacustre; exige el cumplimiento de las normas nacionales,
convenios e Instrumentos Internacionales ratificados y regulaciones de otros sectores
aplicables en su ámbito de competencia; con el fin de velar por la seguridad de la vida
humana en el mar, ríos y lagos navegables, para la protección del medio ambiente
acuático y las actividades que en él se realizan, así como reprimir el contrabando y
cualquier otra actividad ilícita en el ámbito de su jurisdicción.

2.5.4. Funciones

La Marina de Guerra del Perú tiene por función:

Participar en el Planeamiento Estratégico de la Defensa Nacional.


Participar en la ejecución de la Política de Defensa Nacional.
Disponer las actividades necesarias para cumplir la misión asignada.
Proveer la preparación, organización, mantenimiento y equipamiento del componente
naval de las Fuerzas Armadas para asegurar la Defensa Nacional.
Participar en la defensa del patrimonio marítimo, fluvial y lacustre del país, dando
protección a las actividades que se realicen en dicho medio.
Contribuir a garantizar, en forma permanente, la integridad territorial y el
mantenimiento de la soberanía del país.
Participar en la defensa interna del territorio.
Contribuir al desarrollo social y al progreso económico del Estado y a la Defensa Civil
en los asuntos de su competencia.
Contribuir a la participación del país en el esfuerzo internacional para la paz y la
seguridad cooperativa cuando en la Política Exterior del Estado lo requiera.

2.5.5 Capacidades

La Marina de Guerra del Perú desarrolla sus capacidades para efectuar operaciones en
el ámbito de su competencia para garantizar la integridad y soberanía nacional, así
como la defensa de sus intereses, para ello cuenta con elementos de Superficie,
Submarinos, Aeronavales, Infantería de Marina y Operaciones Especiales.
La Marina de Guerra del Perú desarrolla asimismo sus capacidades para participar,
cuando la Política Exterior del Estado lo demande, de los esfuerzos internacionales por
construir un entorno de paz y cooperación en materia de seguridad.

Las capacidades indicadas le permiten apoyar el orden interno y el desarrollo de las


actividades en el ámbito acuático en un marco de seguridad y legalidad.
Las capacidades de la Marina de Guerra del Perú cubren los requerimientos que se
derivan de las amenazas a la seguridad tradicionales y no tradicionales estando
orientadas a lograr un ambiente de seguridad que permita la conducción de acciones
para el desarrollo social y el progreso económico del Estado y con ello el bienestar de
la nación peruana.
Para el desarrollo de sus capacidades la Marina de Guerra del Perú, dispone de los
medios que a continuación se detallan:

En el Ámbito Marítimo:

La Comandancia General de Operaciones del Pacífico ejerce el control marítimo y


cumple con la Vigilancia y Defensa del Mar de Grau mediante Unidades Navales de
Alta Mar, las que por su autonomía pueden desplazarse a grandes distancias,
pudiendo ser apoyadas por Unidades Aeronavales; asimismo cuenta con unidades de
Infantería de Marina y Operaciones Especiales que están en permanente preparación
manteniendo su máximo potencial combativo para asegurar la Defensa Nacional; las
principales unidades con las que se cuenta son las siguientes:

UN (1) Crucero Ligero Misilero de 12,165 toneladas de desplazamiento, B.A.P.


"ALMIRANTE GRAU".
CUATRO (4) Fragatas Misileras Clase "Carvajal" de 2,500 toneladas cada una, con
capacidad de portar helicópteros del tipo Sea King SH-3D; Agusta Bell AB-212 y Bell
206.
UN (1) Destructor Misilero de 3,600 toneladas, B.A.P. "FERRE".
CINCO (5) Aviones Tipo B-200.
SEIS (6) Submarinos Tipo 209 de 1,290 toneladas cada uno.
UN (1) Avión Tipo FOKKER F-27.
UNA (1) Base de Infantería de Marina en Ancón-Lima, con DOS (2) Batallones de
Infantería de Marina, UN (1) Batallón de Vehículos Tácticos, UN (1) Batallón de
Comandos y UN (1) Agrupamiento de Apoyo de Combate.
UNA (1) Estación de Operaciones Especiales con Unidades del Grupo de Operaciones
Especiales Centro, del Grupo de Salvamento y Lanchas Incursoras.
Asimismo para la Vigilancia de Fronteras y Operaciones en Áreas Marítimas cercanas
de costa se dispone de:

SEIS (6) Corbetas Misileras de 680 toneladas cada una.


UNA (1) Destacamento de Infantería de Marina "El Salto" en Tumbes.
UNA (1) Estación Naval "La Cruz" en Tumbes con unidades del Grupo de Operaciones
Especiales Norte.
UNA (1) Estación Naval de Mollendo en Arequipa con un Destacamento de Infantería
de Marina.

Adicionalmente, para efectivizar el apoyo y soporte a la conducción de las operaciones


de las Fuerzas Navales, así como para contribuir al desarrollo socio y al progreso
económico y para brindar el apoyo en los lugares más alejados mediante acciones
cívicas y para participar en la Defensa Civil, se posee las siguientes unidades:

UN (1) Buque Transporte de Carga de 18,400 toneladas.


TRES (3) Buques Transporte de Combustibles hasta de 34,000 toneladas.
CUATRO (4) Buques de Desembarco de 5,800 toneladas.
DOS (2) Aviones Tipo ANTONOV 32B.
TRES (3) Helicópteros Tipo MI-8T.

En aspectos relacionados con la Autoridad Marítima Nacional, ésta recae en la


Dirección General de Capitanías y Guardacostas, que ejerce el rol de Policía Marítima
y vela por la seguridad de la vida humana en el mar, para lo cual dispone de unidades
navales y aeronavales de patrullaje tanto para control cerca de costa como a grandes
distancias de ella:

SIETE (7) Patrulleras Marítima de 296 toneladas de desplazamiento.


DIECISÉIS (16) Patrulleras de Costa (entre 3.9 y 14 toneladas).
DOS (2) Patrulleras Interceptoras de 2 toneladas cada una.
DOCE (12) Deslizadores de Control de Bahía de 1.5 toneladas cada uno.
DOS (2) Aviones Tipo FOKKER F-27.

En el Ámbito Fluvial y Lacustre:

La Comandancia General de Operaciones de la Amazonia efectiviza la Vigilancia de


Fronteras garantizando la soberanía nacional y defiende las Cuencas Fluviales
Amazónicas, mediante unidades acordes para la zona que permiten el cumplimiento
de su función siendo éstas las siguientes:

CUATRO (4) Cañoneras Fluviales (entre 250 y 365 toneladas).


OCHO (8) Lanchas rápidas Tipo Piro.
DOS (2) Lanchas rápidas Tipo Ashaninka
OCHO (8) Lanchas rápidas Tipo Bora
TRES (3) Lanchas rápidas Tipo Huambiza
DOS (2) Lanchas rápidas Tipo Huitoto
DIEZ (10) Lanchas rápidas Tipo Zampam
UN (1) Helicóptero Tipo MI-8T
UNA (1) Base Naval de Iquitos con un Batallón de Infantería de Marina de Selva N° 1 y
unidades del Grupo de Operaciones Especiales Nor-Oriente.
UNA (1) Estación Naval de Pucallpa con un Batallón de Infantería de Marina de Selva
N° 2 y unidades del Grupo de Operaciones Especiales Nor-Oriente.

Asimismo para brindar el apoyo a las unidades en las operaciones dentro de su


ámbito y adicionalmente contribuir al desarrollo socio y progreso económico y en la
Defensa Civil de la zona, se dispone de unidades fluviales y lacustres como son:

Dos (2) Buques Hospital de hasta 500 toneladas.


TRES (3) Buques Tópicos.

La Dirección General de Capitanías y Guardacostas cumple el papel de Policía Fluvial


y Lacustre, así como la Protección del Ambiente de su ámbito, para lo cual posee
unidades con características ideales para la zona, las mismas que han sido
construidas en los Servicios Industriales de la Marina - Iquitos las cuales se detallan a
continuación:

TRECE (13) Patrulleras Fluviales (entre 1.8 y 5 toneladas).


OCHO (8) Botes fluviales.
DOS (2) Deslizadores Fluviales.
UNA (1) Base Flotante de 319 toneladas.
UN (1) Taller Base Flotante 146 toneladas.
DOS (2) Talleres Flotantes 123 toneladas.
DIECIOCHO (18) Lanchas de Interdicción Fluvial de 25 pies.
CUATRO (4) Patrulleras Lacustres de 5.5 toneladas
DOS (2) Deslizadores Lacustres
UN (1) Avión Tipo TWIN OTTER.

2.5.6 Educación

Centros de Instrucción

Escuela Naval del Perú:


Forma militar, profesional y físicamente a los cadetes y aspirantes, para lograr un alto
grado de instrucción, elevada moral y preparación físico mental; con el fin de que se
desempeñen eficientemente en el Servicio Naval, al graduarse como Alférez de Fragata
de la Marina de Guerra del Perú; así como instruir, entrenar y formar conciencia naval
en oficiales asimilados para adecuar su comportamiento al estándar de los oficiales de
la Marina de Guerra del Perú.

Escuela de Calificación:

Capacita y entrena a los oficiales subalternos en los cursos de Calificación y


Entrenamiento, con el fin de lograr un óptimo desempeño en los cargos a los que son
asignados en las diferentes Unidades y Dependencias.

Escuela Superior de Guerra Naval:

Proporciona Instrucción Militar Superior a nivel posgrado a los oficiales de Ia Marina


de Guerra del Perú, perfeccionándolos para su desempeño eficiente en funciones de
Comando, Estado Mayor y de Alto Mando.

Centro de Instrucción Técnica y Entrenamiento Naval:

Forma militar, técnica y físicamente a los Alumnos para lograr un alto grado de
instrucción, elevada moral y preparación físico mental, con el fin de que se
desempeñen eficientemente en el Servicio Naval, al graduarse como Oficiales de Mar
de la Marina de Guerra del Perú; así como brindar capacitación y perfeccionamiento al
personal, en los niveles correspondientes de acuerdo a las reglamentaciones vigentes.

Escuela de Reclutas:

Proporciona formación auxiliar al Personal del Servicio Militar para su posterior


desempeño como Personal de Marinería en las diferentes Unidades y Dependencias.

Escuela de Sanidad Naval:


Proporciona formación profesional a las Alumnas en actividades relacionadas con la
Medicina y Salud, para desempeñarse en los diferentes servicios de salud de la Marina
de Guerra del Perú. Así como brindar capacitación y perfeccionamiento al personal del
área de salud, en los niveles correspondientes de acuerdo a las reglamentaciones
vigentes.

2.5.7 Contribución al Desarrollo

La Marina de Guerra del Perú contribuye al desarrollo del Estado, empleando sus
capacidades para el logro del ambiente de seguridad necesario para el normal
desenvolvimiento de las actividades productivas y de bienestar social. Las capacidades
le permiten asimismo cumplir tareas que aportan directamente al desarrollo y a la
mitigación de efectos de situaciones de desastre, esto se hace:

Manteniendo la seguridad de la vida humana en el medio acuático.


Promoviendo el desarrollo de las actividades productivas en el medio acuático.
Participando en el desarrollo de poblaciones de fronteras.
Manteniendo las ayudas a la navegación en todo el territorio nacional, por medio de la
Dirección de Hidrografía y Navegación.
Contribuyendo a la presencia internacional del Estado, participando en Operaciones
Navales Multinacionales y Operaciones de Paz.
Llevando atención médica a los pueblos de la amazonía y de las orillas del Lago
Titicaca.
Fomentando los deportes y diversas actividades náuticas.
Brindando capacitación al personal que ingresa a sus filas para cumplir con el
Servicio Militar Voluntario.
Participando de la actividad metal mecánica naval mediante su Servicio Industrial.
Disponiendo sus recursos humanos y materiales para contribuir con Defensa Civil en
la prevención y mitigación de efectos producidos por situaciones de desastre.

2.6 Fuerza Aérea del Perú

2.6.1 Evolución Histórica

Antecedentes

El despegue de las actividades aeronáuticas de Perú, producto del impulso del vuelo
de globos y aeroplanos fabricados en el medio, tiene su origen en 1910; año en que se
funda el "Aero Club Peruano". El 23 de septiembre de 1910, el aviador peruano Jorge
Chávez Dartnell, transpone los Alpes entre Suiza e Italia, convirtiéndose en el primer
hombre que realiza tal proeza. Sin embargo, su frágil "Bleriot" que lleva en la cola los
colores rojo y blanco de la bandera peruana, al momento de aterrizar se precipita a
tierra y se destroza. Antes de morir, cuatro días después del accidente fatal, Jorge
Chávez nos legó la histórica frase "Arriba, Siempre Arriba", que 19 años más tarde se
convertiría en el lema del Cuerpo de Aviación del Perú, primera organización de
aeronáutica militar de nuestro país.

El 27 de septiembre del mismo año, se crea en Lima la Liga Nacional de Aviación para
impulsar la navegación aérea. En enero de 1911, el aviador peruano Juan
Bielovucic llega a Perú procedente de Francia, iniciándose la era de la aviación
nacional al surcar por primera vez, en un avión "Voisin", el cielo de Lima y efectuar el
raid de 36 kilómetros Lima-Ancón.

Las actividades aeronáuticas en el país cobraron gran impulso al terminar la Primera


Guerra Mundial; de tal forma, en 1919, a solicitud del gobierno peruano viene una
Misión Francesa que se instala en Bellavista, Callao. Ese mismo año se crea
el "Centro de Aviación de Lima", que meses después se traslada a Maranga, donde
adopta el nombre de Escuela de Aviación Militar de Maranga.

En 1920 se forma la Escuela de Aviación Civil de Bellavista y el Centro de


Hidroaviación de la Armada de Ancón. El piloto Herbert Tweddle establece el primer
Correo Aéreo en Perú entre Lima, Puerto Pizarro y Tumbes, que estimula a Alejandro
Velasco Astete a unir Lima con Cusco, siendo el primer aviador peruano en cruzar en
un avión la Cordillera de los Andes. En ese mismo año, la señorita Carmela
Combe inicia su aprendizaje como aviadora, recibiendo el diploma respectivo. Carmela
Combe logra su sueño al volar "sola" y convertirse en la primera mujer piloto en un
"Curtiss-Oriole", el 6 de mayo de 1921,", obteniendo su brevete firmado por el
norteamericano Elmer J. Faucett Clark, fundador de la compañía de transporte aéreo
comercial "Faucett", la que en 1928 comienza a operar con sus propios aviones de
carga y pasajeros.

El 27 de noviembre de 1923, el presidente Augusto B. Leguía inaugura la "Escuela de


Aviación Militar Jorge Chávez" de Las Palmas, al sur de Lima, con los mejores
aviadores pioneros de la Escuela de Aviación Civil de Bellavista, del Centro de
Hidroaviación de la Armada de Ancón y de Escuela de Aviación Militar de Maringa.
Dejando de funcionar las dos últimas.

Constituye también un pilar en el desarrollo de la aviación peruana el vuelo de siete


horas entre Lima y Puno efectuado en 1925 por el Mayor Baltazar Montoya y, en el
mismo año, la ruta Lima-San Ramón-Iquitos, por el Capitán Leonardo Alvariño Herr,
quien, además, contribuyó decididamente en la formación de las Bases Aéreas y
nuevos campos de aterrizaje e instalación de redes telegráficas y puestos
meteorológicos. El gobierno dispone construir en todos los pueblos campos de
aterrizaje.

Como consecuencia de las actividades aeronáuticas desplegadas y proyectadas, se


crea en 1929 el "Ministerio de Marina y Aviación". Ese mismo año se forma
el Cuerpo de Aviación del Perú y en 1932, esta entidad cambia de nombre por el
de "Cuerpo Aeronáutico del Perú" (CAP).

A principios de los años 30 se instala la empresa Aeroplano Caproni, de Milán, Italia


para montar una fábrica de aviones en Las Palmas, y producir estas aeronaves en
Perú. Debido a que Italia interviene en la Segunda Guerra Mundial, en 1939, muchos
de sus técnicos optaron por permanecer en Perú, convirtiéndose la fabrica Caproni en
el Arsenal Central de Aeronáutica, actual Servicio de Mantenimiento (SEMAN).

Otro de los pioneros de la aviación peruana, es sin duda el mayor general FAP
Armando Revoredo Iglesias, el gran piloto cajamarquino que unió, en 1940, Lima-
Bogotá, Lima-Buenos Aires y recorrió toda Sudamérica al mando de la famosa
Escuadrilla "Los Zorros".

El 23 de julio de 1941, durante el conflicto con el Ecuador, capitán FAP JOSÉ


QUIÑONES GONZALES se inmola por la nación, cuando en una incursión aérea sobre
territorio ecuatoriano (Quebrada Seca) es alcanzado por la batería enemiga; lejos de
salvarse saltando en paracaídas, dirige su avión envuelto en llamas hacia las
posiciones del adversario y las destruye, convirtiéndose así en Héroe Nacional y en
máximo exponente del Arma Aérea.

Los requerimientos de una cada vez más avanzada preparación aeromilitar para la
defensa y el desarrollo nacional, inciden en la creación delMinisterio de Aeronáutica,
que tuvo lugar el 27 de octubre de 1941, siendo su primer Ministro el General
Fernando Melgar Conde.

La Fuerza Aérea del Perú


El 18 de julio de 1950, por Decreto Ley No.11471, el Cuerpo Aeronáutico del Perú
cambió de denominación por el de Fuerza Aérea del Perú (FAP), dotándosele de una
organización acorde con los adelantos de la aviación mundial, como Arma en el campo
de la Defensa Nacional, y como instrumento del desarrollo social y el progreso
económico del Estado y factor de integración de nuestros pueblos más alejados. Ese
mismo año, la Escuela de Aviación Militar fue convertida en la Escuela de Oficiales
de la Fuerza Aérea del Perú.

En 1955, con la incorporación de los aviones de propulsión a reacción como los


Lockheed T-33 y posteriormente los Hawker Hunter, la FAP ingresa a una nueva era
de profundos cambios e incesantes avances tecnológicos. Es así que en la década de
los sesenta llegan los aviones Mirage 5P de fabricación francesa y la primera de
tecnología supersónica con capacidad mach 2 en Sudamérica.

En los setenta, se incorporaron aeronaves de origen soviético como el Sukhoi SU-22 de


geometría variable, Sistemas de Defensa Aérea (radares, misiles, etc.), así como los
helicópteros MI-6, MI-8, MI-17, MI-25, de fabricación soviética, y los UH-1y Bell 212,
helicópteros que tuvieron participación protagónica en la construcción del oleoducto
Nor-Peruano y la explotación petrolífera en la selva; aeronaves de transporte como el
Hércules L-100-20, el Antonov AN-26 (posteriormente reemplazados por los Antonov
AN-32), los Twin Otter DHC-6 y Pilatus Porter PC-6, estas aeronaves contribuyeron a
satisfacer las necesidades de integración y desarrollo del Estado.

En 1981, al producirse la invasión de tropas ecuatorianas en la Cordillera de el


Cóndor o Falso Paquisha, aviones y helicópteros de la FAP, en acción conjunta con
combatientes en tierra, actuaron demostrando gran capacidad operativa, logrando
desalojarlas en corto plazo. Es en esa misma década que se adquieren los aviones
Mirage 2000P, con mandos electrónicos y radar doppler, retomando Perú la
vanguardia tecnológica en la región.

A inicios de los noventa, la Fuerza Aérea del Perú (como componente del CC.FF.AA.) es
misionada para participar en la estrategia integral de lucha contra el terrorismo y el
narcotráfico, logrando importantes resultados, principalmente en tareas de
interdicción y control aerospacial.

En 1995, al registrarse una nueva incursión de tropas ecuatorianas, esta vez en el


Alto Cenepa, la Fuerza Aérea del Perú actuó con el ejemplar heroísmo de sus pilotos
combatientes, en defensa de nuestra soberanía e integridad territorial.

La década de los noventa se caracterizó por haberse efectuado las últimas


adquisiciones de sistemas de armas de avanzada tecnología como fueron los aviones
MIG-29 y SU-25.

De manera paralela, el rápido avance tecnológico impuso a la Institución un gran reto,


por lo que adicionalmente a la adquisición de unidades y equipamiento se hizo
necesario modernizar continuamente su infraestructura logística y tecnológica
habiendo alcanzado, en este permanente esfuerzo, niveles que le han permitido a sus
Servicios obtener licencias y reconocimiento internacionales, siendo considerados
como los más importantes centros tecnológicos al servicio de la aeronáutica de Perú.

Actualmente la Fuerza Aérea, como Institución componente del Sector Defensa, se


encuentra comprometida con el proceso de reestructuración y modernización del
gobierno, debiendo lograrse como producto una Fuerza Aérea basada en valores
permanentes, más eficiente y orientada al desarrollo de capacidades operacionales y
empleo conjunto, de tal manera que le permita enfrentar con éxito a las amenazas que
pongan en riesgo los intereses de nuestra nación.

2.6.2 Misión
"Defender Perú de sus amenazas y proteger sus intereses, mediante el empleo del
poder aeroespacial, a fin de contribuir a garantizar su independencia, soberanía e
integridad territorial"

2.6.3 Organización

La Fuerza Aérea del Perú, para el cumplimiento de su misión, está organizada de la


siguiente forma:
Comandancia General (COFAP)

La Comandancia General es el órgano de más alto nivel de Comando. Es ejercida por


el Comandante General, cargo dependiente del Ministro de Defensa, que es
desempeñado por el Teniente General de Armas Comando y Combate en actividad
designado por el Presidente de la República entre los tres Tenientes Generales de
Armas, Comando y Combate en actividad de mayor antigüedad en el escalafón de
oficiales en actividad, otorgándosele mientras desempeña el cargo la denominación
distintiva de General del Aire.

Estado Mayor General (EMGRA)

El Estado Mayor General es el órgano de planeamiento de más alto nivel de la Fuerza


Aérea. Tiene como función principal el de realizar el Planeamiento Estratégico
Administrativo y de Desarrollo Institucional, la programación y el presupuesto
correspondiente, así como el control y evaluación de las metas de gestión para el logro
de los Objetivos Institucionales, en el corto, medio y largo plazo.

Inspectoría General (INSPE)

La Inspectoría General es el órgano de control de más alto nivel de la Fuerza Aérea,


encargada de ejercer la función de control de todas las actividades castrenses y
disciplinarias de la Institución, de acuerdo a lo dispuesto en la normatividad vigente.

Comandos de Fuerza:

Comando de Operaciones (COMOP)

Es el órgano encargado de planificar y conducir la Preparación y Entrenamiento


permanente de las Unidades Operativas de la Fuerza Aérea, de acuerdo con los planes
y programas aprobados por el Comandante General.

Comando de Control Aeroespacial (COMCA)

Es el órgano encargado de planificar y conducir la Preparación y Desarrollo de los


elementos del Sistema de Control Aerospacial, de acuerdo con los planes y programas
aprobados por el Comandante General.

Comando de Personal (COPER)

Es el órgano encargado de administrar el Sistema de Personal de la Fuerza Aérea,


responsable de proporcionar el potencial humano necesario para la conformación,
apoyo y sostenimiento de la Fuerza, para el cumplimiento de la misión institucional.

Comando de Material (COMAT)

Es el órgano encargado de administrar el Sistema Logístico de la Fuerza Aérea,


proporcionando el soporte logístico de material requerido para asegurar que los
sistemas de armas mantengan los niveles de operatividad que garanticen el
cumplimiento de la misión institucional.
Comando de Instrucción (CODEI)

Es el órgano encargado de la administración del Sistema de Instrucción de la Fuerza


Aérea, responsable del proceso de formación, capacitación y perfeccionamiento del
personal, a través de los Centros de Instrucción bajo su mando, de acuerdo con los
planes y programas aprobados por el Comandante General.

Direcciones de Apoyo:

Dirección de Telemática (DITEL)

La Dirección de Telemática es el órgano que tiene a cargo la administración y


operación del Sistema de Telemática que emplea la Fuerza Aérea, proporcionando
sistemas de comunicaciones e informática interoperables y seguros para la
conducción de las operaciones y administración de la Institución.

Dirección de Economía (DIREC)

La Dirección de Economía es el órgano encargado de administrar el empleo de los


recursos económicos asignados a la Fuerza Aérea, de acuerdo con los planes,
programas y presupuesto aprobados por la Comandancia General, en concordancia
con la normatividad y legislación vigente.

Dirección de Adquisiciones y Patrimonio (DIRAP)

La Dirección de Adquisiciones y Patrimonio es el órgano encargado de proporcionar


orientación y apoyo técnico especializado respecto a las adquisiciones, contrataciones
y bienes patrimoniales asignados a la Fuerza Aérea, de acuerdo con los planes,
programas y presupuesto aprobados por la Comandancia General, en concordancia
con la normatividad y legislación vigente.

Dirección de Inteligencia (DIFAP)

La Dirección de Inteligencia es el órgano encargado de producir y difundir la


inteligencia necesaria para el planeamiento y conducción de las operaciones que
realiza la Fuerza Aérea, de acuerdo con los planes y programas aprobados por el
Comandante General.

Dirección de Información (DIRIN)

La Dirección de Información es el órgano encargado de producir y difundir información


de carácter institucional y público, así como promover y fortalecer la conciencia
aeronáutica e imagen institucional en el ámbito interno y externo, cautelando los
intereses institucionales.

Asimismo existe un Órgano de Control Institucional (OCI), dependiente de la


Controlaría General de la Republica del Perú.

Organizativamente, el territorio peruano está, a su vez, dividido en cinco (05) áreas de


responsabilidad a cargo de las Alas Aéreas (elementos operativos), dependientes del
Comando de Operaciones; las mismas que tienen bajo su mando a los Grupos
Aéreos (unidades de ejecución operativa que cuentan con los medios aéreos), al Grupo
de Defensa Aérea (bajo órdenes del Comando de Control Aerospacial) y al Grupo de
Fuerzas Especiales

Los Servicios son unidades técnicas de apoyo logístico, entre los que podemos
mencionar al Servicio de Abastecimientos, Servicio de Mantenimiento, Servicio de
Transportes, Servicio de Ingeniería, Servicio de Electrónica, Servicio de Material de
Guerra, dependientes de Comando de Material, y al Servicio de Sanidad y Servicio de
Intendencia, dependientes de Comando de Personal.

Para el Empleo, La Fuerza Aérea cuenta con dos (02) Comandos Operacionales
dependientes del Comando Conjunto de las FF.AA:

Comando de Operaciones Aéreas (COA)

Planifica y conduce el empleo del Poder Aerospacial en cumplimiento de la misión


asignada.

Comando de Defensa Aérea (CODA)

Planifica y conduce la vigilancia y control del espacio aéreo nacional, integrando las
capacidades del Sistema de Defensa Aérea Nacional, en cumplimiento de la misión
asignada.

ORGANIGRAMA ESTRUCTURAL DE LA FUERZA AEREA DEL PERÚ

2.6.4 Funciones

La Fuerza Aérea, como Órgano de Ejecución de MINDEF, para cumplir


exitosamente su misión, desarrollará capacidades que le permitan actuar tanto
disuasiva como efectivamente; para lo cual debe Preparar, Organizar, Equipar
Y Mantener permanentemente una fuerza operativa, como Componente Aéreo
de las Fuerzas Armadas, tal como lo establece la Ley Nº 27860 del Ministerio
de Defensa y su Reglamento.
Esta exigencia demanda que la Fuerza Aérea debe dirigir sus actividades para
asegurar el empleo eficiente de sus recursos de Personal y Material,
manteniendo un grado óptimo de operatividad y una proyección de desarrollo
de la Institución en el orden profesional, moral, intelectual y tecnológico. Por lo
tanto, las funciones de preparación, organización, equipamiento y
mantenimiento, dispuestas por Ley, se convierten en responsabilidades
esenciales de la Fuerza Aérea.

2.6.5. Capacidades

Las Capacidades Fundamentales son el conjunto de habilidades que la FAP


debe poseer y que determinan sus posibilidades de empleo, en el ámbito de su
responsabilidad en contribución a la Defensa Nacional son:

Control Aerospacial: habilidad para controlar todo movimiento a través del


aerospacio, asegurando la libertad de acción propia.

Superioridad de la Información: habilidad para reunir, controlar, explotar y


defender información, mientras se niega a un adversario la posibilidad de
hacer lo mismo.

Operaciones de Precisión: habilidad para realizar operaciones en cualquier


lugar y momento, produciendo los efectos deseados con el menor riesgo y daño
colateral, negando al adversario áreas libres de riesgo.

Movilidad Aérea Eficaz: habilidad de movimiento oportuno, posicionamiento y


sostenimiento de las fuerzas y capacidades aéreas durante todas las
operaciones militares en tiempo de guerra y paz.

La Capacidad de Apoyo y Sostenimiento que la FAP debe tener para garantizar


el desarrollo de las operaciones, sea cual fuere el lugar donde se encuentren
operando las fuerzas, será definida como:

Apoyo Eficaz a las Operaciones: habilidad para proporcionar todos los


elementos necesarios para sostener la preparación y empleo de la fuerza.

Para el desarrollo de sus capacidades la Fuerza Aérea del Perú, dispone de


medios asignados al Comando de Operaciones, quien ejerce el control aéreo y
cumple con la Vigilancia y Defensa del espacio aéreo mediante sus Alas y
Regiones Aéreas, las cuales tienen a su cargo a las unidades de combate,
transporte, reconocimiento e instrucción que están en permanente preparación
manteniendo su máximo potencial combativo para asegurar la Defensa
Nacional. Los principales medios aéreos con que cuentan las unidades aéreas
son los siguientes:

Aeronaves de Combate: Aeronaves de


Transporte:
 VEINTIÚN (21) MIG-29
 DIECIOCHO (18) SU-25  UN (01) B-737-500
 VEINTIOCHO (28) SU-  CUATRO (04) B-
22M/U 737-200
 DIECIOCHO (18) SU-25  UN (01) B-707
 DOCE (12) M-  DOS (02) DC-8
2000P/DP  CINCO (05) L-100
 DOCE (12) M5P/DP  UN (01) F-28
 VEINTIOCHO (28) A-  CINCO (05) AN32B
37B  ONCE (11) AN32
 CINCO (05) Y-12
 ONCE (11) CAMBERRA  CINCO (05) DHC-6
 TRES (03) PC-
6CINCO
 DOS (02) C-26

Aeronaves de Helicópteros: Aeronaves de


reconocimiento: instrucción:
 DIECISEIS (16) MI-
 DOS (02) LEAR JET 25  VEINTE (20) T-27
 UN (01) FALCON  DOS (02) MI-8MTV-  DIECIOCHO (18)
 UN (01) TC-690 1 ZLIN
 TRECE (13) MI-17  CATORCE (14) MB-
 DOS (02) MI-8T 339A
 CINCO (05) BO-105  DOS (02) MI-8T
 SIETE (07) BELL-  SEIS (06)
212 SCHWEIZER

2.6.6 Instrucción Militar

Para cumplir con estos objetivos la FAP ejecuta su Programa de instrucción a


través de sus escuelas:

Escuela de Oficiales (EOFAP)

El nuevo modelo de instrucción en la EOFAP, para el personal superior, se


inicia en el ciclo de formación y continúa con el ciclo de perfeccionamiento. La
primera fase es de formación genérica e integral en Ciencias de Ingeniería y
Administración y proyecta al cadete a obtener el título profesional en Ciencias
Militares Aeronáuticas otorgado por la Escuela de Oficiales FAP, para luego
obtener el grado académico de "Bachiller en Administración".

Escuela de Suboficiales (ESOFA)

Por su parte, la formación del alumno de la ESOFA busca ser integral y


homogénea en los dos primeros años, orientándose en el tercer año a un
campo ocupacional técnico.

Escuela Superior de Guerra Aérea (ESFAP) Constituye el Centro de


Instrucción del más alto nivel encargado del perfeccionamiento profesional del
personal de oficiales, que permite asegurar la presencia de lideres capaces de
la conducción institucional en los niveles táctico, operacional y estratégico en
cumplimiento de la misión asignada.

Escuela de Capacitación y perfeccionamiento (ESCAP )

Posteriormente, los suboficiales seguirán programas de postgrado en la


Escuela de Capacitación y Perfeccionamiento (ESCAP) y en algunas otras
Unidades y Dependencias de alta especialización. Adicionalmente, los técnicos
que siguen cursos de perfeccionamiento en la ESCAP, recibirán cursos técnico-
doctrinario-administrativos de nivel inicial, intermedio y superior.

El personal de tropa, durante el período de Servicio Militar Voluntario


adicionalmente a la instrucción estrictamente militar, recibe capacitación
técnica laboral (CTL) en los Centros de Educación Ocupacional (CEO), en
diversas actividades técnicas que le permitirán mejor desempeño como militar
en actividad y le serán de gran utilidad cuando se reincorporen a la civilidad y
le brindaran mayores oportunidades para reingresar al mercado laboral.

2.6.7 Contribución al Desarrollo

Fuerza Aérea, factor de desarrollo e integración de los pueblos

La Fuerza Aérea del Perú desempeña un papel preponderante en el desarrollo y


la integración socioeconómica de los pueblos. En nuestro país, esta
aseveración tiene categoría de ley natural dada la realidad de nuestra geografía
agreste y la escasez de medios de transporte y comunicación, especialmente en
las regiones de la sierra y la selva, que ocupan aproximadamente el 90% del
territorio nacional.

Por tal razón, cumple todos los años, un extenso programa de apoyo a la
comunidad con los pobladores de bajos recursos económicos en las diversas
regiones del país, apoyándolos directamente o transportando en la bodega de
sus aeronaves artículos de primera necesidad, hospitales de campaña,
medicinas, maquinarias, materiales de construcción y combustible, entre
otros.

En esta noble tarea de llevar ayuda solidaria y urgente de unas regiones a


otras, las tripulaciones y el personal de la FAP se vinculan con las
comunidades. Es así como nuestras aeronaves, en el transcurso de los años,
han sido y son el vehículo más activo para el progreso de los pueblos,
convirtiendo a la Fuerza Aérea en protagonista del desarrollo nacional.

Fuerza generadora de paz y desarrollo

Las características del servicio aéreo que brinda al pueblo peruano, es una
manera de cumplir con la proyección de la responsabilidad social que deben
lograr las instituciones para mantenerse vigentes en el contexto del mundo
global del siglo XXI. El servicio aéreo está orientado a llevar con calidad y
profesionalismo una amplia red de interconexiones hacia los puntos de más
difícil acceso de nuestra geografía.

La Fuerza Aérea contribuye a fomentar nuestras fronteras vivas allí donde


nuestra accidentada geografía y limitados medios económicos hacen más difícil
su comunicación e integración, situación que se hace más palpable en nuestra
vasta amazonia.

Todas las Unidades Aéreas de la FAP realizan múltiples y complejas tareas en


el campo del desarrollo y la integración nacional, que muchas veces
comprenden diferentes sectores y modalidades de trabajo. Entre las Unidades
que tienen a su cargo las operaciones de transporte, cabe mencionar entre
ellos a los Grupos Aéreos Nos. 8 y 3 del Callao y al Grupo Aéreo No 42 de
Iquitos.

Durante más de cincuenta años de eficientes servicios, aeronaves de la Fuerza


Aérea han realizado labor fotográfica en beneficio del Estado, realizando
catastros urbanos y rurales, estudios de suelos, control de producción y
productividad agrícola, verificaciones del uso actual de la tierra, niveles de
erosión, controles de plagas, inventarios forestales, control de parques y
bosques nacionales, reservas de agua e irrigaciones, así como en toda la
planificación agropecuaria.
También, catastros mineros, estudios de recursos minerales y estructuras
geológicas, de contaminación de ríos y depósitos de agua, de prospección
minera y petrolífera, planificación extractiva, industria minera, investigación
del ambiente, efectos sobre el ecosistema, estudios de recursos hídricos,
igualmente, proyectos de vialidad, turismo, arqueología, investigación
científica, estadística en general, entre otros.

2.6.8 La FAP en el Campo de la Defensa Civil

La Fuerza Aérea está siempre presente por su capacidad de llegar en forma


oportuna e inmediata a cualquier lugar del territorio que se vea afectado por
un desastre natural, como es el caso de terremotos o inundaciones, llevando
ayuda humanitaria así como personal y equipos especializados, realizando
evacuaciones aeromédicas y en los casos necesarios tender puentes aéreos con
zonas que hayan quedado aisladas, situación recurrente cuando se presenta el
llamado "fenómeno de El Niño".

2.6.9 Lucha Contra El Narcotráfico

El narcotráfico es una permanente amenaza al Estado, por lo que la FAP


participa activamente en las acciones orientadas a erradicarlo, para el
cumplimiento de la misión asignada, destina aeronaves con tripulaciones
altamente entrenadas para realizar operaciones diurnas y nocturnas que han
permitido interceptar aeronaves realizando esta ilícita actividad, las cuales han
sido obligadas a aterrizar en los aeródromos y otras veces han sido derribadas
por no haber acatado las disposiciones de la autoridad aeronáutica.

EL ESTADO PERUANO

1. Origen y Evolución

Perú tiene una larga tradición en cuanto a organización política y pese a que
no podemos hablar de la existencia de un Estado como poder político
organizado, ya existía tal y como lo conocemos hoy en el valle de Supe, al norte
de Lima, en una ciudad conocida como Caral, que tiene una antigüedad de
aproximadamente 2.627 a 2.100 años a. C, lo que la convierte en la ciudad
más antigua de América. Este descubrimiento rompe el viejo mito de que la
civilización y el Estado comenzaron tardíamente en el Nuevo Mundo y convierte
a Perú, al igual que a Egipto, Mesopotamia, India, China, y América Central en
una de las seis áreas de inicio de la civilización universal.

Este descubrimiento nos lleva a replantear la historia de la civilización en la


América precolombina porque hasta ahora las evidencias de su existencia
databan de 1.600 a 1.200 años a.c. como es el caso de Chavín de Huántar en
Perú. Esta civilización reviste importancia porque consolidó formas estatales
teocráticas, con templos y fortificaciones que nos señalan la existencia de una
organización militar para la defensa y el ataque. Estas características
teocráticas darían paso a formas expansivas como Huari y los Incas, quienes
lograron su nivel más alto de desarrollo cuando organizaron el Tahuantinsuyo,
que fue una unidad política imperial que agrupó a una diversidad de
realidades, étnicas, lingüísticas y culturales.

El Tahuantinsuyo, a inicios del siglo XVI, había afianzado su presencia en todo


el territorio de los Andes en una extensión de 4 millones de kilómetros
cuadrados y una población que sobrepasaba los doce millones de habitantes.
Sin embargo, los incas no habían logrado aún consolidarse culturalmente en la
región. Trabajaban en este arduo proceso cuando los españoles se aventuraron
en el Tahuantinsuyo y consolidaron su dominio y organizaron un gobierno
virreinal que se prolongó por cerca de trescientos años.

Luego de la proclamación de la Independencia de Perú, San Martín dio los


primeros pasos para organizar el Estado Peruano. El 3 de agosto de 1821
dispuso la creación de un Protectorado como forma inicial de gobierno y de los
ministerios de Hacienda, Gobierno y Relaciones Exteriores y Guerra y Marina.
En septiembre de 1822, un Congreso Constituyente aprobó el sistema de
gobierno republicano y la división de poderes. Desde entonces somos un estado
soberano organizado bajo el mandato de una constitución.

La historia de la República del Perú puede resumirse, entonces, como un


proceso de construcción de un Estado-nación, caracterizado por un pasado
común, la pluralidad cultural, el mestizaje, anhelos y valores colectivos, pero,
por sobre todo, por la promesa de un destino común. Esta visión de futuro es
la que nos consolida como una nación, consciente de sus intereses,
oportunidades y amenazas y de que su defensa nacional es tarea de todos los
que la conformamos.

2. Principios del Estado Peruano

El Estado peruano es unitario, es decir uno e indivisible y la Constitución es la


norma que le da unidad jurídica. Está también define sus principios: "La
defensa de la persona es el respeto de su dignidad son el fin supremo de la
sociedad y del Estado", y tiene derecho a la paz, tranquilidad, así como a gozar
de un ambiente equilibrado y adecuado al desarrollo de su vida.

Por ello, son deberes primordiales del Estado: defender la soberanía nacional,
garantizar la plena vigencia de los derechos humanos, protegerse de las
amenazas contra su seguridad, y promover el bienestar general que se
fundamenta en la justicia y en el desarrollo integral y equilibrado de la Nación.
Asimismo, es deber del Estado establecer y ejecutar la política de fronteras y
promover la integración, particularmente regional, así como el desarrollo y la
cohesión de las zonas fronterizas en concordancia con la política exterior.

El poder del Estado emana del pueblo, quienes lo ejercen lo hacen con las
limitaciones y responsabilidades que la Constitución y las leyes establecen, por
tanto ninguna persona, organización, Fuerzas Armadas, Policía Nacional o
sector de la población puede irrogarse el ejercicio de ese poder: hacerlo
constituye rebelión o sedición.

Todos los peruanos tienen el deber de honrar a Perú y de proteger los intereses
nacionales, así como de respetar, cumplir y defender la Constitución y el
ordenamiento jurídico de la Nación, porque el territorio del Estado es
inalienable e inviolable y comprende el suelo, el subsuelo, el dominio marítimo,
y el espacio aéreo que lo cubre.

El dominio marítimo del Estado comprende el mar adyacente a sus costas, así
como su lecho y subsuelo, así como el espacio aéreo, hasta la distancia de
doscientas millas marinas medidas desde las líneas de base que establece la
ley. En su dominio marítimo y aéreo, el Estado ejerce soberanía y jurisdicción,
sin perjuicio de las libertades de comunicación internacional de acuerdo con la
ley y con los tratados ratificados por el Estado.
3. Elementos del Estado Peruano

Todo Estado como sociedad organizada tiene tres componentes: población,


territorio y poder.

3.1 Población

La evidencia arqueológica más antigua del poblamiento de nuestro territorio se


encuentra en la cueva de Piquimachay, en Pacaicasa, cerca de Ayacucho, con
una antigüedad aproximada de 21.000 años. Estos primeros pobladores eran
cazadores-recolectores, nómadas y dotados de toscos instrumentos de piedra y
hueso. La búsqueda de subsistencia llevó a estos hombres a descender por la
cadena montañosa y establecerse en la costa en búsqueda de una fauna hoy
extinguida. Sin embargo, este poblamiento se convirtió en un reto dada la
variedad de ecosistemas que presenta: supieron adaptar sus actividades y
formas de vida a tan variada naturaleza. Más que un desafío, la naturaleza se
convirtió en una alternativa de vida que supieron aprovechar y defender.

El hombre se adaptó a la tierra, se sintió seguro en ella y aprovechó al máximo


sus recursos, gestando y recreando una cultura andina con altos niveles de
desarrollo que permitió la domesticación de plantas y animales. Luego inició el
sedentarismo, que mejoró notablemente sus condiciones de vida y permitió un
crecimiento demográfico, tanto en la sierra como en la costa, y se fueron
configurando diversas civilizaciones como: Caral, Chavín, Moche, Sipan, Huari,
Tahuantinsuyo; cuya transformación en una nación se inició con el mestizaje
que se produjo con la llegada de los españoles en el siglo XVI. Garcilaso de la
Vega, el Inca, fue el primero en esbozar una idea de nación peruana al dedicar
susComentarios Reales "a todos los peruanos nacidos en el territorio del Perú...",
reconociéndose que con él nace la peruanidad y el nacionalismo.

Perú, como nación, es el producto del encuentro de dos culturas. Representa lo


mestizo, un conjunto de pueblos, una mixtura de razas, lenguas, tradiciones y
mitos, sabores y costumbres: es la marinera, el cajón peruano, el cebiche y el
pisco, cuya peruanidad está confirmada por documentos que datan del siglo
XVI; sin olvidar que Pisco es un vocablo quechua que significa ave y el nombre
de un valle de la costa peruana donde vivió el pueblo de los piscos, hábiles
alfareros descendientes de los Paracas.

La población peruana, tanto en número como en distribución, ha variado en el


discurso del tiempo. De los 12 millones de habitantes que tenía el
Tahuantinsuyo, a los cien años de la llegada de los españoles la población
apenas alcanzaba los 700 mil habitantes, como secuela de las pandemias y el
trabajo en la mita minera: una de las bajas demográficas más dramáticas en la
historia mundial. A mediados del siglo XVII, se inició una recuperación
poblacional. Al comenzar nuestra vida independiente la población se calculaba
en 1.373.736 habitantes. El censo de 1876 arrojó una población de 2.699.106
habitantes.

A inicios del siglo XX la población era aproximadamente de 3.800.000


habitantes; en 1940 casi se había duplicado (según el censo de ese año llegaba
a 7.023.111; en 1961 los peruanos éramos 10.420.357; en 1972, 14.121.564,
y en 1981 nuestra población creció a 17.762.231. Según el IX Censo de
Población y IV de Vivienda de 1993, la población total de Perú era de
22.639.443 habitantes. En 1998, proyecciones estadísticas nos indicaban que
la población peruana bordeaba los 25 millones, de los cuales el 50,4 % eran
mujeres y el 49,8% hombres. En 2002, la población alcanzaba 27.949.639 sin
embargo, la distribución poblacional es desequilibrada: alrededor del 50% de la
población habita en la región de la Sierra; el 40%, en la Costa, y sólo el 10%,
en la Selva. Para el 2005 la población peruana se proyecta en 30.805.600.

La población está distribuida: 52,2% en la costa; 35,7% en la sierra y 12,1% en


la selva. La población urbana constituye es 71,9% y la rural, 28,1%. La
densidad poblacional es 19,3 hab/Km2: en la costa 97 hab/Km2, en la sierra
23 hab/Km2 y en la selva 3 hab/Km2. Nuestra tasa de crecimiento poblacional
es 1,6% por año y la esperanza de vida es 68,3 años (hombres 65,9 años y
mujeres 70,8 años).

Hasta 1975 el castellano, hablado por el 70% de la población, fue el único


idioma oficial de Perú. Ese año el quechua fue reconocido también como
lengua oficial. La Constitución de 1993 establece que en las zonas donde
predomine su uso, de igual forma son idiomas oficiales: el aimara y las demás
lenguas aborígenes.

Los contrastes orográficos y biogeográficos de nuestro territorio generan una


desigual distribución de la población. Perú tiene actualmente una población
mayoritariamente urbana y afincada en la costa, siendo Lima, la capital , la
que concentra aproximadamente 10 millones de habitantes, es decir el 30 % de
la población nacional, esto es consecuencia de un acentuado centralismo y de
una fuerte migración de las poblaciones rurales a la Costa, que se acentúa
desde los años 40 como producto de diferentes trasformaciones económicas,
sociales y políticas que vive desde entonces.

Este fenómeno de migraciones masivas se incrementa en las últimas décadas


como consecuencia de la subversión, de tal manera que Lima concentra el 66%
del ingreso nacional, el 46% de PEA, el 82% de los depósitos bancarios, el 53%
de PBI nacional, 59% del gasto público, 62% del comercio y el 86% de la
recaudación de impuestos. Estos cambios demográficos han determinado una
nueva configuración de las ciudades, con grandes cinturones de pobreza en su
periferia.

3.2 Territorio

Perú está ubicado en el continente americano, en el hemisferio sur -con


relación a la línea ecuatorial- en la parte central y occidental de América del
Sur y posee un amplio litoral en el océano Pacífico. Limita con cinco países
sudamericanos: Ecuador y Colombia por el norte, Brasil y Bolivia por el este y
Chile por el sur. Con todos los Estados los limites están establecidos por
tratados Internacionales, ratificados tanto por el Congreso de Perú, así como
los parlamentos de los Estados vecinos.

Las longitudes de nuestras fronteras son: con Ecuador 1.528 Km. 546 m; con
Colombia, 1.506Km. 026 m; con Brasil, 2.822 Km. 496 m; con Chile, 196 Km.
150 m y con Bolivia, 1.047 Km. 160 m y contando con una extensión total de
frontera terrestre de aproximadamente 7.400 kilómetros.

La superficie total del territorio peruano es inalienable e inviolable y suma


1.285.216 Kilómetros cuadrados. Comprende el suelo, el subsuelo, el dominio
marítimo y el espacio aéreo que los cubre incluyendo las islas costaneras en el
océano Pacífico, y la parte peruana del Lago Titicaca. De ese total la superficie
insular es de 133,40 Kilómetros cuadrados que se descompone así: 94,36
Km2, superficie de las islas ubicadas frente al litoral marítimo de Perú, y 39,04
Km2 la superficie de las islas del sector peruano del Lago Titicaca.

Por el oeste, el océano Pacifico baña las costas y configura un litoral de 3.080
kilómetros de longitud y un dominio marítimo que comprende el mar
adyacente a sus costas, su lecho y subsuelo hasta la distancia de 200 millas
marinas y el espacio aéreo que cubre todo el territorio continental y mar
adyacente.

Este territorio, como en todo Estado unitario, se divide administrativamente en


24 departamentos y una provincia constitucional, Callao. Los departamentos
se dividen en provincias y éstas en distritos. Los departamentos son los
siguientes: Amazonas, Ancash, Apurímac, Arequipa, Ayacucho, Cajamarca,
Cusco, Huancavelica, Huánuco, Ica, Junín, La Libertad, Lambayeque, Lima,
Loreto, Madre de Dios, Moquegua, Pasco, Piura, Puno, San Martín, Tacna,
Tumbes y Ucayali. La capital de la República del Perú es la ciudad de Lima y
su capital histórica, la ciudad de Cusco.

La Costa, de acuerdo con la clasificación de Pulgar Vidal, se divide en chala y


yunga. La chala configura el amplio litoral que se extiende por 3.080
kilómetros. Tiene variaciones notables y se subdivide en tres zonas. La primera
está ubicada en la zona norte, -subtropical-, se extiende hasta Lambayeque,
con temperaturas que oscilan entre los 22° y 35° C, con lluvias periódicas que
propician el crecimiento de árboles y plantas silvestres; una segunda se
extiende desde Lambayeque hasta Cañete, se distingue por su clima
semitropical y alta nubosidad, y la tercera, de Cañete hacia el sur, tiene un
ambiente más seco y árido, no se registran lluvias y la temperatura media
anual es de 23° C.

La yunga es la zona transicional entre la costa y la sierra y está ubicada entre


los 500 y 2.300 metros sobre el nivel del mar. No ofrece tierras para el cultivo
porque presenta cerros sin vegetación y en permanente erosión, no obstante el
poblador prehispánico construyó miles de andenes, canales de regadío y
estanques para incorporar los declives de esos cerros a la agricultura. Son
notables aún los andenes de Santa Eulalia, en el valle del Rímac; de Pacarán y
Laraos, en Cañete; de Yaso, en el Chillón.

El Mar Peruano es de vital importancia porque presenta un sistema de


corrientes marinas que afloran aguas profundas y frías, que transportan
nutrientes que permiten una rica vida marina. La corriente costeña o de
Humboldt y la corriente Oceánica de Perú integran el anticiclón del Pacífico
Sur y se desplazan hacia el norte, la primera corre pegada al litoral y presenta
temperaturas de 13° a 17°, mientras que la Oceánica de 21°, es más cálida y
de mayor salinidad. A estas corrientes se agrega la Subsuperficial que nace
entre los 2° latitud norte y 2° latitud sur, se proyecta al oeste y luego al
suroeste y permite aflorar aguas profundas con temperatura de 13° C. Por
último tenemos a la corriente de El Niño que aparece en diciembre y se asocia
al fenómeno climatológico que origina lluvias y altas temperaturas en la costa y
sequías en la sierra sur y en la cuenca amazónica. Este fenómeno se
manifiesta en nuestro territorio desde finales del pleistoceno. Los cronistas dan
cuenta de su presencia en el mundo prehispánico y el primer registro que se
tiene de sus efectos después de la llegada de los españoles data de 1541.

La sierra, ubicada entre los 2300 metros sobre el nivel del mar (msnm) y los
nevados de las alturas andinas que sobrepasan los 6.000 msnm. Se compone
de: quechua (2.300 a 2.500 msnm), suni o jalca (3.500 y 4.000 msnm), puna
(4.000 a 4.800 msnm), y janca (4.800 a 5.200 msnm o más) La quechua, por
ser menos abrupta, tiene suelos aptos para la agricultura, por ello ha sido la
zona preferida para el poblamiento. La región suni o jalca es accidentada y fría.
La puna es el altiplano, con climas muy fríos. En ella crece la papa, la maca y
el ichu que sirve de alimento a los camélidos americanos: alpacas, llamas,
vicuñas y guanacos. La janca, es la cordillera con sus picos y nevados, está
salpicada de innumerables lagos y lagunas que constituyen un importante
reservorio de agua. De estos lagos el más importante es el Titicaca, ubicado a
3.810 msnm y considerado como el más alto del mundo. También en la Sierra
hay una amplia riqueza minera.
La selva amazónica es la región más extensa. Se compone de selva alta o rupa
rupa y selva baja u omagua. La selva alta (400 a 1.000 msnm) es de abundante
follaje con calor intenso, llueve todo el año y presenta una cadena montañosa
conocida como cordillera de San Francisco que nace en el nevado Ausangate
en Cusco y penetra la Amazonia. Las laderas de esta cadena son aptas para la
agricultura y por la estabilidad de sus suelos puede construirse carreteras de
penetración. La selva baja (80 a 400 msnm) es el llano amazónico comprende
zonas húmedas y pantanosas con cuencas fluviales muy importantes que
confluyen en el Amazonas. Se inicia cuando concluyen los pongos de
Manseriche, Aguirre y Mainique, y se caracteriza por un bosque tupido y parejo
a manera de una verde llanura ondulante. Esta zona tiene importancia forestal
más que agrícola; asimismo, es una reserva natural de oxígeno y agua que hoy
son elementos fundamentales para la sobrevivencia humana.

El río Amazonas es el elemento geográfico más importante de la selva peruana.


Descubierto en 1540 por una expedición que salió de Cusco, es el río más largo
del mundo, con una extensión de 6.275 kilómetros. nace a 5.597 metros sobre
el nivel del mar, en un arroyo del Nevado Mismi, la cordillera de Los Andes del
sur de Perú y termina en Brasil. Atraviesa la selva más extensa del mundo y es
también el más caudaloso porque en él se combinan las aguas de los ríos
Apurímac, Huallaga, Mantaro, Marañón y Urubamba-Vilcanota. El Amazonas
es navegable durante todo el año por embarcaciones de medio calado, lo que
posibilita, mediante el transporte multimodal y la bioceanidad de Perú utilizar
esta vía para llegar al Atlántico.

Esta diversidad geográfica permite que de los 105 ecosistemas de existencia de


vida en el 84 se encuentren en nuestro territorio : la mayor bio-diversidad.
existente en la tierra. Nuestro territorio cuenta con el 5% de las aguas
superficiales del mundo, cuenta con 28 de los 32 climas que se reconocen en el
planeta. Igualmente, aquí se desarrollan entre 40 mil y 50 mil especies florales,
es decir el 8% del total de las especies mundiales. Unas doscientas son
domesticadas y otras son silvestres. La fauna también es de una diversidad
excepcional cuenta con el 9% del total mundial de mamíferos y el 19% del total
mundial de aves.

Esta heterogeneidad geográfica hace que Perú sea un país marítimo, andino y
amazónico, con una gran variedad de flora, fauna y riqueza minera
fundamentales para nuestro desarrollo. Es el territorio que hay que preservar,
proteger y defender porque es la patria de nuestros antepasados que queremos
heredar a las generaciones futuras. Esta patria es muy antigua, milenaria,
nació con los primeros pobladores que llegaron al territorio andino, cuyas
evidencias quedan expresadas en Caral, Chavín, Sipán, Machu Picchu y en las
tumbas de los hombres, que a través de la historia, ofrendaron sus vidas por
defenderla.

3.3. Poder

Suprema potestad, rectora y coactiva del Estado; para regular la vida nacional
en todos sus aspectos, es ejercido por el Estado a través del gobierno. Es
similar en todos los estados, variando la forma jurídica de su organización,
plasmadas en las Constituciones Políticas, emana de la voluntad soberana del
pueblo; es ejercido por los órganos y funcionarios que el orden jurídico
establece.

Según la Constitución el gobierno peruano descansa sobre tres poderes


fundamentales: el poder legislativo, el poder ejecutivo y el poder judicial.

3.3.1 Poder Nacional


Es la capacidad del Estado para imponer la voluntad de lograr y mantener sus
objetivos y realizar sus fines, pese a los obstáculos internos y externos;
capacidad que emana de la integración de los medios tangibles e intangibles,
cualitativa y cuantitativamente considerados, que posee el Estado-Nación en
un momento determinado.

Cada Estado es responsable de la percepción racional de su poder para


identificar sus intereses y amenazas minimizando los riesgos que ello implica
en un mundo cada vez más competitivo donde otros Estados buscan concretar
aspiraciones similares. En esta convergencia o divergencia de intereses, es que
la Seguridad Nacional toma cuerpo para aglutinar su esfuerzo en la
cooperación hacia metas comunes, de influencia o defensa, de lo que le es
propio e inalienable.

3.3.2 Potencial Nacional

Es la totalidad de medios tangibles e intangibles susceptibles de ser


incorporados al Poder Nacional, que en un determinado momento existen en
situación de latencia y a disposición del Estado para la consecución de sus
objetivos.

3.3.3 Gobierno

La historia reconoce tres formas clásicas de gobierno determinadas según


respete o no la ley. Monarquía: conforme a las leyes ejercido por uno.
Aristocracia: conforme a las leyes ejercido por unos pocos. Democracia:
conforme a las leyes ejercido por muchos. Las formas de no respeto de la ley
son: tiranía, oligarquía y demagogia. En Perú predomina la democracia.

Comúnmente suelen confundirse los conceptos de Estado y gobierno, por eso


es necesario diferenciarlas, porque tienen distinto significado. El vocablo
Estado designa la totalidad de la comunidad política, es decir al conjunto de
personas e instituciones que forman la sociedad jurídicamente organizada
sobre un territorio determinado; en cambio la palabra gobierno comprende
solamente a la organización específica del poder constituido al servicio del
Estado

El gobierno es sólo uno de los elementos constitutivos del Estado. Es el


conjunto de órganos directivos del Estado o la institución o conjunto de
instituciones por las cuales la sociedad realiza y desarrolla aquellas reglas de
conducta necesarias para hacer posible la vida de los hombres en una
condición social. Tomando como criterio diferencial la participación del pueblo
en las organizaciones y marcha de la sociedad política, se distinguen dos
formas de gobierno: democracia y autocracia.

La primera supone un alto grado de participación popular; la segunda se


caracteriza porque el orden estatal es creado por un señor único, contrapuesto
a todos los súbditos que excluye de toda participación activa. Por lo tanto, los
Estados de tendencia democrática son aquellos en los que el pueblo participa
de algún modo en las tareas de interés general, mientras que Estados de
tendencia autocrática, son aquellos en los que se deniega tal participación
popular.

Perú tiene como sistema de gobierno la República y según la Constitución


Política vigente es una República democrática, social, independiente y
soberana.

Su gobierno es unitario, representativo y descentralizado, y se organiza según


el principio de la separación de poderes.

El poder legislativo reside en un Congreso unicameral, denominado Congreso


de la República compuesto de 120 representantes. El poder ejecutivo está
encarnado en la figura del presidente de la República, quien es jefe de Estado y
personifica a la nación, también forma parte del ejecutivo el Consejo de
Ministros nombrado por el Presidente de la República. El poder judicial es el
órgano encargado de administrar justicia y lo integran órganos jurisdiccionales
cuya instancia máxima reside en la Corte Suprema de Justicia. La judicatura
está compuesta también por tribunales superiores y por juzgados de primera
instancia.

El Consejo de Ministros integra el poder ejecutivo y es la reunión de todos los


Ministros de Estado que tienen a su cargo la gestión de los servicios públicos,
opera como órgano deliberativo de los grandes asuntos nacionales de interés
multisectorial. Lo componen: una Presidencia y los ministros de las siguientes
carteras: Economía y Finanzas; Agricultura; de la Producción; Comercio y
Turismo; Energía y Minas; Transporte y Comunicaciones; Justicia; Educación;
Salud; Vivienda, Construcción y Saneamiento; Trabajo y Promoción del
Empleo; de la Mujer y Desarrollo Social; Relaciones Exteriores; Defensa; e
Interior.

Otros órganos constitucionales de gobierno son:

El Consejo Nacional de la Magistratura es el encargado de la selección y


nombramiento de jueces y fiscales. Es un organismo independiente y se rige
por su propia ley orgánica.

El Ministerio público es el representante de la sociedad en los procesos


judiciales. Es autónomo y lo preside el fiscal de la nación, elegido por la junta
de fiscales supremos.

La Defensoría del Pueblo es el organismo encargado de defender los derechos


constitucionales y fundamentales de la persona y de la comunidad en su
conjunto. Le corresponde asimismo supervisar el cumplimiento de los deberes
y obligaciones de la administración del Estado, así como de verificar la
prestación de los servicios públicos a la ciudadanía. Es autónomo y lo dirige el
Defensor del Pueblo, elegido y en su caso relevado por el Congreso.

El Tribunal Constitucional es el órgano autónomo e independiente que


entiende de la constitucionalidad de las leyes y las conductas políticas en el
país. Sus componentes son elegidos por el Congreso.

La Contraloría General de la República es el órgano superior del Sistema


Nacional de Control. Supervisa la ejecución del presupuesto del Estado, las
operaciones de la deuda pública y de los actos de las instituciones de Derecho
público sujetas a control. Lo dirige el contralor general, designado por el
Congreso a propuesta del poder ejecutivo.

La Superintendencia de Banca y Seguros ejerce por su parte el control de las


entidades bancarias, aseguradoras y otras análogas que gestionen depósitos
del público. Está dirigida por el superintendente de Banca y Seguros de Perú,
de cuya designación es responsable el presidente, aunque éste requiera la
ratificación del Congreso.

3.3.4 Gobernabilidad

La gobernabilidad es la capacidad de crear consenso para poder llevar a cabo


un programa de gobierno en un escenario donde están en juego diversos
intereses. Es también la capacidad de definir reglas de juego para respetarlas y
constituye condición indispensable para alcanzar seguridad integral y generar
una adecuada defensa y el anhelado desarrollo nacional. Se asienta en una
adecuada convivencia democrática, una ley de partidos, en un acuerdo
nacional y en diversos canales de participación de la sociedad y sus
organizaciones en las decisiones de gobierno, lo que a vez implica un balance y
control del poder constituido en el gobierno. Según las Naciones Unidas el ideal
de gobernabilidad se alcanza por medio de un gobierno democrático.

4. Intereses Nacionales

Los "Intereses Nacionales" son intangibles, permanentes e indesligables del


término supervivencia. La supervivencia se entiende como la conservación de
la nación físicamente como tal; del territorio en su integridad y recursos; así
como de la cultura, como valores cualitativos y cuantitativos que cohesionan a
la sociedad y preservan sus instituciones a través del ordenamiento jurídico-
político. En los Intereses Nacionales se funda la unidad y soberanía del Estado
y son los únicos que tienen carácter permanente.

Desde 1821, Perú ha sufrido significativas pérdidas territoriales. Entonces es


de interés nacional preservar la integridad de su territorio y sus recursos
potenciando sus ventajas geoestratégicas:

 La ubicación geográfica favorece su desarrollo, al convertirlo en un nudo


central de comunicaciones terrestres, marítimo y aerospaciales en América del
Sur, brindando facilidades para el tránsito comercial y turístico recíproco en
toda la región.

 Perú por las múltiples ventajas expresadas, está llamado a ser el "puente
continental" del comercio entre los países de la Cuenca del Pacífico y la Cuenca
del Atlántico. Ante este reto, debe prepararse y proyectarse, a través de
sistemas articulados de Desarrollo y Defensa, como garantía de Bienestar y
Seguridad a que tiene derecho.

 La interconexión del Perú con cinco cuencas hidrográficas permite un


intercambio comercial, industrial, cultural y poblacional significativo; por lo
que será necesario reforzar la implementación de la infraestructura de
interconexión con los mercados y pueblos nacionales e internacionales.

 Por otra parte, las riquezas del subsuelo andino explotadas en su mayor parte
por la gran minería a cargo de empresas transnacionales, podrían configurar
enclaves económicos, que de no ser tratados adecuadamente para que
redunden en beneficios económicos directos para las poblaciones aledañas,
podrían generar conflictos de consecuencias impredecibles.

 La riqueza del mar peruano se constituye en la fuente de alimentación popular


y de desarrollo industrial que es explotado por grandes intereses
empresariales. Asimismo, el potencial energético y minero de sus fondos
marinos en un futuro no muy lejano puede ser codiciado por grandes
empresas, correspondiéndole al Estado defenderlo para garantía de su
desarrollo, seguridad y supervivencia.

Por otra parte, el mar es la reserva del futuro de la humanidad, sus ricos
fondos serán solamente explotados por los más poderosos. Nuestro mar es
extenso y requiere de la vigilancia y protección de los recursos marítimos, de
sus naves mercantes, de sus líneas de comunicaciones y de sus actividades
económicas relacionadas al interés nacional. El escenario marítimo puede ser
usado también arbitrariamente para el transporte de materiales nocivos con el
perjuicio a su ecosistema por lo que se hace necesario una fuerza previsora
disuasiva.

Los efectos desastrosos de eventos recurrentes naturales como "El Niño" y la


actividad sísmica, obligan a disponer de un adecuado Sistema de Defensa Civil
para la prevención, apoyo Inmediato y rehabilitación de las zonas o áreas
afectadas.

La "selva amazónica" constituye una reserva ecológica mundial que debe ser
protegida, evitando su deforestación y uso irracional de sus recursos de flora y
fauna. Las reservas forestales, ictiológicas, petrolíferas y gasíferas constituyen
riquezas que deben ser explotadas sin agredir el ambiente y que debe revertir
en beneficio de la zona. Esto requiere una política de apoyo directo al
desarrollo e integración de las comunidades nativas y de la Amazonía al
aparato económico-social del Estado.

Finalmente Perú por el interés que tiene en el continente antártico, debe


impulsar su presencia y mantener su posición de uso y explotación de sus
recursos con fines pacíficos, de investigación y de aprovechamiento de sus
riquezas por ser integrante del Consejo Consultivo del Tratado Antártico desde
1989. La presencia de Perú en la Antártica responde a las siguientes razones:

 Porque influye en los climas de Perú, así como en la flora y fauna marina.

 Favorece la proyección internacional del Perú y lo prestigia, motivando en la


población peruana un sentimiento de pertenencia a dicho continente.

 Como Miembro Consultivo del Consejo Antártico promueve y estimula el


desarrollo de profesiones científicas y técnicas que facilitarían la consolidación
de la presencia peruana.

 Las fuerzas armadas han permitido la materialización de la presencia peruana


en la Antártica, que está expresada en dos grandes actividades: La
construcción y mantenimiento de la Base Científica Machu Picchu y la
realización de investigaciones científicas en la zona, tanto desde una
plataforma marítima como desde el Continente Antártico.

LOS INTERESES NACIONALES DE PERÚ

los Intereses nacionales de Perú son :

 Desarrollo Nacional

 Existencia de la Nación y el derecho a su autodeterminación

 La integridad e intangibilidad de su territorio

 Mantenimiento del sistema de gobierno democrática

 La presencia permanente en los organismos internacionales

 Irrestricto respeto a los Derechos Humanos

 Irrestricto respeto a los Tratados internacionales de los cuales es


signatario

 El progreso económico sostenido y sostenible en base al aporte


científico y tecnológico
 La productividad y competitividad a nivel internacional en un ambiente
de permanente seguridad

 El Mantenimiento de la calidad de vida y la seguridad de la población


peruana

 Fortalecimiento de los valores éticos y morales de la población.

 Fortalecimiento de la identidad e integración de la sociedad peruana

 El respeto y conservación de su patrimonio histórico y cultural

 El respeto y conservación de su patrimonio ecológico y bionatural

 Su proyección geoestratégica a nivel marítimo, bioceánico y aerospacial

 La conservación biológica y ambiental de la región amazónica

 La presencia y proyección del Perú en la Antártica

5. Objetivos Nacionales

Los Objetivos nacionales son la expresión de los Intereses y aspiraciones


vitales que la nación busca satisfacer en determinado periodo de su existencia,
constituyen una guía de referencia para los gobernantes en cuanto señalan
hacia dónde se debe orientar la acción política y para los gobernados, en
cuanto recogen y expresan su visión del futuro; asimismo fija el compromiso
para participar activamente en las tareas que hay que realizar para
cumplirlos.

Los Objetivos Nacionales se establecen a partir de un análisis FODA de la


realidad peruana y del contexto internacional, recogiendo esencialmente las
necesidades de la población manifestado en los intereses y las aspiraciones
nacionales.

Objetivos Nacionales de Perú

Si los intereses señalan al Perú como un Estado soberano, democrático,


respetuoso de los derechos y basado en la construcción de valores, es
indudable que aquellos definen un primer Objetivo:

 Estado sustentado en valores, integrado, cohesionado y con identidad


nacional.

Asimismo, siendo la voluntad y la actitud nacionales de relacionarse como una


sociedad en paz y armonía, en un plano de mutuo respeto, es también interés
de la nación peruana estar insertada en la comunidad internacional en todos
los aspectos de una relación democrática, por lo que es importante considerar
el siguiente Objetivo:

 Estado articulado e integrado físicamente, proyectado al entorno regional


y mundial

El fin supremo del Estado es la defensa de la persona humana y el respeto a su


dignidad, esto se expresa en el interés de contar con una sociedad
desarrollada, en la cual se apliquen los derechos universales del ser humano
en lo concerniente a su bienestar y seguridad, que garanticen su futuro como
nación todo lo cual se expresa en el logro de este tercer Objetivo:

 Estado soberano, desarrollado, moderno seguro y protector del medio


ambiente

El Perú es un país con un valioso y enorme potencial de recursos de todo tipo,


que por su posición en la región, abarca muchos intereses que conducen a
proyectarlo en una importante posición geoestratégica lo cual se expresa en el
Cuarto Objetivo:

 Estado con proyección geoestratégica

Estos Objetivos son una síntesis de los Intereses Nacionales, los cuales
expresan la voluntad del pueblo peruano de proyectarse a un futuro que
cumpla con los principios constitucionales que implican el compromiso
permanente de gobernantes y gobernados por concretar esa visión, siendo los
artífices de su desarrollo en un escenario de paz y bienestar con una sociedad
solidaria y proactiva en el marco de un mundo globalizado, cuyas exigencias
serán cada vez mayores.
 FUNDAMENTOS DE SEGURIDAD Y DEFENSA

1. Seguridad

Desde el inicio de la historia, el comportamiento del hombre ha estado


condicionado por las inclemencias de la naturaleza y las acciones de otros
seres humanos. El hombre, ante la percepción de su vulnerabilidad, necesita
protegerse.

En esta búsqueda, el ser humano comprendió que aislado no iba a poder


subsistir, lo cual lo llevó a asociarse con otros hombres y a formar la familia, la
sociedad organizada, la nación y luego el Estado, con la implementación de
normas y medidas de seguridad para proteger sus formas de vida y sus
bienes.

El hecho citado nos lleva a afirmar que la necesidad de seguridad es natural.


Así lo demuestra su existencia en todos los pueblos del mundo, en todas las
épocas y en todas las doctrinas filosóficas, sociales, económicas y políticas,
cualquiera sea su grado de evolución y cultura. De esta manera, la seguridad
puede ser asumida en forma individual, colectiva, cooperativa, nacional,
subregional, regional, continental, hemisférica, mundial o global. En cada uno
de estos escenarios existen responsables de su gestión.

La seguridad es una situación que denota un estado de confianza, de garantía


y tranquilidad; implica una percepción de la situación real que permita la
satisfacción de las necesidades materiales y espirituales del ser humano. Al
Estado le corresponde la responsabilidad de velar por su seguridad.

Al consolidarse el Estado-nación, surgen los intereses nacionales y se


reafirman los conceptos de existencia, desarrollo, soberanía, territorio, entre
otros asuntos, y entonces la seguridad se vuelve razón de Estado. En ese
sentido, la Seguridad Nacional garantiza la posibilidad de que la persona
disfrute plenamente de sus derechos.

Bajo esta concepción, la Seguridad Nacional es fuente prioritaria para


garantizar confianza en materia política, económica, educativa, laboral,
ambiental y demás aspectos de la convivencia social. El Estado debe proteger
los derechos individuales y colectivos de la comunidad; organiza la defensa de
éstos por medio de leyes e instituciones especializadas y es el ciudadano quien
las mantiene con su compromiso de cumplir y fiscalizar las mismas.

La Organización de las Naciones Unidas resalta el carácter Integral de la


seguridad que involucra aspectos políticos, económicos, sociales, militares y
ambientales y en la que una nación se siente libre de amenazas, coerción
económica o presión política alguna para continuar su propio camino de
desarrollo.

En consecuencia, se entiende por Seguridad Nacional, la situación en que un


Estado garantiza su existencia y soberanía, así como la integridad de su
patrimonio mediante la defensa de sus intereses y objetivos nacionales.

2. Defensa

Los restos arqueológicos dejados por los pueblos primitivos y que datan de
tiempos muy antiguos evidencian que desde el principio los hombres tuvieron
que organizarse para su defensa. Sus moradas fueron refugios, al mismo
tiempo que posadas, vivieron en cavernas ubicadas en lugares escarpados y de
difícil acceso, o bien sobre pilotes ubicados en lagos y pantanos. Cuando las
preferencias e intereses de los individuos entraron en conflicto, sus
instrumentos de recolección y caza se convirtieron en armas para defenderse,
individual o colectivamente de las agresiones y de la belicosidad de sus
semejantes.

Surge así la necesidad de defenderse que obligó a los humanos a asociarse y


organizarse para alcanzar su anhelada protección y resguardo. Conforme
mejoraban sus condiciones de vida material y social, los mecanismos de
defensa dejaron de ser individuales y pasaron a ser colectivos y más
desarrollados. Como consecuencia de la vida sedentaria y la aparición de las
primeras aldeas, construyeron fortalezas que sirvieron para proteger a la
población y su producción. A partir de ello, los hombres y mujeres buscaron
preservar su seguridad, desarrollo y objetivos comunes.

Con la vida urbana y la civilización surgieron las ciudades-estados. En aquel


momento la sociedad se organizó racionalmente para su defensa. Las ciudades
estuvieron fuertemente amuralladas y ubicadas en lugares donde la geografía
les brindó una defensa natural. Así aparecen las milicias, los ejércitos y las
fuerzas navales.

El desarrollo de las sociedades, la consolidación de las civilizaciones y la


interacción entre los Estados trasladó la convergencia o divergencia de
intereses al ámbito internacional e incrementó la posibilidad de conflictos. Ante
esta situación, se concibió el concepto de Defensa como razón de Estado,
dando origen a los ejércitos profesionales, al servicio militar y a la diplomacia
profesional. Con la declinación del Estado Dinástico, la Revolución Francesa, y
el advenimiento de los estados nacionales surgen los conceptos de Defensa
Nacional, Bienestar General y Soberanía Nacional.

Así, el principio democrático incorpora la Defensa al servicio del Estado, y


como obligación de todos los ciudadanos, porque se comprendió que era
necesaria esta garantía para su desarrollo. Desde entonces el nivel de defensa
de un Estado está dado por su capacidad preventiva, reactiva y disuasiva
frente al riesgo o incidencia de amenazas efectivas y potenciales a su seguridad
y desarrollo nacionales.

En ese sentido, se entiende que la Defensa es el medio para lograr la


seguridad. Sin embargo, no debemos entender la Defensa en su significado
puramente militar porque ella incorpora esencialmente a la sociedad en su
conjunto. Más aún, si se tiene en cuenta que los Estados nacionales
involucran un concepto claro de ciudadanía activa y participante en el manejo
de los asuntos públicos y en el control de las acciones de gobierno.

La Defensa es, pues, componente necesario del bien público y por ello es cada
vez mayor la convicción de que los ciudadanos deben asumir su
responsabilidad y compromiso con ella. Esto supone la participación y
coordinación de todas las personas naturales y jurídicas, instituciones y
organizaciones, con la finalidad de que se logren los objetivos nacionales
asegurando la satisfacción de las necesidades permanentes del Estado.

Al respecto, el poder político comprende que el fin supremo del Estado es el ser
humano, y que la defensa de sus derechos es uno de los objetivos para lograr
el desarrollo y seguridad que conduzcan al bienestar.

Es evidente que los estados, pese a la globalización, mantienen aún sus


particularidades históricas, económicas, sociales, políticas y territoriales,
recordándonos que hay realidades diversas. De ese modo, conserva latente las
posibilidades de controversias sin importar las condiciones geopolíticas y
estratégicas acordadas, siendo justificable la preocupación permanente del
gobierno por la seguridad y defensa nacionales, porque sólo con ellas logra la
tranquilidad y la paz indispensable para su desarrollo.

La Defensa Nacional, como acción permanente del gobierno, garantiza la


seguridad del Estado, previendo toda actividad que lo amenace y respondiendo
a las siguientes interrogantes: ¿cómo mantener la libertad de acción y
conseguir el desarrollo?, ¿cómo resolver los diferendos con otros estados
cuando existan pugnas de intereses? Por ello, la Defensa Nacional, como
instrumento de acción de la política de Estado, abarca un conjunto de medidas
y previsiones que tienden a proporcionar la tranquilidad interna y externa,
prever las amenazas e identificar los conflictos, con la finalidad de preparar a
la nación Estado y hacerles frente con éxito.

Por lo expuesto, se entiende por Defensa Nacional el "conjunto de previsiones,


decisiones y acciones que el Estado, mediante el Gobierno, genera y ejecuta
permanentemente para lograr su Seguridad y así alcanzar sus objetivos".

3. Estado, Nación y Gobierno

3.1. Estado

Es producto de un proceso histórico, aparece en un momento determinado del


desarrollo de la sociedad, crece, se difunde al grado que es considerado como
la unidad política predominante de la civilización. En el mundo antiguo y en el
mundo medieval se conoció un vocablo que expresaba de manera precisa la
relación entre los habitantes, su territorio y la organización de su sociedad:
la Rex-pública o bien común, luego ésta fue sustituida por la palabra Estado
con un significado equivalente.

El término Estado, tal y como lo conceptualizamos en nuestros días, tiene su


origen en los inicios del Renacimiento y sirvió para definir la organización
político-jurídica de una sociedad y su forma de gobierno. El concepto se
generalizó como consecuencia de la aparición de "El Príncipe" de Nicolás
Maquiavelo, no obstante, fue Thomas Hobbes, en el "Leviatán", el primero en
enunciar que "el Estado se justifica si garantiza aquello para lo que fue creado:
el mantenimiento de la seguridad, del orden, dentro del cual los hombres pueden
disfrutar de sus bienes ".
Entre los siglos XVII y XVIII, el Estado adquirió mayor dimensión y se vinculó a
nuevos conceptos, como: representación, división de poderes, contrato social,
territorialidad y soberanía. Durante la Revolución Francesa se convirtió en el
cuerpo político de la nación y quedaron definidos los principios a partir de los
cuales se edificarían, durante los dos siglos siguientes, los Estados-naciones,
que se consolidaron, no sólo como consecuencia del movimiento de las ideas y
la concienciación de los pueblos, sino también como resultado de las luchas
por el poder y de las confrontaciones sociales de las cuales el propio Estado fue
tanto objeto, como instrumento.

Hoy entendemos al Estado como la nación jurídica y políticamente organizada


sobre un territorio por el libre consentimiento de los individuos que la
componen, para dar normas y leyes que garanticen el orden necesario para su
supervivencia, defensa y desarrollo. Este conjunto de leyes se
llama Constitución, que puede ser escrita o no, pero es aceptada como guía
para el gobierno del Estado. La Constitución fija los límites y define las
relaciones entre los poderes legislativo, ejecutivo y judicial, garantiza al pueblo
sus derechos y establece sus obligaciones para con la sociedad.

Otra característica distintiva del Estado moderno es el reconocimiento efectivo


de su soberanía y de su autonomía gubernativa, tanto dentro del propio
territorio como en el ámbito internacional. Desde esta perspectiva, un Estado
se legitima cuando un número suficiente de otros Estados lo reconocen como
tal. En la actualidad, la admisión en la Organización de las Naciones Unidas
(ONU) y en otros organismos internacionales acredita que se ha alcanzado la
categoría de Estado.

En el siglo XX, prosperaron muchas instituciones mundiales, no obstante el


Estado soberano continuó siendo el componente principal del sistema político
internacional. En los albores del siglo XXI, la globalización de la economía, la
movilidad de personas y capital, y la penetración mundial de los medios de
información parecieron limitar la libertad de acción de los Estados. Sin
embargo, los sucesos del 11 de septiembre de 2001 nos recordaron que la
seguridad nacional y su defensa es un derecho soberano de los Estados.

3.1.1 Elementos del Estado

3.1.1.1. Población

Es el elemento humano del Estado. Está constituido por el conjunto de


personas que habitan un mismo territorio y están unidas por el vínculo
jurídico, sustentado por la vigencia de valores comunes históricamente
compartidos, al que denominamos nación. El pueblo es el elemento más
importante del Estado-nación porque de él emana el poder y a la vez es el
destinatario de sus fines.

3.1.1.2 Territorio

Es el entorno geográfico sobre el cual se asienta la comunidad nacional y


donde el Estado ejerce soberanía. Es la tierra de nuestros antepasados, a la
cual estamos vinculados ancestralmente por lazos afectivos, solidarios y de
tradición. Es también el ámbito económico donde se encuentran los recursos
naturales y la base de los medios del Estado. Comprende el suelo, subsuelo,
las aguas fluviales y lacustre, el mar adyacente a sus costas, el fondo marino y
el aeroespacio que se encuentra sobre él.

3.1.1.3 Poder

Es la potestad soberana, rectora y coactiva del Estado de imponer obediencia a


las leyes en tanto cumple su objetivo primordial, es decir, el mantenimiento del
orden en la sociedad. En un Estado-nación, este poder es legítimo en tanto se
entiende como el poder político supremo y extraordinario ejercido por el
gobierno en el marco de la Constitución.

Si bien la unidad del Estado requiere de un poder centralizador, es mejor


diversificarlo para evitar excesos. Fue el barón de Montesquieu el primero en
formular la triple división del poder, que es el eje fundamental de la mayoría de
las constituciones contemporáneas. Estos poderes son: legislativo, ejecutivo y
judicial. El primero, es ejercido por el Parlamento, que está encargado de
redactar, promulgar, reformar y derogar las leyes; el segundo, cuyo
responsable es el presidente del Estado, procura su cumplimiento, y el tercero,
a cargo de los tribunales, administra justicia.

La separación de poderes es, en teoría, el principal garante del Estado de


Derecho, cuya esencia es el "imperio de la ley" y suele ser sinónimo de
comportamientos democráticos que garantizan los derechos y las libertades
individuales y supone una garantía para el propio Estado y para el ciudadano,
que queda protegido por un marco legal que dificulta los abusos de poder y
posibles actuaciones arbitrarias de instituciones públicas.

3.1.2 Fines y medios del Estado

3.1.2.1. Fines

Existen diversas teorías acerca del fin primordial y último del Estado. Así se
han acuñado sucesivamente términos tales como el "interés público", "paz
social", "bienestar colectivo", "interés general", "bien público". Aristóteles
consideró al "bien común" como el fin fundamental del Estado y a la luz de sus
apreciaciones, entendemos el bien común como "una situación ideal por
alcanzar con el fin de propiciar la plena realización de la persona caracterizada
por un alto grado de progreso y perfección de la sociedad en un ambiente
social propicio".

El concepto de Bien Común también incluye las nociones "bienestar" y


"seguridad" de la persona. El primero promueve y el segundo lo garantiza. Así,
el Bienestar "es la situación en la que el Estado propicia la satisfacción de las
necesidades espirituales y materiales de la persona en forma adecuada y
oportuna", y la Seguridad "es la situación en la que el Estado garantiza su
existencia, la integridad de su territorio, su patrimonio y sus intereses".

3.1.2.2 Medios

Alcanzar los fines demanda la existencia de una voluntad. Pero la sola


voluntad no es suficiente para tal cometido, debe generarse acciones sociales
de diverso tipo, es decir, actitudes, conductas, prácticas que conlleven el uso
de un medio o de una combinación de ellos.

Entonces entre fines y medios existen una relación de condicionamiento,


puesto que para lograr un fin debemos contar con los medios necesarios. El
Estado cuenta con bienes, recursos, técnicas, conocimientos actuales y
latentes, que son los medios para alcanzar sus fines.

Cuando los medios se encuentran en capacidad de empleo inmediato se


denominan Poder Nacional, que debemos entender como la capacidad del
Estado para atender progresivamente las necesidades, impulsar las acciones
individuales y colectivas y hacer frente a los obstáculos e interferencias que
pueda confrontar.
Aquellos medios que muestran una disponibilidad para su empleo futuro se
denominan Potencial Nacional y demandan, por tanto, la realización previa de
acciones que redunden en su operativización, es decir, su cambio de situación
de mera disponibilidad a la actitud de empleo.

El contexto que alberga al poder y potencial nacional se denomina Realidad


Nacional; contiene una amplitud de medios, hechos, situaciones y fenómenos
posibles de ser conocidos por el hombre y empleados para alcanzar los
objetivos o fines del Estado, el cual debe abstraer de la Realidad Nacional
aquellos elementos que permitan una adecuada acción política a los medios.

3.2. Nación

A partir del siglo XV la idea de nación se convierte en un elemento muy


importante dentro de la teoría política. Antes, el término era sólo expresión de
un origen común, la natío latina, mas no de una comunidad de carácter
homogéneo y totalizador. Se entendía como el sentimiento que ligaba a los
hombres con la tierra de sus ancestros y que los había visto nacer: era el
patriotismo.

Pero fue Marsilio de Padua quien propuso reconocer el derecho de cada pueblo
que hablaban una lengua común a organizar un gobierno o nación con
soberanía sobre todos los que hablaban esa lengua y el territorio que
habitaban, se añadía al estado un nuevo elemento: la territorialidad. Su
proposición también insistía en la moderna idea que afirma que la legítima
autoridad política sólo puede emanar de la nación, que confía a un
determinado gobierno el cumplimiento de las leyes y demás ordenamientos
legales.

A partir del siglo XVII, la tendencia a identificar al Estado con pueblos dotados
de un cierto grado de identidad cultural común corrió pareja con una
búsqueda de la legitimidad, derivada de la voluntad e intereses de esos
pueblos. Esa teoría fue fundamental porque marcó el ocaso del absolutismo.

Durante la Revolución Francesa, surgió la fórmula Pueblo = Nación y esta


última se convirtió en la depositaria de la soberanía del Estado, en una entidad
moral capaz de conferir legitimidad, tanto a sí misma como a sus acciones que
se encaminan a la búsqueda de un destino histórico común para quienes la
integran. El modelo nacional se difundió por el mundo, pese a los obstáculos
que impusieron algunas potencias hegemónicas.

Desde entonces la nación y el Estado nacional han ocupado el centro del


devenir político internacional y se ha generalizado la percepción de la nación
como la comunidad que reúne no sólo a quienes comparten un mismo pasado,
una misma lengua o cultura, sino, fundamentalmente, a aquellos que
comparten y respetan una misma ley, un mismo gobierno y una visión común
de su futuro.

La Nación es la afirmación del interés común frente a los intereses


particulares, del bien común frente al privilegio, de la conciencia colectiva, de
la ciudadanía como expresión de la voluntad general, de la soberanía y de la
idea que no puede existir gobierno legítimo fuera de las leyes.

3.3. Gobierno

El papel del Estado es proporcionar un marco de ley y orden en el que pueda


vivir de manera segura y administrar todos los aspectos que considere de su
responsabilidad. Todos los estados tienden así a tener instituciones políticas
para el ejercicio y competencia del poder e instituciones burocráticas para
administrar y estructurar los asuntos públicos. Esta última implica la
actividad gubernamental.

Sin embargo no debe confundirse Estado con gobierno, porque éste es una
organización política que engloba a los individuos y a las instituciones
autorizadas para formular la política pública y dirigir los asuntos del Estado.
Los gobiernos están autorizados a establecer y regular las interrelaciones de
las personas dentro de su territorio, las relaciones de éstas con la comunidad
como un todo, y las relaciones de la comunidad con otras entidades políticas.

La palabra gobierno puede referirse a las personas que forman el órgano


supremo administrativo y a las instituciones autorizadas para formular la
política pública y dirigir los asuntos del Estado. También se aplica, en este
sentido, tanto a los gobiernos de Estados nacionales como a condados y
municipios, universidades, sindicatos e iglesias.

La Ciencia Política establece que la función del gobierno es asegurar el


bienestar común de los grupos sociales sobre los que ejerce control. En
diferentes épocas históricas, los gobiernos han procurado lograr el bienestar
común de sus pueblos. Platón y Aristóteles consideraron buenos los gobiernos
que mejor servían al bien general y malos a aquellos que subordinan el bien
general al bien de las personas en el poder.

En el medioevo, el desarrollo de los gobiernos se estancó, pero con el


resurgimiento de la vida urbana y el comercio surgieron instituciones que
contribuyeron a formular nuevas pautas de gobierno. Con la aparición de los
Estados-nación, sus primeros gobiernos se convirtieron en monarquías
absolutistas. Sin embargo, la demanda de un gobierno constitucional y
representativo se hizo sentir y los poderes ilimitados de los monarcas
comenzaron a cuestionarse.

En Inglaterra, la Revolución Gloriosa de 1688 restringió tales poderes y


estableció la preeminencia del sistema parlamentario. Este hecho desencadenó
dos acontecimientos de trascendencia histórica, la guerra de Independencia
estadounidense, que comenzó en 1775, y la Revolución Francesa, en 1789, que
marcan el inicio del gobierno democrático moderno. Entre los siglos XIX y XX
se amplió la base política del gobierno mediante la generalización del sufragio y
el concepto que, además de mantener el orden y la administración de los
servicios públicos y sociales, debe proteger los recursos naturales. En el siglo
XX también surgieron los gobiernos socialistas en la Unión Soviética y la
Europa del Este.

Los gobiernos se clasifican de diversas maneras y según distintos puntos de


vista. Una clasificación actual es la que distingue la monarquía de los
gobiernos republicanos; otra, la distingue a los gobiernos democráticos de las
dictaduras, y una tercera, distingue los gobiernos federales de los estados
unitarios.

Otra clasificación los gobiernos parlamentarios o consejos de ministros difieren


de los sistemas presidencialistas. En los gobiernos parlamentarios, el poder
ejecutivo está subordinado al parlamento. En gobiernos presidencialistas, el
ejecutivo es independiente del legislativo, aunque algunas de las acciones del
ejecutivo se someten a una revisión del legislativo. Otras clasificaciones
dependen de las diversas formas gubernamentales y poderes entre las naciones
del planeta.

4. Riesgos, amenazas y conflictos


Los riesgos y amenazas, al igual que la seguridad y la defensa, son percibidos
consciente o inconscientemente por el hombre como individuo. Así, los
primeros riesgos y amenazas que enfrenta son aquellos que desafían su
supervivencia, hábitat y su proceso de sociabilización. Pueden ser provocados
por lo desconocido, por los rigores de la naturaleza, por el desorden o por un
adversario y, especialmente, por todo aquello que es capaz de afectar su
seguridad o atentar contra sus intereses. Ante estos riesgos y amenazas, el ser
humano busca mecanismos defensivos y de amparo; se agrupa, se organiza,
busca el orden necesario para su desarrollo, establece las costumbres y las
normas, evoluciona su cultura y define el tipo de sociedad que desea.

4.1. Riesgos

Un riesgo es una situación conocida o desconocida, de condición latente, que


representa un peligro potencial. El ser humano puede exponerse al riesgo
desconociendo el resultado (o como un reto más o menos calculado de la
manera que lo percibe), pero que no se siente necesariamente afectado por él; o
lo reconoce, y su análisis puede hacer que lo considere como una situación
aceptable (o como un peligro real que afecta sus intereses) y le intimida, en
cuyo caso se podría configurar en una amenaza.

Un riesgo conocido es una incógnita que plantea dilemas al ser humano. Éste
lo asume, lo ignora o lo evade. Finalmente, es su decisión responder al dilema
tanto individual como social o políticamente o formando parte de Estados.

4.2. Amenazas

Se perciben como un peligro real y manifiesto, de mayor o menor proximidad,


relativamente inevitable, que obligan a buscar su prevención mediante
procesos defensivos, disuasivos, o la postergación, hasta que no quede otro
camino que hacerle frente.

Con relación al Estado, se puede considerar que las amenazas son acciones
reales o percibidas, provocadas consciente o inconscientemente por un
eventual adversario, otro Estado, grupo de poder "lobby" a quien se le atribuye,
con cierto fundamento, la intención y capacidad para afectar la Seguridad
Nacional.

Conforme la civilización avanza, se crean nuevos patrones étnicos, sociales,


filosóficos, políticos, científicos, técnicos y culturales y con ellos surgen nuevos
riesgos y amenazas al Estado que se incorporan a los tradicionales: a la
integración territorial, a la soberanía, a la independencia. Luego, le siguieron
los paradigmas modernos, como la globalización, la limitación de la libertad,
los derechos individuales, el despojo del patrimonio material y espiritual de la
nación, la destrucción del ecosistema y otras que se consideran amenazas y
riesgos genéricos a cualquier Estado moderno.

En la actualidad, la amenaza es una situación que incrementa el riesgo de


ruptura del equilibrio entre la libertad y el derecho. Es una acción contraria al
sentimiento de seguridad dando lugar a conflictos o desastres.

4.3 Conflictos

Es una situación que se da en las relaciones humanas configurada por la


oposición de intereses entre dos o más actores en escenarios particulares, cuyo
antagonismo se hace manifiesto en las acciones que realizan para la
consecución de sus objetivos que pueden estar relacionados a factores:
sociales, económicos, histórico-políticos, político-ideológicos y político-
culturales.

El conflicto pervive con el ser humano y es parte de la relación entre las


naciones. El desarrollo humano y la propia civilización, contradictoriamente, se
convirtieron en fuentes de conflictos, sobre todo a nivel de la relación entre los
Estados. Esta persistencia a lo largo del tiempo y su carácter universal hacen
del conflicto internacional un fenómeno consustancial a cualquier defensa y ha
sido objeto de múltiples teorías y escuelas desde las idealistas hasta las
realistas. Pero todas justifican o impugnan el uso de la fuerza o la amenaza de
su uso, con el propósito de neutralizar o dirimir un conflicto.

Los conflictos que ponen en riesgo la Seguridad Nacional son aquellos que
atenten contra la existencia, la integridad del patrimonio del Estado, sus
intereses, soberanía e independencia. Los conflictos surgen como amenazas y
se desarrollan tanto en el ámbito externo como en el interno. La solución
puede darse en forma violenta o pacífica. Así, el conjunto de espacios donde se
localizan los intereses, los actores de éstos, así como las reglas de juego que se
rigen en ellos, constituyen el escenario de los conflictos.

Los conflictos que afectan al Estado se pueden identificar por su temporalidad,


como de larga y corta duración; por su dimensión, como de alta, media o baja
intensidad; por el escenario, como locales, regionales y continentales, y por su
relación, como simétricos y asimétricos; por lo tanto, el Sistema de Defensa
deberá estar en condiciones de hacerle frente con éxito.

En ese sentido, los conflictos, al ser permanentes o recurrentes en las


relaciones humanas, deben ser previstos y en la medida de las capacidades del
Estado, solucionados por medio del entendimiento racional, el empleo de
medios pacíficos o, en última instancia, con el empleo de la fuerza.