Anda di halaman 1dari 9

TECNOLOGICO DE ESTUDIOS SUPERIORES DE

COACALCO TESCO

PROFA: NORMA ITZEL SANCHEZ RICO

INTEGRANTES:
RAMOS HINOJOSA JONATHAN EDUARDO
LUNG FLORES JOAQUIN
MEZA RIVERO EDGAR
LOPEZ HUERTA ISRAEL
HASHARON ARMANDO GARCIA MUÑOZ
FRANCISCO BARCENAS

PROYECTO DE INVESTIGACION “CAÑON DE GAUSS”

INGENIERIA EN MECATRONICA

5311
INTRODUCCION
Un cañón Gauss (también conocido como coilgun, cañón Gauss o rifle
Gauss) es un tipo de cañón que usa una sucesión de electroimanes para
acelerar magnéticamente un proyectil a una gran velocidad. La
denominación "arma Gauss" proviene de Carl Friedrich Gauss, quién
formuló las demostraciones matemáticas del efecto electromagnético
usado por los cañones Gauss.

Los cañones Gauss son a menudo llamados equivocadamente cañones de


riel por diversas fuentes, y mientras que ellos son similares en el concepto
general (es decir un arma magnética), difieren en su funcionamiento, dado
que un cañón de riel acelera los proyectiles sobre dos rieles conductores
paralelos. Los cañones Gauss son en esencia idénticos al proyector de
masas, aunque a menor escala. Kristian Birkeland es considerado
comúnmente el inventor del cañón Gauss electromagnético, por el cual
obtuvo una patente en 1900. En 1934, este inventor estadounidense
desarrolló una ametralladora basada en un concepto similar al del cañón-
bobina pero las tentativas para convertir su invención en un arma
utilizable fracasaron, y la idea fue más o menos olvidada durante años. A
excepción de una foto en algunas publicaciones, se sabe muy poco sobre
ella.

Muchos aficionados usan diseños económicos rudimentarios para


experimentar con estos. Tales diseños debería incorporar el empleo de
condensadores de flash de fotos de una cámara desechable como fuente
de energía, y una bobina de baja inductancia para propulsar el proyectil
hacia adelante.

DESARROLLO
Un cañón Gauss (también conocido como coilgun, cañón Gauss o rifle
Gauss) es un tipo de cañón que usa una sucesión de electroimanes para
acelerar magnéticamente un proyectil a una gran velocidad. La
denominación "arma Gauss" proviene de Carl Friedrich Gauss, quién
formuló las demostraciones matemáticas del efecto electromagnético
usado por los cañones Gauss.

CONSTRUCCIÓN

Un cañón Gauss, consiste en una bobina de alambre o solenoide con un


proyectil de acero colocado a mediados de la bobina inicial. Una gran
corriente es pulsada por la bobina creando un fuerte campo magnético,
atrayendo el proyectil al centro de la bobina. Cuando el proyectil se acerca
a este punto, la bobina es desconectada y la siguiente puede ser
encendida, acelerando cada vez más el proyectil con las etapas sucesivas.
En diseños corrientes de cañón Gauss, el cañón del arma está compuesto
de un carril por donde discurre el proyectil, con las bobinas conductoras
alrededor de dicho carril. La energía es suministrada a los imanes por
algún tipo de descarga rápida de un dispositivo de almacenaje,
normalmente una batería con condensadores de alto voltaje y capacidad
diseñados para la rápida descarga de energía.

Un diodo se utiliza para proteger los componentes sensibles a la polaridad


(como los semiconductores o los condensadores electrolíticos) de daños
debidos a la inversión de polaridad de la tensión después de apagar la
bobina. Hay dos tipos principales o configuraciones de un cañón-bobina:
de una sola etapa y de etapas múltiples. Un cañón-bobina de una sola
etapa utiliza un electroimán para lanzar un proyectil. Un cañón-bobina de
varias etapas utiliza una sucesión de electroimanes para aumentar
progresivamente la velocidad del proyectil.

Muchas personas son aficionadas a la utilización a bajo costo de diseños


rudimentarios para experimentar con el cañón de Gauss, por ejemplo,
utilizando condensadores de flash de una cámara desechable, o un
condensador de un televisor de tubo de rayos catódicos estándar como
fuente de energía, y una bobina de baja inductancia para propulsar el
proyectil hacia adelante. Algunos diseños no tienen proyectiles
ferromagnéticos, como el aluminio o el cobre, con la armadura del
proyectil que actúa como un electroimán con corriente inducida por
impulsos internos de las bobinas de aceleración. Un cañón-bobina
superconductora se puede crear mediante la sucesiva extinción de una
línea de lado las bobinas superconductoras coaxial formando un cañón de
la pistola, lo que genera una ola de gradiente de campo magnético que
viaja a cualquier velocidad deseada. El dispositivo podría ser un conductor
de masas o en el motor lineal sincrónico con la energía de propulsión
almacenan directamente en las bobinas de la unidad.

Aunque el costo de cambiar de alimentación y otros factores pueden


limitar la energía del proyectil, un beneficio notable de algunos diseños
más sencillos del Cañón de Gauss es evitar un límite de velocidad
intrínseca del contacto físico hipervelocidad y la erosión. Si el agujero es
un vacío total (por ejemplo, un tubo con una ventana de plasma) no hay
fricción del todo, lo que ayuda a la reutilización prolongada.

FUNCIONAMIENTO

La energía debe de llegar a cada sucesivo electroimán en un tiempo


preciso, debido a la histéresis. A los electroimanes les lleva un tiempo en
alcanzar la potencia máxima después de que el voltaje es aplicado, de esta
manera el suministro de electricidad debe comenzar antes de que el
proyectil alcance al imán determinado. Lo mismo ocurre después de que la
energía está apagada, y si el proyectil se encuentra en "el lado lejano" del
imán en aquel momento, el imán seguirá atrayéndolo, desacelerando. Una
solución obvia sería accionar los imanes mucho antes de que el proyectil
los alcance, pero como la fuerza magnética disminuye con el cuadrado de
la distancia (es decir muy rápidamente) demasiada energía se perdería con
tal solución. Por esta razón la mayor parte de las armas Gauss que usan
más de un imán incluye algún tipo de dispositivo de cronometraje
electrónico para accionar los imanes, uno que pueda ser ajustado para
distintos parámetros como la potencia de disparo, y la masa del proyectil.
El arma comienza con todos los imanes conectados, y luego se los apaga
uno por uno antes de que el proyectil los alcance. Una ventaja del cañón
Gauss sobre el railgun consiste en que puede ser hecho arbitrariamente
largo. Esto tiene un cierto número de efectos secundarios, pero el
principal es que la aceleración puede ser muy lenta sobre una longitud
más larga, lo cual significa que la energía necesaria en cualquier sección
del cañón Gauss es menos intensa. Sin embargo esta ventaja es
compensada por el coste y la complejidad del sistema de conmutación que
requiere el abastecimiento de un arma más larga.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS

El Rifle o cañon de Gauss cuenta con desventajas como es de esperarse en


cualquier artefacto tales como que no puede alcanzar el nivel de energía
necesario porque estos pueden ser algunos solenoides enredados, esto
causa que la optimización del aparato disminuya, para evitar un fallo como
estos es necesario cronometrar perfectamente los encendidos y apagados.

Las ventajas con las que cuenta el Rifle de Gauss es que no está
directamente sujeto a una descarga de energía eléctrica, Además de que
este no cuenta con demasiadas piezas móviles lo que facilita el uso y
diseño para procurar darle una estilización.

EL CIRCUITO MAGNÉTICO

Lo ideal sería que el 100% del flujo magnético generado por la bobina se
entreguen y actúen sobre el proyectil, pero esto está muchas veces lejos
de la realidad debido a la construcción del núcleo de aire del solenoide
común de la mayoría de los Cañones de Gauss, que suelen ser
relativamente simples y poco eficientes realizados por los aficionados.

Con un simple solenoide de núcleo de aire, la mayoría del flujo magnético


no se junta en el proyectil por la alta resistencia del circuito magnético. El
flujo acoplado genera un campo magnético que almacena energía en el
aire circundante. La energía que se almacena en esta materia no
desaparece del circuito magnético una vez que el capacitor termina la
descarga. Debido a que el circuito eléctrico cañón-bobina es
intrínsecamente similar a un oscilador LC, los rendimientos de energía no
utilizada en la dirección inversa ('sonar'), pueden dañar seriamente tanto a
los condensadores polarizados como a los condensadores electrolíticos. La
carga a la inversa se puede prevenir mediante un diodo conectado a la
inversa en paralelo a través de los terminales del condensador, y como
resultado, el diodo y la bobina disipar toda la energía no utilizada en forma
de calor.

Si bien esto es una solución simple y utilizado con frecuencia, se necesitan


semiconductores más caros y de alta potencia y una bobina bien diseñada,
con suficiente masa térmica y la capacidad de disipación de calor, con el fin
de prevenir fallos en los componentes.

Algunos diseños intentan recuperar la energía almacenada en el campo


magnético mediante el uso de un par de diodos. Estos diodos, en lugar de
verse obligados a disipar la energía restante, recargan los condensadores
con la polaridad correcta para el siguiente ciclo de descarga. Esto también
evitará la necesidad de recargar completamente los condensadores,
reduciendo significativamente los tiempos de carga. Sin embargo, la
viabilidad de esta solución está limitada por la alta recarga que resulta de
la corriente a través de la resistencia en serie equivalente (ESR) de los
condensadores, el ESR disipará parte de la corriente de recarga, generando
calor dentro de los condensadores y acortando potencialmente su vida.

Para reducir el tamaño del componente, el peso, los requisitos de


durabilidad, y lo más importante, los costos, el circuito magnético debe ser
optimizado para ofrecer más energía al proyectil para una entrada de
energía dada. Esto se ha abordado en alguna medida por el uso del hierro
de vuelta final, que son pedazos de material magnético que rodean la
bobina y crean caminos de menor resistencia con el fin de mejorar la
cantidad de flujo magnético. Los resultados pueden variar ampliamente,
dependiendo de los materiales utilizados; los aficionados pueden utilizar
en sus diseños, por ejemplo, los materiales que van desde acero
magnético (más eficaz, menor resistencia) a los de una cinta de vídeo
(poca mejoría en la resistencia). Por otra parte, las piezas adicionales de
material magnético en el circuito magnético pueden causar, a gran escala,
la posibilidad de saturación de flujo y otras pérdidas magnéticas.

USO CON SUPERCONDUCTORES


Una versión con superconductores del cañón Gauss es llamada arma
quench. Las resistencias conectadas a las bobinas superconductoras gastan
la energía en la bobina, que es transformada en calor. Después de un
tiempo esto calienta a los superconductores hasta el punto donde cesa su
superconductividad, así cambia su estado a normal (sin
superconductividad). Cuando esto sucede la resistencia de la bobina de
manera general se incrementa repentinamente, descargando toda la
energía en forma de calor en una proporción muy rápida. Con cuidado
controlando las tasas de calentamiento, los imanes pueden ser "apagados"
secuenciálmente en los porcentajes apropiados para conseguir un arma
Gauss, uno que genere campos magnéticos potentes con alta eficiencia, y
con tendencia a una histéresis inferior debido a la disipación rápida de la
energía en la bobina.

APLICACIÓN POTENCIAL

Como los railguns y los aceleradores estatorreactores, el cañón Gauss ha


sido propuesto para su uso en el envío de carga útil al espacio. Como
arma, las ventajas del cañón Gauss incluyen el hecho de que no tienen
partes movibles, aparte del proyectil, y el dato de que el único ruido
perceptible es el movimiento del proyectil cuando este alcanza una alta
velocidad. Aunque se hayan mostrado cañones Gauss para alcanzar
velocidades supersónicas, están mucho menos capacitados que los
railguns.

APLICACIÓN MILITAR

Teóricamente, el disparo del cañón Gauss se realizaría con munición


especial de una aleación de wolframio, que es el metal con mayor
resistencia a las altas temperaturas. Para mayor definición, el wolframio es
utilizado en los filamentos de las bombillas tradicionales, dónde por el
flujo de electrones eleva su temperatura a niveles que otros metales no
soportarían sin fundirse. El cañón, el cual estaría en desarrollo para carros
de combate, funcionaría con una potentísima bobina magnética, que
impulsaría la munición. Ésta alcanzaría velocidades supersónicas. El
rozamiento del aire a grandes velocidades provocaría un gran
calentamiento del proyectil, con temperaturas prácticamente solares (lo
cual no es imposible, si nos fijamos en las antiguas "bombas térmicas"
utilizadas en la 2ª Guerra Mundial, que alcanzaban temperaturas capaces
de fundir todo tipo de metales). El resultado, un disparo de plasma, que se
podría traducir como un chorro de acero fundido disparado a velocidades
superiores a los 1900 m/s (6840 km/h). Un arma mortífera capaz de
atravesar casi cualquier blindaje. El cañón Gauss aún está en desarrollo, y
sólo se han probado prototipos en laboratorio, debido a la gran
inestabilidad del artilugio.

CONCLUSION
El origen del Rifle de Gauss se debe a Carl Friedrich, ya que fue el
responsable de algunas de las demostraciones de las leyes por las que este
artefacto se rige. A Kristian Bikerland se le atribuye la invención del Rifle,
La razón por la que el Rifle lleva el nombre del Gauss es porque este
compro la patente del artefacto en el año de 1900. El invento fue
considerado en convertirse en un arma útil pero la idea que tenían era
totalmente errónea, así que decidieron abandonar la idea de convertir al
rifle en un arma útil.

Este artefacto básicamente fue creado con el fin de demostrar el efecto


electromagnético, a un que estuvo en uso en otras tendencias y fines
comunes.

El Rifle Gauss es considerado peligroso si no se tiene el conocimiento


necesario para manejar un arma con tan alta magnitud. Los aficionados a
este tipo de armas o artefactos optan por realizar una recreación de este
de una manera menos peligrosa y más económica.

CIBERGRAFIAS

http://www.monografias.com/trabajos94/rifle-gauss-casero/rifle-gauss-
casero.shtml#ixzz36RXb0Koi

http://www.wisphysics.es/2008/06/canon-gauss-paso-a-paso

http://es.wikipedia.org/wiki/Ca%C3%B1%C3%B3n_Gauss