Anda di halaman 1dari 3

1.

Las disciplinas fonéticas

1.1. Fundamentación teórica


Consideramos disciplinas fonéticas al estudio que se hace de las lenguas humanas desde la
perspectiva de su componente sonoro, es decir, de los sonidos que producimos y percibimos
los hablantes. Puesto que se trata de un análisis de las lenguas desde un punto de vista
específico (el de sus sonidos), estamos ante una rama de la lingüística, la fonética que, a su
vez, está estrechamente relacionada con otra, la fonología. Ambas se diferencian tanto por su
objeto de estudio como por el ámbito lingüístico en que operan. En este sentido, mientras la
primera estudia la naturaleza física de los sonidos del habla, la segunda se centra en describir
cómo tales sonidos se organizan en una estructura significativa que permita la comunicación a
los usuarios de una misma lengua.

Dicho de otro modo, a la fonética le interesa estudiar los sonidos que somos capaces de
producir los humanos teniendo en cuenta todas sus particularidades según las características
individuales del hablante (edad, género, procedencia geográfica, etc.) y la posición que
ocupen los sonidos en el discurso. En cambio, la fonología no está interesada en las
diferencias que puedan presentar los sonidos articulados entre sí sino, al contrario, en las
similitudes que hay entre ellos a pesar de los rasgos peculiares de quienes los producen o del
lugar que ocupen los sonidos en el enunciado.

Por ejemplo, la fonética explicaría las diferencias existentes entre los fonemas /d/ de la
palabra dado en función de la posición que ocupa cada uno (oclusivo el primero y fricativo el
segundo); en cambio, estas diferencias no impiden que cualquier oyente identifique esos dos
sonidos distintos como si fueran el mismo, lo que lleva al estudio fonológico a proponer una
unidad abstracta (el fonema), que representaría cada una de las posibles emisiones. Por tanto,
mientras la fonética estudia los sonidos, la fonología se ocupa de las representaciones
abstractas de dichos sonidos, los fonemas.

Para entenderlo aún mejor, se puede establecer un paralelismo con el ámbito de la escritura, de
manera que el hecho de escribir la letra “a” de diferentes formas (a, A, a, a) no impediría que
todas ellas fueran interpretadas como la letra “a”. En este sentido, y en el marco del paralelismo
establecido, correspondería a la fonética abordar el estudio de cada una de las posibles
representaciones de cada letra, y a la fonología, el de cada unidad abstracta bajo la que se
agruparían todas sus escrituras posibles. Como se puede intuir, la fonética maneja una mayor
cantidad de unidades que la fonología, ya que hay más de un sonido posible por cada fonema.

1.2. Las perspectivas del estudio fonético


La fonéé tica sé puédé dividir én otras subdisciplinas para abordar él éstudio dé los
sonidos dé las lénguas én funcioé n dé las pérspéctivas qué sé adoptén, éntré las qué
méncionarémos las siguiéntés: él aé mbito linguü íéstico dé anaé lisis, él objéto dé éstudio, la
diménsioé n témporal, él acto dé habla y él campo dé aplicacioé n.
a) El ámbito lingüístico de análisis
Si sé éstudian los sonidos qué producimos los humanos én él contéxto dé una
convérsacioé n, nos situarémos én él aé mbito dél habla, y la disciplina éncargada dé dicho
éstudio séraé la fonéé tica. En cambio, si lo qué nos intérésa no son las caractéríésticas fíésicas
dé los sonidos sino coé mo funcionan én una comunidad dé hablantés, nos situarémos én
él aé mbito dé la léngua, y la disciplina résponsablé dé su anaé lisis séraé la fonologíéa (o
fonéé tica funcional).

b) El objeto de estudio
Cuando sé tiénén como objéto dé éstudio todos los sonidos qué los humanos somos
capacés dé producir y pércibir a travéé s dé los idiomas éxisténtés, éntraraé én juégo la
fonéé tica général. En cambio, si él intéréé s éstriba én conocér los sonidos dé una léngua
éspécíéfica, ésta taréa corréspondéraé a la fonéé tica particular (o déscriptiva).

c) La dimensión temporal
Puésto qué las lénguas cambian a lo largo dé la historia, él éstudio dé las
transformacionés dé los sonidos producidas én su dévénir histoé rico lo aborda la fonéé tica
diacroé nica. Por su parté, la fonéé tica sincroé nica sé céntra én él anaé lisis dé los sonidos dé
un péríéodo concréto dé la historia dé la léngua.

d) El acto de habla
En todo acto dé comunicacioé n oral son impréscindiblés trés éléméntos: él émisor, él
déstinatario y él canal. Cada uno dé éllos intérviéné, réspéctivaménté, én la émisioé n,
transmisioé n y récépcioé n dél ménsajé. En funcioé n dé doé ndé sé ponga él foco dél anaé lisis,
sé distinguén las siguiéntés ramas dé la fonéé tica:
 Articulatoria: déscribé coé mo él émisor producé los sonidos.
 Acué stica: déscribé coé mo sé propaga la onda sonora (los sonidos) por él airé.
 Pércéptiva (o auditiva): déscribé coé mo él déstinatario pércibé los sonidos.

e) El campo de aplicación
Ségué n la finalidad con la qué sé abordé él éstudio dé los sonidos linguü íésticos, sé puédén
distinguir dos disciplinas:
 Fonéé tica téoé rica: tiéné como objétivo conocér y déscribir los sonidos dé una
léngua particular o dé todas én général.
 Fonéé tica aplicada: pérsigué aplicar los conocimiéntos sobré los sonidos dé las
lénguas a divérsos aé mbitos dé la réalidad, éntré los qué déstacan los siguiéntés:
o Linguü íéstico: tiéné como fin la énsénñ anza dé idiomas y la pronunciacioé n
corrécta dé la léngua matérna (ortofoníéa), lo cual és ué til para los
profésionalés dé la palabra (périodistas, políéticos, profésorés, étc.).
o Clíénico: pérsigué la récupéracioé n dé trastornos dél habla.
o Judicial: la fonéé tica forénsé trata dé idéntificar a sospéchosos én procésos
judicialés médianté grabacionés sonoras.
o Téé cnico: las técnologíéas dél habla nos pérmitén intéractuar con
dispositivos éléctroé nicos médianté él réconocimiénto dé voz.
Completa la siguiente tabla con las disciplinas fonéticas: