Anda di halaman 1dari 7

ECONOMIA EMPRESARIAL SECCION 01 CICLO 01-18

Docente: Lic. Juan José Mejía Samayoa


UNIDAD I: GENERALIDADES DE LA ECONOMIA

Competencia: Hacer análisis macro y microeconómico utilizando información sobre las variables
económicas fundamentales.
Habilidades (Elemento de competencia): Aplicar los fundamentos teóricos de la estructura del
Sistema Económico.
TEMA 1: LA ECONOMIA EMPRESARIAL

Habilidades (Elemento de competencia):


1.1 Explicar los diferentes conceptos de economía y economía empresarial, y los conceptos de la división
de la economía

Conocimientos:
 Explorar diferentes conceptos de economía general y economía empresarial, bajo diferentes enfoques
 Identificar las principales divisiones de la economía.

Criterios de evaluación
Explica el significado de la economía como ciencia, su división científica, para elaborar su concepto de
economía empresarial

LA ECONOMIA EN LA EMPRESA
La economía de la empresa es la rama de la ciencia económica que tiene por objeto el estudio de los hechos
de naturaleza económica que acontecen en la empresa y que trata de explicar de una forma científica sus
actividades, sus funciones y los criterios de decisión de la misma.

El contenido de la economía de la empresa puede entenderse desde un enfoque de carácter positivo que se
dedique a la descripción de la realidad en que se mueve la empresa y a su forma de funcionamiento y desde
un enfoque normativo en el que la economía de la empresa tenga como contenido las decisiones que se
deben adoptar para alcanzar los objetivos de la empresa.

Concepto de empresa

La empresa se ha de entender como un conjunto ordenado de factores productivo, que tienen como fin la
producción de bienes y servicios, es el elemento básico de la producción en un sistema económico.

Una empresa es una organización, institución o industria, dedicada a actividades o persecución de fines
económicos o comerciales, para satisfacer las necesidades de bienes o servicios de los demandantes, a la par
de asegurar la continuidad de la estructura productivo-comercial así como sus necesarias inversiones.

“Una empresa es un sistema con su entorno materializa una idea, de forma planificada, dando satisfacción a
demandas y deseos de clientes, a través de una actividad comercial". Requiere de una razón de ser, una
misión, una estrategia, objetivos, tácticas y políticas de actuación. Se necesita de una visión previa, y de una
formulación y desarrollo estratégico de la empresa. Se debe partir de una buena definición de la misión. La
planificación posterior está condicionada por dicha definición.
La Comisión de la Unión Europea sugiere la siguiente definición: «Se considerará empresa toda entidad,
independientemente de su forma jurídica, que ejerza una actividad económica. En particular, se
considerarán empresas las entidades que ejerzan una actividad artesanal u otras actividades a título
individual o familiar, las sociedades de personas, y las asociaciones que ejerzan una actividad económica de
forma regular».

De acuerdo al Derecho internacional, la empresa es el conjunto de capital, administración y trabajo


dedicados a satisfacer una necesidad en el mercado.

Otra definición -con un sentido más académico y de uso general entre sociólogos- es: “Grupo social en el que
a través de la administración de sus recursos, del capital y del trabajo, se producen bienes o servicios
tendientes a la satisfacción de las necesidades de una comunidad. Conjunto de actividades humanas
organizadas con el fin de producir bienes o servicios”.

Las grandes corporaciones no están primariamente interesadas en maximizar las ganancias a través de la
producción y venta de productos o servicios. El objetivo principal de los gerentes corporativos es maximizar
el valor de sus inversiones. Para Veblen el capital de una empresa incluye no solo elementos materiales sino
también aspectos intangibles -medido en el buen nombre o reputación de la empresa.

LA FINALIDAD EN LAS EMPRESAS


 Finalidad económica externa, que es la producción de bienes o servicios para satisfacer necesidades
de la sociedad.

 Finalidad económica interna, que es la obtención de un valor agregado para remunerar a los
integrantes de la empresa. A unos en forma de utilidades o dividendos y a otros en forma de
sueldos, salarios y prestaciones. Esta finalidad incluye la de abrir oportunidades de inversión para
inversionistas y de empleo para trabajadores. Se ha discutido mucho si una de estas dos finalidades
está por encima de la otra. Ambas son fundamentales, están estrechamente vinculadas y se debe
tratar de alcanzarlas simultáneamente. La empresa está para servir a los hombres de afuera (la
sociedad) y a los hombres de adentro (sus integrantes).

 Finalidad social externa, que es contribuir al pleno desarrollo de la sociedad, tratando que en su
desempeño económico no solamente no se vulneren los valores sociales y personales
fundamentales, sino que en lo posible se promuevan.

 Finalidad social interna, que es contribuir, en el seno de la empresa, al pleno desarrollo de sus
integrantes, tratando de no vulnerar valores humanos fundamentales, sino también
promoviéndolos.

La empresa, además de ser una célula económica, es una célula social. Está formada por personas y para
personas. Está insertada en la sociedad a la que sirve y no puede permanecer ajena a ella. La sociedad le
proporciona la paz y el orden garantizados por la ley y el poder público; la fuerza de trabajo y el mercado de
consumidores; la educación de sus obreros, técnicos y directivos; los medios de comunicación y la llamada
infraestructura económica. La empresa recibe mucho de la sociedad y existe entre ambas una
interdependencia inevitable. Por eso no puede decirse que las finalidades económicas de la empresa estén
por encima de sus finalidades sociales. Ambas están también indisolublemente ligadas entre sí y se debe
tratar de alcanzar unas, sin detrimento o aplazamiento de las otras.

Esto es lo que conocemos como responsabilidad social empresarial, el rol que la Empresa tiene para con la
sociedad que va más allá de la mera producción y comercialización de bienes y servicios, sino que también
implica el asumir compromisos con los grupos de interés para solucionar problemas de la sociedad. Podemos
presentar una enumeración de los beneficios concretos y tangibles que significa para la empresa:
 Un incremento de la productividad, ya que el trabajador está a gusto en la empresa y se le capacita
para que lo haga cada vez mejor;
 Mejoramiento de las relaciones con los trabajadores, el gobierno y con las comunidades a nivel
regional y nacional;
 Un mejor manejo en situaciones de riesgo o de crisis, ya que se cuenta con el apoyo social necesario;
 Sustentabilidad en el tiempo para la empresa y para la sociedad, dado que la Responsabilidad Social
fortalece el compromiso de los trabajadores, mejora su imagen corporativa y la reputación de la
empresa, entre otros.
 Imagen corporativa y reputación: frecuentemente los consumidores son llevados hacia marcas y
compañías consideradas por tener una buena reputación en áreas relacionadas con la
responsabilidad social empresarial. También importa en su reputación entre la comunidad
empresarial, incrementando así la habilidad de la empresa para atraer capital y asociados, y también
con los empleados dentro de la empresa.
 Rentabilidad de sus negocios o rendimiento financiero: se refiere a la relación entre prácticas de
negocio socialmente responsables y la actuación financiera positiva. Se ha demostrado que las
empresas fieles a sus códigos de ética resultan de un rendimiento de dos a tres veces superior
respecto a aquellas que no los consideran, de esta forma las compañías con prácticas socialmente
responsables obtienen tasas de retorno a sus inversiones muy superiores a las expectativas.
 Reducción de Costos Operativos: Son múltiples las iniciativas que logran reducir costos a las
empresas, principalmente del área ambiental, como los es el reciclaje, que genera ingresos extras.
 Acceso al Capital: Las compañías que demuestran responsabilidades éticas, sociales, y
medioambientales tienen acceso disponible a capital, que de otro modo no hubiese sido sencillo
obtener.

EL EMPRESARIO y la ECONOMIA
El empresario es aquella persona que, de forma individual o colectiva, fija los objetivos y toma las decisiones
estratégicas acerca de las metas, los medios, la administración y el control de las empresas y asume la
responsabilidad tanto comercial como legal frente a terceros. El empresario es la persona física, o jurídica,
que con capacidad legal y de un modo profesional combina capital y trabajo con el objetivo de producir
bienes y/o servicios para ofertarlos en el mercado a fin de obtener beneficios.

En la economía actual, el concepto de empresario aparece íntimamente unido al concepto de empresa,


concebida ésta como realidad socioeconómica. El empresario personaliza la actuación de la empresa y es la
figura representativa que, según sus motivaciones, persigue objetivos coherentes con los fines a conseguir
por la empresa en un intervalo temporal. En definitiva, el empresario se constituye como el órgano
individual o colectivo encargado de administrar (establecer los objetivos empresariales y la toma de
decisiones oportunas para alcanzarlos).

Las funciones características del empresario pueden ser agrupadas en dos:


 Los que consideran que la función económica del empresario se caracteriza por la asunción del
riesgo y por el prestigio de la empresa.
 Los más estiman que la función principal es la directiva y de control del proceso económico.

Área financiera en las empresas y la economía


El área financiera de la empresa tiene como objetivo la administración de los recursos financieros con el fin
de alcanzar los objetivos de la empresa. La función financiera incluye el estudio de la cantidad y tipo de
recursos financieros que necesita la empresa.

La inversión en la empresa y la selección de inversiones


La inversión es el acto por el cual se renuncia a un consumo presente y cierto a cambio de obtener, de forma
incierta, un mayor consumo en el futuro. El acto de invertir supone un compromiso de recursos de forma
irreversible, que se lleva a cabo con la esperanza de obtener una ganancia futura.
Inversión es un término económico, con varias acepciones relacionadas con el ahorro, la ubicación de
capital, y la postergación del consumo. El término aparece en gestión empresarial, finanzas y en
macroeconomía.

En el contexto empresarial, la inversión es el acto mediante el cual se invierten ciertos bienes con el ánimo
de obtener unos ingresos o rentas a lo largo del tiempo. La inversión se refiere al empleo de un capital en
algún tipo de actividad o negocio, con el objetivo de incrementarlo. Dicho de otra manera, consiste en
renunciar a un consumo actual y cierto, a cambio de obtener unos beneficios futuros y distribuidos en el
tiempo.

Desde una consideración amplia, la inversión es toda materialización de medios financieros en bienes que
van a ser utilizados en un proceso productivo de una empresa o unidad económica, y comprendería la
adquisición tanto de bienes de equipo, como de materias primas, servicios etc. Desde un punto de vista más
estricto, la inversión comprendería sólo los desembolsos de recursos financieros destinados a la adquisición
de instrumentos de producción, que la empresa va a utilizar durante varios periodos económicos.
En el caso particular de inversión financiera, los recursos se colocan en títulos, valores, y demás documentos
financieros, a cargo de otros entes, con el objeto de aumentar los excedentes disponibles por medio de la
percepción de rendimientos, intereses, dividendos, variaciones de mercado, u otros conceptos.
Para el análisis económico de una inversión puede reducirse la misma a las corrientes de pagos e ingresos
que origina, considerado cada uno en el momento preciso en que se produce.

LAMERCADOTECNIA Y LA ECONOMIA
El término mercadotecnia o mercadología (en inglés "marketing") tiene diversas definiciones. Según Philip
Kotler (considerado por algunos padre de la mercadotecnia moderna), es «el proceso social y administrativo
por el que los grupos e individuos satisfacen sus necesidades al crear e intercambiar bienes y servicios».
También se le ha definido como una filosofía de la dirección que sostiene que la clave para alcanzar los
objetivos de la organización reside en identificar las necesidades y deseos del mercado objetivo y adaptarse
para ofrecer las satisfacciones deseadas por el mercado de forma más eficiente que la competencia.

La mercadotecnia es también un proceso que comprende la identificación de necesidades y deseos del


mercado objetivo, la formulación de objetivos orientados al consumidor, la construcción de estrategias que
creen un valor superior, la implantación de relaciones con el consumidor y la retención del valor del
consumidor para alcanzar beneficios.

EL OBJETO DE LA ECONOMÍA

La economía se vale de la psicología y la filosofía para explicar cómo se determinan los objetivos; la historia
registra el cambio de objetivos en el tiempo, la sociología interpreta el comportamiento humano en un
contexto social y la política explica las relaciones que intervienen en los procesos económicos.

En la economía hay diferentes puntos de vista, según el enfoque que se adopte. Sin embargo, destacan dos:
el enfoque objetivo y el enfoque subjetivo; por lo tanto, sobresalen la definición objetiva y la definición
subjetiva, que refieren a dos teorías del valor (objetivo y subjetivo, respectivamente).

Antes de perfilar una definición formal de nuestra disciplina, nos parece oportuno buscar la caracterización
esencial del objeto de la ciencia económica. Delimitar cuál es el objeto de estudio nos parece fundamental,
pues puede ocurrir, como decía Robbins, que todos hablemos de los mismo sin habernos puesto de acuerdo
todavía sobre el objeto de la conversación.
Los economistas clásicos no hablaron de economía, sino de economía política, de la misma manera que los
economistas mercantilistas trataron de aumentar el fondo de capital productivo de la nación, también con el
fin de aumentar la capacidad defensiva de la nación pero, combatiendo las políticas mercantilistas, trataron
de lograrlo con un libre intercambio. La riqueza de las naciones (An Inquiry into the Nature and Causes of the
Wealth of Nations, en el original en inglés) tiene pocos aspectos originales, pero su visión de conjunto ha
influido mucho sobre los economistas posteriores.
Empezaremos con las aportaciones de los “Economistas Clásicos”, quienes centran su interés en la riqueza y
resaltan la importancia del consumo como fina de toda producción. En este sentido, para A. Smith, el
principal objeto de la economía de cualquier país, consiste en aumentar la riqueza y el poderío de sus
dominios. Por tanto, para este economista clásico, el ámbito de estudio de nuestra ciencia sería determinar
las causas explicativas de la riqueza/pobreza de las naciones, clases sociales, grupos o personas (Smith,
1958).

Por su parte, J. Stuart Mill, centra su atención en la distribución, viniendo a definir la economía como la
ciencia que estudia la riqueza y las leyes de su producción y de su distribución (Mill, 1951).
Sin embargo, como comenta el Profesor Castañeda (1968), respecto a la delimitación del objeto por parte de
los Economistas Clásicos, descripciones de este tipo no pueden satisfacernos, pues esto no significa otra cosa
que trasladar la cuestión a la determinación de lo que bajo la palabra “riqueza” deba entenderse. Debemos
buscar la caracterización esencial del objeto de la ciencia económica a través de lo que denominamos
“actividad económica”, que es como actualmente se entiende y que analizamos en los siguientes párrafos.
Para concretar el objeto de la economía, vamos a delimitar los rasgos propios del aspecto económico de la
actividad humana. En este sentido, la primera característica sería la escasez de los medios o recursos
empleados para la satisfacción de unas necesidades humanas que son ilimitadas. Generalmente, el fin que
se persigue es que el individuo satisfaga, al menos, algunas de sus necesidades. A este respecto, los bienes y
servicios obtenidos mediante la actividad que llamamos producción se consideran medios a través de los
cuales se conseguirá el objetivo de la satisfacción de las necesidades de los consumidores.
Una segunda nota sería la necesidad de elección, dado que los recursos o medios disponibles para producir
los bienes utilizados son escasos y las necesidades ilimitadas. Sin escasez de recursos los problemas
económicos no existirían, pero, aún con escasez de recursos, si sólo existiera una opción con respecto a su
utilización, los problemas económicos no serían tales.
La existencia de escasez, al ser ilimitadas las necesidades y limitados los recursos, obliga a elegir. Para
cualquier sociedad existe un límite, una “frontera de posibilidades” económicas, por lo que habrá que
decidir cómo asignar los recursos para producir unos bienes u otros. El término que utilizamos para
expresas los costes desde el punto de vista de las alternativas perdidas es el de “coste de oportunidad”.
Escasez de medios, necesidades ilimitadas, elección de fines y coste de oportunidad constituyen las ideas
básicas que permiten comprender la actividad económica. Resumiremos: “Podemos sentar la conclusión de
que la actividad económica es la que se dirige a la satisfacción de las necesidades humanas empleando
medios escasos con arreglo al principio de máximo aprovechamiento”. En definitiva, será esta actividad
económica el objeto de la economía y, más concretamente, los problemas que plantea la actividad
económica. A este respecto, los profesores Dornbusch, Ficher, y Schmalensee (1989, pág. 3), exponen lo
siguiente: “El problema económico esencial de todas las sociedades es el conflicto entre los deseos casi
ilimitados de los individuos de bienes y servicios y los recursos limitados que puedan utilizarse para
satisfacerlos”.
Para el profesor Lipsey, el objeto de la economía será la resolución de los problemas económicos que
ocasionan el hecho de que los recursos de los países no sean suficientes para la producción de bienes y
servicios que necesitan sus ciudadanos para la satisfacción de necesidades humanas. Estos problemas
económicos se concretan en las siguientes preguntas:
1. “¿Qué bienes hay que producir y en qué cantidades?
2. ¿Con qué métodos de producción se obtiene estos bienes?
3. ¿Cómo se distribuye la oferta de bienes producidos entre los individuos que componen la sociedad?
4. ¿Se utiliza la totalidad de los recursos de un país, o algunos se desaprovechan?
5. ¿Permanece constante el poder adquisitivo del dinero y del ahorro o está siendo erosionado por la
inflación?
6. ¿Crece cada año la capacidad de la economía de producir bienes y servicios o permanece estacionaria? ”

Economía: Definición objetiva marxista

La definición clásica de la corriente objetiva marxista es de Friedrich Engels, quien señala: La economía
política es la ciencia que estudia las leyes que rigen la producción, la distribución, la circulación y el
consumo de los bienes materiales que satisfacen necesidades humanas. Karl Marx a su vez señala que la
economía es la ciencia que estudia las relaciones sociales de producción. También se le llama “la ciencia de
la recta administración”, opuesta a la crematística (el arte de hacerse rico, Tales de Mileto). La corriente
objetiva marxista se basa en el materialismo histórico, se refiere al concepto del valor-trabajo, por lo que el
valor tiene su origen objetivo en la cantidad de trabajo requerido para la obtención de los bienes. Y es
histórico porque concibe el capitalismo como una forma u organización social correspondiente a un
determinado momento histórico. Esta definición ha engendrado una corriente de pensamiento económico
que hoy día se le conoce como la economía política.

En términos del objeto de la economía podemos expresar la siguiente definición: la economía es la ciencia
que estudia «cómo se organiza una sociedad para producir sus medios de existencia que, distribuidos
entre sus miembros y consumidos por ellos, permiten que la sociedad pueda producirlos de nuevo y así
sucesivamente, proveyendo con ello, de una forma constantemente renovada, la base material para el
conjunto de la reproducción de la sociedad en el tiempo».

El objeto de la economía es muy amplio, pues abarca el estudio y análisis de los siguientes hechos:

 La forma en que se fijan los precios de los bienes y de los factores productivos como el trabajo, el
capital y la tierra y cómo se utilizan para asignar los recursos.
 El comportamiento de los mercados financieros y la forma en que se asigna el capital en la sociedad.
 Las consecuencias de la intervención del Estado en la sociedad y su influencia en la eficiencia del
mercado.
 La distribución de la renta y propone los mejores métodos de ayuda a la pobreza sin alterar los
resultados económicos.
 La influencia del gasto público, los impuestos y el déficit presupuestario del Estado en el crecimiento
de los países.
 Como se desarrollan los ciclos económicos, sus causas, las oscilaciones del desempleo y la
producción, así como las medidas necesarias para mejorar el crecimiento económico a corto y a
largo plazo.
 El funcionamiento del comercio internacional y las consecuencias del establecimiento de barreras al
libre comercio.
 El crecimiento de los países en vías de desarrollo.

Definición subjetiva o marginalista

La definición clásica de la orientación subjetiva o marginalista es de Lionel Robbins, quien afirma: La


economía es la ciencia que se encarga del estudio de la satisfacción de las necesidades humanas mediante
bienes que, siendo escasos, tienen usos alternativos entre los cuales hay que optar.

OBJETIVOS DE LA ECONOMIA

Una economía de buen desempeño es aquella que produce convenientemente y en forma reciente bienes y
servicios a la población, y que los asigna de acuerdo con la aportación de cada uno a la producción,
garantizando que todas las personas y grupos sociales logren acceder a los bienes necesarios para una vida
digna y plena.
Por lo tanto, una economía saludable debe presentar un crecimiento en la cantidad y calidad de bienes y
servicios a disposición, lo que implica producción y distribución. Para que la economía sea productiva debe
existir división del trabajo, es decir, mercados; y estos, para funcionar correctamente, requieren una moneda
de valor estable y uso difundido, lo que se denomina estabilidad de precios . Asimismo, debe generar un
nivel de empleo correspondiente a la población; de no ser así, no estaría utilizando sus recursos económica
o racionalmente, además de vulnerar la justicia social. Debe también mantener un equilibrio o balance
adecuado en relación con las otras economías del mundo, es decir, lo que se llama equilibrio del sector
externo . Y finalmente, debe ser sustentable velando por que el uso de los recursos no renovables sea
racional, no sólo en el presente sino con respecto a las futuras generaciones
Estas condiciones que conforman una economía de buen desempeño pueden ser enumeradas en forma de
objetivos de política económica de la siguiente forma:
a. Crecimiento
b. Justicia social
c. Estabilidad del nivel de precios
d. Empleo
e. Equilibrio externo
f. Protección de recurso