Anda di halaman 1dari 7

Universidad de Carabobo

Facultad de Ciencias de la Salud


Escuela de Ciencias Biomédicas y Tecnológicas
Bioquímica General

Prof(a): Liliana Torres Integrantes:

Diaz Mariajosé Fernández


Duben Maria Estefany
Victoria Flores Andres
El Bazzi Nahomy Freites Aaron
Estrella Angel Gaize Bill
Fals Daneska Luna Valentina
Quiñones Isleidy

Noviembre 2017
INTRODUCCIÓN

Los ácidos nucleicos ADN y ARN son polinucleotidos que codifican la


información genética utilizada para construir y mantener a los organismos vivos. El ADN
bicatenario es, en efecto, el plano usado para dirigir los procesos celulares. Las células
convierten las instrucciones operativas del ADN en la secuencia de nucleótidos de las
moléculas de ARN monocatenario. Las moléculas de ARN tienen multiples funciones que
incluyen síntesis de polipéptidos, regulación de la expresión genética y protección contra
los ácido nucleicos introducidos en las infecciones virales.

El ADN es una molécula bicateneria enrollada sobre si misma formando una doble
hélice, propuesta por Watson y Crick. La molécula está formada por desoxirribonucleotidos
las cuales son Adenina, Timina, Guanina y citosina. Las dos cadenas se complementan
entre sí, ya que una ya que la Adenina siempre se une con una Timina y la citosina se une
con la Guanina y estas uniones se hacen por enlaces de puentes de hidrogeno, esto
estabiliza las dos cadenas y propicia la estructura secundaria del ADN o la doble hélice. Las
moléculas de ARN, tienen numerosas funciones en la síntesis de proteínas y en la
regulación de la expresión genética. Por ultimo las proteínas tienen estructuras
tridimensionales flexibles que realizan la mayoría de las tareas que sustentan la vida.

Aunque el ADN contiene la información genética que impulsa los procesos


biológicos, no controla directamente los procesos celulares. La decodificación de la
secuencia de las bases del ADN requiere de maquinaria molecular, constituida en gran
medida por proteínas e impulsada por recursos energéticos celulares. Estas máquinas
doblan, tuercen, despliegan y separan el ADN durante la replicación y la transcripción.

El presente informe proporciona una explicación detallada de las estructuras y


funciones del ARN y ADN así como también una visión generalizada de los mecanismos
que utilizan los seres vivos para sintetizar los ácidos nucleicos, ADN y ARN, que dirigen
los procesos celulares.
REPLICACIÓN DEL ADN

Como se dijo anteriormente el ADN es el libro de instrucciones para poder


llevar a cabo la síntesis proteica y poder fabricar la miles de moléculas que
conforman a los seres vivos.

La replicación del ADN es importante para mantener la identidad hereditaria


en las células hijas. Se trata de un mecanismo semiconservativo, con cada cadena
parental actuando como molde para la síntesis de una nueva cadena complementaria.
En primer lugar el ADN se desenrolla y se rompen los puentes de hidrógeno entre las
dos cadenas con ayuda de la enzima helicasa y las proteínas enlazantes a cadena
sencilla (SSBs) evitan que estas se vuelvan a unir, esto crea una burbuja de
replicación, dichas burbujas de replicación se forman en múltiples lugares a lo largo
de la molécula de ADN, aumentando considerablemente la velocidad de replicación.

Una vez que las cadenas se desenrollan y separan con ayuda de la enzima
ADN polimerasa se comienza a construir una nueva cadena en dirección 5’  3’. La
hebra conductora es la nueva cadena que crece de modo continuo hacia la horquilla
de replicación. Sin embargo la ADN polimerasa no puede iniciar una nueva cadena,
solo puede prolongar una cadena preexistente.

La enzima ARN primasa


coloca los primeros nucleótidos de la
nueva cadena, el segmento resultante
de ARN cebador proporciona un

extremo 3’ libre al cual enlazarse.

La ADN Polimeraza III puede ir


ahora colocando los nucleótidos
complementarios a medida que se
desplaza a lo largo de la cadena
Molde, el cual la lee en dirección 3’  5’, mientras se construye la nueva cadena en
dirección opuesta. El nucleótido siempre se va a anexar en el extremo 3´,
estableciéndose un enlace fosfodiester entre el fosfato unido al carbono 5 y el grupo
OH- del carbono 3, además de la formación de puentes de hidrogeno entre los
nucleotidos.

La hélice continúa desenrollándose


y abriéndose, permitiendo a la hebra
conductora crecer de modo continuo en la
dirección de la horquilla de replicación.
Seguidamente, un tipo diferente de ADN Polimerasa reemplaza el cebador de ARN
por ADN.

La ADN Polimerasa III trae el siguiente nucleotido trifosfato y se une a la


cadena por enlaces fosfodiester. Dicho enlace cuando se anexa pierde 2 grupos
fosfatos por acción de la polimerasa y se produce una liberación de energía (reacción
exodérmica) y le permite el establecimiento del enlace Fosfodiester entre el carbono
3 del nucleótido y el carbono 5 del nucleótido nuevo, es decir, la energía se usa para
polimerizar la nueva cadena de ADN.

La polimerización es el proceso mediante el cual se forman las nuevas


cadenas.

La hebra rezagada es la cadena que


crece en dirección opuesta a la horquilla
de replicación. En primer lugar, la ARN
primasa añade un fragmento de un ARN
cebador o Primer (oligonucleótido de 10 nucleótidos aproximadamente de ARN
sintetizado por una ARN polimerasa), entones la ADN polimerasa comienza a
sintetizar una nueva cadena de ADN.
Antes de que pueda continuar la síntesis de la hebra rezagada, la hélice debe
continuar desenrollándose así, esta se sintetiza de manera discontinua. Entonces, una
vez más, la ARN primasa comienza la nueva cadena.

La rezagada es la que más va a


necesitar primer. Y es ahí donde se
sintetizan los fragmentos de okazaki, los
cuales son segmentos de ADN, entre
segmentos de ARN, es decir, fragmentos discontinuos que se forman entre un Primer
y otro.

Al igual que en la hebra conductora,


una ADN polimerasa I cambia el Primer de
ARN por ADN.

Seguidamente, una enzima conocida


como ligasa, sella la unión de los fragmentos
del ADN.

Este proceso continúa a lo largo de la cadena


en ambas direcciones hasta que la molecula
completa de ADN haya sido replicada.

Hay múltiples burbujas de replicación a lo largo de


la cadena de ADN, estas continúan creciendo hasta
que llegan a unirse y tener dos cadenas idénticas.
La nueva cadena es una copia exacta de la otra cadena parental.
CONCLUSIÓN

La molécula de ADN tiene información genética única, esa secuencia de


bases nitrogenadas, es suficiente para almacenar un código que va a permitir hacer
una secuencia de aminoácidos y proteínas, los cuales siempre tendrán la misma
estructura tridimensional.

La reacción en cadena de la polimerasa (PCR) es una técnica de laboratorio


que permite amplificar pequeños fragmentos de ADN in vitro.

La PCR depende de una ADN polimerasa termoestable, la Taq polimerasa, y


requiere de cebadores de ADN diseñados específicamente para la región de ADN de
interés. La reacción se somete repetidamente a un ciclo de:

Desnaturalización (96°C): Alteración de los puentes de hidrógeno entre bases


complementarias de las hebras de ADN, generando ADN de simple cadena.

Templado o Hibridación (55 - 65°C): Se forman puentes de hidrógeno ADN-ADN


estables. La polimerasa se une al híbrido cebador- molde y comienza la síntesis de
ADN.

Extensión (72°C): la temperatura de la reacción se eleva para que la Taq polimerasa


extienda los cebadores y sintetice así nuevas cadenas de ADN mediante la adición de
dNTPs en sentido 5`  3´.

Los ingredientes clave para una reacción de PCR son Taq polimerasa,
cebadores, ADN molde y nucleótidos (los bloques básicos del ADN). Los ingredientes
se colocan en un tubo, junto con los cofactores que necesite la enzima, y se someten
a ciclos repetidos que permiten la síntesis del ADN.

Gracias a esta técnica se han podido realizar estudios genéticos en cualquier


campo de la ciencia. Por ejemplo, se utiliza diariamente para la identificación de
cadáveres o en el estudio de escenas del crimen para buscar rastros del culpable.
También se emplea en la biología, para identificar cadenas genéticas de plantas,
animales o, sobre todo, microorganismos. En la medicina se reúne la experiencia de
todos esos campos y se usa principalmente para identificar gérmenes agresores que
se encuentran en nuestro organismo.