Anda di halaman 1dari 19

arábola del espíritu inmundo que vuelve

Texto: Mateo 12:43-45 // Lucas 11:24-26

I.- INTRODUCCIÓN

Al igual que las dos anteriores, esta parábola también aparece en los evangelios de Mateo y
Lucas, pero por ser prácticamente iguales los relatos, me quedaré en el relato de Mateo. Con la
guía del Espíritu Santo hablaré de individuos que conviven con nosotros y entre nosotros, que sus
vidas lucen bellas y encantadoras, que cantan y oran, pueden predicar el evangelio, pero que
Dios tiene una opinión no buena de ellos.

Este relato fue motivado por la expulsión de demonios que Jesús había realizado anteriormente y
que dio motivo a la discusión con los fariseos (vv. 22–42).

A diferencia de las dos parábolas anteriores, las de hoy no las presentaré como paráfrasis, sino de
forma explicativa del texto aunque al final haga una aplicación de sus enseñanzas.

II.- DESARROLLO

1.- Lo primero que debemos ver, en el versículo 43, es que Jesús da por sentado que existe la
posesión demoníaca. A los bautistas no nos gusta hablar mucho de este tema, pero es una
realidad en el mundo espiritual y no podemos obviarla.

La expresión espíritu inmundo hace referencia a un ángel caído, seguidor de Satanás. Es un ángel
moralmente sucio, lujurioso y maligno (Hechos 5:16; 8:7) y esas mismas características desarrolla
la persona a la que viene a morar tal ser y a veces dar la impresión de locura.

Estos seres pueden morar en el cuerpo humano porque su misma naturaleza de espíritus es
incorpórea y, por lo tanto, no están limitados por las leyes de la física. En un solo cuerpo pueden
habitar miles de demonios (Marcos 5:9) Una legión era, en los tiempos de nuestro Señor, un
ejército completo de infantería y caballería, de hasta 5 o 6 mil hombres.

2.- Lo segundo que aprendemos es que los demonios pueden salir de una persona, en especial ser
echados fuera con el poder de Dios, tal como el Señor mismo hizo con el endemoniado gadareno y
en este mismo capítulo versículo 22.

Pero el demonio o espíritu maligno no es destruido, él va haciendo un recorrido de lugar en lugar,


visitando diferentes lugares secos.

Los demonios que son echados fuera de una persona comienzan a buscar reposo. Pero la idea en
el original es que se preocupan por encontrar un lugar de refrigerio. Ellos comienzan a demandar
un lugar en donde ya cese su búsqueda y su vagar, buscan un lugar de recreo. ¿Cuál lugar será
ese?

3.- El versículo 43 termina diciendo que el espíritu inmundo no halla el reposo y descanso que
desea. ¿En qué piensa de inmediato según el versículo 44?

Se dice a sí mismo que debe volver a su casa, a su morada, a su templo de donde había salido.
Entonces me parece que los demonios sólo encuentran reposo, refrigerio y recreo en el cuerpo de
un ser humano, su alimento está en el cuerpo y el alma humanos; fuera de ahí todo es árido y
seco, sin alimento para ellos. ¿De qué se alimentan dentro del ser humano? ¿Cuál será su bebida y
comida? ¡Medítelo!

Sigue diciendo el versículo 44 de cuando llega a la casa, al cuerpo humano que antes había
abandonado por la razón que fue. ¿Sabe el demonio dónde vive la persona de la cual salió? ¡Claro
que sí! Ellos están conscientes y al tanto de toda la realidad de ese ser humano en el cual viven.
Ven lo que él ve, oyen lo que él oye, escucha lo que la persona habla, sabe a todos los lugares a
donde va, conoce todos sus hábitos, pero no saben lo que piensa. No son omniscientes.

Dice además el versículo que el espíritu inmundo encuentra la casa desocupada, en descanso
temporal, vacante y dispuesta a ser habitada otra vez. Encuentra la casa además barrida y
cepillada; pero también la encuentra decorada, arreglada y ataviada. La idea total es que la casa
está libre, ociosa, limpia y ornamentada hasta con lámparas. ¡Esta es la casa soñada por todo
demonio!

Es decir, el demonio que había estado atormentando, ha sido expulsado y la persona estaba
disfrutando temporalmente de una vida normal.

4.- Lo más penoso y en donde quiere Dios que usted medite y saque la lección mayor está en el
versículo 45. Ahí está en mayor engaño en que ha caído mucha gente y en el cual Satanás desea
que mucha gente siga, quizás usted es uno de esos engañados.

Cuando el espíritu inmundo ve su casa arreglada y vacía, va y se asocia y trae consigo a siete
espíritus más malos que él, entran en la casa (persona) y residen de manera permanente en la tal
persona. Como consecuencia de ello, el estado final de tal hombre viene a ser más malo y
agravado que el primero.

Al finalizar la parábola, Cristo dice que a esta dañina, degenerada, calamitosa, enferma,
culpable, viciosa, delincuente, diabólica, pecadora, perversa, criminal y maligna generación le
sucederá igual que al tal hombre de la parábola.

La generación perversa corresponde al hombre de esta analogía. A diferencia del endemoniado,


ciego y mudo que Jesús había sanado (vers. 22), el hombre, que hipotéticamente se describe
aquí, termina en condiciones peores que antes de que el demonio fuera expulsado. De igual
manera, el privilegio de aprender directamente de Jesús, debió haber sido una magnífica
oportunidad para los judíos que le vieron y le oyeron para que hubieran obtenido la salvación.
Pero los que le rechazaron, están sujetos a una mayor condenación porque le conocieron y
escucharon su mensaje y no le aceptaron como el Mesías de Dios.

PREGUNTAS NECESARIAS

1.- ¿Quiénes tienen la casa barrida y adornada? En Mateo 12, Cristo reprende a aquellos quienes
solamente lo seguían para ser testigos de los grandes milagros y maravillas:

En vez de responder a los milagros y maravillas espectaculares, Cristo se dirige a su necesidad de


salvación. Muchas personas parecen tener sus vidas en orden. Son moralmente correctos, pero en
realidad, no han confiado en Cristo como Señor y Salvador. Sus almas son “desocupadas” – eso es,
el Espíritu Santo no vive en ellos. Entonces ellos están abiertos a la invasión demoníaca. Eso no
puede ser cierto de aquellos quienes sus cuerpos son templos del Espíritu Santo (2 Corintios
6:16).

2.- ¿Son cristianos aquellos de quiénes salió el espíritu inmundo y luego vuelve?
La enseñanza colectiva de la Escritura es que los demonios nunca pueden habitar en un verdadero
creyente.

Una implicación clara de 2 Corintios 6:15,16, por ejemplo, es que la habitación del Espíritu Santo
nunca puede cohabitar con demonios:

a) La salvación trae verdadera libertad y protección contra Satanás (Colosenses 1:13).

b) Pablo dice que nosotros somos verdaderos conquistadores a través de Cristo, de manera
abrumadora (Romanos 8:37). Dios nos da la victoria (1 Corintios 15:57).

c) Dios siempre nos dirige al triunfo (2 Corintios 2:14).

d) Hemos vencido al malo (1 Juan 2:13).

e) El habitar del Espíritu Santo es más grande que Satanás (1 Juan 4:4).

f) Donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad (2 Corintios 3:17).

¿Cómo es que alguien puede afirmar esas verdades gloriosas, y creer que los demonios pueden
habitar en los creyentes genuinos?

De acuerdo a 1 Pedro 1:5, cuando Cristo reina en la vida de una persona, esa persona es cuidada
por el poder de Dios. Como resultado, “el maligno no le toca” (1 Juan 5:18). Cuando el Espíritu
Santo vive en una persona, ningún demonio puede tener estadía allí como ocupante. La morada
por los demonios es solamente evidencia de falta de una salvación genuina.

3.- ¿Qué nos muestra Dios en estos versículos? El que se saque un demonio de una persona no la
hace cristiana, lo hace libre de ese demonio nada más. Una persona es cristiana cuando cree en
Cristo Jesús como su Señor y Salvador. Una persona es cristiana cuando, al momento de creer, el
Espíritu Santo viene a morar en ella. Una persona es cristiana cuando se arrepiente y convierte
(Hechos 3:19).

III.- CONCLUSIÓN

-Repaso y resumen.

IV.- APLICACIÓN

¿En tu vida hay alguna opresión demoníaca?

¿En algún momento has sido habitación de un espíritu inmundo?

¿Eres un simple moralista religioso?

¿Tú casa espiritual está bella pero vacía del Espíritu Santo?

¿Te has arrepentido y convertido?

¿Es Cristo tu Señor y Salvador? Si no es así, debes arrepentirte y convertirte o tu vida está en
serio peligro.
José Amado Silvestre Marte

03 de Marzo de 2013

ondré un ejemplo: un alcohólico moderado, que acepta a Cristo en su corazón


comienza a ir a la iglesia y está con el primer amor, pero una persona de la iglesia le
hiere su corazón y este hombre muy triste comienza a pensar y a escuchar al espíritu
inmundo que siempre lo esta rondando, este le dice cosas como: no sigas yendo a esa
iglesia, allá no te quieren, etc. Si este nuevo hermano no asiste mas a la iglesia, el
demonio lo llenara de muchas dudas y rechazo por todo lo de Dios y volverá a ser un
alcohólico, pero esta vez será crónico, por eso el que viene a Cristo, nunca se aleje de
El, pues el enemigo esta al acecho.

El espíritu inmundo que vuelve.

Lucas 11. 24-26. Mateo 12.43-45.

Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo, y no lo
halla.

Entonces dice: Volveré a mi casa de donde salí; y cuando llega, la halla desocupada, barrida y
adornada.

Entonces va, y toma consigo otros siete espíritus peores que él, y entrados, moran allí; y el postrer
estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero.

Conozcamos ahora un poco este tema espiritual tan importante y cuáles son esos espíritus peores:

1. Desorden sexual

2. Anticristo

3. Engaño y mentira

4. Enfermedad

5. Vicios

6. Pobreza

7. Temor

Versículos de meditación:
• He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y
nada os dañara. Lucas 10.19

• Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos.
Apocalipsis 12:11

• El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto
apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. 1 Juan 3.8

• Yo soy la puerta; el que por mi entrare, será salvo; y entrara y saldrá, y hallara pastos. El ladrón
no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la
tengan en abundancia. Juan 10:9-10

• ¿Quién nos separara del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o
desnudez, o peligro, o espada? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo;
somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que
vencedores por medio de aquel que nos amo. • Y esta señal seguirá a los que creen: En mi
nombre echaran fuera demonios; hablaran nuevas lenguas; tomaran en la mano serpientes, y si
bebiere cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanaran.
Marcos 16:17-18

Es importante saber que ningún demonio tiene potestad sobre nosotros, todos estos espíritus
diabólicos son unos mentirosos, y todos están derrotados por Jesucristo y también son derrotados
por quien pone fe en Dios y en su bendita palabra.

Hablemos un poco del Espíritu del Vicio:

Los seres humanos saben del daño que hace el cigarro, el alcohol, la marihuana, la cocaína, todos
los ácidos, pastillas y estupefacientes; y a pesar de todo esto no les importa destruir su cuerpo
aunque saben que se están autodestruyendo poco a poco.

El problema es que existe una fuerza superior ( maligna) que controla los sentidos y apetitos de los
seres humanos que le crean ansiedad y desesperación por el vicio y solo el poder de Dios en el ser
humano puede liberarlo de esas fuerzas de opresión y de todo lo que sea vicio.

Usted nunca puede pensar que no se puede, necesita saber que todo espíritu de vicio es
derogable por el poder del nombre de Jesucristo, nunca acepte el vicio como algo normal,
repréndalo y domínelo en el nombre de Jesucristo.

El Espíritu de Anticristo:
Es aquel que te engaña diciéndote o haciéndote creer que todo lo que viene de Dios, de Jesucristo
o de la biblia es mentira, así ya no escucharas a nadie que te hable sobre estos temas, hasta te
irritaras si te hablan de estos temas, es un espíritu maligno que le habla a tu mente en primera,
segunda o tercera persona, con la intención de engañarte y que te alejes de la luz y de la verdad
que te liberara.

La intención de este espíritu maligno es que no recibas a Jesucristo en tu corazón.

Y sobre los Espíritus de desorden sexual:

Es necesario que nosotros renunciemos a todo espíritu de desorden sexual, porque este espíritu
no solo trae dolor y sufrimiento a la parte sentimental, sino que roba la dignidad y la decencia, y
quita la paz interior.

Hay que saber que este espíritu trabaja en combinación con la pobreza y la enfermedad.

Las personas que practican desordenes sexuales o algún tipo de depravación sexual o que de
alguna manera son atormentadas por algún espíritu de este tipo, es necesario que renuncien a
este espíritu en el nombre de Jesucristo, y así podrán disfrutar del sexo sanamente y ser feliz.

Recuerda que a través del nombre de Jesucristo somos libres de toda opresión maligna.

Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos.
Apocalipsis 12:11

Esta oración te puede ayudar, repítela con fe y acompañada del padre nuestro:

En el nombre de nuestro Señor Jesucristo declaro que hoy renuncio a los espíritus de vicio,
renuncio a los espíritus de desorden sexual, espíritus de pobreza, de enfermedad, de mentira, de
temor y espíritu de anticristo, los echo fuera de mi y declaro que el enemigo no tiene ninguna
potestad sobre mí, Y soy libre por la sangre que el Cordero de gloria derramo en la cruz. Amen

Ahora es tu tarea estar firme, si ya te has liberado de algún espíritu maligno que te molestaba.

Bendiciones

SIETE PEORES QUE ÉL

Cuando el espíritu inmundo sale del hombre anda por


lugares áridos, desiertos, sin agua, buscando dónde morar

para hallar reposo; y no lo encuentra.

Entonces dice "volveré a MI CASA, de donde salí"; y cuando

llega, la halla DESOCUPADA, barrida y puesta en orden,

lista para ser habitada.

A veces se dice que al demonio le gusta la suciedad; en

realidad, lo que le gusta es disfrutar de todo lo que hay;

pero, antes que limpiar y ordenar, prefiere la suciedad.

Téngase en cuenta que tal corazón NUNCA dejó de ser

posesión de ese espíritu inmundo.

Entonces va a buscar a otros siete espíritus más malvados

que él; y entrando, residen allí.

Y el posterior estado de aquel hombre resulta ser peor que

el primero. (Ver Mateo 12.43-45 y Lucas 11.24-26)

Nadie que haya escuchado el Mensaje del Evangelio se

marcha igual que como vino; así haya rendido su vida a

Cristo o no.

En el caso de no haberse entregado a Jesucristo, su

rechazo EMPEORA la condición anterior.


"Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las

contaminaciones del mundo, por el CONOCIMIENTO del

Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas

son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el

primero".

"Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino

de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse

atrás del santo mandamiento que les fue dado". 2

"Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: el

PERRO vuelve a su vómito; y la PUERCA lavada, a

revolcarse en el cieno" (2º Pedro 2.20-22)

Así que, una persona al asistir a los cultos y escuchar el

Evangelio puede cambiar su conducta, como un vicioso deja

la bebida al ser asistido por Alcohólicos Anónimos.

Pero esto no significa que haya rendido su vida a Jesucristo

y que el Señor haya venido a morar en su corazón.

Es una persona no regenerada, con la naturaleza del perro

o de la puerca; no es una oveja del Buen Pastor.

Por esta razón el espíritu inmundo, que quizá salió porque


alguien reprendió al demonio de esa vida vuelve, porque el

corazón está VACÍO sin el Señor Jesucristo. Y ahora regresa

con más compañía.

El corazón de la persona que escucha el Mensaje y que

tiene algún cambio, pero en su interior ha rechazado el

llamado al arrepentimiento y a la rendición al Señorío de

Cristo, se endurece aun más; y su condición posterior llega

a ser peor que antes (como aquellos que hacen un régimen

para adelgazar y bajan de peso inicialmente; pero

posteriormente engordan aun más que antes del

tratamiento).

Hago esta extensa aclaración, para explicar que las

Maldiciones no le llegan a aquel que ha tenido la

experiencia del Nuevo Nacimiento.

Lamentablemente, las iglesias están llenas de 'convencidos'

y pocos 'convertidos', lavados por la Sangre preciosa de

Cristo derramada en la Cruz y regenerados por la

Operación del Espíritu Santo.

Marcos Andrés Nehod

CURSO SOBRE EL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO Mt 12, 43-45;


CLASE 62 A.M.S.E.

Estrategia de Satanás

En este pasaje Jesús hace una revelación que se debe tener siempre muy presente en la lucha
contra

Satanás.

R E V I S I Ó N D E S G L O S A D A D E Mt 12, 43-45;

12, 43 CUANDO EL ESPÍRITU INMUNDO SALE DEL HOMBRE,

Se refiere a cuando el hombre es liberado del poder del demonio; no sólo se refiere al hombre que
ha

padecido una posesión demoníaca, sino también al que ha estado sumido en el pecado.

ANDA VAGANDO POR LUGARES ÁRIDOS EN BUSCA DE REPOSO, PERO NO LO

ENCUENTRA.

"Los antiguos consideraban los lugares desiertos como poblados de demonios. (Ver Is 34,10-15);
sin

embargo, éstos prefieren vivir en los hombres (ver Mt 8, 29)..." (BdJ, p. 1406)

12, 44 ENTONCES DICE: 'ME VOLVERÉ A MI CASA, DE DONDE SALÍ.


Nadie puede sentirse a salvo de haber superado la acechanza del demonio. Aún los hombres y
mujeres

más santos han tenido que luchar contra él toda su vida.

REFLEXIONA:

Algo que hay que tomar muy en cuenta en la lucha contra el pecado es que el deseo de volver a
caer en

una tentación que se creía -o se quería tener-superada, no viene nada más de la propia
concupiscencia,

sino es obra de Satanás, que desea volver al sitio de donde salió.

¡Qué tremendo que considere que el corazón de alguno es su casa!

Y AL LLEGAR LA ENCUENTRA DESOCUPADA, BARRIDA Y EN ORDEN.

desocupada

Es decir vacía. Ello quizá pueda entenderse como referido a dos situaciones:

Por una parte, a que está vacía de la presencia de Dios; es decir, la persona no ha invitado al Señor
a

entrar a su vida; se ha limitado a tratar de superar un mal que lo dominaba.

Por otra parte, a que está vacía de aquello que podía haber servido para obstaculizar o desanimar
el

regreso de Satanás, por ejemplo, la gracia de la Reconciliación; la fortaleza de la Eucaristía; la luz


de la

Palabra; la fuerza de la oración, etc.

barrida

Esto quizá pueda interpretarse como que se ha procurado una limpieza 'exterior', sólo del polvo

acumulado por fuera, y con eso se ha sentido satisfecho. Hay un cambio, pero es aparente.
en orden

Esto quizá alude a la situación interior de escribas y fariseos. Se consideran 'en orden', creen que
están

muy bien, que tienen sus prioridades muy bien acomodadas, que cumplen de maravilla, que
tienen todo

donde debe estar, pero no es así. Su orden es sólo exterior, como el de esos muebles en los que
hay unos

cajones nítidamente colocados pero que contienen un revoltijo de cosas que ya no sirven. CURSO
SOBRE EL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO Mt 12, 43-45;

CLASE 62

REFLEXIONA:

Se nos plantea una situación en muy común: la de tratar de salir del mal contando con las propias

fuerzas, prescindiendo de la ayuda de Aquel que es el único que puede realmente liberarnos.
Quedamos

vulnerables, más expuestos que antes.

"Cuando en los Sacramentos se da la remisión de los pecados, se limpia la casa; pero es necesario
que

habite el Espíritu Santo, el cual no habita sino en los humildes de corazón." (San Agustín, BcPI, p,.
343).

12, 45 ENTONCES VA Y TOMA CONSIGO OTROS SIETE ESPÍRITUS PEORES QUE ÉL;
siete

El número en la Biblia representa totalidad. Es decir, se hace referencia a todo el mal posible.

Recordemos que en el Evangelio se menciona que de María Magdalena salieron siete demonios.
(ver Lc

8,2).

"Los siete espíritus buenos son el espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de

fortaleza, espíritu de entendimiento, espíritu de la verdadera piedad y de temor de Dios.

En orden de batalla contra éstos están los siete espíritus malos: el espíritu de la estupidez y del
error; el

espíritu de la temeridad y de la cobardía; el espíritu de la ignorancia y de la impiedad, y el espíritu


del

orgullo, en oposición al temor de Dios...Estos son los malhechores.

¿Cuáles son los siete peores aún? Los encontramos en la hipocresía; uno malo es el espíritu de
estulticia,

pero otro peor es la simulación de la verdad; uno malo es el espíritu de temeridad, otro peor es la

simulación de consejo; uno malo es el espíritu de cobardía, otra peor es la simulación de fortaleza;
mal

espíritu es el espíritu de ignorancia, pero otro peor es la simulación de ciencia; espíritu malo es el

espíritu de impiedad, otro peor es la simulación de la piedad; espíritu malo es el espíritu de

engreimiento, otro peor es la simulación del temor de Dios. Si no se toleraban siete, ¿cómo se
tolerarán

catorce? Se comprende que al añadirse a la malicia la simulación de la verdad, las consecuencias


son

para el hombre peores que las antecedentes... " (San Agustín, BcPI, p. 342).

ENTRAN Y SE INSTALAN ALLÍ, Y EL FINAL DE AQUEL HOMBRE VIENE A SER PEOR QUE

EL PRINCIPIO.
Decía San Pedro: "El diablo, como león rugiente, ronda buscando a quien devorar. Resistidles
firmes en

la fe" (2Pe 5, 8-9). Quien no resiste al demonio con las armas de la fe, queda irremediablemente

vencido.

"¿Qué sucede, por ejemplo, cuando alguien que en un tiempo creyó ahora no cree? Los demonios

pueden volver a instalar allí su morada, más firmemente" (Cirilo de Alejandría, BcPI, p. 342)

REFLEXIONA:

Se plantea aquí una situación que suele suceder con demasiada frecuencia a quien pretende
alejarse del

mal y sus tentaciones por sí mismo, sin acercarse a Dios ni solicitar Su gracia y Su ayuda. Tarde o

temprano, y más bien temprano, termina por caer de nuevo y en algo peor que aquello de lo que
creía

haberse liberado. Y como ya ha vivido la experiencia de una supuesta liberación que al final resultó

fallida, es muy probable que esta vez ya no quiera ni siquiera intentar liberarse. Su situación es,
como

dijo Jesús, mucho peor que antes.

Por ejemplo, un señor casado termina con su amante. Pero si no se confiesa, si no se acerca a la

Eucaristía, si no hace oración, si no pide ayuda de Dios no logrará superar su situación y es


probable que

regrese con su amante o se consiga otra, y en ese caso es mucho más difícil que vuelva a salir de
esa

situación. CURSO SOBRE EL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO Mt 12, 43-45;

CLASE 62
3

ASÍ LE SUCEDERÁ TAMBIÉN A ESTA GENERACIÓN MALVADA.

Jesús les advierte a los que si no se convierten, si no abren el corazón a la luz que Él ha venido a

traerles, quedarán en una oscuridad peor que la que han tenido hasta ahora.

"El espíritu inmundo salió de los judíos cuando recibieron la Ley y anduvo por los desiertos de los

gentiles; pero después que ellos creyeron en el Señor, ya no encontró lugar entre los gentiles y
decidió

volver a los judíos. Y halló su casa vacía. En efecto, el templo estaba vacío. No tenía a Cristo como

huésped. El diablo regresa a su primera morada llevando consigo otros siete demonios y el último
estado

del pueblo se torna peor que el primero. Están poseídos por un número mayor de demonios los
que

blasfeman a Cristo Jesús en las sinagogas que los que estaban poseídos en Egipto, antes de
conocer la

Ley; es diferente no creer en el que ha de venir, que no haberlo recibido cuando vino..." (San
Jerónimo,

p. 133)

REFLEXIONA:

"San Juan Crisóstomo afirma: 'Semejantes palabras no fueron dichas sólo para los judíos, sino
también

para nosotros, que después de haber sido liberados de los males antiguos e iluminados por Dios,

volvemos de nuevo a la misma maldad; como consecuencia, el castigo de los pecados cometidos

después de haber sido iluminados será más severo'..." (Galizzi, p. 250)

REFLEXIONA:
"Jesús arroja a los demonios y demuestra que ésta es la señal de la llegada del Reino de Dios
victorioso

sobre las fuerzas del mal. Sin embargo, el tiempo de Satanás continúa. Una vez arrojado, vuele. La
lucha

no termina todavía, incluso parece intensificarse. Por eso el discípulo no debe pensar nunca que
está a

salvo e inmune de la tentación del pecado." (Maggioni, pp. 132-133).

REFLEXIONA:

"Cuando uno ha sido librado de los males y no aprende sensatez, sufrirá cosas mucho peores...

El hombre debería ser juicioso, al menos por dos razones: por haber sufrido antes ya, y por haber
sido

librado. Es más, incluso se añade un tercer motivo: la amenaza de sufrir cosas peores..." (Cirilo de

Alejandría, BcPI, p. 344)

REFLEXIONA:

¿Qué es lo que más te ha llamado la atención del pasaje revisado hoy? ¿Por qué?

¿Cómo lo relacionas con tu propia experiencia?

¿Qué respuesta crees que pide de ti? ¿Qué

Desenmascarar la actividad demoníaca


Escrito por Ron Phillips
Una de las
mayores estrategias de Satanás es lograr que los creyentes crean que son inmunes a la influencia
demoníaca. Un creyente lleno del Espíritu Santo que camina en obediencia a Cristo está absolutamente
protegido del enemigo. Sin embargo, aunque el espíritu de un cristiano desobediente está protegido del
enemigo, la mente y el cuerpo de ese creyente infiel pueden estar sujetos a ataques.

Un cristiano puede “dar lugar al diablo” (Ef 4:27). Cuando un cristiano vive con pecado habitual no confesado,
el enemigo se mueve hacia ese lugar de la vida del creyente. Él construye un patrón de pensamiento en torno
a ese pecado o actitud. Segunda de Corintios 10:4-5 describe como “fortaleza” a esa casa de los
pensamientos. Los demonios pueden establecer su residencia en esa fortaleza de la vida del creyente.

Estos demonios no poseen a los cristianos más de lo que una cucaracha puede poseer una casa. Las
cucarachas son sucias, pueden causar desorden y problemas, pero no pueden poseer la casa. De la misma
manera, los demonios pueden hostigar, oprimir, deprimir y reprimir al creyente. No pueden destruir a los
cristianos, pero pueden distraerlos.

Recuerde que el reino de Satanás está en conflicto con el Reino de Dios. Aunque derrotado, Satanás todavía
tiene una influencia controladora en este mundo. En Mateo 4:8-9 Satanás le ofrece a Jesús el mundo, su
poder y su gloria. Demos una mirada a la tentación: “Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le
mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me
adorares” (Mateo 4:8-9). Satanás tiene innumerables fuerzas demoníacas a su disposición: El mundo entero
está bajo el maligno (1 Jn 5:19).

En Lucas, Jesús habló de cómo operan estas entidades demoníacas en un extraño pasaje: “Cuando el
espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo; y no hallándolo, dice: Volveré a
mi casa de donde salí. Y cuando llega, la halla barrida y adornada. Entonces va, y toma otros siete espíritus
peores que él; y entrados, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero” (Lc
11:24-26). Creo que esta es la descripción más clara del pensamiento y el proceso demoníaco de toda la
Escritura. Examine cuidadosamente estos versículos y notará los siguientes hechos alarmantes en cuanto a la
actividad demoníaca.

Primero, los demonios pueden existir tanto dentro como fuera de los seres humanos. Es obvio que pueden
atravesar la atmósfera de nuestro planeta.

Segundo, los demonios viajan a voluntad. El versículo dice que “anda por lugares secos, buscando reposo” (v.
24). Parecen preferir viajar por tierra en vez de por agua. En Marcos 5 Jesús envió los demonios hacia un
hato de cerdos y los mandó al Mar de Galilea. Los demonios pueden moverse a través de la atmósfera de
este planeta.
Tercero, los demonios necesitan un huésped humano para descansar. “Anda por lugares secos, buscando
reposo”. Parece que los demonios están fatigados hasta que encuentran un humano al cual incorporarse.

Cuarto, los demonios pueden comunicarse usando el aparato vocal de su huésped. Lucas 11:24 deja en claro
que los demonios pueden hablar. En Marcos 5:7 le hablan a Jesús por medio del huésped humano, diciendo:
“No me atormentes”.

Quinto, los demonios tienen personalidades e identidades individuales. Observe en Lucas 11:24 cuando el
demonio dice: “[Yo] volveré”. Los demonios no son fuerzas impersonales, sino que, como los ángeles, tienen
nombres y personalidades.

Sexto, ¡los demonios consideran que el cuerpo en el que viven es su casa! En Lucas 11:24 el demonio dice
respecto de su anterior huésped humano: “Volveré a mi casa de donde salí”. Los demonios son posesivos y
buscan tomar posesión de la vida humana a la que invaden. Piense en esto: un demonio jactándose con sus
seguidores de que el cuerpo de usted es su casa. Por esa razón Pablo nos advierte en Efesios 4:27: “ni deis
lugar al diablo”. Si usted le da un punto de apoyo al enemigo, él pondrá un buzón y declarará que su cuerpo
es su domicilio.

En la película El inquilino (Pacific Heights) —también llamada De repente, un extraño, en otros países—, una
joven pareja compra una gran casa y la remodela. A fin de poder pagar la hipoteca, alquilan parte de ella a un
hombre. Éste se rehúsa a pagar la renta, hostiga a la pareja, los demanda y hace de sus vidas un auténtico
infierno. La casa fue poseída por un loco que dominó sus vidas.

Esa historia ilustra gráficamente la estrategia de los demonios. Un demonio vendrá a vivir tranquilamente a
esa área de su vida que usted se rehúsa a rendir a Jesús. Desde esa fortaleza, él intentará dominar y arruinar
su vida.

Séptimo, los demonios pueden plantar pensamientos y afectar la salud mental. En Lucas 11:25 encontramos
una referencia a la mente humana: “Y cuando llega, la halla barrida y adornada”.

El demonio regresa a la persona que ha sido liberada. Encuentra la mente limpia y en orden. Sin embargo,
esa persona no tiene llenura espiritual. El Espíritu Santo no está presente en su vida, o está en el espíritu de
la persona y no llena su mente ni controla su cuerpo. Esta persona recae en el mismo pecado. Tal vez el
enojo era la fortaleza de la cual fue liberado, y en vez de crecer en el Señor, llenando su mente con la
Escritura y viviendo en alabanza, este individuo cae en el mismo patrón que antes. El demonio puede ver la
vacuidad en ese individuo y atacar la mente que carece del Espíritu Santo.

Octavo, los demonios pueden recordar, pensar y planear. Observe en todos estos versículos las estrategias
empleadas por estas entidades. No son tontos y no deben ser tratados a la ligera.

Noveno, los demonios pueden comunicarse unos con otros. En Lucas 11:26 ese demonio se comunica con
otros siete. Cuando uno da lugar a una entidad demoníaca, esa entidad a menudo traerá demonios
compatibles. La Biblia habla del “espíritu de cobardía” o “de temor” (2 Ti1:7). Y en 1 Juan 4:18 la Escritura
habla del amor como un arma que “echa fuera el temor”. Luego agrega: “Porque el temor lleva en sí castigo”.
Jesús habla de los “verdugos” refiriéndose a quienes no perdonan: “Entonces su señor, enojado, le entregó a
los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía. Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no
perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas” (Mt 18:34-35). De modo que un demonio de
temor puede traer demonios que atormentan. La falta de perdón puede invitar a los torturadores a la vida de
una persona. Los demonios son como cucarachas, como dijimos anteriormente; tienden a incrementar su
número si no se los expulsa por el poder de Dios.

Décimo, existen niveles de demonios dentro de las jerarquías demoníacas. Lucas 11.26 dice que el demonio
“Entonces va, y toma otros siete espíritus peores que él”. Las entidades demoníacas viven en varios niveles
de maldad. Aquí un demonio recluta siete más para ocupar este huésped. Si una persona tolera un poquito
del mal, luego le vendrá más mal.

Undécimo, los demonios son un problema para los cristianos de hoy. Efesios 6:12 dice que estamos en una
lucha cuerpo a cuerpo “contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este
siglo, contra huestes espirituales de maldad”. Aunque estos espíritus no pueden poseer a un cristiano en su
espíritu, pueden afligir el cuerpo y oprimir la mente. Debemos estar muy alertas para imponer la victoria de la
cruz sobre estas fuerzas malignas.

Duodécimo, los demonios están involucrados en el engaño a los creyentes por la enseñanza de falsas
doctrinas. Primera Timoteo 4:1 dice: “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos
apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios”. En estos últimos días
los demonios están seduciendo y engañando a muchos por medio de falsas enseñanzas. El mero hecho de
que una persona agite su Biblia y actúe de manera espiritual no significa que su ministerio esté ungido por
Dios. El engaño religioso es el peor de los controles demoníacos.

Para concluir dejemos en claro que ignorar la verdad sobre las fuerzas demoníacas es vano y peligroso. Al no
afrontar la verdad acerca de nuestro enemigo dejamos a la iglesia y a nosotros mismos mal preparados para
la feroz batalla. ¿Cuántas víctimas espirituales serán necesarias antes de que la iglesia despierte a la realidad
de la guerra espiritual?

—Extracto tomado del libro Una guía esencial para la guerra espiritual de Ron Phillips. Una publicación
de Casa Creación. Usado con permiso.

- See more at: http://vidacristiana.com/index.php/component/content/article/286-articulos/19372-


d#sthash.45xYENd9.dpuf

CORO BEERSEBA
17 de diciembre
Centro Cultural
Cd. Guerrero
5:30 p.m.